Hojas De Oro

Una Llamada A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

"...que contendáis por la fe..."

Año XXXV, No. 5    MAYO  2005                                                           

 

Índice:

...Curativo Bíblico vs Curativo Moderno

...Señales

...Bosquejos Maestros:

......El Espíritu Santo y Su Ministerio, X

......Los Mensajeros de Dios, XI

...Como Estudiar La Biblia:

......Los Libros Históricos

...Creciendo En La Gracia

......Distintivos Bautistas, XIII

...Apóstoles Modernos

...Cosas Que Usted Debe Saber Acerca De Lenguas Y Sanidades

...El Culto Pentecostés

 

Curativo Bíblico vs Curativo Moderno

      En este estudio mostraré la gran diferencia entre las curaciones hechas en los días de los Apóstoles y las "curaciones" hechas por los así llamados "sanadores" de hoy en día. Aquí usted puede ver que los hombres y mujeres de hoy en día que dicen que ellos pueden "sanar" a los enfermos son deshonestos, mentirosos, engañadores, fraudulentos, impostores, burladores, falsos y hipócritas.

I. Vamos a ver cada una de las curaciones mencionadas en el N. T.

      Jesús sanó a un leproso, Mateo 8:2, le tocó y fue sanado inmediatamente.

      Jesús sanó al siervo del centurión, Mateo 8:8, Lucas 7:9, por mandato, y el siervo fue sanado inmediatamente.

      Jesús sanó a la suegra de Pedro, Mateo 8:15, le tocó y ella fue sanada inmediatamente.

      Jesús sanó a un paralítico, Mateo 9:6 por mandato, y tal persona fue sanada inmediatamente.

      Jesús sanó a la mujer con flujo de sangre, Mateo 9:22, ella Le tocó, y fue sanada inmediatamente.

      Jesús resucitó a una niña muerta, Mateo 9:22, tomó su mano, y ella recibió su vida inmediatamente.

      Jesús sanó a dos ciegos, Mateo 8:29, tocó sus ojos, y los dos recibieron su vista inmediatamente.

      Jesús expulsó a un demonio que había quitado la habilidad de un joven para hablar, Mateo 8:32 por mandato, y el mudo habló inmediatamente.

      Jesús sanó al hombre con la mano seca, Mateo 12:9 por mandato y el hombre fue sanado inmediatamente.

      Jesús sanó una persona ciega y muda por mandato, Mateo 12:22 y él veía y hablaba inmediatamente.

      Jesús sanó a la hija de una extranjera por mandato, Mateo 15:28, y ella fue sanada inmediatamente.

      Jesús sanó a un lunático por mandato, Mateo 17:18, y éste quedó sano inmediatamente.

      Jesús sanó a dos ciegos, Mateo 20:34, tocó sus ojos, y los dos recibieron la vista inmediatamente.

      Jesús echó fuera el demonio del hombre por mandato, Marcos 1:23, y él se quedó sanado inmediatamente.

      Jesús sanó a un sordomudo, Marcos 7:31, le tocó, y el hombre oyó y habló inmediatamente.

      Jesús sanó a un ciego, Marcos 8:22,23, escupió en sus ojos, puso las manos sobre él e inmediatamente él recibió su vista.

      Jesús resucitó a un difunto, Lucas 7:14 por mandato.

      Jesús sanó a aquella mujer que andaba encorvada, Lucas 13:11-13, le tocó y ella se enderezó inmediatamente.

      Jesús sanó a un hombre hidrópico, Lucas 14:3, le tocó y fue sanado inmediatamente.

      Jesús sanó a los diez leprosos, Lucas 17:14 por mandato, y todos quedaron limpios inmediatamente.

      Jesús tocó la oreja del siervo, Lucas 22:51 y fue sanado inmediatamente.

      Jesús sanó a un joven, Juan 4:50-52 y él fue sanado inmediatamente.

      Jesús sanó al paralítico por mandato, Juan 5:8, y él fue sanado inmediatamente.

      Jesús sanó a un ciego del nacimiento, Juan 9:6,7 y recibió su vista inmediatamente.

      Pedro tomó la mano del hombre cojo, Hechos 3:6, 7, y fue sanado inmediatamente.

      Pedro oró sobre una muerta, Hechos 9:40 y ella fue resucitada.

      Pablo mandó y el cojo de nacimiento fue sanado inmediatamente. Hechos 14:10

      Pablo mandó al espíritu malo y él salió inmediatamente de aquella muchacha, Hechos 16:18.

      Dios usó a Pablo para traer sanidad a mucha gente con el uso de paños o delantales, Hechos 19:12.

      Pablo resucitó a Eutico cuando cayó y murió, Hechos 20:10.

      Pablo tocó al padre de Publio, Hechos 28:8, y le sanó.

      Al mismo tiempo Pabló sanó a otros en el mismo lugar, Hechos 28:9.

      Véase la obra de Pedro, Hechos 5:15, 16.

      ¿Qué tenemos? la historia de treinta y tres sanidades.  Once veces el cuerpo fue tocado, dieciséis veces no hubo ningún toque. Nadie, excepto Jesucristo y Pedro y Pablo fueron usados en aquellas curaciones.  Hubo cinco veces que los demonios estaban echando fuera con un mandato sencillo, no con una oración larga.

II. Hechos bíblicos de sanidades.

1.  Las curaciones hechas por Jesucristo fueron en cumplimiento de profecía, Mateo 8:16, 17 (Isaías 53:4,5).  Entendemos que Isaías 53:5 habla de la "enfermedad espiritual".  Véase 1 Pedro 2:24.

2. Al decir que hay curación todavía en la obra de Jesucristo en la cruz, no tiene base bíblica.  Porque esto es verdad:

(1) Una vez salvo, el creyente nunca puede enfermarse, ya que su salud fue comprada con su salvación.

(2) Si fuera posible enfermarse, después de ser salvo, una curación serviría hasta la muerte, y si el creyente tiene salud con su salvación, no debe morir, nunca.

(3) Si el creyente puede ser "sanado" varias veces, es decir que él puede ser "salvo" varias veces.

(4) Si somos "sanados" por la obra de Jesucristo, ¿cómo es posible para uno que ha sido sanado morir?

3. Hay muchos textos en las Escrituras que hablan del hecho de enfermedades en los cuerpos de los creyentes.  Por eso es malo decir que cada enfermedad es causada por pecado o falta de fe.

4. No hay ninguna base bíblica al decir al creyente que él puede reclamar curación, o que la cruz del Señor provee sanidad.

5.  Las curaciones anotadas en las Escrituras, hechas por Jesucristo y Pedro y Pablo, no tuvieron limitaciones.  Ellos sanaron a toda la gente con toda clase de enfermedades.

Mateo 4:23 "...toda enfermedad y toda dolencia..."; véase Mateo 9:35; 10:1; Hechos 5:16.

(1) Pregunto: ¿Ha visto a una persona sanada?  Usted contestará: "Sí, en la tele, en una campaña, en un templo evangélico, hemos visto curaciones".

(2) Pregunto:  ¿Ha conocido a una persona sanada de un hueso roto, una enfermedad abierta, cojos, ciegos, etc. etc.?   Oiga, tengo ochenta años de edad, he estado predicando por más de 55 años, he hablado con miles de personas y ninguna me ha mostrado una sanidad hecha por un hombre, sea Benny Hinn, o cualquier otro.  Pero mientras he visto la obra de Dios para sanar enfermedades.  Toda curación es de Dios.  Ningún médico, ninguna medicina, ningún hombre puede afectar la curación.  Dios usa médicos, y medicina, pero Él es el que sana.

6. Las curaciones hechas por Jesucristo y los apóstoles fueron hechas gratis, Mateo 10:8.  La obra del "sanador" hoy es engañar a la gente, tomar sus ofrendas y vivir una vida lujosa.

7. El propósito de las curaciones hechas por Jesucristo y los apóstoles fue para llamar la atención a la gente de su necesidad de ser salva su alma del infierno, Hechos 3:7-9; 4:4.

8.  En todos de los casos de sanidades en las Escrituras, no hay ninguna mención de creyentes siendo sanados.  Mucha gente fue salva después de ser sanado, pero la curación fue una señal para los incrédulos.

9. No hay ninguna evidencia de que hubiera un fracaso en las sanidades por parte del Señor y los apóstoles.   ¡No es así hoy en día!

10. Pero las Escrituras nos muestran que hubo varios creyentes enfermos que no fueron sanados por el Apóstol Pablo:

(1) Epafrodito, Filipenses 2:25-27.

(2) Timoteo, 1 Timoteo 5:23.

(3) Trófimo, 2 Timoteo 4:20.

(4) El mismo apóstol Pablo, 2 Corintios 12:9.

  A. Con estos textos podemos ver que no es siempre la voluntad de Dios sanar, que hay propósito en las enfermedades.

11. En ninguno de los casos de sanidad, no hubo un anuncio de que habría "Culto de Sanidad".  Todas las curaciones tuvieron lugar donde estaba el enfermo. 

12. No hay mención de que ninguna de las curaciones tuviera lugar en una "iglesia", es decir en un aula de reunión de los creyentes.

13. No hay mención de que un enfermo rechazara el toque de sanidad.  Hoy, en las campañas de sanidades, hay que pasar "una prueba" antes a ser recibido en la fila.  (No huesos rotos, ni ciegos, ni sordos, ni paralíticos, ¡POR FAVOR!)  ¡Debe ser algo "invisible"!  ¡Oh, que decepción!

14. Nadie fue reprendido por no tener bastante fe para no ser sanado.  Hoy si uno no es "sanado" en una campaña de "sanidad" la culpa fue la falta de fe de parte del enfermo.

15. El acto de curación no fue usado como un "evento", un "espectáculo" para traer mucha gente a un culto.

16. No hay mención del enfermo, después de ser sanado de caerse para atrás.

17. No hay mención de ningún acto de curación después de la muerte de los apóstoles.   No se mencionan "sanidades" hasta el Libro de Santiago.

18. No hay mención de los discípulos de Pablo practicando la sanidad.

19.  Lucas fue un médico y no hay mención de que él sanó a nadie.

20. No hay mención en las Escrituras de que "todo el mundo puede ser sanado"

21. No hay mención en las Escrituras si un creyente está enfermo que él está fuera de la voluntad de Dios.

22. No hay mención en las Escrituras de que el "don de sanidad" es para ser deseado.

23. No hay mención en las Escrituras de que una mujer sanara a otra persona.

24. Los hombres que Dios usó para sanar fueron personas pías, controladas por el Espíritu Santo, separados del mundo, dedicados a Dios, humildes, pobres, 2 Timoteo 2:19-21

III. Pero usted dice:  Hermano: ¿qué dice Marcos 16:17, 18?  Bien.  Voy a tratar con estos textos.  Usted tiene que entender que estos versículos 9-20 no son confiables (véase el artículo sobre esto en la edición de marzo, página 9)

1. Estos versículos no tienen nada en común con ningún otro texto en el Nuevo Testamento.  ¡Son textos aislados, distintos, raros, y dudosos!  Estos versículos no se mencionan en Mateo, Lucas, ni Juan, ni en ninguna otra parte del N.T. Ya que son textos dudosos, no es sabio  "construir" doctrina sobre ellos.

2. El movimiento del "Pentecostés"  se basa en estos textos dudosos, y estos textos no fueron usados en ningunas de las asambleas cristianas hasta el principio del Siglo XX.  Al quitar estos versículos de su doctrina, los Pentecostés tienen que cerrar su taller, porque su doctrina entera se basa sobre textos dudosos.

3. "...y estas señales seguirán a los que creen..."  Si vamos a tomar este texto como auténtico, luego, ya que yo soy creyente, yo puedo:

(1) Echar fuera demonios.  Hay mucha gente en el mundo que son poseídas con "espíritus inmundos".  Si usted, amigo Pentecostés, tiene tal "don", ¿por qué no está visitando los asilos de los enfermos mentales y  librándolos de tal aflicción?

(2) Hablar nuevas lenguas.  Cada misionera Pentecostés que encontré en el campo misionero admitió que tuvo que ir a una escuela de idiomas para aprender el Español.

(3) Tomarán en las manos serpientes...  Usted nunca ha visto a Benny Hinn, o a los otros "sanadores" tratando con serpientes venenosas.  Y usted, ¿Está listo para mostrar su fe en este texto dudoso a tratar con tales cosas?  ¡Ven! ¡Muéstrame su fe! 

(4) Sanar a los enfermos.  En su propia familia hay enfermos.  En la casa de su vecino hay.  En todas partes hay enfermos.  ¿Es la voluntad de Dios que todo el mundo tenga salud perfecta?  ¡Claro que no!  ¿Porque estos "sanadores" famosos no visitan los hospitales y vacían los cuartos?

  A. ¿Sabe por qué no hacen estas cuatro cosas? ¡Porque no es el plan de Dios!

  B. ¿Cuál es el plan de Dios?  Mateo 28:18-20.

4. Es peligroso buscar "señales" hoy en día porque Satanás puede producir "señales" y puede duplicar los milagros de Dios, véase Marcos 8:12; 13:21-23; Lucas 11:29; 2 Corintios 11:13-15; 2 Tesalonicenses 2:9, Apocalipsis 112:13, 14

IV. Hay solamente una instrucción dada en el N.T. para tratar con los enfermos creyentes de una asamblea, Santiago 5:14-16. Estos versículos no tienen nada que ver con un incrédulo.  Las instrucciones son claras:

1. Debe ser miembro de la asamblea, un creyente, "...entre vosotros..."

2. Tal enfermo tiene que llamar a los ancianos, pastores, obispos de la asamblea a su propia casa.

3. Los ancianos, pastores, u obispos tiene que orar por el enfermo, y siendo que en aquel día el aceite era la medicina usada, al untarle (hoy vamos a usar un antibiótico).

4. Esto debe ser hecho "en el Nombre del Señor"

5. La oración "de fe" (¿De parte de quién: el enfermo o los ancianos?) salvará (sanará) al enfermo.

6.  El enfermo tiene que confesar a los ancianos su pecado, pidiendo que Dios le perdone.  La parte del anciano es escuchar tal confesión y dar seguridad de que Dios perdona el creyente cuando confiesa sus pecados.

7. Luego el texto 16 da instrucción al creyente de cómo tener buena salud:

(1) Confesando sus pecados a otros, orando por otros.  Esto no se practica hoy en día.

Conclusión:  Muchos de los Pentecostés serán insultados con esta lección bíblica, pero si son honestos examinarán este estudio y las muchas doctrinas erróneas de tal movimiento y saldrán de ello.  (Algunas citas de este estudio fueron tomadas de una obra hecha por Stacy Shiflett)  (fin)

 

Señales

TEXTO: Efesios 4:11-16

INTRO: Es importante entender que hay una división muy grande entre creyentes sobre este tema.  Cada "división" es pecado, véase 1 Corintios 1:10; 3:3; 11:18; Romanos 16:17; Proverbios 6:16-19.

     La palabra "señal" en el griego es SEMEION y es usada muchas veces en el N.T.  Su significado es: "un milagro para confirmar la fe"

     Los Pentecostés y los carismáticos ponen mucho énfasis en Marcos 16:17,18 lo cual es un texto dudoso, que no está en armonía con ningún otro texto en el N.T.

     Por su inhabilidad al dividir la Palabra de verdad, 2 Timoteo 2:15, operan bajo una suposición falsa de que estas señales todavía están en efecto hoy en día.

     Hay que recordar que el anticristo usará "señales y prodigios mentirosos", 2 Tesalonicenses 2:8, 9.

     No hay un lugar en el N.T. donde Dios mande al creyente a "hablar en lenguas"

     Usan esto versículo, Marcos 16:17, 18, entre otros, como base para "hablar en lenguas".  ¿Qué dicen las Escrituras de esto?

I. Hay tres interpretaciones de "lenguas" entre cristianos hoy en día:

(1) Lo que fue un "don de señal", fue usado entre los apóstoles y ya no sirve. 

(2) Lo que fue un "don de señal" y todavía debe ser usado hoy en día.  Pero los que lo practican no siguen la guía dada por Pablo en 1 Corintios 14.

(3) Lo que es un "don" dado a todos creyentes hasta hoy en día.

II. Pero: ¿Qué dicen las Escrituras?  Hay poca mención del "don de lenguas" en el N.T.

1. Aquel "don" apareció en el día del festival de los judíos, Hechos 2:1-13 y solamente los once apóstoles hablaron, Hechos 1:20 hasta 2:4, no la multitud.

2.  La segunda vez fue en la casa de Cornelio, Hechos 10:44-46 y los que oían el discurso hablaban en "lenguas".

3  La tercer vez en Hechos 19:1-7 con los que habían oído a Juan el Sumergidor hablar acerca del Mesías, pero no habían sido convertidos y cuando habían recibido a Jesucristo como su Salvador, aquellos hombres hablaron en "lenguas".

4. La cuarta vez, con desorden en la asamblea en Corintos, 1 Corintios 12.

III. Vamos a tratar con los primeros tres, porque hubo pura confusión en la asamblea de Corinto.

1. Cada vez fue una lengua entendida,  no algarabía.

2. Había judíos presentes cada vez.

3. Uno o más  apóstoles estaban cada vez.

4. Nadie pidió "hablar en lenguas", les fue dado.

5. No tuvieron que "aprender" como hacerlo.

6. No hay información que diga que hablaron otra vez en "lenguas" después.

7. Ellos no salieron orgullosos diciendo "Ya yo hablé en lenguas".

8. El propósito siempre fue para el beneficio de otros, no para sí mismos.

IV.  Encontramos el primer caso de "lenguas" en Hechos dos.  En el estudio bíblico (hermenéutica)  siempre tenemos que usar la ley de la primera mención, es decir la primer vez que un sujeto se menciona, allá tenemos la llave de las significaciones después.

1. ¿Quién habló en "lenguas"? Los once apóstoles. No la congregación.

2. ¿Cuál fue el propósito al usar "lenguas"?  Para que los extranjeros pudieran entender las Buenas Nuevas  en su propia lengua.

3. ¿Cuál fue el resultado?  Almas salvas.

V.  Los Pentecostés y los carismáticos son "selectivos" en el uso de Marcos 16:17, 18.

1. No están echando fuera demonios. Si tienen este poder ellos podrían irse a los asilos para los enfermos mentales y librarlos a todos.

2. No están tratando con serpientes.

3. No están bebiendo cosa mortífera.

(1) Dicen que pueden "sanar" a los enfermos, pero las curaciones siempre son cosas ocultas, nunca sanan huesos rotos, ceguera, lisiados, etc.  Nunca entran en un hospital o clínica, pasando cama por cama y curando a los enfermos.

(2) Pero, ¿Dios no puede sanar?  Dios si, pero ningún hombre puede sanar a nadie.  Ningún médico.  Dios usa el tratamiento dado por el médico y la medicina, pero Él es que hace la curación.

(3) Pero "he oído de tal y tal siendo sanado".  Sí, hay muchas mentiras de "curaciones"  pero no hay evidencia médica, que es la verdad.

VI. ¿Son los dones de señal para hoy en día?  No, una vez que las asambleas tuvieron todo el Nuevo Testamento, aquellas señales cesaron, 1 Corintios 13:8-10.

VII. Orando en "lenguas"

1. Somos mandados a orar en el Espíritu, no en "lenguas", Efesios 6:18, Judas 12:10.

2. No todo el mundo tenía el don de "lenguas", 1 Corintios 12:10, 30.

3. Nuestras peticiones deben ser entendidas, 1 Corintios 14:14-17.

4. No hay mención de orar en una "lengua celestial".  En 1 Corintios 13:1 Pablo habló en términos hipotéticos (suposición imaginada, sin pruebas). Los ángeles no tienen "lengua propia".  Cuando aparecieron en las Escrituras, hablaban la lengua de la persona. (Adaptado de un artículo escrito por Stacey Shiflett)

 

Bosquejos Maestros, X

TEMA:  El Espíritu Santo Y Su Ministerio

INTRO:  Los creyentes en Jesucristo tienen muchos y grandes privilegios como hijos de Dios por la obra del Espíritu Santo y lo que Él puede hacer en sus vidas.  Él es Dios y Su deidad está declarada en las Escrituras:

(1) Por Pedro, Hechos 5:1-4.

(2) Por Pablo, 1 Corintios 3:16; 6:19, 20.

(3) Por los mismos atributos dados al Padre y al Hijo:               A. Omnipresencia, Salmo 139:9, 10.

B. Omnipotencia, Lucas 1:35.

C. Omnisciencia, 1 Corintios 2:10, 11.       

      Sí, el Espíritu Santo es Dios y cada creyente debe desear todo lo que Él tiene para él.

      Este estudio le ayudará a reconocer la gran necesidad de tener al Espíritu Santo en su vida, Juan 16:13, 14.  Él vino a glorificar a Jesucristo y mora en cada creyente.

      Él quiere tener el control de su vida, y si no lo tiene es porque Él ha sido contristado, Efesios 4:30.

      Él está contristado cuando hay pecado en nuestras vidas.  Por eso, cada creyente debe poner al lado su viejo estilo de vida, el día que recibe a Jesucristo como su Salvador, Juan 3:6; Efesios 4:22-32.   

Ud. debe examinar su corazón y si encuentra tales pecados en su vida, hay que seguir la instrucción dada en 1 Juan 1:9.

I. El ministerio del Espíritu Santo antes del día festivo de los judíos, Jueces 14:5, 6.

1. Sansón fue una persona inexplicable.  Antes de su nacimiento fue escogido por Dios para ser un "nazareo a Dios" ("nazareo", palabra hebrea que quiere decir "separar", Números 6:1-8), Jueces 13:5, una persona puesta al lado del mundo y dedicada a Dios.  En el caso de Sansón su separación fue para toda su vida.

(1) Fallando al vivir una vida separada, Sansón confió en Dalila y reveló su secreto a ella, Jueces 16:16, 17.  Ahora véase el v. 20.  Cuando el Espíritu Santo salió de Sansón, él perdió su poder.  Pero vamos a ver que pasó en Jueces 16:28-30.

2. Durante el período del A. T. El Espíritu Santo vino sobre los siervos de Dios, pero cuando fueron desobedientes, Él salió, 1 Samuel 10:6-10, y luego 16:14.

3. Cuando David se arrepintió de su pecado, sabiendo que el Espíritu Santo había abandonado a Saúl, David oró, Salmo 51:11.

4. El Espíritu Santo llenó a unas personas para obras especiales, Éxodo 31:1-11.

II. El ministerio del Espíritu Santo en aquel día de fiesta y después, Hechos 2:1-21.  Cuando Él vino aquel día (Pentecostés = quincuagésimo, día festivo de los judíos para celebrar los cincuenta días después del "paso por encima") hubo ciertas manifestaciones sobrenaturales, que marcaron el principio del Espíritu Santo en las vidas de los creyentes.  La asamblea existía, pero sin poder.

1. Vino un ruido, v. 2.  Aquel ruido llamó la atención a la mucha gente que visitaba la ciudad, y por curiosidad llegaron a la calle enfrente de la casa donde los discípulos estaban.

2. Luego hubo "...lenguas repartidas, como de fuego..." sobre los once discípulos (Hechos 1:26).  Aquel "fuego" los limpió para un servicio santo, v. 3.

3. Los once discípulos fueron "llenos" (controlados) por el Espíritu Santo, y tuvieron la capacitación para predicar las Buenas Nuevas a los visitantes en sus propias lenguas, v. 4.  No hay evidencia de que los 120 de (Hechos 1:15) fueran incluidos.

III. El ministerio del Espíritu Santo como Evangelista, Hechos 5:29-32.

1. Inmediatamente vino persecución contra los creyentes, por parte de los judíos.  Los apóstoles fueron arrestados y llevados al Sanedrín (concilio), el tribunal más alto de los judíos.

2. Pedro fue el vocero, 5:29-32.  En unas palabras él dijo: "Somos testigos de la crucifixión, la sepultura y la resurrección del Mesías y tenemos que predicar esta verdad", véase Romanos 10:14-17.  Encontramos cuatro preguntas:

(1) ¿Cómo invocarán a Aquel en el cual no han creído?

(2) ¿Cómo creerán en Aquel de quien no han oído?

(3) ¿Cómo oirán sin haber quien les predique?

(4) ¿Cómo predicarán, si no fueren enviados?

  A. El Espíritu Santo vino aquel día a sumergir a aquellos creyentes en Su poder, para darles el poder de testificar a todo el mundo, Lucas 24:49.

  B. Antes de Su muerte, el Señor instruyó a Sus discípulos, Mateo 9:38.

  C. Tal petición fue contestada en aquel día festivo, y por casi 2,000 años las Buenas Nuevas son anunciadas en casi todas las partes del mundo por evangelistas facultados por el poder del Espíritu Santo.

IV. El ministerio del Espíritu Santo como Ayudante, Juan 14:15-17.  El griego es PARAKLETOS = uno llamado a su lado.  Durante Su ministerio terrenal Jesucristo fue el "Ayudante".  Ahora Él prometió otro "Ayudante" en Su ausencia.

1. La promesa: "...para que esté con vosotros para siempre", v. 16b.  No como Su obra en los días del A.T. al entrar y salir de las personas.

2. El propósito:"...Él os enseñará todas las cosas...", Juan 14:26.

3. Su obra: "...Él dará testimonio  de Mí...", Juan 15:26.

(1) Su obra se detalla en Juan 16:7-15:

V. El ministerio del Espíritu Santo: el Dador de dones espirituales, 1 Corintios 12:1-31. Podemos ver el Santo Trino obrando desde Génesis al fin de Apocalipsis.  Por eso no es sorpresa encontrar al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo obrando en armonía en la EKKLESÍA.

1. Pablo nos explicó como es la obra del Trino Santo en cada asamblea del Señor Jesucristo:

(1) Dios el Espíritu Santo, 1 Corintios 12:4.

  A. El creyente está instruido para procurar los "dones mejores", 1 Corintios 12:31, especialmente el don de la profecía (predicación), 1 Corintios 14:1-14.

  B. El Espíritu Santo concede dones a cada uno "...como Él quiere...", 1 Corintios 12:11.

(2) Dios el Hijo, Jesucristo, 1 Corintios 12:5. "...y el Señor, es el mismo...".

  A. Hay varios ministerios en cada asamblea y bajo Jesucristo, quien es la Cabeza de cada asamblea, Colosenses 1:18, 19. El Espíritu Santo concede los dones,

(3) Dios el Padre, 1 Corintios 12:6.  En unión con el Hijo y el Espíritu Santo, Dios concede a aquellos a quienes han sido dados dones, el poder para  usarlos para la honra y la gloria del Trino divino.

2. Pablo mencionó nueve dones en 1 Corintios 12:8-10:

(1) La "palabra de sabiduría", 8a.  Esta es la habilidad de entender las Escrituras, entender la voluntad de Dios y como aplicarlos, Proverbios 4:5-7.

(2) La "palabra de ciencia" (conocimiento, comprensión), 8b.  Antes de la terminación del N.T. Dios reveló a personas Su Palabra y con aquella revelación ellos tuvieron la capacidad para predicar el mensaje de Dios.

(3) "Fe", 9a.  No la "fe" de salvación, sino la "fe" que cada creyente posee, Mateo 17:20.

(4) "Sanidad", 9b.  Este fue un don "provisional" usado por Jesucristo, Mateo 8:16, 17; y dado a los apóstoles, Mateo 10:1 (toda enfermedad... no algunas seleccionadas); los setenta, Lucas 10:1, 9;  y algunos asociados con los apóstoles, Hechos 8:5-7.

  A. Aunque hoy no tenemos el don de sanidad, Dios nos  da instrucción sobre como tratar con los enfermos, Santiago. 5:13-16.

  B. La curación física era cosa rara en el A.T. y solamente durante la vida terrenal de Jesucristo y Sus apóstoles fue practicada, y con el propósito de probar que Jesucristo era el Mesías prometido.

  C. Nótese muy bien que aquel "don" no fue usado para restaurar la salud de Pablo, 2 Corintios 12:7-9; Epaphroditus, Fil. 2:25-27; Timoteo, 1 Timoteo 5:23; Trophimus, 2 Timoteo 4:20.   

D. Pablo no usó corrientemente aquel don, pero en Malta, sí lo usó para autenticar su posición como varón del Dios de la creación, Hechos 28:1-6.

(5) Milagros, 1 Corintios 12:10a.  Este don provisional fue usado en hechos divinos contra la naturaleza, para mostrar el poder de Dios, Juan 2:11; Hechos 2:22.  Ningún apóstol hizo tales milagros (cambiando agua a jugo de uva; creó pan en abundancia, andando sobre el agua con Pedro, ni ascendió al Tercer Cielo.  Pero los apóstoles tuvieron "poder", Lucas 9:1, 2; 10:1, 9, 17-19; Hechos 6:8; 8:7; 13:6-12; 19:11,12.  Cuando murieron, aquel "poder" terminó... no era necesario porque ya tenemos toda de la revelación de Dios, y no necesitamos "milagros" para probar que hay un Dios.  Ahora es asunto de fe, no de vista.

(6) Profecía, 1 Corintios 12:10b. PROPHETEIA = afirmación, aserción, predicación.  No PROPHETIKOS = que pertenece a un profeta, predecir, preanunciar.  Aquí la palabra quiere decir: hablando o proclamando.

  A. Una vez que los Libros del N.T. fueron completados, no ha habido ninguna "PROPHETIKOS" (para revelar la voluntad de Dios) ya que tenemos toda la revelación de Dios en los 66 Libros.

  B. Esta PROPHETEIA es la proclamación, la predicación de lo que ya Dios nos ha dado.

  C. La superioridad de la predicación sobre los otros dones es el tema de 1 Corintios 14.

(7) Discernimiento de espíritus, 1 Corintios 12:10c

  A. Satanás es el gran engañador, Juan 8:44, y sus muchos demonios falsifican el mensaje y la obra de Dios por los predicadores falsos, y denominaciones infieles a la Palabra de Dios, etc.

  B. El creyente, con el don de discernimiento, tiene la capacidad para reconocer a los "espíritus falsos", e identificar toda doctrina falsa, Hechos 17:11; 1 Juan 4:1.

  C. Pablo ilustró aquel don en Hechos 16:16-18.

  D. Pedro lo usó en Hechos 5:3.

  E. Cuando aquel don no fue usado en la asamblea de Corinto, ocurrieron graves distorsiones.

  F. Hoy, es de tanta importancia que Ud., hermano predicador, y los miembros de la asamblea donde Ud. es el pastor, conocer las Escrituras, y saber como usarlas para evitar falsa doctrina.

(8) Diversos géneros de lenguas y su interpretación, 1 Corintios 12:10d.

  A. En el tiempo de este escrito de Pablo, el N.T. todavía no estaba completo.  Dios todavía estaba dando revelaciones a Su pueblo, pero con una regla:  el que habló tuvo que tener otra persona para interpretar.  Ya que tenemos ahora toda la revelación de Dios, no hay necesidad de este "don".

3. Hermanos, hay que recordar:

(1) Que los "dones" fueron regalos del Espíritu Santo.  El creyente no debe pedir por un regalo, 1 Corintios 12:11.

(2) Aquellos "dones" no fueron dados a todos los creyentes, 1 Corintios 12:29, 30.

(3) ¿Están estos dones disponibles hoy?  Bueno, siendo Dios soberano Él puede hacer cualquier cosa, Salmo 135:6.  Si hay una necesidad, por supuesto Dios puede darlos.

CONCLUSIÓN:  No debe olvidar 1Corintios 12:31 y el capítulo 13.

 

Bosquejos Maestros, XI

TEMA: Los Mensajeros de Dios

INTRO: La palabra hebrea MALAK (no traducida sino escrita: "ángel" en el A.T.) quiere decir: mensajero, uno que lleva un mensaje.  En el N.T. el griego es AGGELOS y los traductores lo escribieron: ángel = uno que trae noticias; mensajero.

I. En primer lugar veremos que nosotros, los seres humanos, no somos superiores a los mensajeros, Salmo. 8:4, 5.

1. Los mensajeros son mayores en poder y fuerza que el hombre, 2 Pedro 2:11.

2. Son superiores en sabiduría y conocimiento, 2 Samuel 14:20.

3. Su conocimiento de eventos futuros, con frecuencia, excede lo que alcanza el hombre, Apocalipsis 21:9-27.

II. Los mensajeros son superiores al hombre en su estado caído, pero no son, en ninguna manera, igual al Dios Hombre, Jesucristo, Hebreos 1:4-14.  Sí, Jesucristo es mejor en:

1. Nombre, Apocalipsis 19:16;  Hebreos 1:4.

2. Su relación con Dios el Padre, Hebreos 1:5.

3. Orden, Hebreos 1:6.

4. Posición.  Los mensajeros son criaturas creadas, pero Jesucristo es el Dios Eterno, Hebreos 1:8.

III. Un estudio y entendimiento de la doctrina de los mensajeros de Dios le da fuerza en su vida espiritual.  Son prominentes en 59 de los Libros de la Biblia.  Un discernimiento de los mensajeros, de Satanás, y de los demonios (mensajeros caídos) le equipará con poder y conocimiento, para salir adelante contra los muchos problemas personales en la vida cristiana.

1. Su identidad, Colosenses 1:16.  Son seres espirituales creados con cuerpos espirituales, Hebreos 1:7.

(1) Son hechos superiores al hombre, Salmo 8:3-5, pero en la eternidad, el hombre será exaltado sobre los mensajeros, porque el creyente es un "coheredero" con Jesucristo, Romanos 8:17.

(2) Un día el creyente juzgará a los mensajeros, 1 Cor. 6:3.

(3) Los mensajeros son una parte de las cosas creadas por Jesucristo y por eso están sujetos a Él, 1 Pedro 3:22.

(4) Los mensajeros ministran a Jesucristo y a los creyentes, Mateo 4:11; Salmo 103:19-22.

(5) Son parte del mundo invisible espiritual y perdurarán eternamente, 2 Corintios 4:18.

2. Su género y orden, Hebreos 12:22.  Son innumerables.  Todos eran creados como seres espirituales, santos, inteligentes y poderosos.  Hay tres mensajeros cuyos nombres  son mencionados:

(1) Miguel (quien como Dios), un ARCHAGGELOS, de ARCHO = un ser primero en orden o poder, 1 Tes. 4:16; Judas 9.  Véase Daniel 10:13, 21; 12:1; Apo. 12:7.  Miguel es un "general de guerra" y tiene relación con la nación de Israel.

(2) Gabriel (varón de Dios), un mensajero especial, se menciona tres veces:

  A.  Dios entregó mensajes a Daniel en relación con Israel, para cuando la Gran Tribulación, Daniel 8:15-27.

  B. Gabriel anunció el nacimiento de Juan el Sumergista, Lucas 1:8-19.

  C. Anunció a María que ella había de ser la madre del Mesías, Lucas 1:26-38.

(3) "Lucero". En el hebreo la palabra es HELEL = estrella de la mañana y debe traducirse como "el brillante".  En Isaías 14:12 aquel título es dado al Rey de Babilonia, un representante de Satanás.

  A. Estamos hablando de Satanás (adversario), un mensajero creado perfecto y poderoso, al que fue dado un lugar de prominencia en el reino de Dios, una posición más alta que los otros...pero... cayó, y perdió aquella exaltada posición.

3. Hay otras dos clases de mensajeros mencionados:

(1) Serafines (abrasadores), Isaías 6:1-6.  En muchas maneras los serafines se hallan en contraste con los querubines, aunque ambos expresan la "Santidad Divina", la cual exige que el pecador  tenga acceso a la divina presencia, solamente por medio de un sacrificio que vindique la justicia de Dios.

(2) Querubines (acercarse), Génesis 3:24.  Fueron puestos en el Jardín para guardar el Árbol de la Vida.  Ellos están cerca del Trono de Dios para cubrirlo y protegerlo, Ezequiel 28:14.  Véase Éxodo 25:17-22.

4. La naturaleza de los mensajeros, Salmo 103:19-21.

(1) Son seres espirituales creados.  No terminan su vida y tienen la habilidad para reproducirse, Mateo 22:30.

(2) Es su naturaleza:

  A. Bendecir a Yahvé y servirle en obediencia, Salmo 103:20.

  B. Adorarle y alabarle, Salmo 148:1-6.

  C. Ser superiores en su inteligencia, 2 Sam. 14:20.

  D. Pronunciar los juicios de Dios:

    (A) Sobre ejércitos, Isaías 37:33-36.

    (B) Ciudades, Génesis 19:1-24.

    (C) Individuos, Hechos 12:22, 23.

    (D) Para guardar y guiar a la nación de Israel, Éxodo 23:20-23.  Aquel mensajero había sido:

      a. Jesucristo, un Mensajero de Yahvé, Gén. 22:11,12.

      b. Miguel, Daniel 12:1.

5. Su ministerio en el Tercer Cielo y aquí sobre la tierra, Apocalipsis 5:11-14.

(1) Su ministerio en el Tercer Cielo, Apo. 5:11.

  A. Los "seres vivientes" son los querubines de Ezequiel 1:4-12.

  B. Su número, Apocalipsis 5:11b.  Véase Isaías 6:1-4; Hebreos 1:6.  Fueron creados para adorar , alabar y servir a Dios, Padre, Hijo, y Espíritu Santo.

(2) Su ministerio sobre la tierra, Hebreos 1:13, 14.

  A. Ministros de todos los creyentes, Heb. 13:2b.  Véase Génesis 18:1-33; 19:1-29.

  (A) En Génesis 18:1 leemos: "..Apareció Yahvé...".  una teofanía, aparición o manifestación de Dios en forma humana.

  B. Asisten a los siervos del Señor, Hechos 8:26-40; 10:1-48; 12:1-19; 27:21-25.

6. La parte de los mensajeros en la Segunda Venida de Jesucristo, Marco 13:26, 27.

(1) Ellos tuvieron parte en la vida y el ministerio de Jesucristo:

  A.  Fueron creados por Él, Colosenses 1:16.

  B.  Creados para adorarle, Hebreos 1:6.

  C. Creados para servirle, Mateo 4:11.

  D. Creados para batallar para Él, Apoc. 12:7.

(2) El mensajero Gabriel fue enviado a:

  A. Zacarías para anunciar el nacimiento de Juan el Sumergista, Lucas 1:13.

  B. A María, Lucas 1:26-28.

(3) Los mensajeros quitaron la piedra, Mateo 28:1-8.

(4) Anunciarán el regreso del Señor, Hechos 1:10, 11.

(5) Tendrán parte en la Segunda venida, la cual será en dos etapas:

  A. En el aire POR los redimidos, 1 Tes. 4:13-18.

  B. Después de siete años  CON los redimidos, Marcos 13:26, 27; Apocalipsis 19:11-16.  (Estos estudios continuarán)

 

Como Estudiar La Biblia

TEMA: Los Libros Históricos, Josué--Ester

I. Su naturaleza.  Uno se pregunta a veces si estos libros deberían llamarse "históricos".  En realidad, los judíos sabían poco de historia y no les preocupaba ni entendían esta palabra.  Los mismos judíos no tenían nombre para ella.  Para los hebreos, estos libros eran conocidos como "proféticos" y, en consecuencia, eran clasificados entre los "Profetas anteriores".  Este hecho, creemos, debería ser conocido, porque ayuda mucho a la comprensión de su contenido, porque han de estudiarse, no ya como historia, sino como escritos proféticos y sagrados.  Si hay historia en ellos, como ciertamente la hay, entonces deben ser vistos como historia con miras a un propósito religioso definido.

      El autor de los "Jueces" los consideraba así, ver Jueces 2:6 hasta 3:6.  Es historia con un propósito teológico.  Es indudable, por esta razón, que no se nos presenta en estos libros una historia completa, sino que sólo unos pocos personajes, como Saúl, David y Salomón, son los que se tratan con algún detalle.  Incluso los reyes mencionados son presentados mostrándonos la condición de la religión de aquel tiempo.  Es por esta razón que algunos de los reinos de los reyes más importantes de Israel, como Jeroboam, que reinó treinta y ocho años, recibe sólo una mención de unos pocos versículos.  Los Libros de los Reyes son realmente la historia de la nación desde el punto de vista profética, mientras que Crónicas nos presenta el punto de vista sacerdotal, pero ambos religiosos.  Los libros históricos nos muestran la experiencia religiosa externa de Israel, tal como los libros poéticos su experiencia religiosa interna.

      A medida que la historia de Israel se despliega delante de nosotros en estos libros, vemos una gran lección que circula por todos ellos, a saber, que ni para los hombres ni para las naciones hay verdadera vida aparte de Dios.  La historia de Israel se presenta aquí verdaderamente como la de un "hijo pródigo", castigado terriblemente, pero perdonado gratuitamente y restaurado..

      La historia de Israel nos presenta a cuatro grandes héroes: Moisés, que dio libertad y leyes a Israel; Samuel que les dio orden y unidad; David les dio su poesía y poder; Esdras le dio una literatura coleccionada y una educación religiosa.

II.  Su paternidad.  Hablando de modo general, la paternidad es desconocida.  Si el conocer el autor fuera considerado como una necesidad absoluta de inspiración, entonces estos libros son difíciles que pudieran considerarse como inspirados.  Pero no puede haber duda razonable de que estos libros son de modo real y verdadero la misma Palabra de Dios.  Hemos de recordar siempre que es sobre estos escritos sagrados, más que sobre los escritores sagrados, que las Escrituras ponen el énfasis sobre la inspiración, véase 2 Timoteo 3:16.

      Los libros históricos no tienen títulos como los tienen muchos de los otros libros de la Biblia.  Nehemías puede considerarse como una excepción, porque parece haber sido escrito por él mismo.

III. Su orden y disposición.  Hay tres grupos de libros aquí:

1. Josué, Jueces, 1° y 2° Samuel; 1° y 2° Reyes: agrupados porque se asocian con Israel cuando estaba dentro de la tierra de promisión.

2. 1° y 2° Crónicas y Esdras: agrupados porque se refieren a los cautivos que regresaron.

3. Nehemías y Ester: agrupados porque se refieren a los cautivos que no regresaron: Nehemías, a los que no regresaron pero lamentaban el exilio; Ester, a los que no regresaron y muestran indiferencia respecto a ello, estando perfectamente satisfechos en su condición de exilio.  Es posible que sea por esta razón que el Nombre de Dios no se halla en Ester, porque Dios no quiso asociar Su Nombre con un pueblo que era indiferente a Su causa. (Estos estudios continuarán)

 

 

Creciendo En La Gracia

TEMA: Distintivos Bautistas, XIII

INTRO:  En esta lección presentaremos las verdades bíblicas que distinguen de otros grupos a aquellos que "creen en la Biblia".  A través de los años, estas verdades se han llamado Distintivos Bautistas porque históricamente son las verdades basadas en las Escrituras que han creído los fieles seguidores de Jesucristo desde Su ministerio aquí sobre la tierra.  Tratan con cuestiones específicas de doctrina y de política de la asamblea.  Todas ellas son principios escriturales. 

      Aunque muchos otros grupos sostienen algunas de estas doctrinas, solamente aquellos de persuasión "bautista" sostienen todos ellos.  No estoy afirmando que los "bautistas" son los únicos que tienen toda la verdad; pero sí creo que una asamblea que sostiene la posición bautista histórica es la asamblea que más se acerca al patrón de la EKKLESÍA que Jesucristo comenzó durante Su ministerio terrenal.  Ésta es una declaración de principios tomados de las Escrituras que revelan la diferencia entre los principios "bautistas" históricos y aquellos sostenidos por otras denominaciones o grupos.

I. La Biblia, las Escrituras, nuestra única regla de fe y práctica, 2 Timoteo 3:16.  Todo lo que necesitamos es la Santa Biblia.

1. Otros grupos encuentran su autoridad para su "fe" (lo que ellos creen) y su "práctica" (lo que ellos hacen) en diferentes maneras:

(1) Los "católico-romanos" tienen dogmas eclesiásticos y encíclicas (la tradición católica-romana)

(2) Los Mormones tiene el Libro de Mormón.

(3) Cada una de las "iglesias protestantes" tienen su libro de orden, etc.

2. La Biblia es nuestra autoridad para la fe.  La fe tiene  que ver con lo que creemos.  Tomamos la Biblia como la única autoridad en cuestiones de nuestras enseñanzas.  La Biblia es veraz.  Aunque no siempre entendamos lo que dice, sabemos que lo que establece es cierto.  Si lo que nuestra asamblea enseña no coincide con la Biblia, entonces nuestra asamblea está equivocada pero la Biblia está correcta.

3. La Biblia fue escrita para las asambleas de la actualidad.  En Mateo 16:18 encuentra el establecimiento de la EKKLESÍA.  En Mateo 18:17 encuentra la disciplina para la EKKLESIA.  El libro de Los Hechos nos habla del establecimiento de las EKKLESÍAS.  Y casi todo el resto del N.T. fue escrito dentro del marco de referencia de la EKKLESÍA local.

4. Ya que la Biblia fue escrita para las EKKLESÍAS, y acerca de la EKKLESÍA,y ya que la Biblia es la Palabra inspirada de Dios, nuestras asambleas no necesitan ninguna otra autoridad para la fe y práctica.

5. De manera que, debemos aceptar las Escrituras como nuestra única autoridad por lo que creemos y para la manera en que nos organicemos y operemos nuestras asambleas.    No debemos aceptar:

(1) Las tradiciones de los hombres.

(2) Nuevos escritos de los hombres.

(3) El pensamiento de "grandes líderes".

(4) Las vanas filosofías de los hombres.

(5) Sino más bien: La Palabra de Dios segura. Colosenses  2:8, 9.

II. Separación de la asamblea y el estado (gobierno).  Las Escrituras enseñan claramente que la EKKLESÍA y el Estado deben ser dos entidades completamente separadas.  Una asamblea cristiana no debe tratar de controlar el Estado, ni el Estado a una asamblea.  Los bautistas han sostenido esta posición a través de la historia.

1. Lo que la Biblia enseña sobre este tema:

(1) Moisés y Aarón.  Dios llamó a Moisés para conducir a la nación de Israel y llamó a Aarón para ser su "sumo sacerdote".  Moisés trajo el mensaje de Dios al pueblo, Aarón elevó a los hombres hacia Dios.

(2) David y Natán.  Natán, como profeta, vino al rey David (2 Samuel 12:7) para anunciarle que David era el hombre que había pecado.  Dios utilizó a Natán para señalar el pecado de David.  Natán no gobernaba al Estado, pero sí aceptó su responsabilidad de advertirle al rey de su pecado.

(3) Saúl.  Él usurpó el oficio del sacerdote.  En 1 Samuel 13:8-10 leemos que el rey Saúl trató de hacer la obra de los sacerdotes.  En el versículo 13 el profeta Samuel reprendió a Saúl.  Saúl era el rey y desobedeció a Dios cuando trató de hacer la obra que estaba limitada al sacerdocio.  Él violó el principio divino de la separación de la asamblea y el estado.

(4) Jesucristo.  Él pagó tributo (impuesto) a César, Mateo 17:25-27.  Jesucristo es el Rey de reyes, pero le dio tributo a César.  Esto nos enseña que existe la necesidad de que la asamblea y el estado estén separados.

(5) Pablo y Pedro.  Ellos enseñaron que los cristianos deben sujetarse a las potestades superiores.  En Romanos 13 Pablo enseñó:

  A. Las potestades son ordenadas por Dios, v. 1.

  B. Los gobernantes están para infundir temor en los que hacen lo malo, v. 3.

  C. El gobernante es realmente un ministro de Dios.  Debe portar la espada, y ejecutar la ira sobre aquellos que hacen lo malo, v. 4.

  D. Los creyentes deben estar sujetos a las potestades que gobiernan por motivos de conciencia, v. 5.

  E.  Los creyentes deben pagar sus impuestos como lo estime el gobierno, v. 6.

  F. Los creyentes deben rendir tributo, respeto, temor, y honra a quien es debido, v. 7.

(6) En 1 Pedro 2:13-17 Pedro enseña estas verdades:

  A. Los creyentes deben someterse a las ordenanzas del hombre, vs. 13, 14.

  B. Los creyentes deben honrar al rey o a quien esté en autoridad sobre ellos, v. 17.

(7) En dondequiera que se haya adaptado un sistema de "iglesia estatal", esa iglesia se ha corrompido y ha caído en la apostasía.

III. Hay tres instituciones fundadas por Dios:

1. El hogar, fundado en Génesis capítulo 2.  Al hogar Dios le dio la responsabilidad de educar a los hijos, Deuteronomio 6:6-9.  También le dio la responsabilidad de proveer para las necesidades materiales, emocionales, y espirituales de la familia.  El hogar debe ser sostenido por el trabajo fuerte de sus miembros.

2. El gobierno humano, fundado en Génesis 9.  Al estado Dios le dio el ministerio de aplicar la justicia.  El oficial del gobierno es un ministro de Dios, Romanos 13:6, 7, tanto como el predicador.  El estado debe ser sostenido por los impuestos, Mateo 22:21.

3. La EKKLESÍA, fundada en Mateo 16 y establecida con poder el día festivo, Pentecostés.  A las asambleas Dios les dio la Gran Comisión de evangelizar, sumergir los conversos, y enseñarles la verdad.  Cada asamblea debe ser financiada por las ofrendas de sus miembros.

(1) Cada una de estas instituciones es independiente de las otras.  Deben de trabajar juntas para funcionar para la gloria de Dios.

(2) Como creyentes, debemos;

  A. Orar por los oficiales de nuestro gobierno, 1 Timoteo 2:1, 2.

  B.  Someternos a las leyes del gobierno, 1 Pedro 2:13, 14.

  C.  Pagar impuestos al gobierno, Romanos 13:6, 7.

  D. Tener algún puesto en el gobierno si somos escogidos.  Cuando los derechos de un cristiano son violados, debe apelar al César, Hechos 25:1-12.

  E. Pero no debe recurrir a la violencia, no obstante, cuando el gobierno interfiera con la obediencia del cristiano a Dios, el gobierno debe ser desobedecido,  véase Éxodo 1:22 hasta 2:10; Daniel 1:5-8; los tres hebreos, Daniel 3:1-30 y los apóstoles, Hechos 5:26-29. 

IV.  Membresía regenerada de la asamblea.  Las Escrituras enseñan que antes que una persona pueda ser miembro de una asamblea de Jesucristo, necesita saber que es salvo, Hechos 2:41.

1. Este texto nos dice que un número fue añadido al compañerismo de la asamblea.  El requisito para la membresía en la asamblea era que los que recibieron la Palabra, fueran sumergidos, véase Hechos 2:47.

2. 1 Corintios 1:2.  Los corintios habían sido salvos antes de haberse unido a la asamblea.  Véase las salutaciones a las asambleas en Efesios 1:1-4; Filipenses 1:1; Colosenses 1:1-4; 1 Tesalonicenses 1:1-4.

3. Juan 3:3.  Es este nuevo nacimiento lo que se requiere para que una persona llegue a ser miembro de la asamblea.  Muchas denominaciones no sostienen este distintivo bautista, si se "bautizan" niños para incorporarlos a la membresía...que produce miembros no regenerados.

V. El mandato de Jesucristo requiere inmersión.  (véase el estudio dos de febrero 2005)

VI.  El sacerdocio del creyente y la libertad de conciencia.  El "sacerdocio del creyente" significa que cada creyente es su propio sacerdote (uno que presenta al hombre a Dios) bajo el sumo sacerdocio de nuestro Señor Jesucristo.  El creyente no necesita de otro sacerdote humano que le sirva de mediador, 1 Pedro 2:5; 9; 1 Timoteo 2:5; Apocalipsis 1:5, 6.

1. Cualquier sacerdote humano entre nosotros y nuestro Sumo Sacerdote, el Señor Jesucristo, no es escritural.    Los creyentes no necesitan de otro sacerdote, Colosenses 3:1; Hebreos 7:25.

2. ¿Qué se quiere decir con que cada creyente es un sacerdote?

(1) Cada creyente tiene acceso directo a la presencia de Dios, Hebreos 4:16.

(2) Cada creyente tiene el derecho personal y el privilegio de leer y comprender la Palabra de Dios por sí mismo, Juan 5:39; Hechos 17:11.

(3) Todo creyente puede tener perdón inmediato y limpieza de sus pecados en base de su confesión y sin necesidad de otro mediador, 1 Juan 1:9.

  A. No necesitamos ir a ninguna persona con sacerdocio especial para que nos perdone el pecado, y no necesitamos ir a algún lugar "sagrado" para poder orar. 

  B. Ni necesitamos de ningún intermediario humano para comprender las Escrituras.  El Espíritu Santo puede, e  instruirá a todo aquel creyente que tenga hambre de estudiar la Palabra de Dios, 1 Juan 2:27.

  C. La libertad de conciencia involucra la enseñanza escritural de que cada creyente es responsable individualmente delante de Dios.  Cada uno de nosotros necesita aceptar a Jesucristo personalmente, para crecer  individualmente.

  D. El distintivo de la libertad de conciencia significa que el creyente no está bajo la autoridad de otro individuo dentro de una sistema religioso hecho por el hombre.

VII. Autonomía de la asamblea.  Cada asamblea cristiana es un cuerpo autogobernante.  Cuando Pablo le escribió a las varias asambleas, él trató diferentes problemas en cada una.  No existía ningún cuerpo gobernante fuera de la asamblea que tuviera autoridad sobre otra asamblea.

1. Básicamente, hay cuatro clases de gobierno eclesiástico en el mundo hoy en día:

(1) El papal: practicado por la "Iglesia Católica Romana".  Esta pone autoridad final en un "papa" y está completamente fuera de las Escrituras.

(2) El episcopal (de la palabra "obispos").  Esta pone la autoridad de una asamblea en las manos de los obispos, que no Escritural.

(3) El representativo.  Esta involucra un "presbiterio" (de donde viene la palabra "anciano") como en la "Iglesia Presbiteriana" o el Sínodo (concilio) en la Iglesia Luterana.  En los dos hay hombres seleccionados para gobernar la asamblea.

(4) El congregacional.  Esta es la única forma escritural de las cuatro.  Este sistema le permite a Dios tener el control total de la asamblea cuando tal asamblea está buscando la dirección del Espíritu Santo.  El pastor tiene un voto como los demás de la congregación.  

2. Autonomía de la asamblea significa:

(1) Que cada asamblea es autogobernarte.  Cada asamblea debe buscar la voluntad de Dios bajo el liderazgo del Espíritu Santo.

(2) La "independencia" de cada asamblea.  Es independiente de otras asambleas, es responsable solamente ante el Señor y no a ninguna otra asamblea u organización.  Debe tener compañerismo con las demás asamblea de la misma fe y práctica.

(3) La asamblea debe ser auto gobernante, auto suficiente económicamente, y auto propagadora. Debe ser autónoma en todas sus acciones ya sea la elección de sus siervos, Hechos 6; la disciplina de sus miembros, 1 Corintios capítulos 5 y 6, o en su relación con otras asambleas, Hechos 15.

3. Gobierno congregacional.  El N.T. enseña que Jesucristo es el Príncipe de los pastores quienes dan cuenta directamente al Príncipe de los pastores, 1 Pedro 5:4.  Los títulos "ancianos" 1 Pedro 5:1, "obispo", 1 Timoteo 3:1 y "pastor" Efesios 4:11 se refieren todo al mismo oficio.

(1) 1 Pedro 5:1, 2.  Aquí vemos que el anciano realiza la labor de pastorear y de supervisar, de guiar y alimentar el rebaño, Hechos 20:28.

4. Otra verdad importante concerniente a la autonomía de la asamblea es que la asamblea está compuesta de miembros y no de organizaciones como "la sociedad femenil", etc.  (Estos estudios van a continuar)

 

 

 

Cuidado con.....

1. Su lengua, Salmo 34:13; Proverbios 21:23. Cuídese de chismes, mentiras y palabras duras.  Que usen palabras que edifiquen y sean testimonio para Jesucristo.

2. Sus ojos, 2 Pedro 2:14; Salmo 101:3.  Rehúse libros sucios, cine, y televisión.

3. Oídos, 2 Timoteo 4:4; Proverbios 18:15. No escuche la música del mundo, mentiras, chistes, y bromas sucias.

4. Manos, 2 Corintios 6:17; Isaías 59:6. No debe acariciar en sus tratos con el sexo opuesto, no debe robar, pelear.

5.  Pies, Isaías 59:7; Salmo 119:101.  Camine en sendas de servicio.

6. Corazón, Jeremías 17:9; Mateo 22:37.  Guarde su corazón de celo, amargura, pensamientos malos.

7. Cuerpo,  Romanos 12:1,2.  Evite daño a su cuerpo por la inmoralidad.  (fin)

 

La Redención Divina y El Hablar en Lenguas (Adaptado de un artículo escrito por Maclovio Gómez Lorenzana)

     Debemos decir con toda firmeza que Dios no es responsable de la confusión religiosa y doctrinal que existe entre el pueblo cristiano de nuestros tiempos, 1 Corintios 14:33.  Siendo esto así debemos buscar la fuente de donde viene la confusión y el conflicto teológico.  Las dos fuentes posibles son: (1) La obra maligna de Satanás y, (2) La interpretación torcida del texto y contenido de las Escrituras, Mateo 13: 24-26.

     Algunos grupos evangélicos colocan "el hablar en lenguas" como una evidente señal divina de la redención.  La norma aquí es que la persona salva tiene necesidad de "hablar en lenguas" como señal visible de que ya es salva.  Si la persona no habla en "lenguas", entonces dicha persona aún no es salva.  Según el argumento presentado "hablar en lenguas" garantiza y da la certeza de salvación eterna.

    Pero, ¿Qué dice la Biblia?  En materia de doctrina, estamos obligados a examinarlo todo y retener lo bueno, 1 Tesalonicenses 5:21.  Para ello, hemos recibido de Dios la capacidad divina de discernir entre el error y la verdad, 2 Corintios 2:11.

    Cuando examinamos sin pasión carnal el Ministerio Divino de Jesucristo, encontramos en éste cosas maravillosas y verdades divinas sorprendentes, Juan 8:32.  Jesús nunca relacionó la salvación con el "hablar en lenguas", Juan 13:15.  El Señor nunca habló en lenguas.  Él nunca demandó que otros lo hicieran como señal de redención.  Nosotros debemos seguir Su ejemplo, 1 Pedro 2:22-23.  Estamos obligados a seguir las pisadas del Autor y Capitán de nuestra salvación en todo, 1 Pedro 2:21.  Si no lo hacemos, nos convertimos en desleales y estamos pervirtiendo el Evangelio, 1 Timoteo 4:16.

    Si Jesucristo no demandó al hombre convertido en hablar en lenguas como señal de salvación, entonces, ¿qué demandó y esperó de este?  Lo que Él demandó de todo pecador fue un auténtico arrepentimiento personal, Mateo 4:17.  Así de simple y sencillo.  Solo exigió arrepentimiento sin añadir algo más, Lucas 13:1-5.  Su mensaje fue claro y sencillo... nada de complicaciones, Mateo 11:28-30.  Pidió arrepentimiento sin hablar en lenguas.  ¿Por qué?  Porque redención divina y hablar en lenguas son dos cosas diametralmente opuestas como el día y la noche.  Son asuntos muy diferentes.

    Al verdadero arrepentimiento la Biblia le llama "Regeneración, Nuevo Nacimiento, y Conversión Divina, Juan 3:1-6; Hechos 3:19.  Estas son divinamente las señales visibles de nuestra redención eterna y personal, Mateo 7:15-20.  Afirmar que el hablar en "lenguas"  es "señal de redención" es ir más allá de lo que realmente enseña la Biblia en cuanto a la salvación divina, 1 Timoteo 1:3.

    La Biblia da fe y testimonio de personas que fueron salvas por fe y por gracia durante el ministerio de Jesucristo. Ninguno de ellas habló en "lenguas"; tampoco buscaron ellos el hablar en lenguas después de su salvación.  Jesucristo nunca les pidió que lo hicieran.  Después de la conversión, Jesús sólo esperó de tales personas que fueran la sal de la tierra y la luz del mundo, Mateo 5:13-16; Filipenses 2:15; Hechos 13:47.  Eso era suficiente evidencia y señal de su salvación divina.  En los cuatro evangelios no encontramos a los diversos redimidos hablando en "lenguas".  Lo que si encontramos es a personas regeneradas y dando fe y testimonio del mensaje de Dios, Mateo 10.

    A la luz de lo expuesto, surge aquí una candente pregunta teológica:  ¿Qué del hablar en lenguas en el Libro de Los Hechos?  ¿Existe aquí una posible contradicción entre Los Hechos y Los Evangelios en cuanto a la salvación y el hablar en lenguas?  Con relación a la sana y correcta interpretación de las Escrituras, recordemos tres principios fundamentales:  (1) Dios nunca se contradice en todo lo que dice y hace, (2) En la Biblia no existe error ni contradicción alguna, (3) El Espíritu Santo no comete errores y no contradice en nada la revelación escrita de Dios.  Fue el Espíritu Santo quien inspiró y dirigió la redacción de los evangelios y de Los Hechos, 1 Pedro 1:19-21.

     Con relación al Libro de Los Hechos, debemos hacer aquí dos precisiones, siendo éstas las siguientes: (1) El Libro de los Hechos no es un tratado de teología y doctrina cristiana;  (2) No debemos usar este Libro como Manual de Doctrina, y (3) Los hechos es la historia sagrada del avance del evangelio en todo el imperio Romano.  Para suplir toda necesidad teológica y doctrinal de las asambleas del Primero Siglo, tenemos los escritos sagrados de Pablo y otros autores, 1 Juan 1:1-4.

     El énfasis de Los Hechos no es hablar en lenguas; su centrado énfasis es el trabajo misionero y de evangelismo realizado por los apóstoles y los creyentes de aquella época histórica, Hechos1;8 y 8:4.  La urgencia de Dios en  aquellos tiempos era la salvación del hombre, no el hablar en lenguas.

    Los textos que hablan de "hablar en lenguas" son los siguientes: Hechos 2:1-5, 10:44-46, 19:1-7.  Según estos textos, los creyentes que hablaron en "lenguas" no buscaron ellos tal experiencia divina.  Hablar en "lenguas" fue un acto divino y voluntario de Dios; no del hombre.  Nadie obligó a los creyentes a "hablar en lenguas".  Si el "hablar en lenguas" hubiera sido la norma y regla, entonces, ¿porqué los tres mil no hablaron en lenguas? Hechos 2.  Pedro les habló de arrepentimiento y conversión pero no les motivó para hablar en "lenguas", Hechos 3:19.  Ellos fueron salvos sin hablar en "lenguas".  A nosotros Jesucristo nos ordenó predicar el evangelio para la salvación de los pecadores.  Jesús no nos ordenó proclamar el "hablar en lenguas".  Quien recibe a Jesucristo como Señor y Salvador, es salvo aunque nunca hable en lenguas.  Nosotros no debemos poner sobre los convertidos cargas extras que sólo sirven de ataduras y son un ardid pesado y esclavizante, Hechos 15:10, 11; Gálatas 5:1-9. (fin)

 

Apóstoles Modernos por Patch Blakey

(Adaptado de la "Apología Cristiana)

      ¿Ha conocido alguna vez a un apóstol?  Algunas asambleas enseñan la continuación del ministerio apostólico en el presente.  ¿Dónde está la autoridad que apoya esto?

      La Biblia dice que la posición de apóstol es el ministerio preeminente en la asamblea primitiva, 1 Corintios 12:28; Efesios 4:11.  La posición de apóstol estaba por encima de profetas, evangelistas, pastores y maestros y por lo tanto, un "apóstol" moderno proclama para sí mucha autoridad.

      Pero, ¿está vigente este ministerio apostólico en la asamblea hoy en día?  ¿Qué sucedería si algunos afirmaran que han hechos las señales que los identifican como apóstoles? 2 Corintios 12:12.  Pero, ¿son estas señales prueba suficiente para alguien que alega ser un apóstol? 2 Corintios 11:13.  ¿Cómo podemos distinguir entre un apóstol verdadero y uno falso basados en el hecho de que ambos afirman que han realizado las señales de apóstol?.

      Pero existe un detector más que podemos usar, y éste puede ser definitivo para llegar a una conclusión.  Pablo dijo que todos los apóstoles habían visto al Señor resucitado, 1 Corintios 15:7.  Todo lo que tenemos que hacer es preguntar a nuestros supuestos apóstoles modernos si han visto al Señor resucitado.  Si dicen que no, no pasan la prueba y deben de pedir perdón por su falsa pretensión.  ¿Pero qué sucede si dicen que sí?  ¿Qué sucede si nuestro supuesto apóstol dice haber tenido una experiencia como la de Pablo, 2 Corintios 12:1, 2.  Si él dice que ha visto al Señor, entonces sabemos que no es apóstol, sino un mentiroso porque Pablo dijo en 1 Corintios 15:8 "...y al último de todos, como a un abortivo, me apareció a mí".  ¿Qué otra cosa aparte de "último" quiso decir Pablo cuando expresó "...al último de todos..."?  El claro testimonio de la Escritura es que después del apóstol Pablo nadie vio al Señor resucitado.  Cualquier intento de distorsionar las Escrituras para que digan otra cosa es una violación del texto.  Un apóstol verdadero debe afirmar las Escrituras.  Una negación en este punto es fatalmente delatora para su supuesto apostolado.      

      No hubo más apóstoles después de Pablo.  Los "apóstoles" modernos deben ser clasificados como falsos apóstoles.

 

Cosas Que Usted Debe Saber Acerca De Lenguas Y Sanidades

1. Los judíos, como una nación, comenzaron con señales, Éxodo 4:8, 9.

2. Los judíos vivieron por señales, Josué 4:6.

3. Los judíos demandaron señales de Jesús, Mateo 12:38.

4. Los judíos pidieron señales, no los gentiles, 1 Corintios 1:22

5. Las señales mostradas por los apóstoles fueron hechas para confirmar la Palabra de Dios, Hechos 14:3.

6. Cuando Pabló habló de aquellas señales, él habló en el "tiempo pasado", 2 Corintios 12:12.

7. Aquellos que buscan señales hoy en día serán decepcionados por el anticristo quien ha de decepcionar al mundo con señales, 2 Tesalonicenses 2:8-12.

8. Jesús dijo que la generación mala y adúltera demandará señales, Mateo 12:39.

9. Aunque Pabló habló de varios dones espirituales, el uso de "lenguas" y "sanidades" no fue enfatizada.  1 Corintios 12:4-11.

10. El don de "lenguas" y "sanidades" no fueron considerados los mejores dones, 1 Corintios 12:28-31.

11. El don de sanidad fue una señal, Éxodo 4:6-8.

12. No es la voluntad de Dios que todo el mundo sea sanada, 2 Corintios 12:5-10.

13. El apóstol Pablo no se pudo sanar a sí mismo, 2 Corintios 12:5-10.

14. Tampoco pudo sanar a Trófimo, 2 Timoteo 4:20.

15. En vez de sanar a Timoteo, Pablo le dio consejo médico, 1 Timoteo 5:23.

16. Contrario a los "sanadores" de hoy, los discípulos no aceptaron "ofrendas de amor" ni "ofrendas de fe" en su ministerio, Mateo 10:8, 9. (Recuerde que el mandato de sanar fue dado a los discípulos nombrados, no es para nosotros hoy).

17. El creyente que no se ha arrepentido y confesado sus pecados no puede esperar que Dios le sane, 1 Corintios 11:29, 30.

18. Si los "sanadores" de hoy de veras tienen el don de sanar, ¿por qué no visitan los hospitales y sanan a los muchos enfermos?  No, ellos prefieren escribir libros para su venta, y rogar a los que escuchan por televisión para ofrendas, 1 Timoteo 6:10.

19. Satanás tiene el poder para sanar y con este guiará a millones en el camino malo, Apocalipsis 13:1-4.

20. El don de hablar en otra lengua fue dado como una señal para los incrédulos, 1 Corintios 14:22.

21. El don de lenguas fue una habilidad sobrenatural por algunos creyentes para hablar en una lengua entendible cuando había judíos presentes, Hechos 2:7-11.

22. Dios nunca ha mandado a un creyente a hablar en una "lengua", Hechos 2:4.

23. No hay ningún texto bíblico que diga que el hablar en "lenguas" es la evidencia de que uno ha sido "bautizado en el Espíritu Santo".

24. El incrédulo que se arrepiente y recibe a Jesucristo como su Salvador es "nacido" en la familia de Dios por la obra del Espíritu Santo.  Este es el único "bautismo" que está disponible, y es hecho una sola vez.

25. Pablo reveló que no todos los creyentes en la asamblea de Corinto hablaron en "lenguas", 1 Corintios 12:29-31.

26. Las Escrituras no dicen nada que el "bautismo en el Espíritu Santo" sea una segunda experiencia de salvación.

27. El "bautismo de fuego" (Mateo 3:11) habla del tormento en el lago de fuego, y no tiene nada que ver con el avivamiento de la obra del Señor.

28. En Hechos 2:3 se menciona: "lenguas repartidas, como de fuego".  Registre bien el uso de la palabra "como" (denota semejanza) no de.   No hay mención en el Libro de "bautismo de fuego" ni "lenguas de fuego".

29. Si uno no tiene el Espíritu Santo, no debe esperar el "bautismo del Espíritu Santo", Romanos 8:9.

30. La palabra  "Pentecostés" en las Escrituras (se usa tres veces) no es un término de un movimiento religioso, ni una experiencia religiosa.  Fue una fiesta judía de las semanas,  y día de las primicias que se festejaba el quincuagésimo día después de la PASCUA (paso por encima). Es la palabra griega PENTEKOSTÓS y quiere decir: quincuagésimo.  En el griego PENTE quiere decir "cinco".  En término ridículo podemos decir, hablando de tales personas hoy día: "Allá están los quincuagésimos".

31. No hay mandato en las Escrituras que diga que un creyente debe orar, predicar, alabar ni cantar a Dios en "lenguas".

32. Los discípulos recibieron el Espíritu Santo en Juan 20:22 pero no hablaron en "lenguas".

33. La llenura del Espíritu Santo (siendo controlado por Él) en Hechos 4:31 y Efesios 5:18-20 no incluye el hablar en "lenguas".

34. Cuando Pablo habló de dones espirituales en Efesios 4:8-10 no mencionó el uso de "lenguas".

35. Hay solamente tres casos en el Libro de Los Hechos donde gente habló en "lenguas" entendidas y por la razón que las "lenguas" fueron una señal a los judíos incrédulos, Hechos 2:1-11; 10:44-48; 19:1-7.  No hay tal cosa como una "lengua desconocida".  (Nota: Es interesante saber que Jesucristo no habló en lenguas durante Su ministerio, y que no hay mención del uso de lenguas (excepto cuando Pablo tuvo que regañar el desorden en la asamblea de Corintios) en ninguna de las epístolas.  No hubo "lenguas" en las asambleas hasta el principio del Siglo XX (año 1905).  Martín Lutero no habló en lenguas; Juan Wesley tampoco; Juan Knox, tampoco, etc.

36. Las palabras de Joel 2:23 "...descender sobre vosotros lluvia temprana y tardía..." no tienen nada que ver con el movimiento carismático de hoy.  Aquella lluvia era agua del cielo.

37. El uso de lenguas no se menciona en la lista de dones espirituales en Romanos 12:6-8.

38. El uso de "lenguas" en la asamblea de Corintios fue permitido por la asistencia de los judíos (los judíos pidieron una señal)  pero tal uso se salió de control y llegó a ser un "concurso" para ver quien podía atraer más atención.

39. Pablo dijo en 1 Corintios 14:19 que cinco palabras entendibles eran mejor que diez mil no entendibles.

40.  Ya que la asamblea tuvo uso de las "lenguas" para  beneficio de los judíos incrédulos, Pablo estableció "reglas", 1 Corintios 14:23-40.  Pero, ninguna de las asambleas hoy las obedecen,  y esta es la razón por la que hay la locura en sus asambleas hoy. (fin)

 

El Culto Pentecostés

Por J. Candeas, Apdo. 2, 11300 La Línea, España

      Los canales de televisión, en ocasiones, ponen ante nuestra vista espectáculos de hipnosis, en los cuales vemos al hipnotizador dar un leve toque con su mano en la frente de las personas que hay en el escenario y éstas se quedan dormidas sobre sus sillas, o si están de pie, caen para atrás hasta el suelo, sujetadas por alguien que detrás suyo las sostienen.

      Estas mismas escenas las hemos visto también en reuniones pentecostales en cuyas reuniones también se ven cosas que se practican en América latina: hablar palabras ininteligibles; echar fuera demonios, sanidades, etc.

      También actualmente en la "iglesia romana" se practican tales cosas.  Los carismáticos romanistas, además de ver las consabidas apariciones de santos y vírgenes, en sus reuniones emiten los sonidos ininteligibles que los pentecostales llaman "lenguas desconocidas"; hacen exorcismos y tienen casos de "sanidades."

      En verdad, el deseo de ser "distinto y más importante" que los demás anida en el corazón no regenerado.  El poseer una virtud mágica que lo convierta a uno en la mirada admirativa de todos es algo que seduce al que no ha nacido de nuevo.  Y tanto nos cautiva ser dueños del poder que estamos dispuestos a dar dinero par obtenerlo, véase Hechos 8:9-11.

      Este hombre había aceptado, aparentemente, el cristianismo, se había sumergido y era miembro de la asamblea.  Y admirado por todo lo que veía entre los verdaderos cristianos, estaba siempre con Felipe.  Y cuando presenció que Juan y Pedro imponían las manos a los creyentes y éstos recibían el Espíritu Santo su asombro llegó al límite y otra vez quiso tener el poder sobre los demás, y ser la estrella en su mundo y para conseguir aquel poder no dudó en ofrecer dinero a los apóstoles, Hechos 8:14-24.  

Los grupos pentecostales que practican tales "dones" son legión, pues están divididos en numerosas congregaciones: Asambleas de Dios; Iglesia Cuadrangular; Iglesia Apostólica; iglesia Unitaria, etc. etc.

      Los pentecostales surgieron hace poco más de cien años para "avivar a la iglesia".  Para ello contaron con un culto nuevo, y con los "dones del Espíritu Santo" como son el hablar en lenguas, la sanidad, etc. etc.

      La verdad siempre prevalece sobre la mentira; la luz sobre las tinieblas y estamos ciertos de que la Palabra cierta devorará a las "culebras" falsas (Éxodo 7:8, 12) con que los hombres parodian las enseñanzas verdaderas de Dios. (fin)

 

      Esta revista es una obra de amor y es enviada gratis.  Es hecha por J. Alvino Nelson y su esposa Janet Eva quienes cuentan con la ayuda del Hermano Enrique Frías Ramos como el corrector de pruebas.

Hojas de Oro, Beverly, Kansas 67423 EE. UU.

jan@twinvalley.net     www.hojasdeoro.com