HOJAS DE ORO

                   Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

                                     "...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXXI,  Número 3              MARZO                                             2001


BosquejosMaestros
TEMA: La Deidad de Cristo: Su Persona, VII
INTRO: Si el Hombre Jesús es Dios, y Ud. cree con su entendimiento que Él es el Dios-Hombre, y Ud. Le recibe como su Salvador y Señor, todo está bien en su vida espiritual.  Pero, si aquel Jesús no es Dios, entonces Ud. está perdido, sin esperanza y a morir va al Lago de Fuego.
      La cuestión es: ¿Tenemos evidencia bíblica de que Jesús de Nazaret es el Dios-Hombre, el Dios encarnado?  La respuesta es un sólido ¡Sí!  Durante todo de Su ministerio Sus enemigos hicieron muchos esfuerzos para desaprobar Sus afirmaciones mesiánicas y exponerle como un impostor pero ¡ellos fallaron completamente!
     En una ocasión los fariseos, saduceos y herodianos, quienes no tuvieron nada en común con Jesucristo, más bien tuvieron un odio religioso contra Él, vinieron con preguntas planeadas para enredarle en Sus enseñanzas y para exponerle como una  Persona falsa, Mateo 22:15-40, pero Él, el Dios-Hombre, omnisciente, contestó todas sus preguntas sin ser atrapado en sus redes de engaños.
    Luego Él les planteó una cuestión para darles la evidencia del A.T.  de que Él era aquel Mesías prometido, Mateo 22:42.  Ellos Le contestaron: "De David", que fue correcta, pero ellos no estaban listos para la próxima pregunta: "Pues cómo David en el Espíritu le llama Señor, diciendo: Dijo el Señor (Dios el Padre hablando) a mi Señor (hablando al Hijo): Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.  Pues si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo?" (Mateo 22:41-46, véase Salmo 110:1).  Aquellos religiosos no tuvieron ninguna contestación, porque no supieron o no quisieron aceptar lo que el A.T. dice acerca del Mesías.
     ¿Cómo es que David se refería a su propio Hijo como el Señor?  ¿Fue ilógico? No en este caso, porque Jesús es el Hijo de David según la carne, Romanos 1:3, como está testificado por las genealogías encontradas en Mateo y Lucas.  Jesús también es el Señor de David según Su deidad siendo el Dios-Hombre, Juan 1:14.  Jesús es inimitable en que Él es ambas cosas; el Hijo de David, y el Dios de David pues Su humanidad comenzó con Su

pero Su deidad es desde la eternidad.  Jesús es Dios manifestado en carne, Romanos 8:3.
      Jesús, como Dios, es el Señor (Dueño) de David.  Jesús, como Hombre carnal, es el Hijo de David, Apocalipsis 22:16.
I. Jesús es el "Yo Soy" del A. T., Éxodo 3:13-15.
1. En este relato Jesús se identificó a Sí mismo como el gran "Yo Soy" e hizo las siguientes reivindicaciones:
(1) Él reclamó una existencia antes de Abraham, declarando que Él  es el Eterno que existe por Sí mismo.
(2) Reclamó que Él precedió todo lo que tuvo principio.
(3) Reclamó ser el Creador de todas las cosas en el universo, Colosenses 1:16.
2. ¿Qué quiere decir "Yo Soy Él Que Soy"?, Éxodo 3:14. Dios el Padre dijo que Él es el Yahvé eterno, que nunca cambia, Malaquías 3:6; Santiago 1:13.
II. Jesús el Cristo es el "Yo Soy" del N.T., Juan 8:56-59.
1. Él manifestó Su deidad como el Dios-Hombre a los judíos. Como respuesta ellos tomaron piedras con la intención de matarle, Juan 10:30-39.  Ellos no pudieron conocerle como el Dios-Hombre porque sus ojos estaban cerrados, 2ª Corintios 4:3, 4.  ¡Es igual hoy en día!
2. Aquí hay una pregunta pavorosa: ¿Si Jesús no es Dios, pues, Quién es?  Él es la deidad o un demoníaco, Marcos 3:22.  Él es la verdad o es un mentiroso, Juan 14:6.  Él es Dios o es un blasfemador, Mateo 9:1-13.  Si Él no es el Dios-Hombre, no fue un "hombre" bueno y por eso era un perdido, condenado al Lago de Fuego.
3. Vamos a examinar los "Yo Soy" en el Libro de Juan donde Jesús declaró que Él el Yahvé.
(1) Juan 6:32-35 "Yo Soy el pan de vida".
(2) Juan 8:12-20 "Yo Soy la luz del mundo".
(3) Juan 10: 7-10 "Yo Soy la puerta".
(4) Juan 10:11-16 "Yo Soy el buen pastor".
(5) Juan 11:25-27  "Yo Soy la resurrección y la vida".
(6) Juan 14:6 "Yo Soy el camino, y la verdad, y la vida".
(7) Juan 15:1-8 "Yo Soy la vida verdadera".
III. Jesús es el Emanuel, Isaías 7:14-16.
1. En el estudio de las profecías del A.T. descubrimos que unas tienen un cumplimiento dual.  Nótese que hay el evento primero, y con frecuencia está cerca y su valor muy grande es su tipología (un estudio de tipos o clasificaciones), es decir, que el evento primero habla de un evento mayor en el futuro.  El segundo evento sería cientos o miles de años todavía en el futuro.
2. Dios habló a la casa de David, Isaías 7:16, véase los versículos 1-6.  Pues el niño en el versículo 16 no es el Emanuel que ha de ser nacido de una virgen, pero es un tipo de aquel Emanuel que ha de venir, todavía en el futuro.  El niño del versículo 16 vino a ser el hijo nacido a Isaías y su esposa virgen que él ha de casar, su segunda esposa.  Aquella mujer virgen fue un tipo de María,  quien ha de producir el Emanuel, Dios con nosotros.
3. En aquel día, cuando Dios dio aquella profecía a la casa de David, Isaías fue inducido a casarse con una virgen, Isaías 8:3, 4.  Antes de que aquel niño, nacido de Isaías y su esposa, tuviera edad a desechar lo malo y escoger lo bueno, Dios habló a Isaías, 7:16b y muy pronto la nación de Israel fue derrotada por su enemigo, un cumplimiento del evento inminente pero el segundo evento no fue cumplido hasta el nacimiento del Mesías en Mateo 1:18-25, unos 700 años después.
IV. Jesús es un "regalo" del Padre Dios a nosotros, Isaías 9:6, 7.
1. El "nos" en el v. 6 incluye la nación de Israel y todos de los creyentes de todas las naciones, Juan 1:11, 12.
2. "Hijo nos es dado", v. 6, véase Juan 3:16; 1 Pedro 2:24; Lucas 2:1-7.
3. El resto de la profecía en los vs. 6, 7, no sucederá hasta el regreso del Mesías a esta tierra en Su Segunda Venida, Hechos 1:9-11; Mateo 24:44.
(1) Una vez a regrese "el principado (gobierno) será sobre Su hombro...".  En aquel día, al fin, el mundo entero conocerá un gobierno justo, Hebreos 1:8.
(2) Cuando el Señor regrese, Su Nombre (singular) será: Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.
  A. Admirable, Jueces 13:17, 18.
  B. Consejero, Romanos 11:33, 34.
  C. Dios fuerte, Deuteronomio 10:17; Mateo 25:31-46.
  D. Padre eterno, Juan 10:30 (no una Persona sino dos Personas en una sustancia), Mateo 3:17; Juan 14:7-11.  El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo son un Dios en tres Personas.
  E. Príncipe de paz.  Amigo, no habrá paz en este mundo hasta el establecimiento del reino de Jesucristo de mil años, Mateo 24:4-8; 1ª Tesalonicenses 5:1-3.  Pero mientras, cada creyente puede tener "paz con Dios", Rom. 5:1.
4. Cuando el Señor venga otra vez Él  se sentará sobre el trono de David en Jerusalén.
5. Los versículos de Isaías 9:6, 7 cubren ambos la Primera Venida de Jesucristo a ser sacrificado, y Su Segunda Venida para establecer Su reino de mil años.
V. Jesús es Dios, según el Padre, Salmo 45:6, 7.
1. En el N.T. aprendemos que este salmo es mesiánico, que habla de Jesús como el Mesías que ha de venir, Hebreos 1:8, 9.  Solamente los ciegos espirituales no pueden ver que Jesús es Dios, 2ª Corintios 4:3, 4; Colosenses. 2:9, 10.
2. En el v. 6 vemos que el trono de Jesucristo será para siempre, Hebreos 1:8.  Cuando el Señor viene para establecer Su trono de mil años, Él vendrá como el Rey de los reyes y el Señor de señores, Apocalipsis 19:11-16.
3. Jesucristo ha de establecer un reino de justicia y de gozo, 1ª Pedro 1:7, 8.
VI. Jesús es el Dios-Hombre, Juan 1:14.
1. ¿Quién es la "Palabra"?  Véase v. 15; Apo. 19:11-16.
2. En Juan 1:1-18 tenemos la Verdad Eterna encarnada, 1ª Timoteo 3:16.
3. Luego Juan dijo en Juan, capítulo 1:
(1) "En el principio era el Verbo", v. 1, que habla de Su existencia sin tiempo.
(2) "El Verbo era con Dios", v. 1. Jesucristo tuvo una relación con Dios el Padre y Dios el Espíritu Santo sin tiempo.
(3) "El Verbo era Dios", v. 1. Una afirmación absoluta de Su deidad.
(4)"El Verbo fue hecho carne", v. 14.  Aquí tenemos el hecho de Su encarnación.  Cuando Jesús llegó a ser carne, no comenzó como una Persona nueva, sino continuó en Su existencia intemporal.  Cuando Él fue hecho carne Él reveló a Dios, Yahvé, Elohim, a la humanidad.  Por eso Jesús es el Dios-Hombre.
VIII. Jesús es Soberano, Lucas 4:31, 32.
1. Durante todo Su ministerio Él hizo señales y enseñó con toda autoridad.  No tuvo que obtener Su autoridad del sumo sacerdote de Su día, ni del Sanedrín, ni los fariseos, ni de los rabbis.  Su autoridad vino de Sí mismo, de Su propia naturaleza divina, Juan 7:40-46.
2. Toda la autoridad de Jesús estaba basada en verdad, Juan 8:32.  En contraste, Satanás representa todo lo que es maldad, Juan 8:44.
3. Jesús, en Su cuerpo resucitado apareció a Sus discípulos y les habló, Mateo 28:18.  Esto quiere decir que Él tiene toda autoridad, que Él está sobre toda autoridad, y que Él está sobre todo el universo.  Sí, Jesús es Soberano porque:
(1) Él es Omnisciente, Juan 21:17; Colosenses 2:3.
(2) Él es Omnipotente, el Todopoderoso, Hebreos 1:1-3; Colosenses 1:16, 17.
(3) Él es Omnipresente, Mateo 28:20. (fin)

Bosquejos Maestros
TEMA: La Deidad de Jesucristo: Sus Señales, VIII
INTRO: El Libro de Juan contiene las Buenas Noticias de la deidad de Jesucristo, Juan 20:30, 31.  El Libro es sistemático en su estructura y poético en su tono.  En la estructura sistemática, bajo de la dirección del Espíritu Santo, Juan seleccionó siete señales (milagros) para probar la deidad, divinidad de Jesús el Cristo.  La palabra "señal" es la llave que abre la puerta de Sus doctrinas esenciales, indispensable al cuerpo de verdad teológica.  Las señales son en la forma de milagros, poderes, maravillas y obras.  Estos poderes y maravillas son eventos sobrenaturales, en los cuales Dios, sobrepasa las leyes de la naturaleza del universo ejerciendo Su autoridad sobre Su creación.
     El propósito de Juan es doble: (1) Juan 20:31a; (2) Juan 20:31b.  Tomás vio el Cristo resucitado y creyó, Juan 20:28.
     Déjanos examinar las siete señales que prueban la deidad de Jesucristo:
I. Él cambió agua a jugo de uva, Juan 2:1-11.
(1) En esta señal Él escogió un banquete de bodas para presentar la primera de las siete señales que Él usó para probar Su deidad.  En este caso Él sobrepasó las leyes de la naturaleza, que Él ha establecido en el momento de la creación, Colosenses 1:16.
(2) Él hizo aquella señal para manifestar Su gloria, y para mostrar a Sus discípulos que Él es Dios, v. 11.  Amigo, si su "fe" no es suficiente para aceptar la deidad de Jesucristo, no es una "fe" que salva su alma del infierno, Juan 20:28, 29.
2. Él sanó el hijo del hombre noble, Juan 4:46-54.  Aquí el Señor mostró Su poder para prolongar la vida, Juan 14:1-6.  Él es el Dador de esta vida y Él es el Dador de vida eterna.  Él es la única fuente de vida, sea física o espiritual, Génesis 2:7; 1 Juan 5:11, 12.
(1) Después de ministrar en Judea y en Samaria el Señor regresó a Caná de Galilea cuando aquel noble vino a pedirle que fuera a su casa para sanar a su hijo.  Jesucristo le reprendió, v. 48, pero después le dijo: "Ve, tu hijo vive".
(2) Otra vez Él trascendió las leyes de la naturaleza de curación (la cual es un proceso) y sanó inmediatamente aquel niño para probar Su deidad.  Solamente el Creador de vida puede extenderla.  Por eso Jesucristo es Dios.
3.  Él sanó un paralítico al lado del Estanque de Betesda, Juan 5:1-18.
(1) "Betesda" = "casa de misericordia".  Aquel día un solo hombre, entre muchos enfermos, encontró la misericordia, gracia, en los ojos del Señor, v. 8.  Aquella curación fue instantánea y completa, véase Eclesiastés 3:14.
(2) Aquel hombre no buscó a Jesús.  El Señor le buscó.  Aquel hombre no pidió a ser sanado.  Fue Jesús quien le preguntó "¿Quieres ser sano?"  Aun después de ser sanado todavía no supo quien era el Señor.
(3) De las siete señales hechas esta fue muy distinta.  Jesús supo los pecados que causaron tal enfermedad y por eso le instó a no continuar en aquel pecado, v. 14.
(4) Ud. Ha de preguntar ¿Por qué Jesús no sanó todos enfermos aquel día?  Véase Juan 5:21 que muestra la soberanía de Jesucristo.
4. Él alimentó la multitud para probar Su deidad en Su potencia para proveer las necesidades de la vida, Juan 6:1-14.  Los cuatro escritores de los Evangelios escribieron todos acerca de esto evento.
(1) Fue una señal muy pública, Mateo 14:21.  Unas señales fueron hechas en la presencia de poca gente.
(2) Aquellos testigos no solamente vieron la señal, sino participaron, comiendo hasta ser saciados.
(3)
En esta señal el Señor usó un poco de material y después de pedir las bendiciones de Dios sobre la comida, la multiplicó.
(4) Otra vez, Jesucristo, transcendió las leyes de la naturaleza mostrando Su autoridad sobre toda creación y por eso probando Su deidad.
5. Él anduvo sobre las aguas, otra vez probando Su deidad en Su poder para proteger la vida, Juan 6:15-21.
(1) Juan escribió los detalles.  Hay que recordar que en Marcos 6:45-52  Jesucristo despidió a Sus discípulos por su incredulidad.
(2) Dios permitió "vientos contrarios" a causa de la condición de sus corazones, véase Hebreos 3:7-15.  Por eso los discípulos no prosperaron en aquel viaje.
(3) Pero, los discípulos eran salvos y Jesús estaba orando, véase Hebreos 7:25; 1ª Juan 2:1.
(4) Luego, sabiendo las necesidades de Sus hijos, Jesús se acercó, probando Su deidad por Su poder sobre la naturaleza, Hebreos 1:3.
6. Él dio vista al ciego, otra vez para probar Su deidad en Su poder para iluminar la vida, Juan 9:1-41.
(1) Los judíos quisieron matarle, Juan 8:59, pero Jesús se les escapó y haciéndolo encontró un necesitado.
(2) Aquel hombre nació sin vista.  Él representa el pecador nacido en pecado.
(3) En este caso Jesús tuvo razón para sanarle, véase Juan 9:2, 3.
(4) El Creador, quien formó hombre del polvo de la tierra ya la usó para sanar los ojos del ciego demostrando que Él es "La Luz del Mundo", y por eso es Dios.
7. Él resucitó Lázaro de la muerte, para probar de nuevo Su deidad para crear nueva vida, Juan 11:38-44.
(1) La resurrección de Lázaro, fue la última de las siete señales anotadas por Juan.
(2) Jesucristo no fue a Betania hasta que Lázaro ya estaba muerto hacía cuatro días.  Pero, una vez llegó, lo hizo con poder y dio:
   A. Un mando divino "Quitad la piedra", v. 39. Esta lección es simple pero profunda: Los seres humanos deben hacer lo posible (quitar la piedra) y confiar que Dios haga lo imposible.
  B. Un mensaje divino, "... si crees... verás..." v. 40. En el primer lugar tenemos que trabajar (quitar la piedra) y luego tenemos que creer.  Nosotros no podemos ver la gloria de Dios por nuestras obras solamente, ni por nuestra fe solamente, Santiago 2:17-22.
 C. Una oración divina, vs. 41, 42.  Aunque el Señor oró a Su Padre, Su oración fue para el beneficio del pueblo.  Él quiso que la gente creyera que Él fue enviado por Dios el Padre, Juan 8:54.
 D. Una llamada divina, v. 43.  Lázaro, muerto cuatro días, oyó la llamada y volvió a vivir otra vez.  Una ilustración de 1ª Tesalonicenses 4:16-18.
E. Una entrega divina, v. 44.  Aunque Lázaro salió de la tumba, todavía llevó los trapos de muerte.  Él es un tipo de muchos creyentes.  Sus trapos los identifican con el pecado en sus vidas.  Oíd, hermanos, en Cristo hemos sido librados del poder y de la pena del pecado, pero no hemos sido librados de la presencia del pecado hasta el día de nuestra resurrección.  (fin)
 
Bosquejos Maestros
TEMA: Los Salmos Mesiánicos, IX
TEXTO: Juan 5:39
INTRO: El creyente es mandado a buscar en los Libros del A.T. porque allá puede ver a Jesucristo revelado en tipos y en profecía.  Él es el tema principal desde Génesis a Malaquías.
     Aunque los judíos examinaron los Libros, sus ojos fueron cerrados al Mesías que ha de venir....vieron solamente la ley, no el Dador de la ley, Mateo 5:17.
   Jesucristo cumplió todas de las leyes ceremoniales, también las leyes morales.  Él cumplió todos de los tipos y las profecías que hablan de Su Primera Venida y una vez que Él regrese la Segunda Vez, ha de cumplir con todos los tipos y las profecías que tienen relación con Su Segunda Venida.
      Si los líderes de los judíos hubieran entendido los tipos y profecías del A.T., hubieran reconocido a Cristo en el mismo principio de Su ministerio y Le habrían aceptado como su Mesías.
    En este estudio debemos dejar al Espíritu Santo abrir nuestros ojos a la verdad de que Jesucristo es el Mesías revelado en los salmos mesiánicos.
I. Salmo 8:1-9 habla del Mesías exaltado.  Aquí encontramos la exaltación del Nombre de Jesucristo, v. 1.  Véase Filipenses 2:9-11.
1. El día vendrá cuando cada lengua confesará aquel Nombre como el Señor.  Para los que ahora están en el lugar de tormento (el Seol-Hades) será demasiado tarde, pero, tendrán que hacerlo, Apocalipsis 20:11-15.
2. Pero el creyente, una vez en la presencia del Señor, continuará confesando y exaltando aquel Nombre durante toda la eternidad, Apocalipsis 21:6, 7.
3. El Cristo es el sujeto central y principal de Salmo 8.  Véase Mateo 21:13, 15, 16.  Dios usó a los niños en el templo para exaltar al Mesías y para cumplir esta profecía.
II. El Mesías rechazado, Salmo 118:22-29.
1. Nótese el v. 22.  Los líderes de los judíos rechazaron al Mesías prometido, Juan 1:11.
2. Cuando ellos le rechazaron, rechazaron a su Rey y Su Reino, Mateo 21:43.
3. Cuando el Mesías vino la Primera Vez, Israel, como nación, Le rechazó y llegó a ser una nación rota y luego esparcida.  El "reino" fue quitado de ella y dado a los gentiles, Mateo 21:43-46.
4. Cuando el Mesías venga la Segunda Vez, Israel, como nación será salva, es decir preservada, Romanos 9:6, 7; 11:25-27.  Israel entrará, como nación, en el reino de los mil años y Jesucristo será su Piedra Angular, pero para las naciones impías, Él será la Piedra que destruye, Daniel 2:31-35, 44, 45.
III. El Mesías abandonado, Salmo 69:1-21.
1. Nótese el v. 4.  El Niño Jesús fue odiado desde Su nacimiento.  Primero por el rey Herodes, Mateo 2:1-15; por Satanás, los demonios, los líderes religiosos y la población en general.  Hubo varias veces cuando los líderes de los judíos trataron a matarle, pero véase Juan 17:1.
2. Nótese el v. 8.  El Mesías fue aislado por Su propia gente aunque Él vino sanando los enfermos, limpiando los leprosos, y abriendo los ojos de los ciegos, levantando los muertos y alimentando a las multitudes.
3. Jesús fue un "desconocido" aun de Sus medio-hermanos, Juan 7:5.
4. Nótese el v. 9.  Cuando el Señor llegó a Jerusalén encontró el tempo profanado, Mateo 21:13.
5. Nótese los vs. 19, 20.  Hay cuatro palabras que expresan el desdén mostrado al Mesías:
(1) En el v. 20 "El escarnio ha quebrantado mi corazón" Juan 19:34; Mateo 27:35-44.
(2) "Vergüenza"   La vergüenza del Calvario fue la vergüenza del mundo.  En Su amor Jesucristo llevó nuestra vergüenza, Juan  3:16.
(3) "Ignominia"  El Señor llevó la ignominia en nuestro lugar.
(4) "Adversarios" Satanás, los demonios, los incrédulos.
6. Nótese el v. 21.  Véase Mateo 27:34.
IV. El Mesías crucificado, Salmo 22:1-31.
1. Hay que comparar estos vs. con Mateo 27; Marcos 15; Lucas 23 y Juan 19.
2. En Salmo 22:1 leemos "¿Por qué me has desamparado?  Véase Mateo 27:46.  En aquella hora Él fue hecho pecado para nosotros, 2ª Corintios 5:21; Isaías 52:14.
3. V. 6 "Mas yo soy gusano".  La gente mostró tanto odio que Le estimó como gusano y se Le burló, v. 7.  Véase Mateo 27:39.
4. V. 8.  Véase Mateo 27:40-43.
5. V. 14. La cruz fue un instrumento de tortura.
6. V. 16. Como perros, los impíos estaban esperando al pie de la cruz para Su muerte.
7. V. 18.  Fue cumplido en Juan 19:23, 24.
V. El Mesías resucitado, Salmo 16:1-11.
1. Pedro, Hechos 2:14-40, en aquel día festivo predicó.  Nótese sus palabras en los vs. 29-32.
2. En 16:9b vemos la esperanza del Mesías, Hechos 2:26.  Su muerte, sepultura, y resurrección no sucedieron sin esperanza, Hebreos 12:2.
3. Su esperanza fue anclada en el conocimiento de que Su Padre no dejará Su alma en el mundo invisible (el Seol-Hades en el lado de consolación), Salmo 16:10 con Hechos 2:27.
4. David no escribió de su propia muerte en este Salmo sino de la muerte y de la resurrección del Mesías.
VI. El Mesías como nuestro Sumo Sacerdote, Salmo 110:1-7.
1. En este salmo el profeta David afirmó dos cosas:
(1) La deidad del Mesías, v. 1. Aquí tenemos una fuerte declaración de la deidad de Jesucristo:
  A. "Jehová" (Yahvé) dijo a mi Señor (Adonai)"  Estos son los nombres en hebreo para Dios.  Después de Su resurrección nuestro Sumo Sacerdote, Adonai, se sentó con Yahvé, actuando como Mediador para nosotros los redimidos.
  B. "Siéntese a mi diestra"
   (A) Jesucristo es el Hijo de David por naturaleza, Romanos 1:3, pero el Dios de David por origen eterno y divino, Mateo 22:41-46.
   (B) Jesucristo es ambas cosas; Dios el Hijo y el Mesías prometido, Hechos 2:34-36.
  (C) Jesucristo dio la bienvenida a Esteban, Hechos.2:24-36.
  (D) Él intercede para todos los creyentes como el Mesías-Sacerdote, Romanos 8:34.
    (E) Él es exaltado por encima de toda autoridad, Efesios 1:19-23.
    (F) Él es mayor que todos los mensajeros, Hebreos 1:4-13.
    (G) Él hizo expiación para todos los pecados de los elegidos como nuestro Sumo Sacerdote, Hebreos. 10:11-14 y ofreció un sacrificio por los pecados....de Sí mismo...y luego ascendió al Tercer Cielo para rociar Su Sangre derramada sobre el propiciatorio.
   (H) Él encontró gozo eterno después del Calvario, Hebreos 12:2.  Ahora cada creyente puede tener gozo, 1 Juan 1:4 y una vez le veamos en nuestros cuerpos glorificados, vamos a compartir Su gozo perfecto, 1ª Juan 3:2.
    (I) Los huestes del cielo están sujetas a Él, 1ª Pedro 3:22.
(2) El sacerdocio del Mesías, Salmo 110:4.
     A. Jesucristo es el Sacerdote-Mesías, ordenado, no por hombres, sino por Dios el Padre y Su sacerdocio no tendrá fin.
     B. Melquisedec es mencionado dos veces en el A.T., aquí, y en Génesis 14.  Él fue un sacerdote misterioso y rey (como gobernador de una tribu) quien se fue a encontrar a Abraham después del rescate de Lot, Génesis 14:17-20.
     C. Como Rey-Sacerdote, Melquisedec es un tipo de Jesucristo quien es nuestro eterno Rey-Sacerdote, Hebreos 7:7.
VII. El Mesías, como el Rey de reyes, Salmo 2:1,-12.
1. En este salmo mesiánico, la paciencia de Yahvé termina con la raza humana.  En los últimos días de la edad presente, tendremos la filosofía impía penetrando y infiltrando los corazones de los líderes de las naciones así como de la gente en general.  Este salmo nos lleva a la Gran Tribulación, el trono milenario del Mesías, quien será, realmente, el Rey de los reyes, Mateo 25:31-46.
2. Los primeros dos versículos fueron cumplidos en la crucifixión, Hechos 4:23-29. El cumplimiento de los demás versículos comenzó en el Calvario cuando los líderes de la nación gritaron (v. 3).  Aquella rebelión continuará hasta que el Señor se siente sobre el Trono de David, v. 6.  Nótese Isaías 9:6, 7.
3. Cuando el Señor venga Él ha de apartar a las naciones impías, v. 9.  Nótese Apocalipsis 19:11-16.
4. David preguntó una cuestión doble:
(1) V. 1a. ¿Por qué las naciones tratan de tan loca manera, con gran enojo contra Dios y Su Hijo?
(2) V. 1b. ¿...Y los pueblos  piensan cosas vanas?
  A. Las naciones van a ser convencidas de que ya no necesitan a Dios, véase el v. 3.  Ellas van a rechazar las santas leyes de Dios (como están haciendo hoy en día) y van a practicar la corrupción y la violencia tal y como existieron en los días de Noé, Mateo 24:36-39; Génesis 6:1-7.  Véase Isaías 5:18.
5. La respuesta de Dios, vs. 4-9.
(1) Él ha de reírse, v. 4.
(2) Él ha de hablar, v. 5a.
(3) Él ha de poner el Mesías como el Rey, v. 6.
  A. "Mi Hijo eres Tú", véase Hechos 13:33.
  B. "Yo Te engendré hoy", véase Hebreos 1:5; Juan 1:14.
  C. "Pídeme y Te daré por herencia las naciones".  Comenzando con Su reinado de los mil años, y una vez que la superficie de esta tierra sea renovada, Jesucristo ha de reinar para siempre, Apocalipsis 21:1-8.
  D. "Los quebrantarás con vara de hierro", véase Apocalipsis 19:15, 16.
6. Ahora llegamos al fin de este salmo mesiánico, vs. 10-12.
(1) Dios, en Su misericordia, hace una llamada a los incrédulos a arrepentirse, v. 10.
(2) Luego una llamada de gracia, vs. 11. 12.
7. La palabra final, v. 12c. (continuarán)
 
Porque Los Bautistas No Conformistas Practican la Disciplina, V
LECTURA:  Mateo 18:15-20; 1ª Corintios 5:9-13.
PROPÓSITO: Mostrar la necesidad de tener disciplina en las asambleas.
I. Debemos practicar la disciplina según las instrucciones dadas por Jesucristo en Mateo 18:15-20.
1. Las diferencias entre dos creyentes deben ser arregladas sin implicar a la totalidad de la asamblea v. 15.
(1) El hermano ofendido debe primero procurar una reconciliación.
(2) El culpable tiene una obligación, Mateo 4:23, 24.
2. Si los dos no pueden encontrar reconciliación, el ofendido debe tratar el problema con uno o dos testigos, Mateo 18:16.     
3. Si todavía no hay solución, tiene que presentarlo a la asamblea, Mateo 18:17.
4. Si el que causó el problema no quiere arreglarlo, tiene que ser excluido.
II. Debemos practicar la disciplina según las palabras de Pablo a la asamblea en Corinto.
1. El asunto a que se refiere fue conocido por todo,  y fue imposible a arreglarlo particularmente.
2. Tal ofensa de inmoralidad siempre es un reproche, 1ª Corintios 5:11.
3. Las instrucciones son sencillas, 1ª Corintios 5:13; 2ª Tesalonicenses 3:6.
III. Debemos practicar la disciplina según las palabras de Pablo a Tito, Tito 3:10, 11.
1. "...al hombre que causa divisiones..."  El griego es HERÉTICO, uno que tiene error en materia de fe, sostenido con pertinacia. 
2. Hay que tratar, no menos de dos veces con el culpable.
3. Si todavía no cambia   "...rechaza al hombre...".  ¿Por qué?
(1) La herejía dividía a la asamblea, 1ª Corintios 1:10; Romanos 16:17.
4.  Pero, tenga cuidado a no excluir a uno que es corregible, Gálatas 6:1.
IV. Debemos practicar la disciplina porque beneficia a la asamblea.
1. La asamblea que practica la disciplina, según las Escrituras, en un espíritu de decencia, orden, amor, humildad, sabiduría y prudencia, se gozará de muchas maneras.
(1) Glorificará a Dios rectificando las cosas que trajesen deshonra, porque las ofensas públicas y doctrinales deslucen la gloria de la asamblea, Efesios 3:21.
(2) Por eso, cada asamblea debe ejercer la disciplina para corregir cualquier cosa que entre en conflicto con la voluntad del Señor o empañe Su gloria..
2. Practicando la disciplina, la asamblea mantiene la pureza de la correcta doctrina.
3. La disciplina pone énfasis  en que los creyentes no deben unirse con los incrédulos; que la justicia no tiene lugar con la injusticia, y que la luz no tiene comunión con las tinieblas, 2ª Corintios 6:14-18.
4. La disciplina ayuda a los creyentes débiles quienes no pueden resistir las tentaciones de los demás.  Por medio de la disciplina serán animados a vivir una vida santa.
5. La disciplina ayuda el creyente que ha caído en pecado a ver su error y a arrepentirse, para que pueda ser restaurado a la asamblea, 2ª Corintios 2:6-8. (Continuará)
 
Sabatismo, II
POR: J. Candeas, Apdo. 2, 11:300 La Línea (Cadiz) España. (Ud. Debe escribir directamente a él en relación a sus artículos)
TEMA: La Doctrina de "Azazel"
     (Nota del editor: La palabra "azazel" no está traducida en nuestras Biblias.  Así es en el hebreo.  No es un nom-bre propio, es nombre abstracto, el que designa realidades no sensibles por sí mismas: se pone en concreto.  "Aza-zel"  que quiere decir en lengua  hebrea "chivo expiato-rio"; "chivo de partida, salida" y está usada solamente cuatro veces, Levítico 16;8, 10, 10, 26.
      El versículo 8 se debe leer: "Y echará Aarón sobre los dos machos cabríos una suerte por Yahvé, y la otra por el chivo expiatorio.  9. Y hará traer Aarón el macho cabrío, sobre el cual cayere la suerte por Yahvé, y lo ofrecerá en expiación [remoción completa de pecados, Salmo 103:12; Isaías 38:17c; 43:25; Jeremías 31:34; Miqueas 7:19; Juan 1:29; Hebreos 9:26]. 10. Mas al macho cabrío, sobre el cual cayere la suerte para ser el chivo expiatorio, lo presentará vivo delante de Yahvé para hacer la reconciliación sobre él, para enviarle como el chivo expiatorio al desierto".
       El versículo 26 debe leer: "El que hubiere llevado el macho cabrío como el chivo expiatorio, lavará sus vestidos.....".) Ahora el artículo por J. Candeas:
      Basándose en Levítico 16, Elena White (profeta de los Adventistas del Séptimo Día) añadió a la doctrina del Santuario, como complemento, la "doctrina de Azazel", que ella dice representa a Satanás.  White escribió: "Cuando salía el sumo sacerdote del Lugar Santísimo, ponía los pecados sobre el macho cabrío por Azazel y confesaba los pecados del Pueblo y era enviado al desierto, de donde ya no volvía más.  Del mismo modo, cuando Cristo venga a la tierra, pondrá los pecados de los creyentes sobre Satanás que será desterrado para siempre de la Presencia de Dios y de Su Pueblo, y será aniquilado en la destrucción final del pecado y pecadores"  (Tomado de su libro: "El Conflicto de los Siglos").
                        Refutación de la doctrina
     En la Palabra de Dios no hay ni una sola indicación si-quiera de que "azazel" sea figura del diablo.  Ni un solo versículo, ni la más ligera insinuación.  Esta doctrina es hija de una mente enferma, como era la de Elena White.
    Ninguna de las víctimas por el pecado podrían representar al diablo jamás porque los animales para el sacrificio debían ser todos sin defectos y sin mancha, tipo de Jesucristo, 1ª Pedro 1:19.
    Las dos víctimas de Levítico 16 representan la Obra de Jesucristo en el Calvario y se usan dos animales porque ambos simbolizan el doble valor del Sacrificio del Señor:
(1) El de la "suerte por Yahvé" figuraba el valor pro-piciatorio de la muerte del Señor.  Él, con Su Sacrificio, propició a Dios a causa de la transgresión de la Ley de Dios por parte del hombre.  El Señor, en Su Justa Ira contra el pecado, podía haber acabado con cada hombre y con la misma Creación.  Pero es con vistas al Sacrificio de Su Cordero Divino que no destruye al hombre, ni a Su Creación, sino que los mundos siguen su ritmo en el espacio infinito, el sol y la lluvia cae sobre malos y buenos y el hombre no es aniquilado, sino objeto de la Gracia de Dios, 1ª Timoteo 4:10; 1ª Juan 2:3; 4:14; Levítico 16:9 con Romanos 3:24-26.
(2) El macho para "azazel" simbolizaba la Redención que Jesucristo hizo en la Cruz a favor de los pecados conscientes y voluntarios de Su Pueblo.  Cristo es el que "Salva a Su Pueblo de sus pecados".  No es el diablo quien carga con los pecados de los creyentes sino el Señor Jesucristo.  Él los lleva sobre Su Cuerpo, y sufre por causa de ellos y salva eternamente a cada elegido Suyo, Isaías 44:22; 53:4-6, 8, 11; Miqueas 7:19; Salmo 103:12; Mateo 1:21; Juan 1:29; 10:15; Hebreos 10:14, 17; 1ª Pedro 3:18.
     En cuanto a la aniquilación de Satanás y los inconversos diremos que es otra doctrina falsa, la cual analizaremos cuando tratemos la doctrina de la aniquilación de los impíos. (fin)
               
Sabatismo,III
PorJ.Candeas
TEMA:  La Segunda Venida de Cristo
      Una equivocada interpretación de la Biblia dio lugar al nacimiento de la secta, los Adventistas del Séptimo Día.  Ahora vamos a ver esta falsa interpretación a la luz de la Palabra de Dios y comprenderemos también que tanto Guillermo Miller, como Elena White fueron meros juguetes en las manos del diablo, para sembrar "...cizaña entre el trigo..." Mat. 13:25, 39; Dan 8:13, 14.
       Interpretando a su modo esta Escritura, Guillermo Miller predijo que Cristo vendría a la tierra en el año 1843, y luego dio otras fechas.  En esta interpretación cometió los siguientes errores:
(1) Creyó que el período 2300 días comenzó el año 457 antes de Cristo, y que terminaría en el año 1843.  No fue capaz de entender que esta interpretación le llevaba a poner una fecha determinada a la Segunda Venida del Señor, lo cual estaba en pugna con la Escritura, Mateo 24:36.
(2) También erró al creer que el "santuario" de la profecía era el mundo.  Pero un estudio del Libro de Daniel, a la luz de la historia secular, revela que esta profecía tuvo su cumplimiento en la profanación del santuario literal del templo de los judíos en la época de los Macabeos.
(3) Cometió un error de bulto al creer que las "dos mil trescientas tardes y mañanas" eran dos mil trescientos años.  Pero el contexto de esta profecía no permite hacer este cambio.  La frase "tarde y mañana" alusiva a los dos sacrificios que los hebreos hacían en el templo, cada tarde y mañana de cada día, enseñan que eran dos mil trescientos días literales.
       Para la sana interpretación de esta profecía de Daniel 8:13, 14 hemos aludido a la historia secular.  Si leemos
los cuatro primeros capítulos del libro 1 Macabeos y 2 Macabeos 10:1-7 (Estos libros son libros apócrifos, introducidos en las versiones de la Biblia de la iglesia romana) veremos ahí el cumplimiento de esta profecía.  Daniel profetiza un período de unos 6.1/3 años (2300 tardes y mañanas), entre los dos Testamentos, cuando los sirios dominaron a los judíos.  Durante este tiempo, el inicuo rey Antíoco Epifanes, profanó el templo y hasta llegó a sacrificar una puerca sobre el altar.  Esta persecución se inició en el año 171 antes de Jesucristo, cuando el sumo sacerdote Jasón introducía en Jerusalén costumbres y diversiones g riegas, terminando en el año 165 antes de Jesucristo, con la muerte de Antioco.  Los Macabeos reconquistaron su tierra y el santuario fue purificado.  En memoria de este hecho glorioso en la Historia de Israel, se celebra la Fiesta de Dedicación, mencionada en Juan 10:22. (continuarán estos estudios)

El Afán Del Discípulo

LECTURA: 1 Corintios 3:1-17
TEXTO: 1 Corintios 3:9
INTRO:  Discípulo: persona que recibe las enseñanzas de un maestro; Afán:  trabajo corporal.  Déjanos  abrir nuestras Biblias en 2 Reyes 4:10.  Vamos a  encontrar cuatro cosas provistas para Elíseo, el varón de Dios, en aquella casa de la "mujer de Sunem":
(1) Una cama, símbolo de nuestro descanso, cual es Jesucristo para nosotros,   Mateo 11:28, 29.
(2) Una mesa, símbolo del compañerismo con el Señor, Salmo 23:5a; Juan 21:12.
(3) Una silla, símbolo del lugar para recibir instrucciones de Jesucristo, Deuteronomio 33:1-3; Lucas 10:39.
(4) Un candelero, símbolo de nuestro testimonio para el  Señor, Mateo 5:14-16; Hechos 1:8.
          Cada creyente esta llamado a testificar de Jesucristo y debe contar este afán como un privilegio, 1 Corintios 3:9.  La versión "Nueva Vida"  dice: "Porque trabajamos junto con Dios"; "Nueva Versión Internacional": "Pues somos colaboradores de Dios"; "Dios Llega al Hombre": "Somos compañeros de
trabajo al servicio de Dios".
         Como Ud. ha visto, hay bastantes "obreros" pero poco "trabajadores".
         En el N.T. encontramos seis palabras asociadas con el "afán":

I. El trabajador, Mateo 9:37, 36; 1 Timoteo 5:18b.
1. Hay cuatro cosas que necesitamos para la salud de nuestros cuerpos:
  (1) Aire fresco.
  (2) Comida nutritiva.
  (3) Limpieza del cuerpo.
  (4) Ejercicio.
2. Igual hay cuatro cosas que el creyente necesita para su salud espiritual:
  (1) El "aire puro" de dependencia en Dios en oración.
  (2) La "buena comida" de meditación en la Palabra.
(3) Una "limpieza" de nuestro andar por el Espíritu Santo.
(4) Un "ejercicio" fuerte haciendo la obra del Señor.
   A. Cuando estudiamos para alimentar otros con el Pan de Vida estamos, a la  vez alimentándonos nosotros.  Esto fue la cosa que hizo la viuda en 1 Reyes 17:14, 15.
    B. Cuando estamos "trabajando" en oración para que otros puedan ser bendecidos, nos ayuda a nosotros en nuestra naturaleza espiritual, Colosenses 4:12.
    C. Cuando hacemos esfuerzo para aguardar la "unidad" del Espíritu Santo, nuestras mentes se quedan calmas, 1 Corintios 3:1-7.
    D. Cuando ayudamos a nuestro vecino, estamos ayudándonos a  nosotros mismos,  Daniel 6:1-3.ef
    E. Cuando damos aceite para que la lámpara del vecino brille más fuerte, luego nuestra lámpara da más luz, Números 8:1-3.
    F. Cuando damos palabras de ánimo a alguien, estamos quitando el desánimo en  nuestras propias vidas, 1 Samuel 30:10-18.
    G. Cuando prestamos nuestras vidas en el servicio del Señor, cada vez  encontramos bendiciones, como Pedro, Lucas 5:1-7.
    H. Cuando seguimos a Jesucristo, negándonos  a sí mismo, encontramos una  vida con "mucho fruto", Juan 12:24.26.
3. Dependencia en otros creyentes:
  (1) Pablo tuvo gozo a saber que hubo otros predicando la verdad, Filipenses 1:18.
  (2) Él estaba agradecido por la ayuda dada por Epafrodito, Filipenses 2:25.
  (3) Él fue consolado por la fidelidad de Timoteo, Filipenses 2:19, 20.
  (4) Fue animado por los que le ayudaron, Filipenses 4:3.
  (5) Fue alentado por la presencia de Lucas y dice que Marcos fue una bendición en su ministerio, 2 Timoteo 4:11b.
  (6) Pablo dependió en Timoteo, 2 Timoteo 4:13.
  IV. El fervor del trabajador, Colosenses 4:12, 13.
  1. No es fácil vivir la vida cristiana, 1 Pedro 4:18.
  (1) Hay batallas que pelear, 1 Timoteo 6:12a.
  (2) Hay confianza que guardar, Proverbios 3:5, 6.
  (3) Hay talentos que usar, Mateo 25:14-18.
  (4) Hay enemigos que vencer, 1 Pedro 5:8, 9.
  (5) Hay que velar, Marcos 13:32-37.
  (6) Hay un ministerio que cumplir, Juan 13:14.
  (7) Hay un premio para ganar, Filipenses 3:14.
       Conclusión: En Jueces capítulo siete leemos de los 300 varones quienes  pusieron sus deseos al lado para servir al Señor.  Hoy tenemos demasiados  "cristianos" quienes piensan en sus propias comodidades, conveniencias y reputaciones y que nunca tratan de ayudar otros en el servicio del Señor.  (fin)

  El Don De Lenguas
  Por J. Candeas
      El "don de lenguas" no era señal del "bautismo del Espíritu Santo".  Desafiamos al pentecostalismo a citar un texto al menos de la Escritura donde se diga tal cosa.  No lo hay.  Cuando los creyentes eran  llenos del Espíritu Santo hablaban en "lenguas", pero nunca al ser bautizados.
     Sabemos que las señales eran para los incrédulos, 1 Corintios14:22.  Por las muchas señales hechas por Dios a través de Sus patriarcas y profetas, los judíos sabían que el Señor había hablado por medio de Moisés, Juan 9:29.  Ante esta confianza en el Culto judío que ostentaban los israelitas forzosamente había que responder con señales y prodigios para hacerles ver que Moisés había pasado y que ahora era Jesucristo, la racia, el Camino a seguir.  Véase Hebreos 2:3, 4.
     Uno de estos Dones que el Espíritu Santo "Repartía según Su  voluntad" (y no a voluntad de los actuales ungidos y sus esposas en los grupos Pentecostales solamente), era el de las Lenguas.  Y este Don era de un valor positivo porque los incrédulos, aunque fueran extranjeros, oían el Evangelio en sus propias lenguas, Hechos 2:4-6, 8-11.  En estos versículos leídos podemos ver que se habló en 16 idiomas distintos, Hechos 10:46.  Como vemos, cuando se hablada en cualquier ocasión el Don de Lenguas, la gente lo entendía, sabían lo que se hablada "magnificaban a Dios".  No era el murmullo
necio pentecostal.
     Los Pentecostales dejan a un lado el genuino, el verdadero, el único Don de Lenguas, por de sobra saben que no lo habla ninguno, ni jamás lo hablarán, y se inventan otro "don de lenguas", al que ellos llaman "otras len-guas", "diversos géneros de lenguas", "lenguas extrañas", "lenguas desconocidas", "lenguas de ángeles", y que son ese parloteo incierto, inanimado y aberrante que se trans-mite de unos a otros, engañando y siendo engañados, co-mo loros religiosos y que nada significa, ni bien alguno hace a nadie, 2 Corintios 14:7-9.
     El pentecostalismo, porque es muy malo interpretando la Palabra de Dios, ya que no tiene la mente de Cristo sino del padre de mentira, basándose en 1 Corintios 14, nos habla de esas lenguas que se ha inventado, con lo que hace el juego del diablo al engañar a las personas.                   Pasemos brevemente a interpretar esas lenguas diabólicas que hablan ellos y el capítulo 14.
  (1) "Lenguas extrañas y desconocidas".  Todo estudiante de la Biblia sabe que en los originales más antiguos de esta Carta a los corintios no se habla de "lenguas extrañas o desconocidas", sino que dice, simplemente "lenguas".  Lo de "lengua desconocida" pentecostal, pues es simplemente una jerigonza satánica basada en el descono-cimiento de los originales bíblicos.
  (2) "Géneros de lenguas".  El pentecostalismo basa la enseñanza de sus lenguas en humo, que se desvanece al menor soplo de aire.  Este "diversos géneros de Lenguas" de 1 Corintios 12:10, según la gran mayoría de los intérpretes de la  Biblia, se refiere a diversas lenguas extranjeras.  En Hechos 2:8-11 los extranjeros oían el Evangelio en su propio idioma.
  (3) "Lenguas de ángeles o celestiales".  No existen estos sonidos y la Biblia no dice que los haya.  Este es otro cuento pentecostal para sacar adelante sus errores.  Lo que farfullan los Pentecostales no lo entienden ni ellos mismos.
       Cuando Pablo habla de "lenguas humanas y angélicas" quiere decir, literalmente, en sentido enfático, que si hablara todas las lenguas de cielos y tierras, (figuradamente), y no tiene amor, de nada le vale. hablamos del mismo modo cuando, figuradamente, decimos que "aunque se hunda el cielo y la tierra, yo no haré tal cosa".  No va a suceder ni una cosa, sino que es un modo de expresar nuestra firme decisión en lo que sea.  Pablo solía hablar de este modo figurativo, como vemos en Gálatas 1:6-10.  Como vemos, Pablo mismo
se encarga de aclarar que no hay otro evangelio, ni los ángeles están encargados de anunciar el Evangelio de Dios.  Era una forma de hablar para poner en evidencia el hecho concreto de la perversión del verdadero Evangelio
por parte de los perturbadores.  Del mismo modo, nosotros podemos decir, como Pablo, que no es que haya lenguas angélicas ni celestiales, sino que hay quienes perturban a los creyentes verdaderos tratando de pervertir los verdaderos Dones del Espíritu De Dios con parodias infames y falsas.  (Continuará)

El Principio de la Discriminación
Tomado del libro: "Manual de Interpretación Bíblica"
INTRO: Discriminación: separar, distinguir, diferenciar una cosa de otra.
       Este es el principio por el cual se usa bien la Palabra de verdad, haciendo una distinción entre las cosas que Dios distingue como diferentes.  No usar la discrimina-ción, conduce a la confusión.  Por ejemplo:
I. La diferencia entre las criaturas de Dios y los hijos de Dios.  Aquí la palabra "criaturas" se refiere a los seres humanos como creación de Dios.
1. No tomar en cuenta esta diferencia conduce al error.  Resulta en la  predicción de la paternidad divina universal y la fraternidad de todos los hombres.  No todos son hermanos y Dios no es Padre de todos.
2. Todos son creación o criaturas de Dios, pero no todos son Sus hijos.  La palabra "linaje" en Hechos 17:29, designa al hombre como hechura del poder creativo de Dios, no como Su hijo.  La palabra "todos" en Gálatas 3:26, 27, se refiere a los creyentes en Cristo.
3. Somos criaturas de Dios por medio de Adán.  Él es la cabeza de la raza humana.  Toda raza está incluida en la creación de Adán.  Todo ser humano desciende de él, Romanos 5:12; 1 Corintios 15:45.
4. Llegamos a ser hijos de Dios por medio de la regeneración.  No por medio del nacimiento natural, sino por el Nuevo Nacimiento, Juan 1:12; 3:16; Gálatas 3:26.
5. El estado de criatura se origina en la creación.  El estado de los derechos de hijos proceden de la nueva creación, un proceso distinto.  Dios hizo un solo hombre, y le dio poder procreativo, es decir, de la multiplicación; y desde entonces Dios no ha creado otro.  Todos nacen por la propagación humana.
6. La criatura de Dios está bajo el pecado.  En Adán todos cayeron y se sujetaron al poder de la muerte y de la ruina.  Este es el caso de todo descendiente de Adán.  Un pecador no puede engendrar un hijo sin pecado.  La  cria-tura humana es por naturaleza desobediente, sensual, dia-bólica, nacida de la carne y sus deseos son contrarios a los de Dios, Romanos 8:7.
7. El hijo de Dios ha renacido.  Participa de la naturaleza de Dios, y ya no está ligado con el Adán, de la raza natural, sin con Cristo y la nueva creación.  Está libre de la ira de Dios, y está bajo el favor divino, Romanos
8:1, 34.
8. Adán era la cabeza de toda la creación; y Cristo es la cabeza de la nueva creación.  Cuando una criatura de Dios cree en Cristo, pasa a ser hijo de Dios.
9. El Señor es el Dios de todos los hombres.  Es Creador de todos, pero Padre sólo de los hombres salvos por la fe en Su Hijo, Jesucristo, Juan 1:11, 12.
10. Nicodemo llamó a Cristo "Maestro", sin reconocer Su deidad.  Cristo no contestó su pregunta, sino le reveló su necesidad.  Esperaba que Nicodemo entendiera la verdad del nuevo nacimiento, registrada en Ezequiel 36:25-27,
porque él era un maestro instruido en las Escrituras del A.T.
11. El hombre es salvo sólo por la fe.  No por su membresía en una "iglesia", ni por su buena conducta, ni por aceptar un "credo", ni por su carácter intachable, ni por cosa alguna, sino por la fe en Jesucristo como Salvador
personal, Gálatas 3:26; Tito 3:5.  El único carácter que le place a Dios es el que manifiesta lo que Dios ha hecho en la vida del creyente en Cristo Jesús, Juan 3:16; Romanos 8:17; 2 Pedro 1:4.  Por nacimiento somos miembros de una raza alejada del Señor.  Ni una sola cosa que el hombre haya hecho, puede hacerle hijo de Dios.
12. Cuando la criatura de Dios se convierte en hijo de Dios, se hace miembro de la hermandad, Gálatas 6:10.  Pertenece a "la familia de la fe".  Esta es la hermandad espiritual, la única fraternidad que vale la pena en este mundo.
II. La diferencia entre ser aceptos y ser agradables.
1. En general:
(1) Dios ha aceptado a todos los creyentes, pero no se ha agradado de todos.  Efesios 1:6 se refiere a la posición celestial del creyente: ser acepto en Cristo Jesús.  1 Corintios 5:9 se refiere a su condición: su andar como creyente, es decir ser agradable a Dios en su conducta diaria.
(2) Distíngase la diferencia entre estas dos consideraciones:
  A. Nuestra posición, lo que somos en Cristo.
  B. Nuestra condición, lo que somos en nosotros mismos.
2. En particular, somos aceptos en Cristo Jesús, Efe. 1:6.
(1) Por Cristo, "el Amado", que nos representa o sustituye. Sufrió en nuestro lugar, 2 Corintios 5:21. Cargó nuestros pecados y ahora nos representa ante  Dios.  Él llevó nuestros pecados, y nosotros nos vestimos de Su gloria y justicia.
(2) Por identificación; Sus experiencias son contadas como nuestras, Gálatas 2:20; Romanos 6: 6 hasta 8:11.  Hemos de considerar a nuestro viejo hombre como muerto, y no hacer provisión para la carne;
   A. Somos sepultados con Cristo, Romanos 6:4, 5.
   B. Resucitados con Él, Colosenses 3:1.
   C. Ascendidos con Él y sentados en lugares celestiales con Él, Efesios 2:6.
   D. Glorificados con él, Romanos 8:17, 30.
   (A) Él es el todo del cristianismo verdadero; el centro y la totalidad.
     Nosotros vemos a Dios en Cristo, y Dios nos ve a nosotros en Cristo.  Nuestra  posición  en Cristo es la perfección absoluta, porque es de Él.
  (B) Pero nuestra condición está lejos de la perfección, porque es de nosotros.
     Recibimos la posición de perfección por la fe en Cristo Jesús, Col. 1:12; 1  Cor. 1:30.
3. La aceptabilidad o aprobación.
(1) Siendo hechos aceptos en el amado Hijo, es nuestra responsabilidad vivir  una vida aceptable. Somos hechos aceptos por la fe, pero nos esforzamos por serle acep-tables, 2 Timoteo 2:15; 2 Corintios 5:9.
(2) La vida de Jesucristo siempre fue aceptable al Padre.  Debe ser nuestro constante anhelo serle aceptables en nuestra vida.
4. Algunas amonestaciones.
(1) Es posible ser salvo y, sin embargo, sufrir grandes pérdidas, 1 Corintios 3:14, 15.  El haber sido hechos acepto en "el Amado" no nos permite seguir las  incl-naciones de la naturaleza vieja, sino hemos de vivir y servir de una manera agradable al Señor.
(2) Es posible ser salvo y todavía llegar a ser "eliminado" o "desaprobado" para recibir recompensas, 1 Corintios 9:27.  (Esto no habla de la pérdida de salvación, algo que es imposible)  Un atleta que no corre bien o un soldado
que no pelea bien puede ser eliminado por inútil.  Por eso ¡Diligencia, creyente en Cristo Jesús!
(3) Es posible ser salvo y todavía ser castigado, 2 Corinto 5:9, 10; Colosenses 3:25.
(4) Es posible ser creyente y cosechar los frutos del mal vivir, Gálatas 6:7, 8.
5. Nuestra aceptación en Cristo es de una vez y para siempre.

(1) Muchos creyentes viven años sin agradar a Dios con su vida.  Nuestra aceptación es eterna, pero ¡cuán raros son nuestros momentos de aceptabilidad!
  A pesar de que Dios ha puesto a nuestro alcance todos los medios para vivir una vida aceptable.
III. La diferencia entre la fe y las obras.
1. Ambas son ordenanzas divinas y necesarias para el creyente.  Sin la fe no se es creyente; y sin las obras, no se presenta evidencia de la fe.  Ambas cosas son parte de la vida del genuino creyente.
2. Definición de la fe.
(1) Significa creencia o confianza personal en el Salvador Jesucristo, y en la Palabra divina para la salvación.  La fe que salva necesariamente incluye la aceptación del tes-timonio de Dios acerca de Su Hijo, 1 Juan 5:9-12.
(2) Según Efesios 2:8-10, somos creados en Cristo Jesús para buenas obras.
   A. V. 8: Salvos por Cristo.
   B. V. 9. No por las obras.
   C. V. 10. Para buenas obras.
(3) La fe tiene el lugar supremo en la vida cristiana.  Es el medio y la causa de una vida victoriosa, y de todas las fases de experiencia cristiana.  La diferencia entre la religión cristiana y las de origen humano se conoce por el
lugar que le dan a la fe y las obras.
(4) Las religiones humanas hacen hincapié en las obras como el medio de salvación, pero la religión divina está fundada sobre la fe, y las obras vienen como fruto, Tito 3:5; 2:14.
3. Resumen de la enseñanza bíblica tocante a la fe.
(1) Es absolutamente indispensable, Hebreos 11:6.
(2) Es creer a Dios y aceptar lo que dice en Su Palabra.  La fe que salva es  la que acepta el testimonio de Dios tocante a Su Hijo.
(3) Es el medio por el cual se obtiene la vida espiritual, y toda bendición espiritual.  No hay bendición que Dios concede que no esté basada en la fe.
4. Resumen de la enseñanza bíblica tocante a las obras.
(1) El hombre no es salvo por las obras, sino por la fe, Efesios 2:9; Tito 3:5.
(2) No es justificado por las obras de la Ley, sino por la fe, Romanos 3:20;  5:1.
(3) La Ley da conocimiento del pecado; no es remedio para tal.
(4) No le trae al pecador amor, gracia ni vida.  No salva, sino condena.  Es un buen "espejo" pero el espejo no lava la cara.
(5) Las obras realmente buenas son las del hombre salvo, y dan evidencia de su salvación.
(6) Serán premiadas cuando Cristo venga, 2 Corintios 5:10; 2 Timoteo 4:8. (continuará)

El Reino de los Cielos y el Reino de Dios
TEXTO
: Mateo 3:1, 2.
I. La frase "el reino de los cielos" es peculiar de Mateo y significa el gobierno mesiánico de Jesucristo, el Hijo de David, en este mundo.
1. Se le llama "el reino de los cielos" porque es el dominio de los cielos sobre la tierra, Mateo 6:10.  Esta frase se deriva de la profecía de Daniel 2:34-36, 44; 7:23-27 donde se define como el reino que "el Dios del cielo"
establecerá después de la destrucción del sistema mundial gentílico por medio de "la piedra cortada no con manos".  Es el reino pactado con la simiente de David, 2 Samuel 7:7-10, descrito por los profetas, Zacarías 12:8, y confir-mado a Jesucristo, el hijo de María, por medio del men-sajero Gabriel, Lucas 1:32,  33.
2. En Mateo hay tres aspectos del reino de los cielos:
(1) El reino está cerca, desde el principio del ministerio de Juan el Sumergidor, Mateo 3:2 hasta el rechazamiento virtual del Rey (Jesucristo) y el anuncio de la nueva fraternidad de Sus seguidores, Mateo 12:46-50.
(2) El reino aparece en los siete "misterios del reino de los cielos" que han de cumplirse durante la época actual, Mateo 13:1-52.  A estos misterios deben añadirse las parábolas del reino de los cielos pronunciadas después de Mateo 13, las cuales tratan de la esfera de profesión de la fe cristiana en la presente edad.
(3) El aspecto profético: El reino que se establecerá después del regreso del Rey en gloria, Mateo 24:29 hasta 25:46; Lucas 19:12-19; Hechos 15:14-17.
II. El reino de Dios ha de distinguirse del reino de los cielos,  en cinco particulares:
1. El reino de Dios es universal, e incluye todos los seres morales e inteligentes que se sujetan voluntariamente a Dios, ya sean mensajeros, los redimidos, o los santos de dispensaciones pasadas y futuras, Lucas 13:28, 29;
Hebreos 12:22, 23; mientras que el reino de los cielos es mesiánico, medianero y davídico, y tiene por objeto el establecimiento del reino de Dios sobre la tierra, Mateo 3:2; 1 Corintios 15:24, 25.
2. El reino de Dios se entra tan sólo por medio del nuevo nacimiento, Juan 3:3, 5-7. El reino de los cielos, durante la presente edad, es la esfera de profesión de la fe cris-tiana, profesión que puede ser falsa o genuina, Mateo
13:3.
3. Puesto que el reino de los cielos es la esfera terrenal del reino universal de Dios, ambos tienen casi todas las cosas en común.  Por esta razón muchas parábolas y otras enseñanzas que se presentan en relación con el reino de los cielos en Mateo, Marcos y Lucas se refieren al reino de Dios. Lo más significativo en estos casos se halla en los detalles que se omiten.  Por ejemplo, las parábolas del trigo y la cizaña y de la red en Mateo 13:24-30, 36-43, 47,50, no se usan en cuanto al reino de Dios, porque en este reino no hay malos peces ni cizaña.  Pero la parábola de la levadura en Mateo 13:33 se aplica también al reino de Dios, porque desgraciadamente aun las verdaderas
doctrinas del reino pueden leudarse con los errores que los fariseos, saduceos y Herodianos representan.
4. El reino de Dios "no viene con advertencia", es decir, con manifestación exterior, Lucas 17:20, sino que con-siste en aquello que es principalmente  interior y es-piritual, Romanos 14:7.  Mientras que el reino de los cielos es orgánico y ha de manifestarse con gloria en este mundo.
5. El reino de los cielos llegará a ser uno con el reino de Dios cuando Jesucristo, habiendo puesto "a todos Sus enemigos debajo de Sus pies", "entregará el reino al Dios y Padre Suyo", 1 Corintios 15:24-28.  (Scofield)

Los Misterios
      En las Escrituras, un "misterio" es una verdad que habiéndose hallado oculta, ahora está ya divinamente revelada, pero en la cual, a pesar de su revelación, existe todavía un elemento sobrenatural.
     Los grandes "misterios" son:
(1) Los misterios del reino de los cielos, Mateo 13:3-50.
Las siete parábolas de Mateo 13, denominadas por el Señor "los misterios del reino de los cielos" (v. 11) describen, si se toman en conjunto, el resultado de la presencia del Evangelio en el mundo durante la edad actual, es decir, el tiempo de la siembra que comenzó con el ministerio personal de Cristo y termina con la "siega" mencionada en vs. 40-43.  En resumen, el resultado es la mezcla de trigo y cizaña, de buenos y malos peces, en la
esfera de profesión de la fe cristiana.  Esto es lo que se llama "el cristianismo".
(2) El misterio del endurecimiento de la nación de Israel durante la edad presente, Romanos 11:25-27.  La   "pleni-tud de los gentiles" (v. 25) es la consumación del pro-pósito de Dios en la presente edad, es a saber, el llama-miento de entre los gentiles de un pueblo para el nombre de Cristo, "la asamblea que es Su cuerpo", Efesios 1:22, 23.  Esta expresión debe distinguirse de "los tiempos
de los gentiles", Lucas 21:24 que comenzaron con el cautiverio de Judá bajo Nabucodonosor, 2 Crónicas 36:1-21, tiempo desde el cual Jerusalén ha estado bajo el do-minio gentil hasta el año 1948.
(3) El misterio del traslado de los redimidos que estarán viviendo sobre la tierra al fin de la actual dispensación, 1 Corintios 15:51, 52; 1Tesalonicenses 4:14-17.
   A. Los patriarcas creían en la resurrección de los mu-ertos, Génesis 22:5  con Hebreos 11:19; Job 19:25-27; ésta fue revelada por medio de los profetas, Isaías 26:19; Daniel 12:2, 13; Oseas 13:14, y en las páginas del  A.T. se consignan casos de personas que resucitaron de entre los muertos, 2 Reyes 4:32-35; 13_21.
  B. Jesucristo dio vida a los muertos, Mateo 9:25, Lucas
7:12-15; Juan 11:43,44, y predijo Su propia resurrección, Juan 10:18; Lucas 24:1-8.
 C. Una resurrección de "muchos cuerpos de santos" siguió a la resurrección de Jesucristo, Mateo 27:52, 53; y los apóstoles efectuaron también el milagro de dar vida a los muertos, Hechos 9:36-41; 20:9, 10.
 D. En el futuro habrá todavía dos resurrecciones que incluirán a "todo los que están en los sepulcros", Juan 5:28, que se distinguen como la resurrección "de vida", 1 Corintios 15:22, 23; 1 Tesalonicenses 4:14-17; Apo.
20:4, y la resurrección "de condenación", Juan 5:28, 29; Apocalipsis  20:5.
     La "primera resurrección" la "de vida", ocurrirá en la Venida del Señor POR Sus redimidos, 1 Corintios 15:23; los santos del A.T. y los de la edad presente se reunirán con Él en el aire, 1 Tes. 4:16, 17, mientras que los  már-tires de la Gran Tribulación, quienes también tendrán parte en la primera resurrección, Apo. 20:4, serán levan-tados al fin del período de dicha tribulación.
  E. El cuerpo mortal estará relacionado con el cuerpo de la resurrección así como el grano que ha caído en tierra se relaciona con la siega, 1 Corintios 15:37, 38; el cuerpo resucitado será incorruptible, glorioso, poderoso y espi-ritual, 1 Corintios 15:42-44, 49.
 F. Los cuerpos de los santos que en aquel tiempo estén
viviendo sobre la tierra, serán instantáneamente transformados, 1 Corintios 15:50-53, Filipenses 3:20, 32.  Esta "transformación" de los santos vivientes y la resurrección de los muertos en Cristo, es lo que se llama "la redención
del cuerpo", Romanos 8:23; Efesios 1:13, 14.
 G. La "resurrección de condenación", Juan 5:29, ocurrirá
después del reino de mil años.  La resurrección corporal de los impíos no se describe.  Ellos serán juzgados según sus obras y lanzados al Lago de Fuego, Apo. 20:7-15.
(4) El misterio de la asamblea neotestamentaria como un cuerpo formado de judíos y gentiles, Efesios 3:1-11; 6:9; Romanos 16:26; Colosenses 4:3.
 A. Que los gentiles habían de salvarse no era un miste-rio, Romanos 9:24-33; 10:19-21.  El misterio "escondido en Dios" era el propósito divino de  hacer del judío y del gentil una sola cosa nueva, "la asamblea, la cual es Su
cuerpo" y en el cual desaparece toda distinción terrenal entre judío y gentil, Efesios 2:14, 15; Col. 3:10, 11.
  B. La explicación de este misterio, que fue predicho pero no aclarado por Cristo, Mateo 16:18, le fue enco-mendado a Pablo.  Es solamente en  sus escritos que en-contramos aclarados detenidamente la doctrina, la posi-ción, la conducta y el destino de la asamblea.
(5) El misterio de la asamblea como la esposa de Cristo, Efesios 5:28-32.
  A. Los vs. 30, 31 son una cita de Génesis 2:23, 24, y excluyen la interpretación de que la referencia es a la asamblea meramente como el Cuerpo de Cristo.
  B. Eva fue tomada del cuerpo de Adán, y llegó a ser su esposa y se hallaba unida a él en una relación por la cual dos seres son hechos "una misma carne", Mateo 19:5, 6, y de este modo, Eva es un tipo de la asamblea como la esposa de Cristo, 2 Corintios 11:2, 3.
(6) El misterio del Cristo que vive en los Suyos, Gálatas 2:20; Colosenses 1:24-29.
(7) El "misterio de Dios en Cristo", esto es, Cristo --- en quien subsiste toda la divina sabiduría para el hombre... como la plenitud de la divinidad revestida de forma humana, Colosenses 2:2, 9; 1 Corintios 2:7.
   A. El "misterio de Dios" es Cristo como la encarnación de toda la plenitud de Dios y de toda la ciencia y sabi-duría divinas para la redención y reconciliación del hombre.
(8)  El misterio del proceso por el cual la semejanza de Dios se restaura en el hombre, 1 Timoteo 3:16.
(9) El misterio de la iniquidad, 2 Tesalonicenses 2:7; Mateo 13:33.  El orden de los eventos es el siguiente:
  A. La operación del misterio de iniquidad, el cual, aunque restringido por el poder divino, ya había co-menzado a manifestarse en los días del apóstol, v. 7.
  B. La apostasía de la asamblea profesante, v. 3; Lucas 18:8; 2 Timoteo 3:1-8.
 C. La remoción de lo que impide la plena manifestación del misterio de iniquidad, vs. 6, 7.  El que impide es una persona, "el que ahora impide", y puesto que un "mis-terio" implica siempre un elemento sobrenatural, esta
persona no puede ser sino el Espíritu Santo que mora en los creyentes, la cual un día ha ser quitada "de en medio", v. 7, 1 Tesalonicenses 4:14-17.
 D.  La manifestación del inicuo, vs. 8-10; Daniel 7:8; 9:27; Mateo 24:15; Apocalipsis 13:2-10.
 E. La venida de Cristo en gloria y la destrucción del inicuo, v. 8; Apo. 19:11-21.
 F. El día de Yahvé, vs. 9-12; Isaías 2:12.
(10) El misterio de las siete estrellas, Apo. 1:20.  Hay cuatro maneras en que  los mensajes a las siete asambleas pueden aplicarse:
 A. En un sentido local.
 B. En un sentido de exhortación: a todas de las asambleas de  todos los tiempos.
 C. En un sentido personal  "... aquel que tiene oído...".
 D. En un sentido profético, en cuanto a la revelación que
 estos mensajes hacen de las siete etapas de la historia espiritual desde su principio hasta el fin de esta edad.
(11) El misterio de Babilonia, Apo. 17:5, 7.  El nombre "Babilonia", es usa  varias veces en los Profetas en sen-tido simbólico, Isaías 13:1.  El Apocalipsis habla de dos Babilonias:
  A. La eclesiástica, que es el cristianismo apóstata bajo el dominio del Papado; la "gran ramera", y ella es destruida por la Babilonia política, Apo.  17:15-18.
  B. La política, o sea, la confederación imperial de la Bestia, la forma final del poder mundial de los gentiles que será destruido por el Señor cuando Él venga en gloria. (Scofield)

Siete Cosas Que Tienen Valor
LECTURA
: Salmo 92:1-15
TEXTO: Mateo 6:33
INTRO:  Tenemos muchas posesiones, pero ¿qué valor tienen?  Las Escrituras hablan de cosas que "tienen valor".
I. La gracia de Dios que trae salvación, Tito 2:11-14.
1. Gracia: Término empleado en las Escrituras con una amplia gama de significados:
(1) Encanto, dulzura, hermosura, Salmo 45:2
(2) La actitud de Dios para con los hombres, Tito 2:11.
(3) El método de la salvación, Efesios 2:8.
(4) Lo opuesto al legalismo, Gálatas 5:4.
(5) El otorgamiento del poder y de los dones espirituales, 2 Timoteo 2:1.
(6) La libertad que Dios brinda a los hombres, Judas 4.
2. Por eso podemos decir que "la gracia de Dios" significa Su bondad a Sus elegidos, Lucas 1:30.
3. La palabra se usa para expresar el concepto de bondad dada a uno inmerecido.
4. La relación entre la ley y la gracia fue un tema de Pablo, Romanos 5:1, 2, 15-17; Efesios 2:8, 9.
5.  La gracia se identifica como el medio por la cual Dios ha efectuada la salvación de Sus elegidos, Tito 2:11.
6. Gracia también es la influencia que habilita el creyente a perseverar en la vida cristiana, Hechos 11:22, 23; 20:32.
II. El conocimiento que nuestros pecados ya han sido perdonados, Salmo 32:1.
1. El perdón  es una relación que se establece entre el hombre pecador y Dios tres veces santo, según la cual se deponen resentimientos o se dan satisfacciones por ofen-sas recibidas.  Está condicionado por el  arrepentimiento y el deseo y voluntad de hacer reparaciones.
2. Se base en la muerte expiatoria de Cristo, Colosenses 1:14; 3:13.
3. Cristo sostuvo Su autoridad par perdonar pecados, Marcos 2:5, 7; Lucas 7:48, 49.
4. Dios exige una base justa para perdonar al pecador... la obra redentora de Su Hijo, Éxodo 34:9; 1 Samuel 15:24; Isaías 55:7; Marcos 2:5.  Véase Salmo 103:3; Mateo 6:14; Hechos 5:31; 12:38; Efesios 1:7; 1 Juan 1:4.
III. Paz con Dios por el Señor Jesucristo, Romanos 5:1.
1. Prometido a los creyentes:
(1) Un don de Dios, Salmo 29:11.
(2) Abundante, Salmo 119:165.
(3) Perfecta, Isaías 26:3.
(4) Como un río, Isaías 48:18.
(5) Una herencia de Jesucristo, Juan 14:27.
(6) Sobrepasa todo entendimiento, Filipenses 4:7.
2. Concedida por Jesucristo, Isaías 53:5; Hechos 10:36; Efesios 2:14; Colosenses 1:20.
3. Es un deber a buscar la paz, Job 22:21; Salmo 34:14; Colosenses 3:15.
IV. Un gran Sumo Sacerdote en el Tercer Cielo, Hebreos 4:14.
1. Jesucristo fue humano como divino, Hebreos 7:17.
2. Es un Sumo Sacerdote con compasión, Heb. 4:14, 15.
3. Fue nombrado divinamente, Hebreos 5:5.
4. Es eterno, Hebreos 6:20.
5. Sin pecado, Hebreos 7:26.
6. Será exaltado, Hebreos 8:1.
V. El espíritu de adopción por lo cual llamamos "Abba, Padre", Romanos 8:15.
1. Este "sentido" es producido por el Espíritu Santo de la realidad rica que Dios nos ha hecho Sus hijos, y por eso podemos llegarnos a Él sin temor.
2. Incluye la confidencia que de veras somos hijos de Dios.
3. Los padres humanos pueden conceder su amor, sus riquezas, una herencia a un hijo adoptado, pero no sus características.  Pero sí, Dios nos da las Suyas.
VI. Una herencia, incorruptible y sin macha, 1 Ped 1:3-5.
1. Pedro mostró a los creyentes perseguido como a sobre mirar sus problemas en el pasado, mirando a su herencia eterna:  Vida eterna; Justicia eterna; Gozo eterno, Paz eterna, Perfección eterna, La presencia de Dios eterna;
Recompensas eternas, Mateo 25:34; Hechos 26:18; Efesios 1:11; Colosenses 1:12.
VII. Una corona de justicia, la cual el Señor nos dará en aquel día, 2 Timoteo 4:6.8. (Fin)

     Esta publicación es enviada gratis cada mes a los que nos escriben.  Es una obra de fe y amor por James Alvino y Janet Eva Nelson,  quienes son miembros de la Asam-lea Bautista "El Mesías" de Wichita, Kansas, EE.UU.
       Los correctores este mes son Salvador Lanza y familia de Zárate, Argentina, y Rafael Marañón Barrio, de Granada, España.  ¡Muchas gracias hermanos!

Vivimos en días tremendos.  Si Ud. es un predicador, Ud. debe estar ocupado testificando a los perdidos y no gastando mal su tiempo a su escritorio.  No hay una obra que tiene más valor que mostrando los incrédulos como ser salvo.

La obra del evangelismo personal es algo que cual-quiera persona puede hacer y paga dividendos eternos.

Es su deber a enseñar los miembros de su asamblea a testificar a todo el mundo.  Muéstralos por su propia ejemplo.
      Si Ud. puede recibir esta revista por e-mail, avísanos, por favor a   jnel@twinvalley.net.
      Tenemos una dirección postal nueva.  Anótela por favor:
                             HOJAS DE ORO
                            304 Westfall Street
                  Beverly, Kansas 67423-9108 EE.UU.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Bosquejos Maestros

TEMA: La Deidad de Cristo: Su Persona, VII

INTRO: Si el Hombre Jesús es Dios, y Ud. Cree con su entendimiento que Él es el Dios-Hombre, y Ud. Le recibe como su Salvador y Señor, pues todo está bien en su vida espiritual.  Pero, si aquel Jesús no es Dios, entonces Ud. está perdido, sin esperanza y a morir va al Lago de Fuego.

      La cuestión es: ¿Tenemos evidencia bíblica que Jesús de Nazario es el Dios-Hombre, el Dios encarnado?  La respuesta es un sólido ¡Sí!  Durante todo de Su ministerio Sus enemigos hicieron cada esfuerza a desaprobar Sus afirmaciones mesiánicas y exponerle como un impostor pero ¡ellos fallaron completamente!

      En una ocasión los fariseos, saduceos y herodianos, quienes no tuvieron nada en común con Jesucristo, más bien tuvieron un odio religioso contra Él, vinieron con preguntas planeadas para enredarle en Sus enseñanzas y para exponerle como una  Persona falsa, Mateo 22:15-40, pero Él , el Dios-Hombre, omnisciente, contestó todas de sus preguntas sin siendo atrapado en sus redes de decepción.

      Luego Él les preguntó una cuestión para darlos evidencia del A.T. que Él es aquel Mesías prometido, Mateo 22:42.  Ellos Le contestaron: "De David", que fue correcta, pero ellos no estaban listos para la próxima pregunta: "Pues cómo David en el Espíritu le llama Señor, diciendo: Dijo el Señor (Dios el Padre hablando) a mi Señor (hablando al Hijo): Siéntate a mi derecha, hasta que ponga a tus enemigos por estrado de tus pies.  Pues si David le llama Señor, ¿cómo es su hijo?" (Mateo 22:41-46, véase Salmo 110:1.  Aquellos religiosos no tuvieron ninguna contestación siendo que ellos no supieron o no aceptaron lo que el A.T. dice acerca del Mesías.

      ¿Cómo es que David refería a su propio Hijo como el Señor?  ¿Fue ilógico? No en este caso porque Jesús es el Hijo de David según la carne, Romanos 1:3, como testificado por las genealogías encontradas en Mateo y Lucas.  Jesús también es el Señor de David según a Su deidad siendo que Él es el Dios-Hombre, Juan 1:14.  Jesús es

inimitable en que Él es ambos el Hijo de David, y el Dios de David siendo que su humanidad comenzó con Su concepción por el Espíritu Santo en el matriz de María, pero Su deidad es desde la eternidad pasada.  Jesús es Dios manifestado en la carne, Romanos 8:3.

      Jesús, como Dios, es el Señor (Dueño) de David.  Jesús, como Hombre carnal, es el Hijo de David, Apocalipsis 22:16.

I. Jesús es el "Yo Soy" del A. T., Éxodo 3:13-15.

1. En este relato Jesús se identificó a Sí mismo como el gran "Yo Soy" e hizo los siguientes reclamos:

(1) Él reclamó una existencia antes de Abraham declarando que Él  es el Eterno que existe por Sí mismo.

(2) Él reclamó que Él precedió todo lo que tuvo principio.

(3) Él reclamó a ser el Creador de todas las cosas en el universo, Colosenses 1:16.

2. ¿Qué quiere decir "Yo Soy Él Que Soy"?, Éxodo 3:14. Dios el Padre dijo que Él es el Yahvé eterno, que nunca cambia, Malaquías 3:6; Santiago 1:13.

II. Jesús el Cristo es el "Yo Soy" del N.T., Juan 8:56-59.

1. Él descubrió Su deidad como el Dios-Hombre a los judíos. Para contestarle ellos tomaron piedras con la intención a matarle, Juan 10:30-39.  Ellos no pudieron conocerle como el Dios-Hombre porque sus ojos fueron cerrados, 2 Corintios 4:3, 4.  ¡Es igual hoy en día!

2. Aquí está una pregunta pavorosa: ¿Si Jesús no es Dios, pues, Quién es?  Él es la deidad o un demoníaco, Marcos 3:22.  Él es la verdad o es un mentiroso, Juan 14:6.  Él es Dios o es un blasfemador, Mateo 9:1-13.  Si Él no es el Dios-Hombre, no fue un "hombre" bueno y por eso era un perdido, condenado al Lago de Fuego.

3. Vamos a examinar los "Yo Soy" en el Libro de Juan donde Jesús declaró que Él el Yahvé.

(1) Juan 6:32-35 "Yo Soy el pan de vida".

(2) Juan 8:12-20 "Yo Soy la luz del mundo".

(3) Juan 10: 7-10 "Yo Soy la puerta".

(4) Juan 10:11-16 "Yo Soy el buen pastor".

(5) Juan 11:25-27  "Yo Soy la resurrección y la vida".

(6) Juan 14:6 "Yo Soy el camino, y la verdad, y la vida".

(7) Juan 15:1-8 "Yo Soy la vida verdadera".

III. Jesús es el Emanuel, Isaías 7:14-16.

1. En el estudio de las profecías del A.T. descubrimos que unas tienen un cumplimiento dual.  Nótese que hay el evento primero, y con frecuencia está cerca y su valor más grande es su tipología (un estudio de tipos o clasificaciones), es decir que el evento primero habla de un evento más grande en el futuro.  El segundo evento sería cientos o miles de años todavía en el futuro.

2. Dios habló a la casa de David, Isaías 7:16, véase los versículos 1-6.  Pues el niño en el versículo 16 no es el Emanuel que ha de ser nacido de una virgen, pero es un tipo de aquel Emanuel que ha de venir, todavía en el futuro.  El niño del versículo 16 fue a ser el hijo nacido a Isaías y su esposa virgen que él ha de casar, su segunda esposa.  Aquella mujer virgen fue un tipo de María,  quien ha de producir el Emanuel, Dios con nosotros.

3. En aquel día, cuando Dios dio aquella profecía a la casa de David, Isaías fue prometido a casarse a una virgen, Isaías 8:3, 4.  Antes que aquel niño, nacido de Isaías y su esposa, tuvo edad a desechar lo malo y escoger lo bueno, Dios habló a Isaías, 7:16b y muy pronto la nación de Israel fue derrotada por su enemigo, un cumplimiento del evento inminente pero el segundo evento no fue cumplido hasta el nacimiento del Mesías en Mateo 1:18-25, unos 700 años después.

IV. Jesús es un "regalo" del Padre Dios a nosotros, Isaías 9:6, 7.

1. El "nos" en el v. 6 incluye la nación de Israel y todos de los creyentes de todas las naciones, Juan 1:11, 12.

2. "Hijo nos es dado", v. 6, véase Juan 3:16; 1 Pedro 2:24; Lucas 2:1-7.

3. Lo demás de la profecía en los vs. 6, 7 no sucederá hasta el regreso del Mesías a esta tierra en Su Segunda Venida, Hechos 1:9-11; Mateo 24:44.

(1) Una vez a regresar "el principado (gobierno) será sobre Su hombro...".  En aquel día, al fin, el mundo entero conocerá un gobierno justo, Hebreos 1:8.

(2) Cuando el Señor regresa Su Nombre (singular) será: Admirable, Consejero, Dios fuerte, Padre eterno, Príncipe de paz.

  A. Admirable, Jueces 13:17, 18.

  B. Consejero, Romanos 11:33, 34.

  C. Dios fuerte, Deuteronomio 10:17; Mateo 25:31-46.

  D. Padre eterno, Juan 10:30 (no una Persona sino dos Personas en una sustancia, Mateo 3:17; Juan 14:7-11.  El Padre, El Hijo y El Espíritu Santo son un Dios en tres Personas.

  E. Príncipe de paz.  Amigo, no será paz en este mundo hasta el establecimiento del reino de Jesucristo de mil años, Mateo 24:4-8; 1 Tesalonicenses 5:1-3.  Pero mientras cada creyente puede tener "paz con Dios", Rom. 5:1.

4. Cuando el Señor viene otra vez Él sentará sobre el trono de David en Jerusalén.

5. Los versículos de Isaías 9:6, 7 cubran ambos la Primera Venida de Jesucristo a ser el Sacrificio, y Su Segunda Venida para establecer Su reino de mil años.

V. Jesús es Dios, según el Padre, Salmo 45:6, 7.

1. En el N.T. aprendemos que este salmo es mesiánico, que hable de Jesús como el Mesías que ha de venir, Hebreos 1:8, 9.  Solamente los ciegos espirituales no pueden ver que Jesús es Dios, 2 Corintios 4:3, 4; Colosenses. 2:9, 10.

2. En el v. 6 vemos que el trono de Jesucristo será para siempre, Hebreos 1:8.  Cuando el Señor viene para establecer Su trono de mil años Él vendrá como el Rey de los reyes, y el Señor de los señores, Apocalipsis 19:11-16.

3. Jesucristo ha de establecer un reino de justicia y será uno de gozo, 1 Pedro 1:7, 8.

VI. Jesús es el Dios-Hombre, Juan 1:14.

1. ¿Quién es la "Palabra"?  Véase v. 15; Apo. 19:11-16.

2. En Juan 1:1-18 tenemos la Verdad Eterna encarnada, 1 Timoteo 3:16.

3. Luego Juan dijo en Juan, capítulo 1:

(1) "En el principio era el Verbo", v. 1, que habla de Su existencia sin tiempo.

(2) "El Verbo era con Dios", v. 1. Jesucristo tuvo una relación con Dios el Padre y Dios el Espíritu Santo sin tiempo.

(3) "El Verbo era Dios", v. 1. Un hecho absoluta de Su deidad.

(4)"El Verbo fue hecho carne", v. 14.  Aquí tenemos el hecho de Su encarnación.  Cuando Jesús llegó a ser carne, no comenzó como una Persona nueva, sino continuó en Su existencia sin tiempo.  Cuando Él fue hecho carne Él reveló Dios, Yahvé, Elohim, a la humanidad.  Por eso Jesús es el Dios-Hombre.

VIII. Jesús es Soberano, Lucas 4:31, 32.

1. Por todo de Su ministerio Él hizo señales y enseñó con toda autoridad.  No tuvo que obtener Su autoridad del sumo sacerdote de Su día, ni del Sanedrín, ni los fariseos, ni de los rabbis.  Su autoridad vino de Sí mismo, de Su propia naturaleza divina, Juan 7:40-46.

2. Toda de la autoridad de Jesús fue basada en verdad, Juan 8:32.  En contraste Satanás representa todo lo que es maldad, Juan 8:44.

3. Jesús, en Su cuerpo resucitado apareció a Sus discípulos y los dijo, Mateo 28:18.  Esto quiere decir que Él tiene toda autoridad, que Él está sobre toda autoridad, y que Él está sobre todo del universo.  Sí, Jesús es Soberano porque:

(1) Él es Omnisciente, Juan 21:17; Colosenses 2:3.

(2) Él es Omnipotente, el Todopoderoso, Hebreos 1:1-3; Colosenses 1:16, 17.

(3) Él es Omnipresente, Mateo 28:20. (fin)

 

Bosquejos Maestros

TEMA: La Deidad de Jesucristo: Sus Señales, VIII

INTRO: El Libro de Juan contiene las Buenas Noticias de la deidad de Jesucristo, Juan 20:30, 31.  El Libro es sistemático en su estructura y poético en su tono.  En la estructura sistemática, bajo de la dirección del Espíritu Santo, Juan seleccionó siete señales (milagros) para probar la deidad, divinidad de Jesús el Cristo.  La palabra "señal" es la llave que abre la puerta de Sus doctrinas esenciales, indispensable al cuerpo de verdad teológica.  Las señales son en la forma de milagros, poderes, maravillas y obras.  Estos poderes y maravillas son eventos sobrenaturales, en los cuales Dios sobrepasa las leyes de la naturaleza del universo, ejerciendo Su autoridad sobre Su creación.

      El propósito de Juan de doble: (1) Juan 20:31a; (2) Juan 20:31b.  Tomás vio el Cristo resucitado y creyó, Juan 20:28.

      Déjanos examinar las siete señales que prueban la deidad de Jesucristo:

I. Él cambió agua a jugo de uva, Juan 2:1-11.

(1) En esta señal Él escogió una reunión de bodas para presentar la primer de las siete señales que Él usó para probar Su deidad.  En este caso Él sobrepasó las leyes de la naturaleza que Él ha establecido en el momento de la creación, Colosenses 1:16.

(2) Él hizo aquella señal para manifestar Su gloria, y para mostrar a Sus discípulos que Él es Dios, v. 11.  Amigo, si su "fe" no es suficiente a aceptar la deidad de Jesucristo, no es una "fe" que salva su alma del infierno, Juan 20:28, 29.

2. Él sanó el hijo del hombre noble, Juan 4:46-54.  Aquí el Señor mostró Su poder para prolongar vida, Juan 14:1-6.  Él es el Dador de esta vida y Él es el Dador de vida eterna.  Él es la única fuente de vida, sea física o espiritual, Génesis 2:7; 1 Juan 5:11, 12.

(1) Después de ministrar en Judea y en Samaria el Señor regresó a Cana de Galilea cuando aquel noble vino pidiéndole a venir a su casa para sanar su hijo.  Jesucristo le reprendió, v. 48, pero después le dijo: "Ve, tu hijo vive".

(2) Otra vez Él transcendió las leyes de la naturaleza de curación (la cual es un proceso) y sanó inmediatamente aquel niño para probar Su deidad.  Solamente el Creador de vida puede extenderla.  Por eso Jesucristo es Dios.

3.  Él sanó un paralítico al lado del Estanque de Betesda, Juan 5:1-18.

(1) "Betesda" = "casa de misericordia".  Aquel día un solo hombre, entre muchos enfermos, encontró la misericordia, gracia, en los ojos del Señor, v. 8.  Aquella curación fue instantánea y completa, véase Eclesiastés 3:14.

(2) Aquel hombre no buscó a Jesús.  El Señor le buscó.  Aquel hombre no pidió a ser sanado.  Fue Jesús quien le preguntó "¿Quieres ser sano?"  Aun después de ser sanado todavía no supo quien era el Señor.

(3) De las siete señales hechas esta fue muy distinta.  Jesús supo los pecados que causó tal enfermedad y por eso le avisó a no continuar en aquel pecado, v. 14.

(4) Ud. Ha de preguntar ¿Por qué Jesús no sanó todos enfermos aquel día?  Véase Juan 5:21 que muestra la soberanía de Jesucristo.

4. Él alimentó la multitud para probar Su deidad en Su potencia a proveer las necesidades de vida, Juan 6:1-14.  Los cuatro escritores de los Evangelios todos escribieron acerca de esto evento.

(1) Fue una señal muy pública, Mateo 14:21.  Unas señales fueron hechas en la presencia de poca gente.

(2) Aquellos testigos no solamente vieron la señal sino participaron, comiendo hasta a ser satisfechos.

(3) En esta señal el Señor usó un poco de material y una vez a pedir las bendiciones de Dios sobre la comida, lo multiplicó.

(4) Otra vez Jesucristo transcendió las leyes de la naturaleza mostrando Su autoridad sobre toda creación y por eso probando Su deidad.

5. Él anduvo sobre las aguas, otra vez probando Su deidad en Su poder a proteger vida, Juan 6:15-21.

(1) Juan escribió los detalles.  Hay que recordar que en Marcos 6:45-52 que Jesucristo despidió Sus discípulos por su incredulidad.

(2) Dios permitió "vientos contrarios" porque de la condición de sus corazones, véase Hebreos 3:7-15.  Por eso los discípulos no hicieron progreso en aquel viaje.

(3) Pero, los discípulos eran salvos y Jesús estaba orando, véase Hebreos 7:25; 1 Juan 2:1.

(4) Luego, sabiendo las necesidades de Sus hijos, Jesús se acercó, probando Su deidad por Su poder sobre la naturaleza, Hebreos 1:3.

6. Él dio vista al ciego, otra vez para probar Su deidad en Su poder para iluminar vida, Juan 9:1-41.

(1) Los judíos quisieron a matarle, Juan 8:59, pero Jesús los escapó y en haciéndolo encontró un necesitado.

(2) Aquel hombre nació sin vista.  Él representa el pecador nacido en pecado.

(3) En este caso Jesús tuvo razón a sanarle, véase Juan 9:2, 3.

(4) El Creador, quien formó hombre del polvo de la tierra ya la usó para sanar los ojos del ciego demostrando que Él es "La Luz del Mundo", y por eso es Dios.

7. Él resucitó Lázaro de la muerte, otra vez para probar Su deidad a crear de nueva vida, Juan 11:38-44.

(1) La resurrección de Lázaro fue la última de las siete señales anotadas por Juan.

(2) Jesucristo no fue a Betania hasta que Lázaro ha sido muerto por cuatro días.  Pero, una vez a llegar, llegó con poder y dio:

A. Un mando divino "Quitad la piedra", v. 39. Esta lección es simple pero profunda: Los seres humanos debe hacer lo que es posible (quitar la piedra) y confiar en Dios a hacer lo imposible.

B. Un mensaje divino, "...si crees...verás..." v. 40. En el primer lugar tenemos que trabajar (quitar la piedra) y luego tenemos que creer.  Nosotros no podemos ver la gloria de Dios por nuestras obras solamente, ni por nuestra fe solamente, Santiago 2:17-22.

C. Una oración divina, vs. 41, 42.  Aunque el Señor oró a Su Padre, Su oración fue para el beneficio del pueblo.  Él quiso que la gente creer que Él fue enviado de Dios el Padre, Juan 8:54.

D. Una llamada divina, v. 43.  Lázaro, muerto cuatro días, oyó la llamada y regresó a vivir otra vez.  Una ilustración de 1 Tesalonicenses 4:16-18.

E. Una entrega divina, v. 44.  Aunque Lázaro salió de la tumba, todavía llevó los trapos de muerte.  Él es un tipo de muchos creyentes.  Sus trapos los identificaron con pecado en sus vidas.  Oye, hermanos, en Cristo hemos sido librado del poder y de la pena de pecado, pero no hemos sido librado de la presencia de pecado hasta aquel día de nuestra resurrección.  (fin)

 

Bosquejos Maestros

TEMA: Los Salmos Mesiánicos, IX

TEXTO: Juan 5:39

INTRO: El creyente es mandado a buscar en los Libros del A.T. porque allá puede ver Jesucristo revelado en tipos y en profecía.  Él es el tema principal desde Génesis a Malaquías.

      Aunque los judíos examinaron los Libros, sus ojos fueron cerrados al Mesías que ha de venir....vieron solamente la ley, no el Dador de la ley, Mateo 5:17.

      Jesucristo cumplió todas de las leyes ceremoniales, también las leyes morales.  Él cumplió todos de los tipos y las profecías que hablan de Su Primera Venida y una vez que Él regresa la Segunda Vez, ha de cumplir con todos de los tipos y las profecías que tienen relación a Su Segunda Venida.

      Si los líderes de los judíos han entendido los tipos y profecías del A.T., han reconocieron el Cristo en el mero principio de Su ministerio y habían aceptado a Él como su Mesías.

      En esto estudio damos dejar el Espíritu Santo a abrir nuestros ojos a la verdad que Jesucristo es el Mesías como revelado en los salmos mesiánicas.

I. Salmo 8:1-9 habla del Mesías exaltado.  Aquí encontramos la exaltación del Nombre de Jesucristo, v. 1.  Véase Filipenses 2:9-11.

1. El día vendrá cuando cada lengua confesará aquel Nombre como el Señor.  Para los que ahora están en el lugar de tormento (el Seol-Hades) será demasiado tarde, pero, tienen que hacerlo, Apocalipsis 20:11-15.

2. Pero para el creyente, una vez en la presencia del Señor, continuará confesando y exaltando aquel Nombre durante la eternidad, Apocalipsis 21:6, 7.

3. El Cristo es el sujeto central y principal de Salmo 8.  Véase Mateo 21:13, 15, 16.  Dios usó los niños en el templo para exaltar el Mesías y para cumplir esta profecía.

II. El Mesías rechazado, Salmo 118:22-29.

1. Nótese el v. 22.  Los líderes de los judíos rechazaron al Mesías prometido, Juan 1:11.

2. Cuando ellos rechazaron a Él, rechazaron su Rey y Su Reino, Mateo 21:43.

3. Cuando el Mesías vino la Primera Vez, Israel, como nación Le rechazó y llegó a ser una nación rota y luego esparcida.  El "reino" fue quitado de ella y dada a los gentiles, Mateo 21:43-46.

4. Cuando el Mesías viene la Segunda Vez, Israel, como nación será salva, es decir preservida, Romanos 9:6, 7; 11:25-27.  Israel entrará, como nación, en el reino de los mil años y Jesucristo será su Piedra Angular, pero para las naciones impías, Él será la Piedra que destruye, Daniel 2:31-35, 44, 45.

III. El Mesías abandonado, Salmo 69:1-21.

1. Nótese el v. 4.  El Niño Jesús fue odiado desde Su nacimiento.  Primero por el rey Herodes, Mateo 2:1-15; por Satanás, los demonios, los líderes religiosos y la población en general.  Hubo varias veces cuando los líderes de los judíos trataron a matarle, pero véase Juan 17:1.

2. Nótese el v. 8.  El Mesías fue aislado por Su propia gente aunque Él vino sanando los enfermos, limpiando los leprosos, y abriendo los ojos de los ciegos, levantando los muertos y alimentando las multitudes.

3. Jesús fue un "desconocido" aun de Sus medio-hermanos, Juan 7:5.

4. Nótese el v. 9.  Cuando el Señor llegó a Jerusalén encontró el tempo profanado, Mateo 21:13.

5. Nótese los vs. 19, 20.  Hay cuatro palabras que expresan el desdén mostrado al Mesías:

(1) En el v. 20 "El escario ha quebrantado mi corazón" Juan 19:34; Mateo 27:35-44.

(2) "Vergüenza"   La vergüenza del Calvario fue la vergüenza del mundo.  En Su amor Jesucristo llevó la vergüenza de nosotros, Juan  3:16.

(3) "Ignominia"  El Señor llevó la ignominia en nuestro lugar.

(4) "Adversarios" Satanás, los demonios, los incrédulos.

6. Nótese el v. 21.  Véase Mateo 27:34.

IV. El Mesías crucificado, Salmo 22:1-31.

1. Hay que comparar estos vs. con Mateo 27; Marcos 15; Lucas 23 y Juan 19.

2. En Salmo 22:1 leemos "¿Por qué me has desamparado?  Véase Mateo 27:46.  En aquella hora Él fue hecho pecado para nosotros, 2 Corintios 5:21; Isaías 52:14.

3. V. 6 "Mas yo soy gusano".  La gente mostró tanto odios que Le estimó como gusano y Le burló, v. 7.  Véase Mateo 27:39.

4. V. 8.  Véase Mateo 27:40-43.

5. V. 14. La cruz fue un instrumento de tortura.

6. V. 16. Como perros, los impíos estaban esperando al pie de la cruz para Su muerte.

7. V. 18.  Fue cumplido en Juan 19:23, 24.

V. El Mesías resucitado, Salmo 16:1-11.

1. Pedro, Hechos 2:14-40, en aquel día festival predicó.  Nótese sus palabras en los vs. 29-32.

2. En 16:9b vemos la esperanza del Mesías, Hechos 2:26.  Su muerte, entierro, y resurrección no sucedieron sin esperanza, Hebreos 12:2.

3. Su esperanza fue anclada en el conocimiento que Su Padre no dejará Su alma en el mundo invisible (el Seol-Hades en el lado de consolación), Salmo 16:10 con Hechos 2:27.

4. David no escribió de su propia muerte en esto Salmo sino de la muerte y de la resurrección del Mesías.

VI. El Mesías como nuestro Sumo Sacerdote, Salmo 110:1-7.

1. En este salmo el profeta David afirmó dos cosas:

(1) La deidad del Mesías, v. 1. Aquí tenemos una declaración fuerte de la deidad de Jesucristo:

A. "Jehová" (Yahvé) dijo a mi Señor (Adonai)"  Estos son los nombres en hebreo para Dios.  Después de Su resurrección nuestro Sumo Sacerdote, Adonai, sentó con Yahvé actuando como Mediador para nosotros los redimidos.

B. "Siéntate a mi diestra"

  (A) Jesucristo es el Hijo de David por naturaleza, Romanos 1:3, pero el Dios de David por origen eterno y divino, Mateo 22:41-46.

  (B) Jesucristo es ambos Dios el Hijo y el Mesías prometido, Hechos 2:34-36.

  (C) Jesucristo dio la bienvenida a Esteban, Hec.2:24-36.

  (D) Él intercede para todos de los creyentes como el Mesías-Sacerdote, Romanos 8:34.

  (E) Él es exaltado encima de toda autoridad, Efesios 1:19-23.

  (F) Él es mayor que todos de los mensajeros, Hebreos 1:4-13.

  (G) Él hizo expiación para todos de los pecados de los elegidos como nuestro Sumo Sacerdote, Heb. 10:11-14 y ofreció un sacrificio para los pecados....de Sí mismo...y luego ascendió al Tercer Cielo para rociar Su Sangre derramada sobre el propiatorio.

  (H) Él encontró gozo eterno después del Calvario, Hebreos 12:2.  Ahora cada creyente puede tener gozo, 1 Juan 1:4 y una vez a verle en nuestros cuerpos glorificados, vamos a compartir Su gozo perfecto, 1 Juan 3:2.

(I) Los huestes del cielo están sujetas a Él, 1 Pedro 3:22.

(2) El sacerdocio del Mesías, Salmo 110:4.

A. Jesucristo es el Sacerdote-Mesías, ordenado, no por hombres, sino por Dios el Padre y Su sacerdocio no tendrá fin.

B. Melquisedec es mencionado dos veces en A.T., aquí y en Génesis 14.  Él fue un sacerdote misterioso y rey (como gobernador de un tribu) quien se fue a encontrar a Abraham después del rescate de Lot, Génesis 14:17-20.

C. Como Rey-Sacerdote Melquisedec es un tipo de Jesucristo quien es nuestro eterna Rey-Sacerdote, Heb. 7:7.

VII. El Mesías como el Rey de reyes, Salmo 2:1,-12.

1. En este salmo mesiánico, la paciencia de Yahvé termina con la raza humana.  En los últimos días de la edad presente tendremos la filosofía impía penetrando y infiltrando los corazones de los líderes de las naciones como la gente en general.  Este salmo nos lleva a la Gran Tribulación, el trono milenio del Mesías, quien será, de veras, el Rey de los reyes, Mateo 25:31-46.

2. Los primeros dos versículos fueron cumplidos en la crucifixión, Hechos 4:23-29. El cumplimiento de los demás versículos comenzó en el Calvario cuando los líderes de la nación gritaron (v. 3).  Aquella rebelión continuará hasta que el Señor se siente sobre el Trono de David, v. 6.  Nótese Isaías 9:6, 7.

3. Cuando el Señor viene Él ha de apartará las naciones impías, v. 9.  Nótese Apocalipsis 19:11-16.

4. David preguntó una cuestión doble:

(1) V. 1a. ¿Por qué las naciones tratan en tal manera loca, con enojo no controlado contra Dios y Su Hijo?

(2) V. 1b. ¿...Y los pueblos  piensan cosas vanas?

  A. Las naciones van a ser convencidas que ya no necesitan a Dios, véase el v. 3.  Ellas van a rechazar las leyes santas de Dios (como están haciendo hoy en día) y van a practicar corrupción y violencia como existieron en los días de Noé, Mateo 24:36-39; Génesis 6:1-7.  Véase Isaías 5:18.

5. La respuesta de Dios, vs. 4-9.

(1) Él ha de reírse, v. 4.

(2) Él ha de hablar, v. 5a.

(3) Él ha de poner el Mesías como el Rey, v. 6.

  A. "Mi Hijo eres Tú", véase Hechos 13:33.

  B. "Yo Te engendré hoy", véase Hebreos 1:5; Juan 1:14.

  C. "Pídeme y Te daré por herencia las naciones".  Comenzando con Su reino de los mil años, y una vez que la superficie de esta tierra será renovada, Jesucristo ha de reinar para siempre, Apocalipsis 21:1-8.

  D. "Los quebrantarás con vara de hierro", véase Apocalipsis 19:15, 16.

6. Ahora llegamos al fin de este salmo mesiánico, vs. 10-12.

(1) Dios, en Su misericordia, hace una llamada a los incrédulos a arrepentirse, v. 10.

(2) Luego una llamada de gracia, vs. 11. 12.

7. La palabra final, v. 12c. (continuarán)

 

Porque Los Bautistas No Conformistas Practican Disciplina, V

LECTURA:  Mateo 18:15-20; 1 Corintios 5:9-13.

PROPÓSITO: Para mostrar la necesidad a tener disciplina en las asambleas.

I. Debemos practicar la disciplina porque de las instrucciones dadas por Jesucristo en Mateo 18:15-20.

1. Las diferencias entre dos creyentes debe ser arreglado sin implicando la asamblea total, v. 15.

(1) El hermano ofendido debe primero procurar una reconciliación.

(2) El culpable tiene una obligación, Mateo 4:23, 24.

2. Si los dos no pueden encontrar reconciliación el ofendido debe verificar el problema con uno o dos testigos, Mateo 18:16.     

3. Si todavía no hay solución tiene que presentarlo a la asamblea, Mateo 18:17.

4. Si él que causó el problema no quiere arreglarlo, tiene que ser excluido.

II. Debemos practicar la disciplina porque de las palabras de Pablo a la asamblea en Corintio.

1. Siento que este asunto fue conocido por todo el mundo, fue imposible a arreglarlo en particular.

2. Tal ofensa de inmoralidad siempre es un reproche, 1 Corintios 5:11.

3. Las instrucciones son sencillas, 1 Corintios 5:13; 2 Tesalonicenses 3:6.

III. Debemos practicar la disciplina porque de las palabras de Pablo a Tito, Tito 3:10, 11.

1. "...al hombre que causa divisiones..."  El griego es HERÉTICO, uno que tiene error en materia de fe, sostenido con pertinacia. 

2. Hay que tratar, no menos que dos veces con el culpable.

3. Si todavía no cambia   "...rechaza al hombre...".  ¿Por qué?

(1) La herejía divida la asamblea, 1 Corintios 1:10; Romanos 16:17.

4.  Pero, tenga cuidado a no excluir uno que es enseñable, Gálatas 6:1.

IV. Debemos practicar la disciplina porque de los beneficios a la asamblea.

1. La asamblea que practica la disciplina, según las Escrituras, en el espíritu de decencia, orden, amor, humildad, sabiduría y prudencia, disfrutará en muchas maneras.

(1) Glorificará a Dios rectificando las cosas que trajeen deshora porque ofensas públicas y doctrinales deslustren la gloria de la asamblea, Efesios 3:21.

(2) Por eso, cada asamblea debe ejercer disciplina para corregir cualquier cosa que conflicto con la voluntad del Señor o anubla Su gloria..

2. Practicando la disciplina la asamblea mantiene la pureza de doctrina correcta.

3. La disciplina pone un énfasis que los creyentes no deben estar unidos con incrédulos; que la justicia no tiene lugar con la injusticia, y que la luz no tiene comunión con las tinieblas, 2 Corintios 6:14-18.

4. La disciplina ayuda los creyentes débiles quienes no pueden resistir las tentaciones de los demás.  Por medio de la disciplina van a ser animados a vivir una vida santa.

5. La disciplina ayuda el creyente que ha caído en pecado a ver su error y a arrepentirse para que él pueda ser restaurado a la asamblea, 2 Corintios 2:6-8. (Continuará)

 

Sabadismo, II

POR: J. Candeas, Apdo. 2, 11:300 La Línea (Cadiz) España.

TEMA: La Doctrina de "Azazel"

      (Nota del editor: La palabra "azazel" no fue traducida en nuestras Biblias.  Así es en el hebreo.  No es un nombre propio, es nombre abstracto, el que designa realidades no sensibles por sí misma: se pone a concreto.  "Azazel" quiere decir en el hebreo "chivo expiatorio"; "chivo de partida, salida" y está usada solamente cuatro veces, Levítico 16;8, 10, 10, 26.

      El versículo 8 debe leer: "Y echará Aarón sobre los dos machos cabríos una suerte por Yahvé, y la otra por el chivo expiatorio.  9. Y hará traer Aarón el macho cabrío, sobre el cual cayere la suerte por Yahvé, y lo ofrecerá en expiación [remoción completo de pecados, Salmo 103:12; Isaías 38:17c; 43:25; Jeremías 31:34; Miqueas 7:19; Juan 1:29; Hebreos 9:26]. 10. Mas el macho cabrío, sobre el cual cayere la suerte para ser el chivo expiatorio lo presentará vivo delante de Yahvé para hacer la reconciliación sobre él, para enviarle como el chivo expiatorio al desierto".

      El versículo 26 debe leer: "El que hubiere llevado el macho cabrío como el chivo expiatorio, lavará sus vestidos.....".)

      Basándose en Levítico 16, Elena White (profeta de los Adventistas del Séptima Día) añadió a la doctrina del Santuario, como complemento, la "doctrina de Azazel", que ella dice representa Satanás.  White escribió: "Cuando salía el sumo sacerdote del Lugar Santísimo, ponía los pecados sobre el macho cabrío por Azazel y confesaba los pecados del Pueblo y era enviado al desierto, de donde ya no volvía más.  Del mismo modo, cuando Cristo venga a la tierra, pondrá los pecados de los creyentes sobre Satanás, será desterrado para siempre de la Presencia de Dios y de Su Pueblo, y será aniquilado en la destrucción final del pecado y pecadores"  (Tomado de su libro: "El Conflicto de los Siglos").

Refutación de la doctrina

      En la Palabra de Dios no hay ni una sola indicación siquiera de que "azazel" sea figura del diablo.  Ni un solo versículo, ni la más ligera insinuación.  Esta doctrina es hija de una mente enferma, como era la de Elena White.

      Ninguna de las víctimas por el pecado podrían representar al diablo jamás porque los animales para el sacrificio debían ser todos sin defectos y sin manca, tipo de Jesucristo, 1 Pedro 1:19.

      Las dos víctimas de Levítico 16 representan la Obra de Jesucristo en el Calvario y se usan dos animales porque ambos simbolizan el doble valor del Sacrificio del Señor:

(1) El de la "suerte por Yahvé" figuraba el valor propiciatorio de la muerte del Señor.  Él, con Su Sacrificio, propició a Dios por la transgresión de la Ley de Dios por parte del hombre.  El Señor, en Su Justa Ira contra el pecado, podía haber acabado con cada hombre y con la misma Creación.  Pero es in vista al Sacrificio de Su Cordero Divino que no destruye al hombre, ni a Su Creación, sino que los mundos siguen su ritmo en el espacio infinito, el sol y la lluvia cae sobre malos y buenos y el hombre no es aniquilado sino objeto de la Gracia de Dios, 1 Timoteo 4:10; 1 Juan 2:3; 4:14; Levítico 16:9 con Romanos 3:24-26.

      (2) El macho para "azazel" simbolizaba la Redención que Jesucristo hizo en la Cruz a favor de los pecados conscientes y voluntarios de Su Pueblo.  Cristo es el que "Salva a Su Pueblo de sus pecados".  No es el diablo quien carga con los pecados de los creyentes sino el Señor Jesucristo.  Él los lleva sobre Su Cuerpo, y sufre por causa de ellos y salva eternamente a cada elegido Suyo, Isaías 44:22; 53:4-6, 8, 11; Miqueas 7:19; Salmo 103:12; Mateo 1:21; Juan 1:29; 10:15; Hebreos 10:14, 17; 1 Pedro 3:18.

      En cuanto a la aniquilación de Satanás y los inconversos diremos que es otra doctrina falsa, la cual analizaremos cuando tratemos la doctrina de la aniquilación de los impíos. (fin)

     

Sabadismo, III

Por J. Candeas

TEMA:  La Segunda Venida de Cristo

      Una equivocada interpretación de la Biblia dio lugar al nacimiento de la secta, los Adventistas del Séptima Día.  Ahora vamos a ver esta falsa interpretación a la luz de la Palabra de Dios y comprenderemos también que tanto Guillermo Miller, como Elena White fueron meros juguetes en las manos del diablo para sembrar "...cizaña entre el trigo..." Mateo 13:25, 39.

Daniel 8:13, 14

      Interpretando a su modo esta Escritura, Guillermo Miller predijo que Cristo vendría a la tierra en el año 1843, y luego dio otras fechas.  En esta interpretación cometió los siguientes errores:

(1) Creyó que el período 2300 días comenzó el año 457 antes de Cristo, y que terminaría en el año 1843.  No fue capaz de entender que esta interpretación le llevada a poner una fecha determinada a la Segunda Venida del Señor, lo cual estaba en pugna con la Escritura, Mateo 24:36.

(2) También erró al creer que el "santuario" de la profecía era el mundo.  Pero un estudio del Libro de Daniel, a la luz de la historia secular, revela que esta profecía tuvo su cumplimiento en la profanación del santuario literal del templo de los judíos en la época de los Macabeos.

(3) Erró abultadamente al creer que las "dos mil trescientas tardes y mañanas" eran dos mil trescientos años.  Pero el contexto de esta profecía no permite hacer este cambio.  La frase "tarde y mañana" alusiva a los dos sacrificios que los hebreos hacían en el templo, cada tarde y mañana de cada día, enseñan que eran dos mil trescientos días literales.

      Para la sana interpretación de esta profecía de Daniel 8:13, 14 hemos aludido a la historia secular.  Si leemos los cuatro primeros capítulos del libro 1 Macabeos y 2 Macabeos 10:1-7 (Estos libros son libros apócrifos, introducidos en las versiones de la Biblia de la iglesia romana) veremos ahí el cumplimiento de esta profecía.  Daniel profetiza un período de unos 6.1/3 años (2300 tardes y mañanas), entre los dos Testamentos, cuando los sirios dominaron a los judíos.  Durante este tiempo, el inicuo rey Antíoco Epifanes, profanó el templo y hasta llegó a sacrificar una puerca sobre el altar.  Esta persecución se inició en el año 171 antes de Jesucristo, cuando el sumo sacerdote Jasón introducía en Jerusalén costumbres y diversiones g riegas, terminando en el año 165 antes de Jesucristo, con la muerte de Antioco.  Los Macabeos reconquistaron su tierra y el santuario fue purificado.  En memoria de este hecho glorioso en la Historia de Israel, se celebra la Fiesta de Dedicación, mencionada en Juan 10:22. (continuarán estos estudios)

 

El Afán Del Discípulo

LECTURA: 1 Corintios 3:1-17

TEXTO: 1 Corintios 3:9

INTRO:  Discípulo: persona que recibe las enseñanzas de un maestro; Afán: trabajo corporal.

      Déjanos a abrir nuestras Biblias a 2 Reyes 4:10.  Vamos a encontrar cuatro cosas provistas para Eliseo, el varón de Dios, en aquella casa de la "mujer de Sunem":

(1) Una cama, símbolo de nuestro descanso cual es Jesucristo, Mateo 11:28, 29.

(2) Una mesa, símbolo del compañerismo con el Señor, Salmo 23:5a; Juan 21:12.

(3) Una silla, símbolo del lugar para recibir instrucciones de Jesucristo, Deuteronomio 33:1-3; Lucas 10:39.

(4) Un candelero, símbolo de nuestro testimonio para el Señor, Mateo 5:14-16; Hechos 1:8.

      Cada creyente es llamado a testificar de Jesucristo y debe contar este afán como un privilegio, 1 Corintios 3:9.  La versión "Nueva Vida" dice: "Porque trabajamos junto con Dios"; "Nueva Versión Internacional": "Pues somos colaboradores de Dios"; "Dios Llega al Hombre": "Somos compañeros de trabajo al servicio de Dios".

      Como Ud. ha visto, hay bastante "obreros" pero poco "trabajadores". 

      En el N.T. encontramos seis palabras asociadas con el "afán":

I. El trabajador, Mateo 9:37, 36; 1 Timoteo 5:18b.

1. Hay cuatro cosas que necesitamos para la salud de nuestros cuerpos:

(1) Aire fresca.

(2) Comida nutritiva.

(3) Limpieza del cuerpo.

(4) Ejercicio.

2. Igual hay cuatro cosas que el creyente necesita para su salud espiritual:

(1) El "aire puro" de dependencia en Dios en oración.

(2) La "buena comida" de meditación en la Palabra.

(3) Una "limpieza" de nuestro andar por el Espíritu Santo.

(4) Un "ejercicio" fuerte en haciendo la obra del Señor.

  A. Cuando estudiamos para alimentar otros con el Pan de Vida estamos, a la vez, alimentando a nosotros.  Esto fue la cosa que hizo la viuda en 1 Reyes 17:14, 15.

  B. Cuando estamos "trabajando" en oración para que otros puedan ser bendecidos, nos ayuda a nosotros en nuestra naturaleza espiritual, Colosenses 4:12.

  C. Cuando hacemos esfuerza aguardar la "unidad" del Espíritu Santo, nuestras mentes se quedan calmas, 1 Corintios 3:1-7.

  D. Cuando ayudamos nuestro vecino, estamos ayudando nosotros mismos, Daniel 6:1-3.

  E. Cuando damos aceite para que la lámpara del vecino brille más fuerte, luego nuestra lámpara da más luz, Números 8:1-3.

  F. Cuando damos palabras de ánimo a alguien estamos quitando el desanimo en nuestras propias vidas, 1 Samuel 30:10-18.

  G. Cuando prestamos nuestras vidas en el servicio del Señor, cada vez encontramos bendiciones, como Pedro, Lucas 5:1-7.

  H. Cuando seguimos a Jesucristo, negando a sí mismo, encontramos una vida con "mucho fruto", Juan 12:24.26.

3. Dependencia en otros creyentes:

(1) Pablo tuvo gozo a saber que hubo otros predicando la verdad, Filipenses 1:18.

(2) Él fue agradecido con la ayuda dada por Epafrodito, Filipenses 2:25.

(3) Él fue consolado por la fidelidad de Timoteo, Filipenses 2:19, 20.

(4) Fue animado por los que le ayudaron, Filipenses 4:3.

(5) Fue alentado por la presencia de Lucas y que Marco fue una bendición en su ministerio, 2 Timoteo 4:11b.

(6) Pablo dependió en Timoteo, 2 Timoteo 4:13.

IV. El fervor del trabajador, Colosenses 4:12, 13.

1. No es fácil a vivir la vida cristiana, 1 Pedro 4:18.

(1) Hay batallas a pelear, 1 Timoteo 6:12a.

(2) Hay confianzas a guardar, Proverbios 3:5, 6.

(3) Hay talentos a usar, Mateo 25:14-18.

(4) Hay enemigos a vencer, 1 Pedro 5:8, 9.

(5) Hay que velar, Marcos 13:32-37.

(6) Hay un ministerio a cumplir, Juan 13:14.

(7) Hay un premio a ganar, Filipenses 3:14.

Conclusión: En Jueces capítulo siete leemos de los 300 varones quienes pusieron sus deseos al lado para servir al Señor.  Hoy tenemos demasiados "cristianos" quienes pensaron en sus propios cómodos, conveniencias y reputaciones y que nunca tratan a ayudar otros en el servicio del Señor.   (fin)

 

El Don De Lenguas

Por J. Candeas

      El "don de lenguas" no era señal del "bautismo del Espíritu Santo".  Desafiamos al pentecostalismo a citar un texto al menos de la Escritura donde se diga tal cosa.  No lo hay.  Cuando los creyentes eran llenos del Espíritu Santo hablaban en "lenguas", pero nunca a ser bautizados.

      Sabemos que las señales eran para los incrédulos, 1 Corintios 14:22.  Por las muchas señales hechas por Dios a través de Sus patriarcas y profetas, los judíos sabían que el Señor había hablado por medio de Moisés, Juan 9:29.  Ante esta confianza en el Culto judío que ostentaban los israelitas por fuerza había que responder con señales y prodigios para hacerles ver que Moisés había pasado y que ahora era Jesucristo, la Gracia, el Camino a seguir.  Véase Hebreos 2:3, 4.

      Uno de estos Dones que el Espíritu Santo "Repartía según Su voluntad" (y no a voluntad de los actuales ungidos y sus esposas en los grupos Pentecostales solamente), era el de las Lenguas.  Y este Don era de un valor positivo porque los incrédulos, aunque fueran extranjeros, oían el Evangelio en sus propias lenguas, Hechos 2:4-6, 8-11.  En estos versículos leídos podemos ver que se habló en 16 idiomas distintos, Hechos 10:46.  Como vemos, cuando se hablada en cualquier ocasión el Don de Lenguas, la gente lo entendía, sabían lo que se hablada "magnificaban a Dios".  No era el murmullo necio pentecostal.

      Los Pentecostales dejan a un lado el genuino, el verdadero, el único Don de Lenguas, por de sobras saben que no lo habla ninguno, ni jamás lo hablarán, y se inventan otro "don de lenguas", al que ellos llaman "otras lenguas", "diversos géneros de lenguas", "lenguas extrañas", "lenguas desconocidas", "lenguas de ángeles", y que son ese parloteo incierto, inanimado y aberrante que se transmite de unos a otros, engañando y siendo engañados, como loros religiosos y que nada significa ni bien alguno hace a nadie, 2 Corintios 14:7-9.

      El pentecostalismo, porque es muy malo inter-pretando la Palabra de Dios, ya que no tiene la mente de Cristo sino del padre de mentira, basándose en 1 Corintios 14, nos habla de esas lenguas que se ha inventado, con lo que hace el juego del diablo al engañar a las personas.  Pasemos brevemente a interpretar esas lenguas diabólicas que hablan ellos y el capítulo 14.

(1) "Lenguas extrañas y desconocidas".  Todo estudiante de la Biblia sabe que en los originales más antiguos de esta Carta a los corintios no se habla de "lenguas extrañas o desconocidas", sino que dice, simplemente "lenguas".  Lo de "lengua desconocida" pentecostal, pues es simplemente una jerigonza satánica basada en el desconocimiento de los originales bíblicos.

(2) "Géneros de lenguas".  El pentecostalismo basa la enseñanza de sus lenguas en humo, que se desvanece al menor soplo de aire.  Este "diversos géneros de Lenguas" de 1 Corintios 12:10, según la gran mayoría de los intérpretes de la Biblia, se refiere a diversas lenguas extranjeras.  En Hechos 2:8-11 los extranjeros oían el Evangelio en su propio idioma.

(3) "Lenguas de ángeles o celestiales".  No existen estos sonidos y la Biblia no dice que los haya.  Este es otro cuento pentecostal para sacar adelante sus errores.  Lo que farfullan los Pentecostales no lo entienden ni ellos mismos.

      Cuando Pablo habla de "lenguas humanas y angélicas" quiere decir, literalmente, en sentido enfático, que si hablara todas las lenguas de cielos y tierras, (figuradamente), y no tiene amor, de nada le vale. Hablamos del mismo modo cuando, figuradamente, decimos que "aunque se hunda el cielo y la tierra, yo no haré tal cosa".  No va a suceder ni una cosa, sino que es un modo de expresar nuestra firme decisión en lo que sea.  Pablo solía hablar de este modo figurativo, como vemos en Gálatas 1:6-10.  Como vemos, Pablo mismo se encarga de aclarar que no hay otro evangelio, ni los ángeles están encargados de anunciar el Evangelio de Dios.  Era una forma de hablar para poner en evidencia el hecho concreto de la perversión del verdadero Evangelio por parte de los perturbadores.  Del mismo modo, nosotros podemos decir, como Pablo, que no es que haya lenguas angélicas ni celestiales, sino que hay quienes perturban a los creyentes verdaderos tratando de pervertir los verdaderos Dones del Espíritu De Dios con parodias infames y falsas.  (Continuará)

 

El Principio de la Discriminación

Tomado del libro: "Manual de Interpretación Bíblica"

INTRO: Discriminación: separar, distinguir, diferenciar una cosa de otra.

      Este es el principio por el cual se usa bien la Palabra de verdad, haciendo una distinción entre las cosas que Dios distingue como diferentes.  No usar la discrimi-nación, conduce a la confusión.  Por ejemplo:

I. La diferencia entre las criaturas de Dios y los hijos de Dios.  Aquí la palabra "criaturas" se refiere a los seres humanos como creación de Dios.

1. No tomar en cuenta esta diferencia conduce al error.  Resulta en la predicción de la paternidad divina universal y la fraternidad de todos los hombres.  No todos son hermanos y Dios no es Padre de todos.

2. Todos son creación o criaturas de Dios, pero no todos son Sus hijos.  La palabra "linaje" en Hechos 17:29, designa al hombre como hechura del poder creativo de Dios, no como Su hijo.  La palabra "todos" en Gálatas 3:26, 27, se refiere a los creyentes en Cristo.

3. Somos criaturas de Dios por medio de Adán.  Él es la cabeza de la raza humana.  Toda raza está incluida en la creación de Adán.  Todo ser humano desciende de él, Romanos 5:12; 1 Corintios 15:45.

4. Llegamos a ser hijos de Dios por medio de la regeneración.  No por medio del nacimiento natural, sino por el Nuevo Nacimiento, Juan 1:12; 3:16; Gálatas 3:26.

5. El estado de criatura se origina en la creación.  El estado de los derechos de hijos proceden de la nueva creación, un proceso distinto.  Dios hizo un solo hombre, y le dio poder pro-creativo, es decir, de la multiplicación; y desde entonces Dios no ha creado otro.  Todos nacen por la propagación humana.

6. La criatura de Dios está bajo el pecado.  En Adán todos cayeron y se sujetaron al poder de la muerte y de la ruina.  Este es el caso de todo descendiente de Adán.  Un pecador no puede engendrar un hijo sin pecado.  La criatura humana es por naturaleza desobediente, sensual, diabólica, nacida de la carne y sus deseos son contrarios a los de Dios, Romanos 8:7.

7. El hijo de Dios ha renacido.  Participa de la naturaleza de Dios, y ya no está ligado con el Adán, de la raza natural, sin con Cristo y la nueva creación.  Está libre de la ira de Dios, y está bajo el favor divino, Romanos 8:1, 34.

8. Adán era la cabeza de toda la creación; y Cristo es la cabeza de la nueva creación.  Cuando una criatura de Dios cree en Cristo, pasa a ser hijo de Dios.

9. El Señor es el Dios de todos los hombres.  Es Creador de todos, pero Padre sólo de los hombres salvos por la fe en Su Hijo, Jesucristo, Juan 1:11, 12.

10. Nicodemo llamó a Cristo "Maestro", sin reconocer Su deidad.  Cristo no contestó su pregunta, sino le reveló su necesidad.  Esperaba que Nicodemo entendiera la verdad del nuevo nacimiento, registrada en Ezequiel 36:25-27, porque él era un maestro instruido en las Escrituras del A.T.

11. El hombre es salvo sólo por la fe.  No por su membresía en una "iglesia", ni por su buena conducta, ni por aceptar un "credo", ni por su carácter intachable, ni por cosa alguna, sino por la fe en Jesucristo como Salvador personal, Gálatas 3:26; Tito 3:5.  El único carácter que le place a Dios es el que manifiesta lo que Dios ha hecho en la vida del creyente en Cristo Jesús, Juan 3:16; Romanos 8:17; 2 Pedro 1:4.  Por nacimiento somos miembros de una raza alejada del Señor.  Ni una sola cosa que el hombre haya hecho, puede hacerle hijo de Dios.

12. Cuando la criatura de Dios se convierte en hijo de Dios, se hace miembro de la hermandad, Gálatas 6:10.  Pertenece a "la familia de la fe".  Esta es la hermandad espiritual, la única fraternidad que vale la pena en este mundo.

II. La diferencia entre ser aceptos y ser agradables.

1. En general:

(1) Dios ha aceptado a todo los creyentes, pero no se ha agradado de todos.  Efesios 1:6 se refiere a la posición celestial del creyente: ser acepto en Cristo Jesús.  1 Corintios 5:9 se refiere a su condición: su andar como creyente, es decir ser agradable a Dios en su conducta diaria.

(2) Distíngase la diferencia entre estas dos consideraciones:

  A. Nuestra posición, lo que somos en Cristo.

  B. Nuestra condición, lo que somos en nosotros mismos.

2. En particular, somos aceptos en Cristo Jesús, Efe. 1:6.

(1) Por Cristo, "el Amado", que nos representa o sustituye. Sufrió en nuestro lugar, 2 Corintios 5:21. Cargó nuestros pecados y ahora nos representa ante Dios.  Él llevó nuestros pecados, y nosotros nos vestimos de Su gloria y justicia.

(2) Por identificación; Sus experiencias son contadas como nuestras, Gálatas 2:20; Romanos 6: 6 hasta 8:11.  Hemos de considerar a nuestro viejo hombre como muerto, y no hacer provisión para la carne;

  A. Somos sepultados con Cristo, Romanos 6:4, 5.

  B. Resucitados con Él, Colosenses 3:1.

  C. Ascendidos con Él y sentados en lugares celestiales con Él, Efesios 2:6.

  D. Glorificados con él, Romanos 8:17, 30. 

(A) Él es el todo del cristianismo verdadero; el centro y la totalidad.  Nosotros vemos a Dios en Cristo, y Dios nos ve a nosotros en Cristo.  Nuestra posición  en Cristo es la perfección absoluta, porque es de Él.

(B) Pero nuestra condición está lejos de la perfección, porque es de nosotros.  Recibimos la posición de perfección por la fe en Cristo Jesús, Col. 1:12; 1 Cor. 1:30.

3. La aceptabilidad o aprobación. 

(1) Siendo hechos aceptos en el amado Hijo, es nuestra responsabilidad vivir una vida aceptable. Somos hechos aceptos por la fe, pero nos esforzamos por serle aceptables, 2 Timoteo 2:15; 2 Corintios 5:9.

(2) La vida de Jesucristo siempre fue aceptable al Padre.  Debe ser nuestro constante anhelo serle aceptables en nuestra vida.

4. Algunas amonestaciones.

(1) Es posible ser salvo y, sin embargo, sufrir grandes pérdidas, 1 Corintios 3:14, 15.  El haber sido hechos acepto en "el Amado" no nos permite seguir las inclinaciones de la naturaleza vieja, sino hemos de vivir y servir de una manera agradable al Señor.

(2) Es posible ser salvo y todavía llegar a ser "eliminado" o "desaprobado" para recibir recompensas, 1 Corintios 9:27.  (Esto no hable de la pérdida de salvación, algo que es imposible)  Un atleta que no corre bien o un soldado que no pelea bien puede ser eliminado por inútil.  Por eso ¡Diligencia, creyente en Cristo Jesús!

(3) Es posible ser salvo y todavía ser castigado, 2 Corinto 5:9, 10; Colosenses 3:25.

(4) Es posible ser creyente y cosechar los frutos del mal vivir, Gálatas 6:7, 8.

5. Nuestra aceptación en Cristo es de una vez y para siempre.

(1) Muchos creyentes viven años sin agradar a Dios con su vida.  Nuestra aceptación es eterna, pero ¡cuán raros son nuestros momentos de aceptabilidad! a pesar de que Dios ha puesto a nuestro alcance todos los medios para vivir una vida aceptable.

III. La diferencia entre la fe y las obras.

1. Ambas son ordenanzas divinas y necesarias para el creyente.  Sin la fe no se es creyente; y sin las obras, no se presenta evidencia de la fe.  Ambas cosas son parte de la vida del genuino creyente.

2. Definición de la fe.

(1) Significa creencia o confianza personal en el Salvador Jesucristo, y en la Palabra divina para la salvación.  La fe que salva necesariamente incluye la aceptación del testimonio de Dios acerca de Su Hijo, 1 Juan 5:9-12.

(2) Según Efesios 2:8-10, somos creados en Cristo Jesús para buenas obras.

  A. V. 8: Salvos por Cristo.

  B. V. 9. No por las obras.

  C. V. 10. Para buenas obras.

(3) La fe tiene el lugar supremo en la vida cristiana.  Es el medio y la causa de una vida victoriosa, y de todas las fases de experiencia cristiana.  La diferencia entre la religión cristiana y las de origen humano se conoce por el lugar que le dan a la fe y las obras. 

(4) Las religiones humanas hacen hincapié en las obras como el medio de salvación, pero la religión divina está fundada sobre la fe, y las obras vienen como fruto, Tito 3:5; 2:14.

3. Resumen de la enseñanza bíblica tocante a la fe.

(1) Es absolutamente indispensable, Hebreos 11:6.

(2) Es creer a Dios y aceptar lo que dice en Su Palabra.  La fe que salva es la que acepta el testimonio de Dios tocante a Su Hijo.

(3) Es el medio por el cual se obtiene la vida espiritual, y toda bendición espiritual.  No hay bendición que Dios concede que no esté basada en la fe.

4. Resumen de la enseñanza bíblica tocante a las obras.

(1) El hombre no es salvo por las obras, sino por la fe, Efesios 2:9; Tito 3:5.

(2) No es justificado por las obras de la Ley, sino por la fe, Romanos 3:20; 5:1.

(3) La Ley da conocimiento del pecado; no es remedio para tal.

(4) No le trae al pecador amor, gracia ni vida.  No salva, sino condena.  Es un buen "espejo" pero el espejo no lava la cara.

(5) Las obras realmente buenas son las del hombre salvo, y dan evidencia de su salvación.

(6) Serán premiadas cuando Cristo venga, 2 Corintios 5:10; 2 Timoteo 4:8. (continuará)

 

El Reino de los Cielos y el Reino de Dios

TEXTO: Mateo 3:1, 2.

I. La frase "el reino de los cielos" es peculiar de Mateo y significa del gobierno mesiánico de Jesucristo, el Hijo de David, en este mundo.

1. Se le llama "el reino de los cielos" porque es el dominio de los cielos sobre la tierra, Mateo 6:10.  Esta frase se deriva de la profecía de Daniel 2:34-36, 44; 7:23-27 donde se define como el reino que "el Dios del cielo" establecerá después de la destrucción del sistema mundial gentílico por medio de "la piedra cortada no con manos".  Es el reino pactado con la simiente de David, 2 Samuel 7:7-10, descrito por los profetas, Zacarías 12:8, y confirmado a Jesucristo, el hijo de María, por medio del mensajero Gabriel, Lucas 1:32, 33.

2. En Mateo hay tres aspectos del reino de los cielos:

(1) El reino está cerca, desde el principio del ministerio de Juan el Sumergidor, Mateo 3:2 hasta el rechazamiento virtual del Rey (Jesucristo) y el anuncio de la nueva fraternidad de Sus seguidores, Mateo 12:46-50.

(2) El reino aparece en los siete "misterios del reino de los cielos" que han de cumplirse durante la época actual, Mateo 13:1-52.  A estos misterios deben añadirse las parábolas del reino de los cielos pronunciadas después de Mateo 13, las cuales tratan de la esfera de profesión de la fe cristiana en la presente edad.

(3) El aspecto profético: El reino que se establecerá después del regreso del Rey en gloria, Mateo 24:29 hasta 25:46; Lucas 19:12-19; Hechos 15:14-17.

II. El reino de Dios ha de distinguirse del reino de los cielos,  en cinco particulares:

1. El reino de Dios es universal, e incluye todos los seres morales e inteligentes que se sujetan voluntariamente a Dios, ya sean mensajeros, los redimidos, o los santos de dispensaciones pasadas y futuras, Lucas 13:28, 29; hebreos 12:22, 23; mientras que el reino de los cielos es mesiánico, medianero y davídico, y tiene por objeto el establecimiento del reino de Dios sobre la tierra, Mateo 3:2; 1 Corintios 15:24, 25.

2. El reino de Dios se entra tan sólo por medio del nuevo nacimiento, Juan 3:3, 5-7. El reino de los cielos, durante la presente edad, es la esfera de profesión de la fe cristiana, profesión que puede ser falsa o genuina, Mateo 13:3.

3. Puesto que el reino de los cielos es la esfera terrenal del reino universal de Dios, ambos tienen casi todas las cosas en común.  Por esta razón muchas parábolas y otras enseñanzas que se presentan en relación con el reino de los cielos en Mateo, Marcos y Lucas se refieren al reino de Dios. Lo más significativo en estos casos se halla en los detalles que se omiten.  Por ejemplo, las parábolas del trigo y la cizaña y de la red en Mateo 13:24-30, 36-43, 47,50, no se usan en cuanto al reino de Dios, porque en este reino no hay malos peces ni cizaña.  Pero la parábola de la levadura en Mateo 13:33 se aplica también al reino de Dios, porque desgraciadamente aun las verdaderas doctrinas del reino pueden leudarse con los errores que los fariseos, saduceos y Herodianos representan.

4. El reino de Dios "no viene con advertencia", es decir, con manifestación exterior, Lucas 17:20, sino que consiste en aquello que es principalmente interior y espiritual, Romanos 14:7.  Mientras que el reino de los cielos es orgánico y ha de manifestarse con gloria en este mundo.

5. El reino de los cielos llegará a ser uno con el reino de Dios cuando Jesucristo, habiendo puesto "a todos Sus enemigos debajo de Sus pies", "entregará el reino al Dios y Padre Suyo", 1 Corintios 15:24-28.  (Scofield)

 

Los Misterios

      En las Escrituras, un "misterio" es una verdad que habiéndose hallado oculta, ahora está ya divinamente revelada, pero en la cual, a pesar de su revelación, existe todavía un elemento sobrenatural.

      Los grandes "misterios" son:

(1) Los misterios del reino de los cielos, Mateo 13:3-50.

     Las siete parábolas de Mateo 13, denominadas por el Señor "los misterios del reino de los cielos" (v. 11) describen, si se toman en conjunto, el resultado de la presencia del Evangelio en el mundo durante la edad actual, es decir, el tiempo de la siembra que comenzó con el ministerio personal de Cristo y termina con la "siega" mencionada en vs. 40-43.  En resumen, el resultado es la mezcla de trigo y cizaña, de buenos y malos peces, en la esfera de profesión de la fe cristiana.  Esto es lo que se llama "el cristianismo".

(2) El misterio del endurecimiento de la nación de Israel durante la edad presente, Romanos 11:25-27,

      La   "plenitud de los gentiles" (v. 25) es la consumación del propósito de Dios en la presente edad, es a saber, el llamamiento de entre los entiles de un pueblo para el nombre de Cristo, "la asamblea que es Su cuerpo", Efesios 1:22, 23.  esta expresión debe distinguirse de "los tiempos de los gentiles", Lucas 21:24 que comenzaron con el cautiverio de Judá bajo Nabucodonosor, 2 Crónicas 36:1-21, tiempo desde el cual Jerusalén ha estado bajo el dominio gentil hasta el año 1948.         

(3) El misterio del traslado de los redimidos que estarán viviendo sobre la tierra al in de la actual dispensación, 1 Corintios 15:51, 52; 1 Tesalonicenses 4:14-17.

      A. Los patriarcas creían en la resurrección de los muertos, Génesis 22:5  con Hebreos 11:19; Job 19:25-27; ésta fue revelada por medio de los profetas, Isaías 26:19; Daniel 12:2, 13; Oseas 13:14, y en las páginas del A.T. se consignan casos de personas que resucitaron de entre los muertos, 2 Reyes 4:32-35; 13_21.

      B. Jesucristo dio vida a los muertos, Mateo 9:25, Lucas 7:12-15; Juan 11:43,44, y predijo Su propia resurrección, Juan 10:18; Lucas 24:1-8.

      C. Una resurrección de "muchos cuerpos de santos" siguió a la resurrección de Jesucristo, Mateo 27:52, 53; y los apóstoles efectuaron también el milagro de dar vida a los muertos, Hechos 9:36-41; 20:9, 10.

      D. En el futuro habrá todavía dos resurrecciones que incluirán a "todo los que están en los sepulcros", Juan 5:28, que se distinguen como la resurrección "de vida", 1 Corintios 15:22, 23; 1 Tesalonicenses 4:14-17; Apo. 20:4, y la resurrección "de condenación", Juan 5:28, 29; Apocalipsis  20:5.  La "primera resurrección" la "de vida", ocurrirá en la Venida del Señor POR Sus redimidos, 1 Corintios 15:23; los santos del A.T. y los de la edad presente se reunirán con Él en el aire, 1 Tes. 4:16, 17, mientras que los mártires de la Gran Tribulación, quienes también tendrán parte en la primera resurrección, Apo. 20:4, serán levantados al fin del período de dicha tribulación.

      E. El cuerpo mortal estará relacionado con el cuerpo de la resurrección así como el grano que ha caído en tierra se relaciona con la siega, 1 Corintios 15:37, 38; el cuerpo resucitado será incorruptible, glorioso, poderoso y espiritual, 1 Corintios 15:42-44, 49.

      F. Los cuerpos de los santos que en aquel tiempo estén viviendo sobre la tierra, serán instantáneamente transformados, 1 Corintios 15:50-53, Filipenses 3:20, 32.  Esta "transformación" de los santos vivientes y la resurrección de los muertos en Cristo, es lo que se llama "la redención del cuerpo", Romanos 8:23; Efesios 1:13, 14.

      G. La "resurrección de condenación", Juan 5:29, ocurrirá después del reino de mil años.  La resurrección corporal de los impíos no se describe.  Ellos serán juzgados según sus obras y lanzados al Lago de Fuego, Apocalipsis 20:7-15.

(4) El misterio de la asamblea neotestamentaria como un cuerpo formado de judíos y gentiles, Efesios 3:1-11; 6:9; Romanos 16:26; Colosenses 4:3.

A.   Que los gentiles habían de salvarse no era un misterio, Romanos 9:24-33; 10:19-21.  El misterio "escondido en Dios" era el propósito divino de hacer del judío y del gentil una sola cosa nueva, "la asamblea, la cual es Su cuerpo" y en el cual desaparece toda distinción terrenal entre judío y gentil, Efesios 2:14, 15; Col. 3:10, 11.

      B. La explicación de este misterio, que fue predicho pero no aclarado por Cristo, Mateo 16:18, le fue encomendad a Pablo.  Es solamente en sus escritos que encontramos aclarados detenidamente la doctrina, la posición, la conducta y el destino de la asamblea.

(5) El misterio de la asamblea como la esposa de Cristo, Efesios 5:28-32.

      A. Los vs. 30, 31 son una cita de Génesis 2:23, 24, y excluyen la interpretación de que la referencia es a la asamblea meramente como el Cuerpo de Cristo.

      B. Eva fue tomada del cuerpo de Adán, y llegó a ser su esposa y se hallaba unida a él en una relación por la cual dos seres son hechos "una misma carne", Mateo 19:5, 6, y de este modo, Eva es un tipo de la asamblea como la esposa de Cristo, 2 Corintios 11:2, 3.

(6) El misterio del Cristo que vive en los Suyos, Gálatas 2:20; Colosenses 1:24-29.

(7) El "misterio de Dios en Cristo", esto es, Cristo---en quien subsiste toda la divina sabiduría para el hombre...como la plenitud de la divinidad revestida de forma humana, Colosenses 2:2, 9; 1 Corintios 2:7.

      A. El "misterio de Dios" es Cristo como la encarnación de toda la plenitud de Dios y de toda la ciencia y sabiduría divinas para la redención y reconciliación del hombre.

(8)  El misterio del proceso por el cual la semejanza de Dios se restaura en el hombre, 1 Timoteo 3:16.

(9) El misterio de la iniquidad, 2 Tesalonicenses 2:7; Mateo 13:33.  El orden de los eventos es el siguiente:

      A. La operación del misterio de iniquidad, el cual, aunque restringido por el poder divino, ya había comenzado a manifestarse en los días del apóstol, v. 7.

      B. La apostasía de la asamblea profesante, v. 3; Lucas 18:8; 2 Timoteo 3:1-8.

C. La remoción de lo que impide la plena manifestación del misterio de iniquidad, vs. 6, 7.  El que impide es una persona, "el que ahora impide", y puesto que un "misterio" implica siempre un elemento sobrenatural, esta persona no puede ser sino el Espíritu Santo que mora en los creyentes, la cual un día ha ser quitada "de en medio", v. 7, 1 Tesalonicenses 4:14-17.

      D.  La manifestación del inicuo, vs. 8-10; Daniel 7:8; 9:27; Mateo 24:15; Apocalipsis 13:2-10.

      E. La venida de Cristo en gloria y la destrucción del inicuo, v. 8; Apo. 19:11-21.

      F. El día de Yahvé, vs. 9-12; Isaías 2:12.

(10) El misterio de las siete estrellas, Apo. 1:20.  Hay cuatro maneras en que los mensajes a las siete asambleas pueden aplicarse:

      A. En un sentido local.

      B. En un sentido de exhortación: a todas de las asambleas de todos los tiempos.

      C. En un sentido personal  "...aquel que tiene oído...".

      D. En un sentido profético, en cuanto a la revelación que estos mensajes hacen de las siete etapas de la historia espiritual desde su principio hasta el fin de esta edad.

(11) El misterio de Babilonia, Apo. 17:5, 7.  El nombre "Babilonia", es usa varias veces en los Profetas en sentido simbólico, Isaías 13:1.  El Apocalipsis habla de dos Babilonias:

A. La eclesiástica, que es el cristianismo apóstata bajo el dominio del Papado; la "gran ramera", y ella es destruida por la Babilonia política, Apo. 17:15-18.

B. La política, o sea, la confederación imperial de la Bestia, la forma final del poder mundial de los gentiles que será destruido por el Señor cuando Él venga en gloria. (Scofield)

 

Siete Cosas Que Tienen Valor

LECTURA: Salmo 92:1-15

TEXTO: Mateo 6:33

INTRO:  Tenemos muchas posesiones, pero ¿qué valor tienen?  Las Escrituras hablan de cosas que "tienen valor".

I. La gracia de Dios que trae salvación, Tito 2:11-14.

1. Gracia: Término empleado en las Escrituras con una amplia gama de significados:

(1) Encanto, dulzura, hermosura, Salmo 45:2

(2) La actitud de Dios para con los hombre, Tito 2:11.

(3) El método de la salvación, Efesios 2:8.

(4) Lo opuesto al legalismo, Gálatas 5:4.

(5) El otorgamiento del poder y de los dones espirituales, 2 Timoteo 2:1.

(6) La libertad que Dios brinda a los hombres, Judas 4.

2. Por eso podemos decir que "la gracia de Dios" significa Su bondad a Sus elegidos, Lucas 1:30.

3. La palabra se usa para expresar el concepto de bondad dada a uno inmerecido.

4. La relación entre la ley y la gracia fue un tema de Pablo, Romanos 5:1, 2, 15-17; Efesios 2:8, 9.

5.  La gracia se identifica como el medio por la cual Dios ha efectuada la salvación de Sus elegidos, Tito 2:11.

6. Gracia también es la influencia que habilita el creyente a perseverar en la vida cristiana, Hechos 11:22, 23; 20:32.

II. El conocimiento que nuestros pecados ya han sido perdonados, Salmo 32:1.

1. El perdón  es una relación que se establece entre el hombre pecador y Dios tres veces santo, según la cual se deponen resentimientos o se dan satisfacciones por ofensas recibidas.  Está condicionado por el arrepentimiento y el deseo y voluntad de hacer reparaciones.

2. Se base en la muerte expiatoria de Cristo, Colosenses 1:14; 3:13.

3. Cristo sostuvo Su autoridad par perdonar pecados, Marcos 2:5, 7; Lucas 7:48, 49.

4. Dios exige una base justa para perdonar al pecador...la obra redentora de Su Hijo, Éxodo 34:9; 1 Samuel 15:24; Isaías 55:7; Marcos 2:5.  Véase Salmo 103:3; Mateo 6:14; Hechos 5:31; 12:38; Efesios 1:7; 1 Juan 1:4.

III. Paz con Dios por el Señor Jesucristo, Romanos 5:1.

1. Prometido a los creyentes:

(1) Un don de Dios, Salmo 29:11.

(2) Abundante, Salmo 119:165.

(3) Perfecta, Isaías 26:3.

(4) Como un río, Isaías 48:18.

(5) Una herencia de Jesucristo, Juan 14:27.

(6) Sobrepasa todo entendimiento, Filipenses 4:7.

2. Concedida por Jesucristo, Isaías 53:5; Hechos 10:36; Efesios 2:14; Colosenses 1:20.

3. Es un deber a buscar la paz, Job 22:21; Salmo 34:14; Colosenses 3:15.

IV. Un gran Sumo Sacerdote en el Tercer Cielo, Hebreos 4:14.

1. Jesucristo fue humano como divino, Hebreos 7:17.

2. Es un Sumo Sacerdote con compasión, Heb. 4:14, 15.

3. Fue nombrado divinamente, Hebreos 5:5.

4. Es eterno, Hebreos 6:20.

5. Sin pecado, Hebreos 7:26.

6. Será exaltado, Hebreos 8:1.

V. El espíritu de adopción por lo cual llamaos "Abba, Padre", Romanos 8:15.

1. Este "sentido" es producido por el Espíritu Santo de la realidad rica que Dios nos ha hecho Sus hijos, y por eso podemos llegarnos a Él sin temor.

2. Incluye la confidencia que de veras somos hijos de Dios.

3. Padres humanos pueden conceder su amor, sus riquezas, una herencia a un hijo adoptado, pero no sus características.  Pero sí, Dios nos da las Suyas.

VI. Una herencia, incorruptible y sin macha, 1 Pedro 1:3-5.

1. Pedro mostró a los creyentes perseguido como a sobre mirar sus problemas en el pasado, mirando a su herencia eterna:  Vida eterna; Justicia eterna; Gozo eterno, Paz eterna, Perfección eterna, La presencia de Dios eterna; Recompensas eternas, Mateo 25:34; Hechos 26:18; Efesios 1:11; Colosenses 1:12.

VII. Una corona de justicia, la cual el Señor nos da en aquel día, 2 Timoteo 4:6.8. (Fin)

 

      Esta publicación es enviada gratis cada mes a los que nos escriben.  Es una obra de fe y amor por James Alvino y Janet Eva Nelson, quienes son miembros de la Asamblea Bautista "El Mesías" de Wichita, Kansas, EE.UU.

      Los correctores este mes son Salvador  Lanza y familia de Zárate, Argentina, y Rafael Marañón Barrio, de Granada, España.  ¡Muchas gracias hermanos!

      Si Ud. Puede recibir esta revista por e-mail, avísanos, por favor a   jnel@twinvalley.net.

      Tenemos una dirección postal nueva.  Nótala por favor:

HOJAS DE ORO

304 Westfall Street

Beverly, Kansas 67423-9108 EE.UU.