Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

"...que contendáis por la fe..."

Año XXXI, SEPTIEMBRE  2005

 

Índice:

...La Primera EKKLESÍA, I

...La Primera EKKLESÍA, II

......La Sangre de Jesucristo, XX

......Una Salvación Tan Grande, XXI

...Bosquejos Maestros:

......Los Juicios, XVIII

......La Ruina y el Remedio, XIX

...El Rastro De Sangre, I

...Columnas de Carácter Cristiano:

......Perdónense, VII

......Razones Para Regocijarse, VIII

......Gratitud, IX

......El Valor de ser Fuerte, X

...Cómo Estudiar La Biblia

...La Escalera de Dios Hacia la Madurez Espiritual, III

 

La Primera EKKLESÍA, I

INTRO:  Una asamblea (griego EKKLESÍA) es una congregación  de personas nacidas de nuevo, sumergidas por la autoridad de una asamblea que llena todos los requisitos del Nuevo Testamento y con el propósito a llevar a cabo la Gran Comisión dada por Jesucristo.

      La EKKLESÍA que Jesucristo fundó tuvo su principio antes de aquel día festivo "Pentecostés".  En aquel día  recibió su poder, no fue su principio.

I.    Podemos entender esto al ver que antes del día "Pentecostés" (quincuagésimo día después de la "pascua", paso por encima) la EKKLESÍA tuvo:

1. Las Buenas Nuevas; Mateo 4:23.

2. Gente redimida, Lucas 19:10.

3. Conversos sumergidos, Juan 4:1, 2.

4. Jesucristo como su Cabeza, Mateo 23:8.

5. Instrucción en doctrina, Mateo 18:15-20.

6. Un llamamiento para obedecer los mandatos del Señor, Mateo 4:18-20.

7. Apóstoles, ordenados, teniendo autoridad por parte de Jesucristo, Mateo 10:1-5.

8. Una comisión, Mateo 28:18-20.

9. Un tesoro con fondos, Juan 13:29.

10. Programa de evangelización, Mateo 10:5-8.

11. Programa de enseñanza, Mateo 4:23.

12. Ministerio de curación, Lucas 9:1.

13. La promesa que la EKKLESÍA nunca cesará, Mateo 16:18.

14. Disciplina, Mateo 18:15-17.

15. Autoridad Divina, Mateo 28:18-20.

16. Democracia, Mateo 23:8.

17. Pastores, Juan 21:15-17.

18. La Cena, Mateo 26:26-28.

19. Poder divino para llevar a cabo la obra, Lucas 9:1.

20. Lista de miembros, Mateo 10:1-4.

21. La presencia del Espíritu Santo, Juan 20:22.

22. Reunión de oración, Hechos 1:14.

23. Reunión de negocios, Hechos 1:15-26.

24. Recepción de miembros, Hechos 2:41.

25. Jesucristo como su Piedra Angular, Mateo 16:18.

II. Ha habido muchos cambios de las Escrituras durante estos casi 2,000 años en relación con la EKKLESÍA que Jesucristo comenzó durante Su ministerio terrenal y sigue edificando hasta que Él regrese otra vez.

1. Se han escrito miles de libros de la EKKLESÍA que han producido mucha confusión ya que usan las ideas de los hombres en vez de explicar lo que dicen las Escrituras.  Entre muchas enseñanzas falsas en relación con la EKKLESÍA encontramos:

(1)  Que la "iglesia" incluye a todos los "cristianos".

(2)  Que la  "iglesia" es una "célula" sin organización ni ordenanzas.

(3)  Que la "iglesia" es cualquier grupo que tenga predicación y "sacramentos".

(4)  Que la "iglesia" es cualquier grupo que reconoce a Jesucristo como su Cabeza.

(5)  Que una "iglesia" es como "La Iglesia Luterana" de Alemania, etc.

(6)  Que es "ecuménica" compuesta de todas las denominaciones.

(7)   Que es "mundial" compuesta de cristianos de todas las naciones.

(8)  Que incluye toda gente que profese a Jesucristo como Salvador, sean Romanistas, sectas falsas, etc.

(9) Que la "iglesia" incluye todos los "santos" del A.T. y el N.T.

(10)  Que la "iglesia"  está compuesta de los redimidos aquí en la tierra y los que están en el Cielo.

(11)  Que la "iglesia" es el "Reino de Dios", etc.

2. Como usted puede ver es imposible  reconciliar estos puntos arriba o  definir lo que es la EKKLESÍA por solamente citar autores humanos.

3. En las lecciones a continuación usted tendrá la oportunidad de ver, directamente de las Escrituras, lo que es la EKKLESÍA que Jesucristo fundó durante Su ministerio terrenal.   (Continuará)

 

La Primera EKKLESÍA, II

TEMA: Fue Una Asamblea Apostólica

TEXTO: 1 Corintios 12:28

INTRO: Los nombres de los doce apóstoles (un enviado  de parte de otro, mensajeros) se encuentran en Mateo 10:2-4 y en Los Hechos 1:15-26.  Aunque Pablo y Bernabé fueron llamados "apóstoles" (Los Hechos 14:14), no estaban entre los originales.

      Jesucristo tomó a los doce y formó la primera EKKLESÍA meses antes del día de Pentecostés.  Cuando el Señor los llamó a seguirle, aquel doce llegaron a ser una entidad distinta, un cuerpo de creyentes llamados afuera de sus negocios con el propósito a servir al Hijo de Dios, el Mesías prometido, el Buen Pastor, Juan 10:14, Quien les dio una promesa, Mateo 18:20.

      Cuando Jesucristo dio instrucción de la disciplina en la  EKKLESÍA, Mateo 18:15-20, Él habló directamente a aquellos doce.  Si la EKKLESÍA no hubiera existido Él no tuviera razón para darles instrucción.  Por eso entendemos que la primera asamblea estaba en existencia aquel día.

I. Los doce apóstoles eran el cimiento de la primera asamblea, Efesios 2:20, 21 con Jesucristo como la Piedra Angular.

1. ¿Cuándo comenzaron los doce a seguir a Jesucristo?

(1) Antes del día de la fiesta de 50 días.  Habían dejado sus negocios, Mateo 4:20; 9:9; su familias, Mateo 4:22; sus casas, Mateo 19:27, 29.

2. Aquellos doce habían sido preparados para seguir al Mesías prometido por el ministerio de Juan el Sumergiste, Juan 1:35-45. 

3. Un constructor siempre pone el cimiento del edificio mientras que él está.  Así hizo Jesucristo.  Él escogió a los doce, les enseñó y les dio una promesa, Mateo 16:18.

II.  La necesidad de escoger a una persona para tomar el lugar de Judas:

1. Calificaciones, Hechos 1:21, 22.

2. Después de orar, Hechos 1:14 tuvieron que escoger:

(1) Uno que había visto a Jesucristo en Su obra terrenal.

(2)  Uno que había sido sumergido por Juan el Sumergiste.

(3) Uno que  había visto al Cristo después de Su resurrección.

(4)  Uno que fue testigo de Su ascensión.

3.  Por eso Pablo no calificó, pero Matías si, aunque él se menciona otra vez.

4. Y, ¿qué es eso de una sucesión apostólica?  No hay ninguna palabra en el N.T. que habla de tal cosa.  Cuando los doce murieron terminaron aquel oficio.  Si hoy alguien dice que es un "apóstol", es mentiroso.

III. Los deberes de los doce, Juan 15:27.

1. Testificar del Mesías, Hechos 1:1.

2.  Producir fruto, Juan 15:16.

3.  Ser guiado por el Espíritu Santo, Juan 16:13.

4.  Ser fiel, Juan 16:33.

(1) Vemos que los doce tuvieron mucho éxito en su obra, Hechos 5:14; 12:24; 19:20.

(2)  Fueron testigos fieles, Hechos 4:20; 5:41.

IV.  El principio del evangelio, Marcos 1:1.

1. El principio de la predicación de las Buenas Nuevas coincide con el ministerio de Juan el Sumergidor ya que este fue su mensaje, Lucas 3:18 y ganó muchos conversos, Lucas 1:16.

2. El contenido de la predicación de Juan fue similar a la enseñanza del Señor y Sus apóstoles.

3. Hay que notar la inmersión practicada por Juan:  "...la inmersión de arrepentimiento para perdón de pecados....".  Mejor: "...la inmersión de arrepentimiento porque sus pecados han sido perdonados....".  Aquella inmersión mostró el corazón cambiado de los arrepentidos.

4.  Este es el mismo mensaje que los seguidores de Jesucristo han predicado por casi 2000 años...primero la salvación, luego obediencia.

5.  Ya que Juan el Sumergiste fue llamado un "profeta", Mateo 21:26, él  puede ser incluido entre los que fueron el "cimiento" de la primera EKKLESÍA, 1 Corintios 12:28; Efesios 2:20; 3:5.

6.  Juan, como el primer mártir cristiano, es digno de gran honor, Mateo 11:11.

V.  El ministerio de Juan el Sumergiste, Juan 1:35, 36.

1.  Aquellos dos, Andrés y Juan (aunque Juan nunca usó su nombre en sus escritos), fueron los primeros dos discípulos de Jesucristo.

2. Luego Andrés encontró a su propio hermano, Simón Pedro, y lo "trajo a Jesús", Juan 1:42, pero recuerde que Pedro ya había sido convertido.

3.  Cuando Jesús les dijo: "Sígueme" todos Le siguieron inmediatamente, Mateo 9:9; Lucas 5:27-29.

VI.  La invitación para servir, Mateo 4:19.

1. Aquel llamamiento mostró como la obra del Señor fue practicada.

2. Debe ser así hoy en día.  El llamamiento a pecadores a arrepentirse y seguir a Jesucristo.

3. Seguir a Jesucristo es la "adoración verdadera".  Los apóstoles Le siguieron:

(1) En Su vida de oración.

(2) En Su obediencia a Su Padre.

(3) Buscando a los perdidos.

(4) En Su devoción de cuidar a los creyentes.

4. Ser "pescador" de las almas perdidas debe ser la ambición, la obra de cada creyente.

VII. La Gran Comisión, Mateo 28:18-20.

1. Aquel mandato fue una continuación de los deberes, que Jesucristo por Su propio ejemplo, ha mostrado a Sus apóstoles, y debe continuar hasta el fin de la edad presente.

2.  Jesucristo lo repitió en Los Hechos 1:8 antes del día de la fiesta, y se quedó como orden para cada EKKLESÍA todavía.

3. Si la EKKLESÍA de Jesucristo no tuvo su principio antes del día de la fiesta de cincuenta días, entonces la asamblea no recibió una comisión, porque después no se menciona la Gran Comisión.

4. Pero, sí, Jesucristo dio a Su EKKLESÍA la comisión antes de aquel día y la obra de los apóstoles, después de aquel día, continuó  como antes, con una diferencia: ahora habían recibido "potencia" del Espíritu Santo.

5. En aquel día ocurrió un "cambio" en la administración...una transición suave del Cristo visible a la presencia invisible del Espíritu Santo, Juan 16:7; 20:21, 22.

VIII. Conclusión:  Mucha gente, en su ignorancia de las Escrituras, usa 1 Corintios 12:13 para "probar" que la EKKLESÍA tuvo su principio en el día de la fiesta, pero la referencia "un cuerpo" habla de aquella asamblea de la ciudad de Corinto, véase 1 Corintios 1:2.  Y la palabra "espíritu" (Gr. "pneuma") debe traducirse: Sentido, vigor natural, intento, designio, propósito, disposición natural.  En el griego no hay letras mayúsculas.   El uso se deja al traductor.  El texto no habla de salvación sino de obediencia por parte de los nuevos conversos.

(Continuará)

 

Bosquejos Maestros, XVIII

TEMA: Los Juicios

INTRO: En las Escrituras somos instruidos a "... usa bien la palabra de verdad...", 2 Timoteo 2:15 (1960) o "... que traza bien..." (1602), o "... que maneja correctamente..." (NVI).  Hermanos: ¡No trate de hacer  que todos los juicios se conformen con la teoría de un "juicio general" porque no hay tal cosa.

      Hay no menos de cinco juicios revelados en las Escrituras, y cada uno es diferente en cuanto a tiempo, lugar y propósito, pero todos tienen una cosa en común: que Jesucristo es el Juez, Juan 5:22.

      Cada persona, desde Adán hasta el última  ser nacido sobre la tierra, tiene que ser juzgado por el Dueño de esta planeta.  En el primer juicio los pecados de los creyentes ya han sido juzgados por la obra de Jesucristo en la cruz.  En el segundo, el creyente tiene que juzgarse a sí mismo, y si no será disciplinado por el Señor.  En el tercero, todos los creyentes tienen que comparecer ante el Tribunal de Cristo donde sus obras hechas durante la vida cristiana serán juzgadas.  En el cuarto, todas las naciones individualmente, serán juzgadas en cuanto al trato dado a los judíos y a la nación de Israel durante los siete años de la Gran Tribulación.  En el quinto, los incrédulos, desde Caín en adelante, serán juzgados en cuanto a su grado de castigo en el Lago de Fuego (el "infierno" final)

I. El juicio de los pecados de los que han recibido a Jesucristo como su Salvador, Juan 5:24 "... y no vendrá a condenación...".  Todos nuestros pecados fueron juzgados en Cristo Jesús aquel día en la cruz y cada creyentes ha "... pasado de muerte a vida...".  Esto se llama la salvación presente.  Jesucristo pagó la pena para nuestros pecados.  Él fue juzgado, por Su Padre Celestial, en lugar del pecador que viene a Él, arrepentido (un don de Dios) y fe (otro don de Dios)

1. Ningún creyente vendrá a juicio tocante a su estado eterno en cuanto a los pecados cometidos después de ser salvo porque:

(1) Jesucristo pagó la pena.  Sobre el hecho de Su muerte  de sustitución, el creyente está separado de la pena del pecado una vez y para siempre, Salmo 103:12.

(2) Los pecados del creyente han sido borrados y no serán recordados, Isaías 43:25.

(3) Jesucristo sufrió por nuestros pecados "... el justo por los injustos...", 1 Pedro 3:18.

(4) Los creyentes nunca serán condenados con los incrédulos porque Jesucristo fue condenado en su lugar, 2 Corintios 5:11.  Véase Gálatas 3:13; Hebreos 9:26; Hebreos 1:3  "... efectuado la purificación de nuestros pecados..."

II. El juicio del creyente de "sí mismo", 1 Corintios 11:31, 32.  Este juicio significa más que juzgar "lo malo" en su vida.  Cuando el creyente es convencido de pecado en la vida, hay que confesarlo, 1 Juan 1:9, e inmediatamente dejarlo, Isaías 55:7.  No es suficiente juzgar solamente el pecado en su vida, hay que juzgarse a sí mismo.  ¿Cómo?

1. Practicando la abnegación de sí.  Cuando uno se ve a sí como Dios le ve, renunciará a sí mismo, y comenzará una vida que agrade a Jesucristo, Colosenses 3:4.

2. Practicando la renunciación de la carne, Romanos 7:8.  La renunciación es tomar nuestra cruz y seguir a Jesucristo, Marcos 8:34-38.  Esto quiere decir perder la vida egoísta y encontrar la vida del Señor, Gálatas. 2:20.

3. Es ser menos cohibido consigo y más consciente de la presencia del Señor, Mateo 28:20  "... yo estoy con vosotros...".

4. Es ser controlado por Él, Hechos 9:6.

5. Es estimar a otros más que a sí mismo, Fil. 2:3, 4.

III. El juicio de las obras del creyente que practicó después de ser salvo, 2 Corintios 5:10 y Romanos 14:10.  Este será un tribunal solamente para creyentes.

1. Aquel tribunal sucederá "en el aire" después de la Primera Resurrección de los cuerpos de los redimidos, 1 Tesalonicenses 4:14:18.  Mil años más tarde será la resurrección de los cuerpos de los incrédulos, Apo. 20:4, 5.  Por eso, han de pasar mil años entre el Tribunal de Cristo y el Juicio del Gran Trono Blanco, Apo. 20:11 es solamente para los incrédulos.

2. En el Tribunal de Cristo, cada creyente tiene que dar cuenta de la vida vivida después de ser salvo, no de la vida de otras personas, Romanos 14:10-13.

3. Debemos ser humillados sabiendo que un día tenemos que aparecer cara a cara con lo que hemos hecho, o dejado de hacer, en nuestra vida cristiana.  Esto no tiene nada que ver con la salvación, sino con las recompensas eternas, 1 Corintios 3:11-15.  Véase Colosenses 3:17.

IV. El juicio de las naciones individualmente, Mateo 25:31-46.  Este juicio no tendrá nada que ver con el del Gran Trono Blanco de Apo. 20:11-15.  Nótese una comparación entre los dos:

1. El de las naciones sucederá cuando Jesucristo regrese, del Tercer Cielo, con los redimidos para establecer Su reino de mil años sobre esta tierra presente, Mateo 25:31.  Dice "trono de gloria", o "el Gran Trono Blanco".

2. En tal tiempo Jesucristo ha de juzgar individualmente a las naciones por el modo en que han tratado a los judíos durante los siete años de la Gran Tribulación, Joel 3:11-16.  En el Gran Trono Blanco Él juzgará a los incrédulos según los pecados cometidos durante su vida.

3. En este juicio no se menciona una resurrección.  Aquella gente ha salido de los siete años de tribulación.  En el del Gran Trono Blanco, los sujetos han sido resucitados, sus almas del Sheol-Hades y sus cuerpos de las tumbas, Apocalipsis 20:13.

4. En este juicio no habrá "libros" pero en el del Gran Trono habrá "libros", Apocalipsis 20:12.

5. En este el Juez será el Rey, Mateo 25:34.  En el Gran Trono, el Juez será el Creador del universo.

6. En este juicio se juzgará a tres clases de personas:

(1) "Ovejas", v. 33, los que hayan sido salvos durante los siete años de la Gran Tribulación y hayan tratado bien a los judíos, Apo. 7:9-17.

(2) "Cabritos" los incrédulos, 2 Tesalonicenses 1:7-10.

(3) "Hermanos", v. 40, los judíos, Apo. 7:1-8.

7. En este juicio el Rey dará entrada al reino de mil años a aquellos creyentes.

V. El juicio final de los incrédulos, El Gran Trono Blanco, Apo. 20:11-15.  Inmediatamente después del reino de los mil años, será la Segunda Resurrección (de las almas de los incrédulos del Seol-Hades y sus cuerpos de las tumbas)  Esto es donde los incrédulos  serán juzgados según sus pecados para recibir su grado de castigo en el Lago de Fuego (el "infierno" final)

1. Los incrédulos buscarán un lugar a esconderse,... pero no habrá.

2. Estarán los incrédulos "grandes"  (personas de renombre) y "pequeños" (personas no conocidas)

3. El "Libro de la Vida" será abierto para mostrar que no hay ninguna equivocación... que sin la sangre derramada de Jesucristo no hay perdón.

4. Serán juzgados "según sus obras".  Sí, Dios es justo, y les dará el "grado" de castigo que cada persona merece.  Unos van a sufrir más, durante la eternidad, otros menos, Lucas 12:42:48.

5. En tal juicio no habrá ninguna absolución. 

 

Bosquejos Maestros, XIX

TEMA: La Ruina del Hombre... El Remedio de Dios

INTRO: De los millones de libros en existencia hay solamente uno, la Santa Biblia, que es la Palabra de Dios, 2 Timoteo 3:16; Tito 1:2.  Por eso las Escrituras es el único Libro que revela el camino de Dios para el pecador.

      Uno tiene que ser ciego y mudo espiritualmente para no reconocer la condición pecaminosa de este mundo, 1 Juan 5:19b.  Podemos ver dos clases de personas: los creyentes y los incrédulos, véase Juan 8:44.

      Todo el mundo, sin excepción, esta arruinado porque todos están contaminados con el pecado de Adán y tienen una herencia común:  "...la paga del pecado es la muerte...", Romanos 6:23.

I. La ruina de la raza humana, Romanos 5:12-14.  Todos tenemos algo en común... la muerte.

1. Todos pecaron cuando Adán pecó, porque somos de él.

2. Todos cayeron cuando Adán cayó, porque somos de él.

3. Todos fueron arruinados cuando Adán fue arruinado.

4. La caída de Adán causó una separación entre el Creador y el creado y si uno no nace de nuevo, no puede escapar de "la paga del pecado".

5. Se mencionan dos Adanes, 1 Cor. 15:45.  El primero cayó escuchando la voz de Satanás.  El Segundo fue probado (no tentado) y ganó la victoria sobre Satanás usando la Palabra de Dios.

(1) Por el primer, Adán vino la ruina de la raza humana.

Por el último Adán vino la salvación, 2 Corintios 5:21.

(2) Por el primero entró la muerte, por el Segundo, la vida eterna, Juan 3:36.

(3) Por el primero vino la maldad, por el Segundo una naturaleza incorruptible, 1 Pedro 1:23.

II. La naturaleza de la ruina de la raza humana, Romanos 1:18-32.

1. Cuando Adán (la cabeza de la raza humana) cayó, todos caímos con él, Salmo 51:5. (Esto no enseña que el acto carnal es pecado sino que sus padres ya eran pecadores).

2. Hay dos maneras por las cuales el hombre muestra su naturaleza caída:

(1)  Depravación espiritual:

  A: Romanos 1:18 Los hombres "... detienen con injusticia la verdad...".

  B. Gálatas 1:6-9  Predican "... otro evangelio...".

  C. Romanos 1:22, niegan la existencia de Dios.

  D. Romanos 1:18-23, los humanistas proclaman la supremacía del hombre y niegan a Dios.

(2) Depravación moral: Romanos 1:24-32.

III. El resultado de la ruina de la raza humana, 1 Corintios 15:22.

1. Adán fue la "cabeza" de la raza humana y por nacimiento somos sus descendientes.  Cuando él pecó su semilla fue corrompida  y nosotros somos de él, Romanos 5:12.

2. Cuando Dios hizo a Adán, lo hizo perfecto y le dio dos mandatos:

(1) Cultivar y cuidar el huerto.

(2) Alimentarse del huerto con la excepción de un árbol, Génesis 2:15-17.

3. Pero... Adán desobedeció a Dios y esto produjo la caída, la ruina de la raza entera y produjo la muerte, primero la espiritual, y luego la física, y al fin producirá la segunda muerte... el Lago de Fuego.

(1) Adán pecó y murió espiritualmente y fue separado de Dios, Génesis 3:22-24.  Véase Efesios 2:1-5.

(2) Caín, hijo depravado de Adán, mató a su hermano, causando la primera muerte física, Génesis 4:8.

(3) Luego, antes del Gran Trono Blanco, Caín morirá otra vez, la segunda muerte, Apo. 20:14, 15.

IV. El plan de Dios para evitar la ruina del hombre, Marcos 10:45.  El plan inimitable de Dios para evitar la ruina de la raza humana fue Su Hijo, Jesús, Juan 3:16.

1. Él nació sin pecado, Lucas 1:26-38.

2. Él vivió sin pecar, Hebreos 4:15 "... fue tentado..." no es correcto.  Debe leerse: "...fue probado...", Véase Santiago 1:13; 2 Corintios 5:21; 1 Pedro 2:22; 1 Juan 3:5.

3. Dios el Padre Le envió a este mundo lleno de pecado para hacer dos cosas, Marcos 10:45:

(1) Sirvió a la gente, Juan 2:1-4; 6:1-14.

(2) Dio Su vida en rescate por muchos (no todos), Marcos 10:45.  Él vino a pagar la deuda del pecado que la raza humana debía al Creador, Juan 1:29.

4. En Adán, toda la raza humana murió, espiritual y físicamente, pero en Jesucristo los creyentes son hechos vivos, Efesios 2:5.  Véase 1 Corintios 15:20-23.

5. En Adán todo fue arruinado pero en Jesucristo los creyentes son hechos nuevas criaturas, 2 Corintios 5:17.

6. En Adán todos fueron separados de Dios, Isaías 59:1, 2, pero en Jesucristo los creyentes son redimidos de aquella separación, Gálatas 3:13.

V. El resuelto del remedio de Dios para la ruina del hombre, 1 Pedro 1:18, 19.  Los efectos del remedio son:

1. Redención por medio de la sangre derramada de Jesucristo, Mateo 26:28; Hechos 20:28; Romanos 5:9; Hebreos 9:14; 1 Juan 1:7; Apocalipsis 1:5.

(1) Sí, Jesucristo es nuestro Redentor.  Su sangre pagó el precio para obtener la redención, Isaías 53:6.  Véase Hebreos 9:22; 9:11-15.

2. Que el creyente es hecho una criatura nueva, 2 Corintios 5:17. (Continuará)

 

El Rastro De Sangre O La Posta De Los Cristianos No Conformistas A Través De Los  Siglos

(Adaptado del libro escrito por J. M. Carroll)

      El autor escribió esta obra en su vejez.  Él ha estudiado la historia del cristianismo por muchos años, especialmente de los católicos y los protestantes.  La historia de los no conformistas fue escrita en sangre ya que ellos fueron el objeto de un odio tremendo por parte de los católicos y los protestantes durante la Edad Media.  En aquel tiempo el Papa de Roma fue el dictador del mundo y desde que los no conformistas no le aceptaron, miles de ellos fueron perseguidos hasta la muerte.

Las marcas de una EKKLESÍA del Señor son:

1. El Fundador, Cabeza y Legislador es Jesucristo ya que una asamblea sólo es ejecutiva, Mateo 16:18; Colosenses 1:18.

2. La única regla de fe y práctica son las Escrituras, 2 Timoteo 3:15-17.

3. El nombre es "asamblea"  "...a la asamblea de los tesalonicenses...".  (La palabra "iglesia" no es una traducción, es una palabra inventada por los traductores).

4. El sistema de gobierno es congregacional, donde cada miembro, incluyendo los pastores (ancianos, obispos), tienen voz y voto.

5. Los miembros son gente regenerada y sumergida.

6. Tiene dos mandatos: la inmersión de los creyentes, y la Mesa del Señor... ambos símbolos  y no tienen poder para perdonar pecados.

7. Tiene dos clases de funcionarios: ancianos, obispos, pastores y sirvientes (DIAKONOS).  La primera tiene que tratar con las cosas espirituales, la segunda con las cosas materiales.

8. Tiene solamente una obra: llevar a cabo la Gran Comisión.  Su obra es espiritual, no material.

9. El sostén de una asamblea viene de las ofrendas de los miembros para los gastos de la asamblea y para enviar misioneros.

10. Las armas de guerra son espirituales, no carnales.

11. Practicaron la separación entre el Estado y la asamblea.

Primera Disertación

Texto: Deuteronomio 32:7

      Lo que conocemos hoy como el "cristianismo" comenzó durante el ministerio personal de Jesús el Cristo durante el tiempo del Imperio Romano, un imperio pagano.  Los judíos tuvieron que vivir abajo tal imperio practicando una mezcla del A. T. y tradiciones.

      Durante el ministerio del Señor Él fundo Su EKKLESÍA dejando instrucciones de cómo comenzar otras asambleas en todas partes del mundo, usando las Escrituras como la única guía de fe y práctica.  El asunto del perdón de pecados y salvación del Lago de Tormento fue personal, individual, voluntario, nunca por compulsión.  El Señor ni Sus apóstoles dejaron un nombre para usar.  Nosotros hemos adoptado el nombre "bautista" para ser identificados de las muchas falsas sectas.

Primero Período, años 30 hasta 500

      Por medio de la predicación de los apóstoles las enseñanzas del Señor salieron en muchas partes pero con mucha oposición por parte de los judíos y los paganos.  Juan el Sumergista perdió su vida predicando contra el pecado y en unos años casi todos de los apóstoles habían sido muertos.   Pero, a pesar de tanta persecución una asamblea tras otra comenzó y con esto vino una desviación de doctrina, 1 Juan 3:19.

      El crecimiento de tales asambleas fue fenómeno y algunos de los ancianos, obispos, pastores, comenzaron a tomar mucha autoridad sobre las congregaciones diciendo que como "obispos" ellos tenían autoridad sobre las asambleas más pequeñas.  Este error ha existido hasta hoy.

      Otro cambio vino con relación a la salvación.  Hay que recordar que hubo pocas copias del N.T. durante aquel tiempo y muchas de las enseñanzas han venido en forma verbal, y con la enseñanza de la inmersión, algunos de los "obispos" comenzaron a enseñar la necesidad de ser sumergidos para obtener el perdón de pecados.  Por supuesto los padres de los infantes quisieron que sus bebés y niños a ser "salvos" y por un tiempo los líderes estuvieron sumergiéndolos.  Pero en el invierno, no era cómodo y por eso cambiaron la práctica de "inmersión para ser salvo" a una "aspersión para ser salvo".  De allí vino la doctrina falsa que se practica hasta hoy: "Regeneración bautismal".

      Estos cambios no vinieron a la vez.  Por unos 250 años hubo asambleas fieles a las enseñanzas de Jesucristo y los apóstoles, pero vino el día cuando ellas no pudieron sostener las muchas falsedades, y rompieron toda comunión con aquellas congregaciones que habían caído en doctrina falsa.  Esto fue el principio de un tiempo de persecución horrible y en el año 303 el Imperio Romano publicó un edicto en contra los no conformistas que ellos no pudieron continuar en existencia.  Pero siendo que ellos no hicieron caso, continuaron creciendo y en el año 313 el "cristianismo" alcanzó una "victoria" sobre el Estado Pagano cuando Constantino llegó a ser el emperador.

      Después de una "visión" él se "convirtió" del paganismo a "cristiano", llegó a ser "amigo" de los cristianos y los llamó para un "concilio" donde estableció una "alianza" entre los "cristianos" y el Estado donde el Estado destronó a Jesucristo y entronó a Constantino como la "cabeza de la iglesia".  Tal acción causó a él a trasladar su reino a Bizancio (el cual él nombró "Constantinopla") con el resultado que los romanos tuvieron dos capitales: Roma y Constantinopla y estos dos llegaron a ser asientos de la "Iglesia Católica Romana" y la "Iglesia Católica Griega" y esta separación sigue hasta hoy.

      Durante aquel período la persecución contra los no conformistas, que todavía estaban predicando la pura Palabra de Dios, fue realizada por los judíos.  Pero, ahora los "cristianos católicos" comenzaron su persecución cuando Constantino demandó que todos de los no conformistas tenían que unirse con la "Iglesia Católica" (para tener sus bebés y niños rociados) y cuando ellos rechazaron, se les prohibió usar el término "cristiano" y muchos perdieron sus vidas a manos de los "católicos".

      Fue durante aquel tiempo que los no conformistas comenzaron a usar los nombres de sus líderes por identificación y ya que ellos rechazaron la aspersión de los "católicos" fueron llamados "anabaptistas"  ("ana" = de nuevo, siendo que cuando uno venía a ellos con solamente aspersión, él tenía que ser sumergido).

      En el año 426 llegó el período conocido como "La Edad de la Oscuridad".  ¡Qué período!  Fue durante aquellos años que el papado tuvo su principio (¡Por favor, no con Pedro!).  Por años algunos han declarado ser la "cabeza" de la "iglesia universal".  Hubo muchos "concilios" y muchas doctrinas nuevas inventadas y más y más persecución a cualquiera que no se inclinara ante la "iglesia universal".

      En el año 451 se inventó el culto a María; después el "culto de las imágenes" la "adoración de los santos", etc., luego las ventas de indulgencias, el "purgatorio.  En el año 1123 ellos decretaron el "celibato" de sus así llamados "sacerdotes", en 1215 la doctrina de "transustanciación", y la "confesión auricular", pero lo más peor fue la "inquisición" para juzgar a los "herejes", los creyentes no conformistas que han rechazado la aspersión de sus niños.  Luego en 1229 la "iglesia universal" prohibió la lectura de las Escrituras. 

      Los siglos XV, XVI y XVII figuran entre los más memorables de la historia de la humanidad.  Dentro de la así llamada "iglesia católica romana" hubo una continua revolución, cuyo objeto era el de lograr una reforma por que tal "iglesia" ha salida de las enseñanzas del N.T. y ha inventada muchas leyes y ha muerto miles de personas que rechazaron sus enseñanzas falsas.

      En tal "iglesia" hubo varios hombres espirituales que quisieron una "reforma", un regreso a las Escrituras.  Uno fue Juan Wiclef (1320-1384) que levantó su voz contra la corrupción y llegó a ser persona odiada y temido por los jerarcas católicos y ellos tenían tanto odio que después de su muerte, desenterró sus huesos, y los quemaron.

      Juan Huss (1373-1415) con su predicación excitó el miedo, el odio y la oposición que al fin los "católicos" le quemaron en una pira pública.

      Durante los años 1452-1498 un italiano, Savonarola, un católico devoto, levantó y trató de reformar la "iglesia" y los "fieles" le quitaron su vida en una pira pública.

      Luego un suizo, Zuinglio (1484-1531) trató de hacer una reforma, pero él también perdió su vida a manos de los "católicos".

      En los años 1483-1546 Martín Lutero se levantó para batallar contra las muchas falsedades en la "iglesia", y al fin rompió con ella, y usted sabe la historia, pero lástima, cuando él salió llevó muchas de las doctrinas falsas con él....que siguen hasta hoy en las "iglesias luteranas".

      Durante los años 1509-1564 Juan Calvino, un francés, salió de la "iglesia" y fundó la "iglesia presbiteriana" (una asamblea gobernada por ancianos, no por la congregación) pero continuó con la mala doctrina de la aspersión de los bebés.

      Durante aquel período de grandes cambios los anabaptistas prestaron su ayuda a los reformadores, pero los "protestantes" comenzaron a perseguir a los seguidores fieles de Jesucristo juntándose con los "católicos" peleando contra los que quisieron seguir las enseñanzas del N.T.

      En aquellos años el "Papa" era un "dictador mundial" y cuando el rey Enrique VIII de Inglaterra quiso divorciarse de su esposa para casarse con otra mujer, el "papa" no le dio permiso y Enrique se rebeló y comenzó su propia "iglesia", la de Inglaterra en el año 1534 (conocida hoy como la Episcopal...gobernado por obispos, no por la congregación).

      Ahora había tres denominaciones nuevas, todas hechas por hombres: La Luterana; La Presbiteriana; y La Episcopal todas con estos errores:

            Gobierno prelaticio... no de la congregación.

            Sostenida por el Estado.

            Aspersión infantil

            Creencia en regeneración por aspersión.

            Persecución contra los anabaptistas.

      (Continuará)

Columnas de Carácter Cristiano, VII

TEMA: Perdónense

LECTURA: Lucas 15:11.24

TEXTO: Mateo 6:15

INTRO: Una columna esencial de carácter cristiano, la cual puede ser descuidada fácilmente y causar gran daño en la asamblea, es la actitud de perdón (indulgencia, clemencia).  Todos los creyentes maduros deben sentir la necesidad de tener una actitud de perdón hacia a los de­más hermanos.  Si no, habrá una falta de com­pañerismo y unidad, una pérdida de gozo y paz en la asamblea.  Hoy vivimos en un ambiente que burla el mero pensamiento de perdonar.

I. Perdonando a otras sus maldades es la acción más pía que el creyente puede hacer, ya que es la natura­leza de Dios perdonar.

1. Éxodo 34:6, 7.  Moisés había pedido ver la gloria de Dios (33:18).  La gloria de Dios es Su carácter, Su natu­raleza, Su manera de relacionarse con Sus criaturas.  Su gloria se revela en Su misericordia, en Su gracia, en Su compasión, en Su fidelidad, en Su justicia, y en Su per­dón.

2. Salmo 32:1, 2.  Dios desea perdonar a los pecadores.  El acto de perdonar ha sido siempre una parte de Su naturaleza amorosa, como hemos visto en Éxodo 34:7.  Dios reveló Su perdón a David, Salmos 32:1, 2, y le mostró Su perdón  al mundo entero en la muerte de Su Hijo en la cruz.  El Salmo 32 habla de varios aspectos del perdón de Dios: Él perdona trasgresión; Él cubre pecados; y Él no atribuye iniquidad a los creyen­tes.  Véase Salmo 85:1-3; 130:1-4.

3. Los profetas del A.T. proclamaron el perdón de Dios, véase Isaías 43:25.  Por nuestra parte es una tentación recordar cada pecado cometido en el pasado por una persona.  Pero, cuando Dios nos perdona, todos nuestros pecados son perdonados una vez y para siem­pre.  Nosotros no tenemos que temer que Dios vaya a re­memorarlos más tarde. Ya que Dios perdona y olvi­da nuestros pecados, nosotros debemos hacer lo mismo con los pecados de otros, Isa. 55:6, 7; Jer. 33:8.

4. Hay muchas ilustraciones dadas en el N.T. del asunto de perdonar.  Ve nuestra lectura, Lucas 15:11-24.

(1)  Aquel hijo era como muchos hijos de hoy: tonto, codicioso, egoísta, listo para obtener dinero sin trabajar.

(2) Pero, al fin vio su condición miserable, Lucas 15:17 "...volviendo en sí...", y se puso a pensar ya que él había mal gastado toda su herencia e hizo la decisión de regresar a la casa de su padre.

(3) Aquí podemos ver exactamente cómo nosotros los cre­yentes debemos tratar a los hermanos que han pecado contra nosotros.  La gente amargada no tiene la voluntad de perdonar, Mateo 5:43-48.  El amor para el vecino debe extenderse hasta los vecinos que son nuestros ene­migos, (v. 44).  Véase Efesios 4:31, 32.  Aquellos quie­nes han sido perdonados por Dios deben perdonar cualquiera ofensa cometida contra ellos, véase Colosenses 3:12, 13.

II. El mandato de perdonar, Mateo 18:23-35.

1. Aquel siervo debía tanto a su dueño que era imposible pagarle (la misma condición de cada pecador).  Él re­presenta al incrédulo a quien le ha sido dada "vida" por Dios, pero que ha malgastado su vida viviendo en peca­do.  Ahora, cara a cara con su dueño, pidió misericordia y fue perdonado.

2. Ahora, inmediatamente después de ser perdonado de una deuda tan grande, él fue a uno de los siervos que le debía un poco y le demandó su dinero.  La lección es clara... un creyente que ofende a otra persona, ofende a Dios, Mateo 18:35.  Ya que Dios nos ha perdonado todos nuestros pecados, debemos perdonar a otros de los pecados cometidos contra nosotros.  El que Jesucristo nos ha perdonado completamente debe producir una actitud generosa y de gracia hacia a los demás.  Cuando nosotros no perdonamos a otros, estamos tomando una posición más arriba que Dios.

III. Las bendiciones del perdón, Mateo 5:7; 6:15.

1. Esto no quiere decir que una actitud de no perdonar quite su salvación.  Pero tal actitud le roba su gozo, su paz, y del compañerismo con los otros, y quita su utilidad en la obra del Señor, Mateo 5:23, 24.

(1) Relaciones rotas entre amigos y familiares estorban nuestra relación con Dios.  Si Ud. tiene un problema con cualquier persona, debe resolver el problema tan pronto que es posible.

(2) Somos hipócritas si decimos "Amo a Dios" mientras odiamos al prójimo.

(3) Nuestra actitud hacia otros refleja nuestra relación con Dios, 1 Juan 4:20.  (Continuará)

 

Columnas De Carácter Cristiano, VIII

TEMA: Razones Para Regocijarse

LECTURA: Juan 16:16-24

TEXTO: Nehemías 8:10

INTRO: Todo el mundo tiene un deseo básico de regocijarse.  Unos piensan que la alegría viene con dinero o de posesiones materiales.  Otros piensan que el prestigio, el poder, o el éxito en la vida producirán el gozo, pero la experiencia ha probado que todas estas cosas son temporales y decepcionantes.  Un gozo real duradero está disponible solamente para los que se han arrepentido de sus pecados y han recibido a Jesucristo como su Salvador.

      ¿Qué significa la palabra "alegría"?  = Sentimiento de placer originado generalmente, por una grata y viva satisfacción del alma y que, por lo común, se manifiesta con signos exteriores.

      Las Escrituras hablan de la "alegría" y el griego es CHARA = que representa siempre un sentimiento de felicidad que se basa en realidades espirituales.  La alegría real es un don sobrenatural que Dios da a los creyentes en Cristo Jesús.

I. Alegría, es un mandato repetido varias veces en el N. T., véase Filipenses 4:1-4; 1 Tesalonicenses 5:12-16 ("gozosos" = emoción causada por la contemplación de algo que nos gusta o por la esperanza de obtener cosas halagüeñas y apetecibles). 

1. Ya que Dios ha mandado que el creyente debe tener gozo en su vida, esa es otra "columna de carácter cristiano".

2. Este mundo malo no ofrece al creyente nada sin ansiedad, disturbio, preocupaciones, y miedo.  Por eso el N. T. nos da muchas exhortaciones y instrucciones de la alegría, Filipenses 1:23-26; 2:1, 2, 17, 18; 3:1; 4:8-10.

3. Hay otros textos en el N.T. que reforzan la verdad que ninguna cantidad de adversidad o dificultad afectaría la actitud gozosa del creyente, Juan 15:11; 16:22, 24; 17:13.

4. Jesucristo enseñó que las pruebas y las adversidades no deben quitar el sentido de gozo en la vida del creyente, Mateo 5:11, 12.

5. Pero, ¿Cómo es posible para el creyente tener alegría cuando hay situaciones difíciles en la vida?  La receta se encuentra en Santiago 1:2, 3.

6. Pero a veces el creyente tiene que abstenerse del gozo, Romanos 12:15.

II. La superioridad de un gozo verdadero.  Las Escrituras, con mucho cuidado, identifican la alegría del mundo y avisan de sus peligros y de su insuficiencia:

1. La inferioridad del gozo del mundo, Eclesiastés 2:10, 11.  Véase 11:9; Proverbios 14:12, 12; Job 20:4, 5.

2. Pero, con una alegría verdadera uno puede dar gracias a Dios porque:

(1) El gozo es un aspecto del fruto del Espíritu Santo, Gálatas 5:22.

(2) El gozo es un ingrediente esencial del Reino de Dios, Romanos 14:17 ("Reino de Dios" = la esfera, el orbe de la cristiandad donde Dios reina desde el Tercer Cielo).

3. Algunas razones por las que el creyente debe regocijarse:

(1) Porque el gozo es un acto de una respuesta apropiada al carácter de Dios.  El gozo nace porque sabemos que Dios es soberano, misericordioso, amante, benigno, bondadoso, omnipotente, omnisciente, omnipresente.

(2) Porque el gozo es una respuesta apropiada a la obra de Jesucristo para el pecador, Romanos 5:8; 1 Pedro 1:18, 19; 2:24; 1 Juan 1:7.

(3) El creyente debe mostrar un gozo espiritual continuo para mostrar su confianza en la obra de Dios, el Espíritu Santo:

  A. Él nos hace más como Jesucristo, 2 Cor. 3:17, 18.

  B. Él nos ayuda a entender las cosas espirituales, 1 Corintios 2:10-16.

  C. Él nos guía a toda la verdad, Juan 16:13.

(4) Debemos mostrar gozo ya que es una respuesta razonable a las bendiciones espirituales continuas de Dios en nuestras vidas. Nunca cesan, Efesios 1:3.

(5) El gozo es una respuesta apropiada a la providencia (previsión y cuidado que Dios tiene de Sus criaturas), Salmo 31:19.

(6) Debemos tener gozo por la promesa de la gloria venidera, Hebreos 11:8-10.

(7) Debemos tener gozo porque es una demostración de las peticiones contestadas, Juan 16:24.

(8) Debemos tener gozo por el compañerismo cristiano, 1 Tesalonicenses 3:9, 10.

III. Y ¿Qué le parece si usted no tiene aquel gozo?

1. Podría ser que usted aun no es salvo, Mateo 13:20, 21.

2. Podría ser que usted esté bajo una tentación fuerte, 1 Pedro 5:8.

3. Podría ser que usted esté esperando expectaciones no realistas, falsas, pensando que usted merece más bendiciones de las que está recibiendo.

4. Podría ser que usted tenga el pecado de orgullo en su vida, que usted está descontento con sus posesiones.

5. Podría ser que usted no tiene una vida de oración, Filipenses 4:6, 7.

6. Podría ser que usted no está creciendo en la vida cristiana, Romanos 12:2.

     

Columnas de Carácter Cristiano, IX

TEMA: Gratitud

LECTURA: Lucas 17:11-19

TEXTO: 2 Timoteo 3:15

INTRO: Una actitud muy fea es la ingratitud.  En esta lectura hemos visto una ilustración poderosa de la in­gratitud.

I. A nosotros, como creyentes, se nos manda mostrar agradecimiento, 1 Tesalonicenses 5:18.

1.   La acción de gracias a Dios fue establecida en él A. T.  Había ofrendas de gracias, para recordar al pueblo de Dios de todas las bendiciones que han venido de Él.  Esto se explica en Levítico capítulo 3.

2.   A nosotros, que conocemos personalmente a Dios, sabemos que Él está revelando Su propósito en nuestras vidas, Romanos 8:28.

3.   Pablo enseñó a los creyentes, en la asamblea de Efeso, a mostrar gratitud, Efesios 5:18-20.

4.   El objeto último de nuestra gratitud es Dios el Padre.  Él desea ofrendas continuas de las acciones de gracias, Salmos 30:4; 92:1-4; 100:4; 105:1; 118:1.

5.   Además de los mandatos directos dados en 1 Tesaloni­censes y en Efesios 5 el apóstol, en sus otras cartas, ha­bló de la importancia de la gratitud en la vida de cada creyente, 1 Cor. 14:13-17; 2 Corintios 9:6-15.  Véase Fil. 4:6; Col. 2:6, 7; 3:15-17; 4:1, 2.

II. Obstáculos en la vida que se evitan dando gratitud.

1. Podría ser que Ud. no sea salvo.

2. Podría ser que, aunque sea salvo, tenga dudas del poder soberano de Dios, 1 Crónicas 29:10-15.

3. Quizás hay egoísmo e intereses materiales que produ­cen la ingratitud:

(1)  Atesoramiento de alimentos, Proverbios 11:25, 26.

(2)  Codicia de propiedades, Isaías 5:8.

(3)  Descuido de los derechos de otros, Ezeq. 34:17-19.

(4)  Negligencia de los necesitados, Mateo 25:43.  Véase Jueces 19:15.

(5)  Indiferencia hacia el pecador, Mat. 27:3, 4.

  A. El egoísmo, con frecuencia, está motivado o incitado por la cultura mundana que dice que el placer, las po­sesiones, la búsqueda de felicidad, el prestigio, son las llaves reales de la alegría.

4. Otro obstáculo es un espíritu crítico.  Llegamos a ser críticos cuando pensamos que debemos controlar todas las cosas, Efesios 4:31, 32.

5. La impaciencia es otro obstáculo para la gratitud.  El cre­yente necesita permitir a Dios abrir Sus propósitos en nuestras vidas, Salmo 37:7, 8; 40:1; Eclesiastés 7:8; 1 Tesalonicenses 5:14; Tito 2:1, 2.

6. Siendo tibio espiritualmente, apagarse en dar gratitud, Apocalipsis 3:15, 16.

7. Rebelión, Salmos 68:6.  Véase 1 Samuel 15:23; Nehemías 9:17.

III. El ejemplo de Pablo de contentamiento.  Estar satisfe­chos, los que estamos en Cristo Jesús, con lo que Dios nos ha dado, con las circunstancias donde estamos.1. El estado de contentamiento quiere decir obedecer lo que dicen las Escrituras, Hebreos 13:5, 6.

2. La satisfacción puede aprenderse siguiendo el ejemplo de Pablo, 1 Ti. 6:6-10; Fil. 4:11-13.

3. El secreto de cómo estar contentos, será aclarado si analizamos como son los principios que Pablo siguió:

(1)  Él no tenía preocupación de cómo clasificaría cada si­tuación difícil porque él sabía que la providencia de Dios estaba en completo control, Filipenses 2:13.  Véase Pro­verbios 16:9; 19:21.

(2)  Pablo recordó como Dios solucionó el problema de:

  A.  José... que llego a ser el primer ministro de Egip­to.

  B.  Rut... llegó a ser el linaje que produjo al Me­sías.

  C.  Ester... fue puesta en el palacio del rey para evitar la destrucción de los judíos.

(3)  El sentido de contentamiento de Pablo fue desarrollado por unos principios importantes:

  A.      Buena voluntad y habilidad de estar satisfecho con pocas cosas, 1 Ti 6:6-8.

  B.      Vivir encima de las circunstancias de esta vida, 2 Cor 12:10

  C.      Confiar completamente en la provisión y el poder de Dios, Gálatas 2:2;  Efesios 3:14-16; Filipenses 4:13.

  D.      Estar interesado completamente en el beneficio de otros, Filip. 2:3, 4;  4:17.

 

Columnas de Carácter Cristiano, X

TEMA: El Valor De Ser Fuerte

LECTURA: Josué 1:1-9

TEXTO:    1 Corintios 16:13, 14

Introducción:     En nuestra sociedad hay un gran énfasis puesto en el bienestar del cuerpo físico.  Si los incrédu­los ponen tanto interés en su salud física, el creyente debe tener algo de interés en su salud espiri­tual.

I. ¿Qué es una fuerza espiritual?

1. Una actitud de resolución que incluye virtudes como:

(1)  Valor de convencimiento (creencia firme, persuasión), Isaías 26:7; Jeremías 42:1-3.

(2)  Valor de enfrentar la doctrina falsa, Gálatas 2:11; Fi­lipenses 1:27; Tito 1:13; Judas 3.

(3)  Valor de enfrentar la intimidación (acción y efecto de causar o infundir miedo), Sal. 3:6; 27:3; 91:5; 118:6; Prov. 3:24; Isaías 12:2.

(4)  Valor de ser inflexible, intransigente, véase a José, Génesis 39:9; Salmo 24:2, 3.    Y todavía seguir fiel a lo que es correcto.

2. Un creyente fuerte es uno que vive por principios, normas, más bien que por las opiniones de los hombres, véase Juan 12:43; Hechos 12:1-3; 24:27; Col. 3:22.

3. La fuerza espiritual es una virtud necesaria en este tiempo de vacilación, irresolución, titubeo, fluctua­ción, compromiso, y flaqueza, véase 1 Cor. 16:13, 14.

(1)  Versión Internacional: "...portaos virilmente y con toda fuerza...".

(2)  Paráfrasis: "...pórtense varonilmente y sean fuer­tes..."(3)  ejemplos: Deuteronomio 31:1-8, 22, 23; 1 Reyes 2:1-4; 2 Samuel 10:9-13; 1 Crónicas 22:6-13; 2 Crónicas 32:6-8; Salmo 27:14.

(4)  Los creyentes de hoy deben ser motivados por los ejemplos que se dan en el A.T., Efesios 3:14.19.

II. Descripción de un creyente fuerte espiritualmente, 2 Ti­moteo 2:1-7.

1. Mientras que Pablo estaba en la prisión, descubrió que los líderes de la asamblea de Efeso se habían corrompido en sus doctrinas, que los miembros habían aban­donado sus deberes y que la impiedad había entrado entre los miembros, 1Timoteo 1:3, 4.

2. Por eso Pablo envió a Timoteo a Efeso y una vez lle­gado encontró una resistencia fuerte.  Con esto Timoteo perdió su valor y comenzó a abandonar su llamamiento, su responsabilidad, y llegó a ser flaco, débil en las cosas espirituales, 1 Tim 1:5-7.

3. Entonces Pablo, en 2 Timoteo capítulo dos, llamó a Timoteo a ejercer un fuerte liderazgo espiritual entre aquella gente, y aquí encontramos varias lecciones para nosotros en este capítulo:

(1)  Que todos los creyentes, no solamente el pastor, tienen que ser maestros, 2 Tim. 2:2.

  A. Si uno va a enseñar la Palabra, tiene que estudiarla.

  B. Tal preparación aclara la verdad en nuestros co­razones y nos prepara para enseñar a otros con con­vencimiento.

  C. Tal preparación nos da fuerzas para determinar lo que es importante y lo que no lo es en la vida cris­tiana.

  D. Tal preparación nos pone en una posición de res­ponsabilidad...  de líder.

(2)  Todos los creyentes deben ser soldados, 2 Tim 2:3, 4.

  A. Tenemos que luchar contra los hijos de Satanás cu­yas vidas están dirigidas por él, 2 Corintios 4:3, 4.

  B.  Como soldados, el esfuerzo es difícil y la obra siem­pre es un reto y por eso tenemos que sufrir penas.  Por eso:

  (A) Tenemos que vigilar, Lucas 12:35-40.

  (B) Tenemos que entender los esquemas del diablo, Ef. 6:11; 1 Ped. 5:8, 9.

  (C) Tenemos que emplear discernimiento, 1 Tes. 5:21; 1 Jn 4:1.

  C.  No debemos estar enredados en los asuntos diarios de esta vida.

  D.  Como soldados, uno tiene que agradecer al Capitán, 2 Timoteo 4:7, 8.

(3)  El creyente tiene que ser un atleta (competidor), 2 Timoteo 2:5.  Véase 1 Cor. 9:24-27.

(4)  El creyente tiene que ser un agricultor, 2 Tim. 2:6.

  A. Nuestra tarea es sembrar la semilla de la Palabra de Dios, Mateo 13:3.23.  En este pasaje el Señor habló de cuatro tipos de terrenos (hablando de los seres huma­nos) y su habilidad para recibir o rechazar la Palabra.

  B. Vemos que solamente uno de los cuatro recibió la Palabra, pero tenemos que sembrar.

CONCLUSIÓN: 1 Corintios 15:58    (Continuará)

 

Como Estudiar La Biblia

TEMA: El Nuevo Testamento

INTRO: El N.T. es "....el libro de Jesucristo, Mateo 1:1, tal como el A.T. es "...el libro de Adán, Génesis 5:1.  Compárense Lucas capítulos 10 al 20; Apocalipsis 20:12-15; 21:27.  El A.T. es el pacto de las obras, y termina con una maldición, Malaquías 4:6, ver Gálatas 3:10;  El N.T. es el pacto de la gracia y termina con una bendición, Apocalipsis 22:14, 21.

I. Su Nombre.  "Nuevo Testamento" se deriva de las palabras de la institución de la Cena del Señor según se hallan en Lucas 22:20; Mateo 26:28; 1 Corintios 11:25.

      La palabra "pacto" transmite el significado del original mucho mejor que la palabra "testamento".  En consecuencia, el N.T. es llamado "el nuevo pacto", Hebreos 9:15; 2 Corintios 3:14.

      Hacia el fin del segundo siglo encontramos que éste es el nombre establecido y reconocido de las Escrituras cristianas.  Si el A.T. trata del testimonio del llamado e historia de la nación judía, y como tal es llamado apropiadamente el "Antiguo Pacto", entonces, con toda seguridad, el N.T. tratando la historia y aplicación de la redención obrada por el Señor Jesucristo, puede ser llamado de modo apropiado el "Nuevo Pacto".

II. El orden de los libros.  Debe observarse que no sólo hay armonía, sino también progreso en sus enseñanzas doctrinales, y que esta armonía y progreso hay que considerarlos como una evidencia de la mano guiadora de Dios en relación con el proceso.  Hay que estudiar los libros en su orden lógico:

      El orden de los cuatro Evangelios.

      El orden de las Epístolas Paulinas se puede disponer en cuatro grupos:

1. 1 y 2 Tesalonicenses.

2. 1 y 2 Corintios, Gálatas, Romanos.

3. Filipenses, Filemón, Colosenses, Efesios.

4. 1 Timoteo, Tito, 2 Timoteo, Hebreos.

      El orden de las Epístolas Generales: 1 Pedro, Judas, 2 Pedro, 1, 2, 3 Juan, Judas

      El Apocalipsis cierra el canon.

      El progreso en las enseñanzas del N.T. se ve cuando uno observa que "las verdades encontradas en germen en los evangelios se ilustran históricamente en los Hechos, desplegadas doctrinalmente, aplicadas en las Epístolas, y presentadas simbólicamente en el Apocalipsis.

      Los Evangelios y los Hechos, llamados los libros históricos del N.T., tratan de la Persona y obra del Fundador del cristianismo.  Mateo termina con el relato de la resurrección; Marcos, con la ascensión; Lucas, con la promesa del Espíritu; Juan, con la Segunda Venida.

      La división de las Epístolas del N.T. en Paulinas y Generales, pone delante de nosotros las dificultades y conflictos de las asambleas ya fundadas.

      Luego viene el libro de Apocalipsis, que presenta  el futuro de la asamblea: el objetivo final del creyente en Cristo; el premio, la recompensa por creer en Cristo (Evangelios) y el vivir para Cristo (Epístolas).  (Continuará)

 

 

Asambleas Verdaderas O Iglesias Neblinosas

(Adaptado del libro por S. E. Anderson)

      En esto estudio vamos a examinar cada versículo que usa la palabra griega EKKLESÍA con el esfuerzo de combatir los muchos errores y puntos de vista falsos que han llegado a ser hoy entre los "católicos", los "protestantes", los "carismáticos", y las muchas sectas falsas.

      En este estudio identificaremos las EKKLESÍAS verdaderas y revelaremos los muchos errores de las demás.

     Hoy casi todo el mundo del cristianismo dice que la "iglesia" (una palabra inventada por los traductores del Nuevo Testamento.  El griego es EKKLESÍA y debe ser traducida: Asamblea o congregación, como en Los Hechos 19:32, 39, 41) es universal, invisible.

      Lo que sigue muestra que esto no es la verdad ya que:

1. Tal significado es incompatible con el significado de la palabra EKKLESÍA =  EK  = fuera de; KELEO = ser llamado.

2. Hace la unidad imposible, y guía al movimiento ecuménico (el acercamiento entre las religiones cristianas).

3. Viola las palabras de Jesucristo en Apocalipsis capítulos 1 al 3; 22:16.

4. Quita el concepto de un cuerpo funcional donde los miembros tienen compañerismo uno con el otro.

5. Destruye el significado de la palabra "cuerpo", véase Efesios 4:12.

6. La "iglesia invisible" es incapaz para practicar la disciplina, etc.

      La teoría de una "iglesia universal, invisible"  comenzó cuando la "iglesia romana" cambió el modo de bautismo de inmersión a la aspersión de gente a punto de morir y bebés (para salvar sus almas).  Con el crecimiento de tal doctrina falsa la "iglesia romana" creció y llegó a ser católica (universal) y aquella "iglesia" enseñó que ella era la "iglesia universal" de Jesucristo.

      Como vino la "Reforma" aquellos adoptaron el término "universal" en competencia con los católicos romanistas. Y las traducciones de las Escrituras comenzaron a usar "bautizado con agua" en vez de "bautizado en agua" y la persecución de los no conformistas continuó por cientos de años.

I. El Significado verdadero de la palabra EKKLESÍA, traducida como "iglesia" en nuestras Biblias.

1. La palabra EKKLESÍA aparece 115 veces, solamente en el N.T.  Los traductores no tradujeron la palabra, sino que la transliteraron (representar los sonidos de una lengua con las letras de otra EKKLESÍA  = IGLESIA).

2. La palabra que nuestro Señor escogió tenía mucho significado en el griego, pero la palabra "iglesia", siendo inventada, no tiene significado.

3. La palabra que Jesucristo escogió quiere decir: una reunión de gente llamada afuera de sus casas, negocios, etc. para formar una ASAMBLEA.  Esencial a su significado  es localidad.

4. En el "Credo de los Apóstoles" (escrito muchos años después de su muerte) que se cita cada domingo en muchas "iglesias" dice: "...yo creo en la santa iglesia católica...." y ¡no hay tal enseñanza en las Escrituras!

5. ¿Por qué hay tanta confusión acerca de la EKKLESÍA que Jesús comenzó durante Su ministerio terrenal?  Porque los pastores han fallado en distinguir entre las enseñanzas claras del N.T. con relación al reino espiritual del cielo y las declaraciones verdaderas del griego EKKLESÍA.

(1) El "reino de Dios" (griego BASILIA) en el N.T. consiste de toda la gente redimida, sea sumergida o no, Lucas 23:43.

(2) El "reino de Dios" es universal pero las asambleas son locales y en lugares específicos.

(3) El "reino de Dios" no tiene ninguna organización humana, ni oficiales,  pero cada EKKLESÍA, sí.

(4) El "reino de Dios" no tiene ordenanzas pero las asambleas sí  (La inmersión de creyentes y la Mesa del Señor).

(5) El "reino de Dios" no se ve, pero la asamblea (la gente) se ve claramente.

(6) La entrada en el "reino de Dios" es por el nuevo nacimiento.  La entrada en la EKKLESÍA es por profesión de fe y siendo sumergido.

(7) Hay un "reino de Dios", pero hay miles de EKKLESÍAS.

(8) El "reino de Dios" siempre está en existencia, pero hay miles de asambleas cristianas que han desaparecido.

(9) Los sujetos del "reino de Dios" nunca se reúnen, pero los sujetos de una EKKLESÍA, sí, se reúnen con frecuencia.

(10) En el "reino de Dios" no hay gente inconversa, pero en cualquier EKKLESÍA hay gente no salva.

(11) En el "reino de Dios" no hay disciplina, pero en cada EKKLESÍA hay.

(12) El "reino de Dios" no tiene una comisión, pero cada EKKLESÍA si.

(13) El "reino de Dios" no tiene domicilio, pero cada EKKLESÍA si.

(14) Nadie puede salir del "reino de Dios", pero sí puede salir de una EKKLESÍA.

(15) El "reino de Dios no tiene pastores ni sirvientes, pero cada EKKLESÍA tiene.

(16) El "reino de Dios" es una teocracia "gobernado por Dios Mismo), pero cada EKKLESÍA es una democracia,  gobernada por los miembros.

6. Sí, de veras, hay semejanzas entre el "reino de Dios" y la EKKLESÍA.  Ambos tienen a Jesucristo como su Cabeza; ambos son realidades presentes; ambos deben mostrar lealtad a Dios; ambos tienen privilegios y responsabilidades, etc.

7. Confundir el "reino de Dios" con la EKKLESÍA produce la idea errónea de una "iglesia universal, invisible".

 

Asambleas Verdaderas O Iglesias Neblinosas, II

TEMA: Cómo Jesucristo Definió Su EKKLESÍA

TEXTO: Mateo 16:18

INTRO: La palabra "Mi" en nuestro texto es significativo, ya que es el único adjetivo (palabra para calificar al sustantivo EKKLESÍA usado por la asamblea que Jesucristo comenzó durante Su ministerio terrenal y sigue edificando hasta hoy).  Por esta razón,  las asambleas no conformistas decimos que es verdad que hoy somos la asamblea que el Señor comenzó porque hasta hoy seguimos Sus reglas a la letra y no tuvimos ningún humano como el fundador como los Luteranos, los Presbiterianos, los Metodistas, etc.

      La EKKLESÍA es por hoy, pero en el futuro será "...una asamblea gloriosa que no tenga mancha ni arruga ni cosa semejante, sino que sea santa y sin falta..." Efesios 5:27.  Lástima, hasta aquel tiempo, todas las asambleas del Señor tendrán manchas y arrugas porque consisten de seres humanos con naturaleza pecaminosa.

      Cuando el Señor declaró que “edificaré Mí EKKLESÍA" Él indicó que aquellas reuniones habían de ser muy distintas de las reuniones de los judíos en las sinagogas.

I. Jesucristo comenzó solamente una EKKLESÍA, y no le dio ningún nombre. No hay textos en el N.T. que indiquen que una asamblea debe ser llamada por un nombre.  Los nombres son las invenciones de los hombres para declarar sus doctrinas.  El Señor dejó leyes y reglas claras para que hasta hoy los creyentes pudieran tener una EKKLESÍA exactamente como la que Él comenzó.

1. En el texto, Jesús usó la forma singular EKKLESIAN.  Él no habló de "asambleas plurales"; "denominaciones diferentes", o "iglesias con varios nombres".  De veras, Él no indicó ningún nombre.  Hoy, por la gran confusión entre las "iglesias falsas", a veces es necesario ser identificarse como "Los Bautistas No Conformistas", (mejor "Los Sumergistas No Conformistas" para tener una identificación de las muchas denominaciones falsas).

2. Hay que recordar que no existe tal cosa como una "iglesia universal-invisible".  Esto es una invención del hombre.

3. Jesucristo comenzó y edificó su EKKLESÍA durante Su ministerio terrenal.  El Espíritu Santo no es el Fundador.  Jesucristo lo fundó y aquel día de la fiesta judaica, el Espíritu Santo lo facultó. 

4. La palabra "edificar" implica hacer algo funcional, véase 1 Pedro 2:4-8 "...piedras vivas..."; Efesios 2:20-22.

II. Siempre existe la pregunta: "¿Cuándo edificó el Señor Su EKKLESÍA?

1. Tuvo que ser antes de Su crucifixión porque Él dijo en Juan 17:4 "...yo he acabado la obra que me has dado que hiciera...".

2. Muchos no entiendan Mateo 16:18 pensado que la EKKLESÍA tuvo su principio en aquel día festivo, Los Hechos 1:2.

3. En Mateo 16:18 según la gramática griega el texto se puede leer: "...yo seré edificando Mí EKKLESÍA..."  es decir desde aquel día hasta cuando Él regrese en el futuro.

4. El Señor comenzó a "edificar Su EKKLESÍA" con aquellos hombres convertidos y sumergidos por Juan el Sumergista, Mateo 4:18-22.  Nota Los Hechos 1:21, 22; 1 Corintios 12:28a; Efesios 2:20.

5. Aquellos hombres fueron un grupo de los "...llamado con propósito..." (de la EKKLESÍA).  Fueron llamados aparte de sus ocupaciones, negocios, etc.

6. Ellos fueron una compañía de creyentes en el Mesías prometido, habiendo oído el mensaje de salvación de los labios de Juan el Sumergista, habiendo sido sumergidos por él (con una inmersión correcta), y el Señor los tomó, y comenzó la "primera EKKLESÍA" en la ciudad de Jerusalén, Jesús siendo el Fundador, la Cabeza, el Líder y el Pastor.

III. ¿Cómo usó el Señor la palabra EKKLESÍA?

1. Hemos notado que Él la usó por primera vez en Mateo 16:18, luego en 18:17 siendo que ya la EKKLESÍA estaba en existencia.

2. En el Libro de Apocalipsis Él usó la palabra veinte veces, y cada vez hablando de una asamblea local.  (Continuará)

 

La Escalera de Dios Hacia La Madurez Espiritual, Parte III

TEMA: ¿Por qué Ser Miembro de una Asamblea?

LECTURA: Hechos 2:43-47

TEXTO: Hebreos 10:25

INTRO: Jesucristo amó la asamblea que Él fundó, Efesios 5:25.  Siendo que Él la amó, cada creyente debe amarla también.  Nuestro Señor no comenzó una deno­minación religiosa, sino una EKKLESÍA con el mandato de ir y comenzar más de ellas en todas partes del mundo.

      Lástima, muchos creyentes verdaderos no asisten a una asamblea del Señor y esto es asunto de pura deso­bediencia, según nuestro texto.

I. ¿Qué es una asamblea cristiana?

1. La palabra "iglesia" como está usada en nuestras Biblias, es una palabra inventada por los traductores.  La palabra en el griego es EKKLESÍA y viene de dos pala­bras, "EK" = afuera de; y "KALEO" = a llamar.  Es decir que una EKKLESÍA es una congregación de personas llamadas afuera de sus casas, del mercado, del negocio, con un propósito.  Esta es la razón por la que usamos, correc­tamente, la palabra asamblea en esta revista.

2. ¿Quién puede ser miembro de una EKKLESÍA?  Esto está ilustrado en Hechos 2:41.

(1) Pedro había predicado la necesidad del arrepentimiento, Hechos 2:38  (por favor no trate de interpretar el v. 38 sin usar el contexto que incluye el v. 41).

  A. El v. 38 debe leerse: "...arrepentíos y sea sumergidos cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo a causa del (o sobre la base del) PERDÓN de vuestros pecados...".  Sin el arrepentimiento, no hay perdón y si no hay perdón, no hay salvación.  El acto de inmersión es una demostración exterior de obediencia mostrando al mundo lo que ha sucedido en su interior o sea en su co­razón.

(2) La respuesta a nuestra pregunta se encuentra en el v. 41 "...los que recibieron su palabra...".   ¿Qué es "...recibir su palabra..."?  Véase Hechos 17:11; 1 Tesalonicenses 2:13.  Nadie puede recibir la Palabra de Dios hasta que el Espíritu Santo abra su corazón.  El hombre natural está muerto y no puede hacer nada. "...recibir la palabra..." habla del nuevo nacimiento, de la regeneración.

(3) Una vez regenerado, nacido de arriba por el Espíritu Santo, aquellas personas fueron sumergidas para mos­trar su salvación, no para obtenerla.

(4) Una vez al ser obedientes a ser sumergidos "...fueron añadidas (a la lista de la asamblea de Jerusalén, véase bien Hechos 1:12-15)...".

(5) Y una vez al llegar a ser miembros de la asamblea de Jerusalén "...perseveraban en la doctrina....", las ense­ñanzas de Jesucristo y los apóstoles.  En esto faltamos hoy.  Tenemos demasiadas palabras, pensamientos, ilustracio­nes, historias de los hombres, y poca predicación de la Palabra.

(6) Tenían "comunión".  Esto no habla de la Cena del Señor,  La palabra es KOINONIA, una participación en actividades sociales, es decir una asistencia a los cul­tos.

(7) Practicaron el "...partimiento de pan...".  Hay dos posibilidades y nadie puede decir por cierto:

  A. Una comida general para los miembros debido a la pobreza de algunos.

  B.  Era el servicio de servir la Cena del Señor.

(8) Practicaron "...las oraciones...".  Las asambleas de hoy no saben nada de oración.  Cinco minutos de oraciones breves que no pasan del techo.  Con razón Dios no contesta nuestras peticiones.

3. ¿Cuál es el propósito de una EKKLESÍA?

(1) Cumplir con la Gran Comisión, Hechos 1:8.  Véase Mateo 28:19, 20.  Aquí hay cuatro cosas: El mandato de ir; el mandato de hacer discípulos; el mandato de sumergirlos; y el mandato de enseñarlos.  ¿Estamos cumpliendo esto en nuestra asamblea?  Si no, mejor  cierren las puertas por­que Uds. no tienen un propósito para existir.

(2) Alabar a Dios, Efesios 1:6.  ¡Tenga cuidado aquí!  Recuerde qué dice 1 Corintios 14:40.

(3) Hacer buenas obras, Efesios 2:10.

(4) Anunciar "...todo el consejo de Dios...", Hechos 20:27.

  A. Esto puede ser hecho por dar su testimonio personal de cómo Dios le salvó.

  B. Hablando de su experiencia en la vida cristiana,       Salmo 66:16.

  C. Hablando de las bendiciones de Dios sobre Ud.,              Isaías 63:7.

    (A) Es imposible que un hijo de Dios pueda callarse,     Jeremías 20:9.

    (B)  Debe testificar y predicar con frecuencia,                      Malaquías 3:16.

    (C)  Es imperativo hacerlo, Hechos 4:20.

    (D)  Tal consejo es producido por su crecimiento                   espiritual, 2 Corintios 4:13.

4. Cada asamblea de Jesucristo debe ser:

(1) Un lugar donde los miembros salen diariamente para testificar a los perdidos con el objeto de traerlos a Jesucristo.

(2) Un lugar donde uno puede aprender las Escrituras sin error.

(3) Un lugar donde los miembros practican, vivan una vida santa, separada, pura.

(4) Un lugar donde hay disponible aliento, estímulo, in­centivo para vivir la vida cristiana.

(5) Un lugar donde todo el mundo ama a Dios y ama a su prójimo.

II. ¿Por qué tenemos las reuniones en el día domingo?

1. No haga caso a los que dicen que Constantino cambió el calendario.  Nótese lo que dicen las Escrituras:

(1) Porque el Señor resucitó de la tumba en aquel día, significando que el sistema de los judíos ya había terminado, Mateo 28:1-6.

(2) Él apareció a Sus discípulos dos veces, después de Su resurrección, en el día primero de la semana, Juan 20:19, 26.

(3) Porque el Espíritu Santo vino para facultar la asam­blea nueva de Jerusalén en domingo, Hechos 2:1.

(4) Porque los creyentes de la asamblea de Troas tenían sus reuniones aquel día, Hechos 20:7.  Véase 1 Corintios 16:2.

(5) Porque Juan el amado, adorando a Dios en el día octavo, recibió la "revelación", Apocalipsis 1:10.

(6) Porque la adoración de Dios en el primer día muestra que en Jesucristo estamos libres de la ley antigua.

III. ¿Qué debe hacer un miembro para su asamblea?

1. Orar uno por el otro.  Pablo oró por los creyentes de la asamblea en Roma, Romanos 1:9.  Véase Efesios 1:16; 3:14; Filipenses 1:4; Colosenses 1:3; 4:12; 1 Tesalonicenses 1:2.

2. Sostener la obra del Señor, 1 Corintios 16:2.  El diezmo fue una práctica de los judíos bajo la ley, y no está mencionado en las páginas del N.T. solamente en conexión con los judíos, nunca como mandato a los creyentes, Lucas 11:42; 18:12; Hebreos 7:5, 6, 8, 9.

(1) La cantidad de nuestras ofrendas de dinero a la obra del Señor debe basarse sobre la cantidad que Ud. re­cibe cada semana.  Veo que la regla está bien estable­cida en las instrucciones que Pablo dio a la asamblea en relación de las ofrendas para los pobres de la asamblea de Jerusalén, "...en proporción a cómo esté prospe­rado...".

(2) Debemos ofrendar:

  A. Sin demostración pública, Mateo 6:3.  Por esta ra­zón la asamblea no debe pasar un plato en frente de la congregación.  En el aula de reunión debe tener dos ca­jas marcadas "Ofrenda General" y "Ofrenda Para Cumplir Con La Gran Comisión".

  B. Liberalmente, Lucas 6:38; 12:33; Romanos 12:7.

  C. Cada ocho días, 1 Corintios 16:2 (las instrucciones en relación a las ofrendas para los pobres en Jerusalén).

  D. Con gozo, y por favor no repitan este texto cada vez al recibir una ofrenda.  Si el creyente va a ofrendar, ya tiene su ofrenda preparada antes de tiempo, 2 Cor. 9:7.

3. Sostener al pastor y a los líderes de la asamblea, Hebreos 13:7, 17, 18.  Véase Mateo 10:10 ; 1 Corintios 9:14; Gálatas 6:6; Filipenses 3:14; 1 Tim. 5:18.

4. Sea fiel en la asistencia a todas las reuniones, Hechos 2:46; 5:42; Hebreos 10:25.   (Continuará)

 

Palabras Finales

      Con esta edición Janet Eva y yo estamos enviándole un cupón para que usted lo llene y regrese inmediatamente si usted desea recibir esta publicación durante el año venidero, 2006.  .                Por eso, si usted no quiere perder ninguna edición, envíenos el cupón u otra carta, o usted puede usar el Internet:                                    jan@twinvalley.net

        Si no hay cupón, hay que escribirnos con los datos correctos.  Seguro de incluir la cantidad de ejemplares que usted desee cada mes.  El porte es tan alto.  Pida la cantidad que usted pueda usar solamente.  Si usted puede recibir esta revista por el Internet será una ayuda, ya que cada envío nos cuesta .80 centavos de dólar.

        El propósito de esta revista es llamar a ustedes que están predicando a regresar a las enseñanzas de la Biblia.  Tratamos de enviar material con textos suficientes que usted puede usar en los bosquejos para el beneficio de los que están escuchando.

      Esta revista es una labor de amor por parte de J. Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Contamos con la ayuda del Hermano Enrique Frías Ramos como el corrector de pruebas.  Tenemos varios hermanos en la fe que pagan el costo de envíos.           jnel@twinvalley.net    www.hojasdeoro.com

Hojas de Oro

Beverly, Kansas 67823 EE. UU. (Aéreo)