41 años de publicación gratis

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

...que contendáis por la fe...” (Judas 3)

Año XXXXI No. 5 MAYO 2011



Índice:

La Venida de Cristo Será Pronto

Cuidado Con el G12

Santificación

Bosquejos Maestros XVII

La Primera EKKLESIA, III, IV

Jesucristo es Dios

Distinción Bautista No Conformista

El Rastro de la Sangre, I

Los Bautistas y su Salvador, I, II, III, IV

,,,El Rasgo de Sangre

...Los Bautistas y su Salvador, I, II

...Santidad y los Carismáticos

..."No Toques a mis Ungidos"


La Venida de Cristo Será Pronto

Hermanos pastores: Es tu responsabilidad a ensenar a tu congregación esta verdad. La evidencia de Su regreso a tomar a los redimidos al Tercer Cielo antes del comienzo de los siete anos de la Gran Tribulación es grande, como:

1, El renacimiento de la nación de Israel en el ano 1948.

2. La moralidad ha caída tremendamente, 2 Timoteo 3:4.

3. Hambres, violencia y guerras, Mateo 24:6-8.

4. Aumento de terremotos, Mateo 24:7.

5. Aumento de viajes mundiales y de educación, Daniel 12:4.

6. Explosión de los muchos cultos falsos y misticismo, Mateo 24:24; 1 Timoteo 4:1.

7. El orden del ‘Mundo Nuevo”, Daniel 7:12; Mateo 24:15; Apocalipsis 13.

8. Aumento en ambos apostasía y fe, 2 Timoteo 3:5.

Es decir que Su vendida por los Suyos pudo ser en cualquier momento. ¡Sea preparado! (fin)


Cuidado con el G12 y M12: Doctrinas de Error

(elbuensamaritano.org.ve/)

“Lo primero que uno oye hablar es acerca de los “Encuentros Con Dios”. Te dicen que es algo que nunca experimentaste; que lo necesitas, que te hará bien. Que no te pueden comentar qué es; pero que son tres días de mucha bendición, en donde Dios te va a hablar. Que tienes pre-parare para el. Debes asistir al Pre-Encuentro. De últimas, si no has podido asistir al encuentro previó, lo más im-portante es que debes estar en oración, para que Dios esté


preparando tu vida para esos tres días, en los cuales la vida cambiará. Tienes que aceptar viajar en los buses. Hay que pagar una cuota. Estará en un lugar muy separado, y una vez allá no puedes salir”. Su obra es a lavar el celebro con doctrinas no bíblicas. Hermanos, no debes tratar con ellos en ninguna manera, son de Satanás. Hay mucha más infor-mación a: elbuensamaritano.org


Santificación

A los judíos Dios dijo: “…Porque yo soy Yahvé vuestro Dios, vosotros por tanto os santificaréis, y seréis santos, porque yo soy santo…” Levítico 11:44. Y los creyentes Pedro escribió en 1 Pedro1:15, 16, “….como Aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos, porque Yo Soy santo…”.

La palabra quiere decir: “separación, poner aparte”. Hay una separación del mundo y consagración a Dios. Es un tema poca predicada porque hay pocos predicadores que viven una vida “santa”, dedicada a Dios. ¡Qué vergüenza!

I. La significación:

1. Es un proceso:

(1) De ser puesto aparte para Dios, Levítico 27:14, 16.

(2) De ser puesto aparte de la contaminación moral, 2 Crónicas 29:5-18. Uno no puede estar separado para Dios sin estar separado del pecado.

2. Se demuestra que Dios es santo, Ezequiel 36:23.

II. El período de santificación:

1. Etapa inicial, con la conversión, 1 Corintios 1:2. Esta etapa es instantánea con dos aspectos: posicional (en Cris-to) Hebreos 10:9, 10, 14.y práctica, estableciendo deseos y propósitos nuevos, 1 Pedro 1:2; Romanos 12:1,2.

2. Etapa progresiva, día tras día, 1 Corintios 7:1.

3. Etapa final, cuando Cristo viene, 1 Tes. 3:12, 13.

II. El método:

1. Por el lado divino:

(1) La obra de Dios el Padre, 1 Tes. 5:23, 24.

(2) La obra de Jesús el Hijo, Efesios 5:25, 26.

(3) La obra del Espíritu Santo, 2 Tes. 2:13.

2. Por el lado humano:

(1) Mediante la fe en la obra redentora de Cristo, Los Hechos 26:18. Por la fe:

A. Vivimos, Romanos 1:17.

2. B. Andamos, 2 Corintios 5:7.

C. Estamos firmes, 2 Corintios 1:24.

D. Peleamos, 1 Timoteo 6:12.

E. Vencemos, 1 Juan 5:4.

(2) Por la Palabra de Dios, Juan 17:17; 15:3; Efesios 5:26.

(3) Por medio de una completa dedicación de la vida, Ro-manos 12:1, 2.

(4) Mediante sumisión a la disciplina divina, Hebreos 12:10, 11; 1 Corintios 11:32.

(5) Por renuncia al pecado y ejercicio de la santidad, Ro-manos 6:18,19; 2 Corintios 7:1; Tito 2:11, 12. (“Fundamentos de Teología Biblia, Bancroft”)

Conclusión: Hermano en Cristo, ¿no sabes tú que un día tú tienes que dar cuentas al Señor Jesucristo ante el Juicio de Cristo? Si tú estás viviendo en pecado secreto, déjalo ahora mismo, arrepiente y arreglar tu vida para servir nuestro Dios Santo, Santo, Santo.


Bosquejos Maestros, XVII

TEMA: El Cielo y El Infierno

INTRO: Según las Escrituras hay tres "cielos", 2 Corintios 12:2-4. Ya que se menciona un "tercer cielo" es razonable que haya el primero y el segundo. La palabra "cielo" se usa más de cien veces en las Escrituras.

El "primer cielo" es esta atmósfera, Génesis 2:1. El "se-gundo cielo" es el espacio entre el primero y el tercero, o sea, los celestiales. En el Paraíso es igual (después de la resurrección de Jesucristo) al Tercer Cielo y se menciona tres veces: (1) Por Pablo, en 2 Corintios 12:2-4; (2) Por Jesucristo, en Lucas 23:43; y (2) otra vez por el Señor en Apocalipsis 2:7. Aunque la palabra no se usa, hay una re-ferencia al Paraíso en 1 Reyes 8:27 que habla de tal lugar.

Las Escrituras hablan más del "infierno" que del cielo. Negar el hecho de que hay un "infierno" es negar que las Escrituras sean la palabra infalible de Dios. La existencia del "infierno" es un hecho bíblico.

Hay tres palabras en las Escrituras que se traducen "infierno":

(1) Seol (hebreo), la morada provisional de las almas de los incrédulos, como en Salmo 9:17.

A. Antes de la resurrección del Señor, los creyentes y los incrédulos, al morir, sus almas, espíritus, personas, seres humanos, entraron al Seol, el mundo invisible de los mu-ertos, en la profundidad de la tierra.

B. El Sheol es un lugar temporal ya que en la segunda resurrección será vaciado, Apocalipsis 20:5a, 13.

(2) Hades (griego) que tiene el mismo significado que el Sheol, véase Lucas 16:23. Es el mismo lugar.

(3) Gehenna (griego) es el "infierno final", o sea el Lago de Fuego, la morada eterna en el futuro de todos los cuerpos y las almas de los incrédulos, 1 Cor.15:26; Apo. 20:13, 14.

A. Durante la vida terrenal de Jesucristo había un basurero afuera de la ciudad de Jerusalén en el Valle del hijo de Hinom (Jeremías 32:35) donde el fuego ardía día y noche. El Señor usó este lugar como una ilustración del Lago de Fuego futuro. No hay nadie en el "infierno" todavía y no será hasta aquel día en que el anticristo y su profeta falso sean lanzados allí.

I. El Tercer Cielo, o sea, el Paraíso presente, es un lugar, Juan 14:1-6; Isaías 6:1-8; 2 Cor. 12:1-4; Apo. 4:1-11.

1. Ahora el Tercer Cielo está muy arriba de la tierra, 1 Reyes 8:23.

2. Es la morada de Dios, Mateo 5:16.

3. Es el trono de Dios, Mateo 5:34.

4. Jesucristo está allá, 1 Pedro 3:22.

5. Es la habitación de todos los redimidos cuyos cuerpos carnales están aquí en las tumbas, Juan 14:2a.

6. Es una habitación preparada, Juan 14:2b.

7. Es un lugar con recepción, Juan 14:3b.

8. Es imposible estar allá sin Jesucristo, Juan 14:6; Hechos 4:12.

II. Es un lugar para gente redimida, Colosenses 3:1-4.

1. Uno es redimido y santificado (puesto aparte) cuando se arrepiente de sus pecados y recibe, por fe, la obra final de Jesucristo en la cruz, Gál. 3:26; 1 Juan 1:7; Hebreos 13:12.

2. En sus cartas a las asambleas Pablo les aconsejó:

(1) "...buscad las cosas de arriba..." Colosenses 3:1b; Hebreos. 10:19.

(2) Que "... tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre..." Efesios 2:18.

(3) "...poned la mira en las cosas arriba...", Col. 3:2; 2 Corintios 4:18; Santiago 1:8; Mateo 6:24.

3. Los creyentes tienen no menos de dos cosas que dan seguridad:

(1) "...vuestra vida está escondida con Cristo..."¸ Colo-senses 3:3.

(2) "...fuisteis sellado con el Espíritu Santo..." Efesios. 1:13, 14. Véase Juan 10:27-29; Romanos 8:35-39.

4. Una promesa grande, Colosenses 3:4. Esto habla de eventos futuros:

(1) El arrebatamiento de los redimidos, 1 Tes. 4:13-17 (la primera etapa de la segunda venida POR los creyentes).

(2) Los siete años de la tribulación, Jeremías 30:7; Daniel 9:27; Mateo 24:8-31.

(3) La conversión de los de la nación de Israel, Ezequiel 20:34-38.

(4) El Tribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10.

(5) Las Bodas del Cordero, Apocalipsis 19:6-9.

(6) La segunda etapa de la Segunda Venida de Jesucristo CON los redimidos para terminar la Batalla de Armagedón, Apocalipsis 16:13-16

(7) El castigo del anticristo (un ser humano) y el profeta falso (otro ser humano), Apocalipsis 19:20.

(8) Satanás atado en el abismo por mil años, Apo. 20:2, 3.

3. (9) El juicio de las naciones al principio del reino de mil años, Mateo 25:31-46.

(10) El reino del Señor sobre esta tierra por mil años, Apocalipsis 20:6.

(11) Satanás será suelto del abismo por un rato al fin de los mil años para decepcionar a los muchos incrédulos que hayan nacido durante aquellos años, Apo. 20:7-9.

(12) Satanás será lanzado en el Lago de Fuego, el infierno final, y allá con el anticristo y el profeta falso, serán ator-mentados eternamente, Apo. 20:10.

(13) El Gran Trono Blanco, lugar del juicio final de los incrédulos desde Caín en adelante, Apo. 20:11-15.

(14) La renovación de la superficie de la tierra, 2 Pedro 3:10-12. Véase Apo. 21:1c.

(15) Los redimidos van a habitar la tierra renovada para siempre, Apo. 21:1, 2.

III. El "cielo" del futuro estará aquí sobre la tierra y será eterno, Isaías 65:17.

1. Después de los mil años, Dios hará el nuevo cielo (atmósfera) y la nueva tierra y la nueva Jerusalén y esto será el principio del reino eterno de Jesucristo durante la eternidad futura, que no tendrá fin, Apo. 20:5 y es conocida como "la edad de las edades". Los capítulos 21 y 22 de Apocalipsis no hablan del reino de mil años. Hablan de un orden nuevo y eterno.

2. En tal lugar no estará el diablo, ni sus demonios, ni tentaciones, ni enfermedades, ni muerte. Será el "cielo".

IV. El "infierno final", el Lago de Fuego, estará durante la eternidad futura, Mateo 25:41.

1. Al final de los mil años del reino terrenal de Cristo las almas de los incrédulos serán traídas del Seol-Hades, sus cuerpos resucitados de las tumbas, para estar delante del

Gran Trono Blanco para recibir su grado de castigo en el Lago de Fuego, Apo. 20:11-15

2. Dios no preparó tal lugar para la raza humana, sino para el diablo y sus mensajeros rebeldes. Pero si una persona rechaza el amor de Dios y muere sin el perdón de sus pecados, no hay otro lugar para su ser, su persona, con su cuerpo resucitado habitará allí durante la eternidad. (Estos bosquejos continuarán)


La Primera EKKLESÍA, III

TEMA: Era Una Asamblea Que Practicaba la Inmersión

TEXTOS: Los Hechos 1:22; 10:37; 13:24.

INTRO: Estos textos indican la obra de Juan el Sumergista (uno que sumerge) Después de cuatrocientos años de si-lencio, desde el tiempo del profeta Malaquías, Dios escogió un predicador y le llamó "Juan el Sumergista" para co-menzar una obra nueva. Aquel hombre hizo una rotura limpia del sacerdocio del A. T. Como hijo de un sacerdote, tenía derecho a una habitación, ropa y comida. Pero dejó todo y les dijo a los Fariseos y a los Saduceos que no dependieran de Abraham, Mateo 3:7-9.

El mensaje y la inmersión de Juan fueron aceptados y aprobados completamente por el Señor Jesucristo, Mateo 3:13-17; 4:17; 11:11; 21:23-27.

La inmersión que Juan practicó era nueva, Lucas 20:1-8. El ministerio de Juan estaba traslapado al de Cristo, así colocaba a ambos en ángulo recto en la dispensación del N.T. Si Juan no estaba en el N.T. tampoco lo estaba Jesu-cristo, pero los dos estaban y ya que Juan comenzó a pre-dicar antes que Jesucristo, entonces Juan fue el primer pre-dicador "cristiano", el precursor de Jesucristo y de todos los demás predicadores del N. T.

La predicación fuerte de Juan trajo a muchos a conocer el Mesías prometido y Juan les sumergió, Mateo 3:5, 6; Juan 3:23: 4:1. El Espíritu Santo los guió a creer en las Buenas Nuevas que Juan predicó y a aceptar la inmersión que él practicaba.

Aquellos conversos eran, por consiguiente, absoluta-mente tan sumergistas como Juan, aunque no existían las denominaciones, ya que las denominaciones fueron co-menzadas por los hombres más tarde. Ellos no tenían ne-cesidad de un "nombre" sino que fueron seguidores de Juan el Sumergista.

El nombre "Bautista" (uno que sumerge) aparece quince veces en el N. T. y cada vez con honor y quiere decir lo que la inmersión del N. T. significa: que uno ha muerto al mundo de pecado y ha sido resucitado para andar en novedad de vida con Jesucristo, Romanos 6:3-5.

Quiere decir una alineación con Juan que era lleno del Espíritu Santo, Lucas 1:15. El nombre "sumergista" quiere decir todo lo que Jesucristo aprovechó en la obra de Juan, y es equivalente al "consejo de Dios", Lucas 7:28-30.

Unos objetan la inmersión de Juan por lo que dice en Los Hechos 19:1-7. (Los que no aceptan la inmersión de Juan deben estudiar Los Hechos 1:21, 22 con esta sugestión: Para ser apóstol, tenía que tener la inmersión de Juan. Aun Jesucristo, Él mismo la buscó y la recibió).

Los hombres de Efesios pensaron que tenían la in-mersión de Juan pero estaban equivocados ya que ellos nunca habían oído del Espíritu Santo a Quien Juan predicó con consistencia. Ellos nunca habían visto a Juan, ya que su ministerio tuvo lugar unos 25 años antes y a una gran distancia. Ellos habían oído un "evangelio" mutilado por una persona ignorante. Es cierto que Juan no les había su-mergido y por eso Pablo les explicó las Buenas Nuevas y sobre su arrepentimiento y profesión de fe les dio una inmersión bíblica. De todos los conversos sumergidos por Juan, incluyendo los apóstoles, no hay información de ellos necesitando o recibiendo una inmersión por segunda vez.

La inmersión de Juan fue "cristiana" únicamente, algo nuevo y autorizado desde el Tercer Cielo, Mateo 21:25-27. 4. No fue algo inventado por hombres, ni fue un remanente de la inmersión judía legal del prosélito.

Aquella inmersión, que fue bastante buena para el Señor debe ser aceptable para cada creyente, ya que Él lo pidió, recibió y después el Padre Celestial habló dando su apro-bación.

I. El uso de la palabra BAPTIZO (griego) se usó para describir la obra de Jesús y discípulos,Juan 3:22, 26; 4:1, 2.

A menos que los discípulos hubieran recibido una in-mersión correcta, no hubieran tenido la autoridad de sumergir a otros. Ya que el Señor había sido sumergido Él mandó que todos Sus seguidores fueran sumergidos también en la misma forma, Mateo 28:18-20. Como Su inmersión fue Su primer acto en Su ministerio público, fue Su último mandato.

Nótese en Juan 3:22, 26; 4:1, 2. La palabra se usa para describir la obra entera del Señor y de Sus discípulos. La misma palabra se usa para describir el ministerio de Juan, Juan 1:26, 28, 31, 33; 10:40.

No hay nada que pueda sustituir la inmersión del creyente dada por la autoridad de una asamblea bíblica.

II. Nótense algunos hechos, Los Hechos 2:41.

Por las manos de los Doce, quienes habían sido sumer-gidos por Juan, hubo 3,000 personas sumergidas siguiendo la predicación de Pedro, Hechos 2:38 “...arrepentíos y sea sumergido cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo a causa del perdón de vuestros pecados...."

Aquí encontramos a la nueva asamblea en acción, ha-ciendo la obra de Dios. Inmediatamente después de arre-pentirse y recibir a Jesucristo como su Salvador fueron su-mergidos. Véase Hechos 8:26-40; 9:17, 18; 10:44-48; 16:14, 15; 16:30-34.

Sí, la primera asamblea cristiana siguió las doctrinas de-jadas por Jesucristo y Sus apóstoles. Nótese:

1. La primera asamblea se adhirió al Señorío único de Je-sucristo, Mateo 23:8, 10; Efesios 2:20.

(1) Él edificó Su asamblea, Mateo 16:18 y todavía es su Cabeza. Las Asambleas verdaderas no han permitido tra-diciones, credos, costumbres, sacerdotes, concilios, síno-dos, conferencias, convenciones o asambleas falsas para entrar entre ellas y el Señor Jesucristo. Ningún líder humano puede sustituir, no importa sus calificaciones, ni puede tomar el lugar de Jesucristo quien originó las asam-bleas que usan el nombre "Bautista" como identificación.

(2) Las Escrituras son la autoridad suprema para las asambleas Bautistas.

Juan el Sumergista fue un "hijo de profecía", Isaías 40:3-5; Malaquías 3:1; 4:5, 6.

Jesucristo fue el sujeto de la "....ley de Moisés, los pro-fetas, y los salmos...", Lucas 24:44. Nótese lo que Él dijo en Juan 5:39. Véase 2 Timoteo 3:16.

Los Bautistas No Conformistas aceptan que las Es-crituras son su única regla de fe y práctica.

(3) La inmersión de un creyente es la única forma enseñada en las Escrituras. Mateo 28:18-20. Nadie tiene el derecho de cambiar el modo ni el propósito. Vea el resultado de cambiar la orden de Dios, Levítico 10:1, 2.

(4) Para llegar a ser miembro de una asamblea, la persona tiene que testificar que él se ha arrepentido de sus pecados, y de que ha recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador. La inmersión debe practicarse tan pronto como sea posible, aunque no tiene nada que ver con la salvación, tiene que ver con la obediencia. Un creyente que no ha sido sumer-gido es desobediente.

(5) La "competencia del alma" es una frase que quiere decir que cualquier persona con juicio, puede acercarse a Dios para salvación, aparte de un "sacerdote" o "ritual", 1 Timo-teo 2:5.

(6) La salvación del alma del infierno es por gracia (favor no merecido) por fe en la obra final de Jesucristo en la cruz, Juan 1:12, 13, Efesios 2:8, 9. Tal salvación es eterna, Juan 3:15, 16; 10:28, 29; 6:37.

(7) La primera asamblea tenía una regla democrática de que todos los miembros estaban igual en posición, Mat 23:8-10.

(8) En el N.T. encontramos la enseñanza de la separación entre la asamblea cristiana y el estado, Mateo 22:21. (Continuará)


La Primera Ekklesía, parte IV

TEMA: CRISTOCÉNTRICO

TEXTO: “Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios” (Marcos 1:1).

INTRO: Único entre las religiones del mundo, el Cris-tianismo es la religión de una Persona, el Señor Jesucristo. ÉL es nuestro Camino, nuestra Verdad y nuestra Vida, y nadie viene al Padre si no es por él (Juan 14:6).

Mateo 16:18. La roca es Cristo, no Pedro. Es la con-fesión de fe de Pedro en Cristo, marcada en el versículo 16, “Tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente.” Pedro mismo (1 Pedro 2:4-8) lo hace sin lugar a dudas, claro que Cristo es la roca de los cimientos de las asambleas que Él cons-truye. Pablo también (1 Corintios 10:4, Efesios 2:20) llama a Cristo la Roca en la cual la asamblea se basa. Pedro era demasiado humano, demasiado capaz de cometer errores, poco se podía depender de él para ser la roca principal. Cristo le redarguyó en Mateo 16:23. Pedro era sólo uno entre iguales de las doce piedras de cimiento de la asam-blea. “Mi iglesia,”1 Dijo Jesús, por tanto, es distinta de todas las otras “iglesias.” La palabra usada es ekklesian en el griego original. Era una palabra usada bastante común-mente, usada después para las reuniones de la gente pagana de la ciudad en Efeso (Hechos 19:32, 39, 41). Significa un cuerpo llamado (de ek, fuera de, y kaleo, llamar). No sig-nifica individuos sin relación; indica una asamblea, y así se 5. traduce en Hechos 19. Cristo llamó a gente fuera de este mundo, de lealtades humanas, las unió a Él mismo y, por tanto, Él hizo un cuerpo, o una asamblea, de creyentes Cristianos.

La palabra “iglesia” es usada una vez para Israel (Israel era como una iglesia sólo en el sentido de que fueron lla-mados fuera de Egipto, y se reunieron para su peregrinaje a Canaán.) Hechos 7:38. La nación de Israel había sido sacada de Egipto; se habían reunido para el paso a través del Mar Rojo y después al Monte Sinaí. Después de que se hubieran esparcido en sus divisiones separadas de Palestina nunca fueron llamados una asamblea. La confusión de seguro seguiría si el Israel del Antiguo Testamento fuera identificado con la asamblea que Jesús construyó en el Nuevo Testamento. La última citada es nueva, única, dis-tinta y centrada en Cristo.

“Construiré mi asamblea.” ¿Sería todo en el futuro? No necesariamente; Él simplemente continuaría construyendo lo que ya había comenzado. Todo buen pastor quiere “desarrollar” su asamblea después de que ésta ya tuvo un buen comienzo; de hecho, pudo haber comenzado hace cien años. Cristo ya había tenido un buen comienzo con los Doce. Un médico puede decirle a su paciente, “Voy a au-mentar su salud” cuando la persona ya tiene la mayoría de los factores de mejora física.

La palabra para “construirá” en Mateo 16:18 es oiko-domeso, la misma palabra que se usa en Efesios 4:12, “para la edificación del cuerpo de Cristo” Aquí un cuerpo, o asamblea, la cual había sido establecida desde hacía tiempo, todavía estaba siendo desarrollada. Hechos 9:31 dice, “Entonces las iglesias tenían paz por toda Judea, Galilea y Samaria; y eran edificadas” (Griego, oikodo-moumene, estaban siendo desarrolladas). Puede que cada asamblea ahora le siga permitiendo a Cristo que continúe construyéndola. Entonces las “puertas del infierno” o los poderes del Diablo nunca prevalecerán contra ella. Sólo Cristo puede prevalecer contra Satanás; una asamblea que no es Cristocéntrica fracasará.

“Dilo a la iglesia; y si no oyere a la iglesia, tenle por gentil y publicano,” Dijo Jesús en Mateo 18:15-20. Cristo es tanto el constructor como el dador de leyes de Su asam-blea. Su nombre es supremo. “Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos” (Mateo 18:20). Una asamblea que no es Cristo-céntrica es excéntrica; esta fuera de órbita, se tambaleará hacía la inutilidad.

“Porque uno es vuestro Maestro, el Cristo, y todos vosotros sois hermanos” (Mateo 23:8). Cuando esta regla se guarda, todos pueden leer Salmos 133 sin reservas. Cuando sólo Cristo es nuestra Cabeza, entonces todos podemos hacer nuestro: “En Jehová se gloriará mi alma; lo oirán los mansos, y se alegrarán” (Salmos 34:2) Aquí hay un remedio para los alborotos en la asamblea: mantener el centro en Cristo consciente y continuamente.

“Este es mi cuerpo... haced esto en memoria mía... Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre” (Lucas 22:19-20). La Comunión, o la Cena del Señor, es significativa sólo cuan-do recordamos a nuestro Señor en la sagrada ordenanza. [Las ordenanzas, la inmersión y la Cena, nunca son llamados “sacramentos” en el Nuevo Testamento.] Esto es para la comunión con Cristo, no con aquellos que nos ro--dean, y no es un artilugio para demostrar “Hermandad y unidad”. Es Su Cena; dejémosle ser nuestro Señor y nuestro centro. No nos alejemos de Él en la co-munión cantando “bendita sea la unión”, la cual concentra la unión en los que nos rodean. Podemos mostrar afecto por ellos en otra ocasión. Dejemos que la mesa del Señor sea cris-tocéntrica.

"Yo soy el buen pastor; el buen pastor pone su vida por las ovejas", Juan 10:11-15. Tal Pastor merece estar en el centro de nuestras afecciones, planes, trabajo. Cuando haya dificultades en una asamblea, ponga al "Buen Pastor" en el medio y déjelo hacer la decisión.

"Vosotros no me elegisteis a mí, más bien, yo os elegí a vosotros.....", Juan 15:16. Jesucristo es la Persona central en la vida de una asamblea, Él es el centro de doctrina.

"Al llegar el día de Pentecostés (quincuagésimo) esta-ban todos (los once de 1:26) reunidos en un mismo lugar,..." Hechos 2:1. Aquel día fue un día para recordar. Fue profetizado por Joel (2:28-32), por Juan el Sumergista, Mateo 3:11; y por Cristo, Lucas 24:49; Hechos 1:8. Fue un día magnífico, pero, ¡cuidado y no quitar el Señor Jesu-cristo y poner el Espíritu Santo en Su lugar! Algunos predi-cadores falsos han tomado aquel día para enseñar la pre-eminencia del Espíritu Santo sobre Jesucristo. ¡Esto no debe ser! Mientras que el Espíritu Santo se menciona cinco veces en Hechos dos, hay dieciocho versículos que tratan con Jesucristo. Jesucristo era la Cabeza de Su asamblea antes de aquel día, y lo es. Él dio a las asambleas el Espí-ritu Santo para ser el Administrador, el Guía, el Consolador.

El Plan Divino de Dios llamó al Espíritu Santo para magnificar a Jesucristo, y no a Sí mismo, Juan 14:26; 15:26; 16:13-15.

Tenga cuidado en su predicación sobre el Espíritu Santo en todos sus sermones. Estamos para levantar a Jesucristo en la predicación, no al Espíritu Santo. (Continuará)


Un Golpe Fuerte Contra Los “Testigos”

Jesucristo Es Dios (Adaptado de una obra por David Cloud)

I. Jesucristo es Dios. El hecho que Él es Dios se muestra en las Escrituras.

1. Títulos dados a Él en el A. T. (Primera referencia es de Yahvé; secunda es de Jesús)

(1) Pierda para tropezar, Isaías 8:13-15; 1 Pedro 2:6-8.

6. (2) Creador, Isaías 44:24; Colosenses 1:16.

(3) Único Salvador, Isaías 43:11; 2 Timoteo 1:10.

(4) Rey de reyes, Salmo 95:3; 1 Timoteo 6:14, 15.

(5) Alfa y Omega, Isaías 44:6; Apocalipsis 1:7-18.

(6) El Buen Pastor, Isaías 40:10,11; Juan 10:11.

(7) Se doble toda rodilla, Isaías 45:23; Filipenses 2:10, 11.

(8) Juez, Isaías 24:20, 21; Colosenses 1:17.

(9) Reinar, Isaías 24:23; Mateo 25:31.

2. Los profetas del A. T. dijo que el Mesías sería Dios, Isaías 7:14 y Mateo 1:23; Isaías 9:6; Jeremías 23:5, 6.

3. Jesús fue proclamado a ser Dios en Su nacimiento, Ma-teo 1:23; Lucas 1:17, 32; 76; 2:11.

4. Jesús dijo que Él es Dios y aceptó adoración, Mateo 2:11; 8:2; 9:18; 14:33; 15:25; 20:20; 28:9, 17; Marcos 5:6; Lucas 24:52; Juan 9:38; 10:30-33; 5:18, 23; 8:56-59; 9:38; 20:28.

5. Los autores de los Libros del Nuevo Testamentos dijeron que Jesús es Dios: Juan 1:1; Hechos 20:28; 10:36; Fili-penses 2:6; Colosenses 1:1|5; 2:9; 1 Timoteo 3:16; 6:14-16; Tito 2:13; Hebreos 1:3; 1 Juan 3:16.

6. Eventualmente cada persona y cada mensajero adorará a Jesús como Dios, Filipenses 2:9-11; Hebreos 1:8, 9, Si Jesús no eres Dios, no pudo recibir adoración, Éx. 20:3-5.

7. Jesús se llama “Señor” 663 veces en el N. T. La palabra griega KURIOS es igual al hebreo ADONI, como en Mateo 22:43-45. KURIOS es el título divino de Jesús, el Cristo, el prometido, el Mesías.. Véase Mateo 3:3; 12:8; 21:9; 22:43-45; Lucas 1:43; Juan 8:58; 14;8-10; 20:28; Hechos 9:5; 13:33.

II. ¿Quién dijo que Jesús es Dios?

1. David, Mateo 22:43-45.

2. Isaías 7:14; 9:6.

3. Jeremías 23:5, 6.

4. Mateo 1:23

5. Jesús llamó a Si mismo como Dios, Juan 5:17, 18; 8:58, 59; 10:30-33; Apocalipsis 1:8.

6. Los mensajeros dijeron que Él es Dios, Lucas 2:11.

7. Juan Él llamó Dios, Juan 1:1; 1 Juan 3:16; 5:20.

8. El ciego Le llamó Dios, Juan 9:35-38.

9. Tomás, Juan 20:28.

10. Pedro, Los Hechos 10:34-36.

11. Pablo, Los Hechos 20:28; Filipense 2:5,6; 1Timoteo 3:16; Tito 2:13.

12. Dios el Padre, Hebreos 1:8-10 (de Salmo 45)

III. La adoración dada a Jesús, véase Mateo 4:10; Éxodo 34:14; Isaías 42:8.

IV. Es un hecho que Jesús aceptó adoración:

1. Los mensajeros elegidos rechazaron adoración, Apoca-lipsis 19:10.

2. También los apóstoles, Los Hechos 14:11-15. Véase Mateo2:11; 8:2; 9:18; 14:33; 15:25; 20:20; 28:9, 17; Marcos 5:6; Lucas 24:52; Juan 9:18; Filipenses 2:9-11; Hebreos 1:6-8. (fin)

Distintivos de los Bautistas No Conformistas

INTRO: Pocos Bautistas saben su origen. Existe una gran ignorancia porque pocos pastores han estudiado la historia de la EKKLESÍA que Jesucristo comenzó durante Su ministerio terrenal.

Nuestro principio va desde el tiempo del Profeta Isaías, unos 700 años antes del nacimiento de Jesucristo, véase Isaías 40:3-5. Y unos 400 cientos años antes de Su nacimiento, nótese lo que Malaquías 3:1 dice.

I. El hombre, Juan el Sumergidor.

1. Tuvo un nacimiento especial, Lucas 1:13.

2. Tuvo un mandato especial, Lucas 1:15.

3. Tuvo un llamamiento especial, Lucas 1:16.

4. Tuvo una responsabilidad especial, Lucas 1:17.

II. El mensaje del Sumergidor.

1. Un llamado al arrepentimiento, Mateo 3:2.

(1) Los resultados, Mateo 3:5, 6:

A. Mucha gente vino a escucharle, Mateo 3:5.

B. Su mensaje fue claro, Mateo 3:7-12:

(A) Él trató con la gente religiosa:

a. Los fariseos: Secta prominente de los judíos que siguió la ley, tanto la oral como la escrita.

b. Los saduceos que creían solamente la ley escrita, niegan la resurrección, la inmortalidad del alma y el mundo espiritual.

c. Juan demandó de ellos una vida cambiada antes de ser sumergidos. ¿Ha oído de tal predicación?

d. Juan habló del Mesías que había de venir

e. Juan les habló del nuevo nacimiento "...Él os bau-tizará en el Espíritu Santo (el nuevo nacimiento) y fuego (el castigo de los que no aceptan a Jesucristo como su Salvador)...."

f. Juan habló del juicio que había de venir, v. 12.

C. Mucha gente se convirtió escuchando el mensaje del Mesías que había de venir, Mateo 3:6.

(A) Ella mostró su conversión por:

a. Confesando sus pecados. ¿Cuándo ha oído un peca-dor confesar sus pecados?

b. Obedeciendo el mandato de ser sumergido en el río para mostrar su fe, no para obtenerla.

III. Una obra muy especial por Juan el Sumergidor, Mateo 3:13-17.

1. Jesucristo fue el gran ejemplo para nosotros: Obediencia. Ya que Dios había enviado a Juan a predicar un mensaje de arrepentimiento e inmersión, Jesús no tuvo que arrepentirse pero fue el ejemplo para los creyentes por ser sumergido por el hombre que Dios había enviado a abrir el camino para Su ministerio. Juan tuvo autoridad dada a él por Padre Celestial.

2. La inmersión, practicada por Juan, fue tan importante que fue un requisito para ser un apóstol, Los Hechos 1:21-23.

7. 3. En todas partes Juan denunció el pecado y esto le costó su vida, Mateo 14:1-12.

(1) ¡No he oído de ningún predicador Bautista, en estos días, que haya perdido su cabeza por predicar contra el pecado!

4. Nótese lo que Jesucristo dijo de Juan, Mateo 11:11a. ¡Qué cumplimiento!

IV. Sí, de veras, Juan, hijo de Zacarías, un sacerdote de los judíos, llegó a ser el primer "Bautista" que el mundo conoció.

V. No, mi amigo, los Bautistas No Conformistas no son protestantes. Los principios que seguimos comenzaron con Juan, después por los doce apóstoles, y más tarde por miles de personas con convencimiento de la verdad de las Escrituras.

1. En todo del cristianismo hay solamente dos sendas: El mensaje que Jesucristo dejó y que por todos estos años ha seguido la gente, usando un nombre u otro, pero enseñando las mismas doctrinas de Juan el Sumergidor, de Jesucristo y de los apóstoles. Hoy, nosotros, los Bautistas No Conformistas, estamos en aquella misma senda, y ¡no tenemos vergüenza de decirlo!

2. La segunda senda tuvo su comienzo gradualmente, sobre unos cientos de años, y al fin los que han rechazado la doctrina de Juan, de Jesucristo y de los apóstoles, salieron de la verdad (1 Juan 2:19) y bajo "líderes" comenzó a decir que ella fue "la iglesia universal... la católica", rechazando la autoridad de las Escrituras, rechazando la doctrina de Juan, de Jesucristo y de los apóstoles.

3. Por supuesto, tal movimiento tuvo gran éxito (todo lo de Satanás tiene éxito) y creció grandemente por la ignorancia de la gente común que no tenía educación, que tenían que escuchar las mentiras de aquellos "pastores" que habían salido de la verdad porque a la gente común no le era permitido leer las Escrituras.

4. La historia muestra lo que sucedió durante los siglos III y adelante. No es secreto los abusos de los "sacerdotes"... hombres incrédulos, carnales, que han vendido sus almas para tener una posición dentro de la "iglesia católica". ¡Qué vergüenza lo que pasó!

5. Pero, durante todos aquellos años hubo un elemento fiel a las Escrituras, a veces bajo el nombre de un líder, o usando el nombre de su movimiento, etc., pero siempre usando los mismos principios de Juan el Sumergidor, de Jesucristo y los apóstoles. En aquel tiempo, ya que los no conformistas rechazaban que sus bebés fueran "bautizados" (primero por inmersión, después por aspersión) recibieron el nombre de "anabaptistas" ("ana" = de nuevo, partidario de la doctrina que consideraban el "bautismo" por la "iglesia romana" ineficaz ya que era administrado antes de llegar al uso de la razón, y una vez al llegar a mayor edad, tenía que ser sumergido.

6. Al fin, la corrupción en la "iglesia católica" llegó a ser tan terrible que aun algunos de los sacerdotes se rebelaron, incluyendo Martín Lutero. Su acción abrió la puerta y varios otros dejaron la "iglesia" corrupta y comenzaron a formar otras "iglesias", pero lástima, incluyeron algunas de las doctrinas falsas de la "iglesia madre".

7. Mientras los "no conformistas" bajo varios nombres, continuaron predicando la verdad.

8. El nombre "bautista" como una denominación no salió hasta el Siglo XVI y hoy hay un número de "Iglesias Bautistas" de varias denominaciones, convenciones, compañerismo, etc. pero nosotros, los no conformistas, no tenemos parte con ellos porque un estudio breve mostrará que tales organizaciones son dirigidas por hombres, no por el Espíritu Santo, que tienen prácticas de hombres, no de Dios. Casi todos dicen que son "Protestantes" por su ignor-ancia de la historia.

VI. Los Bautistas no conformistas tienen una posición doctrinal distintiva:

1. Que las Escrituras (La Santa Biblia) es la única guía de fe y práctica. No tenemos "credos".

2. Cada asamblea es autónoma con dos oficios:

(1) Obispo, anciano o pastor. Puede ser más de uno si es necesario.

(2) Sirvientes, hombres escogidos para servir las necesidades de los miembros.

A. Las dos posiciones son obtenidas por votación de todos de los miembros de tal asamblea. Cada miembro tiene voz y voto.

3. Practican dos ordenanzas:

(1) La inmersión de creyentes después de confesar pú-blicamente su cambio de vida (arrepentimiento) y recibiendo a Jesucristo como su Salvador. No recibimos niños hasta que tienen edad de razón. La asamblea tiene que votar para recibir tales personas. Mateo 3:1-12. Desde el tiempo de Jesucristo y Sus apóstoles, los creyentes, fieles a las Escrituras, han practicado solamente dos "ordenanzas" (mandato, disposición) como dado por el Señor: (1) La inmersión de creyentes por la autoridad de la asamblea; (2) La práctica de observar la "Mesa del Señor".

4. La historia de la inmersión, Mateo 3:1-6.

(1) El significado del griego BAPTIZO = sumersión, inmersión. Los traductores no tradujeron la palabra y en todo su uso debe ser traducida como "inmersión".

(2) Dios envió a Juan, hijo de Zacarías y Elizabet (Lucas 1:5-25, 57), a predicar y preparar el camino para Su Hijo Jesús, el Mesías prometido, véase Isaías 40:3-5; Malaquías 3:1a.

(3) Usando la "ley de la primera mención" podemos entender el uso propio de la palabra BAPTIZO, Mateo 3:6. El modo nunca cambió, hasta el tercer siglo.

5. El propósito de la inmersión:

8. (1) No es un acto de gracia ya que sólo los ya salvos eran sumergidos, Hechos 2:41, etc. etc.

(2) Es una identificación pública de una relación personal con Jesucristo.

(3) Es un retrato de la muerte, la sepultura y la resurrección de Jesucristo, Romanos 6:4-5.

6. Los resultados de ser sumergido por la autoridad de la asamblea:

(1) El creyente se identifica como uno obediente al mandato dado por Jesucristo.

7. ¿Quién tiene la autoridad de sumergir al creyente?

(1) La asamblea, quien puede autorizar a uno de sus miembros, o al pastor a hacer la obra.

(2) Aquella asamblea no debe practicar otras formas de "bautismo".

(3) No hay ningún texto bíblico que autorice la aspersión de bebés

8. La Mesa del Señor, un memorial, un recuerdo del cuerpo roto y la sangre derramada de Jesucristo. Es para ser observado solamente por los miembros en buena relación con la asamblea.

A. La Cena es una ilustración didáctica (perteneciente a la enseñanza), un objetivo de lección, para mantener delante del creyente el precio de su redención.

B. El pan simboliza el cuerpo roto y partido de Jesucristo, Mateo 26:26; 1 Corintios 11:24; 1 Pedro 2:24.

C. La copa (de jugo de uva no fermentado) simboliza la sangre de Jesucristo derramada, 1 Corintios 11:25; Mateo 26:28; Hebreos 9:22.

D. La cena es limitada a solamente personas salvas y sumergidas por la autoridad de la asamblea, y que esté en buena relación con tal asamblea, Los Hechos 2:41-42.

E. Su propósito es recordar la muerte de Jesucristo, 1 Cor. 11:24-26.

F. Antes de participar, uno tiene que hacer un auto-examen, 1 Corintios 11:28.

G. Para recordar que Jesucristo vendrá otra vez, 1 Corintios 11:26.

4. Hay un énfasis sobre la necesidad del "nuevo nacimiento". Cada miembro debe ser un "evangelista" testificando a todo el mundo la gran necesidad de salvar su alma del infierno.

III. Una Asamblea de Gente Regenerada, Tito 3:4-7. Estudiando la historia de la EKKLESÍA desde el tiempo de Jesucristo y Sus apóstoles uno puede ver que las asambleas que siguieron tales enseñanzas demandaron que, antes a llegar a ser miembro de la asamblea, uno tenía que experimentar el nuevo nacimiento. Nosotros, los Bautistas No Conformistas, seguimos con esta práctica.

1. La doctrina del N. T. enseña que una asamblea de Jesucristo debe estar compuesta de gente regenerada, nacida de nuevo, Juan 3:1-8.

(1) No hay mención en las páginas del N.T. de una persona no convertida ya recibida en una asamblea. Esta es la razón por la que bebés y niños no son aceptados hasta que tienen edad para arrepentirse y recibir a Jesucristo como su Salvador.

(2) Regeneración no es:

A. Un nacimiento carnal.

B. Una experiencia emocional.

C. Una experiencia religiosa.

D. Un conocimiento intelectual.

E. Moralidad.

F. Una reformación, etc. etc.

(3) Regeneración es un cambio espiritual del alma, Efe. 2:1

(4) Regeneración es un cambio radical, 2 Corintios 5:17.

(5) Regeneración produce:

A. Amor por la Palabra de Dios.

B. Amor por los otros creyentes.

C. El deseo de testificar a otros de su necesidad de salvación.

VIII. Cada Asamblea Tiene Que Ser Autónoma. No hay ningún lugar en el N.T. que hable de denominaciones, de obispos sobre otras asambleas, de organizaciones, de jun-tas, de compañerismos, etc. Una asamblea de Jesucristo, que ha llenado los requisitos del N.T., es la autoridad su-prema en la obra de Dios en este mundo. No hay lugar para que una asamblea gobierne a otra asamblea.

1. Ser autónoma (autonomía: estado y condición del pueblo que goza de independencia; vida propia e independiente de un organismo) simplemente quiere decir que tal con-gregación no está bajo el control de otra congregación, u organización, etc.

2. Ser autónoma quiere decir que la asamblea es inde-pendiente. Debe tener compañerismo con otras asambleas de la misma fe y práctica. Debe, en forma cooperativa, sostener la obra de misiones foráneas, con otras asambleas. Debe sostenerse a sí misma sin pedir ayuda de otras asambleas.

5. Vivimos una vida separada del mundo. Una vida que agrada a nuestro Salvador ya que nuestros cuerpos son el templo del Espíritu Santo de Dios.

Conclusión: Sabemos que hay muchas asambleas que no usan el título "Bautista No Conformista" que siguen lo que hemos puesto en este estudio. No estamos en desacuerdo con ellos. Si ellos no quieren identificarse con Juan el Sumergidor, quien sumergió a Jesús el Cristo, quien sumergió a los apóstoles, está bien. Pero nosotros estamos orgullosos de ser identificados con Juan el Bautista, con Jesucristo el Bautista, con los apóstoles, todos los Bautistas y los miles de otros, muchos que perdieron sus vidas porque rechazaron doblar la rodilla a las falsas doctrinas corruptas de la "iglesia universal".

IX. Los Bautistas No Conformistas creen en la libertad del alma... que cada persona tiene el derecho de escoger su

9. destino, que cada persona es responsable ante Dios de tal decisión.

1. Es decir que la relación de una persona con Dios y con Su Hijo Jesucristo es asunto de él, no de sus padres, u otras personas, 2 Corintios 5:10.

2. Que cada individuo tiene el derecho a escoger leer las Escrituras, asistir en las reuniones de la asamblea, de sostener tal asamblea, de sostener la obra misionera foránea, etc.

3. Por eso no aceptamos como miembros, niños que no han llegado a la edad de la razón.

4. Durante la Edad Media los no conformistas fueron perseguidos y muchos perdieron sus vidas a mano de las "iglesias" organizadas, sea la "Católica" o de los "Protestantes", todas ellas estaban contra la libertad del alma, y demandaron que todos los bebés fueran "bautizados".

X. Creemos en el "sacerdocio" de cada creyente, 1 Pedro 2:5, 9. Es decir que cada creyente tiene el derecho de hablar directamente con Dios el Padre por medio de Su Hijo Jesucristo, 1 Timoteo 2:15.

1. No hay ninguna enseñanza en el N. T. donde uno tenga que confesar sus pecados a otro ser humano. Esta es una doctrina sucia de la "iglesia católica romana ".

2. No existe tal cosa como "clero" y "laicos" en el N. T. (fin)


        1. El Rastro De la Sangre, parte I

Tomado del libro por J. M. Carroll

¿Cuál es la asamblea cristiana más antigua hoy que todavía sigue las marcas, las reglas dadas en el N.T.?  En esto estudio tú vas a ver que las asambleas de hoy, conocidas como las “Asambleas Bautistas No Conformistas", siguen a la letra las instrucciones dadas en el N.T. y por eso deben ser consideradas como una continuaci6n de la primera EKKLESIA (asamblea) que Jesucristo formó durante Su ministerio terrenal.

I. Las Marcas de una Asamblea Del N. T.

1. Su Cabeza y Fundador tienen que ser Jesucristo, no ninguna otra persona. El es el Legislador (uno que da, hace o establece leyes). La asamblea es solo la ejecutiva, Colosenses 1:18; Mateo 16:18.

2. Su única regla de fe y práctica es las Escrituras, o sea la Biblia, II Timoteo 3:15-17.

3. Su nombre será "una asamblea cristiana", I Corintios 1:2; o "asambleas" si hay más de una, Gálatas 1:2. Nosotros usamos el nombre "bautista" como marca de identificación... no el de una denominación porque no tenemos ninguna organización.

4. Su forma de gobierno es congregacional, que todos los miembros, incluyendo el pastor o pastores, son iguales en su votación, Mateo 20:24-27; 23:8-12.

5. Que sus miembros son gente ya arrepentida, habiendo recibido a Jesucristo como su Salvador, que han confesado abiertamente frente a la congregación su fe en Jesucristo y que después de una votación por los miembros (Hechos 10:47) es sumergida y con este acto llega a ser miembro de aquella asamblea, Hechos 2:41, 47.

6. Las ordenanzas (mandatos) de una asamblea de Jesucristo son dos:

(1) La inmersión del creyente para mostrar el entierro y la resurrección de Jesucristo.

(2) La Cena del Señor con los elementos de pan sin levadura y jugo de uva (no vino intoxicante) para mostrar la muerte de Jesucristo y como un memorial recordando que El viene otra vez, I Corintios 11:17-34. Nota: No es correcto servir la Cena a los que no son miembros de su asamblea, o a gente desobediente que no han sido sumergidos por una autoridad bíblica o que no tiene una relación correcta con la asamblea.  Es decir que la Cena debe ser "CERRADA" y para los miembros de buen estado en la asamblea.

7. Sus oficiales son cinco:

(I) Pastor o pastores, Efesios 4:11; o ancianos, Hechos 14:23; u obispo, I Timoteo 3:1,2.

(2) Evangelistas, Efesios 4:11; Hechos 21:8; II Tim. 4:5.

(3) Servidores. La palabra griega es DIAKONEO y debe traducirse "servidor", Hechos 6:1-6; Filipenses 1:1; I Timoteo 3:8-13.

(4) Secretario, Hechos 1:15. (Alguien apuntó los nombres aquel día)

(5) Tesorero, Juan 12:6; 13:29.

8. Su obra... la predicación de las Buenas Nuevas... en todas partes del mundo, Hechos 15:7; 20:24; Romanos 1:16. Cada miembro de cada asamblea tiene la obligación de hacer "discípulos, Mateo 28:19 p.p. y una vez que hay un discípulo, debe ser sumergido por la autoridad de la asamblea, Mateo 28:19 u.p. Luego es la responsabilidad de la asamblea enseñar a cada discípulo, Mateo 28;20.

9. El plan financiero, I Corintios 9:1-14. Como los sirvientes en el templo antiguo vivieron con la comida traída  por el pueblo, así es que el siervo del Señor debe vivir con las ofrendas - traídas a la asamblea por los discípulos. No hay ninguna enseñanza en las páginas del NT que el creyente en Cristo Jesús tiene que diezmar. Debe dar todo  que es posible a la obra del Señor.

10. Su armadura es espiritual, no carnal, II  Corintios 10:3,4; Efesios 6:10-18.

11. Su autonomía... una separación absoluta del estado (Mateo 22:15-21) e independiente de las demás asambleas.

      Las Asambleas Bautistas No Conformistas no creen en una "sucesión apostólica" ya que el oficio de los Apóstoles terminó una vez que ellos murieron.

10. Jesucristo prometió a Sus asambleas (las que guarden las marcas mencionadas arriba) una existencia continua basta que Él venga en el futuro, Hechos 1:11.

     La Gran Comisión no fue dada a los Apóstoles sino a todos los miembros de aquella asamblea en Jerusalén, y ellos fueron representantes de todos los creyentes en el futuro.

     En cualquier pueblo hay varias "iglesias" de diferentes denominaciones y todos dicen que son la "iglesia verdadera" que Jesucristo  la fundó. En las lecciones que van a continuar vamos a ver, por un examen sencillo, cual es la "asamblea verdadera" que Jesucristo fundó.

II. Trazando Las Asambleas Cristianas Desde Los Días de los Apóstoles.

    Lo que conocemos hoy día como el “cristianismo” comenzó durante el ministerio terrenal de Jesucristo en los días del Imperio Romano.  La religión de los romanos fue el “paganismo”, una religión que consistió de “muchos dioses”, y fue la religión establecida por el Estado de Roma y sostenida por sus leyes.

      Los judíos, durante aquel tiempo, no tuvieron nación.  Sus pecados habían causado a Dios ponerlos bajo el yugo de los Romanos.  Pero, sin embargo, los Romanos les dieron permiso de utilizar el templo en la ciudad de Jerusalén. 

      Cuando Jesús comenzó Su ministerio, Él no trató de establecer un establecimiento o institución ni quitar al César de su trono.  Ya que la obra de Jesús fue una obra espiritual, la obra del Señor no fue en competición con Roma y Jesús enseñó a Sus Discípulos que debían obedecer el gobierno de Roma, Romanos 13.1-7; Tito 3:1; 1 Pedro 2:13-15.

III. Las Marcas Infalibles de la Asamblea Que Fundó Jesús.

1. Él organizó a Sus discípulos en una EKKLESIA y les mandó que ellos habían de salir y organizar otras EKKLESlAS en todas partes del mundo.

2 Aquella primera EKKLESIA tuvo dos oficiales con calificaciones dadas:  pastores (obispos, ancianos) ; servidores. (La palabra usada hoy "diácono" es  trasliteraci6n del griego DIAKONOS que quiere decir sirviente). No es uno que manda a la asamblea, al contrario, es un sirviente de la asamblea.

3. Cada EKKLESIA fue separada y distinta una de otra y fue gobernada por su propia congregación... no de alguien de afuera.

4. Las EKKLESIAS tuvieron la responsabilidad de llevar a cabo los dos mandatos dados por el Señor: inmersión de los creyentes; y después servir la Cena del Señor y estas dos son perpetuas y simbólicas.

5. Solamente gente regenerada pudo ser sumergida, recibidas como miembros, y solamente los sumergidos pudieron participar en la Cena. Ambos la inmersión del creyente y el servicio de servir la Cena quedan bajo la autoridad de la EKKLESIA.

6. Las Escrituras, especialmente las Epístolas desde el Libro a los Romanos hasta el final del N. T. deben ser usadas como guía en la fe practicada en las EKKLESIAS

7. Jesucristo, el Fundador solo puede ser el  Señor y el Legislador de una EKKLESIA. La EKKLESIA sola puede llevar a cabo las enseñanzas del N.T. No tiene el derecho a añadir ni a quitar de estas enseñanzas.

8. La "religión" instituida por Jesucristo ha de ser individual, personal y de voluntad libre. Nadie puede forzar a otro a ser creyente ni ser miembro de una asamblea.

IV. Los Años Entre 30 y 500 Después de Jesús

1. Con el ministerio de Juan el Sumergidor, de Jesucristo, y de los Doce Apóstoles el mensaje del Señor se esparció rápidamente en muchas partes del mundo. Pero aquel movimiento dejó  su "rastro de sangre" en todas partes por la persecución contra los creyentes fieles en el Señor. El judaísmo y el paganismo lucharon contra los creyentes desde el principio sin cesar. Primero Juan el Sumergidor perdió su vida. En poco tiempo Jesucristo fue crucificado y en poco tiempo había muerto la fe en el Señor de los Doce.

2. A pesar de tal persecución las Buenas Nuevas continuaron saliendo a muchas partes del mundo. Asamblea tras asamblea fueron fundadas en muchos lugares.... pero pronto algunas de ellas comenzaron a enseñar doctrinas erróneas.

3. El primer error fue notado en dos campos: Como gobernar una asamblea y como salvar el alma del infierno. En las asambleas con mucha gente hubo dos, tres o más pastores y por supuesto el hombre con más habilidad  tomó la posición de la jefatura, Una posición no conocida en el N. T.   Desde ahí comenzó el error que ha crecido y multi-plicado la selección de los "obispos" sobre los demás pastores.

4. El otro cambio tocó la doctrina de como ser salvo. Por siglos los judíos y los paganos han puesto mucho énfasis en las ceremonias. Aquella gente perdida, observando el acto de inmersión por los creyentes, vieron que había algo "sal-vador" en el acto de inmersión y de ahí comenzó la doctrina conocida hasta hoy día como la " regeneración bautismal”.

5. Una vez que aquellas asambleas cambiaron el propósito de la inmersión, cambiaron el sujeto. Ya que ellas habían declarado que la inmersión produce el nuevo nacimiento, la gente ignorante de las Escrituras y preocupadas del destino de sus infantes pidieron que sus niños fueran "bautizados" para salvar sus almas del infierno.

6. Hay que recordar que estos cambios no llegaron en un día. No todas las asambleas cayeron en tal doctrina falsa. Desde el mero principio de la EKKLESIA, han sido y hay asambleas DISIDENTES, NO CONFORMISTAS de las enseñanzas de los hombres que rechazaron los cambios 11. completamente y se quedaron con las doctrinas verdaderas de Jesucristo y Sus Apóstoles.

7. Las dos doctrinas que produjeron más sangre en las vidas de los creyentes verdaderos fueron la de la " regeneración bautismal" y el "bautismo de infantes".

8. Durante todo aquel tiempo las asambleas disidentes, no conformistas practicaron tres cosas:

(1) La autonomía de cada asamblea.

(2) El pastor (pastores) de una asamblea no trató de dirigir otra asamblea.

(3) Recibieron como miembros solamente a creyentes que pudieron dar una profesión de fe abiertamente ante de ser sumergidos por el voto de la asamblea.

9. A pesar de muchas persecuciones, las asambleas verdaderas del Señor tuvieron un crecimiento grande y rápido. Tal crecimiento causó alarma en Galerius, emperador del Imperio Romano y él declaró en febrero, año 303 que todos los cristianos disidentes, no conformistas, debían ser destruidos. Aunque muchos perdieron sus vidas, nadie pudo parar su crecimiento y después de ocho años el emperador canceló su orden.

10. En el año 313 el cristianismo ganó una victoria sobre el paganismo. En esta fecha Constantino llegó a ser el emperador de Roma y él tuvo un sueño y él interpretó que debía ser "cristiano". Ahora viene una tregua y el Imperio Romano se unió con el cristianismo. Constantino llamó a un "concilio" y demandó que 108 líderes de todas las asam-bleas vinieran. Por supuesto todos de los lideres de los fal-sas vinieron pero nadie vino de los disidentes. En aquel concilio fue formada una HIEROCRACIA (gobierno diri-gido por sacerdotes) y ellos destronaron a Jesucristo como la Cabeza de las asambleas y entronaron a Constantino.

11. Aquella hierocracia fue el principio de una organización conocida hoy como la "Iglesia Romana Católica”. Note bien que ni en aquel tiempo, ni más tarde, ninguna de las asambleas no conformistas entró en aquella hierocracia y por eso comenzaron a recibir persecución por las manos de la "Iglesia Romana".

12. Hasta aquella fecha toda la persecución contra los verdaderos creyentes vino por parte de los judíos o los p-ganos. Pero  ahora hubo un cambio drástico....los "cris-tianos" (sólo de nombre) comenzaron a perseguir a los cre-yentes verdaderos.

13. Con la organización de la hierocracia las "iglesias" tuvi-eron poder ejecutivo y comenzaron a establecer leyes nue-vas, anulando las enseñanzas del N.T. Y sustituyendo las con sus propias enseñanzas.

14. En el año 416 aquella hierocracia estableció una ley nueva diciendo que todos los bebés tenían que ser “Bautizados” (todos por inmersión en aquel tiempo) para salvar sus almas.  Por eso, en pocos años aquellas “iglesias” se llenaron de gente no regenerada. (Continuará)

Los Bautistas Y Su Salvador, I

Nota del editor: Tendremos trece estudios sobre los Bautistas. (Aquí está el primero)

LECTURA: Mateo 16:5-16

TEXTOS: Isaías 7:14; 9:6; 53:1-12; Miqueas 5:2.

PROPÓSITO: Mostrar que los Bautistas No Conformistas siempre han predicado que Jesús, el Cristo, nacido de una mujer virgen, fue Dios en la carne, y en aquel cuerpo sufrió y murió para ser el Salvador de los elegidos.

I. Unos pensamientos. Mateo 16:13-16 "...tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente...".

1. Cada persona tiene que decidir si Jesucristo, durante Su ministerio terrenal, habló la verdad o si fue un mentiroso, Juan 1:14; 14:6; 18:37.

2. Cada persona tiene que preguntar, como Pilato preguntó aquel día: "... ¿Qué, pues, haré de Jesús... ?", Mateo 27:22.

3. Cada persona tiene que decidir, en todo caso, si aquel Jesús es el Señor resucitado, o un fraude, véase Hebreos 2:17; Apocalipsis 1:5.

4. Cada persona tiene que decidir, en todo caso, Si Jesucristo es el único Salvador, o si es solamente un "profeta", Hechos 4:12.

II. Examinando el texto de Mateo 22:34-40.

1. Los fariseos (secta prominente de los judíos que creyeren en la ley escrita del A.T., como su ley oral; en la resurrección del cuerpo en el futuro; en el mundo espiritual (Seol-Hades); en la inmortalidad del alma; en la predestinación; en futuros castigos, y en las recompensas de acuerdo a las obras) rechazaron, opusieron al Señor en Su ministerio.

2. Los fariseos pusieron más atención a ciertas partes de las Escrituras que a otras partes, Mateo 23:23.

3. La Ley y los Profetas del A.T. revelaron el Mesías, el Salvador que ha de venir y por aquellos Nombres, Títulos y descripciones probaron que aquel Hombre, Jesús, fue aquel Mesías prometido. Aquellos Profetas, escribiendo de tipos, símbolos, sombras, y sacrificios dieron muchos detalles acerca de aquella Persona, acerca de Su obra que ha de hacer.

4. Nótese unos de los títulos:

(1) "Yavé" (hay que recordar que la palabra "Jehová" es una palabra inventada y no tiene base para ser usada). "Yavé" quiere decir: Yo Soy, Salmo 83:18. Aquel título (del hebreo YHWH) es usado con frecuencia con términos que nos dan una revelación clara de Quien es:

A. Yavé Jireh, "que el Señor proveerá", Génesis 22:14.

B. Yavé nissi, "que el Señor es nuestra bandera", Éxodo 17:15.

C. Yavé Shalom, "que el Señor es nuestra paz", Jueces 6:24.

D. Yavé Shammah, "que el Señor está presente", Ezequiel 48:35.

12. E. Yavé Tsebaoth, "que el Señor es el Señor de los ejércitos (huestes, se refiere a batallas o servicio), 1 Sam. 1:3.

F. Yavé Elohim, "que es el Señor es el Señor-Dios del A.T. de la nación de Israel, Génesis 2:4. "Yavé": El que existe en Sí Mismo, el Eterno YO SOY. "Él, Elah, Elohim: sugiere ciertos atributos de la Deidad, como: poder, más bien que Su Ser esencial.

5. Los Nombres dados a Jesús el Cristo honran Sus obras:

(1) "Renuevo justo" (vástago que echa el árbol después de ser cortado o podado), Jeremías 23:5. David es un tipo de Jesucristo.

(2) "Rey de gloria", Salmo 24:7-10.

(3) "Sabiduría", Proverbios 8:1-36.

(4) "Pastor", Isaías 40:11; Jeremías 31:10; Ezequiel 34:11-16; Juan 10:11-16.

(5) "El Siervo", Isaías 42:1.

(6) "La Palabra de Dios", Salmo 33:6, 9; Juan 1; 1, 14.

III. Comentarios sobre Jesucristo el Salvador:

1. Las Escrituras revelan que Jesús es el Cristo (Mesías, prometido) del A.T., Génesis 3:15. La "simiente suya" habla de María, aquella virgen, Gálatas 4:4.

2. Las Escrituras revelan que Jesús fue aquel Niño de nacimiento virginal, Isaías 7.14; Mateo 1:18-25.

3. Las Escrituras revelan que Jesús es el Cristo de conocimiento, Isaías 9:6, 7 "Consejero", véase Rom. 11:33,34.

4. Las Escrituras revelan que Jesús es el Cristo quien vivió una vida santa, separada y pura durante Su estadía sobre esta tierra, Is. 53:5, 6. Él vivió una vida apartada porque es santo, Isa. 1:4; 6:3; 1 Ped. 1:15, 16; Juan 19:4.

5. Las Escrituras revelan que Jesús es el Cristo que merece nuestro amor, lealtad y adoración, Miqueas 5:2; Mateo 22:37; 4:10.

6. Las Escrituras revelan que Jesús es el Cristo que será rechazado por los reprobados, 1 Pedro 2:7.

(1) Fue rechazado por los incrédulos de Su propio pueblo, la nación de Israel.

(2) Fue rechazado por los gentiles reprobados.

(3) Será rechazado por un mundo impío en el futuro, Juan 5:43 (hablando del anticristo).

7. Las Asambleas Bautistas No Conformistas siempre han creyeron y predicaron que Jesucristo es Dios en la carne, y que Su venida a esta tierra fue con el propósito para proveer redención por los elegidos, Juan 1:11, 12.

(1) Creemos en el nacimiento virginal de Jesús el Cristo y que Él vivía sin pecado, Mateo 1:18-20; 2 Corintios 5:21; 1 Pedro 2:22.

(2) Creemos en la Deidad, la Divinidad de Jesús el Cristo, que Él es Dios el Hijo, Juan 10:30; 1:1, 14; 2 Corintios 5:19. (3) Creemos que el sufrimiento y muerte de Jesús el Cristo fue de substitución en lugar de los elegidos, Isaías 53:6; Hebreos 2:9; 1 Pedro 2:24.

(4) Creemos en la resurrección corporal y ascensión de Jesús el Cristo y en una resurrección corporal futura de todos de los redimidos, Mateo 28:1-7; 1 Tes. 4:13-18.

8. Nosotros, los ABNC no podemos comprometer estas creencias.

9. Muchas denominaciones, hechas por hombres, creen algo de estas enseñanzas, pero no en todas. Nosotros, sí, creemos todo que lo que dicen las Escrituras y regocijamos en la obra de redención, Salmo 18:1-3.


Los Bautistas y Las Escrituras, II

LECTURA: Salmo 119:1-24

TEXTOS: Isaías 8:20; Lucas 10:25, 26; Juan 5:39; 2 Timoteo 3:15-17; Hebreos 4:12.

PROPÓSITO: Para mostrar que las Escrituras son tan importante hoy como fueron en los días de los Apóstoles.

I. Debemos guardar la Palabra en nuestros corazones, Salmo 119:11.

1. La Palabra de Dios debe ser aplicada personalmente en la vida de cada creyente. El corazón representa el lugar donde las afecciones por las cosas de valor existen.

2. Una vez que el creyente ha memorizado textos de la Palabra, nadie puede quitarlos.

3. La Palabra guardará al creyente de pecado.

II. Examinado el texto, 2 Pedro 1:15-21.

1. Pedro, bajo la dirección del Espíritu Santo, dijo que Dios ha conservado las Escrituras, 1 Pedro 1:23.

2. Dijo que las Escrituras son las Palabra inspiradas por Dios, 2 Pedro 3:21.

3. Habló de las Escrituras como “... el camino a la verdad...", 2 Pedro 2:2.

4. Él creyó que las Escrituras son un "... santo mandamiento...", 2 Pedro 2:21.

5. La enseñanza de la Palabra debe ser guardada en su memoria, 1 Pedro 1:25.

6. El Salmista experimentó los beneficios de guardar la Palabra en su corazón, Salmo 46:1-7.

7. La enseñanza de la Palabra establecerá doctrina sólida en la vida del creyente, 1 Pedro 1:22; 2 Pedro 3:17, 18.

8. La enseñanza de la Palabra anima al creyente a trabajar por el Señor, 1 Pedro 2:2 (no "para salvación" sino "en salvación").

9. Las enseñanzas de la Palabra deben ser reexaminadas con frecuencia, 1 Pedro 3:15; 2 Pedro 3:1, 2.

III. Comentario sobre esta lección:

1. Aquellos quienes estudian la Palabra encuentran la senda porque andan en la luz de Dios, Isaías 8:20. "...es porque hay luz en ellos...", véase 1 Juan 1:7.

2. A caminar en la luz se comienza conociendo a aquel que es la luz a Jesucristo, Juan 5:39; 8:12.

3. Las Escrituras enseñan al pueblo de Dios a:

(1) Creer

(2) Saber lo que hacer

13. (3) Vivir la vida con consolación

(4) Morir con paz en el corazón.

4. Cada creyente debe tener el deseo de vivir una vida de obediencia a la Palabra, Salmo 119:17, 18; Lucas 10:26.

5. Hay varias razones dadas por las que debemos enseñar y predicar toda de la Palabra:

(1) Porque unos la niegan.

(2) Porque unos la profanan.

(3) Porque unos la descuidan.

(4) Porque unos la disecan (dividir, cortar en pedazos).

(5) Pero otros encuentran deleite en la Palabra.

6. Aquellos que estudian la Palabra la encuentran tan valiosa hoy en día como lo fue a los creyentes en el pasado.

(1) La Palabra es valiosa para traer convencimiento de pecado en la vida.

(2) Es valiosa para recordar al creyente del juicio venidero, el Tribunal de Cristo.

(3) Es valiosa para ayudarle a hacer decisiones propias. El creyente no puede saber que es la voluntad de Dios sin conocer lo que dice la Palabra de Dios.

(4) El plan de Dios por la vida de cada creyente está grabado en la Palabra.

(5) El propósito de Dios por la vida es encontrado en la Palabra. Aquellos que estudian y aprenden las Escrituras son competentes a vivir una vida pía en la cara de tentación.

7. Las Escrituras enseñan al creyente el plan de Dios por las edades, desde el principio, hasta el fin.

(1) Su plan es eterno. Existió ante de la creación de Adán, Hechos 15:18.

(2) Dios nunca está sorprendido con lo que pasa. Su plan es completo, para siempre, perfecto, Efesios 1:3-14.

(3) Su plan es cierto. Él llevará a cabo todos de Sus objetivos. No puede fallar.

(4) El propósito de Dios es para habitar eternamente con todos los redimidos sobre esta tierra renovada en el futuro, Isaías 55:11.

8. Las Escrituras nos enseñan que Dios es fiel:

(1) Para salvar el alma del infierno.

(2) Para perdonar todos nuestros pecados.

(3) Para amar sin reservas.

(4) Para restaurar al caído.

(5) Para guardar todas Sus promesas.

(6) Para honrar Su Palabra.

(7) Para dar consolación.

(8) Para animar.

(9) Para tratar con pecado en la vida del creyente.

(10) Para guiar el creyente en el camino correcto, 1 Corintios 1:9.

(11) Aún cuando nosotros somos infieles, Dios es fiel.

9. Nuestros antepasados tuvieron convicciones poderosas acerca de las Escrituras:

(1) El gran líder cristiano, Clemente de Roma, quien nació en el año 96, escribió: "Hermanos, miren con cuidado en las Escrituras cuales son las pronunciaciones del Espíritu Santo de Dios. Observen que nada injusto, ni de carácter falsificado este escrito en ellas".

(2) Teophilus de Antioquía, nacido en el año 181, escribió: "Las palabras de los profetas del A. T. acuerdan con las palabras de los apóstoles del N.T. porque todas vinieron por la inspiración del Espíritu Santo de Dios".

(3) Clemento de Alejandra, nacido en 195: "Las Escri-turas... ni un punto caerá, todas serán cumplidas por que son las palabras que salieron de la boca de Dios por el Espíritu Santo".

10. Nosotros, hoy en día, las Asambleas Bautistas No Conformistas, creemos que las Escrituras, los 66 Libros, en sus idiomas originales, son la Palabra inspirada, infalible. Que son la regla todo suficiente de nuestra fe y práctica, Salmo 119:160; 2 Timoteo 3:16, 17.

11. Dios ha conservado Su Palabra infalible por cada generación para que Sus seguidores tengan la Verdad para estudiar, creer, y practicar. (Continuará)


Sanidad Divina y los Carismáticos

Desde su principio la doctrina "sanidad divina" ha sido confundida entre tales gente. Siempre ella ha dicho que hay la promesa absoluta que Dios puede sanar. Comen-zando con John Alexander Dowie (1847-1907) . En 1901 fundó la "Ciudad de Zion" en Chicago, EE. UU. donde practicó su arte de "sanidad divina". De aquel movimiento vino la denominación "Asambleas de Dios". Luego Charles Parham (1873-1929) comenzó la Casa de Sanidad Betel, en Topeka, Estado de Kansas, EE. UU. Una mujer, Aimee Semple (1890-1944) enseñó que hay sanidad en el evangelio. Ella fue el principio de las asambleas Cuatro Ángulos: que Jesús es (1) el Salvador; (2) Bautizer del Espíritu Santo; (3) Sanador y (4) Rey venidero. Luego Oral Roberts (1918-2009) enseñó que fue la voluntad de Dios que ningún creyente se enfermo. Después de Roberts vino Kenneth Hagin (1917-2003) enseñó que cada creyente puede tener salud del cuerpo. Luego Kenneth Copeland (todavía vive) dijo que la enfermedad es de Satanás...que hay santidad para cada creyente. Morris Cerullo (todavía vive) dice que el la voluntad de Dios a sanar cada creyente.

Uno no puede encontrar nada en las Escrituras contra médicos o medicina, veas II Crónicas 16:12.

El ministerio de sanidad del Señor Jesús fue único como los apóstoles que Le siguieron. A los apóstoles Jesús dejo el crecimiento de la EKKLESIA que Él fundó y cuando ellos se murieron, sus dones se murieron con ellos. No ha sido apóstoles desde aquel tiempo.

Pero, Dios nos ha dado el método propio a tratar con creyentes, Santiago 5:13-18.

14. 1. Hace caso a los ministros: los ancianos, llamados por el enfermo a la casa del enfermo. Su deber: ungir el enfermo con aceite, escuchar a su confesión de fallas y orar.

2. Hace caso a la enfermedad...algo muy serio...parece que tal enfermo no pudo caminar.

3. Hace caso al llamar, Santiago 5:14. Es el deber del enfermo a llamar a los pastores. No hay ninguna mención den las Escrituras de "campañas de sanidad", demostración público de tales "sanidades", etc.

4. Hace caso el deber de los ancianos, Santiago 5:14. Este no fue un "sacramento" sino el acto de compasión por su parte a un miembro de la asamblea.

5. Hace caso como fue, Santiago 5:14-16.

(1) Primero, el enfermo tuvo que confesar sus fallas, no sus pecados, v. 16. Sus pecados ya son perdonados, pero sus fallas de día tras día no.

(2) Segundo, el enfermo debe ser ungido con aceite en el Nombre del Señor, Santiago 5:14. El aceite en si mismo no sana...es un símbolo del Espíritu Santo.

(3) Tercero, los ancianos, pastores, fueron a orar. El énfasis es puesto en la oración, no en el aceite. Siempre debemos orar que "...la voluntad de Dios sea hecha...".1 Juan 5:14, 15.

Considerar la promesa: No hay promesa de sanidad en cada caso. Véase Timoteo 1 Timoteo 5:23; Trophimus, 2 Timoteo 4:20, Pablo, 2 Corintios 12:7-10. El texto habla de "...salvar el enfermo..." no "sanar el enfermo". Casi todo el mundo tiene una o más enfermedades...es algo muy común, y no hace efecto a la vida espiritual. Pero cuando la espi-ritualidad de uno está "enferma", hay la necesidad de una curación.

Por eso, ninguno de los así llamado "sanadores" pudo ni puede sanar a nadie!!!!!!


¡No Toquéis a mis Ungidos!

Entendiendo desde las Escrituras que significa esta declaración, y con muchos se aprovechan para seguir engañado al pueblo de Dios.

Textos: 2 Timoteo 4:1, 2; 1 Juan 4:1, Efesios 5:11.

Partiendo de ciertos posicionamientos teóricamente bíblicas, y digo así, porque se usan a la libre e internada interpretación de algunos como veremos, hoy en día se ha desarrollado una forma caciquismo espiritual, el cual eleva y mantiene en una posición de intangibilidad a esos que se les ha venido a llamar "NUEVOS UNGIDOS".

En el A. T. los ‘ungidos’ eran de tres clases: profetas, sacerdotes, reyes todos mirando al futuro cuando el Ungido de Dios, Jesús el Mesías vendría.

El mando ´…no tocar a los ungidos…’ aplica a cada creyente, no a unos pocos predicadores!!!!! En esta dispensación de la gracia de Dios, de la EKKLESIA, ya no hay ungidos especiales. ¡Cada creyente es ungido!

Es la tontería de la primera clase a avisar la gente a ‘…no tocar el hermano fulano de tal…” porque el es un UNGIDO de Dios. ¡No es verdad! El es un mentiroso como los demás predicadores carismáticos. (fin)


Redención: rescatar, recobrar una cosa perdida. Liberación de la esclavitud del pecado y goce de una nueva libertad por el sacrificio del Redentor Jesucristo. La muerte de Cristo es el precio del rescate. El vocablo contiene tanto la idea de la liberación como del precio de la misma, es decir el precio del rescate, Romanos 3:24, Gálatas 3:13; Efesios 1:7; 1 Pedro 1:18, 19.

Propiciación (cubrir) Acción que apacigua la ira de Dios, a fin de que Su justicia y santidad sean satisfechas y puede perdonar el pecado. La propiciación no hace mise-ricordioso a Dios; hace posible el perdón divino. Por esto debe proveerse una expiación: en el Antiguo Testamento esa expiación consistía en sacrificios de animales; ahora consiste en la muere de Jesucristo por el pecado del hom-bre. Por medio de la muerte de Jesucristo se hace pro-piciación para el pecado del hombre, Romanos 3:25; 1 Juan 2:2.

Justificación (absolver, rectificar a hacer justa una cosa) Es el acto judicial de Dios mediante el cual, en base a la meritoria obra de Cristo, se justifica el pecador arrepentido, quien recibe la justificación por fe, se ve liberado de la pena y se considera justificado, Los Hechos 13:38, 39;Romanos 3:24-26; 4:5-8.

Gracia: Término empleado por los escritores bíblicos con una amplia gama de significados: encanto, dulzura, hermosura, Salmo 45:2; la actitud de Dios par con los hombres, Tito 2:11, el método de la salvación, Efesios 2:8-10, lo opuesto al legalismo, Gálatas 5:4; en impartimiento del poder y de los dones espirituales, 2 Timoteo 2:1; la liberad que Dios brinda a los hombre, Judas 4.



Esta revista es una obra de amor por parte de J. Alvino Nelson y su esposa Janet. Damos nuestro tiempo sin re-compensa. Se envía gratis por correo postal o por el Inter-net jan23@ox.net Las ediciones anteriores son dispo-nibles at: www.hojasdeoro.com. Gerentes de radio-emisoras, tenemos el programa "Que Creemos" disponible gratis. También el programa "En Contacto" en C.D. mp3. Contamos con los hermanos Gil de Cuba quienes son nuestros correctores de pruebas.

Hojas de Oro

660 South Front, Salina, Kansas 67401 U.S.A.


1