Publicación Gratuita

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

"...que contendáis por la fe..."

Año XXXIX, No. 9                                   SEPTIEMBRE                                                 2009

 


Índice:

El libro de Jonás.

La "separación" en las Escrituras.

La santificación.

La autoridad de la EKKLESÍA está limitada y es específica.

La EKKLESÍA verdadera.

Las asambleas bautistas no conformistas estaban acreditadas por el Espíritu Santo (V parte).

…Las primeras asambleas estaban acreditadas por los milagros (VI parte).

…Las asambleas fueron acreditadas al recibir la revelación de Dios (VII parte).

Principios bautistas en el N.T. (final).

...El Espíritu Santo puede llenar el corazón en un instante (VI parte).

…Honra a tu padre y a tu madre.

…Por qué el creyente no debe celebrar la Navidad.

…Las sectas.

…Cosas que tienen valor (I parte).

…Cosas que tienen valor (II parte).

…Algunas sugerencias a los creyentes.

…Esclarecimiento de 1 Corintios 12:13.

…Cosas que han de venir.

…La última palabra.

 

El libro de Jonás.

    Jesús da testimonio de su carácter (Mateo 12:39-41) así como del hecho de su estancia dentro del gran pez, una señal de Su permanencia en la tumba y de Su resurrección. En el libro de 2 Reyes 14:25 se refiere al cumplimiento de una profecía que Jonás había anunciado. Jonás era un judío fanático que se resistía a predicarles a los gentiles. Él representa lo que la nación judía ha sido y ha experimentado fuera de su propia tierra. Los judíos han sido origen de grandes dificultades para los gentiles y, al mismo tiempo, un testimonio para todos los pueblos. Aunque han sido esparcidos por los gentiles Dios los ha preservado. En su más profunda angustia en el futuro ellos clamarán a Yahvé, encontrarán liberación en Él y se convertirán en misioneros para el mundo gentil (Zacarías 8:7-23).  

    (Tomado de la Biblia anotada de Scofield).

La "separación" en las Escrituras.

LECTURA: 2 Corintios 6:11 a 7:1.

TEXTO: 2 Corintios 6:17.

INTRO: La separación en las Escrituras tiene dos aspectos:

I. Separarse de todo lo que es contrario a la mente de Dios y separarse para Él mismo.

1. El principio fundamental radica en que, desde el punto de vista moral, es imposible para Dios bendecir plenamente y usar a los hijos suyos que están en compromiso o complicidad con el mal.

2. El "yugo desigual" involucra a todo aquello que une al hijo de Dios con el inconverso en un propósito común (Deuteronomio 22:9-12).

II. La separación del mal implica:

1. Separarse del mundo en deseo, motivo y acto, es decir, de lo que es malo desde el punto de vista ético en el presente sistema de este mundo o "kosmos". La palabra kosmos hace referencia al "orden" o "sistema" bajo el cual Satanás ha organizado a la humanidad incrédula de acuerdo a sus principios cósmicos de fuerza, orgullo, egoísmo, ambición y placer (Mateo 4:8, 9; Juan 12:3; 14:30; 18:36; Efesios 2:2; 6:12; 1 Juan 2:15-17).

(1) Este sistema mundial imponente y poderoso cuenta con ejércitos y flotas armadas y, muy a menudo, aparenta ser religioso, científico, culto y elegante pero está lleno de rivalidades y ambiciones comerciales y nacionales. En toda crisis grave se sostiene solamente por la fuerza armada y se halla bajo el dominio de principios satánicos.

2. Separarse de los creyentes, especialmente de los falsos maestros que son "vasos para deshonra" (2 Timoteo 2:20, 21; 2 Juan 9-11).

3. La separación no incluye el hecho de estar en contacto con el mal que existe en el mundo o en la asamblea, sino la complicidad y conformidad con el mismo (Juan 17:15; 2 Corintios 6:14-18; Gálatas 6:1).

4. La recompensa por una vida separada del mal es:

(1)  La plena manifestación de la paternidad divina (2 Corintos 6:17, 18).

(2) La adoración y comunión continuos (He. 13:13-15).

(3) El servicio fructífero (2 Timoteo 2:21).

5. Mientras que el hecho de conformarse con el mundo implica la pérdida de todas estas bendiciones, aunque no compromete necesariamente la salvación eterna.

 

(2) 6. Aquí, como en todo lo demás, Cristo Jesús es el ejemplo (Hebreos 7:26).

7. Sin embargo, Jesús estuvo en contacto muy estrecho con los pecadores para salvarlos, mientras que los fariseos, que representan el concepto mecánico y ascético de la separación (Mateo 3:7), le juzgaron como si Él hubiera perdido Su carácter de nazareo (Lucas 7:39; 1 Corintios 9:19-23; 10:27).

Conclusión: Isaías 52:11; Juan 1:19; Hechos 2:40; Efesios 5:11; 2 Tesalonicenses 3:6. 

(Tomado de la Biblia anotada de Scofield).

 

La santificación.

LECTURA: Romanos 6:1-23.

TEXTO: Hebreos 12:14.

INTRO: "Santificación" = separación, poner aparte. Separación del mundo y consagración a Dios. Santificar cualquier cosa declarando que pertenece a Dios. En el sentido ético el término se aplica a la conformación progresiva del creyente a la imagen de Jesús. La santificación se obtiene por la obra redentora de Jesús y la obra del Espíritu Santo. Comienza con la regeneración (nuevo nacimiento) y se completa cuando vemos a Jesús.

El texto en cuestión reviste mucha importancia: santificación práctica. ¿Soy santo? ¿Veré al Señor? ¡Son preguntas muy serias! ¿Cuál es tu posición delante del Dios de la Creación? Examinemos el texto para descubrir qué es la "santidad verdadera".

I. ¿Qué es la santidad práctica?

1. No es conocimiento; aunque Baalam era muy entendido no llegó a tener una vida de santidad (Números 31:13-16).

2. No es tener una gran profesión; aunque Judas Iscariote era quien guardaba la bolsa del dinero no era un hombre "separado para Dios" (Mateo 26:47, 48).

3. No es ser entusiasta; aunque Jehú era muy animoso no era un "santo" (1 Reyes 16:1-3).

4. No es la moralidad; el joven rico era honrado pero no estaba "santificado" a Dios (Lucas 18:18-23).

II. ¿Qué es entonces una santidad verdaderamente práctica?

1. Es el hábito de estar de acuerdo con la mente de Dios como se describe en las Escrituras (Éxodo 15:11; 1 Samuel 6:20; Salmos 99:9; Isaías 6:3).

2. Un creyente "santo" debe esforzarse en evitar cada pecado y guardar cada mandamiento del Señor (Romanos 7:22; Salmos 119:128).

3. El creyente "santo" se esfuerza en ser como su Señor Jesús (Romanos 8:29; 1 Juan 2:6; 1 Pedro 2:21).

4. El creyente "santo" buscará la mansedumbre, bondad, paciencia, amabilidad y el control de su lengua (Proverbios 13:13; 21:23; Santiago 1:26; 1 Pedro 3:10).

5. Una persona "santificada" buscará el control de sí mismo y la abnegación (Lucas 21:34; 1 Corintios 9:27).

6. La persona "santificada" buscará el amor y la bondad entre los hermanos (Romanos 13:8).

7.  La persona "santificada" buscará un espíritu de misericordia y benevolencia hacia los demás (Dorcas, Hechos 9:36; 2 Corintios 12:15).

8. La persona "santificada" purificará su corazón (Proverbios 4:23; 23:7; Mateo 15:18; Lucas 6:45).

9. La persona "santificada" buscará el temor de Dios (Deuteronomio, 10:12; Josué 24:14; Eclesiastés 12:13; Isaías 8:13; I Pedro 2:17).

10.  La persona "santificada" buscará humildad (Miqueas 6:8; Lucas 14:10; Romanos 12:3; Santiago 4:10; 1 Pedro 5:5).

11. La persona "santificada" buscará  ser fiel en todos los deberes de la vida (Colosenses 3:23; Romanos 12:11).

12. La persona "santificada" cuidará de su vida espiritual (Salmos 63:8; 119:57).

III. Algunas razones por las que la "santidad práctica" es tan importante: ¿Puede salvarnos? ¿Puede quitar nuestros pecados? ¡No, en ninguna manera! Nuestras obras más excelentes son como "trapos de inmundicia" a los ojos de Dios. Nadie se salva por sus "buenas obras". Ningún hijo de Adán será "santo" por guardar los Diez Mandamientos (Efesios 2:8, 9) porque:

1. El hijo de Dios tiene que ser santo y este es el mandamiento de las Escrituras (Mateo 5:10, 48; 1 Tesalonicenses 4:3; 1 Pedro 1:15, 16).

2. Debemos ser santos porque este es el fin y el propósito por el cual Jesús vino al mundo (2 Corintios 5:15; Efesios 5:25, 26; Tito 2:14; véase además 1 Pedro 1:2; Romanos 8:29; Efesios 1:4; Hebreos 12:10).

3. Debemos ser santos porque es la única evidencia sólida de que hemos puesto nuestra fe en Jesús (Santiago 2:17).

4. Debemos ser santos porque es la única prueba de que amamos a Jesús con sinceridad (Juan 14:15, 21, 23; 15:14).

5. Debemos ser santos porque es la única evidencia sólida de que somos verdaderos hijos de Dios (Juan 8:39, 42, Romanos 8:14).

6. Debemos ser santos porque es la mejor forma de hacer lo que es "bueno" con otros.

(1) Todo el mundo está observándonos. El creyente es un "sermón silencioso" para todo el mundo. "Para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas" (1 Pedro 3:1).

(2) Mucha gente incrédula observa diariamente nuestras vidas. ¿Qué impresión estamos dando?

7. Debemos ser santos porque nuestra felicidad depende de ello. Existe una relación entre el pecado y el dolor, la santidad y el gozo, la separación y el consuelo.

8. Debemos ser santos porque sin la santificación no se está preparado para entrar en la vida eterna. El Tercer Cielo es un lugar santo, preparado para gente santa. Dios en Sí mismo es Santo hasta lo sumo (Apocalipsis 21:27).

(3) IV. Aplicación:

1. ¿Eres santo? ¿Entiendes lo que quiero decir? No te pregunto si vas al culto cada domingo o si participas en la Cena del Señor. La pregunta es simplemente si eres santo. 

2. He aquí la respuesta: Jesús no puede hacer nada por los cristianos sin santidad. Considera lo siguiente: "Seguid la paz con todos y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor" (Hebreos 12:14; 1 Juan 3:3).

3. Recuerda las palabras de Jesús en Mateo 7:14.

4. Hermano en Cristo Jesús: ¿Cuál es tu opinión acerca de la santidad? Considera las instrucciones dadas a los creyentes en 2 Pedro 3:18 y 1 Pedro 2:1-3.

5. Recuerda que tenemos muy poco tiempo (Romanos 13:11-14; Hebreos 12:1; 1 Corintios 7:1).

Conclusión: ¿Quieres  ser santo? Entonces tienes que empezar a andar con Cristo Jesús. Tú solo no puedes hacer nada (Juan 15:5). (Fin)

 

La autoridad de la EKKLESÍA está limitada y es específica.

TEXTOS: Mateo 28:18-20; Marcos 13:34.

INTRO: Cada asamblea es autónoma pero no soberana.  Jesús es el único soberano. La autonomía de la iglesia está sujeta a la soberanía de Jesús, quien es el único que tiene autoridad absoluta. La autoridad de la asamblea está limitada (Mateo 28:18). "Potestad" quiere decir "poder autoritario" y es Jesús el único que lo tiene (1 Timoteo 2:5; Romanos 1:4; Mateo 11:27; Apocalipsis 1:18).

I. La autoridad limitada y específica de la EKKLESÍA (Mateo 28:19, 20).

1. Cada asamblea tiene una comisión con un alcance limitado (Marcos 13:34).

2. Una asamblea cristiana tiene solamente la autoridad que ha sido descrita en las Escrituras y que es para:

(1) Predicar las Buenas Noticias (Mateo 24:14).

(2) Sumergir a los que han profesado la fe salvadora en Jesús (Hechos 10:47, 48).  Nota: "En el nombre del Señor Jesús" es una expresión de la unidad del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo ya que los Tres comparten una Persona.  No se confunda con la falsa secta "Solo Jesús" y todos sus errores doctrinales.

(3) Recibir a los nuevos creyentes así como expulsar a los miembros corruptos (1 Corintios 5:1-5, 13).

(4) Elegir a sus oficiales (Hechos 1:21-26; 1 Timoteo 3:1-13; Tito 1:5-9).

(4) Enviar misioneros (Hechos 13:1-4).

(5) Celebrar la Cena del Señor (1 Corintios 11:23-26).

(6) Elegir mensajeros (2 Corintios 8:23). Mensajeros: varones seleccionados por la asamblea para visitar otras asambleas o para establecer nuevas. (Fin)

 

 

La EKKLESÍA verdadera.

TEXTO: Mateo 16:18.

INTRO: Todavía hay predicadores que usan la Biblia anotada por Scofield. Aunque es una obra muy útil el señor Scofield estaba equivocado respecto a la EKKLESÍA. Se hace muy necesario aclarar esos errores. Este hermano dijo que el Espíritu Santo constituyó la "iglesia" en el Día de Pentecostés y que existe la "iglesia invisible" y la "iglesia visible". Aclaremos este asunto. 

      El término EKKLESÍA proviene del griego "EK" = fuera de, y "KALEO" = a llamar. En Hechos 19:32 la palabra se traduce por "concurrencia", en 19:39 por "asamblea" y en el versículo 41 también como "asamblea". La palabra "iglesia" es una palabra inventada por los traductores del Nuevo Testamento y no debe ser usada. La traducción correcta del griego es "asamblea" como aparece en el libro de los Hechos 19:39, 41. La mala traducción de la palabra griega ha causado mucha confusión entre personas sin conocimiento que piensa que una "iglesia" es un edificio o una denominación. Para que exista una EKKLESÍA tiene que haber un grupo de personas salvas que hayan sido sumergidas correctamente ante una congregación.

I. Jesús edificó Su EKKLESÍA (Mateo 16:18). Una EKKLESÍA es una asamblea o congregación de creyentes sumergidos (bajo la autoridad de una asamblea que cumpla todos los mandamientos de Jesús) con el propósito de llevar a cabo la Gran Comisión. Puede tener un local o puede congregarse en una casa o debajo de un árbol. No hay instrucciones con relación a un "edificio" en particular.

1. La EKKLESÍA que Jesús comenzó durante Su ministerio terrenal no empezó en un día, fue un proceso, no un evento.  Estaba compuesta por personas salvas que habían sido sumergidas y enseñadas a obedecer los mandamientos de Jesús. Eran creyentes que provenían del mundo y ahora estaban unidos por medio de Jesús.

2. A aquel grupo se le ordenó realizar una tarea (Mateo 4:23). Nota: Jesús usó milagros para probarle a los judíos que Él era el Mesías prometido y que ese poder había sido dado también a los Apóstoles. Este "don" cesó con la muerte de los apóstoles.

3. Hay mucho énfasis en los nombres de los primeros miembros debido a que sus nombres se mencionan en cuatro ocasiones: Mateo 10:2-4, Marcos 3:14-19, Lucas 6:13-16, Hechos 1:13.

4. Estos "doce" fueron la fundación de la primera EKKLESÍA (1 Corintios 12:28; Efesios 2:20).

5. Fue Jesús quien los puso en ese lugar (Juan 15:16).

II. "Edificaré mi EKKLESÍA" (Mateo 16:18). La palabra "edificaré" está en tiempo futuro. Por esto todavía hoy Jesús está "edificando" su EKKLESÍA y así será hasta Su regreso. La Gran Comisión aún está en efecto y es la obligación de cada creyente cumplirla.

(4) III. En los cuatro evangelios se revela que los creyentes, en el día de Pentecostés (palabra griega = quincuagésimo día), conmemoraban la fiesta judía de las Semanas (Éxodo 23:16; y día de las primicias, Números 28:26). Jesús escogió aquel día ya que una gran cantidad de judíos vendría de todas partes hacia Jerusalén en ocasión de la fiesta. Sería una oportunidad única y excepcional para presentarles las Buenas Noticias a los judíos.

1. La EKKLESÍA del Señor Jesús tuvo antes de aquel día:

(1) Las Buenas Noticias.

(2) Gente salva que fue luego sumergida.

(3) La Cena del Señor.

(4) Instrucciones acerca de las verdades de la EKKLESÍA.

(5) Instrucciones sobre cómo obedecer a Jesús.

(6) Hombres ordenados por Él.

(7) Una organización.

(8) Un programa para el evangelismo; misiones; enseñanzas; sanidades; instrucciones; y poder divino para sanar a los enfermos y resucitar a los muertos.

(9) La presencia del Espíritu Santo.

(10) Reuniones de oración y de negocios.

(11) A Jesús como su Cabeza. Sí, ¡antes de aquel día festivo la EKKLESÍA vivía!

2. No hay ningún versículo en el Nuevo Testamento que diga que la EKKLESÍA comenzó después de Pentecostés.

3. No hay ningún versículo que diga que el Espíritu Santo fue quien la formó. Jesús dijo que Él habría de edificar Su EKKLESÍA.

IV. Cristo es la cabeza de Su EKKLESÍA (Mateo 23:8-10). Nota: "Ni seáis llamados maestros”. Jesús prohíbe el uso exclusivo de estos nombres como títulos espirituales o de manera ostentosa para otorgar indebidamente autoridad espiritual a un ser humano, como si este fuera mayor fuente de verdad que Dios (véase Efesios 1:22; Colosenses 1:18).

V. Jesús el Cristo, el Mesías prometido a los judíos, es quien sumerge al pecador arrepentido que, al creer en Él, también es sumergido en el Espíritu Santo (Hechos 1:5). Véase: Mateo 3:11; Marcos 1:8; Lucas 3:16; Juan 1:33; Hechos 11:16. No debe utilizarse "con" (Versión 1960) sino "en" (Versión actualizada). 

1. No hay ninguna referencia en el Nuevo Testamento que diga que el Espíritu Santo "bautiza". La confusión viene de una mala traducción de 1 Corintios 12:13. Según el texto griego debe decir: "Porque en un solo sentido (vigor natural, intento, designio, propósito, disposición mental) fuimos sumergidos (los creyentes de la asamblea de Corinto, véase 1 Corintios 1:2)  todos en un cuerpo (la asamblea de Corinto)". Nótese bien lo que dice Juan el Sumergidor hablando de Jesús en Mateo 3:11: "Él (Jesús) os bautizará (sumergirá) en el Espíritu Santo y fuego". Juan estaba hablando de aquel día festivo (véase Hechos 2:1,4) cuando el Espíritu Santo sería enviado por Jesús para dar poder a los creyentes para salir y predicar las Buenas Noticias.

2. La palabra en griego para "espíritu" es PNEUMA y no siempre quiere decir "espíritu", por lo que puede traducirse como se indica arriba.

3. El Espíritu Santo nunca "bautiza". Él hace la obra de regeneración y del "nuevo nacimiento" así como la conversión y la salvación. (Fin)

 

Las asambleas bautistas no conformistas estaban acreditadas por el Espíritu Santo (V parte).

TEXTO: Hechos 2:1-8.

PROPÓSITO: Ver cómo el Espíritu Santo obró para dar poder a aquella EKKLESÍA que Jesucristo comenzó durante Su ministerio terrenal.

I. Algunas ideas sobre Lucas 24:49.

1. Durante la edad del Antiguo Testamento, Dios el Espíritu Santo vino y apareció en las vidas de los redimidos.  Pero todo cambió aquel día de Pentecostés cuando Dios envió Su Espíritu Santo para dar poder a la asamblea que ya había sido establecida.

2. En Lucas 24:49 vemos que el Señor dio a Su EKKLESÍA "una promesa de Mi Padre (…) hasta que seáis investidos de poder desde lo alto."

3. Cada asamblea que cumple con los requisitos dados en el N.T. tiene la promesa del poder del Espíritu Santo de guiarla, bendecirla, protegerla y darle fuerzas en el cumplimiento de la Gran Comisión.

4. ¿Quién está hablando en este texto? (Lucas 24:36).

5. ¿De quién es la promesa? (Véase Juan 14:26; 15:26).

6. ¿Cuál es la promesa? "Investidos de poder desde lo alto". Esto nos habla del poder de Dios así como de Su fuerza y Su habilidad. El significado de estas palabras nos enseña que la misión del Espíritu Santo es investir a cada asamblea con ese poder, para que ella pueda cumplir con la Gran Comisión en todo el mundo.

7. Dios no le ha prometido tal cosa a ninguna otra organización en el mundo como a nosotros que tenemos la presencia y el poder del Espíritu Santo.

II. Examinando Hechos 2:1-8.

1. "Día de Pentecostés". La palabra en el griego quiere decir "quincuagésimo" y hace referencia a " la fiesta de las Semanas" (Éxodo 34:22, 23; véase además Levítico 23:15, 16). Según el Comentario al Éxodo de Pratt: "Aquella fiesta se celebraba cincuenta días después de la fiesta de la Pascua (el nombre viene del vocablo hebreo pesakh que literalmente significa "pasar por alto" haciendo referencia a Levítico 12:13). Tenía lugar entre los meses de mayo y junio (Levítico 23:15-22). Aún hoy en Israel se celebra esta fiesta pero sin la víctima de la Pascua, ya que no tienen el Templo sacrificial, único lugar en donde podían hacerse los sacrificios. El judío come cordero en cualquier día del año menos en la noche de su pascua, en la cual a todos los corderos del rebaño de Israel se les respeta su vida. Y así, por veinte siglos de cristianismo, Dios se ha servido de los        (5)    escrúpulos del pueblo judío para proclamar que el verdadero Cordero Pascual, Cristo, ya fue sacrificado, 1 Corintios 5:7.

2. La fiesta de las Semanas (o Pentecostés) fue una de las tres fiestas anuales donde los varones tenían que venir a Jerusalén (Éxodo 23:14-19).

3. En aquella fiesta se traía una ofrenda de las primicias (Levítico 23:30). En el día mencionado en Hechos capítulo 2 el Espíritu Santo vino como las primicias de la herencia del creyente (2 Corintios 5:5; Efesios 1:11, 14).

4. Las almas que fueron salvas en el día de Pentecostés fueron recibidas por la asamblea como las primicias de una cosecha que ha de venir durante la edad de la asamblea, o sea, la edad presente.

5. Para poder entender la situación tenemos que leer Hechos 1:15 hasta 2:1 sin detenernos. La división de capítulos y versículos en la Biblia es puramente artificial y no guarda relación con el texto inspirado. Con el fin de facilitar la operación de citar con acierto las diferentes partes de la Biblia y referirse a ellas, la división en capítulos se introdujo en el siglo 13 y luego le siguió la de los versículos en el siglo16. De ahí que algunas veces, como en este caso, una misma narración quede dividida en varias partes. Algunos piensan que los doce apóstoles y no los 120 discípulos fueron quienes hablaron en lenguas comprensibles.

6. Hechos 2:2 "(…) como un viento recio". Aquí estamos en presencia de un símil o comparación (véase Ezequiel 37:9, 10; Juan 3:8).

7. Aquellos apóstoles no pudieron comprender el significado de la llegada del Espíritu Santo sin una ilustración visible y audible de parte de Dios.

(1) Primero la semejanza de un viento.

(2) Luego la semejanza de un fuego. No fue fuego literal.  En las Escrituras, con frecuencia, el término "fuego" se refiere a la presencia divina de Dios (Éxodo 3:2-6).

8. Hechos 2:4 "todos", es decir, los doce apóstoles o los 120 discípulos (1:15).  El uso de la palabra "todos" no incluye las multitudes que llegaron a aquel sitio después de oír el ruido.

(1) "(…) y fueron todos (los doce y los 120) llenos (no sumergidos sino controlados) del Espíritu Santo." ¡Qué contraste! Cuando se es "bautizado" EN el Espíritu Santo POR Jesucristo estamos en presencia de un nuevo nacimiento.  Aquellas personas (los doce o los 120) que habían sido salvas hacía algún tiempo tenían primero que estar "vacías" para poder ser "llenas". Aquel "vacío" tuvo lugar durante los diez días de "reposo" (desde Hechos 1:9 hasta 2:1) o preparación espiritual antes de recibir la promesa (1:8) que el Señor les había hecho.

(2) El "bautismo en el Espíritu Santo" sucede solamente una vez en la vida y produce salvación eterna. Pero la "llenura" puede ocurrir muchas veces en dependencia de la vida espiritual del creyente (Efesios 5:18). En este texto Pablo no está hablando de una "morada" (Romanos 8:9) ni del nuevo nacimiento, sino de que cada pecador, desde el momento del arrepentimiento y de su fe en Jesucristo, es "bautizado" EN el Espíritu Santo quien morará constantemente en él como nuevo creyente.

  A. En Efesios 5:18 Pablo manda que cada creyente debe vivir continuamente bajo el control del Espíritu Santo (Colosenses 3:16, 17).

    (A) Deje que la Palabra controle su vida.

    (B) Viva una vida pura.

    (C) Confiese y abandone todo pecado.

    (D) Niéguese a sí mismo haciendo morir todo lo terrenal.

    (E) Ríndase completamente a la voluntad de Dios.

    (F) Dependa del poder de Dios.

(3) Hechos 2:4 "(…) en otras lenguas (…)", es decir, idiomas conocidos como el contexto lo implica y no expresiones extáticas.

  A. Aquellas lenguas fueron una señal de juicio a los incrédulos de la nación de Israel.

  B. El uso de otros idiomas (además de la lengua hebrea) mostró aquel día que Dios trataría con otras naciones, lo cual indicó una transición de Su trato exclusivamente con la nación de Israel a la EKKLESÍA, la que estaría conformada por todas las naciones.

(4) Es importante notar que el uso de las lenguas ocurrió solamente en otras dos ocasiones (Hechos 10:46; 19:6).   

9. Hechos 2:5 "(…) judíos, varones piadosos, de todas las naciones (…)". Aquella gente era judía y había crecido en otros países y aprendido otros idiomas, pero habían llegado para cumplir su obligación de asistir a las tres fiestas obligatorias (Éxodo 23:14-19). En este caso la de las Semanas.

10. Hechos 2:6.  "(…) este estruendo (…)", hablando del ruido como un viento, llamó la atención de estos judíos y llegó todo el mundo al local donde estaban los 120. Al llegar escucharon las Buenas Noticias de salvación en sus propios idiomas y dialectos.

11. Hechos 2:7-11. La lista de los idiomas indica claramente que se entendió lo que se decía.

III. Veamos varios textos:

1. Juan 14:16, 17, 26 "(…) otro Consolador (…)", el Espíritu Santo de Dios.

(1) Él es un "consolador", PARAKLETOS (Juan 16:7).

(2) Su obra, como Consolador, es cuádruple:

  A. Dándole fuerza espiritual a la vida (Juan 7:37-39).

  B. Morando en cada creyente (Juan 14:16, 17).

  C. Actuando como el Gran Maestro (Juan 14:26).

  D. Dando testimonio de Jesucristo (Juan 15:26).

2. Romanos 8:26, 27. La obra intercesora del Espíritu Santo. Cuando el creyente no sabe qué va a decirle al Padre Celestial en tiempos de necesidad, el Espíritu Santo sabe cómo hacerlo y habla por el creyente.

3. 1 Corintios 6:19. El cuerpo carnal de cada creyente es la morada del Espíritu Santo (Romanos 12:1, 2). Por eso,

(6) cada vez que el creyente peca, está insultando al Espíritu Santo.

4. Gálatas 5:22.  La obra del Espíritu Santo en el creyente resulta en acciones, actitudes y reacciones. Debemos estudiar bien el pasaje. (Fin)

 

Las primeras asambleas estaban acreditadas por los milagros (VI parte).

TEXTO: Hechos 3:1-11.

PROPÓSITO: Mostrar que Dios hizo milagros en la primera EKKLESÍA para darle credibilidad a Su obra.

I. Algunas ideas:

1. Los milagros hechos por los apóstoles demuestran que les había sido dado poder por Dios el Creador para expulsar demonios, hablar en otras lenguas comprensibles, sanar enfermos y ser inmunes incluso hasta el veneno.

2. Dios tuvo un propósito grande en dar a Su EKKLESÍA tales poderes (véase 1 Corintios 1:6, 7). La asamblea de Corinto usó todos los dones milagrosos que habían sido usados en la asamblea de Jerusalén. Aquellos milagros confirmaron el mensaje de los apóstoles acerca del Mesías prometido, el Señor Jesucristo, hasta que tal mensaje pudo ser confirmado a su vez por la Palabra escrita (Juan 20:30, 31). Pero cuando las Escrituras estuvieron completas, la historia de los milagros fue prueba suficiente para demostrar que el mensaje de Jesucristo era verdadero.

3. Desde ese tiempo no se necesitan más los milagros pues ya tenemos toda la revelación de Dios en Su Palabra. Si usted no cree lo que dicen las Escrituras tampoco creerá entonces en los "milagros".

II. Examinemos el texto de Hechos 3:1-11.

1. Aquí encontramos el primer milagro descrito en las páginas del N.T. Y nótese bien a quién escogió Dios para hacerlo: ¡A Pedro! Aunque el Señor había resucitado y ascendido al Tercer Cielo, y el Espíritu Santo se había manifestado a Sí Mismo a los creyentes en el día de Pentecostés, era necesario que Dios hiciera milagros para acreditar a la nueva EKKLESÍA. Ese día de la fiesta todo el mundo supo que Pedro representaba a Dios el Padre.

2. La curación del hombre cojo implicada a una persona bien conocida por todos. Llevaba años en el mismo lugar, mendigando. Pero aquel día recibió algo más que una limosna, no solo recibió la curación de su cuerpo sino, más importante aún, la salvación de su alma. Por sus acciones todo el mundo entendió después lo que Dios había hecho a través de Pedro.

3. Los resultados de aquel milagro probaron lo siguiente:

(1) Que el hombre que había sido sanado alabó a Dios y dio testimonio de cómo Dios le sanó y le salvó.

(2) Que Pedro verdaderamente era un varón aprobado por Dios.

(3) Aquel milagro atrajo mucha gente para oír el mensaje de Pedro.

4. Dios no le dio a Pedro ese poder para su propio beneficio. Al contrario, Pedro declaró quién le había dado tal habilidad.

5. Nótese bien la parte central del mensaje (Hechos 23:19). ¡Hermanos! Aquí tenemos un tema bien olvidado. ¿Dónde se puede escuchar hoy un mensaje que hable sobre el "arrepentimiento" y la "conversión"?

III. Algunos señalamientos:

1. Hechos 5:1-11. Pedro mostró los poderes milagrosos de Dios cuando llamó mentirosos a Ananías y a su esposa. Su muerte mostró el gran poder de Dios y seguramente afectó tanto la vida de los creyentes como la de los incrédulos.

2. Hechos 8:9-21. Dios le dio a Felipe poderes milagrosos para saber que Simón no se había convertido aun cuando había hecho "profesión de fe" y había sido sumergido. La respuesta que Felipe le dio a Simón aumentó la credibilidad de su mensaje.

3. Hechos 9:36-42. Pedro exhibió el poder milagroso de Dios cuando resucitó a Dorcas. El milagro fue instantáneo y demostró que Pedro era ciertamente un varón de Dios; mucha gente escuchó aquel día su mensaje de que Jesucristo era el Mesías prometido.

4. Hechos 12:5-17. La persecución era horrible contra los creyentes y había causado muchas dudas y confusión. Varios de ellos estaban en una casa orando cuando Dios hizo el milagro y liberó a Pedro de la cárcel.

5. Hechos 14:8-17. Pablo demostró el poder milagroso de Dios en la curación del cojo. Todo el mundo conocía a  aquel hombre y el hecho de verlo caminando daba crédito al mensaje de Pablo.

6. Hechos 16:16-18. Dios usó un milagro para expulsar el demonio de aquella mujer. Su conversión mostró que Pablo tenía autoridad de parte de Dios para predicar el mensaje de salvación.

7. Hechos 19:11-20. Cada uno de estos milagros demostró la verdad de que Pablo era un siervo de Dios.

8. Hechos 28:1-6. Otra vez Dios usó un milagro para probar que Pablo era Su siervo.

9. Romanos 15:18, 19. Léase el testimonio de Pablo de cómo Dios le usó en predicar las Buenas Noticias. Véase también 1 Corintios 12:12.

CONCLUSIÓN: Sí, Dios usó varios milagros de manera provisional para revelarles a los judíos que Él estaba estableciendo un nuevo orden de adoración. Aquellos milagros estaban dirigidos específicamente a la nación de Israel para mostrar cómo sería el reino futuro del Mesías por mil años.  Una vez que Dios le ha dado a Sus creyentes la revelación completa del Nuevo Testamento no hay más necesidad de milagros, ni en aquel tiempo ni hoy, porque ahora andamos por fe y no por vista.

 

 

(7) Las asambleas fueron acreditadas al recibir la revelación de Dios (VII parte).

TEXTO: 1 Corintios 13:8-13.

PROPÓSITO: Mostrar que los 66 libros de la Biblia son toda la revelación que Dios le ha dado a la raza humana.

I. Apocalipsis 22:18, 19.

1. En estos versículos hay un fuerte aviso para los que quieren añadir "revelaciones" a nuestra Biblia.

2. En todo el mundo no hay un libro como nuestra Santa Biblia en su forma original. Toda ella es inspirada por Dios a través de su Espíritu Santo. Vea 2 Timoteo 3:16; 2 Pedro 1:19-21; Salmos 119:89.

II. Examinando el texto de 1 Corintios 13:8-13.

1. Pablo le enseñó a la asamblea de Corinto que los milagros fueron provisionales. Una vez que todas las Escrituras estuvieron terminadas ya no hay necesidad de milagros, ahora los creyentes tienen que vivir por fe y no por vista.

2. Hay algunos que tienen confusión con el uso de la palabra "perfecto" en el v. 10. La palabra quiere decir: "completo" y está hablando de aquella revelación completa de Dios, o sea, los 66 libros de nuestra Biblia.

(1) Santiago, bajo la inspiración divina, llamó a las Escrituras "la perfecta ley" (1:25).

(2) Pablo dice que las Escrituras hacen al hombre de Dios "perfecto" (2 Timoteo 3:17).  

III. Veamos algunos textos:

1. Mateo 5:18 "ni una jota". La "jota" es la décima letra del alfabeto hebreo y significa "cosa mínima". La "tilde" es el rasgo (’) que se pone sobre las vocales para acentuarlas o el rasgo (~) que se coloca sobre nuestra ñ. Es decir, que Dios preservará Su Palabra hasta la "cosa más mínima", respetando el mismo contenido que aparecía en los originales escritos en hebreo, arameo o griego.

2. Juan 17:17 "tu Palabra es verdad". Nuestra Biblia no contiene la verdad: ¡es la verdad! "Santifícalos" quiere decir poner a un lado, separar, hacer santo. Las Escrituras son la herramienta que usa el Espíritu Santo para convencer a los pecadores de su necesidad de salvación, y a los creyentes de su obligación de vivir una vida santa (Efesios 5:26).

3.  2 Timoteo 3:16, 17 "toda la Escritura", es decir, de la misma forma en que fue escrita en hebreo, arameo y griego. Durante siglos todo lo que hemos tenido han sido copias de los originales, ya que todos los manuscritos originales no existen. Con todo, Dios ha guiado a los traductores en su trabajo y hoy, por ejemplo, en idioma español tenemos una versión de confianza: la Versión Reina-Varela de 1960 que, no obstante, tiene muchos errores de traducción. Por eso debemos auxiliarnos de una concordancia así como de otras ayudas que nos permitan ver la palabra correcta en el texto. "Es inspirada por Dios", la palabra "inspirada" en el griego es THEOPNEUSTOS (THEO = Dios; PNEUSTOS = "respirar". Y es "útil" para:

(1) Enseñar, inducir con palabras, razones o ruegos a que se haga o deje de hacer algo. Las Escrituras proveen un cuerpo completo de verdad divina que es necesaria para vivir una vida  piadosa (Salmos 119:97-105).

(2) Redargüir, convertir el argumento contra el que lo presenta. Las Escrituras exponen el pecado (Hebreos 4:12, 13).

(3) Corregir, reprender, amonestar a alguien, desaprobando lo que ha dicho o hecho para restaurar algo a su propia condición (Salmos 119:9-11; Juan 15:1, 2).

(4) Instruir, comunicar ideas, conocimientos o doctrinas (Hechos 20:32; 1 Timoteo 4:6; 1 Pedro 2:1, 2).

4. 1 Pedro 1:23. Nuestras Escrituras son incorruptibles. No hay otro libro en el mundo como este.

5. 2 Pedro 1:20, 21. Los 66 libros son una "unidad". Usted no puede entender el A.T. sin leer el N.T. Este es el problema con todas  las sectas falsas. No saben cómo han de tratar con la Palabra. Nosotros, las Asambleas Bautistas no Conformistas aceptamos y usamos todos los 66 libros de nuestra Biblia.

(1) "Que ninguna profecía (…) es de interpretación privada" (2 Pedro 1:20). Los falsos predicadores de hoy enseñan sus propias ideas de las Escrituras. De ahí es de donde vienen las falsas doctrinas.

IV. Comentarios sobre la lección:

1. La Palabra de Dios es indestructible. Durante los siglos pasados los enemigos de Dios (especialmente la "Iglesia Católica Romana") trataron de destruirla, pero como usted puede ver ¡esto ha sido imposible!

2. Año tras año los falsos predicadores dicen: "Dios me reveló". ¡No es cierto! Además de los 66 libros de la Biblia Dios no habla hoy a no ser por Su Palabra. Los 66 libros son la única y total revelación de Dios. Los que dicen: "Dios me habló" son unos mentirosos. Los que "hablan en lenguas" y dicen: "Dios me reveló algo nuevo" no son personas de confianza. Es una tontería decir que Dios les reveló algo nuevo cuando Su Palabra es completa y concluyente.

3. El "canon" (griego KANÓN) fue la guía en la selección de los libros de nuestra Biblia. Los líderes de las primeras asambleas habían recibido cientos de obras de autores que pedían que sus escritos fueran incluidos en la colección para ser usados en las asambleas. Los líderes aplicaron tres principios en la selección de un libro para determinar si este debía ser incluido o no en la Biblia:

(1) El autor de la obra debía ser un profeta reconocido, uno de los doce apóstoles, o alguien asociado a estos como en el caso de Marcos, Lucas, Hebreos y Santiago.

(2) La obra no podía diferir ni contradecir a las otras.

(3) La obra tenía que ser reconocida por consenso general de las asambleas como un "libro inspirado por Dios".

CONCLUSIÓN: Las Asambleas Bautistas no Conformistas no aceptan los llamados "libros apócrifos" (ocultos, secre-

(8)      tos) que están en muchas de las Biblias de los protestantes y, por supuesto, en las de la "Iglesia Católica Romana".

 

Principios bautistas en el N.T. (final).

TEMA: Perseguidos por los judíos y los gentiles.

TEXTO: Mateo 10:16-18; Hechos 14:1-5.

PROPÓSITO: Mostrar que desde el principio de la EKKLESÍA del Señor Jesucristo tanto los judíos como los gentiles han perseguido a los seguidores de Jesucristo.

I. Examinando Mateo 10:16-18. Jesús alertó a la asamblea de la oposición judaica.

1. Hechos 4:1-20.

2. Hechos 5:17, 18, 40-42.

3. Hechos 7:54-60.

4. Hechos 8:1-4.

5. Hechos 9:1-3.

II. 2 Timoteo 4:5-8. Un ejemplo de un perseguido: el apóstol Pablo. Cuando él escribió esta carta a Timoteo estaba en la cárcel esperando la muerte.

1. Tres consejos a Timoteo y a los que sufren persecución: (1) Soportar las aflicciones.

(2) Seguir con la predicación de las Buenas Noticias.

(3) Cumplir con su ministerio.

2. Pablo estaba bien preparado para partir de este mundo. Véase su testimonio en los vs. 6-8.

II. Examinando el texto de Hechos 14:1-7.

1. El Espíritu Santo ha guiado a Pablo a Iconio y le ha dado  gran éxito en la evangelización. Por supuesto, esto llevó al diablo a levantar oposición, no solamente por parte de los judíos sino también por parte de los gentiles. ¡Nosotros no podemos esperar menos!

III. Historia breve de la persecución por parte de los gentiles contra la obra de Jesucristo.

1. Lo que llamamos "cristianismo" comenzó durante el ministerio de Jesucristo y el tiempo del Imperio Romano bajo las órdenes de Tiberio César. Tanto el Imperio como el César eran paganos.

2. La obra "cristiana" creció rápidamente bajo la dirección de los apóstoles e inmediatamente comenzó la persecución, primero por los judíos y, seguidamente, por los gentiles.  Nótese el orden de los eventos:

(1) Por la persecución Juan el Sumergidor perdió la vida.

(2) Por la persecución Jesús el Cristo fue crucificado.

(3) Por la persecución, durante casi cien años, la gran mayoría de los apóstoles sufrieron el martirio. La tradición registra que solo el apóstol Juan murió de muerte natural y de edad muy avanzada.

3. Después que desaparecieron físicamente todos los apóstoles, los errores doctrinales comenzaron a entrar en las asambleas. El primero fue:

(1) El nombramiento de "obispos" para manejar a un sector de las asambleas. Estos hombres incrédulos sembraron mucha confusión.

(2) Luego de algunos años hubo un cambio en la doctrina de la salvación. Comenzaron a poner mucho énfasis en las ceremonias y muy pronto dijeron que la "salvación" se podía alcanzar al ser sumergidos (el rociamiento de bebés todavía no había comenzado).

(3) Con esto se cambiaba el sentido bíblico de la inmersión. Los padres de los infantes quisieron también que sus bebés fueran salvos, por lo que en poco tiempo todo el mundo pudo ser sumergido con el fin de obtener la salvación.

4. Durante todo este tiempo los creyentes fieles, los no conformistas, continuaron con la doctrina de los apóstoles y sus asambleas crecieron mucho en número. Pero a principios del siglo IV salió un edicto de Roma que les negaba el derecho a llamarse "cristianos", tras lo cual vino una terrible persecución porque los "no conformistas" no permitieron que sus bebés fueran sumergidos.

5. La llegada de Constantino al poder puso fin a aquel edicto y se aceptó el cristianismo, dando lugar a una tregua entre el gobierno y el cristianismo. Pronto Constantino convocó a un concilio de pastores y declaró que él había de ser la cabeza del cristianismo. Pocos pastores de los "no conformistas" asistieron a aquella reunión.

6. Hasta esa fecha casi toda la persecución contra los fieles seguidores de Jesucristo había sido llevada a cabo por los judíos y los gentiles paganos. Pero ahora, con el establecimiento de la Iglesia de Roma, vino una gran persecución sobre los "no conformistas" e inmediatamente se estableció una ley que todos los infantes tenían que ser sumergidos.  Por supuesto, los "no conformistas" rechazaron tal ley y miles perdieron sus vidas defendiendo su fe, apoyada en las enseñanzas de las Sagradas Escrituras.

7. En el año 426 comenzó la "Edad del Oscurantismo", una época tenebrosa, sangrienta y horrible en extremo contra los "no conformistas". La persecución de la Iglesia Romana fue constante y cruel.

8. Durante aquel tiempo la Iglesia Romana trató de destruir las Escrituras que usaban los "no conformistas" y de nuevo muchos murieron por tener porciones de las Escrituras en sus casas.

9. La situación siguió de mal en peor hasta que algunos "sacerdotes" (ya los pastores de las Iglesias Romanas se llamaban así) comenzaron una "reforma" dentro de la misma Iglesia Romana.

(1) Juan Wiclef (1320-1384) trató de comenzar una reforma  dentro de la Iglesia Romana. Hasta hoy su nombre es odiado por los romanistas.

(2) Juan Huss (1373-1415) fue un reformador que perdió su vida quemado públicamente en una pira por la Iglesia Católico-Romana.

(3) Savonarola (1452-1498) también hizo un esfuerzo para reformar la "iglesia" y terminó siendo quemado.

(4) Ulrico Zuinglio (1484-1531) perdió su vida a  manos de la "iglesia" tratando de reformarla.

(5) Martín Lutero (1483-1546) entendió que era imposible una reforma dentro de la "iglesia" y junto a otro sacerdote, Felipe Melanchton, abandonó la "iglesia" escribiendo                      (9)   mucho en contra de sus males. Años después sus seguidores comenzaron la "Iglesia Luterana".

(6) Juan Calvino (1509-1564) rompió con los romanistas y formó la "Iglesia Presbiteriana".

10. Durante estas recias luchas en favor de una reforma en la "iglesia", muchos de los "no conformistas" prestaron su ayuda a los reformadores esperando encontrar un alivio a sus duras persecuciones. Aquellos hermanos salieron de sus escondites, pero casi inmediatamente sufrieron un terrible desengaño: ahora no solamente los "católicos" los perseguían sino que también los luteranos y los presbiterianos se convirtieron en sus captores (lea bien la historia en los libros del cristianismo).

11. En el año 1534 el Rey Enrique VIII de Inglaterra quiso divorciarse para casarse con Ana Bolena. Pero el papa en Roma no lo permitió por lo que Enrique rompió con la "iglesia" y fundó la suya propia: la "Iglesia de Inglaterra".

12. Luego todas estas "iglesias" formadas por hombres se mostraron implacables en su odio y persecución hacia los "no conformistas". La ayuda que habían prestado durante las luchas de la reforma había sido olvidada, y la gran "esperanza" despertada por la reforma resultó en una desilusión sangrienta.

13. Al principio todas esas "iglesias" se persiguieron unas a otras, pero en el año 1555 firmaron un "tratado de paz" entre sí mismas. No obstante, las persecuciones contra los "no conformistas" no cesaron y miles murieron por rehusarse a dejar que sus infantes fueran sumergidos o rociados como se empezó a hacer más tarde.

14. Durante todo el Siglo XVII la persecución contra los "no conformistas" por parte de las "iglesias" continuaron siendo sumamente severas. Hasta los días de hoy esa persecución continúa contra nosotros, los "no conformistas", por parte de las "iglesias establecidas por los hombres".

CONCLUSIÓN: Un breve pero buen estudio de aquellas persecuciones se encuentra en el pequeño libro El Rastro de la Sangre, por J. M. Carroll. Mucho de lo anteriormente expuesto se tomó de este libro. (Fin)

 

El Espíritu Santo puede llenar el corazón en un instante (VI parte).

(La Persona del Espíritu Santo, por René Pache, Libros CLIE)

      A pesar de todo lo que hemos visto muchos creyentes creen que, si bien la plenitud del Espíritu Santo es ordenada por Dios, es imposible obtenerla al instante por medio de un acto de fe necesitándose toda una vida para alcanzarla.

      El Espíritu Santo quiere llenarnos por completo para conducirnos por etapas hacia la perfección. En el libro de los Hechos veremos que la recepción de la plenitud es instantánea en cada uno de los casos expuestos:

1. Los ciento veinte (2:4).

2. Los cinco mil (4:31).

3. Ananías (9:17).

I. Muchos creyentes han sido llenos del Espíritu Santo sin saberlo. ¿No hemos experimentado todos, al principio de nuestra vida cristiana, el primer amor?  Pero, ¡ay! ¿Qué ha ocurrido entonces para muchos? El celo se ha enfriado (véase Apocalipsis 2:5).

II. La plenitud puede haberse perdido pero puede recobrarse. Existen tres pasos:

1. Confesar la falta y recibir el perdón y la purificación por la sangre (1 Juan 1:9).

2. Entregarle enteramente a Dios el terreno ocupado por el diablo (Efesios 4:27).

3. Creer una vez más que el Espíritu Santo llena tu corazón igual o más que antes.

III. ¿Cómo conservar la plenitud del Espíritu Santo? (Véase Romanos 8:4). Conservamos la plenitud marchando, no según la carne, sino según el Espíritu.

1. Hemos de darle la espalda resueltamente a toda forma de maldad, negándole el acceso al adversario y cuidando de no contristar al Espíritu.

2. Viviendo según el Espíritu y sometiéndonos a Su influencia, dirección y voluntad.

3. El Espíritu Santo debe llenarnos más cada día.

(1) Dios quiere tomar cada día más y más posesión sobre nosotros (véase Romanos 8:29; Efesios 4:13 y 3:19; 1 Juan 3:2).

(2) La plenitud del Espíritu nos hace crecer cada día en la vida espiritual (1 Corintios 2:1, 2).

(3) El aumento de la plenitud en nosotros implica una victoria progresiva sobre el pecado (Mateo 5:48; Santiago 4:17; Filipenses 3:12; 2 Corintios 3:18).

IV. ¿Cuáles son los resultados de la plenitud?

1. Una vida abundante (Romanos 8:2; Juan 6:63).

2. La santificación (2 Corintios 3:17).

3. El poder (Hechos 1:8).

4. La acción de gracias y la alabanza (Efesios 5:18-21).

5. La felicidad perfecta (Juan 4:14; 6:35; 10:10). (fin)  

 

Honra a tu padre y a tu madre.

LECTURA: Proverbios 4:1-27.

TEXTO: Éxodo 20:12.

INTRO: Vivimos en los días en que los hijos no muestran respeto hacia sus padres. ¡Qué lástima! Estos hijos rebeldes van a sufrir por estar en contra de la ley del Creador del (10)    universo. No se pueden quebrantar Sus mandamientos sin sufrir las consecuencias.

      Los hijos deben mostrar "reverencia" (respeto o veneración) hacia sus padres (Hebreos 12:9). Esta "reverencia" está dada:

      Interiormente por temor. (Levítico 19:3; véase además Deuteronomio 27:16; Proverbios 30:17).

Ejemplos:

...José (Génesis 47:12).

...David (1 Samuel 22:3).

...Salomón (1 Reyes 2:19).

...Eliseo (1 Reyes 19:20).

      Exteriormente por palabras y acciones. "Pide, madre mía, que yo no te la negaré." (1 Reyes 2:20; véase Proverbios 31:28).

I.  Los hijos deben mostrar reverencia a sus padres por medio de la sumisión (Génesis 46:29; 1 Reyes 2:19, véase Deuteronomio 27:16).

II. Los hijos deben mostrar reverencia a sus padres por medio de la obediencia (Colosenses 3:20; Lucas 2:51 [Jesús nos dio su ejemplo]).

(1) Prestando atención a sus consejos (Proverbios 1:8).

(2) Obedeciendo sus mandatos (Jer. 35:14; Efesios 6:1).

(3) Cuidándolos (Génesis 47:12; Juan 19:26, 27).

Las razones:

A. Es el mandamiento de Dios (Éxodo 20:12).

B. Merecen obediencia en retribución (2 Corintios 2:14).

C. La obediencia agrada a Dios (Efesios 6:2).

Conclusión: Efesios 6:3.  

 

Por qué el creyente no debe celebrar la Navidad.

LECTURA: Marcos 7:1-12.

TEXTO: Gálatas 4:8-11.

INTRO: La tradición (comunicación o transmisión de noticias, doctrinas, ritos y costumbres de padres a hijos; transmisión oral de doctrinas que no se encuentran consignadas en las Escrituras) es un veneno de Satanás.

      Cada vez que el diablo puede quitar la atención de la cruz de Jesucristo y ponerla sobre otras cosas gana una batalla.

      Cuando el diablo lleva a la gente a poner tanto énfasis sobre el nacimiento de Jesús, en realidad está desviando su atención del verdadero propósito del nacimiento: ¡la muerte redentora de Cristo en la cruz por el pecador!

      Durante los meses de octubre y noviembre las tiendas y almacenes comienzan con marcado empeño a engañar a los ignorantes y quitarles su dinero.

      Pero no debemos culpar solamente a los comerciantes, porque las "iglesias" evangélicas y protestantes (salidas todas de la "iglesia madre" de Roma) siguen la tradición de su "madre", la Gran Ramera. Como dice el dicho: “Como la madre es la hija".

      ¿Qué significa "Navidad?" La palabra viene de natividad o nacimiento. La "Navidad" es una fiesta religiosa de la "iglesia romana" para "celebrar" el nacimiento de Jesús.

      ¿Por qué no debemos celebrar esta fiesta pagana?

I. Nosotros, las Asambleas Bautistas no Conformistas (ABNC), no provenimos de la "iglesia católica" como los protestantes y los evangélicos. Existíamos mucho antes de la formación de la falsa "iglesia".

1. Por eso no tenemos ninguna obligación de seguir la tradición de los apóstatas. La fiesta de la Navidad es una invención del diablo para distraer a los ignorantes del propósito verdadero de la venida de Jesucristo: Su muerte en la cruz en lugar del pecador.

2. Gracias a Dios, los de las ABNC estamos libres de la "iglesia romana", de los "protestantes" y de los hijos de los protestantes: los "evangélicos" (véase Juan 8:36).

II. Está más que claro que no hay enseñanza bíblica alguna sobre que uno deba celebrar el nacimiento de Jesús.

1. Si Dios hubiera querido que los Suyos celebraran tal cosa, seguro que lo habría revelado en Su Palabra (véase Apocalipsis 22:18, 19).

2. Ninguno de los Apóstoles celebraron tal fiesta (Gálatas 4:8-11).

3. Ninguno de los creyentes de las primeras asambleas tampoco celebraron el nacimiento de Jesús el Cristo.

4. Para nosotros, los de las ABNC, la Biblia es un libro al que no le falta nada y no podemos añadir ni quitar ninguna de sus enseñanzas (2 Timoteo 3:16, 17).

(1) Somos llamados a adorar a Dios, no a la tradición (Juan 4:24).

(2) Somos llamados a sostener la obra de Dios (2 Corintios 9:6, 7).

(3) Somos llamados a testificar para Dios (Hechos 1:8).

(4) Hemos sido enseñados cómo sumergir a los creyentes (Hechos 8:36-39).

(5) Somos instruidos sobre cómo participar en la Cena (1 Corintios 11:23-26).

(6) Pero, en ningún lugar, se nos manda celebrar el nacimiento de Jesús el Cristo.

III. No se conoce la fecha de Su nacimiento. Este es un secreto de Dios (véase Deuteronomio 29:29).

1. Si Dios quisiera que celebráramos ese día nos habría dado una fecha.

2. Entre las "iglesias" de los romanistas, protestantes y evangélicos hay muchas tradiciones que no están basadas en las Escrituras. Por ejemplo, dicen que tanto los pastores como los astrólogos estaban juntos en aquella noche. ¡Esto no es cierto!

(1) Los pastores, al estar cerca de la ciudad, llegaron en la misma noche (Lucas 2:8-18).

(2) Los astrólogos llegaron casi dos años después y visitaron al Niño en una casa en la ciudad de Nazaret (Mateo 2:1-11, 16).

(11)          (3)  No hay ninguna mención de que fueran tres los astrólogos. Nadie sabe cuántos eran en realidad (Mateo 2:1, 2).

IV. Todo el mundo dice que el Niño nació el día 25 de diciembre durante el invierno en Palestina.

1. La fecha es imposible pues los pastores estaban cuidando todavía sus rebaños, algo que no se les ocurriría hacer en invierno.

2. Poniendo la fecha a un lado, no se nos ha ordenado en ningún momento adorar a un Niño en un pesebre ni al Hombre Dios en la cruz. Se nos ha llamado a adorar al Cristo crucificado, muerto, enterrado, resucitado y sentado a la diestra de Dios el Padre en el Tercer Cielo.

V. ¿Cuándo se originó la celebración de la "Navidad?"

1. Durante los primeros tres siglos después de la resurrección de Jesucristo ninguna de las asambleas celebró tal evento. No fue sino durante el siglo IV que algunas "iglesias" (dejando las enseñanzas de los apóstoles) comenzaron a celebrar el "día de los santos", el que luego adquirió el nombre de "día del nacimiento de Jesús".

2. Hubo un "obispo" que declaró en varias de sus "iglesias" que todas las "iglesias" bajo su dirección tenían que celebrar el día 25 de diciembre de cada año para recordar la fecha del nacimiento de Cristo.

3. ¿Por qué escogió esa fecha? Por años los paganos habían celebrado el nacimiento del sol aquel día. Así que para atraerlos al "cristianismo" el obispo escogió ese día.

VI. Por eso las ABNC no celebran la "Navidad" al ser un día festivo de la "iglesia" romana y no pertenecer a esa "iglesia". 

1. No tenemos que celebrar las tradiciones de los hombres.  Tenemos libertad en Cristo Jesús.

VII. La celebración de la "Navidad" es una mezcla de religión pagana, romanistas y comercio y un creyente no debe tomar parte en nada de esto (1 Juan 2:15-17).

1. En la fiesta mundana de la "Navidad" nadie recuerda a Jesucristo. Tome cuenta de la cantidad de licores consumidos, juguetes, árboles y adornos de luces vendidos, etc. (Véase Jeremías 10:2-5).

VIII. No celebramos la "Navidad" porque la Palabra prohíbe tales prácticas (Gálatas 4:8-11; Romanos 14:5ª).

1. Las instrucciones para los creyentes en relación con este asunto se encuentran en 2 Corintios 6:14 hasta 7:1. Finalmente, consulte los medios de comunicación al finalizar la Navidad y se dará cuenta que es la fiesta del año que más desordenes, crímenes, suicidios y accidentes provoca. Esos no son frutos del Espíritu sino obras de la carne. (Fin)

 

Las sectas.

      Las sectas son relativamente recientes. Desde co­mienzos del Siglo XIX han surgido varios miles entre las que se destacan: Mormones, "Testigos de Jehová", "Ciencia Cristiana", "Escuela Unitaria de la Cristiandad", "Camino Internacional", "Cristadelfismo", "Iglesia de Unificación", "Iglesia de la Cientología", "Niños de Dios", "Fundación Cristiana Álamo", "La Granja", entre otras.

      Lo que hace errónea a una secta es lo que enseña. Se desvían tanto de la verdad bíblica como para hacer imposible la salvación de quienes la siguen. Además, en algunas sectas muy a menudo hay una especie de control coercitivo o "lavado de cerebro".

      Todas las sectas yerran en una o más de las siguientes doctrinas esenciales: la divinidad de Jesucristo (que implica una trinidad), la resurrección corporal, y la sal­vación por gracia.

      Es frecuente que las sectas le añadan cosas al cristia­nismo. Los mormones tienen su Libro del Mormón, Doctrina y Pactos y La Perla de Gran Precio. Los "Testigos" han hecho cambios en su "biblia" para que se corresponda con sus enseñanzas, y usan su revista "Atalaya" con la misma autoridad como si se tratara de las Escrituras.

      Asimismo, añaden sus propios esfuerzos y obras de caridad a la obra completa de la salvación reali­zada por Jesucristo en la cruz. Todas las sectas dicen que el sacrificio de Jesucristo es suficiente pero que, no obs­tante, nuestras obras deben ser añadidas a las de Él para demostrar que somos salvos y dignos de salvación. Con esto, en realidad, niegan la obra completa del sacrificio de Jesucristo.

      Sin embargo, lo más común entre las sectas son sus métodos de torcer las Escrituras al (1) utilizar un pasaje bíblico fuera de su contexto, (2) "extraer" de las Escrituras cosas que realmente no están allí, (3) seleccionar sola­mente aquellos pasajes que parecen apoyar sus puntos de vista, (4) ignorar otras interpretaciones o explica­ciones de las mismas Escrituras, (5) citar versículos sin dar la correspondiente cita bíblica, (6) combinar Escrituras que no guardan relación unas con otras, (7) de­finir incorrecta o parcialmente palabras claves para la interpretación, y (8) traducir defectuosamente las Escrituras.

      Un cristiano debe conocer su propia doctrina lo sufi­cientemente bien como para reconocer no solo lo que es verdad, sino también lo que es falso en un sistema reli­gioso (1 Pedro 3:15; 2 Timoteo 2:15).

      Jesucristo nos advirtió que en los últimos días apare­cerían falsos cristos y falsos profetas que engañarían a muchos (Mateo 24:24). El Señor sabía que poco antes del fin habría un surgimiento del espíritu del anticristo (1 Juan 4:1-3). Su manifestación ya está aquí. (Adaptado)

 

Cosas que tienen valor (I parte).

LECTURA: 1 Juan 5:1-21.

TEXTO: 1 Juan 5:13.

INTRO: Hay muchas cosas en este mundo que no tienen ningún valor. No vale la pena ni siquiera pensar en ellas. Pero hay algunas cosas que sí tienen mucho valor. Veamos:

1. Nuestro estado por naturaleza (Romanos 7:18).

(12)    2. El propósito por el cual Jesús se manifestó (1 Juan 3:5).

      3. Jesús en Sí mismo (Juan 6:69; 10:14; 2 Timoteo 1:12).

4. El Espíritu Santo de Dios (Juan 14:16, 17).

5. Dios el Padre (Juan 17:3; 1 Juan 2:13).

6. La gracia (favor inmerecido) de Dios (2 Corintios 8:9).

7. El amor de Jesús (Efesios 3:19).

8. El Cristo resucitado (Juan 21:12; Rom. 6:9; 2 Co. 4:14).

9. El camino de la justificación (Gálatas 2:16).

10. El creyente que ha pasado de muerte a vida eterna (1 Juan 3:14).

11. Nuestra elección por Dios (1 Tes. 1:4; Efesios 1:4).

12. El creyente que tiene vida eterna (1 Juan 5:13).

13. Que todas las cosas ayudan para bien a los que aman a Dios (Romanos 8:28).

14. Que nuestro "viejo hombre" fue crucificado con Jesús (Romanos 6:6-8).

15. Que los problemas de esta vida conducen a la paciencia, la experiencia y la esperanza (Romanos 5:3-5).

16. Que la resurrección nos espera (Juan 11:24-26).

17. Que en los últimos días de la edad presente vendrán días difíciles (2 Timoteo 3:1-5).

18. Que cuando le llega la muerte al creyente le espera un hogar celestial (2 Corintios 5:1-7).

19. Que el "Día del Señor" vendrá como ladrón en la noche (1 Tesalonicenses 5:2, 3).

20. Que Jesús aparecerá en nuestra vida (1 Juan 3:2).

21. Que estar en la presencia de Dios es muchísimo mejor que vivir sobre esta tierra (Hebreos 10:34, 35).

 

Cosas que tienen valor (II parte).

1. Nuestra fe en Dios (Marcos 11:22).

2. La vida eterna (Juan 3:36).

3. El gozo de Jesús (Juan 17:13).

4. La luz de la vida (Juan 8:12).

5. Los mandamientos de Jesús (Juan 14:21).

6. La esperanza en Dios (Hechos 24:15).

7. Una conciencia limpia de ofensas (Hechos 24:16).

8. Paz con Dios por medio de Jesús (Romanos 8:1).

9. Acceso a Dios por la fe (Romanos 8:2).

10. La santificación (Romanos 6:22).

11. Frutos del Espíritu Santo (Romanos 8:23).

12. El Espíritu Santo en nosotros (1 Corintios 6:19).

13. Que somos un edificio de Dios (2 Corintios 5:1).

14. La total suficiencia (2 Corintios 9:8).

15. Las promesas de Dios (2 Corintios 7:1).

16. La redención (Efesios 1:7).

17. El acceso al Padre (Efesios 2:18).

18. El deseo de estar con el Señor (Filipenses 1:23).

19. Un "mismo amor" (los creyentes deben amar por igual a las demás personas que están en Cristo) (Filipenses 2:2).

20. La promesa de la vida presente y la vida que ha de venir (1 Timoteo 4:8).

21. Nuestro Gran Sumo Sacerdote (Hebreos 4:14).

22. La esperanza del "ancla del alma" (Hebreos 6:19).

23.  Una consolación muy fuerte (Hebreos 6:18).

24. Confianza para entrar en la presencia de Dios (Hebreos 10:19).

25. Compañerismo unos con otros (1 Juan 1:7).

26. Un abogado para con el Padre (1 Juan 2:1).

27. Confianza en el día del Tribunal de Cristo (1Juan 4:17).

28. Las peticiones que deseamos (1 Juan 5:15).

 

Algunas sugerencias a los creyentes.

LECTURA: Romanos 6:1-14.

TEXTO: Romanos 6:6, 7.

INTRO: Tú que has recibido a Jesús y has oído la predicación de que murió por tus pecados y hoy está en el Tercer Cielo; tú que también te has arrepentido de tus pecados y has recibido en tu corazón al que libra tu alma del infierno: acepta ahora algunas sugerencias sobre cómo vivir la vida cristiana.

I. Entiende que la Santa Biblia es la única revelación del Creador de este mundo a la humanidad.

1. El Espíritu Santo es quien te guía a la verdad y no tus emociones.

2. Para tener el testimonio de que el Espíritu Santo habita en ti tienes que descansar en lo que dice la Biblia (1 Juan 5:1-13; 4:9, 10, 19; Juan 1:12; 3:14-18; 5:24; Hechos 13:38, 39; 1 Corintios 15:1-4; 2 Corintios 5:18-21; Romanos 5:1-8; 10:8-10).

3. Todas estas promesas son para ti. Si confías en ellas Dios cumplirá Su Palabra y tendrás la seguridad de la salvación de una vez y para siempre.

II. Después de haber recibido a Jesucristo como Salvador de tu alma tienes que renunciar al pecado y buscar en Jesús las fuerzas para hacerlo (2 Corintios 7:1; Gálatas 5:13-16; Efesios 4:1, 22-32).

III. No permitas que nada te separe del amor de Jesús. Recuerda que:

1. Dios te ama (Juan 13:1).

2. Él conoce tus flaquezas.

3. Él te perdona cuando caes.

4. Si pecas, confiesa tu pecado inmediatamente y acepta el perdón que Él te ofrece (Romanos 8:31-39; 2 Corintios 12:9; Hebreos 2:16-18; 4:14-16).

IV. No permitas que pase un día  sin que hayas leído una porción de la Biblia.

1. No trates de leer todo el A. T. y luego el N. T. Alterna la lectura entre ambos. Lee unos capítulos del A.T. por varios días y luego continúa con los capítulos del N.T.

2. Cuando termines la lectura, debes orar a tu Padre Celestial en el Nombre de Jesús y contarle tus peticiones, dándo     (13) le gracias a Él por todo lo que provee en tu vida. Puedes orar en voz alta o en tu mente.

      3. Aprende a confiar en Él en todas las cosas de tu vida. (Véase Filipenses 4:4-7; 2 Timoteo 3:14-17; 1 Pedro 2:1, 2; Santiago 1:5; 4:6-8).

V. No seas negligente en los deberes que ya conoces.

1. Estate abierto y dispuesto a la orientación del Espíritu Santo en tu vida.

2. No juegues con las convicciones que provienen del Espíritu Santo. No resistas al Espíritu de Dios.

3. Dios manda a cada creyente a testificarles a otros sobre cómo alcanzar la salvación (Mateo 10:32, 33).

4. Una vez que recibas a Jesús como tu Salvador debes ser sumergido por una asamblea que cumpla con los requisitos del N.T. Ten en cuenta que no todas las "iglesias" son fieles a las Escrituras. Cuando hayas sido sumergido correctamente podrás participar de la Cena del Señor.

Conclusión: La fe que salva tu alma del infierno se manifiesta a través de tu obediencia a los mandamientos del Señor como se describe en las Epístolas. (Fin)

 

Esclarecimiento de 1 Corintios 12:13.

      Debemos recordar que nuestra Biblia actual es el resultado del trabajo de traductores, casi todos "protestantes", y aunque hicieron una obra en extremo meritoria no estaban exentos de errores. Un caso a señalar es 1 Corintios 12:13.

      Sobre este texto los Pentecostales han edificado su teoría errónea del "bautismo por el Espíritu Santo". Si se suprimiera este pasaje los Pentecostales quedarían totalmente decepcionados.

      Antes del año 1905 el uso de las lenguas no se conocía en ninguna asamblea. No había “iglesias pentecostales".     En mil noventa años el cristianismo no escuchó hablar sobre las "lenguas". Los "grandes" de la fe cristiana como Lutero, Wesley y Calvino, entre otros, no hicieron uso de estas. Después les siguieron Whitfield, Moody, Billy Sunday, Billy Graham y ninguno de ellos tampoco las usó.

      Toda la confusión tiene su origen en una mala traducción de este texto.

      El término griego que se traduce "por" debe traducirse como "en". ¡Y qué diferencia hace!

      Toda la confusión radica en el griego PNEUMA cuya definición, en dependencia del contexto, puede ser:

1. Corriente de aire.

2. Aliento.

3. Brisa.

4. Espíritu humano o alma.

5. Principio vital.

6. Disposición mental.

7. Ángel (mensajero).

8. Demonio.

9. Dios.

10. Cristo.

11. El Espíritu Santo o tercera persona de la Deidad.

12. Fantasma.

13. Vida.

14. Mente.

      Para hacer una traducción correcta los traductores tuvieron que determinar el contexto en que se usó PNEUMA.  En este caso ignoraron tal contexto y se guiaron por el pensamiento común de aquel tiempo de que PNEUMA debía ser traducido por " Espíritu" en alusión al Espíritu Santo, un error que ha causado mucha confusión.

I. ¿Qué dice el contexto?

1. En la carta de 1 a los Corintios se escribió "a la EKKLESÍA de Dios que está en Corinto". Por eso, cuando Pablo llega al capítulo 12, todavía se está dirigiendo a los miembros de aquella asamblea y la traducción debe leerse así: "Porque en una sola disposición mental fuimos sumergidos (en agua) todos en un cuerpo (la asamblea en la ciudad de Corinto), tanto judíos, como griegos, tanto esclavos como libres; y a todos se nos dio a beber en una sola disposición mental". 

2.  Este error en nuestras Biblias ha engañado a miles de personas llevándolas a caer en una doctrina errónea. Incluso  muchos "bautistas" que desconocen el griego han usado este texto para enseñar el "bautismo por el Espíritu Santo".  

3. Debemos recordar que la obra del Espíritu Santo es regenerar (el nuevo nacimiento profetizado en Ezequiel 36:25) a través de Cristo (Tito 3:5, 6) y bajo Su dirección (Juan 1:33).

4. Existe una gran diferencia entre ser "bautizados por el Espíritu Santo (el nuevo nacimiento)" y ser "llenos (estar controlados) por el Espíritu Santo". Jesús es el que nos "bautiza en el Espíritu Santo". Después de haber aceptado la salvación cada creyente determinara de forma personal si quiere o no que el Espíritu Santo controle su vida.

En el Nuevo Testamento encontramos solamente tres ejemplos sobre hablar en lenguas:

I. Aclaración con relación a Hechos 2:1-8.

1. Nótese bien que había judíos presentes (v. 5).

2. Para entender el texto de 2:4 que dice: "Todos fueron llenos del Espíritu Santo y comenzaron a hablar en distintas lenguas", hay que saber que aquí se refiere a los "once apóstoles" de 1:26 y no a todo el mundo. A los once les fue dada la habilidad de hablar en las lenguas de los visitantes que habían llegado a la ciudad para celebrar la fiesta de las Semanas o Pentecostés (de ahí el nombre de Pentecostales).

3. Cuando aquella gente le preguntó a Pedro: "¿qué haremos?" (2:37) él los instruyó.

(1) Puesto que habían oído el mensaje de salvación por la fe en Jesucristo (2:22-36) Pedro los enseñó sobre:

(2) La necesidad de arrepentirse.

(3) La necesidad de expresar su fe en el Señor al ser  sumergidos "a causa del perdón de vuestros pecados" y NO "para perdón de vuestros pecados".

(14)          (4) Aquella inmersión no tenía nada que ver con su salvación, sino que se llevaba a cabo una vez que sus corazones estaban convencidos por el Espíritu Santo de su condición pecaminosa y como testimonio de su arrepentimiento y conversión.

III. Aclaración de la predicación de Pedro en la casa de Cornelio unos tres años después (Hechos 10:44-48).

1. Primero, la predicación (10:34-43).

2. Segundo, el nuevo nacimiento (10:44).

3. La evidencia del nuevo nacimiento (10:46).

 (1) Observemos que había un apóstol presente, que la asamblea de ese tiempo era judía y que los judíos siempre necesitaban una señal.

IV. Aclaración del ministerio de Pablo en Éfeso unos veinte y dos años después (Hechos 19:1-7).

1. Un caso raro: personas que había oído acerca de Jesús a través de los discípulos de Juan el Sumergidor, pero no tenían conocimiento sobre las Buenas Noticias de la obra final de Jesús en la cruz.

2. Pablo les explicó el camino de la salvación (v.4).

3. Cuando entendieron y recibieron a Jesús entonces fueron sumergidos y, para manifestar tal salvación, hablaron en lenguas y predicaron (v. 6).

(1) Aquí también había un apóstol presente y la asamblea existente era judía.

V. Excluyendo la amonestación de Pablo a los de Corinto por el abuso que hacían de ellas ¿por qué las "lenguas" no se mencionan posteriormente en el Nuevo Testamento?

1. El "don" de lenguas fue provisional y, una vez que las asambleas tuvieron las Escrituras, no hubo ninguna necesidad de ellas. (Fin)

                                                    

Las Cosas que han de venir.

      El Salmo104:5 dice refiriéndose a Dios: "El fundó la tierra sobre sus cimientos, no será jamás removida." No obstante, un día nuestro planeta será cambiado drásticamente. La tierra y su atmósfera serán renovadas (2 Pedro 3:10, Dios determina hacer todo de nuevo).

      En el libro de los Hechos 1:11 tenemos la promesa de que Jesús ha de regresar aunque no sabemos cuándo (Mateo 25:13). Por esto debemos estar alertas ya que Él vendrá en las nubes para arrebatar a los redimidos y, después de siete años de tribulación, regresar con ellos para establecer Su reino de justicia por mil años. Este período milenario terminará con la Gran Batalla en la que todos los enemigos de Dios serán destruidos. En aquel tiempo Dios limpiará y preparará la Tierra para que sea la habitación de los redimidos por toda de la eternidad.

      ¿Hay señales de que ha de regresar pronto? La respuesta es categórica: Sí. Helas aquí:

1. Relajamiento en la moralidad (Lucas 17:26).

2. Relajamiento en la predicación verdadera (Lucas 18:8).

3. Una rechazo general a Dios (2 Pedro 3:3, 4).

4. Desobediencia de los hijos a sus padres (2 Tim. 5:1-3).

5. Gran diferencia entre ricos y pobres (Santiago 5:1-7).

6. Gran aumento de líderes enemigos de Dios (1 Juan 2:18).

7. Infiltración de falsos predicadores en las asambleas cristianas (1 Timoteo 6:3-10; Judas 4, 16-18).

8. Guerras en casi todo el mundo (Mateo 24:3, 6).

9. Confusión general en todo el mundo (Lucas 21:25, 26).

10. Restauración de la nación de Israel. (El 14 de mayo de 1948 se proclamó el estado judío dando cumplimiento a la profecía de Ezequiel 37:21, 22).

11. La propagación de las Buenas Nuevas de paz en todo el mundo (Mateo 24:14). (Fin)

 

Una última palabra.

Esta revista es una obra de amor cristiano por parte de James Alvino Nelson y su esposa Janet y se envía gratis a todos los que nos escriben solicitándola. Contamos con la ayuda de los hermanos Oscar Gil y su hijo Abraham de Cuba en la corrección. Si lo deseas, puedes consultar nuestra página web www.hojasdeoro.com para tener acceso a las ediciones anteriores, o también escribirnos a nuestro correo electrónico: jan23@cox.net o a nuestra dirección postal:

Hojas de Oro

660 South Front

Salina, Kansas, 67401 

EE. UU.

 

Aviso: Hemos incluido un cupón con esta edición para que usted lo llene y nos lo envíe, de esta forma renovará su suscripción para el año 2010. Esta publicación no es un folleto para distribución general, sino para ser usada como material de estudio por predicadores y maestros de la Biblia. Aunque su distribución es totalmente gratuita, pida solamente el número de copias que usted pueda usar. Por treinta nueve años hemos enviado esta revista sin costo, empleando miles de horas de labor a cambio de ningún salario. ¡Nuestra remuneración son sus cartas y oraciones!

      Por favor, si cambia de domicilio no deje de avisarnos.  Los envíos que son devueltos representan una pérdida de dinero. Si usted puede recibir la revista por correo electrónico escríbanos a la dirección que aparece arriba, sería mucho más rápido para usted y más económico para nosotros. Si no recibimos su cupón de suscripción antes de fin de año nos vemos en la obligación de quitar su nombre de nuestro archivo pues no podemos derrochar recursos. ¡Este es el último aviso! ¡Póngase en contacto con nosotros hoy! Dios le bendiga mucho.