Publicación Gratis

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las EnseĖanzas Bíblicas

“...que contendáis por la fe...”

AĖo XXXX, No. 3                            MARZO                                            2010

 


Índice:

...El libro de Zacarías.

...ņDebo ser miembro de una asamblea?

...Los falsos maestros engaĖan, manipulan y traicionan.

...Mercachifle.

...Respuesta a una carta.

...Con relación a las ofrendas voluntarias.

...El perdón de Dios.

...Marcas de los falsos maestros y profetas.

...Dones espirituales.

...Fundamentos (VI parte).

...Lección 9: La Palabra de Dios.

...Lección 10: Mayordomía.

...Los dones del Espíritu Santo (continuación).

...Las marcas de una Asamblea de Jesucristo.

...La perseverancia de los creyentes.

...Cristo es el SeĖor de todo.

...La muerte espiritual, física y la muerte segunda.

...En los postreros tiempos.

...Comentario sobre los Diez Mandamientos (continuación).

...La última palabra.

 

El libro de Zacarías.

    Al igual que Hageo, Zacarías era un profeta del remanente fiel que regresó a Palestina después de los setenta aĖos de cautiverio. Comparándose con las demás profecías del reino, los grandes pasajes mesiánicos de Zacarías se hacen perfectamente claros. En las predicciones de este profeta se presentan los dos advenimientos de Cristo (9:9 con Mateo 21:1-11 y Zacarías 14:3,4). Zacarías revela la mente divina tocante a los poderes mundiales gentiles que rodean al remanente fiel que ha sido ya restaurado a Palestina. El libro se divide en tres secciones: I. Visiones simbólicas a la luz de la esperanza mesiánica (1:1–6:15); II. La misión desde Babilonia (7, 8); III. El Mesías en Su rechazamiento y en Su reino (9–14).

 

ņDebo ser miembro de una asamblea?

(Por David Cloud)

TEXTO: Hechos 2:41.

INTRO: Es práctico. Pablo dice que “todas las cosas deben ser hechas con orden”. Sin una lista de miembros ņcómo conocerse?

    Hay cuatro razones por las cuales un creyente debe ser miembro de una asamblea:

I. Porque cada asamblea es un “cuerpo” que está formado por muchas partes, cada una de las cuales tiene una responsabilidad.

1. En el N. T. vemos que todos los creyentes forman parte de la familia de Dios, pero cada asamblea es una organización autónoma e independiente (Hechos 14:21-23). Véase 1 Timoteo 3:15; 3:1-14.

2. En el N. T. cada asamblea es un cuerpo espiritual que cuenta con sus propios miembros (1 Corintios 12:26, 27). Véase Romanos 16:1.

II. Los creyentes necesitan una asamblea que esté unida (1 Corintios 1:10; Filipenses 1:27). Si no eres miembro de una asamblea no tendrás parte en los negocios.

III. Para practicar la disciplina se debe contar con una lista de miembros (1 Corintios 5:11-13).

1. Los padres no pueden disciplinar los hijos de sus vecinos.

2. Una asamblea no tiene autoridad para disciplinar a alguien que no es miembro (1 Corintios 5:11-13).

IV. El creyente debe ser miembro de una asamblea para estar bajo autoridad como se indica en las Escrituras (Hebreos 13:7, 17). (Fin)

 

Los falsos maestros engaĖan, manipulan y traicionan. (Adaptado)

    En el movimiento “carismático” o “pentecostés” muchas veces los miembros ignoran los pecados de sus líderes.  Las Escrituras son claras respecto a que el creyente no debe tolerar el pecado en las asambleas. Véase 1 Tesalonicenses 5:20-22; 1 Corintios 14:29; 1 Juan 4:1-3; 1 Tesalonicenses 5:19-21.

    Por lo general, los miembros están más interesados en tener mucha alabanza que no les importa lo que se predique. Si el mensaje no concuerda con las Escrituras el predicador es un falso profeta.

Pągina 2    Es la obligación de cada creyente el escudriĖar y entender las Escrituras (Juan 5:39; 2 Tesalonicenses 2:2, 3, 15; 1 Corintios 14:29; Judas 16).

    Unas de las características de los falsos profetas es que no se apegan a la sana doctrina, sino que van inventando “cosas y métodos mejores”. El verdadero ministro se limita a lo que la Biblia establece con claridad.

    Por lo general los falsos maestros promueven la adoración a otros dioses y doctrinas de demonios. Debemos seguir el ejemplo de los creyentes de Tesalónica (Hechos 17:11).

    El buen ministro practica el concepto de que solamente la Palabra de Dios es lo que puede cambiar a los seres humanos. Ninguna otra cosa funciona. Los falsos maestros desobedecen las claras restricciones e instrucciones que aparecen en la Biblia (1 Reyes 13:21, 22; 1 Samuel 3:19; Éxodo 20:14). Cuando un líder comete tales pecados esto indica que él no proviene de Dios, sino que es un emisario de su padre Satanás (Mateo 6:24, 1 Timoteo 6:6-8). Hoy vemos la proliferación de “ministros” que enseĖan todo lo contrario, para lo cual han montado un “evangelio de la prosperidad” y enseĖan que Dios quiere hacer rico a todo el mundo.

    Cada creyente tiene que escudriĖar las Escrituras y aplicarlas a toda su vida. Esta labor también debería ser la meta y el trabajo de cada asamblea, pero muchas” iglesias” se dedican más a entretener a sus miembros con teatro, show musicales, mimos, etcétera, que a predicar la sana doctrina.

    Usaremos un ejemplo más para dejar totalmente claro dónde se están torciendo las Escrituras en muchas “iglesias” y ministerios:     mujeres que predican (1 Timoteo 2:11-14; 1 Corintios 14:33-35). La Biblia enseĖa que en el huerto del Edén Dios maldijo a toda mujer, repitiendo esa maldición en las asambleas como una restricción respecto al ministerio (1 Timoteo 2:11-14). ņQué nos muestra la Biblia? ņDios levantó la restricción? No. ņEstá en vigor todavía hoy? Sí.

    Para terminar llamo la atención sobre Tito 1:9; 2:1; 1 Timoteo 1:10; 4:16; 2 Tesalonicenses 2:8; 2 Pedro 3:16; 2 Corintios 4:2. (Fin)

 

Mercachifle.

(Por J. Candeas, Apdo. 2, CP 11300, La Línea, EspaĖa)

TEXTO: Apocalipsis 18:13 “...almas de hombres...”

    Sí, la iglesia papista es un vulgar mercachifle (mercader de poca importancia) desde hace siglos. En la Palabra hay muchísimas profecías sobre ella ya cumplidas, y una que queremos hacer patente aquí es la que la seĖala como comerciando con las almas de los hombres. Esta profecía está más que cumplida. Pero ņse puede mercadear con las almas de las personas? ŃPues claro que sí! La “iglesia” católica, no apostólica y romana lo hace desde siglos. Se trata de la diabólica doctrina del inexistente purgatorio.  Esta granujería encendió la antorcha de la Reforma en el siglo XVI. Estaba el siervo de Dios, Martín Lutero, enfrascado en su trabajo en el monasterio cuando alzó la cabeza, intrigado: ņQué ruido era ese? Se trataba del “insigne” siervo del papa Juan Tetzel, quien con gran escándalo, acompaĖado de otros muchos “insignes” como él y precedido de su tropa, iba haciendo mercadería con las almas de las personas. Ponía el tenderete en la plaza del pueblo y con gran elocuencia gritaba algo así: “Vuestros seres queridos están en el purgatorio, sufriendo horriblemente. Pero vosotros podéis pagarles una gracia y aliviarles sus sufrimientos. En cuanto suene la moneda en la caja vuestro ser querido saldrá del purgatorio e irá al cielo”.

    El purgatorio es una granujería papista. Ella enseĖa que las personas, por buenas que sean en esta vida, siempre tienen un pecado sin pulir y, por eso, al morir no pueden ir directamente al Cielo porque allí no entra nada impuro.  Pero tampoco van al infierno, porque un pecadillo sin importancia no es suficiente daĖo para entrar allí. Entonces, todas las personas cuando mueren van al purgatorio, un lugar temporal de purgación de los pecados. Cuando los pecados estén purgados con el sufrimiento de las llamas, pasan al Cielo. También se puede ayudar a salir de ese horrible lugar pagando misas a su favor. ņCuántas misas?  El cura no lo sabe y le dice al feligrés: “Paga cuantas más misas mejor, así tu ser querido saldrá más pronto”.

    Una vez purgados los pecados, son los ángeles los encargados de ir a por los ya limpios para llevarlos al Cielo.

    ņQué diremos a tanta blasfemia? Primeramente que el purgatorio no existe, se inventó al final del siglo sexto. Segundo, que las indulgencias plenarias (remiten de todo el castigo temporal) es una contradicción a la Palabra de Dios.   Es Cristo quien purgó los pecados (Hebreos 1:2, 3; 10:14).  Véase Lucas 23:39-43, 1 Juan 1:7.

    Los “católicos” están haciendo un “comercio con las almas de los hombre” (Apocalipsis 18:13). (Fin)

 

Respuesta a una carta.

    Como has descubierto hay muchas “religiones cristianas” que no son de Jesús sino que pertenecen a Satanás. La organización “Familia Unida” es una de los cientos de “iglesias” que no son cristianas porque no siguen las enseĖanzas de las Escrituras. El motivo de estas “iglesias” es obtener dinero apoyándose en textos aislados, sobre todo del A. T.

    Los “Adventistas del Séptimo Día” son una organización mundial que tuvo su comienzo en el siglo pasado.  Rechazan la obra final de Jesús en la cruz puesto que uno “tiene que” guardar el día sábado. Después de la muerte de Jesús todos de los libros en el N. T. indican que las reuniones cristianas siempre se celebraron en el día domingo. Sí, Pablo predicó a los judíos en el sábado. El día de adoración Página 3 no importa. Puedes adorar a Dios en el séptimo día, no comer carne, vivir una vida ejemplar, guardar cada uno de los diez mandamientos y aún así, al morir, despertar en tormento en el sheol (hades), esperando la segunda resurrección en el futuro para recibir tu grado de tormento en el Lago de Fuego. La salvación es por gracia (favor inmerecido), no por obras sino por la fe en Jesucristo. (Fin)

 

Con relación a las ofrendas voluntarias.

(Por Oscar R. Gil Leal, Cuba)

TEXTO: Números 18:8. Dijo más Jehová a Aarón: He aquí yo te he dado EL CUIDADO de mis ofrendas.

1. Mateo 21:3. Cooperación: El SeĖor lo necesita.

2. Marcos 12:41-44. ņQuién da más?

3. Marcos 14:8. Esta dio cuanto podía”.

4. Lucas 10:7. El obrero es digno de su salario.

5. Hechos 4:32-37. Todas las cosas en común.

6. Hechos 5.1-11. Privacidad y dominio de los bienes.

7. Hechos 6:1. Distribución.

8. Hechos 20:33-35. No a la codicia.

9. Romanos 15:25-33. Los pobres.

10. 1 Co. 9:1-18. Presentando a Cristo gratuitamente.

11. 1 Co. 16:1-24. Ofrenda.

12. 2 Co. 8, 9. Ofrenda Voluntaria.

13. 2 Co. 11:7-8. Había asambleas que pagaban SALARIO, pero estos pastores no recibían DIEZMOS sino SALARIOS.           

14. 2 Co. 11:20. La asamblea no debe permitir que LOS MALOS OBREROS la despojen de su economía.

15. 2 Co. 12:14-16. El pastor no puede ser motivado a pastorear por los bienes materiales que va a recibir, antes debe gastar, si fuera necesario, lo suyo propio.

16. Gálatas 2:10. Tener siempre en cuenta a los pobres (recuérdese las viudas que en  verdad lo sean, asimismo los pobres que en verdad lo sean, pues el principio bíblico es que el que no trabaja, que no coma).

17. Gálatas 6:6-10. Compromiso de dar y a quién.

18. 1 Tesalonicenses 2:6. Podíamos seros carga como apóstoles de Cristo.

19. 2 Tesalonicenses 3:6 ss. Los pastores tienen derecho a ser mantenidos o sostenidos por la iglesia.

20. Tito 3:13. Que a los misioneros nada les falte. Es la asamblea la que atiende los casos de necesidad y a esto se le llama BUENAS OBRAS.

    Fil. 2:19-30 relata que Epafrodito enfermó por servir a Pablo, es decir, por pasarle su sustento a él (versículo 30). “Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos. Vosotros sois mis amigos, si hacéis lo que yo os mando.” (Juan. 15:13-14). (Fin)

 

El perdón de Dios.

TEXTO: Salmo 51:1-3.

INTRO: Sin la seguridad del perdón, la vida no tiene valor.

I. ņHemos sido demasiado malos como para recibir perdón?

1. ņQué dicen las Escrituras? La oferta de perdón viene con condiciones. Recuerde que nuestro Dios es un Dios de ira. (Mateo 10:28). Véase 2 Reyes 22:13; Salmo 2:12; Juan 3:36; Romanos 1:18; 2:8; Efesios 5:6.

2. Siendo que Dios es Santo, Santo, Santo (Apocalipsis 4:8) Él no puede tolerar ningún pecado en Su presencia. Por causa del pecado “no hay esperanza de vivir eternamente a su lado”. ŃPero contamos con el amor de Dios! (Juan 3:16).

3. El Sustituto (Romanos 3:20-26).

II. El perdón de Dios cubre todos nuestros pecados (2 Corintios 5:21; Romanos 5:1, 2).

1. Tal perdón es completo (Romanos 4:7, 8; Isaías 43:25).

2. No son imputados al pecador. Imputar es atribuir a otro una culpa. Dios cargó a Su Hijo con nuestros pecados, véanse Sus promesas en Juan 3:16; 5:24; 6:47; 7:38; 11:25; 20:31; Hechos 13:48; 16:31; Ro. 1:16; 4:3; 5:1; 10:11.

II. Hay varias clases de perdón.

1. El perdón de Dios legalmente (1 Juan 2:1; Romanos 8:28, 39) que se da únicamente al pecador arrepentido.

2. El perdón de Dios en Su familia. Primero el pecador es perdonado una vez y para siempre de sufrir la pena del Lago de Fuego (salvación una vez y para siempre). Pero en el camino el creyente cae a veces en pecado. ņQué debe hacer? La respuesta se encuentra en 1 Juan 1:9.

3. El perdón entre unos y otros (Lucas 17:1-10).

III. Ahora ņqué es el pecado imperdonable? (Mt. 12:31, 32).

1. Este pecado es la blasfemia contra el Espíritu Santo. El contexto nos muestra que los fariseos (los judíos más religiosos) oyeron las palabras de Jesús, vieron Sus milagros, observaron Su vida perfecta, pero atribuyeron Sus actos sobrenaturales a Satanás. Esto es la blasfemia contra el Espíritu Santo. 

2. Los creyentes no pueden ser culpables de este pecado.

IV. Tres errores acerca el perdón. Unos dicen que hay que gritar, llorar. Otros dicen que hay que ser sumergido. Otros dicen que hay que hacer buenas obras. Pero ņqué dicen las Escrituras?

1. El N. T. enseĖa el “arrepentimiento”, pero esto no siempre viene con llanto y tristeza. El “arrepentimiento” es un cambio mental. El pecador cambia sus pensamientos acerca de Dios, entiende que Dios le ha provisto salvación para él, y está pronto a cambiar su estilo de vida para obtener la gracia de Dios, creyendo en la obra final de Jesús el Cristo.

2. Las Escrituras enseĖan el “bautismo”, pero son claras en cuanto a que una inmersión no tiene nada que ver con el perdón de los pecados. En Hechos 2:38 hay un texto que no se entiende. Cuando Pedro dijo: “arrepentíos y sea bautizado cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo”, el texto griego dice: “a causa del perdón” o “sobre la base

Página 4    del perdón”. Aquella gente tuvo que ser sumergida para mostrar su perdón, no para obtener perdón. Además:

(1) Abraham fue perdonado antes de ser circuncidado (Romanos 4:9, 10).

(2) Jesús perdonó los pecados de las personas antes de ser sumergidos (Mateo 9:1-7; Lucas 7:36-50; 18:9-14; 19:1-9; Juan 8:1-12).

(2) Cornelio y su familia recibieron la “seĖal” de la salvación antes a ser sumergidos (Hechos 10:44-48).

(3)  Las Escrituras muestran que el perdón y la salvación se reciben por fe, no por inmersión (Juan 3:16; Romanos 5:1; 10:1-13; Efesios 2:10).

(4) A la luz de todo esto, el bautismo debe ser visto como un hecho exterior por medio del cual estamos mostrando públicamente nuestra fe en Jesucristo. El bautismo no es un requisito para la salvación.

3. Buenas obras. Sin duda las “buenas obras” son importantes en la vida cristiana, pero no son una condición para recibir el perdón de pecados (Romanos 3:27, 28). Véase Efesios 2:8-10.

(1) Pero, ņqué dice Santiago 2:14-26? Santiago está diciendo que una fe genuina produce “buenas obras”. Nuestras “buenas obras” no son una parte para recibir el perdón sino el resultado de la salvación.

V. Preguntas comunes.

1. ņPor qué no siento el perdón? El “perdón” es una obra de Dios, es un “hecho” y no depende de nuestras sensaciones.  El “perdón” se acepta por fe. Véase a continuación:

(1) Job 14:17; Isaías 44:22; Salmo 103:12; Miqueas 7:19; Isaías 38:17; 43:25; 1:18.

2.  ņEl perdón no es algo entre Dios y yo? Sí, es algo muy personal. Si has sido perdonado lo vas a proclamar públicamente.

3. ņPor qué dice la Biblia que Dios no nos perdona si no podemos perdonar a otros?  (Mateo 6:14, 15). Este texto no trata de la salvación sino de cómo vivir la vida cristiana.

4. ņDebe el creyente siempre perdonar a otros? ŃNo! No hasta que el pecador se haya arrepentido de su pecado (Lucas 17:1-10; Mateo 18:15-17). Tampoco aquí se refiere a la salvación.

5. ņQué hay acerca de lo que Jesús dijo en Lucas 17:3, 4? Este es un astuto familiar, dentro de los creyentes. No se trata de la salvación.

6. ņNo es verdad que Dios nos perdona incondicionalmente?  

(1) El creyente, una vez perdonado, debe perdonar a otros (Ef. 4:32) y, cada vez que cometa pecado, está bien claro lo que debe hacer (1 Juan 1:9). (Fin)

 

Marcas de los falsos maestros y profetas.

(Adaptado de “Cristianismo Histórico”)

Un estudio dirigido a cada predicador pentecostal.

    Jesús dijo en Mateo 24:11 que: “Muchos falsos profetas se levantarán y engaĖarán a muchos”. Véase Jeremías 14:14; Mateo 7:15. ŃPor tanto, pueden ser tan espiritualmente peligrosos y mortales para los creyentes como un lobo salvaje y oculto lo es para una manada de ovejas!

    Los falsos predicadores se conocen por sus frutos (Mateo 7:16) y no por sus reclamaciones personales o “dones”.  De hecho, algunos falsos profetas pueden incluso producir seĖales milagrosas (Marcos 13:22), y predecir acertadamente un evento que está por ocurrir (Deuteronomio 13:1-4, 18:20-22).

    Los falsos profetas hablan con convicción ya que esperan el cumplimiento de sus palabras mentirosas (Ezequiel 13:6; 1 Timoteo 1:5-7; Hechos 13:6; Jeremías 26:7-15; 1 Reyes 22:24 (véase el contexto); Zacarías 10:1, 2; Jeremías 23:16; 8:10, 11).

    Los falsos profetas que engaĖaron a Acab tenían espíritus mentirosos, ellos predijeron triunfo y victoria en nombre del SeĖor (1 Reyes 22:11, 12). ŃPorque Acab creyó su mensaje, fue a la batalla y murió! (v. 35). En forma similar, Pablo predijo que un gran número de falsos maestros hablarían lo que la gente con comezón de oír querrían escuchar y no lo que necesitaban (la verdad), tal y como se encuentra en 2 Timoteo 4:3.

    De nuevo “muchos” serán engaĖados por enemigos mortales de la Cristiandad con apariencia de religiosidad e inocencia, que traerán el camino de la verdad al descrédito (2 Pedro 2:1, 2). Pablo dijo que hay enseĖanzas que en realidad provienen de “demonios” a través de falsos maestros (1 Timoteo 4:1, 2), y que Satanás tiene gente que se disfraza como siervos de justicia (2 Corintios 11:15).

    La noticia: 2 Juan 9-11. Véase 1 Juan 4:1; 2 Timoteo 3:16, 17.

    Hermanos, Jesús no estaba bromeando cuando dijo que nos cuidáramos de los falsos profetas (Mateo 7:15) ŃEstán aquí ahora mismo! Tienes que estar alerta. Tu destino eterno está en juego. (Fin)

 

Dones espirituales.

(Tomado de una obra de John McArthur)

TEXTO: 1 Corintios 12:9, 28, 30.

INTRO: Es de suma importancia que entiendas lo que las Escrituras enseĖan, pues hay muchas doctrinas falsas que salen hoy por la tele.

    Durante los primeros aĖos del establecimiento de las EKKLESÍAS hubo “dones y seĖales”: milagros, sanidades, lenguas y la interpretación de lenguas. Con el fin del Nuevo Testamento esos  “dones” desaparecieron y hoy no tienen parte en la EKKLESÍA del SeĖor.

    Los que dicen hoy que tienen la habilidad de llevar a cabo servicios de “sanidad” deben preguntarse: “ņQué dicen las Escrituras?”

Página 5    “Y estas seĖales seguirán a los que creen”, Marcos 16:17.

    “Dones de seĖales”. Fueron algo provisional y no existen hoy. Hubo “seĖales” de milagros (1 Corintios 12:10); sanidades (1 Corintios 12:9, 28, 30); el poder de los apóstoles, milagros (Mateo 10:1-4); los setenta (Lucas 10:1), y algunos de los asociados,

I. Y ņcuál era el propósito? Confirmar el mensaje que Dios estaba dando.

    El modelo de las sanidades hechas por Jesús: completas, para todo el mundo, sanidad de enfermedades orgánicas, resucitación inclusive.

    El modelo de las sanidades hechas por los apóstoles: Lucas 9:1, milagros, sanidades.

    A los setenta, igual.

    A los asociados de los apóstoles. Aquel “don” nunca fue usado por “todo el mundo”

II.   El propósito: Para autenticar y confirmar que aquellos varones eran de Dios (Hechos 3:1-15; 19:10-12).

III. La controversia del mensaje: Aquel mensaje nuevo fue confirmado por seĖales. Una vez que el “mensaje” quedó escrito las seĖales cesaron.

IV. Ahora, regresemos a cuando Dios dio aquel “don” a los apóstoles. Ellos:

1. Sanaron con una palabra (Hechos 9:32-35), o un toque (Hechos 28:8).

2. Sanaron instantáneamente (Hechos 3:4).

3. Sanaron totalmente (Hechos 9:34).

4. Sanaron a todo el mundo (Hechos 5:12, 14-16; 28:9).

5. Sanaron enfermedades orgánicas, cosas invisibles.

6. Levantaron a los muertos (Hechos 9:36-40).

    Pero, una vez que los escritos del Nuevo Testamento se completaron, tales “dones” cesaron y los discípulos comenzaron a predicar la Palabra. Véase la ilustración de Josué 5:11-12.

V. La restricción de Pablo. Pablo había usado el don de sanidad muchas veces, pero cuando su compaĖero se enfermó él no lo usó (Filipenses 2:25-27). Véase 2 Timoteo 4:20; 1 Timoteo 5:23; a sí mismo, 2 Corintios 12:7-9.

V. La perspectiva de la enfermedad. No es el plan de Dios que todo el mundo sea sano (Hebreos 12:6; Éxodo 4:11; Juan 9:2,3).

VI. La hipocresía del sanador de hoy. Todo lo que hacen es un fraude y un engaĖo, una mentira.

VII. ņPor qué los creyentes se enferman?

1. Tal enfermedad es de Dios y tiene un propósito.

2. Tal enfermedad proviene de Satanás (Lucas 13:11).

3. Dios le da permiso a Satanás para poner enfermedades (Job 1:8; 2 Corintios 12:7).

4. Dios permite la enfermedad para obrar una perfección en ti (Salmo 119:67, 71).

5. Es el castigo de nuestro pecado en la vida (Números 12:9-10; Deuteronomio 28:21-22; 2 Reyes 5:15-27; 2 Crónicas 26:5, 21; Éxodo 15:26; 2 Corintios 11:30).

VIII. Tenemos la obligación de confesar nuestros pecados (Stg. 5:14-16). (Fin)

 

Fundamentos (VI parte).

I. GÉNESIS.

PROTAGONISTAS PRINCIPALES: Adán, Eva, Noé, Abraham, Sara, Isaac, Rebeca, Esaú, Jacob, Raquel, José.

CRISTO EN LA PERSPECTIVA DE GÉNESIS.

    Proféticamente: inmediatamente después de la caída, se da la promesa de la salvación a través de la simiente de la mujer (3:15). Luego, por la línea de Set se traza la relación Mesiánica en todo el libro de Génesis. Entonces tenemos: la línea de Set (4:25), los descendientes de Sem (9:26), la familia de Abraham (12:3), la simiente de Isaac (26:3), los hijos de Jacob (46:3), y la tribu de Judá (49:10).

    Tenemos varios “tipos” que representan al Salvador en Génesis. Adán es un tipo de Cristo (Romanos 5:14). Adán es la cabeza de la vieja creación y Cristo es la cabeza de una creación espiritual.

    La ofrenda de Abel es un sacrificio de sangre que nos dirige la mirada hacia Cristo quien murió por nosotros. El asesinato de Abel por manos de su hermano Caín ilustra la muerte de Cristo.

    Melquisedec, como sacerdote y rey, es también un tipo de Cristo (Hebreos 7:3).

    José, que era amado por su padre, traicionado por sus hermanos para luego convertirse en el medio de la liberación de ellos, también es un tipo de Cristo.

BOSQUEJO.

1. Cuatro Eventos (1:1-11:32)

A. La creación del mundo y del hombre (1:1-2:25)

B. La corrupción del hombre, la caída (3:1-5:32)

C. La destrucción del hombre, el diluvio (6:1-9:29)

D. La dispersión del hombre, las naciones (10:1-11:32)

2. Cuatro personas: La elección de una nación y la preparación para el Redentor (12:1-50:26).

A. Abraham (el padre de la fe y de la nación de Israel) (12:1-23:20)

B. Isaac (el hijo amado de la promesa) (24:1-36:35)

C. Jacob (trampa y castigo) (27:1-36:43)

D. José (sufrimiento y gloria) (37:1-50:26)

E. Es el libro de la redención.

II. ÉXODO.

AUTOR Y NOMBRE DEL LIBRO.

    Moisés escribió este libro. “Éxodo” es una palabra griega y es el nombre dado al libro por los traductores de la Septuaginta griega (LXX). La palabra éxodo significa “salir.”

FECHA DE ESCRITURA: 1450 – 1410 a.C.

Página 6      TEMA Y PROPÓSITO.

    Hay dos temas sobresalientes en Éxodo. (1) La redención representada por la Pascua y, (2) la liberación de la esclavitud de Egipto, expresada claramente en la salida de Egipto y en el cruce del mar Rojo.

PROTAGONISTAS PRINCIPALES: Moisés, Aarón, María y Faraón.

CRISTO EN LA PERSPECTIVA DE ÉXODO.

     Aunque el Éxodo no contiene ninguna profecía directa acerca de Cristo, existen aquí un número de tipos preciosos del Salvador. En muchas maneras, Moisés es un tipo de Cristo. Deuteronomio 18:15 nos muestra que Moisés, siendo un profeta, nos anticipa a Cristo. Ambos son parientes-redentores cercanos que estuvieron en peligro durante su infancia, renunciaron a su poder y gloria para servir a otros. También fueron mediadores, legisladores y libertadores.

    La Pascua es un tipo específico de Cristo ya que Él es el Cordero de Dios sin mancha (Juan 1:29, 36; 1 Corintios 5:7).

    Las siete fiestas, cada una de ellas representa algún aspecto del Salvador.

    El Éxodo mismo, que Pablo conecta con el bautismo, representa nuestra identificación con Cristo en Su muerte, sepultura y resurrección (1 Corintios 10:1,2; Romanos 6:23).

    El maná y el agua son ambos representaciones de Cristo (Juan 6:31-35, 48-63; 1 Corintios 10:3,4).

    El tabernáculo representa al Salvador en el material, los colores, los muebles, el arreglo y las ofrendas para el sacrificio (Hebreos 9:1-10:18).

    El Sumo Sacerdote es claramente una sombra de la persona y el ministerio de Cristo (He. 9:11,12; 24-28).

BOSQUEJO.

1. Redención de Egipto (1:1-18:27).

A. En esclavitud (sumisión) (1:1-12:32)

B. Fuera de la esclavitud (redención por sangre y poder) (12:33-14:31)

C. Viaje al Sinaí (educación) (15:1-18:27)

2. Revelación de Dios (19:1-40:38).

A. La entrega de la ley (19:1-40:38)

B. La institución del tabernáculo (25:1-31:18)

C. La transgresión de la ley (32:1-34:35)

D. La construcción del tabernáculo (35:1-40:38)

    Croquis del Tabernáculo:

    Altar de sacrificio.

    Lavacro.

    Mesa del pan.

    Candelero.

    Altar de incienso.

    El Arca.

III. LEVÍTICO (el libro de la santidad).

AUTOR Y NOMBRE DEL LIBRO.

    Moisés escribió este libro. Levítico recibe su nombre de la Septuaginta y significa “pertinente a los levitas.” Los levitas eran los sacerdotes elegidos por Dios para ministrar a su nación. El libro de Levítico contiene muchas de las leyes dadas por Dios para dirigirles a través de la obra de sacerdocio hacia la adoración de Dios.

FECHA DE ESCRITURA: 1450-1410 a.C.

TEMA Y PROPÓSITO.

    Levítico 11:45 dice: “Seréis, pues, santos, porque Yo Soy Santo.” Las instrucciones dadas en el libro de Levítico le enseĖaron a Israel que debía caminar delante de Dios como una nación santa. Levítico fue diseĖado para enseĖar a Israel (1) cómo adorar y caminar con Dios y, (2) cómo cumplir su llamamiento como una nación de santificación. El tema principal de Levítico es santidad. Santidad es el proceso de hacer a alguien santo. Para tener acceso al Dios santo la única manera era el sacrificio mediado por un sacerdote.

PROTAGONISTAS PRINCIPALES: Moisés y Aarón.

CRISTO EN LA PERSPECTIVA DE LEVÍTICO.

    Al igual que en Éxodo, en Levítico podemos observar un número de tipos. Las cinco ofrendas, son tipos de la persona y la obra de Cristo en Su vida sin pecado y Su sumisión al Padre a fin de que nosotros podamos tener comunión con Dios. El Sumo Sacerdote es un tipo muy notable de Cristo en Levítico. Las siete fiestas también forman tipos del Salvador y nos enseĖan acerca de Su persona perfecta, Su sacrificio substituidor, Su resurrección de los muertos y Su obra expiatoria.

BOSQUEJO.

1. Leyes de Sacrificios (1:1-17:16)

A. Para aproximarse a Dios (1:1-7:38)

B. Para los sacerdotes (8:1-10:20)

C. Con respecto a la pureza (11:1-15:33)

D. Con respecto a la expiación nacional (16:1-17:16)

2. Leyes de Santificación (18:1-27:34)

A. Para el pueblo de Dios (18:1-20:27)

B. Para los sacerdotes de Dios (21:1-22_33)

C. En la adoración (23:1-24:23)

D. En la tierra de Canaán (25:1-26:46)

E. En lo concerniente a los votos (27:1-34)

IV. DEUTERONOMIO (peregrinaje en el desierto).

AUTOR Y NOMBRE DEL LIBRO. 

      Moisés fue el escritor. Números obtiene su nombre de los dos censos de los capítulos 1 y 26 que son el conteo del pueblo de Israel, el primero en el Monte Sinaí y el segundo en la llanura de Moab.

FECHA DE ESCRITURA: 1450 – 1410 a.C.

TEMA Y PROPÓSITO.

    Aunque el nombre del libro se debe al censo del pueblo, Números narra principalmente casi 40 aĖos de peregrinar en el desierto. Un viaje que debió haber tomado once días se convirtió en 38 aĖos de sufrimiento simple                  Página 9   mente             por la incredulidad y la desobediencia del pueblo. Números nos muestra las consecuencias de no combinar la fe con las promesas de Dios (Hebreos 3:16-4:2). Además, Números nos enseĖa que aunque la vida tiene sus experiencias “de desierto,” el pueblo de Dios no debe quedarse en esas circunstancias. Las decisiones que hagamos trazan la dirección que nosotros tomemos en nuestra vida. Josué ilustrará esto más adelante.

    Otro tema importante en el libro de Números es el cuidado continuo de Dios por Su pueblo. Una y otra vez, a pesar de su rebelión e incredulidad, Él suplió sus necesidades milagrosamente. Él les dio agua, maná y codornices. Él les amó continuamente y los perdonó aunque ellos se quejaron, protestaron y se rebelaron contra Él.

(Continuará)

 

 LECCIÓN 9: LA PALABRA DE DIOS.

“ņCuál es mi relación con otros cristianos?”

      Como aprendimos en la lección uno, al aceptar a Cristo pasaste a la familia de Dios. Espiritualmente hablando, ahora tienes muchos hermanos y hermanas en Cristo Jesús. Vimos cómo la asamblea se compara con el cuerpo humano en la lección anterior, y en esta lección vamos a estudiar la relación espiritual que tienes con tu familia espiritual. Esta lección está diseĖada para darte un claro entendimiento de cómo opera el cuerpo de Cristo como unidad familiar.

I. ņCUÁL ES MI RELACIÓN CON OTROS CRISTIANOS?

1. ELLOS SON TUS HERMANOS EN CRISTO JESÚS.  Procura comprender que solo aquellos que están en Cristo Jesús (los salvos) son tus hermanos, sin importar los demás factores (Romanos 8:29; 9:8; Hebreos 2:9-12; 1Juan 3:1-3).

2. ELLOS SON TUS COLABORADORES EN EL SER-VICIO A JESUCRISTO (1 Corintios 3: 5-10).

ll. ņCUÁLES SON MIS RESPONSABILIDADES HA-CIA LOS OTROS CRISTIANOS?

1. DEBEMOS ORAR UNOS POR OTROS. Casi todas las cartas de Pablo empiezan con una oración por aquellos a los que les está escribiendo (1 Ts. 1:2-3; 2 Timoteo 1:3).

III. DEBEMOS MINISTRARNOS UNOS A OTROS.

1.  Físicamente, por aquellos de nuestra familia inmediata   (Gálatas 6:10; Ro. 12:13; 1 Timoteo 5:8).

2. Así como a todo el cuerpo de Cristo en otras áreas (Hechos 11: 27-30).

3. Espiritualmente (Gá. 6: 1-2; Ro. 15: 1-2; He. 13:3).

IV. DEBEMOS AMARNOS Y EDIFICARNOS UNOS A OTROS (1Tesalonicenses 5:11).

V. DEBEMOS SERVIRNOS UNOS A OTROS (Filipenses 2:3-4; Mateo 20: 25-28).

VI. ņCUÁL DEBE SER MI ACTITUD HACIA OTROS CRISTIANOS?

1. LA ACTITUD PRINCIPAL DEBE SER DE AMOR HACIA ELLOS (1 Juan 3:14-16; 1 Pedro 4:8).

2. SER PACIENTE CON ELLOS (Romanos 15:5-7).

3. SER SENSIBLE A SUS NECESIDADES (1 Juan 3:17-18).

4. PERDONARNOS UNOS A OTROS (Efesios 4:32; Colosenses 3:13).

V. ņQUÉ ES EL COMPAĄERISMO?

1. “COMPAĄERISMO” ES UN TÉRMINO USADO COMÚNMENTE POR CRISTIANOS REFIRIÉNDOSE GENERALMENTE A LAS REUNIONES PARA ACTIVIDADES O MOMENTOS PARA COMPARTIR INTERESES COMUNES. Sin embargo, esto es solamente una pequeĖa parte del compaĖerismo. Es cierto que tener compaĖerismo es compartir cosas, pero el verdadero compaĖerismo va MUCHO MÁS ALLÁ que una simple comida o actividad conjunta. Es compartir la vida con otros creyentes a través de la persona del SeĖor Jesucristo.

2. LOS ELEMENTOS ESENCIALES DEL VERDADERO COMPAĄERISMO NO SON CUESTIONES FÍSICAS COMO EL NIVEL SOCIAL, LA AMISTAD, INTERESES COMUNES, ETC. SINO MÁS BIEN SON LOS REQUERIMIENTOS ESPIRITUALES DE CARÁCTER PERSONAL.

(1) La humildad (Filipenses 2:3-8).

(2) La honradez (Efesios 4:25; 2 Corintios 4:2).

(3) El amor (Juan 13:35; Gálatas 5: 13-15).

(4) La hospitalidad (Tito 1:8; Hechos 2:42, 46-47).

3. LAS ÁREAS DEL VERDADERO COMPAĄERISMO INCLUYEN, ENTRE OTRAS:

(1)  La oración (2 Corintios 1:11).

(2) La fe (Romanos 1:12).

(3) El ministerio (2 Corintios 8:4; Gálatas 2:9).

(4) El sufrimiento (Filipenses 3:10; 1 Pedro 4:13, 5:1).

4. AUNQUE LAS CREENCIAS DOCTRINALES SON VITALMENTE IMPORTANTES, EL VERDADERO COMPAĄERISMO NO ESTÁ BASADO EN UN ACUERDO DOCTRINAL EXACTO, SINO EN LA PERSONA DE NUESTRO SEĄOR JESUCRISTO. Debes aprender a tener compaĖerismo con Él personalmente antes de tener buen compaĖerismo con otros creyentes (1 Juan 1:3-7).

V. PREGUNTAS FUNDAMENTALES.     

1. ņY SI ME OFENDE OTRO CRISTIANO? Desafortunadamente, es probable que te vaya a pasar esto al pasar el tiempo con tus hermanos en Cristo. Va a haber momentos en que habrá ofensas, roces y desacuerdos dentro del cuerpo de Cristo, al igual que los hay en tu familia física. Cuando esto pase, si es bastante serio, la Biblia da una progresión definida de principios para tratar el problema. ņCómo debe uno contestar en tal caso?

(1) Trata la ofensa en privado directamente con la persona, y traten de arreglarla entre los dos (Mateo 18:15).

Página 10  (2) Si el asunto no se resuelve en privado, trátalo con uno de los líderes de la iglesia para intentar que sirva de mediador en la situación (Mateo 18:16; 1 Corintios 6:1-5).

(3) No vayas con los incrédulos a arreglar el problema del cuerpo de Cristo (1 Corintios 6:6).

(4)  Si aún el problema no ha sido resuelto:

  A. Acepta la ofensa (1 Corintios 6:7-8).

  B. Encomienda el asunto al SeĖor. Él lo manejará en forma justa (1 Pedro 2:19-23).

  C. Perdona al hermano (Colosenses 3:13).

  D. Ora por tu hermano (Mateo 5:43-48; Romanos 12:14).

 

LECCIÓN 10: MAYORDOMÍA.

“ņCuál es el significado de la mayordomía y cuáles son mis responsabilidades en esta área?”

      En la actualidad, la mayordomía es una cuestión extremadamente controversial dentro del cristianismo lo cual se debe, en gran parte, a fuertes presiones ejercidas sobre el pueblo de Dios para contribuir para causas dignas. Quizás este sea uno de los temas más mal entendidos entre los cristianos en general, e incluso entre los líderes de las iglesias. Antes de que puedas comprender correctamente la naturaleza de la mayordomía neotestamentaria, primero debes comprender claramente esta verdad: DIOS NO NECESITA NUESTRO DINERO.

     Esta lección trata acerca de la responsabilidad del cristiano de administrar tanto su vida como sus recursos.

I. ANTES DE CONSIDERAR SI DARÁS DE TU DINERO, DEBES PRIMERO ESTAR DISPUESTO A DARTE A TI MISMO.

A. DIOS TE COMPRÓ POR UN PRECIO: SU SANGRE, Y TÚ LE PERTENECES (1 Corintios 6:19-20).

B. DIOS TE MANDA PRESENTAR TU CUERPO EN SACRIFICIO VIVO, NO SOLAMENTE TU BOLSILLO (Romanos 12:1).

C. ANTES DE DAR LO ECONÓMICO DEBE HABER UNA MENTE Y UN CORAZÓN DISPUESTOS CON UNA VIDA ENTREGADA AL SERVICIO DEL SEĄOR, PARA QUE DIOS TE BENDIGA (2 Corintios 8:3-5, 12).

D. DEBES ENTENDER QUE LA VERDADERA MAYORDOMÍA NEOTESTAMENTARIA EMPIEZA CON TU VIDA, PERO INCLUYE TAMBIÉN TUS OTROS RECURSOS. Si Dios tiene el control de tu vida, Él debe tener el control de tus recursos también.

II. ņPOR QUÉ DEBEMOS DAR?

A. PORQUE AL DAR SE PRUEBA LA SINCERIDAD DE TU AMOR POR CRISTO (2 Corintios 8:8).

B. PORQUE AL DAR SE DESARROLLA UNA ACTITUD DE GRACIA PARA OTRAS OBRAS. No se necesitan talentos o habilidades especiales para dar, gracia solamente (2Corintios 8:6-7, 9:8).

C. PORQUE AL DAR SE INVIERTE EN LAS RIQUEZAS ETERNAS Y TE AYUDA A QUITAR TUS OJOS DE LAS RIQUEZAS TERRENALES QUE SE DESVANECEN (Filipenses 4:17; Mateo 6:19-21; Lucas 6:38).

D. PORQUE LA PERSONA QUE SE BENEFICIA MÁS AL DAR ERES TÚ.

III. ņDÓNDE DEBO DAR MIS OFRENDAS?

A. TU RESPONSABILIDAD PRIMORDIAL ES A TU ASAMBLEA LOCAL. Todos los casos del nuevo testamento en que se mencionan ofrendas están dentro del contexto de algún ministerio de la asamblea local (1Corintios 16:1-3 es el pasaje definitivo).

B. OBVIAMENTE, CUALQUIERA ES LIBRE DE DAR A CAUSAS FUERA DE LA ASAMBLEA LOCAL, Y PUEDE SER QUE DIOS TAMBIÉN LO USE Y LO BENDIGA. No obstante, es la asamblea local la que ocupa el lugar central en el plan de Dios. Todas las ofrendas fuera de la asamblea nunca deberán hacerse a expensas de lo que Dios quiere que des a la asamblea local. Esto también se aplica a tu tiempo y tu servicio, así como a tu dinero.

IV. ņEN QUÉ SE USA MI DINERO?

A. PARA EL SOSTENIMIENTO DE LOS LÍDERES DE LA ASAMBLEA (1 Co. 9:13-14; Gá. 6:6; 1 Ti. 5:17-18).

B. PARA OTRAS OBRAS DE DIOS SOSTENIDAS POR MEDIO DE TU ASAMBLEA (Filipenses 4:15-16).

C. PARA EL SOSTENIMIENTO DE LOS NECESITADOS DENTRO DE LA ASAMBLEA, QUE NO SE PUEDEN SOSTENER A SÍ MISMOS Y SON FIELES A LA ASAMBLEA (Hechos 6:1; 1Timoteo 5:16; 9-10)

D. PARA SATISFACER LAS NECESIDADES GENERALES QUE DETERMINEN LOS LÍDERES DE LA ASAMBLEA (2 Corintios 8:4; Hechos 11:27-30).

V. ņCUÁNTO DEBO DAR? Examinemos las cantidades que se mencionan en la Biblia:

A. EL DIEZMO. En el Antiguo Testamento se les pedía a los judíos que dieran cierto porcentaje de acuerdo con su ley religiosa. Aunque el diezmo era solamente el diez por ciento de su ingreso, había varios diezmos para varios propósitos que provenían de diferentes porciones de sus ingresos.

En su totalidad lo que se le demandaba al judío era entre el 25 y el 30 por ciento de su ingreso total. Además de eso, los judíos debían dar ofrendas para otras obras de Dios.

B. LOS PRINCIPIOS DEL NUEVO TESTAMENTO SOBRE EL OFRENDAR A LA OBRA SE ENCUENTRAN RESUMIDOS EN 2 Corintios 9:7.

1. “Cada uno dé como propuso en su corazón”. Da tanto como el SeĖor te da gracia para dar.

2. “…no con tristeza”.

3. “…ni por necesidad”. No estás sujeto por la ley del diezmo cuando das a la obra, ni por ninguna otra ley.

4.  “…porque Dios ama al dador alegre.”

C. OTROS PRINCIPIOS.

(Página 11) 1. “Da según hayas prosperado.” No te preocupes en dar más que los demás, solamente da de acuerdo con lo que Dios te haya bendecido (1 Co. 16:2; 2 Co. 8:12).

2.  Da más allá de tus fuerzas. La gracia de dar en tu vida se magnifica cuando tienes que sacrificar para poder dar (2 Corintios 8:3; 2 Samuel 24:24).

3. Recuerda siempre la ley de la siembra y la cosecha (2 Corintios 9:6; Gálatas 6:7-9).

D. LA VERDADERA OFRENDA DEL NUEVO TESTAMENTO VA MAS ALLÁ DEL SIMPLE DIEZMO. Es darle al SeĖor Jesús todo el control de tu vida y tus recursos. Todos los principios anteriores sobre el ofrendar se pueden aplicar a tu tiempo y servicio, así como a tu dinero.

VI. PREGUNTAS BÁSICAS.

A. ņCÓMO PUEDO ESTAR SEGURO DE QUE ESTOY DANDO LAS OFRENDAS CORRECTAMENTE Y QUE MI DINERO (Y TIEMPO) ESTÁN SIENDO USADOS COMO DIOS QUIERE?

1. Edifica tu ofrendar (tiempo, servicio y dinero) en conexión con la asamblea local. Es la institución ordenada por Dios para esta época.

2. En la mayoría de las asambleas se da a varios hombres la responsabilidad de controlar los asuntos financieros de la asamblea. Si has buscado en oración el liderazgo de parte de Dios al seleccionar tu asamblea local, y has seguido los principios en Su Palabra, entonces debes depositar tu confianza en los líderes de la asamblea para que manejen este asunto en forma adecuada. Si tienes razones suficientes para dudar que los recursos de la asamblea se estén usando de acuerdo a la Biblia, habla entonces con la persona encargada. Si no te dan una respuesta satisfactoria, quizás debas entonces considerar en oración unirte a otra asamblea (2 Corintios 8:20-21).  (Continuará)

 

Los dones del Espíritu Santo (continuación).

I. El don de la fe (1 Co. 12:9Ľ). Se trata de un “don especial” que permite ejercer un ministerio especial.

II. El don de la curación (1 Co. 12:9b). El poder de Dios no se ha limitado, interviene a menudo de forma sobrenatural.  Es una falta que cometen algunos cristianos al poner su confianza en ser curados solamente por la ciencia de los médicos. Véase Santiago 5:14, 15.

1. No le ha sido dado a todos y permanece la excepción (1 Corintios 12:9).

2. Puede ser retirado. En Hechos 19:11, 12 y más adelante Pablo no puede curar a Trófimo (2 Ti. 4:20; 1 Ti. 5:23).

3. El don de curación no opera en todos los casos. En ninguna parte nos ha prometido Dios curarnos de todas nuestras enfermedades, puesto que esto significaría no morir jamás.

4. El don de curación es a menudo falsificado.

III. El don de profecía (1 Corintios 12:10). Este don comunica, no da únicamente la facultad de predecir el futuro, sino, según 1 Corintios 14:3 y 4, la de edificar, exhortar y consolar.

1. Parece que en las primeras asambleas el ejercicio del “don de profecía” consistía generalmente en la entrega de un mensaje inspirado o de una revelación (1 Corintios 14:3, 4, 24, 29-33). En aquel tiempo no se contaba con el Nuevo Testamento. El papel de los “profetas” era alimentar la fe de los fieles por medio de revelaciones seguras de las verdades evangélicas. Pero, después que toda la revelación de Dios fue dada aquel don cesó.

IV. El discernimiento de espíritus (1 Corintios 12:10; 1 Juan 4:1, 3). El espíritu del anticristo está obrando por todas partes. Nosotros hemos de estar en guardia puesto que circula mucha literatura corrupta y la voz del Tentador se eleva sin cesar para engaĖar nuestra conciencia (2 Corintios 11:14).

V. El don de lenguas.

1. Hay dos clases: La facultad de hablar lenguas sin haberlas aprendido. El don de hablar en una especie de éxtasis incomprensible. Pablo trata con este segundo en 1 Co. 14.

2. El hablar lenguas sirve para la edificación personal (14:2, 4). Esta es la razón de por qué este don es de poca utilidad para el creyente (14:6, 9, 11, 16,17, 19). Hablar en lenguas es aún menos útil para los no convertidos (v. 23).

3. Para ser útil a la asamblea ha de ser interpretado (14:27, 28).

4. El don de lenguas no le es dado a todos (1 Corintios 12:8-10, 28-30). Es pues erróneo decir que quien no habla en lenguas no ha recibido el Espíritu Santo.

5. El don de lenguas no es una seĖal del “bautismo del Espíritu” (1 Corintios 12:10, 30, 31).

6. No impidáis el hablar en lenguas, “pero hágase todo decentemente y con orden” (14:33, 40). (Continuarán)

 

Las marcas de una Asamblea de Jesucristo.

TEXTO: Mateo 16:18.

INTRO: La palabra “iglesia” no se encuentra en el texto griego. El término utilizado es EKKLESÍA y está compuesta por dos palabras (del griego EK [afuera de] y KELEO [llamar aparte]) y significa literalmente: “gente llamada fuera de un local para reunirse con un propósito” (Juan 1:34-51). Por esto la “asamblea” del SeĖor se compone de personas salvas llamadas a salir de sus casas para reunirse con un propósito. Siendo que Jesús no le dio un nombre a Su EKKLESIA, Sus fieles seguidores usaron el nombre “Bautista” como una identificación con Juan el Bautista, Jesús el Bautista, los doce apóstoles, todos bautistas, y los primeros creyentes en las asambleas, también todos bautistas. La palabra bautista NO debe identificar una “denominación”.

I. Usa una traducción que sea digna de confianza. La Revisión Reina-Valera de 1960 es muy buena. Tengamos en         Pagina 12  cuenta que no hay ninguna traducción perfecta en relación con las lenguas originales.

II. Su propósito es predicar las Buenas Noticias y, una vez que el creyente se ha arrepentido y recibido a Jesús como Salvador, debe, después de que la asamblea ha oído su testimonio, ser sumergido usando la fórmula de Mateo 28:19.

1. Tal asamblea ha de rechazar los “bautismos” de las “iglesias pentecostales” y otras que no enseĖan las Escrituras honestamente. A esto se le conoce como “bautismo extranjero”.

2. Al ser sumergido, cada persona debe dar un testimonio claro de que ha “nacido de nuevo” citando la fecha de cuándo ocurrió esto.

3. El que lleva a cabo la inmersión puede ser cualquier persona seleccionada por la asamblea.

4. El motivo de ser sumergido es obedecer al mandato de Cristo y no para obtener el perdón de pecados.

III. La    EKKLESÍA que Jesús comenzó existe todavía, Mateo 16:18 dice: “Y las puertas del mundo invisible (el lugar de los espíritus de los incrédulos muertos) no prevalecerán contra ella”. Aunque millones de creyentes han muerto durante estos muchos aĖos, la EKKLESÍA existe todavía.

IV. La EKKLESÍA es una asamblea local autónoma (1 Corintios 12:13). 

1. El texto debe leerse así: “Porque con un intento, propósito, fuimos sumergidos todos en un solo cuerpo (la EKKLESÍA). La palabra “espíritu” usada aquí no es una referencia al Espíritu Santo, sino a una disposición mental, sentido, intento, propósito.

V. Cada asamblea debe ser “misionera” a fin de cumplir con los mandamientos de Jesús de llevar las Buenas Noticias a todo el mundo, proclamando que hay salvación del Lago de Fuego para los que se arrepientan de su vida pecaminosa y pongan su fe en la obra final de Jesús en la cruz.

VI. La asamblea debe participar de la “Cena del SeĖor” de vez en cuando. Si se hace cada ocho días llega a ser monótono.

1. Solo los miembros con buen testimonio pueden participar de ella. (Fin)

 

La perseverancia de los creyentes.

INTRO: Perseverancia: firmeza y constancia en la ejecución de los propósitos y en las resoluciones del ánimo; duración o continuación de una cosa.

    Los predicadores pentecostales predican un “evangelio falso” diciendo que uno puede perderse después de ser salvo. Pero, ņqué dicen las Escrituras?

I. Lo que Dios comienza, Él lo termina (Salmo 138:8; Eclesiastés 3:14; Isaías 46:4; Jeremías 32:40; Romanos 11:29; Filemón 1:6; 2 Timoteo 4:18).

II. De todos los que Dios llamó y trajo a Cristo ninguno se perderá (Juan 6:39, 40; 10:27-29; Romanos 8:28-31, 35-39; Hebreos 7:25; 10:14).

III. Es Dios quien nos santifica y nos motiva a perseverar (Juan 15:16; 1 Corintios 1:30, 31; 6:11; 12:3; 15:10; Gálatas 3:1-6; Efesios 2:10; Filipenses 2:12,13: 1 Tesalonicenses 5:23,24; Hebreos 13:20,21; 1 Juan 2:29; Judas 24, 25).  (Fin)

 

Cristo es el SeĖor de todo.

TEXTO: Filipenses 2:5-11; Colosenses 1:19.

I. Las Escrituras proclaman que el propósito de Dios desde la eternidad era hacer a Jesucristo el SeĖor de todo (Efesios 1:4, 9, 10; 20-23; Colosenses 1:13-19; 1 Corintios 12:3; Colosenses 3:11; Juan 1:1; Filipenses 2:6; Juan 17:5, 24; Proverbios 8:23; 1 Pedro 1:20).

1. Así que entendemos por la Escritura que Cristo es el SeĖor de todo porque Él era desde el principio, igual a Dios el Padre y, por lo tanto, merece nuestra adoración, alabanza, amor y obediencia.

II. Llegó el tiempo en que esta tierra fuera creada y ņdónde estaba Cristo en aquel entonces? (Juan 1:3; Colosenses 1:16; Hebreos 1:10; Proverbios 8:27-30).

1. Así que vemos que nuestro SeĖor fue el Creador de todas las cosas. Él es el SeĖor de todo y ha de ser alabado, amado, obedecido, y adorado en sumisión a Él. Sí, Él es el SeĖor sobre todo porque es Dios y fuera de Él no hay otro (Isaías 45:21-23).

III. Según Romanos 5:12, 13 el pecado entró en el mundo el día en que Adán desobedeció a Dios.

1. Pregunto: ņDónde estaba Cristo? Fue Él quien dio la primera promesa de Su venida (Génesis 3:15). 

2. Al cumplirse el tiempo, Cristo dejó la gloria que tenía desde la eternidad con el Padre y vino a darnos salvación.

(1) Él tomó nuestra naturaleza sobre sí mismo.

(2) Él cumplió al pie de la letra la voluntad de Dios. 

(3) Él sufrió en la cruz la ira de Dios.

(4) Él nos trajo la justicia perdurable. 

(5) Él nos redimió de la maldición de la ley quebrantada.  (6) Él murió por nuestros pecados. 

(7) Él resucitó para nuestra justificación. 

(8) Él ascendió a la diestra de Dios y allí se sentó y ahora está ofreciendo salvación a todos aquellos que vienen a Él.

3. ŃHe aquí, a nuestro bendito SeĖor, sentado en el trono espiritual en los lugares celestiales! (Hechos 2:34). Su trono de misericordia es mediador con los mensajeros; las autoridades y potestades están sujetos a Él (1 Pedro 3:22).

IV. Viene un tiempo cuando el pecado será echado fuera de este mundo. Satanás no siempre será el dios de este mundo.  Habrá una restitución de todas las cosas (Romanos 8:22; Hechos 3:21; 2 Pedro 3:13; Isaías 11:9).

1. ņY dónde estará Cristo en aquel entonces? ņQué hará? (2 Tesalonicenses 1:7-9).

Pagina 13  2. Tenemos una representación de esta escena en Mateo 25:21-34 y 41.

3. Sí, Él es el SeĖor de todo, de los muertos y de los vivos.

4. ŃPero eso no es todo! Míralo en los cielos nuevos y en la tierra nueva, y contémplalo con todo Su pueblo comprado con Su sangre, mientras Él recibe la gloria y la honra, puesto que Él es el templo, la luz y el esposo amado de todo Su pueblo.

V. ņSabías que el verdadero camino de salvación en Dios es poco conocido hoy? El mensaje que oímos hoy con frecuencia es “otro evangelio”. ņQué dice la Palabra de Dios?

1. En cada lugar del N. T. donde aparecen los dos títulos de nuestro SeĖor, es decir, SeĖor y Salvador, siempre están en este orden, lo cual quiere decir que Él es el SeĖor de la vida y el Salvador del alma.

2. Cuando Dios salva a un pecador este recibe a Jesús como Profeta, Sacerdote y Rey.

(1) En Su oficio de Profeta para enseĖarnos.

(2) En Su oficio de Sacerdote para interceder por nosotros.

(3) En Su oficio de Rey para gobernar sobre nosotros.  Jesús es el SeĖor a quien le fue dado el poder para dar la vida eterna (Juan 17:2-4). Véase Lucas 1:46, 47; 2 Pedro 1:11; Hechos 5:31.

3. Ahora, véase la predicación de Pedro en Hechos 2:33-36 y 10:36.

4. El evangelio de la gracia de Dios en Cristo Jesús nos libra de la esclavitud, el cautiverio y el reino del pecado, y nos libra de “la ley del pecado y de la muerte” (Romanos 8:2; Colosenses 1:13).

5. Hay pocos hoy que tienen un concepto correcto de lo que es una conversión verdadera y bíblica como se nos presenta en el evangelio. La verdadera aparece en dos pasajes: Isaías 55:7 y 1 Tesalonicenses 1:9. La conversión es una sumisión al SeĖorío de Dios en rendición voluntaria de todo lo que somos y todo lo que tenemos.

(1) ņPor qué exige Dios el arrepentimiento y la sumisión de nuestras voluntades al SeĖorío de Jesucristo? Es por causa de nuestra naturaleza rebelde y testaruda, véase Éxodo 45:2 y Lucas 19:14.

(2) Sí, este es el corazón de cada alma fuera de Cristo: enemistad contra Dios y rebeldía.

VI. Véase Efesios 1:9-11. El gran objetivo sobre el cual el corazón de Dios está puesto es el de sujetar todas las cosas al SeĖor Jesucristo. 1 Corintios 15:26-28 presenta esta misma verdad. Véase Efesios 1:20-23.

1. No hay ningún elemento en la obra de la salvación que no esté bajo Su control y autoridad, porque Él es el SeĖor.  Véase Mateo 11:27 y Hechos 5:31.

2. En el arrepentimiento venimos al SeĖor, renunciando a nuestro modo de vivir y sometiéndonos a Su gobierno sobre nuestras vidas (Isaías 55:7). Es un cambio radical de la mente y del corazón y resulta en una conducta transformada (2 Corintios 5:17; 1 Juan 3:7, 9).

3. El verdadero arrepentimiento produce un auto-aborrecimiento (Lucas 10:13; Joel 2:12,13; Job 42:5, 6; Salmo 51:1-12), mientras que la fe en Cristo reconoce Su soberanía y SeĖorío.

4. La única evidencia del verdadero arrepentimiento son los “frutos dignos de arrepentimiento” (Mateo 3:8; Hechos 20:21).

VII. Ahora veamos la soberanía o el seĖorío de Cristo en Su redención (Juan 10:17, 18).

1. Vemos que la vida del SeĖor no le fue quitada, sino que Él escogió darla por Sí mismo (Hebreos 12:2; Apocalipsis 19:15; Hebreos 2:10, 15).

2. Las Escrituras hablan de la redención como “la cruz de nuestro SeĖor Jesucristo” (Gálatas 6:14; 1 Corintios 2:8; Colosenses 1:22; Efesios 5:25-27).

3. Vemos la soberanía o el seĖorío en la resurrección (Romanos 1:3, 4; Hechos 2:30, 31, 32, 36).

4. Por ser el SeĖor de la resurrección fue que Jesús pudo decirle a Marta: “Yo soy la resurrección y la vida”. Véase Juan 11:25, 26; 5:21; 5:25.

5.  Él también es el SeĖor de la Segunda Resurrección (Juan 5:28, 29).

Conclusión: Amigo, ņlo conoces como tu SeĖor? ņTe has sometido a Su SeĖorío con arrepentimiento y con fe? Él no es el Salvador de los que no se le someten a Él como SeĖor.

(Fin)

 

La muerte espiritual, física y la muerte segunda.

I. La muerte espiritual es el estado del hombre natural o no regenerado que se halla todavía en sus pecados (Efesios 2:1), alejado de la vida de Dios (4:18, 19), y destituido del Espíritu. Prolongada más allá de la muerte física, la muerte espiritual es el estado de eterna separación de Dios en sufrimiento consciente. Esto es lo que se llama “la segunda muerte” (Apocalipsis 2:11, 20:6,14, 21:8).

II. La muerte física.

1. Es una consecuencia del pecado (Génesis 3:19), y la universalidad de la muerte demuestra la universalidad del pecado (Romanos 5:12-14).

2. La muerte física afecta solamente el cuerpo y no es el fin de la existencia del individuo ni de su estado consciente (Habacuc 2:5, Lucas 16:23; Apocalipsis 6:9, 10).

3. La muerte física terminará para todos con la resurrección del cuerpo (1 Corintios 15:52).

4. Debido a que la muerte física es una consecuencia del pecado no es inevitable para el redimido (Génesis 5:24; 1 Corintios 15:51, 52; 1 Tesalonicenses 4:15-17).

5. La muerte física tiene para el creyente en Cristo un carácter muy peculiar. Se la llama “sueĖo” porque el cuerpo del redimido puede ser “despertado” en cualquier momento (Filipenses 3:20, 21; 1 Tesalonicenses 4:14-18).

6. El alma y el espíritu viven independientemente de la muerte del cuerpo, el cual se describe como un “taberna    

Página 14 culo” (tienda) en que el “yo” mora y que puede ponerse a un lado, según 2 Corintios 5:1-8.

7. Al morir, el creyente es “sobrevestido” de una “habitación celestial”, quedando pendiente la resurrección de su “casa terrestre” y siendo introducido al instante en la presencia del SeĖor (2 Corintios 5:1-8; Filipenses 1:23; Lucas 23:43).

III. La muerte segunda (Apocalipsis 20:14) es “el lago de fuego”, o sea, el “infierno final”. La segunda muerte y el lago de fuego son términos idénticos y se usan con referencia al estado eterno de los malos. Es “segunda” con relación a la precedente muerte física de los perversos, quienes parten de este mundo en su incredulidad y rechazo hacia Dios; su estado eterno es un estado de “muerte” perpetua, es decir, separación de Dios por el pecado (Juan 8:21, 24).  Que la segunda muerte no es la aniquilación de los perdidos se demuestra por una comparación de Apocalipsis 19:20 con 20:10. Después de permanecer mil aĖos en el lago de fuego, la Bestia (el anticristo) y el Falso Profeta (el líder religioso durante la tribulación) se hallan todavía allí, sin haber sido destruidos. Las palabras “por los siglos de los siglos” se usan con referencia a la duración del trono de Dios que es eterno en el sentido de no tener fin. (Fin)

 

En los postreros tiempos.

TEXTO: 1 Timoteo 4:1-3.

     “Postreros tiempos”. Hace referencia al período desde la primera venida de Cristo hasta Su regreso. La apostasía existirá durante todo este período y tendrá su punto culminante justo antes de la llegada de Cristo.

    “Apostatarán de la fe”. Los que caigan presa de los falsos maestros abandonarán la fe cristiana. “Apostarán” se refiere a una persona que se aleja por completo de una posición original. Se trata de cristianos nominales o de profesión que se asocian con aquellos que creen verdaderamente en el evangelio y luego desertan al seguir mentiras y engaĖos, lo cual revela su verdadera naturaleza de inconversos.

     “Espíritus engaĖadores”. Aquellos espíritus demoniacos que de manera directa o a través de los falsos maestros optaron por alejarse de la verdad y se dedican a animar a otros a hacer lo mismo. La palabra que mejor define todas las actividades de Satanás y sus demonios es “engaĖo”.

     “Doctrinas de demonios”. No es una enseĖanza acerca de los demonios, sino todas las enseĖanzas falsas que se originan en ellos.

     “La hipocresía de los mentirosos”. Son los falsos maestros humanos que propagan la doctrina demoníaca” (MacArthur).

     Hermano predicador: Es tiempo de tomar una posición firme contra las mentiras que dicen los predicadores pentecostales, quienes exponen que no es la voluntad de Dios de que el creyente se enferme, que es la voluntad de Dios que los creyentes sean ricos, que uno no puede estar seguro de su salvación y que puede perderse, que hay que hablar en lenguas para probar la salvación, etc. Cada predicador del movimiento “pentecostés” o “carismático” es un “falso profeta”. 

     Todo esto indica que el regreso del SeĖor se acerca.  Durante mis 85 aĖos he visto la caída de las “iglesias” de la enseĖanza pura de la verdad a la predicación de mentiras.

     Pon atención a lo que Jesús le dijo a Sus discípulos en Mateo 24:3-28. Hambre, terremotos, falsos profetas, etc. Todas estas cosas las estamos viendo hoy. Seguro, sin lugar a dudas, el SeĖor ha de regresar en cualquier momento. Y la pregunta es: ņHas sido fiel en la predicación? ņHas declarado toda la verdad de las Escrituras? ņEstás listo a aparecer ante el Tribunal de Cristo y dar cuenta de tu vida como predicador? ņHas preparado tu congregación para estar lista para el regreso inminente de Jesús? ņTú propia familia está bien con el SeĖor? Oh, Ńqué gran responsabilidad tenemos tú y yo como representantes del Dios de la Creación! Mientras esperamos Su regreso tenemos el deber de enseĖar toda la doctrina de verdad. (Fin)

 

Comentarios sobre los Diez Mandamientos (continuación).

(Pastor H. B. Pratt. Traductor de la Biblia conocida comúnmente como Versión Moderna que finalizó en 1893. Comentarista de los libros del Génesis, Éxodo y Levítico y autor de Noches de los Romanistas.)

III. EL TERCER MANDAMIENTO.

      “No tomarás el nombre de Jehová tu Dios en vano (1); porque Jehová no tendrá por inocente al que tomare su nombre en vano.” (Éxodo 20:7, Versión Moderna).

       (1) Para una nada (Hebreo) = vanidad, o falsedad.

       Para su nombre, y para todas las cosas suyas, Dios reclama de nuestra parte el uso santo y reverente de ellos.

       El tercer mandamiento prohíbe el uso irreverente o irrespetuoso de Su nombre, prohíbe con aun más grave censura la forma más agravada de tal profanación, que consiste en cubrir o acreditar la mentira con solemne juramento y apelación a Dios y, sobre todo, al dar testimonio ante los tribunales. Y así en el texto original la frase “en vano” puede traducirse “para una mentira”, pero sin excluir su uso más ordinario de “para nada” o “en vano”.

(Continuará)

 

La última palabra.

    Esta obra de amor por parte de J. Alvino Nelson y su esposa Janet  se envía gratis por correo postal o electrónico a todo aquel que la solicita. Puede visitar nuestra página web para tener acceso a números anteriores de la revista

a:  www.hojasdeoro.com   así como escribirnos a: jan23@cox.net, o directamente a nuestra dirección postal  HojasdeOro,660South Front, Salina, Kansas EE. UU.