Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

“…que contendáis por la fe…” Judas 3

Año XXXXII, No. 8 AGOSTO 2012

Índice:

…Unas palabras del editor.

…Condiciones para ser un pastor.

…Los bautistas (Lecciones V, VI, VII, VIII).

…Los Testigos de Jehová tienen una historia de profecías fallidas.

…Citas interesantes de la revista “La Atalaya”.

…Creciendo en la gracia (V, VI, VII, VIII partes).

…Qué creemos (IX, X, XI, XII partes).

…¿Dónde están los muertos? (II parte).

…El movimiento apostólico.

…El mundo invisible (gráfica).

…Viviendo santamente como Dios quiere.

…La santificación.

…¿Es la homosexualidad un pecado?

…¿Es el aborto pecado?


Unas palabras del editor.

¡Vivimos en tiempos muy difíciles! Después de muchos años en el ministerio de la predicación de la Palabra, veo que muchas asambleas están inclinándose rápidamente hacia la apostasía. Parte del movimiento apóstata lo encontramos en la llamada “Iglesia Emergente”. Encuentro ocho razones que lo propician. Se encuentran estas en los pastores que:

1. No hacen caso a las advertencias de las Escrituras.

2. Son sumisos completamente a los líderes de su denominación, en vez de obedecer a las Escrituras.

3. Siguen a la multitud en vez de examinar lo que dice la Biblia.

4. No hacen caso a temas de importancia.

5. No hay un convencimiento acerca de que hay que vivir una vida separada del mundo.

6. Hay falta de un discipulado serio.

7. Usan música mundana.

8. Han caído en la “oración rápida” para producir “conversos”. No hay mención del arrepentimiento, ni del pecado, ni de la vida que demanda Dios de un cristiano.

Sí, mi oración es que tú, mi amado hermano, llamado a predicar la Palabra de Dios, tomes de tu tiempo hoy para examinar lo que estás enseñando a la congregación que Dios te has dado a cuidar.

En esta edición he tratado de presentar bosquejos que pueden ayudarte a “predicar la Palabra”. Hay que entender que un día tú y yo tendremos que dar cuentas al Señor Jesucristo. Tienes una responsabilidad enorme siendo que eres un pastor

(Colosenses 1:28; Hechos 20:28, 31; Hebreos 13:17; 1 Timoteo 4:12; 1 Tesalonicenses 2:10; Apocalipsis 2:10). (Fin)




Condiciones para ser un pastor.

TEXTO: Tito 1:1 – 2:2.

INTRO: Hoy en día tenemos muchos que ocupan el cargo de “pastor” en una asamblea, pero no tienen ninguna de las condiciones requeridas por las Escrituras. ¿Dónde podemos encontrar tales instrucciones? Por supuesto que es en La Biblia.

“Ancianos” y “Obispos”. En el N.T. se usan indistintamente los términos. Un “obispo” no tiene más autoridad que un “anciano”. Ambos son “pastores”. No sea engañado por la tontería de los pentecostales con sus “apóstoles”, “profetas”, obispos”, etc.

El pastor debe ser:

1. Irreprensible, Tito 1:6a (que no merece reprensión, irreprochable, intachable), vea Fil. 2:15; 3:6; Col. 1:22; 1 Ts. 3:13; 5:23; 1 Ti. 3:2; 2 P. 3:14.

2. Debe evitar la Poligamia (Tito 1:6b) (estado del hombre que tiene a un mismo tiempo muchas mujeres en calidad de esposas) Se prohíbe en Dt. 17:17; Mat. 19:4, 5,6; 1 Tim. 3:2

3. Debe tener hijos con buena conducta: Tito 1:6c. Ejemplos positivos:

(1) Isaac, Gn. 22:7.

(2) Samuel, 1 S. 2:26.

(3) Juan el Sumergidor, Lucas 1:80.

(4) El niño Jesús, Lucas 2:49.

(5) Timoteo, 2 Ti. 3:15

A. El que no tiene control sobre sus hijos, no debe ser pastor.

4. El pastor debe estar a la altura de lo demandado en Tito 1:7a. Serenidad, quietud, sosiego, reposo, descanso, Ro. 12:18; He. 12:14; Santiago 3:17.

5. El obispo, anciano o pastor tiene que ser irreprensible, mayordomo de Dios.

(1) Debe entender qué él es un mayordomo de la asamblea, Tito 1:7b, no el dueño, Lucas 19:13.

(2) No debe ser arrogante, altanero, soberbio, Tito 1:7c.

(3) Ni de mal genio (Tito 1:7d). Debe tener disposición para cualquier asunto.

(4) No dado al vino (Tito 1:7e).

(5) No pendenciero, propenso a riñas o pendencias, Tito 1:7f.

(6) No ávido de ganancias deshonestas, Tito 1:7g.

(7) Debe ser hospitalario, Tito 1:8a, Romanos 12:13.

(8) Debe ser amante de lo bueno, Tito 1:8b.

(9) Debe ser prudente (Tito 1:8c). La prudencia es la virtud que consiste en discernir y distinguir lo que es bueno o malo. Templanza, moderación, discernimiento, buen juicio.


(Página 2) (10) Justo, que obra según justicia y razón, Tito 1:8d.

(11) Santo, separado del mundo Tito 1:8e.

(12) Dueño de sí mismo, templado, moderado, Tito 1:8f.

(13) Que sepa retener la palabra fiel conforme a la doctrina, para que pueda exhortar con sana enseñanza y también refutar a los que se oponen, Tito 1:9a. (Fin)


Los bautistas (Lección V).

(Por Lee R. Tillman)

TEMA: ¿Por qué los Bautistas No Conformistas practican la disciplina?

LECTURA: Mateo 18:15-20; 1 Corintios 5:9-13.

PROPÓSITO: Mostrar la necesidad de tener disciplina en las asambleas.

I. Debemos practicar la disciplina según las instrucciones dadas por Jesucristo en Mateo 18:15-20.

1. Las diferencias entre dos creyentes deben ser arregladas sin implicar a la totalidad de la asamblea v. 15.

(1) El hermano ofendido debe ser el primero procurar una reconciliación.

(2) El culpable tiene una obligación, Mateo 4:23, 24.

2. Si los dos no pueden encontrar reconciliación, el ofendido debe tratar el problema con uno o dos testigos, Mateo 18:16.

3. Si todavía no hay solución, tiene que presentarlo a la asamblea, Mateo 18:17.

4. Si el que causó el problema no quiere arreglarlo, tiene que ser excluido.

II. Debemos practicar la disciplina según las palabras de Pablo a la asamblea en Corinto.

1. El asunto a que se refiere fue conocido por todos, y fue imposible arreglarlo particularmente.

2. Tal ofensa de inmoralidad siempre es reprochable, 1 Corintios 5:11.

3. Las instrucciones son sencillas, 1 Corintios 5:13; 2 Tesalonicenses 3:6.

III. Debemos practicar la disciplina según las palabras de Pablo a Tito, Tito 3:10, 11.

1. “Al hombre que causa divisiones”. El griego es HERÉTICO, uno que tiene error en materia de fe, y lo sostiene con pertinacia.

2. Hay que tratar, no menos de dos veces, con el culpable.

3. Si todavía no cambia, “rechaza al hombre”. ¿Por qué?

(1) La herejía divide a la asamblea, 1 Co. 1:10; Ro. 16:17.

4. Pero, tenga cuidado de no excluir a uno que es corregible, Gálatas 6:1.

IV. Debemos practicar la disciplina porque beneficia a la asamblea.

1. La asamblea que practica la disciplina, según las Escrituras, en un espíritu de decencia, orden, amor, humildad, sabiduría y prudencia, se gozará de muchas maneras.




(1) Glorificará a Dios rectificando las cosas que traen deshonra, porque las ofensas públicas y doctrinales deslucen la gloria de la asamblea, Efesios 3:21.

(2) Por eso, cada asamblea debe ejercer la disciplina para corregir cualquier cosa que entre en conflicto con la voluntad del Señor o empañe Su gloria.

2. Practicando la disciplina, la asamblea mantiene la pureza de la correcta doctrina.

3. La disciplina pone énfasis en que los creyentes no deben unirse con los incrédulos; que la justicia no tiene lugar con la injusticia, y que la luz no tiene comunión con las tinieblas, 2 Corintios 6:14-18.

4. La disciplina ayuda a los creyentes débiles que no pueden resistir las tentaciones como los demás. Por medio de la disciplina serán animados a vivir una vida santa.

5. La disciplina ayuda al creyente que ha caído en pecado a reconocer su error y arrepentirse, para que pueda ser restaurado a la asamblea, 2 Corintios 2:6-8.


Los bautistas (Lección VI).

TEMA: ¿Por qué los Bautistas No Conformistas practican la Cena solo para los miembros?

PROPÓSITO: Mostrar que la Cena del Señor es una ordenanza (mandamiento) dada a la asamblea local y por eso no debe ser extendida a los que no son miembros. Servimos la Cena solamente a los miembros que están en plena comunión. Esta posición se basa en las Escrituras.

I. Puesto que la Cena ha sido dada a la asamblea, la misma es responsable de los que participan, 1 Corintios 11:23-34.

1. La Gran Comisión enseña que la Cena es una ordenanza a la asamblea, Mateo 28:20 “Enseñándoles que guarden todas las cosas (esto incluye la Cena) que os he mandado”.

(1) La observación de la Cena es “una de las cosas”, Lucas 22:19, 20.

(2) El Señor dijo: “haced esto”, un mandamiento. Por eso la Gran Comisión manda que cada asamblea enseñe y practique la observancia de la Cena. Siendo que es asunto de la asamblea, esta debe tener control sobre los que participan.

2. La Cena tiene un propósito perpetuo ya que la asamblea es perpetua, Efesios 3:21.

3. Por eso la Cena es una ordenanza de la asamblea local, y debe ser observada por la asamblea como un memorial hasta que el Señor regrese, 1 Corintios 11:26.

II. Practicando la Cena limitada se conoce la inmersión de los creyentes que van a participar. Nadie tiene derecho a tomar la Cena si es desobediente al mandato de ser sumergido.

1. No hay ejemplos de personas que participan de la Cena sin haber sido sumergidos por la autoridad de la asamblea.

2. Jesucristo dio ejemplo cuando celebró la primera Cena con Sus discípulos; todos habían sido sumergidos por Juan el Sumergidor, y eran miembros de la primera asamblea que Jesús formó durante Su ministerio, Mateo 26:26-30.




(Página 3) 3. Los que practican la Cena “abierta” aceptan que la aspersión de los niños tiene respaldo bíblico. Y no es así.

4. Los que practican la Cena “limitada” demandan que los participantes:

(1) Sean redimidos, convertidos y con un testimonio público.

(2) Estén sumergidos por la autoridad de una asamblea del Señor.

(3) Estén en plena comunión con la asamblea, 1 Co. 11:18-20.

III. La “Cena cerrada” sostiene el orden bíblico:

1. El participante tiene que ser “nacido de arriba” y saberlo.

2. Tiene que confesar públicamente su fe en Jesucristo.

3. Tiene que haber sido sumergido por la autoridad de una asamblea bíblica.

4. Debe ser instruido en la doctrina básica.

(1) Estos pasos producen compañerismo en la asamblea.

(2) Luego la persona puede participar, Hechos 2:41, 42.

A. Solamente las asambleas que siguen las doctrinas del N. T. están calificadas para practicar la inmersión y la cena.

B. La Cena “abierta” conlleva a confusión. Admite inconversos, desobedientes y personas sin instrucción bíblica.

C. La persona que no quiere ser miembro de una asamblea del Señor, no merece la oportunidad de celebrar la Cena.

IV. La “Cena abierta” es absurda pues sigue la tradición, la lógica humana y el sentimentalismo, para confundir el orden bíblico, 1Corintios 10:21.

1. Guía a toda clase de error.

(1) Dice que cualquier “iglesia” es buena.

(2) Dice que la “salvación por obras” es tan buena como la “salvación por Gracia”.

(3) Dice que todo el mundo “cristiano” puede caminar en “comunión plena”, aunque hay un mundo de diferencia en la doctrina.

(4) Dice que los niños bautizados “por aspersión” son salvos y pueden participar.

Conclusión: Hermanos, necesitamos ser muy firmes contra los errores que tratan de destruir la doctrina correcta en las asambleas del Señor Jesucristo. Estamos obligados a ser bíblicos.


Los bautistas (Lección VII).

TEMA: ¿Por qué los Bautistas No Conformistas rechazan la teoría de la “iglesia universal”?

PROPÓSITO: Mostrar con pruebas bíblicas que no existe una “iglesia universal” o “invisible”.

I. Los términos “universal” y EKKLESÍA (traducida erróneamente en vez de ASAMBLEA), son contradictorios.

1. La enseñanza falsa y popular es que todos los “cristianos” pertenecen a la “iglesia universal e invisible”. ¡Esto no es verdad! Los predicadores falsos dicen que “la iglesia se compone de todos los salvados, comenzando desde Adán”. Escucha, si esto es verdad entonces la EKKLESÍA que Jesucristo fundó durante Su ministerio terrenal nunca habría podido tener reuniones de adoración, ni observar las dos ordenanzas, la de la inmersión y la de la Santa Cena, ni administrar disciplina, ni muchas otras cosas más.

2. El término “universal” quiere decir: lo que compete o es común a todos. Por esta razón los romanistas usan la palabra “católica” (griego KATHOLIKÓS) para significar “universal”.

3. Pero el griego EKKLESÍA, que el Señor escogió para identificar Su obra terrenal significa: “una congregación de gente llamada afuera de sus casas o de sus negocios a un lugar particular con un propósito particular”.

4. Estudiando el uso de esta palabra en el N.T. podemos ver que la EKKLESÍA es una congregación de ciertas personas, gente regenerada, sumergidas en agua, como enseñan Las Escrituras, en plena comunión, con el propósito de llevar a cabo la Gran Comisión de “ir por el mundo y predicar el evangelio a toda criatura”(Mr.16:15).

II. La teoría de “la iglesia universal” no tiene base en las Escrituras.

1. La palabra griega “universal” no se encuentra en las páginas del N.T. Esta es una mentira de Satanás y una invención de gente incrédula que no cree lo que dicen las Escrituras.

2. La mera naturaleza de la palabra EKKLESÍA indica que hay que tener una congregación de personas con un propósito en un lugar particular.

3. Vamos a aclarar lo que Pablo dijo en Efesios 5:23, “Cristo es cabeza de la EKKLESÍA”.

(1) ¿A quién escribió? Véase Efesios 1:1. A los de la asamblea en aquella ciudad. Jesucristo era la Cabeza de aquella asamblea y de todas las asambleas que siguen Su Palabra.

4. Algunos piensan que hay una “iglesia universal” por el uso de la palabra EKKLESÍA (singular) en Hechos 2:47. En aquel momento no había otra EKKLESÍA fundada.

5. El significado correcto de EKKLESÍA se muestra una vez que es traducido correctamente en Hechos 19:39, 41 (Versión Reina- Valera de 1960). Lástima que los traductores no hayan sido lúcidos siempre, como en esta ocasión. En vez de traducir, ellos hicieron una transliteración (representaron los sonidos de una lengua con las letras de otra). Lo mismo sucedió con bautizo, que es otra transliteración.

6. Si la “iglesia” es universal, ¿por qué en Hechos 9:31 aparece “asambleas”, en plural? Véase 16:5.

III. El uso del término “iglesia universal” confunde la “asamblea de Jesucristo” con la “familia de Dios”.

1. La “familia de Dios” se compone de todos los redimidos desde Adán, ya sea que estén en el Tercer Cielo o todavía aquí sobre la tierra, Efesios 3:14, 15.

2. Todos los redimidos son hijos de Dios, y están en la familia de Dios, Gálatas 3:26.

3. Cada persona que se arrepiente y recibe de corazón a Jesucristo como su Salvador está en la familia de Dios, Juan 1:12, 13; 3:3-7. La familia de Dios se compone de todos los redimidos de todas las edades, Hechos 10:43.






(Página 4) 4. Pero no hay ninguna indicación de se nace “dentro de” una asamblea. ¡No hay ninguna implicación en que ser salvo y ser miembro de una asamblea sea lo mismo!

5. Una asamblea verdadera nunca ha sido, ni fue diseñada para ser un arca de salvación, Hechos 4:12.

6. Una asamblea verdadera se compone de gente salva, sumergida con autoridad bíblica y unida en un lugar en particular para llevar a cabo la Gran Comisión.

7. Solamente los que están en la familia de Dios (gente salva) son candidatos a ser miembros de una asamblea del Señor. Tales personas:

(1) Tienen que dar su testimonio públicamente de cómo fueron salvas.

(2) Tienen que recibir la mayoría de los votos de la asamblea para ser aceptados como candidatos a ser sumergidos.

(3) Tienen que ser sumergidos por la autoridad de la asamblea, no por una persona.

(4) Ser miembro en una asamblea no da derecho a ser miembro de otra.

8. Hay una gran diferencia entre estar en la familia de Dios y estar en una asamblea de Jesucristo. Desde el momento de la salvación uno se encuentra en la familia de Dios para siempre, Juan 10:27-29. Pero un redimido puede ser excluido de una asamblea. No puede ser excluido de dos asambleas, Mateo 18:17.

IV. El término “iglesia universal” destruye el concepto de una asamblea en un lugar en particular. Los que enseñan que hay una “iglesia universal” no están enseñando la verdad de las Escrituras, y por eso son enemigos de las asambleas que Jesucristo comenzó y sigue edificando hoy día. Debemos dar gloria a Dios y no a los hombres, Efesios 3:21.


Los bautistas (Lección VIII).

TEMA: ¿Por qué los Bautistas No Conformistas no tienen compañerismo con las demás denominaciones?

TEXTO: 2 Juan 7-11.

PROPÓSITO: Mostrar que la posición de los B.N.C en relación con la EKKLESÍA que Jesucristo estableció durante Su ministerio terrenal y todavía está edificándolo hoy, no permite ningún compañerismo con las “iglesias” falsas, que pertenecen a denominaciones hechas por hombres o mujeres.

INTRO: Tenemos que entender el significado del griego OIKOUMENIKOS (ecuménico) que quiere decir: la tierra habitada, universal, que se extiende a todo el orbe”. Leemos de “concilios ecuménicos”, de “movimientos ecuménicos”, etc. Ellos hablan de los principios, las prácticas de un acercamiento entre todas las religiones “cristianas”, lo cual es un compromiso, ya que no hay unidad en sus varias creencias, Amós 3:3.

I. Los B.N.C. no pueden unirse con ellos porque todos son “modernistas” (de tendencias modernas en su rechazo de las Escrituras como la única Palabra de Dios revelada).

1. El movimiento ecuménico se refiere a las organizaciones “cristianas” en progreso, tratando de causar una unión mundial


de todas las denominaciones con la idea de tener “una iglesia universal”.

2. Todos han rechazado la Biblia como el único Libro que contiene la verdad, y tienen compañerismo con otras iglesias que practican doctrinas falsas.

II. Los B. N. C. no pueden tener compañerismo con ellos porque enseñan “la iglesia universal”, que todos deben estar en una organización con una sola “cabeza”.

1. Cuando Jesucristo fundó Su EKKLESÍA lo hizo como un modelo perfecto para las demás asambleas, que deben ser separadas, democráticas, y autónomas, y seguir aquel modelo perfecto que Jesús estableció y que nadie tiene derecho a cambiar.

2. Es interesante notar que los apóstoles no trataron de unir las asambleas de su tiempo. Cada asamblea permaneció autónoma.

III. Los B.N.C. no pueden tener compañerismo con las demás “iglesias” porque todas son del sistema de Satanás al rechazar parte de las Escrituras. A los que en un momento habían creído en él, Jesús les dice: “Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer” (Jn.8:31, 44). Por ello se puede decir que los movimientos religiosos, pero no bíblicos, son de Satanás. Jesús lo dijo.

1. Los ecuménicos representan a las denominaciones más grandes en el mundo, pero no son de Dios, y si no son de Dios son de Satanás.

2. El propósito de los ecuménicos es unir primero a todos los “protestantes” (los que salieron de la iglesia romana llevando consigo muchas de sus falsedades). Y una vez logrado esto, unirse con los romanistas con el Papa como “cabeza”. La EKKLESÍA que Jesús fundó nunca cayó en el sistema de los romanos, y cuando tuvo lugar la separación, las EKKLESÍAS no formaron parte en ella.

3. La naturaleza de este movimiento se revela como su sistema inspirado y dirigido por Satanás, quien usa “pastores” no nacidos de nuevo (de arriba) en sus “iglesias”.

4. Los ecuménicos no predican la deidad de Jesucristo, ni Su nacimiento virginal, ni Su vida perfecta sin pecado, ni Su muerte vicaria (en sustitución de otro), ni Su resurrección corporal, ni de Su Segunda Venida.

IV. Los B.N.C. no pueden tratar con los ecuménicos porque estos quieren destruir las doctrinas verdaderas del N.T., que aparentemente usan, 2 Ti.3:5.

1. No podemos permitir una corrupción de la verdad. Hay que estar firme contra los ataques de Satanás, que siempre está sembrando dudas en cuanto a la fiabilidad de la Santa Biblia. Ver Lc.4:9-11.

2. Los ecuménicos rechazan el mensaje de las “Buenas Nuevas” de la necesidad del arrepentimiento, el nuevo nacimiento, una vida cambiada, una inmersión que muestra el sepulcro de Jesús y Su resurrección, y aceptan a cualquier persona que venga a “unirse” con la “iglesia”.





(Página 5) Conclusión: Por eso hermano pastor, la asamblea donde tú estás predicando, no debe invitar al pastor de otra asamblea si este es un falso que sigue las enseñanzas de Satanás en vez de las de Dios. (Continuará)


Los Testigos de Jehová tienen una historia de profecías fallidas.

Los líderes de los Testigos de Jehová afirman hablar por Jehová Dios con autoridad profética pero las profecías hechas por ellos no se han cumplido. Por ejemplo, predijeron que el Armagedón y el fin del mundo vendrían en 1975. Para ocultar este incidente de falla profética, la mayoría de los Testigos de hoy día niegan que hicieron esta predicción aunque se prueba fácilmente por su propia literatura. La organización de los Testigos de Jehová también predijo que el fin del mundo vendría en 1914, 1915, 1918, 1925 y 1942. Predijeron que Abraham, Isaac y Jacob serían resucitados y volverían a la tierra en 1925. Han estado equivocados en cada una de sus profecías. La Biblia declara que la profecía no cumplida es una señal de un falso profeta (Deuteronomio 18:21-22).

¿No es peligroso seguir una organización con una historia de falsas profecías?

I. La Organización de los Testigos de Jehová utiliza su autoridad abusivamente.

A pesar de muchas falsas profecías, la organización de los Testigos de Jehová enseña que es la única religión verdadera, y que solamente sus miembros son verdaderos cristianos. Afirma que nadie puede aprender la verdad espiritual fuera de ellos. También enseña que hay salvación solamente al ser un miembro de su organización y que toda persona que no sea Testigo de Jehová será destruida en el Armagedón. La organización de los Testigos de Jehová exige que sus miembros obedezcan y acepten, ciegamente, cada mandato e interpretación bíblica dada por la organización.

Por ejemplo, la organización de los Testigos de Jehová prohíbe el uso de las transfusiones de sangre. Se espera que los Testigos se mueran o dejen morir a sus niños, antes de romper este mandato. Sin embargo, la Biblia en ninguna parte enseña que las transfusiones de sangre estén prohibidas. Los Testigos de Jehová son amenazados con una destrucción segura cuando venga el Armagedón y el tiempo de juicio final si se atreven a desobedecer esta regla.

De esta manera, los líderes utilizan el miedo y la intimidación para mantener a sus miembros en obediencia a la organización. Los líderes de los Testigos de Jehová también han utilizado sus predicciones del fin del mundo para infundir miedo en el corazón de sus seguidores.

¿No es peligroso seguir una organización que utiliza su autoridad de una forma tan abusiva? (Fin)







Citas interesantes de la revista “La Atalaya”.

     Es importante comprender la posición que la Sociedad Atalaya ocupa en la vida del Testigo de Jehová. Es el guía, el maestro, el expositor de la recta doctrina. El Testigo de Jehová asiste a varias reuniones cada semana donde es reiteradamente adoctrinado para que crea las enseñanzas de la Sociedad Atalaya. Todos los Testigos piensan igual y tienen las mismas respuestas porque leen las mismas fuentes y son condicionados para pensar de una sola forma: la de la Sociedad Atalaya. De modo que si usted le ha predicado a un Testigo es como si le hubiese predicado a todos.

En la Biblia, Jesús es el mediador entre Dios y el hombre (1 Ti. 2:5). Él solo es quien revela la verdad (Juan 1:17), no la organización Atalaya. Como leerá en estas citas, la Sociedad Atalaya sutilmente ocupa el lugar de Jesús. Aunque afirman dar testimonio de él y señalarlo a él, en realidad no hacen tal cosa.

“Es de esperar que el Señor tuviese un medio de comunicarse con su pueblo en la tierra, y Él ha mostrado claramente que la revista denominada La Atalaya es empleada con tal propósito.” Anuario de 1939 de los Testigos de Jehová, p. 85.

“Todos necesitamos ayuda para entender la Biblia, y no podemos hallar la guía escritural que necesitamos fuera de la organización que es ‘el siervo fiel y discreto’.” La Atalaya, 15 febrero 1981.

“La gente no puede ver el plan divino al estudiar la Biblia por sí misma. Si una persona los deja de lado [a los “Estudios sobre las Escrituras”] y los ignora y va a la Biblia sola, aunque haya entendido su Biblia por diez años, nuestra experiencia muestra que dentro de los siguientes dos años estará en tinieblas. Por otra parte, si simplemente hubiese leído los Estudios sobre las Escrituras con sus referencias, y no hubiese leído ni una página de la Biblia como tal, ella se hallaría en la luz al cabo de los dos años, pues tendría la luz de las Escrituras.” La Atalaya, 15 setiembre 1910, p. 298.

“De tiempo en tiempo, han surgido de entre las filas del pueblo de Jehová quienes, como el Satán original, han adoptado una actitud independiente y criticona. Ellos dicen que es suficiente con leer la Biblia exclusivamente, orar solos, orar en pequeños grupos en el hogar. Pero, extrañamente, a través de tal ‘lectura bíblica’ ellos se han vuelto a las doctrinas apóstatas que los comentarios del clero de la cristiandad enseñaban hace cien años.” La Atalaya, 15 agosto 1981.

“Así, la Biblia es un libro organizacional y pertenece a la congregación cristiana como organización, no a individuos, sin importar cuán sinceramente puedan estos creer que pueden interpretar la Biblia.” La Atalaya, 1 octubre 1967, p. 587.

“Apresúrese a identificar la organización teocrática visible de Dios que representa a su rey, Jesucristo. Habiéndola identificado, acéptela por completo en todo aspecto.” La Atalaya, 1 octubre 1967, p. 591.





(Página 6) “Si hemos de caminar en la luz de la verdad, debemos reconocer no solo a Jehová Dios como nuestro Padre, sino también a su organización como nuestra madre.” La Atalaya, 1 mayo 1957, p. 274.

“No podemos afirmar que amamos a Dios y al mismo tiempo negar su palabra y canal de comunicación.” La Atalaya, 1 octubre 1967, p. 591.

“Debemos comer, digerir y asimilar lo que se nos ofrece, sin evitar parte del alimento porque no se adapte a la fantasía de nuestro gusto mental. Debiéramos humildemente ir con la organización teocrática del Señor y esperar mayor claridad, en lugar de quejarnos a la primera mención de un pensamiento desagradable para nosotros y proceder a argüir minucias y vociferar nuestras críticas y opiniones como si ellas fuesen más valiosas que la provisión de alimento espiritual del siervo. Los teócratas apreciarán la organización visible del Señor y no serán tan necios de oponer contra el canal de Jehová sus propios razonamientos, sentimientos y emociones humanas.” La Atalaya, 1 febrero 1952, p. 79-80.

“Luego de haber sido nutridos hasta nuestra actual madurez y fuerza espiritual, ¿nos volveremos repentinamente más sabios que nuestro anterior proveedor y abandonaremos la iluminadora guía de la organización que es nuestra madre? ‘No abandones la ley de tu madre’ (Pr. 6:20-23).” La Atalaya, 1 febrero 1952, p. 80.

“Nunca se propuso una doctrina más engañadora que la de la Trinidad. Solamente pudo haberse originado en una mente, y tal es la mente de Satanás, el Diablo.” Reconciliación, 1928, p. 101.

“La doctrina, en resumen, es que hay tres dioses en uno: Dios el Padre, Dios el Hijo, y Dios el Espíritu Santo; los tres iguales en poder, substancia y eternidad.” Sea Dios veraz, 1952, p. 100. (Aquí distorsionan la doctrina de la Trinidad).

“Pregúntele al estudiante, ‘¿Cuántos Jehovás hay? ‘Déjelo que conteste. La respuesta es obvia, que hay un solo Jehová... Si es un Jehová, entonces ¿podría él ser tres dioses, Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo, como enseñan los trinitarios?” La Atalaya, 1 abril 1970, p. 210. (De nuevo, la Atalaya distorsiona la doctrina de la Trinidad).

Hay cuatro exigencias para la salvación, según lo enseña la revista Atalaya del 15 de febrero de 1983 (p. 12). Uno de ellos trata de la Sociedad Atalaya.

“Jesucristo identificó un primer requisito cuando dijo en oración a su Padre: ‘Ésta es la vida eterna, que te estén conociendo a ti’. Muchos han hallado la segunda exigencia más difícil. Es la de obedecer las leyes de Dios, sí, de conformar la propia vida a los requerimientos morales establecidos en la Biblia. Una tercera exigencia es la de asociarse con el canal de Dios, su organización. Para recibir la vida eterna en el paraíso terrenal, debemos identificar aquella organización y servir a Dios como parte de ella. El cuarto requisito se relaciona con la lealtad. Dios requiere que los candidatos a su reino apoyen su gobierno por medio de promover lealmente su reino entre otros.” (Fin)



Creciendo en la gracia (Parte V).

(Tomado del libro por Eduardo Nelson, Ediciones Apología, Box 6875, Salinas, CA, EE. UU.)

TEMA: La oración.

INTRO: La oración es la comunión del cristiano con Dios.

I. ¿Por qué es necesario orar?

1. Es un gozo para el Padre, Proverbios 15:8.

2. Dios manda que los creyentes oren, Lucas 18:1; 1 Ts 5:17.

3. Dios invita a los creyentes a orar, Hebreos 4:16.

4. La oración es la manera como Dios suple nuestras necesidades, Mateo 7:8, 9.

5. La oración es la manera como Dios da plenitud de gozo, Juan 16:24.

6. La oración es lo que el Padre usa para producir paz en la vida del creyente, Filipenses 4:6, 7.

7. No orar es pecado, 1 Samuel 12:23.

II. Las promesas de Dios de responder a la oración, Juan 14:13.14; Juan 15:7; Mateo 21:21, 22; Marcos 11:22-24; 1 Juan 5:14, 15.

III. Obstáculos para la oración:

1. El amor por el pecado en la vida personal, Salmo 66:18.

2. El espíritu no perdonador, Marcos 11:25, 26.

3. Malas relaciones familiares, 1 Pedro 3:7.

4. La indiferencia hacia las Escrituras, Proverbios 28:9.

5. La oración egoísta, en la que solo se presentan los propios deseos, Santiago 4:3.

IV. Verdades que conocer para obtener respuestas a la oración:

1. Uno tiene que estar en la familia de Dios, salvo, 1 P. 3:18.

2. Las Escrituras deben morar en uno, Juan 15:7 (citado anteriormente).

3. El pecado debe ser confesado y abandonado, Salmo 66:18 (citado anteriormente).

4. Debemos pedir en el Nombre de Jesucristo, Juan 14:14.

5. Debemos pedir con fe, creyendo, Santiago 1:5, 6.

6. Debemos orar de acuerdo a la voluntad de Dios, 1 Juan 5:14, 15 (citados anteriormente)

7. Debemos vivir en obediencia a los mandamientos de Dios, 1 Juan 3:22.

V. El tiempo de devoción personal. Le sugerimos que haga lo siguiente:

1. Fije una hora específica del día para su encuentro con Dios.

2. Propóngase mantener esa hora como su “cita” con su Padre Celestial.

3. Invierta tiempo en la lectura y el estudio de las Escrituras, así como en la oración.


Creciendo en la gracia (Parte VI).

TEMA: La testificación.

INTRO: ¿Qué es un testigo? Es alguien que ha sido llamado a testificar delante de otros sobre lo que ha visto, oído, o sabido





(Página 7)
















































































































(Página 8) (Hechos 22:15; véase Hechos 1:8). Las primeras asambleas cristianas tomaron este mandato literalmente y el resultado fue que miles fueron salvos, se empezaron más asambleas, y el cristianismo creció rápidamente. La clara enseñanza de las Escrituras es que somos salvos para testificar.

I. Dos maneras de testificar:

1. Confiese a otros a Jesucristo, Romanos 10:9, 10.

2. Testifique a otros para traerlos a Él, Juan 1:41-42.

II. Por qué debemos traer almas a Jesucristo:

1. Las Escrituras nos mandan testificar, 1 Pedro 3:15.

2. El Señor llamó a Sus discípulos a ser “pescadores de hombres”, Marcos 1:17, 18.

3. El ejemplo de la primera asamblea cristiana, Hechos 5:42.

4. El Apóstol Pablo nos pone el ejemplo, Hechos 20:20-21.

5. La persona que trae almas a Jesucristo es considerada sabia, Proverbios 11:30.

(1) Es sabia porque quien trae almas labora con la posesión más valiosa del mundo, Marcos 8:36, 37.

(2) Es sabia porque la única paz verdadera en este mundo sólo viene por medio de Jesucristo, Mateo 11:28.

(3) Es sabia porque el que trae almas gana una recompensa eterna, Juan 4:36.

6. El que trae almas a Jesucristo glorifica a Dios, Juan 15:8.

7. El que trae almas a Jesucristo las libra del “Lago de Fuego”, Apocalipsis 20:11-14.

8. El que trae almas a Jesucristo estará confiado en el Tribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10.

III. Requisitos para tener éxito en traer almas a Jesucristo:

1. Tener un conocimiento personal de Jesucristo como su Salvador, Juan 1:12.

2. Tener la seguridad de la salvación de su propia alma del Lago de Fuego, 1 Juan 5:13.

3. Tener pureza de vida, 2 Timoteo 2:21.

4. Tener una vida entregada a servir a Dios, Romanos 12:1.

5. Tener una carga, sentir una responsabilidad, por las personas perdidas, Mateo 9:36.

6. Sentir la necesidad de orar por los inconversos, como Pablo, Romanos 10:1.

7. Tener un conocimiento práctico de las Escrituras.

8. Tener denuedo sin avergonzarse, Romanos 1:16.

IV. Como llevar un alma a Cristo:

1. Muéstrele la realidad del pecado, Proverbios 20:9; 53:3; Isaías 53:6; 64:6; Gálatas 3:22.

2. Muéstrele el castigo por el pecado, Ezequiel 18:4; Romanos 5:12; Apocalipsis 20:11-15.

3. Muéstrele que Jesucristo ya pagó el castigo por sus pecados, Gálatas 1:4; Tito 2:14; Ap. 1:5; 1 Pedro 2:24; 3:18.

4. Muéstrele que la salvación del alma del infierno se obtiene por recibir la obra final de Jesucristo como el único recurso para el pecador, Juan 1:12; 3:18, 36; 5:24.


Creciendo en la gracia (Parte VII).

TEMA: La mayordomía.

TEXTO: 1 Pedro 4:10.

INTRO: ¿Qué significa la “mayordomía”? La raíz griega significa: “el encargado de los bienes de otro”. Un “mayordomo” es un administrador de las propiedades de otro. Así, cuando decimos que el creyente es un “mayordomo de Dios”, queremos decir que el creyente administra las propiedades de Dios.

I. Cada creyente pertenece ciento por ciento a Dios. También toda de su propiedad pertenece a Dios. Todo lo que yo tengo y todo lo que soy pertenece a Dios, Sal 24:1; 50:10-12; Os. 2:8.

II. Aún nuestro cuerpo pertenece a Dios, 1 Corintios 6:19, 20.

III. El espíritu del creyente pertenece a Dios, Ro. 14:7, 8.

IV. Cada creyente debe ser un mayordomo de Dios, 1 Pedro 4:10; Mateo 25:15; Romanos 12:3-8; 1 Corintios 12:11.

1. Todo creyente tiene algo que puede usar para Dios. Mateo 25:14-20 nos enseña que cada uno de nosotros debe dar cuenta de cómo hemos usado lo que Dios nos ha dado.

2. La mayordomía no es opcional. Al aceptar a Jesucristo como tu Salvador, te has convertido en mayordomo. No tienes que decidir si quiere ser mayordomo o no. Tú solamente decides qué clase de mayordomo vas a ser. Tú darás cuenta de tu mayordomía en el futuro, ante el Tribunal de Cristo, 2 Co.5:10.

V. ¿Qué requiere Dios de ti?

1. Entregar tu vida a Él, Romanos 12:3-8.

2. Usar los talentos que Dios te ha dado, Mateo 25:14-30. Dios nos ha dado talentos, habilidades, para usarlos para Su gloria. Dios espera que Su pueblo use lo que Él le ha dado.

3. Tu tiempo, Efesios 5:16.

4. Tu dinero y tus posesiones. En el A.T. los judíos fueron obligados a diezmar. En el N. T. no encontramos el diezmo como obligación. En las referencias dadas en el N.T. el diezmo siempre fue mencionado con relación a los judíos. Nota que en el A.T. el diezmo nunca fue en dinero. Fueron animales, vino, trigo, aceite, en fin, el fruto de la tierra y, además, objetos como ofrenda voluntaria

VI. ¿Están obligados los cristianos a diezmar hoy?

Para los cristianos, y especialmente los cristianos gentiles, los aspectos rituales de la Ley (circuncisión, días sagrados, dieta, pureza e impureza) han caducado, pero las dimensiones éticas y de actitudes hacia Dios (por ejemplo, temor a Dios, amor al prójimo, los Diez Mandamientos) siguen teniendo aplicación para nosotros. Tenga en cuenta que el descanso que el cuarto mandamiento enseña, el día de reposo, es llamado después de la Resurrección de Jesucristo, el día del Señor, y es a saber el domingo. Lea Hebreos 7 y note que en Hechos 20:6-7 no se menciona el sábado judío sino el domingo cristiano.

Los cristianos no estamos obligados a guardar los detalles específicos de la ley del diezmo: el porcentaje, dónde entregarlo, etc. De las leyes del diezmo podemos derivar principios y consejos que nos pueden orientar hoy, especialmente a la luz de enseñanzas neotestamentarias.






(Página 9) Escojamos dos de los siguientes para ponerlos en práctica esta semana:

1. Ofrendemos generosamente, sacrificialmente y con fe (2 Co. 8:1-3).

2. Ofrendemos para sostener a los ministros (Fil. 4:15-16; 1 Ti. 5:17-18).

3. Ofrendemos para ayudar a los pobres (1 Ti. 5:3; Jn. 13:17-19).

4. Dios bendice económica y espiritualmente a los que ofrendan generosamente (Lc. 6:38; 2 Co. 9:6-11; Fil. 4:19).


Creciendo en la gracia (Parte VIII).

TEMA: Entrando en Sus privilegios.

INTRO: Cada creyente en el Señor Jesús ya tiene privilegios. ¿Cuáles son?

1. Somos hechos hijos de Dios, Juan 1:12; 1 Juan 3:1, 2. Dios el Padre es verdaderamente nuestro Padre y debemos entrar en la posición de “hijos”. ¡Qué potencial es ser un hijo de Dios! Esto habla de una relación de hijo a la cual se entra por la fe, Romanos 8:14-17.

2. El creyente es un amigo honrado de Cristo Jesús (Juan 15:15). ¡Qué relación íntima! Es con los amigos con los que nos sentimos con más confianza y con los que podemos compartir las cosas más íntimas de nuestra vida. Las alegrías, las tristezas, las preocupaciones, las bendiciones, y así cada aspecto de nuestra vida debe ser compartido con Cristo Jesús. Hay que aprender a llevarle todo a Él.

3. Tenemos un Consolador, quien es el Espíritu Santo de Dios, Juan 14:16, 17. La palabra “Consolador” es la palabra griega PARACLETO, que significa: “uno llamado al lado de otro para ayudar”. El Espíritu Santo nos ha sido dado para ayudarnos en cualquier prueba y circunstancia. Él mora en nosotros y siempre está presente para suplir nuestras necesidades, 1 Corintios 6:19, 20.

4. Tenemos un Maestro personal, quien es el Espíritu Santo de Dios, Juan 14:26; 1 Juan 2:27. En 1 Juan la “unción” se refiere al ministerio del Espíritu Santo en nuestra vida. Él es nuestro Maestro y hace de la Palabra de Dios una realidad para nosotros. Diariamente debemos creer que Él nos ha de enseñar, guiar, dirigir, y nos ha de mantener cerca de Jesús el Cristo.

5. Tenemos un Abogado para con Dios, 1 Juan 2:1, 2. Un abogado es uno que intercede su caso. ¡Alabado sea Dios! Hoy en día nuestro Señor Jesucristo está a la derecha del Padre Celestial intercediendo por nosotros, Colosenses 3:1; Hebreos 7:25. La razón por la que necesitamos un Abogado es porque Satanás nos acusa, Apocalipsis 12:9, 10; Job 1:6-11.

Ahora, cuando el diablo viene delante de Dios para acusarnos, tenemos a Jesucristo nuestro Sumo Sacerdote, sentado a la diestra del Padre para ser nuestro Abogado. Podemos confesar nuestro pecado como hijos de Dios, y continuar andando con el Señor, sabiendo que Él, como nuestro Abogado, está intercediendo por nosotros delante del Trono de Dios, 1 Juan 1:9.

6. Tenemos promesas personales, 2 Pedro 1:4. Por ellas podemos experimentar la victoria de Dios en nuestra vida y ser participantes de la naturaleza divina. Debemos ponerlas a prueba y aplicarlas diariamente:

(1) Su poder sustentador en la prueba y en las tentaciones, 1 Corintios 10:13; Santiago 1:2-12.

(2) Su presencia continua, Hebreos 13:5, 6.

(3) Su gracia suficiente, 2 Corintios 12:9.

(4) Su obra suficiente en nuestras vidas, Filipenses 1:6: 2:13.

(5) Su bien prometido para nuestras vidas, Romanos 8:28, 32.

(6) Su seguridad prometida para toda nuestra vida; seguridad eternal del creyente, Juan 5:24; 6:37; 10:27, 28.

(7) Su promesa de Victoria diaria, 2 Co. 2:14; 1 Co. 15:57.

7. Tenemos la promesa de la recompensa en la obra, 1 Corintios 15:58; Isaías 40:10; Colosenses 3:24. Todo creyente se puede regocijar de que en medio de la obra del Señor, Dios recompensa al siervo fiel. Él pide nuestra fidelidad, pero también nos promete la remuneración del servicio, 2 Co. 5:10. Algún día todos estaremos delante de Él en el “Tribunal de Cristo” para recibir las recompensas o las pérdidas, de acuerdo a lo que hayamos hecho en nuestro cuerpo desde el día (Página10) de nuestra salvación. Cuando Le servimos porque Le amamos, nuestro bondadoso y amante Dios recompensa cada servicio, 1 Co. 3:14. Algún día estaremos delante del trono de Cristo y pondremos “coronas” (recompensas) a Sus pies, Ap. 4:10.

8. Tenemos la promesa de que el Señor viene otra vez por los Suyos, Juan 14:3; 1 Tesalonicenses 4:17, 18.


Qué creemos acerca de la seguridad del creyente, IX TEXTO: Salmo 121:1-8.

INTRO: Primero debemos entender lo que es ser “nacido de Dios”, y lo que es la salvación del alma del infierno. Todos los que tratan de ganar la salvación por las obras han fallado y no tienen ninguna seguridad. Solamente los “nacidos de nuevo” tienen seguridad.

I. El ser humano es salvo en el momento del Nuevo nacimiento; en el momento de su conversión a Cristo.

1. El “hombre interior”, su espíritu, es nacido de nuevo y no puede perderse, 1 Juan 3:9.

2. La salvación es un “nacimiento espiritual”, Jn. 3:6; 2 Co. 5:17.

3. Es la “santificación” (puesto aparte) del espíritu del hombre, Hebreos 10:14.

4. El “hombre interior” es sellado hasta el día de la redención del cuerpo, Efesios 4:30; 1:13, 14; Romanos 8:23.

II. El ser libre del infierno es obra y plan del Dios de la Creación, y no de su mensajero caído, Satanás, Job 1:12.

III. Lo que dicen las Escrituras; Salmo 37:223, 24; 89:29-36; 91:9-12; Salmo 121:7; Isaías 54:17; Juan 5:25; 6:37; 17:24; 10:27, 28; Romanos 8:28, 35-39; 2 Corintios 5:17; Filipenses 1:6; Colosenses 3:3; 2 Timoteo 2:13; 1 Pedro 1:3-5; 2 Pedro 1:4; 1 Juan 5:4, 5, 18; Judas 24, 25; He. 7:25; 6:4-6.





(Página 10) IV. La seguridad del creyente ofrece esperanza a los que no la tenían, Hebreos 8:18-20.


Qué creemos acerca de la Ley de Moisés (X parte).

TEXTO: Colosenses 2:14-17.

INTRO: La ley encontrada en Éxodo 20:1-17, es la base y síntesis de todas las leyes de Dios. Los detalles son encontrados en el Libro de Deuteronomio. Aunque los creyentes están bajo la gracia y no bajo la ley, cada uno de estos principios, son correctos y morales, y están enunciados en el Nuevo Testamento. Inclusive el día de reposo (hoy es el Día del Señor).

I. Lo que era la ley:

1.  Una expresión de la justicia de Dios y Su desaprobación del pecado en el hombre, Romanos 5:13; 2:12, 13.

2. La Ley fue la norma de lo correcto y de lo incorrecto.

3. La Ley fue una expresión de la santidad de Dios, Ro 7:12.

II. Para qué la ley fue dada:

1. Por la transgresión, Gálatas 3:19.

2. Para ser nuestro tutor, Gálatas 3:24.

3. Para revelar el pecado, Romanos 7:7.

III. La ley no fue dada para que el hombre pueda obtener salvación a través de su cumplimiento: Nadie puede cumplirla. Solo Cristo cumplió la ley, “el justo por los injustos, para llevarnos a Dios” 1 P.3:18

1. Es imposible que la ley pueda dar vida, Gálatas 3:21.

2. Ningún ser humano ha guardado la ley perfectamente, Romanos 8:7, 8.

3. Jesucristo vino a hacer lo que la ley no pudo hacer, Ro. 8:3.

4. La ley tiene un uso correcto, 1 Timoteo 1:8-11.

IV. La ley fue el ministerio de muerte, 2 Corintios 3:6-11.

V. La ley fue eliminada, Colosenses 2:14-17; 2 Co. 3:9-11.

VI. Si el creyente no está bajo la ley de Moisés, ¿está sin ley?

1. Él está bajo la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús, Romanos 8:3.

2. Al haber un cambio de sacerdocio cambió la ley, He. 7:11, 12.

VII. Nuestra motivación para hacer lo que es correcto, aun sin estar bajo aquella ley:

1. El amor de Dios motiva Sus hijos. Es la ley del amor, Juan 14:23, 24.

2. El amor es el cumplimiento de la ley, Romanos 13:10.

3. El guardar la ley nunca motivó a alguien a amar a Dios; pero el Espíritu Santo ha sido derramado en nuestros corazones, y por el Espíritu Santo somos despertados al amor, Ro. 5:5.

Qué creemos acerca de la asamblea del Nuevo Testamento (XI parte).

INTRO: Creemos que una asamblea visible de Jesucristo es una congregación de creyentes sumergidos, asociados por un pacto de fe y compañerismo, en el Evangelio de Él, observando Sus ordenanzas, gobernados por Sus leyes, y empleando los dones, derechos y privilegios dados a ellos por Su Palabra; que los oficiales son ancianos o pastores u obispos, quienes tienen el deber de enseñar la Palabra; y son los sirvientes (diáconos) quienes deben velar por las necesidades de la congregación.

I. La EKKLESÍA (asamblea) fue establecida durante el ministerio personal de Jesucristo, y más tarde le fue dado poder en el día de la fiesta de los judíos (pentecostés).

1. Juan el Sumergidor fue enviado para preparar el camino a Aquel que vendría después de él, Is. 40:3; Mt. 3:1-3; Lc. 1:17.

2. Jesús el Prometido (Génesis 3:15) se sirvió del camino preparado por Juan y estableció Su asamblea, Mateo 4:18-20.

3. La asamblea es quien ejecuta las leyes del Reino de Dios, Mateo 16:19. (El Reino de Dios es universal, mientras que el Reino de los Cielo es mesiánico y tiene por objetivo el establecimiento del reino de Dios sobre la tierra, en el futuro).

4. Jesús y Juan predicaron que el Reino de Dios se había acercado, Mateo 3:1, 2; 4:17, pero cuando los judíos Le rechazaron, aquel “reino” en cierto modo detuvo su marcha y fue aplazado.

5. Jesús predicó el evangelio del reino, el gobierno mesiánico de Jesucristo, el Hijo de David, en este mundo, Mateo 9:35.

6. El reino, que Jesús quiso establecer, fue rechazado por los judíos, Juan 1:11, y sufrió violencia, Mateo 11:12.

7. El reino, que Jesús quiso establecer no llegó al corazón del hombre, Lucas 17:20, 21.

8. Unos lo rechazaron y también no permitieron entrar a otros, Mateo 23:13.

9. Jesús declaró que el “reino” había llegado, pero que fue rechazado, Lucas 11:20. El Rey estaba en medio de ellos (los judíos), pero fue rechazado.

II. La asamblea estaba en existencia antes del día de la fiesta de pentecostés:

1. Tuvo autoridad para sumergir antes de aquel día, Juan 4:1, 2; Mateo 28:19, 20. (Nota: En aquel día festivo no se le dio ninguna autoridad a nadie puesto que los apóstoles ya la tenían.)

2. Tuvo leyes para la disciplina, Mateo 18:15-17.

3. Celebraban la Cena, Lucas 22:19.

4. Tenían transacciones de negocios, Hechos 1:15-26.

III. La asamblea del Nuevo Testamento siempre es local, nunca universal:

1. La asamblea en Jerusalén fue local, Hechos 1:12-26.

2. Hubo una asamblea local en la ciudad de Antioquía, Hechos 11:26; 13:1.

3. Hubo una asamblea local en Corinto, 1 Co. 1:2; 2 Co. 1:2.

4. Hubo asambleas locales en Galacia, Gálatas 1:2; Éfeso, Efesios 1:1; Colosas, Colosenses 1:2; Filipo, Filipenses 1:1; Tesalónica, 1 Tesalonicenses 1:1.

IV. El Señor prometió perpetuidad en Su asamblea, Mateo 16:18; 28:20; Efesios 3:21.

1. Desde la primera asamblea fundada por Jesús, las asambleas son las que han guardado la doctrina de los Apóstoles en cada siglo según consta en la historia.





(Página 11) 2. Todas las denominaciones son invenciones de hombres. Por ello están llenas de errores.

3. Nosotros estamos satisfechos en declarar que hoy seguimos las mismas instrucciones que Jesús les dejó a Sus Apóstoles.


Qué creemos acerca de que cada asamblea debe ser autónoma (XII parte).

TEXTO: Efesios 3:21; 5:23, 24.

INTRO: Usando el término “autónoma” queremos decir que cada asamblea del Señor debe ser independiente de las demás. En compañerismo, ¡sí! En negocios, ¡no!

1. La asamblea que Jesucristo comenzó durante Su ministerio lo tiene a Él como la Cabeza, Colosenses 1:18.

2. La asamblea debe estar en sujeción a Él y a nadie más, Mateo 20:24-28.

3. Ejemplos:

(1) La asamblea en Jerusalén eligió al sucesor de Judas, Hechos 1:15-24.

(2) Aquella asamblea, por sí misma, seleccionó siete varones para el servicio (diaconado), Hechos 6:1-6.

(3) Aquella asamblea envió a Bernabé como misionero, Hechos 11:22, vea 13:1-4

(4) La asamblea de Antioquía envió más misioneros, 2 Corintios 8:1-4; 11:8, 9; Filipenses 4:15, 16. Vea Hechos 11:27-30.

(5) Aquella asamblea dio instrucciones de cómo usar las “llaves” del reino, Mateo 16:19; 18:18.

4. La autonomía de una asamblea es limitada solo por Dios.

(1) Limitada por las leyes de Cristo, Mateo 28:20. Una asamblea no puede imponer su línea a otra organización.

(2) Decide quiénes deben ser sumergidos (solo creyentes), y quiénes pueden participar en la Cena, (creyentes sumergidos solamente), 2 Timoteo 3:15-17.

(3) Orientada a predicar las Buenas Noticias y dejando al Espíritu Santo quien es el que hace la obra de salvar las almas. No tiene autoridad para presentar un evangelio diferente.

(4) Jesús dijo que Su asamblea no es de este mundo, aunque por ahora esté en él, Juan 17:16. (Continuará)


¿Dónde están los muertos? (II parte).

TEMA: La revelación bíblica sobre las almas salvadas en el paraíso presente.

LECTURA: 2 Corintios 5:1-13.

TEXTO: 2 Corintios 5:6-8.

INTRO: Poca gente piensa en la condición o destino del alma de los redimidos una vez que han muerto. ¿A dónde van? ¿Qué hacen? ¿Cómo son?

I. Hay una explicación clara en 2 Corintios 5:1-8.

1. Es una explicación cierta porque Pablo usó la palabra “sabemos” en el v. 1.

(1) Gracias a Dios que para el creyente no hay dudas. Los maestros falsos enseñan sin ninguna seguridad.

(2) Gracias a Dios que esta es una explicación de Dios y no de los hombres.

(3) Gracias a Dios que esta no es una teoría, es un hecho.

(4) Gracias a Dios que esta fue una revelación directamente de Él, no es algo tomado de un libro.

2. Es una explicación que revela lo que tendremos, v. 1.

(1) La explicación es clara porque la enseñanza bíblica es que el cuerpo carnal es provisional, Salmo 89:48a; 1 Co. 15:53.

(2) Pablo explicó que este cuerpo provisional será desmantelado, descompuesto, desintegrado.

(3) Luego él dice: “tenemos un edificio de parte de Dios, una casa no hecha de manos”. Otra vez hay seguridad, “tenemos”, no algo en el futuro, sino ahora. Es cierto que cada creyente, en el momento de morir, ya tiene una casa (habitación) para su alma en la presencia de Dios, una “casa” en la cual vivir hasta el tiempo de la resurrección de nuestro cuerpo terrenal desde la tumba, ¡aunque esa tumba sea en el mar!

3. Esta es una explicación con expectación, v. 2. “En esta tienda (cuerpo carnal) gemimos”. Tenemos que sufrir en este cuerpo mortal. Por eso debe ser el anhelo del creyente decir con Pablo: “deseando ser revestidos” (poner encima de).

4. Esta es una explicación que nos da seguridad, v. 3. “No seremos hallados desnudos”, 1 Co. 15:53, 54.

(1) Como Adán y Eva estaban vestidos con las túnicas que Dios proveyó, así los creyentes serán vestidos con la gloria de Dios mientras que esperan la resurrección del cuerpo.

5. Es una explicación cierta, v. 8. Fil. 3:20, 21; He. 11:13; 13:14.

(1) “Estar presentes delante del Señor”. Nótese Salmo 17:15; Mateo 25:21, 23; Juan 14:3; 17:24; 1 Ts. 4:17.

II. Siempre existe la pregunta: ¿Será posible reconocernos en el Tercer Cielo? Dejemos que las Escrituras contesten:

1. El testimonio de David, 2 Samuel 12:23

2. La experiencia de los tres apóstoles, Mateo 17:1-4.

3. La explicación de Pablo, 1 Corintios 13:12.

4. La enseñanza de Jesucristo, Lucas 16:19-31. (Continuará).


El movimiento apostólico.

Con respecto a los Apóstoles y profetas modernos, debo hacer este comentario en bien de los que verdaderamente creemos y seguimos el Evangelio. Creo que hay dos razones para que acontezcan estos hechos.

1. La ignorancia, es decir, el desconocimiento de la Escritura, la falta de una exégesis, o la deliberada intención de interpretar a su conveniencia los ha llevado a crear movimientos modernos, elitistas, y a crear nuevos fundamentos sobre los cuales asentar sus títulos, los cuales no son válidos, llamándose apóstoles y profetas, sin ser ni lo uno ni lo otro, salvo si se le antepone el adjetivo de, FALSOS.

2. La ambición y la avaricia, son dos elementos destructores. Como Satanás aún tiene posesión en las mentes y corazones de estos individuos, los utiliza haciéndoles creer que son necesarios para llevar el Sagrado Evangelio, les diré que están engañados, pero Dios los tiene como enemigos de su iglesia, que es Santa, Gloriosa y sin Macha, y que solo Cristo la sostiene con su Palabra de Verdad.

Les recomiendo a estos faltos apóstoles y profetas que se arrepientan porque aún están a tiempo, y que Dios les perdone el atrevimiento y la osadía que tienen para tomar el nombre de








(Página 12) Dios de manera irreverente, que es lo mismo que tomar el nombre de Dios en vano.

Como podemos ver hay una base muy amplia para rechazar con firmeza este movimiento “apostólico, profético, contemporáneo”, y que es anti bíblico en el sentido interpretativo, por los comentarios expuestos con respecto a los versículos comentados de Efesios 2:19-20, en donde se habla de la iglesia basada en el fundamento de los apóstoles y profetas. Está claro que se está refiriendo a la línea profética venida directamente del Antiguo Testamento, cuyas profecías son infalibles y palabra de Dios hasta el día de hoy, y cuando se refiere a los apóstoles, obviamente se refería a aquellos hombres escogidos para establecer la iglesia de Jesucristo.

Como podemos observar en base a todos los comentaristas de Efesios 4:12 todos ellos hacen mención de dos esferas en los cinco ministerios allí señalados. La primera es que el oficio ministerial de apóstoles y profetas (algunos como ya vimos incluyen a los evangelistas, otros no) eran oficios extraordinarios, limitados a un tiempo, es decir temporal, e intransferibles; el cual estaba destinado a terminar cuando la iglesia hubiese sido establecida y la Palabra de Dios ya hubiese sido dada. Esta primera línea terminó con la muerte, cerca del año 100 d.C., del Apóstol Juan. La segunda esfera de los tres ministerios restantes, evangelistas, pastores y maestros, eran oficios ordinarios, no limitados al tiempo y transferibles generacionalmente, por lo cual estos son permanentes y existen hasta hoy. Es un error por ende, como ya hemos señalado, tratar de implantar de nuevo el oficio del apóstol y de profeta a la manera que existieron en el comienzo de la iglesia, los cuales son irremplazables y aunque estos ya murieron y su oficio terminó, no obstante el fundamento establecido por ellos aún está vigente y no se puede poner otro fundamento sobre el mismo.

Los apóstoles modernos afirman que el ministerio apostólico es el más grande ministerio que Dios pone en la iglesia.

En ninguna parte del Nuevo Testamento se enseña o siquiera se insinúa alguna jerarquía ministerial. Ninguno de los apóstoles reclamó un lugar de autoridad o preferencia en el ministerio; ni tampoco su palabra fue ex cátedra e infalible, Pablo refutó públicamente a Pedro por su simulación entre los judíos (Gálatas 2:11-14). En el Primer Concilio celebrado en Jerusalén, ninguno de los doce apóstoles lo dirigió, fue Santiago, el hermano de Jesús, quien lo presidió (Hechos 15:13-27). Pedro no se consideró el “apóstol mayor” o líder de una “red apostólica”, él no presumió nunca de autoridad jerárquica en la iglesia, se consideró como un anciano más entre los demás (1 Pedro 5:1-2). Cuando los “apóstoles modernos” afirman tener el mayor rango ministerial, están demostrando gran soberbia y atrevimiento sin medida. En un buen análisis, sus afirmaciones ni siquiera tienen lógica. Si por el hecho de ser nombrado el término en algunas partes de Biblia, primero el ministerio apostólico entre el de profetas, evangelistas, pastores y maestros, el de maestro debería ser el último en autoridad, y estaría supeditado a la autoridad superior de los demás. Tendríamos que preguntarles, en la lista de dones que Pablo da en la carta a los romanos ¿cuál es el último? (Romanos 12:6-8) y, ¿cuál el último en la lista que Pablo da en la carta a los corintios? (1 Corintios 12:27-30). Menos mal que los apóstoles de Cristo aprendieron bien la lección de humildad, cuanto Cristo les enseñó en Mateo 20:25-28. (Fin)


Viviendo santamente como Dios quiere.

(Por Enrique Monterroza).

TEXTO: 1 Pedro 1: 14, 15.

INTRO: Alguien me dijo una vez: “¿Podemos ser santos?”, y yo le respondí sin pensarlo ni un momento: “¡Claro que sí!”, pero cuando me refiero a santo, me refiero a nuestra manera de vivir. El Apóstol Pedro lo escribía claramente en una de sus epístolas como lo podemos leer en el versículo de inicio.

Pero la pregunta podría ser: ¿Qué quiere decir cuando nos motiva a ser santos? Santos es: apartado de y consagrado para. Eso significa dos cosas importantes que quiero señalar en esta hora:

Apartado de. Ser santos es apartado del pecado, es decir, que tú no tienes parte con el pecado. Si bien es cierto que no somos perfectos y fallamos mucho, no significa ello que no intentaremos cada día de nuestra existencia el apartarnos del pecado. Diferente es aquella persona que permite que el pecado se apodere de ella y no hace nada para apartarse de esa fea práctica.

Amados, el pecado no es nada de que nos podamos sentir orgullosos, es más, vemos en Adán y Eva el ejemplo de que el pecado es una vergüenza ya que luego de pecar tuvieron que esconderse y cubrir su desnudez, lo cual reflejaba que el pecado había producido en ellos vergüenza. Así mismo es hoy en día, ninguno de los que nos hacemos llamar cristianos nos vamos a sentir orgullosos de ser adúlteros, fornicarios, mentirosos, mal hablados, ladrones, etc. Creo que todo aquel en el cual el Espíritu Santo mora ha de sentir que lo redarguye cuando va a cometer una falta y si no es así, entonces ¡deberíamos preocuparnos!

El Apóstol Pedro motivaba a la asamblea a vivir una vida santa, es decir, una vida apartada totalmente del pecado, en donde el objetivo debería ser huir del pecado. Y es que se puede vivir una vida apartada del pecado; siempre he pensado que nosotros pecamos porque queremos, así de simple. Pecamos porque permitimos que eso pase, ya que cada uno de nosotros tiene el suficiente dominio propio para decir NO al pecado, pero dejándonos llevar por nuestra concupiscencia permitimos que nuestra vida se siga manchando con el pecado, queremos vivir en santidad en la Iglesia y en pecado fuera de ella. ¿A quién tratamos de engañar? Pecado y santidad son dos palabras muy distintas y que significan totalmente lo contrario, por lo que no es posible que mientras digamos que queremos vivir en santidad sigamos con pecados ocultos. Debemos tener la determinación completa de tratar de vivir una vida santa y eso significa APARTADOS DEL PECADO.




(Página 13) Por otra parte también es importante que además de apartarnos del pecado también estemos:

Consagrado para. Cuando decidimos apartarnos del pecado tenemos que determinar también que vamos a consagrarnos para Dios. Cada uno de nosotros debería consagrar (Página 13) nuestros ojos para ver solo lo que Dios quiere que veamos, consagrar nuestros oídos para no escuchar lo que Dios no quiere que escuchemos, consagrar nuestra lengua para no hablar más de la cuenta, consagrar nuestros pies para que no nos lleven a lugares en donde deshonraremos el nombre de Jesús.

El consagrarse para Dios tiene que ver con cultivar en nosotros una vida devocional, una vida en donde el alimento espiritual sea la continua lectura de la Palabra, la continua oración, el continuo servicio a Dios y todo aquello que tiene que ver con someterme a Él, realizando aquello que me acerca a Él y me hace conocerlo de la mejor manera.

Por tal razón debemos renunciar a los deseos que antes teníamos, cuando estábamos en ignorancia, cuando pensábamos que hacíamos lo bueno y realmente era lo malo, cuando no nos importaba ni una pizca el hecho de agradar a Dios, mas ahora todo es diferente, ahora ya no vivimos conforme a los deseos de la carne ni del mundo, sino que vivimos con el único objetivo de agradar a aquel que nos ha dado vida en abundancia.

El Apóstol Pablo lo dice en Gálatas 2:20, el Apóstol Pedro en el versículo que leímos al inicio lo dice en otras palabras 1 Pedro 1: 14, 15, el discípulo amado Juan lo dice de esta forma: “Y todo aquel que tiene esta esperanza en él, se purifica a sí mismo, así como él es puro”.

Todo esto nos enseña que la vida en Cristo tiene que ser una NUEVA VIDA, esa vida que no está viciada a los deseos de la carne, ni en satisfacerlos, sino que todo lo contrario, es una lucha constante diariamente contra nuestros deseos pecaminosos por el único objetivos de ser fieles a Dios, así como Él lo ha sido con nosotros, que sin merecerlo nos ha dado salvación y una vida eterna, así como ha ordenado nuestra vida, la cual se encontraba sin un sentido claro.

Amados, ¿cómo estamos respondiendo a los favores de Dios? ¿Estaremos viviendo nuestra vida como la vivíamos cuando no le conocíamos? o ¿realmente estamos tratando por todos los medios de vivir santamente como Él quiere que vivamos?

Que cada día de nuestra existencia vivamos con el propósito de apartarnos del pecado y consagrarnos cada vez más al Señor. (Fin)

La santificación.

1. Es la separación para el servicio a Dios, Sal. 4:3; 2 Co. 6:17.

2. Efectuada por:

(1) Dios, Ezequiel 37:28; 1 Tesalonicenses 5:23; Judas 1.

(2) Jesucristo, Hebreos 2:11; 13:12.

(3) El Espíritu Santo, Romanos 15:16; 1 Corintios 6:11.

3. En Cristo, 1 Corintios 1:2.

4. Por medio de la muerte expiatoria de Jesús, He. 10:10; 13:12.

5. Por medio de la Palabra de Dios, Juan 17:17, 19; Ef. 5:26.

6. Jesucristo hecho santificación por nosotros, 1 Co. 1:30.

7. Los creyentes, elegidos para salvación por medio de la santificación, 2 Tesalonicenses 2:13; 1 Pedro 1:2.

8. Todos los creyentes están en una posición de santificación, Hechos 20:32; 26:18: 1 Corintios 6:11.

9. La asamblea es hecha gloriosa por la santificación, Efesios 5:26, 27.

10. La santificación debe conducir a:

(1) Abstenerse del pecado, 1 Tesalonicenses 4:3, 4.

(2) La santidad, Romanos 6:22; Efesios 5:7-9.

11. La ofrenda de los creyentes es agradable a través de la santidad, Romanos 15:16.

12. Los creyentes son aptos para el servicio a Dios por medio de la santidad, 2 Timoteo 2:21.

13. Dios quiere que todos los creyentes tengan santidad, 1 Tesalonicenses 4:3.

14. Los ministros de Dios:

(1) Son apartados para el servicio de Dios por medio de la santificación, Jeremías 1:5.

(2) Deben pedir en oración que su pueblo tenga una santidad completa, 1 Tesalonicenses 5:23.

(3) Deben exhortar a su pueblo a andar en santidad, 1 Tesalonicenses 4:1, 3.

15. Nadie puede heredar el reino de Dios sin santidad, 1 Corintios 6:9-11. (Fin)


¿Es la homosexualidad un pecado?

Dios es el Juez supremo y soberano del pecado. La homo-sexualidad es un pecado porque Él lo dice así. No se decide por opiniones públicas o por un clero falso/engañado. Las cambiantes sociedades no dictan los estándares de Dios. El pecado es definido para nosotros por Dios en la Biblia. Es la fuente de lo que Dios dice que es santo y justo o pecado y abominación. Hebreos 13:8 afirma que Dios es el mismo ayer, hoy, y siempre; Él no “va con la corriente”.

La Palabra de Dios dice que la homosexualidad no es natural, es una perversión, una abominación, un afecto vil, y un gran pecado en Su contra. Él declara que cualquier acto sexual fuera del matrimonio es adulterio (heterosexual u homosexual). El sexo debe ser entre un hombre y una mujer dentro del matrimonio.

¿Es la homosexualidad un pecado? ¿Qué significa esto?

El diseño de Dios para las relaciones sexuales naturales es parte de Su plan. La homosexualidad falsifica lo que Dios diseñó. El pecado a menudo significa no solo rechazar a Dios, sino negar o rechazar el cómo y por qué fuimos hechos. Aunque puede ser considerado aceptable por algunos hoy en día –hasta en algunas iglesias– no es aceptable para Dios. Y nosotros necesitamos tomar eso seriamente.






(Página 14) Los pecados sexuales eran cosa rutinaria en las ciudades de Sodoma y Gomorra. (Este es el origen de la palabra sodomía). A pesar de las advertencias, ellos rehusaron arrepentirse. Dios destruyó esas ciudades y quedó registrado como advertencia a todas las generaciones futuras. (Génesis 18:20-21; 19:4-5, 2 Pedro 2:6). Algunas escrituras adicionales sobre homo-sexualidad se encuentran en Levítico 18:22; 20:13; Romanos 1:26, 27.

El precio por la homosexualidad y otras fornicaciones está en 1 Corintios 6:9-10; Judas 6-7; Romanos 1:18

A pesar de la creciente tendencia secular humanista a pensar que “está bien ser gay”, no es un estilo de vida recto. La mayoría de los cristianos que se expresan no son homofóbicos, pero están tratando de compartir el amor de Cristo por los homosexuales y tratando de apartarlos de un horroroso juicio.

¿Es la homosexualidad un pecado? ¿Hay esperanza de perdón?

Absolutamente hay esperanza para los homosexuales. Dios puede limpiar y purificar del pecado a todas las personas. De tantas escrituras que hablan del pecado, existen más que hablan del perdón y de la redención. Él es capaz de dar libertad a cualquiera que desee sinceramente verdadera libertad y salvación. Tal cosa se demuestra en 1 Corintios 6:11 (RV). Se nos ofrece recibir el poder del Espíritu de Dios para ayudarnos a apartarnos de nuestros pecados. No siempre es fácil salir de la drogadicción, la homosexualidad, la pornografía, o cualquier otro pecado, pero Dios proporcionará un camino. Los cristianos deben traer al reino, “con amor”, a aquellos que deseen arrepentirse y vivir por Su plan natural.

Jesucristo murió en la cruz por todos nuestros pecados y resucitó al tercer día. Él desea que nos arrepintamos y seamos perdonados por nuestros pecados al entrar a una relación personal con Él. (Fin)


El aborto es pecado.

Al contrario de lo que dice mucha gente, se ha determinado que desde el momento de la concepción hay una nueva vida dentro de la madre. Por eso el mandamiento está vigente cuando dice: No matarás. Y el aborto es pecado porque es crimen.

¿Qué dicen las Escrituras acerca de los niños?

1. Son un regalo de Dios, Génesis 4:1; Salmo 127:3.

2. Están bajo el cuidado de Dios, Éxodo 22:22-24.

Es el deber del pastor aconsejar a su congregación acerca del gran pecado de quitar la vida del feto. No solo es la madre la culpable al hacerse un aborto, sino también aquellos que pudiendo evitarlo no lo hacen.

Hay que aconsejar a los jóvenes, tanto a varones como a mujeres, para que no practiquen la fornicación, sino que esperen el tiempo en que, ya unidos en matrimonio, puedan comenzar su trato de intimidad y poder unirse en un solo cuerpo. (Fin)





Apostasía: 2 Timoteo 3:1-5

Apostasía, o sea el apartarse de la fe, es el acto por el cual una persona que ha profesado creer en Cristo rechaza de una manera delibrada la verdad revelad en cuanto a:

(1) la Deidad de Jesucristo, y

(2) la redención que Él efectuó por medio de Su sacrificio expiatorio (1 Juan 4:1-3; Filipenses3:18; 2 Pedro 2:1).

La apostasía difiere, por lo tanto, del error tocante a la verdad, que puede ser el resultado de ignorancia, Hechos 19:1-6, y de la herejía, que puede tener como causa el lazo del diablo, 2 Timoteo 2:25, 26. Tanto dicho error como la herejía pueden aparecer al lado de la fe verdadera.

En 2 Timoteo 4:3, 4 se hace una perfecta descripción de la apóstata. Los apóstatas se apartan de la fe pero no abandonan la práctica externa del cristianismo, 3:5.

Los maestros apóstatas son descritos en 2 Tim. 4:3; 2 Pedro 2:1-19; Judas 4, 8, 11-13, 16 y espera el juicio, 2 Tes. 2:10-12; 2 Ped. 2:17, 21; Judas 11-15; Apo. 3:14-16. (Scofield)

Esperanza de la venida de Cristo, 1 Tesalonicenses 4:13-18

“Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis de los que duermen, para que no os entristezcáis como los demás que no tienen esperanza. Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, de la misma manera Dios traerá por medio de Jesús, y con él, a los que han dormido.

Pues os decimos esto por palabra del Señor: Nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, de ninguna manera precederemos a los que ya durmieron. Porque el Señor mismo descenderá del cielo con aclamación, con voz de arcángel y con trompeta de Dios; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros, los que vivimos y habremos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes, para el encuentro con el Señor en el aire; y así estaremos siempre con el Señor. Por tanto, alentaos, los unos a los otros con estas palabras”.

Aquel día se acerca. ¿Estás preparado?



Esta revisa es una obra de amor por parte de J. Alvino Nelson y su esposa Janet. Es enviada gratis por Correo Postal o por el Internet: jan23@cox.net Las ediciones anteriores son disponibles a: http://www.hojasdeoro.com Esta edición es disponible en la Isla de Cuba por el Pastor Ariandys Aguiar, Calle Aguila 202, 59250 Potrerillo, Cienfuegos, CUBA.

Por años hemos confiado en la obra de corrección por los Hermanos Gil, también de Cuba. ¡Muchas gracias!


Hojas de Oro, 660 South Front,

Salina, Kansas 67401 EE. UU.