HOJAS DE ORO

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXIX, Número 5           MAYO                            1999

 


¿Acabará El Mundo En El Año 2000?

INTRO:  La década de los ochenta cerró sorprendente­mente y 1990 cerró con grandes y extraordinarios cam­bios y ajustes en muchos países europeos.  Todo el mundo ha estado emocionado por tales eventos.  Los países europeos hablan de un "mercado común", y otros proclaman la idea de un nuevo "orden mundial".

      Todo esto ha hecho soñar a millones de personas por un mejor planeta, donde exista justicia social, igualdad económica, política, y social.

      Sin embargo todos estos son sólo planes humanos.  El desempleo, la basura, la superpoblación, las enferme­dades, la comida, todos estos son agudos problemas que no se sabe como eliminarlos de la superficie de esta tie­rra.

      ¿Acabará el mundo en el año 2000?  ¿Qué tiene que decirnos las Escrituras acerca del futuro de esta tierra y de sus habitantes?

      ¡No amigo mío, esta planta no acabará pero esta edad presente acabará!  Las Escrituras hablan con claridad.

I. Tenemos que hacer una comparación entre la genera­ción de Noé y la nuestra, Mateo 24:37-44.

1. Como en los días de Noé, Génesis 6:1-8.

(1) Para entender ésta expresión debemos de conocer que sucedió en los días de Noé.  Aunque Dios hizo todo her­moso y perfecto, por causa de pecado el mal y el vicio se desarrollaron.

(2) A partir de la muerte de Abel y con el nacimiento de Set la raza humana se divide en dos: los hijos de Dios (de Set) y los hijos de los hombres (de Caín).  Al pasar el tiempo los hijos de Dios se mezclaron con los hijos de los hombres dando origen a una nueva generación la cual pierde el temor y el respecto por las cosas espirituales dando como resultado el dominio del mal sobre el bien.

(3) En medio de esa situación Dios encontró únicamente a Noé y su familia como "justos", separados de las prác­ticas pecaminosas del momento, Génesis 6:8, 9.

2. Razones porque Dios destruye a esa generación, Génesis 6.  Dios decide dar 120 años de gracia para que se arrepienta, v. 3. He aquí algunos de los motivos por los cuales Dios determino eso:

(1) Génesis 6:5.  La irreverencia, la injusticia, la discri­minación hacia los menos afortunados era cosa de todos los días.  Las capacidades intelectuales fueron usadas para la invención del placer, para la producción de dro­gas y toda clase de vicios.

(2) Génesis 6:11.  El robo, el crimen, el abuso sexual eran cosas predominantes, de manera que creció el temor, la inseguridad, las tensiones de vivir en una tierra total­mente corrompida.

3. La decisión de Dios, Génesis 6:13.

(1) Siendo esa la condición del planeta y de sus habitan­tes en los días de Noé, Dios determinó poner fin a las obras de los hombres por medio de un diluvio de agua, Génesis 6:17.

II. Otro ejemplo: Las ciudades de Sodoma y Gomorra, Lucas 17:28-30.

1. Como en los días de Lot, Génesis 18:20, 21.  Veamos las razones para la destrucción:

(1) El pecado había aumentado tanto, Génesis 18:20.

(2) El pecado prevaleciente en ambas ciudades era el homosexualismo, y las aberraciones sexuales, Génesis 19:4-8.  Véase Judas 7. Este pecado puede incluir lo que Pablo dijo en Romanos 1:21-32.

2. Hay otras señales que indican que esta edad pronto ha de acabar:

(1) Cuando predomine el hambre, pestes, y guerras, Mateo 24:6, 7.

(2) Cuando el amor de muchos se enfríe, Mateo 24:12.

(3) Cuando se levanten falsos cristos y falsos profetas, Mateo 24:24.

(4) Cuando el mundo se burle de la Palabra de Dios, 2 Pedro 3:3-6.

(5) Cuando el mundo niegue la Segunda Venida de Cristo, 2 Pedro 3:9.

(6) Cuando el mundo diga "paz y seguridad", 1 Tes. 5:3.

III. Sí, porque del pecado esta edad ha de terminar, pero nótese la promesa del Señor Jesucristo a los creyentes en Juan 14:1-3.

1. ¿Qué debemos de hacer?

(1) Estar felices porque Jesucristo viene por nosotros y después de los siete años de la Gran Tribulación estable­cerá Su reino de justicia aquí sobre esta tierra por mil años.

(2) Debemos de abandonar las prácticas reinantes de pe­cado en nuestras vidas.

(3) Como Noé debemos de entrar al arca de la salvación. 

 

Don De Lenguas Del Movimiento Pente-costal y Carismático En El Siglo XX

I. La historia del movimiento.

      No hay ningún registro histórico de que los cristianos verdaderos hayan hablado en "lenguas" desde finales del primer siglo de la asamblea hasta el siglo actual.  Muchos grandes creyentes, indubitablemente controlados por el Espíritu Santo, nunca hablaron en "lenguas", nunca re­freno al hablar en "lenguas", y nunca se les ocurrió que había que hablar en "lenguas".

      Sí, había ciertos grupos durante esos siglos que ha­blaron en "lenguas", pero no eran creyentes en Cristo Jesús, eran brujos, los hindúes,  los druidas, los satánicos. Prácticamente cada religión del mundo excepto los cris­tianos experimentaba este fenómeno.

      El hecho de que la brujería se ha mezclado con una rama herética del cristianismo no es sorprendente a la luz de las profecías acerca de los postreros días de la edad presente, véase 1 Timoteo 4:1; 2 Timoteo 3:13; 2 Tesalonicenses 2:9-11.

        El movimiento moderno del uso de "lenguas" em­pezó alrededor de 1900 en el Estado de Kansas, EE.UU. donde un pastor metodista, llamado Charles Parham, tuvo una "escuela bíblica" y debajo de la influencia de una señorita, llamada Agnes Ozman, aprendió a hablar en "lenguas".  Parham dijo que la experiencia fue igual con la del Libro de Los Hechos, capítulo dos.

      El colmo fue cuando A. G. Garr, otro alumno, su­puestamente recibió aquel "don de lenguas", diciendo que fue un dialecto de La India, levantó sostén, salió a La India como misionero, pero cuando llegó descubrió que nadie entendía su "lengua" y tuvo que regresar a los EE.UU. en desgracia.

      Pero, sin embargo, la semilla del emocionalismo ha sido sembrada y tal experiencia llegó al Estado de California donde un famoso "avivamiento espiritual" brotó en la "Iglesia de la Calle Azusa", cuyo pastor fue William Seymore.

      Lo demás es historia y como Ud. sabe, en todas par­tes del mundo el emocionalismo está sembrando confu­sión.

II. Análisis del movimiento, sus doctrinas y prácticas.

      Las cuerdas vocales del humano son capaces de hacer más de 300 sonidos distintos.  El idioma del español usa más de 40 de estos sonidos, pero los que hablan en "lenguas" usan menos que cinco de los sonidos, y son repetidos, vez tras vez sin sentido.  Esto no es hablar: ¡Es balbucear!

      Es muy común que las personas que quieren hablar en "lenguas" tengan que repetir frases "trabalenguas", etc., para "hablar en lenguas".  Como Ud. sabe, tal cosa no sucedió entre la gente del N.T. donde el uso de len­guas entendidas por otras personas fue espontáneo y repentino.  Si el movimiento "pentecostés" verdadera­mente proviniera de Dios, no habría  la necesidad de fabricar el don de lenguas artificialmente.

      La gran mayoría de las "iglesias" pentecosteses y carismáticas enseñan que la salvación se puede perder, o sea es por medio de obras.  Sin embargo, muchos de ellos "hablan en lenguas" diciendo que es una manifestación del "bautismo del Espíritu Santo".  ¿Cómo pueden ser "bautizados en el Espíritu Santo si ni siguiera son salvos?  ¿Y qué, pues, están experimentando, si no es el "bautismo del Espíritu Santo?  Vamos a investigar tres posibilidades:

1. El hablar en "lenguas" es una experiencia emocional o hipnótica.

  (1) Porque los mentores crean en el candidato un deseo para la experiencia con testimonios y falsas enseñanzas.

  (2) Luego hacen que la persona no solo desee la expe­riencia sino que se sienta culpable por no tenerla.

  (3) Desdeñan una ceremonia de mucha pompa y emo­ción para controlar el ambiente y excitar las emociones del candidato.

  (4) Programan mentalmente a la persona para que sepa qué hay que esperar, y qué hay que intentar lograr.

  (5) El candidato hace gran esfuerzo para lograr tener la experiencia, temiendo las consecuencias sociales si falla.

  (6) Le hacen repetir rápidamente frases "trabalenguas" y presto, ya habló en "lenguas".

  (7) Por los estímulos mencionados, el cuerpo a menudo suelta los químicos llamados "endorfines" que producen una sensación de euforia en el momento de "hablar en lenguas".

2. Una experiencia demoniaca.

      La persona que quiere hablar en "lenguas" vacía su mente y cede control a un ser espiritual.

      Insisten en que la sinceridad de su corazón los prote­ge de alguna intervención de un mal espíritu, usando Lucas 12:11-12.  Pero es un error pensar que la sinceri­dad le va a proteger del engaño cuando no sigue las ins­trucciones sencillas de las Escrituras.

      Los estados de conciencia alterada son comunes en la brujería y crean un ambiente ideal para que un demonio tome posesión de la persona.

3. Una experiencia fingida.

      Muchas personas, temiendo las consecuencias si no hablan en "lenguas", fingen.  Después de escuchar a va­rias personas hablando en "lenguas", no es difícil imitar los sonidos y gestos.

Conclusión: ¿Por qué es tan importante este asunto?  Como ya mencionamos multitudes de personas se están exponiendo a influencias satánicas.  Otro peligro es que muchas personas, obteniendo una experiencia falsa, la aceptan como la verdadera llenura del Espíritu Santo y pierden la verdadera experiencia a ser controlado por Él.  Finalmente, el falsificado "don de lenguas" es probable­mente uno de los instrumentos más efectivos que Satanás está usando para unir todas las religiones en una gran religión universal y apóstata que abrirá el camino al anticristo.  (Adaptado de un artículo escrito por Esteban Brogdom M.)

 

La Naturaleza de la Ekklesía del N.T. en la Tierra, Parte IV

      Hay un número de problemas que son creados por la idea de una "iglesia universal, invisible":

1. La opinión de la "iglesia" universal es incompatible con el significado del término EKKLESÍA que quiere decir asamblea.  Por tanto, hablar de una asamblea que nunca se reúne, es una contradicción de términos.

2. La idea de la "iglesia universal" hace imposible en la práctica el conseguir la unidad del cuerpo de Cristo.

3. Viola la idea de todas las asambleas presentada por Cristo en Apocalipsis capítulos uno a tres donde las asambleas son asambleas individuales.

4. Destruye la analogía de una asamblea como un cuer­po.  La "iglesia universal" nunca puede ser conocida como un cuerpo funcional.

      Las asambleas del N.T. estaban ocupadas con la uni­dad entre sí mismas, Hechos 15.

      Las implicaciones de la "iglesia universal" justifican la división entre denominaciones. (Continuará)

 

La Primera Ekklesía, parte IV

TEMA: La Primera Asamblea Practicó Disciplina

INTRO:  Disciplina: Regla de enseñanza impuesta por un maestro a sus discípulos.  Doctrina, instrucción.

      Jesucristo fue el mejor Maestro que el mundo ha co­nocido y Él tomó la carga personalmente a disciplinar a los doce Apóstoles, enseñándoles a ser "... pescadores de hombres...", Mateo 4:19.

I. Para llegar a ser "pescadores de hombres" requiere mu­cha fuerza de voluntad y disciplina.  Hoy no encontramos personas así en nuestras asamblea.

1. La disciplina espiritual fue la primera lección que  Jesucristo enseñó a Sus discípulos, véase Mateo 5:3-12 donde hay lecciones duros.  Nótese también Juan 6:60 u.p.; 7:7.

2. El Señor les enseñó cosas básicas:

(1) Con relación a la ira, Mateo 5:22. Véase Salmo 37:8; Pro. 14:17; 16:32; 19:11; Eclesiastés 7:9; Santiago 1:19.

(2) Con relación a la riña (disputa), Mt. 5:23-26.  Véase Pro. 3:30; 17:14; 20:3; 25:8; 26:17; 2 Tim.2: 14, 24.

(3) Con relación a los juramentos, Mateo 5:33-37.  Véase Éxodo 20:7; Levítico 19:12; Santiago 5:12.

(4) Con relación a la venganza, Mateo 5:38-49; 18:21, 22.  Véase Levítico 19:18; Proverbios 20:22; 24:29; Romanos 12:17; 1 Pedro 3:9.

(6) Con relación a la generosidad, Mateo 6:1-4.  Véase Levítico 25:35; Deut. 15:7; Mateo 19:21.  Nótese las reglas como uno debe dar:

  A. Según sus ingresos, Deuteronomio 16:17.

  B. Sin ostentación, Mateo 6:3.

  C. Con gracias, Mateo 10:8 u.p.

  D. Con liberalidad, Romanos 12:8.

  E. Con regularidad, 1 Corintios 16:2.

  F. Con alegría, 1 Corintios 9:7.

(7) Con relación a la oración, Mateo 6:5-13; 7:7-11; Lucas 18:1-8; Juan 16:24; Efesios 6:18; 1 Tesalonicenses 5:17; Santiago 5:13.

  A. Uno puede medir su relación espiritual con Dios por la cantidad de tiempo que ora cada día.

  B. Comunicación con Dios, en el Nombre de Su Hijo debe ser tan natural como la respiración.

(8) Con relación al dinero, Mateo 6:19:34.  El amor de dinero produce:

  A. Desilusion, Eclesiastés 5:10.

  B. Dificultades entre la familia, Proverbios 15:27.

  C. Tontería, Jeremías 17:11.

  D. Apostasía, 1 Timoteo 6:10.

  E. Miseria, infelicidad, Santiago 5:3.

(9) Con relación a juzgar a otros, Mateo 7:1-5.  Véase Romanos 14:4, 13; 1 Corintios 4:5; Santiago 4:12.  El versículo Mateo 7:1 no quiere decir que uno nunca puede juzgar a otros, sino que el creyente no debe ser un criti­cón de otros.

(10) Con relación a la "Regla de Oro", Mt. 7:12.  Véase Deuteronomio 10:12; Eclesiastés 12:13; Oseas 6:6; Miqueas 6:8; Marcos 12:33; Romanos 13:10; Sant. 1:27.

(11) Con relación a ser compasivo, misericordioso, Mateo 8:1-4.  Véase Éxodo 2:6; 2 Crónicas 28:15; Job 29:13; Lucas 10:33, 34; Hechos 16:33; 28:2.

II. Aquellos discípulos fueron llamados hacer una tarea muy difícil, Mateo 10:1-42.

1. Llevar una cruz (carga), Mateo 16:24-26.

2. Ser humildes, Mateo 18:1-4.

3. Tener interés en otros, Mateo 28:12-14.  Véase Mateo 9:36; 20:34; 23:37; Marcos 1:41; Lucas 7:13.

III.  Jesucristo le enseñó a la primera asamblea como tra­tar con los problemas entre los creyentes, Mateo 18:15-18.  Véase 1 Corintios 6:1-8.

IV. Jesús enseñó  a la primera asamblea como tratar con el matrimonio, Mateo 19:1-12.

V. Él enseñó a no ser orgulloso, Mateo 23:1-12.  La idea de unos predicadores a llamarse "reverendo" es ridícula, directamente de Roma.

VI. Hay muchos puntos más dados en el texto pero nótese cuatro más:

1. La hipocresía, Mateo 23:13-36.

2. La persecución, Mateo 24:9-22 hablando del futuro en el final de esta edad presente.

3. Los predicadores falsos, Mateo 24:23-26.

4. Los que dudan el regreso pronto del Señor, Mateo 24:15-44.

VII. ¿Cómo puede una asamblea practica tal disciplina entre sus miembros?

1. Si hay un miembro andando en desobediencia a las Escrituras, el pastor, con unos de los miembros fieles, deban hablar con tal persona. Si se arrepiente, todo será bien.

2. Los que no quieren a arrepentirse deben ser excluidos de la asamblea, Mt. 18:17; 1 Cor. 5:1-13; 1 Tim.1:19, 20.

3. Los desobedientes no pueden participar en la Cena, 1 Corintios 11:27.32.

VIII. Entre los "Bautistas de la Convención" ellos practi­can "membresia abierta" y aceptan cualquiera inmersión de cualquiera "iglesia".  No es así con nosotros las Asambleas Bautistas No Conformistas.

1. Hacer así destruye la significación de una asamblea porque todos de los miembros deben tener una inmersión bíblica (después de ser salvo y por la autoridad de una asamblea bíblica).

2. Recibiendo gente sin una inmersión bíblica:

(1) Destruye la significación de aquella asamblea.

(2) Viola la creencia bíblica de la importancia del acto de inmersión.

(3) Es un compromiso de los principios bíblicos que los Bautistas No Conformistas han practicado desde el tiempo de los Apóstoles, y..

(4) Desprecia la importancia de la Gran Comisión.  (Continuará)

 

Los Dones Del Espíritu, parte II

TEMA: Cómo Se Adquieren Los Dones Del Espíritu

1. Hoy es muy popular a enseñar el don del "Bautismo del Espíritu Santo".  Muchas ideas equivocadas circulan en derredor de esto, pero no hay nada en las Escrituras que nos manda buscarlo.  Esta enseñanza ha sido torcida porque en ninguna parte de las epístolas se menciona que recibir dicho "bautismo" sea una evidencia de una expe­riencia aparte de la salvación.

      Cinco veces un evento es mencionado (no hubo cinco eventos).  Juan el Sumergidor dijo: (1) Mateo 3:4 "... Él (Jesucristo) os bautizará (sumergirá) en el Espíritu Santo y fuego..."; (2) Marcos 1:8 "... pero Él os bautizará en el Espíritu Santo..."; (3) Lucas 3:16 "... Él os bauti­zará en el Espíritu Santo y fuego..."; (4) Juan 1:33 "... éste es el que bautiza en el Espíritu Santo... ";  y Jesucristo dijo: (5) "...pero vosotros seréis bautizados en el Espíritu Santo después de no muchos días... ".

      El agente sumergidor en el así llamado "bautismo del Espíritu Santo" es Jesucristo.  Estamos hablando del nuevo nacimiento, Efesios 1:13.

      El texto de 1 Corintios 12:13 no tiene nada hacer con un "bautismo por el Espíritu Santo" siendo que el sujeto es "inmersión en agua" para llegar a ser miembro de la asamblea en la ciudad de Corinto.

2. El "segundo don".  Unos enseñan que después de re­cibir a Jesucristo como Salvador, para tener la plenitud de la vida cristiana hay que tener una segunda expe­riencia para recibir el "don" del Espíritu Santo y esto será manifestado en el hablar en "lenguas".

      No se necesita una "segunda experiencia" para recibir o ejercer el don dado por Dios a cada creyente.  Según 1 Corintios 12:11 el repartimiento de los dones es como el Espíritu Santo quiere, no según nuestros deseos.

3. Cómo poner en práctica los dones.

      Dios ha escogido depositar en vasos de barro (2 Corintios 4:7) Sus dones, para que sea Él reciba la gloria.  Es la responsabilidad de cada creyente mantenerse lim­pio del mundo para poder ser un vaso de honra para el Señor, Tito 2:12, 1 Jn. 2:15-17.  El creyente tiene la res­ponsabilidad de mantenerse limpio para llevar más fruto, Juan 15:2.  Una de las tragedias más grandes es ver a creyentes dotados con dones del Espíritu Santo, usándolos para al mundo, o simplemente no usándolos.  (fin)

 

Las Lenguas De Las Escrituras, III

      Hemos estudiado que las lenguas usadas en el Nuevo Testamento fueron "lenguas conocidas".  Hoy llegamos a la parte dos:

2. Las lenguas, como usadas en el N.T., han cesado se­gún 1 Corintios 13:8.

(1) El propósito de los dones fue para ayudar las asam­bleas nuevas, que no tuvieron las Escrituras completas todavía.

      Dios usó las señales para confirmar Su palabra a aquella gente, pero hoy tenemos Su revelación completa.

      Señales y milagros no son necesarios para confirmar el mensaje de las Buenas Noticias en estos días debido a que tenemos las Escrituras completas del Nuevo Testamento.

(2) "Lo perfecto" mencionado en 1 Corintios 13:10 se refiere a los Libros del N.T.

(3) La historia demuestra que el uso de "lenguas" cesó.  Durante los primeros siglos de la era cristiana no hubo mención del uso de "lenguas" por los genuinos seguido­res del Señor Jesucristo.

CONCLUSIÓN: Hemos visto que las "lenguas" fueron lenguas conocidas y fueron una señal usada por Dios para confirmar el mensaje de las Buenas Noticias.  Aquel don cesó una vez que las asambleas tuvieron el N.T.

      Pero tal vez haya algunas preguntas todavía.  ¿Por qué Pablo dijo "... no impidáis el hablar en lenguas?..." 1 Corintios 14:39. Este mandato tiene perfecto sentido si entendemos que las lenguas eran para aquella época, y la asamblea de Corinto todavía no tenía la revelación com­pleta de Dios.

      ¿Cuáles son las lenguas que son usadas hoy?  Sabemos que Satanás trata de engañar los creyentes  y usa cualquiera forma de mentira para hacerlo.  Él mezcla mucha de la verdad con la mentira.  Así no es extraño si también sus ministros se disfrazan como ministros de justicia.

      En vez de buscar una experiencia que es en contra la Palabra de Dios, hay que buscar "... la excelencia del co­nocimiento de Cristo Jesús..." Filipenses 3:8.  (fin)

 

Errores En Las Doctrinas De Los Carismáticos,  VII

TEMA: Unidad Fingida Entre Los Que Usan "Lenguas"

      Cuando el uso de las "lenguas" comenzaron en las asambleas "fundamentales" y "evangélicas" hubo pleitos y divisiones, pero cuando las "iglesias" liberales y mo­dernistas comenzaron a usar "lenguas" inmediatamente hubo unidad.  Por eso dijo que el movimiento carismá­tico ha producido una "unidad fingida" porque:

      En vez a poner a Jesucristo en el centro, dan al Espíritu Santo más atención, véase Juan 16:13, 14.

      En vez a usar las Escrituras como su base, usan su experiencia como guía para conocer la voluntad de Dios

En sus vidas, véase Isaías 8:20.

      Las "iglesias" liberales y las "iglesias" pentecostés se han unido en su error.  No importa la creencia, la doctri­na, si hablan en "lenguas".  Hasta la "Iglesia Romana Católica" ha aceptado el uso de "lenguas" entre sus sa­cerdotes y miembros.

   El uso de "lenguas" es una algarabía aprendida y puede ser causado por los espíritus inmundos porque Satanás usa "lenguas" para:

(1)  Distraer el asunto real de salvación, lo que es la fe en el Señor Jesucristo.

(2) Torcer la espiritualidad, porque dicen que el hablar en "lenguas" muestra una espiritualidad alta, pero recuerde que en la asamblea de Corintios el uso de "lenguas" fue una señal de carnalidad.

      Los espíritus inmundos pueden hacer el papel del Espíritu Santo.  Casi todo los "bautismos", "lenguas", y "curaciones" hoy son pura decepción.

      Estamos viviendo en los "últimos días" de esta edad.  ¿Cómo decepcionará Satanás el mundo a darle adoración cuando él viene en la forma del anticristo?  Claro:

(1) Por la curación por su poder al anticristo en Apocalipsis 13:3, 4, 12-15, y por el "don" de "lenguas" que el diablo dará a la imagen, v. 15.  Por eso hoy no de­bemos ser sorprendidos a ver "curaciones" y "lenguas" en todas partes porque el diablo es un decepcionador exper­to, véase Mateo 24:4, 5, 23-26.

      Hay el uso hoy de hipnotismo en el hablar en "lenguas" y en las "curaciones".  Un predicador carismá­tico puede hipnotizar a cualquiera persona sí:

(1) La persona es convencida de la habilidad del hipno­tismo.

(2) La persona quiere voluntad a ser sujeto.

(3) Si hay música repetida con mucho volumen.

(4) Tiene que esperar que algo ha de suceder (curación, hablar en "lenguas", o ser "matado" en el Espíritu).

      Los carismáticos dicen que la "curación" es disponi­ble a todos creyentes por el sacrificio de Jesucristo.  Si esto es la verdad, entonces nadie estaría enfermo o mori­ría.  Tal "curación" estará disponible en el futuro una vez que tengamos resucitados, pero no hoy en día.

      Claro, hasta el Apóstol Pablo con todas de sus gran­des habilidades no las usó a sanar todo el mundo, véase 2 Timoteo 4:20; Filipenses 2:25-27; 1 Tim. 5:23.

      Y, ¿qué es la explicación de Santiago 5:14-16?  El enfermo tuvo que ser "uno de vosotros".  Él tuvo que llamar a los ancianos de la asamblea que vengan y que oren por él en su casa.  Ellos usaron "aceite" como un alivio porque no tenían medicinas como tenemos hoy en día.

      Creo que hay una cosa que casi todo el mundo olvida en el versículo 16: "...confesaos unos a otros vuestros pecados...".  Yo veo que casi toda enfermedad viene por el pecado en la vida del creyente.

      Sí, como no, yo creo que Dios puede sanar.  Él me ha sanado muchas veces, pero yo no tuve que ir a un "sanador" para recibir la curación de mi cuerpo.

      Y, ¿qué valor es un cuerpo sanado si la persona no está viviendo una vida separada para Cristo Jesús? (fin)

 

La Segunda Venida de Cristo

  1. El Tema de las Escrituras, Colosenses 3:4.

  2. El Himno de los videntes, Número 24:15-19.

  3. La Predicción de los profetas, Isaías 9: 6, 7.

  4. La Esperanza de los apóstoles, 2 Pedro 1:11, 16-19.

  5. La Oración del pueblo de Dios, Mateo 6:10.

  6. La Promesa del Salvador, Juan 14:3.

  7. El Anhelo de los santos, 1 Juan 3:2, 3.

  8. El Consuelo de la asamblea, 1 Tes. 4:13-18.

  9. La Recompensa de los justos, 2 Timoteo 4:8.

10. El Clamor de los creyentes, Apocalipsis 22:20.

11. La Salvación de Israel, Romanos 11:26.

12. El Deseo de las naciones, Hageo 2:6, 7.

13. El Terror de los impíos, 2 Tesalonicenses 1:7-9.

14. El Anhelo de la creación, Romanos 8:18-22.

15. La Culminación de la redención, 1 Cor. 15:51-54.

 

¿Casa de Oración, o Cueva de Ladrones?

TEXTO: Mateo 21:12, 12.

INTRO:  Es una lástima la situación actual de muchas asambleas cristianas hoy en día, la integridad está siendo aniquilada, la asamblea está perdiendo su credibilidad, y es urgente desenmascarar su situación, antes de que el Juicio de Dios llegue, 1 Pedro 4:17.

      Es fácil llamar a la cobardía "tolerancia" y dejar que las asambleas se llenen de pecado, dejar que el testimo­nio del baluarte de la verdad; que es la asamblea, sea manchado, dejar que el camino de la verdad sea blasfe­mado de boca en boca, encubrir pecados y dejar que la Casa de Oración, se convierta en una Cueva de Ladrones.

I. ¿Qué es una "casa de oración?”  Lugar donde se:

1. Alaba a Dios.

2. Consagran los creyentes a su Señor.

3. Recibe instrucciones divinas.

4. Convierten las almas perdidas.

5. Mora la luz  que alumbra a los perdidos.

6. Alimenta y prepara al pueblo de Dios para cumplir la Gran Comisión.

II. ¿Qué es una cueva de ladrones?  Lugar donde se:

1. Refugian los malhechores después de haber cometido sus delitos.

2. Regocijan los perversos de sus obras malvadas.

3. Planean sus maldades.

4. Antro de vicio, sede de crimen, de injusticia y de mal­dad.

5. Reúnen con intenciones perversas, malvadas y diabóli­cas, para salir de ahí y dar paso a sus planes.

6. Lugar donde el Diablo es alabado.

(1) Véase Jeremías 7:3, 4, 8-11.

III. El engaño.  Véase Efesios 5:5, 6; 1 Corintios 6:9, 10; Gálatas 5:19-21.

IV. La asamblea santa.  Véase 1 Pedro 1:15; 1 Juan 3:8; Hebreos 12:14.

Conclusión: Es tiempo de decidir en su vida, desea una asamblea santa o simplemente se conformará viviendo de una forma religiosa, en una Cueva de Ladrones.  (fin)

 

La Seguridad De Un Discípulo

LECTURA: Apocalipsis 20:1-15

TEXTO: Romanos 6:23 u.p.

INTRO:  Hoy vamos a mirar  la significación verdadera del juicio para los pecados del creyente en la muerte del Señor Jesucristo.  Nadie tendrá la seguridad de su salva­ción hasta que él haya entendido esto.

      Siendo que Jesucristo ha sido juzgado en la cruz para los pecados del creyente, aquel creyente no será juzgado para sus pecados en aquel día del juicio del Gran Trono Blanco.

      Si vamos a entender este sujeto tenemos que abrir la Palabra de Dios.  Hay tres proposiciones que quiero ha­cer:

(1) Que el fuego del juicio de Dios está encendido por los pecados del hombre.

(2) Que Jesucristo llevó el juicio de Dios contra nuestros pecados para los que le reciben a Él como su Sustituto.

(3) Que la Palabra de Dios nos asegura que no hay con­denación para los que creen en Jesucristo.

I. El fuego del juicio de Dios está encendido por los pe­cados del hombre:

1. Hay dos palabras traducidas "juicio" en las Escrituras.  Una tiene que hacer con el hecho de juicio para obtener los hechos en el caso, Romanos 3:19.  La otra palabra "ira venidera" significa él llevando a cabo de la sentencia ya pasada, 1 Tesalonicenses 1:10.

2. Hay tres razones para el juicio de Dios contra el peca­do del hombre:

(1) Viene sobre el hombre porque lo que él es, Romanos 5:18, 19.  Génesis 6:5-7.

(2) Viene sobre el hombre porque lo que él ha hecho, Apocalipsis 20:12.  Véase Lucas 23:40, 41.

(3) Viene sobre el hombre porque lo que él no ha hecho:

  A. "... no vinieron en ayuda de Yavé..." Jueces      5:23.

  B. "... y no las hace...", Mateo 7:26.

  C. "... no ama al Señor...", 1 Corintios 16:22.

  D. "... a los que no han conocido a Dios...", 2 Tesa-lonicenses 2:8.

  E.  "... a los que no obedecen el evangelio..."    "  "

  F.  "... porque no creen en mí...", Juan 16:9.

II. Jesucristo llevó el juicio de Dios contra el pecado para aquellos que Le reciben a Él como su Sustituto.  Por eso en Él, ellos han muerto para sus pecados.

1. Jesucristo murió para lo que fuimos, Romanos 8:3.  Nuestros pecados actuales fueron perdonados por el amor de Jesucristo, Efesios 1:7; 1 Juan 2:12.  Nuestra natura­leza no es perdonada, sino es juzgada en Su muerte.  Esto se muestra en las ofrendas del A. T.

(1) ¿Qué fue llamado aquella ofrenda en Éxodo 29:10-14?  "...sacrificio por el pecado...".  Jesucristo fue nues­tro "sacrificio por el pecado", 2 Corintios 4:21.  Aquí Pablo explica como pecadores pueden ser reconciliados a Dios por la obra terminada de Jesucristo.  En este texto tenemos la doctrina de imputación y de sustitución:

  A. Tenemos a Jesucristo Quien no conoció pecado, Juan 8:46; Hebreos 4:15.

  B. A ser pecado para nosotros.  Dios el Padre, usando el principio de imputación  trató a Su Hijo como si Él fue un pecador y por eso tuvo que morir como un susti­tuto para pagar nuestra pena.  Dios Le trató como si Él ha cometido nuestros pecados, y nos trata a nosotros como si somos hijos de Dios sin pecado.

(2) ¿Dónde fue llevada la ofrenda para el pecado?, Levítico 4:12 "... fuera del campo..." un gesto simbólico a quitar el pecado del pueblo.  Véase:

  A. El leproso: "...fuera del campamento será su mora­da...", Levítico 13:46.

  B.  María: "...fue echada del campamento...", Números 12:15.

  C. Él que violó el sábado, "... lo sacó la congregación fuera del campamento...", Números 15; 35, 36.

  D.  Jesucristo, el gran anticipo (prototipo completa­mente opuesto a un original) cuando fue juzgado para nuestros pecados "... padeció fuera de la puerta...", Hebreos 13:12.  Véase Gálatas 3:13.

  E.  Jesucristo sufrió por nuestros pecados en las manos de Dios Su Padre, Zacarías 13:7.  Por ello, el enojo de Dios es quitado de nosotros, Isaías 12:1-6.

(3) ¿Qué pasó con la ofrenda de pecado?, Levítico 4:11, 12.  Era quemada completamente con la excepción de la grasa, Levítico 4:8-10 (La grasa, siendo la parte más rica del animal pertenecía a Dios, Levítico 3:14-17).

  A.  En el Libro de Levítico hay dos palabras usadas cuando habla de quemar algo:

  (A) Levítico 1:8, 9 donde quiere decir cambiar algo a un aroma, quemar como incienso.  Esto es tipificado en la muerte de Jesucristo, Efesios 5:2.

  (B) Josué 7:15 donde quiere decir quemar de la ofrenda "fuera del campo" y significa consumir completamente, que habla del juicio de Dios contra pecado.

(4) ¿Quién mataba la ofrenda por el pecado?  A veces el sacerdote, a veces la congregación, a veces uno de los príncipes.  Tres cosas tenían que ser hechas:

  A. La ofrenda tenia que ser traída a la puerta.

  B. La culpable tenia que poner sus manos encima para ser identificado con la ofrenda.

  C. Él tenía que matarla.  Todo esto habla de una necesi­dad personal, una confianza sobre el sacrificio para obte­ner el perdón de sus pecados.  Fue un hecho personal de fe, véase Los Hechos 3:14, 15.

2. Jesucristo murió por lo que el pecador ha hecho para cubrir la herida terrible de la transgresión del hombre:

(1)  1 Juan 3:5 "... para quitar nuestros pecados...".

(2) Hebreos 10:12 "... ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados...".

(3) Gálatas 1:4, "... se dio a Sí mismo por nuestros peca­dos...".

(4) 1 Juan 2:2, "... Él es la propiciación por nuestros pecados...".

(5) 1 Pedro 3:18, "... Cristo padeció una sola vez por los pecados...".

(6) Hebreos 9:28, "... Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos...".

(7) 1 Pedro 2:24, "... quien llevó Él mismo nuestros pe­cados en Su cuerpo...".

(8) Mateo 26:28, "... mi sangre... que por muchos es derramada para remisión de los pecados... ".

(9) 1 Corintios 15:3 "... que Cristo murió por nuestros pecados... ".

  A. Hermanos, en cada uno de estos textos hay dos ver­dades grandes:

(A) El pecado del pecador.

(B) El sacrificio del Salvador.

  B. Aquí encontramos nueve rayos que extiende el sol del sacrificio de Jesucristo en la cruz:

(A) Manifestación, 1 Juan 3:5.

(B) Perfección, Hebreos 10:12.

(C)  Consagración, Gálatas 1:4.

(D) Propiciación, 1 Juan 2:2 (algo para efectuar una re­conciliación con Dios).

(E) Sustitución, 1 Pedro 3:18.

(F) Imputación, Hebreos 9:28.

(G) Identificación, 1 Pedro 2:24.  Jesucristo no tuvo que purificarse a Sí mismo porque Él no tenía pecado, pero como nuestro representante Él actuó en nuestro lugar, véase Isaías 53:4, 5.

(H) Remisión, Mateo 26:28.  (fin)

 

Dios No Habla Por Sueños

      El canon de las Escrituras quedó completo con el último Libro del Nuevo Testamento, 1 Corintios 13:8-10; Apocalipsis 22:18, 19.  Abrir la puerta para mayor reve­lación es abrir la puerta para mayor revolución y confu­sión.

      La cuestión con los sueños, al igual que con los mi­lagros, no es si Dios puede hacer milagros hoy en día o no, o si Dios puede hablar por medio de sueños o no.  ¡Solo en una cabeza de lombriz cabe pensar que Dios no puede hacer algo.  El asunto es más bien si Dios quiere y en realidad hace esas cosas en la actualidad.

      Las Escrituras dicen que Dios habló en otros tiem­pos a los padres por los profetas, pero en esto postreros tiempos nos ha hablado por medio del Hijo, Hebreos 1; 1, 2, y el Hijo, la Palabra Viva de Dios, es la revelación final y nos ha dado la revelación final en forma escrita en Su Santa Palabra.

      Todas las sectas se han convertido en lo que son por permitir que haya otras revelaciones aparte de las Escrituras de la Santa Biblia.  La Santa Biblia sigue sien­do suficiente para corregir, para enseñar, para instruir en justicia, a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, en­teramente preparado para toda buena obra, 1 Timoteo 3:16, 17.  (Adaptado)

 

Las Sectas

      Son un desarrollo relativamente nuevo.  Desde co­mienzos del Siglo XIX varios miles han surgido como: mormonismo, los "Testigos de Jehová"; la "Ciencia Cristiana"; la "Escuela Unitaria de la Cristiandad", el "Camino Internacional", el "Cristadelfismo", la "Iglesia de Unificación", la "Iglesia de la Cientología", los "Niños

de Dios", la "Fundación Cristiana Alamo", "La Granja", etc.

      Lo que hace errónea a una secta es lo que enseña.  Se desvían lo suficiente de la verdad bíblica como para hacer imposible la salvación de quienes la siguen.  Además, en algunas sectas hay a menudo una especie de control coercitivo o "lavado de cerebro".

      Todas las sectas yerran en una o más de las siguientes doctrinas esenciales: La Divinidad de Jesucristo (que implica una trinidad), la resurrección corporal, y la sal­vación por gracia.

      Es frecuente que las sectas le añadan cosas al cristia­nismo.  Los mormones tienen su Libro de Mormón; Doctrina y Pactos; y La Perla de Gran Precio.  Los "Testigos" han hecho cambios en su "biblia" para que corresponda con lo que ellos quieren y usan su revista "La Atalaya" como si fueran las escrituras.

      Asimismo, añaden sus propios esfuerzos, sus propias obras de justicia a la obra completa de salvación reali­zada por Jesucristo en la cruz.  Todas las sectas dicen que el sacrificio de Jesucristo es suficiente, pero que, no obs­tante, nuestras obras deben ser añadidas a la de Él para demostrar que somos salvos y dignos de salvación.  Con esto, en realidad niegan la obra completa del sacrificio de Jesucristo.

      Sin embargo, lo más común entre las sectas son sus métodos de torcer las Escrituras por (1) tomando un texto fuera de contexto; (2) "extraer" de las Escrituras cosas que realmente no están allí; (3) seleccionar sola­mente aquellas Escrituras que parecen apoyar lo que de­sean probar; (4) ignorar otras interpretaciones o explica­ciones de las mismas Escrituras; (5) citar versículos sin dar la correspondiente cita bíblica; (6) combinar Escrituras que no tienen relación unas con otras; (7) de­finir incorrecta o parcialmente palabras claves para la interpretación; (8) traducir defectuosamente las Escrituras.

      Un cristiano debe conocer su propia doctrina lo sufi­cientemente bien como para reconocer no sólo lo que es verdad, sino también lo que es falso en un sistema reli­gioso, 1 Pedro 3:15; 2 Timoteo 2:15.

      Jesucristo nos advirtió que en los últimos días apare­cerían falsos cristos y falsos profetas y que engañarían a muchos, Mateo 24:24.  El Señor sabía que habría un surgimiento del espíritu del anticristo, 1 Juan 4:1-3, en los últimos días.  Su manifestación ya está aquí.  (Adaptado)

 

LOS DONES ESPIRITUALES

      En Romanos capítulo 12 y en 1 Corintios capítulo 12 hay una lista de los "dones" espirituales dadas a los cre­yentes para llevar a cabo la obra del Señor Jesucristo du­rante la edad de la asamblea.  No todos creyentes tienen el mismo don pero a cada creyente le es conferido por lo menos un don.  No hay lugar para elegir el don de acuer­do al deseo personal.

      En Romanos 12 encontramos el don de:

1. "Profecía".  El griego quiere decir: "hablando".  Puede ser hablando de una revelación que Dios le ha dado, o puede ser hablando, como predicando.  Antes de la ter­minación del N.T. Dios dio a ciertas personas la habili­dad a predecir cosas para la instrucción de las primeras asambleas.  Una vez que la revelación de Dios fue com­pleta, tales profecías cesaron.

2. "Servicio".  La misma palabra de donde viene "diácono", uno que sirve, no uno que manda.

3. "Enseñanza".  La habilidad a interpretar, clarificar, y explicar la Palabra de Dios.

4. "Exhortación".  Un don que permite uno a llamar a otros a obedecer las Buenas Noticias, a seguir las ins­trucciones dadas en el N.T.

5. "De repartir".  Compartiendo con otros de sus bienes.

6. "El que preside".  Uno que guía, sea en la casa o en una asamblea cristiana.

7. "El que hace misericordia".  Uno que puede mostrar bondad en tiempo de necesidad.

 

El Mensaje De Dios Para Mí Sobre La

Mayordomía

INTRO: Las Escrituras contienen una enseñanza signifi­cativa con respecto a la mayordomía cristiana.  Considere los siguientes puntos:

I. Dios es dueño absoluto de todo y de todos.

1. Por creación, Génesis 1:27; Efesios 2:10.

2. Por derecho, Salmo 24:1; Hageo 2:8; 1 Corintios 4:7; Hechos 4:32; 1 Timoteo 6:7.

3. Por redención, Isaías 43:1; 1 Corintios 6:19, 10.

II. El creyente es un mayordomo.  Es uno que administra los bienes que pertenecen a otro.  Todos los bienes en este mundo son de Dios, haciendo a cada creyente ma­yordomo de:

1. El tiempo, Éxodo 20:9-11, Eclesiastés 9:10.

2. Las Buenas Noticias, Mateo 28, 19, 20; 1 Cor. 4:1, 2.

3. Los talentos, Mateo 25:14-30.

4. Los dones, 1 Pedro 4:10; Santiago 1:17.

5. El amor, Marcos 12:30, 31; 1 Juan 3:18.

6. Las posesiones, Deuteronomio 8:18.

7. La vida, Santiago 4:13, 14.

III. Como buenos mayordomos de nuestras posesiones, lo mínimo que damos a la obra de Dios no debe ser me­nos que lo que dieron los judíos abajo la ley.  (Recuerde que el "diezmo" no está enseñado en el Nuevo Testamento).

1. En la época de "La Promesa" Jacob votó dar a Dios el diez porcentaje de sus ingresos, Génesis 28:20-22.

2. En la época de "La Ley", nótese las instrucciones da­das: Levítico 27:30; Deuteronomio 14:22.

3. En la época del "Nuevo Testamento" no hay instruc­ciones dadas acerca del diezmo excepto lo que Jesús ha­bló a los judíos (no a los creyentes): Mateo 23:23.

IV. Pero Dios nos ha prometido recompensas grandes a los que practican la mayordomía, Lucas 6:38; 2 Corintios 9:6.  (fin)

 

La Fuente De Gracia

LECTURA: Isaías 59:1-8

TEXTO: Salmo 84:11

INTRO:  Gracia... ¡el favor no merecido de Dios!    Y Dios es la única fuente.  No es disponible excepto de Dios el Creador.  Nosotros que lo tenemos no vamos a cambiarlo por cualquiera cosa en este mundo, Mateo 16:26.

      Dios es un bueno Creador y todas las cosas buenas vienen de Él y Su gracia está incluida:  es una demostra­ción de bondad; es un favor que no espera recompensa; es un hecho de misericordia.

      Aunque nosotros, los seres humanos, tenemos una capacidad a mostrar "gracia" a otros, ninguno de nosotros podemos mostrar aquel tipo de gracia que salva el alma del infierno.

      Todas de las cualidades de Dios están incluidas en Su gracia: Santidad; Verdad; Rectitud; Justicia; Bondad; Amor, y Misericordia.  Vamos a comenzar con Su:

I. Santidad.  Dios es absolutamente Santo, Perfecto en cada manera.  No hay imperfecciones encontradas en Él.  Él está bien arriba de todas de Sus creaciones en Santidad.  Él es la fuente de donde viene Santidad.  Si Ud. puede comprender la Santidad de Dios Ud. ha toma­do el primero pasa a aceptar Su gracia.

1. Las Escrituras hablan de Su Santidad: Levítico 11:44, 45; Josué 24:19; 1 Samuel 6:20; Salmo 99:9; Proverbios 9:10; Ezequiel 39:7.

2. Dios es llamado "santo" muchas veces en el A.T.  Es la canción de los mensajeros de Dios, Isaías 6:1-3.

3. El A. T. enseña que todos las cosas que pertenecen a Dios son santas: El Tercer Cielo; El Trono de Dios; Sus Palabras; Su Brazo todopoderoso; La Tierra donde Él habló a Moisés; El Altar en el tabernáculo; Las vestidu­ras de los sacerdotes; El Templo; El Campamento de los judíos; El Día Sábado.  Cualquier cosa que pertenece a Dios es santa.

4. Pero ¡esto causa un problema!  Aunque Dios es Santo, ¡la raza humana no lo es!  ¡Somos lo opuesto!  ¡Somos profanos, impíos!  Hay una distancia grande entre el Dios tres veces Santo y el hombre pecador.

5. Por eso, ¿cómo es que un Dios Santo y Perfecto, Uno que no puede tolerar imperfección trata con gente impía? Véase Isaías 59:1-3.  Amigo, si no es por la Gracia de Dios Ud. y yo no tenemos esperanza de escapar del fuego del Lago de Fuego.

II. Verdad.  Dios es Verdad en Su Persona, en Su Existencia; en Su conocimiento; en Su Poder; en Su Gloria.  Su Vida es Verdad; Sus Acciones son Verdad; Sus Palabras son Verdad.  Dios no miente.  Ud. puede confiar en todo lo que Él dice.  Ud. puede confiar en todo lo que Él hace.  Ud. puede depender cien por cien en Sus Promesas, Sal. 31:5; Isaías 45:18, 19; Juan 1:14.17; 14:6.

1. Nuestro Señor Jesucristo usó la expresión "... de cier­to, de cierto..." muchas veces.  ¿Qué significa esto?  "De verdad,  de verdad". Él es la Verdad y Él habla la Verdad.  Todos los líderes religiosos de Su tiempo habla­ron mentiras (como hoy en día).  Por esto Él  era tan dife­rente de ellos porque Él siempre habló la Verdad.

2. Dios no trata a de ganar la popularidad entre la gente por no hacer caso de los problemas entre Él y la raza humana.  Él habla con claridad en las Escrituras.  El Apóstol Pablo habló del problema que nosotros tenemos con la Verdad de Dios en Romanos 1:18-25.

3. Nosotros hemos escogido pecar, cambiar la verdad por la mentira, y esto lleva una penalidad severa, Romanos 2:1-11.

(1) ¿Estas palabras suenan como la voz de un Dios mise­ricordioso?  Si entendemos Su Santidad, y Su Verdad, ¡Sí!

III. Rectitud:  el carácter o cualidad de ser correcto.  Dios es correcto en todo lo que hace.  Él no puede hacer nada malo, no puede hacer una equivocación, no puede hacer una decisión mala, véase Salmo 7:9; 145:17; Isaías 45:18-25; Jeremías 9:23, 24; 11:20.

1. Las Escrituras nos enseñan que los juicios de Dios son de rectitud; Sus leyes son rectas, y que su rectitud per­manece para siempre, Salmo 111:2, 3; 112:1-3.

2. Las profecías del A.T. dijeron que el Mesías, que ha de venir, sería recto en todas las cosas que Él ha de hacer y en todo que Él ha de decir:  El Mesías sería:

(1) "Yavé, justicia nuestra",  Jeremías 23:5, 6.

(2) "Siervo justo a muchos", Isaías 53:11.

(3) "El Sol de justicia", Malaquías 4:2.

(4) "Y será la justicia cinto de Sus lomos", Isaías 11:5.

(5) "...que juzgará con justicia...", Isaías 11:4.

(6) "Has amado la justicia", Salmo 45:7.

(7) "...para justicia reinará un Rey...", Isaías 32:1.

3. Jesús, el Cristo, cumplió todas de estas profecías, véase Hechos 3:11-15; 7:51-53.

4.  Jesucristo siempre hace lo que es recto porque esta es Su naturaleza.  Él no puede hacer malo.

IV. Dios es justo.  Su Justicia esta basada sobre lo que es correcto.  Un juez bueno siempre va a juzgar con justicia.

1. Las decisiones de Dios siempre son justas, véase Deuteronomio 32:1-4; Salmo 33:4, 5; Daniel 4:37; Sofonías 3:5.

2. Dios es imparcial, Él no hace diferencia respecto de las personas, Deuteronomio 10:17, 18; Hechos 10:34, 35; Romanos 2:11-16.

3. Dios no desprecia a nadie, Job 36:5-7; Sal. 22:22-24.

4. Aquí podemos ver el problema del hombre caído con un Dios justo.  Parece una situación sin esperanza.  Sería el "fin del camino" excepto para la...

V. Bondad de Dios.  Véase Salmo 25:6-10; 34:8; 86:5; 100:5; 106:1-3.

1. Las acciones de Dios son consistentes con Su carácter.  Dios es bueno, por esto Él hace lo bueno, y una de las cosas más importante en Su bondad es Su mensaje al hombre caído conocido como "Las Buenas Noticias", 1 Corintios 15:1-8.

VI. El amor de Dios.  Poca gente entiende lo que amor es porque se confunde con concupiscencia, emociones de sí mismo, y acciones carnales.

1. Pero Dios puso "amor genuino" en el primer lugar de la lista de Sus leyes, Mateo 22:36-40.

2.  ¿Por qué es amor tan importante a Dios?  1 Juan 4:7-12.

VII. La misericordia de Dios.  Esta mostrada por Su bondad y por Su amor hacia aquellos que están en pro­blemas profundos, aquellos que no pueden ver un escape en sus vidas... y aquellos son todo el mundo según Efesios 2:1-3.

1.  Este texto pinta una pintura fea. Seres humanos muer­tos en pecado, sin habilidad hacer nada sino seguir a su padre el diablo.

2. Por eso somos objetos de la ira de Dios porque Él tiene que castigar a cada persona que quebranta Sus leyes.  ¿Qué podemos hacer?  Véase Efesios 2:4-9.

3. Dios fue conocido por Su misericordia mostrada en el A.T., véase Éxodo 33:17-19; Deuteronomio 4:29-31; Daniel 9:8, 9; Nehemías 9:31.

VIII. La gracia de Dios.  Esta palabra "gracia" sueña como música bonita en los oídos de cada creyente porque por "gracia" son salvas sus almas del infierno.  Por "gracia" tenemos esperanza de vida eterna.

1. El Niño Cristo fue dada la gracia de Dios, Lucas 2:40.

2. Jesucristo comenzó Su ministerio terrenal lleno con la gracia de Dios, Juan 1:14.

3. La gracia de Dios llegó a nosotros por medio de Su Hijo, Juan 1:17.

4. Pero hay que notar que la raza caída entera se benefi­cia de la gracia de Dios, Isaías 26:10.

(1) Sí, la gracia de Dios ha sido manifestada a todo el mundo... pero..."... no aprenderá justicia; en tierra de rectitud hará iniquidad, y no mirará a la majestad de Yavé...".

(2) Hermanos míos, si no fuera por la gracia de la elec­ción toda la raza humana estaría condenada al infierno porque un "muerto" no puede escoger nada.

5. La palabra gracia en el griego es CHARIS... alegría.  Esto es lo que la gracia de Dios hace para el pecador... lo llena de alegría.  (fin)

 

Acerca De Las Visiones, Imposición de Manos, y de la Adivinación por las Cartas

I. Imposición de manos. 

1. En el A.T. la imposición de manos era un símbolo de:

(1) La transmisión de una bendición, Génesis 48:14-16;  Deuteronomio 34:9.

(2) La carga de la culpa, Levítico 1:4.

(3) El nombramiento para un oficio, Números 27:18-23.

2.   En el N.T. Jesucristo solía imponer las manos al ha­cer un milagro de sanidad y, de acuerdo a la costumbre de la época, cuando sé bendecia a los niños, Marcos 10:13-15.

3.   En las primeras asambleas la imposición de manos se practicaba:

(1) Al efectuar milagros de sanidad, He. 9:12-17; 18-8.

(2) En el impartir del Espíritu Santo, Hechos 8:18, 19; 19:6.

(3) Hay cuatro pasajes donde la imposición de manos corresponde al nombramiento de alguien para un oficio o responsabilidad nueva, Hechos 6:6; 13.3; 1 Timoteo 4:14; 2 Timoteo 1:6.

Nota: La costumbre actual de la imposición de manos en la ordenación de pastores y sirvientes tiene poca base bíblica.

II. Visiones.  Pueden venir de tres fuentes diferentes:

1. Las divinas de Dios.

2. Alucinaciones e ilusiones causadas por alguna enfer­medad física o mental o por la ingestión de alcohol o drogas.

3. Originadas en Satanás, que son siempre falsas.  Las visiones dadas por él describen algo sobrenatural.  Pueden ser terribles escenas del futuro o "textos especia­les" o "profecías mentirosas", tratando de falsificar al Espíritu Santo con el fin de que el creyente "se apoye" en estas experiencias y quite su corazón de la verdad de Dios.  En el caso del incrédulo el objetivo es el mismo: alejarlo de la Palabra de Dios.

(1) Dejando de lado las visiones derivadas de enfermeda­des o las producidas por drogas, para diferenciar las vi­siones de Dios de las inducidas por Satanás hay algunas ideas que nos van a servir:

  A. Que ninguna visión sobrenatural requiera la condi­ción pasiva (no activa de la mente) puede ser tomada como de Dios.

  B. En el caso de creyentes, que la iluminación del Espíritu Santo llegue al creyente cuando esté en pleno uso de sus facultades mentales, de modo que sea capaz de comprenderla.

  C. Es muy importante que todo lo que es de Dios esté en armonía con las Escrituras.

III. Adivinación por las cartas.

1. Esta es una especie de mancia. El arte de predicción o adivinación del pasado, del presente, o del futuro.

2. En la antigüedad se servían de ciertos signos y medios para conocer lo que se propone: cristales, espejos, cartas.

3. En el A.T. existían conjuradores, hechiceros, intérpre­tes de señales, necromancia, Deut. 18:10-12.

4. La cartomancia, como forma de adivinación, está in­cluida en la anterior prohibición de Deuteronomio.

5. El pueblo de Dios es "otro" pueblo y no puede seguir el camino de las otras naciones y lo cierto es que la car­tomancia es una de las formas más conocidas de mancia.  Hay personas que practican esta mancia y deducen que no están adivinando, sino que se trata de "jugar" a ser siquiatras. Conociendo un poco como reaccionan las per­sonas (de forma instintiva) a ciertas preguntas, se puede "adivinar" como va a reaccionar ante las situaciones que plantea.  En este caso, el consejo es dejar de practicar la "adivinación" y escuchar a lo que dice las Escrituras.  (Tomado de una obra por José Antonio Arbizu)

 

¿Qué Hace Un Bautista No Conformista Diferente?

TEXTOS: 1 Tesalonicenses 2:15; 1 Timoteo 2:2

INTRO:  La vida es una mezcla de cambios y estabilidad.  Hoy, la gente que vivía hace 125 años no vive.  Cambio es necesario y bueno en unos casos, pero es peligroso en otros, véase nuestros textos.

      Unas cosas han cambiada durante los siglos pasados:

1. Los Bautistas No Conformistas ya no están persegui­dos por los Católicos Romanos.

2. Ahora no tenemos que escondernos de nuestros ene­migos para tener un culto de adoración.

3. Ahora cada creyentes puede tener una copia completa de las Escrituras en su propia lengua.

      ¡Estos son cambios buenos!  Pero hay unas cosas que no debemos cambiar.  Como Bautistas No Conformistas debemos continuar:

I. Con una forma de adoración a Dios simple.

1. Nosotros, los Bautistas No Conformistas, nunca hemos sido "religiosos" o "ritualista" en los servicios.  Tratamos a evitar cualquiera semejanza de los "católicos", los "protestantes", o los "evangélicos".  Los "católicos" tu­vieron como su fundador el diablo, y cuando los "protestantes" salieron de los "católicos" llevaron mu­chos de sus trapos con ellos, y cuando los "evangélicos" salieron de los "protestantes", otra vez llevaron muchas tradiciones con ellos.

2. Gracias a Dios, nosotros, los B.N.C., que tuvimos nuestro principio con Jesucristo, nunca tuvimos nada hacer con los "católicos", menos con los "protestantes", y no debemos tratar con los "evangélicos" con su emo­cionalismo, "lenguas", etc.

II. Nosotros somos distintos en la práctica de la inmer­sión y en el servir la Cena del Señor.

1. Muy temprano después de la muerte de los Apóstoles, las asambleas comenzaron a caer en prácticas no basadas sobre las Escrituras y durante los años las "iglesias" han salido más y más lejos de la verdad.

2. Nosotros, los B.N.C. tratan con la inmersión como está enseñada en el N.T.  Que la inmersión es para una perso­na, con edad suficientemente para arrepentirse de sus pecados (esto elimina niños), que puede dar un testimo­nio claro de una fecha de haber recibido a Jesucristo como Salvador, y que después de votación por la asam­blea (si es de la mayoría), por la autoridad de la asam­blea, por una persona elegida por la asamblea, sea el pas­tor, uno de los sirvientes, u otra persona, a entrar en el agua siendo completamente sumergida ("sepultado en la semejanza de un entierro") y levantado ("levantado en la semejanza de Su resurrección").  Tal acto es la puerta de llegar a ser miembro de la asamblea y tal persona ahora tiene el derecho a participar en la Cena del Señor.

4. Para participar en la Cena, uno tiene que ser miembro de aquella asamblea donde está servida.  Nosotros practi­camos la "Cena Cerrada" y en esta forma podemos ob­servar (que es el deber del pastor) la conducta de los miembros.  Un miembro que está viviendo en pecado no debe participar en la Cena.  Una persona que no tiene una inmersión válida no debe participar en la Cena.  Una per­sona que tiene pleito con otro miembro no debe partici­par.

5. Como la inmersión la Cena es simbólica.  Hay que usar pan sin levadura y jugo de uva, no fermentado.  La inmersión y la Cena deben ser actos sencillos.  No hay necesidad a tener pilas especiales para la inmersión, ni platos especiales para servir la Cena.

III. Nosotros, los B.N.C., siempre hemos predicado y enseñando en la lengua de la gente.

1. Cada pastor debe conocer la congregación bastante bien y hablar en forma que la persona más ignorante puede entender el mensaje.

IV. Los B. N. C. siempre han sido dependiente sobre las Escrituras, es decir los 66 Libros que contiene la Santa Biblia.

1. Nunca hemos usado "credos" o "artículos de fe", sino las Escrituras.

2. Y siempre hemos usado una versión de las Escrituras que es reconocida como igual (tan igual como es posible) a los manuscritos más viejos.  Por muchos años el mundo que habló el español usó la Versión Antigua de Reina Valera (1602).  En el año 1960 salió a luz otra versión, y es bastante buena, es de confianza.  Ahora hay otras ver­siones, pero ten cuidado.  Yo uso la 1960 y la Versión Actualizada, pero no las "versiones modernas".

3. Usamos las Escrituras para enseñar:

(1) Como salvar el alma del infierno.

(2) Fe y doctrina.  Todo lo que creemos viene de las pá­ginas del Libro, no de escritos de hombres, revistas de una convención de "iglesias", o de una denominación.

V. Los B.N.C. no tienen organizaciones siendo que cada asamblea es autónoma.  Tenemos compañerismo con otras asambleas B.N.C. y tenemos una cooperación entre las asambleas en el sostén de misioneros para cumplir con la Gran Comisión.

1. No hay un "director" o "presidente" u "obispo" entre los B.N.C.  Cada asamblea tiene uno o más pastores (ancianos, obispos) y el número de sirvientes para servir las necesidades de la asamblea.  Los sirvientes (conocido erróneamente como "diáconos) no tienen una posición para "mandar" la asamblea ni "mandar" al pastor.  Su deber es a cuidar de las cosas materiales de la asamblea.

VI. Los B. N. C. cumplen la Gran Comisión.  Ud. no puede tener una Asamblea Bautista No Conformista si Ud. no sostiene las obras de Dios alrededor del mundo.

1. Si Ud. no tiene una visión de los perdidos en otras ciudades, en otras naciones, ¡hay algo mal con su vista!

VII. Los B.N.C. viven una vida santificada.  Efesios 4:1; Colosenses 3:1; 1 Tesalonicenses 4:3.

1. Si Ud. profesa ser "cristiano", entonces debe vivir como "cristiano".  Tengo muchas dudas de la persona que dice es "creyente" y vive como un hijo del diablo.

2. Un creyente no debe mentir, ni engañar, ni asistir en las cosas del mundo, no comprar billetes de lotería, beber bebidas alcohólicas, fumar tabaco, ni usar drogas.

Conclusión:  Sí, un Bautista No Conformista trata a ser conformado a las enseñanzas de la Biblia, y no a ser conformado con denominaciones hechas por hombres.  Recuerde que un día, si Ud. es salvo, tiene que dar cuenta de su vida cristiana, desde el día de su conversión hasta el día de su muerte.  (fin)

 

La Iglesia Pentecostés Comparada Con Las Escrituras

      Amigo, si Ud. se llama a sí mismo "pentecostés", por favor estudie con cuidado lo siguiente:

Los Pentecostés Enseñan:

1. Que una persona debe completar su salvación, pero véase Efesios 2:8, 9.

2. Que una persona que es salva y cae en pecado y muere va al infierno, pero véase Juan 10:28.

3. Que algunos tienen el poder de sacar demonios, véase 1 Corintios 12:29.  Sólo los apóstoles tenían la autoridad de hacer esto y ninguno vive hoy.

4. Que el hablar en lenguas es hablar en un idioma que no es conocido por el hombre, véase Hechos 1:7-11.  Las lenguas del Libro de los Hechos eran idiomas conocidos.

5. Que ellos pueden reprender al diablo y mandarlo, véase Judas 9  "... el Señor te reprenda...".

6. Que toda la enfermedad es por causa del pecado en la vida, véase Juan 9:2, 3; 2 Corintios 12:7-10.

7. Que es la voluntad de Dios que todos estemos sanos y en buena salud, véase 2 Timoteo 4:20.

8. Que la pobreza es una maldición de Dios, véase Juan 12:8.

9. Que uno recibe el Espíritu Santo después de ser salvo, véase Romanos 8.9.

10. Que una mujer puede ejercer el pastoreado, véase 1 Timoteo 3:2.

11. Que pueden usar la música mundana para la alabanza y adoración, véase Efesios 5:19; 1 Corintios 14:40; Gálatas 5:17.

12. Que Jesucristo les habla personalmente, véase Apocalipsis 22:18.  (fin)

 

Consejo

      El Apóstol Pablo escribió a la asamblea de Corinto diciendo: "Todo me es lícito, pero no todo conviene; todo me es lícito, pero no todo edifica"  1 Cor. 10:23.

      El té actúa como estimulante, y hasta cierto punto produce intoxicación.  El efecto del café y muchas otras bebidas comunes es similar.  El primer efecto es vigor.  Los nervios del estómago son excitados, y causan irrita­ción al cerebro, y este, a su vez, es impulsado a aumentar la acción del corazón, y a dar a todo el sistema una ener­gía de poca duración que hace olvidar la fatiga, y la fuer­za parece ser aumentada, la inteligencia se despierta, y la imaginación adquiere más viveza.

      A causa de estos resultados muchos suponen que el té y el café les hacen mucho bien; pero están en un error.  El té y el café no alimentan el sistema, pues su efecto se produce antes que se efectúe la digestión y la asimila­ción, y lo que parece ser fuerza es solamente excitación nerviosa.

      Cuando pasa la influencia del estimulante, la fuerza no natural cesa, y el resultado es un grado correspondien­te de languidez y debilidad.

      El uso continuo de estos tóxicos de los nervios es seguido por dolor de cabeza, insomnio, palpitación del corazón, indigestión, temblor, y muchos otros males, porque gastan las fuerzas de la vida.

      Los nervios cansados necesitan descanso y tranquili­dad en vez de estimulantes y exceso de trabajo.  La natu­raleza necesita tiempo para recuperar sus energías gasta­das.  Cuando sus fuerzas son aguijoneadas por el uso de estimulantes, por un tiempo, se efectuará más; pero, al debilitarse el sistema por el continuo uso, llega gradual­mente a ser más difícil despertar sus energías al punto deseado.  El deseo de estimulantes llega a ser más difícil de dominar, hasta que la voluntad se siente subyu­gada, y no se puede resistir a los anhelos anormales y se recurre a nuevos estimulantes hasta que la naturaleza cansada no puede responder más.

      Pablo dijo también en 1 Corintios 10:31 "Si, pues, coméis o bebéis, o hachéis otra cosa, hacedlo todo para la gloria de Dios".   (fin)

 

Siete Promulgaciones De La Ley Divina

      Este es el método de Dios de revelación gradual y de publicación de Su Ley.  Primero fue escrita en la natura­leza, luego en la conciencia del hombre, y después sus principios fundamentales sobre las tablas de piedra.

      A Su debido tiempo, Jesús apareció como la Encarnación perfecta de la verdad, la cuál Él ilustró en Su propia vida sin pecado.  Más tarde vinieron todas las Escrituras, la edición escrita más amplia y completa.

      Era el propósito de Dios que Su Ley también fuera escrita en el corazón de Su pueblo, y que Sus preceptos pudieron ser "leídos" en su vida exterior.

1. Escrita en la naturaleza, Salmo 19:1.

2. Escrita en la conciencia, Romanos 2:15.

3. Escrita en tablas de piedra, Éxodo 24:12.

4. Cristo, la Palabra Viviente, Juan 1:14.

5. Todas las Escrituras, Romanos 15:4.

6. Escrita en el corazón, Hebreos 8:10.

7. Los creyentes como epístolas vivientes, 2 Corintios 3:2, 3. (fin)

 

Reglas de Urbanidad de la Asamblea

1. Nunca deje de asisitir sin razón.

2. Tenga siempre presente que Ud. está en la Casa de Dios, un lugar dedicado a Él.

3. No llegue apresuradamente, sino antes de la hora de comenzar el servicio.

4. Ocupe los primeros asientos para que los últimos queden para aquellas que lleguen atrasadas o con niños.

5. La sala de reunión no es un lugar de diversión, por lo tanto, evite las conversaciones, siéntese debidamente, no mastique chicle, ni haga de su asiento un lugar para dormir.

6. Ayude a las personas extrañas en el servicio, ofrézcales la Biblia o particípele de la suya.

7. Tenga presente que las personas extrañas son los huéspedes de los miembros.

8. Tome en cuenta la comodidad de los demás.  No se coloque en la entrada del banco.

9. No se retire corriendo al termino del servicio.

10. Nunca deje de asisitir porque los miembros no son perfectos.  ¡Cuan incómodos se sentirá Ud. en una asamblea perfecta!

11. Asiste con toda su familia.

12. Traiga su ofrenda para la obra de Dios.  (fin)

 

      Por más que 28 años hemos publicado y enviado esta revista gratis y vamos a continuar haciéndolo debido a la generosi­dad de unos hermanos cristianos aquí en los EE.UU.

      Contamos con la Familia Lanza, de Zárate, Argentina para hacer las correccio­nes en esta revista. Gracias a Uds.             Cuesta mucho tiempo y esfuerzo cada mes publi­carla.  Mi esposa Janet y yo gastamos muchas horas cada semana preparando el material y enviando más de 1.300 copias cada mes.

      Enviamos solamente a los que nos escri­ben.  No es nuestra intención enviarla si Ud. no lo quiere.  Si llega a su apartado y Ud. no tiene deseo de recibirla, por favor avísenos siendo que el porte postal es costoso. Evangelista James Alvino Nelson y esposa Janet Eva

       HOJAS DE ORO

Ruta 2, Buzón 15, Beverly, Kansas 67423-9606  EE.UU.  (Avión)