Hojas De Oro

Una Llamada A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

"...que contendáis por la fe..."

Año XXXIV,No. 11 NOVIEMBRE  2004                             

 

Índice:

...La Fiesta Pagana de la Navidad

...El Poder de la Integridad:

.....La Responsabilidad de la Sanidad Personal IX

.....La Obligación de una Santidad Práctica, X

.....Nuestra Relación Con Otros, final

...¿Quiénes Son Los Bautistas No Conformistas?

.....Todo Creyente Es Sacerdote, V

.....Una Asamblea Cuya Miembros Son Salvos, VI

.....Separación Entre la Asamblea y el Estado, VII

.....Todo Individuo Tiene Libertad de Conciencia, VIII

...Las Dispensaciones

...Resumen De Las Dispensaciones

...La Hermenéutica, I

...La Hermenéutica, II

...El Camino Hacia Un Matrimonio Feliz

...Los Nueve Dones del Espíritu Santo No Están Hoy En La Asamblea.

...Cómo Estudiar La Biblia, I

...Porqué Vino Jesucristo

 

Editorial

      Recibo muchas cartas y estoy abierto a recibirlas.  Una persona de España me escribió preguntando "¿Qué opináis de los Pentecostés?"  Lo que sigue es mi respuesta:

      Desde mi niñez he visto que los llamados "Pentecostés" (la palabra es del griego y quiere decir: Quincuagésimo) con sus muchas falsas enseñanzas consiguen confundir a mucha gente. 

      Aquella "obra" comenzó aquí en mi propio Estado de Kansas, EE.UU. en la ciudad de Topeka, ya hace más de cien años, en una escuela bíblica.  El director estimuló a los estudiantes a pensar como sería posible evangelizar a todo el mundo cuando uno no supiera su lengua.  Habían estado estudiando el Libro de Los Hechos y un día, una muchacha cayó en un trance y comenzó a decir palabras ininteligibles.  El director tomó este evento como una "señal" de que uno podía "hablar en lenguas" y en unas semanas aquella falsedad pasó a muchas asambleas y pronto había gente "hablando en lenguas" en mucha partes.  Y lo demás es historia.

      "En mis casi 80 años de vida, he visitado a mucha gente de aquella persuasión, pero nunca encontré una que

 

 

pudiera hablar en una lengua entendible.  Oh, sí, pudieron hacer "sonidos" pero no pudieron decir nada entendible.  Durante mis veintidós años en el campo misionero, visité a muchos de tal persuasión que han venido de los EE.UU. para ministrar donde la lengua era el español, y cada uno tuvo que asistir a una escuela de lenguas para aprenderlo.  Pues, ¿de qué vale el "don de lenguas" si no sirve?

      Es igual con sus muchas "sanidades".  Todas las  llamada "curaciones" siempre son cosas invisibles, algo dentro del cuerpo. 

      Hay mucha decepción entre ellos.  ¿Por qué? Porque muchos de los líderes no son personas salvas y en torno a ellos, muchos de los miembros no se han convertido a Jesucristo.  Han tenido una "experiencia", nada más.

      Todo el mundo está buscando "emociones" y "experiencias", y los líderes de estos movimientos proveen estas cosas.  Su doctrina, de que uno puede perderse, es fea, no bíblica.  Muchos de sus "líderes" son engañosos, han llegado a ser ricos por el engaño de los ignorantes, con sus demandas de "ofrendas de fe" con la promesa falsa de que "Dios ha de prosperarle".  Pero, ¿Quién está prosperando?  El predicador por la tele o por el radio, o en el púlpito.

      La razón por la que yo publico esta revista es para llamar la atención a la gente de los muchos errores de los Pentecostés y las otras sectas falsas, ya que mucha de su doctrina no tiene base bíblica.  Alguien tiene que ser fiel a la pura doctrina dejada por Jesucristo y los apóstoles.  Sí, sería muy bueno si todos los "cristianos" pudieran estar en armonía, pero cuando hay tantas doctrinas falsas, es imposible.

      Yo no dudo del poder de Dios para sanar.  Varias veces Él me tocó.  De veras, Él es el único que puede sanar.  Ningún médico, ninguna medicina.  A veces Dios usa a los médicos y las medicinas para efectuar una curación, a veces no.  A veces no es Su voluntad sanar.  Muchas enfermedades son los resultados del pecado en nuestras vidas y tenemos que sufrir.                                             

"Hay mucho más que puedo escribir, pero con estas palabras quizás usted entenderá la posición que he tomado.  En la Obra, J. Alvino Nelson"

 

 

 

 

TEMA: La Fiesta Pagana de la Navidad

LECTURA: Marcos 7:1-12

TEXTO: Gálatas 4:8-11

INTRO: La  "tradición" de tal fiesta no se encuentra en las Escrituras.  Es obra de Satanás distraer la atención de la cruz de Jesucristo y ponerla en otras cosas.  Poniendo tanto énfasis sobre el nacimiento de Jesús, él está desviando la atención del propósito del nacimiento: ¡la muerte en la cruz en el lugar del pecador!

      Durante los meses de octubre y noviembre los comercios comienzan su campaña para engañar a los ignorantes con el propósito de quitarles su dinero.  Pero no debemos culpar solamente a los comerciantes, porque las "iglesias evangélicas" y las "protestantes" (que salieron de la "iglesia madre, la papista") están llevando a cabo aquélla tradición de la "iglesia madre".

      ¿Qué significa "navidad"? = natividad o nacimiento, y es una fiesta religiosa inventada por la iglesia romana.

I. Y la pregunta: ¿Por qué no debemos celebrar la "navidad?"

1. Nosotros, las Asambleas Bautistas No Conformistas (ABNC) no surgimos de la "iglesia católica romana" como es el caso de los "protestantes" y los "evangélicos" (los "protestantes" salieron directamente de la "iglesia romana" y luego los "evangélicos" de los "protestantes".  Nosotros estuvimos en existencia años antes de la formación de la "iglesia universal".  Por esta razón no tenemos ninguna obligación de seguir la tradición de los apostatas.

2. No hay ningún mandamiento dado en las Escrituras para celebrar tal evento.

3.  Ninguno de los apóstoles celebraron el nacimiento de Jesús.

4. Ninguno de los creyentes en las primeras asambleas celebró tal día.

5. Las Escrituras están completas de la revelación de Dios y nos enseñan lo que debemos hacer, 2 Timoteo 3:16, 17.

(1) Somos instruidos a adorar a Dios, no la tradición, Juan 4:24.

(2) Somos instruidos a sostener la obra de Dios, 2 Corintios 9:6, 7.

(3) Somos instruidos en cómo debemos testificar, He 1:8.

(4) Somos instruidos en cómo debemos sumergir a los creyentes, Hechos 8:36-39.

(5) Somos instruidos en cómo participar en la Cena, 1 Corintios 11:23-26.

(6) Pero en ningún lugar somos instruidos a celebrar el nacimiento de Jesús.

6. La fecha no es conocida.  Si Dios quisiera a revelarla, sin duda él lo habría hecho.

II. Entre las "iglesias" papistas, protestantes y evangélicas hay muchas tradiciones que no están basadas en las Escrituras.

1. Dicen que los pastores y los astrólogos llegaron al sitio del nacimiento en la misma noche, pero esto no es cierto.

2. Los pastores, cerca de la ciudad de Belén, llegaron la misma noche, Lucas 2:8-18.

3. Los astrólogos (no magos), vivían a una distancia muy grande y no llegaron a la casa de la madre y el padrastro de Jesús hasta pasados casi dos años, Mateo 2:1-11, 16.

4. No hay mención de la cantidad de los astrólogos. Los nombres usados hoy: Melchor, Gaspar y Baltasar forman parte de una tradición falsa.

5. La enseñanza de que el Cristo nació el día 25 de diciembre no tiene base, especialmente siendo que aquella fecha era en el invierno y dicen que los pastores estaban en el campo con los animales.  Durante el invierno los animales eran guardados en un corral.

6. No somos mandados a adorar un Niño en un pesebre, tampoco al Crucificado sobre una cruz.  ¡Somos mandados a adorar a Jesucristo resucitado, sentado a la diestra del Padre en el Tercer Cielo!

III. ¿Cuándo se originó aquella celebración pagana?

1. Por 300 años, después de la resurrección de Jesucristo, no hubo ninguna celebración a conmemorar Su nacimiento, pero durante aquellos años hubo una "salida" de la verdad, 1 Juan 2:19, y poco a poco fue formada la "iglesia universal" que luego llegó a ser la "Iglesia Romana Católica" y poco a poco dejaron las enseñanzas del Señor Jesucristo y las de Sus apóstoles y comenzaron a inventar sus propias enseñanzas, una fue la celebración de los días de los "santos", los grandes de la "iglesia" ya muertos.  Pronto comenzaron a celebrar el día del nacimiento de Jesús, pero ¿qué día sería?  Hubo un "concilio" y la decisión fue, debe ser un día reconocido para atraer a la gente, y el día pagano, de la adoración del sol fue seleccionado, el 25 de diciembre.

2. Durante los 2000 años pasados, los Bautistas No Conformistas, y docenas de otras asambleas con otros nombres, ¡no han celebrado tal día!

3. La celebración de la "navidad" es una mezcla de papismo y comercio y el creyente en Jesucristo no debe participar, 1 Juan 2:15-17.

4. La celebración es mundana porque es de las fiestas donde nadie está recordando el nacimiento del Cristo.  Es una fiesta llena de licores, juguetes (pura basura....y los padres, sin pensar, los compran), árboles (para ser tirados en la basura en unos días), adornos, luces, etc, Jeremías 10:2-5.

5.  Por eso no celebramos la navidad, porque está prohibido en las Escrituras, Gálatas 4:8-11; Romanos 14:5.

6. Las instrucciones para el creyente en este asunto se encuentran en 2 Corintios 6:14 hasta 7:1.  (Fin)

 

(El Poder de la Integridad, una continuación)

La Responsabilidad de la Santidad Personal, IX

INTRO: El compromiso a amar y obedecer a Dios se muestra en una vida de santidad.  Por eso, si vamos a ser hombres y mujeres de integridad, debemos ser hombres y mujeres de santidad.  Hay varias responsabilidades claves que cada creyente debe cumplir para desarrollar una santidad personal:

I. Pureza sexual, la dignidad del matrimonio.

1. Nuestra sociedad se llena hoy con el tema del "sexo" y yo creo que el juicio de Dios está cayendo sobre aquella práctica mala.

2. Cuando los creyentes viven en la inmoralidad, las consecuencias son malas, porque el testimonio de Jesucristo ha sido dañado.

3. La impureza sexual siempre es pecado y será juzgado, véase Efesios 5:3, 5-6.  Véase 1 Cor. 6:18; Hebreos 13:4.

4. Dios ha provisto una manera para evitar el pecado sexual por la institución del matrimonio, 1 Corintios 7:2.

5. Al matrimonio es dado honor cuando la esposa es sumisa a su esposo, 1 Pedro 3:1, 6.

6. El matrimonio es honrado cuando el marido ama y respeta a su mujer, 1 Pedro 3:7.

7.  El asunto del sexo es cosa seria para Dios, 1 Tesalonicenses 4:3, 4.

II. Contentamiento: Estando satisfecho con lo que tenemos, Hebreos 13:5.

1. La codicia es una de las maneras en que se muestra el descontento,  La codicia es una actitud, un deseo de obtener cosas.  El problema es: entre más obtenemos, más  queremos, véase Eclesiastés 5:10

2. Según las Escrituras, el amor al dinero es la manera más común  de mostrar la codicia, por eso, leamos un buen consejo en 1 Timoteo 6:17.

3. Las palabras de Jesucristo nos dan un aviso fuerte contra la codicia, Lucas 12:15-21.

4. Las Escrituras contienen varias guías prácticas, por lo cual podemos regocijarnos con la actitud de estar contentos:

(1) Ya que Dios es nuestro Padre, Él ha prometido cuidarnos, Romanos 8:28.

(2) Debemos aceptar la verdad de que Dios es omnisciente,  que Él sabe nuestras necesidades antes que nosotros pidamos, Lucas 12:30.

(3) Que francamente no merecemos nada, como dice Jacob en Génesis 32:10.

(4) La Palabra nos exhorta a reconocer la soberanía de Dios, 1 Corintios 12:4-11.  Véase 1 Samuel 2:7.

(5) Debemos recordar que las posesiones mundanas no son las riquezas verdaderas.  Nuestro tesorero está en el Tercer Cielo, véase Colosenses 3:2.

III. Constancia: Quedándose pura en doctrina, Hebreos 13:8, 9.

1. La doctrina falsa ha sido una maldición en el cristianismo desde los días de los apóstoles.  Pablo entendió esto cuando escribió 2 Cor. 11:3.  Véase Gál. 1:6, 7, 8.

2. En Romanos 12:9 Pablo nos presenta tres deberes adicionales que pertenecen a la santidad personal:

(1) "El amor sea sin fingimiento".  Véase 1 Juan 4:16; Mateo 22:36-40; Romanos 13:8, 10; Gálatas 5:22; Juan 13:35; 1 Tesalonicenses 3:12; 1 Juan 3:18; 2 Corintios 6:6; 1 Juan 3:14.

(2) "Aborrecer lo malo”, Proverbios 9:10 con 8:13.  Cuando somos seguidores fieles de Jesucristo no debemos permitir ninguna forma de maldad en nuestras vidas.  Es una lucha diaria,  véase lo que Pablo escribió en Romanos 7:14, 15, 19-22.  Si verdaderamente tenemos un odio a la maldad tenemos que evitar su presencia en nuestras vidas, Salmo 1:1, 2.  Véase 1 Timoteo 6:11; 2 Timoteo 2:22.  Cuando seguimos la guianza del Espíritu Santo tenemos la "mente de Cristo", 1 Corintios 2:16 y podemos obtener la victoria, 1 Tesalonicenses 2:21, 22.

(3) "Adhiriéndoos a lo bueno".  Esta es una llamada al creyente a discernir todas las cosas.

Conclusión: El camino a una vida santa requiere disciplina y es difícil, pero Dios proveerá lo que al creyente falta.

 

La Obligación de una Santidad Práctica X

INTRO: En Romanos 12:10-13 encontramos como debemos comportarnos con otros creyentes.

I. Mostrando amor a los hermanos, Juan 13:35

1. Tal amor es mandado e inevitable, 1 Juan 5:1; 4:20.

2. La manifestación del amor a los hermanos ocurre cuando tenemos más cuidado para ellos que para nosotros, Filipenses 2:3, 4.

3. Una devoción al amor a los hermanos debe ser una respuesta inmediata por parte del creyente, 1 Tesalonicenses 4:9.  Véase 1 Juan 3:17, 18.

II. "Prefiriéndoos los unos a los otros", Romanos 12:10, véase Romanos 12:3; Filipenses 2:3

III. Sea diligente, Romanos 12:11.  Véase Ecl. 9:10.

1. Nótense bien las palabras de Jesucristo en Juan 9:4.  Véase Efesios 5:15, 16; Proverbios 18:9; 24:30-34.

2.  Todo servicio para el Señor vale la pena porque Él lo recompensará, Hebreos 6:10-12.

IV.  "Ardientes en espíritu", Romanos 12:11.  La palabra usada quiere decir "hervir", véase Gálatas 6:9.

1. Pablo fue un buen ejemplo, 1 Cor. 9:26; Col. 1:29.

V. "Sirviendo al Señor", Romanos 12:11.  Necesitamos examinar nuestras prioridades:

1. Todo lo que hacemos tiene que estar en concordancia con las Escrituras.

2. Debe ser algo que no va a dañar la causa de Cristo.

3. La palabra que Pablo usó es DOULEUO = esclavo, véase Romanos 1:1; Filipenses 1:1; Tito 1:1.

4. El Señor ha llamado a cada creyente a servirle con un sentido de prioridad e integridad y no tenemos que confiar en nuestro esfuerzo, véase Colosenses 1:29.

VI.  "Gozosos en la esperanza", Romanos 10:12, véase Romanos 8:24, 25; 1 Tes. 5:8; Hebreos 6:17-19.

1. Algo de certeza: Juan 6:37.

2. Incentivos dados para servir, 1 Corintios 15:58; 2 Timoteo 4:8; Mateo 25:21.

VII. "Pacientes en la tribulación", Romanos 12:12.  No importa la situación, cuando poseamos la integridad ministrar a los demás, véase Romanos 5:3-5.

VIII. "Constantes en la oración", Romanos 12:12.  Cuando hay adversidad en la vida, tenemos que confiar en nuestro Padre Celestial.

1. Aun los primeros creyentes tuvieron que aprender a orar, Hechos 1:14; 2:42; 6:3, 4.

2. En el desarrollo de la santidad práctica y la integridad, tenemos que hacer de la oración un asunto diario, de veras, cada hora luego usted orará "...en el Espíritu Santo..." Judas 20; "...sin cesar..." 1 Tesalonicenses 5:17.  Véase Efesios 6:18.

VIII. "Compartiendo para las necesidades de los santos", Romanos 12:13.  Dios es el Dueño de todo.  Nosotros somos sus mayordomos.  El ejemplo se da en 2 Corintios 8:1-5.

IX. "Practicando la hospitalidad", Romanos 12:13. Véase Hebreos 13:2.

1 La hospitalidad es una norma bíblica, véase 1 Timoteo 3:2; 5:10; Tito 1:8

 

Nuestra Relación con Otros, Final

INTRO: Las Escrituras nos dan instrucciones de como tratar con extranjeros, gente no conocida por nosotros, véase Romanos 12:14-16.

I. "Bendecid a los que os persiguen", véase Lu. 6:27, 28.

1. Como tratar a los que nos maltratan, vs. 29, 30.

2. Debemos tratarlos como "amigos", vs. 32, 33.

3. El último ejemplo, Lucas 23:34.  Véase 1 Ped. 2:21-23.

II. Aprenda a simpatizar con las necesidades de otros, Hebreos 13:3.

1. La regla de oro, Mateo 7:12.

2. Hay cinco maneras en las que podemos simpatizar con otros:

(1) Esté disponible.

(2) Ayúdelos, Lucas 10:30-37, véase Filipenses 4:14.

(3) Por oración, 1 Tesalonicenses 5:25; 2 Tes. 1:11.  Véase Colosenses 4:18

(4)  Gozaos... Lloran con ellos, Romanos 12:15.

(5) Muestre compasión, Colosenses 3:12; Gálatas 6:2.

III. Sea imparcial, Romanos 12:16; véase Romanos 15:5.

1. Instrucciones prácticas, Santiago 2:1-4, 9.  Véase 1 Timoteo 5:21.

IV. Evitar ser altivos, Romanos 12:16a, véase Lucas 14:12-14.

V. Evitar el orgullo, Romanos 12:16b, véase Filipenses 2:3; Proverbios 3:7; 1 Corintios 1:26-31.

VI. Nuestro trato con nuestros enemigos, Romanos 12:17-21

(1) "No paguéis a nadie mal por mal", véase 1 Ped 3:8, 9.

VII. "Procurad lo bueno", Romanos 12:17b. Véase Romanos 13:8.

VIII. Viva en paz, Romanos 12:18.  Véase Romanos 14:19; Hebreos 12:14.

IX. "Dejad lugar a la ira de Dios", Romanos 12:19, 20.

(Fin de estos estudios)

 

¿Quiénes Son Los Bautistas  No Conformistas? (continuación)

TEMA: Todo Creyente Es Sacerdote, V.

TEXTO: Apocalipsis 1:5, 6

INTRO: Esto significa que cada creyente puede orar a Dios directamente por medio de Jesucristo, el Sumo Sacerdote, sin mediación humana.

I. El significado de la oración.

1. Es comunicación con Dios.

2. Es la adoración por la cual el creyente tiene comunión  con Dios y presenta sus peticiones.

3. En 1 Timoteo 2:1-5 Pablo nos muestra los diferentes tipos de oración y la importancia.

4. No hay necesidad de tener un mediador humano para hablar con Dios, ya que Jesús es el único Mediador.

5. La oración privada, Mateo 6:6.

6. La oración pública, Hechos 4:24-31

II. La base de la oración.

1. Jesucristo no es solamente el Salvador y el Señor del creyente, sino que también es su Sumo Sacerdote (uno que tiene contacto con el Padre).

2. Es por eso que el creyente puede clamar al Padre en el Nombre de Jesucristo, Hebreos 4:14-16.

3. Es importante entender que cada creyente es un "sacerdote", 1 Pedro 2:5.

III. El ministerio de la oración.

1. Para paz personal, Filipenses 4:6, 7.

2. Para servicio cristiano, 2 Corintios 1:11; Efesios 6:18-20; 2 Tesalonicenses 3:1, 2.

3. Para la gloria de Dios, 2 Cor. 4:15; Hebreos 13:15.

IV. Los impedimentos a la oración:

1. El pecado, Salmo 66:18.

2. La tacañería, Hechos 4:34.

3. Las actitudes malas, Efesios 4:30-32.

4. La negligencia, Santiago 4:17.

5. El hogar infeliz, 1 Pedro 3:7.

6. Las dudas, Romanos 14:23.

 

Una Asamblea Cuyos Miembros Son Salvos, VI

LECTURA: Hechos 2:41, 47

INTRO: Esto significa que la membresía de una asamblea consiste solamente de aquellos que han confesado abiertamente a Jesucristo como Salvador, han demostrado un deseo de obedecer las enseñanzas de las Escrituras y están de acuerdo con la doctrina y las normas de tal asamblea.

I. ¿Qué significa la palabra "iglesia"?

1. La palabra griega EKKLESÍA se usa más de cien veces en el N.T.  El significado es "los que son llamados fuera de un lugar con un propósito", véase Hechos 19:39 "asamblea" y Hechos 19:40 "concurrencia". 

2. La palabra usada en nuestra Biblia fue inventada por los traductores usando el griego como base EKKLESÍA  =iglesia, una palabra que no hace caso.  Siempre debemos usar la palabra "asamblea", la cual se entiende.

II. ¿Enseña el N.T. acerca de la membresía?

1.  En Hechos 2:41 hay tres pasos definitivos que tomaron los primeros creyentes y aquel orden no cambia en las escrituras.

(1) El primer paso, es la salvación del alma del infierno por medio de aceptar el mensaje de las Buenas Nuevas.

  A. La composición gramatical de esta frase nos demuestra que esta acción de "recibir su palabra" ocurre y se completa antes de que la acción del verbo principal (fueron sumergidos) ocurra.

  B. El paso que sigue al paso de la salvación es el paso en el cual el creyente confiesa públicamente su fe por medio de la inmersión.  Si tal confesión es aceptada por la asamblea, tal persona puede ser sumergida por cualquier persona autorizada por tal asamblea.  No tiene que ser el pastor, el obispo, o un anciano.

  C. El tercer paso ocurre cuando el creyente es "añadido" a aquella asamblea para ser identificado como discípulo de Jesucristo.

III. ¿Cuál es la función de la membresía de una asamblea?

1. Para la ayuda mutua, Hechos 2:43-47.

2. Para congregarse, Hebreos 10:25.  Una asamblea no puede funcionar si no están los miembros.

3. Para elegir a sus líderes, Hechos 6:1-6.  La clara enseñanza del N.T. muestra que solamente los miembros de una asamblea tienen el derecho de seleccionar a su pastor y a los siervos.  No hay mención de "obispos", etc. de otra congregación que tenga derecho.  Cada asamblea es autónoma. 

4. Para la oración unida, Hechos 12:5.

5. Para enviar misioneros, Hechos 13:1-4.

6. Para la disciplina, 1 Corintios 5:1-5.

7. Para dar para sostener la obra local y foránea, 1 Corintios 16:1, 2. (Estos textos hablan de una ofrenda recibida para la ayuda de los creyentes en Jerusalén, pero es una guía como ser hecho)

8. Para conmemorar la Cena, 1 Corintios 11:17-34.

9. Para sostener a los misioneros, Filipenses 4:15.

10. Para sostener a los pastores, 1 Timoteo 5:17, 18.

11. Para cuidar de los necesitados, Gálatas 6:10.

 

Separación Entre la Asamblea y el Estado, VII

TEXTO: Mateo 22:21

INTRO: Esto significa que cada creyente debe de respetar, sustentar y obedecer a las autoridades civiles con tal que no vayan en contra de la conciencia o a las convicciones bíblicas.  No deben ser estrechamente vinculados una asamblea cristiana y el estado.  Sin embargo el estado debe proteger las asambleas sin dominarlas o interferir con los asuntos de ellas.

I. Dios ha establecido el gobierno civil.

1. Dios estableció tres instituciones:

(1) El hogar, es decir el matrimonio, Génesis 2:20-25.

(2) La asamblea, Mateo 16:18.

(3) Gobierno civil, Rom. 13:1; Tito 3:1; 1 Pedro 2:13, 14.

2. Después de que Adán desobedeció a Dios a él y su esposa les nacieron tres hijos, Génesis capítulos 4, 5.  No había reglas sociales para guiar a la gente y empezó a desarrollarse mucha maldad porque cada persona siguió su propia conciencia.  Al poco tiempo, la raza humana estaba completamente corrompida con la excepción de Noé y su familia, Génesis 6:5-8.  Después del diluvio, Dios estableció un pacto con Noé, Génesis 9 y aquel pacto incluyó al gobierno civil, Génesis 9:5, 6.  Tal pacto nunca ha sido rescindido.

II. La responsabilidad del creyente hacia el gobierno.

1. Debe sostenerlo, Romanos 13:1-7.

(1) Aunque la autoridad humana sea corrupta y mala los creyentes tienen que reconocer que todavía es "ordenada por Dios".

(2) El poder, autoridad, viene de Dios, Juan 19:10, 11.

(3) El creyente tiene que pagar impuestos justos, Romanos 13:6, 7.  Por supuesto, ningún creyente sería premeditadamente deshonesto en este asunto.

2. Debe someterse a él, Tito 3:1, pero no tiene que tomar parte en aquello que es evidentemente malo.

3. Debe honrarlo, 1 Pedro 2:13-17.

4. Debe orar por las autoridades, 1 Timoteo 2:1-6.

 

Todo Individuo Tiene Libertad de Conciencia, VIII

TEXTO: 1 Juan 2:27

INTRO: Cada persona tiene derecho de interpretar las escrituras, de acogerse a ellas y de profesar y adorar de la manera que él cree que la Biblia enseña.  No se le puede obligar a uno en cuanto a estas cosas.  Sin embargo, se reconoce que todos tienen que dar cuenta a Jesucristo, quien es el Señor de la conciencia y el Soberano del alma.

I. El hombre fue creado como individuo.  No hay dos seres humanos exactamente iguales.  Cuando Dios creó al hombre le dio su propia mente (inteligencia), su propia voluntad y sus propios sentimientos (emociones).  El hombre no es un títere o un robot.  Es por esto que Adán, pudo escoger la desobediencia, lo cual causó a él y a la raza entera la sentencia de muerte por el pecado, Génesis 3:6, 7; Romanos 5:12-14; 1 Timoteo 2:14.

1. Dios dice que Él obra en los creyentes como individuos:

  (1) En cuanto a la gracia dada, Efesios 4:7.

  (2) En cuanto a los dones espirituales, 1 Corintios 12:7, 11, 27.

  (3) En cuanto al servicio, Romanos 12:3-8.

II. El hombre escoge como individuo.  Muchas veces se encuentra en circunstancias que no puede evitar o escapar.  La decisión más importante es la de recibir por fe al Señor Jesucristo.

1. Las Escrituras nos muestran que el creyente no debe seguir ciegamente a un líder o a una denominación.  Debe estar alerta y comparar todas las cosas con las Escrituras, Hechos 17:11.

III. El hombre es enseñado como individuo.

1. En 1 Juan 2:27 vemos que el Espíritu Santo enseña a los que tienen la mente abierta.

2. Cada creyente debe ser un estudiante de las Escrituras y no tan solamente un "calienta bancas", 2 Timoteo 2:15; Hebreos 5:11-14

IV. El hombre es tratado como individuo, Hechos 10:34, 35.  Véase Gálatas 3:28; Colosenses 3:11.

1. Por lo cual, se puede llegar a la conclusión de que Dios mira a todos como pecadores, Romanos 3:9-12, 23, pero Él recibe a cualquiera que cree en Su Hijo, Romanos 10:9-13, a pesar de la raza, el color, el nivel social, el sexo, la inteligencia.  Dentro de la familia de los redimidos hay igualdad completa, Mateo 23:8-12.

2. Durante las edades pasadas los Bautistas No Conformistas, y otros que siguieron las puras enseñanzas de Jesucristo y los apóstoles, han sido perseguidos por otros grupos religiosos, pero es una verdad, nosotros nunca hemos perseguido a alguien.

V. El hombre es juzgado como individuo.

1. Por el hecho de que Dios ha dado a cada persona el poder de escoger, Dios lo hace responsable por su decisión.  Cada incrédulo tendrá que comparecer un día ante el Gran Trono Blanco y ser juzgado de acuerdo al grado de su justo castigo y luego todos ellos serán lanzados al Lago de Fuego, Apo. 20:11-15.

2. Los creyentes también serán juzgados individualmente, 2 Corintios 5:10; Romanos 14:10-12.  Véase 1 Corintios 3:13-15.  (Estos estudios continuarán)

 

Las Dispensaciones

(Tomado del libro "Manual de Interpretación Bíblica, Ediciones Las Américas, Puebla, México)

      El que no adquiera un entendimiento claro de las Dispensaciones, no podrá entender las Escrituras.

      Una dispensación es un lapso de duración variable, durante el cual Dios trata con el hombre de una manera particular, tocante al pecado y a la responsabilidad humana.  La palabra significa: administración o mayordomía.

I. La dispensación de la inocencia.

1. Duración: Desde la creación hasta la caída, Génesis 1:26 a 2:25 y el hombre era inocente, no conocía ni el bien ni el mal, no era santo ni pecaminoso, sino libre para escoger entre el bien y el mal.

2. Responsabilidad humana, Génesis 2:8, 9, 16, 17.  El hombre tenía que escoger entre creer la Palabra de Dios o creer lo que le dijera Satanás.

3. Fracaso humano, Génesis 3:6.  El hombre quiso creerle a Satanás en lugar de a Dios.  Estas mentiras de Satanás son el fundamento de la apostasía (el abandonar la fe) de hoy, los "Testigos de Jehová", los "mormones", etc.

4. resultados del fracaso humano, Génesis 3:14-19.

  (1) Juicio pronunciado contra Satanás.

  (2) Juicio contra la mujer.

  (3) Juicio contra la tierra.

  (4) Juicio contra el hombre.

  (5) La promesa de la Simiente que liberaría al hombre, Génesis 3:15.

5. Condición moral....el hombre fue perfecto hasta que pecó.

6. Misericordia divina, Génesis 3:15.  Revelada en la promesa de un Mesías.

II. La dispensación de la conciencia.

1. Duración, desde la caída hasta el diluvio, 1656 años, Génesis capítulos 3 a 7.

  (1) Estado del hombre: Caído, con experiencia en el bien y el mal, y gobernado por su conciencia.

  (2) Expulsado del Huerto, mantenido fuera por una espada flameante.

  (3) Los sucesos de esta dispensación revelan las consecuencias del ser guiado solamente por su conciencia.

2. Responsabilidad humana.  Debe escoger entre hacer el bien o el mal y Adán escogió el mal.

3. Fracaso humano, Génesis 6:5, 11, 12.  El hombre era sumamente malo.

4. Resultados del fracaso, Génesis 7, el juicio del diluvio.

5. Condición moral, el hombre se corrompía más y más.

  (1) Esta dispensación comienza con el nacimiento de Caín, engendrado a la semejanza de su padre, y caído.  Al principio de esta dispensación, todos los hombres se encuentran caídos, Romanos 3:10; 5:12.

  (2) El rechazo por parte de Caín, del sacrificio de sangre, marca el principio de la rebelión humana contra Dios.

  (3) Por consiguiente, el hombre rehúsa aceptar la voluntad de Dios y como resultado sigue la degradación de la raza.  La condición moral se empeora en extremo y la exterminación de la raza parece ser el único remedio.

6. Misericordia divina, Génesis 7:1; Hebreos 11:7.  Ocho personas escaparon del Diluvio.

III. La dispensación de gobierno humano.

1. Duración, desde el Diluvio hasta Babel, Génesis 8:1 a 11:9, o sea 427 años.  Noé era justo, el único que tenía fe en Dios, Gén. 6:8; 8:20.  Se salvó junto con otros siete.

2. Responsabilidad humana, Génesis 9:1.  Dios otorgó a Noé el dominio que Adán ejercía en la primera dispensación, el de gobernar la Tierra para Dios.  Esto no terminará hasta que Dios tome las riendas del gobierno, Apocalipsis 11:15.  Incluía el derecho de ejercer la pena capital, Génesis 9:6.

3. Fracaso humano, Génesis 9:20-25; 11:1-9.

  (1) El que no puede gobernarse a sí mismo, no puede gobernar a los demás.  La ruina de Noé fue la borrachera.

  (2) Babel: una rebelión política y religiosa contra Dios, Génesis 11:1-9.

    A. Caracterizada por la idolatría y apostasía.

    B. La degradación es la consecuencia de desobedecer a Dios.

    C. La unión de Babel estaba basada en el materialismo y ateísmo.

    D. El hombre se ensalzaba a sí mismo, diciendo "Edifiquémonos.....una torre"

4. Resultados del fracaso humano: La confusión de las lenguas y la dispersión.

5. Condición moral: Pésima.

6. Misericordia Divina.  A pesar de su idolatría, Dios les tuvo misericordia y buscó a un hombre que le creyera y obedeciera, Génesis 12:1 hasta 15:6.

IV. La dispensación de la promesa.

1. Duración: Desde Abraham hasta el Éxodo, 430 años, Génesis 11:10 hasta Éxodo 19:8.

  (1) Condición de Abraham: Su familia era idólatra, Josué 24:2, 24, 25; Génesis 31:30-50.  Su fe empezó al salir de Ur.  Fue contado justo cuando obedeció el mandato de Dios tocante a su hijo, Génesis 15:6; Hebreos 11:17-19; Juan 8:56; Romanos 4:3-5.

  (2) Las promesas y los pactos de Dios, Génesis 12:1-3; 13:14-17; 15:5-21.

2. Responsabilidad humana, Génesis 26:2, 3.

  (1) Dios dio la orden de que Abraham y su familia se quedaran en la Tierra Prometida y no descendieran a Egipto, que es un tipo del mundo.

  (2) Habiendo escasez en Canaán, Abraham dudó de la promesa y descendió a Egipto.  No hubiera muerto de hambre en Canaán, porque las promesas divinas tenían que ser cumplidas.

3. Fracaso humano, Génesis 46:1-4; 47:1.  Toda la familia de Jacob descendió a Egipto; sin embargo, fue con el permiso divino.

4. Resultados del fracaso humano: La opresión egipcia, Éxodo 1:8-14.

5. Condición moral: Se fueron tras otros dioses, Ezequiel 32:7-9.

6. Misericordia divina,  Se ve en la preservación y liberación de Israel.

V. La dispensación de la ley.

1. Duración: Desde Sinaí hasta el Calvario, 1491 años.  Condición humana: confiaban en su propio poder para cumplir la Ley, no en el poder de Dios, Éxodo 19:1-8.

2. Responsabilidad humana, Éxodo 19:5.  Debían guardar la Ley... los diez mandamientos y ordenanzas sociales y civiles.  Sólo eran para Israel, Romanos 2:12; 9:4; Levítico 18:5; Deuteronomio 4:8.

3. Fracaso humano, 2 Reyes 17:7-17, 19; Hechos 2:22, 23.  No guardaron la Ley, y para colmo crucificaron al único Ser que jamás la violó.

4. Resultados del fracaso humano, 2 Reyes 17:1-6, 20; 25:1-11.

5.  Condición moral: Caídos y condenados por la Ley.

6. Misericordia divina.  Se demuestra en que el juicio divino sobre Jerusalén y la Nación no cayó sobre ellos, sino hasta 40 años después de la crucifixión de Cristo.

VI. La dispensación de la gracia, o la edad de la asamblea.

1. Duración.  Desde la crucifixión hasta la Venida de Jesucristo en el futuro.

2. Responsabilidad humana.  Creer en Jesucristo como el único Salvador, Juan 3:16, etc.  El hombre no se salva por sus obras, sino para obras,

3. Fracaso humano.

  (1) Los hombres se aman a sí mismos, al dinero y al placer, más que a Dios, 2 Timoteo 3:1-7.

  (2) Fingen tener piedad, pero ésta es vana.

  (3) Por su incredulidad hacen a Dios mentiroso, lo cual es el fracaso más estupendo de todas las dispensaciones, 1 Juan 5:10.

4. Resultados del fracaso humano.  Dios los entrega a su incredulidad y a los frutos de ella, 1 Timoteo 4:1-3; 2 Timoteo 4:3, 4.

5. Condición moral.  Caídos y pecaminosos más que nunca.

6. Misericordia divina.  Dios ha provisto la salvación, está al alcance del que cree; y mandó al Espíritu Santo para convencer al mundo de pecado, de justicia y de juicio, Juan 16:8-11.

VII. La dispensación del juicio, o sea los siete años de la Gran Tribulación.

1. Duración: Desde el arrebatamiento de los redimidos hasta el Milenio, Apocalipsis capítulo 6 hasta 19.  Véase Daniel 12:1; Jeremías 30:7.  Esta es la "semana" de siete años que no fue cumplida, Daniel 9:24-27.  La dispensación de la gracia es un paréntesis entre las 68 "semanas" o "sietes" (483 años), y la última "semana" de años.

  (1) La condición del hombre al principio de esta dispensación, 1 Tesalonicenses 4:16-18:

    A. En el arrebatamiento, la "sal de la tierra" es quitada, Mateo 5:13, 14, que ahora preserva a la raza de corromperse rápidamente, 2 Tesalonicenses 2:8-12.

    B. El Espíritu Santo, "quien al presente lo detiene", todavía estará en el mundo para tratar con los hombres, pero no para administrar a la asamblea, 2 Tes. 2:7.

2. Responsabilidad humana.  Reconocer a Dios y adorarlo, Apocalipsis 7:9-14; 14:6, 7.

3. Fracaso humano.  Los hombres malos no se arrepentirán, Apocalipsis 9:20, 21; 18:21-24.

4. Resultados del fracaso humano: Destrucción total, Salmo 2:1l-6; Apocalipsis 14:20; Zacarías 14:4.

5. Condición moral.  De impiedad desenfrenada, ya que lo que la detenía se habrá quitado, 2 Tes. 2:7-10.

6. Misericordia divina.  Algunos gentiles serán salvos, y algunos judíos serán sellados.

VIII. La dispensación del reino, o sea del Milenio.

1. Duración: Desde la Segunda Venida de Jesucristo CON los redimidos hasta el juicio ante el Gran Trono Blanco, mil años, Isaías 9:6, 7; Apo. 5:10; 20:1-7; 2 Tes. 1:6-10; 2 Timoteo 2:12.  La condición del hombre en el principio de esta dispensación bajo el reinado y gobierno de Jesucristo en Persona: Salmo 2:6; Isaías 24:23; Mateo 24:29, 30; Hechos 15:14-17.

2. Responsabilidad humana: Obedecer, someterse al Rey y rendirle culto, Salmo 2:12; 67:4; 86:9; Isaías 65:4; Zacarías 14:17.

3. Fracaso humano.  Algunos fingirán obedecer.  Surgirá una breve rebelión al fin de los mil años, cuando Satanás reaparezca, Salmo 66:2; Apocalipsis 20:7-9.

4. Resultados del fracaso humano.  Cae fuego del cielo que devora a los rebeldes, Apocalipsis 20:9.

5. Condición moral.  Los hombres caídos y sin arrepentimiento.

6. Misericordia divina.  Habrá cielos nuevos y tierra nueva en que more la justicia, Apocalipsis 21, y 22. (Fin)

 

Resumen De Las Dispensaciones

      En cada  dispensación la inclinación del hombre es alejarse de Dios.  La responsabilidad humana es creer la Palabra de Dios y obedecerla.  Al fin de cada dispensación Dios entrega al hombre a su propio camino.

1. En cada dispensación se distingue a alguna persona o personas a la cabeza de las fuerzas del mal.

(1) Primera: Satanás y Eva, Génesis 3:1-7.

(2) Segunda: Los "hijos de Dios" (mensajeros-ángeles), Génesis 6:1, 2.

(3) Tercera: Nimrod, Génesis 10:8, 9.

(4) Cuarta: Faraón, Génesis 12:10-20.

(5) Quinta: Judas, los escribas y fariseos.

(6) Sexta: Los apostatas que niegan la Palabra.

(7) Séptima: El anticristo.

(8) Octava: Satanás.

2. Cada dispensación termina en una crisis mundial.

(1) Primera: La expulsión del hombre de Edén, Génesis 3:23, 24.

(2) Segunda: El diluvio, Génesis 7:10-12.

(3) Tercera: La confusión de lenguas, Génesis 11:7.

(4) Cuarta: La esclavitud de la raza escogida, 2 Reyes 17:1-6.

(5) Quinta: La crucifixión del Cristo, Lucas 23.

(6) Sexta: La Gran Tribulación

(7) Séptima: La ira de Dios sobre los incrédulos y el trato final de Satanás.

(8) Octava: Fuego del cielo.

3. En cada dispensación Dios “desciende”:

(1) Primera: Dios desciende al Edén, Génesis 3:8.

(2) Segunda: Dios habló con Noe, Génesis 9:1.

(3) Tercera: Dios dijo: "Descendamos", Génesis 11:7.

(4) Cuarta: "He descendido para librarlos", Éxodo 3:8.

(5) Quinta: Jesucristo desciende en Su encarnación, Filipenses 3:8.

(6) Sexta: Jesucristo descenderá para los redimidos, 1 Tesalonicenses 4:16.

(7) Séptima: "...el tabernáculo de Dios con los hombres...", Apocalipsis 21:3.

 

La Hermenéutica, parte I

(Arte de interpretar los textos)

Cinco Reglas Para Usar Bien La Palabra De Verdad

      Hay declaraciones en la Biblia que aparentemente se contradicen.  Para evitar esta confusión se deben observar las siguientes reglas:

1. Interpretación y distinción.  Se debe interpretar cada declaración según la dispensación a la que se refiere, y también distinguir las cosas que difieren dentro de la misma dispensación.

(1) Ejemplo uno: Mateo 10:5-8 con Mateo 28:16-20.  Jesucristo dio la primera orden antes que fuera evidente que los judíos Le rechazarían. Todavía estaban en la dispensación de la Ley.  El segundo, después de Su resurrección, en la dispensación de la gracia, o sea la edad de la asamblea.  Nótese bien: Aquí es donde los Pentecostés se confunden y dicen que tienen la orden de sanar todavía hoy.

(2) Ejemplo dos: Mateo 10:9, 10 con Lucas 22:36. Las palabras "...pues ahora..." de Lucas 22:36 señalan una distinción: los judíos ahora han rechazado a Jesús para ser su Mesías.

(3) Ejemplo tres: Salmo 58:10 con Romanos 12:17, 21.  La primera referencia fue dada bajo la Ley.  La segunda bajo la Gracia.

(4) Ejemplo cuarto: 2 Corintios 5:10 con Apocalipsis 20:12.  El primero se refiere al galardón del creyente salvo.  El segundo al juicio de los incrédulos en el Gran Trono Blanco.

 2. No se debe aplicar la enseñanza de una dispensación pasada a la dispensación presente de la gracia.

(1) El Catolicismo Romano, que es una mezcla del paganismo, del cristianismo y el judaísmo, junta el sacerdocio de la Ley con la dispensación presente de la Gracia.

(2) Los Adventistas del Séptimo Día mezclan las demandas de la Ley con la dispensación de la Gracia, véase Romanos 7:4-6; Gálatas 3:1-4, etc.

(3) Los llamados "Testigos de Jehová" tratan de imponer en el presente el gobierno teocrático del A.T.  Los "legalistas"  y "ritualistas" entre las "iglesias evangélicas" constantemente mezclan las cosas de las otras dispensaciones con las de la dispensación de Gracia.

3. No se debe anteponer a ninguna dispensación la enseñanza particular de una dispensación que todavía es futura.

(1) Los "Testigos" sacan de la dispensación futura el juicio de los 144,000.  Los creyentes pertenecen a la dispensación presente y Abel, Noé, Abraham, etc. no son de la edad de la asamblea, o sea la edad de la gracia.

4. No se pueden acomodar las declaraciones pertenecientes de ninguna otra dispensación a la dispensación presente.

(1) Génesis 6:3 es de la dispensación de Conciencia.

(2) Lucas 11:13 es de la dispensación de la Ley.

(3) Romanos 8:9 es de la dispensación de la Gracia.

5. No se apliquen las cosas de la dispensación presente, de Gracia, de la Asamblea, a una dispensación futura.

(1) Los redimidos no van a entrar en la Gran Tribulación.

 

La Hermenéutica, parte II

El Principio De Los Pactos

      Un pacto es un contrato, convenio, tratado o alianza.  En las Escrituras es un acuerdo, obligación o vínculo entre hombre y hombre, o entre Dios y el hombre.  Es más que un convenio, porque en este caso el énfasis está en el lado divino.  Pero el pacto no es válido si el hombre no lo acepta.  Dios, en Su gracia, se compromete a hacer ciertas cosas por el hombre.

      Hay dos clases de pactos en la Biblia: condicional, y su cumplimiento depende del hombre, como en Éxodo 19:5; incondicional, y su cumplimiento depende solamente de Dios, Génesis 9:11-17.

      Solamente cuatro pactos tienen su señal o símbolo:

(1) El pacto con Noé era el "arco iris".

(2) El pacto con Abraham, la "circuncisión".

(3) El pacto con Moisés, el "sábado"

(4) El pacto con David, "el Hijo" o sea el Mesías.

      Los pactos tienen una clara relación con las dispensaciones, pero no coinciden en sus límites de tiempo.

(Estos estudios van a continuar)

 

El Camino Hacia Un Matrimonio Feliz

      El hombre pecaminoso ha contaminado justamente este sector con muchas inmundicias.

I.  El origen del matrimonio.  Es una institución divina dada por el Dios Santo, Santo, Santo.  Por esto el matrimonio es santo como Dios es Santo, e inmutable como Dios es inmutable.

1. Dios, por tanto, creó dos sexos distintos con un propósito, Génesis 1:28.

2. El matrimonio perfecto, al principio era la unión entre un hombre y una mujer, Génesis 2:21-23.

II. El ejemplo del matrimonio.  Dios nos ha dado un ejemplo en Su relación para con el pueblo de Israel, el pueblo amado y estimado sobre todos los demás.  Dios quiso unirse con aquel pueblo de una manera única y exclusiva, como un hombre se une con su mujer, véase Oseas 2:29, 20.

1. Esta unión del Dios santo con Su pueblo Israel santifica el matrimonio.  Por eso, cada intromisión de terceras personas en el matrimonio es profanación del matrimonio, y se llama "adulterio".  El peor pecado de Israel era la apostasía del único y vivo Dios y la adoración de los ídolos.  Era el pecado de romper la alianza con Dios y Dios tuvo que castigarlos.

2. El ejemplo del matrimonio en el N.T. es la alianza de Jesucristo con Sus redimidos, Efesios 5:25-27, 30-32.

3. La alianza de Jesucristo con los redimidos es santa, pues fue establecida por Su sangre.  Igualmente santo es el matrimonio como orden de Dios, véase 2 Corintios 11:2.  Esta es una advertencia sería para todos los que están en Cristo y también para todo matrimonio de creyentes.

III. El matrimonio según la voluntad de Dios.

1. Es una santa orden de Dios, destinado para la procreación de la raza humana.

2. Consiste en una alianza exclusiva entre un hombre y una mujer.  La intromisión en el matrimonio por parte de terceros es adulterio, véase Mateo 5:28.

3. El matrimonio es para toda la vida, Mateo 19:9; 1 Corintios 7:10-16.  Cada uno de los que quieren disolver un matrimonio o casarse con una persona divorciada hace sus leyes personales y excepcionales; pero estas no tienen validez delante de Dios.

4. Hay solamente una excepción que permite la separación... cuando uno de los cónyuges vive en adulterio, el otro cónyuge ya no debe seguir en este matrimonio violado.

5. En Mateo 19:9 hay una "cláusula de excepción"  "...a no ser por causa de fornicación (adulterio)..." que permite a la persona inocente en tal divorcio casarse otra vez.  El acto de adulterio anula el contrato matrimonial dejando el inocente casarse de nuevo.  Además de adulterio no hay ninguna excusa para el divorcio.

IV. El abuso del matrimonio.  Satanás ha echado a perder el matrimonio, reduciéndolo a una caricatura del matrimonio.

1. Se festeja el adulterio como aventura interesante, y el divorcio llega a ser la experiencia común y corriente.  Familias y pueblos se corrompen por causa del abuso del matrimonio.

2. La moda actual tiende a convertir a la mujer en punto de atracción de la concupiscencia del hombre.  Expresa por medio de sus vestidos: "¡tócame, bésame, úsame!"

3. Tenemos que mencionar aún algunas consecuencias especiales del poder satánico en relación entre hombre y mujeres, que son de las más desastrosas en nuestra época:

(1) Unisex (solamente un sexo).  Apuntan con esto a borrar la distinción entre los sexos a fin de favorecer las relaciones libres entre ellos por la abolición de todas las barreras y separaciones.

(2) Homosexualidad (sexos homogéneos).  Con esta palabra se describe la perversión del estímulo sexual que quiere satisfacerse, abusando de los del propio sexo.   Este pecado es llamado "el peor de los males".

(3) El matrimonio libre, sin las bendiciones de Dios o la autoridad civil, lo cual es la destrucción del matrimonio auténtico.

(4) El aborto, es la negación de la vida otorgada en forma de una nueva persona, y se manifiesta al matar un niño que está en gestación.

V. Los peligros para el creyente. Dios ha dado a cada creyente Su poder,  2 Timoteo 1:7.  La presencia de Dios dentro del creyente es más fuerte que la concupiscencia de la carne.  Los peligros en el campo sexual que pueden constituirse en tentaciones para el creyente son hurtos del matrimonio.  La orden de Dios se reserva para el matrimonio:

1. Mancharse a sí mismo: es pecar contra el propio cuerpo. Siendo que el cuerpo del creyente no pertenece a sí, cada impureza sexual es pecado contra Dios, 1 Cor. 6:19.

2. Jugar en el sector de escoger al cónyuge, es un juego con fuego.  El matrimonio es demasiado serio y santo para jugar con él.

3. Relaciones sexuales pre-matrimoniales: practicarlas es robar el propio matrimonio.

4.  La seducción que tiende a la inmoralidad.

5. El matrimonio entre un cónyuge creyente y un cónyuge incrédulo está prohibido en las Escrituras, 2 Corintios 6:14.  (Fin)

 

Los Nueve Dones Del Espíritu Santo No Están En La Asamblea Hoy

(Adaptado de un libro escrito por B. F. Cates, y publicado por el Editorial Bautista, Sebring, Florida)

INTRO: Para comprender el tema, los dones del Espíritu, es preciso un conocimiento general de los capítulos 12, 13 y 14 de 1 Corintios.  En el capítulo 12:8-10 Está la mención de los nueve dones no permanentes, es decir los dones que habían de cesar al completarse el N.T.

      En estos estudios vamos a demostrar que los nueve dones terminaron una vez que los creyentes tuvieron todos de los Libros del N.T.

TEMA. Los Nueve Dones ¿Cuándo Terminaron?

TEXTO 1 Corintios 12:31

      Cuando Pablo escribió las palabras "...el amor nunca deja de ser..." esto implica que los dones dejarían de ser, véase vs. 8, 9.

      "...mas cuando venga lo perfecto (lo que faltaba para completar el N. T.) entonces lo que es en parte se acabará...." V. 10.  Pablo explica con exactitud lo que había de permanecer después de terminarse los dones no permanentes, v. 13.

      Algunos encuentran difícil aceptar que las palabras "...cuando venga lo perfecto..." se refieren a la perfección de la revelación de Dios.

I. El don de profecía.  Un estudio de este don convencerá a uno que este don no puede existir hoy en las asambleas.

1. ¿Por qué había el "don de profecía"?   Los que tenían aquel don eran "profetas" que recibieron por revelación divina la Palabra de Dios, pues no se había escrito el N.T.  Era necesario que hubiera "profetas" en las asambleas hasta que tales asambleas tuvieran la Palabra escrita.

2. La razón de que no haya "profetas" hoy en las asambleas, se ve en 2 Pedro 2:1.  Ninguna asamblea que se ciña a las Escrituras toleraría la presencia de uno que pretenda ser "profeta", y diga haber recibido "nuevas revelaciones" de parte de Dios

3. Ya que el don de profecía ha dejado de ser, dondequiera que leemos de "profecías" en el N.T. esto se refiere a los días antes de completarse el N.T. o después del arrebatamiento de los redimidos en el futuro. (Sigue)

 

El Don de Lenguas, parte II

      Hemos visto que los nueve dones dejaron de ser al completarse el N.T.  Por supuesto esto quiere decir que el "don de lenguas" dejó de ser.

      ¿Para qué fue dado el "don de lenguas"?  Había una necesidad.  Las "lenguas" en la asamblea de Corinto eran señal a los judíos y es evidente que las "lenguas" usadas en Corinto eran idénticas a aquellas a las cuales se hace referencia en otros lugares.

      Las "lenguas" usadas en Corinto eran lenguas de hombres, es decir entendibles, 1 Corintios 13:1 como lo fueron las "lenguas" en Los Hechos 2:6.

      Las "lenguas" usadas en la asamblea de Corinto se empleaban para dar gracias, no para predicar la Palabra de Dios, 1 Corintios 14:2, 16, 17.  Igual también las "lenguas" usadas en Los Hechos 2:11.

      Pablo dice que las "lenguas", en la asamblea de Corinto, eran señales, 1 Corintios 14:21, 22, señales para los judíos.

      En el día de la fiesta de Pentecostés la Palabra de Dios fue anunciada no por los que hablaban "lenguas" sino por Pedro, Los Hechos 2:4-14.  Ya que el griego era la lengua común en aquel tiempo, es más probable que Pedro predicó en griego.  Si hubiera habido quien no entendiera el griego, sin duda hubiera estado presente quien pudiera hacer las veces de traductor.  Es evidente que el don de "lenguas" aquel día fue dado por señal  a los judíos incrédulos y no para la predicación de la Palabra de Dios.

      A la luz de la clave dada en 1 Corintios 14:21, 22 vamos a considerar las cuatro ocasiones en el N.T. donde se habló en "lenguas" y a ver como estas tenían que ver con los judíos incrédulos.

(1) Los judíos en Jerusalén para la fiesta oyeron hablar "en otras lenguas", véase Los Hechos 2:32, 33, 36.

(2) En Los Hechos 10:1 hasta 11:18 encontramos que Cornelio y los de su casa (gentiles) hablaron en "lenguas" cuando creyeron.  Un estudio de la porción demuestra que las "lenguas" eran por señal a los judíos de que el evangelio era también para los gentiles.  Hasta ese entonces, Pedro, sus colaboradores judíos, y los judíos en Jerusalén, creían que el evangelio era sólo para los judíos, véase Los Hechos 10:28, 45, 46 y 11:1-18.

(3) Según Los Hechos 18:24 hasta 19:7, vemos que Apolo llegó a Efeso y predicó en la sinagoga de los judíos.  Luego vino Pablo y halló algunos "discípulos", no de Jesucristo ya que aun no habían creído en Él, Los Hechos 19:4, 5.  Pero llegó Pablo, predicando que la gente debe creer en Jesucristo, su mensaje provocó a los judíos y hubo una contienda, Los Hechos 15:1, 2.  Parece evidente en este caso, que las "lenguas" fueron señal de que Pablo tenía la razón.

(4) El "don de lenguas" era sobresaliente en la asamblea en Corintios, como señal a los judíos incrédulos.

      Por eso las "lenguas" fueron dadas (en el período de transición antes de completarse los escritos del N.T.) para convencer a los judíos de que la salvación de los hombres estaba en Jesucristo, no en guardar las Leyes de Moisés.

      Y, ¿qué de 1 Corintios 14:39?  Esas palabras fueron escritas antes de que los nueve dones dejaran de ser.  Nótese bien que Pablo dijo también "...procurad profetizar..."  pero en ninguna parte dijo: "...procurad hablar lenguas".

      ¿Por qué Pablo hablaba lenguas más que los demás? 1 Corintios 14:18.  Esto se debió a su amplia obra misionera entre los judíos, para quienes las "lenguas" eran señal.

      Puesto que hay tantas predicadores entre los que practican "lenguas" hoy, debemos tener presente que a las mujeres no se les era permitido hablar en lenguas o profetizar en la asamblea, 1 Corintios 14:27-35.  Y según 1 Corintios 14:18, 19 Pablo parece haber enseñado que era mejor no hablar en lenguas en la asamblea.

 

El Don De Sanidad, parte II

      Al ofrecerse Jesucristo al pueblo de Israel como su Mesías prometido, los milagros que hacía, eran prueba de Su misión mesiánica, Véase Isaías 35:5, 6 con Mateo 11:2-6.

      Sin embargo, Israel Le rechazó, y durante el período de transición después de Su resurrección  y antes de ser entregada a la asamblea la revelación escrita, milagros eran efectuados en la asamblea en sus comienzos para confirmar la Palabra.  Aquellos que tenían el "don" de sanar podían sanar a cualquiera que se les allegase.  ¡ESTO NO PUEDE DECIRSE HOY DE AQUEL QUE DICE TENER ESTE DON!

      Que los milagros de Jesucristo fueron Sus credenciales, lo demuestra también el hecho de que Él no hizo milagros de sanidad en Sus primeros treinta años de vida.

      Después de escrito el A. T. siguió un período de cuatrocientos años durante los cuales no tenemos constancia de ningún milagro.  Cuando Juan el Sumergista vino, él no hizo milagros.

      Dios reunió todos los milagros de Jesucristo en pocos años para probarle al mundo que Él es el Cristo, el Hijo de Dios, Juan 20:30, 31.

      Algunos insisten que las "señales" de Marcos 16:17-20 habían de seguir.  ¡No es cierto! Pues no hay creyentes hoy que puedan tratar con serpientes o beber veneno.  Es evidente que esas señales fueron sólo para confirmar la Palabra, hasta que el N.T. fuese completo.

      Notemos que Pablo no usó ningún milagro especial para sanar a sus acompañantes que eran fieles creyentes, véase 1 Timoteo 5:23.  Pablo no le mandó un pañuelo ungido.  Tampoco Trófimo necesitó de milagros especiales por tanto Pablo le dejó enfermo, 2 Timoteo 4:20.  Igual con Epafrodito, Filipenses 2:25-30.

      Muchos que alegan que el "don" de sanidad debiera estar hoy, hacen énfasis en Santiago 5:14-20.  Pero el texto hace tres referencias que prueban que el "don" de sanidad ha cesado:

(1)  Los enfermos deberían llamar a los ancianos, es decir a la casa del enfermo.

(2) El mandato "...Orad unos por otros, para que seáis sanados..." v. 16.  No hay un "don" especial implícito, ya que es el deber de cada creyente orar para los demás.

(3) "....la oración eficaz del justo puede mucho...".  Esto implica a cualquiera de los creyentes.

      Debe ya haberle quedado claro que el "don" de sanidad no debería continuar en las asambleas.

Conclusión: Se ha hecho notar que los nueve dones cesaron al completarse el N.T., 1 Corintios 13:8-13, y usando tres de estos dones como ejemplo, hemos mostrado que los nueve dones no están  en las asambleas hoy. (Fin)

 

 

 

Como Estudiar La Biblia

1. La Biblia requiere estudio.  Ninguna lectura superficial de su contenido va a revelar sus profundidades escondidas.  Jesucristo nos mandó a "escudriñarla".  Hay que estudiarla metódicamente.

1. La Biblia como conjunto, es una Biblioteca Divina.  Es bueno que el estudiante sepa que aunque la Biblia pueda ser considerada como un libro (el Libro de libros), a pesar de ello, es una biblioteca divina (véase la gráfica "La Biblioteca Divina"

2. La puesta a prueba de la raza humana mediante cuatro hombres representativos, (véase la gráfica "La Puesta a Prueba de la Raza Humana)

3. La estructura de ambos testamentos comparada, (véase la gráfica "La Biblia Como Conjunto") (Estos continuarán)

 

Porqué Vino Jesucristo

TEXTO: 1 Timoteo 1:15

INTRO: Este hecho ha dado mucho en qué pensar.  Unos dicen que Él vino para ser un ejemplo a la humanidad, otros, que Él vino para proclamar que Dios es el Padre de toda la humanidad y ha de salvar a todos del infierno.  Otros, que Él vino para reorganizar la sociedad y limpiar la conducta de los habitantes de este globo.  Pero la contestación se encuentra en 1 Timoteo 1:15.

I. No hay razón para especular.  Las Escrituras dan la respuesta, Mateo 20:28; Lucas 19:10; Juan 8:32; 3:16, 17.

II.  Todo el mundo, sin excepción, necesita un Salvador para evitar ir al infierno al morir.

1. Muchos dicen que "no son pecadores".  Por supuesto, nadie va a confiar en Jesucristo como Salvador, hasta que entienda su condición como pecador, condenado ya al tormento eterno, Romanos 3:9-12, 23; Marcos 7:21-23; Tito 3:3.

2. Y, no importa la pecaminosidad del pecador, Jesucristo está listo para salvarle, Lucas 15:2; Mateo 9:11; 11:19; Marcos 2:17.

3. Fue la obra de Jesucristo, durante Su ministerio terrenal, tratar a los perdidos con bondad:

(1) A Nicodemo, un "maestro" de Israel, Juan 3:3-7.

(2) A La mujer pecadora de Samaria, Juan 4:1-29.

(3) A Zacarías, empleado del estado, Lucas 19:1-10.

(4) A Otra mujer pecadora, Lucas 7:36-50.

III. Amigo, la gran pregunta es: ¿Eres tú salvo?

1. Nótese bien que no le pregunté:

(1) ¿Eres tú una persona religiosa?

(2) ¿Has sido bautizado?

(3) ¿Eres fiel en ir a los cultos?

(4) ¿Vives una buena vida?

2. Si tú no puedes contestar: "Soy salvo por la gracia de Dios",  tú no eres salvo y al morir tu alma va al tormento de mundo invisible para esperar el día del juicio final para determinar el grado de tormento en el "Lago de Fuego".

3. Si tú no puedes recordar el día cuando tú fuiste convencido de tu condición como pecador, si tú no puedes recordar un arrepentimiento y una recepción de Jesucristo como tu Salvador... tú no eres salvo.

4. Las "iglesias" se llenan con gente "religiosa", perdida, que nunca se ha arrepentido de sus muchos pecados ni ha recibido a Jesucristo como el único Salvador, Mateo 21:31.  Véase lo que el Señor dijo en Juan 5:39, 40.

IV. Para ayudarte a entender tú condición pecaminosa, las Escrituras hacen comparaciones entre el pecador y los animales:

1.  El pecador tiene la inmundicia de un perro, Pro. 26:11.

2. La obstinación de un asno, Job 11:12.

3. La sutileza de la víbora, Mateo 23:23.

4. Es como el lobo devorador, Juan 10:12.

5. Es como el puerco montés, Salmo 80:13.

6. Es como el puerco en el cieno, 2 Pedro 2:23.

7. Es como el oso con hambre, Proverbios 28:15.

8. Es como el zorro, Lucas 13:32.

9. Es como la oveja, Isaías 53:6a.

10. Es como el león rapaz y rugiente, Salmo 22:13.  Véase Romanos 3:13-18.

V. ¿Cuál era el propósito de Jesucristo al venir en relación con los pecadores?

1. Vino para salvarlos, no para condenarlos, ni reformarlos, ni a mejorar sus vidas.

2. Poca gente entiende la gran necesidad de ser salvo, nacido de arriba, nacido de nuevo.

(1) Uno no quiere sufrir eternamente, pero no quiere la vida cambiada en Cristo Jesús.

(2) No entiende que el Creador es tres veces Santo, y cualquier pecado, sea pequeño o grande, nos separa de Dios, Isaías 59:2.

(3) No ha entendido que la ira de Dios está contra cada pecador y la culpabilidad de tal pecado no se quita sin la obra terminada de Jesucristo en la cruz, Juan 3:36;  14:27. Romanos 5:1, 2.

3. ¿Cómo es que Jesucristo puede salvar al pecador de su culpa y pena de pecado y quitar la condenación? Gálatas 3:13.

4. Una vez que el pecador se arrepiente y recibe a Jesucristo como su Salvador, él puede decir: "Por la gracia de Dios soy salvo".

VI. Cada persona convertida es salva de algo para algo:

1. Es salvo "de"....

(1) La ira de Dios, Romanos 5:9.

(2) La maldición de la ley, Gálatas 3:10.

(3) La esclavitud al pecado, Romanos 6:16.

(4) De la contaminación de pecado, 1 Cor. 6:9, 10.

(5) De la corrupción del mundo, 2 Pedro 1:4.

(6) Del egoísmo, 2 Pedro 2:10.

2. Es salvo para:

(1) Una relación nueva con Dios, Juan 1:12.

(2) Una vida eterna, Juan 3:36.

(3) Una novedad de vida, Romanos 6:4.

(4) Santidad de carácter, Romanos 6:22.

(5) Pureza de corazón, Mateo 5:8.

(6) Amar a Jesucristo, 2 Corintios 5:14.

(7) Una vida de paz, Efesios 4:31, 32.

(8) Victoria sobre Satanás, Apo. 12:11.

3. Toda la salvación viene por la gracia de Dios, Efesios 2:5-10; Romanos 3:25, 26; 5:11.

4. Aunque yo no lo entiendo, ese profundo, yo acepto, yo creo que mi alma ya es salva del infierno para siempre por la gracia de Dios.  Soy una creación nueva por la fe en la sangre derramada de Jesucristo, 2 Corintios 5:17, 21.

5. El propósito entero de este mensaje es demostrar que el Señor Jesucristo salió del Tercer Cielo, tomó un cuerpo carnal, y en aquel cuerpo sufrió y al fin murió por mí, y por ti.

6. La palabra "salvación" es tremenda, ya que implica:

(1) Liberación.

(2) Preservación.

(3) Firmeza

(4) Sanidad.

(5) Seguridad.

7. Por eso la "salvación" habla de todos los actos redentores que Jesucristo hizo en el lugar del pecador:

(1) Justificación, al ser declarado correcto con Dios.

(2) Redención, al ser comprado con precio.

(3) Propiciación, acción que apacigua la ira de Dios.

(4) Gracia, favor no merecido.

(5) Perdón, que sus pecados ya no olvidados.

(6) Imputación (atribuir a otro una culpa)

(7) Santificación, puesto aparte para servir a Dios.

(8) Glorificación, que un día tendrá un cuerpo nuevo.

8. Cuando el pecador, en el arrepentimiento, recibe a Jesucristo, llega a ser "creyente", una persona ya salva de la culpa y de la pena de pecado, un "hijo" de Dios.

9. Durante la vida cristiana, el creyente es guardado por el poder de Dios de los hábitos y el poder de pecado.

10. Finalmente, un día, quizás pronto, Jesucristo vendrá en el aire para arrebatarle hasta el Tercer Cielo, salvados una vez y para siempre de la presencia de pecado.  (Fin)

 

Las Hojas de Oro son una publicación gratis enviada por J. Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Los Nelson cuentan con el Hermano Enrique Frías Ramos como el corrector de pruebas.  Dirección postal: Hojas de Oro, Beverly, Kansas 67423 EE.UU.  E-mail: jan@twinvalley.net 

      Si no recibimos su solicitud para renovar su suscripción para el año 2005 antes del fin de diciembre, tendremos que quitar su dirección de la lista.

      En el Internet, va a:   www.hojasdeoro.com  para ver las ediciones pasadas.