Hoja De Oro

Una Llamada A Regresar A La Enseñaza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXXI, No. 9  Septiembre     2001                            

Un Recordatorio:

     Por treinta y un años hemos publicado esta revista y tenemos planes a continuar hasta el regreso del Señor Jesucristo o mi muerte.

      Esta es una obra de amor por parte de mi esposa de 49 años, Janet Eva, y yo.

      Podemos enviarla gratis porque tenemos unos creyentes en Cristo Jesús que tienen interés que usted pueda tener bosquejos bíblicos para usar en su ministerio y a tener estudios doctrinales con los que  enseñar la verdad a sus congregaciones.

      El costo del porte postal es enorme.  Si usted tiene facilidad para recibir esta publicación por el Internet, por favor avísenos a   jnel@twinvalley.net

      Incluido en esta copia hay un cupón para que usted lo llene y nos lo envíe por avión.  Si no lo recibimos antes del fin de este año tendremos que quitar su nombre del registro.

      Si usted necesita reproducciones adicionales, hay que indicar cuantas, pero por favor no pida más que lo que usted pueda usar porque el porte de los paquetes postales es muy costoso.

      Es un placer para Janet Eva y yo a servirles en esta forma.  Sus cartas de apreciación son bienvenidas.  También sus comentarios.  James Alvino Nelson, editor

 

Unas Reflexiones Sobre El Movimiento Pentecostal / Carismático

(Adaptado de un artículo escrito por George Houghton)

      Aunque ellos tienen muchas creencias  en común, una doctrina esencial es que los "dones" del N.T. deben ser practicados hoy en día.

Este movimiento tiene solamente cien años pero durante aquel tiempo se reveló en tres vertientes:

      El pentecostalismo tradicional que tuvo su principio en 1901 en la Escuela Bíblica Betel en Topeka, Kansas (EE.UU) cuyo director fue Charles Parham, un evangelista metodista.  Él pensó que el "hablar en lenguas" debe ser una evidencia del "bautismo del Espíritu Santo" y enseñó así.  Pronto algunos de sus estudiantes comenzaron  a "hablar en lenguas" y aquel fenómeno se esparció rápidamente y muy pronto se levantó una denominación nueva: "Las Asambleas de Dios" entre otras.

      Pero durante los años 1950-1960 otro movimiento nuevo se levantó y fue conocido como "el carismático-neo pentecostal y entró en casi todas de las denominaciones protestantes y evangélicas.

      En el año 1980 llegó otro movimiento de "señales y maravillas" con John Wimber en California, EE.UU.  Él llamó aquel movimiento el "Compañero Cristiano Viña".

      La enseñanza común entre estos dos grupos es que dicen que todos los dones del N.T. deben ser practicados hoy, pero ¡esto es falso!  Aquellos dones sobrenaturales fueron dados por el uso de los apóstoles y fueron temporales y una vez que los apóstoles murieron aquellos dones cesaron.

      Hay pocos pasajes en el N.T. que hablan de aquellos dones.  En Marcos 16:17,18 (lo que es un pasaje dudoso porque no está en los manuscritos más antiguos) uno puede ver la experiencia fenomenal de aquellos creyentes en aquel tiempo.  En Los Hechos dos leemos de la experiencia en aquel día festivo de los judíos y en el capítulo diez de la conversión de los primeros gentiles y en el diecinueve leemos de la conversión de los discípulos de Juan el Sumergidor. Luego vemos la corrección de Pablo a la asamblea en Corinto por su abuso de las "lenguas".

      Además del pasaje en 1 Corintios parece que el uso de "lenguas" no fue cosa común.  Hay que notar que cuando los creyentes usaron "lenguas" que fueron "lenguas entendidas", Hechos 2:6-11.  En Hechos 10:44-48  Pedro comparó el uso de "lenguas" con lo que ha sucedido en aquel día festivo.  En 1 Corintios Pablo dio "líneas de guía" en el uso de "lenguas" diciendo que las "lenguas" fueron "una señal", 1 Corintios 14:22.  Véase Isaías 28:11,12. Las "lenguas" fueron una señal a la nación de Israel de que, durante los días de Pablo Dios había aceptado a los gentiles para salvación, 1 Corintios 14:22.

      Algunos de aquellos dones fueron temporales.  Los apóstoles eran una parta de la EKKLESÍA (Efesios 2:19-20) pero en algunos años todos se marcharon.  Véase los requisitos para ser un apóstol en 1 Corintios 9:1; 15:8-10.

      En 1 Corintios 13:8-10 vemos que aquellos "dones", con relación a la revelación escrita, serían provisionales y una vez que Dios terminó con Su revelación (los 66 Libros), aquel don de revelación cesó.

      Por eso podemos ver que el don de "hablar en lenguas" fue temporal, usado en el principio de la EKKLESÍA hasta que ella recibió los 66 Libros.

      ¿Cómo podemos explicar el uso de las "lenguas" hoy?  Yo no tengo que explicarlo porque el peso de responsabilidad descansa en aquellas personas que están haciéndolo.  Si sus palabras no son entendidas ¿de quién se sabe que es?  Quizá de Satanás.

      Algunos de ellos dicen que el "hablar en lenguas" es una experiencia que cambia su vida, que les da "poder" para vivir la vida cristiana.  Pero, amigo, tal enseñanza no se encuentra en las Escrituras.  La vida cristiana victoriosa es posible cediendo la vida a Jesucristo, Romanos 6:1-13, no por una experiencia carnal, 1 Corintios 3:1-4.

      Muchos de ellos usan el término "el evangelio completo" para sostener el uso de "lenguas". Esto es un insulto para nosotros que hemos experimentado la vida nueva, victoriosa, en Cristo Jesús sin el uso de "lenguas".  Los pasajes grandes en la Biblia que hablan de vivir una vida victoriosa no mencionan el uso de "lenguas".  (fin)

 

La Casa de Dios, I

(Tomado en parte del libro por Willard A. Ramsey)

      Muchos Cristianos, incluyendo muchos pastores, parecen incapaces de comprender porqué es importante una doctrina pura de eclesiología. El rechazarla o errar en esta área, obstaculizará la salvación de las almas, y dañará la estabilidad moral, y la prosperidad económica de una sociedad.

      Los cambios implícitos en los principios bíblicos presentados son verdaderamente revolucionarios en la Cristiandad actual.  Pero nada menos que una revolución podría restaurar una bíblica Cristiandad en las asambleas.  La aplicación de principios bíblicos de eclesiología podrán alterar y transformar completamente la estructura denominacional de la Cristiandad.  Los problemas del denominacionalismo y su más promiscua hija, el interdenominacionalismo, junto a su hermana menor, el ecumenismo, han sido un flagelo para el reino de Dios por muchos años.

      Nosotros desafiamos la noción de que Dios está complacido con la división denominacional de Su pueblo y también la noción de "unidad" no edificada en la verdad de la Escritura.  Existen millones de creyentes que no tienen una doctrina de eclesiología bíblica coherente.

      Aparte de la doctrina de salvación, la apropiada comprensión y aplicación de las doctrinas de la asamblea son, quizás, las más vitales para el evangelismo que cualquier otra doctrina en las Escrituras.

      Jesucristo no se olvidó de concentrarse en el ministerio de enseñanza cuando evangelizaba; además, Él fundó una institución cimentada en principios que no admiten mejoras.  Su asamblea, tal como Él la concibió, es perfectamente adecuada para sus propósitos.  Antes que una asamblea pueda desviarse, primero debe apartarse de las enseñanzas de Jesucristo y Sus apóstoles.  Él diseñó Su asamblea para el exclusivo propósito de evangelizar; por esto, nada puede ser más importante para el evangelismo que comprender, preservar, y aplicar las doctrinas bíblicas de la asamblea

1. La Calidad De La Membresía En La Asamblea

      ¿Y qué es más básico que la constitución de una asamblea?  Está constituida de miembros en particular, 1 Corintios 12:27.  El tipo de miembros es una responsabilidad de primer orden ante Dios, porque lo que los miembros digan y hagan está representando a Cristo Jesús ante el mundo.  La membresía representa a Jesucristo, individual, y corporalmente a la comunidad, y al mundo.  Por lo tanto, la membresía es de vital importancia para representar fielmente a Cristo.

      Hemos llegado ahora al punto crucial acerca de la doctrina de la asamblea...es para representación no para salvación.  Sin duda, habrá miles en el Tercer Cielo, salvos por la gracia de Dios, quienes nunca estuvieron en ningún tipo de asamblea cristiana.  Aunque las obras no son necesarias para salvación son necesarias para representación.

  Salvación sola no califica a nadie para ser un representante oficial del nombre de Cristo en la tierra sin el respaldo y autoridad de Dios en su vida.  Una persona salva debe ser sumergida, y por otra parte obediente antes que pueda consistentemente representar a Cristo, o ser recibido, o aceptado escrituralmente como miembro de una asamblea.  Un creyente desobediente, o pobremente instruido no puede representar apropiadamente el nombre de Dios; él, más bien, lo representa mal.

.

      Una persona llega a ser ciudadana del reino de Dios solamente por haber nacido espiritualmente, pero solamente aquellos quienes son obedientes en la inmersión, y en otras normas de virtudes cristianas pueden ser miembros de una asamblea escritural, Hechos 2:41, 42.

2. La Calidad De La Membresía Y Regeneración

      Entonces, en vista del peso y las consecuencias de la calidad de la membresía en el propósito de Dios para Su asamblea, es imperativo que comencemos con un miembro educable.  Esto facilita las posibilidades para una membresía   regenerada.  Si bien, el principio de una membresía regenerada en la asamblea es un concepto elemental, Hechos 2:41, 47; Efesios 2:11-22.

      ¡Muchas asambleas operan sin siquiera exigir regeneración! Han adoptado este proceder que subvierte el proceso: El "pasar al altar", y "darle la mano al pastor", o ser guiado en "una oración" son tácticas que no sólo subvierten el principio de una membresía regenerada en la asamblea, sino que frecuentemente trastorna la regeneración misma.  Esto proceso superficial, engañoso, acomodadizo, debe ser cambiado por frutos bíblicos de arrepentimiento.  Un proceso bíblico para la recepción de miembros debe comenzar con algún tipo de expresión o una experiencia de regeneración.  Si no hay confesión con la boca, no debería darse membresía.

3. La calidad de la membresía y las ordenanzas.

      Dios ha establecido ordenanzas (mandatos) para evaluar la calidad de la membresía de Sus asambleas.  Es una increíble burla a la verdad cristiana que un individuo o institución presuma hablar en el nombre de Jesucristo como un embajador y a la vez, rechace, descuide, o pervierta Sus ordenanzas, la inmersión y la Cena del Señor.

      La inmersión sirve como un "filtro grueso" para seleccionar y comenzar en la vida de la asamblea, y separa a aquellos cuyo compromiso con Jesucristo es demasiado superficial.  Si uno rechaza la inmersión, también debe ser rechazado como un representante del nombre de Dios en Su asamblea.

      La Cena del Señor sirve como un "filtro fino" para mantener la calidad de la membresía.  Esta ordenanza está inserta en la Escritura, no solamente en memoria del gran precio pagado por nuestros pecados por el Señor, sino también con la exigencia de un solemne autoexamen, 1 Corintios 11:27-32.  

Pero además de eso, la Cena del Señor está conectada con un "filtro más fino": la disciplina de la asamblea, 1 Corintios 5:7-11.  Puesto que la asamblea ha sido encargada con la administración de la Cena, ella no puede escrituralmente abrir la Cena a toda persona que profese ser un "hermano".  Hay otras condiciones para tomar la Cena, además de solamente ser salvo, véase 1 Corintios 5:11, 12.

4. La calidad de la membresía y la disciplina de la asamblea.

      La censura del pecado y la disciplina en un miembro por el consentimiento de toda de la asamblea reunida, 1 Corintios 5:12, 13; Romanos 16:17; 1 Tes. 5:14; 2 Tes. 3:6-15; 1 Tim. 6:1-5; Tito 3:10; Mateo 18:17, 18.

      La disciplina por el cuerpo de la asamblea, no sólo por los ancianos, obispos, pastores y los diáconos, 1 Corintios 5:4, es el último filtro escritural para seleccionar la membresía y mantenerla pura para la apropiada representación del nombre de Jesucristo.  Hoy día pocas asambleas usan este filtro.

5. La calidad de la membresía y la carta de la asamblea.

      Este gran y vital principio ha degenerado en una mera formalidad entre las asambleas.  Muchos piensan de ello como si no fuera un principio bíblico del todo, sino que una mera tradición.  La efectividad y el peso del proceso entero de la disciplina de las asambleas se sostienen en esta cuidadosa observancia de esta práctica bíblica.  Es evidente que si un miembro es excluido o "quitado" (1 Corintios 5:13) de la membresía de una asamblea debido al pecado, no teniendo carta de recomendación de una asamblea hermana y sin más averiguaciones al ser recibido con los brazos abiertos en otra asamblea, la disciplina bíblica en esta asamblea ha sido enteramente subvertida.

      El medio escritural e instrumento para mantener la calidad de la membresía para la transferencia de miembros es la carta de la asamblea.

6. La calidad de la membresía y la enseñanza de la Palabra.

      Dios ha provista para la edificación y preservación de la calidad de la membresía de una asamblea las funciones de los ancianos, obispos, pastores de la predicación, enseñanza, y consejo, y por medio de la mutua exhortación entre los miembros se llegará al crecimiento y perfección de la membresía (Efesios 4:11-16; 2 Tim. 2:2; Rom. 15:14).  Es la responsabilidad de las asambleas proveer el entrenamiento dentro de la membresía, especialmente de aquellos que aspiran al oficio de anciano, obispo, pastor.

      La asamblea tiene la responsabilidad de llevar a cabo esta tarea, y no puede dejarla de lado para cederla a una escuela que no está bajo la jurisdicción y vigilancia de una asamblea escritural.

7. La calidad de la membresía y el propósito de la asamblea.

      La tarea de la Gran Comisión pertenece a la asamblea.  Evangelizar es el gran objetivo central.  Para mantener una membresía de calidad, las ordenanzas, las enseñanzas, y la disciplina son indispensables para esta tarea.  Pero para llevar a cabo estas cosas se requiere una plataforma de principios.

      La "casa de Dios" debe ser entendida como un representante oficial del nombre de Dios.  La "naturaleza" y "autoridad" de la casa de Dios, la asamblea, debe ser aquilatada (examinada).  Debemos identificar y evitar la que no es la casa de Dios.

      Las asambleas, hoy día, han caído en un estado de baja credibilidad ante el mundo.  Esto necesita ser cambiado urgentísimamente .  (continuará)

 

"Y Estas Señales Seguirán A Los Que Creen"

      El crecimiento enorme del movimiento carismático-pentecostal hoy coincide con el grado en el cual los muchos carismáticos-Pentecostales aceptan la enseñanza falsa de sus líderes.

      En sus reuniones el orador siempre comienza a predicar diciendo que el hablar en lenguas nuevas, hacer obras poderosas, señales y maravillas seguirán a aquellos que creen, citando Marcos 16:17a.

      Pero, ¿A quién fue dada aquella profecía?   Fue dada a los apóstoles,  un grupo limitado a quien Jesucristo escogió personalmente, y para validar su ministerio Dios les dio la capacidad para hacer cosas sobrenaturales.

      Cuando María Magdalena vio el sepulcro vacío, aquel mensajero le dijo:  "...decid a Sus discípulos, y a Pedro...., Marcos 16:7.  Y en el versículo 10 "...ella, lo hizo saber a los que habían estado con Él..." y en el versículo 11, "...no lo creyeron...".

      Después de ser informados los apóstoles de la resurrección del Señor (v. 12) no creyeron, (v. 13).

      Luego Jesucristo les apareció a ellos (los once), v. 14.

Nótese bien que Jesucristo les dio a aquellos once hombre, incrédulos, la Gran Comisión, vs. 15, 16.  Y en el v. 17 donde está hablando de los once apóstoles incrédulos dice que Jesucristo les dio "....señales...".   ¿Por qué?  Para autenticar su posición como representantes de Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo aquí sobre la tierra en la ausencia del Señor, Hechos 5:12-16; Hebreos 2:3, 4 etc.  Dios les dio aquellas señales para un propósito específico  y los apóstoles los usaron hasta el fin de su ministerio y una vez muertos ellos, aquellas señales, dadas a los apóstoles terminaron.

      Las así llamadas "señales" que los carismáticos-Pentecostales usan hoy no son adecuadas o apropiadas ya  que aquellos "once" no existen hoy.  Verdaderamente, ya no hay "apóstoles" desde aquellos hombres escogidos directamente por el Señor mismo.

      Hoy, andamos por fe, no por vista siendo que tenemos la Palabra de Dios completa.  No hay razón para añadir y a quitar de ella.  (fin)

 

El Don Bíblico De Lenguas

      El uso de "lenguas" es mencionado solamente en tres Libros del N.T.: Marcos 16:17; Hechos 2, 10, 19; I Corintios 12---14.

      Los pasajes en Hechos son narrativa histórica y aquellos eventos no representan un modelo normal para ser usado en las asambleas una vez que los 66 Libros fueron presentados.

      Usted tiene que entender que hay una disputa acerca de si los versículos 17, 18 en Marcos 16 son textos inspirados o no.  Siendo que tales textos no están en armonía con otras referencias en la Biblia, mejor no edificar una doctrina  sobre ellos.

      Entonces esto solamente nos da las referencias  de Pablo en 1 Corintios 12---14 como el único pasaje en el N.T. que habla del papel de "lenguas" en las asambleas.

      Hay que notar que Pablo les escribió estos textos, bajo de la inspiración del Espíritu Santo, para reprobar, reprender, censurar, desaprobar, criticar, condenar y refutar a los  creyentes de aquella asamblea por su mal uso de aquel don.  Casi todo lo que Pablo les escribió limitó y restringió el uso de "lenguas" por aquellas personas.

      En el capítulo doce Pablo escribió de los "dones" en general.  En el catorce él demostró la inferioridad de lenguas en comparación a la predicación (profecía). Y luego él dio reglas para el uso propio de lenguas y sus interpretaciones (porque no toda la revelación de Dios había sido dada).  En el capítulo trece él escribió el motivo propio para usar dos dones: "amor".  Pablo comenzó este capítulo diciendo "...Si yo hablase lenguas humanas y angélicas..."   Él no dijo: "Siendo que yo hablo...."  sino  "si" (subordinante con que se introduce la condición o suposición necesaria para que se verifique algo).

I. ¿Son "lenguas" un lenguaje celestial?

1. En este texto Pablo hizo un caso hipotético (suposición imaginada, sin pruebas).  Además, no hay ninguna evidencia en las Escrituras que los mensajeros (ángeles) de Dios usaron una lengua distinta, véase Lucas 1:11-20, 26-37; 2:8-14, etc. etc.

2. Las Escrituras, en ninguna parte, enseñan que el "don de lenguas" es otra cosa que el uso de la lengua humana, véase Hechos 2:6.

3. Pabló insistió que cuando alguien habló en "lenguas", tuvo que tener un intérprete, y ¿Quién tuvo la habilidad para conocer "lenguas angélicas"?  1 Corintios 14:13, 27.

II. Lenguas fingidas.  Las lenguas mencionadas en las Escrituras no eran farfullas .  Lo que usan los carismáticos-Pentecostales no es un lengua entendida, ni puede ser traducida.

III. El abuso del uso de lenguas en aquella asamblea.

1. Pablo los criticó duramente por su uso de "lenguas" en hablar a Dios y no al hombre, 1 Corintios 14:2-4 (recuerde que la palabra "extraña", Versión 1960, ha sido añadida por los traductores).  Véase 1 Pedro 4:10, 11.

IV. El uso de las lenguas cesará, 1 Corintios 13:8.  El griego usado aquí quiere decir: "A terminar una vez y para siempre".  Un estudio breve de la historia de las asambleas muestra que el uso de "lenguas" terminó una vez que el Espíritu Santo ha dado al mundo cristiano los 66 Libros de las Escrituras, y el último Libro fue escrito unos 50 años después de la muerte de Jesucristo.  Una vez que los creyentes tuvieron la revelación completa de Dios, no hubo más "revelaciones".  Pero, ¿qué evidencia tenemos que el uso de lenguas terminó?

1. Lenguas fue un don milagroso y la edad de milagros terminó al morir el último apóstol.

2. Cuando Pablo, escribió a las asambleas de Éfeso y de Roma, él habló de los "dones" pero no mencionó el uso de "lenguas".  Si "lenguas" todavía fue cosa importante, ¿por qué él no lo mencionó?

3. El uso de "lenguas" fue para ser una "señal" a los incrédulos de la nación de Israel, 1 Corintios 1:22; 14:22.

4. El uso de "lenguas" fue una indicación de la transición (cambio) entre los pactos del A.T. con la nación de Israel y el nuevo pacto dado a los creyentes del N.T.

5. El uso de "lenguas" fue un don inferior a los otros dones, 1 Corintios 14:22, ya que la predicación tuvo mucho más valor.

6. Pablo escribió no menos que doce Libros después de escribir la carta de 1 Corintios y no mencionó el uso de lenguas en ninguno.  Tampoco Pedro, ni Santiago, ni Juan, ni Judas.

Conclusión:  Los carismáticos-Pentecostales no tienen ninguna autoridad bíblica para el uso de así llamada "lenguas" de hoy día.  ¡Todo es un fraude!   ¡Todo se basa en el momento emocional!  Sus "lenguas" son sonidos aprendidos, no son de Dios.  (fin)

 

Bosquejos Maestros, XXVI

TEMA: Como El Hombre Piensa

TEXTO: Proverbios 23:7a

INTRO: El creyente, para vencer el temor de un sentimiento inferior debido al pecado en su vida, y para desarrollar una actitud mental pía, positiva, tiene que estudiar esta lección con mucho cuidado.  Hay unas cosas que el creyente debe considerar:

--Hoy yo puedo ser un siervo dinámico de Dios porque yo soy lo que pienso.

--La ropa no hace la persona.  Los pensamientos la hacen.

--Mi mente debe estar abierta a la dirección que Dios me da.

--Dios no me llamó a una vida de fracaso, sino a vivir una vida con éxito.

--Por eso no voy a fracasar cuando yo hago la voluntad de Dios.

--Siendo que mi Dios es grande, yo puedo pensar con confianza, sabiendo que mis pensamientos nunca pueden ser mayores que los que Dios me dio.

--Aquí está mi lema: "Todo lo puedo en Cristo que me fortalece",  Filipenses 4:13.

I. El creyente debe pensar como un sirviente dinámico de Dios, Proverbios 23:71.  Es decir  ¡por fe!  ¡No con temor!  El temor dice: "Es cosa imposible" pero la fe dice: "Dios, sí, puede".  El temor duda lo que dice la Palabra de Dios, pero la fe cree todo lo que dicen las Escrituras.  El temor guía a la derrota, pero la fe guía a la victoria.  La fe cree en las promesas de Dios: "...no te dejará, ni te desamparará" (Deuteronomio 31:6).  El creyente puede decir con osadía: "El Señor me ayudará; no temeré lo que me puede hacer el hombre", Hebreos 13:6.  El creyente no debe pensar como piensa un incrédulo.  El creyente es justificado (declarado correcto con Dios) por la fe, por eso tiene que vivir y andar, y pensar por fe, véase Hebreos 10:38; 11:6a.

1. El sirviente dinámico de Dios piensa por fe y esto produce una vida victoriosa sobre el perverso sistema de este mundo, 1 Juan 5:5a.  Véase 1 Juan 2:15-17.

2. El sirviente dinámico de Dios que piensa por fe como David, puede cantar, Salmo 27:1-5.

3. El sirviente dinámico de Dios piensa por fe, y sin temor puede testificar con osadía, sin temor del hombre, Filipenses 1:12-14.

4. El sirviente dinámico de Dios piensa desde el punto de vista del poder de Dios y no en su propia debilidad, Hechos 1:8.

5. El sirviente dinámico de Dios piensa en el perdón que Dios le ha dado, no en su culpabilidad, Efesios 1:7.

6. El sirviente dinámico de Dios piensa de amor, no de odio, 1 Juan 4:7-11.

7. El sirviente dinámico de Dios dice "yo puedo" y no "yo no puedo", Filipenses 4:13.

8. El sirviente dinámico de Dios no tiene temor de su debilidad natural, 2 Corintios 12:9.

II. Hermano, usted es lo que piensa, Romanos 12:3.  Como hijo de Dios, por medio de Jesucristo, usted no debe pensar pensamientos inferiores de sí mismo porque usted es una "creación nueva" en Jesucristo, usted es un embajador de Él.  Usted ha llegado a ser "...hecho justicia de Dios en Él..." (2 Corintios 5:21c).  Por eso hay que pensar como un hijo del Rey, 1 Juan 3:2a.

1. Sin embargo, usted y yo tenemos una naturaleza vieja, pecaminosa y necesitamos la instrucción dada en Romanos 12:3.  Véase Romanos 7:18.

2. El nuevo nacimiento no cambia ni perfecciona nuestro cuerpo carnal.  Es carnal hasta la muerte, Salmo 51:5 o hasta nuestro arrebatamiento, 1 Corintios 15:51-53.

3. El hijo de Dios, para tener un buen testimonio en su vida, tiene que controlar su naturaleza carnal, 1 Cor. 9:27.  ("...ser eliminado..." = la pérdida de recompensas, no la pérdida de salvación)

4. Lo más importante en la vida del creyente es "pensar bien".  Pensar puede ser provechoso o fútil.  Usted, hermano, es el "maestro" de sus pensamientos, sean buenos o malos.  Por eso, cada pensamiento en la vida del creyente tiene que ser traído a la sujeción a la mente de Jesucristo, Filipenses 4:8.

5. (Usted puede elaborar pensamientos justos o injustos, limpios o sucios, morales o inmorales, honestos o deshonestos, puros o impuros, verdaderos o falsos, nobles o innobles, hermosos o feos, buenos o malos, virtuosos o corruptos, loables o indignos.  ¡La decisión es suya!

6. Por eso, el creyente debe pensar cosas que estén en armonía con Dios y poner Su Palabra en su corazón, Salmo 119:11.

III. Los pensamientos hacen la persona, Isaías 55:7-9. 

1.  Hay dos maneras de pensar:

(1) Pensamientos que son justos, correctos.

(2) Pensamientos que son injustos, incorrectos, véase Mateo 7:18-20; Santiago 3:11, 12.

2.  El ladrón es ladrón porque piensa como ladrón, etc, etc. véase Proverbios 23:71.

IV. El creyente tiene que guardar el proceso de sus pensamientos estando abierto a la voz de Dios por medio de Su Palabra, Hebreos 3:7.

1. Antes de la terminación de los 66 Libros Dios habló personalmente con Adán y Eva, Génesis 3:8-19; Caín, Génesis 4:9-15; Abraham, Génesis 12:1-3; Agar, Génesis 16:7-12; Moisés, Éxodo 3:1-22; Josué, 1:1-9; Samuel, 1 Samuel 16:1-7, etc. etc.

2. A veces Dios habló por manifestaciones, Jueces 13:1-23; aun por Su creación, Salmo 19:1-6; y especialmente por Su Palabra escrita, Salmo 19:7-14.

3. Y hoy, Dios nos habla a todo el mundo por Su Hijo, Hebreos 1:1-3.

4. Cuando el creyente piensa malos pensamientos, tiene que arrepentirse de tales cosas y dejarlos, Isaías 55:7.

V. El creyente debe pensar grandes pensamientos porque sirve a un Dios muy grande, Efesios 3:20, 21.

1. Las Escrituras nos hablan de los actos tan grandes y poderosos de Dios, pero cuando tenemos una crisis espiritual en nuestra vida, olvidamos el poder de Dios:

(1) Él creó el universo, Génesis 1:1.

(2) Él sostiene todo, Hebreos 1:3.

(3) Él nunca cambia, Hebreos 13:8; Malaquías 3:6; Santiago 1:13b.

(4) Él tiene todo poder, Mateo 28:18.

2. Y la pregunta: ¿Qué grande es nuestro Dios?  Él es mayor que:

(1) Nuestros problemas, Filipenses 1:12-14.

(2) Nuestros enemigos, Isaías 54:17.

(3) Los obstáculos en nuestra vida, 1 Juan 4:4.

3. ¡Oh! hermano, ¡no sea un creyente "incrédulo"!  Mira en las ilustraciones dadas:

(1) La incredulidad de la nación de Israel, Números 13:33 (capítulos 13 y 14).  Véase Deuteronomio 1:1-47; Hebreos 3:7-12.

(2) Pero, después de 38 años, ve lo que hizo Dios, Josué 3:1-17; 6:1-20.

Conclusión:  Hermanos, hay que pedir a Dios que Él motive un cambio en nuestra actitud de temor y cambiarla a una de "fe sin límite".  Él es un Dios grande y por eso hay que pensar pensamientos grandes y con confianza, 1 Corintios 1:31.  Véase Jeremías 9:23. 24. 

 

Bosquejos Maestros, XXVII

TEMA: El Temor

INTRO: El asunto del temor, miedo, supone un estudio profundo porque hay miedo "constructivo" y hay miedo "destructivo".  Hay miedo tan horrible que uno puede ser paralizado momentáneamente. Hay miedo que puede causar hasta la enfermedad.

      Por eso es importante que demos nuestras mentes abiertas a la enseñanza de Dios porque todas de las herramientas espirituales que el creyente necesita para combatir el miedo se encuentran en la Palabra.  El creyente puede vencer el miedo y ser victorioso, viviendo una vida cristiana feliz y siendo un siervo útil para el Señor Jesucristo.

      Hay tres miedos que nos impiden servir al Señor y conocer Su voluntad en nuestras vidas:

1. El miedo de fallar.

2. El miedo que no poder vivir la norma establecida por Dios en Su Palabra.

3. El miedo que no poder obedecer la Palabra.

      Las palabras "miedo" y "atemorizado" están usadas más de 700 veces en las Escrituras, pero 80 veces encontramos las palabras "...no temas...".

I. Hay dos clases de "temor"  constructivo y destructivo, Mateo 10:24-31.

1. El temor destructivo, Mateo 10:28a.  Véase 16-23.

(1) Considera cinco creyentes quienes confiaron en Dios y vencieron sus temores, aun en la cara de muerte:

  A. Moisés, Hebreos 11:24-27.

  B. Los tres hijos de los hebreos, Daniel 3:14-18.

  C. Daniel, Daniel 6:10.

  D. Esteban, Hechos 6:8; 7:54-60.

  E. Pablo, 2 Timoteo 4:6, 7; Filipenses 1:21.

(2) Hay dos elementos que le liberarán del temor destructivo:

  A. La fe.  Uno no puede confiar en Dios y al mismo tiempo, andar temeroso Salmo 56:3, 4.  Véase Efesios 6:16.

  B.  El amor, 1 Juan 4:18.  Véase Romanos 5:5.

(3) Con una fe en Dios y con su corazón lleno de amor uno está equipado con los dos elementos necesarios para ganar la victoria sobre el temor destructivo.

2. El temor constructivo o sea el "temor reverencial" , Mateo 10:28b  "...temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en la Gehenna....."

(1) Claro que esto no es temor a Satanás porque él no tiene tal autoridad.  Solamente Dios tiene el poder y derecho a lanzar el cuerpo y el alma en el Lago de Fuego.  Recuerde que Satanás es un enemigo derrotado, Santiago 4:7b.

(2) Cuando nuestras vidas son entregadas al Señor, por la fe podemos resistir el diablo, 1 Juan 4:18 otra vez.

II. El temor de Yahvé, Salmo 33:8.

1. Es el principio de sabiduría, Proverbios 1:7.

2. Produce la vida santa, 2 Corintios 7:1c.

3. Produce reverencia, Hebreos 12:28.

4. ¿Hay un temor  reverencial en su vida?1 Juan 1:6-10.

(1) "...si decimos que tenemos comunión con Él, y andamos en tinieblas, mentimos...." v. 5.  Véase Hechos 5:1-4.

(2) "...pero si andamos en luz, como Él está en luz, tenemos comunión unos con otros...", 1 Juan 1:7.  Véase 1 Pedro 1:18, 19.

(3) "...si decimos que no tenemos pecado...." 1 Juan 1:8.  Véase Gálatas 6:7, 8.

(4)  "...si confesamos...", 1 Juan 1:9.

III. "No temas".  ¿Por qué?  Porque Dios es nuestro Protector, Génesis 15:1.

1. Hay que estudiar Génesis 14:1-24.  Abram tuvo razón a temer porque la venganza.

 IV. "...No tengas miedo..." 2 Reyes 6:16.

1. Eliseo el profeta tuvo fe grande pero su sirviente sufrió con temor, v. 15.

2. Eliseo tuvo que enseñarle a poner su fe en Dios, v. 17.

3. Ahora, nosotros tenemos varias armas para resistir el temor:

(1) La Palabra, Salmo 118:6; Deuteronomio 31:12, 13.

(2) El Poder de Dios, Salmo 34:6, 7.

(3) El Espíritu Santo, Hageo 2:5.

(4) La Protección de Dios, Isaías 35:4.

4. Mientras que esperamos el regreso de Jesucristo tenemos que ser "fuertes en el Señor".  Pero ¿cómo?  Véase Efesios 6:10-18:

(1) "...ceñidos....con la verdad..." v. 14a.  Juan 8:31, 32; 14:6; 5:33.

(2) "...vestidos de justicia..." v. 14b.  Rom. 10:1-4, 10.

(3) "...calzados...", v. 15.  Romanos 5:1.

(4) "...el escudo...." v. 16. Génesis 15:1; Hebreos 10:38.

(5) "...el yelmo..." v. 17a.

(6) "...la espada..." v. 17b. Juan 1:1, 14.

(7) "...orando..." v. 18. Isaías 35:4; Romanos 8:37.

V. El temor:  Sus objetos, Salmos 34:4.

1. Manifestaciones de la Deidad, Apocalipsis 1:17.

2. Manifestación de los mensajeros (ángeles):  Lucas 1:11, 12; 2: 9; Mateo 28:4, 5.

3. Hay el temor de encontrar a Dios cuando pecamos, Génesis 3:7.

4. Hay el temor de servir a Dios en nuestra sabiduría carnal, 1 Corintios 2:1-5.

5. Hay el temor de los últimos días, Lucas 21:24.

6. Hay el temor de la muerte, pero para el creyente, la muerte ya ha sido vencida, Hebreos 2:14, 15; Ap. 21:4.

 

Bosquejos Maestros, XXVIII

TEMA: Adoración

INTRO: ¿Qué es la adoración?  Cuando uno está en una asamblea la parte mayor del culto es la predicación.  Hay poca adoración.

      Hay un buen ejemplo de adoración en Daniel 4:34-37.  No hubo predicación, ni oración, véase Salmo 99:5.

      Un acto de adoración exalta Dios y humilla el hombre porque no hay lugar en la adoración para orgullo, arrogancia,  o hipocresía, Juan 4:24.

I. Adoración:  unos trazos fundamentales, Salmo 29:2.

1. Definición: Acción de reverenciar y honrar a Dios.  Reconociendo quien es Dios, Deuteronomio 6:4.

2. Objeto: Mateo 4:10 (Deut. 6:13).  El único objeto de adoración es Dios...el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo.  Los mensajeros (ángeles) no merecen adoración, ni "María" o los "santos", ni ningún hombre, Hechos 10:24-26; Apocalipsis 22:9d.

II. Adoración en el A.T., Salmo 5:7.

1. Adoración antes de la Ley:  Cada padre de familia fue el "sacerdote" y usó el sacrificio de animales.  El primer uso de la palabra "adoración" se encuentra en Génesis 22:1-18.

2. Adoración durante el tiempo del uso del tabernáculo.  Las instrucciones son encontradas en Éxodo y Levítico.  Véase 1 Corintios 10:11.  Ambos, el tabernáculo y sus sacrificios, son tipos de Jesucristo ya que Él es la única manera a venir a Dios.   Los judíos trajeron un animal  a la puerta pero no pudieron entrar. Pero, una vez que Jesús el Cristo murió el velo fue roto, Marcos 15:38, y cualquier creyente ahora puede entrar en la presencia de Dios sin un sacerdote humano, 1 Pedro 2:9.

3. Adoración en el templo.  Una vez que los judíos entraron en la Tierra de Promesa construyeron un "templo" donde continuaron ofreciendo los sacrificios.  Añadieron himnos a la adoración.  El Señor habló del templo como la "casa" de Su Padre, Juan 2:16.

III. Adoración en el N.T., Juan 4:23, 24.

1. El último Libro del A.T. fue escrito unos 400 años antes del nacimiento de Jesús el Cristo.  Después de Su nacimiento los judíos continuaron usando el templo en Jerusalén hasta su destrucción en el año 70.

2. Pero durante aquellos años hubo dos otras formas de adoración:

(1) En la sinagoga, un aula de reunión para los judíos, Hechos 15:21.  Los apóstoles utilizaron las sinagogas para sus predicaciones.

(2) Luego los creyentes comenzaron a tener sus "asambleas", en casas particulares, al lado del río, etc., Hechos 2:41-47.

IV. Adoración: Su importancia, Lucas 2:13, 14.  Véase Hebreos 1:6, 8.  La razón por la que hubo adoración dada a Jesucristo es porque Él es Dios.

Conclusión: Cada creyente debe hacer de la adoración una parte de su vida cristiana.  Oyendo la predicación no es suficiente.  Orando y Cantando tampoco.  Toma tiempo a adorar a Dios. (estos estudios continuarán)

 

La "Iglesia de Cristo" o sea, El "Campbelismo" 

(Tomado de una obra escrita por Por J. Candeas, Apdo. 2, 11300, La Línea, Cádiz, España)

      En estos estudios veremos a los "campbelitas" muy sutiles en su disfraz pero que, como dijo el Señor, por sus frutos, por sus enseñanzas falsas, veremos que se trata de otro de los muchos lobos rapaces que surgieron en América para engañar a las ovejas de Cristo.

I. Los tres apóstatas.  Para entender el nacimiento del "campbelismo" (nombre dado a los seguidores de los Campbell) hace falta que conozcamos a sus progenitores humanos, que fueron tres hombres apóstatas del presbiterianismo, llamados Tomás y Alejandro Campbell, padre e hijo, y Barton W. Stone.

1. El primer apóstata: Tomás Campbell nacido en Irlanda, fue un pastor presbiteriano y vino a EE.UU. en 1807.  Él no estaba en acuerdo con los Presbiterianos y comenzó un movimiento nuevo, "los discípulos".

2. El segundo, su hijo Alejando, siguió las falsas enseñanzas de su padre. Hicieron contacto con los bautistas pero muy pronto salieron y comenzaron a usar, como nombre de su denominación nueva, "Discípulos".

3. El tercer apóstata: Barton W. Stone.  Comenzó un movimiento "Los Cristianos", y luego se unió con los campbelitas y usaron el nombre "Iglesias de Cristo".

II. El plan de la salvación campbelita.  Su teología es arminiana, por las obras, siendo que la principal de ellas es el bautismo, que dicen " regenera a la persona"

1. Se trata de una salvación sacerdotal.  Cada persona, para ser salva, necesita un sacerdote, alguien que le bautice.

2. Se trata de una salvación ritual.  Si es necesario que yo me tenga que bautizar para ser salvo, mi salvación depende del rito, y por ende, predicar esta salvación es predicar una salvación ritual, al estilo de la "iglesia papista".

3. Se trata de una salvación por obras. Dicen, además del bautismo, es necesario hacer las siguientes cosas: Creer, tener fe, y tener arrepentimiento, cosas que, según esta secta, las puede hacer la persona que desee ser salva.  Después de creer, de tener fe, de tener arrepentimiento y ser bautizado es cuando se nace de nuevo y se consigue el perdón de los pecados pasados.

III. Ellos usan los textos fuera de contexto.

1. Marcos 16:16.  Ellos hacen énfasis en este texto y dicen que el bautismo, pues, es necesario para la salvación.

(1) Tengo que llamar su atención a algo importante:  La referencia de Marcos 16:9-20 no aparece en los manuscritos más antiguos como son el Vaticano y el Sinaítico, por lo que esta escritura es una interpolación (introducir en un texto antiguo palabras que no se hallaban en el original).  Nadie se atreve a hacer doctrinas usando textos interpolados.  Pero  admitiendo este pasaje como Palabra de Dios ha de decir que un texto no se puede usar sin contexto y en ninguna parte del N.T. se dice que el agua del bautismo limpia el pecado, ni que el que no se bautice se perderá, sino que el que no creyente no será salvo, pues la salvación no depende del remojón campbelita sino de la fe, del creer o no creer.  La interpretación correcta, pues es que la persona ha de mostrar su fe con obras, la primera de ellas es el bautismo.  Si no cree, aunque esté bautizada se perderá.

2. Hechos 2:38.  Este texto, interpretado del mismo modo que el anterior por el campbelismo, tiene la misma explicación que se dio anteriormente.  Ante los corazones compungidos de los judíos, que deseaban ser descargados del tremendo pecado de haber pedido la crucifixión de Jesús el Cristo, Pedro les dijo que se arrepintieran de tal pecado y que este arrepentimiento fue público, como públicamente habían cometido el pecado, por medio del bautismo, para ser salvos.  Pero no significa que el remojón limpiaría su pecado.  La sana interpretación es que los que venían arrepentidos, confesando sus pecados, eran bautizados en un bautismo de arrepentimiento (porque ha arrepentido y confesado a Jesucristo ya puede ser sumergido).

3. 1 Pedro 3:21. El versículo 20 habla de la salvación de Noé y familia, que no fueron salvados por el agua sino por el Arca que padeció el embate del agua.  Esto fue un bautismo de salvación, el entrar en el Arca, tipo de Jesucristo, donde se salvaron.  Cristo nos salva y no el agua.  El agua no es tipo de la limpieza del pecado.  El bautismo no simboliza la limpieza del pecado sino simboliza la muerte y resurrección del Señor, al entrar y salir del agua como si esta fuera una sepultura.

4. Juan 3:5.  El campbelismo, como la iglesia papista, primos hermanos ambos en este aspecto, siempre que lee la palabra "agua" en la Biblia la vincula ipso facto (por el hecho si mismo) con el bautismo cristiano.  Diremos aquí acerca de la regeneración bautismal, doctrina mantenida al unísono por la iglesia papista y sus primos hermanos los campbelitas, que no hay menor vestigio de esta falsa enseñanza en toda la Palabra de Dios. (fin)

 

El Sabatismo, VIII

Un estudio sobre unos de los errores de los Adventistas del Séptimo Día, por J. Candeas

TEMA: El Lugar de los Muertos, VIII

      Hemos visto hasta ahora que el sabatismo no cree que el hombre tenga alma, sino que es un alma.  Por lo tanto, la persona al morir va al sepulcro, en donde "reposa", o "duerme", hasta el día de la resurrección (ellos creen en una "resurrección general"). Para esta secta falsa, pues no hay un lugar más allá de la tumba.  Es falso, según ellos, que exista un lugar de sufrimiento y otro de felicidad para las almas, pues éstas no existen aparte del cuerpo.  Veamos que dice la Palabra de Dios al respecto:

En El A.T. Que aquellos que vivieron antes del nacimiento de Jesucristo sabían que, en relación con la muerte de las personas, había para ellos dos últimas moradas.  A una la llamaban QUEBER, (hebreo) lugar a donde iban los cuerpos muertos.  A la otra la llamaban SHEOL, que era el destino de todas las almas que salían de estos cuerpos.

      QUEBER, traducida por "sepulcro" 51 veces, 15 veces "sepultura" = al lugar en donde se depositan los cuerpos de los muertos.

      QUEBER jamás se relaciona con la palabra "lamento" porque los cuerpos muertos no se pueden lamentar.

      QUEBER no se usa nunca como una "condición" sino que se habla siempre del QUEBER como una localidad, o localidades.  Véase Éxodo 14:11; 2 Reyes 23:16; Jeremías 8:1.

      QUEBER se relaciona con posición geográfica, con lugar determinado, Génesis 50:13; 2 Samuel 21:14; Nehemías 2:5.

      QUEBER se relaciona con posesión de individuo o individuos, Génesis 50:5; 2 Samuel 3:32; 1 Reyes 13:30; 2 Crónicas 34:28; Jeremías 8:1.

      QUEBER puede ser "cavado", construido y se relaciona con entrada de cuerpos, Génesis 50:5; Nahum 1:14; 1 Reyes 13:30; 2 Reyes 13:21; Jeremías 26:23.

      Hay otra palabra en el hebreo en el A.T.: SHEOL, que siempre está relacionada con el alma, con un solo lugar, o más bien condición.  Se refiere siempre al lugar en el más allá (en el centro de esta tierra) para los espíritus de los muertos.

      SHEOL se traduce 11 veces por "infierno" (mala traducción.  Debe ser "lago de fuego"). Por "profundo" 4 veces; "abismo" 3 veces; "fosa", 2 veces; "huesa", 2 veces, "sepulcro" 31 veces; "sepultura, 12 veces. (Versión Antigua)  Valera optó por traducir esta palabra según se refiriese a creyentes o impíos, al ver que ambos iban al mismo lugar, al SHEOL, cosa que él no comprendió y que nosotros veremos más adelante.  Pero en las Escrituras jamás leeremos que un alma vaya al QUEBER, ni un cuerpo al SHEOL.  SHEOL se debe traducir por "la morada de los espíritus de los muertos".

      QUEBER se encuentra 27 veces en plural, SHEOL nunca en el plural.  QUEBER aparece como la posesión, o posesiones, de uno o más individuos, mientras que SHEOL nunca aparece como posesión de alguien.  QUEBER tiene posición geográfica; SHEOL no la tiene.  QUEBER puede ser cavado, pero SHEOL no.

      En el A.T. se creía que el cuerpo iba al sepulcro, pero el alma iba a otro lugar, al SHEOL, Génesis 37:35 donde Jacob se refiere al lugar de los espíritus.

      1 Samuel 28:19 no se refiere al sepulcro.  Está hablando de una materialización de Samuel, cuyo espíritu estaba en el SHEOL, la morada de los muertos.

      Génesis 25:8 "...fue unido a su pueblo..." una frase común significando "ir al SHEOL, morada de los espíritus.

      Que en el A.T. se creía que el alma estaba en el SHEOL y el cuerpo quedaba en la tierra en el QUEBER, 2 Samuel 12:23; 1 Reyes 17:21, 22.

      En el N.T. hay dos palabras distintas entre sí y que son equivalentes a las palabras QUEBER y SHEOL: MNEMEION y HADES (griego), la primera se usa para mencionar el sepulcro y la otra para el "lugar invisible".

      HADES está siempre relacionada con el alma (como SHEOL), no es posesión de nadie y es la morada, en el más allá, de las almas.  Jesucristo descendió al HADES (al lado de consolación, el paraíso) cuando murió.  Al ladrón que murió, Él aseguró que estaría con Él aquel mismo día.

      El rico y Lázaro descendieron al HADES, el rico al lado de tormento, y Lázaro al lado de consolación.

      MNEMEION aparece en el plural y puede ser propiedad, una posición geográfica, puede ser cavado, Mateo 27:53, 60; Lucas 11:47; 23:55; Juan 19:41.  Estas dos palabras (HADES y MNEMEION) se refieren a cosas distintas, una del cuerpo, la otra el alma, Hechos 2:27.

      Acerca del SHEOL-HADES.  Existían dos departamentos.  Valera no llegó a comprender cómo era posible que creyentes e inconversos fueran al mismo lugar al morir.

      En el SHEOL-HADES estaban ambos, los creyentes y los inconversos de todas las épocas.  Cuando Jesucristo resucitó y ascendió al Tercer Cielo, llevó consigo a los creyentes que estaban en el departamento de consolación, quedando este lugar vacío.  El otro departamento de los incrédulos sigue ocupado hasta el juicio del Gran Trono Blanco. (continuará)

     

Porqué Los Bautistas No Conformistas Creen En El Sostén Del Pastor, IV

LECTURA:1 Corintios 9:1-18

TEXTOS: Gálatas 6:6; 1 Timoteo 5:17, 18.

PROPÓSITO: Mostrar porqué que los miembros de una asamblea deben dar suficiente de sus ingresos para sostener el pastor.

I. Hay la necesidad.  Si una asamblea tiene un pastor es justo que aquel siervo de Dios recibe bastante para el cuidar de su familia.  Es el plan de Dios que cada asamblea tenga uno o más pastores, ancianos, obispos, y según los textos citados claro es la voluntad de Dios que cada asamblea da sostén al pastor.

1. Cada miembro (no los incrédulos por la venta de cosas) debe sostener la asamblea con su talento, su tiempo y con una parte de sus ingresos, 2 Corintios 8:1-5.

2. Dando sostén, que es una "gracia", 2 Corintios 8:7. Véase 2 Corintios capítulos 8 y 9.

(1) Las ofrendas deben ser un don natural, una disposición creada por el Espíritu Santo que mora en el creyente, 2 Corintios 8:7.

(2) En contraste con la Ley del A.T., la cual demandó el sostén de la obra de Dios, el N.T. dice que el sostén es voluntario, de sinceridad, de amor, de corazón y no por fuerza, 2 Corintios 8:8-12; 9:1, 2, 5, 7.

(3) Es un privilegio a sostener la obra de Dios, 2 Corintios 8:1-3.  Nótese 1 Corintios 16:1, 2.

(4) La cantidad del sostén debe ser en proporción al ingreso, 2 Corintios 8:12.14.  Nótese 1 Corintios 16:2.

  A. No sea confundida con el "diezmo" del A.T.  El creyente no es obligado a dar un "diezmo" sino a dar todo que es posible.

(5) Hay recompensas disponibles al creyente que cumple con esta "gracia":

  A. Alegría, 2 Corintios 8:2.

  B. Habilidad para dar más, 2 Corintios 9:7-11.

  C. Agradecimiento a Dios, 2 Corintios 9:12.

  D. Que ambos, Dios y las Buenas Noticias, serán glorificados, 2 Corintios 9:13, 14.

(6) En 1 Corintios vemos los aspectos esenciales de ofrendar (con relación al sostén dado a los pobres en Jerusalén):

  A. El tiempo: día domingo, durante la reunión.

  B. Cuando: cada semana.

  C. Quienes: cada uno.

  D. Base: "...en proporción a cómo esté prosperando..."

  E. Manera: "ofrendas", no hay mención del diezmo.

(7) Es la voluntad de Dios que cada creyente dé voluntariamente, generosamente, 2 Corintios 8:12, 14.

(8) Los que dan estarán contentos, 2 Corintios 9:7.

(9) Un espíritu de generosidad pone la asamblea en una posición para recibir las bendiciones de Dios, 2 Cor. 9:6.

(10) Es la voluntad de Dios que la asamblea alivie al pastor de sus cargas, 1 Corintios 9:7-14.

(12) Pablo pidió disculpas pues fracasó por no enseñar a dar sostén , 2 Corintios 12:13, véase 2 Corintios 11.8.

III. Dando sostén a la asamblea se honra a Jesucristo.

1. Él es la Cabeza, Efesios 3:20, 21.

2. Reconoce que Dios es el Dueño de todo...que el creyente es un mayordomo.

3. Véase lo que dijo Jesucristo en Mateo 10:8; 22:21; Hechos 20:35.

IV. La cantidad debe ser motivado por un amor divino, Mateo 6:19-21. (continuará)

 

La Base Bíblica de los Bautistas No Conformistas

TEMA: Cada Creyente es un Sacerdote, parte V

TEXTO: Apocalipsis 1:5, 6.

INTRO: Esto significa que cada creyente puede hablar a Dios directamente en el Nombre de Jesucristo y por el Espíritu Santo sin mediación humana.

I. La significación de la oración.  Es comunión con Dios, la adoración por la cual los creyentes tienen comunión con Él y pueden presentar sus peticiones. 1 Timoteo 2:1-5 muestra las diferentes clases de oración y su importancia.  Hay peticiones privadas, Mateo 6:6, y públicas, Hechos 4:24, 31.

II. La base de la oración.  Jesucristo no solamente es el Salvador, el Señor del creyente, sino Él es su Sacerdote, Hebreos 4:14-16.  Véase 1 Pedro 2:5, 9; Apocalipsis 1:5, 6.

III. ¿Por qué ora?

1. Para obtener paz personal, Filipenses 4:6, 7.

2. Para servicio cristiano, 2 Corintios 1:11; Efesios 6:18-20; 2 Tesalonicenses 3:1, 2.

3. La oración es el "nervio que mueve el músculo del Omnipotente".

IV. Los impedimentos a la oración:

1. Pecado, Salmo 66:18.

2. La tacañería, Malaquías 3:10.

3. Actitudes malas, Efesios 4:30-32.

4. La negligencia, Santiago 4:17.

5. Hogares infelices, 1 Pedro 3:7.

6. Dudas, Romanos 14:23; Santiago 1:6, 7. (continuará)

 

Nuestra Fe Pre-Milenial, parte II

(Un estudio acerca de los errores de los Adventistas del Séptimo Día, por Edison Loaiza)

      Hemos estudiado que la asamblea no suplanta a Israel, que los redimidos serán arrebatados antes de la Gran Tribulación, también se identificó el remanente que espera la Venida del Señor en ese período de angustia cuando ya los redimidos habrán sido removidos de esta tierra.

      Los Adventistas del Séptimo Día niegan las enseñanzas de Jesucristo:

1. De la limpieza de los alimentos, Marcos 7:18, 19.

2. Del alma y su inmortalidad, Apo. 20:4; Mateo 10:28.

3. Del "infierno" GEHENNA, Mateo 23:33.

4. Del castigo eterno, Mateo 18:8.

5. De la doctrina de la inminencia de la venida, Juan 14:2,3; Hechos 1:11; 1 Corintios 15:51-52; Filipenses 3:20; Colosenses 3:4; 1 Tesalonicenses 1:10; 1 Timoteo 6:14; Santiago 5:8; 1 Pedro 3:3, 4.

6. Del arrebatamiento secreto de su pueblo, 1 Corintios 15:51-52; 1 Tesalonicenses 4:17.

7. Del arrebatamiento antes de la tribulación, 1 Tesalonicenses 5:9; Apocalipsis 3:10.

8. De la Deidad de Cristo (dice que Él es un ángel), Colosenses 2:9.

      Se demostró que un sistema de negaciones de las enseñanzas de Jesucristo es apostasía y se llegó a las siguientes conclusiones:

1. La contumacia de los Adventistas del Séptima Día es originada por una mala exégesis de las Escrituras.

2. La negación de las enseñanzas de Jesucristo los identifica plenamente como apóstatas.

3. La apostasía en aquella denominación los conduce a integrar la "iglesia profesante" que pasará por la Gran Tribulación.

4. La secta los engaña haciéndoles creer que son el remanente escogido para ser salvados en la venida del Señor.

5. La secta les mezcla la Ley con la Gracia.

6. Mezcla al pueblo de Israel con la asamblea de Jesucristo.

7. La identidad del verdadero remanente enseña que los redimidos habrá sido arrebatada antes.

      Está claro que un sistema de negaciones de las enseñanzas de Jesucristo es simple y llanamente la apostasía y es la razón por la cual los miembros de los A.S.D. pasan por la Gran Tribulación, pero pasan engañados creyendo que van a ser salvos en la Venida del Señor, pero el hecho es que los redimidos no van a estar allí de acuerdo a las Escrituras que identifican el remanente que espera la Segunda Venida en esos tiempos de angustia.

1. Identidad del Remanente.  Pasajes como Malaquías 3:16, 17; Ezequiel 20:33-38; 37:11-28; Zacarías 13:8, 9; Apocalipsis 7:1-8 y otros indican claramente que cuando el Señor regrese a la tierra (después de los siete años de la Gran Tribulación)  habrá un remanente creyente en Israel esperando Su regreso.

2. Hay pasajes como Mateo 25:31-40 y parábolas como Mateo 22:1-13 y Lucas 14:16.24 que indican que habrá una multitud de creyentes entre los gentiles que creerán y esperarán Su regreso (después de la Gran Tribulación).

3. Para que el Señor cumpla las promesas hechas en los pactos Abrahámico, Davídico, Palestino, y los nuevos pactos, en Su Segunda Venida, es necesario que haya un remanente creyente sobre el cual Él puede reinar y en el cual los pactos pueden cumplirse.

4. Debe haber también un grupo de creyentes gentiles, que pueden recibir, por la fe, los beneficios de los pactos en Su reinado.  Estos grupos entran al Milenio (el reino de Jesucristo sobre esta tierra por mil años) con sus cuerpos naturales, salvados, pero sin haber experimentado la muerte y la resurrección.

5. Si los redimidos estuviesen en la tierra hasta el tiempo de la Segunda Venida (después del Gran Tribulación), en esos tiempos de angustia, estos individuos salvados serían salvos para ocupar una posición en la asamblea.  Serían arrebatados en ese momento y, por consiguiente, no quedaría ni una sola persona sobre la tierra.  ¿Quiénes entonces estarían esperando encontrarse con Jesucristo a Su Regreso? ¿Con quienes podría Jesucristo cumplir literalmente los pactos hechos con la nación de Israel?

6. Estas consideraciones hacen necesario el traslado de los redimidos antes del Gran Tribulación, de manera que Dios pueda llamar y preservar un remanente durante los siete años de tribulación en el cual y mediante el cual pueden cumplirse Sus promesas.

      La Apostasía De Ese Período

      La completa apostasía de ese período, por parte de la "iglesia" profesante, impide a la asamblea de Jesucristo estar en el mundo durante los siete años de tribulación.  Las únicas asambleas que se mencionan en el período de los siete años son el sistema de Jezabel, Apocalipsis 2:22, y el sistema de la ramera, Apocalipsis 17:18.

      Si la verdadera asamblea del Señor estuviera en la tierra, puesto que no se menciona como separada del sistema apóstata, tendría que formar parte de esa apostasía.

      Tal conclusión es imposible.  Los testigos creyentes, convertidos durante ese período, se dice que se han guardado de contaminarse con este sistema apóstata, Apocalipsis 14:4.

      Ahora, por cuanto no se menciona que la asamblea también se ha guardado a sí misma de ese sistema, debe concluirse que la asamblea no estará allí durante los siete años.  Hay ciertos pasajes que prometen definidamente a la asamblea su remoción antes de la septuagésima semana de la profecía de Daniel.

1.  Apocalipsis 3:10, 4:1; 1 Tesalonicenses 4:12-18; 1 Corintios 15:51-53.  Como consecuencia de esto, la palabra EKKLESÍA no vuelve a encontrarse en el Libro de Apocalipsis.

2. 1 Tesalonicenses 5:9.  El contraste en este pasaje es entre la luz y las tinieblas, entre la ira y la salvación de esta ira.  Nótese el versículo 2 del mismo capítulo.  Por este pasaje entendemos que esta ira y estas tinieblas son las del Día del Señor.  La comparación de este pasaje con Joel 2:2; Sofonías 1:14-18; Amós 5:18 describirá las tinieblas mencionadas aquí como las tinieblas de la Septuagésima Semana (Gran Tribulación).

3. La comparación con Apocalipsis 6:17; 11:18; 14:10, 19; 15:1, 7; 16:1, 19 describirá la ira del Día del Señor.

4. Pablo, en 1 Tesalonicenses 5:9 enseña que nuestra expectativa y nuestro encuentro no es para ira y tinieblas, sino más bien para salvación.

5. 1 Tesalonicenses 1:9, 10.  Otra vez Pablo indica claramente que nuestra expectativa no es la ira, sino la manifestación antes que la ira de los siete años de la Gran Tribulación.  (continuará)

 

El Privilegio Del Discípulo, final

II. La oración da poder.  Si el creyente ha de tener oración con potencia, hay que reconocer:

1. Que el Nombre de Jesucristo es el ruego en la oración de potencia, Juan 14:13, 14.  Véase Efesios 3:20.

2. Que un corazón que no condena, muestra el estado del alma, y es la oración que tendrá potencia, 1 Juan 3:19-22.

3. Que la oración de fe es el reposo del alma en Dios, quien es toda Potencia, Hebreos 11:6; Salmo 5:3.

4. Que el Espíritu Santo es la causa eficaz en una oración que tiene poder, Romanos 8:26, 27; Judas 20.

5. Que permanecer en Jesucristo es el secreto de la oración poderosa, Juan 15:7.  ¿Qué quiere decir: "...per-manecer en Cristo...?  Hay no menos que siete evidencias:

(1) Trae libertad del poder de pecado y el amor para el pecador, 1 Juan 3:6.  Esto habla del hábito de repetir un pecado vez tras vez.

(2) Es para guardar los mandamientos del Señor, 1 Juan 3:24.

(3) Muestra el fruto producido en la vida, Juan 15:5; Gálatas 5:22, 23.

(4) Manifiesta el amor cristiano,1 Ju. 4:16; 2:10; 4:12, 13.

(5) Es para caminar como Él caminó, 1 Juan 2:6.

(6) Es para continuar en la Palabra, Juan 8:31.

(7) El creyente será fiel a la verdad de Dios en las Escrituras, 1 Juan 2:24; 2 Juan 9.

6. Una oración con poder sigue las reglas dadas en la Palabra, 1 Juan 5:14, 15.

7. La gloria de Dios debe ser la única finalidad en una oración que tiene potencia, Santiago 4:3.   (fin)     

 

¿Quién Cualifica A Ser Líder En La Asamblea?

LECTURA: 1 Timoteo 3:1-13

INTRO: Las Escrituras hablan solamente de dos clases de líderes en una asamblea:

(1) Obispos (EPISKOPE = inspector, superintendente); Ancianos (PREBUTEROS = persona con edad, mayor), pastor (POIMEN = uno que cuida el rebaño).  Las palabras "obispo" y "anciano" se usan como intercambiables.

(2) Sirvientes (DIAKONEO = uno que sirve, criado).  Esta palabra se uso 37 veces en la 1960 y fue traducida: servían, servía, para ser servido, servimos, sirviéndole, que sirve, ayudaban, para ministrar, que es administrado, ejerzan el diaconado, ayudó, administraban las cosas, minístrelo, ministra.  No es posición de autoridad en la asamblea, más bien, es una posición para servir las necesidades físicas y materiales de los miembros.

I. ¿Cuáles son los deberes del obispo, el anciano o el pastor?  La posición es igual, pero los deberes son diferentes.  Véase Hechos 20:17, 28; Filipenses 1:1; 1 Timoteo 3:1; 5:17; Tito 1:5, 7; 1 Pedro 5:1, 2.  Por eso el obispo, el anciano, el pastor es para:

1. Gobernar la asamblea con una actitud del sirviente, 1 Timoteo 5:17  "gobiernan" es PROLATEMI = regir la cosa, mandar.  Pero en Hebreos 13:7, 17, 24 la palabra es HEGEOMAT = a guiar con autoridad oficial.  (Versión Actualizada: "....acordaos de vuestros dirigentes....", véase 1 Pedro 5:1-3.

2. Equipar los creyentes por medio de la enseñanza de las Escrituras, Efesios 4:11, 12.  "pastores" los que cuidan el rebaño; "maestros", los que dan instrucción, 1 Timoteo 4:6, 11, 13, 16.

3. Proteger el rebaño de doctrina falsa, Hechos 20:17, 28-30; 1 Timoteo 1:3, 4; 6:20, 21; 2 Timoteo 4:1-5.

4. Defiende los creyentes de los divisivos, los que crean desacuerdo o disensión, 2 Timoteo 2:14-18, 23-26; Tito 3:9-11.

II. ¿Cuál es el papel del sirviente en la asamblea? Hechos 6:1-6; 1 Timoteo 3:8-13.

1. ¿Hay un papel para la mujer en la asamblea?  Véase Romanos 16:1.

III. Las calificaciones para los líderes, sea obispo, anciano, pastor o siervo. 

1. Tiene que tener una buena reputación:

(1) Irreprensible (obispos y siervos), 1 Timoteo 3:2, 10; Tito 1:6, 9.

(2) Un buen testimonio de parte de los incrédulos (obispos), 1 Timoteo 3:7.

(3) Debe ser prudente (obispos), 1 Timoteo 3:2.

(4) Debe ser honesto (siervos), 1 Timoteo 3:8.

2. Tiene que tener control de sí mismo, (obispo), Tito 1:8.

(1) No dado al vino (obispos y sirvientes), 1 Timoteo 3:3, 8; Tito 1:7.

(2) No pendenciero (obispos), 1 Timoteo 3:3.

(3) No obstinado (obispos), Tito 1:7.

(4) No iracundo (obispos), Tito 1:7.

(5) Sin doblez (siervos) 1 Timoteo 3:8.

3. Tiene que tener valores píos.

(1) No codiciosos (obispos y siervos), 1 Timoteo 3:3, 8; Tito 1:7.

(2) Amante de lo bueno (obispos), Tito 1:8.

(3) Santo (obispo), Tito 1:8.

4. Tiene que tener un corazón que puede mostrar amor.

(1) Amable (obispos), 1 Timoteo 3:3.

(2) Apacible (obispos), 1 Timoteo 3:3.

(3) Hospedador (obispos), 1 Timoteo 3:2.

5. Tiene que tener un hogar sano:

(1) Marido de una sola mujer (obispo y siervo), 1 Timoteo 3:2, 12; Tito 1:6.

(2) Que gobierne bien su casa (obispos y siervos), 1 Timoteo 3:4, 12.

(3) Hijos obedientes (obispos), 1 Tim. 3:4; Tito 1:6.

(4) Hijos creyentes (obispos), Tito 1:6.

6. Tiene que tener una fe madura:

(1) No un neófito (obispos), 1 Timoteo 3:6.

(2) Probados (sirvientes), 1 Timoteo 3:10.

(3) Que guarden el misterio de la fe, 1 Tim. 3:9.

(4) Ser retenedor de la Palabra (obispos) Tito 1:9.

(5) Que puede exhortar (obispo), Tito 1:9.

(6) Apto para enseñar, 1 Timoteo 3:2.  (fin)

 

La Oración    

LECTURA: Lucas 18:1-8

TEXTO: Mateo 7:7

INTRO: La oración del creyente a Dios en el Tercer Cielo es una comunión íntima.  También es un tiempo de adoración, una alabanza a Él por causa de Su grandeza y Su bondad.  La oración es mostrando gratitud a Él por Su gracia, Su amor, y Su misericordia.  Es una confesión cuando un creyente ha caído en pecado y ha reconocido su desobediencia.  Es una intercesión  por lo cual podemos hacer peticiones a favor de otros.  Es una sumisión cuando uno abandona sus propios deseos y cede su voluntad a la voluntad de Dios, véase Santiago 1:17; Mateo 7:7, 8; Salmo 121:1, 2.

I. ¿Quién puede hablar con Dios?

1. Los creyentes que tienen una carga, una sed espiritual, Apocalipsis 22:17.

2. Los incrédulos cuando está pidiendo salvación, Hechos 2:21.

3. Cualquier persona, Salmo 65:2.

4. Los que están buscando perdón, Salmo 86:5.

II. ¿Cómo debemos hacer nuestras peticiones a Dios?

1. No con repeticiones vanas, Ecl. 5:2 con Mateo 6:7.

2. Con humildad, Salmo 9:12b.

3. Con fe, Hebreos 11:6.

4. Con esperanza, Romanos 8:25, 26.

5.  A favor de otros, Santiago 5:16.

6.  Sobre nuestros rostros, Mateo 26:39.

7. De pie, Marcos 11:25a.

8. Dando perdón, Marcos 11:25, 26.

9. Confesando nuestros pecados, Daniel 9:4, 5.

10. No con ansiedad, Filipenses 4:6a.

11. Con acción de gracias, Filipenses 4:6b.

12. En el Nombre de Jesucristo, Juan 14:13, 14.

13. Siempre, Efesios 6:18.

III. ¿Cuándo debemos orar?

1. Tarde, mañana y a mediodía, Salmo 55:16, 17.

2. Por las noches, Isaías 26:9.

IV. Estímulo a orar:

1. Porque Dios está cerca, Salmo 145:18, 19.

2. Porque en Él hay fuerza, Isaías 45:24.

3. Porque Él escucha a todo el que viene en el Nombre de Su Hijo, Romanos 10:12.

4. Porque Él nos escucha cuando hay un acuerdo, Mateo 18:19.

5. Porque Él ha prometido contestarnos, Mateo 7:8. (fin)

 

Cosas Que Tienen Valor A Conocer

LECTURA: Salmo 46:1-11

TEXTO: Salmo 46:10

INTRO: Conocimiento: Acción y efecto de tener la idea o noción de una cosa;  llegar a saber, por medio de la inteligencia.

      Las Escrituras hablan mucho de cosas que tienen valor a conocer:

1. Nuestro estado por la naturaleza, Romanos 7:18.

2. El propósito por lo cual Jesucristo fue manifestado, 1 Juan 3:5.

3. Jesucristo Sí, mismo, Juan 6:69.

4. Dios el Padre, Juan 17:3.

5. Dios el Espíritu Santo, Juan 14:16, 17.

6. La gracia de Jesucristo, 2 Corintios 8:9.

7. El amor de Jesucristo, Efesios 3:19.

8. El Salvador resucitado, Romanos 6:9.

9. El camino de justificación, Gálatas 2:16.

10. Que hemos pasado de muerte a vida,1 Juan 3:14.

11. Que nuestro "viejo hombre" fue crucificado con Jesucristo, Romanos 6:6.

12. Nuestra elección por Dios, 1 Tesalonicenses 1:4.

13. Que tenemos vida eterna en Cristo Jesús, 1 Juan 5:13.

14. Los misterios del reino de Jesucristo y Su providencia, Mateo 13:11.

15. Que las tribulaciones guíen a la paciencia, y esperanza, Romanos 5:3, 4.

16. Que todas las cosas les ayudan a bien (que Dios está obrando para el bien), Romanos 8:28.

17.  Que cuando la muerte llega, el creyente tiene una casa en el Tercer Cielo, 2 Corintios 5:1, 8.

18. Que la resurrección del cuerpo nos espera, Juan 11:24.

19.  Que en estos últimos días podemos esperar tiempos peligrosos, 2 Timoteo 3:1.

20. Que el día del Señor vendrá como ladrón en la noche, 1 Tesalonicenses 5:2.

21. Que Jesucristo, quien es nuestra vida, vendrá, 1 Juan 3:2.

22. Que en la presencia del Señor tendremos una substancia mejor, Hebreos 10:34.  (fin)

 

Enséñame

LECTURA: Salmo 25:1-22

TEXTO: Mateo 4:23.

INTRO: Enseñar: instruir, doctrinar, amaestrar a uno, exponer una cosa, educar.  Hay siete "enséñame" en esta lección:

I. Enséñame el camino de salvación, Salmo 25:5.

1. La invitación, Mateo 11:28-30.

2. La promesa que el Espíritu Santo será nuestro Maestro, Juan 14:26.

3. La seguridad de nuestra salvación, Juan 5:24.

4. La instrucción de como ser salvo, Hechos 16:31.

II.  Enséñame, oh Yahvé, tu camino, Salmo 27:11, 12.

1. Hay un solo camino, Juan 14:6.  Véase Pro. 16:25.

2. La promesa de instrucción propia, Salmo 32:8-11.

III. Enséñame tus sendas, Salmo 25:1-7.

1.  La promesa dada a aquellos que siguen el Señor, Proverbios 3:13-18; 4:18.

IV. Enséñame tus estatutos, Salmo 119:12.

1. La Ley de Dios es: Salmo 19:7-11. Véase Juan 8:32.

2. El ejemplo de los de Berea, Hechos 17:11.

V. Enséñame a orar, Lucas 11:1.

1. El ejemplo del Salvador, Marcos 1:35.

2. La oración "modelo", Mateo 6:9-13.

VI. Enséñame tus juicios, Salmo 119:108b.

1. Juicios: Proverbios 3:11, 12; Salmo 19:9-11.

VI. Enséñame a contar mis días, Salmo 90:12.  Véase Eclesiastés 12:1-8 (fin)

 

      Esta revista está publicada por James Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Ellos son miembros de la Asamblea Bautista "El Mesías", de Wichita, Kansas EE.UU.  Es enviada gratis.  Si usted tiene dirección electrónica, avísanos por favor. 

jnel@twinvalley.net

      Hay un cupón incluido. Envíenoslo por avión inmediatamente si desea recibir esta publicación durante el año 2002. Sin el cupón o una carta es imposible continuar los envíos.

      Rafael Marañón Barrio es el corrector este mes.

Hojas de Oro

304 Westfall Street, Beverly, Kansas 67423 EE.UU.