42 años de publicación gratis

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

“…que contendáis por la fe…” Judas 3

Año XXXXII, No. 9 SEPTIEMBRE 2012

Índice:

Esperanza de la venida de Cristo.

La apostasía.

Del escritorio del Editor.

Por qué los Bautistas No Conformistas rechazan todos los credos (IX parte).

Por qué los Bautistas No Conformistas adoran a Dios en el día domingo (X parte).

Por qué los Bautistas No Conformistas creen en el sostén del pastor (XI parte).

Por qué los Bautistas No Conformistas envían misioneros a otros países (final).

Creciendo en la gracia (IX, X, XI, XII partes).

Qué creemos (XIII, XIV, XV, XVI partes).

¿Dónde están los muertos? (final).

¿Son cristianos los “Testigos de Jehová”?

La Nueva Iglesia Apostólica expuesta.

Respuesta a una carta.

Recomendaciones sobre cómo educar a nuestros hijos.

Errores de los Adventistas del Séptimo Día.

Un resumen de la Biblia.

Comentario.

La última palabra.


Esperanza de la venida de Cristo.

TEXTO: 1 Tesalonicenses 4:13-18.

Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis de los que duermen, para que no os entristezcáis como los demás que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, de la misma manera Dios traerá por medio de Jesús, y con él, a los que han dormido.

Pues os decimos esto por palabra del Señor: Nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, de ninguna manera precederemos a los que ya durmieron. Porque el Señor mismo descenderá del cielo con aclamación, con voz de arcángel y con trompeta de Dios; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros, los que vivimos y habremos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes, para el encuentro con el Señor en el aire; y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos, los unos a los otros con estas palabras.”

Aquel día se acerca. ¿Eres tú preparado? ¿Eres tú enseñando los miembros de tu asambleas esta verdad? Si no, ¡hágado!


La apostasía.

(Tomado en parte de “The Berean Call”)

La apostasía (enseñanzas y prácticas que son contrarias a la Biblia y que seducen y engañan a los creyentes) está desenfrenada en las asambleas evangélicas de hoy (vea 2 Tesalonicenses 2:3; 1 Timoteo 1:19; 4:1; 2 Timoteo 4:4; Hebreos 3:12; 2 Pedro 3:17). Aunque la Biblia ha sido atacada continuamente, el engaño original de la serpiente (Satanás) de poner en duda la Palaba continúa siendo lo más letal para el creyente. Este proceso se manifiesta en arrancar, desplazar y separar creyentes del conocimiento, entendimiento y dependencia de las Escrituras. El objetivo está en crear o producir cristianos superficiales, sin ninguna profundidad y arraigamiento en las verdades de las Escrituras y que, por lo tanto, estos “creyentes analfabetos en la Biblia” no tengan una base ni interés en discernir entre la verdad Bíblica y el error. Aunque tienen Biblias raramente las leen, prefiriendo averiguar su contenido por medio de otros libros acerca de la Biblia.

Por eso no tienen mucho interés en la sana doctrina. El mayor énfasis está en lo experimental y emocional, vea 2 Timoteo 4:3, 4.

Hace años, las tendencias extremas de los Carismáticos y Pentecostales fueron el motivo obvio de lo que escribió Pablo. Estos grupos tenían una obsesión con la sanidad, la prosperidad y la regeneración espiritual a través de señales y prodigios. Estas tendencias prevalecen aún hoy en casi todas las iglesias evangélicas creando un caos y un resultado desastroso.

El mayor error en las asambleas evangélicas de hoy es que tales experiencias (sentimientos, emociones, pasiones, intuiciones, etc.) han venido a ser la guía principal por la cual se trata de establecer una espiritualidad verdadera (vea Proverbios 14:12; 16:25). La “muerte” es separación del espíritu y del alma del cuerpo físico; y también es separación del ser humano de la luz de la verdad de Dios, Isaías 8:20.

Hoy en día hay muchas manifestaciones de este tipo de infección, cuyo énfasis está en las señales y prodigios, sanidad por fe, prosperidad, los nuevos “apóstoles” y los nuevos “profetas”, el domino del reino, misiones para redimir la cultura, estrategias para la guerra espiritual, sanidad interna, los 12 pasos, psicología cristiana, activismo social evangélico, la vida con un propósito, el resurgimiento de la iglesia, ecumenismo, (Página 2) misticismo, entretenimiento en las iglesias, adoración contemporánea, versiones bíblicas que se acomodan a la cultura y tiempos actuales. Todos estos movimientos están en clara oposición a la Palabra de Dios, y aún así miles de los “llamados cristianos” siguen entusiastamente a estas corrientes que destruyen lentamente la verdadera asamblea evangélica.

Aunque los métodos son diferentes, todos tienen algo en común: mientras que afirman seguir las Escrituras, ya sea por ignorancia, delirios propios o engaños, traicionan y debilitan las enseñanzas de la Biblia. Este tipo de experimentación en la iglesia está en directa contradicción y oposición con la sana doctrina y está preparando el camino para que la iglesia caiga en la Apostasía.

Algunos están fomentando una enseñanza cuya manifestación es que el modo de comunicación de Dios con Su iglesia es hablar directamente con la gente, aparte de la Biblia, a través de sus nuevos apóstoles y profetas. Este “nuevo método” se llama la “Rema de Dios”, y está en contraste con el “Logos” (Palabra) que es la forma escrita. Dicen que Dios está instruyendo a la iglesia en nuevas enseñanzas a través de Sus nuevos profetas. Por lo tanto, la Biblia tiene poco valor.

El propósito de estas enseñanzas promulgadas es atraer más creyentes, propagando y fomentando la experiencia personal de analizar las cosas espirituales. La doctrina sana ha sido puesta a un lado, mientras estas iglesias enfocan las “necesidades emocionales” de las personas a quienes ven como cristianos potenciales.

La realidad espiritual de la convicción del hombre de su pecado no es muy popular en nuestros días. Las enseñanzas superficiales de las “iglesias modernas” y el uso de los métodos del mundo para atraer a los perdidos, han convertido a la iglesia evangélica en un “Titanic” que ignora las advertencias cruciales necesarias para mantener a flote nuestra vida espiritual. La iglesia moderna está hundiéndose en un océano de corrupción, de desobediencia, de ignorancia, y de indiferencia. ¡Y lo inaudito es que la mayoría de estos individuos son personas que profesan su fe en la Biblia! Véase 1 Timoteo 4:16. (Fin)


Del escritorio del Editor.

Te invito a leer 1 Samuel 7:1-6. Lo que sucedió en aquel tiempo está sucediendo hoy: los líderes de la nación de Israel han dejado la Palabra de Dios y le han permitido a la gente adorar a dioses paganos. El Profeta Samuel les dijo: “Quitad los dioses ajenos y a Astarot (diosa de los enemigos, los incrédulos) de entre vosotros, y preparad vuestro corazón a Yahvé, y solo a Él servid”.

Hermanos pastores: Muchas asambleas cristianas han dejado entrar a Astarot. ¿Cómo es esto? Astarot se encuentra en la falsa doctrina que se enseña hoy en muchas asambleas bautistas.

1. El dios del emocionalismo. Esto se ve en muchas asambleas donde levantan las manos, lloran, hacen movimientos corporales, etc. Sí, yo sé lo que Pablo dijo en 1 Timoteo 2:8, “hombres (establece un contraste con las mujeres, los hombres son líderes durante las reuniones) levantando manos santas”, es decir, que representan una vida santa.

2. El dios de la salud y la prosperidad. No hay ninguna enseñanza en las Escrituras que diga que el creyente tiene la promesa de riquezas ni de prosperidad. El don de sanar se cumplió con los Apóstoles. La regla para nosotros a practicar hoy es la sanidad de Santiago 5:14-16. El enfermo debe llamar a los ancianos, y no los ancianos llamar a los enfermos. No hay ninguna base que respalde lo que está sucediendo con los “evangelistas” en la televisión. El aceite se usa para el tratamiento de muchas enfermedades. Hoy usamos la penicilina, y muchos otros fármacos. El enfermo debe confesar sus pecados. Solamente Dios puede perdonar. El don de sanidad terminó aun antes de la muerte de los apóstoles. Fue una señal para los judíos incrédulos. Respecto a las riquezas vea Mateo 6:19-21; Marcos 4:19, etc.

3. El dios del materialismo. Vea Lucas 12:15.

Es tiempo, pastor, de pensar en cuál es tu llamamiento por parte de Dios. En 1 Timoteo 3:1-13; 4:12-16 y 2 Timoteo 3:1-8 se nos instruye cómo debemos usar nuestro llamamiento.

Estoy llamándolos a regresar a lo que dicen las páginas de la Biblia, en vez de escuchar y tratar de imitar a los predicadores “famosos” de la tele. (Fin)


Por qué los Bautistas No Conformistas rechazan todos los credos (IX parte).

TEXTO: 2 Timoteo 3:16, 17.

PROPÓSITO: Mostrar que las Escrituras constituyen la regla de fe y práctica en asuntos de cristianismo.

I. Aceptamos que la Biblia de 66 libros es la única revelación dada al hombre por el Creador.

1. Nuestro “credo” es la Biblia.

2. Dios, el Creador, usó unos 40 hombres dirigidos por el Espíritu Santo para escribir los Libros (2 Pedro 1:21). Por eso todas las Escrituras son inspiradas por Dios y en los manuscritos originales en hebreo y en griego no hay ningún error. (Sí hay errores de traducción en nuestras versiones hechas por hombres).

3. Nosotros no hacemos caso de las “iglesias” que dicen que tener “más revelaciones” de Dios porque:

(1) Su “revelación” vino de forma espectacular.

(2) Cuando estaban buscando la “verdad” llegaron tales revelaciones. Amigo, usted no puede añadir a la verdad que ya tenemos.

(3) Dicen tener un ministerio “superior” a los que solo usamos las Escrituras.

(Página 3) (4) Rechazan la EKKLESÍA que Jesucristo fundó y todavía está edificando, siendo que tienen sus propias “iglesias” fundadas por hombres y mujeres.

(5) Ridiculizaron a los B.N.C. porque aceptamos solamente lo que dicen las Escrituras.

4. Por eso, no debemos comprar ni leer las revistas que estos falsos publican.

5. También hay que tener cuidado con la versión de la Biblia que usas. Yo recomiendo la Versión Reina – Valera de 1960. Nunca debes usar un “paráfrasis”.

II. Solamente la Biblia provee perfectamente las doctrinas verdaderas.

1. Nuestro texto dice: “Toda la Escrituras es útil”. Esto quiere decir que las Escrituras son valiosas y benéficas.

2. A veces los libros escritos por autores humanos tienen algo de valor, pero nunca en comparación con las Escrituras.

3. Las Escrituras son útiles para enseñar doctrina. Para el creyente la Biblia es el único Libro que se debe usar para basar sus creencias. Cualquier doctrina que no se base en las Escrituras es falsa, 2 Timoteo 4:2, 3.

III. Solamente la Biblia contiene la verdadera amonestación (acción de reconvenir, echar en cara).

1. La amonestación es la reprensión con el propósito de traer al hermano a la confesión de sus pecados.

2. Es útil predicar las Escrituras siendo que tal predicación revela el pecado, refuta el error y contrarresta la herejía.

(1) Sí, la Biblia revela el pecado, 1 Juan 3:4.

A. El pecado es la negación del derecho de Dios a gobernar la vida, 1 Juan 1:8.

B. Cualquier pecado es feo y repulsivo.

C. Dios aborrece el pecado, Proverbios 6:16-19.

D. El pecado es una ofensa seria, Romanos 6:23 b.

(2) Sí, la Biblia refuta el error. Cualquier error de enseñanza o práctica pueden ser refutado usando las Escrituras.

(3) Sí, la Biblia contrarresta le herejía. Cualquier herejía puede ser contrarrestada usando las Escrituras. Hermano, ¿por qué no estamos haciéndolo?

IV. Solamente la Biblia provee la corrección (acción y efecto de enmendar lo errado, advertir, reprender, mejorar la conducta).

1. Una vez que el pecado ha sido revelado, hay un remedio para este, Proverbios 28:13.

2. La Biblia enseña que el creyente que ha caído en pecado puede ser restaurado con Dios (1 Juan 1:9). La confesión tiene que hacerse ante Dios quien está ofendido y tiene la autoridad para perdonar, Salmo 51:1-12.

V. Solamente la Biblia provee instrucción en justicia (la vida justa que es el fruto de salvación).

1. Cada creyente debe desear ser maduro espiritualmente y estar equipado para servir a Dios.

2. Dios espera que Sus hijos vivan una vida que Le agrade.

3. La Biblia instruye al creyente cómo vivir una vida piadosa.

Conclusión: Los B.N.C. no necesitan credos de denominaciones ni versiones modernas de la Biblia llamadas “revelaciones nuevas”. Tienen la Biblia que da todas las instrucciones para vivir correctamente (Tito 2:12), la cual instruye contra el pecado (Salmo 119:11), e instruye al creyente cómo debe caminar en esta vida, Salmo 119:105.


Por qué los Bautistas No Conformistas adoran a Dios en el día domingo (X parte).

TEXTOS: Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2.

PROPÓSITO: Mostrar que desde el día de la resurrección de Jesucristo, el domingo fue adoptado por los apóstoles como el día de descanso y de adoración a Dios y a Su Hijo Jesucristo.

I. Por qué Jesús resucitó de la tumba temprano en el día domingo.

1. Existe la tendencia a olvidar que el domingo debe ser un día de descanso, un día dedicado a Dios para Su adoración, no un día de placer ni de trabajo.

2. Las Escrituras dicen que el domingo es el día que Dios escogió para la resurrección de Su Hijo (Mateo 28:1). En Marcos 16:1 dice “cuando pasó el sábado”. En estas palabras podemos aprender algo profundo: indican el fin de una era. Una vez que el Señor resucitó, terminó la era (tiempo) de la Ley y de las reglas del A.T. (Colosenses 2:16, 17).

3. Muy pocos saben que el domingo fue un día de adoración durante el A.T. La fiesta de las primicias se celebraba los domingos y no los sábados (Levítico 23:9-12; 1 Corintios 15:20). El día cuando el Señor llegó a ser la Piedra Angular (Efesios 2:20, el día de Su resurrección), sería un día especial de regocijo porque Dios lo hizo así, Salmo 118:22-24; Hechos 4:8-11.

II. Por qué Jesucristo se apareció a Sus discípulos aquel día después de Su resurrección. Casi todas las apariciones del Señor durante aquellos cuarenta días sucedieron en el domingo.

1. Apareció primeramente a María Magdalena, Juan 20:11-18.

2. Luego a las otras mujeres, Mateo 28:1-10.

3. A los dos discípulos, Lucas 24:13-15.

4. A los apóstoles, estando Tomás ausente, Lucas 24:36.

5. A los apóstoles después de ocho días, estando presente Tomás, Juan 20:26.

(1) Siendo que el Señor se reunió con Sus discípulos no menos de seis veces en el día domingo, esto ha establecido una precedencia (prioridad) que Sus seguidores en las asambleas deben seguir.

III. El Señor le dio Su Gran Comisión a los representantes de las asambleas en el día domingo, Juan 20:19-21.

1. Con aquella Gran Comisión Jesucristo les dio el poder divino para llevarla a cabo (Lucas 24:49; Hechos 1:8), y aquella promesa se cumplió en el festival cuando judíos de todas partes de Palestina llegaron a Jerusalén, Hechos 2:1-4.

(Página 4) 2. Nótese bien que aquel día tuvo lugar un domingo. Levítico 23:15, 16 dice: “Hasta el día siguiente del séptimo día de sábado (es decir, domingo) contaréis cincuenta días”. Por eso, el día de la fiesta cayó día domingo. No fue un “accidente” que Dios escogiera tal día para dar poder a Su EKKLESÍA.

IV. Por qué los ejemplos dados en las páginas del N.T.

1. Los que adoran a Dios en el séptimo día insisten que Pablo guardó el sábado. Jesucristo también lo guardó ya que Él era judío. Pablo se aprovechó de aquel día para alcanzar a los judíos que se reunían en las sinagogas, Romanos 9:1-3; 10:1.

2. Pablo nunca instruyó a los creyentes a guardar el sábado, véase Colosenses 2:16. Cuando él se reunió con los creyentes fue el domingo, Hechos 20:7.

3. El domingo fue el día aceptado comúnmente como el día de descanso y de adoración por todas las asambleas durante el primer siglo, y no podemos encontrar ninguna prohibición en el N.T para condenar tal práctica.

4. Pablo instruyó a las asambleas de Galacia y de Corinto para que, “en el primer día de la semana” (domingo), entregaran una ofrenda para los creyentes pobres de Jerusalén (1 Co. 6:2). Esto indica que aquella asamblea se reunía el domingo.


Por qué los Bautistas No Conformistas creen en el sostén del pastor (XI parte).

LECTURA: 1 Corintios 9:1-18

TEXTOS: Gálatas 6:6; 1 Timoteo 5:17, 18.

PROPÓSITO: Mostrar por qué los miembros de una asamblea deben dar de sus ingresos para sostener al pastor.

I. Existe la necesidad. Si una asamblea tiene un pastor es justo que aquel siervo de Dios reciba lo suficiente para el cuidar de su familia. Es el plan de Dios que cada asamblea tenga uno o más pastores, así como ancianos y obispos. Según los textos citados es la voluntad de Dios que cada asamblea de sostén al pastor.

1. Cada miembro (no los incrédulos por medio de la venta de cosas) debe sostener la asamblea con su talento, su tiempo y con una parte de sus ingresos, 2 Corintios 8:1-5.

2. Dando sostén, que es una “gracia” (2 Corintios 8:7). Véase 2 Corintios capítulos 8 y 9.

(1) Las ofrendas deben ser un don natural, una disposición creada por el Espíritu Santo que mora en el creyente, 2 Co. 8:7.

(2) En contraste con la Ley del A.T., que demandaba el sostén de la obra de Dios, el N.T. dice que el sostén es voluntario, con sinceridad y amor, de corazón y no por fuerza, 2 Corintios 8:8-12; 9:1, 2, 5, 7.

(3) Es un privilegio sostener la obra de Dios, 2 Corintios 8:1-3. Nótese 1 Corintios 16:1, 2.

(4) La cantidad del sostén debe ser en proporción al ingreso, 2 Corintios 8:12.14. Nótese 1 Corintios 16:2.

A. No debe confundirse con el “diezmo” del A.T. El creyente no está obligado a dar un “diezmo”, sino a dar todo cuanto le sea posible.

(5) Hay recompensas para el creyente que cumple con esta “gracia”:

A. Alegría, 2 Corintios 8:2.

B. Habilidad para dar más, 2 Corintios 9:7-11.

C. Agradecimiento a Dios, 2 Corintios 9:12.

D. Que ambos, Dios y el Evangelio, sean glorificados, 2 Corintios 9:13, 14.

(6) En 1 Corintios vemos los aspectos esenciales de ofrendar (con relación al sostén dado a los pobres en Jerusalén):

A. El tiempo: día domingo, durante la reunión.

B. Cuándo: cada semana.

C. Quiénes: cada uno.

D. Base: “en proporción a cómo esté prosperando”.

E. Manera: “ofrendas”, no hay mención del diezmo.

(7) Es la voluntad de Dios que cada creyente dé voluntariamente, generosamente, 2 Corintios 8:12, 14.

(8) Los que dan estarán contentos, 2 Co. 9:7.

(9) Un espíritu de generosidad pone a la asamblea en posición para recibir las bendiciones de Dios, 2 Co. 9:6.

(10) Es la voluntad de Dios que la asamblea alivie al pastor de sus cargas, 1 Corintios 9:7-14.

(12) Pablo pidió disculpas pues fracasó en no enseñar a dar el sostén, 2 Corintios 12:13, véase 2 Corintios 11.8.

III. Dando sostén a la asamblea se honra a Jesucristo.

1. Él es la Cabeza, Efesios 3:20, 21.

2. Reconoce que Dios es el Dueño de todo y que el creyente es un mayordomo.

3. Véase lo que dijo Jesucristo en Mt. 10:8; 22:21; Hch. 20:35.

IV. La cantidad debe ser motivada por un amor divino, Mateo 6:19-21.


Por qué los Bautistas No Conformistas envían misioneros a otros países (final).

TEXTOS: Mateo 28:16-20; Hechos 13:1-4.

PROPÓSITO: Mostrar que cada asamblea tiene la comisión de predicar las Buenas Noticias a cada persona en todas partes del mundo.

INTRO: La palabra “misionero”: persona enviada con un encargo, persona que evangeliza en tierra de infieles. La palabra puede ser reemplazada con la palabra “enviado”, Hechos 13:4.

I. Tenemos una comisión (orden y facultad que da una persona a otra para que ejecute algún encargo o medie en algún negocio).

1. Las Asambleas Bautistas No Conformistas son, por su naturaleza y su práctica, asambleas que llevan a cabo la obra de evangelización en todas partes del mundo.

2. Cada asamblea existe porque un “misionero” (uno enviado) llegó y comenzó la obra.

(Página 5) 3. Al enviar a otros evangelistas a otros países estamos cumpliendo con la Gran Comisión.

4. La asamblea que no practica el evangelismo no es del Señor, pues ha rechazado Sus mandamientos.

5. La Gran Comisión enfatiza la naturaleza misionera y la responsabilidad de cada asamblea verdadera del Señor, Mateo 28:19, 20.

6. Jesús enfatizó la responsabilidad de Sus asambleas en la obra de evangelización, Mateo 28:18; Juan 20:21; Hechos 1:8.

7. La Gran Comisión contiene tres partes:

(1) Cada asamblea tiene que predicar las Buenas Noticias en todas partes del mundo.

(2) Sobre la autoridad de la asamblea, los nuevos convertidos deben ser sumergidos (esta es la confesión pública, Lucas 12:8, y la entrada a ser miembro de tal asamblea) después de dar su testimonio públicamente, Hechos 2:47.

(3) Es la responsabilidad de la asamblea enseñar la doctrina a cada nuevo miembro. Ten cuidado en no añadir más a la Gran Comisión (educación secular, agricultura, hospitales). Estas cosas son buenas pero no forman parte de la Gran Comisión.

8. ¿Por qué debemos enviar misioneros a todas partes del mundo? Para cumplir la Gran Comisión. Si no lo hacemos se está negando la propia naturaleza de la asamblea del Señor.

II. Cada asamblea del Señor tiene las Buenas Noticias:

1. Tiene miembros que testifican a sus propias familias, vecinos, etc. Una vez que estos últimos reciben a Jesús como Salvador, es el deber de la asamblea bautizarlos y enseñarles a su vez cómo salir y testificar ellos mismos a los demás.

2. Pero, ¿quiénes van a testificar a los incrédulos del otro lado del mundo? Esta es la obra de los enviados, es decir, los misioneros.

3. Pablo dio cuenta de las Buenas Noticas en 1 Co. 15:1-4. Aquí encontramos que la substancia de la historia es “misionera”, vea Romanos 1:16.

4. La obra final de Jesucristo como Sustituto por el pecador está disponible para todo el mundo, aunque muchos no van a recibirla, 1 Timoteo 410.

5. Jesús dijo que la asamblea tiene que proclamar las Buenas Noticias “a todas las naciones” (Marcos 13:10) antes que Él regrese para establecer Su reino terrenal.

III. Tenemos ejemplos de la obra misionera en las Escrituras:

1. La Biblia es en sí misma un “libro misionero”. Es la revelación del plan de Dios y Su propósito para la raza humana.

2. El N. T. es un Libro principalmente misionero:

(1) Los primeros cuatro libros presentan a Jesucristo como el “centro” de toda obra misionera.

(2) El libro de los Hechos de los Apóstoles graba bien las actividades misioneras de aquel tiempo.

(3) Desde Romanos hasta Judas se instruye a las asambleas cómo hacer la obra misionera.

(4) El Libro de Apocalipsis indica la naturaleza misionera de Dios, de Jesucristo, de los mensajeros de Dios y de la gente de Dios, Apocalipsis 1:1.

(5) Cada autor de los libros del N.T. fue un misionero, un enviado, por eso sus libros hablan mucho acerca de la obra misionera.

3. Hay ejemplos de la obra misionera en las páginas del N.T.:

(1) Cuando Jesús seleccionó a los doce apóstoles les dio un mandato misionero: “Id, más bien, a las ovejas perdidas de la casa de Israel”, Mateo 10:6.

(2) Cuando Jesús llamó a los setenta los envió como misioneros, Lucas 10:1.

(3) En Hechos hay un claro ejemplo de la asamblea enviando misioneros, 13:1-4.

(4) Dios le dijo a Pablo que él era un misionero, Hch.26:16-18.

4. ¿Por qué deben enviar misioneros las asambleas? Porque el N. T. se llena de ejemplos de gente enviada con este propósito a proclamar las Buenas Noticas a todas partes del mundo.

IV. Tenemos una llamada a hacer la obra misionera:

1. El Espíritu Santo dijo en Hechos 13:2, “Apartadme (…) para la obra a la que los he llamado”.

(1) Este pasaje nos enseña que Dios el Espíritu Santo llama a la gente a ser misioneros.

(2) Si Dios ha llamado a una persona a servirle como “enviado”, tal persona debe cumplir con el llamamiento. Si no es un rebelde.

2. En un sentido cada creyente es un “enviado”, pero Jesús ha llamado a ciertas personas a separarse del mundo para servir a Dios a tiempo completo.

3. La obra misionera es costosa. Esta es la razón por la cual Jesús usó el ejemplo de la mujer, quien con gran sacrificio derramó sobre Él un frasco de perfume muy costoso, Mt. 26:13.

(1) Es la responsabilidad de cada asamblea dar algo cada mes para el sostén de la obra misionera en otras partes del mundo.


Creciendo en la gracia (IX parte).

TEMA: Conociendo el camino de victoria.

INTRO: El Señor quiere que conozcamos la victoria que podemos hacer nuestra diariamente. Él ya ha hecho que esta victoria sea posible para todo cristiano. Nuestra experiencia diaria debe ser andar en victoria. Por victoria queremos decir que vivimos con un testimonio de la gracia de Dios a pesar de la tentación, que nos permite regocijarnos en las pruebas, y es una liberación de los pecados y de los hábitos que nos detienen. Hay tres cosas básicas que debemos hacer para poder andar en victoria:

I. Regocijaos en el Señor, 1 Ts. 5:16; Filipenses 4:4.

1. El gozo es una cierta señal de victoria y fortaleza en nuestras vidas cristianas. Debe ser la norma en cada vida cristiana, Nehemías 8:10.

Página 6) (1) Cuando el gozo del Señor no está presente como debería, siempre hay alguna razón:

A. Puede ser debido a alguna condición física.

B. Puede ser que haya pecado en nuestras vidas. Cuando pecamos apagamos o retardamos el ministerio que el Espíritu Santo hace por medio de nosotros, y no se puede producir el gozo. Debemos confesar ese pecado y dejar que el Señor mismo nos restaure ese gozo, 1 Juan 1:9; Salmo 51:2, 3, 8-10.

(2) Para mantener el gozo y la fortaleza de su salvación:

A. Mantenga un compañerismo y una relación cercanos con Dios, 1 Juan 1:7-9.

B. Confiese su pecado tan pronto como sea descubierto en su corazón, Salmo 32:1-5.

C. Nunca mire su situación inmediata desde el punto de vista humano, sino mantenga sus ojos en Cristo, quien da la habilidad de conquistar las situaciones en la vida, manteniendo en mente Filipenses 4:13. Si ponemos nuestros ojos en las situaciones y circunstancias de la vida, permitiremos que nuestro gozo sea sustituido por el temor, la preocupación, la desconfianza, Filipenses 4:4, 6-8; Salmo 5:11; 63:7.

II. Reconozca la vieja naturaleza. Antes de ser salvo, usted no tenía nada más que la vieja naturaleza pecaminosa (Efesios 4:22; Colosenses 3:8, 9; Gálatas 5:16-17). Al momento de aceptar a Jesucristo como su Salvador, usted recibió una nueva naturaleza. Esta nueva naturaleza es literalmente Jesucristo en usted, la implantación de la naturaleza Divina, la cual es la presencia del Espíritu Santo y la morada de Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo, Efesios 4:24; Colosenses 3:10; 1 Juan 3:9, 10.

1. Por lo tanto, para poder entenderse a sí mismo correctamente, uno necesita darse cuenta que como cristiano ahora tiene dos naturalezas. Una es la naturaleza de pecado que recibió al nacer; y también tiene la naturaleza de Jesucristo que vino a ser suya al momento de aceptarlo.

2. Usted experimentará que la vieja naturaleza, con la que usted nació, trata de alejarlo de Dios y de las actividades cristianas.

(1) Trata de hacer que continúe su vieja vida pasada de pecado.

(2) Trata de hacerlo egocéntrico.

(3) Trata de apagar todas las actividades espirituales:

A. La oración.

B. La lectura de la Biblia.

C. Testimonio a los perdidos.

D. Ir a los cultos.

(A) Esta naturaleza pecaminosa no puede agradar a Dios, Romanos 8:7, 8.

3. Al mismo tiempo, la nueva naturaleza tira de sus pensamientos urgiéndolo a usted a dejar que tanto su vida como sus actividades estén centradas en Cristo. Esta naturaleza le invita a llenar su vida con Cristo, vivir una vida rendida de gozo y de obediencia.

4. En medio de todo esto se libra una tremenda batalla. Pablo habla mucho de esta experiencia en Romanos capítulo 7.

(1) Luego en Gálatas 5:17 Pablo habla del conflicto del creyente.

(2) Es bueno que usted se dé cuenta que estas dos naturalezas siempre estarán presentes en su vida. Le toca a usted determinar cuál naturaleza controlará su vida. Todo depende de usted, Romanos 8:5-13.

(3) Dios nos ha dado la respuesta claramente en Gálatas 5:16.

A. Debemos andar en el Espíritu. Debemos hacer morir de hambre a la vieja naturaleza y alimentar a la nueva.

(4) Las actividades de la vieja naturaleza se mencionan en Gálatas 5:19-21.

(5) El carácter de la nueva naturaleza se menciona en Gálatas 5:22, 23.

III. Respuesta a la victoria de Dios para usted. ¡Qué bueno es estar del lado ganador!

1. En la competencia más grande jamás librada, en Cristo Jesús hemos sido representados por Él. Allí en la cruz Jesucristo salió victorioso por nosotros:

(1) Allí las fuerzas del pecado, la muerte, el infierno y la tumba fueron derrotadas.

(2) Allí, el archienemigo de nuestras almas, Satanás, fue vencido.

(3) El pueblo de Dios debe ser un pueblo vencedor, victorioso, véase Ro. 8:37; 1 Co. 15:57; 2 Co. 2:14; 1 Jn. 5:4.

2. ¿Cómo obtenemos esa vida de victoria en Cristo? Ya es nuestra por la posición que tenemos en Él, Él es nuestra victoria, Efesios 6:10.

(1) En Él ya hemos ganado la victoria. Es nuestra porción regocijarnos en Su victoria, Filipenses 4:4.

3. ¿Cuáles serán los resultados de una vida cristiana victoriosa?

(1) Hay contentamiento personal.

(2) Hay un gozo y una estabilidad tales que van a afectar su vida diaria y su personalidad.

(3) Luego usted llega a ser una fuente de reto y bendición para otros.

(4) Un creyente victorioso siempre es una bendición para otros. Su vida puede contagiar a otros.

(5) Usted será un mejor testigo de Jesucristo si usted es victorioso en su vida cristiana.

Conclusión: El éxito de las primeras asambleas consistió principalmente en el hecho de que los individuos que las componían tenían una cualidad de victoria y poder en el Señor, que atraía a otros. Nosotros también lo podemos tener en la actualidad, 2 Pedro 1:4; 2 Timoteo 1:7; Efesios 6:10-18.





(Página 7) Creciendo en la gracia (X parte).

TEMA: Afrontando los problemas y peligros.

INTRO: Muchos recién convertidos piensan: “Ahora que soy salvo, todos mis problemas se han terminado”. No es así. Satanás detesta ver que la gente acepta a Jesucristo, y él se ha convertido ahora en su enemigo.

Todo cristiano debe reconocer los peligros que afronta, y saber así cómo lidiar mejor con ellos.

I. Peligros que afronta el creyente en Cristo Jesús.

1. Usted afrontará persecución, 2 Timoteo 3:12.

2. No permita que esto lo desanime, Jn. 15:19, 20; Mt. 5:10.

3. Las primeras asambleas experimentaron persecución, Hechos 4:1-3; 18-21; 5:41; 8:1.

4. Es normal que los inconversos del mundo no comprendan y nos presionen por causa de nuestra fe, 1 Pedro 4:14.

5. Cuando los seres amados y los amigos le reprochen por su fe en Jesucristo le sugerimos las siguientes reacciones:

(1) Muéstreles amor y comprensión.

(2) Tenga un interés y una carga definidos por ellos ya que ellos se encuentran en la condición de perdidos, y no pueden ni tienen la habilidad para comprender.

(3) Ore por sí mismo para que pueda usar de buena sabiduría en la forma de tratarlos y de manejar la situación.

(4) Ore por ellos con sabiduría y preocupación por su condición espiritual.

II. Usted afronta a un enemigo experto. La Biblia enseña que hay un diablo personal que va a hacer todo lo que esté de su parte para vencernos, 1 Pedro 5:8.

1. Puede aparecerse como león rugiente, o puede aparecerse como ángel de luz, 2 Corintios 11:4.

2. Cuando viene como ángel de luz, Satanás está usando la técnica de la mentira para engañar, Juan 8:44; Ap. 20:10.

3. Satanás es:

(1) El dios de este siglo, 2 Corintios 4:4.

(2) El que resiste y pelea con el creyente, 2 Co. 2:11.

(3) El adversario que acusa a los hermanos, Ap. 12:10, 12.

(4) El enemigo que se opone a todo lo que es de Dios, Mateo 13:38, 39; Efesios 6:12.

(5) El tentador que nos induce a pecar, 1 Ts. 3:5.

III. Cómo tener victoria sobre Satanás, Stg. 4:7; 1 P. 5:8, 9.

1. ¡Resista! Eso significa decir “no”. En toda posible tentación o problema debemos preguntar: “¿Agradará esto a Dios, o agradará a Satanás? I Corintios 10:31.

2. Usted debe afrontar al mundo pecador, 1 Juan 2:15-17.

(1) Hay tres cosas:

A. Que los creyentes no deben amar el sistema del mundo.

B. Si el creyente ama el sistema del mundo, el Padre no le ama.

C. El “mundo” es el sistema que es contrario a la Palabra de Dios, 2 Corintios 4:4; 1 Juan 5:19; Santiago 4:4.

(2) Jesucristo advirtió al creyente, Lc. 21:34. Véase Ro. 12:2.

3. Usted afronta decisiones en su vida Cristiana.

(1) Decisiones respecto a su participación en el mundo:

A. No usando lenguaje soez (grosero, bajo, indigno, vil).

B. No leyendo material pornográfico.

C. No participar, ni escuchar, ni decir chistes sensuales o sucios.

D. No asistir, ni ver en la casa, películas carnales.

E. No usar bebidas alcohólicas de ninguna clase.

F. No dañar el cuerpo con el uso de tabaco o de drogas.

(A) Véase 1 Corintios 10:31.

4. Decisiones sobre sus amistades:

(1) Tenga cuidado con sus amistades; van a serle de gran influencia, 1 Corintios 15:33.

(2) Tenga cuidado de no elevar a la gente por encima del Señor Jesucristo.

5. Usted afronta a un enemigo interno: ¡la carne!, Gálatas 5:17, 19-23.

5. Encontrará problemas que lo pondrán a usted a prueba, Juan 16:33; Santiago 4:4.

(1) Vea el consejo de Jesucristo; Lucas21:34.

6. Usted afronta decisiones en su vida cristiana cada día. ¿Qué debe hacer?

1. Reconozca que Dios no le ha abandonado. Él permite que vengan pruebas en la vida y son para fortalecernos en la fe.

2. Reconozca que Dios tiene un propósito en las pruebas, Romanos 8:28.

3. Descanse en el Señor, Salmo 37:1. Véase 1 Pedro 5:7.


Creciendo en la gracia (XI parte).

TEMA: Conociendo y haciendo la voluntad de Dios.

INTRO: Después de aceptar a Jesucristo como su Salvador, Dios tiene una voluntad perfecta para nosotros. Cuando nos rendimos para andar en Su voluntad es cuando vemos el cumplimiento de Dios en nuestras vidas.

I. Reconociendo la importancia de la voluntad de Dios en nuestras vidas.

1. No podemos planear nuestras propias vidas, Jeremías 10:31; Proverbios 20:24.

2. Dios tiene una voluntad para cada uno de Sus hijos, Romanos 12:2.

3. Jesucristo dio el ejemplo cuando estuvo en la tierra, Juan 5:30; Mateo 26:39. Véase Salmo 40:7.

4. El Apóstol Pablo nos puso un ejemplo:

(1) Cuando él se encontró con Jesucristo Le preguntó: “¿Quién eres, Señor?” (Hechos 4:5). Luego, “¿Señor, qué quieres que yo haga?”, Hechos 9:6.

(2) Pablo sabía que él era un Apóstol, 1 Corintios 1:1; 2 Corintios 1:1; Efesios 1:1.

(3) Pablo deseaba que aquellos creyentes, a los que les ministraba, pudieran conocer la voluntad de Dios en sus vidas, Colosenses 1:9.

(Página 8) 5. Solamente Dios conoce el futuro, Salmo 1:6; Isaías 48:17.

6. Dios quiere que conozcamos Su voluntad, Hebreos 13:20-21; Colosenses 4:12.

7. Dios nos manda conocer Su voluntad, Efesios 5:17.

8. Dios nos manda obedecer Su voluntad, Efesios 6:5, 6.

II. Percatándonos del impacto de la voluntad de Dios en nuestras vidas.

1. Dios nos da bendiciones que perduran toda la vida cuando obedecemos Su Palabra y vivimos por ella en Su voluntad, 1 Juan 2:17; Salmo 1:2, 3; Josué 1:8.

2. El plan de Dios es solamente para los creyentes, Salmo 25:12; 32:8.

3. Dios guiará cada paso del creyente, Sal. 119:105; Pr. 3:6.

4. El plan de Dios es definido y específico, Is.30:21; Pr. 15:19.

5. La voluntad de Dios es lo mejor para nosotros, Romanos 12:1, 2; Salmo 143:10.

III. Respondiendo con una involucración en la voluntad de Dios.

1. ¿Qué debemos hacer para conocer la voluntad de Dios?

(1) Preparación del corazón, Salmo 143:10.

(2) Presentación de la vida, Romanos 12:1; 6:13.

(3) Práctica de Su voluntad, Proverbios 3:5, 6.

IV. Reglas para conocer la voluntad de Dios.

1. Confirmación de la Palabra.

2. Circunstancias que indican Su voluntad.

3. Convicción de que esa es Su voluntad.

4. La crucifixión del yo, Gálatas 2:20.

5. Su consagración a Dios, Salmo 143:10.

6. Consejo de personas consagradas y espirituales.


Creciendo en la gracia (XII parte).

TEMA: Conociendo lo que creemos.

INTRO: Es importante que sepamos lo que creemos y por qué.

I. La Biblia, que es la Palabra de Dios inspirada verbal (cada palabra) y plenamente (completamente). Las Escrituras son nuestra única regla de fe y práctica (2 Timoteo 3:16, 17; 2 Pedro 1:20,21; Salmo 119:89). Las Escrituras están completas.

II. Dios, un Dios Trino, como el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

III. Jesucristo, que Él es Dios (Juan 1:1-4; 10:30). Se hizo Dios-Hombre por el nacimiento de una mujer que no había conocido hombre (Isaías 7:14), procreado del Espíritu Santo. Él es la única esperanza para salvación (1 Pedro 1:18, 19). Un día Él regresará por nosotros y nos llevará hasta el Tercer Cielo (1 Tesalonicenses 4:13-18). Luego él establecerá Su reino de mil años sobre la tierra, Apocalipsis 2:4-6.

IV. El Espíritu Santo, la tercera Persona de la Trinidad.

1. En el pasado Él es el Autor de la Palabra, 2 Pedro 1:21.

2. En el pasado, Él tuvo parte en la creación, Génesis 1:2.

3. En la actualidad, Él mora en cada creyente, 1 Co. 6:19, 20.

V. El hombre... todos son pecadores, Romanos 5:12.

VI. La Salvación, es por gracia, por medio de la fe, Ef. 2:8, 9.

VII. Satanás, una persona, el gran adversario de Dios y de Su pueblo. Él es:

1. Satanás y el diablo, Apocalipsis 12:9.

2. El adversario de los creyentes, 1 Pedro 5:8.

3. El dios de este mundo, 2 Corintios 4:4.

4. El príncipe de la potestad del aire, Efesios 2:2.

5. El príncipe de este mundo, Juan 12:31.

VIII. La vida cristiana. El pueblo de Dios debe vivir vidas santas con buenas obras, no para ganar la salvación sino para mostrar la salvación, Efesios 2:10.

IX. El Tercer Cielo y el Infierno.

1. El Tercer Cielo es el “lugar preparado” para los redimidos en sus espíritus (no tienen cuerpo todavía), hasta la renovación de la superficie de la tierra para la eternidad futura en sus cuerpos resucitados.

2. No hay nadie en el “infierno” GEHENNA todavía. Ahora cada alma perdida va al “mundo invisible”, el lugar de los incrédulos, el HADES/SEOL en el corazón de la tierra, esperando el juicio del Gran Trono Blanco para recibir su castigo en el Lago de Fuego.

X. Eventos del porvenir.

1. El arrebatamiento (en cualquier momento).

2. Seguido por siete años de tribulación.

3. Seguido por mil años del reino de Jesucristo aquí sobre la tierra.

4. Al fin de los mil años, la superficie de la tierra será renovada y preparada para la morada de los redimidos durante la eternidad futura. (Continuará)


Qué creemos acerca del gobierno de una asamblea (XIII parte).

TEXTO: Hebreos 8:5.

INTRO: Dios es un Dios de orden, y Su asamblea no es una excepción. Como Él dio el modelo para el tabernáculo, Jesús ha dado el modelo para Su EKKLESIA. Hoy día vemos cuatro formas de gobierno en las “iglesias”: el papal, episcopal, presbiteriano, y congregacional. ¿Cuál es el de la Biblia?

I. Una asamblea es un cuerpo democrático, y es gobernada por sí mismo usando el Nuevo Testamento como guía.

1. Un miembro no tiene más voz que otros, Mateo 20:25-27.

2. La asamblea hace sus decisiones en base a la votación de la mayoría, Hechos 1:26.

3. La asamblea debe resolver sus propios problemas, Mt. 18:15-18.

4. La asamblea recibe sus propios miembros, Hechos 9:26-28; Romanos 14:1.

5. La asamblea disciplina a sus miembros, 1 Corintios 5:1-5, 11-13; 2 Tesalonicenses 3:6, 14, 15.

(Página 9) 6. La asamblea restablece sus miembros, 2 Corintios 2:5-8.

7. Escoge sus dos oficiales: pastor (es) y sirvientes, Hechos 6:1-7; 1:26.

II. El lugar y deberes de los oficiales de una asamblea.

1. El lugar y responsabilidad del pastor.

(1) Ttiene que gobernar en las cosas espirituales, 1 Timoteo 5:17-19; Hebreos 13:7, 17.

(2) Sus acciones deben estar de acuerdo con las Escrituras.

(3) Su obra se explica en 2 Timoteo 4:1-5; 1 Pedro 5:1-5; Tito 1:7-9, Hechos 6:4.

(4) Sus cualidades, 1 Timoteo 3:17.

(5) Debe ser estimado por la obra que hace, 1 Ts. 5:12, 13.

(6) Debe recibir su sostén, 1Timoteo 5:18.

2. El lugar y responsabilidad de los sirvientes:

(1) El origen de su oficio, Hechos 6:1-7.

(2) Sus cualidades, 1 Timoteo 3:8; Hechos 6:3.

(3) Su obra (Hechos 6:1-7). Su deber es servir a los miembros.

III. La asamblea debe ser sostenida por sus propios miembros.

1. Cada miembro tiene responsabilidad en el sostén de la asamblea, 1 Co. 16:1; 2 Co. 8:14, 15; Hch. 4:33, 37.

IV. Cada asamblea es autónoma y debe crecer siguiendo las instrucciones dadas en las Escrituras, Efesios 2:20-22; 4:15, 16; 2 Timoteo 3:15, 16.

V. La razón para la asamblea y su mensaje:

1. Su comisión, Mateo 28:19, 20.

2. Su mensaje, Romanos 1:16; Efesios 3:10.

3. Dios ha conservado Su asamblea durante todos estos años para que ella puede predicar las Buenas Noticias, Hechos 1:8.


Qué creemos acerca del bautismo (XIV parte).

TEXTO: Mateo 28:19, 20.

INTRO: Hay dos ordenanzas dadas a la asamblea: la inmersión de creyentes para llegar a ser miembros de una asamblea, y la participación de símbolos que representan el cuerpo roto y la sangre derramada de Jesús en la cruz.

I. ¿Qué dicen las Escrituras acerca del bautismo?

1. Es una inmersión en agua, no es un rociamiento de agua sobre la cabeza, Jn. 3:23; Mt. 3:1-12, 16; Ro. 6:1-6; Col. 2:12.

2. Los elementos de una inmersión bíblica:

(1) Un sujeto propio: el creyente, Hch. 2:41, 42; Mt. 3:7-10.

(2) Una autoridad escritural: una asamblea que cumple los requisitos del Señor Jesús, Mt. 28:19, 20; Mr. 13:34; 1 Ti. 3:15.

A. Juan recibió autoridad de Dios, Juan 1:6, 33.

B. Jesús dio autoridad a los apóstoles, Juan 4:1.

C. Jesús dio autoridad a Su asamblea, Mateo 28:19, 20.

3. Debe mostrar la muerte y resurrección del Señor, Ro. 6:4, 5.

4. Por una inmersión correcta, el creyente es añadido a la asamblea, Hechos 2:41.



Qué creemos acerca de la Cena del Señor (XV parte).

TEXTOS: 1 Corintios 11:17-34; Mateo 26:26-29; Marcos 14:22-26; Lucas 22:14-20.

I. Creencias de otros:

1. Católico-romanos: Transubstanciación. Creen que los elementos llegan a ser literalmente el cuerpo y la sangre de Jesucristo.

2. Luteranos: Consubstanciación. Creen que los elementos no llegan a ser el cuerpo y la sangre de Jesús; sino que de una forma no entendida, el cuerpo y la sangre de Jesús son impartidos a los que participan de la Cena.

3. Bautistas no conformistas: Figurativo. No se imparte nada. Los elementos son simbólicos y nada más.

II. Lo que dice la Biblia:

1. La Cena fue instituida por Jesucristo antes de Su crucifixión, Mateo 26:26-29.

2. Fue dada a una institución, la asamblea que Él organizó durante Su ministerio, 1 Corintios 11:2.

3. Fue dada como memoria hasta el regreso de Jesús, 1 Corintios 11:25, 26.

III. ¿De dónde vino la práctica de la “comunión abierta”?

1. Muchas asambleas “bautistas” invitan a todo el mundo a participar, pero esto no es correcto. La “cena” no debe ser tomada por gente desobediente, por ejemplo: que no han sido sumergidos, son inconversos, viven vidas carnales, etc. Dios no es Autor de confusión, 1 Corintios 14:33.

IV. Las instrucciones bíblicas son claras acerca de quiénes pueden participar, Hechos 2:41, 42.

1. Hay que recibir la Palabra.

2. Hay que ser sumergido.

3. Hay que ser miembro.

4. Hay que ser fiel a las instrucciones bíblicas.

5. Hay que estar en plena comunión con los hermanos, 1 Co. 11:2, 18, 20; 5:12, 13.

V. Restricciones:

1. A su propósito, 1 Corintios 11:26.

2. Para gente obediente, Hechos 2:41, 42.

3. Para los miembros solamente, 1 Corintios 5:11; 11:18-20.

4. Para tener comunión con la asamblea, Hch. 2:41, 42; 1 Co. 11:12, 13.

5. Hay que hacer un examen de sí mismo, 1 Corintios 11:28.

6. La asamblea tiene que estar en armonía, 1 Corintios 11:16-20. Vea 1 Corintios 5:12, 13.

7. Restringida a los elementos usados: pan sin levadura y vino no fermentado. La levadura y la fermentación hablan de pecado, 1 Corintios 5:6-8.





(Página 10) Qué creemos acerca del Día del Señor (XVI parte).

INTRO: El hecho de que la adoración a Dios en el “sábado” es todavía muy popular, se debe a que tales personas dicen que hay que “obrar y obedecer” para obtener salvación. Ellos no entienden lo que dice Colosenses 2:8-17. Veamos:

I. El sábado del A. T.

1. Fue instituido por Dios antes de la Ley, Génesis 2:2, 3.

2. Dios le dio el “sábado” a la nación de Israel como ley, Éx. 20:8.

3. En la ley se le dio este mandamiento a Moisés igual que los otros, Santiago 2:10.

II. La ley de guardar el sábado fue eliminada junto con las demás leyes, Colosenses 2:14-17.

III. El sábado fue un contrato o señal entre la nación de Israel y Dios, Éxodo 31:12-17.

IV. Objeciones por las cuales el domingo no debe ser el día de adoración:

1. Un papa de Roma cambió el día. No es cierto. Fue Jesús quien lo eliminó.

2. Jesús guardó el sábado, por lo tanto, nosotros debemos hacerlo también. Jesús el Cristo cumplió la ley, luego la puso a un lado, Gálatas 4:4, 5; Mateo 5:17.

3. Pablo guardó el sábado por lo tanto, nosotros debemos hacerlo también (Hechos 18:4). Para alcanzar a los judíos, Pablo tuvo que predicar en aquel día, pero les enseñó que la ley fue eliminada, Colosenses 2:14-17.

4. El sábado fue comenzado por Dios antes de que la Ley fuera dada, por eso debemos guardarlo. Es verdad, al igual que los sacrificios de animales fueron ordenados antes de la Ley, pero todo esto fue eliminado por Jesús.

V. Por qué adoramos a Dios en el domingo:

1. Jesús salió de la tumba aquel día, Juan 20:19.

2. Jesús apareció a los diez en aquel día, Juan 20:19.

3. El día de la fiesta de cincuenta días y la venida del Espíritu Santo sucedió en aquel día, Hechos 2:1.

4. Pedro predicó y hubo mucha gente salva aquel día, Hch. 2:41.

5. La asamblea de Troas se reunió en el primer día de la semana, Hechos 20:7.

6. Aquella asamblea tomó la “Cena” aquel día.

7. Pablo predicó aquel día.

8. Pablo instruyó a la asamblea de Corinto a dar sus ofrendas en el día primero, 1 Corintios 16:2.

9. Juan el Amado estaba adorando a Dios en el primer día cuando le fue dada la “revelación”, Apocalipsis 1:10.

10. La Gran Comisión fue dada en el primer día de la semana, Mateo 28:19, 20.

VI. Damos honor a la resurrección del Señor Jesús el primer día de la semana en nuestra reunión.

1. Jesús es las “primicias” de los muertos en Cristo (1 Corintios 15:20). Esto alude a la primera cuota en la cosecha de la vida eterna.

2. Aquella gran cosecha, la resurrección, está asegurada por la resurrección de Jesús, 1 Tesalonicenses 4:4-17.

3. No hay prueba de que se adquiera la “marca de la bestia” adorando a Dios el domingo.

4. Si la ley todavía está en efecto, entonces hay que guardarla toda, Santiago 2:10

5. Guardar la ley es imposible para el resto del mundo. Fue dada a gente en particular (los judíos) por una razón particular.

6. Guardar el día séptimo de la semana no puede dar vida eterna, Gálatas 3:19-21.

7. Jesucristo es el fin de la ley a los que creen en Él, Romanos 10:4. (Continuará)


¿Dónde están los muertos? (final).

TEMA: La morada de los redimidos.

LECTURA: Apocalipsis 21:1-27.

INTRO: Ninguna persona redimida, durante las edades pasadas, ha entrado todavía en su “gloria final”, o sea, el estado eternal de los salvos. Poca gente entiende esto porque no han estudiado las Escrituras. Muchos pastores hablan del “cielo” como un “más allá”, en ausencia de un lugar en particular, como el destino final de los redimidos. Es nuestro deber enseñar lo que dicen las Escrituras.

I. Hay que discernir entre la morada presente de los muertos en Cristo y la nueva tierra que será preparada en el futuro, o sea, el estado final, una vez que la superficie de esta tierra sea renovada, después de los mil años del reino de Jesucristo sobre esta tierra.

1. Hoy, cuando un creyente muere, su espíritu, su alma, su persona (no el cuerpo, este se queda en la tumba hasta la primera resurrección), es llevado directamente al Tercer Cielo, el cual es el paraíso presente, de donde regresará a esta tierra para recibir su cuerpo resucitado, 1 Tesalonicenses 4:13-17.

2. En este momento en el Tercer Cielo:

(1) Está Dios, Mateo 5:34.

(2) Jesucristo está sentado a Su derecha, Romanos 8:34.

(3) Están todos los redimidos desde Adán, 2 Corintios 5:6-8.

(4) Es un lugar de gozo, Lucas 15:7.

(5) Es el lugar donde estará el Tribunal de Cristo, inmediatamente después del arrebatamiento de los redimidos, 2 Co. 5:10.

II. Nótese que esta Tierra presente:

1. Fue formada de agua, 2 Pedro 3:5; Salmo 24:1, 2.

2. La superficie fue luego destruida con agua, 2 P. 3:6; Gn. 7:21-24.

3. La misma Palabra que formó esta tierra de agua y después la destruyó con agua, destruirá la superficie otra vez pero con

(Página 11) fuego (2 Pedro 3:7). Aquel día será el “día de juicio” descrito en Mateo 10:15; 2 Tesalonicenses 1:6-8; Hebreos 12:29.

4. Los cielos (la atmósfera) pasarán, 2 Pedro 3:10a. Véase Mateo 24:35; Apocalipsis 21:1.

5. La superficie de este globo, 2 Pedro 3:10b; Isaías 24:19, 20; 34:1-8; 2 Pedro 3:12.

III. La tierra nueva (la superficie) y la atmósfera nueva, 2 Pedro 3:13.

1. Los redimidos tendrán una atmósfera sin contaminación durante la eternidad futura, Apocalipsis 21:1.

2. Tendrán un superficie perfecta, como fue en el principio con el Jardín de Edén, Isaías 65:17-25.

3. La Santa Ciudad, la Nueva Jerusalén, ha de descender sobre aquella tierra renovada, Apocalipsis 21:1-27.

4. Aquella “Ciudad” será el Tabernáculo de Dios, Ap. 21:3.

5. La mayor parte de los habitantes de esta tierra desde Adán y en lo adelante no estarán, Apocalipsis 21:8.


¿Son cristianos los “Testigos de Jehová”?

(Autor desconocido)

Los “Testigos” pretenden ser los únicos cristianos verdaderos. Vamos a analizar su doctrina.

1. Niegan la Trinidad. Aunque la palabra “trinidad” no aparece en la Biblia, la idea, la doctrina y la enseñanza sí están (2 Co. 13:14; Jn. 16:13-15). La “trinidad” no enseña que son tres dioses, sino que hay uno solo que se manifiesta en Tres Personas. En el A.T. vemos el Padre como Dios, en los evangelios al Hijo como Dios, y en la era de los Hechos al Espíritu Santo como Dios. El Padre es Dios (Gálatas 1:1); el Hijo es Dios (Colosenses 2:9; Juan 1:1; 5:18; 20:28); el Espíritu Santo es Dios (Hechos 5:4). Por lo tanto, no hay tres dioses, sino uno.

2. Niegan la Deidad de Cristo. Dicen que Jesús no es igual a Dios y que Él fue creado por Jehová, pero vea Juan 1:1.

(1) El Padre es el Primero y el Último del A.T., y Jesús es el Primero y el Último del N.T., Isaías 44:6; Apocalipsis 1:17.

(2) El Padre es el Salvador del A.T. y Jesús es el Salvador del N.T., Isaías 43:11; Hechos 4:12.

(3) El Padre es el Juez del A.T. y Jesús es el Juez del N.T., Gn. 18:25; Sal. 75:7; He. 12:23; Jn. 5:22; Hch. 17:31, Ap. 20:12.

(4) El Padre es el Señor del A.T. y Jesús es el Señor del N.T., Jeremías 9:24; 1 Corintios 1:30, 31; Isaías 45:23; Filipenses 2:10, 11; Isaías 40:3; Mateo 3:3. Vea 1 Corintios 12:3.

3. Niegan el don de Dios: Salvación en Cristo Jesús (Romanos 6:23). Los Testigos están haciendo méritos para ganar su salvación y no saben nada de la seguridad (1 Juan 5:13; Juan 5:24). Los “testigos” no creen que la salvación es un don de Dios, creen que ellos son los únicos cristianos verdaderos (vea Gálatas 2:16). Dicen que solamente 144,000 personas irán al cielo y los demás quedarán en la tierra. Pero las Escrituras dicen claramente que todos los creyentes en Jesús el Cristo tendrán vida eterna, Mateo 5:12; juan 14:2; 1 Corintios 15:15-53; Efesios 2:6, 7; Filipenses1:23; Col. 1:5; 1 Tesalonicenses 4:16, 17; 2 Timoteo 2:10; Hebreos 10:34; 1 Pedro 1:4, etc.

4. Niegan la inmortalidad del alma, Jn. 11:26; 2 Co. 5:8.

5. Niegan que hay un “infierno”, pero vea lo que Jesús dijo en Mateo 23:33; 25:41; Lucas 10:15; 16:19-31; Mateo 25:46.

6. Enseñaron que Cristo regresaría al mundo en el 1874, más tarde en el 1914, luego en el 1925 y, por último, en el 1975.

7. Niegan la resurrección del cuerpo de Cristo, vea Juan 20:27-28; Lucas 24:37-39.

Conclusión: ¿Son cristianos los “Testigos”? ¡No! Niegan todas las doctrinas fundamentales de la Biblia, dicen que su sociedad es el único camino de salvación. ¡No, no son cristianos, son una secta falsa y, al morir, sus almas van al infierno! (Fin)


La Nueva Iglesia Apostólica expuesta.

TEXTO: Mateo 7:15.

1. Enseña salvación por inmersión, vea Romanos 4:5.

2. Nadie puede ser salvo excepto por uno de sus apóstoles, vea Timoteo 2:5; Juan 14:6; Hechos 4:10-12.

3. Los muertos pueden ser salvos todavía. Dicen que: “Las almas en la eternidad necesitan los tesoros de Jesucristo. Su condición no es sin esperanza”, vea Hebreos 9:27; 2 Tesalonicenses 1:8; Juan 8:24; Lucas 16:24-26; 1 Tesalonicenses 4:14; Apocalipsis 20:11-15. (Fin)


Respuesta a una carta.

(Por el editor).

Un hermano de Nicaragua me escribió:

Hermano, ¿usted sabe algo de la “Iglesia del Dios de las Profecías”, o de la “Iglesia del Dios de la Biblia”? ¿Puede una iglesia o asamblea decir que son la iglesia exclusiva, salva, la única que te puede llevar a Dios, al aseverar que practican todo lo que dice la Biblia y que las demás denominaciones o iglesias están corruptas? Realmente hay una iglesia en Nicaragua que dice que es el pueblo exclusivo elegido de Dios: la Iglesia del Dios de la Biblia.

¿Se puede uno volver a bautizar? ¿Existe el bautismo por segunda vez? Hay iglesias que dicen que para ser miembro hay que bautizarse de nuevo.

Mi respuesta:

Mi muy amado hermano en la Fe:

     He recibido tu nota. Gracias por escribirme. Sí, estoy familiarizado con las doctrinas de las así llamadas “Iglesias del Dios de la Profecía” y otras similares. Hay varias y las encontramos en casi cada país, todas más o menos con las mismas mentiras.

      Esto responde al cumplimiento de las profecías del Señor Jesús cuando dijo que en los últimos tiempos habría todo tipo de doctrinas falsas. La razón por la cual sabemos que son falsos es porque rechazan lo que dicen las Escrituras. Desde la (Página 12) muerte de los Doce Apóstoles no ha habido ni habrá más revelación. Este es su primer error. Luego ellos dicen que tienen nuevas revelaciones de Dios. ¡Totalmente falso! Nuestra Biblia contiene toda la revelación de Dios. Dicen que pueden sanar, hacer milagros y otras muchas cosas. Todas son mentiras

    Tenemos la misma enseñanza falsa aquí en los EE. UU.  Son los “famosos” sanadores que vemos por televisión. Ricos que le roban a la gente ignorante de las Escrituras. Viven en palacios, conducen automóviles de lujo, son propietarios de aviones, y mucho más.

      Cada uno tiene una doctrina un poco diferente, pero más o menos sus mentiras se enfocan en la salud y prosperidad, cosas que Jesús no le prometió a nadie.  Puesto que su padre es mentiroso (Satanás) ellos son también mentirosos. Engañan con sus mentiras a miles de personas que van camino al infierno.

Jesús comenzó Su EKKLESÍA durante Su ministerio terrenal. No le dio ningún nombre. Las denominaciones no comenzaron sino hasta el tercer o cuatro Siglo después de Su muerte. 

Salieron de entre nosotros, pero no eran de nosotros; porque si hubieran sido de nosotros, habrían permanecido con nosotros. Pero salieron, para que fuera evidente que no todos eran de nosotros” (1 Juan 2:19).

Durante estos 2,000 años han surgido cientos de “denominaciones”; ninguna sigue las instrucciones dadas por Jesús y Sus apóstoles.  La “Iglesia Católica” fue la primera que cambió la Palabra para agradar a los líderes inconversos. Después de la “Reforma” los seguidores de Lutero comenzaron la “Iglesia Luterana” con muchos errores, la cual llevaba el nombre de un hombre en lugar del de Jesús. Luego otros que estaban descontentos comenzaron  la “Iglesia Presbiteriana”, dejando las instrucciones bíblicas e instituyendo un gobierno de “ancianos”. Más tarde vinieron los “Metodistas” siguiendo los métodos de Juan Wesley. A continuación los “evangélicos”, plagados de errores y, hace ya 112 años, el movimiento “pentecostal” con sus mentiras, engaños y fraudes. De estos últimos han surgido docenas, si no cientos, de movimientos con todo tipo de nombres, líderes, etc. Esto es lo que vemos hoy. No tienen raíz ni larga edad, son “nuevos”.

    Pero, por la gracia de Dios, todavía en muchas partes del mundo hay asambleas que siguen las instrucciones que Jesús dejó en el Nuevo Testamento, mayormente “bautistas” y asambleas “bíblicas”, que son fieles a las instrucciones dadas por Jesús.

      Sobre el bautismo. La única asamblea que tiene derecho a practicar la inmersión en agua es la asamblea que sigue las instrucciones dadas por el Señor, o sea, lo que dicen las Escrituras. Primero: el candidato al bautismo tiene que ser salvo, nacido de nuevo, y después de dar su testimonio abiertamente ante la asamblea, el pastor, o uno nombrado por la asamblea, ha de sumergir a tal persona siguiendo las instrucciones del N.T.  Si una persona no puede dar testimonio de una vida cambiada, regenerada, no debe ser sumergido. Segundo: una asamblea bíblica no debe aceptar el “bautismo” de “iglesias” que no siguen las instrucciones de la Biblia. Aquí es cuando hay que “bautizar” otra vez al creyente, ya que este fue sumergido sin ser salvo o por una “iglesia” cuya doctrina es falsa. Tercero: no hay instrucciones acerca del tipo de agua. Puede ser un río, un estanque, etc., pero que cuente con una cantidad de agua suficiente para sumergir totalmente (“sepultar”) a la persona. Cuarto: no se deben sumergir niños que no tengan edad para entender lo que es pecado o redención. El acto de inmersión es para personas que pueden dar testimonio de una vida cambiada por el acto de la regeneración.

Si tienes más preguntas o dudas no dudes en escribirme. Estoy a tus órdenes para la Obra del Señor.

En espera de Su pronto regreso, J. Alvino, editor de “Hojas de Oro”.


Recomendaciones sobre cómo educar a nuestros hijos.

INTRO: La Biblia es el manual a usar cuando llega el momento de disciplinar a nuestros hijos. Todo depende de la edad.

TEXTOS: Proverbios 13:24; 19:18; 22:15; 23:13, 14; 29:15, 17. Vea también: Éxodo 21:15, 17; Levítico 20:9; Deuteronomio 21:18-21; 27:16; Mateo 15:4.

I. Es necesario tomar la autoridad que Dios nos ha dado, Efesios 6:4.

II. Saber decir “no” (Hebreos 12:6). Cometemos el error como padres cuando les decimos “sí” a nuestros hijos en todo lo que piden, enseñándoles a no experimentar frustraciones o fracasos. La vida realmente no es así, y cuando los hijos sean independientes de sus padres no sabrán cómo manejar los obstáculos que se les presentan, porque nunca fueron enseñados a reconocer que no siempre se puede tener lo que se quiere.

III. De recién nacidos a 2 años:

1. Decirles “NO” con voz firme.

2. Mantener tu posición de autoridad, Proverbios 13:24.

IV. De 3 a 11 años. La primera vez le hablas bien, si no hace caso le hables firme la segunda vez, y si así no entiende en la tercera lo corriges.

1. No dar más de una explicación (de por qué le das órdenes o lo disciplinas).

2. Uso de la vara (Proverbios 22:15 y 23: del 13-16). Este tipo de corrección en ocasiones es necesaria (en los glúteos, con firmeza) cuando los hijos no hacen caso a ninguna llamada de atención en las primeras dos ocasiones.

V. De 12 años en adelante:

1. Decir “NO”.

2. Mantener tu posición de autoridad.

(Página 13) 3. Restricciones y trabajo extra (no darles permiso para salir con amigos o ver programas que les gustan, quitar la computa-dora) cuando no ha obedecido a las órdenes dadas o a sus obligaciones. Ya no se usa la disciplina física a esta edad.

4. El ejemplo del pastor y la ovejita. Mantener a tus hijos en continua observación, como saber ¿dónde están? o ¿con quién andan? Tenerles horarios fijos en casa y enseñarles a respetar las reglas y valores establecidos en el hogar.

Conclusión: Proverbios 22:6.


Errores de los Adventistas del Séptimo Día.

Introducción: Muchos de los ASD (Adventistas Séptimo Día) tratan de ganar aceptación en la comunidad cristiana, pero un examen de sus doc­trinas muestra que ellos no tienen la “fe” de Judas 3.

1. Están equivocados acerca del sábado. Dicen que los cristianos tienen que adorar a Dios en el día sábado, pero:

(1) El N.T. nunca manda al creyente adorar o tener reu­niones en el día sábado. Al contrario: véase 1 Corintios 16:1, 2; Hechos 20:7; Juan 20:19, 26; Romanos 14:5, 6; Col. 2:16, 17.

(2) Dicen que la “iglesia romana”, en el año 320, cambió el día de adoración del sábado al domingo. Pero esto es falso según los historiadores. No hay ningu­na evidencia en la historia pasada que los cristianos tu­vieran sus reuniones en el día sábado.

2. Están equivocados en su doctrina de que el alma duerme en la tumba después de la muerte. Niegan que el alma del creyente vaya al Tercer Cielo en el momento en que muere el cuerpo. Dicen que el alma sigue en la tumba hasta el día de la resurrección, pero véase lo que dicen las Escri­turas en Fil. 1:23; 2 Co. 5:8; He. 12:1; 1 Ts. 4:18; Ap. 6:9, 10; Is. 14:9, 10; Ez. 32:21, 30, 31; Lc. 16:19-31.

3. Los ASD consideran que Elena White (1825 - 1915) fue una profeta de Dios y una maestra que recibió más de 2,000 mensajes directamente de Dios, véase 1 Timoteo 2:12.

4. Están equivocados en sus enseñanzas acerca de Jesu­cristo. La Señora White escribió: “Cristo tomó sobre Su naturaleza sin pecado nuestra naturaleza pecami­nosa”. ¡Falso! Seguro que Él tomó nuestros pecados, pero no nuestra naturaleza pecaminosa.

5. Están equivocados al decir que el creyente puede perder su salvación. Dicen que aunque somos salvos por gracia, hay que guardar la Ley para ser preservado.

6. Están equivocados en su doctrina de un “juicio inves­tigador”. Dicen que Jesucristo no comenzó la fase de juicio hasta el día 22 de octubre de 1844 cuando quitó los pecados. Pero, ¿qué dicen las Escrituras?

(1) Véase Hebreos 9:12, 25, 26 que habla de Su ascensión al Lugar Santo donde nuestra salvación se hizo inmediatamente.

(2) Dicen que los pecados de los creyentes no serán quitados hasta que el “juicio investigador” termine. Por esto, ninguno de ellos tiene la seguridad de la salva­ción. Nótese la promesa de perdón en 2 Timoteo 2:19; Juan 10:14; 1 Juan 1:9; Hebreos 1:3; Colosenses 1:21; 2:13.

(3) Ya que Jesucristo es Dios, Él ya sabe todas las cosas. No hay ninguna razón para investigar nada.

7. Están equivocados en su doctrina extraña de que Satanás es el “chivo expiatorio” y que él llevó nuestros pecados. La Señora White escribió usando Levíti­co 16:7.10: “Cuando Cristo, por medio de Su sangre, quitó los pecados de Su pueblo del santuario celestial al terminar Su ministerio sobre la tierra, Él los pondrá sobre Satanás, quien, en la persecución del jui­cio, tiene que cargar la pena final”. (Recuerde que la palabra “azazel” no es un nombre propio. Debe traducirse como “el chivo que desa­parece”).

8. Según el Apóstol Pablo, las doctrinas del “juicio in­vestigador” y del “chivo expiatorio” son otro evangelio, Gálatas 1:8, 9.

9. Están equivocados en su doctrina de “la marca de la bestia”. Según ellos aquella marca estará sobre cada persona que no adore a Dios en el sábado. La Se­ñora White escribió: “En los últimos días la prueba del sábado será hecha clara. Los que no guarden el sábado recibirán la marca de la bestia y serán quitados del Ter­cer Cielo”. Es obvio que los ASD no se llevan bien con las Escrituras, 2 Ti. 2:15.

10. Están equivocados acerca de la profecía de la Biblia. Dicen que Dios ha terminado su trato con la nación de Israel y esto es falso. Dicen que casi todas las pro­fecías del Libro de Apocalipsis se cumplieron antes del año 500. Claro, ellos no entienden nada de la profecía de Daniel 9:24-27. (Fin)


Un resumen de la Biblia.

(Adaptado de un estudio por Carlos Ryrie)

TEMA: La doctrina de Satanás.

Su existencia: Se encuentra en siete Libros del A. T. y en cada Libro del N. T. El Señor reconoció y enseñó su existencia, Mateo 13:39; Lucas 10:18; 11:18.

Hay un solo Satanás, el diablo. No hay “diablos” (plural). Pero sí hay muchos demonios. Satanás tiene personalidad, inteligencia (2 Corintios 11:3), emociones (Apocalipsis 12:17), voluntad (2 Timoteo 2:26), responsabilidades (Mateo 25:41), y pronombres personales (Job 1).

I. Designaciones de Satanás.

1. Nombres: Satanás, adversario, diablo, calumniador, el que da luz (“lucero” [hebreo] no es un nombre sino una descripción), Belcebú (Mateo 12:24), Belial (una persona sin valor).

2. Títulos: el maligno (1 Juan 5:19); tentador (1 Ts. 3:5); el príncipe de este mundo (Juan 12:31); el dios de este siglo (2 Corintios 4:4); el príncipe de la potestad del aire (Efesios 2:2); el acusador de nuestros hermanos (Apocalipsis 12:10).

3. Representaciones: serpiente (Ap. 12:9); dragón (Ap. 12:3); mensajero de luz (2 Co. 11:14).

(Página 14) II. Su naturaleza.

1. Su carácter: es una criatura (Ezequiel 28:14); es un espíritu (Efesios 6:11, 12); del orden de los mensajeros llamados “querubines”.

2. Sus rasgos: homicida (Juan 8:44); mentiroso (Juan 8:44); pecador (1 Juan 3:8); acusador (Apocalipsis 12:10); adversario (1 Pedro 5:8).

3. Sus limitaciones: es una criatura (hecho por Dios) y no puede ser omnipresente u omnipotente; puede ser resistido por el creyente (Santiago 4:7); está limitado por Dios (Job 1:12).

III. Su estado original y caída.

1. Sus privilegios, Ezequiel 28:11-15.

2. Su pecado, Isaías 14:12-20.

3. Su castigo, Ezequiel 28:16-19.

IV. El juicio de Dios sobre él:

1. Expulsado de su posición original, Ezequiel 28:16.

2. Pronunciamiento de juicio contra él, Génesis 3:14, 15.

3. Juzgado en la cruz, Juan 12:31.

4. Lanzado en la mitad de la tribulación, Ap. 12:13.

5. Confinado en el abismo, Ap. 20:2.

6. Lanzado al Lago de Fuego (el infierno final), Ap. 20:10.

IV. La obra de Satanás.

1. Con relación a la obra redentora de Jesús: predicción del conflicto (Génesis 3:15); tentación de Jesús (Mateo 4:1-11); Satanás usó varia gente para tratar de eliminar la obra de Jesús (Mateo 2:16; Juan 8:44; Mateo 16:23; Juan 13:27).

2. Con relación a las naciones: las engaña (Apocalipsis 20:3); las recoge (Apocalipsis 16:13, 14).

3. Con relación a los incrédulos: ciega sus mentes (2 Corintios 4:4); quita la Palabra de Dios de sus corazones (Lucas 8:12); usa hombres para oponerse a la obra de Dios (Ap. 2:13).

4. Con los creyentes: los tienta (Hechos 5:3); los acusa (Ap. 12:10); los estorba (1 Ts. 2:18); usa demonios para atacarlos (Efesios 6:11,12); los tienta a cometer inmoralidad (1 Co. 7:5); siembra cizaña entre ellos (Mateo 13:38, 39); incita y levanta persecuciones contra ellos (Ap. 2:10).

V. La defensa del creyente contra Satanás.

1. La obra intercesora de Jesús, Juan 17:15.

2. A veces Dios puede usar a Satanás para el beneficio del creyente, 2 Corintios 12:7.

3. Nunca debe hablar de él con desprecio, Judas 8, 9.

4. Debe estar alerta, 1 Pedro 5:8.

5 Debe resistirle, Santiago 4:7.

6. Debe usar su armadura contra él, Efesios 6:11-18. (Fin)


Comentario.

Los pentecostales y los carismáticos utilizan textos fuera de su contexto para “probar” sus muchos errores.

(Hablando de señales). Todo empieza aquí (Marcos 16:17, 18) y todo concluye aquí (1 Corintios 12:29, 30).

En Marcos 16 el mensaje es para los apóstoles (las cualidades para ser apóstol están en Hechos 1:21, 22, si usted no estuvo con los otros apóstoles todo el tiempo que el Señor Jesús entraba y salía entre ellos, no puede ser un apóstol) y los que creyeron. En ese momento no había Biblia por la cual guiarse, asimismo era una época de transición donde se esperaba que los judíos aceptaran al Señor Jesús como el Mesías.

Después de la negativa de los judíos empieza plenamente el tiempo de los gentiles, Hechos 28:25, 31.

En la asamblea de Corinto empezaron a existir abusos en cuanto a la práctica de los dones espirituales. De repente algunos se creían más espirituales al practicarlos, pero Pablo explica en 1 Corintios 12 que aquellos dones de tipo apostólicos (Marcos 16) no deben ser objeto de búsqueda por parte de los cristianos. (Fin)


Ayúdame, por favor: Envíame los nombres y direcciones postales o Internet de los pastores que necesitan esta publicación gratis. No uso tu nombre. Gracias, J. Alvino


La última palabra.

Esta publicación es una obra de amor por parte de J. Alvino Nelson y su esposa Janet. Se envía gratis por correo postal o por internet a quienes la soliciten.

El propósito de esta publicación es proveer con material bíblico al varón de Dios, para que este pueda usarlo en la preparación de sus sermones y para combatir las muchas falsedades que han entrado en las asambleas hoy en día.

En todas partes del mundo vemos las señales del pronto regreso del Señor Jesús en el aire para llevarse consigo a todos los creyentes. La obra que tú y yo debemos hacer debe ser hecha ya.

Contamos con los hermanos Gil en Cuba para hacer las correcciones. ¡Muchas gracias!

El Pastor Ariandys Aguiar está publicando esta revista en la Isla de Cuba. Pueden escribirle a: Calle Águila # 202, Potrerillo, Código Postal 59250, Cienfuegos (pastorari@cbcocc.org)

Pueden escribirnos a jan23@cox.net o a nuestro correo postal:


Hojas de Oro

660 South Front Street

Salina, Kansas, 67401

EE. UU.