42 años de publicación gratis

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

“…que contendáis por la fe…” Judas 3

Año XXXXII, No. 7 JULIO 2012


Índice:

Del escritorio del editor.

Los fariseos.

La salvación siempre se muestra por evidencias.

El diezmo: ¿bíblico o tradición?

Los bautistas (Lecciones I, II, III, IV).

¿Qué es la fe?

Cada predicador que sigue las doctrinas de los pentecostales es fraudulento.

Qué creemos (V, VI, VII, VIII partes).

.El milenio.

Cuatro peligros de los “Testigos” (Parte I).

Creciendo en la gracia (I, II, III, IV partes).

Los predicadores requieren discernimiento.

Algunos credos falsos.

¿Dónde están los muertos? (I parte).

¿Quién es Dios?

Doctrinas básicas.

La última palabra.


Del escritorio del editor.

Este es un llamado a regresar a las Escrituras y olvidar “lo que dicen los hombres”. Durante mis 87 años he visto un abandono de las Escrituras y una tendencia a enseñar lo que es “fácil de oír”. En los sermones de hoy no hay mención del pecado, del infierno, ni del arrepentimiento, ni de la separación del mundo, ni del peligro de mirar la tele, escuchar toda clase de música mundana, etc. La pornografía ha entrado en las casas por medio del televisor y el internet. Los niños pueden ver toda clase de pornografía en su propio cuarto. Casi todos los pastores han caído en la falsa enseñanza de una “creencia fácil”. Los bancos del templo se llenan con gente vestida como para un día de campo. Hermanos que Dios salvó y llamó a predicar, les ruego hacer lo que dice Judas 3: “Que contendáis por la fe”. ¿Cuál fe? Las enseñanzas de Jesucristo y Sus Apóstoles, no las doctrinas falsas de los carismáticos, con sus mentiras de “salud y prosperidad”.

Tenemos demasiados pastores que pasan su tiempo en su escritorio jugando con su computadora en vez de cumplir con la Gran Comisión. ¿Dónde está el pastor que va casa por casa predicando las Buenas Noticias? ¡Qué vergüenza! Yo aprendí en el seminario que mi deber era evangelizar, y para hacerlo tuve que caminar casa por casa explicando el mensaje de salvación a cada persona. Esta fue mi obra durante los muchos años de ser pastor y en el campo misionero. Casa por casa, día


tras día, y Dios bendijo, y muchas almas fueron salvadas, y se establecieron asambleas.

Pastor, es tu responsabilidad avisar a tu congregación del gran peligro de ver los programas y videos de los “famosos” evangelistas. Gente como Benny Hinn y otros por el estilo. Toda esta gente son impostores, con el único propósito de engañar a los que escuchan para vivir de su dinero. Todos estos “evangelistas” viven una vida de lujo, tienen empresas grandes, reciben millones de dólares cada año de gente inocente.

No hay instrucción dada en la Biblia a llamar a la gente para ser sanada. Al contrario, la forma está bien clara en Santiago 5:13-16.

Nací en el mes de enero del año 1925; y a la fe en marzo del 1944. Pronto fui obediente al mandato del Señor y fui sumergido por la autoridad de una Asamblea Bautista No Conformista, más adelante estudié en el semanario por tres años. Salí y comencé como pastor y luego como misionero por 25 años.

Hace 42 años el Señor puso en mi corazón la necesidad de tener una publicación para ayudar a los pastores para que ellos puedan aprender la verdad de las Escrituras. Hay muchas revistas publicadas, pero no contienen nada de valor. Muchas fotografías, mucho espacio en blanco, pero no hay algo benéfico que sirva de pasto para usar en las predicaciones.

Hay mucha oposición a la verdad, aun entre los pastores que usan el título de “bautista”. Hay mucho compromiso entre los pastores de hoy en día. Hay pocos que han tomado una posición firme sobre las Escrituras. Muchos pastores “bautistas” tienen compañerismo con los pastores del movimiento “pentecostés”, aún hasta los invitan a predicar en sus asambleas.

Yo no pertenezco a ninguna organización de pastores o asambleas, porque no hay ningún mandato en las Escrituras para hacerlo. Mi esposa y yo somos miembros de una asamblea bíblica en la ciudad de Salina, Estado de Kansas en EE. UU. Esa asamblea es autónoma y su pastor es Jaime José Sexton.

Pocos pastores conocen la historia de la EKKLESÍA, la asamblea que Jesucristo, el Prometido de Génesis 3:15, comenzó. En este pasaje está la primera promesa en cuanto al Redentor. Los que han leído la historia de la “iglesia” concibiendo la idea de que la “la iglesia” tuvo su principio en aquel día de fiesta de los judíos llamado “Pentecostés” (quincuagésimo día), no están en lo cierto. Jesús, el Prometido, seleccionó y estableció la primera EKKLESÍA durante Su ministerio de (Página 2) tres años, en la Ciudad de Jerusalén. Después de Su muerte, aquella asamblea, ya en plena operación, recibió el poder en el día de la fiesta cuando los once apóstoles (Hechos 1:28), viendo la gran cantidad de visitantes de muchas naciones, “comenzaron a hablar en distintas lenguas. No los oyentes, ellos no hablaron en lenguas, pero entendían sus propios idiomas hablados por los once apóstoles.

Hermano pastor, no seas engañado con los errores de los llamados “pentecostales”. Hay que recordar que su movimiento no fue conocido hasta hace solo 112 años en el Estado de Kansas, EE.UU., por un “predicador” llamado Parkham, quien enseñó que no había razón para no “hablar en lenguas” y llevar el evangelio a los extranjeros. Todo comenzó cuando una señorita tuvo un “ataque”, se cayó y comenzó a decir palabras no comprensibles, y los demás estudiantes comenzaron a hacer lo mismo. Ellos no hablaron en lenguas entendidas sino que hicieron sonidos no comprensibles. Hasta el día de hoy es así. Este fue el principio del “movimiento de lenguas” y se esparció a todos los EE.UU. en menos de un año, y a casi todo el mundo un poco después.

Por más que 1900 años, desde el principio de la EKKLESIA por Jesucristo en la ciudad de Jerusalén, tal cosa nunca había sido oída. El único apóstol que uso las lenguas fue Pablo. No hay instrucciones dadas en las Epístolas de que los creyentes tienen que hablar en “lenguas”. La mención de lenguas en 1 Corintios fue porque ellos habían abusado de estas y Pablo tuvo que corregirlos.

Sí, las “lenguas” fueron usadas en el principio porque los creyentes no tenían todas las Escrituras y el Espíritu Santo vino sobre algunas personas (con relación a este don, siendo que el Espíritu Santo está en todos los que reciben por la fe a Jesucristo como su Salvador y Redentor), dándoles las instrucciones de cómo vivir la vida cristiana. Pero una vez que el Espíritu Santo dio Su revelación completa (o sea, La Biblia) el don de lenguas terminó.

Leyendo la historia de la EKKLESÍA, no hay mención de lenguas en los siglos I y II y en adelante. Lutero no habló en lenguas, ni ninguno de los de los Reformadores. Una reforma a medias, siendo que los “reformadores” arrastraron muchas de las doctrinas falsas de las romanistas. Y aun las arrastran.

De la “Reforma” salió la “iglesia” protestante; la Iglesia de Inglaterra, con el rey como cabeza; los Presbiterianos, que usan la doctrina de los Romanistas para “bautizar” infantes; igual con los Metodistas, y de estos los “Evangélicos”, y de los Evangélicos, comenzando en el año de 1905, los “Pentecostales”.

Leyendo la historia de los “bautistas”, encontramos que en los siglos posteriores a los apóstoles hubo muchas asambleas que siguieron al pie de la letra el Nuevo Testamento. Todos practicaron la inmersión de creyentes y rechazaron el “bautismo” de infantes o niños.

El uso de la palabra “bautista” hoy es por identificación. Cuando digo “La Asamblea Bautista no Conformista” estoy diciendo que estoy de acuerdo con las enseñanzas del Nuevo Testamento.

Todas las denominaciones “bautistas”, las convenciones, las organizaciones, etc., tienen líderes que asumen autoridad sobre otras “iglesias”. ¡Esto no es bíblico! ¡Cada asamblea es autónoma y no depende de nadie sino solo de Dios!

En una EKKLESÍA, según el Nuevo Testamento, hay uno o más pastores, seleccionados por la congregación. A veces son llamados “ancianos” u “obispos”, y son personas con el don de predicar y enseñar la Palabra. Además, cada asamblea debe tener la cantidad de diáconos que sea necesario para cuidar las necesidades de la congregación. Ellos son los sirvientes de la asamblea, y no tienen poder para mandar al pastor. El pastor es seleccionado por la congregación y está sujeto a la misma, de la que él es parte y no cabeza. Es elegido por votación.

Los gastos de la asamblea son una de las obligaciones que tienen los miembros que cooperan con algo de sus bienes, y en proporción a sus ingresos y voluntariamente. La enseñanza del “diezmo” era para los judíos y no se enseña en el N.T. Se menciona en el N. T. pero solo con relación a los judíos.

Es una lástima que haya hoy pocas asambleas bautistas que sigan al pie de la letra las instrucciones dadas por Jesucristo y los apóstoles. Han dejado tales instrucciones y han adoptado “lo que dice el jefe de su denominación”.

La Gran Comisión ha sido olvidada y las aulas de las asambleas están vacías domingo tras domingo, sin importarle al pastor ya que él recibe su salario en el tiempo acordado.

Hermano pastor, un día tendrás que comparecer ante el Tribunal de Cristo (2 Corintios 5:10) para dar cuenta de tu vida y trabajo en la Viña del Señor.

¿Qué vas a decir cuando el Señor te pregunte: Cumpliste con la Gran Comisión?

No son escasos los hombres que dicen que son “pastores” solamente porque reciben un salario y viven en una casa pastoral, pero no tienen interés en la salvación de las almas ni en la enseñanza de las Sagradas Escrituras. Muchos de ellos no han “nacido de nuevo” y viven como paganos, pasando su tiempo mirando la tele o leyendo periódicos mundanos, o jugando en la computadora. Pasan más tiempo tratando de agradar a su esposa que al Señor.

Es mi oración, que por medio de esta revista, se sientan estimulados a regresar a las Sagradas Escrituras, sabiendo que un día tendremos que comparecer antes el Señor Jesús y dar cuentas de nuestro ministerio. En aquel día el Señor no va a tener interés en una denominación hecha por hombres, ni en los programas hechos por ella. Su interés será este: “La obediencia a Su Palabra”. ¿Tú obedeces?

Hermanos, recuerden que nosotros los Bautistas no somos “protestantes”. Estuvimos en existencia años antes de la formación de la llamada “Iglesia” Católica (universal). (Fin)


Los fariseos.

(Por David Cloud)

(Página 3) Existen cristianos que tienen convicciones bíblicas fundamentales y son llamados con frecuencia “fariseos”. ¿Qué es un fariseo y el término “fariseísmo”?

1. Fariseísmo es suplantar la Palabra de Dios con tradiciones hechas por hombres y por ello se anula la Palabra de Dios misma. Mateo 15:7-9.

2. Fariseísmo es rechazar al Señor Jesucristo, Mateo 12:22-24.

3. Fariseísmo es pervertir el evangelio de la gracia confundiéndolo con una salvación por obras, Mateo 23:15.

4. Fariseísmo es creer que uno es bueno y justo, Lc. 18:9-12.

5. Fariseísmo es practicar la hipocresía religiosa, Lc. 12:1.

Jesús reprochó a los fariseos de su tiempo por convertir la Ley de Moisés en un medio de salvación, Mateo 23:23.

Los bautistas no conformistas siguen el ejemplo de Pablo (Hch. 20:27), predicando el nacimiento virginal, la expiación por Su sangre, la resurrección y ascensión de Jesús y que la justificación es por gracia, y creen en la Trinidad y la personalidad del Espíritu Santo. También predican la disciplina en la asamblea (1 Co. 5), restricciones en el ministerio de la mujer (1 Ti. 2:12; 1 Co. 14:34) y el orden entre hombres y mujeres (1 Co. 11:1-16).

Cuando un pastor hoy predica contra la música del mundo, contra el vestido indecoroso, tanto en un hombre como en una mujer, es llamado “un fariseo”. Pero las Escrituras demandan para el creyente una separación estricta del mundo. Vea Ro. 12:2; 2 Corintios 7:1; Gálatas 6:14; Efesios 5:11; Tito 2:11, 12; Santiago 1:27; 4:4; 1 Pedro 2:11; 1 Juan 2:15-17; 5:19.

La separación del mundo por el creyente nacido de nuevo y salvado por la gracia de Dios, no es fariseísmo. ¡Es obediencia! La gracia es favor inmerecido. (Fin)


La salvación siempre se muestra por evidencias.

1. Consideremos algunos de los textos que muestran que la salvación es mostrada por evidencias: 1 Juan 2:3, 4; 2 Corintios 7:17; Tito 1:16; 2 Timoteo 2:19; Efesios 2:8-10; Juan 3:3.

2. Consideremos las conversiones descritas durante el ministerio de Jesús. En cada caso las vidas fueron cambiadas, Lucas 19:1-10.

3. Consideremos las conversiones narradas en el libro de los Hechos de los Apóstoles. ¡En cada caso hubo un cambio radical! ¡No vemos esto hoy en día! Vea 2:41, 42; 8:26-39; 9:1, 2; 16:14, 15; 16:27-35.

4. Consideremos la conversión de la gente de Tesalónica, 1 Ts. 1:9, 10.

5. En el Nuevo Testamento encontramos no menos de cinco evidencias de salvación:

(1) Una experiencia de conversión, Mateo 18:3; Juan 3:3.

(2) Un amor por la Palabra de Dios, Juan 8:47.

(3) Un amor por la justicia, 1 Juan 2:3,4.

(4) El castigo de Dios, Hebreos 12:6-8.

(5) Se espera con anticipación el retorno de Jesús, He. 9:28.

6. Jesús avisó que es posible “creer” sin ser salvados, Juan 2:23-25. Ver Santiago 2:19.

(1) Los judíos en Juan 2 no creyeron en Jesús como Salvador, solamente como Profeta. En Juan 6:14, como Obrador de milagros. En Juan 6:26, 27 uno que ha de liberarlos de Roma… el Mesías. Vea Juan 6:60; 6:67-69.

(2) Vea las palabras de Jesús en Mateo 7:21-23.

A. Hoy se oye: “He hablado en lenguas”, “He sido lleno con el Espíritu Santo”, etc.

B. Las “iglesias”, hoy en día, se llenan de gente que profesan fe en Cristo, pero al mismo tiempo confían en su bautismo, su “iglesia”, su sacerdote, sus sacramentos, su sinceridad, etc.

C. No hay “perfección sin pecado” en la vida del creyente, pero debe haber evidencias. (Fin)


El diezmo: ¿bíblico o tradición?

(Autor desconocido)

¡El diezmo tal y como es enseñado hoy por la mayoría de las sectas de dar el diez por ciento del ingreso en dinero no existe en las páginas de la Biblia!

1. El diezmo nunca se dio en dinero o moneda sino en comida y animales, Génesis 4:3-7; Levítico 27:30-32.

2. El diezmo era para los Levitas (siervos de Dios), viudas y huérfanos, no para el pastor, Levítico 27:30-33; Números 18:21-32; Deuteronomio 14:27-29, etc.

3. El diezmo (comida y animales) era una ley para los judíos en el Antiguo Testamento. Es por eso que los predicadores usan textos, como el de Malaquías, para poder hacer creer a la gente que el diezmo es bíblico. Los creyentes de hoy no son judíos, sino “cristianos”.

Si desea seguir la Ley, tiene que circuncidarse, guardar el sábado, no comer sangre, dar el diezmo, etc.

4. Ni Jesús ni los Apóstoles pidieron o mandaron pedir el diezmo. En los Evangelios solamente viene tres veces la palabra “diezmo” y relacionado con los fariseos (judíos) que lo daban, Mateo 23:23; Lucas 11:42; 18:12-14; Hebreos 7:5-9.

5. Entonces, ¿cómo debe ser sostenida hoy la obra de Dios? Por las ofrendas voluntarias. Unos pueden dar mucho, otros pocos, pero si uno es honesto, ha de dar según el Señor le ha bendecido. (Fin)


Los bautistas (Lección I). (Por Lee R. Tillman)

TEMA: Su principio.

LECTURA: Mateo 3:1-17; 4:17-22.

PROPÓSITO: Mostrar las riquezas de la herencia bautista.

INTRO: Los Bautistas (no conformistas) son únicos. Dependen de las Escrituras (La Santa Biblia) como la autoridad final por fe y por práctica. Creen que la salvación del alma del infierno viene por gracia solamente y creyendo en la obra redentora de Jesús en la cruz. Confirman su fe en el evangelio al ser sumergidos por la autoridad de una asamblea autónoma. Recuerdan la muerte de Jesus tomando el pan sin levadura y el jugo de uvas no fermentado. Creen que los creyentes deben ser sumergidos por la asamblea local, que es una unidad autónoma con Jesucristo como la Cabeza. ¿De dónde vienen?

(Página 4) I. El primer Bautista. Juan fue una persona única (Mateo 11:11). Vea Lucas 1:13, 60, 63; Juan 1:6. Jesucristo le llamó “El Sumergidor”, indicando que tenía autoridad para sumergir, Mateo 21:23-27; Juan 1:33, 34.

1. Si Juan fue “El Sumergidor” porque tuvo la autoridad divina para sumergir, ¿cuál será el nombre propio para una asamblea que sigue las enseñanzas de Jesucristo?

2. Juan fue único en su misión:

(1) Preparando a la gente para el Señor, Lucas 1:17.

(2) Predicando la necesidad de arrepentimiento, Mateo 3:1, 2.

(3) Sumergiendo aquellos que habían confesado sus pecados, Mateo 3:6.

Juan hizo todo esto para preparar un pueblo para Jesús con el fin de formar Su primera EKKLESÍA.

II. El único novio, Jesucristo (Mateo 9:15). Jesús tuvo Su novia con Él durante Su ministerio terrenal. Vea 2 Corintios 11:2; Efesios 5:23-32.

1. Cristo se consideró a Sí mismo como el Novio, Mt. 25:1-13.

2. Cristo es el único Novio de las asambleas verdaderas, las que rechazan las autoridades humanas, Efesios 1:22.

III. La primera EKKLESÍA. Durante Su ministerio Jesús formó la primera asamblea a orillas del Mar de Galilea, Mateo 4:18-22. (Aquella asamblea recibió poder en el día de la fiesta judía de pentecostés, Hechos 2:1, 2).

1. El significado de la palabra EKKLESÍA es de importancia vital. Viene de una palabra griega que quiere decir “una asamblea de personas llamadas de sus casas o negocios con un propósito”.

2. Vea la definición que Jesús usó, Mateo 18:20.

3. Jesús fue la única Persona autorizada para formar la primera EKKLESÍA, no fue Lutero, ni Wesley, ni los católicos romanos. Nosotros, los Bautistas No Conformistas, estamos satisfechos con declarar esta verdad.

III. ¿Cuáles deben ser las doctrinas de una EKKLESÍA? Un examen breve de las Escrituras lo muestra.

1. Las EKKLESIAS en el Nuevo Testamento tuvieron solamente dos oficiales: obispos (pastores) y sirvientes (“diáconos”) (Filipenses 1:1; 1 Timoteo 3:1-13). Pastor, obispo o anciano significan lo mismo, 1 Timoteo 3:1-7; Tito 1:5-9; 1 Pedro 5:1-3.

Nota: Los obispos no tenían a su cargo otras asambleas. Cada asamblea es autónoma.

2. Hubo dos ordenanzas; ambas mostraban algo.

(1) La inmersión en agua por la autoridad de la asamblea (puede ser el pastor o una persona autorizada por indicación de la asamblea).

(2) La Cena del Señor, usando pan sin levadura y vino no fermentado (mostrando la pureza de la vida del Señor).

3. Declarando que todo el mundo está perdido si no tiene a Jesucristo. Este es el mensaje que anuncia la Gran Comisión.

4. Declarando que la salvación del alma del infierno es por pura gracia (favor no merecido) de Dios. Esta es una doctrina odiada por muchas “iglesias. Prefieren las “obras” para ganar la salvación.

5. Declarando que una vez salvo se es siempre salvo. Otra doctrina odiada por los evangélicos, Juan 10:27-29.

6. Declarando que la EKKLESÍA es una asamblea local, donde la gente ha salido de sus casas y de sus negocios para reunirse, ya sea en un edificio o al aire libre. El edificio no constituye la asamblea. Cuando no hay gente en el edificio, este es solamente eso: un edificio.

7. Leyendo las historias de las asambleas cristianas podemos encontrar que en cada siglo se enseñaron estas doctrinas, no usando siempre la identificación “bautista” pero sí enseñando estas doctrinas.


Los bautistas (Lección II).

TEMA: ¿Por qué los bautistas votan para recibir miembros?

LECTURA: Hechos 1:15-26; 9:26-29; 10:44-48.

PROPÓSITO: Mostrar que ser miembro de una asamblea bautista es un privilegio.

I. Por qué una asamblea bautista es una hermandad.

Ser miembro es importante, es un privilegio, no un derecho para todo el mundo. No hay una organización como una asamblea basada sobre las enseñanzas del Nuevo Testamento. Es la única organización que Dios compró con Su propia sangre, Hechos 20:28.

Cada asamblea bautista es una hermandad, comunidad, confraternidad (Hechos 2:42). Por eso cada asamblea tiene la responsabilidad de tener requisitos. ¿Es el candidato nacido de nuevo? ¿Entiende que ahora es una criatura nueva en Cristo? ¿Ha dejado la vida vieja? Si no, es imposible aceptarlo como miembro.

Tenemos el ejemplo de Pablo (Hechos 9:26). La gente de aquella asamblea le rechazó porque no pensó que era un discípulo verdadero. Una vez que Bernabé explicó la conversión de Pablo, la asamblea le recibió, Hechos 9:28.

II. Por qué una Asamblea Bautista tiene un gobierno congregacional.

Señalamos estos dos textos: Mateo 20:25 y 20:26, 27. Aquí tenemos el principio de igualdad.

Recibir un miembro nuevo es asunto de todos los miembros. Debe ser por votación.

La forma de gobierno congregacional reconoce tres cosas:

1. Que el poder de gobernar la asamblea está en manos de los miembros. Esto evita que un hombre o una junta tomen todas las decisiones, 1 Pedro 5:3.

2. El derecho de gobernar de una asamblea está de acuerdo con el principio declarado por Jesús. Cuando la mayoría expresa su voluntad, la minoría debe estar de acuerdo.

3. La autoridad de una asamblea no puede ser transferida a otra asamblea, o a otras personas, y su decisión es definitiva. No hay otra autoridad más alta para la asamblea que Dios. Para mantener estos principios la asamblea tiene que votar para recibir a cada persona como miembro.

III. Ejemplos en el Nuevo Testamento.

(Página 5) Hemos mencionado el ejemplo de la asamblea de Jerusalén (Hechos 9:26-28), que Pablo fue rechazado hasta que su testimonio fue probado.

Un buen ejemplo es la acción que Pedro tomó con Cornelio y su casa. Pedro tomó algunos de los miembros de la asamblea (Hechos 10:23), y cuando Cornelio y su familia dieron evidencia de la obra de gracia en sus vidas, Pedro dijo: “¿Acaso puede alguno negar el agua, para que no sean bautizados estos?, Hechos 10:47.

Está el ejemplo de Hechos 1:23 y que ha sido seguido durante siglos en las Asambleas Bautistas No Conformistas.

Está el ejemplo de la votación en Hechos 6:1-6 y en 13:1-3.

IV. ¿Por qué alguien tiene que votar? Porque hay que decidir si una persona es elegible o no para ser miembro.

Hay “iglesias” donde el predicador toma la decisión.

Hay “iglesias” donde una junta toma la decisión.

Pero lo correcto y escritural es la votación congregacional donde todos los miembros tienen el derecho para decidir. Esta es la práctica de una Asamblea Bautista No Conformista.


Los bautistas (Lección III).

TEMA: ¿Por qué los bautistas bautizan por inmersión?

LECTURA: Mateo 3:5, 6, 13-17.

PROPÓSITO: Mostrar el plan escritural y el significado de la inmersión.

I. El significado de la palabra griega BAPTIZO.

1. Para entender las Escrituras,  la palabra española “bautizar” debe ser traducida “sumergir”, que es meter una cosa debajo del agua o de otro líquido, hundir.

2.  La descripción está en Romanos 6:3-5.

(1)  La inmersión muestra la muerte de Jesús.

(2)  La inmersión muestra la sepultura de Jesús.

(3)  La inmersión muestra la resurrección de Jesús, Col. 2:12.

3. Ejemplos bíblicos de inmersión:

(1)  El cruce del Mar Rojo por Israel, 1 Corintios 10:2.

(2)  Juan, el Sumergidor, practicó la inmersión en el río Jordán, Mateo 3:16.

(3) Felipe usó la inmersión cuando bautizó al etíope convertido al cristianismo, Hechos 8:36, 38.

4. La inmersión es el único método con autoridad de Dios el Padre Celestial, Mateo 21:23-27.

5. Una asamblea del Señor no debe admitir “bautismos extraños” de “iglesias” que no enseñan la seguridad del creyente.

6. La inmersión es una confesión abierta de la persona que dice que está arrepentida de sus pecados, y ha recibido por la fe sincera a Jesucristo como su Salvador personal.

7. Pastor, si tú tienes personas en la asamblea que no tienen una inmersión escritural, es tu deber enseñarles lo que dicen las Escrituras, porque un día ellos han de estar ante el Señor en el Tribunal de Cristo y van a dar respuesta acerca de sus actos.

8. Hay que rechazar toda inmersión de las así llamadas “Iglesias de Cristo”, siendo que ellos usan la inmersión como un medio de salvación. Esto es un error.

CONCLUSIÓN: ¿Quién tiene autoridad para cambiar lo que Dios ha establecido? Nadie. Solamente la EKKLESÍA está para cumplir con todos de los requisitos del Nuevo Testamento.


Los bautistas (Lección IV).

TEMA: ¿Por qué rechazamos el “bautismo infantil?

LECTURA: “Arrepentíos y sea bautizado cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo (a causa del, sobre la base del) para el perdón de vuestros pecados.” (Hechos 2:38)

PROPÓSITO: Mostrar que los requisitos bíblicos no permiten el “bautismo” de infantes ni de niños no convertidos.

I.  Rociar al niño no tiene valor porque la inmersión solamente es válida para los creyentes. 

1.  Para tener un “bautismo” bíblico:

(1)  La persona debe tener edad suficiente para entender que es pecador y necesita un Salvador.

(2) Solamente los creyentes pueden ser sumergidos, Hechos 18:8.

(2)  Nuestro texto (Hechos 2:38) enfatiza el orden bíblico para recibir la inmersión.

A. Pedro predicó el arrepentimiento porque sin el arrepentimiento no hay salvación.

B.  Pedro habló de la inmersión. Sin salvación el bautismo no tiene valor.

C. El niño no puede arrepentirse ni creer, por eso no es candidato para ser bautizado.

II.  El llamado “bautismo” de los infantes es por aspersión o derramamiento de agua. No se menciona tal cosa en el Nuevo Testamento en relación con el bautismo.

1. Las “iglesias” que practican tal cosa no son de Jesucristo, son hechas por hombres o mujeres que han rechazado toda autoridad bíblica.

III.  Rechazamos tal acción porque promueve la salvación del infante.

1.  La única razón para rociar a un niño es para producir la salvación. Esto presenta dos errores:

(1)  Que el niño está perdido (y las Escrituras enseñan lo contrario).

(2)  Que el acto de agua salva el alma. Y esto es contra toda la enseñanza bíblica respecto a la salvación.

III.  Aplicar agua a la cabeza del niño no tiene fundamento bíblico, Romanos 14:23.

1.  El bautismo infantil viola las Escrituras diciendo que el agua es necesaria para la salvación. (Continuará)


¿Qué es la fe?

(Por Walter García Sandoval)

En los últimos años se han impreso más libros sobre el tema de la fe que sobre cualquier otro tema: “Cómo tener fe”; “Cómo liberar nuestra fe”. Muchos de estos libros no están en una relación correcta con la Palabra de Dios porque hablan sobre las manifestaciones de la fe y no de qué es la fe según las Escrituras.

(Página 6) ¿Qué es la fe? Muchos responderían: La fe es milagros, manifestaciones, enfermos que se sanan y cuanta manifestación de Dios aparezca.

Hoy estamos oyendo todo tipo de proposiciones doctrinales que nos sugieren seguir ciertos procedimientos si queremos ver el favor de Dios en nuestras vidas, que haciendo tal o cual cosa Dios se manifestará en grande, y nos hablan de autos lujosos, mansiones y una vida totalmente rica en cosas materiales, que si nuestra fe está centrada en la Biblia jamás tendremos problemas ni caeremos enfermos pues nuestra fe es salvadora.

Creo que debemos centrarnos y buscar un equilibrio en la Biblia y dejar que ella nos responda:

1. La fe es un sacrificio (Hebreos 11:4). Aquí dice que hay una ofrenda hecha. Abel ofreció a Dios aquello que Dios esperaba… con sangre… que siglos más tarde Cristo Jesús iba a cumplir en la cruz. Sin embargo, Caín ofreció el fruto de la tierra, no negó la existencia de Dios, pero sí estaba negando que necesitaba como pecador del medio de la sangre para acercarse a Dios, único medio por el cual podemos acercarnos a Él. Abel ofreció su vida. La fe es una ofrenda.

2. La fe es un caminar (Hebreos 11:5). La fe es un largo caminar con Dios y esto habla de un progreso continuo, una perseverancia en su caminar.

3. La fe es un peregrinar (Hebreos 11:8). En realidad somos extranjeros en una sociedad ajena, en un país extraño, pero esperamos una ciudad, cuyo arquitecto y constructor es Dios.

4. La fe es una renuncia (Hebreos 11: 23). Moisés renunció a tener riquezas y poder por seguir los caminos del Señor. Esto es una renuncia a lo que este mundo nos quiere ofrecer y movernos a los propósitos de Dios; para eso necesitamos decidir qué es lo que vamos hacer con nuestra vida: seguir a Dios o a este mundo en decadencia en donde el pecado es el rey.

Cuando lo vemos a través de la Biblia y experimentamos lo que Dios ve y reconoce como fe, encontramos que muchos que hoy predican por la radio y la televisión están en DESACUERDO con lo que Dios considera como “la fe”, pues la fe mira hacia la cruz, hacia el sacrificio y la sangre que Cristo derramó. ¡Eso es fe! (Fin)


Cada predicador que sigue las doctrinas de los pentecostales es fraudulento.

(Tomado en parte de una obra publicada por la Asociación Fundamental Evangelística)

A.  Nótese bien las reglas que Pablo dio si alguno había de hablar en otra lengua, dirigida a la asamblea en Corinto. Los corintios habían perdido el orden y habían caído en confusión.  Pero en las asambleas de hoy donde se practica el uso de las “lenguas” no se observan estas reglas.

(3) No se menciona que Jesucristo hablara en “lenguas”, y el único de los apóstoles que las hablaba era Pablo (1 Co. 14:18, 19). Nótese su regaño a los de aquella asamblea, verso 20.

(4) Antes de la Reforma  (cuando la “Iglesia Católica tenía control de los gobiernos, etc.) no se menciona el uso de las lenguas. Durante los años de la Reforma no se mencionan. Martín Lutero no habló en lenguas, ni Juan Calvino, etc.

(5) Tome usted un poco del consejo de Pablo: “Hermanos, no seáis niños en el entendimiento; más bien, sed bebés en la malicia, pero hombres maduros en el entendimiento” (1 Co. 14:20), y en el versículo 22: “Así resulta que las lenguas son señal, no para los creyentes, sino para los no creyentes; en cambio, la profecía (predicación) no es para los no creyentes, sino para los creyentes”.

V.  Hay muchas denominaciones que enseñan el error de “hablar en lenguas”. La denominación “Asambleas de Dios”, con su jefatura en Springfield, Missouri, EE.UU. es una de ellas. En su publicación 34-4136 escribió: “Todos los creyentes tienen derecho a, y deben esperar y buscar seriamente la promesa del Padre, el bautismo en el Espíritu Santo y fuego”.  “El bautismo de creyentes en el Espíritu Santo es legitimado por una señal física de hablar en otras lenguas”.

1. Con lo que has leído hasta ahora, ¿no ves la falsedad de tales cosas?

2. ¿Qué dicen las Escrituras de este “bautismo  en (no con) el Espíritu Santo?

(1) En aquel día festivo la presencia del Espíritu Santo estuvo disponible para cada creyente. ¡Fue un solo evento! Después de aquel día, en el momento de la conversión, al ser salvos,  somos “bautizados, sumergidos EN (no con) el Espíritu Santo”. Esto se conoce como el “nuevo nacimiento”. Sucede una sola vez y no puede repetirse. Igual que el nacimiento de un bebé.

(2) Este “bautismo EN el Espíritu Santo” debe entenderse como que:

A. El Espíritu Santo marca el principio de la vida nueva del creyente en Cristo Jesús. Nadie puede ser de Jesucristo sin la obra del Espíritu Santo (Romanos 8:9). No puede unirse a Jesucristo sin Su Espíritu (1 Corintios 6:17). No puede ser adoptado sin el Espíritu Santo (Romanos 8:14-17).

B. El Espíritu Santo es el poder de la vida nueva del creyente (Gálatas 3:3). El día en que se recibe a Jesucristo por la fe, el Espíritu Santo nos da una relación personal con Jesucristo.

C. El Espíritu Santo une a los hermanos, Ef. 2:19-22.

D. El Espíritu Santo obra en cada creyente, 1 Co. 12:11; Ef. 4:4.

VI. El movimiento carismático es peligroso porque:

1. Acepta el uso de lenguas, interpretación de lenguas, visiones, sueños, profecías, etc., como si estos fueran mensajes de  Dios a Sus hijos. Una vez que la persona ha aceptado “mensajes extra-bíblicos” no tardará mucho en empezar a aceptar “mensajes anti-bíblicos”, o sea,  aquellos que contradicen directamente la Palabra de Dios, mensajes de Satanás y de sus muchos demonios.

2. Los carismáticos no enseñan la separación de la apostasía.  Animan a sus seguidores a permanecer dentro de “iglesias” protestantes apóstatas. La manifestación Satánica a través de falsas lenguas, milagros, y cosas semejantes, ayudan a unir aquello que la Palabra de Dios dice que debe estar separado.

(Página 7) 3. Venden y fomentan la mayoría de las nuevas versiones de la Biblia que llegan a cambiar enseñanzas vitales de la Palabra de Dios.

4. Establecen un énfasis no escritural e indebido en la sanidad física. Esto hace tropezar a muchos creyentes que son falsamente enseñados que siempre es la voluntad de Dios ser sanados. Sí, Dios puede sanar en cualquier momento, pero no siempre es Su voluntad hacerlo ya que la enfermedad sucede por alguna causa.

5. Los carismáticos promueven y animan un “espíritu de mundanalidad” en las asambleas. En vez de esforzarse por alcanzar verdadera santidad y piedad en la manera de hablar, de vestir, de llevar el pelo, en la música, en las diversiones, etc., se auto-enorgullecen de usar medios mundanos para entretener a los suyos y para atraer a los perdidos. ¡Estas son acciones peligrosas!

6. Los carismáticos animan a las mujeres a abandonar el lugar que Dios les ha dado en el hogar y en la asamblea. Esto produce hogares desordenados y asambleas turbulentas donde las mujeres asumen lugares de liderazgo en una directa violación a la Palabra de Dios. Es extraño, inconsistente y triste oír a los carismáticos usar el capítulo 14 de primera de Corintios para justificar el hecho de hablar en lenguas cuando ese mismo capítulo dice llanamente: “Vuestras mujeres callen en las congregaciones” (v. 34).

7. Los carismáticos fomentan y animan lo que ha sido llamado como “caer bajo el poder”, una práctica peligrosa donde ciertos líderes “imponen las manos” a personas causándoles “desmayos y desvanecimientos bruscos para así experimentar el poder”. No existe en las Escrituras tal precedente, ejemplo o mandamiento para esta experiencia que es de Satanás.

8. Los carismáticos se glorían en los “milagros”. Hay que leer 2 Timoteo 3:13, etc.

CONCLUSIÓN: Creemos firmemente que el don de “hablar en lenguas” (para revelar a la asamblea las Palabras de Dios) cesó cuando todos los libros del N. T. estuvieron completos. Dios lo usó para dar instrucciones a los creyentes. Creemos que es erróneo enseñar a los creyentes esperar o buscar el “bautismo en el Espíritu Santo”, porque en el momento del nuevo nacimiento, el Espíritu, que hace tal obra, mora en cada creyente, véase Romanos 8:9. (Fin)


Qué creemos acerca de la libertad de la salvación, V.

INTRO: Las bendiciones de la salvación del alma del infierno son sin costo para todo el mundo por el evangelio de Jesucristo. El costo de tal salvación fue pagado totalmente por Dios, Hebreos 2:9; 1 Corintios 1:30.

La Gran Comisión (Mateo 28:18-20) demanda una creencia de que todos pueden ser librados del infierno.

I. Hay que entender que todo el mundo necesita la salvación.

1. No creer esto sería decir que Dios es un tonto, Romanos 3:23; 6:23.

II. Dios ofrece salvación a todo el mundo, nadie se excluye, Apocalipsis 22:17; Juan 7:37; Isaías 55:1; Hechos 2:21; 17:30.

III. Es el deber del hombre aceptar las bendiciones de las Buenas Noticias.

1. Jesús el Cristo, el Prometido, es el Salvador personal para todo el mundo, el Salvador especial para cada persona que ponga su fe en su obra final en aquella cruz, 1 Timoteo 4:10.

2. No hay distinción de personas delante de Dios (Ro. 2:11). Cada persona, sin excepción, puede ser salvo del infierno.

3. Pero tal salvación del alma del infierno viene solamente por la obra final de Jesús en la cruz, porque solamente con este acto Dios pudo quedar satisfecho, 1 Juan 2:2; Romanos 3:27.

4. La única cosa que evita la salvación del pecador es su depravación y rechazo de las Buenas Noticias, Juan 5.40.

IV. ¿Qué es el Evangelio? No es la Palabra de Dios. La Palabra de Dios explica el Evangelio. Leer la Palabra no salva el alma. Hay que actuar en base a lo que dice la Palabra, 1 Co. 15:1-4.

V. ¿Que es la fe salvadora en Jesús el Cristo?

1. No es una creencia que hay un Dios, un Creador, Stg. 2:9.

2. Es una fe de confianza en una obra ya hecha, Efesios 1:11.

3. Es una “recepción”, “aceptando” por fe en el corazón la obra que Jesucristo hizo aquel día, Juan 1:11, 12.

4. Es un asunto del corazón, confiado en la Palabra de Dios, Romanos 10:9-13; 2 Corintios 3:15; Juan 3:16.


Qué creemos acerca del arrepentimiento y la fe (VI)

TEXTO: Hechos 20:21.

INTRO: La palabra “arrepentimiento” quiere decir un cambio mental, una reformación, un cambio de pensar. Esta es una palabra “no conocida” en la predicación de hoy.

I. La necesidad del arrepentimiento:

1. Fue un tema del A. T., Ezequiel 14:6.

2. Fue el mensaje de Juan el Sumergidor, Mateo 3:1.

3. Fue el mensaje de Jesús el Cristo, Lucas 13:3-5; Mateo 4:17; Marcos 1:15; 2:17.

4. Los discípulos fueron mandados a predicarlo, Lucas 24:47; Marcos 6:12.

5. Fue el tema de Pablo, Hechos 20:21.

6. Dios dijo que todo el mundo debe arrepentirse, Hch. 17:30.

II. El acto de arrepentimiento afecta:

1. El conocimiento de qué pecado se hace y de culpabilidad personal, 1 Juan 3:4; 5:17.

2. Un examen de sí mismo, Salmo 51:4; Job 42:6; 2 Co. 7:10.

III. Fe en la obra de Jesucristo en la cruz, confiando completamente en Él, no en buenas obras, bautismo, catequismo, etc.

1. Hay que creer en la existencia de Dios el Creador antes de que venga la fe, Hebreos 11:6.

2. ¿Qué significa la fe en la obra terminada por Jesucristo en la cruz?

(1) Una dependencia en Él, Juan 3:16.

(2) Una fe de corazón, Romanos 10:9, 10.

(3) Una fe que le recibe a Él, Juan 1:11, 12.

(4) Una fe que confía en Él, 2 Timoteo 1:12.

(5) Una fe que invita a orar a Dios, Romanos 10:13.

(Página 8) IV. Porque la salvación del alma del infierno debe ser solamente por fe en la obra terminada de Jesús en la cruz.

1. Porque no hay otra manera para ser salvo, Juan 14:6.

2. Porque las Buenas Noticias, el evangelio, producen fe, Romanos 1:16.

3. Porque Jesucristo es el “corazón” del evangelio no hay “buenas noticias” sin Él, 1 Corintios 15:1-3.


Qué creemos acerca de la elección divina (VII).

TEXTO: Tito 1:1-4.

INTRO: Elección: el decreto eterno e inmutable de Dios para elegir a quién salvar y a quién librar del infierno.

1. Procede de Dios, 1 Tesalonicenses 1:4; Tito 1:1.

2. A través de Cristo, Juan 13:18; 15:16.

3. Es en Cristo, Efesios 1:4.

4. Personal, Mateo 20:16; Juan 6:44; Hechos 22:14.

5. Según el propósito de Dios, Romanos 9:11; Ef. 1:11.

6. De acuerdo con la presciencia de Dios, Ro. 8:29; 1 P. 1:2.

7. Eterna, Efesios 1:4.

8. Soberana, Romanos 9:15, 16; 1 Corintios 1:27; Efesios 1:11.

9. Independiente de los méritos, Romanos 9:11.

10. Por gracia, Romanos 11:5.

11. Anotada en el cielo, Lucas 10:20.

12. Para la gloria de Dios, Efesios 1:6.

13. Por la fe, 2 Tesalonicenses 2:13.

14. Por la santificación del Espíritu, 1 Pedro 1:2.

15. Para adopción, Efesios 1:5.

16. Para salvación, 2 Tesalonicenses 2:13.

17. Para ser conforme a Cristo, Romanos 8:29.

18. Para procurar buenas obras, Efesios 2:10.

19. Para vencer en la guerra espiritual, 2 Timoteo 2:4.

20. Para la gloria eterna, Romanos 9:23.


Qué creemos acerca de la santificación (VIII).

TEXTO: 1 Corintios 1:1-3; 1 Tesalonicenses 4:3.

INTRO: La palabra “santificación” quiere decir “separación”. Es un error entre los “evangélicos” enseñar que uno puede vivir sin pecado.

I. Lo que no es: No es una segunda obra de gracia para traer perfección al cuerpo. La asamblea de Corinto fue “santificada” pero no perfecta, 1 Co. 3:3; 5:1; 1 Juan 1:8; Ro. 7:21.

II. Para el uso correcto de las Escrituras.

1. Guardando el día del Señor; Génesis 2:3.

2. Hablando de Dios, Isaías 8:13; Números 20:12; Juan 17:19.

3. Para que la gente escuche el mensaje de Dios, Éxodo 19:10; Josué 3:5.

4. Aun para santificar las cosas materiales (lo que es para el servicio de Dios tiene también que ser santificado), Lv. 8:10.

III. Lo que la santificación quiere decir hoy:

1. Somos santificados al tiempo del nuevo nacimiento, (He. 9:13, 14). Así somos hechos aptos para servir a Dios. Somos apartados para Dios, 1 Juan 3:9; Efesios 1:13.

2. Jesus fue “santificado” para nosotros y El es nuestra santificación, 1 Corintios 1:30.

3. Santificamos todo nuestro ser para Dios, Romanos 12:1, 2; 1 Timoteo 4:4, 5; I Tes.5:23.

4. Santificando nuestra vida diaria, Filipenses 2:12.

5. Es la voluntad de Dios que santifiquemos nuestras vidas a Él, 1 Ts. 4:3, 4. Vea 1 Corintios 9:27.

6. La santificación del creyentes debe ser progresiva, Proverbios 4:18; 1 Pedro 2:2.

IV. Cómo podemos saber que estamos santificando a Dios.

1. Por Su Palaba, Juan 17:17.

V. No hay santificación para el incrédulo siendo que es una obra de Dios en el corazón del cristiano, 2 Ts. 2:13; Tito 3:5. (Continuará)


El milenio.

Literalmente significa un período de mil años. En Escatología (el estudio de las últimas cosas) se refiere al período que se menciona en Ap. 20:7-11 durante el cual Satanás es atado para que no engañe a las naciones mientras los creyentes reinan con Cristo, antes de la revuelta final de Satán (Ap. 20: 7-10) y del juicio ante el gran trono blanco (Ap. 20:11.15). Hay tres posiciones: Premilenarismo, Amilenarismo o Postmilenarismo. El premilenarismo dice que el milenio es todavía futuro y que comenzará luego de que el Señor Jesucristo retorne para establecer Su reino sobre la tierra. Esto está bien claro en las Escrituras: Es decir, que los creyentes serán tomados al Tercer Cielo antes del comienzo de los siete años de la Gran Tribulación. Luego Jesús vendrá, pasados los siete años de la Gran Tribulación, con los redimidos para establecer Su reino de mil años sobre esta tierra. El amilenarismo enseña que el milenio es un período figurativo y extenso que comenzó con el triunfo de Cristo en su primera venida mediante el cual Él ya reina, y concluirá con la Parusía o Segunda Venida del Señor. El postmilenarismo afirma que a través de la predicación de la Palabra de Dios se establecerá un gobierno cristiano en el mundo, que será duradero (no necesariamente de mil años literales) y que será el preludio de la Parusía y el establecimiento del Reino eterno de Dios.


Cuatro peligros de los “Testigos” (Parte I).

(Derechos reservados, 1998 I.R.R.)

La organización de los Testigos de Jehová afirma ser el único grupo cristiano verdadero en el mundo. Dice que el resto de las “iglesias”, sean católicas o protestantes, enseñan erróneamente y que Dios destruirá a cualquier persona que no sea un “Testigo de Jehová”. Sin embargo, este grupo es una secta engañosa. Aquí se exponen cuatro razones por las cuales se debe evitar el contacto con su organización:

1. Niegan las enseñanzas centrales de las Escrituras, niegan que Jesucristo es Dios y dicen que es un ángel creado. Pero, ¿qué dicen las Escrituras? He. 1:8; Juan 1:1, 14; 20:26-28; Hch. 20:28; Ro. 9:5; He. 1:3, 8, 9; 2 P. 1:1.

2. Niegan la resurrección corporal de Jesucristo, dicen que su cuerpo se disolvía en gases. Pero, ¿qué dicen las Escrituras? Lucas 24:39; Juan 2:19-21; 20:26-28; 1 Corintios 15:6, 14.

(Página 9) 3. Niegan que el Espíritu Santo es Dios, dicen que Él es una “fuerza impersonal”. Pero, ¿qué dicen las Escrituras? Hch. 5:3; Jn. 14:16, 17; 16:13-15; Ro. 8:26, 27; 2 Co. 3:17, 18; Ef. 4:30.

4. Niegan que la salvación es un don gratuito, pero es algo que debemos ganar, que para escapar del “juicio” hay que ser miembro de su organización. Pero, ¿qué dicen las Escrituras? Efesios 2:8, 9; Romanos 4:1-14; Gálatas 2:16; Tito 3:5.

5. Niegan el castigo eterno de los incrédulos, dicen que los injustos serán aniquilados y dejarán de existir. Pero, ¿qué dicen las Escrituras? Mt. 25:41, 46; 18:8; 2 Ts.1:8, 9; Ap.14:10, 11; 20:10, 15.

6. Niegan que los seres humanos tengan un “espíritu” que exista después de la muerte, dicen que la vida deja de existir. Pero, ¿qué dicen las Escrituras? 2 Corintios 5:8; Lucas 16:19-31; Filipenses 1:23, 24; Apocalipsis 6:9-11.

7. Niegan la naturaleza “trina” de Dios (la Trinidad), dicen que Satanás inventó esto. Rechazan todas las Escrituras que identifican a Jesús como Dios y el Espíritu Santo como Dios. Pero, ¿qué dicen las Escrituras? Isaías 43:10; 44:6, 8; Mateo 28:19.

8. Ellos falsifican las Escrituras produciendo su propia versión que se identifica con el nombre de “La Traducción del Nuevo Mundo”. (Continuará)


Creciendo en la gracia (Parte I).

(Por el hermano Ed Nelson, Ediciones Apología)

TEMA: La seguridad de la salvación.

TEXTO: Salmo 3:8.

INTRO: Una de las cosas más importantes en su nueva vida como cristiano es la seguridad de la salvación de su alma del infierno. Hay muchísimas personas que no tienen tal seguridad en la actualidad, no saben que son salvos.

I. Es posible saber que uno es salvo, una vez y para siempre, 1 Juan 5:13.

II. Es importante que uno sepa que es salvo, Marcos 8:36.

III. ¿Cómo saber que uno es salvo? Por la Palabra (Juan 3:16, 36). Sabemos que somos salvos porque Dios lo dice así.

IV. ¿Cómo pueden saber otros que uno disfruta de la salvación? Por la vida que uno vive, Tito 3:8.

V. Cosas importantes para recordar:

1. Hay un plan de salvación.

(1) Todo el mundo nace pecador (el pecado adámico; por herencia). De ahí que todos los nacidos mueren Ro. 3:23; 6:23

(2) Todo el mundo está bajo condenación, Romanos 6:23.

(3) Jesucristo pagó el precio por nuestros pecados, 1 P. 3:18.

(4) El pecador es salvo cuando se arrepiente y renuncia a la vida pecaminosa, y recibe a Jesús como su Salvador, Jn. 3:16; 1:12.

VI. Cuando uno cree en Jesucristo como Salvador, esto no significa que ya ha llegado a la perfección. Vea Fil. 1:6; 3:12-14.

VII. No somos libres del pecado porque lo sintamos, sino porque la Palabra de Dios lo dice (Hch. 2.38). Hay que confiar al ciento por ciento en lo que dicen las Escrituras.


Creciendo en la gracia (Parte II).

TEMA: El bautismo.

TEXTO: Hechos 2:41.

INTRO: Este texto nos muestra que los primeros creyentes fueron obedientes al mandamiento de los Apóstoles y fueron sumergidos inmediatamente después de creer para salvación. Para mostrar su obediencia a Jesús, no para obtener la salvación.

I. La importancia de ser sumergido una vez que se es salvo.

1. Jesucristo es nuestro ejemplo (Mateo 3:13-17). Por supuesto que Jesús, como el Dios de la creación, no necesitó “salvación” siendo que Él es el Autor de la salvación, pero nos dio el ejemplo, Mateo 3:15; 1 Pedro 2:21.

2. El significado del bautismo:

(1) Es un mandamiento, Mateo 28:19-20.

(2) Todos los primeros creyentes fueron sumergidos, Jn. 4:1, 2.

(3) La primera asamblea que Jesús formó durante Su ministerio practicó la inmersión y los apóstoles hicieron esto con todos los convertidos.

A. Los judíos convertidos de Jerusalén, Hechos 2:41.

B. Los convertidos en Samaria, Hechos 8:12.

C. El eunuco, Hechos 8:38.

D. El ejemplo de Saulo, Hechos 9:18.

E. Cornelio y los de su casa, Hechos 10:48.

F. El carcelero y su familia, Hechos 16:33.

G. Los discípulos de Éfeso, Hechos 19:5.

H. Los creyentes de Corinto, Hechos 18:8.

I. Los creyentes de Roma, Romanos 6:4.

J. Los creyentes de Colosas, Colosenses 2:12.

II. El significado de la inmersión.

1. La inmersión produce una “identificación” con Jesús (Ro. 6:4), en Su muerte, sepultura y resurrección.

2. La inmersión es “similar” al anillo de bodas. El anillo no convierte a nadie en una persona casada, es solo un símbolo. La inmersión es el símbolo de que pertenecemos a Jesucristo.

3. La inmersión es un “paso de obediencia” al mandamiento de Dios, 1 Corintios 15:1-4.

4. La inmersión es un testimonio público de que queremos vivir para Cristo en novedad de vida, Romanos 6:1-6.

III. El acto de ser sumergido no produce el perdón de los pecados. Es solo un símbolo externo de una obra interna que ya ha ocurrido en el que ha confiando en la obra final de Jesús en la cruz para salvar el alma del infierno.

IV. El modo del bautismo bíblico.

1. Siempre fue por inmersión siendo que es una expresión de la muerte, sepultura y la resurrección de Jesucristo, Romanos 6:4.

V. La inmersión precede a ser miembro de la asamblea. El candidato debe dar su testimonio abiertamente a la congregación y ser aceptado por votación de los miembros y del pastor. Alguien seleccionado por la asamblea debe ejecutar el acto y no necesariamente el pastor (Juan 4:2; 1 Co.1:16-16).


Creciendo en la gracia (Parte III).

TEMA: La asamblea y la membresía.

INTRO: Nuestra relación con la asamblea está influenciada directamente por nuestra comprensión del uso de la palabra. ¿Para qué asistir a las reuniones? ¿Para qué tenemos edificios en donde llevar a cabo las reuniones?

Dios, el Creador del universo, le ha dado mucha importancia a Su asamblea desde su fundación durante el ministerio de Su Hijo. No hay nada en el mundo que pueda sustituir a la asamblea siendo que Dios tiene una meta, un objetivo, un propósito y un lugar para la asamblea.

I. El significado de la palaba “iglesia”. EKKLESIA proviene de la combinación de dos palabras griegas: EK: fuera de, y KALEO: llamar. Esta palabra no fue traducida en nuestras Biblias sino transliterada (transliteración: representar los sonidos de una lengua con las letras de otra). En Hechos 19:32 (RV 1960) se tradujo como CONCURRENCIA, y en 19:39, 41 se tradujo correctamente a ASAMBLEA. En Mateo 16:18 se refiere a una asamblea local de creyentes, sumergidos y reunidos en un edificio, debajo de un árbol, o cualquier otro lugar si por algún motivo no pudieran reunirse en un lugar fijo como en tiempos de persecución. La ASAMBLEA existe, porque no es el edificio lo que hace a la ASAMBLEA, sino el grupo de creyentes, ya sea pequeño o numeroso.

1. La palabra griega EKKLESÍA:

(1) No significa ser religioso.

(2) No hace distinción entre denominaciones hechas por hombres.

(3) No se refiere a las sectas.

(4) No denota el edificio o lugar de reunión. Un “edificio” es solamente un “edificio” hasta que la gente redimida, sumergida se reúne, Hechos 20:28; 1 Timoteo 3:15, 16; Efesios 2:19; 1 Corintios 1:2; 2 Corintios 1:1; Gálatas 1:2.

II. El propósito de la asamblea es:

1. Dar gloria a Dios, Efesios 3:21; 1:6, 12.

2. Desarrollar a sus miembros espiritualmente, Hechos 20:28-32; 11:23-26.

3. Ser columna y baluarte de la verdad de Dios, 1 Ti. 3:15. (Baluarte = muro defensor)

4. Evangelizar al mundo, Hechos 1:8; Mateo 28:18-20.

III. La bendición de la asamblea.

1. Conlleva a hacer más profundo el compañerismo entre los hermanos, Hechos 2:41, 42; 12:5; 1 Juan 1:3, 4.

2. Los va a proteger del aislamiento, Hebreos 10:24, 25; Proverbios 14:14; Jeremías 2:19, 21.

3. Va a incrementar su servicio, Hechos 4:23-37; 6:1-8; 11:19-26; 13-1-4.

4. Va a fortalecer su testimonio, Hechos 15:41; vea Juan 20:24, 25, con relación a la ausencia de Tomás.

5. Va a hacer más profunda la vida de oración, Hechos 4:23-31; 12:5.

6. Es un lugar donde los incrédulos pueden oír el mensaje de salvación.

7. La asamblea es un grupo de creyentes, sumergidos en una comunidad, unidos con el propósito de predicar las Buenas Noticias, que observan las dos ordenanzas dadas a la asamblea por Jesucristo: la inmersión de creyentes y la observancia de la Cena del Señor.

IV. La membresía de una asamblea:

1. Nuestra participación en Cristo Jesús la necesita:

(1) Él fundó la asamblea (Mateo 16:18) para nuestro beneficio y bendición y para Su gloria.

(2) Él es la Cabeza de la asamblea (Colosenses 1:18), nosotros somos Su cuerpo (Efesios 5:30). Como miembros del cuerpo, debemos participar en los cultos.

(3) Jesucristo amó a la asamblea, Efesios 5:25.

1. Para que se añadan los nuevos convertidos, Hch.2:41, 47.

2. Los negocios de la asamblea requieren de la participación de sus miembros, Hechos 6:1-5.

3. La disciplina descansa sobra la autoridad de la asamblea, Mateo 18:17; 1 Corintios 5:4.

4. La organización de la asamblea demanda participación, 1 Corintios 12:12-17.


Creciendo en la gracia (Parte IV).

TEMA: La Palabra de Dios.

TEXTO: 2 Pedro 3:18.

INTRO: “La Santa Biblia” es la palabra del Creador del universo, y la única revelación que Él nos ha dado. El apóstol Pablo las nombra las SAGRADAS ESCRITURAS (2 Ti. 3:15). Sin estas páginas el hombre no sabe quién es, ni de dónde vino ni hacia dónde va.

Para el incrédulo es un Libro de instrucción que da a conocer a aquel Dios en el cual no tienen fe. Para el creyente es la voz de Dios que nos enseña cómo debemos vivir para agradecerle y agradarle a Él. Sus textos son el alimento para crecer espiritualmente.

I. El creyente nuevo es un bebé y necesita alimentación (1 Pedro 2:2, 3). Tiene que escoger entre una alimentación correcta o incorrecta, vea Hebreos 5:12-14.

II. La Santa Biblia es el alimento para su desarrollo espiritual, Salmo 1:2.

III. Este Libro debe ser dulce para el creyente, Salmo 119:103; 19:10, 11; Mateo 4:4.

IV. Nuestras almas son salvas del infierno por el conocimiento de la Palabra de Dios, 1 Pedro 1:23-25.

V. Somos transformados por las Escrituras, Salmo 119:7.

VI. Podemos crecer por medio de la Palabra, 1 Pedro 2:2, 3.

V. El creyente se limpia por la Palabra, Salmo 119:9.

VI. La fe del creyentes se desarrolla por la Palabra, Ro. 10:17.

VI. Somos guardados del pecado por la Palabra, Salmo119:11.

VII. Podemos derrotar a Satanás por la Palabra, Salmo 17:4; Mateo 4:4, 7, 10.

VIII. Cómo debemos aprender las enseñanzas de la Biblia:

1. No solo son las Escrituras nuestro alimento espiritual, sino también nuestra arma de ataque para usarla contra nuestro enemigo común, Satanás, Hebreos 4:12.

2. Oímos la Palabra para obtener la fe que salva el alma del infierno, Romanos 10:17.

(Página 11) 3. Leemos la Palabra para obtener alimento y fortaleza, Job 23:12.

4. Estudiamos la Palaba para obtener conocimiento, 2 Ti. 2:15.

5. Memorizamos la Palabra para obtener un testimonio eficaz, Salmo 119:11.

6. Meditamos en la Palabra para obtener provecho espiritual, Salmo 1:2, 3. Vea Salmo 119:15, 16; 104:34.

CONCLUSIÓN: Después que hayamos oído, leído, estudiado, memorizado, y meditado en la Palabra, aún tenemos algo más que debemos hacer: obedecerla, Stg. 1:22-25.


Los predicadores requieren discernimiento.

(Por C. R. Curtman)

TEXTO: 1 Reyes 3:9.

INTRO: Después que Salomón asumió el trono como el rey de Israel, leemos que (1 Reyes 3:5) Dios le dio un cheque en blanco y le prometió concederle cualquier cosa que pidiera. Lea la oración de este rey en los versos 6-9.

I. Nótese la conciencia de Salomón de su responsabili­dad personal con Dios, v. 7.

1. Esta es precisamente la situación que debe enfrentar cada pastor, tener bien en claro qué es lo que quiere, qué Dios demanda de él, qué cosa Dios aprueba y bendice y qué no, 1 Co. 4:2; He. 13:17.

2. Salomón era consciente de la responsabilidad de darle dirección al pueblo de Dios, vs. 8, 9.

3. Estimado pastor, ¿ha pensado Ud. en su responsabili­dad frente a su congregación? Su congregación es:

(1) “Hechura de Dios”, Efesios 2:10.

(2) “Ovejas de Su prado”, Salmo 100:3.

(3) “Hijos amados”, Efesios 5:1.

4. ¿Sabe Ud. lo que las Escrituras dicen en Hechos 20:28?

5. Salomón era consciente que no tenía suficiente habilidad para guiar al pueblo del Señor,

(1) Las palabras de Salomón eran similares a las de Pablo a los corintios, 2 Corintios 3:4, 5.

(2) Pastor, ¿está Ud. consciente de que la obra del Señor debe ser hecha a Su manera y con Su poder, y no a la suya?

(3) Esta es la razón por la que Solomon oró de esa forma.

(4) Dios se deleitó con su oración, vs. 10-14

(5) Pastores, necesitamos hoy orar con discernimiento, como lo Salomón. Este es un requerimiento para cada pastor. Necesitan ser como los hombres de Isacar, 1 Crónicas 12:32. Vea Jeremías 3:15.

6. ¿Qué es discernimiento? Es la acción de distin­guir una cosa de la otra por un acto especial de los sentidos y de la inteligencia o el sentido común. En Las Escrituras el discernimiento se asocia siempre con:

(1) Sabiduría, Proverbios 4:5-7; 23:4.

(2) Comprensión, Proverbios 2:1-5; 3:5; 16:22 p.p.

(3) Conocimiento, ve Proverbios 10:14; 24:5.

A. El discernimiento pertenece a aquellos que tienen sabidu­ría, comprensión, conocimiento y juicio legítimo, 1 Corintios 2:15. Vea Hebreos 5:11-14.

V. Es imprescindible que el pastor sea un hombre de descernimien­to, porque son conocidos como vigilantes o atalayas (Ezequiel 3:17; 33:7; Isaías 21:1-12). Hay varias co­sas que se requieren de un vigilante:

(1) Debe ver bien para descubrir inconsistencias, Isaías 21:11.

(2) Debe tener gran visión nocturna. Vivimos en tiempos de tinieblas. Tenemos demasiados pastores hoy como los descritos en Isaías 56:10, 11.

(3) Debe cuidar las almas de su congregación, Hebreos 13:17; Hechos 20:28-30; Proverbios 27:23

VI. ¿Dónde podemos encontrar discernimiento hoy? 2 Corintios 11:13-15.

1. Vivimos con predicadores que son orgullosos, vana­gloriosos, que se promueven a sí mismos, egoístas, promi­nentes, carnales, que se exaltan y promueven a sí mismos, y que son adorados y apoyados por “cristianos” carnales. Vea Mateo 20:25-28; Juan 3:30; Romanos 12: 3; Isaías 42:8.

2. Muchos ministros hoy se creen pragmáticos (referente a la acción y no a la especulación). Creen que tienen que tener una congregación grande, muchas profesiones de fe, no importa el medio que haya que usar para conseguirlo. Colo­senses 2:8.

VII. Hay una falta de discernimiento por parte de los pasto­res cuando tratan con otros ministerios cristianos. ¿Por qué enseñan a la EKKLESÍA que Jesucristo comenzó y todavía está edificando, y luego dan apoyo a organi­zaciones que no dan apoyo a la EKKLESÍA?

(1) ¿Qué es un “para-ministerio”? La palabra “para” viene del griego PARA y quiere decir: junto a, a lo largo de, próximo a. Es un ministerio que parece como una asamblea cristiana pero no es una asamblea cristiana. Aunque quieren el apoyo de la asamblea local, no quie­ren apoyar a la asamblea local. Tienen su propio trabajo muy aparte de la asamblea.

(2) Se deben estudiar los siguientes textos: Efesios 5:25 y Mateo 28:19, 20 (dado a la EKKLESÍA).

VIII. Hay una falta de discernimiento en el área de la música en las asambleas. Ver Efesios 5:19, 20.

1. Mucha de la música usada en nuestras asambleas hoy no edifica a Dios, sino que edifica a la carne. Vea Colosenses 2:18; 1 Pedro 2:11.

IX. Hay una falta de discernimiento acerca del mensaje que está predicándose en las asambleas.

1. Muchos sermones son una falsificación; mensajes falsos, mensajes de “otro evangelio.” Y no hay otro evangelio, así como no hay otro Salvador. Gálatas 1:6.

2. En estos últimos días se escuchan muchas voces extrañas, Hebreos 13:9; Mateo 24: 24.

CONCLUSIÓN: En todas estas cosas el pastor tiene que mostrar discernimiento. El discernimiento tiene además que ir acompañado de carácter y compromiso. Muchos tienen discernimiento, pero también temor. “El verdadero amor echa fuera el temor”, y “Dios no nos ha dado espíritu de temor”. Josué escuchó estas palabras: “Esfuérzate y sé valiente”. Si nos damos cuenta de las cosas y no actuamos, si tenemos discernimiento y callamos, es terrible, 2 Timoteo 2:15; Gálatas 1:10; Filipenses 1:9, 10. (Fin)


Algunos credos falsos. (Adaptado)

1. Los Testigos de Jehová. Su “Traducción del Nuevo Mundo de las Santas Escrituras” es una adulteración de las Escrituras.

2. Los Niños de Dios. Fundada por el pastor metodista David Berg, justifica una actitud promiscua y antisemita.

3. Los Mormones. Secta fundada por José Smith, enseña que Jesús es hermano de Satanás.

4. La Iglesia de la Unificación. Enseña que la Segunda Venida del Mesías ya se efectuó en secreto y que la nación de Corea desciende de las diez tribus perdidas de Israel.

5. La Fe Bahai. Según esta secta Dios es uno y todas las religiones tienen los mismos principios básicos, buscan la unidad entre las razas, una lengua universal y un parlamento mundial.

6. La Iglesia Universal de Dios. Organización muy eficaz de nuestra época. Su fundador es Heriberto Armstrong, quien sostuvo que Jesús no fue hijo de Dios hasta que nació de María.

7. “La Carpa”. Su profeta oficial era William Marion Braham, quien fue el profeta Elías según creen sus seguidores. Actualmente su líder es el puertorriqueño William Soto Santiago que asegura ser el Cristo.

8. La Nueva Era. La antítesis de las sectas. Una de sus características es el sincretismo que la rodea; en ella todos los credos y formas filosóficas tienen lugar. Para poder entender el problema es necesario ver lo que la Nueva Era profesa:

(1) Panteísmo. Dios es todo y todas las cosas son Dios.

(2) Monismo. Solo hay una esencia en el universo.

(3) Holismo. Si la naturaleza es Dios y Dios es la naturaleza, Dios es todo.

(4) Auto deificación. Si Dios es Todo, esto es panteísmo. Si lo único que existe es Dios, esto es monismo. Si todo es Dios, esto es holismo. Entonces, el hombre es Dios.

(5) Inmanencia desequilibrada. Buscar a Dios dentro de nosotros.

(6) Misticismo extremo. La deidad puede alcanzarse por medio de la M.T.

(7) Reencarnación. Aprendemos a ser dioses a través de varias vidas.

(8) La ilusión. Si Dios es todo y todo es Dios entonces cada cosa que existe es divina. Lo bueno y lo malo son dos caras de la misma cosa.

(9) Animismo. El universo está “vivo”, todo él es espíritu.

(10) Evolucionismo. Evolución espiritual.

(11) Mundialismo. Toda la raza humana es una.

(12) Sincretismo. Todas las religiones y filosofías deben combinarse.

Por lo anterior, no es difícil darse cuenta de que la Nueva Era cuenta con la sutileza necesaria para confundir bajo una sola bandeara a todas las confesiones religiosas y humanistas. Uno de los problemas más serios del ecumenismo es precisamente que no tiene los rasgos del ateísmo o del materialismo, pero es mucho más peligroso que ambos porque expresa una creencia en un “dios”, sin identificar a este como “una persona”, sino como una energía, una conciencia sísmica, o simplemente como algo etéreo. En este punto es pertinente una aclaración, todas las religiones y credos reconocen a Jesús como un avatar (iluminado).

La Nueva Era también lo menciona y ese es un punto de confusión para los creyentes, quienes al escuchar que lo reconocen como ungido los consideran “cristianos”. La Nueva Era pregona que “Somos uno en Jesús”, pero nunca enseñará que “Somos uno en Jesucristo”. (fin)


¿Dónde están los muertos? (I parte).

TEMA: La naturaleza material y espiritual del hombre.

LECTURA: Eclesiastés 12:1-14.

TEXTO: Eclesiastés 12:7.

INTRO: Todo el mundo quiere saber dónde están las almas de los difuntos. Vamos a estu­diar este tema usando el gráfico “El Mundo Invisible”. Usted podrá entender el asunto y ser capaz de ex­plicarlo a otras personas.

¿Dónde podemos encontrar la respuesta a nuestra pregunta? Por supuesto, en el Libro de instrucción que el Autor de la vida y la muerte, el Yahvé Elohim, nos ha dado.

I. El hombre tiene dos naturalezas: su cuerpo carnal y su alma, la cual es espiritual.

1. El cuerpo y el espíritu del hombre son tan distintos como una casa y la persona que vive en ella, Job 32:8; Zacarías 12:1; Hechos 7:59. Nótese también Génesis 2:7; 3:19; Eclesiastés 12:7; Job 14:22; 1 Corintios 6:20 (Versión 1960).

2. El cuerpo tiene (como posesión) un “espíritu” (alma), 1 Corintios 2:11.

3. Por eso uno puede matar el cuerpo pero no puede matar ni destruir el espíritu (alma), Mateo 10:28.

4. En Génesis 2:7 vemos que Dios formó al hombre del polvo de la tierra e hizo un cuerpo (un material natural) ¡sin vida! Para que aquel cuerpo tuviera vida Dios tuvo que soplar Su Vida, y esto le dio al hombre espíritu y alma. Ahora el hombre tiene cuerpo, espíritu, y alma, 1 Ts. 5:23; Hebreos 4:12.

5. Según Pablo, en 1 Corintios 2:11, el espíritu-alma del hombre “conoce”.

6. El término “alma” implica la posesión de una vida consciente, diferente de la vida vegetal, que es incons­ciente. Por eso el alma es el asiento de las emociones, de los deseos y de los afectos (Salmo 42:1-6). Nótese que el corazón del hombre es casi un sinónimo de su espíritu y su alma, Proverbios 4:23; Romanos 10:10.

7. El cuerpo del hombre es la casa donde mora el espíri­tu-alma, Santiago 2:26a.

8. Algunos enseñan el gran error de que el espíritu-alma del hombre es su aliento o soplo, pero nótese que el espíritu-alma y el aliento-soplo son dos cosas distintas (Job 34:14). Véase 1 Corintios 5:5.

II. La muerte física es la separación del espíritu-alma del cuerpo del hombre.

(Página 13) 1. La vida humana comienza con la unión entre la natu­raleza carnal con la espiritual. Por eso la terminación de la vida natural (muerte) es la separación de las dos, Eclesiastés 12:7. Note Génesis 25:8 (Versión 1960); 35:29; 49:33; Lucas 23:46 y Hechos 5:10.

2. La muerte física es la separación del espíritu-alma del cuerpo, 1 Reyes 17:17-22; Lucas 8:49-55; 2 Corintios 5:8; 2 Pedro 1:13, 14.

III. ¿Qué pasa con el espíritu-alma en el momento de la muerte del hombre? Todo está bien claro en las Escrituras, pero hay que considerar y discernir las tres moradas del espíritu-alma del hom­bre: (1) en el pasado; (2) en el presente, y (3) en el futuro.

Nota: Hay que usar la Versión Reina Valera de 1960 o la Versión Actualizada para poder entender correctamente.

1. Comenzamos con el lugar conocido como el seol-hades (el mundo invisible). La palabra hebrea seol se encuentra 65 veces en el A.T. y siempre quiere decir: un estado invisible, como en Génesis 37:35; Números 16:30, 33. La palabra griega hades aparece 11 ve­ces en el N.T, nótese Mateo 11:23; Lucas 16:23.

2. El seol del A.T. y el hades del N.T. son el mismo lugar, compárese Salmo 16:10 con Hechos 2:27. El seol-hades nunca se refiere a una tumba ya que esta es solo un depósito para el cuerpo carnal, y se distingue claramente de la morada del espíritu-alma una vez que muere el cuerpo.

3. La palabra tumba en hebreo es QUEBER y en griego es MNENCION, y ambas no tienen nada que ver con el seol-hades, o sea, el lugar de los espíritus-almas de los muertos. Las palabras seol-hades no pue­den usarse en plural porque hacen referencia a un solo lugar, aunque con frecuencia leemos “las tumbas”. El seol-hades no puede poseerse, pero una tumba sí. No hay mención acerca de que un cuerpo estará en el seol-hades, pero hay varias referencias que dicen que hay cuerpos en las tumbas. Las Escrituras no hablan de cavar un seol-hades, pero nos dicen que los hombres cavan tumbas.

4. Nótese la gran diferencia entre los dos lugares, el seol-hades y la tumba, en Apocalipsis 1:18b y 20:13. Cuando Jesucristo murió Su espíritu-alma no se quedó en el seol-hades, ni su cuerpo en la tumba (Hechos 2:27). Leyendo Génesis 49:33 y 50:14 uno puede ver la diferencia. En Génesis 49 Jacob murió y su es­píritu-alma fue “reunido” con sus padres en el seol-ha­des, pero 89 días más tarde su cuerpo fue sepultado en una tumba en Macpela.

IV. El seol-hades siempre se menciona como abajo o en lo profundo, nótese Dt. 32:22; Job 11:8; Salmo 86:13; Mt. 11:23.

1. ¿Qué clase de lugar es el seol-hades?

(1) Es un lugar de tristeza, Salmo 116:3.

(2) Es la habitación de los impíos, Salmo 9:17.

(3) Es un lugar de tormento y llama, Lucas 16:23-28.

2. Aquí llamamos la atención sobre la clara ense­ñanza de Jesucristo en relación al seol-hades que aparece en Lucas 16:19-31.

(1) Es un lugar, y no un estado o condición.

(2) Antes de la resurrección del Señor había dos com­partimientos: uno de consolación (el seno de Abraham, o sea, el paraíso); y otro de tormento.

3. Antes de la resurrección del Señor el espíritu-alma de cada persona que moría descendía a ese lugar, pero después de la resurrección del Señor y Su ascensión al Tercer Cielo, al morir un creyente su espíritu-alma sube inmediatamente al Tercer Cielo (no hay lugar interme­dio).

(1) ¿Qué sucedió para que esto fuera posible? La explica­ción es clara en Efesios 4:8-10. Véase también 2 Corintios 5:6-8; 12:1-4; Filipenses 1:23.

(2) Nótese bien que al morir el incré­dulo su espíritu-alma va al seol-hades.

III. Las Escrituras hablan de tres cielos, 2 Corintios 12:1-4.

1. El cielo de las nubes (la atmósfera), Hechos 14:17.

2. El cielo de las estrellas (el cosmos) (el reino de Satanás), Ef. 6:12.

3. El Tercer Cielo, donde queda el Trono de Dios, Neh. 9:6; Hebreos 8:1; Lucas 15:7.

(1) No se debe confundir el “paraíso presente”, que está en el Tercer Cielo, con la Nueva Tierra, el “paraíso” que ha de venir todavía en el futuro.

IV. ¿Qué dicen las Escrituras acerca de la ubicación del Tercer Cielo?

1. Una vez que el Señor ascendió al Tercer Cielo, el “paraíso” del “seol-hades” se cambió hasta donde está el Trono de Dios. Las Escrituras dicen que Jesucristo ascendió al Tercer Cielo (Lucas 24:51; Hechos 1:9-11). Dicen que Él está sentado a la diestra de Su Padre quien a su vez está sentado sobre Su Trono en el Tercer Cielo (He. 8:1; 9:24). Nótese el testimonio de Esteban en Hch. 7:55, 56.

2. Según Isaías 14:13a el Tercer Cielo está “arriba”, o en 14:13b “en los lados del norte” (“en el extremo norte”). Véase Job 26:6, 7.

3. Debemos prestar atención a dos textos mal entendidos:

(1) Jn. 3:13. Los “Testigos” usan este versículo para “probar” que el alma se queda en la tumba con el cuerpo hasta el día de la resurrección. (Hay que recordar que habrá dos resurrecciones). Nótese bien que cuando el Señor estaba hablando aquel día ninguno de los muertos de la raza humana había ascendido al Tercer Cielo. Y que todavía todos los espíritus-almas de los redimidos estaban en aquel “paraíso” en el mundo invisible del “seol-hades”, en el centro de esta tierra, esperando una de las dos resurrecciones. Una vez que entendemos esto no deben existir problemas con las falsedades de los “Testigos” o los “Adventistas del Séptimo Día”.

(2) Hechos 2:34. Para entender esto hay que leer también los versículos 25-36. Los falsos maestros usan el versículo 34 para “probar” que el alma todavía está en la tumba con el cuerpo porque el texto dice: “Porque David no subió a los cielos”. ¡Esto es verdad! En aquel tiempo Pedro estaba explicando el Salmo 16:8-11. Lea otra vez Hechos 2:29-34. El cuerpo de David estaba en la tumba en tiempos de Pedro, y todavía lo está hoy. Una vez que Jesucristo ascendió al Tercer Cielo, (Página 14) llevó el espíritu-alma de David al Tercer Cielo, dejando a su cuerpo en la tumba hasta la primera resurrección. (Continuará)


¿Quién es Dios?

1. Es Uno, Dt. 6:4; 1 Co. 8:4.

2. Es Verdad, Jer. 10:10.

3. Es Luz, 1 Juan 1:5.

4. Es Amor, 1 Juan 4:8, 16.

5. Es Infinito, Jer. 23:24; Salmo 147:5.

5. Lo sabe todo (es omnisciente), 1 Juan 3:20.

6. Está en todas partes (es omnipresente), Sal. 139:7-12.

7. Es Todopoderoso, Jer. 32:17, 27; Ap. 1:18.

8. No tiene igual, Is. 40:13-25.

9. Es Perfecto, Dt. 32:4.

10. Es Espíritu, Juan 4:24.

11. Es Invisible, 1 Timoteo 1:17.

12. No tiene cuerpo humano, Lucas 24:39; Dt. 4:15,16.

13. No cambia, Nm. 23:19; Mal. 3:6; Stg. 1:17.

14. No tiene límites, 1 Reyes 8:27; Jer. 23:23, 24.

15. Es Eterno, Salmo 90:2; 1 Timoteo 1:17.

16. Es Inabarcable, Ro. 11.33.

17. Es Sabiduría, Ro. 16:27; Judas 25.

18. Es Santísimo, Is. 6:3; Ap. 4:8.

19. Es Libre, Salmo 115:3.

20. Es el Mayor Absoluto, Is. 44:6; Hch. 17:24, 25.

21. Obra conforme a Su voluntad, Ef. 1:11; Ap. 4:11.

22. Recibe gloria, Ro. 11:36.

23. Tiene Gracia, Éx. 33:19.

24. Es Misericordioso, Éx. 34:6; Dt. 4:31; Sal. 67:1.

25. Es Paciente, Salmo 86:15; 2 Pedro 3:15.

26. Abunda en Bondad, Salmo 31:19; 52:1; Ro. 11:22.

27. Es Perdonador, Dn. 9:9; Ef. 1:7; Sal. 86:5.

28. Recompensa a los que le buscan, He. 11:6.

29. Es Justo en todos Sus juicios, Neh. 9:32,33; 2 Ts.1:6

30. Odia el pecado, Salmo 5:5, 6; Habacuc 1:13.

31. Es el Creador, Isaías 40:12, 22, 26.

32. Es Pastor, Génesis 49:24.

33. Es Señor (YHWH= Yahvé), Josué, 22:34; 1 R. 8:60.

34. No puede mentir, Nm. 23:19; Tito 1:2.

35. Es Juez, Salmo 35:24; 50:6; 75:7.

36. Es Justo, Salmo 7:9; 116:5; Dn. 9:14; Lm. 1:18.

37. Está en el Tercer Cielo, Dt. 3:24.

38. Es Fuego Consumidor, Dt. 4:24.

39. Es Celoso, Dt. 6:15.

40. Es tu Refugio, Dt. 33:27,

41. Es Grande, Job 36:26.


Doctrinas básicas.

1. Hay un único Dios, Isaías 44:6, 8; 45:6, 14, 18, 21, 22.

2. No hay otros dioses antes o después de Él, Is. 43:10.

3. Dios sabe todas las cosas, 1 Juan 3:20.

4. Dios es Todopoderoso, Salmo 115:3.

5. Dios está en todas partes, Jer. 23:23, 24.

6. Dios es Espíritu, Juan 4:24.

7. Un espíritu no tiene cuerpo de carne y hueso, Lc. 24:39.

8. Dios siempre ha sido Dios, Salmo 90:2.

9. Jesucristo es Dios, Juan 1:1, 14; 8:58; 20:28; Col. 2:9.

10. Dios el Hijo llegó a ser un hombre, Fil. 2:5-8.

11. Jesús tuvo dos naturalezas: la divina y la humana, Col. 2:9; He. 1:6-8.

12. El Espíritu Santo es Dios, Hechos 5:3, 4.

13. El Espíritu Santo no es una fuerza. Él está vivo, es una Persona, Hechos 13:2.

14. Toda la gente ha pecado, Romanos 3:23; 5:12.

15. El pecado nos separa de Dios, Isaías 59:2.

16. Jesucristo murió por nuestros pecados, 1 Juan 2:2.

17. Su sacrificio fue una sustitución por el pecador, 1 P. 2:24.

18. Jesucristo resucitó físicamente, Juan 2:19-21.

19. Quienes rechazan a Jesucristo irán finalmente al Lago de fuego (Ap. 20:11-15) que es un castigo eterno, Mateo 25:46.

20. La salvación es un regalo gratuito de Dios, Ro. 4:5; 6:23; Efesios 2:8, 9.

21. Las Escrituras son la Palabra de Dios, 2 Timoteo 3:16.

22. Jesucristo ha de regresar visiblemente a esta tierra, Hch. 1:11.


La última palabra.

Aquí está la edición de julio de 2012. ¡Qué rápido se está yendo el año! Damos gracias a nuestro Creador, el Dios del universo, el Autor de nuestra salvación, y el que libra nuestra alma del infierno, que nos ha dado a Janet y a mí la fuerza física para continuar con la publicación de esta revista.

Damos gracias a Él porque ha levantado al Pastor Ariandys Aguiar y su esposa para publicar y distribuir esta revista en la Isla de Cuba. ¡Qué gran oportunidad para compartir las Buenas Noticias! Su dirección postal es:

Pbro. Ariandys Aguiar del Sol, Calle Águila 202, 59250 Potrerillo, Cienfuegos, Cuba.

Damos las gracias a los hermanos Gil por sus muchos años haciendo las correcciones de esta revista. Ellos dan de su tiempo gratis y Janet y yo estamos agradecidos por esta obra que hacen mes tras mes y año tras año.

Observando al mundo de hoy, puedo ver que cada día empeoran las condiciones en cada nación. Todo esto nos dice sin temor a equivocarnos que Jesús el Cristo ha de regresar en cualquier momento para tomar a los redimidos de esta tierra y llevarlos al Tercer Cielo. Allí seremos juzgados (no para salvación siendo que ya somos salvos) por nuestras vidas a partir del momento en que aceptamos a Jesucristo como nuestro Salvador. ¡Oh, qué día tan grande será aquel! Qué bueno es que después de disfrutar de la salvación confieses tus pecados cometidos, antes que llegue aquel día glorioso de Su venida.

Esta revista es una obra de amor por parte del Evangelista James Alvino Nelson y su esposa Janet. Se envía gratis a todo el que la solicita. Las ediciones anteriores están disponibles en: www.hojasdeoro.com. Puede escribirnos a jan23@cox.net o a nuestro correo postal:


Hojas de Oro

660 South Front Street

Salina, Kansas, 67401 EE. UU.