Hojas de Oro

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXXII, Número 9         SEPTIEMBRE                   2002

 

La Superioridad Y La Preeminencia De Cristo

Por: Simón Romero M.

TEXTO:  Colosenses 1:15-19

INTRO: No todos saben que al apóstol Pablo le fue revelado por el Espíritu Santo que el Señor Jesucristo es superior y preeminente en diez aspectos.  A ningún otro le fue revelado lo que el apóstol escribió a la asamblea.

      Él es superior y preeminente porque Él es:

1. La imagen del Dios invisible.

2. Él es el primogénito de toda creación.

3. Porque en Él fueron creadas todas las cosas.

4. Todo fue creado por medio de Él y para Él.

5. Él es ante todas las cosas.

6. Todas las cosas en Él subsisten.

7. Él es la Cabeza del cuerpo que es la asamblea.

8. Él es el principio.

9. Él es el primogénito de entre los muertos.

10. En Él habita toda la plenitud de Dios.

 

La Primera EKKLESÍA, III

TEMA: Era Una Asamblea Sumergista

TEXTOS: Lucas 16:16; Los Hechos 1:22; 10:37; 13:24; Juan 1:35-37; Lucas 1:15, 17, 77.

INTRO: Estos textos indican la obra de Juan el Sumergidor.  Después de cuatrocientos años de silencio, desde el tiempo del profeta Malaquías, Dios escogió un predicador y le llamó "Juan el Sumergidor" para comenzar una obra nueva.  Aquel hombre hizo una rotura limpia del sacerdocio del A. T.  Como el hijo de un sacerdote, tuvo derecho a una habitación, ropa y comida.  Pero dejó todo y dijo a los Fariseos y a los Saduceos no depender de Abraham, Mateo 3:7-9.

      El mensaje y la inmersión de Juan fueron aceptados y aprobados completamente por el Señor Jesucristo, Mateo 3:13-17; 4:17; 11:11; 21:23-27.

      La inmersión que Juan practicó era nueva, Lucas 20:1-8.  El ministerio de Juan traslapado al de Cristo, así colocando a ambos en ángulo recto en la  dispensación del N.T.  Si Juan no estaba en el N.T. tampoco lo estaba Jesucristo, pero los dos estaban y siendo que Juan comenzó a predicar antes que Jesucristo, entonces Juan fue el primer predicador "cristiano",  el precursor de Jesucristo y de todos los demás predicadores del N. T.

      La predicación fuerte de Juan trajo a muchos a conocer el Mesías prometido y Juan les sumergió, Mateo 3:5, 6; Juan 3:23: 4:1.   El Espíritu Santo los guió a creer en las Buenas Nuevas que Juan predicó y a aceptar la inmersión que él practicó.

      Aquellos conversos eran, por consiguiente, absolutamente tan sumergistas como Juan, aunque no existían las denominaciones,  siendo que fueron comenzadas por los hombres más tarde.  Ellos no tuvieron necesidad de un "nombre" sino que fueron seguidores de Juan el Sumergidor.

      El nombre "Bautista" (sumergista) aparece quince veces en el N. T. y cada vez con honor y quiere decir lo que la inmersión del N. T. significa:  que uno ha muerto al mundo de pecado y ha sido resucitado para andar en novedad de vida con Jesucristo, Romanos 6:3-5.

      Quiere decir una alineación con Juan que era lleno con el Espíritu Santo, Lucas 1:15.  El nombre "sumergista" quiere decir todo lo que Jesucristo aprovechó en la obra de Juan, y es equivalente al "consejo de Dios", Lucas 7:28-30.

      Unos objetan a la inmersión de Juan por lo que dice en Los Hechos 19:1-7.  (Los que no aceptan la inmersión de  Juan deben estudiar Los Hechos 1:21, 22 con esta sugestión: Para ser apóstol, tenía que tener la inmersión de Juan.  Aun Jesucristo, Él mismo lo buscó y lo recibió). 

       Aquellos hombres de Efesios pensaron que tenían la inmersión de Juan pero estaban equivocados siendo que ellos nunca habían oído del Espíritu Santo a Quien Juan predicó con consistencia.    Ellos nunca habían visto a Juan,  siendo que su ministerio tomó lugar unos 25 años antes y a una gran distancia.  Ellos habían oído un "evangelio" mutilado por una persona ignorante.  Es cierto que Juan no les había sumergido y por eso Pablo les explicó las Buenas Nuevas y sobre su arrepentimiento y profesión de fe les dio una inmersión bíblica. De todos de los conversos sumergidos por Juan, incluyendo los conversos sumergido por Juan, incluyendo los apóstoles, no hay información de ellos necesitando o recibiendo una inmersión por segunda vez.

      La inmersión de Juan fue "cristiano" únicamente, algo nuevo  y autorizado desde el Tercer Cielo, Mateo 21:25-27.  No fue algo inventado por hombres, ni fue un remanente de la inmersión judío legal del prosélito.

      Aquella inmersión, que fue bastante bueno para el Señor debe ser aceptable para cada creyente, siendo que Él lo pidió, recibió y después el Padre Celestial habló dando su aprobación.  

I. El uso de la palabra BAPTIZO (griego) se usó para describir la obra de Jesucristo y Sus discípulos, Juan 3:22, 26; 4:1, 2.

      A menos que los discípulos hubieran recibido una inmersión correcta, no hubieran tenido la autoridad de sumergir a otros.  Siendo que el Señor había sido sumergido Él mandó que todos  Sus seguidores fueran sumergidos también en la misma forma, Mateo 28:18-20.  Como Su inmersión fue Su primer acto en Su ministerio público, fue Su último mandato.

      Nótese en Juan 3:22, 26; 4:1, 2.  La palabra se usa para describir la obra entera del Señor y de Sus discípulos.  La misma palabra se usa para describir el ministerio de Juan, Juan 1:26, 28, 31, 33; 10:40.

      No hay nada que pueda sustituir la inmersión del creyente dado por la autoridad de una asamblea bíblica.

II. Nótense unos hechos, Los Hechos 2:41.

      Por las manos de los Doce, quienes habían sido sumergidos por Juan,  hubo 3,000 personas sumergidos siguiendo la predicación de Pedro, Los Hechos 2:38 "...arrepentíos y sea sumergidos  cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo a causa del perdón de vuestros pecados...."

      Aquí encontramos la nueva asamblea en acción, haciendo la obra de Dios.  Inmediatamente después de arrepentirse y recibir a Jesucristo como su Salvador fueron sumergidos.  Véase Hechos 8:26-40; 9:17, 18; 10:44-48; 16:14, 15; 16:30-34.

      Sí, la primera asamblea cristiana siguió las doctrinas dejadas por Jesucristo y Sus apóstoles.  Nótese:

1. La primera asamblea se adhirió al Señorío único de Jesucristo, Mateo 23:8, 10; Efesios 2:20.

(1) Él edificó Su asamblea, Mateo 16:18 y todavía es su Cabeza. Las Asambleas verdaderas no han permitido tradiciones, credos, costumbres, sacerdotes, concilios, sínodos, conferencias, convenciones o asambleas falsas a entrar entre ellas y el Señor Jesucristo.  Ningún líder humano puede sustituir, no importa sus calificaciones, ni puede tomar el lugar de Jesucristo quien originó las asambleas que usan el nombre "Bautista" para identificación.

(2) Las Escrituras son la autoridad suprema para las asambleas Bautistas. 

      Juan el Sumergista fue un "hijo de profecía" , Isaías 40:3-5; Malaquías 3:1; 4:5, 6.

      Jesucristo fue el sujeto  de la "....ley de Moisés, los profetas, y los salmos...", Lucas 24:44. Nótese lo que Él dijo en Juan 5:39.  Véase 2 Timoteo 3:16.

      Los Bautistas No Conformistas aceptan que las Escrituras son su única regla de fe y práctica.

(3) La inmersión de un creyente es la única forma enseñada en las Escrituras.  Mateo 28:18-20.  Nadie tiene el derecho a cambiar el modo ni el propósito.  Vea el resultado de cambiar la orden de Dios, Levítico 10:1, 2.

(4) Para llegar a ser miembro de una asamblea tal persona tiene que testificar que él se ha arrepentido de sus pecados, y de que ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador.  La inmersión debe ser practicada tan pronto como sea posible, aunque no tiene nada que ver con la salvación, tiene que ver con la obediencia.  Un creyente que no ha sido sumergido es desobediente. (Continuará)

 

La Naturaleza de la Asamblea del N. T. parte VII.

TEMA: Los Oficiales.

INTRO: Dios ha hecho todo en orden, incluyendo la asamblea de Jesucristo.  Es esencial tener oficiales para llevar a cabo la obra mandada.  Hay solamente dos tipos de oficiales enseñados en las Escrituras:

I. Anciano, pastor, obispo, Hechos 20:17, 28; 1 Pedro 5:1-5; Filipenses 1:1; Efesios 4:11.

1. Superintendentes es la misma palabra que obispos, y la palabra apacentad en 1 Pedro 5:2 y Hechos 20:28 es la palabra básica pastorear.  Pablo llamó a sí a los ancianos de Efeso y les dijo, en efecto, que el Espíritu Santo los había hecho a ellos superintendentes para pastorear la asamblea de Dios.

2. El uso de anciano como un oficial en el N. T.

(1) En forma plural, Hechos 11:30; 14:23; 15:2, 4, 6, 22, 23; 16:4; 20:17; 21:18; 1 Timoteo 5:17; Tito 1:5; Santiago 5:14; 1 Pedro 5:1.

(2) En forma singular, 1 Timoteo 5:1, 2, 19; 1 Pedro 5:1, 5.

3. Uso de obispo en el N. T., Hechos 20:28; Filipenses 1:1; 1 Timoteo 3:1, 2; Tito 1:7.

4. Uso de pastor, en el N. T., Efesios 4:11; 1 Pedro 5:2; hechos 20:28 (traducido como "apacentad").(1) Se ve claramente en estos pasajes, que en cada asamblea del N. T. grande o pequeña, había una pluralidad de ancianos, obispos, pastores.

5. Otras escrituras relativas al puesto de anciano:

(1) Naturaleza del cargo:

  A. Superintendentes, o líderes por persuasión en palabra y ejemplo, Hechos 20:28; 1 Timoteo 5:17; Tito 2:1, 7, 8, 15; 2 Timoteo 4:2; hebreos 13:7, 17; 1 Tesalonicenses 5:12, 13.

  B. Ministros o sirvientes, no señores, Mateo 20:26, 28; Marcos 10:43; 1 Pedro 5:3.

  C. Maestros de doctrina, Efesios 4:11-14; 1 Timoteo 4:6; 13, 16; 2 Timoteo 4:2; Tito 1:9.

  D. Trabajadores en el evangelismo, 2 Timoteo 4:5; Efesios 4:11.

6. El trabajo de una pluralidad de ancianos puede discernirse en los siguientes ejemplos: Hechos 6:8-10; 8:5, 26; 9:20, 26-29; 11:19-30; 12:25;  13:1-5; 14:26-28; 15:30-35; Santiago 5:14.

II. Diáconos, mejor: sirvientes.

1. Origen del cargo, Hechos 6.

2. Calificaciones para el cargo, 1 Timoteo 3:8 en adelante.

3. Funciones: Para cuidar por las necesidades materiales de los miembros de la asamblea.

Nota de importancia:  Muchos pastores de hoy han sido elevados a la imagen ejecutiva no bíblica de algo así como un superpastor, y a los diáconos se les ha dado la posición de gobernantes y superintendentes, y los cargos

del diácono bíblico son: Ocuparse de los asuntos prácticos.  Cualquiera puede escudriñar las Escrituras en vano buscando algo así como una "junta de diáconos" quienes hacen todas las decisiones de la asamblea. (Continuará)

 

Las Doctrinas de los Apóstoles de la Negación (Testigos de Jehová)

1. Niegan los atributos del teísmo de Dios,  (Teísmo: del griego THEÓS (Dios).  Doctrina que afirma la existencia de un Dios personal, creador del universo y gobernador de todo)

2.  Niegan la naturaleza trina de Dios,.

3.  Niegan la personalidad del Espíritu Santo.  

4. Niegan las dos naturalezas de Cristo Jesús (Dios-Humana).

5.  Afirman el nacimiento virginal de Jesús.

6.  Niegan la Justificación por fe sola.

7.  Niegan la suficiencia de la expiación de Jesucristo.

8.  Niegan el castigo consciente eterno.

9.  Niegan la resurrección corporal de Jesús.

10.  Tuercen la Vuelta literal de Jesucristo.

11.  Niegan la inmortalidad del alma.

12.  Tuercen la Biblia como un Libro infalible, inerrable.

13.  Niegan la Continuidad de la EKKLESÍA.

14.  Niegan la Predestinación  de ciertas personas a ser salvas.

16.  Niegan la Salvación de otros además de los "Testigos",.

17.  Niegan la Depravación  total. 

18.  Tuercen la Vida eterna en la presencia de Dios.

19. Niegan el Sentido en el estado intermedio (entre la muerte y la resurrección).

20. Tuercen un juicio final.

Conclusión: Esta es una breve opinión de sus muchas doctrinas falsas.

 

LECCIÓN 6: LA ORACIÓN

Por: Alfonso Alvizú Cantera

“¿Qué importancia tiene la Oración en mi Vida?”

      Alguien dijo alguna vez que el cristiano es tan fuerte como lo es su vida de oración. Hay mucho de cierto en ello porque la oración es sencillamente la comunicación de uno con Dios.

      Cuando uno lee la Biblia, Dios le habla a uno; pero cuando uno habla con Dios, uno es quien le habla a Dios. No puede crecer tu relación personal con el Señor Jesucristo sin una comunicación correcta.

I. ¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE LA ORACIÓN?

1. NO ES PARA CONFORMAR A DIOS PARA CONVENIENCIA PERSONAL, NI PARA CAMBIAR SU MENTE.       Es más bien para que uno se conforme a su voluntad, FILIPENSES 4:6-7.   La vida de oración adecuada produce tranquilidad mental y paz en el corazón.

2.   LO ACERCA MÁS A DIOS, PARA QUE ÉL PUEDA PROBAR SU CAPACIDAD PARA SUPLIR CUALQUIER NECESIDAD.

(1) Dios está activo en cada detalle de tu vida, y sabe exactamente lo que necesitas antes de que tú se lo pidas. Mateo 6:8.

(2) Dios permite que haya necesidades en tu vida para poder acercarte más a Él y encontrarte con Él. Salmo 50:15.

3.   El momento más peligroso de tu vida es cuando tienes todas tus necesidades satisfechas, sin tener necesidad de nada, inclusive de Dios. Apocalipsis 3:17.

4.   Dios utiliza esas necesidades para atraernos a donde pueda bendecirnos y revelarnos que nuestra verdadera necesidad sencillamente es el Señor Jesucristo y su gracia. El ejemplo clásico de éste principio tan importante es el aguijón en la carne de Pablo. 2 Corintios 12:7-10.

5. Esta es la razón por la que es absolutamente esencial dar gracias por todo, incluyendo especialmente, las necesidades y los momentos difíciles de tu vida. 1 Tesalonicenses 5:18.

6.   También ésta es la razón por la que es absolutamente esencial desarrollar una actitud de oración consistente en  que tu primera reacción en momentos difíciles sea ir a Dios en oración. 1 Tesalonicenses 5:17.

II. ¿CÓMO DEBES ORAR?

1.   PRIMERAMENTE, ROMANOS 8:26-27 ESTABLECE CLARAMENTE QUE NO SABEMOS CÓMO ORAR O PORQUÉ ORAR.  Es por eso que el Espíritu Santo, quien vive dentro de nosotros, intercede por nosotros en oración.

2.   SIN EMBARGO, EXISTEN ALGUNOS LINEAMIENTOS BÁSICOS.

(1) Ora siempre - desarrolla una vida de oración. 1 Tes. 5:17; Lucas 18:1

(2)  No repitas las mismas palabras una y otra vez. Mateo 6:7

(3)  Habla con Dios como con un amigo. ¡Él es tu amigo! Juan 15:13-14; Éxodo 33:11; Proverbios 18:24

(4) Reconoce que tienes acceso DIRECTO con Dios personalmente. NO necesitas de intermediarios para hablar con Dios. 1 Timoteo 2:5; Efesios 2:18

3. ASEGÚRATE DE MANTENER TU RELACIÓN BÁSICA CON EL SEÑOR DE UNA MANERA CORRECTA.      Hay cosas en tu vida que pueden estorbar tus oraciones.

(1)  Pecado no confesado. Isaías 59:1-2; Salmo 66:18

(2)  Un espíritu no perdonador. Mateo 6:14-15

(3)  Amargura hacia tu cónyuge (o hacia otros semejantes). 1 Pedro 3:7

(4)  No pedir. Santiago 4:2

(5). Pedir con egoísmo, o con cualquier otra motivación equivocada. Santiago 4:3; Proverbios 21:13

(6) Insensibilidad hacia la Palabra de Dios. Proverbios 28:9

III. HAY CUATRO TIPOS DE ORACIÓN BÁSICA,

1 Timoteo 2:1

1. SÚPLICA - Peticiones Específicas.   Filipenses 4:6 dice que “sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios”.   Demasiadas oraciones se desperdician por ser tan generales.      Por ejemplo: “Dios, por favor, bendíceme”. La respuesta de Dios es en esos casos: “¿Cómo?” “¿De qué manera quieres que te bendiga?

2.   ORACIONES - Esta es la consumación, es un término usado para clasificar toda comunicación con Dios.

3.   INTERCESIONES - Oraciones por otros.   Esto es importante para conservar puras nuestras motivaciones y quitar nuestros ojos egoístas de nosotros mismos.

4.   ACCIÓN DE GRACIAS.   Salmo 100:4 claramente enseña que entramos a la presencia de Dios por medio de las acciones de gracias y de la alabanza.

IV. LLEVA UN REGISTRO DE TUS PETICIONES

1.   POR MEDIO DE UNA LISTA QUE TE AYUDE A RECORDAR POR LO QUE ORAS. De otra manera tu vida de oración no será consistente.

2.   ES MUY IMPORTANTE TENER UNA LISTA DE ORACIONES CONTESTADAS PARA FORTALECER NUESTRA FE EN LA HABILIDAD DE DIOS PARA CONTESTAR LAS ORACIONES.

V.  PREGUNTAS FUNDAMENTALES

1. ¿DIOS CONTESTA TODAS MIS ORACIONES?   Sí, pero no siempre de la forma que a ti te gustaría, o cuando tú quisieras que Él lo hiciera. Como vimos en la lección uno, Dios es tu Padre Celestial y todos sus caminos son perfectos.

      Habrá ocasiones, cuando en su infinita sabiduría, la mejor respuesta a la oración sea “NO” o “TODAVÍA NO”. En tales ocasiones, simplemente confía en Él.

2. ¿QUÉ IMPORTANCIA TIENE ORAR POR OTROS?

(1)  Pablo constantemente oraba por otros, Romanos 1:9; y muchas veces pedía que oraran por él. Hebreos 13:18; 2 Tes. 3:1

(2)  Samuel dijo que era pecado contra Dios no orar por otros. 1 Samuel 12:23

(3)  Persiste en ello. El resultado final de tus oraciones jamás se sabrá completamente en esta vida.

(4) Un ejemplo de oración eficaz por otros es el de Jorge Muller, quien oró por la salvación de 5 personas por 17 años. Dos fueron salvos en su funeral y los otros tres al año. (Estos estudios continuarán)

 

La Fe...Las Obras, V

TEMA: Justificado Por Fe

LECTURA: Romanos 4:1-25.

INTRO: La diferencia entre las enseñanzas de la "Iglesia Católica Romana" y las Escrituras se muestra como:  La vista Romanista: La fe más las obras son justificación.  La vista bíblica: La fe produce la justificación y las obras.

      Siendo que el creyente es justificado (declarado derecho, correcto con Dios) por la fe sola, su posición ante Dios no depende de sus méritos personales, Romanos 4:5.

I. La Justificación declarada. 

1. La justificación declarada dice que el creyente tiene una posición correcta con Dios.  Es una obra cien por ciento por parte de Dios.  Es un edicto divino y el hombre no tiene parte.

2. En términos bíblicos la justificación es aquel edicto de Dios que dice: "No Culpable" al pecador en el momento del arrepentimiento y la creencia en la obra final de Jesucristo.  Cuando Dios justifica al pecador, Él imputa Su justicia divina al creyente, Romanos 4:22-25.

3.  Los méritos de Jesucristo llegan a ser la base en la cual el creyente se queda ante Dios, Romanos 5:19; 1 Corintios 1:30; Filipenses 3:9.

4. Por eso, porque de tal justificación, el creyente:

(1) Es libre de cualquier carga de culpabilidad, Romanos 8:33.

(2) Es adoptado en la familia de Dios, Romanos 8:15.

(3) Llega a ser "coheredero" con Cristo, Romanos 8:17.

(4) Está "en Cristo", Gálatas 3:27.

(5) Y, Cristo está "en" el creyente, Colosenses 1:27.

II. La diferencia entre la justificación y la santificación.

1. La justificación no hace recto al pecador.  Dios declara que el pecador es recto, correcto con Él, Romanos 3:28; Gálatas 2:16.

2. La justificación imputa (atribuye) la justicia de Jesucristo a la cuenta del pecador, Romanos 4:11b.

3. Mientras la santificación imparte rectitud al pecador, Romanos 6:1-7.

4. La justificación es una acción fuera del pecador que cambia su posición, Romanos 5:1, 2.

5. La santificación es interna y cambia el estado del pecador, Romanos 6:19.

6. Por eso, la justificación es un evento, una vez y para siempre, mientras la santificación es un proceso, poco a poco.

III.  ¿Qué dice la Iglesia Romana de la justificación?  Que es una infusión de gracia la que hace recto al pecador, o sea, la base de la justificación es algo que el pecador puede hacer por sí mismo siendo obediente a las reglas de la "iglesia".

IV. La Justificación en el Nuevo Testamento.  Es el corazón y el alma de la doctrina de la salvación.  El Espíritu Santo lo explicó a Pablo en la Carta que él escribió a la asamblea en Roma.

1. La primera mitad del Libro de Romanos se divide en tres partes:

(1) Capítulos 1:1 hasta 3:20 declara que "no hay justos".

(2) Capítulos 3:21 hasta 5:11 declara que la justificación viene por la fe en el Cristo crucificado.

(3) Capítulos 5:12 hasta 8:13 explica acerca de la rectitud (santificación) de Dios siendo  aplicada al creyente.

2. O en otra forma:

(1) Romanos 1:1 hasta 3:20 habla del pecador rechazando la rectitud de Dios.

(2) Romanos 3:21 hasta 5:11 habla de Dios proveyendo Su rectitud al pecador.

(3) Romanos 5:12 hasta 8:13 habla de la rectitud aplicada a las vidas de los creyentes.

3. Pablo usa la ilustración de Abraham para explicar la justificación, Romanos 4:1-5.  Aquí podemos ver:

(1) Que la salvación del alma del infierno no puede ganarse por obras humanas.  Hay solamente dos clases de religión en el mundo: la falsa, cuyo padre es Satanás, basada sobre méritos humanos; y la verdadera, de realización divina.

(2) Que se excluye la jactancia, Romanos 4:2, 3.  Véase Génesis 15:6.

(3) Que la justificación trae las bendiciones del perdón, Romanos 4:6-8.  Véase Salmo 32:1, 2; Colosenses 2:14; 1 Pedro 2:24.

(4) Que Abraham no era justificado por el acto de circuncisión, Romanos 4:9-12.  Véase Génesis 17:9-14.

(5) Que él no era justificado por la ley, Romanos 4:13-15.  Véase Gálatas 3:19-24.

(6) Que él era justificado por la gracia de Dios, Romanos 4:16, 17.

Conclusión: La justificación no ocurre sola en el plan eterno de Dios porque siempre la santificación está a su lado.  Dios nunca declara al pecador correcto legalmente sin declarándole correcto en lo práctico, Romanos 8:30.  Cuando el acto de justificación ocurre, en tal momento el proceso de santificación comienza.   (Continuará)

 

La Fe... Las Obras, VI

TEMA: Libre Del Pecado, Esclavos de La Justicia

LECTURA: Romanos 6:1-23

INTRO: Los que enseñan "salvación barata", que el pecador no tiene que tomar a Jesucristo como su SEÑOR cuando es salvo, está diciendo que hay dos pasos en la vida cristiana: (1) El nuevo nacimiento, y después (2)  una consagración.  Y entre los dos "pasos" aquella persona va a vivir una vida carnal, sin dedicación a Dios.

      En estos estudios hemos notado que Dios no justifica (declara correcto) a ninguna persona sin Su obra de santificación.  Por eso, no hay necesidad del segundo paso, mostrado arriba, véase 1 Corintios 1:2, 30; 2 Tesalonicenses 2:13; 2 Pedro 1:3.

I. ¿Qué es la santificación?  Es una operación continua del Espíritu Santo en cada creyente haciéndole "santo" (separado) para una obra divina que hace su carácter, afecciones, y comportamiento conforme a la imagen de Jesucristo.

1. La justificación es un evento de una sola vez. La  Santificación es un proceso durante toda la vida del creyente.

2. La Justificación libera al pecador de la culpabilidad de su pecado, mientras la santificación le libera de la contaminación de su pecado.

3. Pero nótese bien:  En la justificación, el pecado entrega el principio, la causa de pecado.  En la santificación él entrega su práctica de pecado.

4. Hay un aspecto inmediato de la santificación que es simultáneo con lo que es la justificación, 1 Corintios 6:11, pero no es algo de una sola vez, Hebreos 12:14.

II. ¿Obrar o no obrar?  Véase Romanos 4:5.  En los capítulos 3 y 4 del Libro tenemos un aspecto legal de la justificación.  En el capítulo tres, Pablo explicó cómo la culpabilidad o la justicia puede ser imputada a una persona por la obediencia o la desobediencia de otra persona.

1. En el capítulo seis Pablo habló del aspecto práctico de la justicia de Dios... la santificación.  Dijo que la justicia de Dios, la que Dios otorga a cada creyente, tienen ambas una implicación judicial y práctica.  No hay dos clases de justicia sino que hay dos aspectos.  Dios nunca declara al pecador "recto" sin haciéndolo "recto", Rom. 8:29, 30.

II.  Una mirada al capítulo seis de Romanos.

1. Pablo, terminando su discurso de justificación, escribió en Romanos 5:20, 21..., y luego una pregunta en 6:1.  Ahora vamos a ver la contestación:

(1) La Santificación está vinculada inseparablemente con la justificación, Romanos 6:1-11.

(2) El legalismo indicó a los judíos la piedad y de ser "justificado por fe sola" les pareció cosa increíble, como el antinomianismo (creencia que, bajo la gracia, la "ley moral" no tenía valor, que la persona salva no tenía obligación a vivir "santa").  Siendo que los judíos no entendieron la gracia de Dios, ellos pensaron solamente en el antinomianismo, diciendo que "ya somos salvos" y continuaban viviendo en pecado.

2.  Por eso Pablo les explicó en el capítulo seis que la "justificación por fe" no dio lugar a la enseñanza del antinomianismo, diciendo "...en ninguna manera...", 6:2.  Cada creyente ha muerto al pecado porque ya está en Cristo Jesús, Romanos 6:11, y Él murió en nuestro lugar, Romanos 5:6-8.  Por eso, cada creyente es contado "muerto" con Jesucristo.

3.  Ciertamente cualquier creyente puede cometer cualquier pecado, pero no va a continuar viviendo bajo el dominio del pecado, Romanos 8:2-4; 1 Juan 3:9.

III. La unión del creyente con Jesucristo le da la garantía de una vida cambiada, Romanos 6:3-5; 2 Corintios 5:17.

1. Pabló usó la frase "...en Cristo"... varias veces: Romanos 8:1; 12:5; 16:7; 1 Corintios 1:2; Colosenses 1:28.

2. Siendo que el creyente está  "en Cristo Jesús"  Él es al creyente:

(1) 1 Corintios 1:30.

(2) Colosenses 3:3.

(3) Romanos 6:4.

(4) Romanos 12:5.

(5) Colosenses 3:4.

(6) Colosenses 1:27.

3.  Ahora véase Romanos 6:3-10; 1 Corintios 6:15.

IV. La fe del creyente es la manera por la cual él vence el pecado en su vida.  Véase la certidumbre dada al creyente en Romanos capítulo seis:

1. V. 3. "sabéis".

2. V. 6. "sabiendo que".

3. V. 9. "sabiendo que"

4. V. 11. consideraros"

5. V. 13 "presentaos"

V. La gracia de Dios nos garantiza una victoria completa sobre el pecado.

1. Siendo que nuestra salvación del infierno es eterna, el alma no puede perderse, pero el pecado puede atacar nuestro cuerpo.  Hasta el día de nuestra muerte, 1 Corintios 15:53, nuestro cuerpo será sujeto a tentación, Romanos 8:23.

Conclusión: La obediencia no produce ni conserva nuestra salvación, sino que debe ser el carácter de cada persona redimida, Juan 8:31; 14:21, 23, 24; 15:10.  (Continuará)

 

Oración y Ayuno, parte I

Por: Gunther Mejia

LECTURA: Lucas 18:1-14

INTRO:  Cuando estudiamos las Escrituras, pronto nos damos cuenta de que la oración y el ayuno han tenido un lugar muy importante en las vidas de los creyentes.

I. La oración y el ayuno a la luz de las Escrituras.

1. La oración:

(1) ¿Dónde hay que orar?, 1 Timoteo 2:8.

(2) ¿Cuándo hay que orar?, Lucas 18:1.

(3) ¿Sobre qué hay que orar? Filipenses 4:6.

(4) ¿Hay alguna condición? Juan 14:14.

2. ¿Cómo hay que orar?

(1) A solas, Mateo 6:6.

(2) En público, Mateo 18:19, 20.

(3) Con fe, Mateo 21:22.

(4) Con eficacia, Santiago 5:16b.

(5) Sin cesar, 1 Tesalonicenses 5:17.

3. ¿En qué se basa la oración?

(1) En las promesas de Dios, Génesis 32:9-12

(2) En los pactos de Dios con el hombre, Jeremías 14:21.

(3) En la fidelidad de Dios, Salmo 143:1.

(4) En la justicia de Dios, Daniel 9:16.

(5) En la misericordia de Dios, Daniel 9:18.

4. ¿De qué puede ir acompañada la oración?

(1) Arrepentimiento, 1 Reyes 8:33.

(2) Confesión de pecado, Nehemías 1:4-7.

(3) Llanto, Oseas 12:4.

(4) Ayuno, Nehemías 1:4.

(5) Atención-despertar espiritual, Lucas 21:36.

(6) Sobriedad, 1 Pedro 4:7.

(7) Gratitud, Filipenses 4:6.

5. ¿Qué es lo que nos anima a orar?

(1) Las promesas de Dios, Job 22:27.

(2) Las promesas de Jesucristo, Lucas 11:9, 10.

(3) El saber que Dios escucha las oraciones, Salmo 4:3.

6. ¿Qué hace el Espíritu Santo de oración?

(1) Es derramado por Dios, Zacarías 12:10.

(2) Nos auxilia en nuestra debilidad, Romanos 8:26.

(3) Actúa en la oración del creyente, Romanos 8:27.

7. ¿Existen determinadas posiciones para orar?

(1) Con el rostro en tierra, Números 16:22.

(2) Arrodillado, Daniel 6:10.

(3) De pie, 1 Reyes 8:22.

(4) Con manos extendidas, Isaías 1:15.

(5) Con manos levantadas, Salmo 28:2.

8. ¿Qué recibe el que ora?

(1) Bendiciones temporales, Génesis 28:20-22.

(2) Bendiciones espirituales, Mateo 6:33.

(3) Misericordia y gracia, Hebreos 4:16.

(4) Más amor al Señor, Salmo 116:1.

(5) Deseos de adorar a Dios, Salmo 66:20.

(6) Lo que ha sido prometido, Isaías 58:9.

9. ¿Qué ocurre con el que ora?

(1) La oración del justo puede mucho, Santiago 5:16.

(2) La oración sincera es agradable a Dios, Heb. 10:22.

(3) El que persevera recibe contestación, Rom. 12:12.

10 ¿Hay promesas para la oración privada y la pública?

(1) Dios oye la oración, Job 22:27; 2 Crón. 7:14, 16.

(2) La oración incluye bendiciones, Éxodo 20:24.

(3) La oración incluye alegría, Salmo 95:1, 2.

11. ¿Por quién debemos orar e interceder?

(1) Reyes y los que están en eminencia, 1 Timoteo 2:2.

(2) Siervos de Dios, 2 Corintios 1:11.

(3) La nación de Israel, Isaías 62:6, 7.

(4) Todos los creyentes, Efesios 6:18.

(5) Toda la gente, 1 Timoteo 2:1.

(6) Patrones (amos), Génesis 24:12, 14.

(7) Empleados (siervos), Lucas 7:2, 3.

(8) Niños, Génesis 17:18.

(9) Amigos, Job 42:8, 10.

(10) Compatriotas, Romanos 10:1.

(11) Enfermos, Santiago 5:14.

(12) Perseguidores, Mateo 5:44.

(13) Enemigos, Jeremías 29:7.

(14) Los que nos envidian e injurian, Números 12:13.

(15) Los que nos abandonan, 2 Timoteo 4:16.

(16) Los que se quejan contra Dios, Números 11:2 hasta 14:19.

(17) Los que le piden, Hebreos 13:18.

(18) Unos por los otros, Santiago 5:16.

(19) Los que pecan contra Dios, 1 Juan 5:16.

  A. La intercesión bendice, Job 42. 10.

  B.  Dejar de interceder es pecado, 1 Samuel 12:23.

12.  ¿Existen obstáculos para recibir respuesta?

(1) Duda, Santiago 1:6, 7.

(2) Pedir mal, Santiago 4:3.

(3) un espíritu no perdonador, Mateo 6:15.

(4) Un corazón inicuo, Salmo 66:18.

(5) Cuando el marido no da honor a la mujer, 1 Ped.  3:7.

13. Exhortaciones a la oración:

(1) Orar en el Nombre de Jesús, Juan 16:23, 24.

(2) Orar con gratitud, Filipenses 4:6.

(3) Orar con fe, Marcos 11:22-24.

(4) Orar conforme a la voluntad de Dios, 1 Juan 5:14, 15.

(5) Orar y guardar Sus mandamientos, 1 Juan 3:22.

(6) Orar sin cesar, 1 Tesalonicenses 5:17.

14.  ¿Contesta Dios la oración?

(1) Dios contesta al que ora, Salmo 99:6.

(2) Dios contesta en Su tiempo, 2 Corintios 6:2.

(3) Jesucristo mismo contesta oración Juan 14:12-14.

(4) Respuesta prometida en tiempos de angustia, Salmo 50:15.

(5) Respuesta se da por la gracia de Dios, Isaías 30:19.

(6) Respuesta se da a tiempo, Isaías 65:24.

(7) Respuesta diferente a la esperada, 2 Corintios 12:7-9.

(8) Respuesta mayor a la esperada, Jeremías 33:3.

15. Cuando oren:

(1) No hagan como los hipócritas, Mateo 6:5.

(2) No hagan como los gentiles, Mateo 6:7.

(3) Hagan como los hijos, Mateo 6:8. (continuará)

 

El Santificador Del Discípulo

LECTURA: 1 Pedro 1:13-16

TEXTO: 1 Juan 4:17c

INTRO: Es mi oración que usted y yo podemos aplicar las palabras de nuestro texto a nuestras vidas: "...pues como Él es, así somos nosotros en este mundo....".

(1) Como Jesús fue nacido del Espíritu Santo, Lucas 1:35, así es el que cree en Él, Juan 1:13.

(2) Como Jesús era sellado con el Espíritu Santo, Lucas 3:22, así es el creyente, Efesios 1:13.

(3) Como Jesús era guiado por el Espíritu Santo, Lucas 4:1, así son los creyentes, Romanos 8:14.

(4) Como Jesús fue ungido con el Espíritu Santo, Lucas 4:18, así lo somos nosotros, 2 Corintios 1:21.

(5) Como Jesús actuó en el poder del Espíritu Santo, Lucas 4:14-19, así debemos actuar en Su poder, Hechos 1:8.

(6) Como Jesús se ofreció a Sí mismo a Dios como sacrificio por el pecado por el Espíritu Santo, Hebreos 9:14, así debemos sacrificarnos nosotros para ser agradables a Él, Romanos 15:16.

(7) Como El Señor fue resucitado de la tumba por el Espíritu Santo, 1 Pedro 3:18, así nosotros seremos resucitados, Romanos 8:11.

      La palabra santificación quiere decir: separación o dedicación.  Los creyentes son separados para  Dios, en Cristo, del mundo.

      Comenzamos esta lección observando lo que dicen las Escrituras acerca el Espíritu Santo de Dios y del creyente en Cristo Jesús:

I. Como pecadores, somos avivados por el Espíritu Santo, Juan 3:5.  Véase Tito 3:5.

1. ¿Cuál es la evidencia de que somos "avivados", "nacidos de nuevo" de Dios?  El creyente en Jesucristo:

(1) "...hace justicia..." 1 Juan 2:29.

(2) "...no practica el pecado..." 1 Juan 3:9.

(3) "...amémonos unos a otros..." 1 Juan 4:7.

(4) "...vence al mundo...", 1 Juan 5:4.

II. Como "santos" (separados) somos sellados por el Espíritu Santo, Efesios 1:13, 14; 4:30.

1. Hay cuatro verdades significadas por aquel sello:

(1) Seguridad, Daniel 6:17; Mateo 27:62-66.

(2) Autenticidad, 1 Reyes 21:6-16.

(3) Propiedad, Jeremías 32:10.

(4) Autoridad, Ester 8:8-12.

III. Como hijos de Dios, Gálatas 3:26, tenemos el testimonio del Espíritu Santo, Romanos 8:16.

1. Aquel testimonio es doble:

(1) El testimonio de Dios a nosotros por Su Palabra.

(2) El testimonio de nosotros a Dios por nuestra obediencia, 1 Juan 3:20-24.

IV. Como sacerdotes, Apocalipsis 1:6, somos ungidos con el Espíritu Santo para adorar, trabajar, y andar, 1 Juan 2:20, 27.

1. Siendo que cada creyente es un sacerdote, 1 Pedro 2:5, él está para ofrecer un "sacrificio de alabanza" continuamente a Dios, Hebreos 13:15.

2. Está para rendir su cuerpo a Dios como un "sacrificio vivo", Romanos 12:1.

3. No se debe olvidar de hacer "lo bueno" a otros, porque de tales "sacrificios" Dios se agrada, Hebreos 13:16.

4. Aquellos sacrificios son para ser ofrecidos en el Nombre de Jesucristo, y por el poder del Espíritu Santo, Efesios 2:18; Gálatas 6:8.

V. Como herederos de Dios, tenemos el Espíritu Santo como una "prenda", "fianza" o “garantía” (algo de valor dado para asegurar una compra) de nuestra herencia, Efesios 1:13, 14.

1. El creyente es traído a Dios por la obra de Jesucristo en la Cruz, pero Dios es traído al creyente por el Espíritu Santo.

2. ¿Cómo será nuestra herencia?

(1) El creyente será liberado de este cuerpo de pecado, Filipenses 3:20, 21.

(2) Será conformado a la imagen de Jesucristo, Romanos 8:29.

(3) Será satisfecho en la presencia del Señor, Apocalipsis 7:15-17.

(4) Verá la gloria de nuestro Salvador, Juan 17:24.

VI. Como templos de Dios, tenemos la presencia de Su Espíritu Santo, 1Corintios 3:16.

1. El "Dagón" de la carne tiene que caer delante de la presencia de Dios, 1 Samuel 5:1-4.

(2) Las cosas de esta tierra, el amor al dinero, glorificación de sí mismo, egoísmo, amor propio, todo debe ser limpiado, y quitado de nuestra vida, Salmo 29:9.

VII. Como creyentes necesitamos una renovación diaria por el Espíritu Santo, Los Hechos 4:31; Gálatas 5:16.

1. ¿Cómo recibimos esta renovación?

(1) Esperando en Dios en oración, Isaías 40:31.

(2) Escrutando la Palabra, Salmo 119:47, 48.

(3) Por fe, Hebreos 11:1.

Conclusión: Cuando nosotros confiamos en Dios, Él ha de guardarnos.  Cuando nos rendimos a Dios, Él ha de llenarnos.  Cuando obedecemos a Dios, Él ha de habilitarnos.  Cuando nos sometemos a Él, Él nos da la victoria.  (fin)

 

Satanás

LECTURA: Ezequiel 28:1-19 (Nota: En los vs. 12-15, como en Isaías 14:12, el lenguaje va, en su significado, más allá del rey de Tiro a Satanás)

TEXTO: 1 Pedro 5:8

INTRO: Mucha gente niega la existencia de un diablo (griego: DIABOLOS = calumniador, denigrador, detractor).   Hay un solo diablo, Satanás, pero hay muchos demonios (mensajeros caídos).  Satanás (hebreo SATAN = adversario; griego: SATANAS = el acusador).

      La existencia de Satanás no puede ser determinada por las opiniones del hombre.  La única fuente de información verdadera son las Escrituras.  Por eso Satanás trata a desacreditar la Palabra de Dios.

      Satanás no es el "principio (causa primitiva) de la maldad" siendo que él es una criatura, creado recto y bueno por el Creador, Colosenses 1:15, 16.

      Nótese otra vez el texto, 1 Pedro 5:8 que dice que Satanás es como "león rugiente" porque los leones atacan animales enfermos, jóvenes y débiles. Escoge víctimas que están solitas o no alerta.  Esta es la razón por la que el creyente debe memorizar y usar cada día Santiago 4:7.

      Nuestro texto dice que el diablo "anda" y un día él ha de ser encadenado, Apocalipsis 20:1-3.  Por esto no estamos hablando de un "principio de maldad" sino de una criatura real, un mensajero (ángel) caído, uno que no es visible.

      El diablo se conoce por varios nombres:

(1) Beelzebú, príncipe de los mensajeros caídos, Mateo 10:25.

(2) Belial, uno sin utilidad, 2 Corintios 6:15.

(3) Adversario, enemigo personal y sobrenatural, 1 Pedro 5:8.

(4) Dragón, Apocalipsis 20:2.

(5) Serpiente, Apocalipsis 20:2.

(6) El "Potentado Celestial", Efesios 2:2; 2 Corintios 4:4.

I. Su origen.  Aunque no hay detalles dados, podemos entender que él es una creación (mensajero) de Jesucristo, Colosenses 1:15, 16.  Que antes de su caída tuvo una posición exaltada entre todos de los mensajeros.

1. En Ezequiel 28 leemos de un "rey" imaginario de la ciudad de Tiro, un puerto al sur de Sidón, y por el contexto entendemos que Dios está hablando a Su criatura caída, nótese bien los vs. 12-19.

2. En Isaías 14:12-17 encontramos detalles de la caída de aquella criatura que Dios había hecho perfecta.

(1) Los traductores de nuestra Biblia pusieron la palabra "Lucero  pero este no es un nombre propio.  El hebreo es HEYLEL y debe ser traducida "lucero del alba" o "el que da luz", véase Job 38:7.

(2) Unos piensan que cuando Dios creó esta tierra, que Él puso aquel mensajero, "el lucero del alba" como el encargado, véase Isaías 14:13 donde el diablo dijo: "...subiré al cielo...", etc.

(3) Con razón el diablo indicó a Jesucristo en aquel día de Su prueba (Mateo 4:8, 9) que él es el dueño de esta tierra.  Esta es la razón por la cual hasta hoy él está tratando de tomar por fuerza esta tierra de la cual una vez él estaba el encargado.

II. ¿Dónde está el diablo hoy?  Debido a la ignorancia muchos piensan que él está en el "infierno".  ¡No es cierto!

1. En 2 Pedro 2:4 leemos de los mensajeros que "...abandonaron su propia morada..." y que están ahora en "...prisiones eternas...". (no en el lago de fuego, el infierno final) esperando un futuro juicio.  Esos no son aquellos mensajeros que se rebelaron con el que ya es conocido como el diablo.

2. Hoy día el diablo y los otros mensajeros (demonios) tienen libertad, véase Job 1:6, 7; 2:1, 2.  Libertad de "caminar" sobre esta tierra para tentar a todo el mundo.  Siendo "seres espirituales" que moran entre las estrellas (véase el dibujo).

III. El reino de Satanás.  Él es un "rey" y tiene un "reino", Mateo 12:22-30; Efesios 6:10, 12.  Aquel reino consiste de:

1. "Principados" territorios sobre los que recae este título o que están sujetos a la potestad de un príncipe.

2. "Autoridades", personas revestidas con poder.

3. "Gobernantes de las tinieblas", que controlan países.

4. "Espíritus de maldad".  Son los ángeles caídos bajo el control de su líder, el diablo.  Aunque son espíritus, son reales y vienen contra los creyentes día tras día para tentarlos, véase Daniel 10:9-14.

IV. Los métodos usados por el diablo.  Él es un "burlador", uno que engaña, y está encargado de este sistema del mundo, 1 Juan 5:19; 2 Corintios 4:3, 4.

1. Él tiene aun sus propios predicadores, Gálatas 1:6-10.

2. Su propia doctrina, 1 Timoteo 4:1.

3. Es el instigador, incitador de la Gran Apostasía, 2 Pedro 2:1, 2.

4. Él es el "pastor" de cada "iglesia" falsa donde se enseñan sus doctrinas.

5. Él es nuestro adversario (contrario, enemigo, antagonista) de cada creyente.

(1) Desde el principio de la creación él ha hecho "una guerra" con la raza humana, nótese lo que él hizo con Adán y Eva.

(2) Él es el gran engañador tomando el cuerpo de un animal bello en el huerto para decepcionar a Eva.  La palabra "serpiente" en Génesis 3:1 es NACHASH = murmurar un encantamiento.  El animal no era una culebra pero fue cambiado a ser una, 3:14.

(3) Desde el principio de la creación de la raza humana el diablo trató a eliminar el nacimiento de aquella "Semilla Prometida" de Génesis 3:15 causando que Abel  matara a su hermano Caín.  Hasta la cruz, el diablo trató vez tras vez, sin éxito, de evitar el nacimiento del Salvador.

V. Leemos en Apocalipsis del fin del diablo y sus ángeles caídos.  Todavía tiene su libertad para hacer su obra de tentación en el mundo, morando en el Segundo Cielo, véase Apocalipsis 12:7-12.

1. Ha de venir un gran "ay" sobre esta tierra por parte de la ira del diablo obrando por medio de aquel hombre, el "anticristo", aquella "bestia" de Apocalipsis 13:1-8.

2. Terminando los siete años de la Gran Tribulación, el anticristo, un hombre de renombre, y el profeta falso, un falso predicador, será arrojado en el Lago de Fuego (Gehenna) es decir, el infierno final.

3. Mientras, el diablo será arrojado en el "abismo" (no al Lago de Fuego) por casi mil años, Apocalipsis 20:1-3.

4. Terminando los mil años del reino terrenal de Jesucristo, un tiempo de pura justicia, el diablo será liberado por "un poco de tiempo" con el propósito de engañar a los incrédulos, quienes nacerán durante aquellos mil años de parientes humanos salvos, durante los siete años de la Gran Tribulación, que entrarán para vivir en el reino.  Siendo que no ha de haber "tentación" durante aquel reino (el diablo estará en la cárcel) pero una vez, al salir, él hará su obra, Apocalipsis 20:7, 8.

5. Aquella gente, nacida durante aquel tiempo, que no ha recibido a Jesucristo como el Salvador, siendo tentada, va a pecar contra Dios y será lanzada en el Lago de Fuego, con el diablo, Apocalipsis 20:10.  (fin)

 

El Tercero Cielo..El Mundo Invisible, I

INTRO: Las Escrituras hablan de dos lugares a donde van las almas de los redimidos y los perdidos en el momento de su muerte.

I. El Tercer Cielo.  Este lugar está arriba de las estrellas y es donde está el Trono de Dios con Jesucristo sentado a Su derecha.  No es un "estado", ni una "condición", es un lugar, Juan 14:2; 2 Corintios 12:1-4; Efesios 4:10; Filipenses 1:23; Hebreos 1:3.

1. En el Tercer Cielo descansa la "Nueva Jerusalén", no ocupada todavía, que ha de bajar a esta tierra renovada en el futuro, Apocalipsis 21:1, 2.

2. Las Escrituras hablan de tres cielos:

(1) Esta atmósfera, Hechos 14:16, 17.

(2) De las estrellas, Efesios 6:11, 12.

(3) El "tercer" cielo, la morada de Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo.

  A. De allá, Dios el Hijo bajó para ser nacido de la carne, y de allá opera el Espíritu Santo.

  B. Pablo visitó aquel lugar, quizás cuando fue atacado, Hechos 14:19, 20. Lo llamó "el Tercer Cielo" y el "Paraíso", 2 Corintios 12:1-4.

  C. Este es el lugar adonde va el alma redimida en el momento de la muerte del cuerpo, esperando aquel día de resurrección, Efesios 4:8-10.

   D.  En el Tercer Cielo todos de las almas de los redimidos estarán conscientes y contentas, esperando por aquel día, 1 Tesalonicenses 4:17; y luego, en su cuerpo resucitado, a pasar ante el Tribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10, a reinar con Jesucristo aquí en esta tierra por mil años, y después de la renovación de la superficie de esta tierra, a vivir para siempre aquí.

3. Llamo su atención al "estado" o a la "condición" de los redimidos que ahora están en el Tercer Cielo, siendo que hay tanta confusión debido a la ignorancia de los predicadores.

(1) Aunque el "estado" o la "condición" de los redimidos en el Tercer Cielo no es completo, es dichoso y ellos están contentos en un estado de descanso.

(2) Los redimidos allá están libres de tentación, de dolor, de enfermedades y de muerte.  Su ambiente es conductivo para existir santamente con el puro amor de Dios.

4. ¿Qué pasa al creyente en el momento de la muerte de su cuerpo carnal?

(1) Primero un mensajero lleva el alma al Tercer Cielo, Lucas 16:22 (en este caso el "paraíso" todavía estaba en el "mundo invisible")

(2) La experiencia de su muerte será fácil, Salmo 116:15.

(3) Tendrá la conciencia de salir de su cuerpo recibiendo un "cuerpo espiritual", 1 Corintios 15:50.

(4) Tendrá la experiencia de ser transportado en el espacio para llegar a la mera presencia de Dios.

(5) Sentirá el ambiente nuevo del amor puro, donde no hay discordancia, ni falta de armonía.  Todo será santo.

(6) Conocerá uno al otro.

II. El mundo invisible, conocido comúnmente como "infierno".

1. En el A. T. el hebreo es SEOL y se encuentra 65 veces.  En el N. T. el griego es HADES y se usa diez veces.  Las dos palabras hablan del mismo lugar: el mundo invisible de las almas de los muertos en el corazón de esta tierra.  Desde Caín todas de las almas de los incrédulos van allá esperando aquel día de la "Segunda Resurrección", Apocalipsis 20.13.

2. El cuerpo del incrédulo va a la tumba (hebreo: GEBER; griego: MNEMEION donde no hay vida.

3. Las palabras SEOL y HADES nos hablan del "infierno final", que es llamado GEHENNA (griego) o sea el Lago de Fuego, Apocalipsis 20:16.

4. El lugar llamado "abismo" está separado del SEOL y el HADES.  Es un lugar más profundo.

5. El TARTAROS es una prisión de los mensajeros caídos.

6. Para entender todo esto hay que estudiar el diagrama incluido.

(1) El SEOL y el HADES son el mismo lugar....la morada de las almas de los incrédulos.

(2) Aquel lugar tiene "puertas", Mateo 16:18 y el Señor tiene las llaves, Apocalipsis 1:18.

(3) Para obtener las "llaves" Él, a Su muerte tuvo que descender a las "...partes más bajas de la tierra..." Efesios 4:9.

(4) El Señor dijo al ladrón arrepentido: "...hoy estarás conmigo en el paraíso...." Lucas 23:43.  Por eso entendemos que antes de la muerte de Jesucristo, el "paraíso" estaba en el "mundo invisible".

(5) El salmista, hablando con voz de profecía dijo del Señor en 16:10 "...no dejarás mi alma en el Seol (mundo invisible) ni permitirás que tu Santo vea corrupción (el cuerpo del Señor)..."  Es decir que antes de la "corrupción" Su cuerpo salió del Paraíso, junto con las almas de todos de los redimidos al Tercer Cielo, Efesios 4:8-10.  Aquel "paraíso" se cambió al Tercer Cielo.

7. De los labios del Señor tenemos una descripción vívida del mundo invisible, Lucas 16:19-31.

(1) Lázaro, redimido, estaba en aquel Paraíso (P) mientras que el incrédulo está (y todavía está) en el lugar de tormento (H), que no es el "infierno final" sino una cárcel para los incrédulos esperando a pasar antes del Gran Trono Blanco de Dios (W) para recibir los grados de castigo en el Lago de Fuego.

(2) Entre el lugar de tormento (H) y el paraíso (P) hubo una gran sima (K), Lucas 16:26 la cual muestra la imposibilidad a cambiar de lugar una vez muerto.

(3) En la parte inferior del dibujo uno puede ver la "entrada" al Abismo (A) lo cual es "otra cárcel" para los ángeles caídos, conocidos como "demonios", Apocalipsis 9:1-21 y donde Satanás será prendido por casi mil años en el futuro, Apocalipsis 20:1-3, 7, 8.

(4) El A. T. habla de un lugar en el mundo invisible "Apolión" (destrucción), Proverbios 27:20 (abadón = perdición); Job 26:6; 28:22; 31:12; Salmo 88:11; Proverbios 15:11.  Véase Mateo 7:13; Romanos 9:22; Filipenses 3:19; 2 Pedro 2:1; 3:16. 

(5) El Abismo (A) es el lugar donde los demonios son guardados hasta su juicio, en el Lago de Fuego.

6. Al lado izquierdo del dibujo usted puede ver "Tártaros" (T).  Esta es la otra cárcel para los mensajeros caídos, 2 Pedro 2:4 donde por una mala traducción dice "infierno".  No hay palabra equivalente en el Español.

(1) Aquellos mensajeros caídos son los "hijos de Dios" de Génesis 6:1, 2, quienes tomaron forma de seres humanos y se juntaron con las "hijas de los hombres" (mujeres de la raza humana) y aquel pecado causó a Dios a destruir la faz de la tierra con aquella inundación.

(2) Ellos siguen todavía allá hasta que sean juzgados y arrojados en el Lago de Fuego (G).

7. A la derecha del dibujo está el "Lago de Fuego", o sea la GEHENNA o el infierno final, preparado para Satanás y sus mensajeros, los demonios, Mateo 25:41; Apocalipsis 20:12-15.

(1) El Lago de Fuego se llama TOFET (hebreo) en el A. T., 2 Reyes 23:10; Isaías 30:33; "lugar de sacrificio", en Jeremías 7:31-32; 19:6, 11-14.

(2) En el N. T. tal lugar se llama GEHENNA, Mateo 5:22, 29, 30; 10:28; 18:9; 23:15, 33; Marcos 9:43, 45-47; Lucas 12:5; Santiago 3:6.   Aquel "Lago de Fuego" todavía no tiene habitantes.

(3) Los primeros seres humanos en sentir aquel castigo en el Lago de Fuego serán el anticristo, y su profeta falso, Apocalipsis 19:20.  Después el diablo y todos los demonios (mil años más tarde), Apocalipsis 20:12-15.

8. ¿De dónde vino el nombre GEHENNA?  Afuera de Jerusalén hay un valle del "Hijo de Hinom", Jeremías 7:31.  Durante el ministerio de Jeremías y Isaías, los incrédulos forzaron a sus hijos a pasar por un fuego de azufre que los quemaba día tras día.  Años después aquel lugar fue convertido en un basurero, conocido como   GE HIMON (el valle del hijo de Hinom).  Jesucristo usó tal palabra para describir el Lago de Fuego del futuro, Marcos 9:43-48. (continuará)

 

   Esta revista es una obra de amor por parte de James Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Son miembros de la Asamblea Bautista "El Mesías" de Wichita, Kansas EE.UU.

   Usted ha de encontrar un "cupón" adjunto con esta copia.  Cada año tenemos que pedir a los que quieren la revista para el año que viene enviarnos este cupón para nosotros no mal gastar los fondos.  Tenemos que tener el "cupón" antes el fin de diciembre.

   Si usted está recibiendo reproducciones múltiples, notifíquenos la cantidad que usted desee recibir.

   Si usted conoce otro pastor(es) que pueden usar la revista, envíenos su nombre y dirección postal correcta.

   Dios contestó nuestra petición para un corrector de pruebas.  Bienvenido el Hermano Enrique Frías Ramos, pastor de la Asamblea Bautista Rey de Reyes, de Monterrey, Nuevo León, México.  El hermano viene con muchas calificaciones: Maestro de Secundaría; Maestro del Seminario Bautista; predicador por el radio, etc. etc.

Hojas de Oro

304 Westfall Street, Beverly, Kansas 67423 EE. UU. Avión

jnel@twinvalley.net