Hojas de Oro

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXXII, No. 3                     MARZO                            2002

 


Índice:

-El Arrepentimiento Verdadero, 1

-El Pentecostalismo, 2

-¿Qué Está Adelante?, 3

-Escoger Lo Que Es Correcto, 4

-Entrando el Reino, 4

-Enoc Anduvo Con Dios, 5

-Por qué Cada Familia Debe Tener Un Altar Familiar,­ 5

-Comentando Sobre Los Adventistas del Séptimo Día, 6

-La Mayordomía En La Asamblea, 6

-Bautizados Hasta El Infierno, parte II, 7

-Principio de la Discriminación, parte IV, La Diferencia Entre       La Ley Y La Gracia, 9

-Entendiendo El Uso De La Palabra "Amén", 10

-Las Dos Épocas de la Segunda Venida, 10

-El Diccionario dice, 10

-La Bienaventuranza del Creyente, 11

-La Ambición del Discípulo, 11

-Salvación Fácil, 12

-¿Es Nuestra Biblia Una Obra De La "Iglesia Católica?, 13

-Nota del Editor, 14

 

El Arrepentimiento Verdadero

I. ¿Por qué arrepentirse?

      Hoy día muchos dicen que se han arrepentido, pero siguen pecando; dicen que Jesucristo es su Señor y Salvador sin ninguna evidencia de ello en su vida.  ¿Qué pasa?  ¿Se habrán arrepentido en verdad?

      A muchos no les agrada el vocablo "arrepentimiento" hoy día.  Es mucho más fácil decir: "Dios te ama y que tiene un plan fabuloso para tu vida" en vez de "Arrepiéntete o perecerás".

      Sin embargo, el evangelio es una espada de dos filos.  Uno es "creer" y el otro es "arrepentirse".  Por cierto, la salvación de su alma del infierno es solamente por fe, pero la fe genuina siempre se hace acompañar del arrepentimiento, véase Lucas 24:47; Hechos 17:30; 20:21.

II. ¿Qué es el arrepentimiento?

      Es más que confesión, y mucho más que lamentarse o sentirse culpable.  Es un acto de la voluntad; es estar dispuesto a dar la espalda al pecado, Proverbios 28:13.

      En las Escrituras hallamos a muchos que dijeron: "He pecado" pero no se arrepintieron.  Veamos por los siguientes casos bíblicos que el arrepentimiento verdadero es una cosa poco común.

III. El arrepentimiento desesperado.  Cuando Dios convence a muchos de sus pecados, se arrepienten sólo por desesperación.

1. Faraón, Éxodo 9:27, 34.

2. Muchos piensan en Dios cuando su economía falla, durante problemas matrimoniales, enfermedades y otras crisis.  Puede que algunos aún oren: "Dios, se me libras de esta dificultad cambiaré mi forma de vida".  Pero cuando su problema se ha ido y ya no tienen dicha presión, pronto vuelven a su pecado.

IV. El arrepentimiento dudoso. 

1. Algunos se arrepienten simplemente para tomar ventaja de la situación.

2. Algunos pueden arrepentirse cuando se les halla con las manos en la masa del pecado por cuanto no hay otra opción sino "arrepentirse".

3. Aún otros son los que negocian con Dios por su vida en algún peligro inminente.

V. El arrepentimiento desesperanzado.

1. Judas se arrepintió de traicionar a Jesús, Mateo 27:3-5.

Es posible sentir lástima o pena por los pecados sin volver a Dios.

VI. El arrepentimiento demorado.  Las consecuencias del arrepentimiento demorado pueden ser costosas.

1. David trató de encubrir su pecado con Betsabé. Todo salió mal, véase Gálatas 6:7.

VII. El arrepentimiento verdadero.  El hijo pródigo nos retrata el verdadero arrepentimiento bíblico, Lucas 15:21.

VIII. El arrepentimiento requiere tres factores:

1. La renuncia del pecado, Pro. 28:13, Isaías 55:6, 7.

2. La reconciliación del pecado.  Sin esto, no hay arrepentimiento.  Es decir, no es posible estar bien con Dios sin estar reconciliado con otros, Mateo 5:23, 24.

3. La restitución del pecado.  Tampoco puede haber arrepentimiento no se hace restitución por el pecado, Lucas 19:8, 9.

Conclusión: El mensaje de las Escrituras es claro: Sin el arrepentimiento de sus pecados, no hay ninguna posibilidad de salvación.  (adaptado)

El Pentecostalismo

Por Franklin G. Huling (adaptado)

I. No es bíblico estar a la caza del Espíritu Santo.

      Después del hecho histórico de Pentecostés, no hay un solo párrafo en las Escrituras que ordene o exhorte a "estar a la espera" del Espíritu Santo.  La palabra "Pentecostés" significa cincuenta.  La Fiesta de Pentecostés del A.T. se celebraba cincuenta días después de la Fiesta de los Primeros Frutos de la cosecha, Levítico 23:16 y simbolizó la resurrección de Jesucristo, 1 Corintios 15:23, mientras la Fiesta de Pentecostés simboliza la venida del Espíritu Santo.  Jesucristo apareció a Sus discípulos 40 días después de Su resurrección, Hechos 1:3, luego ascendió al Tercer Cielo y diez días después (un total de 50 días después de Su resurrección) el Espíritu Santo vino aquel día a dar poder a la asamblea que Jesucristo había comenzado durante Su ministerio terrenal.

      Pentecostés fue el día del nacimiento terrenal, por así decir, del Espíritu Santo.  Así como la Encarnación, la Crucifixión, y la Resurrección no vuelven a repetirse, Pentecostés tampoco se ha repetido ni se volverá a repetir jamás.  En consecuencia, insulta al Espíritu Santo "esperar" que Él venga, porque ya vino.

      La pregunta de Los Hechos 19:2 "¿Recibisteis el Espíritu Santo cuando creísteis? no fue dirigida a cristianos.  

II. No es bíblico estar a la caza de ser "bautizados por el Espíritu Santo".

      En ninguna de sus partes la Palabra de Dios amonesta a procurar con ahínco el "bautismo del Espíritu Santo".  Ni Pablo, ni Pedro, ni Santiago, ni Juan escribieron acerca de esto.

      El texto, 1 Corintios 12:13, es mal traducido y debe leer "...porque en un solo sentido (disposición mental, vigor natural, intento, designio, propósito) fuimos sumergidos en un solo cuerpo (la asamblea de Corinto)...".  Esta referencia no habla de un "bautismo del Espíritu Santo" sino habla de la obediencia de aquellos miembros de la asamblea de Corinto para ser sumergidos por la autoridad de aquella asamblea.

      El creyente no tiene necesidad de ser "bautizados por el Espíritu Santo" porque ya esto ocurrió en el momento de la regeneración.  En tal momento el creyente es "sellado" con el Espíritu Santo, Efesios 1:13.

      1 Juan 4:1 dice "..no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo..."  El método para probar si los espíritus son de Dios es por medio de las Escrituras, Isaías 8:20.

      Si nos ponemos a "esperar el Espíritu Santo", si ansiamos y nos esforzamos buscando "el bautismo del Espíritu Santo" nos abrimos y exponemos a serios peligros espirituales.

      El Espíritu Santo vino una vez por todas el día de Pentecostés y lo que ahora se recibe no podemos decir que sea enviado por Dios.

      Cuídate de constituirte en juez de otras personas, como tantos hacen, midiendo a los demás por tus propias experiencias o por las experiencias de aquellos que crees son modelos de espiritualidad.   Esto no es, nunca fue, jamás será el criterio para separar lo auténtico de lo falso.

      Las experiencias que no encajan dentro de lo que dice las Escrituras provienen de otras fuentes.  El orgullo espiritual es el que empuja a algunos a poner "sus experiencias" por encima de lo que está escrito.

      Hay los que hablan "del fuego", de los "fuetazos", de los "candelazos", de los "choques eléctricos" del Espíritu.  Son atraídos a la tesonera tarea de buscar esas "emociones" o "experiencias" esotéricas.  A menudo Satanás los premia otorgándoles sus deseos.  Cuando el diablo no puede detenernos en obedecer la voluntad de Dios, procurará empujarnos por encima de la misma.

      Lo que el Pentecostalismo llama "bautismo del Espíritu Santo" es una combinación de super-emoción, hipnotismo, e histeria religiosa, que bien puede ser inducida por demonios o puramente por sugestión psicológica.  El "buscador" cae en trances y su mente consciente se sumerge en el limbo.  El subconsciente toma control.  La "experiencia" podrá llenarlo de paz. Podrá hacerlo sentir mucha alegría y un gran acercamiento a Dios.  Pero en ciertos casos resulta en tragedia mental y emocional para los que se someten a esta "experiencia".  ¡Tenga cuidado, este fuego puede devorarlo!

III. No es bíblico creer y enseñar que "hablar en lenguas" sea la evidencia o una evidencia del "bautismo del Espíritu Santo".

      En ninguna parte de las Escrituras se dice esto o siquiera lo sugiere.  Todo lo contrario, Pablo pregunta: "...¿hablan todos lenguas?..." 1 Corintios 12:30.  La respuesta obvia es que no.

      Las Escrituras no sancionan la distinción que hacen los Pentecostales entre "hablar en lenguas" y el "don de lenguas".  Hay sólo cuatro casos en que se habló en lenguas en el Libro de los Hechos.  Tres de ellos se citan específicamente y uno se trae a colación por implicación solamente: (1) Creyentes judíos, Los Hechos 2; (2) Creyentes samaritanos (mezcla de judío y gentil), Los hechos 8:14-17; (3) Creyentes gentiles, Hechos 10:46-47; (4) Discípulos de Juan el Sumergidor, Hechos 19:1-6.

      Después de estos cuatro casos no hay mención del hablar en lenguas cuando una persona es salva, o después de la salvación.

      ¡La asamblea de Corinto es la de más bajo nivel espiritual en el N.T.!  ¡Por favor!  Uno no debe usar aquella para modelo, véase 1 Corintios 14:18, 19.

      ¡Cómo se puede ver, en el Pentecostalismo ponen en reverso esta enseñanza de Pablo!

IV. No es bíblico tener liderato femenino en la obra del Señor.  Este no es el orden establecido por Dios.  Nunca fue y todavía no lo es, véase 1 Timoteo 2:12.

      Todo hombre o mujer cristiana debe testificar el mensaje de salvación.

      Es significativo que casi todos los cultos falsos han sido encabezados por alguna mujer.

V. No es bíblico enseñar que la voluntad de Dios es sanar siempre cuando haya fe.  Dios sana cuando es Su sabia y buena voluntad.  Cuando aún vivían los apóstoles, las señales y milagros comenzaron a desaparecer porque no eran necesarias ya para acreditar el mensaje del Evangelio.

      Las "obras mayores" que el Señor prometió (Juan 14:12) no eran obras físicas sino milagros espirituales.  Jesús resucitó a los muertos,  pero nadie hace esto hoy.  Pero por obra del Espíritu Santo, cada vez un pecado es salvo, esto es un milagro porque tal personas era muerta, Efesios 2:1. (fin)

 

¿Qué Hay en Adelante?

LECTURA: Mateo 24:1-14

TEXTO: 2 Pedro 3:1-4.

INTRO: ¿Qué tiene el futuro?  El creyente está esperando aquel día de la redención de nuestro cuerpo.  Pero los incrédulos dudan de tal cosa.  Por eso, dejemos a la Palabra de Dios contestar la pregunta:

I. ¿Qué dicen las Escrituras?  Véase Mateo 24:29, 30; Juan 14:1-3; Hechos 1:9-11.

1. La promesa del regreso del Señor motivó a los apóstoles a salir y predicar las Buenas Noticias en todas partes del mundo.

2. Esta expectación (de ser llamado a la presencia del Señor) contesta la pregunta: ¿Qué pasa al alma del creyente en el momento de su muerte?

(1) Actualmente el creyente no muere, solamente su cuerpo, Juan 11:26; 2 Timoteo 1:10.

3.  En cualquier momento Jesucristo vendrá a tomar los creyentes al Tercer Cielo (la primera etapa de Su segunda vendida), 1 Tesalonicenses 4:13-18.

(1) En aquel tiempo será el Tribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10.

4. Por siete años ha de ser la Gran Tribulación sobre esta tierra.

5. Para terminar aquella Tribulación Jesucristo viene en la segunda etapa de Su segunda venida CON los redimidos para establecer Su reino de mil años sobre esta tierra, Apocalipsis 20:1-6.

II. ¿Qué revelan las "señales de los tiempos", Lucas 21:25, 26.

1. Han de ser vistas inmediatamente antes de la segunda (segunda etapa) venida del Señor, pero hay señales hoy que son visibles y que indican su pronto regreso:

(1) Los judíos regresando a su propia tierra de Israel.

(2) Aumento en la ciencia, Daniel 12:4c.

(3) Aumento en transportación rápida mundial, Daniel 12:4b.

(4) Como en los días de Noé, Mateo 24:37-39.

(5) Inestabilidad mundial con aflicción, angustia, infortunio, peligro, miseria, necesidad, escasez, falta de dirección, Lucas 21:25.

(6) Amenaza de China a producir un ejército de 200 millones, Apocalipsis 9:16; 16:16.

III. La promesa del regreso de Jesucristo se expresa en la esperanza de nosotros los redimidos:

1. Amamos Su venida, 2 Timoteo 4:8c.

2. Esperamos Su venida, Hebreos 9:28c.

3. Velamos para Su venida, Mateo 25:13.

IV. En cuanto Jesucristo toma a los redimidos de la faz de esta tierra el "anticristo" comienza su obra mala.  Recuerde que esta persona será un ser humano, conocido mundialmente.

1. Se llama "el hombre de pecado", "el hijo de perdición", 2 Tesalonicenses 2:3.

2. Se opone a Dios y todo que es de Dios, 2 Tes. 2:4.

3. Se hacen las obras de Satanás, 2 Tes. 2:9-12.

4. Tendrá poder, de Satanás, para hacer señales, milagros, etc. 2 Tesalonicenses 2:9.

5. Será un gran engañador de todo el mundo, 2 Tes. 2:10.

6. Recibirá una herida de muerte, pero se ha de recuperar, Apocalipsis 13:3.

7. Será adorado por todo el mundo de los incrédulos, Apocalipsis 13:4, 8.

8. Será un blasfemador, Apocalipsis 13:5.

9. Tendrá poder en todo el mundo, Apocalipsis 13:5.

10. Ha de perseguir a los que van a ser salvos durante los siete años de tribulación, Apocalipsis 13:7.

11. Engañará a mucha gente, Apocalipsis 13:14, 15.

12. Obligará a todo el mundo a recibir la "marca", Apocalipsis 13:16, 17.

13. Será conocido por su "número" 666, Apo. 13:18.  Tal número es de hombre.  Seis es acaso de siete, el número de perfección.  Él será el hombre más poderoso en el mundo, pero todavía un hombre y Dios tiene la última palabra.  No es sabio ir más allá de lo que está escrito.

V. Pero, antes de la aparición del "anticristo" vendrá un tiempo de gran apostasía, 2 Tesalonicenses 2:3.  Véase 1 Timoteo 4:1.

VI. También tiempo de anarquía, de desorden.  Dios estableció cuatro instituciones divinas:

1. Responsabilidad individual de cada ser humano.

2. Matrimonio, con reglas.

3. Familia, con reglas.

4. Autoridad civil, y con reglas.  Pero hoy día hemos visto la caída de cada una de estas instituciones divinas.

VII. Antes de la venida del anticristo será, y ahora es, el fenómeno de conocimiento obtenido por los sentidos....es decir que sin ver, sentir, oír, no es posible saber nada. 

1. Las universidades están llenas de jóvenes buscando una educación "alta" pero aprenden allí que Dios no existe, que la "Biblia" es cuento de fábulas, etc.  Dicen los "profesores" que uno tiene que ver, sentir, y oír.  No hay tal cosa como "fe".

VIII. Otra característica del tiempo del anticristo es que ha de ser "un poder engañoso para que crean la mentira", 2 Tesalonicenses 2:11.

1. Satanás ha usado la televisión, las revistas y los cines para destruir en los niños la fe en Dios.  ¡Con razón es que nuestros niños viven como, o peor que animales!  (fin)

 

Bosquejos Maestro XXXXII

TEMA: Escoge Lo Que Es Correcto

INTRO: En esta lección llegamos a la tercera sección del manifiesto del Rey que ha de venir: Jesucristo.  Vamos a ver ocho cosas que nos enseñan la manera correcta o incorrecta:

(1) Dar limosna, Mateo 6:1-4.

(2) Orar, Mateo 6:5-15.

(3) Ayunar, Mateo 6:16-18.

(4) Ahorrar tesoros, Mateo 6:19-21.

(5) Ver, Mateo 6:22, 23.

(6) Tener un "señor", Mateo 6:24.

(7) Pensar, Mateo 6:25-34.

(8) Juzgar, Mateo 7:1-6.

I. Un hipócrita triple, Mateo 6:1-18.

1. Los judíos tuvieron tres maneras de practicar la justicia y demostrar la profundidad de su dedicación a su "religión":

(1) Dando limosna.

(2) Oración.

(3) Ayuno.

  A. Los hipócritas siempre hacen estas tres cosas, con motivos erróneos y Jesucristo les reprochó su hipocresía.

2. Un hipócrita pretende ser algo bueno, afirmando lo que no es, teniendo una fe, que no lo tiene, Mateo 6:2.  Véase 2 Timoteo 3:5.

(1) El motivo del creyente que da a la obra de Dios es para agradecer a su Padre Celestial, Mateo 6:4.

(2) Jesucristo es nuestro Gran Ejemplo, 2 Corintios 8:9.

3. El hipócrita quiere ser oído, Mateo 6:5-8.  ¿Y tu?

4. En Mateo 6:9-13 se encuentra la "Oración Modelo".  No es algo a repetir vez tras vez, sino un ejemplo como hablar a Dios.

5. El ayuno beneficia tanto al cuerpo como al alma, Mateo 6:16-18.  Es forma de negación de sí mismo.

II. ¿Dónde está su corazón?  Mateo 6:19-21.  Véase Colosenses 3:1, 2.

III. ¿Tiene un ojo bueno, o malo?  Mateo 6:22, 23.

1. El ojo bueno mira siempre hacer la voluntad de Dios, 1 Juan 1:5.

2. El ojo bueno está mirando al futuro, 2 Corintios.  Véase Filipenses 3:3-9.

3. El ojo maligno está mirando a las cosas de hoy, como el mundo, donde Satanás es el dios, 2 Corintios 4:4.  Véase 1 Juan 2:15-17; 1 Pedro 1:4.

IV. ¿Quién es su "señor"?, Mateo 6:24.

1. Si Jesucristo es el Dueño de su vida, es la obligación del creyente a tomar la cruz y seguirle, Marcos 8:34-38.

2. Si las riquezas o el amor del mundo su dueño, todo está perdido para usted, Lucas 16:19-31.

V. En Mateo 6:25-34 hay una espera buena o mala.  Hay que escoger entre los dos.

VI. En Mateo 7:1-6 encuentra una prohibición de juzgar a otros.  Recuerde que los mandatos negativos del Señor dan resultados positivos.

1. Por eso, necesitamos practicar el juicio de nosotros mismos primero, 1 Corintios 11:31, 32.

2. Día tras día debemos practicar la "regla de oro", Mateo 7:12. (fin)

 

Bosquejos Maestros XXXXIII

TEMA: Entrando el Reino

INTRO: Cuando un creyente ama a Dios completamente, obedece los primero cuatro mandamientos.  Cuando ama al próximo, obedece los últimos.

      En esta lección hay siete pasos:

I. ¿Qué es la oración? Mateo 7:7-11.  Véase Santiago 4:3.

1. Antes de hacer sus peticiones a nuestro Padre Celestial en el Nombre de Jesucristo hay que preguntarse:

(1) ¿Soy obediente a Dios?, Mateo 6:33

(2) ¿Estoy haciendo caso a lo que dice? Mateo 7:12

(3) ¿Trato bien a mis hermanos en Cristo?

(4) ¿Hago caso a las bienaventuranzas?

II. En Mateo 7:12 se encuentra la "llave" al reino.  La "regla de oro" es un resumen del Sermón del Monte.

1. Hermanos, hagan la "regla de oro" su "norma" como vivir la vida cristiana.

III. En Mateo 7:13, 14 se encuentran los "dos caminos"

1. El "ancho" es de Satanás, el dios de este mundo, 2 Corintios 4:4.

2. El "estrecho" es el camino correcto de Dios, Juan 14:6.  Véase Proverbios 14:12.

IV. Maestros falsos y maestros verdaderos, Mateo 7:15-20.  Véase Juan 10:14.

1. Hay muchos "pastores" falsos, Mateo 7:20.  Véase Santiago 3:16; Gálatas 1:6-10.

V. Religioso pero perdido, Mateo 7:21-23.

VI. Los dos fundamentos, Mateo 7:24-27.

VII. Dos autoridades, Mateo 7:28, 29.  (fin)

 

Bosquejos Maestros, XXXXIV

TEMA:  Enoc, El Hombre Que Anduvo Con Dios.

INTRO: Hay tres lugares en las Escrituras donde leemos de Enoc: Génesis, Hebreos, y en Judas.  Aquel varón fue único:

(1) Fue uno de dos hombres que anduvo con Dios (el otro fue Noé, Génesis 6:9)

(2) Fue el primero de los dos que fueron traslados al Tercer Cielo, (el otro, Elías, 2 Reyes 2:11).

(3) Fue de la séptima generación de Adán, Génesis 5:24.

(4) Fue padre de Matusalén, Génesis 5:21, 26.

(5) Anduvo con Dios por 300 años, Génesis 5:22.

(6) Fue justificado (declarado correcto) por fe, Heb. 11:5.

(7) Fue un profeta, según Judas 14, 15.

      En esta lección encontramos cinco pasos:

I. Enoc, anduvo con Dios, Génesis 5:21-24.

1. Para andar con Dios uno tiene que tener:

(1) Justicia (ser correcto con Dios) y esto es mandado en Daniel 4:27; Oseas 10:12; Mateo 5:20; 1 Corintios 15:34; Efesios 6:14; Filipenses 1:11.

(2) Fe, Hebreos 11:6.  La fe asegura:

  A. Éxito, 2 Cron. 20:20.

  B. Deber fundamental, Juan 6:28.

  C. Arma defensiva, Efesios 6:16.

  D. Esencial en la oración, Santiago 1:5.

  E. Ser unido con amor, 1 Juan 3:23.

(3) Rectitude, Salmo 7:10; 32:11; 84:11; Pro. 2:7, 21.

(4) Humildad, la cual es mandada: Miqueas 6:8; Lucas 14:10; 22:26; Romanos 12:3; Santiago 4:10; 1 Pedro 5:5.

(5) Obligación, Romanos 12:1, 2.

2. Cuando uno anda con Dios:

(1) No tiene temor, Salmo 23:4b.  Véase 2 Cor. 12:9.

(2) No anda en las tinieblas, 1 Juan 1:5-7.

(3) No anda en la esclavitud, Juan 8:31, 32.

II. Enoc anduvo por fe, Hebreos 11:5, 6.

1. Por fe él anduvo trescientos años, Génesis 5:22.  Sin duda su fe fue probada muchas veces pero él llevó el escudo de protección, Efesios 6:16.

2. Por fe él fue llevado al Tercer Cielo.  Véase 1 Corintios 15:50-55.

3. Por fe él "no vio muerte", Hebreos 11:5.  Enoc es un tipo del creyente quien estará vivo al regreso del Señor, 1 Tesalonicenses 4:13-18.

4. Por fe él agradó a Dios, Hebreos 11:5c.  Enoc tuvo una fe que fue vista por otros.  ¿Y tú?

5. Por fe él creyó en la existencia de Dios, Hebreos 11:6. ¿Cómo?

(1) Dios se le manifestó, Hebreos 1:1.

(2) Enoc vio a Dios en la obra de creación, Sal. 19:1, 2.

(3) Él buscó a Dios, Salmo 119:2.

6. Por fe Enoc recibió una recompensa....el privilegio de andar con su Creador.

III. Aquel hombre, Enoc, anduvo en humildad, Miqueas 6:8.  Para entender que es la humildad debemos saber las características de una persona humilde:

1. Es manso, Mateo 11:29.

2. Es valiente, Hechos 4:13.

3. Es firme, Hechos 5:22-32.

4. Es pobre en espíritu,  no en espiritualidad, Mateo 5:3.

IV. Enoc anduvo en conformidad con Dios, Amos 3:3.

V. Enoc anduvo con Dios para tener una entrada al Tercer Cielo, Génesis 5:24.  Andando vivió su testimonio; andando predicó la venida del Señor.

1. ¿Qué quiere decir que Enoc "...anduvo con Dios por fe..."?

(1) Paso a paso él creció en el Señor, 2 Pedro 3:17, 18.

(2) Enoc no anduvo en su propio camino, Mateo 6:33.

(3) Enoc tuvo una obligación total de estar en la voluntad de Dios, Romanos 12:1, 2.  Véase Salmo 40:8.  (Estos estudios continuarán)

 

Por Qué Cada Familia Debe Tener Un Altar Familiar (adaptado)

TEXTOS: Deuteronomio 6:4-7; 11:18, 19; Pro. 22:6

INTRO: Al decir "altar familiar" nos referimos a un tiempo dedicado regularmente para orar y leer la Biblia como familia.

I. Es un medio por el cual la Palabra de Dios puede ser exaltada en el hogar.  La Biblia debe ser exaltada porque:

1. Fue dada por inspiración divina, 2 Tim. 3:16.

2. Escrita para nuestra enseñanza, Romanos 15:4.

3. Es una guía inerrante, Proverbios 6:23; 2 Pedro 1:19.

II. Es un medio por el cual la familia entera puede orar juntos en forma privada.

1. La oración privada fue encomendada por el Señor, Mateo 6:6.

2. La oración privada fue practicada por Él, Mateo 14:23; Marcos 1:35.   

3. No dejemos que nada se convierta en un obstáculo para la oración, Daniel 6:6-10.

III. Será un buen ejemplo para otros.

1. Somos epístolas vivientes a los demás, 2 Cor. 3:2.

2. Debemos asegurar que nuestra luz brille, Mat. 5:16.

3. Debemos dejar a otros saber que tenemos una vida nueva en Cristo Jesús, Romanos 6:4.

IV. Es un medio por la cual los niños pueden ser enseñados su deber hacia Dios.  Se debe enseñar a los niños que:

1. Deben acordarse del Señor durante su juventud, Eclesiastés 12:1.

2. Deben temer a Dios, Proverbios 24:21.

3. Deben ser obedientes a Dios, Deuteronomio 30:2.

V. Es un medio por la cual los niños pueden ser enseñados su deber hacia sus padres.  Se debe enseñar a los niños:

1. Que deben honrar a sus padres, Éxodo 20:12.

2. Que deben someterse a la enseñanza de sus padres, Proverbios 1:8, 9.

3. La responsabilidad hacia sus padres, 1 Timoteo 5:4.

VI. Es un medio por la cual los niños pueden ser traídos a conocer a Jesucristo como Salvador.  Los niños deber ser:

1. Instruidos en el camino del Señor, Deuteronomio 31:12, 13, Proverbios 22:6.

2. Instruidos en cuanto al modo de salvación, Juan 3:16.

3. Traídos a Jesucristo, Marcos 10:13-16.

VII. Es un medio por la cual los creyentes pueden crecer en la gracia del Señor.

1.  Los creyentes necesitan gracia para poder servir a Jesucristo, Hebreos 12:28.

2. El creyente debe buscar la forma de crecer en gracia, 2 Pedro 3:18.

3. El creyente debe esforzarse cada vez más en la gracia de Dios, 2 Timoteo 2:1.  (fin)

 

Comentando Sobre Los Adventistas del Séptimo Día (Enviado por Carlos Cruz Porras)

Denominación fundada por seguidores de William Miller y otros cristianos. Esperaban la inminente Segunda Venida de Cristo. Empezó a formarse en 1844, pero debido a las predicciones incumplidas de Miller, se organizó oficial y definitivamente en 1863. Su nombre revela el

énfasis tanto en la Segunda Venida como en la observancia del sábado o séptimo día, práctica que tomaron de los  BAUTISTAS DEL SÉPTIMO DÍA y otros creyentes.  Entre sus fundadores estuvieron Joseph Bates y Elena Harmon White. A esta dama, de origen metodista, se le atribuye una inspiración especial como autora de libros fundamentales para la denominación. Entre ellos se encuentran "El Camino a Cristo", "El Deseado de todas las Gentes" y muchos otros.

Según los adventistas, la inmortalidad sola se otorga a los justos en ocasión del regreso de Cristo. Afirman que los muertos están en inconsciencia total. (que el alma duerme con el cuerpo en la tumba)  Niegan la existencia del infierno. Dicen que Satanás llevó los pecados de los que han de ser salvos. También insisten en la purificación del santuario celestial, debido a que se inició una obra de juicio en l844 que durará hasta concluir el tiempo de la gracia. La mayoría de las otras doctrinas son parecidas a las de los cristianos evangélicos. Bautizan por inmersión y solamente a creyentes con suficiente edad. Practican un estilo de vida conservador, rechazan las bebidas alcohólicas, el tabaco, el baile, el café y las comidas que pueden dañar la salud. Enfatizan mucho el cuidado corporal y favorecen una dieta vegetariana.

Cada congregación local elige a ciertos dirigentes (ancianos, diáconos, etc.) y juntas que forman parte de las conferencias regionales gobernadas por una directiva. Estas conferencias crean uniones. Estas, a su vez, forman las numerosas divisiones que integran la Asociación General, de carácter mundial. Los pastores están sujetos, no solamente a la congregación local, sino a la denominación. Los adventistas promueven la educación, la salud, así como la distribución de Biblias y literatura. Su revista más conocida es El Centinela y El Heraldo de la Salud. Esta SECTA se extiende por todo el mundo y sus doctrinas son muy falsas.  ¡Ten cuidado con ellos!

 

La Base Bíblica de los Bautistas No Conformistas, XI

TEMA: La Mayordomía En La Asamblea

INTRO: La mayordomía significa mucho más que simplemente dar dinero a la obra de Dios.  Las Escrituras enseñan que todo lo que el creyente es, y todo lo que tiene pertenece al Señor porque Él es el Creador y el Sustentador de todo el universo.  Por eso, el creyente es un mayordomo, un encargado de los recursos que Dios le ha dado.  Cuando el creyente es fiel en sostener la obra de Dios correctamente, según las enseñanzas de las Escrituras, la asamblea tendrá fondos suficientes para llevar a cabo la Gran Comisión, local y foránea.

I. Los talentos que Dios ha dado al creyente.

1. En el primer lugar nuestra persona debe ser presentada a Dios, Romanos 12:1, 2.  Esto incluye el rendimiento del cuerpo y la renovación de la mente.  Ningún creyente puede probar cuál es en realidad de la voluntad de Dios hasta que se haya dedicado completamente su cuerpo, su mente y sus habilidades al Señor.

2. Nuestro cuerpo debe glorificar a Dios, 1 Corintios 6:19, 20.  El mal uso del cuerpo del creyente refleja el pecado contra su Dueño.  La responsabilidad del creyente es la de glorificar a Dios por medio del poder del Espíritu Santo que mora en él.

3. Las habilidades deben ser utilizadas para el Señor, Lucas 12:42-48.  Cuanto más talento da Dios al creyente, más responsabilidad tiene este ante el Señor.  En el versículo 47 se dice que cuando el creyente sabe la voluntad de Dios y no la hace, es algo muy serio.

II. El tesoro que el creyente tiene: a compartir sus ingresos en la obra para cumplir la Gran Comisión:

1. El dar es una "gracia", 2 Corintios 8:4.

2. Dar es un privilegio, 2 Corintios 9:6, 7.

3. Dar es a seguir el ejemplo de Jesucristo, 2 Cor. 8:9.

4. Dar es comprobar su sinceridad, Mateo 6:19-21; 2 Corintios 8:8.

5. Dar viene del corazón, 2 Corintios 8:12-14; 9:7.

6. Dar demuestra nuestra confianza en Dios, 2 Cor. 9:8.

7. Dar debe ser sistemático y en proporción con nuestros ingresos, 1 Corintios 16:1, 2.

8. Debemos dar a la asamblea, Hechos 4:34, 35; 1 Corintios 9:13, 14; Filipenses 4:15.

9. Cada creyente tiene la responsabilidad a sostener la obra del Señor, Romanos 15:26, 27; 1 Corintios 9:5-8; Gálatas 6:6.

10. En el A.T. los judíos tuvieron que dar casi 30 por ciento de sus ingresos.  En el N.T. no hay mención de la cantidad.  Debemos dar lo más que es posible, no solamente de nuestros ingresos sino también de nuestras habilidades.

III. El tiempo del creyente.  Es como el agua que se ve pasando sobre una represa, una vez se vaya, es inútil.  Debemos usar nuestro tiempo con sabiduría, Efe. 5:16.

1. Debemos aprovechar cada oportunidad para servir nuestro Salvador y de esta manera es una inversión eterna, Mateo 16:24-27; Juan 9:4; Romanos 13:11; Gálatas 6:7-9; 1 Pedro 4:7.  Véase 1 Corintios 4:2.

2.  No olvidarse, un día tenemos que dar cuenta completa a Dios de como hemos usado nuestros talentos, tesoros y tiempo, 1 Corintios 10:31.   (Continuará estas lecciones)

 

 

 

¡Bautizado Hasta El Infierno!, Parte II

Para sostener esta doctrina falsa (que el bautismo es necesario para ser salvo), estos seguidores de Campbell normalmente citan partes de estos versículos: Hechos 2:38, Hechos 22:16, Marcos 16:16, y 1 Pedro 3:21. Examinemos cada uno de estos versículos maltratados, para ver lo que realmente dice la Palabra de Dios.

Hechos 2:38

Los seguidores de Campbell leen el versículo de esta manera: "Arrepentios y bautícese para perdón de pecados". Entonces explicarán que Ud. debe arrepentirse y ser bautizado para obtener el perdón de los pecados. ¿Pero es esto el significado de este versículo? No, mi amigo, no significa esto, y voy a mostrarle por qué no.

La primera razón del porqué esta interpretación es imposible, se debe a las reglas de la gramática. Aquí tenemos dos frases y una cláusula modificadora. Estos maestros falsos quieren hacernos creer que la cláusula modificadora "para perdón de los pecados" modifica ambas frases, "arrepentios" y "bautícese". Pero esto es imposible. "Arrepentíos" es plural de la segunda persona, dando a entender: "Todos Uds. deben arrepentirse". "Bautícese" es singular de la tercera persona, y significa "cada uno sea bautizado". La cláusula modificadora "para perdón de los pecados" no puede modificar ambas frases por ninguna regla de la gramática. Bob Ross, el autor de varios libros, dice "Por lo tanto esto elimina el esfuerzo de combinar el hecho moral y espiritual del arrepentimiento con el hecho ceremonial y figurativo del bautismo como siendo igual del objeto de la remisión literal de los pecados". (Hechos 2:38 y Perdón por el Bautismo, Pilgrim Publications, Pasadena, Texas, p. 48) Por lo tanto Ud. puede ver que las reglas de la gramática están en contra de la enseñanza del grupo falso de los campbelistas.

Pero ellos se revolverán y dirán: "El versículo dice, ‘Bautícese para perdón de los pecados' ". Ellos quieren decir que la palabra pequeña "para" significa "para que" o "para obtener". Esto es la llave para su doctrina falsa. Si esto fracasa, ellos fracasan de ser maestros verdaderos de la Palabra de Dios. La palabra "para" es una traducción de la palabra griega "eis". Los léxicos griegos dan el significado de la raíz de esta palabra como "dentro", "en". Muchas veces esta palabra pequeña conlleva el significado de "contra", "con referencia a" o "a causa de". Eso es exactamente el significado de la palabra en este versículo. Hay otra palabra griega que significa "para que", la palabra "hina". Permítame mostrarle simplemente lo que Pedro quiso decir en v. 38. En el mismo capítulo 2 de Hechos, versículo 25, podemos ver que Pedro usó ambas de estas palabras griegas en la misma frase: "Porque David dice de [eis] él: Veía al Señor siempre delante de mí: Porque está a mi diestra [hina] no será conmovido". La palabra griega "eis" significa "de", "con referencia a", y la palabra "hina" significa "para que". Si Pedro quiso decir "bautícese para recibir el perdón de los pecados", él podría haber dicho así, pero él no dijo eso.

Vea también versículos donde la palabra "eis" y el bautismo se encuentran juntos. Mateo 3:11, "Yo a la verdad os bautizo en agua para [eis] arrepentimiento". Juan bautizó con referencia al arrepentimiento, no para obtener el arrepentimiento. Los expertos griegos dicen que este versículo es paralelo a Hechos 2:38, y debe ser traducido de la misma manera. Vea estos versículos también: Mateo 28:19, Marcos 1:9, Hechos 8:16, 19:3-5, Romanos 6:3-4, 1 Corintios 1:13-15, 10:2, 12:13, Gálatas 3:27.

Estos son todos los versículos en el Nuevo Testamento donde "eis" es usado en conexión con el bautismo. Si se sustituye las palabras "en", "acerca de", "con referencia a" en cada versículo, hará sentido perfecto. Pero, si prueba el método campbelista, y coloca las palabras "para que", estos versículos no tienen ningún sentido.

Permítame decirle otra cosa con referencia a la palabra "para" en Hechos 2:38. En otras lenguas, como inglés y español, la palabra "para" es usada en muchas maneras. "Para", en el habla común, muchas veces significa "con respecto a".

La palabra griega "eis" tiene el significado remoto de "para que", pero con poca frecuencia. No tiene este significado en Hechos 2:38. Cito otra vez el Hermano Bob Ross: "Una doctrina, como el perdón de los pecados por medio del bautismo, que necesita que una persona sea bautizada o perezca eternamente, debe ciertamente tener más confirmación que el hecho que uno de los significados posibles de "eis" es "para que". (Hechos 2:38 y Perdón por el Bautismo, p. 34) Estamos de acuerdo, y no quisiéramos que el destino eterno de nuestras almas dependa de una interpretación dudosa de una palabra.

¿Cuál es el significado verdadero de Hechos 2:38? Es este, "Arrepentíos, todos vosotros, y cada uno sea bautizado con respecto al perdón de los pecados". Todos son mandados a arrepentirse, pero solamente los que han arrepentido deben ser bautizados con respecto al perdón de sus pecados. Los pecados son perdonados primero, luego viene el bautismo, como un símbolo o figura de la salvación.

Marcos 16:16

"El que creyere y fuere bautizado será salvo". El principio de este versículo también es un favorito usado por la "Iglesia de Cristo" para sostener su doctrina falsa. Los campbelistas que maltratan este versículo frecuentemente realmente no lo creen. Cito otra vez el hermano Ross: "Ciertamente ellos no creen que él que ha creído y ha sido bautizado será salvo. Enseñan la posibilidad de la apostasía del creyente, que quiere decir que una persona podría creer y ser bautizado, y después caer de la gracia e ir al infierno". La verdad es que nadie que fue salvado por las obras puede estar seguro de la salvación eterna. Permítame darle brevemente tres razones por qué su interpretación de Marcos 16:16 es falsa. Los que creen que debemos ser salvos por obras y no por la gracia, dicen que este versículo enseña que Ud. no puede ser salvo a menos que ha sido bautizado.

Veamos la segunda parte del versículo. ¿Por qué no leen los campbelistas la segunda parte? Dice: "Mas el que no creyere, será condenado". No dice que él que no ha sido bautizado será condenado. Es la incredulidad--no la falta de ser bautizado la que condena a uno al infierno.

Tenemos que ver este versículo a la luz de muchos versículos claros que enseñan que somos salvos por la fe en el Señor Jesucristo aparte de las obras. (Juan 1:12; 3:16, 18, 36; 5:24; 6:47; 20:31; Hechos 10:43; 13:39; 16:31; etc.) La verdad es que "todo aquel que en él cree, no se pierda mas tenga vida eterna". (Juan 3:16). La frase "y fuere bautizado" simplemente describe el creyente. Es como si Ud. describiera a un creyente como uno que es bautizado, ora, va a la iglesia, y hace muchas otras obras buenas. Seguramente tal persona "será salva". Permítame darle un ejemplo. Suponga que le digo: "Si Ud. sube al autobús y se sienta, llegará a su casa". Ud. llegará a su casa porque subió al autobús, no porque se sentó. En la misma manera, si Ud. cree en Cristo, será salvo. Si Ud. cree en Cristo y se bautiza también seguramente será salvo.

Considere que tontería dice este versículo si los seguidores de Campbell tienen razón. Juan 3:18 dice: "El que en él [Jesús] cree, no es condenado". Por lo tanto, si Ud. cree en Jesucristo, no puede ser condenado al infierno. Pero la "Iglesia de Cristo" (con nombre falso) enseña que Ud. también no puede ir al cielo si no ha sido bautizado. Esto quiere decir, que si una persona muere entre el creer y el bautismo, no puede ir al cielo ni al infierno. Así hacen de la Palabra de Dios una burla. Vea también que según sus doctrinas extrañas, si Ud. cree, se arrepiente, confiesa y vive una vida nueva, todavía no es salvo a menos que sea bautizado. ¡Qué poder en las manos del que le bautiza! No, mi amigo, este versículo no enseña que Ud. debe ser bautizado para ser salvo. (continuará)

 

 

 

El Principio de la Discriminación, IV

TEMA: La Diferencia Entre La Ley Y La Gracia, Juan 1:17.

I. La religión de hoy es una mezcla de la Ley y la gracia, aunque en realidad éstas son tan difíciles de mezclar como el agua y el aceite.  Cuando se entremezcla la Ley, se desvirtúa la gracia, o viceversa, Gálatas 5:1-11.  Se oponen la una a la otra.

1. La Ley es aquel sistema o código instituido por Dios en el Monte Sinaí, con Moisés como mediador.  Es la Ley del pacto con la nación de Israel.

2. La gracia es la expresión de la bondad de Dios, y de Su favor bajo el Nuevo Pacto, siendo Jesucristo el Mediador.

(1) La gracia es favor sin límite e inmerecido.  Se otorga por el favor divino, no por algún mérito o esfuerzo propio.

(2) La gracia es socorro divino a los inútiles, sin esfuerzo humano alguno.  Nada de lo que jamás haya hecho o pueda hacer servirá para salvarle.

(3) La gracia es todo dado por nada; todo lo que el pobre pecador necesita para la eternidad, que Dios le da por merced.

II.  No se debe formar una opinión errónea de la ley:

1. La Ley no es un enemigo, sino el mejor amigo.  Es santa, justa y buena, Romanos 7:12; Salmo 19:7, 8.

(1) Si el hombre ha de ser santo, justo, perfecto y bueno, debe obedecer la Ley.  Por tanto, la Ley revela que los hombres son injustos, corruptos, imperfectos y malos, Romanos 3:20; 7:7.

(2) La Ley fue dada para enseñarles lo que deben hacer y ser.  Le revela al hombre lo que realmente es: carnal, inclinado al mal y totalmente incapacitado para hacer el bien que él sabe que es su deber hacer.

(3) La Ley fue dada por causa de las transgresiones, Gálatas 3:19.  Donde no hay Ley, no hay transgresión, Romanos 4:15; 5:20; 7:7, 13.

(4) La Ley fue dada para que el pecado tuviera el carácter de trasgresión.  Antes de la Ley había pecado en el mundo, pero la Ley fue establecida para que el hombre conociera su pecado.  Bajo la Ley, el pecado se hizo trasgresión.

2. La Ley le enseña al hombre que por naturaleza es pecador,  y no solamente por sus hechos.  Todos hemos mentido.  No tenía que enseñársenos a mentir, lo hacíamos por naturaleza.

3. La Ley revela que todos son pecadores.

(1) Los "Adventistas del Séptimo Día" enseñan que si uno guarda la Ley, es prueba que es persona santa.  ¡No es verdad!  Si ellos de veras se pusieran bajo la Ley, ella les revelaría que son pecadores.

(2) El hombre dice que es pecador porque ha hecho mal.  La Ley dice que hizo el mal porque es pecador.  Esta es la diferencia entre la opinión de Dios y del hombre.

4. La Ley revela el corazón del hombre; la gracia revela el corazón de Dios

5. La Ley revela qué perversos somos, la gracia nos endereza.

6. La gracia vino para salvar del pecado y de una vida pecaminosa.

7. La Ley fue dada para revelar el pecado en su calidad real y pecaminosa.  El pecado es rebelión contra la autoridad de Dios.  Puesto que la Ley es perfecta y buena, el pecado es contra todo lo que es perfecto y bueno, Romanos 7:7-14.

8. La gracia puede hacer al pecador más malo tan blanco como la nieve pura, Isaías 1:18.  La Ley no hace perfecto a nadie, Hebreos 7:11; 10:1, 14.

9. Probablemente Moisés se acercó más a la perfección que ningún otro hombre.  Veintiuna veces se dice de él que era fiel, pero faltó una vez, manifestando así que era pecador e imperfecto.  La Ley no podía hacerlo perfecto, Números 20:10-12.

10. La Ley divina, que revela el pecado y nos conduce a Cristo, es nuestro mejor amigo, Gálatas 3:23-27.

11. "No estáis bajo la ley, sino bajo la gracia"  Romanos 6:14. Esto no implica que el creyente puede vivir en desobediencia ni perseverar en el pecado.  Debemos morar en Cristo y andar como Él anduvo, dando evidencia del fruto del Espíritu.  Romanos 13:10.

12. Dios quiere que por medio del amor se cumpla la justicia de la Ley en nosotros, Romanos 8:4.

13. Para llevar una vida perfecta, el judío fijaba su vista en la Ley.  Nosotros debemos fijar nuestra vista en Cristo, y en tanto lo hagamos, cumpliremos la Ley.

14. El creyente no está bajo la Ley.  Con respecto al creyente salvo por la gracia, Dios podría abolir la Ley, 1 Timoteo 1:9.  Como no estoy bajo la Ley, no me gusta que nadie me ponga bajo la Ley.  Pero no estoy sin ley; no soy anarquista, 1 Corintios 9:20, 21.  Obra en mí la ley del Espíritu Santo y no haré las cosas que Dios ha prohibido, Gálatas 2:19; Romanos 7:4.

15. Nadie tiene el derecho de decirle al creyente: "haz" o "no hagas".  La Biblia dice: "…nadie os juzgue…" Gálatas 2:16, 17.  Y "¿Quién condenará?",Romanos 8:34.

16. No sea presumido.  Tenga cuidado de no caer en la trampa de Satanás, porque hay muchas tentaciones para el obrero del Señor.

17. Pedro entendía la incapacidad humana para guardar la Ley, véase Hechos 15:10.

III. La abundancia de la gracia divina.  Si es casi imposible definir la gracia de Dios, su abundancia es indecible e inconcebible.

1. Riquezas de la gracia, Efesios 1:7, 8.

2. Gracia abundante, Romanos 5:15.

3. Superabundante Gracia, 2 Corintios 9:14.

4. La multiforme gracia de Dios, 1 Pedro 4:10.

5. Las abundantes riquezas de gracia, Efesios 2:7.

6. Las riquezas inescrutables de Cristo, Efesios 3:8.

7. Gracia que sobrepasa todo pecado, 1 Timoteo 1:14; Romanos 5:20.

Resumen: La gente tiende a considerar la Ley como un enemigo.  Al desobediente, la Ley le trae condenación y muerte.  Este es especialmente el caso del incrédulo.  El que viola la Ley, la odia; pero el creyente, por su amor a Cristo, aprende a amarla, Salmo 119:97; Gálatas 5:14.  Hay en la Ley una bendición para el creyente. (continuará)

Carlos Enrique Cruz Dice:

TEMA: Entendiendo el uso de la Palabra "Amén"

      Aunque es usado con frecuencia, poca gente sabe el significado de la palabra.  No fue traducida del hebreo AMAN ni el griego AMEN.  En el hebreo AMAN es usada como una partícula (nombre genérico que se aplica a las partes invariables de la oración) ambos de afirmación  (aserto, declaración solemne) y de asentimiento (aprobación).  Por eso usando la palabra afirma (asegura, sostiene) lo que es dicho y dar aprobación a lo que ha sido oído.

      Hay tres clases de uso de la palabra AMÁN o AMÉN en las Escrituras:

1. El uso sustitutivo.  A veces AMÁN es usado en lugar de un nombre (gramático) como en 2 Samuel 20:19, donde AMÁN es traducido "fiel".  Véase Salmo 12:1; 31:23; Daniel 6:4, etc.

2. El uso afirmativo como en el principio de una verdad tremenda y la palabra AMÉN es traducida "de cierto", Mateó 5:18, etc.

3. Luego hay el uso optativo (que pende de opción o la admite, que expresa necesidad o deseo) y es traducida "así sea" como en Deuteronomio 27:15, etc.

      Por eso, antes de decir "amén" hay que pensar en que forma está usando la palabra.  (fin)

     

Las Dos Épocas A La Segunda Venida de Jesucristo

INTRO Cuando Jesucristo salió de esta tierra hubo dos épocas, (1) Su muerte en la cruz y su descenso al mundo invisible (al lugar de consolación del hades, Lucas 23:43) y (2) Su salida de Los Olivos, Hechos 1:9-12, serán dos épocas cuando Él regresa, (1) en el aire, 1 Tesalonicenses 4:17 por los redimidos, y (2) a la tierra con los redimidos, Hechos 1:11.  Hay detalles dados de cada uno:

I. La Venida de Jesucristo POR los Suyos será:

1. En el aire, 1 Tesalonicenses 4:17.

2. Como salió, Hechos 1:11.

3. Para llevar los redimidos al Tercer Cielo, Juan 14:2, 3.

4. Antes del día de la ira (los siete años de la Gran Tribulación), 1 Tesalonicenses 1:10; 5:9.

5. Antes de la venida del anticristo, 2 Tes. 2:1-3.

6. Una consolación para los redimidos, 1 Tes. 4:18.

7. El cumplimiento de la esperanza de los redimidos, Tito 2:13.

II. La Venida de Jesucristo CON Suyos será:

1. A esta tierra, Hechos 1:11; Apocalipsis 5:10.

2. Después de los siete años de Gran Tribulación, Apocalipsis 19:11-21.

3.  Para ser glorificado en Sus redimidos, 2 Tes. 1:10.

4. Después de la derrota del anticristo, 2 Tes. 2:8.

5. Para juzgar a este mundo durante los mil años del reino de Cristo Jesús, 1 Corintios 6:2

6. Para celebrar la Boda del Cordero, Apo. 19:6-9.

7. Para reinar durante los mil años, Apocalipsis 20:4-6.  (fin)

 

El Diccionario Dice:

TEMA:  Textos Y Versiones

I. Antiguo Testamento.  Los manuscritos originales del A.T. han sido destruidos:  los más antiguos que se conocen son los del mar Muerto, hallados en 1947 y en años posteriores, en cuevas que rodean al mar Muerto y que datan del año 250 a. de C. Al 70 d.C. aproximadamente.  Todos los Libros de nuestra Biblia, a excepción del de Ester, están en forma fragmentada.  Las más antiguas versiones del A.T. son las siguientes:

1. La Septuaginta griega, 250-100 a. C.

2. Las traducciones al griego de Aquila, Teodosio y Simaco, en el segundo siglo de la era cristiana, y también la de Orígenes en el año 240 d. C.

3. Versiones arameas (entre el primero y noveno siglo d.C.

4. Versiones siríacas (tercer y cuarto siglo d. C.

5. Versiones latinas (tercer y cuarto siglo d. C.

6. Versiones coptas, etíopes, góticas, armenias, georgianas, eslovenas, arábigas (segundo a décimo siglo d. C.

II. Nuevo Testamento.  En la actualidad contamos con unos 4,700 manuscritos griegos, ya sea de todo o de parte del N.T.  De éstos, alrededor de 70 son papiros (láminas sacado de la planta ciperácea de  Oriente); 250 unciales (letras mayúsculas); 2,500 minúsculos; y 1800 leccionarios; el más antiguo es un fragmento del Evangelio de Juan y data, aproximadamente, del año 125 d. c.  Las versiones más antiguas del N.T. son:

1. Latina (segundo a cuarto siglos).

2. Siríaca (segundo a sexto siglos).

3. Coptas (segundo a tercer siglos).

4. Góticas, armenias, georgianas, etíopes, arábigas, persas, eslovenas (cuarto a noveno siglos).

      En los escritos de los primeros "padres" de la asamblea abundan las evidencias sobre el texto del N.T., especialmente los escritos en griego, latín y siríaco.  (fin)

 

La Bienaventuranza Del Creyente Comienza En La Tierra y Su Glorificación Es Perfeccionada En El Tercer Cielo

LECTURA: Romanos 5:1-21; 1 Corintios 15:35-58

INTRO: Nuestra lección tiene tres pasos:

I. En esta vida presente, el creyente:

1. Tiene disponibles todas de las bendiciones de Dios, Efesios 1:3.

2. Experimenta la presencia, el favor y el amor de Dios, Juan 14:23; Romanos 5:5.

3. Es coheredero con los demás creyentes, Efesios 2:19.

4. Tiene a los mensajeros de Dios para ayudarle, Hebreos 1:14.

5. Se llena de gozo, 1 Pedro 1:8.

6. Es sellado hasta el día de redención, Efesios 4:30.

7. Es transformado de gloria en gloria (ser como es Jesucristo), 2 Corintios 3:18.  Véase Proverbios 4:18.

II. Al morir el creyente:

1. Siente seguridad, Salmo 23:4; 1 Corintios 15:55-57.

2. Es más que vencedor, Romanos 8:37-39.  Véase 2 Pedro 1:11.

3. Es bienaventurado, Apocalipsis 14:13.

4. Está muchísimo mejor, Filipenses 1:23.

5. Es hecho perfecto, Hebreos 12:23.

6. Entra en la gloria, 2 Corintios 5:6-8.

7. Su cuerpo (no su alma) descansa en la tumba, Isaías 57:1, 2; 1 Tesalonicenses 4:14 esperando aquel día de la redención del cuerpo, Romanos 8:23.

III. En el día de la resurrección del cuerpo:

1. Aquel cuerpo, sembrado en humillación, será resucitado en gloria, Filipenses 3:21; 1 Corintios 15:43.

2. El alma (la persona, el espíritu, el ser) será unida otra vez con el cuerpo glorificado, 1 Tesalonicenses 4:15-17; 1 Corintios 15:51-53.

3. Los muertos en Cristo resucitarán primero, 1 Tes. 4:16.

4. Los redimidos aparecerán con Cristo en gloria, Colosenses 3:4.

5. Serán como Cristo, 1 Juan 3:2; Salmo 17:15.

6. Serán glorificados con Cristo, Romanos 8:16-18; 2 Timoteo 2:11, 12.

7. Le verán cara a cara, 1 Corintios 13:12.

8. Experimentarán la llenura de alegría, Salmo 16:11.

9. Le servirán día y noche, Apocalipsis 7:15.

10. Estarán con Él para la eternidad, 1 Tes. 4:17. (fin)

 

La Ambición Del Discípulo

LECTURA: Gálatas 1:1-10

TEXTO: Gálatas 1:10.

INTRO: ¿Qué es su ambición como un creyente en Cristo Jesús?  La ambición de cada discípulo debe ser a agradecer Dios, no al hombre.  Cuando agradecemos a Dios somos:

(1) Obedientes, Juan 8:29; 1 Tesalonicenses 2:4.

(2) Separados, 2 Timoteo 2:4.

(3) Caminando con Él, Génesis 5:22. Véase Heb. 11:5.

(4) Ayudando otros por Jesucristo, Hebreos 13:16.  Véase Santiago 1:27; 1 Juan 3:18.

(5) Progresando por Él, 1 Tesalonicenses 4:1.

(6) Compasivos con Él, Romanos 15:1, 2, 3.

I. ¿Cómo podemos agradecer a Dios y glorificar a Jesucristo durante este año?

1. Siendo guiados por Su Espíritu Santo, Romanos 8:14.

2. ¿Dónde nos quía?

(1) En el camino de paz, Lucas 1:79b.

(2) Como vivir para Cristo, Salmo 32:8.

(3) En tiempos de conflicto, 2 Crónicas 32:22.

(4) En servicio, Salmo 73:24a.

(5) Todo el tiempo, Isaías 58:11.

(6) A toda la verdad, Juan 16:13.

II. Glorificamos a Dios cuando estamos mirando a Él:

1. El centurión, Lucas 23:47.

2. Miramos a Él:

(1) Por alabanza, Salmo 22:23.

(2) Haciendo buenas obras, Mateo 5:16.

(3) Produciendo fruto, Juan 15:8.

(4) Unidad en el espíritu, Romanos 15:6.

(5) Dedicación entera, 1 Corintios 6:20.

III. Glorificamos a Dios cuando somos obedientes a Él, Juan 13:17.  Aquí tenemos:

1. Conocimiento de Dios, Job 19:25; Juan 4:41, 42; Romanos 8:28; 2 Corintios 5:1; 2 Tim. 1:12; 1 Juan 3:2, 14.

2. Obediencia a Dios:

(1) Un corazón sincero, Deuteronomio 26:16.

(2) Es el precio de éxito, Josué 1:8.

(3) Mejor que sacrificios, 1 Samuel 15:22.

(4) Segura entrada en el reino, Mateo 7:21.

3. Y los resueltos: alegría:

(1) Aun en hambre, Habacuc 3:17-19.

(2) Aun en persecución, Hechos 5:41.

(3) Aun en pobreza, 2 Corintios 6:10.

(4) Aun en la pérdida de propiedades, Hebreos 10:34.

(5) Aun en pruebas, 1 Pedro 4:12, 13.

IV. Glorificamos a Dios cuando estamos mirando para el regreso de Su Hijo, Tito 2:13.  El creyente debe tener una actitud correcta:

1. Debe ser listo, Mateo 24:44.

2. Debe ser un buen mayordomo, Lucas 19:13.

3. Debe tener paciencia, 1 Corintios 1:7.

4. Debe vivir una vida limpia, 1 Tesalonicenses 5:23.

5. Debe ser constante, 1 Juan 2:28.

V. Glorificamos a Dios cuando estamos identificados con Su Hijo en Su rechazamiento, Lucas 4:28, 29.

1. Cuando hay aflicción, persecución, tentación debemos mirar a Jesucristo como:

(1) Job, Job 2:10b.

(2) Daniel, Daniel 3:17, 18.

(3) José, Génesis 39:8, 9.

(4) Abraham, Hebreos 11:17.

(5) Otros creyentes, 1 Pedro 4:14-16.

VI. Glorificamos a Jesucristo cuando estamos invitando a otros a conocerle, Gálatas 1:21-24.

1. Aquellos conversos entendieron la obra de Dios en sus vidas por el testimonio de Pablo, Juan 4:29.

VII. Glorificamos a Jesucristo cuando perseveramos, Hebreos 11:27; Santiago 1:12; 5:11.

VIII. Glorificamos a Jesucristo cuando tenemos gozo en Él.  Nuestra vida no es de esclavitud,  sino de servicio a Él.  Tal vida produce libertad y alegría.

1. En compañerismo íntimo, Cantares 2:3.

2. Sirviendo, Salmo 2:11.

3. Leyendo Su Palabra, Salmo 119:16, 24, 35, 47.

4. Estando en Su voluntad, Salmo 40:8.

5. En adoración, Lucas 24:52.

6. En gratitud, Salmo 100:4; Colosenses 1:12; 3:15; 1 Tesalonicenses 5:18.  (fin)

 

Salvación Fácil

LECTURA: Mateo 7:21-29

TEXTO: Gálatas 6:3

INTRO: Por muchos años las asambleas han sido añadiendo miembros a su registro personas no regeneradas porque los pastores tienen el deseo a tener "muchos miembros".  Esta acción se llama "salvación fácil" es, y ha sido, la ruina de muchas asambleas.

I. Para eliminar tal problema necesitamos otra vez la predicación de arrepentimiento.

1. Pero, unos van a decir: "¡El arrepentimiento no se menciona en el Libro de Juan!"  Cierto, pero la doctrina no puede ser asilada en un solo Libro.  Tenemos que predicar lo que los apóstoles predicaron: Hechos 2:38; 3:19; 5:31; 8:22; 11:18; 13:24; 17:30; 19:4; 20:21; 26:20.

2. Aunque Juan no usó el término "arrepentimiento" usó el concepto, porque el término "creer" quiere decir más que el significado hoy en día.  Vamos a ver:

(1) La salvación de un alma de infierno es descrita como "recibiendo" a Jesucristo como Señor y Salvador, Juan 1:11, 12.

(2) Es descrita como "viniendo" a Jesucristo, Juan 6:35.  Para "venir" a Jesucristo hay que rechazar pecado, 1 Tesalonicenses 1:9.  Véase Juan 2:23-25; 6:66; 8:31.

(3) La salvación se describe como el "nuevo nacimiento", Juan 3:7.  Esto es un cambio dramático en la vida e incluye el abandono del pecado.

3. Hay tres distintivos de salvación y los tres muestran un cambio de vida:

(1) Obediencia, 1 Juan 2:3, 4; 3:3.

(2) Amor, 1 Juan 3:14.

(3) Verdad, 1 Juan 2:20-27.

4. Los que no predican el arrepentimiento no están predicando lo que fue predicado en el Nuevo Testamento:

(1) Juan el Sumergidor lo predicó, Mateo 3:2.

(2) Jesucristo lo predicó, Lucas 13:3, 5.

(3) Pedro lo predicó, Hechos 3:19.

(4) Pablo lo predicó, Hechos 17:30; 26:20.

5. Una salvación bíblica incluye ambas condiciones "...arrepentimiento para con Dios y la fe en nuestro Señor Jesucristo..." , Hechos 20:21.

II. ¿Debemos condenar los predicadores que predican "salvación fácil"?  Véase 1 Tesalonicenses 5:21; Hechos 17:11; 1 Corintios 14:29.  ¡Sí!  Tenemos el derecho a demandar que ellos prediquen "...todo el consejo de Dios..."

III. Observando aquellas asambleas que predican "salvación fácil" y mirando la gran cantidad de gente que asisten en los cultos y examinando sus vidas, no vemos ningún cambio de su estilo de vida.  ¿Por qué?

1. Pocas personas que repitan una "oración" para ser salvos son salvas porque tal oración no enfatiza la necesidad de arrepentimiento.

2. Tales asambleas tampoco predican "justificación", ni "santificación", ni "posición en Cristo", ni "como vivir la vida cristiana".  Sin tales doctrinas los "conversos" son dejados solos para luchar contra la carne.

IV. Pues, ¿puede el pecador ser salvo al momento?

1. Sí, ¡cómo no!  Hay bastante ilustraciones que se encuentran en las Escrituras.  Pero, aquellas personas han entendido la necesidad de dejar el pecado para obtener la salvación.

V. "Creencia fácil" no trata con:

1. El arrepentimiento.

2. Los términos de las Buenas Noticias que antes de ser salvo uno ha de entender que está perdido, condenado.

3. No deja clara la diferencia entre "reuniendo con la asamblea" y el "nuevo nacimiento".

4. Un fundamento básico de la santidad de Dios y la pecaminosidad del hombre.

5. La distinción entre "salvación" y "reformación".

(1) Hermanos, una "salvación" que no cambia la vida de una persona no es una "salvación bíblica".

VI. ¿Son salvos todos los que hacen una profesión de fe?.

1. ¡No!  Ni una "profesión de fe" ni "una oración" produce salvación.

2. Una salvación genuina incluye hechos 20:21.

3. Una salvación genuina se basa en Romanos 10:9, 10.

VII. No hay ninguna base bíblica para usar "la oración del pecador", Lucas 18:13.

1. No hay ninguna mención de que se es salvo del pecado por orar.  Aquel pecador en Lucas 18 no fue salvo por decir "...Dios, sé propicio a mi, que soy pecador...".  Fue salvo porque él fue convencido de sus muchos pecados, no por orar.  Sus palabras mostraron su arrepentimiento. 

VIII. Ah, hermano, usted dice, ¿que dice Romanos 10:13?  Es una cita de Joel 2:32 "...porque todo aquel que invoque el nombre del Señor será salvo...". Véase Salmo 105:1; 116:4, 5, una expresión familiar del A.T. No hay problema pero, por favor no lo saque de su contexto.  Mire bien los versículos 8-10.

1. Hay "fe", "...la palabra de fe..."

2. Hay "confesión",  "...que si confiesas con tu boca..."

3. Hay "conocimiento", "...que Jesús es el Señor..."

4. Hay "creencia",  "...y si crees en tu corazón..."

5. Hay "salvación", "...serás salvo..."

(1) Si usted ha de usar el versículo 13 sin usar los versículos 8 a 10, usted es deshonesto y no está tratando bien la palabra de Dios..

Conclusión: Véase Mateo 7:21-23.  (fin)

 

¿Es Nuestra Biblia Obra de la "Iglesia" Católica?

      Por siglos la "Iglesia Católica" ha pretendido que ella es la única que puede interpretar las Escrituras por que ella ha sido nombrada divinamente como su "custodia".  Su razonamiento es el siguiente: "Nuestra "iglesia" existió antes de que los Libros del N.T. fueran escritos. Una vez que salieron a la luz, la "iglesia" determinó cuales de ellos debían ser incluidos en el N.T.  Por eso la "iglesia" es la sola voz de autoridad.  Sin la "iglesia" no hubiera sido la Biblia".  ¡Qué tontería!

¿Vino Nuestra Biblia de Roma?

      ¡Claro que no!  Desde el principio Dios quiso que Su revelación sea preservada.  Los "Diez Mandamientos" fueron grabados sobre una piedra, Deuteronomio 10:4, 5.  Luego las "ordenanzas" de Dios fueron escritas por Moisés en un "libro", Deut. 31:24-26.  Véase Éxodo 40:20; Deut. 4:1, 2; 6:1-9.

      Se hicieron también reproducciones de las "ordenanzas", Deut. 17:18.  Josué escribió sus palabras en el Libro de la "Ley de Dios", Josué 24:26.  Igualmente en Samuel, 1 Samuel 10:25.  Véase 2 Reyes 22:8-20.

      Los profetas de Dios escribieron los mensajes que Dios les dio, Jeremías 36:32; Zacarías 1:4; 7:7-12.  Esdras leyó el Libro al pueblo de Israel, Esdras 7:6.  Véase Nehemías 8:5.

      En los días del ministerio terrenal de Jesucristo aquellos escritos ya mencionados, fueron llamados "las escrituras" y fueron enseñadas y leídas públicamente siendo conocidas como "La Palabra de Dios".

¡Cómo Llegaron A Nosotros Los 66 Libros?

      Para entender esto, tenemos que entender algo del "proceso" usado para seleccionarlos porque unos años después de la Resurrección del Señor hubo muchos libros escritos, unos auténticos y otros espurios.

      Por eso los pastores en las primeras asambleas usaron un método llamado "canonización" (del griego KANON = norma, estándar, modelo, regla) y una de las "reglas" fue que los Libros, para ser incluidos en el N.T., tuvieron que contener citas del A.T. ya que Jesucristo consideró que todo del A.T. era Palabra de Dios, Lucas 24:44; Juan 10:31-36.  Él nunca aceptó las "tradiciones" orales de los fariseos, Marcos 7:5-13.

      No hubo disputa entre el Señor y los judíos en relación con la "canonicidad de los Libros del A.T., Lucas 11:49-51.  (Nota: La composición del A.T. en el Hebreo comienza con Génesis y termina con Crónicas).

      Pero, los Libros del N.T. presentaron un reto.  Debido a la influencia de Marción (un hereje que nació en el año 85), que rechazó todo el A.T. y aceptó solamente el Libro de Lucas y las Epístolas de Pablo como inspiradas, los pastores tuvieron que mirar con diligencia a cientos de "libros" antes de incluir los 27 en la "Biblia".

Entonces ¿Quién Nos Dio La Biblia?

      Seguro que no fue la "iglesia católica".  Yahvé ha hablado Su Palabra a la humanidad, Hebreos 1:1 y cada Libro es la obra del Espíritu Santo, no de la "iglesia católica" ni ninguna otra "iglesia".  Los Libros del A.T. fueron coleccionados y conservados por los judíos y existían cientos de años antes de cualquier "concilio" de "iglesias" en el siglo IV.  Véase Éxodo 24:7; 2 Reyes 22 y 23; Nehemías 8:9, 14-17; 10:28-39; 13:1-3.

      Hay que recordar que Dios nunca dejó Su EKKLESÍA sin Su Palabra revelada.  Antes de que los Libros del N.T. fueran terminados Él habló a las asambleas por profetas y una vez que Dios terminó Sus revelaciones, el oficio de "profeta" fue eliminado.

      No, amigo mío, la "iglesia católica romana" no tuvo arte ni parte en la formación de las Escrituras.  (fin)

 

¿Por Qué Usamos El Término "Bautistas No Conformistas"?

      Desde aquel día cuando Jesucristo comenzó a edificar Su EKKLESÍA (y todavía está edificándola) nunca hubo una mención en las Escrituras de organizaciones o denominaciones aparte de la asamblea local.  Podemos ver que aquellas primeras asambleas tuvieron compañerismo unas con otras, pero  ninguna organización donde una persona fue elegida el "jefe".

      Por la historia podemos entender que por varios cientos de años la obra del Señor Jesucristo continuó así, pero poco a poco hombres levantaron y tomaron "autoridad" (no bíblica) sobre las asambleas (especialmente una asamblea grande en tamaño sobre las pequeñas) y esto fue el comienzo de las "denominaciones". Primero (y esto fue un desarrollo de unos 300 años y no por un solo hombre sino por muchos) salió a la luz  que había asambleas  que quisieron seguir a "obispos". Aquellos "obispos", aunque hombres de letras, obviamente no eran personas regeneradas, porque comenzaron a rechazar las enseñanzas del Nuevo Testamento e inventaron sus propias doctrinas. La primera, la "regeneración por inmersión", (siglo II) y en unos años declararon la necesidad de "sumergir infantes" para salvar sus almas.  Los padres de los "no conformistas", al no permitir la "iglesia"  "bautizar sus infantes", fueron perseguidos, muchos hasta la muerte.  Después vino la venta de indulgencias (para comprar la salvación), y por supuesto esto fue rechazado por los "no conformistas".

      Por la misma historia podemos ver que aunque muchas asambleas cayeron bajo aquellos hombres fuertes, muchas no, y llegaron a ser conocidas como las "no conformistas" porque se quedaron fuera de todas las organizaciones y fueron conocidos por varios nombres.

      Durante aquellos años unos, dentro de la "Iglesia Católica (universal)" levantaron y trataron de "reformar" aquella organización pagana, pero sin éxito.  Los que salieron formaron lo que es conocido hoy como los "protestantes" pero, lástima, llevaron con ellos muchos de los errores de la "iglesia madre".   (Esta es la razón por la que nosotros no somos "protestantes")  Hace unos cien años, muchos salieron de los "protestantes" y formaron asambleas "evangélicas", y de nuevo, llevando con ellas algunos de los errores doctrinales de los "protestantes".  (Esta es la razón que nosotros no somos "evangélicos")

      Pocos pastores hoy han estudiado la historia de la EKKLESÍA y son ignorantes de todas las persecuciones puestas contra los que quisieron seguir solamente las instrucciones de las Escrituras.

      Por eso, cuando gente lee "Bautistas No Conformistas" piensa que es otra "denominación" u "organización".  ¡No! ¡Mil veces no!  Cada asamblea que sigue las instrucciones dejadas por Jesucristo y Sus Apóstoles no va a tener unión con ninguna organización hecha por hombres.  ¡Compañerismo sí!  Pero ¡Organización no!

      Por eso Dios me dio una carga, ya hace 32 años, de instruir a los pastores para guiar a las asambleas donde Dios les ha puesto a seguir a la Biblia y no a las hechas por hombres y que son las muchas denominaciones que enseñan tantos errores.

      Entiendo yo que es difícil "salir" de las doctrinas falsas, pero un día, hermano pastor, usted tiene que estar cara a cara con Jesucristo y dar cuenta de lo que usted enseñó a los miembros de su asamblea.  Doctrina falsa es doctrina falsa y si lo que usted está enseñando no cabe con las Escrituras, hermano, usted va a sufrir pérdida de recompensas (no salvación) durante toda de la eternidad.

      Algunos me escriben preguntándome: "¿Por qué usted tiene que usar la palabra "bautista" para identificación?"  Mi contestación es: "Prefiero usar "Sumergidor" pero nadie me entendería.  Pero aquel hombre que Dios envió, Juan, fue identificado con el nombre "bautista".  Jesucristo acudió desde lejos para ser sumergido por aquel "Bautista".  Aquel "Bautista" sumergió a todos los Apóstoles y luego Jesucristo los tomó y comenzó la primera EKKLESÍA.....con hombres sumergidos por el Sumergidor. Si usted tiene vergüenza a ser identificado con Juan, con Jesucristo, con los Apóstoles, con los muchos miembros de las primeras asamblea....usted tiene problema".   El editor

     

      Esta revista es una obra de amor por parte de James Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Son miembros de la Asamblea Bautista "Mesías" de Wichita, Kansas, EE.UU.  La revista es enviada gratis a los que nos escriben.  Está disponible por e-mail a: jnel@twinvalley.net.  El corrector de pruebas es el Hermano Rafael Marañón Barrio, de Granada, España.

Hojas de Oro

302 Westfall Street, Beverly, Kansas

67423 EE.UU. (Por avión)