Hojas De Oro

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXXIV, No. 3  MARZO  2004                                 

Índice:

...El Movimiento De La Nueva Era

...Las Creencias de Los B.N.C. Acerca de Satanás

...Los Dones del Espíritu, III

...Estudios Sobre la Separación, final

...La Salvación, II

...¿Diezmar O No Diezmar?

...Vistas Falsas De Santificación Refutadas

...El Ancla Del Alma

...¡Qué Traces Bien La Palabra De Verdad! I

...Edades Y Dispensaciones, II

El Movimiento De La Nueva Era

(Tomado de una obra por Alcides Molina)

      ¿Qué es el Movimiento de la Nueva Era? (MNE)  Tiene muchas subdivisiones pero en términos generales es un conjunto de sistemas de pensamiento metafísicos (disciplina filosófica que trata de la esencia de la realidad total y entraña una concepción total de la vida y del universo) influenciados por las filosofías (intento del espíritu humano de establecer una concepción racional del universo mediante la autorreflexión sobre sus propias funciones) del Lejano Oriente, un conglomerado de teologías, esperanzas y expectativas reunidas con una enseñanza ecléctica (método que consiste en reunir opiniones) acerca de la salvación; de "pensamiento correcto" y “conocimiento correcto".

      El hombre está en el centro del MNE y es considerado divino, como un co-creador, con la esperanza para una futura paz y armonía.

      El MNE es difícil a definir porque en él "...no hay jerarquía, dogma, doctrina, ni membresía".

      El término "Nueva Era" se refiere a la "Era de Acuario" (un décimo signo del Zodiaco), la cual, según ellos, está comenzando.  Se supone que traerá  paz.  Dicen que el hombre está separado de Dios por su falta de entendimiento con respecto a la naturaleza propia, a la naturaleza de Dios y a la naturaleza de la realidad.

      El MNE tiene dos creencias básicas:

1. El endiosamiento (altivez extremada) evolutivo, que no será físico sino espiritual, y la unidad global que significa que la humanidad pronto se verá a sí misma como dios, y en la reencarnación.

2. La unidad global que toca la unidad del hombre con el hombre, espera que un "líder" reúna al mundo en una unidad espiritual; unidad del hombre con la naturaleza y dicen: "Dios es todo y todo es Dios", y la unidad del hombre con Dios, siendo que el hombre es divino por naturaleza.

      Lo que hace el MNE: Es una esponja que intenta absorber todas las culturas, religiones y gobiernos.  No enseña que el hombre es pecador, que es una criatura de palabras: holístico, holográfico, sinergismo, unidad, unificación, armonía, etc., que Dios no es un "Padre Celestial" sino una fuerza impersonal.

      Dicen que ya que todo es Dios, el hombre es parte del todo, el hombre es Dios, que el hombre es bueno por naturaleza, que tiene un potencial infinito, que él es uno con el universo.

      En tal movimiento, "salvación" significa estar sintonizado con la conciencia impersonal divina.

      Como usted puede ver, tal enseñanza es completamente falsa y opuesta a las enseñanzas de las Escrituras.  Por esto, ¿qué debe hacer para encontrarse con Dios una persona que cree tales cosas?  ¡Usar las Escrituras!

1. Dios es personal.

(1) Tiene Nombre, Éxodo 3:14.

(2) Es paciente, Salmo 86:15; 2 Pedro 3:15.

(3) Es Perdonador, Daniel 9:9; Efesios 1:7.

(4) Detesta el pecado, Salmo 5:5, 6.

2. El hombre no es divino, sino pecador.

(1) Es engañoso, Jeremías 17:9.

(2) Lleno de maldad, Marcos 7:21-23.

(3) Ama la oscuridad, Juan 3:19.

(4) Injusto, no comprende, Romanos 3:10-12.

(5) Indefenso e impío, Romanos 5:6.

(6) Muerto en pecado, Efesios 2:1.

(7) Hijo de ira, Efesios 2:3.

(8) No puede entender, 1 Corintios 2:14.

3. La salvación del alma del infierno no consiste en "pensar correctamente" sino en ser librado de las consecuencias del pecado, Romanos 6:23; Efesios 2:8, 9.

(1) Es la liberación de la condenación y es una obra de Dios, Romanos 1:18; 2:5; 5:9.

(2) Esta salvación no se halla en nada ni en nadie sino en Jesucristo, Hechos 4:12. (Fin)

 

Las Creencias De Los Bautistas No Conformistas Acerca De Satanás

(Adaptado de un estudio por Charles Ryrie)

INTRO: Las Escrituras nos dan toda de la información que necesitamos saber en relación con Satanás y sus muchas actividades.  Un estudio cuidadoso de este tema será beneficioso en su ministerio.

I. Satanás llegó a existir por el acto creativo de Jesucristo, un "mensajero" de Dios, Colosenses 1:16, 17 y su existencia se enseña en siete de los Libros del A.T. y por cada escritor del N.T.  Fue reconocido en las enseñanzas de Jesucristo, Mateo 13:39; Lucas 10:18; 11:18.

1. Él tiene personalidad:

(1) Posee inteligencia, 2 Corintios 11:3.

(2) Emociones, Apocalipsis 12:17.

(3) Voluntad propia, 2 Timoteo 2:26.

(4) Es tratado como una persona responsable moralmente, Mateo 25:41.

(5) Pronombres personales de él son usados, Job 1:6-12.

2. Las designaciones de Satanás:

(1) Él es un enemigo o adversario, 1 Pedro 5:8.

(2) Él es el príncipe de los mensajeros caídos, el gran adversario de Dios y de la raza humana, Job 1:6, 12; 2:1; Zacarías 3:1.

(3) Él es el "diablo" (difamador, calumniador, infamador), Mateo 4:1.

(4) Él es un "acusador", Apocalipsis 12:9, 10.

(5) Él es "Beelzebú", el príncipe de los demonios.  Hay que recordar que hay un sólo diablo, Satanás, pero hay muchos mensajeros caídos conocidos como demonios.  "Baal", así está escrito en el A.T., quiere decir "dueño" y fue uno de los dioses paganos de la agricultura, 2 Reyes 1:2-5, 16.

(6) Él es "Belial" (inútil, falta de valor o mérito), 2 Corintios 6:15.

(7) Él es el engañador del mundo, Apocalipsis 12:9.

(8) Él es el "gran dragón", Apo. 12:9.

(9) El maligno, dañoso, perjudica, pernicioso, nocivo, injurioso, Mateo 13:19, 38.

(10) Padre de mentira, Juan 8:44.

(11) El "dios" de esta edad, 2 Corintios 4:4.

(12) Homicida, Juan 8:44.

(13) La serpiente antigua, Apo. 12:9.

(14) Príncipe de la potestad del aire, Efesios 2:2.

(15) El "tentador", Mateo 4:2; 1 Tes. 3:5.

3. Satanás es representado como:

(1) Serpiente, Apo. 12:9.

(2) Dragón,  Apo. 12:3.

(3) Mensajero de luz, 2 Corintios 11:14.

3. Su naturaleza:

(1) Su carácter:

  A. Es una criatura, un ser creado, Ezequiel 28:14 (querubín = un ser celestial.

  B. Es un ser espiritual (no tiene cuerpo) Efe. 6:11, 12.

  C. Es de un orden más alto que todos de los mensajeros creados por Dios, Ezequiel 28:12.

II. Aunque él tiene mucho poder, está limitado por decreto de Dios y cualquier creyente puede resistirle, Sant. 4:7, y Dios ha puesto límites a sus actividades, Job 1:12.

III. El estado original y la caída de Satanás, Ezequiel 28:11-15.  Nótese bien que en este pasaje, como en Isaías 14:12-20 el lenguaje va, en su significado, más allá del rey de Tiro y está hablando de Satanás.

1. En Isaías 14:12 el diablo es identificado como "lucero", pero ese no es un nombre propio.  En  hebreo es HEYLEL y quiere decir "lucero del alba" y habla de brillantez, esplendor.  Por eso, los nombres "Lucero" y "Lucifer" no son nombres bíblicos y no deben usarse para identificarle.

2. Su pecado, orgullo, Isaías 14:13, 14.

3. Su castigo, Ezequiel 28:16-19.

IV. Los juicios contra él:

1. Perdió su posición exaltada dada a él en el principio, Ezequiel 28:16; véase Lucas 10:18.

2. Su juicio futuro fue pronunciado, Génesis 3:14, 15.

3. Jesucristo le juzgó en la cruz, Juan 12:31.

4. Será arrojado a la tierra durante la Gran Tribulación para perseguir a la nación de Israel, Apo. 12:13.

5. Será atado en un "abismo" (parece que estará en el centro de este globo) durante los mil años del reinado de Jesucristo aquí sobre esta tierra, Apo. 20:1-3.

6. Él será lanzado al "lago de fuego", el infierno final, al Gehenna, el lago de fuego, al fin de los mil años, Apocalipsis 20:10.

V. La obra de Satanás:

1. Con relación a la obra redentora de Jesucristo:

(1) Había la profecía de un conflicto, Génesis 3:15.

(2) Él trató de probar (no tentar porque Dios no puede ser tentado, Santiago 1:13) a Jesucristo cuando Él comenzó Su ministerio, Mateo 4:1-11.

(3) Él usó a varias personas tratando de impedir la obra del Señor, Mateo 2:16; 16:23;  Juan 8:44.

(4) Tomó posesión de la mente de Judas, Juan 13:27.

2. Con relación a las naciones:

(1) Ahora las está engañando, Apo. 20:3.

(2) En el futuro, las reunirán para batallar contra Israel, Apocalipsis 16:13, 14.

3. Con relación a los incrédulos:

(1) Ciega sus pensamientos, 2 Corintios 4:4.

(2) Quita la Palabra de sus corazones, Lucas 8:12.

(3) Causa a las personas a oponerse a la obra de Dios, Apo. 2:13.

4. Con relación a los creyentes:

(1) Tienta a mentir, Hechos 5:3.

(2) Acusa falsamente, Apocalipsis 12:10.

(3) Estorba la obra de pastores, 1 Tesalonicenses 2:18.

(4) Usa demonios para vencer el creyente, Efe. 6:11, 12.

(5) Tienta a la inmoralidad, 1 Corintios 7:5.

(6) Siembra cizaña entre los creyentes, Mateo 13:38, 39.

(7) Causa persecuciones, Apocalipsis 2:10.

VI. La defensa del creyente contra la obra de Satanás:

1. Ahora Jesucristo está intercediendo por cada creyente, Juan 17:15.

2. Ningún creyente debe hablar con desdén contra Satanás, ya que esta es la obra de Jesucristo, Judas 8, 9.

3. El creyente debe estar velando todo el tiempo contra los ataques de Satanás, 1 Pedro 5:8.

4. El creyente debe estar firme contra los ataques de él, Santiago 4:7.

5. El creyente debe usar la armadura disponible para batallar contra Satanás, Efesios 6:11-18.  (Estos estudios van a continuar)

 

Los Dones Del Espíritu, III

TEMA: Clasificación de los Dones

Es apropiado hacer distinción de los dones de procedencia divina de los que habla la Escritura. Ninguno de ellos es de menospreciarse, ya que “toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces” (Santiago 1:17), pero ya que cada uno de ellos tiene funciones y propósitos particulares, se presenta en seguida una clasificación general de los dones bíblicos:

Dones espirituales en General.

Aunque todos los dones son espirituales por su procedencia y carácter espiritual, entran aquí aquellos que son perfectamente diferenciales de los que se mencionan en las siguientes clases. Estos son espirituales, porque no son como aquellos dones materiales cuyo origen y felicidad son de este mundo. Las mentes carnales no los codician ni los distinguen.    

Pablo, por ejemplo, anhelaba ver a sus hermanos romanos para comunicarles algún don espiritual (Romanos 1:11). Refiriéndose al privilegio de escuchar y recibir el evangelio y ser salvo, Pedro reportaba a la Asamblea de Jerusalén que Dios les había concedido también a los gentiles el mismo don que a los judíos, y que no se podía estorbar a Dios (Hechos 11:17)

        El Don de la Salvación.

También hay que señalar que el Nuevo Testamento establece en forma particular la salvación como un don: Romanos 5:15; Efesios 2:8. Porque por gracia… [de caris, que significa gracia o don] sois salvos por medio de la fe…; 2 Corintios 9:15 "¡Gracias a Dios por su don inefable!"; Romanos 1:11, y el conocido Romanos 6:23.

      El DON del Espíritu Santo.

De la misma manera, el Espíritu mismo de Dios es conferido como un don: Efesios 4:8.

                  Los Dones del Espíritu.

En el Nuevo Testamento encontramos tres pasajes en donde se nos dan listas parecidas, pero a la vez diferentes. En realidad, son listas complementarias:

En Romanos 12 se habla de los dones de profecía, de ministerio, de la enseñanza, de la exhortación, de dar, de mandar y de mostrar misericordia.

En 1 Corintios 12 se mencionan los de palabra de sabiduría, palabra de conocimiento, fe, sanidad, obrar milagros, profecía, discernimiento de espíritus, lenguas e interpretación de lenguas.

Y en Efesios 4:11 se mencionan los dones de los apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros.

Clasificación de los Dones.

Para propósitos prácticos, podemos clasificar estos dones en tres grandes grupos: Los Dones de la Gran Comisión; que incluiría: apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestros; o sea, los mencionados en Efesios 4:11. Después, se podrían mencionar Los Dones Preciosos de Ministerio; que incluye a: 1) el don de sabiduría y conocimiento; 2) dones de misericordia, que incluyen dones como el de la exhortación, de dar, de repartir, etc. 3) los dones de administración práctica: presidir, servicio, etc.; 4) el don de la fe. Y por último, la tercera clasificación de dones, son Los Dones de Hacer Milagros, que incluye el don de sanidad y el don de lenguas. En la siguiente sección se describen cada uno de los dones en detalle. (Continuará)

 

Los Dones Del Espíritu Santo, IV

TEMA: Los Dones De La Gran Comisión

INTRO: Aunque algunos de estos dones se repiten en las tres listas, seguiremos el orden presentado en Efe. 4:11.

I. El don de "apóstoles".  En primer lugar se mencionan estos.  La palabra en el griego es APOSTOLOUS, que viene de APOSTELLO que significa "enviar".  Por esto la palabra significa: "uno que ha sido enviado, o comisionado con un mensaje con toda autoridad".

      La palabra se usa en las Escrituras, de los portadores del mensaje del N.T.:

1. Primero los doce, Hechos 1:23-26, los cuales fueron enviados por Jesucristo, Mateo 10:2-6; con Pedro como su líder y Jerusalén como su centro, Hechos 8:1.2. Luego los primeros misioneros, como en Hechos 14:4, 14, Pablo y Bernabé; Gálatas 1:19, Jacabo; Romanos 16:7, Andrónico y Junias.

3. La asamblea de Antioquía envió a Bernabé y a Saulo para hacer obra misionera, pero Saulo (Pablo)es propiamente un apóstol de Jesucristo.  De ahí que Apolos y Timoteo no sean llamados "apóstoles", pero el apostolado de Pablo fue aceptado en Jerusalén, Hechos 15; Gálatas 2:9, etc.

      Los apóstoles no eran oficiales de una asamblea, sino de Jesucristo, y en este sentido se comparan con los profetas del A.T., véase Efesios 2:20; 3:5.

      En 1 Corintios 12:28 cuando usa la frase "en la asamblea", se refiere a todo el cuerpo, como institución, cuya Cabeza es Jesucristo, véase Efesios 1:22; 4;11 Colosenses 1:18, no una asamblea local.

      Leemos en Hebreos 3:1 de Jesucristo: "Apóstol y Sumo Sacerdote", un enviado especial.  El primer título habla de Su autoridad, el segundo de Su obra.

      El primer apostolado cristiano era un don del Señor Jesucristo.  La comisión fue renovada después de Su resurrección.  Los apóstoles fueron testigos de Su resurrección, pero no todos los testigos eran apóstoles; de ahí que las mujeres no estén incluidas, a pesar de haber sido las primeras testigos.  Una comisión personal, un encuentro personal, fue la base del apostolado, Hechos 1:21-22.  Por lo tanto, no hay más lugar para otros apóstoles.

      Las "iglesias" de hoy que tienen "apóstoles" tienen hombres enviados por Satanás, no por Dios.

II. El don de profetas.  El profeta es normalmente un "proclamador bíblico" del mensaje de Dios.  Podía predecir el futuro, Hechos 11:28; conocer el pasado, Juan 4:19, ver el corazón, Lucas 7:39.

      La palabra "profeta" (griego PROPHETES) describe uno con la habilidad para proclamar la voluntad divina.

      Tenían el papel de "mediadores", representando a Dios con el hombre, y al hombre con Dios.  En el A.T. fueron la "boca" por la cual habló Dios, Hechos 3:21; Mateo 1:22; 2:15.  Proclaman lo que se ha cumplido, o se ha de cumplir en Jesucristo, Romanos 1:2.

III. Profetas en las primeras asambleas.  Su "profecía"  fue la predicación de los misterios divinos, 1 Corintios 13:2; la voluntad salvífica de Dios, Efesios 3:5, 6; eventos futuros, Hechos 21:10, 11; Apo. 22:6, 7; cuestiones contemporáneas, Hechos 13:1, etc.  Aquellos hombres amonestan, consuelan, animan, y censuran, 1 Corintios 14:3, 24, 25.  Como los profetas del A.T. revelan cosas ocultas, pero tenían menor autoridad.

      Al igual que los "apóstoles", los "profetas" han cumplido su función de inaugurar la predicación, véase Mateo 11:13.  Es decir que hubo un "fin" de sus dones, ya que ahora toda profecía está contenida en las Escrituras.  Nótese bien lo que Jesucristo dijo en Mat. 24:11. (Sigue)

 

Estudios Sobre La Separación, final

TEMA: La separación del mundo de los asuntos del gobierno
(no participar en la política)

La separación del mundo de los asuntos del gobierno
(no participar en la política)

1.  Jesús enseñó que su reino no es de este mundo (véase Juan 18.36)

2.  Nuestra ciudadanía está en los cielos (véase Filipenses 3.20)

    (1) Nuestros nombres están escritos en los cielos (véase Lucas 10.20)

     (2)  Nuestro hogar está siendo preparado para nuestro recibimiento (véase Juan 14.2)

     (3)  Nuestra herencia eterna nos espera (1 Pedro 1.4)

3. Nuestra condición en el mundo

   (1) Extranjeros y peregrinos (véase Hebreos 11.13)

   (2)  Embajadores de Cristo (véase 2 Corintios 5.20)

   (3)  La sal de la tierra (véase Mateo 5.13)

4. Nuestra responsabilidad hacia el gobierno

(1) Obedecer (véase Tito 3.1)

(2) Orar por los gobernantes (véase 1 Timoteo 2.1–2)

(3) Pagar los tributos (véase Mateo 22.21)

(4) No ofender ni burlarse de los que están en autoridad (véase Mateo 17.27; Santiago 3.9–10)

(5) Honrar a quienes están en autoridad (véase Romanos 13.7; 1 Pedro 2.17) (fin de estos estudios)

 

La Salvación, parte II

(Tomado de una obra por EBI-Online)

TEMA: Los Tres Requisitos De La Salvación

INTRO: Las Escrituras enuncian el arrepentimiento, la fe, y la confesión como los tres requisitos de la salvación.

I. Arrepentimiento, "un cambio de mente que resulta en un cambio de vida", Lucas 15:l17-21.

1. Tres elementos claves constituyen el verdadero arrepentimiento bíblico:

(1) El intelectual. El conocimiento mediante el cual una persona comprende, por la predicación de la Palabra, que no está en buena relación con Dios.

(2) El emocional.  Al "descubrir" la verdad anterior, siente disgusto, dolor, vergüenza, pena y hasta temor.

(3) El práctico. Significa que vuelve las espaldas al pecado y cambia de dirección totalmente.

II. Fe, que consiste en creencia y confianza.  También aquí hay tres elementos insalvables para actuar en fe y recibir lo solicitado y/o esperado, Hebreos 11:1.

1. Conocimiento.  La fe no es simplemente la expresión de un deseo; la fe necesita actuar indefectiblemente sobre un fundamento sólido... la Palabra infalible de Dios, Romanos 10:17.

2. Consentimiento. No es suficiente poseer el conocimiento de que Jesús puede y quiere salvar:   debe haber un asentimiento del corazón, Marcos 12:32; Mateo 9:28.

3. Apropiación.  La fe es el consentimiento de la voluntad con el asentimiento de la inteligencia.  La mano que se extiende para recibir, Juan 1:12.

III. Confesión.  Éste elemento es fundamental tanto para recibir lo que pedimos en fe, pero fundamentalmente para conservar la salvación obtenida, Romanos 10:8-10.

1. Confesamos nuestros pecados.

2. Confesamos que Jesucristo es el Señor.

3. Confesamos nuestra fe y nuestra salvación dando testimonio a otros.

IV. En su explicación más simple, "ser salvo" es haber recibido el perdón de Dios luego de haber cumplido con los tres elementos recientemente enumerados.  Es una obra totalmente divina.  El ser humano no le puede agregar nada.

1. Sí implica una acción humana de "volverse" a Dios; de un camino a otro. 

2. Implica "convertirse" de las tinieblas a la luz, mediante el cumplimiento de las condiciones de la salvación, Hechos 3:19; 11:21.  ¡Ésta es una acción instantánea!

3. Mientras que "ser convertido", en una explicación un tanto más profunda, implica un cambio radical de toda la persona: su carácter (deseos, voluntad, sentimientos) y su intelecto.  ¡Éste es un proceso progresivo!

V. ¿De qué manera podemos distinguir, entonces, la "conversión" de la "salvación"?

1. En la salvación, el aspecto que le corresponde exclusivamente a Dios, es Dios quien ha perdonado el pecado y ha limpiado su corazón de toda iniquidad, al individuo que se ha arrepentido, ha creído y ha confesado, Dios le ha dado un "nuevo corazón".  ¡Es una acción instantánea!

2. La conversión describe un aspecto de la salvación, según afecta al hombre.  Todos observamos el cambio---paulatino y gradual---en el individuo que "ha sido salvo".  Está cambiando.  ¡Es un proceso progresivo!

3. ¿Significa entonces que la conversión es una actividad exclusivamente humana?  ¡No!  Constituye el efecto sobrenatural de la acción ejercida por la gracia y la Palabra de Dios.  Una cooperación armónica de Dios y el hombre, Filipenses 2:12, 12.

VI. El vocablo "justificar" es un término judicial que significa:

1. Absolver.

2. Declarar justo y/o

3. Pronunciar sentencia favorable de aceptación.

(1) El significado de la justificación incluye:

   A.  "declarar justo".  No significa "hacer" justo.

   B. "un cambio de posición del pecador juzgado, condenado, sentenciado y ejecutado (en el sacrificio de Cristo Jesús).  Ahora es absuelto y declarado justo, 2 Cor. 5:21.

4. Los medios de la justificación son tres:

(1) Es por la gracia de Dios, Romanos 3:24-26.

(2) Es por la sangre de Jesucristo, Romanos 5:9.

(3) Es por la fe en Jesús, Romanos 3:26-28. (Actualizada: "...para que él sea justo y a la vez justificador del que tiene fe en Jesús...")

5. Resultados.  A continuación, cuatro de los resultados más asombrosos e increíbles de la justificación:

(1) Somos libertados de la condenación, Rom. 5:9; 8:34.

(2) Tenemos paz para con Dios, Romanos 5:1.

(3) Somos hechos herederos de la vida eterna, Tito 3:7.

(4) Reinaremos con Cristo, Romanos 5:17; 8:30; 1 Pedro 3:9; Apocalipsis 5:10. (Continuará)

     

¿Diezmar O No Diezmar?

Por el editor

      Hace tiempo publiqué un artículo escrito por nuestro hermano de España y él escribió acerca de que no hay mandato en el N.T. que diga que el creyente debe diezmar de sus ingresos.

      Un lector me escribió pidiendo claridad sobre esto.  Lo que sigue es mi respuesta:

      La palabra "diezmo  o diezmos" aparece 32 veces en el A.T. tratando exclusivamente con judíos.  En el N.T. las palabras se encuentran siete veces, todos haciendo referencia a los judíos.

1. Mateo 23:23 Jesús hablando a los fariseos (judíos) de sus costumbres.

2. Lucas 11:42, La misma referencia.

3. Lucas 18:12 una cita del fariseo, un judío.

4. Hebreos 7:5, 6, 8, 9 estos textos están hablando de los costumbres de los judíos.

      Estudiando el A.T. uno puede ver que los judíos tenían que dar tres diezmos cada año, o sea, 30 por ciento de sus ingresos.  Era una obligación de la ley.

      No hay ninguna instrucción dada en el N.T. de que un creyente debe "diezmar" de sus ingresos a la obra del Señor Jesucristo.  Pero, habla mucho en relación de como el creyente debe sostener la asamblea, incluyendo el pastor:

1. 1 Corintios 16:2.  Esto está escrito a la asamblea en la ciudad de Corintio instruyéndolos de como sostener aquella obra, no con un "diez por ciento",  sino "...según haya prosperado...”.  Es decir, que algunos creyentes podían dar la mitad o más de sus ingresos a la obra del Señor.  Otros quizá un poco.  Todo dependía de la cantidad de los ingresos.

2. 2 Corintios 8:11-14.  Esta referencia habla de dar "...de su abundancia...", es decir, si sus ingresos son grandes, así deben ser sus ofrendas para sostener la obra del Señor.

3. 2 Corintios 9:6, 7.  Aquí está la "receta" de cómo el creyente puede recibir las bendiciones de Dios durante su vida cristiana por "...sembrando generosamente..."  Yo personalmente he seguido esta "receta" por muchos años y por experiencia sé que sirve bien.  

      Las asambleas, hoy en día, enseñan el "diezmo" siguiendo la tradición de los romanistas, los protestantes y los evangélicos, pero no del Nuevo Testamento.  Ningún predicador puede encontrar sostén en las páginas del N.T. donde diga que un creyente debe "dar diezmos".  Como nuestra salvación es por gracia, así debe ser nuestro sostén a la asamblea, invirtiendo todo lo que sea posible para cuidar los gastos, sostener el pastor, y cumplir con la Gran Comisión, dando liberalmente para enviar misioneros a otras partes del mundo. (Fin)

 

Puntos de vista falsos de Santificación, Refutados (Tomado de un artículo por David Cloud)

      "Santificación": Separación, poner aparte.  En un sentido ético (moral), significa la conformación progresiva del creyente a la imagen de Cristo, se obtiene por la obra redentora de Cristo, y la obra del Espíritu Santo que mora en nosotros.  Comienza con la regeneración y se completa cuando vemos a Jesucristo.  Pablo trata con esto en Romanos capítulos 6 a 8 donde encuentra la refutación a falsas enseñanzas que están saliendo hoy en día.

1. La doctrina falsa de "erradicación completa" que dice que la naturaleza del creyente puede ser librada completamente de pecado.

      No se da ninguna referencia en el N.T. que enseñe que tal cosa sea posible, véase Romanos 7:18-25

      La doctrina falsa de que uno puede ser erradicado completamente de pecado en esta vida presente se basa en la falta de distinguir entre "posición" y "práctica".  Nuestra "posición" es perfecta con Jesucristo, pero nuestra "práctica" no.

2. La doctrina falsa del "perfeccionismo" de que el creyente puede lograr la perfección en esta vida, es decir, puede vivir sin pecar.  Véase lo que Pablo enseñó en Romanos 7:18; 1 Juan 1:8, 10.

3. La doctrina falsa de la "bendición segunda", que después de recibir a Jesucristo como Salvador, hay que buscar la "segunda bendición", la primera es para regeneración y la segunda para santificación.

      En ningún lugar en el N.T. se dan instrucciones a los creyentes de buscar la "segunda bendición".  La vida cristiana es un "andar" no un "saltar"

4. La doctrina falsa de "descansar" en el Señor, que pensar en Jesucristo causa una victoria automáticamente sobre el pecado.  Somos mandados a "resistir el diablo", Véase Romanos 6:12.

5. La doctrina falsa de "licencia de pecar"., que el creyente es libre de "leyes", "resoluciones", y "reglas", que uno puede vivir cualquier tipo de vida.

      Aunque no son para el creyente las leyes dadas por Moisés, él es un siervo de justicia, Romanos 6:18, 22.

6. La doctrina falsa de "salvación por señorío", que el creyente hace de Jesucristo el "Señor" de su vida en el momento de la salvación y después no ha de pecar.

      Tal enseñanza es refutada por Pablo en su epístola a la asamblea de Corinto, 1 Corintios 3:1-3.

7. La doctrina falsa de que uno puede recibir a Jesucristo y continuar en el mismo estilo de vida.

      Todas de las enseñanzas en el N.T. hablan acerca de "una vida nueva en Cristo Jesús".   La persona que vive lo mismo después de ser "salva", no era salva". (Fin)

 

Ancla Del Alma   Por J. Candeas

      La seguridad de la salvación es como un ancla del alma que nos mantiene siempre unidos al Señor.  Nada ni nadie nos pueden arrebatar de Su mano.  Nada ni nadie nos pueden apartar del amor de Dios que es en Cristo Jesús, Señor nuestro, Juan 10:27-30; Romanos 8:38, 39. 

      Esta enseñanza que siempre ha creído la asamblea de Jesucristo en todos los tiempos es conocida como la Perseverancia De Los Santos, 2 Timoteo 1:12.

      Por el contrario, todo sistema religioso que es falso, como la "iglesia papista", sectas y denominaciones arminianas, sostienen lo contrario; que el creyente puede caer de la gracia y perderse.

1. La iglesia romana: "Si alguno dice que el hombre, una vez justificado, no puede perder la Gracia y, por tanto, que el que cae y nunca fue verdaderamente justificado, sea anatema", (Concilio de Trento)

2. El arminianismo: "Hay personas verdaderamente regeneradas que, al descuidar la Gracia y contristar al Espíritu Santo con el pecado, se apartan totalmente y, a la larga, finalmente, caen de la Gracia a la reprobación eterna" (Confesión de los Remonstrantes)

      El padre de mentira (Satanás) siempre está tras los hombres inculcándoles que no crean lo que dice el Señor:

1. Eso ocurre desde el principio, Génesis 2.17; 3:2-4.

      Este estudio bíblico, pues, tiene el propósito de enseñar que todo sistema religioso falso tiene en común negar que, como dice el Señor, el creyente no se puede perder.

I. Nuevas de gran gozo, Lucas 2:8-10.  Estas Buenas Nuevas eran el "Evangelio" de la Gracia Soberana de Dios que, en la Persona de Su Hijo Jesucristo, prometía Vida Eterna al que creyera en Él, Juan 10:10

1. Los creyentes primitivos.  Los creyentes de todas las épocas siempre han tenido esta seguridad como "ancla de su vida", 1 Juan 5:9-12; Juan 10:27-29; 1 Pedro 1:3-5.

II. La analogía de la fe.

1. Los creyentes del A.T. también estaban llenos de esta seguridad y lo expresaban así en su vida diaria.

(1) Génesis 25:7, 8.

(2) 2 Samuel 12:18-23.

(3) Israel es exhortado a recordar el poder de Yahvé, Isaías 46:3, 4. 

2. Se relaciona esta palabra con los creyentes del N.T. Juan 5:24; 6:39, 40; Hebreos 5:9; 9:12.

III. La asamblea paganizada.  Vamos al siglo IV cuando Constantino dejó de perseguir a la asamblea de Jesucristo y él, con todo su reino, entró a formar parte de ella, aceptando esta Fe por conveniencia.  Y con ellos, los paganos vestidos de pieles de ovejas, entraron paulatinamente las creencias paganas, disfrazadas también con ropa cristiana.  El cristianismo fue suplantado por el paganismo, convirtiéndose en la "iglesia papista" y un día, se decretó en el concilio de Trento la excomunión de quienes creyeran que la salvación no se pierde.

      Dios usó varios hombres en el siglo XVI para enseñar la verdad de la gracia de Dios en la salvación, la perseverancia de los santos.

      La Reforma basó aquella perseverancia de los santos en la predestinación.  Las doctrinas de la Gracia contemplan la salvación del hombre dentro de un "marco divino", la predestinación, que habla del deseo ardiente del Dios Trino, antes de la fundación del mundo, de tener un pueblo que Le ame, adore y sirva y a la que Él ama y rodea de favores y misericordias.

      Dios elige al hombre para que éste sea salvo, 2 Tesalonicenses 2:13.

      Y este deseo de Dios no puede fallar, ni el hombre lo puede echar por tierra.  El elegido de Dios será salvo aunque se hunda el cielo y la tierra.

      Es deseo y decreto de Dios.  Es un pacto eterno que Dios no dejará de cumplir, Salmo 111:9; Heb. 13:20, 21.

      Un "pacto" que está sellado con la sangre del Cordero que se ofreció "desde el principio", 1 Pedro 1:18-20.

      Esta es la parte del Hijo en este pacto, Juan 17:12 "... y ninguno de ellos se perdió....".

IV. Textos fuera de contexto.  Hay una multitud de textos que son usados por los que niegan la "seguridad" de la salvación, para basar su error en la Biblia.

1. 1 Corintios 9:27.  Aquí no se habla de la salvación sino de ser eliminados como siervos de Jesucristo y no como hijos de Dios.

2. 2 Pedro 2:20, 21, Se trata de "falsos profetas", mercaderes del Evangelio, pervertidores de la Palabra, practicando toda clase de pecados, que iniciaron el Camino pero se apartaron de él.  Éstos nunca fueron creyentes, véase el v. 22.

3. Hebreos 6:4-6.  Se habla del daño de la apostasía, pero no de que los creyentes se conviertan en apóstatas.

4. 1 Pedro 4:18.  Aquí no se dice que el creyente se puede perder sino que con dificultad se salva.   Leyendo el contexto veremos que se habla de los sufrimientos y dificultades por los que pasa el creyente por ser cristiano.  Los inconversos no pasan por estas pruebas propias de hijos de Dios.

5. Filipenses 2:12.  Este temor y temblor no es porque puede perder su salvación.  En cuanto a ella, el creyente tiene gozo perpetuo y está seguro.  Este temor y temblor se refiere al servicio como cristiano, y debe "cuidar" su salvación, como si fuera un uniforme, ante el mundo, del modo en que cuidamos con todo temor que no se nos ensucie el traje que llevamos puesto.

6. Hebreos 10:26, 27, 38.  Aquí, el escritor está exponiendo la "misión de la ley y de la gracia"....una condena y otra salva.  De modo que, estar en la ley es perdición y en la gracia salvación.  Claro que dejar la gracia y pasar a la ley condena.  Claro que el que desee ser salvo tiene que perseverar.   En esto estamos de acuerdo.  Pero el caso es que el hijo de Dios verdadero jamás deja la gracia por la ley, jamás deja de perseverar, véase Hebreos 10:39. (Fin)

 

¡Qué Traces Bien La Palabra De Verdad! Parte I (Adaptado del libro escrito por Clarence Larkins)

TEXTO: 2 Timoteo 2:15

INTRO: Las Escrituras no son un tratado sistemático sobre la teología, ni la historia, ni la ciencia, ni de cualquier otro asunto.  Son la única revelación del Creador y contiene Su plan y Su propósito durante las edades por la raza humana.  Además de las Escrituras, el hombre no conoce ningún razón para existir.  Las Escrituras no fueron dadas todas a la vez, pero poco a poco, como Dios Las reveló al hombre, véase Hebreos 1:1.

      El Espíritu Santo habló a ciertos hombres, hombres separados para Él, durante unos 1,500 años, terminando Sus revelaciones a Juan el Amado unos 60 años después de la ascensión de Jesucristo al Tercer Cielo.  Desde aquel día Dios no ha hablado a la raza humana.

      Nuestra "Biblia" (griego: "libro") contiene 66 Libros escritos por unos cuarenta autores humanos dirigidos por el Espíritu Santo.  Aunque todos aquellos autores vivieron en Oriente, no es un libro "oriental" sino un Libro para todo el mundo.

      Hay un progreso de revelación y de doctrina progresiva en sus páginas. Los jueces (gobernadores) supieron más acerca de Dios que los patriarcas; y los profetas supieron más de Dios que los jueces, y los apóstoles supieron más que los profetas.

      Es imposible separar los dos testamentos (pactos, convenios, acuerdos) porque uno no puede entender el contenido de Levítico sin estudiar el Libro a los Hebreos; ni el Libro de Daniel sin estudiar el Libro de Apocalipsis.

      Aunque nuestra Biblia es la única revelación que Dios ha dado a la raza humana, no fue escrita en un idioma "sobrehumano" ni "celestial".  Por esto, cualquier persona puede leerla, y si tal persona es creyente, será guiado por el Espíritu Santo y le será dado entendimiento. 

I. El lenguaje de las Escrituras es de tres classes:

1. Figurativo, que es explicado por el contexto.

2. Simbólico, que es explicado en el contexto o en otra parte.

3. Literal, que uno puede entender literalmente.

      Aunque las Escrituras fueron escritas a toda clase de gente y para instrucción de todo el mundo, no es dirigida a toda la raza en general, porque podemos ver que una parte es escrita a los judíos, otra parte a los gentiles (incrédulos) y lo demás a creyentes que están en las asambleas.  Estas tres constituyen las tres clases en las que se divide la raza humana, 1 Corintios 10:32.

      Por eso está claro que mientras que la Biblia fue escrita para dar instrucciones a los creyentes en las asambleas, no está escrita en su totalidad para ellos, siendo que la EKKLESÍA no se menciona en el A.T.

      El A. T. contiene la historia de la nación de Israel.  Ten cuidado de no tomar las promesas dadas a Israel y aplicarlas al creyente de hoy día.  Esto roba a los judíos lo que pertenece a ellos y produce mucha confusión.   Las profecías dadas a los judíos no son para los creyentes, véase Isaías 1:1

      En el N.T. las Epístolas escritas a Los Hebreos y el Libro de Santiago fueron escritas a los judíos que han profesado fe salvadora en el Mesías, véase Santiago 1:1.  En Hebreos muchos creyentes se estorban al leer: "...y recayeron...", (6:6) o "...si continuamos pecando voluntariamente....ya no queda más sacrificio por el pecado...." (10:26.  Por favor note que estas palabras no se aplican a creyentes, fueron escritas a los judíos quienes han profesado fe en el Mesías, pero nunca Le han recibido a Él en su corazón.

      Véase 2 Timoteo 3:16.  Lo que sucedió a la nación de Israel fue escrito "...como ejemplo...para nuestra instrucción...", 1 Corintios 10:11.  No debemos aplicar a creyentes lo que fue escrito a los judíos.

I. Regresando a 2 Timoteo 2:15 "...trazando bien las Escrituras...";("...Enseña las palabras de verdad en forma correcta...); ("...que maneja correctamente la palabra de verdad...."); ("...interpreta correctamente....", es decir "divide", como quien marca un paño para cortar.

      Tenemos que distinguir entra la obra  y el oficio de Jesucristo como Profeta, como Sacerdote, y como Rey.

      También tenemos que distinguir entre los Días Proféticos (véase el dibujo), y los Tiempos y Sazones (véase el dibujo).

      Hay que distinguir entre Tiempos Pasados, cuando Dios habló por los profetas, y las Últimos Días cuando Dios habló por medio de Su Hijo, Hebreos 1:1,2.

II. Los Tiempos son designados como:

1.  De ignorancia, Hechos 17:30

2.  De los gentiles, Lucas 21:24.

3.  De refrigerio,  de alivio,  nuevas fuerzas, Hechos 3:19.

4.  De restauración, Hechos 3:21.

5.  Del cumplimiento, Efesios 1:10

      Cuando leemos de los "...tiempos de los gentiles..." sabemos que los judíos no están en control, y siendo que "...los tiempos de los gentiles..." todavía están en efecto, ni los judíos, ni la EKKLESÍA tienen parte ni poder para gobernar el mundo.

III.  En el estudio de las Escrituras no debemos olvidar las Concurrencias Divinas y las Disyunciones Divinas de eventos.  No debemos separar lo que Dios ha unido, ni unir los que Dios ha separado.  Por ejemplo:

1.  No debemos mezclar "la inmersión de creyentes" con el acto de "regeneración".

2. No debemos mezclar "la ley", dada a los judíos, y "la gracia" dado a todo el mundo.

3. No debemos mezclar "la EKKLESÍA" y "el reino" que todavía ha de venir.

      Usando estos dibujos usted puede aprender cómo  "separar" las Escrituras en referencia a "tiempo" y a la "eternidad", y notar que "las edades" son diferentes de las "dispensaciones".  (Sigue)

 

Edades y Dispensaciones, parte II

      Mirando a la gráfica uno puede ver el hecho que, además del "Tiempo" las Escrituras mencionan "Dos Edades": Antes del "Tiempo" hubo la edad ALPHA o sea la "Edad Creativa", y después del "Tiempo" ha de ser la OMEGA o sea "La Edad de las Edades".

      Durante el "Tiempo" hay tres "edades" y ocho "dispensaciones" (un lapso de duración variable, durante el cual Dios trata con el hombre de una manera particular, tocante al pecado y a la responsabilidad humana.  La palabra "dispensación" significa "administración" o "mayordomía".  El que no adquiera un entendimiento de las dispensaciones no podrá entender el mensaje de las Escrituras) 

I. Las "Edades" son tres:

1. La Antediluviana.

2. La Presente.

3. La que ha de venir, la Edad de las Edades, que será una Edad "dual" compuesta de la "Edad Milenial" y la "Edad Perfecta".

II. Hay ocho "Dispensaciones":

1. La Edénica.

2. La Antediluviana.

3. La Postdiluviana.

4. La de los Patriarcas.

5. La Legal.

6. La Eclesiástica (que pertenece a la asamblea).

7. La Mesiánica, del reino de mil años.

8. La de la Plenitud del Tiempo.

      La diferencia entre una "edad" y una "dispensación" es que una "edad" representa un período entre dos cambios físicos grandes sobre la superficie de esta tierra.  Mientras una "dispensación" representa un período "moral" o "de probación" (prueba) en la historia del mundo.

      Por ejemplo:   La "Edad Presente" comenzó con "El Diluvio" y terminará con el segundo regreso de Jesús el Cristo sobre el Monte de Olivos.  El Diluvio causó tales cambios físicos y climáticos que la duración de la vida humana fue reducida de 900 a cien años.  Todo esto será invertido una vez que el Señor regrese para establecer Su Reino de mil años, véase Zacarías 14:4-10; Ezequiel 47:1-12; Isaías 65:20.

      Mientras que las Dispensaciones son períodos de probación, prueba, la forma de "Administración" es diferente y progresiva en cada Dispensación.

      Por ejemplo: La Administración de la Dispensación Legal fue la ley; de la Dispensación Presente, la gracia; y de la Dispensación que ha de venir, el reino de Cristo por mil años,  la justicia.

III. Las Edades Creativas, Génesis 1:1.

1. El origen de la tierra antes de Adán.  Aquella creación no tiene fecha.  La obra de seis días descrita en Génesis 1:3-32 fue de una restauración de esta tierra de su condición original, antes de que estuviera "... desordenada y vacía..." y sumergida en agua y tinieblas, 2 Pedro 3:5-7. (Véase el dibujo). No hay explicación acerca de la creación de la tierra original.

2. La Tierra Caótica.  La tierra original sin duda fue perfecta, un lugar con vegetación, peces, aves y animales, véase Isaías 45:18.  No sabemos cuanto tiempo la tierra existió en tal estado, pero algo horrible pasó y la tierra llegó a estar "desordenada y vacía...".

(1) ¿Qué pasó?  La inferencia o deducción es que Satanás y sus mensajeros tuvieron el cuidado de la tierra original y cuando él pecó contra el Creador, esto trajo destrucción a la superficie de este globo.  Después de aquel tiempo Satanás y sus mensajeros ocupan las "... regiones celestes..." Efesios 6:12. Véase 2 Pedro 3:5, 6, 7.  Pedro no está hablando de la inundación en el tiempo de Noé.

(2) Véase lo que Jeremías escribió de aquel tiempo, Jeremías 4:23-26.

(3) No hay evidencia bíblica de la cantidad de tiempo entre la creación original y su restauración anotada en Génesis 1:1, 2.

3. La Tierra Presente.  La descripción que se da en Génesis 1:1-31 no habla de la creación original sino de una restauración que duró por seis días.

IV. La Edad Antediluviana.  Aquella edad se extiende desde la restauración de la tierra de su condición caótica hasta el diluvio y se divide en dos "dispensaciones":

1. La Edénica, desde la creación de Adán hasta su expulsión del jardín.  No sabemos su duración y es llamada la "Dispensación de Inocencia".

2. La Antediluviana, desde la creación de Adán hasta la inundación.  Es llamada la "Dispensación de la Conciencia" y muestra lo que el hombre hace cuando es guiado solamente por su conciencia, un conocimiento de lo "bueno" y lo "malo".  Adán y Eva no tuvieron una conciencia hasta que desobedecieron a Dios, Gén. 2:17.

(1) No tenemos una "fecha" del nacimiento de Caín, ni de su hermano Abel.  Los dos son "hombres representativos" de la raza humana, uno malo, el otro bueno.

(2) Los hermanos tomaron a sus hermanas carnales para que fueran sus esposas.

(3) La expresión "hijos de Dios" en el A.T. no tiene la misma significación que en el N.T. que habla de los "hijos de Dios" como los creyentes, Juan 1:12; Romanos 8:14-16; Gálatas 4:6; 1 Juan 3:1, 2.

(4) En el A.T. los "hijos de Dios" habla de los mensajeros, Génesis 6:2-4; Job 1:6, 2:1; 38:7.

  A. Un "hijo de Dios" habla de uno traído a existir por un acto creativo de Dios, mensajeros, Adán, Lucas 3:38

  B. Solamente por el nuevo nacimiento un ser humano puede llegar un "hijo de Dios", Juan 3:3-7.

  C. De esto podemos entender que los "hijos de Dios" de Génesis 6:2-4 no fueron hijos físicos de Seth.

V. La Edad Presente.  Esta edad se extiende desde la inundación hasta la Segunda Venida, o sea, la Revelación de Jesucristo, y cubre cuatro dispensaciones.

1. La Postdiluviana, una dispensación del gobierno humano.

2. La de los Patriarcas, que se extendió desde el llamamiento de Abraham hasta el éxodo, un periodo de 430 años y es conocida como la "Dispensación de la familia" y terminó con los descendientes de Abraham trabajando como esclavos en la tierra de Egipto.

3. La Dispensación Legal, del éxodo hasta el nacimiento de Jesús el Cristo y es conocida como la "Dispensación de la Ley. Antes de esta dispensación  Dios le había permitido el hombre gobernarse a sí mismo, pero al salir de Egipto, Dios le propuso un "Estado Libre Asociado" de Su gente, los judíos, con leyes y regulaciones y con un sistema "visible" de adoración a Él.  Aquel gobierno era teocrático, es decir, que Dios lo mandó por medio de hombres que  escogía.

4. La Dispensación Eclesiástica (de la palabra EK-KLESÍA), una dispensación de la gracia que se extiende desde la Cruz hasta la Corona; desde la formación de la primera EKKLESÍA al lado del mar, hasta el arrebatamiento de los redimidos en la primera parte de la Segunda Venida.

(1) Esta dispensación presente (de hoy día) es un paréntesis (suspensión, intervalo o interrupción) que Dios ha puesto entre la dispensación de la ley (de Su trato con la nación de Israel) y la restauración de Israel en su propia tierra (estamos viendo suceder esto, hoy en el año de 2004).  El propósito de esta dispensación es recoger "un pueblo para Su Nombre..." y es llamada la dispensación de la gracia, o de la asamblea.  Esta dispensación presente terminará en apostasía, véase Lucas 18:8.

5. Entre la Dispensación Eclesiástica y la Dispensación Milenial habrá otra dispensación "parentética", la de juicio durante la cual los judíos, los gentiles y los creyentes, todos serán juzgados:

(1) Los judíos incrédulos serán juzgados durante los siete años de tribulación.  Este tiempo es conocido como "... el tiempo de angustia..." Daniel 12:1.

(2) Los gentiles incrédulos (naciones) serán juzgados individualmente de su tratamiento de los judíos durante los siete años de tribulación, una vez que los siete años terminen, Mateo 25:31.46.

(3) Los redimidos serán arrebatados antes del principio del tiempo de la tribulación y cada uno será juzgado ante el Tribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10.

IV. La Edad de las Edades.  Esta será una "edad dual" e incluye la "Edad Milenaria" y la "Edad Perfecta", entre las dos será la renovación de la superficie de esta tierra por fuego.

VI. La Edad Milenaria.  Este tiempo no será solamente una "edad" sino una "dispensación", la "Mesiánica" o sea, el reino de Jesús el Cristo por mil años sobre esta tierra, durante este tiempo Satanás será atado, véase Apocalipsis 20:1-6.

(1) En aquella edad Dios tratará con todas de las naciones.  No serán "asambleas cristianas" ya que todos los redimidos serán ayudantes del Rey en el gobierno de la tierra entera.

(2) Durante aquellos mil años la Nación de Israel será "... la cabeza"  de las naciones, Deuteronomio 28:13.

(3) Los judíos estarán bajo de un "pacto nuevo", Jeremías 31:31-37.

(4) La norma de gobierno durante aquella edad no será la ley, ni la gracia, ni de juicio sino de justicia.

(5) Aquel gobierno será autocrático porque el Señor Jesucristo reinará con una vara, Isaías 11:1-4; Apocalipsis 2:27; 19:15; Salmo 2:9, pero aquel dominio estará basado en el amor.

  A. Satanás será atado y el carácter de la Dispensación de mil años será diferente de las demás.

  B. Pero al fin Satanás será suelto de su prisión y aquélla edad terminará en la apostasía, Apocalipsis 20:7-10.

(6) Entre la "Edad Milenaria" y la "Edad Perfecta" la superficie de esta tierra será renovada por fuego, 2 Pedro 3:7-13.

  A. Esta tierra, como planeta, no será destruida, solamente la superficie será limpiada.

VII. La Edad Perfecta.  Esta será en el reino del "nuevo cielo" y la "nueva tierra" que Jesucristo ha de rendir a Su Padre, 1 Corintios 15:28.  El Reino Milenario no será perfecto, ya que habrá pecadores y pecado durante los mil años y terminará con juicio.

3. La Edad Perfecta es también una dispensación, la de la "... dispensación del cumplimiento de los tiempos..." Efesios 1:10.

VIII. La Edad de las Edades.

1. Como la Edades Creativas fueron la "Edad ALPHA", las "Edades de las Edades" serán la "Edad OMEGA".

2. Cuando el "Reino Perfecto" sea entregado al Padre por Su Hijo, lo que llamamos "tiempo" cesará y las "Edades Eternas", llamadas las "Edades de las Edades" comenzaran, Efesios 2:7.

3. Juan el Amado dijo en Apocalipsis 20:10 que el diablo (Satanás), la bestia (el anticristo) y el profeta falso (el líder religioso) serán atormentados día y noche "... por las edades de las edades..." y que los siervos de Dios reinarán "... por las edades de las edades....", Apocalipsis 20:5.

Conclusión: No sabemos mucho del futuro una vez comenzada las "Edades de las Edades", pero ya que estaremos con Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo todo estará bien.  Tendremos esta tierra completa, perfecta para habitar.  (Estos estudios continuarán)

Hojas de Oro

304 Westfall Street, Beverly, Kansas 67423 EE.UU.       Una publicación gratis enviado cada mes a los que nos escrien.  J. Alvino Nelson editor.  Janet Eva Nelson ayudante.  Enrique Frías Ramos, corrector de pruebas.