Hojas De Oro

Una Llamada A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

"...que contendáis por la fe..."

Año XXXIV, No. 9                  SEPTIEMBRE                                     2004

 


Incluido hay el cupón para llenar y enviarnos si

usted desea a recibir la revista por el año 2005.

Sin esta información no podemos enviarle la revis-

ta después de diciembre, 2004.

Por el Internet vaya a:   www.hojasdeoro.com

y usted puede encontrar las “Hojas de Oro” com-

pletos de los años pasados.

Índice:

...¿Dónde Están Los Muertos? (dos partes)

...El Movimiento Carismáticos es Peligroso, I

...Clases de Disciplina en la Asamblea, I

...El Poder De La Integridad, I, II, III, IV

...¿Cómo Fueron Llamados?

...Mirando El Fundamento

...Estudios de Judas

...¿Qué Es La Religión Pura?

...Grafica: El Mundo Invisible

 

¿Dónde Están Los Muertos?

TEMA: La Naturaleza Material Y Espiritual del Hombre

LECTURA: Eclesiastés 12:1-14

TEXTO: Eclesiastés 12:7

INTRO: Casi todo el mundo tiene interés en la morada eterna de los muertos.  Preguntan: ¿Están en la tumba? ¿Están flotando en el espacio?  ¿Hay un lugar especial más allá de la tumba?

      Esta será la primera de varias lecciones sobre este tema.  De vez en cuando voy a usar un gráfico para ilustrar los temas.

      Pero, ¿Dónde podemos encontrar la respuesta a estas preguntas?  Las religiones falsas tienen muchos libros que explican, pero ¿Son de confianza?  ¡Claro que no!  Tenemos que ir a la única autoridad sobre el tema: Las Escrituras, la Santa Biblia.  Allí podemos encontrar "toda la verdad".

I. El ser humano (hombre o mujer) tiene dos naturalezas: un cuerpo carnal y un alma espiritual.  El cuerpo es provisional mientras que el alma (espíritu, persona, ser) es eterna.

1. El cuerpo y el alma son tan distintos como una casa y la persona que vive ahí, véase Job 32:8; Zacarías 12:1; Hechos 7:59.  Hay que estudiar Génesis 2:7; 3:19; Eclesiastés 12:7: Job 14:22; 1 Corintios 6:20.

2. Este cuerpo carnal tiene, como posesión, un "espíritu" (alma, persona, ser), 1 Corintios 2:11.

3. Jesucristo dijo que uno puede matar el cuerpo, pero no el espíritu del hombre, Mateo 10:28.

4. En Génesis 2:7 leemos que Dios formó el primer hombre del polvo e hizo un cuerpo de material natural, pero aquel cuerpo no tuvo vida. Dios tuvo que soplar Su vida en aquel cuerpo y Adán llegó a ser un hombre con cuerpo, alma y espíritu.  Véase 1 Tesalonicenses 5:23; Hebreos 4:12.

5. El alma, espíritu, ser, persona, tiene la habilidad de "conocer", según 1 Corintios 2:11.

6. El término "alma" implica la posesión de una vida consciente, muy diferente de la vida vegetal, lo que es inconsciente.  Por eso nuestra alma es el asiento de las emociones, de los deseos y de los afectos, Salmo 42:1-6.

(1) Nótese que el corazón es casi un sinónimo del alma, Proverbios 4:23; Romanos 10:10.

7. Este cuerpo carnal es la casa donde moran el espíritu, el alma, la persona, el ser humano, Santiago 2:26a.

8. Los maestros falsos enseñan el error de que el "espíritu" del hombre es un aliento o soplo, pero hay que notar que las Escrituras dicen que el espíritu y el aliento son dos cosas distintas, Job 34:14.

II. Las Escrituras dicen que la muerte física es la separación del espíritu, alma, persona, ser humano, del cuerpo carnal.

1. Nuestra vida comenzó con la unión entre la naturaleza carnal con la naturaleza espiritual.  Nuestra vida termina cuando la naturaleza espiritual se separa de la naturaleza carnal, Eclesiastés 12:7.  Nótese Génesis 25:8; 35:29; 49:33; Lucas 23:46; Hechos 5:10.

2. Por eso la muerte física es simplemente la salida del espíritu, alma, persona, ser humana, del cuerpo, 1 Reyes 17:17:22; Lucas 8:49-55; 2 Cor. 5:8; 2 Pedro 1:13, 14.

III. ¿Qué sucede con el espíritu, el alma, la persona, el ser humano en el momento de la muerte?  Todo está bien explicado en las Escrituras, pero tenemos que considerar y discernir entre tres moradas de los espíritus del hombre:

(1) La morada en el pasado, antes de la resurrección de Jesucristo.

(2) La morada en el presente, hoy día.

(3) La morada en el futuro.

      Para entender esta enseñanza hay que usar la versión 1960 la cual tiene la traducción correcta de las palabras en el hebreo y en el griego.

1. Tenemos que comenzar estudiando el lugar conocido como el Seol-Hades.  "Seol", palabra hebrea, se encuentra 65 veces en el A.T.  Y siempre quiere decir: "un estado invisible" como en Génesis 37:35; Números 16:30, 33.  "Hades", palabra griega, es usado once veces en el N.T. como en Mateo 11:23; Lucas 16:23.

2. El Seol del A.T. y el Hades del N.T. son el mismo lugar, Compara Salmo 16:10 con Hechos 2:27.

3. Seol-Hades nunca habla de una tumba siendo que la tumba es un depósito para el cuerpo carnal y el Seol-Hades es un depósito para el espíritu, alma, persona, ser humana.

4. La palabra "tumba" en el hebreo es QUEBER y en el griego es MNENCION y las dos palabras no tienen ninguna relación con el Seol-Hades.

5. Las palabras Seol-Hades no pueden ser usadas en forma plural, ya que es solo un lugar, pero con frecuencia encontramos el uso plural de la palabra "tumba", porque hay muchas.

6. El Seol-Hades no es una posesión, pero una tumba sí lo es.

7. No hay mención que el cuerpo estará en el Seol-Hades, sino dicen que hay cuerpos en las tumbas.

8. No dice nada de cavar un Seol-Hades sino que hay varias referencias de hombres cavando tumbas.

9. Nótese la gran diferencia entre el Seol-Hades y la tumba en Apocalipsis 1:18c y 20:13 (la "muerte" hablando de las tumbas con los cuerpos).

10. Cuando Jesucristo murió, Su espíritu no se quedó en el Seol-Hades, tampoco Su cuerpo se quedó en la tumba, Hechos 2:27 (dos lugares muy distintos).

11. Hay una diferencia muy clara entre el Seol-Hades y la tumba, leyendo Génesis 49:33 y 50:13, 14.  En la primera referencia, el alma de Jacob fue reunida con sus padres en el Seol-Hades, y en la última, su cuerpo, después de 89 días, fue sepultado.

12. El Seol-Hades siempre se menciona como "abajo", o "en la profundidad", Deuteronomio 32:22; Job 11:8; Mateo 11:23.

IV. ¿Qué clase de lugar es el Seol-Hades?

1. Es un lugar de tristeza, Salmo 116:3.

2. Es la habitación de los impíos, Salmo 9:17.

3. Es lugar de tormento y llama, Lucas 16:23-28.

V. Nótese bien las enseñanzas del Señor Jesucristo con relación al Seol-Hades en Lucas 16:19-31.

1. Es un lugar, no un "estado" o "condición". Antes de la resurrección del Señor, el Seol-Hades tenia dos compartimientos, uno de consolación (el seno de Abraham o el Paraíso) y el otro de tormento.

2. Antes de la resurrección del Señor, cada espíritu (alma, persona, ser humana) al morir, descendía al Seol-Hades, pero después de Su resurrección, los espíritus de los redimidos subían al Tercer Cielo, o sea, el Paraíso presente.

(1) ¿Qué sucedió para hacer esto posible?  La explicación es clara en Efesios 4:8-10.  Hay que estudiar 2 Corintios 12:1-4; 5:5-8; Fil. 1:23.

(2) Pero, nótese bien, que la habitación de los espíritus de los incrédulos no ha cambiado, y todavía hoy, al morir, los incrédulos van directamente al Seol-Hades.

VI. Las Escrituras hablan de tres cielos, 2 Corintios. 12:1-4.

1. El cielo de las nubes, Hechos 14:17.

2. El cielo de las estrellas, la habitación de Satanás y sus muchos demonios, Efesios 6:12.

3. El Tercer Cielo, la morada de Dios, Nehemías 9:6; Lucas 15:7; Hebreos 8:1.

(1) Por favor no confundir el Paraíso presente (en el Tercer Cielo) con el Paraíso del futuro, el cual será esta tierra renovada en el futuro.

VII. ¿Qué dicen las Escrituras de la locación del Tercer Cielo?

1. Una vez que Jesucristo ascendió al Tercer Cielo, Él llevo consigo el Paraíso, del Seol-Hades, con todos sus habitantes, los redimidos desde Adán en adelante, Efesios 4:8-10.  Véase Lucas 24:51; Hechos 1:9-11.

2. Ahora, Él está sentado a la diestra de Su Padre, Hebreos 8:1; 9:24.  Véase Hechos 7:55, 56.

3. Sí, el Tercer Cielo, el Paraíso presente, está "arriba", véase Isaías 14:13a.; en los "... lados del norte...", Isaías 14:13c.  Compara con Job 26:6, 7.

VIII. Dos textos mal entendidos.

1. Juan 3:13.  Los "testigos" usan este texto para "probar" que las almas se quedan en la tumba con el cuerpo hasta el día de la "resurrección general".  Nótese bien que cuando Jesucristo estaba hablando aquel día que nadie de la raza humana había ascendido al Tercer Cielo... que todavía (en aquel día) todos los espíritus, almas, personas, seres humanos de los redimidos estaban en el Paraíso, en el mundo invisible, el Seol-Hades, en la profundidad de esta tierra.

2. Hechos 2:34.  Hay que leer el contexto, los versículos 25-36.  Otra vez los maestros falsos usan este texto para "probar" que el alma todavía está en la tumba porque dice "... porque David no subió a los cielos...".  ¡De veras! Pedro lo explicó en Salmo 16:8-11.  Nótese Hechos 2:29-35.  El cuerpo de David todavía estaba en la tumba (y está hasta hoy), versículo 29, pero en el futuro, el cuerpo resucitado de David estará en el Tercer Cielo, y después aquí sobre esta tierra durante los mil años del reino de Jesucristo.

IX. Lo que las Escrituras dicen de las almas de los redimidos es que están en el Paraíso presente, o sea, el Tercer Cielo, 2 Corintios 5:1-13.

1. Poca gente piensa de la condición o el destino de las almas salvas en el momento de salir del cuerpo.  En este pasaje el Espíritu Santo lo hizo claro.

(1) Es una explicación clara que podemos aceptar porque Pablo dijo "sabemos", v. 1a.

  A. ¡No hay dudas de nosotros en Cristo Jesús!  Los que han caído en las enseñanzas de los falsos, no tienen esperanza.

  B. Esta explicación es de Dios el Espíritu Santo, no de los libros de los hombres.

  C. Esto no es una teoría, es un hecho.

  D. Es una revelación de Dios que podemos aceptar.

  E. Es una explicación que revela exactamente lo que pasa en el momento de la muerte., v. 1.

(2) Es una explicación segura porque las Escrituras dicen que este cuerpo carnal siempre es provisional, Salmo 89:48a.; 1 Corintios 15:53.

  A. Pablo habló de este cuerpo provisional que "... se deshace..." (Desmantela).  La palabra griega es KATA-LUO y quiere decir: descomponer, desagregar, desintegrar.

  B. Luego él dijo "... tenemos de Dios un edificio... ".  Nótese la seguridad en la palabra "tenemos".  Es cierto que el creyente en el momento de morir ya tiene "una casa" en la cual vive en el Tercer Cielo hasta aquel día de la resurrección de su cuerpo de la tumba.

(3) Es una explicación con expectación, 2 Corintios 5:2 "... y por esto también gemimos...".  Este cuerpo carnal tiene que sufrir.  Por eso debe ser el anhelo de cada creyente decir con Pablo: "...deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial..."  La palabra "revestidos" quiere decir: "poner encima de".

(4) Es una explicación que da seguridad, 2 Corintios 5:3, "... seremos hallados vestidos...", véase 1 Corintios 15:53, 54.  Como Adán y Eva usaron las túnicas que Dios les había provisto, así nosotros seremos vestidos con la gloria de Dios mientras esperamos nuestro cuerpo de resurrección.

(5) Es una explicación deseable, v. 8.  Véase Filipenses 3:20, 21; Hebreos 11:13; 13:14.  "...y estar presentes delante del Señor...", véase Salmo 17:15; Mateo 25:21, 23; Juan 14:3; 17:24; 1 Tesalonicenses 4:17.

IX. ¿Será posible  conocerse uno al otro en el Tercer Cielo?

1. El testimonio de David, 2 Samuel 12:23.

2. La experiencia de los tres apóstoles, Mateo 17:1-4.

3. La explicación de Pablo, 1 Corintios 13:12.

4. Tenemos la enseñanza del Señor, en Lucas 16:19-31. (sigue abajo)

TEMA: La Teoría de que No Hay Existencia Después De La Muerte

LECTURA: Juan 11:1-44

TEXTO: Eclesiastés 3:19-21

INTRO: En los estudios pasados hemos aprendido que el hombre consiste de dos naturalezas, la carne y el espíritu, y que la muerte es simplemente una separación de los dos.  También estudiamos de la morada de los espíritus ausentes del cuerpo.

      Muchos predicadores falsos caminan casa a casa enseñando la mentira que: "...no hay vida después de la muerte...", pero, ¿Qué dicen las Escrituras?  Dicen con claridad que en el momento de  la muerte la persona, su ser, su alma, su espíritu sale del cuerpo y está completamente consciente, ya sea en el "Seol-hades" del tormento o en el "Tercer Cielo", en la presencia del Señor.

I. Por supuesto los predicadores falsos tratan de usar la Biblia para "probar" sus mentiras.

1. Su texto favorito es Salmo 115:17.  Para entender el versículo hay que leer el contexto, especialmente el versículo 18.  ¡Ten cuidado de no sacar un versículo de su contexto porque siempre causa confusión!

2. Otro texto que usan, es Eclesiastés 9:5, 10.  La palabra traducida en el versículo 10 es el hebreo Seol (el mundo invisible de los muertos en el corazón de la tierra) y no hace ninguna referencia a una "tumba" o "depósito" de un cuerpo muerto.  Hay que recordar que Dios no le dio a Salomón una revelación completa como Ud. y yo tenemos hoy con la Biblia completa.  Por eso, estos dos versículos no son la revelación final del estado de los muertos, ya que hay una existencia consciente continua entre la separación del espíritu, el alma, del cuerpo y la resurrección del cuerpo.

3. Los predicadores falsos reclaman que las palabras "muerto" (que está sin vida), y "muerte" (cesación o término de vida) quisieron decir inconsciencia o no en existencia, pero esto no es verdad.

(1) Hay que leer Efesios 2:1, donde leemos que los redimidos de la asamblea de Efeso estaban muertos antes de ser salvos.  No estaban "sin vida" sino estaban "muertos en pecados". 

(2) En Lucas 15:24, el hijo pródigo no estaba "sin existencia" pero sí "muerto" en su pecado.

(3) En 1 Timoteo 5:6, Pablo habló de las viudas dando sus vidas al placer y que eran "muertas", pero "no inconscientes", inútiles en la vida cristiana.

4. Los predicadores falsos dicen que la palabra dormir también quiere decir "inconsciencia", pero leyendo Juan 11:11-14 podemos ver que el cuerpo de Lázaro estaba "dormido" (un término usado en el N.T. en relación del cuerpo del muerto redimido) pero que su alma estaba viva.

(1) Véase Mateo 27:52.

(2) Véase Hechos 7:54-60.  El cuerpo de Esteban "durmió", pero no su alma.

(3) Véase 1 Corintios 15:20.

II. Jesucristo enseñó con claridad que el alma está siempre consciente después de la muerte del cuerpo, Lu. 16:19-31.

1. Aunque los dos cuerpos de aquellos dos hombres estaban enterrados, sus almas estaban vivas, Mateo 10:28.

2. En la transfiguración, los discípulos vieron a las dos personas, Moisés y Elías, y con sus personas, sus almas, Mateo 17:3.  Aquí está otra prueba bíblica de que las almas viven después de la muerte del cuerpo.  Moisés apareció en su espíritu, su alma, su ser, su persona, y con su cuerpo que había sido sepultado hacía 1,483 años, Deuteronomio 34:5-7.

3. Hay otra ilustración en Hebreos 12:1 donde leemos que los "testigos" (no los falsos de hoy) tienen inteligencia y están conscientes.

(1) En Lucas 23:43, leemos que el Señor prometió al ladrón arrepentido una presencia con él aquel mismo día.

(2) Hay que estudiar 1 Corintios 5:6-8; Filipenses 1:21.

III. La morada eterna de los redimidos.  Ninguna persona redimida durante las edades pasadas ha entrado en la "gloria final" o sea el "cielo", el estado eterno de los salvos. Poca gente entiende esto porque no estudia las Escrituras. Muchos predicadores, en su ignorancia de las Escrituras, dicen que el "cielo" es el lugar final para la eternidad.  Aquí será nuestro deber enseñar lo correcto de las Escrituras.

1. Tenemos que discernir entre la morada presente de los redimidos muertos y la nueva tierra que será preparado para ellos en el futuro, después del reino de mil años de Jesucristo sobre esta tierra.

2. Hoy, al morir un creyente, su espíritu, alma, persona, ser, va directo al Tercer Cielo, el paraíso presente, a la presencia del Señor esperando aquel día para regresar con Él para recibir su cuerpos redimido de la tumba, 1 Tesalonicenses 4:13-17.

3. En el Tercer Cielo:

(1) Está Dios el Padre, Mateo 5:34.

(2) Está Jesucristo el Hijo, Romanos 8:34.

(3) Están Todos los redimidos desde Adán, aunque sus cuerpos están todavía en la tumba, 2 Corintios 5:6-8.

(4) Es un lugar de gozo, Lucas 15:7.

(5) Es el lugar donde estará el Tribunal de Cristo, inmediatamente después del arrebatamiento de los redimidos de esta tierra, 2 Corintios 5:10.

4. Nótese que esta tierra donde vivimos:

(1) Fue formada del agua, 2 Pedro 3:5; Salmo 24:1, 2.

(2) La superficie fue destruida con agua, 2 Pedro 3:6, véase Génesis 7:21-24.

(3) Por la misma Palabra que la formó del agua, y la destruyó con agua, aquella Palabra ha de destruirla otra vez, pero no con agua, sin con fuego, 2 Pedro 3:7.  Esto será aquel "día de juicio" descrito en Mateo 10:15; 2 Tesalonicenses 1:6-8; Hebreo 12:29.

(4) Los cielos (la atmósfera) pasarán, 2 Pedro 3:10.  Véase Mateo 24:35; Apocalipsis 21:1.

(5) "...y los elementos ardiendo serán deshechos..." 2 Pedro 3:10.  Véase Isaías 24:19, 20; 34:1-8.

(6) "...y la tierra y las obras....serán quemados..." 2 Pedro 3:10, 12.

5. Nótese bien lo que dice Pedro de la tierra nueva y la atmósfera nueva, 2 Pedro 3:13.

(1) Los redimidos vivirán en una atmósfera sin contaminación, Apocalipsis 21:1.

(2) Tendrán un globo, superficie, perfecto como era en el principio con el Jardín de Edén, véase Isaías 65:17-25.

(3) Sobre esta tierra renovada descenderá la "Santa Ciudad", la "Nueva Jerusalén", Apocalipsis 21:1-27.

(4) Aquella Ciudad será el Tabernáculo de Dios, Apocalipsis 21:3.

(5) Pero, y lástima, muchos de los habitantes de esta tierra no estarán allá, Apocalipsis 21:8.   (Fin de estos estudios)

El Movimiento Carismático Es Peligroso.  ¡Alerta!, parte I

      A principios de siglo, el movimiento Pentecostal empezó a enfatizar el "hablar en lenguas" y la "sanidad Divina".  Su fracaso en "....trazar bien la Palabra de verdad..." le llevó a muchas enseñanzas falsas respecto al ministerio del Espíritu Santo y produjo confusión tanto en las mentes de los creyentes como de aquellos que eran simplemente religiosos.  Este movimiento Pentecostal surgió en medio de diferentes Iglesias Protestantes, pero aquellos que proponían este movimiento fueron forzados muy pronto a salir de dichas iglesias, tanto por sus extrañas creencias y prácticas, como porque, en algunos casos, ellos mismos empezaron a sentirse descontentos dentro de las iglesias. Estas empezaban a exponer teología liberal y se convertían cada vez más en "iglesias mundanas", tanto en sus prácticas como en su posición.  Hay dos cosas al menos que pueden decirse a favor de estos primeros Pentecostalistas: repudiaban al máximo el liberalismo del movimiento ecuménico y no permitían que se mezclara la iglesia con el mundo.

      En 1960, un nuevo movimiento, que compartía las doctrinas básicas del Pentecostalismo tomó forma, pero eran partidarios de la política de "permanecer dentro" en vez de "salir fuera" de las afiliaciones eclesiásticas.  Este movimiento normalmente se conoce como el "Movimiento Carismático".  Involucra no sólo a varias Iglesias Protestantes  sino también a la Católico-Romana.  De hecho, si uno puede "hablar en lenguas" o si ha experimentado un milagro de "sanidades" es aceptado por los carismáticos, sin importar su filiación eclesiástica o desviación doctrinal.  Cuando oyes a los Católico-Romanos decir cómo su "bautismo en el Espíritu Santo" les ha dado un gran amor por la misa, entonces puedes saber que esto no puede ser atribuido al Espíritu Santo, sino más bien a un espíritu falso.  

      Durante los años 80, apareció otro movimiento en la escena religiosa.  Este movimiento hizo a las falsas enseñanzas del movimiento Pentecostal-Carismático mucho más atrayentes y peligrosas.  ¿Por qué?  Porque este movimiento promovía lo mismo que el movimiento Pentecostal y Carismático, las mismas doctrinas falsas sin fundamento en las Escrituras, pero además, ellos desde sus inicios negaban tener ninguna relación con estos movimientos, haciéndose así muy atractivo para aquellos evangélicos y fundamentalistas que no querían llevan la etiqueta de ninguno de estos grupos debido a sus pervertidas doctrinas y prácticas.

      La fuerza de este nuevo movimiento vino principalmente de la influencia de diferentes libros que estaban circulando ampliamente y de las muchas conferencias que John Wimber, fundador de la Comunión Cristiana de la Viña, y Peter Wager, del Seminario Teológico de Fuller, y del Instituto del Crecimiento de la Iglesia, habían dado a diferentes grupos evangélicos alrededor del mundo.  Estos dos hombres se influenciaron mucho el uno al otro, y mientras experimentaban con diferentes enseñanzas y prácticas relativas a "sanidades, milagros, señales y maravillas", fueron muy pronto más allá de los errores pentecostales y carismáticos.  Según manifestaban, el exorcismo de los así llamados "espíritus territoriales" era esencial para poder asumir la tarea de la evangelización mundial; y que Dios había restablecido los oficios de profeta y apóstol y que aquellos que supuestamente tenían estos oficios estaban recibiendo mensajes directos de parte de Dios para la iglesia, y que ejercían autoridad directa sobre ella.  A este nuevo movimiento se le conoce como "Evangelismo poderoso", "Evangelismo de Sanidad, Señales, Maravillas y Milagros", o "La Tercera Ola del Espíritu Santo".  Pentecostales, Carismáticos y maestros del "Evangelismo Poderoso" se han fundido ahora en una poderosa coalición que se está diseminado con gran rapidez.  Este movimiento representa un gran peligro para la pureza de la iglesia y del evangelio.

      Muchos otros, han tratado ampliamente los peligros del movimiento Carismático y lo erróneo que es bíblicamente.  Nuestro propósito en este tratado, es hacer notar de una manera muy breve algunos de los verdaderos peligros de este movimiento, para que así el pueblo de Dios pueda ser advertido y alertado de antemano.  Nos damos cuenta de que hay muchos creyentes verdaderos de este movimiento.  Pero este hecho no hace menguar de ninguna forma los peligros inherentes que involucra.  Es muy importante que observemos sus principios, doctrinas, y posiciones y que no nos fijemos solamente en los individuos que componen este movimiento.  La Palabra de Dios debe de ser la única base para extraer conclusiones, no podemos juzgar por relaciones personales o por prejuicios. (Continuará)

 

CLASES DE DISCIPLINA EN LA ASAMBLEA

Hay tres clases de disciplina en la asamblea mencionada en las Escrituras: (1) Casos que tratan de ofensas personales.  (2) Casos que tratan de ofensas públicas.  (3) Casos que tratan de ofensas doctrinales.  Cada clase debe ser tratada de manera diferente.  Dios nos da un plan, en Su Palabra, para cada clase por separado.  Considerémoslas en el orden dado.

I. Diferencias personales, Mateo 18: 15-17.  Detalles de tales ofensas son dados muy claramente por el Señor mismo.  Observe que aquí no se hace mención de un comité enviado por la asamblea.  No hay ni precepto ni ejemplo para la designación de un comité por parte de la asamblea para solucionar las cosas.  La Escritura arriba mencionada, palabra de Dios mismo, establece sencillamente la manera en la que debemos de tratar con las ofensas personales.  Cuando se sigue este plan en espíritu y en práctica, el Señor lo reconocerá en el cielo, Mateo 18:18.  El cielo es la sede para todas las asambleas del Señor, y todas las cosas que se hacen de acuerdo a Su plan divino, son reconocidas y ratificadas en el cielo.  Jesús es la Cabeza sobre todas las cosas para Sus asambleas, y Él está en el cielo a la derecha del Padre.

            Esto es, de hecho,  un asunto serio y debe ser tratado como tal.  Note Mateo 18:18.  Estas son las mismas palabras que usó Jesús cuando instituyó su Asamblea, Mateo 16:13-19.  Cuando Cristo instituyó Su asamblea, Él le dio autoridad para disciplinar a sus miembros y prometió reconocer en el cielo lo que la asamblea hiciera en la tierra, tomando en cuenta, por supuesto, que fuera hecho de acuerdo a Sus instrucciones.

            La verdadera asamblea de Cristo es Su cuerpo, así como su esposa.  De la misma manera como alguien se aleja de la compañía de una de las verdaderas asambleas de Cristo, él se aleja de la compañía de Cristo.   Él no se aleja de su salvación, pero si de su compañía.  Uno que está fuera de la compañía de la Esposa también esta fuera de la compañía del Esposo, Jesucristo.

      En el caso de las ofensas personales, siempre es mejor para el individuo, siempre que sea posible, reconciliarse con su hermano sin ninguna acción de por medio de la asamblea.  Eso es de acuerdo al primer paso en el plan del Señor.  Cada hijo de Dios debe estar siempre listo a reconciliarse con un hermano ofensor, no importa qué tan seguido te ofenda.  Jesús dijo, “Y si siete veces al día pecare contra ti, y siete veces al día volviere a ti, diciendo: Me arrepiento; perdónale.” Lucas 17:4.

1. Ofensas Públicas, I Corintios 5:1-13. En este pasaje tenemos un ejemplo de cómo se debe tratar con alguien que ha cometido una ofensa pública contra la asamblea, la casa de Dios.  La base requerida para tratar con estos ofensores es sobre la base de un reporte común sustentado por hechos, de acuerdo a las instrucciones de Pablo a la asamblea de Corinto, una congregación local.

Primero, antes de que una asamblea actúe en cualquier caso, sus miembros deben reunirse. I Corintios 5:4.  Esto no debe hacerse haciendo pasar una petición entre los miembros.  Tenga en mente que la Escritura dice: “Pero hágase todo decentemente y con orden.” I Corintios 14:40.  Pablo advierte del peligro de permitir que tales asuntos sigan sin control y desapercibidos mucho tiempo.  Observe I Corintios 5:6,7: “No es Buena vuestra jactancia.  ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?” Un poco de pecado y un poco de mundanalidad en las vidas de unos cuantos de los miembros, si no es removida, pronto corromperá a la congregación entera.  El remedio se encuentra en el versículo 7: “Limpiaos, pues, de la vieja levadura, para que seáis nueva masa.”  En los versículos 4 y 5 de este capítulo a los Corintios, se nos dice qué hacer con el ofensor, “el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús”  De esto entendemos que es una injusticia para el ofensor permitirse seguir indisciplinado.  Hacer esto le causará perder el respeto por la casa de Dios.

En este pasaje se nos instruye que no podemos, como asamblea, molestar a esas personas desviadas que no se encuentran en nuestra congregación, ya que Dios tratará con ellos.  En cuanto a los miembros de la asamblea, ésta tiene un derecho dado por las Escrituras así como una responsabilidad para lidiar con ellos.  Leamos I Corintios 5:12, 13: Esto debe hacerse sobre la base de un reporte común.  Ningún comité de la asamblea se menciona.  Antes de dejar este tema echemos un vistazo a I Corintios 5:9-11

No sólo hay asambleas que no los tienen en la congregación, mas ellas no se encontrarán en la mesa del Señor con dicha compañía, concientemente.  De hecho, Pablo prohibió a la asamblea de Corinto participar de la Cena del Señor cuando hubiera divisiones, pelea, herejía y tales cosas entre ellos.  Evidentemente, el pecado y la carnalidad impiden a las asambleas ejercer la disciplina entre sus miembros, I Corintios 11:16-20.

Otro ejemplo de ofensa pública es encontrado en II Tesalonicenses 3:6: Esta es una orden directa a la asamblea de Tesalónica.  Como en el caso de la asamblea de Corinto, no hay una mención de un comité de la asamblea.  Sólo simplemente un reporte común basado en hechos que satisfaga a la asamblea, es todo lo que se necesita.

El Señor no dejó a Sus asambleas impotentes en el manejo de los miembros desobedientes y desordenados.  Él sabía que habría miembros en todas las asambleas que pensarían mundanamente y alejados de Dios.  Él sabía, también, que existirían aquellos cuyas acciones traerían pesares y reproches sobre las asambleas, provocando que el mundo no tuviera respeto por la asamblea de Dios.  Él sabía, también, que la evidencia directa de las ofensas se escondería de las asambleas siempre que fuera posible, por lo tanto, Él le dio a Sus asambleas, a través del Apóstol Pablo y otros, instrucciones por las cuales ellos podrían disciplinar a sus miembros contra las ofensas públicas sobre la base del reporte común.   Ayudaría a todos los miembros desobedientes e impulsivos a leer Hechos 5:1-11. (Continuará)

 

El Poder de la Integridad

(Estos estudios son tomados del libro escrito por John MacArthur)

INTRO:  “Integridad” = de una perfecta probidad, incorruptible, entero.

      Vivimos en un mundo de compromiso, en una sociedad que ha abandonada las reglas de moralidad y principios cristianos a favor del pragmatismo (doctrina filosófica que considera al hombre, no como un ser pensante, sino como un ser práctico.  En consecuencia, el pragmatismo abandona el concepto de la verdad y afirma en cambio que la verdad está en la congruencia del pensamiento con los fines prácticos del hombre)

     Desgraciadamente tal enseñanza ha invadida las asambleas cristianas y ahora no predican contra pecado y la necesidad a arrepentirse y recibir a Jesucristo como Salvador

      Las Escrituras nos llama a tomar una posición firme, véase Deuteronomio 14:2; 1 Pedro 2:9.  Para el creyente la Palabra de Dios es la autoridad última.  Jesucristo no tiene paciencia con los que comprometen Su Palabra, véase Mateo 23:1-33.  Pero al hombre de integridad, mira las promesas de Dios en 1 Reyes 9:3-5.

LECCIÓN I: Valor No Superado

      Uno no puede vivir la vida cristiana aparte de Dios.  El corazón y alma del cristianismo es nuestra relación con Jesucristo, véase Filipenses 3:8, 14.  Pablo dejó toda de su educación y posición para vivir la vida cristiana.

      La esencia de la salvación es un “cambio” de algo con falta de valor por algo con valor, véase Mateo 13:44-46.

      En la Palabra encontramos los recursos para luchar contra las tentaciones y para restaurar nuestra relación con Jesucristo.

I. Una vida nueva, 2 Corintios 5:17.  Véase Gálatas 2:20.  Esta naturaleza nueva no es añadida a la naturaleza vieja, pero lo reemplaza.  Véase Efesios 4:17-19.

II. Una vida centrada en Jesucristo.  A los creyentes quienes han caído a las tentaciones Pablo les escribió, Efesios 4:20.  Véase Santiago 4:4.

1. La primera cosa que el creyente debe aprender es no a confiar en sus propios pensamientos, sino en ellos de Jesucristo, 1 Corintios 2:16.  Cuando somos fieles y obedientes a Él, vamos a pensar como Él, andar como Él anduvo, y tratar en cada manera a ser como Él, 1 Tesalonicenses 5:10.

III. Hay que despojar el “viejo hombre”, Efesios 4:22.

1. El “viejo hombre” habla del creyentes en su estado antes de ser salvos.

IV. Hay que renovarse con el “nuevo hombre”, Efesios 4:23, 24.

1. En Romanos capítulo 6 y en Colosenses capítulo 3 hay las instrucciones dadas.

2. Cuando uno llega a ser cristiano Dios renueva nuestra mente y esto renovación sigue ya que uno obedece la Palabra de Dios y estar en Su voluntad, Romanos 12:2.

3. Este proceso no un “una vez para siempre” sino una obra continua del Espíritu Santo en su vida, Tito 3:5.

4. Sus recursos en este proceso son la Palabra de Dios y oración, con esto uno puede tener “la mente de Cristo”, Colosenses 3:16.

V. Una relación nueva:

1. Comunión íntima, Filipenses 3:8 “...es a conocer a Cristo...” .  La palabra que Pablo usó quiere decir a “conocer personalmente”.

2. Una unión beneficial:

(1) La justicia (rectitud) de Jesucristo, Filipenses 3:9.  En su vida anterior Saulo trató a ganar su propia justicia, pero encontró esto imposible.

(2) El poder de Cristo. A tener la justicia de Jesucristo nos libra de nuestros pecados pero todavía somos sujetos a las tentaciones de la carne.  Pablo habla del “...poder de Su resurrección...” Filipenses 3:10.  La resurrección poder de Jesucristo trata con pecado en dos maneras:

  A. El creyente experiencia la resurrección de Jesucristo cuando sea obediente a ser sumergido, Romanos 6:4.

  B. Pero para derrotar el pecado el creyente necesita aquel “poder” para vencer, véase Efesios 3:20

(3) Compañerismo con Jesucristo, “...y participar en Sus padecimientos, para ser semejante a Él en Su muerte...”, Filipenses 3:10.

  A. Cuando el creyente sufre el Señor está con él, 1 Corintios 1:5.

(4) La gloria de Jesucristo, Filipenses 3:11 “...en la resurrección de los muertos....” hablando del arrebatamiento de los redimidos en el futuro. (sigue)

 

Lección II: Integridad Doctrinal

Intro:  La historia de la asamblea cristiana se llena con gente quien rechaza a comprometer lo que dice la Palabra.

I. El precio de  compromiso.  Hoy tenemos demasiada gente que ha abandonada las enseñanzas de las Escrituras.

1. Dicen que creen la Biblia pero asiste donde la Biblia no es enseñada.

2. Dicen que el pecado debe ser castigado  pero no cuando es sus propios hijos que han pecado.

3.  Dicen que son honestos y contra corrupción hasta que su trabajo es en peligro.

4.  Dicen que creen en la moralidad hasta que se encuentran con los incrédulos.

5.  Dicen que son honestos hasta que vean que la deshonesta puede ahorra dinero. (impuestos federales)

6. Dicen que no van a comprometerse pero cuando viene cara a cara con la oposición tiene un cambio.

II. Lástima cual compromisos son la regla hoy, no la excepción y siempre ha sido así.   Mire  en las Escrituras:

1. Adán, comprometió la Palabra de Dios, y perdió el Paraíso, Génesis 3:6, 22-24.

2. Abraham comprometió la verdad, mintió acerca de su relación con su esposa, Génesis 12:10-12.

3. Sarah comprometió la Palabra, envió a su marido a Hagar, y su hijo destruyó la paz y esto sigue hasta hoy día, Génesis 16:1-4, 11, 12.

4. Moisés comprometió el mando de Dios y perdió el privilegio a entrar en la Tierra de Promesa, Números 20:7-12.

5. Samsón comprometió su devoción y perdió su vista, Jueces 16:4-6, 16-31.

6. La nación de Israel comprometió los mandos de Dios, vivió en pecado, y perdió el Arca de Dios, 1 Samuel 4:11.  Comprometió la ley de Dios con pecado y la idolatría y perdió su terreno, 2 Crónicas 36:14-17.

7. Saúl comprometió la Palabra Divina de Dios a no destruir los animales de los enemigos y perdió su reino, 1 Samuel 15:3, 20-28.

8. David comprometió las reglas de Dios, cometió adulterio, causó la muerte de Uriah, perdió su bebé, 2 Samuel 11:1 hasta 12:23.

9. Salomón comprometió sus convencimientos, se casó con muchas mujeres extrañas y perdió su reino, 1 Reyes 11:1-8.

10. Judas comprometió su “devoción” a Jesucristo y perdió su vida y su alma, Mateo 26:20-25, 47-49; 27:1-5.

11. Pedro comprometió su lealtad a Jesucristo, Lo negó y perdió el gozo de su salvación, Marcos 14:66-72.  Más tarde comprometió la verdad para ganar favor con los judíos y perdió su libertad, Gálatas 2:11-14.

12. Ananías y Safira comprometieron su palabra, su promesa, mintieron al Espíritu Santo, y perdieron sus vidas, Hechos 5:1-11.

(1) Dos observaciones:  En cada caso el efecto del compromiso fue a perder algo con valor para algo provisional, un deseo pecaminoso.  En cada caso la persona rechazó la Palabra de Dios.

(2) Esta es la situación en muchas asambleas hoy día.  Los que asisten están contentos con la predicación débil. Véase Efesios 4:14.

III. Protección de la verdad.  Véase Hechos 20:29-30.  Sí, los predicadores son culpables, pero una parte de aquella culpabilidad pertenece a la congregación.  Cada creyente es llamado a guardar la fe, Judas 3.

1. Todos creyentes deben tener unidad y integridad doctrinal, Efesios 4:12, 13.  Tal unidad es imposible si no se construye en la Palabra, Juan 17_17-21.

2. Todos creyentes son custodios de la verdad porque, véase 2 Timoteo 4:3.

3. Como a guardar la verdad:

(1) Créela, Hechos 24:14; 2 Corintios 4:13; Juan 5:24.

(2) Memorízala, Salmo 119:11; 1 Pedro 3:15.

(3) Medita en la Palabra, Josué 1:8; Salmo 119:97.

(4) Estúdiala, 2 Timoteo 2:15.

(5) Obedécela, Lucas 11.28; Juan 8:31.

(6) Defiéndala, Filipenses 1:16; Judas 3.

(7) Vívela, Tito 2:10; Colosenses 3:16.

(8) Proclámala, Mateo 28:19, 20; 2 Timoteo 4:2; Tito 1:3.

IV. Proclamando la verdad.  El mensaje que proclamamos es una bodega de verdad espiritual.  El mensaje que proclamamos es JESUCRISTO, 1 Timoteo 3:16.

1. Nótese las palabras que Pablo escribió a la asamblea de Corintios, 1 Corintios 1:23-25; 2:1, 2.

2. El pastor de cada asamblea debe ser como Esdras en 7:10.

3. El pastor debe vivir como está escrito en Tito 2:11,12.

(sigue)

III. Buscando Con Afán La Piedad

Intro: En el siglo pasado cada asamblea cristiana demandó que sus pastores vivían una vida pía.  Hay una necesidad grande de esto hoy día, véase Romanos 7:4

I. El progreso de piedad, Filipenses 1:9-11.

1. Proseguir amor, v. 9 “...que vuestro amor abunde aun más y más...”.  Hay varios características de amor:

(1) Amor divino, Romanos 5:5; 1 Juan 4:19.

(2) Amor “de facto” que ya existe.  En el momento de salvación cada creyentes recibe el amor de Dios.

(3) Amor decisivo. El griego en este texto es ÁGAPE, la más alta expresión de amor, Juan 3:16.

(4) Amor dinámico, “...aun más y más...”   Véase Efesios 4:32; 5:1, 2; Juan 13:14-17.

(5) Amor profundo, “...en conocimiento...”  Amor para Dios se base en la Palabra de Dios, 1 Pedro 1:22.

(6) Amor que discierne, “...en todo discernimiento....”   Tal amor tendrá una percepción moral.  Tratará a determinar lo correcto de lo incorrecto.  Ten cuidado cuando los maestros falsos vienen a su casa con “mucho amor cristiano”.

2. Proseguir excelencia, Filipenses 1:10.  La palabra “excelencia” quiere decir: a discernir entro lo bueno y lo malo, entre verdad y error, entre lo que es mejor y lo que es peor....algo que poca gente tiene la habilidad a hacer hoy día.  Hay que estudiar los textos que siguen: Romanos 12:2; Efesios 5:8-10, 15-17; Filipenses 4:8; 1 Tesalonicenses 5:21.

3. Proseguir integridad, Filipenses 1:10.

(1) Sea sincero (que se siente o piensa realmente.  Veraz, exento de hipocresía o simulación)  Por eso debemos alimentar diario en la Palabra de Dios, Salmo 119:9-11, y permitir nuestras vidas a ser moldadas por Su poder, Hebreos 4:12.

(2) Sea irreprensibles, V. 10. (que no merece represión...acción y efecto de represar o represarse), véase 1 Corintios 10:31, 32; Romanos 14:1.

4. Proseguir buenas obras, Filipenses 1:11.  El N.T. habla de dos frutos que cada creyente debe producir en su vida:

(1) Almas traídos a Cristo, Romanos 1:13; 15:28.

(2) Frutos de hechos y actitudes correctos, Efesios 5:9; 2 Corintios 9:10; Gálatas 5:22, 23.

  A. La única manera en que podemos producir fruto es por la fuerza, sabiduría dada a nosotros por Jesucristo, Filipenses 1:11”...por medio de Jesucristo...”  Véase Juan 15:1-5; Efesios 2:10.

5. Proseguir la gloria de Dios, Filipenses 1:11.  Véase 1 Corintios 6:20.  Esto es hecho posible por la obra de Dios el Padre, Juan 15:8; por la obra del Hijo, Jesucristo, Efesios 1:12; y la obra del Espíritu Santo, Efesios 1:13-14,

II. Manifestando la piedad, Mateo 5:16; 1 Timoteo 4:7; 1 Pedro 2:11; Filipenses 3:20; 1 Juan 2:15-17; Hebreos 13:14.

1. Esta vida es una batalla espiritual, Romanos 7:14-25; Gálatas 5:19-21.

2. Al contrario a esto, mire a las palabras de Pedro en 2 Pedro 1:3-8.

Conclusión:  La disciplina revela nuestro comportamiento: La esposa creyente puede traer su marido incrédulo a Cristo, 1 Pedro 3:1.  Todos debemos mostrar Cristo en nuestra vida.

IV. Resueltos De Una Vida Sin Compromiso

INTRO:  Cuando el Rey Nabucodonosor vino a Jerusalén y tomó unos de los jóvenes cautivos, incluido estaba Daniel.  En él encontramos "una vida sin compromiso", véase Daniel 1:3, 4.

I. Daniel tuvo calefacciones intelectuales.

1. Dice en el v. 4 "...enseñados en toda sabiduría..." véase 1:20.

2. "...sabios en ciencia..."

3. "...de buen entendimiento..."

4. "...idóneos...."

II. El rey quiso que Daniel aprenda muchas cosas nuevas para olvidar su educación como judío.  Daniel y sus compañeros estaban habiendo sus "cerebros lavados".

III. Para olvidar su pasado el rey les dio nombres nuevos.

1. Para Daniel (en el hebreo quiere decir "Dios es juez") le dio "Beltsasar" (príncipe del dios pagano "Bel") pero como podemos ver, el cambio de nombre no afectó a él.

IV. Desde el principio Daniel hizo una decisión fuerte, 1:8.

1. Él supo bien las reglas dietarías de los judíos y en ninguna manera ha de romperlas.

2. Otra razón a no comer aquella comida fue que estaba dedicada a los ídolos, y Daniel recordó lo que dice la Escritura en Éxodo 20:4, 5; Levítico 19:4; Deut. 5:7, 8.

3. Daniel usó las Escrituras para establecer su regla de vida enfrente de aquellos paganos.

V. Un audacia sin vergüenza, Daniel 1:8.

1. Dice que él no quiso "contaminarse",  una palabra que explica sus convicciones.  Mire a Salmo 40:9, 10, 50:7; Filipenses 1:27-28; 2 Timoteo 1:7, 8.

2. Una norma no común, Daniel 1:11, 12.  No carne, no vino, véase Levítico 10:8-11.  Dios dio a los sacerdotes una norma más alta que los demás, véase Proverbios 31:4, 5; 1 Timoteo 3:3; Tito 1:7.

3. Una protección de arriba, Daniel 1:9.  Véase Salmo 92:12-14.

4. Una persistencia no impedida, Daniel 1:14.

5. Una fe sin mancha, Daniel 1:121, 13.

Conclusión:  Daniel y sus compañeros no comprometieron y nosotros no debemos tampoco, 2 Corintios 10:11.

(Estos estudios van a continuar)

 

¿Cómo Fueron Llamados?

TEXTO: Hechos 11:26 (por J. Candeas)

INTRO:  Cuando echamos un vistazo al patio religioso actual y leemos los múltiples apodos con los que el hombre inmaduro ha salpicado deshonrosamente a la Asamblea de Jesucristo, sentimos verdadera desesperación en el alma, y por fuerza, tenemos que ser fundamentalistas, (“fundamental” que sirve de base...es decir los que usan solamente las Escrituras, no las enseñanzas de hombres) tenemos que mirar a la asamblea apostólica para, en sus mismas fuentes, beber la verdad de su nombre.  Y surge la pregunta: ¿Cómo fueron llamados los primeros seguidores de Jesucristo?

1. Hermanos, Mateo 23:8.  Los seguidores de Jesucristo sabían que habían nacido de nuevo por la obra del Espíritu Santo y, por ello, eran todos participantes de la naturaleza divina e hijos de Dios por la fe en Jesucristo, Juan 1:11,12; 3:8; Efesios 2:1; 2 Pedro 1:4.  Los discípulos se sabían hermanos los unos con los otros y así se llamaban entre ellos, Hechos 9:17, 2 Pedro 3:15 y, como tales, se amaban, se ayudaban, se protegían y oraban los unos por los otros en las pruebas y dificultades de la vida.  Se sabían hijos del Padre Celestial y por eso se llamaban entre ellos "hermanos".

2. Creyentes, Romanos 4:11; 1 Corintios 7:12; 2 Corintios 6:15.  Eran llamados "creyentes" porque ellos creían unánimemente en las Enseñanzas de Jesucristo, todos tenían una misma fe, una misma inmersión, un mismo Señor, Efesios 4:5, creían las mismas cosas y luchaban por la única y verdadera Fe que habían recibido de lo Alto, Filipenses 1:27-28; 2:2; 2 Juan 1-4; Judas 3.

3. Discípulos, Mateo 5:1, 2; Marcos 4:34; Hechos 21:16.  Porque seguían a Jesucristo y aprendían solamente de Él, fueron llamados así.  No tenían otro maestro que Jesucristo, Mateo 23:8, 10 y huían de cualquier hombre que enseñara cosas de su cosecha, poniéndose así en el lugar de Cristo, como hacen los papas y sectarios.  Ellos enseñaron por toda la tierra las enseñanzas del Maestro, de las que eran extremadamente celosos y luchaban contra los lobos rapaces que querían introducir en el rebaño sus propias enseñanzas, Mateo 28:19; 7:15-23; Hechos 20:28-20.

4. Santos, Hechos 9:13; 26:10; Romanos 15:25; Filipenses 1:1; 4:22. Fueron llamados así porque lo eran en Cristo Jesús, 1 Corintios 1:30, pues habían sido hechos así por Él en la cruz, Hebreos 10:14, porque según su significado literal (apartados) estaban apartados del mundo para vivir la vida de Jesucristo, como habían aprendido de Él y Sus apóstoles, Lucas 16:13; Santiago 4:4; 1 Juan 2:15-17.

5. Cristianos, Hechos 11:26.   Así fueron llamados para siempre los seguidores de Jesús y así fueron llamados desde muy al principio de su carrera como creyentes.  Hubo una primera vez y esta fue en Antioquia, como hemos leído.  Del tesoro del corazón suele hablar la boca, como muy bien dijo el Señor, Lucas 6:45 y los primitivos creyentes no hablaban de "santos" ni "santas", no de "vírgenes" ni de "denominaciones" alguna, sino sólo de Jesucristo que era el tesoro de sus corazones.  Y por eso, tal vez peyorativamente, comenzaron a llamarle "cristianos".  Y así debía ser; si ellos amaban a Jesucristo, si eran seguidores de Jesucristo, si predicaban a Jesucristo, y se sentían identificados con la Persona de Jesucristo, ese era el Nombre con el que debían ser llamados.  Y como somos fundamentalistas, nosotros, mirando a la asamblea de Jesucristo de los primeros días, nos sentimos honrados llamándonos solamente cristianos y pertenecemos a la asamblea que Él edificó y Le pertenecía Mateo 16:18, La Asamblea De Jesucristo.  (fin)

 

Mirando al Fundamento

Por J. Candeas

INTRO:  Hemos visto que la Asamblea Apostólica fue llamada “cristiana” y cada creyente era llamado “cristiano” y por algunos siglos de este modo era denominados.  Pero cuando nosotros ponemos nuestra mirada en el patio religioso de la actualidad nos llenamos de tristeza viendo cómo el diablo, enemigo de Dios y de Su Asamblea, ha sabido soplar en los corazones religiosos para corromper esta voluntad divina y poner en su lugar muchos nombres extraños tanto a la Asamblea como al creyente.

I. Las Denominaciones.  En las primeros siglos de la Asamblea Apostólica, la pregunta habitual era: “¿Eres cristiano?  El padre de la mentira, Juan 8:44, Satanás, ha conseguido cambiar esta pregunta por otra espúrea: “¿De qué denominación eres?”

II. Al principio.  Muy temprano ya hubo, por parte de Satanás, un intento de facción, que él introducir en la asamblea este principio infeccioso: borrar el Nombre de Cristo de Su asamblea y de Sus seguidores, 1 Corintios 1:10-13.  Como vemos, Pablo de aquí unas razones para oponerse a ese disparate humano:

1. Jesucristo no está dividido y ellos, con esta actitud, se estaban desuniendo, dejaban de ser el Cuerpo de Jesucristo para disgregarse en múltiples clanes en torno a un nombre humano, vs. 10, 12, 14.

2. Este hecho era productor de contiendas entre los creyentes, v. 11.

3.  Solamente se puede ostentar el Nombre de Jesucristo, Quien Se sacrificó por nosotros y en Quien fuimos sumergidos.  Ni Pablo, ni ningún otro hombre, fue sacrificado por nosotros, si somos sumergidos en ningún otro nombre, y por esta razón no podemos ostentar otro nombre sino el de Jesucristo, v. 13.

III. Volviendo otra vez a nuestro tiempo vemos que se cumplen estas mismas condiciones que había en la Asamblea en Corinto entre las denominacionales:

1. Hay divisiones, contiendas entre los cismáticos, partidismos y cada una pretende ser “la mejor” de todas.

2. Las divisiones son legión. (nombres de las denominaciones)  Cada uno de ellos encerrado en su gueto particular, creyendo que tiene la llave de la verdad en el bolsillo y menospreciando a los otros.  Las “sectas falsas” también se llaman cada una de ellas por apodos humanos.

IV. Es curioso que dentro de las denominaciones algunas de ellas dicen y hacen hincapié para una “restauración”, para volver a los principios fundamentales de los apóstoles, pero persisten en mantener un apodo a su respectivo grupo.   

1. Y así continuarán hasta la Venida del Señor, Quien pondrá las cosas, todas ellas, en su debido lugar.  Y las denominaciones saldrán ardiendo, sin duda alguna, 1 Corintios tres.

2. En todo este capítulo está claro el reproche del apóstol a los cismáticos, a los que llama carnales, infantiles, que se gloriaban en los hombres de lo cual darían cuenta un día, porque significaba destruir la asamblea de Jesucristo y los encamina a Dios y Él, en Quienes debían gloriarse, I Corintios 3:1, 4; 11-17, 21-23.

Conclusión Volvemos a repetir, somos “fundamentales” y por eso, mirando al fundamento y haciendo lo que Jesucristo y apóstoles nos enseñan en las Escrituras, nos gozamos en decir: “Somos cristianos y pertenecemos a la asamblea de Jesucristo”   (fin)

 

Estudios del Libro de Judas

Una Descripción Del Creyente Verdadero, I

TEXTO: Judas 1, 2.

INTRO: ¿Cómo podemos saber es uno es un ministro verdadero de Dios?  ¿O una persona?  En esta carta, Judas, medio hermano carnal de Jesús, Lo aceptó como el Mesías y comenzó a predicar las Escrituras. 

I. V. 1. “siervo” esclavo, dícese del hombre que por estar al servicio de otro carece de libertad.

1. “siervo de Jesucristo”, véase Juan 12:26; Romanos 12:1; 1 Corintios 15:58, Efesios 6:6, 7; Colosenses 3:23, 24; Hebreos 12:28; Éxodo 23:25; Deuteronomio 10:12; Salmo 2:11; 100:2.

2. “hermano de Santiago”.  Santiago fue el medio hermano de Jesús, el pastor de la primera asamblea que Jesucristo estableció durante Su ministerio en la ciudad de Jerusalén.  Judas no dijo: “Soy el medio hermano de Jesús”, mostrando humildad, véase Proverbios 16:19; 22:4; 29:23; Isaías 57:15; Mateo 18:4.

(1) Un ministro  (siervo) verdadero tiene dos características básicas:

A.       Tiene que ser siervo y esclavo de Jesucristo.

B.       Tiene que tener humildad.

(2) El hecho que Judas fue un medio hermano de Jesús, el Mesías, es una evidencia que Jesús es Él que dijo de ser.  Judas ha vivido con Él durante la niñez, la juventud, y hasta que Jesús llegó a ser adulto.  Judas ha visto la vida ejemplar de su medio hermano.  Sin duda Judas ha oído su medio hermano decir: Lucas 22:69; Juan 3:31.

II. V. 1, “...a los llamados....” griego KLETÓS, usado en Mateo 20:16; 22:14; Romanos 1:1, 6, 7: 8:28; 1 Corintios 1:1, 2, 24; Apocalipsis 17:14.

1. Esto denota varias cosas:

(1) Quiere decir que el creyente es uno que ha respondió al llamamiento de las Buenas Noticias, véase Romanos 1:6, 7; 1 Corintios 1:2, 23, 24; 2 Timoteo 1:9.

(2) Quiere decir que el creyente ha sido llamado a ser un “santo”, a vivir una vida puesta aparte para Dios, véase Romanos 1:7; 1 Corintios 1:2; 1 Pedro 1:15.

(3) Quiere decir que el creyente tiene la esperanza (confianza de lograr una cosa, de que la cosa deseada se realice) de vida eterna, Efesios 4:4; Filipenses 3:14, Hebreos 3:1.

(4) Quiere decir que el creyente es asignada a una tarea muy especial durante su tiempo aquí, véase Romanos 1:1, 1 Corintios 1:1; 7:20-24.

III....santificados...”, HAGIAZO, uno puesto aparte del pecado, del mundo con el propósito a servir a Dios, véase Hechos 20:32; 26:18; Romanos 15:16; 1 Corintios 1:2, 6:11, 7:14; 1 Pedro 1:15, 16.

IV.“..guardados...”  TERÉO, usado en 2 Timoteo 4:7;  Santiago 1:27; 1 Pedro 1:4 (reservada), etc.  Dios es Él que nos guarda y cada creyente es uno que:

A.       Dios está mirando.

B.    Dios está guiando.

B.       Dios está dando fuerza.

C.      Dios está protegiendo.

D.      Dios le ha dado vida eterna, etc. etc.

V. El creyente es uno que ha recibido misericordia, paz y amor.

1. Misericordia, virtud que inclina el ánimo a compadecer las miserias ajenas y a tratar de aliviarlas debidamente.  Atributo de Dios que perdona y remedia los pecados de Sus criaturas.

(1) Es eterna, Salmo 103:17.

(2) Es ilimitada, Salmo 108:4.

(3) Extiende la vida, Lamentaciones 3:22.

(4) Anímame al arrepentimiento, Joel 2:13.

(5) Perdona pecados, Miqueas 7:18.

(6) Hace salvación posible, Tito 3:5.

VI. El creyente ha recibido la paz de Dios, Salmo 4:8; Romanos 8:6; 14:17; Gálatas 5:22.

1. Aquella paz ha sido prometida al creyente:

(1) Es un regalo de Dios, Salmo 29:11.

(2) Es abundante, Salmo 119:165.

(3) Es perfecta, Isaías 26:3.

(4) Es como un río, Isaías 48:18.

(5) Es una herencia de Dios, Juan 14:27; Juan 16:33.

(6) Sobrepasa todo entendimiento, Filipenses 4:7.

VII. El creyente ha recibido el amor de Dios, Deuteronomio 7:8; Jeremías 31:3; Juan 3:16; Romanos 5:8; Efesios 2:4, 5; 1 Juan 3:1.  (fin)

 

Estudios del Libro de Judas

Condenación de los Falsos Maestros, II

TEXTO: Judas vs. 3-7

INTRO:  Los creyentes de hoy tienen un peligro terrible...los muchos falsos maestros.  Las Escrituras son la única fuente de verdad, y como usted sabe, los falsos no las usan.  Vez tras vez Dios avisó los del A.T. contra los falsos profetas de aquel tiempo.  Es igual en el N.T.  No importa la popularidad del predicador, si él niega la obra final de Jesucristo en la cruz como el único medio a entrar en la vida eterna, él es un falso.

I. V. 3, “....Amados...” los creyentes tienen la obligación a oponerse contra los maestros falsos, véase Mateo 5:19; 18:6; 23:13-16; Gálatas 1:6-9; 2 Pedro 2:20-22.

(1) “...nuestra común salvación...”

  A.  La salvación de su alma del infierno viene solamente por Jesucristo:

  (A) Él es el único puerta, Juan 10:9.

  (B) Él es el único Salvador, Hechos 4:12.

  (C) Su gracia es suficiente, Hechos 15:11.

  (D) Su sangre es disponible, Romanos 5:9.

  B.  Es una salvación "común", gr. KOINONERO =compartir con otros, usada en Hechos 2:44; 10:14; Tito 1:4, etc.

(2) "...contendáis eficazmente por la fe...."  hablando de la verdad total de salvación como se revela en las Escrituras, Gálatas 1:23; Efesios 4:5, 13; Filipenses 1:27; 1 Timoteo 4:1.

  A.  Esta es una llamada a conocer "doctrina sólida", algo que pocos predicadores saben hoy día, Efesios 4:14; Colosenses 3:16; 1 Pedro 2:2; 1 Juan 2:12-14.

  B. Tener la habilidad de separar la verdad del error, 1 Tesalonicenses 5:20-22.

  C. Tener de deseo a confrontar y pelear contra el error, 2 Corintios 10:3-5; Filipenses 1:17, 27; 1 Timoteo 1:18; 6:12; 2 Timoteo 1:13; 4:7, 8; Tito 1:13.

2. V. 4. “...algunos hombres...” han entrado en las asambleas.  No son llamados de Dios, son empleados del diablo.  Muchos “pastores” hoy día no son gente salva.  Trabajan en el “ministerio” siendo que es una ocupación decente.  Ellos no tienen interés en las necesidades de la congregación, véase 1 Timoteo 4:1, 2; Tito 1:16; Romanos 16:18; 2 Corintios 11:13-15.

3. V. 4. “...habían sido destinados par esta condenación..."” Siendo que han rechazado a Jesucristo, el día de juicio les espera y su castigo será más severo que los demás, véase Romanos 1:18.

4. V. 4. "...algunos hombres...."  predicadores falsos, como tenemos hoy día, cuyas intenciones es a decepcionar los creyentes, Mateo 7:15; Hechos 20:29; Gálatas 2:4, 5; 1 Timoteo 4:1-3; 2 Pedro 2:1, 20; 1 Juan 2:18-23.

5. “...son hombres impíos...”   No viven según las Escrituras.  Tienen un estilo de vida distinto.  No tienen amor para las Escrituras.  No enseñan el amor de Dios que fue mostrado por Su Hijo, 2 Pedro 3:7.

(1) "...impíos..." ASEBÉS, véase Judas 15, 18.  Irreverencia, profano, perverso, vil.  Usada en 1 Timoteo 1:9; 1 Pedro 4:18; 2 Pedro 2:5, 6.

6. "...y niegan...." véase Mateo 10:33; 2 Timoteo 2:12; Tito 1:16; 2 Pedro 2:1; 1 Juan 2:22, 23.

II. Judas, 5-7. Ilustraciones del A.T. para mostrar la apostasía en aquellos días y los resueltos.

1. Predicadores falsos serán juzgados y condenados "....quiero haceros recordar...." v. 5.  El juicio que se cayó sobre la nación de Israel caerá sobre ellos también.

2. La destrucción de los incrédulos, v. 5b.

3. La destrucción de los mensajeros cuyo pecado la lascivia, v. 6.  Nota Génesis 6:1-3.  Véase 2 Pedro 2:4.  Su destrucción final: Mateo 25:41; Apocalipsis 20:10, 15.

4. La destrucción de las ciudades, v. 7.  "...asimismo..." con referencia a los pecados de los mensajeros en el v. 6.  El pecado de aquellas ciudades fue perversión sexual.

(1) Dios establecido reglas concernientes los actos sexuales, véase Levítico 18:22; 21:13; Romanos 1:27; 1 Corintios 6:9; 1 Timoteo 1:10.  La actividad "homosexual" (hombre con hombre o mujer con mujer) es prohibido fuerte en las Escrituras.

(2) El castigo a los que practican tales cosas: "...fuego eterno..." v. 7c. véase Mateo 3:12; 18:8; 25:41; Marcos 9:43, 44, 46, 48;  Lucas 3:17; Apo. 19:20; 20:14, 15; 21:8.

5. V. 8. "....soñadores..."  Hombres con las mentes confundidas con cosas sexuales, mentes cerradas a la verdad de la Palabra. Estos son mencionados en los vs. 10, 12, 14, 16, 19.

6. V. 9.  "...el arcángel Miguel...", el mensajero jefe quien cuida la nación de Israel, Daniel 10:13, 21; 12:1, y guía los otros mensajeros santos, Apo. 12:7.  Este incidente no es mencionado en los demás de las Escrituras.

(1) Un buen ejemplo para nosotros: "...El Señor te reprenda...".  Nosotros no tenemos autoridad sobre el diablo ni sus muchos demonios, como enseñan los pentecostés.

7. V. 10 "...maldicen..."   La ignorancia de los falsos predicadores es tremenda.  Dicen que tienen autoridad y potencia.  Son arrogantes y ciegos, 2 Corintios 4:4.  No entienden cosas espirituales, 1 Corintios 2:14

8. V. 11. "...Ay de ellos..." , exclamación de aflicción, pena, pesadumbre, desgracia, desastre.

(1) En su declaración un juicio sobre los predicadores falsos Judas siguió el ejemplo de los profetas, véase Isaías 5:8-123. y de Jesucristo, Mateo 23:13, 15, 16, 24, 25, 27, 29.  El juicio más serio ha de venir sobre ellos, Hebreos 10:26.

(2) "...el camino de Caín...", una rebelión abierta contra la voluntad revelada de Dios, Génesis 4:1-15; Hebreos 11:4; 1 Juan 3:12.

(3) "...el error de Balaam..." , Números capítulos 22-25, véase 2 Pedro 2:15.  Para recibir una suma grande de dinero aquel falso profeta hizo un plan a cause la nación de Israel a practicar idolatría y inmoralidad con la gente pagana.

(4) "...la insurrección de Coré...", véase Números 16:1-35.  Coré rechazó a Moisés como el líder escogido por Dios.

9. Vs. 12, 13, 16. Una descripción de los falsos.

10. Vs, 14, 15De la voz de Enoc, séptimo de Adán, el aviso.

IV. Amonestaciones y exhortaciones, vs. 17-23.

V. Doxología, vs. 24, 25.  (fin)

 

¿Qué Es La Religión Pura?

TEXTO: Santiago 1:27

1. Es a conocer al único Dios verdadero y Su Hijo Jesucristo, Juan 17:3.

2.Es a volverse a Dios y descansar en Él completamente, Salmo 116:7.

3.  Es a acercase a Dios como el Padre Eterno en y por Su Hijo Jesucristo como el único Mediator, Heb. 7:22-25.

4. Es a desfrutar en Dios, Salmo 34:8, 9.

5. Es a echar nuestras ansiedades sobre Él, 1 Pedro 5:7.

6. Es a regocijarse en Él, Filipenses 4:4.

7. Es a alabarle, Hebreos 13:15.

8. Es a tomar el control de nuestros deseos, Rom. 8:13.

9. Es a vivir en amor con los hermanos, Rom. 13:10.

10. Es a vivir en comunión plena con Dios, 1 Juan 1:3.

11. Es a confiar en el futuro, Rom. 15:13; Fil. 3:20, 21. (fin)

 

      Esta publicación es una obra de fe y amor por parte de J. Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Tenemos la ayuda del Hermano Enriques Ramos como el corrector de pruebas.

      Por el Internet usted puede comunicar con nosotros a jan@twinvalley.net  o vaya a:  www.hojasdeoro.com  donde usted puede ver las ediciones presente y pasadas de varios años.

      No olvide a enviarnos el cupón si usted desea la revista comenzando en enero 2005.  Nuestra dirección postal es sencilla:

Hojas de Oro

Beverly, Kansas 67423 EE.UU.