Publicación Gratuita

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

“...que contendáis por la fe...”

Año XXXVII, No. 8                 SEPTIEMBRE                                      2007

 

AVISO: Incluido con esta revista está un cupón para usar sí tú quieres recibir esta publicación comenzando en enero, 2008.  Esta publicación no es un folleto para distribución general.  Es para predicadores y maestro solamente.  Cuando pides una cantidad, pides solamente el número que vas a usar para ti y otros predicadores y maestros.  ¿Por qué?  ¿Puedes imaginar el costo del porte postal para enviar casi 2,000 de estas revistas cada mes?  No tengo una mina de oro.  Dios ha provisto los gastos por medios de Su pueblo y doy gracias a Él que hasta hoy hemos recibido suficiente en ofrendas para pagar el porte.  Para enviar esta revista a la República Mexicana nos cuesta 69 centavos en dólares cada una.  Para los demás países cada uno nos cuesta 90 centavos en dólares cada una.

      Si vas a cambiar de domicilio, tienes que notificarme adelante.  Mes tras mes el sobre o el paquete regresa diciendo “Se mudó”.  Esto es un gasto innecesario, una pérdida de dinero.  En el futuro, cuando regrese un sobre o paquete, quitaremos tal nombre del registro aunque nos escriba más tarde.

Comenzando en mayo del presente año no hay servicio de barco de los EE. UU. a otros países. Para Correo Postal, todo va por avión, y es muy costoso.  Para más de quince revistas en un paquete, nos cuesta once dólares cada paquete.

      Por eso, comenzando en enero, 2008, tengo que limitar la cantidad de unidades a enviar.  Por favor, al llenar el cupón, pide solamente el número que tú puedas usar para ti y los maestros y otros predicadores, nada más. Repito: No son para distribución general.

      Unos me han preguntado: ¿Qué pasa si el Señor te lleva?  No hemos encontrado a nadie que tenga el tiempo

ni el sostén para continuar la obra.  Tiene que ser una persona con convicciones profundas, un “no-conformista” para llevar a cabo esta obra.  Tiene que tener equipo para elaborarlo, imprimirlo y enviarlo.  Tiene que tener mucho tiempo libre cada mes.  En enero cumplo 83 años de edad.  Todavía tengo la fuerza para hacer la Obra.  Espero en mi Dios.  Él está en control.  Janet Eva y yo apreciamos tus oraciones.  En la Obra, J. Alvino Nelson, editor

 

Índice:

...Segundo Libro de Samuel

...Los Juicios:

......De Los Muertos Incrédulos, final

...Un Resumen de la Biblia:

......¿Qué Creemos De Jesucristo? III

...Porqué El Creyente No Debe Celebrar La Fiesta Pagana de la Navidad.

...La Doctrina de Las Últimas Cosas:

......Los Juicios, V

......El Destino Futuro de los Justos y de los Malos, VI

......El Infierno Final con relación al Destino Futuro De Los Incrédulos, VII y final

...Salvación:

......Porqué Vino Jesús, I

......El Pecado---El Sacrificio, II

......Vida Eterna: Una Posesión Presente

.......Diez Razones

 

Segundo Libro de Samuel

      Así como el Primer Libro indica el fracaso del hombre en Elí, Saúl, y aun en Samuel, el Segundo Libro señala la restauración del orden por medio del ascenso del rey electo por Dios, David. Al trono de Israel.  Trata del establecimiento del centro político de Israel en Jerusalén y del establecimiento del centro religioso en Sión.  Se divide en cuatro partes: Desde la muerte de Saúl hasta el ungimiento de David, 1:1-27; Desde el ungimiento hasta el ascenso de David al trono, 2:1 a 5:25;  Desde la conquista de Jerusalén hasta la rebelión de Absalón, 6:1 a 14:33; Desde la rebelión de Absalón hasta la compra del sitio del templo, 15:1 a 24:25.

 

Los Juicios, parte final

TEMA: El Juicio de los Muertos Incrédulos

LECTURA: Apocalipsis 20:1-15

INTRO: En este estudio contestaremos las preguntas: ¿Quién estará? Cada incrédulo desde Caín.  ¿Cuándo será? Después del reino de mil años.  ¿Dónde estará? –‘Ante el Trono Blanco de Dios.  ¿Cuál será la base? Las –2- "obras" de los incrédulos.  ¿Cuales serán los resultados? Según sus "obras" van a recibir "grados" de castigo durante la eternidad en el Lago de Fuego.

I. Este juicio tendrá lugar una vez que Jesucristo haya terminado Su reinado terrenal de mil años, 2 Pedro 3:7b. Al terminar los mil años vendrá la segunda resurrección y los que serán salvos durante los siete años de la Tribulación y los que hayan salvos durante los mil años y hayan muerto sus cuerpos serán resucitados en este tiempo, Apocalipsis 20:13, 15.

1. Aunque no habrá escritura, es seguro que todos los redimidos serán quitados de la tierra durante el tiempo en que Dios haya de renovarla, 2 Pedro 3:10-13.

2.  Llamo su atención al "Día de Yahvé", Joel 1:15.  Aquel tiempo será un período cuando Yahvé intervenga abiertamente en los asuntos de los hombres y comenzará con el arrebatamiento de los redimidos, 1 Tes. 4:16, 17.

(1) Aquel "día" seguirá durante los siete años de la Tribulación, y los mil años del reino terrenal del Señor y terminará con el Juicio del Gran Trono Blanco.

3. El orden de eventos parece ser:

(1) El arrebatamiento, la primera fase de la Segunda Venida, por los redimidos.

(2) El cumplimiento de la "semana septuagésima" de Daniel 9:27 (la última mitad será la "gran" tribulación), Mateo 24:21; Apocalipsis 7:14.

(3) El regreso de Jesucristo desde el Tercer Cielo a la tierra para establecer Su reino de mil años (esta será la segunda fase de Su Segunda Venida, con los redimidos),. Mateo 24:29, 30.

(4) La destrucción del "anticristo" (un ser humano, la criatura de Apocalipsis 13:1, el dictador mundial) y el "falso profeta", otro ser humano, el líder religioso durante los siete años, y sus ejércitos, Apocalipsis 19:11-21.

(5) Juicio de los gentiles según su trato de los judíos durante la Tribulación, Zacarías 14:1-9; Mateo 25:31-46 y el juicio sobre la nación de Israel, Ezequiel 20:34-38.

(6) Luego el reinado del Mesías por mil años, Apocalipsis 20:4-6.

(7) La breve aparición en libertad de Satanás para engañar a los incrédulos al fin de los mil años y su juicio final, Apocalipsis 20:7-10.

(8) La segunda resurrección de los cuerpos de los incrédulos de todas las edades y la de los creyentes salvos después de la primera resurrección, y el Juicio Final del Gran Trono Blanco de los incrédulos, Apo. 20:11-15.

(9) La renovación de la superficie de la tierra y de la atmósfera, 2 Pedro 3:10-12.

(10) La eternidad futura con el cielo nuevo y la tierra nueva, Isaías 65:17-19; 66:22; 2 Pedro 3:13; Apo. 21:1.

II. Llamo su atención a que ningún incrédulo será juzgado para ver si merece vida eterna sino para determinar el grado de castigo que merece en el Lago de Fuego, Lucas 12:47, 48.

1. Aquel grado de castigo incluye la "segunda muerte", Apo. 20:14, la cual es idéntica al Lago de Fuego, o sea al estado eterno de los incrédulos, Mateo 5:22; 10:28; 25:46; Apo. 20:15.

2. Como tenemos una descripción gráfica de la morada eterna de los redimidos, también las Escrituras nos dan una descripción gráfica del estado final de los perdidos:

(1) Un lugar de compañeros impíos, Apo. 21:8; 22:15.

(2) De encierro eterno, Apo. 20:10,

(3) De dolor y sin esperanza, Lucas 13:28a.

(4) De miseria y tormento, Apo. 20:10.

(5) De tinieblas y degradación, Mateo 25:30.

3. ¿Quién estará en aquel lugar tan horrible?

(1) Satanás y los ángeles caídos, Mateo 25:41.

(2) El ser humano "anticristo" y su falso profeta, Apocalipsis 20:10.

(3) Todos los incrédulos desde Caín, Apo. 21:8.

4. ¿Cuánto tiempo estarán en tal lugar?, Mateo 25:46; Marcos 3:29; 2 Tesalonicenses 1:9. (Final de estos estudios)

 

Un Resumen de la Biblia, III

TEMA: Las Creencias de los Bautistas No Conformistas de Jesucristo (tomado de la Biblia Anotada de Ryrie)

INTRO: El nombre "Jesús" en el griego es IESOUS y en hebreo es YEHOSUA.  El nombre "Cristo" en griego es CHRISTOS (ungido) y en hebreo es MASIAH (Mesías-Salvador).

I. La preexistencia de Jesús el Cristo.

1. Es probada por muchas referencias en el A.T., Isaías 9:6, Miqueas 5:2, etc.

2. Es probada en las páginas del N.T., Juan 1:1, 14.  Nótese Juan 8:58.

3. Es probada por las obras atribuidas a Jesucristo, las cuales requieren Su preexistencia, ejemplo. Su obra de creación, Colosenses 1:15-17.

4. Es probada por Su apariencia como el "Mensajero de Yahvé", Éxodo 3:2, 4, véanse las muchas referencias.

5. Es probada por los Nombres dados a Él:

(1) "El Verbo", griego LOGOS = la expresión Divina, como en Juan 1:1, 14.

(2) "Hijo de Dios", Efesios 4:13; Heb. 1:5.

(3) "Señor", griego KURIOS = supremo en autoridad, Lucas 6:5.

II. Su encarnación (unión de la naturaleza Divina con la humana en la Persona del Verbo por aquel nacimiento virginal), véase Lucas 1:26, 27, 35; 2:4-7.

1. Su encarnación fue profetizada, Isaías 7:14.

(3) 2. Su nacimiento virginal es probado por el uso del pronombre relativo femenino en Mateo 1:16: "José, marido de María, de la cual nació Jesús...." (Hablando de María, no de parte de José).

3. ¿Por qué Jesucristo tuvo que aparecer en un cuerpo carnal?

(1) Para revelar a Dios a la raza humana, Juan 1:18.

(2) Para proveer un ejemplo de cómo vivir, 1 Pedro 2:21.

(3) Para proveer un sacrificio perfecto para el pecado, Hebreos 10:1-10.

(4) Para destruir las obras de Satanás, 1 Juan 3:8b.

(5) Para ser el Sumo Sacerdote, Hebreos 5:1-10.

(6) Para cumplir el pacto davídico, Lucas 1:31-33.

(7) Para ser exaltado hasta lo sumo, Filipenses 2:9-11.

4. La Persona de Jesucristo encarnada incluyó:

(1) La Deidad (Divinidad) completa, ya que Él es Dios.

(2) La Unidad perfecta ya que Él era un hombre, un ser humano.

(3) La Unidad de una Persona por la eternidad ya que Él se quedó con Su cuerpo humano en Su resurrección.

III. La humanidad de Jesús el Cristo, Lucas 2:1-7, 21, 39-52.

1. Jesucristo, como Hombre, tuvo un cuerpo humano que recibió desde Su concepción, Gálatas 4:4.

(1) Aquel cuerpo creció, desde la concepción hasta ser un hombre maduro, Lucas 2:52.

(2) Aquel cuerpo fue tocado por otros, 1 Juan 1:1.

(3) Aquel cuerpo fue impecable, Hebreos 4:15; Juan 8:46; 2 Corintios 5:21; 1 Pedro 1:19; 2:22., Hebreos 4:15; Juan 8:46; 2 Corintios 5:21; 1 Pedro 1:19; 2:22.

2. Aquel cuerpo tuvo alma y espíritu, Mateo 26:38; Lucas 23:46.

3. Durante Su ministerio terrenal Él estuvo sujeto a las limitaciones de Su cuerpo carnal:

(1) Sufrió hambre, Mateo 4:2.

(2) Sed, Juan 19:28.

(3) Lloró, Juan 11:35.

(4) Cansado, Juan 4:6.

(5) Probado (no tentado), Hebreos 4:15.

4. Él aceptó y usó nombres como medio de identificación:

(1) "Hijo del Hombre", Lucas 19:10.  Con este título Él reconoció Su nacimiento de aquella mujer virgen.

(2) "Jesús", Mateo 1:21. (De Josué = socorro de Yahvé)

(3) "Hijo de David", Marcos 10:47.  Véase Mateo 1:1.  Aquel nombre vino por parte de su padrastro José.

(4) "Hombre", 1 Timoteo 2:5.

5. Su humanidad se nota en Su muerte, Juan 19:30.

IV. Deidad (Divinidad) que quiere decir que Jesús es Dios.

1. Es probada por Sus Nombres:

(1) Se llama "Dios" = Elohim = objeto de adoración, nombre plural en el hebreo.

(2) Se llama "Hijo de Dios", Mateo 16:16.

(3) Se llama "Señor", Mateo 22:41-46.

(4) Se llama "Rey de reyes y Señor de señores", Apocalipsis 19:16.

2. Su Deidad es probada por Sus características:

(1) Él es omnipotente ("omni" = totalidad).

  A. Es omnipotente para salvar, Isaías 63:1c.

  B.  Es omnipotente para perdonar, Mateo 9:6.

  C. Es omnipotente porque Él es infinito, Mateo 28:20b no "fin del mundo" porque este planeta no termina, sino es "fin de la edad".

  D. Omnipotente sobre la naturaleza, Lucas 8:22-24.

  E. Omnipotente sobre Su propia vida, Juan 10:7-18.

  F. Omnipotente para dar vida eterna, Juan 17:1-3.

  G. Omnipotente para hacer buenas obras, Lucas 19:37; Juan 10:25; Hechos 10:38.

  H. Omnipotente para resucitar de la tumba, Romanos 1:1-4.

(2) Jesucristo también posee omnisciencia (conocimiento de todas las cosas, pasadas, presentes y futuras), Juan 2:24; 16:30; 21:17; Hechos 1:24.

(3) Él es omnipresente.

  A. Con el creyente durante su vida, Génesis 28:15, véase Romanos 8:28, 29.

  B. Para dar ánimo en la batalla de la vida, Deut. 20:1.

  C. Para dar consolación en tiempo de pruebas, Isaías 43:2; Juan 14:18.

  D. Para estar con nosotros hasta el fin de esta edad, Mateo 28:20.

(4) Jesucristo es vida:

  A. Vida para ser vista en los hombres, Juan 1:4.

  B. Vida para darla en abundancia, Juan 10:10.

  C. Vida para darla a los muertos, Juan 11:25.

  D. Él es vida en Sí mismo, Juan 14:6.

  E. Él es vida y puede dar vida eterna, Rom. 5:20,21.

  F. Ya que Él es vida, un día Su vida eliminará a la muerte, 2 Timoteo 1:10.

  G. Jesucristo es la única fuente de Vida, 1 Juan 5:12.

(5) Jesucristo es la Verdad, Juan 1:14; 14:6.

(6) Él es inmutable, no puede cambiar, Salmo 102:25-27; Malaquías 3:6; Hebreos 13:8; Santiago 1:17.

3. La Deidad de Él es probada por Sus obras:

(1) Él es el Creador de todas las cosas, Juan 1:3; 1 Corintios 8:6; Efesios 3:9; Colosenses 1:15-17; Hebreos 1:1,2.

(2) Él sostiene todas las cosas, 1 Samuel 2:1-10; Hechos 17:22-28; Hebreos 1:3.

(3) Él perdona pecados, Mateo 26:26-28.

(4) Él resucita a los muertos, Mateo 9:23-25; Lucas 7:11-15; Juan 11:38-44.

-4- (5) Él es el Juez de todo, Mateo 25:31; Juan 5:19-23; Hechos 10:42; 17:31; Romanos 2:16; 14:10; 2 Timoteo 4:1.

(6) Él envió el Espíritu Santo al mundo, Juan 15:26.

4. La Deidad de Jesucristo es probada por la adoración dada a Él durante Su vida terrenal:

(1) Por parte de los mensajeros, Hebreos 1:4-6.

(2) Por parte de los hombres, Mateo 14:22-33.

(3) Y un día, en el futuro, por parte de todo el mundo, Filipenses 2:9-11.

5. La Deidad de Él es probada por Su igualdad con Dios el Padre, y con Dios el Espíritu Santo:

(1) Jesucristo es igual al Padre, Juan 14:23; 10:22-30.

(2) Jesucristo es igual al Padre y al Espíritu Santo, Mateo 28:19; Juan 14:26; 15:26; 2 Cor. 13:14; 1 Pedro 1:2.

V. La vida terrenal de Jesús el Cristo:

1. La preparación:

(1) De Su nacimiento, Lucas 2:1-7.

(2) De Su infancia, niñez y desarrollo, Lucas 2:39, 40.

(3) Su inmersión por Juan el Sumergista, Lucas 3:21.

(4) Su prueba (no tentación) por Satanás, Lucas 4:1-13.

2. Su predicación:

(1) Comenzó en Galilea, Juan 2:13 hasta 4:3.

(2) Después en Judea, Marcos 1:14 hasta 9:50.

(3) Terminando alrededor y en la ciudad de Jerusalén, Lucas 9:51 hasta 19:28.

3. Su sufrimiento: Su última semana en Jerusalén:

(1) Es arrestado, Juan 18:2-13.

(2) Compareció ante el tribunal de Anás, Juan 18:12-24.

(3) Compareció ante el tribunal del Sanedrín, Marcos 14:53 hasta 15:1.

(4) Compareció ante Pilatos, Mar. 15:1-5.

(5) Ante Herodes Antipas, Lucas 23:8-12.

(6) Ante Pilatos (segunda vez), Marcos 15:1-5.

(7) Su crucifixión, Lucas 23:33-49.

(8) Su entierro, Lucas 23:50:54.

(9) Su resurrección, Lucas 24:1-12.

4. Su ministerio después de Su resurrección, Lucas 24:36-49; Juan 20:19-29; Hechos 1:3-8; 1 Cor. 15:1-8.

5. Su ascensión, Lucas 24:50, 51; Los Hechos 1:9-12.

VI. Jesucristo, siendo Dios, se despojó a Sí mismo para vivir sobre la tierra, Filipenses 2:5-8.

1. La palabra "despojó" en el griego es KENOS y quiere decir = hacer vacío, rebajar, humillar, degradar, abatir, envilecer.  Por eso, en términos bíblicos hablamos del KENOS de Jesucristo que trata con sus limitaciones durante Su vida terrenal en aquel cuerpo humano.

2. La doctrina verdadera del KENOS incluye:

(1) Cubre Su gloria como Dios el Creador, Mateo 17:1-3.

(2) Su condescendencia (acomodarse por bondad al gusto y voluntad de otro) tomando carne pecaminosa para nacer, Juan 13:15 (aunque no pudo pecar, ya que Él es Dios).

(3) Que Él, como Dios, no usó algunos de Sus atributos durante Su vida terrenal. ejemplo: no usó Su omnipresencia.

VII. Jesucristo fue impecable (no pudo pecar) durante Su vida terrenal aunque tuvo un cuerpo carnal sujeto a las tentaciones carnales.  Es decir, que Él no pudo pecar, Isaías 53:9; Juan 8:46; 2 Corintios 5:21; Hebreos 4:15; 7:26; 1 Pedro 1:19; 2:22.

VIII. La muerte de Jesús el Cristo:

1. Su prominencia en las Escrituras:

(1) Es mencionada varias veces en el A.T.

(2) 175 veces en el N.T.

(3) En relación con Su encarnación, Su muerte fue el propósito, Mateo 20:28; Hebreos 2:14.

(4) En relación con las Buenas Nuevas, Su muerte es el "corazón" del mensaje, 1 Corintios 15:1-3.  Sin Su muerte no habría "Buenas Nuevas".

2. Una descripción de Su muerte:

(1) Fue un rescate, Mateo 20:28; 1 Timoteo 2:6.

(2) Fue una reconciliación, 2 Corintios 5:18, 19.

(3) Fue una propiciación (borrar las culpas, cubrir, cancelar, acción que apacigua la ira de Dios contra el pecador), 1 Juan 2:2.

(4) Su muerte fue una sustitución, un reemplazo porque Dios murió en el lugar del pecador, 2 Cor. 5:21.

(5) Su muerte es la prueba del amor de Dios para el pecador, Romanos 5:8.

IX. La resurrección del cuerpo de Jesucristo:

1. La realidad:

(1) La tumba vacía, Lucas 24:1-3.

(2) Las apariciones de Él después, Lucas 24:15; véase 1 Corintios 15:3-8; Mateo 28:16-20.

(3) El cambio drástico en las vidas de Sus discípulos.  Antes de Su resurrección ellos no tenían ánimo, pero inmediatamente después todo cambió.

(4) La asamblea en Jerusalén recibió un poder celestial, Hechos 2.

(5) El día domingo vino a ser el día de adoración.

2. La naturaleza de Su cuerpo:

(1) Fue real, Juan 20:20.

(2) Fue identificado, Juan 20:25-29.

(3) Pero en Su ascensión Su cuerpo fue cambiado, nunca para ser sujeto a la muerte y a las limitaciones de un cuerpo carnal.

3. El significado de Su resurrección:

(1) Jesucristo:

  A. Probó que Él es Dios el Hijo, Romanos 1:4.

  B. Confirmó que todo lo que Jesucristo dijo fue verdad, Mateo 28:6.

(2) A todo el mundo:

(5) A. Aseguró que un día será la resurrección de todos los cuerpos de las tumbas, 1 Corintios 15:20-22.

B. Aseguró que habrá un juicio venidero, Hechos 17:31.

(3) A los creyentes:

A. Aseguró una aceptación con Dios, Romanos 4:25.

B. Aseguró un poder para servirle.

C. Aseguró al creyente su propia resurrección, 2 Corintios 4:14.

D. Puso a Jesucristo como la Cabeza de Su asamblea, Efesios 1:19-22

E. Nos asegura que ahora tenemos un Sumo Sacerdote en el Tercer Cielo, Hebreos 4:14-16.

X. La ascensión de Él hasta el Tercer Cielo, Hech 1:9-11.

1. Su significado:

(1) Terminó Su tiempo de limitación, en aquel cuerpo humano, como el Dios de esta creación.

(2) Le dio una exaltación, Efesios 1:20-23.

(3) Le hizo nuestro "precursor", Hebreos 6:20.

(4) Le hizo nuestro Gran Sumo Sacerdote, Heb. 4:14-16.

(5) Le dio derecho a cumplir Su promesa de Juan 14:2.

(6) Le dio Su posición como la Cabeza de Su asamblea, Colosenses 1:18.

XI. El ministerio presente de Jesucristo:

1. Él es el último Adán y la Creación nueva, 1 Corintios 15:45.  Esto significa que Él puede dar vida, vida nueva.

2. Él es el Pastor de Sus ovejas, Juan 10:11.  Significa que Él está guiando, cuidando a los creyentes.

3. Él es la Vid verdadera, Juan 15:1.  Significa que viviendo en Él uno puede producir fruto.

4. Él es la Piedra Viva, 1 Corintios 3:11; 1 Pedro 2:4-8.  Significa que en Él hay vida eterna, seguridad.

5. Él es el Sumo Sacerdote, 1 Pedro 2:5-9.  Significa que cada creyente es un "sacerdote" y tiene acceso a Dios en cualquier momento.

6. Él es el Novio, Efesios 5:25-27.  Significa que los creyentes que han sido fieles a la EKKLESÍA y sus doctrinas serán la "novia" en el futuro.  (Continuarán)

 

Porque El Creyente No Debe Celebrar La Fiesta Pagana De La Navidad

LECTURA: Marcos 7:1-12

TEXTO: Gálatas 4:8-11

INTRO: La tradición (comunicación o transmisión de noticias, doctrinas, ritos, costumbres, hechas de padres a hijos, transmisión oral de doctrinas que no se encuentran consignadas en las Escrituras) es un veneno de Satanás.

      Cada vez que el diablo puede distraer la atención de la cruz de Jesucristo y poner la atención en otras cosas, él ha ganado otra victoria.

      Cuando el diablo puede dirigir a la gente a poner tanto énfasis sobre el nacimiento de Jesús, el Mesías, él está distrayendo su atención del propósito del nacimiento:  ¡La muerte de Él en la cruz en lugar del pecador!

      Durante los meses de octubre y noviembre las casas comerciales comienzan, con ganas, a engañar a los ignorantes con el propósito de quitarles, injustamente, su dinero.

      Pero, no debemos culpar solamente a los comerciantes porque las "iglesias" evangélicas, y protestantes (todas salieron de la "iglesia madre", la romana) están llevando a cabo la tradición de su "madre", la Gran Ramera.  Por eso está  el dicho: “Como la madre es la hija".

      ¿Qué significa "Navidad?”  La palabra viene de natividad o nacimiento.  La "Navidad" es una fiesta religiosa de la "iglesia romana" para "celebrar" el nacimiento de Jesucristo.

      ¿Por qué no debemos celebrar la Navidad?

I. Nosotros, las Asambleas Bautistas No Conformistas (ABNC) no estamos existimos por medio de la "iglesia católica" como los protestantes y los evangélicos.  Nosotros tuvimos nuestra existencia años antes de la formación de aquella "iglesia" falsa.

1. Por eso nosotros no tenemos ninguna obligación a seguir la tradición de los apostatas, una invención del diablo para distraer los ignorantes del propósito verdadero de la venida de Jesucristo:   Su muerte en la cruz en lugar del pecador.

2. Gracias a Dios, nosotros de las ABNC somos libres de la "iglesia romana" de los "protestantes" y de las hijas de los protestantes: los "evangélicos", véase Juan 8:36.

II. Claro, no hay enseñanza que mande que uno deba celebrar el nacimiento de Jesús el Cristo.

1. Si Dios quisiera que  los Suyos  celebraran  tal cosa, seguro que Él lo habría revelado en Su Palabra, véase Apo. 22:18, 19.

2. Ninguno de los Apóstoles celebraron tal fiesta, Gálatas 4:8-11.

3. Ninguno de los creyentes en las primeras asambleas celebraron el nacimiento de Jesús el Cristo.

4. Para nosotros, los de las ABNC la Biblia es un Libro completo y no podemos añadir ni quitar de sus enseñanzas, 2 Timoteo 3:16, 17.

(1) Somos instruidos a adorar a Dios, no la tradición, Juan 4:24.

(2) Somos instruidos a sostener la obra de Dios, 2 Corintios 9:6, 7.

(3) Somos instruidos en como debemos testificar para Dios, Hechos 1:8.

(4) Somos instruidos de cómo sumergir creyentes, Hechos 8:36-39.

(6) (5) Somos instruidos de como  participar en la Cena, 1 Corintios 11:23-26.

(6) Pero, en ningún lugar somos instruidos a celebrar el nacimiento de Jesús el Cristo.

III. La fecha de Su nacimiento no es conocida.  Esto es un secreto de Dios, véase Deuteronomio 29:29.

1. Si Dios quisiera que celebráramos tal día Él habría dado una fecha.

2. Entre las "iglesias" de los romanistas, protestantes y evangélicas hay tantas tradiciones que no están basadas en las Escrituras.  Un ejemplo: Dicen que los pastores y los astrólogos estaban juntos aquella noche.  ¡Esto no es cierto!

(1) Los pastores, ya que estaban cerca de la ciudad llegaron la misma noche, Lucas 2:8-18.

(2) Los astrólogos llegaron casi dos años más tarde visitando al Niño en una casa en la ciudad de Nazaret, Mateo 2:1-11, 16.

(3)  No hay mención de tres astrólogos.  Nadie sabe cuantos habían, Mateo 2:1, 2.

IV. Todo el mundo dice que el Niño nació el día 25 de diciembre, el cual era tiempo de invierno en Palestina.

1. La fecha es imposible ya que los pastores estaban cuidando sus rebaños todavía.

2. Poniendo de lado la fecha se nos manda adorar un Niño en un pesebre, ni el Hombre Dios en la cruz.  Se nos manda adorar a Jesucristo crucificado, muerto, sepultado, resucitado y sentado a la diestra de Dios el Padre en el Tercer Cielo.

V. ¿Cuándo se originó la celebración de la "Navidad?”

1. Durante los primeros 300 años después de la resurrección de Jesucristo ninguna de las asambleas celebraron tal evento, pero durante el Siglo IV algunas "iglesias" (ya dejando las enseñanzas de los apóstoles) comenzaron a celebrar "días a los santos", y luego el "día del nacimiento de Jesús el Cristo".

2. Un hombre, quien había tomado la posición como "obispo" de varias de las "iglesias" declaró que todas las "iglesias" bajo su dirección tenían que celebrar el día 25 de diciembre de cada año para recordar la fecha del nacimiento de Jesús el Cristo.

3. ¿Cómo fue que él escogió aquella fecha?  Por años los paganos habían celebrado el nacimiento del sol aquel día.  Para atraer a los paganos al "cristianismo" el obispo escogió aquel día.

VI. Por eso, nosotros los ABNC no celebramos la "Navidad" porque es día de fiesta de la "iglesia" romana y nosotros no somos de aquella "iglesia". 

1. No tenemos que celebrar las tradiciones de hombres.  Tenemos libertad en Cristo Jesús.

VII. La celebración de la "Navidad" es una mezcla entre la religión pagana de los romanistas y el comercio y un creyente no debe tomar parte en esto, 1 Juan 2:15-17.

1. La "Navidad" es mundana porque en las fiestas paganas,  Nadie está recordando a Jesucristo aquel día.  Vea la cantidad de licores consumidos, juguetes (pura basura) vendidos, árboles comprados, adornos de luces, etc., véase Jeremías 10:2-5.

VIII. No celebramos la "Navidad" porque la Palabra prohíbe tales prácticas, Gálatas 4:8-11; Romanos 14:5a.

1. Las instrucciones para los creyentes en relación con este asunto se encuentran en 2 Corintios 6:14 hasta 7:1.  (Fin)

 

La Doctrina de las Últimas Cosas

Lección V: Los Juicios

(Estos estudios son tomados del libro: "Fundamentos de Teología Bíblica", Por  Bancroft y publicado por: Publicaciones Portavoz Evangélico)

INTRO: Hay quienes sostienen el concepto erróneo de un juicio general para todos en el "fin del mundo".  Esto no tiene fundamento.  Las Escrituras muestran que hay varios grupos que serán juzgados.

I. El significado del juicio divino.

1. Negativamente; no el descubrimiento de culpa o mérito, Hebreos 4:13.  Dios tiene perfecto conocimiento de todos los pensamientos, palabras y hechos del hombre.

2. Positivamente; manifestación, discriminación, y compensa de carácter y conducta, Romanos 2:5, 6.

II. La realidad del juicio divino.

1. Como se enseña en el A.T.: el mundo será juzgado en justicia, Salmo 9:7, 8.

2. Como se enseña en el N.T.: el hombre está designado para el juicio, Hebreos 9:27.

III. La personalidad del Juez.

1. Dios el Padre, Romanos 14:12.

2. Dios en Cristo, Romanos 2:16.

3. Los redimidos como asistentes, 1 Corintios 6:2, 3.

IV. El orden de los juicios divinos.

1. El juicio de la cruz:

(1) Satanás será juzgado y potencialmente será anulada su autoridad, Hebreos 2:14; 16:8, 11.

(2) La naturaleza adánica será condenada, judicialmente, a la muerte, Romanos 8:3.

  A. El plan de salvación no abarca esquemas para el mejoramiento del viejo hombre.  Hay solamente un lugar para el pecador: la cruz, el lugar de muerte.  La naturaleza adánica del pecado tiene que ser crucificada.

  B. La fe descansa sobre la realidad de Dios y la acción de Jesucristo.

(7) (3) Los pecados de los creyentes juzgados y castigados de manera sustitutiva, 1 Pedro 2:24.

  A. No habrá juicio futuro del creyente por sus pecados como crímenes contra Dios, puesto que ya han sido juzgados en la cruz.  Las declaraciones enfáticas son que no habrá ningún juicio, ninguna condenación y ninguna separación, Juan 5:24; Romanos 8:1, 39.

 B. El creyente será manifestado delante del Tribunal de Cristo para recibir recompensa, pero no juzgado para revelar culpa o inocencia, o para determinar su destino.

V. El juicio presente de la propia vida del creyente, 1 Corintios 11:31, 32.

1. Debe haber continuamente juicio propio; la continua disciplina del "yo" en la vida del creyente.

VI. El juicio de las obras del creyente:

1. El tiempo del mismo: en el retorno de Jesucristo, 1 Corintios 4:5.

2. La base del mismo: las obras hechas durante la vida cristiana, desde el día de la salvación hasta el día de muerte, 2 Corintios 5:10; 1 Corintios 3:13-15.

3. Los resultados del mismo:

(1) Recompensas descritas como coronas o guirnaldas, Apocalipsis 22:12.

  A. Corona de vida por la fidelidad:

    (A) Para aquellos que viven vida de mártir, Santiago 1:12.

    (B) Para aquellos que mueren la muerte de un mártir, Apocalipsis 2:10.

  B. Corona de gloria para el pastor fiel, 1 Pedro 5:4.

  C. Corona de justicia para aquellos que aman la venida del Señor, 2 Timoteo 4:7, 8.

    (A) Al soldado valiente, Efesios 6:11-17.

    (B) Al corredor victorioso, 1 Corintios 9:26.

    (C) Al mayordomo fiel, 1 Corintios 4:1, 2.

  D. Corona de gozo para los que testifican, 1 Tesalonicenses 2:19, 20.  Véase Daniel 12:1-3.

  E. Corona incorruptible por el dominio del yo, 1 Corintios 9:25-27.

(2) Pérdida sostenida, 2 Juan 8.

  A. El fracaso o negligencia en relación con la mayordomía del creyente será la causa de que sufra pérdida en el Tribunal de Cristo

VI. El juicio de la nación de Israel para la entrada en el reino de mil años, Salmo 50:1-7.

1. El juicio de aquella nación restaurada, a manera de preparación para el restablecimiento del reino davídico, es para determinar quienes de los judíos son elegidos.

VII. El juicio de las naciones (individuos que forman una nación) vivas:

1. El lugar: en el valle de Josafat (lugar no identificado en las Escrituras, véase Joel 3:2), Mateo 25:31, 32.

2. La base del mismo: la actitud hacia el mensaje y los mensajeros del reino, Mateo 25:40, 46.  La base de este juicio de los gentiles es el trato a los judíos "…mis hermanos…" incluyendo los 144,000 judíos evangelizadores.

3. Los resultados del mismo:

(1) Los redimidos entrarán en el reino de mil años, Mateo 25:34.

(2) Los incrédulos serán echados fuera del reino y sufrirán juicio y condenación finales, Mateo 25:41.

VIII. El juicio de los ángeles caídos, 1 Corintios 6:3.

1. Pablo declaró que los redimidos participarán en la administración del juicio de los mensajeros.

IX. El juicio del Gran Trono Blanco, Apo. 20:11-15.

1. La identidad de los juzgados, Apo. 20:5a.  Estos son los incrédulos que  "…no volvieron a vivir hasta que se cumplieron los mil años…",  los "injustos" y de quienes se dice que tienen una "…resurrección para condenación…", Juan 5:24-29.

2. La base de este juicio:

(1) Según el registro de las acciones en los libros, Apo. 20:12, 13.  Aparentemente hay grados de culpa, Lucas 12:47, 48.

(2) Según la lista de nombres en el Libro de la Vida, Apo. 20:15.  El Libro de la Vida revela el hecho de que no se ha hecho ninguna sustitución ni se ha llevado a cabo la redención de aquellos que, de esta manera, son culpables.

(3) El resultado de este juicio, Apo. 20:15.  Este es el llamado juicio final, 1 Corintios 15:58.

 

Lección VI: El Destino Futuro de los Justos y de los Malos.

INTRO: ¿Qué debemos creer en relación con el estado actual de aquellos que han muerto?  El estado intermedio de aquellos que han partido de esta vida ha sido un tema de muchas conjeturas y especulaciones.

I. Hay dos palabras que se usan que considerar en conexión con esto, las cuales juegan un papel importante: Seol y Hades; la primera hebrea, la otra griega.  Estas dos palabras tienen el mismo significado, se refieren al mismo lugar, el mundo invisible, en el corazón de la tierra, donde se quedan las almas de los incrédulos hasta su resurrección al fin del reino de mil años.

1. En el A.T., a todos los que murieron, tanto redimidos como malos, se los representa yendo al Seol, Génesis 37:35.  En la narración del hombre rico y Lázaro, Lucas 16, Jesucristo reveló el hecho de que hay dos compartimentos en el Seol, uno de consolación, el otro de tormento.

2. Cuando Jesucristo resucitó, el lado de consolación fue vaciado y sus ocupantes fueron transferidos al Tercer Cielo, Efesios 4:8-10.

(8) 3. Esta nueva morada de los redimidos ahora se denomina Paraíso, 2 Corintios 12:4.

4. Esa parte del Hades-Seol que ha sido separado del Paraíso mediante el Gran Abismo, es la morada de las almas de los incrédulos.  Ésta es la prisión temporal donde están confinados todos los incrédulos del universo, aguardando el juicio del Gran Trono Blanco.

5. Adelante tenemos que considerar el destino futuro de las dos clases.

II. El Tercer Cielo en su relación con el destino futuro de los redimidos.

1. Según ciertas creencias tradicionales, se supone que hay siete cielos, pero las Escrituras mismas se refieren solamente a tres:

(1) El cielo atmosférico, Hechos 14:17.

(2) El cielo de las estrellas, Génesis 1:14.

(3) El Tercer Cielo, 2 Corintios 12:2.

2. Habrá  "cielos nuevos y una tierra nueva", el "cielo atmosférico" y la superficie de esta tierra serán renovados, 2 Pedro 3:10-13.

3. "Nuevo" no significa aquí que acaban de ser puestos en existencia, sino renovados.

4. Las Escrituras hablan de una reconstitución del mundo material, por medio de la cual pasa de la esclavitud de la corrupción a la libertad gloriosa de los hijos de Dios, y se expone que el sitio final de la Nueva Jerusalén estará sentado sobre este globo renovado.

5. Hay algunas ausencias destacadas en aquella ciudad: no hay pecado, no está Satanás, no hay tristeza, no hay maldición, no hay corrupción, no hay muerte.

6. La realidad escrita del Tercer Cielo, Col. 1:5.

III. El destino final de los redimidos es una realidad establecida por revelación divina.

1. El carácter del Tercer Cielo, Juan 14:2, 3.

2. El hogar futuro del creyente se describe en Apocalipsis 21, 22:

(1) Un lugar de medio ambiente y asociaciones santas, Apo. 21:2.

(2) Un lugar de gran belleza y esplendor, Apo. 21:18.

(3) Un lugar de gran gozo y felicidad, Apo. 21:4.

(4) Un lugar de deleites y satisfacciones santas, Apo. 22:14.

(5) Un lugar de gran luz y gloria, Apo. 21:23.

3. Los habitantes del Tercer Cielo, Apo. 21:9, 10.

(1) Los redimidos de todas las edades serán prominentes:

  A. "Vencedores", creyentes regenerados, 1 Juan 5:4, 5.

  B. "Hijos de Dios", aquellos que han sido hechos tales mediante Su gracia regeneradora, a través de la fe en Jesucristo.

  C. "Siervos", los que lo son por consagración.

  D. "El obediente", los que cumplen Sus mandamientos, no para obtener su salvación, sino como una evidencia de ella.

  E. También habrá "seres angelicales" los cuales incluyen a los querubines y los serafines, así como también a los mensajeros (ángeles), Apocalipsis 5:14; Isaías 6:1, 2; Mateo 22:20

  F. Preeminentes, por supuesto, entre los habitantes del Tercer Cielo están Dios el Padre y su Hijo, el Cordero.

4. La actividad del cielo, Apocalipsis 22:3.

(1) Reposo, Apocalipsis 14:13.

(2) Adoración, Apocalipsis 5:14.

(3) Servicio, Apocalipsis 7:15.

 

Lección VII: El Infierno Final en Rela-ción con el Destino Futuro de los Incré-dulos

INTRO: Mediante el término infierno (latino: infernu = inferior, situado debajo de otra cosa) tal como se utiliza aquí, se hace referencia a la morada y condición final del pecaminoso.  La palabra griega traducida "infierno" es GEHENNA (gé hinnam = el basurero de la ciudad de Jerusalén).  Jesucristo lo hace el símbolo del Lago de Fuego, el "infierno" final.

I. La realidad escritura del "infierno":

1. Establecida por medio de la razón:

(1) El argumento del principio de la separación…así lo que no es santo y no es justo se separa de lo que lo es.

(2) El argumento del principio de la consecuencia natural, es el resultado lógico de la secuencia de una vida de maldad.

(3) El argumento del principio de restricción…quitar toda penalidad por la desobediencia a la ley es abrir las compuertas del crimen.

(4) El argumento del principio de las obligaciones gubernamentales…la pena de las leyes quebrantadas debe  pagarse.

2. Establecida por la revelación, Mateo 5:22.

II. El carácter del infierno.  Todos los términos descriptivos que se usan para el infierno denotan localidad.