HOJAS DE ORO

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Años XXXI, No. 10     OCTUBRE   2001             

 

¿Es Cristiano El Mormonismo?

(Adaptado de material enviado por Carlos Cruz P.)

INTRO: Esto tal vez parezca ser una pregunta enigmática para muchos "mormones" (a ellos no les gusta tal nombre) al igual para algunos cristianos.  Ellos dirán que incluyen la Biblia en la lista de los cuatro libros que reconocen como "Las Escrituras", que su creencia en Jesucristo forma parte central de su fe, y que esto está indicado por su nombre oficial: La Iglesia De Jesucristo de los Santos de los Últimos Días.  Para contestar esta pregunta tendremos que comparar las principales doctrinas del "mormonismo" con el cristianismo bíblico.

1. La Biblia enseña que hay sólo un Dios, vivo y verdadero y que aparte de Él no hay otros, Deut. 6:4; Isaías 43:10, 11; 44:6, 8; 45:21, 22; 46:9; Marcos 12:29-34.

      En contraste, el mormonismo enseña que hay múltiples dioses y que nosotros, como seres humanos, podemos llegar a ser dioses en el Reino Celestial.

2. La Biblia enseña que Dios es Espíritu, Juan 4:24; 1 Tim. 6:15-16, que no es un hombre, Números 23:19; Oseas 11:9; Romanos 1:22, y que siempre ha existido como Dios Omnipotente, Omnipresente, y Omnisciente, Salmo 90:2; 139:7-10; Isaías 44:6-8; Malaquías 3:6; Malaquías 3:6; Apo. 19:6.

      En contraste, el mormonismo enseña que Dios el Padre fue un hombre como nosotros, y que Él progresó hasta llegar a ser un "dios", y ahora tiene un cuerpo de carne y hueso.

3. La Biblia enseña que Jesucristo es Dios, Juan 1:1; 14; Romanos 9:5; Colosenses 2:9 y el Creador de todas las cosas, Juan 1:3; Colosenses 1:15-17; Hebreos 1:2. Aunque nunca ha sido menos que Dios, en el tiempo indicado puso a un lado la gloria que compartía con el Padre, Juan 17:4, 5; Filipenses 2:6-11 y fue hecho "semejante a los hombres" para lograr nuestra salvación; Su encarnación se hizo realidad cuando fue concebido sobrenaturalmente  por obra del Espíritu Santo, y nació de aquella mujer virgen, Mateo 1:18-23, Lucas 1:34, 35.

 

 

 

      En contraste, el mormonismo enseña que Jesucristo es nuestro hermano mayor, y que progresó hasta llegar a ser un "dios".  Que Él fue procreado en espíritu por medio del Padre Celestial y una madre celestial, y fue concebido físicamente por el Padre Celestial y una madre terrenal.  La doctrina "mormona" afirma que Jesús y Satanás son "hermanos".

4. La Biblia enseña que el Espíritu Santo es Dios y es Omnipresente, 1 Reyes 8:27; Salmo 139:7-10; Jeremías 23:24; Hechos 5:3, 4.

      En contraste, el mormonismo enseña que el Espíritu Santo "...es un espíritu con la forma de un hombre...que tiene forma y dimensiones...que Él no llena la inmensidad del espacio y no puede estar presente en todas partes al mismo tiempo, personalmente..."

5. La Biblia enseña que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no son Dioses distintos, sino que son Personas distintas dentro de la Deidad trina y una, formando un solo Dios.  Por todo el N.T. el Hijo y el Espíritu Santo, al igual con el Padre, son identificados individualmente como Dios, y cada uno funciona como Dios:  El Hijo: Marcos 2:5-12; Juan 20:28; Filipenses 2:10, 11;   el Espíritu Santo:  Hechos 5:3, 4; 2 Corintios 3:17, 18; 13:14, pero al mismo tiempo la Biblia enseña que hay solamente un Dios.

      En contraste, el mormonismo enseña que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo "...constituyen tres personas distintos y tres Dioses....".

6. La Biblia enseña que la caída de Adán fue un gran mal, y que por medio de dicha caída, el pecado entró al mundo, poniendo a todo hombre bajo la condenación y la muerte.  Aunque todos los hombres nacen con una naturaleza pecaminosa, serán juzgados individualmente por los pecados que cometan, Ezequiel 18:1-20; Romanos 5:12-21.

      En contraste, el mormonismo enseña que "...la caída fue un paso necesario para el plan de vida y causa de grandes bendiciones para toda la humanidad...".

7. La Biblia enseña que somos salvos solamente por gracia, y esto es completamente aparte de cualquier obra, Efesios 2:8, 9.  La ley moral fue dada para que el hombre se diese cuenta de su incapacidad total de satisfacer las demandas de un Dios justo, Romanos 3:20; 5:20; 7:7, 8; Gálatas 3:19.  La ley ceremonial (los sacrificios) fue dada como símbolo de la provisión del Cordero de Dios que quita el pecado del mundo, Juan 1:29; Hebreos 9:11-14; 10:1-4.  No podemos contribuir nada a nuestra salvación porque aparte de Cristo estamos espiritualmente "...muertos en nuestros pecados..."  Efesios 2:1, 5.   Un resultado de la salvación es que Dios nos da un corazón nuevo que desea obedecer Sus leyes.  La salvación no es por fe y las buenas obras, sino que una fe que salva produce buenas obras.  Sin la evidencia de una vida cambiada, un testimonio de fe en Jesucristo es puesto en duda; el ser salvo sólo por la gracia de Dios no significa que podemos vivir como queramos, Romanos capítulo seis.

      En contraste, el mormonismo enseña que todo hombre recibirá la salvación, cosa que ellos definen como la "...unión inseparable del cuerpo y el espíritu que viene como resultado de la expiación y resurrección del Salvador...".  Pero, para obtener suma salvación, lo que ellos llaman "exaltación", que es "...morar en la presencia de Dios...", la persona "...debe perseverar fielmente en guardar todos los mandamientos del Señor..."  Las obras son requisitos para poder morar en la presencia de Dios.

8. La Biblia enseña que el propósito principal de la expiación de Jesucristo es proveer la solución al problema del pecado que trae la muerte a cada hombre.  Tomando los pecados personales de todos los hombres, pasado, presente y futuro, en Su cuerpo en la cruz, 1 Pedro 2:24, Cristo, como el Cordero de Dios sin mancha, cumplió cabalmente con las demandas de justicia divina en cuanto a nuestros pecados.  De esta manera podemos ser perdonados y restaurados a la comunión con Dios, 2 Corintios 5:21

      En contraste, el mormonismo enseña que por la expiación de Jesucristo "...todos los hombres son redimidos de la muerte física y de la tumba....".  De esta manera la muerte de Jesús solamente garantiza que todo hombre resucitará, algunos para "exaltación" y otros para "condenación".

9. La Biblia enseña que ella es la única, final e infalible Palabra de Dios, 2 Timoteo 3:16; Hebreos 1:1, 2; 2 Pedro 1:20, 21, y que permanecerá para siempre, 1 Ped 1:23-25.     

      En contraste, el mormonismo enseña que se han perdido muchas verdades de la Biblia, que es corrupta y que no contiene la plenitud del evangelio.

10. La Biblia enseña que la asamblea (EKKLESÍA) fue establecida por Jesucristo durante Su ministerio terrenal y que está en vigente hoy día, Mateo 16:18.  Sí, hay corrupción en muchas "iglesias" pero Dios, durante las edades, ha tenido Su pueblo para mantener la verdad de las Escrituras.

      En contraste, el mormonismo enseña que hubo una gran y total apostasía en la "iglesia" establecida por Jesucristo; este estado de apostasía continúa hasta hoy excepto entre aquellos que han llegado a un conocimiento del "evangelio restaurado" por la Iglesia de los Santos de Los Últimos Días. (fin)

 

 

El Sabatismo, V

TEMA: La Aniquilación

      Es una enseñanza sabatista (de los Adventistas del Séptimo Día) la aniquilación del impío.  El castigo de los pecadores no es eterno sino que, al final, todos serán destruidos.  El sabatismo entiende destrucción por aniquilación, dejar de ser, extinguirse.  Pero la Palabra de Dios dice otra cosa.

La Razón Humana Rechaza La Aniquilación

      Los sabatistas, que constantemente apelan a los sentimientos de las personas para exponer y dar énfasis a sus enseñanzas, alegan también en esta ocasión que Dios sería injusto si castigara eternamente a los impíos.  Pero esta es una objeción humana sin fuerza alguna.  Los caminos de Dios y Sus pensamientos son más altos que los nuestros.  Solamente los creyentes, que poseen un principio de la Mente de Cristo, comienzan aquí a entender y a estar de acuerdo con la voluntad divina.  Y cuando Él venga, porque seremos como Él es, comprenderemos todas Sus acciones y estaremos completamente de acuerdo con ellas.

      No obstante, y usando el mismo procedimiento sabatista de los sentimientos, afirmamos que es la lógica humana, precisamente, la que está de acuerdo con el castigo eterno de los impíos, rechazando la teoría de la aniquilación.  Según la teoría sabatista, el incrédulo, al morir, "duerme" en el polvo de la tierra.  Cuando "despierte" será aniquilado.

Textos Contrarios A La Aniquilación:

      Mateo 26:21-25.  Refiriéndose a la traición de Judas, nótese lo que dijo Jesucristo en el versículo 24.  Esta, en verdad, es una amenaza terrible que encoge el corazón, pero si Judas duerme y cuando despierte será aniquilado, ¿dónde está lo terrible de la amenaza?  

      Mateo 25:41.  Estas palabras del Señor son absolutamente claras.  A los impíos les dice dos cosas: (1) ¡Apartaos de Mí!; (2) Al fuego eterno preparado para el diablo y sus mensajeros.

      Hay un lugar que fue preparado para el diablo y sus seguidores.  A ese lugar concreto, para soportar en él su sufrimiento eternamente, irán los impíos.  Y este castigo es eterno, que no acaba nunca.  La palabra "eterno" es lo mismo que cuando se habla de la "vida eterna".

Verdadero Significado De La Palabra Destrucción

      "Destrucción" no significa "aniquilación" sino "inservible para el uso que se creó".  El alma fue creada para vivir sempiternamente en el conocimiento, amor y comunión de su Creador.  Para este fin se creó, el cual es la vida eterna como dice Juan 17:3.  El creyente, además de la inmortalidad, tiene esta vida eterna.  El impío tiene inmortalidad, pero no tiene vida eterna.

La Palabra Usada en la Biblia para "Destruir"

      Es el griego APOLLUMI y nunca significa aniquilación.  Véase Marcos 2:22; "..  y los odres se pierden .."; Lucas 15:6, "...que se había perdido...".  La palabra jamás significa aniquilación sino inservible para el fin o uso para el que se creó.

Un Texto Sacado De Su Contexto

      Los sabatistas usan Judas 7 para decir que "Sodoma y Gomorra" sufrieron el castigo del fuego eterno y ya no existen, "....que fueron aniquiladas...".

      En primer lugar, aquellas ciudades han dejado de existir con el tiempo, pero perduraron después del castigo "...como ejemplo del castigo de la maldad...2, Judas 7.  Pero en realidad de este verso es que el castigo del fuego eterno no lo sufrieron las ciudades, sufrieron el castigo del fuego eterno las personas, las que habían ido en pos de fornicación y vicios contra natura, Judas 7.    (Continuará)

 

La Casa De Dios, II

TEMA: Una Institución Perpetua

TEXTO: 1 Timoteo 3:15, 16

      Estos dos versículos declaran que hay una institución llamada "la casa de Dios", una habitación, Efesios 2:22.  Es llamada "la asamblea del Dios viviente", una "columna y baluarte de la verdad".  La casa de Dios está para sostener y guardar la verdad para que los hombres la vean en todas las edades.

      Puesto que la asamblea del Dios viviente está para sostener la verdad, y puesto que Dios ha identificado Su nombre con ella, le compete a todo Cristiano conocer algo acerca de esta casa.

      Yo creo que la mayoría de la confusión en el nombre de "religión" es porque esta gente ha fallado en estudiar y obedecer la verdad concerniente a Su asamblea.

Los Antiguos Fundamentos

      Siempre ha habido un diseño divino que mantenga perpetuamente Su nombre y Su verdad.  Dios se propuso revelar Su voluntad para que el hombre pueda entender algo de Él.  Podemos ver esto en el Libro de Éxodo, 3:13, 14.  Dios ha declarado Su Nombre, un memorial, y testimonio que prometió se extendería a todos los siglos.  Él también fue cuidadoso para instalar una institución, la asamblea, que representará Su Nombre en cualquier siglo de acuerdo a la soberana elección de Dios.

La Casa de Dios: El Tabernáculo

      No mucho tiempo Él comenzó a establecer un lugar que pudiera representar Su Nombre, véase Éxodo 25:1, 2, 8, 9.  Dios no tiene necesidad de una casa para Su propio bienestar, pero nosotros sí estamos en necesidad de que Dios more entre nosotros para que Le conozcamos.

      Dios dio a Moisés muy detalladas instrucciones de cómo hacer este santuario, el cual llamó el "tabernáculo", véase Éxodo 25:21, 22.

      Dios dijo que se reuniría con el hombre en ese lugar y puso Su sello sobre aquel lugar, Éxodo 40:33-35. Después que el tabernáculo fue terminado, la gloria del Señor lo cubrió diciendo "Esta es Mí Casa".  La casa de Dios es el lugar donde Dios mismo se representa por medio de agencias humanas.

      El tabernáculo que Moisés edificio en el desierto tenía el propósito de ser el lugar de testimonio de Dios en un período de tiempo único.  La gente de Israel estaba en tránsito, y por esto, el tabernáculo necesariamente tenía que ser portátil y desarmable.

      Llegó el tiempo cuando aquella tienda ya no se necesitó más, cuando este formato de la casa de Dios no sirvió más a Su propósito.  Una vez que se trasladaron a la tierra de Palestina y se establecieron permanentemente, el tabernáculo no fue más el mejor de los lugares donde Dios podría establecer Su nombre.  Posteriormente encontramos otro edificio, otra "casa de Dios" que reemplazó el tabernáculo.

La Casa de Dios: El Templo

      En 1 Reyes 7:51 vemos como Dios habló a Salomón para que le construyera una casa.  Ellos entraron y pusieron el arca del pacto de nuevo en la casa y cuando la casa fue terminada, de nuevo Dios autenticó y validó ante todo el pueblo la casa que Él había dicho a Salomón que construyera, 1 Reyes 8:10-13.

      Así como el templo reemplazó al tabernáculo, a su debido tiempo el templo quedó obsoleto, porque ya había servido a su propósito.  Por esto, el día en que Jesucristo fue crucificado, el velo de aquel templo se rasgó en dos, y el camino al Santo de los Santos fue abierto y completado.  El típico sistema de testimonio, una vez cumplido quedó obsoleto.  Dios estableció otro testimonio, otra casa; un lugar más adecuado donde morar.  

La Casa de Dios: La Asamblea

      Así como Moisés profetizó en Deuteronomio 12:10-11 que el templo sería edificado y reemplazaría al tabernáculo, así también Joel profetizó que una nueva institución reemplazaría al templo.  Véase Joel 2:28, 29, 32.

      Esto lo reconocerán como una profecía de la especial obra del Espíritu Santo ocurrida en Pentecostés.  El hecho que Dios hubiera establecido un nuevo formato para Su casa.  No era del todo extraño para un judío que el Espíritu Santo de Dios viniese y morase sobre ellos.  Él había estado con ellos por largo tiempo en la época del tabernáculo y en la del templo.  Pero Joel dijo que Dios derramaría Su Espíritu a toda carne, algo desconocido para un judío. Nunca antes los Gentiles habían sido incluidos en la institución de la casa de Dios.

     Esta profecía de Joel fue repetida por Juan el Sumergidor en Mateo 3:11.

     Cuando Jesucristo vino a la tierra quiso establecer un nueva tipo de casa  que continuara como columna y baluarte de Su verdad.  Él vino a construir un "nuevo tabernáculo" para que Dios lo pudiera habitar, no hecho de piedras, sino una mejor institución que fuera portadora del "misterio de la piedad" ante el mundo.  Él eligió doce hombres, véase 1 Corintios 12:28.  Él había elegido estos hombres y les enseñaba día tras día y un día les dijo: Véase Mateo 16:18.  Por lo tanto, Él había establecido, edificado, o formado una institución viviente.

     La infancia de la asamblea fue antes de Pentecostés bajo la dirección personal de Jesucristo.  Él dio a Sus apóstoles los cimientos fundamentales de la asamblea,  la Gran Comisión que ha sido pasada de siglo a siglo a cada creyente en Cristo Jesús.   

     Dios, de forma milagrosa y visiblemente, autenticó Su asamblea, véase Hechos 2:1.4.  Esta fue la autenticación y la autorización del nuevo formato de la casa de Dios.  No una institución llena de utensilios, sino de ardientes corazones de gente redimida, obedientes a las ordenanzas y mandamientos de Dios, una casa "espiritual, 1 Pedro 2:5. (Continuará)

 

La Base Bíblica de los B. N. C.

TEMA: Una Asamblea en la que los Miembros Son Redimidos, VI.

TEXTO: Hechos 2:41, 47

INTRO: Esto significa que la membresía de una asamblea neotestamentaria consiste solamente en gente que ha confesado abiertamente que Jesucristo es su Salvador, que ha demostrado un deseo a ser sumergido, por la autoridad de la asamblea y está de acuerdo con las doctrinas de la asamblea.

I. ¿Qué dice el N.T. acerca de ser miembro de una asamblea?  Véase Hechos 2:41.  Aquí encontramos tres pasos definitivos que tomaron los primeros creyentes y aquel orden no ha cambiado:

1. Que la salvación del alma es primero.  La persona debe entender su condición perdida, entender que Jesucristo murió en el lugar de pecadores, tiene que aceptar de corazón a Jesucristo como su Salvador.

2. Después de recibir a Jesucristo como Salvador hay que confesarle públicamente frente a la asamblea y la asamblea tiene que votar para ver si tal persona será aceptada o no.

3. Solamente la asamblea tiene la autoridad para sumergir a tal persona que con la inmersión llega a ser miembro.

II. La función de un miembro:

1. Para ayudar a los demás, Gálatas 6:1.

2. Para congregarse, Hechos 4:31-35.

3. Para elegir líderes, Hechos 6:1-6.

4. Para orar, Hechos 12:5.

5. Para enviar misioneros, Hechos 13:1-4.

6. Para tomar decisiones doctrinales, Hechos 15:1-4, 12, 22, 24.

7. Para disciplinar, 1 Corintios 5:4, 5.

8. Para ofrendar, 1 Corintios 16:1.

9. Para sostener los misioneros, Filipenses 4:15.

10. Para comer o servir la Cena, 1 Corintios 11:17, 33-34.

11. Para sostener a los pastores, 1 Timoteo 5:17-20.

12. Para cuidar a los necesitados, Gálatas 6:10.

(Continuará)

 

Bosquejos Maestros, XXIX

TEMA: La Voluntad De Dios

INTRO:  Aunque el sistema de este mundo es una organización de maldad, gobernado y motivado por la voluntad de Satanás, (Efesios 2:1-3), hay que recordar que este no es todopoderoso, véase Isaías 46:9, 10.

      Dios está listo para revelar Su voluntad en la vida de cada creyente.  Nótese como Jesucristo mandó a Sus discípulos entrar en un barco para cruzar al otro lado del mar.  Él supo bien que había de venir una tempestad durante aquel tiempo, pero Él supo bien que había de resucitarlos.  Cruzar el mar fue la voluntad de Dios específica para ellos, Mateo 14:22-33.

      Por eso, los discípulos, entrando en la voluntad de Dios:

(1) Tuvieron que sufrir la tempestad.  La voluntad de Dios no nos exime de pruebas.  Cada creyente encuentra vientos contrarios en esta vida, 2 Corintios 11:23-33.

(2) Pero no estaban en peligro porque el Señor estaba orando para ellos, Hebreos 7:25.

(3) Por un poco estaban en la oscuridad, pero si está en la voluntad de Dios, no queda allá, Juan 12:46.

(4) Tuvieron que impeler al remo contra vientos contrarios. Así es la vida en este mundo, Marcos 6:48. ellos andaban sobre el mar, y Él quería adelantárseles.

      Hermano creyente: cuando Dios pone en su corazón hacer Su voluntad y usted encuentra "vientos contrarios", recuerde Quien está dirigiendo su senda, Pro. 3:5-6

I. La voluntad de Dios es soberana, Isaías 46:9-11.

1. Estos versículos declaran el hecho que la soberana voluntad de Dios está en control de todas las cosas en este universo.

2. La voluntad de Dios está establecida en el cumplimiento de la profecía.  Dios ha declarado el fin de todas las cosas desde el principio, v. 11.  En el contexto Dios está diciendo que Él ha profetizado el futuro de la nación de Israel y ha de cumplirlo.  Lo que Dios se ha propuesto,  lo hará.  Sus propósitos no pueden ser impedidos, Daniel 4:35.

3. La parte de la voluntad soberana de Dios que no es revelada se llama "Su voluntad secreta". Aunque el creyente no puede saber todo sobre de la voluntad soberana de Dios, puede saber lo que está revelado en las Escrituras, Deuteronomio 29:29. Dios no revela Su voluntad hasta que tiene el propósito a hacerlo, Hechos 1:6, 7; Amos 9:11-15.

4. Podemos saber del propósito soberano de Dios en la historia de los judíos y los gentiles, Génesis 12:2, 3.  Su voluntad soberana para la nación de Israel está bien establecida en el A. T. y más tarde en el N.T.  Comenzando con la promesa de hacer de la semilla de Abraham (Israel) una nación grande para bendecir a todas de las naciones por su semilla, el Cristo, Gálatas 3:6.9.  Al fin la nación de Israel será salva para entrar en el reino de mil años, donde Jesucristo será el Rey de reyes, Rom. 11:26-29; Mateo 25:31-46.  Dios ha provisto salvación para aquellos quienes han de arrepentirse y recibir a Su Hijo como su Salvador, pero los que Le rechazan, serán echados finalmente en el Lago de Fuego, Apocalipsis 20:15.

      La muerte de Jesucristo es la prueba de la voluntad soberana de Dios.  Casi mil años antes del evento David profetizó que el Mesías sería crucificado, Salmo 22:14-18.  Isaías, unos 700 años antes habló de la muerte del Mesías, Isaías 52:12 hasta 53:12.  Por esto sabemos que la voluntad de Dios es soberana.

II. La voluntad de Dios es inmutable, Malaquías 3:6.  Véase Números 23:19.  Dios guardará Su Palabra y por eso Su voluntad no puede cambiar.

1. Según la voluntad inmutable de Dios "...todo Israel será salvo...", Romanos 11:26, 27.  Esto no quiere decir que cada judío será salvo del Lago de Fuego, sino que los judíos elegidos serán salvos,  Isaías 59:20, 21 (hablando de la Segunda Venida).  Véase Santiago 1:17.  Sí, es la voluntad de Dios que las Buenas Noticias sean predicadas a los judíos.

2. La voluntad de Dios es inmutable en:

(1) Salvación, Efesios 2:8, 9; Hechos 4:12; Rom. 8:8-10.

(2) En juicio, Juan 5:22. 

  A. Jesucristo juzgará las obras de cada creyente, 2 Corintios 5:10 (inmediatamente después del arrebatamiento de los redimidos)  Allá los creyentes serán recompensados para las cosas buenas que han hecho después de ser salvos, o van a sufrir la pérdida de recompensas por no cumplir la voluntad de Dios, 1 Corintios 3:11-15.

  B. Jesucristo juzgará a todas las naciones en el principio de Su reino de mil años, Mateo 25:31-46.

  C.  Jesucristo será el Juez sobre los grados de castigo dado a los incrédulos en el Lago de Fuego, Apo. 20:11-15.

(3) La voluntad de Dios es inmutable en lo moral (la conducta y las acciones de los seres humanos), Éxodo 20:3-17.

III. Para saber la voluntad soberana de Dios, uno tiene que conocer las Escrituras, Romanos 12:1, 2.  Si usted ha recibido a Jesucristo y todavía no sabe cuál es Su voluntad en su vida, usted está engañándose a sí mismo.

1. La voluntad revelada de Dios es:

(1) Buena, Salmo 84:11 "Gracia y gloria dará Yahvé", véase Santiago 1:17; Juan 8:12; Salmo 3:2, 3; 2 Cor. 8:9.

(2) Aceptable.  La voluntad revelada por Dios es la única que Él puede aceptar porque la voluntad natural del hombre es rebelión y carnalidad, Romanos 8:6-8. Véase Isaías 14:13, 14.  Es imposible agradar a Dios y caminar en la carne, Efesios 2:1-3.

(3) Perfecta.  Siendo que Dios es perfecto, Su voluntad es perfecta.  Su voluntad puede ser descubierta y obedecida en la vida de cada creyente, Efesios 5:17.

IV. La voluntad de Dios puede ser conocida, Hebreos 13:20, 21.  En nuestra naturaleza adámica no tenemos capacidad para saber y hacer la voluntad perfecta de Dios.  A los incrédulos las cosas "espirituales" les son una tontería, 1 Corintios 1:18.  Un incrédulo puede ser "religioso" pero no posee la capacidad espiritual para discernir, 1 Corintios 2:14.

1. Dios tiene un plan para cada creyente. Él no le salvó para que usted pueda vivir su propia vida.  Dios le dio una naturaleza nueva para combatir la vieja, 2 Pedro 1:4.

2. ¿Puedo yo conocer la voluntad perfecta de Dios en mi vida?

(1) Sí, ¿cómo no? Pero tiene que tener el deseo y esto es un paso de fe, Hebreos 10:38.

(2) Tiene que estudiar las Escrituras, Hechos 17:11.  Los de Berea hicieron dos cosas:

  A. Oyeron la Palabra.

  B. Aceptaron la Palabra, 2 Pedro 3:18.

3. Si usted tiene el deseo sincero a conocer la voluntad de Dios tiene que reconocer el ministerio del Espíritu Santo quien habita en usted.

(1) Él se comunica con los creyentes dándole seguridad, Romanos 8:16, 27.

(2) Jesucristo prometió que el Espíritu Santo guiaría a la verdad, Juan 16:13.  Véase Efesios 1:9.

4. El creyente debe "leer" las señales visibles dadas por la providencia de Dios.   Cuando el creyente está viviendo en la voluntad de Dios, Él ha de abrir las puertas para el servicio que nadie puede cerrar, 2 Corintios 2:12.  Véase Isaías 40:31; Proverbios 3:5, 6.

5. Buscad  el consejo de los líderes piadosos, Pro. 11:14.

V. La voluntad de Dios para cada uno, Col. 1:9, 10.

1. ¿Es usted lleno del conocimiento de la voluntad de Dios para su propia vida?  El texto nueve nos dice que Dios tiene un plan perfecto para cada creyente y usted puede conocer la voluntad de Dios en su vida.  Aquella sabiduría espiritual no viene del hombre carnal, 1 Corintios 2:14, sino de arriba, desde el trono de Dios.

2. Santiago dice que hay dos clases de sabiduría: Terrenal, carnal, Santiago 3:13-16; y celestial, de Dios, para los que cumplen los requisitos en Santiago 1:5-8.

3. La sabiduría para conocer la voluntad perfecta de Dios en su vida es un "don" de Dios, Efesios 5:17.

4. Dios ha revelado Su voluntad perfecta por cada persona en cada edad:

(1) Antes del diluvio Dios reveló Su plan a:

  A. Adán, Génesis 2:15-17.

  B. Enoc, Génesis 5:18-24.

  C. Noé, Génesis 6:9-22.

(2) En la edad de los patriarcas, de Abram a Josué, Dios reveló Su plan, Génesis 12:1-9.

(3) Luego Dios instituyó "jueces" (gobernadores) desde Otoniel hasta Samuel.

(4) Más tarde, Dios reveló Su voluntad por medio de los profetas.

(5) Y ahora, en esta edad presente, Él revela Su voluntad por medio de Jesucristo. (fin)

 

Bosquejos Maestros, XXX

TEMA: Oración

INTRO: La oración es una de las columnas en la vida cristiana.  ¡Qué privilegio es a llevar todas de nuestras cargas, peticiones y alabanzas a nuestro Padre Celestial! La oración es comunicación con Dios.

      Jesucristo enseñó a Sus discípulos como orar  y a comenzarla diciendo "...Padre nuestro...."  (Mateo 6:9).

      En nuestras comunicaciones a Dios podemos alabarle, darle gracias, pedirle por nuestras necesidades, Filipenses 4:6. Adoramos a Dios por medio de la oración, Éxodo 4:31.  Los creyentes son guiados en sus vidas por el Espíritu Santo, orando, Juan 16:31.

      Pero, ¿Cómo debemos orar?  ¿Qué debemos pedir?

I. El creyente necesita orar usando el ejemplo de Jesucristo en Lucas 11:1-4.

1. Los discípulos Le preguntaron: "...enséñanos a orar...".  Durante el tiempo del A.T. los redimidos no tuvieron el privilegio de oración como el creyente tiene hoy.  Fue el deber del "rabí" a hablar con Dios y el pueblo repetía sus palabras.

2. En los siguientes textos nuestro Señor presentó a Sus discípulos un "modelo" para usar como guía en sus peticiones día tras día:

(1) "Padre nuestro".  Nadie puede hacer una petición a Dios si no ha sido nacido en la familia de Dios por la obra de regeneración, Juan 1:12.

(2) "Santificado sea Tu Nombre".  Dios es tres veces Santo, Isaías 6:3.  Usted debe entender a Quien esta hablando cuando comienza su petición.  Estamos hablando con el Perfecto, el Creador del universo.  Hay que respetar Su Nombre.

(3) "Venga Tu reino", hablando de aquel reino de mil años, que ha de venir inmediatamente después de los siete años de la Gran Tribulación, véase Apo. 20:4-6.

(4) "Hágase Tu voluntad"  ¡Oh! hermano, nunca debemos pedir a Dios hacer algo en nuestra vida si no es Su plan, véase Santiago 4:15.

(5) "El pan nuestro de cada día, dánoslo hoy ".  Por fe confiamos en mañana, Mateo 6:26.

(6) "Perdónanos nuestras deudas"  Debemos confesar nuestros pecados no confesados antes de nuestras peticiones, Isaías 59:1, 2; Salmo 66:18; 1 Juan 1:9.

(7) "y no nos metas en tentación" Somos débiles y el diablo es muy fuerte.  Hay que pedir la protección divina de Dios al comenzar cada día.

II. El creyente debe orar a Dios por medio del Espíritu Santo, Judas 20.  Él es nuestro Ayudador, especialmente en nuestras peticiones a Dios.

1. Él conoce nuestras necesidades.

2. Él intercede ante el Padre Celestial, Rom. 8:26.

3. Para orar correctamente, necesitamos Su ayuda, Romanos 8:27.

III. Necesitamos Su intercesión para orar en la voluntad de Dios. Jesucristo nos dio ejemplo, Lucas 22:42. Véase 1 Juan 5:14, 15; Romanos 12:2.

1. ¿Cómo es posible a conocer la voluntad de Dios en su vida?

(1) Estudiando las Escrituras.

(2) Pidiendo el Espíritu Santo que le guíe.

(3) Notando las circunstancias en su vida.

2. El ejemplo de nuestro Salvador, Mateo 26:39.

3. Orando en la voluntad de Dios produce confianza, 1 Juan 5:14, 15.

IV. El creyente debe orar "sin cesar", 1 Tes. 5:17, 18. Hay que orar:

1. Día y noche, Daniel 6:10.

2. Con gratitud, 1 Tes. 5:18a.

3. Sin desmayar.  Hay veces cuando no recibimos contestación de Dios, pero ¡sigue orando!, Lucas 18:1.

4. Echando TODA vuestra ansiedad sobre Él, 1 Pet. 5:7.

5. Sin repeticiones vanas, Mateo 6:7.

6. Perdonando otros, Mateo 6:14, 15.

7. Para no ser visto, Mateo 6:5.

8. Por sus enemigos, Mateo 5:44.

9. Con frecuencia para no caer en tentación, Mateo 26:41.

10. Con confianza, Mateo 21:21,22.

11. En el Nombre de Jesucristo, 1 Timoteo 2:5; Juan 16:23, 24.  (fin)

 

Bosquejos Maestros, XXXI

TEMA: Las Oraciones de Moisés.

INTRO:  Moisés fue un hombre de ejemplo.  Fue una persona muy grande ante los judíos pero tuvo que sufrir mucho.  Por sus peticiones a Dios él nos enseñó como nosotros podemos ganar las batallas en esta vida.

1. Su petición que causó a Dios enojo, Éxodo 4:10-17.

2. Su petición de impaciencia, Éxodo 5:22, 23.

3. Su petición de intercesión, Éxodo 32:11-14.

4. Su petición de compasión, Éxodo 32:30-32.

5. Su petición de compañerismo, Éxodo 33:12-23.

6. Su petición para su sucesor, Números 27:12-19. (fin)

 

Bosquejos Maestros, XXXII

TEMA: Las Oraciones de los Profetas

INTRO: Los profetas del A.T. (no hay profetas hoy siendo que tenemos toda de la Palabra de Dios revelada) fueron portavoces de Dios, Éxodo 4:16.  Sus deberes: predicar lo que Dios les reveló; avisar de eventos que habían de venir; anunciar la voluntad de Dios en sus vidas; animar al pueblo a estar firmes contra sus enemigos; reprender a los reyes o a la nación; proclamar juicio sobre los reyes o las naciones.

      Aquellos profetas vivieron en tiempos de mucha dificultad y se vieron forzados a aprender sobre como hablar con Dios.  Nosotros podemos aprender como orar por medio del estudio de sus peticiones:

I. La oración del profeta contrito, Isaías 6:5-13.

II. Una oración de alabanza, Isaías 25:1-9.

III. La oración de una persona inadecuada, Jeremías 1:6.

Nótese la respuesta de Dios en los versículos 7-10.

IV. La oración del profeta confundido, Jeremías 12:1-4.

1. Aquí podemos aprender:

(1) Que Yahvé es justo, 1a.

(2) Que el siervo más devoto tendrá preguntas, v. 1b.

(3) Que hay prosperidad entre los impíos, vs. 1, 2.

(4) Que los piadosos se sienten frustrados ante tal injusticia, vs. 1, 2.

(5) Que los redimidos desean que la justicia triunfe, y que los malos sean traídos a juicio, v. 3.  

(6) Que los que practican la maldad causan sufrimientos al mundo, v. 4.

V. La oración de un profeta reincidente, Jonás 2:1-9.

VI. La oración de un profeta en la encrucijada, 1 Reyes 18:36, 37.

VII. La oración por un despertamiento espiritual, Habacuc 3:1-19.

1. Reconociendo la voz de Dios, v. 2a.

2. Petición, v. 2b.

3. Pidiendo misericordia, v. 2c.

4. Reconociendo el gran poder de Dios, vs. 3-7.

5. Reconociendo que Dios pena a los pecadores, vs. 8-12.

6. Alabanza por la salvación, vs. 13-15.

7. Aceptando la voluntad de Dios, v. 16.

8. Afirmando su fe en Dios, vs. 17, 18.

9. Reconociendo que su fuerza viene de Dios, v. 19a.

10. Reconociendo que Dios es la Fuente de toda bendición, v. 19.  (fin)

   

El Ayuno Bíblico

(Material adaptado)

INTRO:  El ayuno bíblico es enfocar nuestra atención totalmente hacia Dios, absteniéndonos de ciertos gustos o placeres, con el fin de resolver ciertas extraordinarias necesidades espirituales; e incluye:

1. Abstenerse de alimentos y placeres físicos naturales, Daniel 10:3; 1 Corintios 7:5.

2. Orar, Mateo 17:21. (Texto dudoso siendo que muchos manuscritos no lo contienen)

3. Confesar los pecados, Daniel 9:3-6.

I. La importancia del ayuno.

1. Por la cantidad de referencias dadas: Jueces 20:26; 1 Samuel 1:6, 7; 7:6; 31:13;  2 Samuel 1:12; 1 Reyes 21:27; 2 Crónicas 20:3; Ezequiel 8:21-23; Ester 4:16;   Isaías 58:6-8; Jeremías 36:9; Joel 1:14; 2:15, etc.

2. El ayuno es una de las formas con las que el ministro de Cristo se prueba a sí mismo, 2 Corintios 6:4-10.

3. El Señor hizo una promesa acerca del ayuno, Mateo 6:17, 18.

4. El Señor dijo que Sus discípulos ayunarían después de Su partida, Mateo 9:14, 15.

5. Los siervos escogidos por Dios han practicado el ayuno por los siglos.

6. El ayuno es necesario para acabar con ciertas fortalezas diabólicas, Mateo 17:18-21 (el versículo 21 no se encuentra en los manuscritos más antiguos)   

II. Cuando debemos ayunar.

1. Cuando se está grandemente tentado, Mateo 4:2.

2. Cuando se desea la sabiduría divina, Daniel 9:3.

3. Cuando se necesita ayuda y protección, Esdras 8:21.23.

4. Cuando se desea la victoria en situaciones aparentemente imposibles, Ester 4:10-17; 9:31; Nehemías 1:4. 

5. Cuando existe alguna petición en particular y la respuesta no ha llegado a través de la oración, 1 Sam. 1:6, 7.

6. Cuando se lamenta por los que se ama o por la derrota del pueblo de Dios, 2 Samuel 1:12.

7. Cuando comienzas nuevos ministerios y cuando los hombres van a predicar la Palabra y a luchar contra los enemigos espirituales, Hechos 13:2, 3; 14:23.

8. Cuando se está involucrado en el ministerio espiritual, 2 Corintios 6:5.

9. Durante tiempos de arrepentimiento, confesión y avivamiento, Nehemías 9:1, 2.

III. Advertencia sobre el ayuno.

1. No es para obtener salvación, Lucas 18:9-14.

2. No es para espectáculo, Mateo 6:16-18.

3. No es meramente un ritual religioso, Lucas 18:12.

Lucas 18:12.

4. Es inaceptable y sin efecto sin una correcta relación don Dios, Isaías 58:3-9; Zacarías 7:5, 6.

5. No es para la salud física.  Puede ser que se obtengan beneficios físicos pero las Escrituras no hablan del ayuno con tal objeto.

6. No debe ser una práctica ascética (que impone al hombre una vida austera), Colosenses 2:20-23.

7. No necesariamente garantiza que la oración será contestada, 2 Samuel 12:16.

8. Es un asunto personal. No es mandado; es recomendado. (fin)

 

El Pentecostalismo

Por Franklin G. Huling, Editorial Buscapies, Santo Domingo, Rep. Dominicana, Apdo. 2153.

      Conocido en tiempos pasados como "El Movimiento de Lenguas", "Los que se arrastran por el suelo", etc. Más recientemente ha adoptado el nombre de "El Evangelio Completo", "La Iglesia Cuadrangular", "La Fe Apostólica", etc.  Muchos verdaderos hijos de Dios están conectados con este movimiento.  Sin embargo, las enseñanzas básicas del Pentecostalismo no son bíblicas.

1. No es bíblico estar a la caza del Espíritu Santo.

      Después del hecho histórico de Pentecostés, no hay un solo párrafo en las Escrituras que ordene o exhorta a "estar a la espera" del Espíritu Santo.

      Note que el Espíritu Santo vino aquel día no porque los discípulos estuvieron ya listos esperando, sino que el Espíritu vino porque en ese día se cumplía la fecha fijada por el Padre.  Así como la Encarnación, la Crucifixión y la Resurrección de Jesucristo no vuelven a repetirse, Pentecostés no se ha repetido ni se volverá a repetir jamás.  El Espíritu Santo vino en aquel día una vez y para siempre.  En consecuencia insulta al Espíritu Santo "esperar" que Él venga, porque Él ya vino.

      Si eres salvo, el Espíritu Santo está ya residiendo en tu corazón.  No serías cristiano si Él no ha llegado a tu corazón,  Romanos 8:9.

      La pregunta: "¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? (Los Hechos 19:2) no fue dirigida a cristianos.  Como muestra el contexto, estas personas eran discípulos de Juan el Sumergidor y no sabían nada acerca de la obra de Jesucristo en la cruz, ni de los eventos en el día de Pentecostés.

II. No es Bíblico Estar A La Caza De Ser "Bautizados Por El Espíritu Santo".

      En ninguna de sus partes la Palabra de Dios amonesta a procurar con ahínco o ansia el "bautismo del Espíritu Santo".  Ni una sola vez en sus epístolas, Pablo, Pedro, Santiago o Juan, escriben acerca de alguno que "recibiera el bautismo" o que "tuviera su Pentecostés".  ¿Por qué no?  Sencillamente, la Palabra  da la respuesta:

      En el momento en que somos "nacidos del Espíritu", somos "sumergidos" por Él y "sellados" por Él.  El 1 Cor. 6:19.

      Ser "lleno" (controlado) del Espíritu Santo (Efesios 5:18) es el gran privilegio y la gran obligación de todo creyente.

      Recordemos de paso que el Espíritu Santo es la Tercera Persona de la Bendita Trino en Uno, no es meramente una "influencia" sino que es una Persona Divina, Juan 16:13.  Él pues es digno de adoración.  No es meramente un "poder" que debemos estar buscando más y más.

      Nótese 1 Juan 4:1. Nuestra es la pérdida si no hacemos caso a esta amonestación.  El método para probar si los espíritus son de Dios es por medio de la Palabra de Dios, está en Isaías 8:20.

      Si nos ponemos a "esperar el Espíritu Santo", si ansiamos y nos esforzamos buscando "el bautismo del Espíritu Santo" nos abrimos y exponemos a serios peligros espirituales.  Dios no nos ha mandado a hacer eso.  Observe que el Espíritu Santo nunca dirige a alguien en contravención con lo que está escrito en las Escrituras.  El orgullo espiritual es el que empuja a algunos a poner sus "experiencias" por encima de lo que está escrito.

      Hay los que hablan "del fuego", de los "fuetazos", de los "candelazas", de los "choques eléctricos" del Espíritu Santo.  Son atraídos a la tesonera tarea de buscar esas "emociones" o "experiencias" esotéricas (de gran fervor religioso que sólo logran alcanzar los miembros de una elite).  A menudo Satanás los premia otorgándoles sus deseos.  Cuando el diablo no puede detenernos en obedecer la voluntad de Dios, procurará empujarnos por encima de la misma.

      Lo que el Pentecostalismo llama "bautismo del Espíritu Santo" es una combinación de súper emoción, hipnotismo, e histeria religiosa, que bien puede ser inducida por demonios o puramente por sugestión Psicológica.  El "buscador" cae en trances y su mente consciente se sumerge en el limbo.  El subconsciente toma control.  La "experiencia" podrá llenarlo de paz.  Podrá hacerlo sentir mucha alegría y un gran acercamiento a Dios.  Claro está, esto se debe a la actitud sincera del corazón sincero hacia Dios y no a la "experiencia" en sí.  Pero en ciertos casos resulta en tragedia mental y emocional para los que se someten a esta "experiencia".  ¡Tenga cuidado!  Este fuego puede devorarlo. 

III. No Es Bíblico Creer Y Enseñar Que "Hablar En Lenguas" Sea La Evidencia O Una Evidencia Del "Bautismo Del Espíritu Santo"

      En ninguna parte la Biblia se dice esto o siquiera se lo sugiere.  Todo lo contrario, Pablo pregunta: "¿Hablan todos lenguas?  (1 Corintios 12:30)  La respuesta obvia es ¡qué no!

      Las Escrituras no sancionan la distinción que hacen los Pentecostales entre "hablar en lenguas" y el "don de lenguas".  Hay sólo cuatro casos en que se habló en lenguas en el Libro de Los Hechos.  Tres de ellos se citan específicamente y uno se trae a colación por implicación solamente.  Pablo escribió en 1 Corintios 14:22 "...las lenguas son por señal...".

      Mediante estos cuatro casos el Espíritu Santo demuestra la incorporación al Cuerpo de Cristo de los primeros creyentes pertenecientes a cuatro grupos diferentes, principalmente étnicos: Hechos 2, judíos; Hechos 8:14-17, mezcla de judío y gentil; Hechos 10:1, 46, 47, gentiles; Hechos 19:1-6, discípulos de Juan el Sumergidor.

      Pablo escribió en 1 Corintios 13:8 "...cesarán las lenguas..."  Después que los primeros representantes de estos cuatro grupos distintos de judíos, samaritanos, gentiles  y discípulos de Juan fueron salvos, no vuelve a aparecer mención de hablar en lenguas cuando el Espíritu Santo entra a los corazones en el mismo momento de la regeneración.

      La asamblea de Corintios es la asamblea de más bajo nivel espiritual en el N.T.  Estaban dividida en bandos.  Se denunciaban en los tribunales unos a otros.  Toleraban en su medio a uno que vivía maritalmente con la esposa de su padre.  Pervertían la Cena.  Exaltaban la experiencia de las "lenguas".  Nótese lo que Pablo escribió a ella en 1 Corintios 14:18, 19.  Como se puede ver, en el Pentecostalismo ponen en reverso esta enseñanza puesto que prefieren hablar cinco palabras en lo que llaman "lenguas desconocida" que diez mil palabras con su entendimiento.

IV. No Es Bíblico Tener Liderazgo Femenino En La Obra Del Señor

      Este no es el orden establecido por Dios.  Nunca lo fue y tampoco lo es hoy, 1 Timoteo 2:12.  Todo hombre o mujer cristiana debe testificar a los incrédulos, y las mujeres tienen su lugar en la enseñanza de la Palabra a niños y a las otras mujeres y otras funciones. 

      Es significativo que casi todos los cultos falsos  han sido encabezados por alguna mujer.

V. No Es Bíblico Enseñar Que La Voluntad De Dios Es Sanar Siempre Cuando Haya Fe

      ¡Sí! ¿como no?  Jesucristo tiene el mismo poder para sanar hoy como ayer y Él sana cuando es Su sabia y buena voluntad hacerlo.  Sin embargo, cuando aún vivían los apóstoles, las señales y milagros comenzaron a desaparecer porque no eran necesarias ya para acreditar el mensaje del Evangelio.

      Afirmar, como afirman los Pentecostales, que ellos han "restaurado" los dones perdidos del Espíritu Santo, es pura ficción.   Pero es el caso que los dones del Espíritu Santo nunca estuvieron "perdidos".

      Las "obras mayores" (Juan 14:12) que Jesucristo prometió que harían Sus discípulos no eran obras físicas sino milagros espirituales.  Por ejemplo, Jesucristo resucitó a los muertos, pero nadie hace esto hoy.  Resucitar muertos sería el milagro físico mayor que alguien pudiera hacer, sin embargo, mediante el poder del Espíritu Santo 3,000 almas "...muertos en delitos y pecados..." recibieron vida en Cristo Jesús aquel día.  Esto, sí, que fue una "obra mayor".  La salvación de un alma es el milagro mayor de todos.

      Hay los que buscan apoyarse en lo que dice Santiago en 5:14, 15 para afirmar que "donde hay fe, hay sanidad".  Note dos cosas acerca de esta Escritura.

      En primer lugar está dirigida a "...las doce tribus que están en la dispersión..."  a judíos cristianos amparados todavía bajo las promesas judías de sanidad corporal.    Estos estaban ubicados en el período de transición entre la dispensación de la ley y la de la gracia, entre el caminar por fe o por vista. 

      En segundo lugar, note que aquí se manda a llamar a "los ancianos" quienes son los que deberán ofrecer la oración de fe.  En consecuencia, como la oración de fe era para "salvar a los enfermos" y eran los ancianos quienes tenían la responsabilidad de orar, si el enfermo no sanaba era por culpa de la falta de fe de los ancianos y no del enfermo.

      Los sanadores modernos que se agarran a esta Escritura, hacen precisamente lo opuesto.  Siempre le echan la culpa al enfermo en vez de echarse la culpa ellos mismos cuando estos no sanan.

      ¿Debemos de orar por los enfermos hoy día?  ¡Sí!, Véase Filipenses 4:6, 7.  Hay cristianos que oran muy poco por sus enfermedades dependiendo enteramente de la ayuda médica y de los remedios.  ¡Esto es equivocado!  Debemos recordar que nuestros cuerpos pertenecen al Señor y que están habitados por el Espíritu Santo.  No debemos abusarlos comiendo comidas malsanas, o por comer demasiado, o en otras maneras.  Debemos presentar nuestros cuerpos para servir y glorificar al Señor, Romanos 12:1, 2.  (fin)

 

Que Traza Bien La Palabra De Verdad

TEXTO:  2 Timoteo 2:15

INTRO: Las Escrituras no son un tratado sistemático sobre teología, historia, ciencia ni otro asunto.  Son la revelación del Creador del universo y contiene Su plan y Su propósito en cada "edad" y para la raza humana.

      Eran dadas gradualmente, Hebreos 1:1. Hombres santos escribieron lo que el Espíritu Santo puso en sus mentes durante un período de unos 1600 años, comenzando unos 1500 años antes del nacimiento del Cristo y terminando unos 50 años después de Su crucifixión.

      La Biblia consiste de 66 Libros, 39 en el A.T. y 27 en el N.T. y aquellos Libros fueron escritos por unos cuarenta autores humanos.  Unos eran reyes, como David y Salomón; otros gobernadores, como Daniel y Nehemías; Esdras fue un sacerdote, Moisés, educado en el palacio de Egipto; Pablo, un intelectual de la ley del A.T.; Mateo, empleado del gobierno para cobrar impuestos; pescadores como Pedro, Santiago, y Juan; aun un médico, Lucas y profetas como Isaías, Ezequiel y Zacarías.

      La Biblia no es un "libro asiático" (que pertenece a Asia solamente) aunque fue escrito en aquella parte del mundo.

      Aunque la Biblia fue compilada como relato, no es una mezcla de historias antiguas, ni de fábulas, ni de especulaciones religiosas, o literatura apocalíptica.   Las Escrituras tienen un "progreso de revelación".  Por ejemplo: Los jueces (gobernadores) supieron más de la revelación de Dios que los patriarcas.  Los profetas más que los jueces; y los apóstoles mucho más que los profetas.

      Usted no puede separar los escritos del A.T. de los del N.T.  Usted no puede entender el Libro de Levítico sin un conocimiento del Libro de  Hebreos.  Usted no puede entender el Libro de Daniel sin conocimiento del Libro de Apocalipsis. 

      Aunque la Biblia es la revelación de Dios, está escrita en una lengua entendible.  Su origen sobrenatural se comprueba por el hecho de que sus contenidos pueden ser traducidos a cualquier idioma.

      El lenguaje de las Escrituras es de tres clases:  Figurativa, que está explicada por su contexto.  Simbólica, explicada por su contexto u otra parte de la Biblia;  y Literal, en el que uno acepta lo que está escrito literalmente. 

      Mientras que la Biblia fue escrita por toda clase de gente y por nuestro entrenamiento, no está dirigida a todo el mundo en general. Una parte es escrita para los judíos, otra parte para los gentiles, y otra parte para la EKKLESÍA, 1 Corintios 10:32.

      Por eso, mientras que la Biblia completa (los 66 Libros) fue escrita para la instrucción de la asamblea, no todo está escrito acerca de la asamblea porque la asamblea no se menciona en las páginas del A.T.

      Casi todo el  A.T. trata con la historia de la nación de Israel.  Aquí hay que usar mucha precaución.  Usted no puede tomar las promesas dada a la Nación de Israel en el A.T. y aplicarlas a la asamblea, o los creyentes en el N.T. porque esto sería robar a los judíos lo que solo pertenece a ellos, véase Isaías 1:1.  En el N.T. los Libros de Hebreos y Santiago fueron escritos a los judíos.     

      Llamo su atención a 2 Timoteo 3:16.  Lo que sucedió a la nación de Israel fue escrito para nuestro ejemplo y admonición, 1 Corintios 10:11.  Pero no debemos aplicar a la asamblea lo que no pertenece a ella porque esto produce confusión.

      Trazando bien la Palabra, debemos distinguir entre la obra u oficio de Jesucristo como Profeta, Sacerdote y Rey.  Nótese bien que estas tres posiciones son diferentes en  cada uno de sus tiempos.

      También debemos distinguir entre:

1. Los "Días Proféticos"  (véase el dibujo)

2. Los "Tiempos" y las "Sazones".

3. Los "Tiempos Pasados" cuando Dios habló por medio de Sus profetas y los "Días Últimos" cuando Dios habló por medio de Su Hijo, Hebreos 1:1-2.

      Hay varios "tiempos":

1. "Tiempos de Ignorancia", Hechos 17:30.

2. "Tiempos de los Gentiles", Lucas 21:24.

3. "Tiempos de Refrigerio", Hechos 3:19.

4. "Tiempos de Restauración", Hechos 3:21.

5. "El Cumplimiento de los Tiempos"; Efesios 1:10.

      De la expresión "Los Tiempos de los Gentiles" vemos que cuando ellos están en autoridad en el mundo, los judíos están en sujeción.  Siendo que los "Tiempos de los Gentiles" todavía están en efecto, la asamblea no puede tener lugar de prominencia,  ni la asamblea es el "reino" siendo que no tiene un rey y el reino todavía está en el futuro.

      Últimamente, uno no debe olvidar las "Conjunciones Divinas" y las "Disyunciones Divinas" encontradas en la Palabra de Dios.  Nosotros no debemos tratar de separar lo que Dios ha juntado, ni juntar lo que Él ha separado.  Por ejemplo:

1. Inmersión y regeneración.

2. Ley y Gracia.

3. La asamblea y el reino, etc. etc.  (fin del estudio)  

 

Riquezas En Gloria

LECTURA: Salmo 27

INTRO: Aquellos quienes han puesto su confianza en Jesucristo ahora mismo tienen alegría y paz que vienen de la seguridad a tener perdonados sus pecados, pasados, presentes y futuros.

      Aun aquí sobre esta tierra el creyente tiene una anticipación del gozo de vida eterna, la promesa de tener tesoros para siempre.

      Sobre esta tierra quizá no tenemos muchas posesiones, sino que nuestras riquezas, como la relación con Dios el Padre, Dios el Hijo, y Dios el Espíritu Santo, serán más allá de toda descripción.  Nótese conmigo:

1. Tenemos una esperanza segura, Hebreos 6:17-20; Colosenses 1:3-5.

2. Tendremos un Salvador esperándonos, 1 Pedro 3:22.

3. Nuestra vida está escondida con Cristo, Colosenses 3:1-3; Efesios 2:4-6.

4. Nuestra ciudadanía está en el Tercer Cielo,  Filipenses 3:20, 21.

5. Tenemos un Gran Sumo Sacerdote allá, Heb. 4:14-16.

6. Tenemos una herencia incorruptible allá, 1 Ped. 1:3, 4.

7. Tenemos nuestro nombre escrito allá, Lucas 10:20.

8. Podemos depositar tesoros allá, Mateo 6:19, 20.

9. Nuestras afecciones deben estar allá, Mateo 6:21.

10. Tenemos nuestro Maestro allá, Col. 4:1.

11. Recibiremos recompensas allá, Mateo 4:12.

12. Tenemos nuestro Padre allá, Mateo 5:16; Juan 20:17.

Conclusión: Judas 24, 25.  (fin)

Porque Los Bautistas No Conformistas No Son "Protestantes"

      El mundo pone personas religiosas en tres grupos: judíos, católicos, o protestantes.

      Nosotros, los Bautistas No Conformistas no somos protestantes siendo que los "protestantes" tuvieron su principio en el siglo XVI cuando varios sacerdotes dentro de la "Iglesia Católica Romana" trataron de reformar los muchos errores, y cuando fallaron salieron y fueron llamados "protestantes".

      Los Bautistas No Conformistas y otras asambleas que no llevan nombre de una denominación nunca estuvieron en la "Iglesia Católica" y desde el ministerio terrenal de Jesucristo y Sus apóstoles han continuado enseñando exactamente la doctrina dejada por el Señor.

      Nosotros no tratamos a remontar nuestro principio a los apóstoles, pero podemos encontrarlo en la EKKLESÍA porque desde la fundación de ella por Jesucristo, no ha habido un tiempo en el mundo en el que no hubieran asambleas que siguieron las doctrinas de Cristo en muchas partes del mundo. Un estudio breve mostrará que han estado en cada siglo desde la crucifixión del Señor identificadas por nombres diferentes pero usando la doctrina correcta

Por varios siglos todos los "no conformistas" fueron perseguidos por los judíos, luego por los católicos y más tarde, los católicos y los protestantes se unieron para perseguir los "no conformistas" tratando a destruir aquella doctrina de "salvación por gracia".  Miles de padres no conformistas perdieron sus vidas a la mano de los "católicos" y los "protestantes" al rechazar aquella mala doctrina de "bautismo infantil".

      Los "no conformistas" no comparten terrreno común con los "católicos" ni los "protestantes".  Creemos:

1. Que las Escrituras, los 66 Libros, son toda de la revelación de Dios.  La mayoría de las denominaciones protestantes tienen credos, catecismos, normas, y un surtido de doctrinas.  Nosotros quedamos con la Santa Biblia.

2. Que Jesucristo es la Cabeza de Su asamblea.  No tenemos "jefes".  Cada asamblea es autónoma y no hay una oficina principal central.

3. Que la asamblea no debe tratar de controlar al Estado y que el Estado no debe tratar de controlar a la asamblea.

4. Que cada persona es responsable delante de Dios por su vida espiritual.  Ningún "sacerdote" puede ser responsable por la salvación de su alma, tampoco una "iglesia", ni los padres de familia.

5. Que solamente personas que tienen edad para entender la obra de regeneración, después de testificar de su salvación, pueden ser sumergidas y esto por la autoridad de la asamblea.

      Todas las "iglesias protestantes" tienen una persona como su fundador.  No es así con nosotros, los no conformistas.  Jesucristo es nuestro Fundador.

      Solamente los no conformistas tienen sus raíces en Palestina.  ¡Todas de las demás denominaciones tuvieron su principio en otros países por personas, y no por el Señor!  (fin)

 

La Inminencia Del Regreso Del Señor

LECTURA: Lucas 21:1-28

TEXTO: Tito 2:11-13

INTRO: "Inminencia" =  calidad de inminente, que amenaza o está  para suceder prontamente, véase Romanos 13:11; 1 Tesalonicenses 1:8-10; Hebreos 9:28.

      Cuando hablamos del regreso "inminente" del Señor estamos hablando en la vista profética, según las Escrituras.

      Su Primera Venida ocurrió a Su nacimiento, pero, antes de salir al Tercer Cielo dijo: (véase Juan 14:28).

      Su Segunda Venida ocurrirá en dos etapas: vendrá en secreto a por los redimidos, 1 Tesalonicenses 4:16, 17; y después de siete años (al fin de la Gran Tribulación) vendrá públicamente con los redimidos, Zacarías 14:1-5.

      En este estudio vamos a tratar con la primera etapa de Su Segunda Venida.

I. Su realidad establecida por:

1. El testimonio de los profetas, como en Zacarías 14 y Ezequiel 21:25-27.

2. El testimonio de Juan el Sumergidor, Lucas 3:4-6.

3. Su propio testimonio, Juan 14:2, 3.

4. El testimonio de los ángeles, Hechos 1:9-11.

5. El testimonio de los apóstoles: Mateo 24:37; Marcos 13:26; Lucas 21:27; Juan, 1 Juan 3:2; Santiago 5:7; Pedro en 1 Pedro 1:7, 13; Pablo en 1 Tesalonicenses 4:13-18.

II. Aspectos positivos de Su regreso:

1. Será personal y corporal, Hechos 1:11.

2. Será en dos etapas:

(1) Por los redimidos,1 Tesalonicenses 4:16, 17, y después de los siete años:

(2) Con los redimidos, 2 Tesalonicenses 1:7, 8.

3. Será visible:

(1) En la primera solamente a los redimidos, 1 Juan 3:2.

(2) En la segunda por todo el mundo, Apocalipsis 1:7.

4. Será de repente, Apocalipsis 22:20.

5. Será inminente, Romanos 13:11.

6. Será pronto, Lucas 21:28.

7. Habrá señales en los cielos, Lucas 21:25a.

8. Habrá señales sobre esta tierra, Lucas 21:25b.

(1) Guerras, Mateo 24:7a.

(2) Hambre, Mateo 24:7.

(3) Terremotos, Mateo 24:7.

(4) Inquietud en las industrias. Huelgas, etc.

(5) Comunicaciones mundiales (ya llegó).

(6) Apostasía de la fe cristiana y actividades de los demonios, 1 Timoteo 4:1.

(7) Cambios en el comercio, Apocalipsis 13:16, 17.

(8) Cambios en lo político...la caída de gobiernos, etc.

(9) Cambios en la nación de Israel, Mateo 24:32, 33.

8. Y la señal del  mismo Señor, Mateo 24:30.

III. El propósito de la Segunda Venida:

1. En relación con los redimidos:

(1) Su resurrección de las tumbas, 1 Cor. 15:22, 23.

(2) La transformación de los creyentes vivos, 1 Corintios 15:52.

(3) El arrebatamiento, 1 Tesalonicenses 4:17.

(4) Su aparición antes del Tribunal de Cristo y a recibir recompensas o la pérdida de las recompensas,2 Cor. 5:10.

(5) La boda del Cordero, Apocalipsis 19:7.

(6) La colocación de la Novia en su hogar, Apo. 21:2.

2. En relación con los incrédulos:

(1) Ellos pasarán por los siete años de la tribulación, 2 Tesalonicenses 2:7-12.

(2) Perderán sus vidas, Apocalipsis 19:19-21.

(3) Las naciones (la gente, como individuos) serán castigadas por su mal trato a los judíos durante los siete años de tribulación, Mateo 25:31, 32, 41.

(4) Siendo que habrá nacimientos durante el reino de Cristo por los mil años, los que desobedezcan Su Palabra serán juzgados, Salmo 101:5-8.

(5) Y los cuerpos de todos de los incrédulos serán resucitados al fin de los mil años, Apocalipsis 20:12.

(6) Para recibir su castigo justo en el Lago de Fuego, Apocalipsis 20:15.

IV. El valor práctico de Su Segunda Venida:

1. Da consolación a los creyentes, 1 Tesalonicenses 4:18.

2. Será una esperanza bienvenida, Tito 2:11-13.

V. Esta doctrina de Su Segunda Venida debe dar, al creyente, un incentivo a vivir una vida santa.

1. Velando, Mateo 25:13.

2. Siendo sobrios, 1 Pedro 1:13.

3. Siendo pacientes, Hebreos 10:36, 37.

4. Matando los deseos de la carne, Colosenses 3:3-5.

5. Siendo firmes, constantes, 1 Pedro 1:6, 7.

6. Permaneciendo en Cristo, 1 Juan 2:28.

7. Amándose unos a otros, 1 Tesalonicenses 3:12, 13.

VI. Su Venida debe dar al creyente un motivo para vivir una vida de servicio:

1. Siendo fiel, Lucas 12:42-44.

2. Siendo constante, 2 Timoteo 4:1, 2.

3. Deseando testificar a los incrédulos, 1 Tesalonicenses 2:19, 20. (fin)

 

En Los Postreros Tiempos

TEXTO: 1 Timoteo 4:1

INTRO: La palabra "postrero" en el griego es HUSTERON y quiere decir: Finalmente, al cabo, a la larga.  Los "postreros tiempos" son aquel período extendido desde el nacimiento del Cristo hasta Su regreso.  Durante ese tiempo la apostasía existirá y llegará a ser peor, pero esto, antes del regreso del Señor, Mateo 24:12.

I. En estos "postreros tiempos" habrá mucha decepción (engaño, desilusión) por la parte de:

1. Maestros falsos y espíritus malos, 1 Timoteo 4:1, véase 2 Pedro 2:1, 17, 18, 19.

2. Cristos falsos y profetas falsos, Mateo 24:4, 5, 11, 24; Lucas 21:8.

3. El anticristo, 1 Juan 2:18-22; 4:1-6; 2 Juan 7; 2 Tesalonicenses 2:8-12; Apocalipsis 13:1; 19:20. El Anticristo (nombre propio) será el dictador final durante los siete años de la Gran Tribulación)

4. Babilonia, la cristiandad apóstata, una religión mundial que ha dejado las enseñanzas de la Biblia y que ha entrado en una unión con los impíos y paganos gobiernos del mundo, Apocalipsis 18:21-23.

5. Satanás en su guerra contra la ciudad de Jerusalén, Apocalipsis 20:7-10.

II. En estos "postreros tiempos" habrá desmoralización fuerte, decepción en todas partes, mentiras que la gente va a creer, 2 Tesalonicenses 2:11.

1. Por muchos años la Palabra de Dios no será enseñada en su totalidad, Hechos 20:27.

2. Hemos visto, que durante el ministerio terrenal del Señor, hubo mucha actividad de los demonios, y vamos a ver lo mismo antes de Su regreso.

III. Por eso, podemos esperar ver una gran inmoralidad, brutalidad, egoísmo, etc. etc.   (fin)

 

Siete Referencias a "Una Cosa"

LECTURA: Juan 9:1-25

TEXTO: Juan 9:25

INTRO:  Hay no menos que siete referencias a "una cosa" en las Escrituras:

1. El joven rico le faltó "una cosa", Marcos 10:21.  Aquella "cosa" fue la salvación de su alma del infierno, véase Juan 3:1-7; Hechos 4:12; 10:43; 13:38, 39; 16:31. Romanos 10:9; Efesios 1:7.

2. El hombre nacido ciego supo una cosa después de recibir su vista, Juan 9:25, "seguridad de su vista".  Cada persona que recibe a Jesucristo como  su Salvador tiene la "seguridad" de su salvación, Juan 1:11, 12; 5:24; Mateo 11:28; Efesios 2:1-10'; 1 Juan 5:12.

3. David demandó "una cosa" de Yahvé, Salmo 27:4, compañerismo, comunión. 1 Juan 1:3; Lucas 5:7; Romanos 8:16, 17; 2 Corintios 6:14-18.

4. María encontró la "una cosa" que es necesaria, al sentarse a los pies del Señor, Lucas 10:42.  Véase Juan 8:12; 15:7.

5. Pablo hizo "una cosa", Filipenses 3:13, 14, prosiguió a la meta, 1 Corintios 3:12-15; 9:24, 25; Gál. 6:7, 8. (fin)

 

     Hermanos:  Esta revista es enviada gratis cada mes a cientos de predicadores.  En enero, si el Señor no ha venido por Sus redimidos, Janet Eva y yo vamos a comenzar el año trigésimo segundo de publicación.  El costo del porte postal va a aumentar otra vez en enero.  Si usted puede recibir esta publicación vía el Internet (e-mail), avísanos por favor a  jnel@twinvalley.net

     El mes pasado les enviamos un cupón.  Si ustedes desean la revista durante el año 2002, tenemos que tener el cupón o una carta antes de fin del año presente.

     Damos gracias al hermano Rafael Marañón Barrio, de Granada, España por su labor de corrección del texto.

     Janet Eva y yo somos Bautistas No Conformistas (no tenemos relación con ninguna organización religiosa hecha por los hombres) y somos miembros de la Asamblea Bautista "El Mesías" de Wichita, Kansas EE.UU.

     Para los hermanos en Perú que están recibiendo una copia gratis cada mes del hermano Austin Velasco Velásquez. Ustedes tienen que llenar los cupones y entregarlos al hermano o no podemos continuar enviándolas.

Hojas de Oro

304 Westfall Street, Beverly, Kansas 67423 EE.UU. (via aérea)