HOJAS DE ORO

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

“…que contendáis eficazmente por la fe…”

Año XXX, No. 3 MARZO     2000               

 

Una Defensa Del Sistema De La Comunión Cerrada

      Entre las asambleas bautistas hay tres sistemas para decidir que personas pueden tomar la Cena del Señor. 

El primer sistema es la comunión abierta, que cualquier cristiano puede participar.  No es necesario ser “bautista” o miembro de una asamblea bautista.  No es necesario ser sumergido.

El segundo sistema  es la comunión denomi-nacional que significa que una asamblea bautista requiere los que toman la Cena deben ser miembros de una iglesia bautista.

El tercer sistema es la comunión cerrada, que solamente los miembros de aquella asamblea pueden tomar la Cena.

Es importante entender que la Cena debe ser celebrada con la congregación unida, 1 Corintios 11:17-22.  Aquí Pablo está hablando de una congregación local.  Nosotros no aceptamos el concepto “protestante” que existe  una "iglesia universal" o  "invisible".

Es necesario que todos en la asamblea sean unidos en compartir la Cena: unidos en sus motivos; unidos en sus entendimientos acerca del significado de la Cena.

No es correcto a participar de la Cena en una reunión ecuménica porque de los muchos errores enseñadas en las otras asambleas.  La Cena es una memoria, no un sacramento que otorga un beneficio mágico, no un sacrificio nuevo, Hebreos 10:12.

La Cena es una ordenanza (mandato) de la asamblea local, no de una reunión ecuménica, ni de un “sacerdote”  o pastor visitando a un enfermo en su casa.  Debe ser tomada en la asamblea porque en Los Hechos 2:41, 42 leemos que solamente los que han sido sumergidos por la autoridad de aquella asamblea pudieron tomar de la Cena.

Los bautistas no conformistas han entendido que la Cena es cerrada a todos los que no han sido sumergidos.

      Cuando una asamblea bautista adopta el sistema de comunión abierta, esto es un paso en el rumbo hasta el interdenominacionalismo.

      Las asambleas bautistas que aceptan la inmersión de las iglesias protestantes están diciendo que son protestantes también.  ¡Esto no es la verdad.!  Los bautistas no conformistas no son protestantes.  Los protestantes salieron de la “iglesia católica” en el siglo 16 y retuvieron muchas de las costumbres, como el rociamiento de bebés.  Los bautistas no conformistas existieron antes de los protestantes, aun antes de los católicos.

      Una asamblea bautista no debe aceptar personas   con un “bautismo” protestante a tomar la Cena porque el único “bautismo” bíblico es dado por una asamblea que sigue las instrucciones del Sensor.  Por esto no podemos admitir el “bautismo” de los luteranos, metodistas, pres-biterianos, pentecostés, etc.  La mayoría de los pente-costeses no creen en una salvación eterna.  Por eso debemos servir la Cena a los miembros de nuestra asamblea, nadie más.

      Hemos visto que el sistema de “comunión abierta” es un sistema liberal y peligroso porque enseña que las asambleas bautistas son lo mismo como los protestantes y que el bautismo no vale nada.

      La Cena cerrada es necesario para mantener la disciplina en la asamblea.  Cuando un miembro está expulsado de una asamblea, esto significa que no puede tomar la Cena en otra asamblea.  El propósito de la disciplina es que la persona expulsada sienta vergüenza de su conducta mala, se arrepienta, y vuelva a la asamblea.

      Pero, bajo el sistema de “comunión denominacional”, aquella persona puede juntarse con otras asambleas bautista, sin arrepentirse, y puede tomar la Cena.  Este sistema anula el poder de la asamblea de disciplinar los miembros desordenados, véase 2 Tesalonicenses 3:6; 1 Corintios 5:11; 11:27-30.

      No estamos haciendo un favor a nuestros visitantes si abrimos la Cena a personas que tal vez no son dignas de tomarla.  No sabemos el corazón del visitante.  Por esa razón, el sistema mejor de la Cena cerrada a los miembros de su congregación, a gente que Ud. conoce personalmente.

(Adaptado de un articulo escrito por Thomas Williamson, 3131 S. Archer Ave., Chicago, Illinois 60608)

 

Los Doce Nombres En Hebreo De Dios

1. La palabra “Dios” en Génesis 1:1 es ELOHIM, el Creador.  ELOHIM, se traduce “Dios” es el primero de tres nombres primarios de la Deidad.  En su estructura es un nombre que encierra pluralidad en la unidad, véase Génesis 1:26, 27 y esta formado de EL “poder” y ALAH que significa ”jurar”, “comprometerse a sí mismo por medio de un voto”, e implica por lo tanto la idea de fidelidad,

2. La palabra “Jehová” (palabra inventada por un traductor), mejor “Yavé” en Génesis 2:7 habla de nuestro Dios eterno.  “Yavé ELOHIM”. Aquí está el primero de los nombres compuestos de la Divinidad y se usa en los siguientes casos:

    En cuanto a la relación que Dios sostiene con el hombre:

(1) Como Creador, Génesis 2:7-15.

(2) Como la autoridad moral sobre el hombre, Génesis 2:16, 17.

(3) Como el Creador y Gobernador de las relaciones terrenales del hombre, Génesis 2:18-24; 3:16-19, 22-24.

(4) Como el Redentor del hombre, Gén. 3:8-15, 21.

(5) En cuanto a la relación de la Deidad con la Nación de Israel, Génesis 24:7; 28:13, etc.

3. Los nombres “Dios Todopoderoso” en Génesis 17:1, 2 en el hebreo es  EL SHADAI.

(1) La palabra EL significa “el que es fuerte o poderoso” de ELOHIM.

(2) La palabra SHADAI se compone de la palabra “shad” (el pecho) porque Dios es el que nutre y da poder, el que satisface y se derrama a Sí mismo en la vida de creyente.  Dios es el Sustentador y Fortalecedor de Su pueblo.  Lastima que los traductores usaron la palabra “todo-poderoso” porque debe ser “El Todo Suficiente”.

4. Las palabras “Señor Jehová (Yavé)” en Génesis 15;2 son el hebreo ADONAI YAVÉ y ADONAI simplemente quieren decir “señor” o “dueño”.

5. En Génesis 22:14 encontramos “Jehová (Yavé) proveerá” y el hebreo es YAVÉ JIREH.

6. En Exodo 15:22-26 leemos “Jehová (Yavé) tu sanador” y el hebreo es YAVÉ RAPHA.

7. En Exodo 17:15 encontramos “Jehová (Yavé) nisi” y el hebreo es YAVÉ NISSI, Dios mi victoria, mi andera, me cubre.

8. Leemos en Éxodo 31:13 “Jehová (Yavé) que os santifico” o YAVÉ M’KADESH, Dios es mi santificador.

9. En Jueces 6:23, 24 “Jehová (Yavé) -salom”  YAVÉ SHALOM, Dios es mi paz.

10. Leemos en Jeremías 23:6 “Jehová, (Yavé) justicia nuestra”, YAVÉ TSIDKENU, Dios es justo, que hace justicia.

11. En Salmo 23:1 “Jehová (Yavé) es mi pastor”, YAVÉ ROHI. Véase Isaías 40:11, etc.

12. Y en Ezequiel 48:35 “Jehová (Yavé) -sama”, YAVÉ SHAMMAH, la presencia de Dios.   (fin)

 

El Seol-Hades

Un estudio breve pero necesario para revelar la verdad de las Escrituras acerca el Seol - Hades.

Definición.  En Lucas 16:23.  Es el “mundo invisi-ble” de las almas de los cuerpos muertos (ya en la tumba) y aquellos incrédulos estarán allá hasta el día de la segunda resurrección.  Es conocido como la “antesala” del Lago de Fuego, el infierno (Gehenna) final.

Las palabras Seol - Hades no tienen traducción en el español. Seol es hebreo y Hades es griego y los dos hacen referencia al mismo lugar.  Unas versiones traducen erróneamente las palabras como “infierno”.

Antes de la ascensión de Jesucristo al Tercer Cielo todos de las almas, ambos incrédulos y creyentes, bajaron al “mundo invisible” a uno de dos sitios, uno de consolación y el otro de tormento, véase Lucas 16:19-31.  (Esto no es una parábola)

El día cuando Jesucristo resucitó Él llevó con Él todas de las almas en el lado de consolación hasta el Tercer Cielo, el “paraíso presente”, 2 Corintios 12:1-4.  Véase Efesios 4:7-10.

En Apocalipsis 20:14 encontramos el futuro del Sheol-Hades.  (fin)

 

La Suficiencia de Dios

TEXTO: 2 Corintios 12:9

INTRO: Pablo aprendió que en todos los casos que la gracia de Dios es suficiente.  Gracia: "favor no mere-cido".

I.  La gracia de Dios es suficiente a:

(1)  Perdona todos pecados, Salmo 51:1; 130:3, 4 (JAH = Yavé).

(2) Limpia nuestra naturaleza pecaminosa, Salmo 51:10; 1 Juan 1:9b.

(3) Remueva nuestros pecados de Su memoria, Miqueas 7:19, 20; Jeremías 31:34; Isaías 43:25.

(4) Quita la culpabilidad y condenación de nuestras vidas, Juan 3:18a; Romanos 8:1.

(5) Dar seguridad de nuestra salvación, Hechos 2:21; Efesios 2:8.

(6) Remueva la pena para nuestros pecados si es Su voluntad.  Si no, a darnos fuerza para llevar la pena, 2 Samuel 12:7-19; Juan 8:1-11.

(7) Dar paz, alegría, y contentamiento, no importa las circunstancias, 2 Samuel 12:20-25; Hechos 13:50-52; 16:30-34.

(8) Nos capacita a vencer y no caer, Judas 24; Juan 16:29-33; Romanos 12:21; 1 Juan 4:4; 5:3-5.

(9) Restaurarnos y usarnos aun hemos fallados: Pedro negó el Señor pero más tarde fue usado.

(10) Capacitarnos a mostrar perdón a otros, Hechos 7:60.

II.  La gracia de Dios es suficiente para darnos ánimo para poner nuestra vida entera en Sus manos, Salmo 37:1, 34.

III. Hay una provisión sin límite de la gracia de Dios, Salmo 145:8; Efesios 2:4.  (fin)

 

La Seguridad Del Discípulo

LECTURA: 1 Juan 5:1-21

TEXTO: Juan 5:24

INTRO: Hasta que Ud. tiene la seguridad de su propia salvación, Ud. no va a tener interés en la salvación de los incrédulos.  En esta lección encontramos tres pasos:

I.  Los fuegos del juicio de Dios están encendidos porque de los pecados de la raza humana.

1. Hay dos palabras rendidas “juicio” en las Escrituras.  Una tiene hacer con el acto de juicio para encontrar la realidad, Romanos 3:19.  La otra “condenación” significa la sentencia del juicio, Juan 3:36.

2.  Hay tres razones porque el juicio de Dios está contra el pecado del hombre:

(1) Viene porque lo que el hombre es: PECADOR, Romanos 5:18, 19.  Véase Génesis 6:5-7.

(2) Viene sobre el hombre porque lo que él ha hecho, Apocalipsis 20:12.  Véase Apo. 22:11: Lucas 23:40, 41.

(3) Viene sobre el hombre porque lo que el no ha hecho:

  A. porque no vinieron al socorro de Yavé” Jueces 5:23.

  B. “oye…y no las hace” Mateo 7:26.

  C.  el que no amare al Señor”  1 Cor. 16:22.

  D.  “no conocieron a Dios” 2 Tes. 1:8.

  E,  “ni obedecer las Buenas Noticias” 1 Tes. 1:8.

  F,  “no creen en Mi” Juan 16:9.  Véase Lucas 19:22-26: Mateo 25:30.

II. Jesucristo llevó el juicio de Dios contra el pecado para cada persona elegida por Dios, que en arrepentimiento y fe, Le reciben a Él como su substituto.  Las tres causas del juicio de Dios sobre el hombre como pecador tienen sus contrapartes en la muerte de Jesucristo para el pecado, porque Él fue juzgado por lo que el ya creyente era; por lo que el ya creyente hizo; y por lo que el ya creyente falló a hacer.

1.  Jesucristo murió por lo que éramos:

(1) Éramos pecadores, con una naturaleza pecaminosa y por eso tenemos que ser juzgado, Romanos 8:3.

(2) Sabemos, de las Escrituras, que mientras nuestros pecados actuales son perdonados por la obra final de Jesucristo, Efesios 1:7; 1 Juan 2:12, nuestra naturaleza pecaminosa no fue perdonada sino juzgada en la muerte de Jesucristo.  Esto es bien descrito y simbolizado en el A.T. en la ofrenda para el pecado en el Libro de Levítico.

  A. ¿Qué fue llamada aquella ofrenda? Levítico 4:20c.  “Una ofrenda por los pecados” y fue dada a Dios por los pecados de ignorancia, Levítico 5:17.  Véase 2 Cor. 5:21.

  B.  ¿A dónde fue llevada aquella ofrenda?  Levítico 4:12.  Fuera del campo al lugar de juicio.  Ahora nótese:

    a. El leproso, Levítico 13:45, 46.

    b. María, Numero 12:15.

    c. El hombre que violo el sábado, Números 15:32-36.

      Jesucristo es el gran “antitipo”, Hebreos 13:12.  Véase 2 Corintios 5:21: Gálatas 3:13.  Nótese Deutero-nomio 21:18;23.

  C. ¿Qué fue hecha con aquella ofrenda por el pecado? Levítico 4:11, 12.  Toda tuvo que ser destruido con la excepción de la grosura, Levítico 4:8, 9.

    a. En Levítico hay dos palabras usadas cuando está hablando de “quemar”.  Una palabra quiere decir "a quemar para producir un olor agradable", Lev. 12:9, 13.  Aquel olor se fue a Dios.  Por eso habla de la muerte de Jesucristo, Efesios 5:2.

    b. La otra palabra “quemar” quiere decir "a destruir algo completamente", y expresa el juicio de Dios contra el pecado, Josué 7:15.

  D. ¿Quién mató la ofrenda de pecado?

    a. El oferente, y él tuvo que hacer tres cosas:

      (a) Tuvo que traer la ofrenda a la tienda.

    (b) Tuvo que poner las manos encima de la cabeza de       la ofrenda para ser identificado con ella.

    (c) Tuvo que matar el animal.  Ahora, todo de esto habla de una necesidad personal. Confianza en el sacrificio para quitar los pecados cometidos.  Hay que recordar que fue nuestros pecados que mató a Jesucristo aquel día, Hechos 3:15a.

2. Jesucristo murió por lo que el hombre ha hecho.  Mira lo que Jesucristo hizo por el pecador:

(1)  Quitó nuestro pecado, 1 Juan 3:5.

(2)  Ofreció un solo sacrificio, Hebreos 10:12.

(3)  Dio Sí mismo por nuestros pecados, Gal. 1:4.

(4)  Él fue la propiciación (acción que apacigua la ira de Dios, a fin de que Su justicio y santidad sean satisfechas y puede perdonar el pecado) por nuestros pecados, 1 Juan 2:3.

(5)  Padeció por nuestros pecados, 1 Pedro 3:18.

(6)  Fue ofrecido para llevar los pecados, Hebreos 9:28.

(7)  Llevó nuestros pecados, 1 Pedro 2:24.

(8)  Derramó Su sangre, Mateo 26:28.

(9) Murió por nuestros pecados, 1 Corintios 15:3.  En estos textos hay dos gran verdades presentadas:  El pecado feo del pecador; El sacrificio efectivo del Salvador.

3. En estos textos encontramos “nueve rayos que brillan” de la muerte de Jesucristo:

(1) El rayo de manifestación, I Juan 3:5.  Véase Juan 21:1, 14, 1 Timoteo 3:16; 1 Juan 1:2.

(2) El rayo de perfección, Hebreos 10:12  “un solo sacrificio”.  Véase Hebreos 9:12, 26, 28; 10:2, 10, 12.

(3) El rayo de consagración, Gálatas 1:4.

(4) El rayo de propiciación, 1 Juan 2:2.

(5) El rayo de substitución, 1 Pedro 3:18.

(6) El rayo de imputación (atribuir a otro una culpa, delito o acciones), Romanos 3:24, Hebreos 9:28.

(7) El rayo de identificación, 1 Pedro 2:24.  Véase Mateo 20:28; Marcos 10:45; Isaías 53:4, 5.

(8) El rayo de remisión, Mateo 26:28.

(9) El rayo de revelación, I Corintios 15:3.

4. Jesucristo murió por lo que el hombre no hizo:

(1) El hombre no cumplió con la ley de Dios, y no glorifico a Dios.  Por eso, véase Romanos 3:23; 8:7.

5. En cada asunto Jesucristo fue el Perfecto:

(1) No hubo mancha en Su carácter.

(2) No hubo defecto en Su devoción.

(3) No hubo falla en Su consagración.

(4) No hubo mácula en Su naturaleza.

(5) No hubo mezcla en el oro de Su santidad.

(6) No hubo baldón en el sol de Su testimonio.

(7) No hubo imperfección en Su obediencia.

(8) No hubo desperfecto en Su obra a morir.

6. Siendo que el Señor es perfecto el creyente se encuentra:

(1)  Perfecto en Su gracia, Ezequiel 16:14.

(2)  Bello en Su hermosura, 1 Juan 4:17.

(3)  Santo en Su santidad, 1 Corintios 1:30.

(4) Justo en Su justicia, 2 Corintios 5:21.

(5) Precioso en Su preciosidad, 1 Pedro 2:7.

(6) Vivo en Su vida, 1 Pedro 2:4.

(7) Aceptado en Su aceptabilidad, Efe. 1:6.

(8)  Enriquecido en Sus riquezas, Fil. 4:19.

(9)  Bendecida en Su beatitud, Efe. 1:3.

(10)  Sentado en Su exaltación, Fil. 2:6.

(11) Suficiente en Su mansedumbre, Col. 1:12.

(12)  Fuerte en Su gracia, 2 Timo. 2:1.

(13)  Alegre en Su alegría, Juan 15:11.

(14)  Amado en Su amor, Juan 15:12.

III. La palabra de la gracia de Dios nos asegura que no hay condenación al creyente en Cristo Jesús.  Las Escri-turas enseñan que hay:

1. Una diferencia innegable entre el creyente e el incrédulo.

(2) Por el incrédulo, Hebreo 9:27; 2 Pedro 2:9.

(2) Por el creyente, 1 Tes. 5:9; 1 Ped. 1:4.

2. Una distinción inequívoca entre los dos, 1 Corintios 11:32b.  Véase Isaías 26:20.  Aquí hay tres cosas:

(1) Entra en tus aposentos (donde hay protección).

(2) Cierra tras ti tus puertas (para dar seguridad).

(3) Escóndate un poco (en Cristo Jesús) y la condenación de los incrédulos no puede tocarle.

3. Una esfera inaccesible por el enemigo, Romanos 8:1.

(1) En Jesucristo Noé y su familia entraron en el arca.

(2) En Jesucristo los hijos de Israel se quedaron en sus casas donde hubo la sangre rociada encima de las puertas.

(3) En Jesucristo la persona que mató sin intención pudo entrar en la ciudad de refugio, Números capitulo 35.

(4) En Jesucristo Rahad y su familia fueron salvos quedándose en su casa, Josué capitulo 3.

4. Una certidumbre incondicional, Juan 3:18  “no es”.

(1) Véase el “no es” en Marcos 9:44, 46; Mateo 10:37, 38; Marcos 9:40.

5. Una promesa inequívoca, Juan 5:24.

6. Un privilegio inexpresable, 1 Juan 4:17.

7.  Una pregunta sin rival, Romanos 8:34a.   (fin)

     

Porque Soy Bautista No Conformista

Parte final

TEMA: El Libro Bautista

LECTURA: Mateo 15:1-9

TEXTO: Mateo 15:9

INTRO:  ¡Qué ignorancia hay hoy día con respecto a la Santa Biblia!  Los predicadores falsos llevan una copia de las Escrituras solamente para engañar la gente ignorante porque dicen:  "Hemos recibido una revelación nueva de Dios".  Que "Dios me habló y dijo...."

En Su oración al Padre Jesucristo dijo en Juan 17:17 "...tu palabra es verdad...".  Por eso, podemos decir que los 66 Libros de nuestra Biblia son el compendio, el sumario de toda verdad que hay en el mundo y aparte de esto Dios no ha revelado nada y no va a revelar nada.

Jesucristo llamó hipócritas los que dijeron no importa su creencia, no importa que asamblea asiste cuando hay instrucciones claras dadas en las Escrituras.

Llamo su atención a Salmo 138:1, 2 donde David dijo que Yavé ha engrandecido Su Nombre  y que Su Palabra es "sobre todas las cosas".  Amigo, no existe nada en este mundo más alta y más santa que la verdad y aquella verdad se encuentra en las Escrituras.

Satanás comenzó su mala obra en el Jardín con la mujer poniendo en su mente una duda con relación a la Palabra de Dios, Génesis 3:1.  Hoy él sigue con los mismos trucos.  Cuando uno dice que "no importa" su creencia, que "no importa" que asamblea asiste, él está diciendo que la mentira vale tanto como la verdad, pero véase Romanos 3:4.

La nobleza de carácter es determinada por una sola cosa: su actitud hacia la Palabra de Dios, 1 Tes. 2:13.  Véase 2 Tes. 2:10.

Amigo, su creencia hace una diferencia.  Hay que estudiar bien las Epístolas 2 y  3 de Juan notando 3 Juan 9, 10.

Todos de los Libros en nuestra Biblia son la verdad, no contiene la verdad, sino son la verdad.  No hay con-tradicción en las páginas de la Biblia.

Siendo que este Libro es de Dios, podemos decir que es un "Libro Bautista" siendo que explica la primera EKKLESÍA que Jesucristo fundó, y siendo que nosotros, los Bautistas No Conformistas siguen aquellas instruc-ciones, no tenemos vergüenza a recibir todo lo que contiene.

La primera asamblea "cristiana" fue comenzada por el Señor durante Su ministerio terrenal y fue una "asam-blea bautista" porque todos de los primeros miembros han sido sumergidos por Juan el Sumergidor.  Aun el Fundador de la asamblea ha sido sumergido por Juan y Él les envió Sus discípulos a predicar las Buenas Noticias y a sumergir los que creen, y después a enseñarles la verdad.  ¡Faltamos esto hoy!

Nosotros, los Bautistas No Conformistas, usamos el nombre "bautista" como identificación, no como una asociación con una organización.  Unos dicen que el nombre "cristiano" es suficiente como nombre por una asamblea, pero todo el mundo dicen que son "cristianos".  Tenemos que tener identificación de los que enseñan errores.

      Nótese bien lo que sigue:

1. Todos de los 27 Libros del N.T. fueron escritos por hombres "bautistas" siendo que todos han sido sumer-gidos por Juan y hablan de la obra de los primeros "bautistas no conformistas".  Jesucristo fue un "no con-formista"; Juan fue un "no conformista", los Doce eran "no conformistas", y todos de los primeros creyentes fueron "no conformistas".

2. Hay una clara explicación del ministerio de Juan el Sumergidor. ¡Qué hombre a enfrentar la gente religiosa de su día!

3. En detalle hay una explicación de la inmersión de Jesucristo por las manos de Juan.

4. Hay detalles de la primera asamblea "bautista" que el Señor fundó.

5. Hablan de la obra "misionera" de aquella primera asamblea de "bautistas".

6. Hablan de todos de las doctrinas que los bautistas no conformistas usan hoy.  Nota bien:  ¡La razón que hay tanta confusión en las asambleas hoy es porque el pastor no conoce el Libro!  Él ha escuchado a una persona o sistema en vez a estudiar la Palabra.

      Aquella verdad que Dios dio a la primera asamblea, ya hace casi 2,000 años, es la verdad para nosotros hoy día.  Los bautistas no conformistas no han cambiado la Palabra, pero muchas "iglesias" y sus pastores lo han cambiado.

1. El Señor prometió que Su EKKLESÍA  durará, Mateo 16:18d.  "...y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella..."  Aquí el uso de la palabra "Hades" habla del poder de Satanás y sus demonios.  Después de tantos años hay miles de asambleas fieles a Jesucristo y el N.T. en el mundo.  No todos usan el nombre "bautista" pero enseñan lo que dice el N.T.

2. ¡Qué promesa!  Mirando en los libros de historia desde el tiempo de Jesucristo aquí sobre esta tierra, uno puede ver aquel "rasgo de sangre" causado por los muchos "bautistas" que dieron sus vidas para sostener la verdad.

3. La razón que soy un "bautista no conformistas" es que un día tengo que aparecer antes de mi Señor y doy cuenta de mi vida cristiana.  En aquel tiempo no quiere oírle decir: "Hijo, te reveló la verdad.  ¿Por qué no lo aceptó?  ¿Por qué siguió las enseñanzas de los hombres en vez de Mi Palabra?   (Fin de estas lecciones).

 

Un Antídoto Contra Los Arminianos, IV

TEMA: Respuestas A Las Objeciones Contra "Redención Particular"

INTRO:  "Redención particular" es la doctrina que Jesu-cristo murió solamente por los elegidos que Dios escogió antes de la fundación del mundo, Efesios 1:4.

      El sistema "arminiano" sigue las enseñanzas de Jacobus Arminius (1560-1609) quien dijo que Jesucristo murió por toda la raza humana sin excepción.

      En esto estudio vamos a ver, usando las Escrituras, que esto no es cierto.

1. Objeción: "Siendo que es el deber de todo el mundo a creer en Jesucristo, por supuesto que Él murió por toda la raza humana".

      Respuesta:  Tal idea destruye la doctrina bíblica del amor de Dios, un amor que hace distinción.   Judas tuvo cada oportunidad a creer en Jesucristo pero Le rechazo.

      Todo el mundo nunca ha oído el mensaje de las Buenas Noticias, y muchos que han oído, no hacen caso.  Aquella gente no creen que son perdidas, condenadas. No tienen ningún deseo a arrepentirse ni a recibir a Jesucristo como su Salvador.

      Pero, los escogidos, una vez llamados por el Espíritu Santo, son convencidos de sus pecados, de su conde-nación, y tienen hambre espiritual, Mateo 11:28; Marcos 2:17; Isaías 55:1.

2. Objeción: Las palabras "todo" y "cada uno", usadas en las Escrituras, significan: "todo el mundo sin excepción".

      Respuesta: Estas dos expresiones no pueden ser usadas a decir "todos sin excepción" sino hablan de ciertas personas o de ciertas cosas.

      Leemos en Mateo 9:30 "…recorría Jesús TODAS las ciudades…sanando TODA enfermedad y TODA dolen-cia…" .  Estos eventos sucedieron en aquel lugar con aquellas personas que estaban sufriendo aquellas enfermedades.

      En Colosenses encontramos el uso de la palabra "to-do" cuatro veces, pero es limitada a aquellos a quien Pablo predicó.

      En 1 Timoteo 2:4 "…quiere que todos los hombres sean salvos…"  esto está hablando de "todos" de los elegidos porque claro, no es la voluntad de Dios a salvar "todo el mundo", véase Mateo 25:41.

      En Hebreos 2:9 "Jesús…para que por la gracia de Dios gustase la muerte por todos…".  Pero, nótese la limitación dada en el v. 10: "…de llevar muchos (no to-dos) hijos a la gloria…", y el v. 11: "…y los que son santificados…".  Solamente los elegidos son "santifica-dos".

      Pablo escribió en 1 Timoteo 2:6 "…dio a Sí mismo en rescate por todos…", pero el mismo Pablo, escribiendo a Tito dijo en Tito 2:14 "…quien se dio a Sí mismo por nosotros…", hablando de los elegidos.

3. Objeción. "En Juan 3:16 y 1 Juan 2:2 dice que Jesu-cristo murió "por todo el mundo".

      Respuesta:  Uno tiene que entender que la palabra "mundo" tiene varias significaciones.

      En Lucas 2:1 el "mundo" habla del Imperio Romano.

      En Romanos 1:8 "…vuestra fe se divulga por todo el mundo…", pero sabemos, que en aquella fecha, las Buenas Noticias no han salido de Europa.

      En Juan 12:19 leemos "…el mundo se va tras Él…".  Es decir "mucha gente".

      En Juan 3:16 "Dios amó al mundo…".  Pero el mundo consiste de muchas cosas: aves, animales, peces y seres humanos.  La palabra "mundo" aquí habla del "mundo de los escogidos", véase Juan 6:33; 17:11; 2 Corintios 5:19; 2 Tes. 3:2; 1 Tim. 3:16; 1 Juan 5:19; Apo. 5:9; 13:3, 4.

CONCLUSIÓN:  Es cierto que Dios tiene un amor por todo la raza humana, véase Salmo 145:9; Mateo 5:45, pero nunca tuvo planes a salvar cada una, sino, como dice en 1 Timoteo 4:10 "…mayormente de los que creen…".

(Continuará)

 

La Historia de los Adventistas del Séptimo Día, Final

Que creen los Adventistas.
     Veamos las patas del Caballo de Troya de los Adven-tistas del Séptimo Día:

1.  Cristo realizó inmolación total, no una expiación completa, El como Sumo Sacerdote todavía y continuamente la realiza hasta su paso a ser Rey, Libro: "Patriarcas y Profetas".
2.  Cristo en el santuario realiza un juicio investigativo que al final dará el veredicto de quien debe ser perdonado completamente. Libro: "El Conflicto de los Siglos".
3. Negación del infierno, condena del alma, inspiración de los escritores adventistas (al grado de tener libros paralelos a la Biblia), las leyes rituales y el decálogo, el libro del testimonio, las visiones adventistas como bases y fuentes doctrinales, la carga del pecado por Satanás, el paso de Jesús y la santificación del lugar santísimo en 1844, el mensaje de los ángeles, etc.
4.  Es una base histórica, fracaso de los pronósticos, des-acuerdos y divisiones, interpretaciones bíblicas, etc. Los adventistas dicen que un papa de Roma estableció el día
Domingo, pero no da su nombre; que el papa es el 666 y los Estados Unidos el falso profeta, la segunda bestia, etc.
     Hermanos vigilemos que este Caballo de Troya, de apariencia inofensivo, no se cuele en las fortalezas de nuestro espíritu e inteligencia, creo que en este tiempo y con la informática debemos conocer a aquellos que meten miedo y que utilizan cualquier asidero para inquietarnos sin responder a las preguntas formuladas, escudándose en un continuo callar, en ser siempre las víctimas y presentar una apariencia de piedad (No toques, no uses, no comas, ni mires) como base del cristianismo; creer y ser salvado por gracia es cristianismo y poner un paralelo a la gracia, es "judaísmo híbrido" (Termino que aun no entiendo, aun como metáfora), legalista (Moisianismo) y lo mas peli-groso, sincretismo con Cristo (Justificación y salvación por obras después de recibir a Cristo por fe).  (Fin de estos estudios)

Los Dones del Ministerio, IX
TEMA: Los Dones de Administración Práctica.

Hay otros dones igualmente indispensables en la asamblea. Son el de dirigir y el de servir. Pablo se refiere al primero en Romanos 12:8 como “el que preside, con solicitud” y en 1 Corintios 12:28 como “los que administran”. La idea es administrar, gobernar, dirigir, administrar al pueblo de Dios en todas las circunstancias que afrontan. Éste, por necesidad, es un don del pastor.     En 1 Timoteo 5:17 dice que “los ancianos que gobiernan bien, sean tenidos por dignos de doble honor, mayormente los que trabajan en predicar y enseñar.” y lo menciona también entre los requisitos del obispo o pastor en 1 Timoteo 3:4-5: “que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?)”.

El don de servir es mencionado en Romanos 12:7 expresamente, y en 1 Corintios 12:28 se menciona a “los que ayudan”.  La palabra en Romanos es traducida del griego diakonian, de donde se traduce la palabra diácono en el Nuevo Testamento, por lo que su función no es de regir o gobernar, esa es prerrogativa del pastor; su función es servir, como claramente se ve que era el propósito de los primeros diáconos en la Asamblea Primitiva (Hechos 6:1-11). Quizá las asambleas modernas, aun los bautistas fundamentales, deberían re-evaluar la función de los diáconos.

Los Dones de Hacer Milagros

Los militantes activos del moderno Movimiento Carismático y del Neo-Pentecostalismo defienden ardien-temente la tesis de que esta época en que vivimos es una de milagros realizados por individuos, usados como agentes por Dios para mostrar Su poder.  Entre los dones del Espíritu que ellos sostienen como operantes en nuestros días son el don de lenguas y el don de sanidad.      Algunos de ellos han ido hasta el extremo de decir que quiénes no tengan tales dones, no son verdaderos creyentes. Sus textos de apoyo, entre otros, son: Marcos 16:17-18; Hechos 2:38; Hebreos 13:8; y por supuesto, muchos otros.

Aquí simplemente mencionaremos algunas enseñ-anzas generales bíblicas en relación con los milagros, y específicamente con los dones de hablar en lenguas y sanidad.

En primer lugar hay que señalar que Dios es un Dios de milagros. Un milagro es la intervención divina en el sistema de la naturaleza tal como la conocemos. Es una suspensión temporal de las leyes que gobiernan este mundo tal como las observamos normalmente con propósitos de revelación divina. Si entendemos que Dios estableció tales leyes, y que por lo tanto, Él las puede suspender temporalmente para sus propósitos, puede entonces realizar milagros (Jer. 32:27).

Los liberales pasan por alto este hecho, y por lo tanto no reconocen el carácter sobrenatural de la Biblia como revelación divina.     

Ahora bien, hay que distinguir entre  "el poder de Dios" para realizar milagros y "la necesidad de un don" para hacer milagros poseído por creyentes hoy en día. La cuestión no es si Dios puede hacer milagros, sino si Dios necesita de agentes para realizarlos en la actualidad. Dios en otros tiempos ha utilizado agentes para realizar milagros, sin duda alguna; y aunque Jesucristo es el mismo ayer, hoy, y por los siglos, eso no quiere decir que Dios está obligado a hacer  los mismos milagros, de la misma manera, en todas las edades. La Biblia está llena de relatos de milagros, pero en ellos podemos identificar los siguientes propósitos para hacerlos:

Ningún milagro fue hecho por capricho de algún individuo, sino para demostración del poder  de Dios para autenticación. En el caso de Cristo, para demostrar su divinidad (Juan 20:30-31; Hechos 2:22); en el caso de los apóstoles, su apostolado (Marcos 16:17, 18; 2 Corintios 12:12); y en el caso de los creyentes de la Asamblea Primitiva, para autenticar su salvación (Hebreos 2:3-4).

También los milagros se hicieron para testimonio. En el Antiguo Testamento, para testimonio a las naciones paganas de quién era el Dios de Israel (Exodo 7:5; 1 Reyes 18:20-40); en el Nuevo Testamento para mover a los in-crédulos a una fe salvadora en Cristo Jesús (Heb. 2:3-4).

En todos los casos, los milagros se hicieron para glorificar el nombre de Dios (Juan 9:1-3; 11:4), y no para vanagloria o exhibición personal, o para demostrar espi-ritualidad.

Es interesante notar también que en cada período de la historia en que hubo una operación abundante de milagros, éstos parecen haber introducido una nueva era de revelación divina. Considere los milagros producidos por Moisés, Elías, y otros profetas del Antiguo Testa-mento antes de sus correspondientes porciones bíblicas que escribieron, y la era de Cristo y sus apóstoles en el Nuevo Testamento previo a la escrituración de éste.

(Continuará)

 

El Uso Del Velo

(Adaptado de una obra por Ricardo Armstrong)

      El velo es un tema muy extendida en España por causa del número de las asambleas de Los Hermanos allí. Trabajé con una asamblea bautista en Játiva, Valencia que practicaba el uso del velo.  Pablo dice en 1 Corintios 11 que las asambleas en aquel día tenia la costumbre de adorar al Señor con velos en las mujeres.  Pero también indicó que "el cabello le es dado por velo".

      No hay un acuerdo entre los hermanos en cuanto a la interpretación bíblica de estos textos, pero aquí le hago unas notas para instigar su propio estudio hasta llegar a una conclusión espiritual.

1. El uso del velo era un "costumbre", no un mandato.

2. El velo cubría toda la cabeza y cara, no solamente el pelo.

3. Cortar el pelo en los tiempos bíblicos era indicación de una mujer impura y Pablo dice que es tan vergonzosa como hacerse calvo.  Una mujer con el pelo corto podía causar a un pastor "ángel = mensajero" a pensar cosas impropias, así que, por causa de los ángeles (pastores), una mujer debía llevar el pelo largo.

4. El pelo largo indica la sumisión "autoridad sobre su cabeza" al esposo, en obediencia al Señor, mientras que el cabello corto indica que el hombre es sumiso primeramente al Señor directamente como su autoridad, y no a la esposa.

5. El pelo largo es indicación desde la creación de feminidad.  Uno debe poder distinguir entre "hombre y mujer" meramente al verlos juntos al observar la diferencia en la largura de su pelo.

6. Muchos creen que la interpretación de 1 Corintios 11 llama por un velo encima del cabello.  Si uno cree así, lleva el velo…no peque contra su conciencia.  El velo es una manera maravillosa de demostrar su respeto a la adoración del Señor.

7. No debemos dar ofensa a otros hermanos "débiles".  Si entra en una congregación con la costumbre de llevar velos, lleva un velo o un sombrero para mostrar respeto.

      Los que enseñen el uso del velo son muy seguros de su interpretación.  No me quedo convencido de su interpretación, pues el texto dice que "el cabello le es dado por velo", pero respeto esa interpretación porque forma una buena costumbre, pero no entro en discusiones con los que no están de acuerdo conmigo.  (fin)

 

Conociendo Dios Por 1 Pedro

INTRO:  Las riquezas que Dios nos ha dado, véase 1:3.  I.  Vamos examinar las razones por el entusiasmo que causó Pedro a adorar a Dios.

1. Un nacimiento nuevo, 1:3.  Pedro quiso los creyentes a realizar que hay más a esta vida que uno puede ver.

      Pedro explicó que el nuevo nacimiento ocurre  cuando uno arrepentirse y reciba a Jesucristo como Salvador, véase Hec. 16:31; 17:30, 31.  Nótese 1:22, 23.

2. Una herencia segura, 1:4-9.

(1) Que no puede ser destruida.

(2) Que es guardada.

(3) Que la recibimos después de diversas pruebas.

(4) Que traerá alabanza, gloria y honra.

3. Un rescate pavoroso, 1:10-12, 17-21.  Aquí tenemos:

(1) La sencillez de las Buenas Noticias.

(2) La profundidad de las Buenas Noticias.

(3) Son Noticias que llama a nuestra atención que no podemos salvar a sí mismo.

(4) Son Noticias que dan consolación.

4. Un honor alto, 2:4-12.

(1) Somos "piedras vivas", v. 4.

(2) Somos "una casa espiritual", v. 5.

(3) Somos "sacerdotes santos", v. 5 porque podemos acercarnos directamente a Dios con tres sacrificios:

  A. De devoción de nosotros a Cristo, Romanos 12:1.

  B. Con expresión de alabanzas, Hebreos 13:15.

  C. Hechos de bondades, Hebreos 13:16.

(4) Somos "linaje escogido", v. 9.

5. Jesucristo fue un Maestro que nos da inspiración, 2:21-23.

(1) Él sufrió sin causa, sin resentimiento, v. 22.

(2) Él sufrió sin represalia, v. 23.  Véase Marcos 15:16-20, 29-32.

(3) Él sufrió en confianza, v. 23.

6. Jesucristo fue un Señor que cambió vidas, 2:24, 25.

(1) El propósito de la muerte de Jesucristo se encuentra en v. 24: "que nosotros, estando muertos a los pecados, vivamos a la justicia…".

(2) Cuando recibimos a Él entramos en una relación nueva….somos nacidos en la familia de Dios, 1:23.

(3) El Señor no tiene vergüenza a reconocernos como Su familia, Hebreos 2:11-14.

(4) Como nuestro Hermano Él tiene cuidado de nosotros, Hebreos 5:10, véase Mateo 28:20.

(5) Él nos ha dado Su Espíritu Santo, 1 Corintios 6:19.

7. Una victoria anunciada ante mano, 3:18-22.

(1) A morir, Jesucristo entró en el mundo invisible, al lado de consolación durante los tres días que Su cuerpo estaba en la tumba.  En el día de la resurrección de Su cuerpo de la tumba, el Señor llevó del "paraíso" todas las almas de los redimidos.

(2) Pedro aludió que en los días de Noé el Espíritu Santo predicó a los incrédulos antes de la inundación, y que por el agua ocho personas fueron salvas.  ¿Qué los salvo, el arca o el agua?  Fue el arca.  Es igual con inmersión.  La inmersión no le salva si Ud. no está en el arca….Jesucristo.

8. Nuestras vidas encuentran significación una vez a ver a Dios en la luz de que Él ha hecho para nosotros en Su Hijo Jesucristo, 4:1-2.

II. La distinción que Dios quiere para nosotros, 1:13-16.

(1) Poca gente entiende el uso de las palabras "sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir…",  v. 15.  La palabra quiere decir: "poner aparte" para un uso especial.  Dios quiere que Sus hijos a desarrollar hábitos del corazón que hacen la vida vale la pena.  Por ejemplo:

  A. Amor para la familia, 1:22 hasta 2:1; 3:8-12.

  B. Un sed espiritual, 2:2, 3.

  C. Una sumisión iluminada, 2:11-18.

  D. Una paciencia admirable, 2:18-20; 3:13-17.

  E. Un hogar saludable, 3:1-7.

  F. Un perspectivo eternal, 4:1-19.

  G. Un parentesco unificador, 5:1-11. (fin)

 

Datos Acerca De Los Testigos de Jehová, parte I

      Muchos grupos sectarios se hacen pasar por cristianos evangélicos.  Sin embargo, no lo son.  Consideraremos a los "Testigos de Jehová" como ejemplo.  Casi todo el mundo sabe de su proselitismo agresivo de casa en casa.  La organización que representan, conocida como la Sociedad Watchtower Bible and Tract, ha falsamente pronosticado apocalipticamente el fin del mundo muchas veces.  Esta organización domina rígidamente a los "testigos" individuales, y prohibe su participación en actividades como: aceptar transfusión de sangre; celebrar los cumpleaños y los días feriados; votar en las elecciones; izar la bandera del país y cumplir el servicio militar.

      La Sociedad afirma ser la única organización que Dios está usando hoy día para enseñar Su verdad y hablar por Él.  Que toda persona que no sea "Testigo de Jehová" será destruida en Armegedón.

      El siguiente relato contiene datos esenciales para toda persona interesada en la historia y la doctrina de los "Testigos de Jehová".

I. Creencias y doctrinas copiadas.  Charles T. Russell (1852-1916) fundó el movimiento.  Aun siendo adolescente, rechazó su religión presbiteriana, y se unió con la más liberal iglesia "Congregacional", pero después de poco tiempo la dejó.  Él rehusó aceptar la deidad de Jesucristo y las enseñanzas acerca del infierno y el tormento eterno.  Él no tenía ningún entrenamiento bíblico, más bien formó sus ideas sobre las enseñanzas populares de aquellos tiempos. 

      Por ejemplo, los adventistas del séptimo día despertaron su interés en las profecías apocalípticas.  Russell tomó de ellos la creencia de que Cristo había regresado a esta tierra invisible en el año 1874, y que 1914 sería el año para la destrucción del mundo y el comienzo del milenio.

II. Pretensiones fantásticas.  Russell publicó su propia revista, La Torre del Vigía, ahora llamada "La Atalaya" para esparcir sus doctrinas falsas.

      A pesar que él carecía de educación formal en la teología y los idiomas bíblicos, él pretendía ser la única persona con la verdad, y condenaba vigorosamente todas las demás religiones cristianas.

III. Carácter defectuoso.  J. J. Ross publicó un folleto que expuso las pretensiones y doctrinas falsas de Russell.  Dijo que Russell nunca asistió a las escuelas de educación avanzada; no sabe nada de filosofía, teología o historia.  Su esposa lo dejó en divorcio por causa de "su orgullo, egoísmo, dominación, y conducta indecorosa en relación a otras mujeres".  Vendió "trigo milagroso" a un precio 60 veces del normal.

IV. Profecías fallada. Russell siguió atrayendo a las personas con sus interpretaciones proféticas increíbles, y sus dramáticas advertencias de que el Armegedón caería de golpe en 1914.  Cuando el año vino y pasó Russell cambió la fecha para el 1915.  Él murió en 1916, dejando a sus seguidores dudosos y desilusionados por causa de sus predicciones falladas.  Entones, Joseph Franklin Rutherford tomó cargo de la organización.  (continuará)

 

¿Soy Un Cristiano?

1. ¿Soy un cristiano, realmente?, Efesios 1:3-14.  En este pasaje encontramos una lista de regalos que recibimos de parte de Dios, cuando por fe estamos unidos a Jesucristo:  elección, adopción, gracia, redención, perdón, vocación y el Espíritu Santo.  ¿Estoy confiando en Él, en lo que ha hecho por mí para mi seguridad y salvación?  ¿O más bien estoy confiando sólo superficialmente, poniendo mi confianza en los sentimientos, en la experiencia o en mis propias obras?

2. ¿Soy un cristiano con poder?, Efesios 1:18-20.  Este pasaje es parte de una oración de Pablo que comienza en el v. 16.  En los vs. 19, 20 Pablo ora por ciertas cosas que considera que los creyentes de Efeso deben conocer.  ¿Cuáles son? ¿Conozco yo algo de este tipo de poder en mi propia vida?  ¿O mi vida se caracteriza por el temor, las dudas y la debilidad?

3. ¿Soy un cristiano optimista? Efesios 3:20.  ¿Estoy abierto a la posibilidad de que Dios pueda hacer algo a través de mí, más abundantemente de lo que pido o entiendo, según mi oración más extravagante o mi pensamiento más atrevido?  ?O tiendo a centrarme en mis necesidades, problemas y dificultades?

4. ¿Soy un cristiano humilde? Efesios 4:1, 2.  La humildad tiene que ver con el servicio y el sacrificio a favor de otros, desestimando, por ejemplo, la propia reputación, véase Filipenses 2:8, 9.  La mansedumbre significa no imponer mi propia importancia o autoridad, porque estoy seguro de quién soy, a pesar de las circunstancias.  ¿Está mi vida marcada por la agresión, la impaciencia, la insistencia, la imposición de mis propios caminos?

5. ¿Soy un cristiano en crecimiento?  Efesios 4:15.  Un síntoma seriamente grave en un niño es la falta de desarrollo.  De la misma manera, la falta de progrreso espiritual en mi vida, es un síntoma negativo.  ¿Soy una persona distinta ahora que hace seis meses?  ¿Crecí, mi estanqué o experimenté un retroceso?  ¿Crecí en mi entendimiento de Dios y Sus caminos?  ¿He madurado en mis relaciones con los demás?  ¿Soy una persona más guiada por Dios, más comprometida con Él que antes?  Tener en cuenta la meta de este crecimiento, mencionada en el v. 13.

6. ¿Soy una criatura nueva? Efesios 4:24 hasta 5:5.  ¿Estoy dejando de lado cada una de las cosas que se declaren en este pasaje?  Profundiza el significado de cada declaración.  Por ejemplo, no solamente "digo la verdad", sino también "exagero tendenciosamente, engaño con la verdad, apoya la falsedad con mi silencio aunque no mienta con la palabra.

7. ¿Soy un cristiano que ama?  Efesios 5:1, 2.  La palabra griega más usada en el N.T. para referirse el amor es AGAPE.  Esta palabra, sin embargo, no había de un sentimiento sino más bien de un acto de la voluntad.  Su significado es:  búsqueda activa de lo mejor para otros por medio del pensamiento, la palabra y la acción.  ¿Es este amor una característica diaria, constante en mi vida?  ¿Qué personas encuentran difíciles de amar, y bajo qué circunstancias?  Nuevamente, el amor de Dios en Cristo Jesús es nuestro parámetro.

8. ¿Soy un cristiano agradecido?  Efesios 5:18-20.  Mi actitud diaria:  ¿es de alabanza y de acción de gracia?  ¿O estoy resentido con Dios por los malos tratos y me quejo de lo que provee, en Su infinita sabiduría para mi vida?

9. ?Soy cristiano con armadura? Efesios 5:10-17.  ¿Soy consciente de la realidad y la furia de la batalla contra las huestes espirituales del mal?  ¿Busco protección del Señor mediante la armadura que se menciona en este pasaje?  ¿O soy indiferente, tibio o permisivo frente a esta realidad?

10. ¿Soy un cristiano que ora? Efesios 6:18.  ¿Puedo decir que en mi vida es notable la dependencia de la voluntad de Dios, y el reconocimiento de Su presencia continua?  ¿Me dedico regularmente a orar a solas y con otros?  ¿Olvido orar por largos períodos?  ¿Cómo son mis tiempos de oración:  irregulares, confusos, dormidos, muertos, o momentos preciosos, entusiasmados, etc.?

(Por Juan Harrower)

 

Como Dios Nos Muestra Su Gracia

  1. Cuando estoy en tribulaciones Él es mi paz, Filipenses 4:6, 7.

  2. Cuando tengo miedo, Él es mi fortaleza, Sal. 27:14.

  3. Cuando estoy perdido, Él es mi camino, Juan 14:6.

  4. Cuando estoy naufragando, Él es mi Salvador, Mateo 14:28-32.

  5. Cuando estoy cansado, Él es mi descanso, Mateo 11:29.

  6. Cuando soy pobre, Él es mi riqueza, Efesios 3:8.

  7. Cuando tengo hambre, Él es mi pan, Juan 6:35.

  8. Cuando tengo sed, Él es mi agua viva, Juan 4:10-14.

  9. Cuando tengo frío, Él me cubre, Salmo 91.4.

10. Cuando tengo calor, Él es mi sombra, Salmo 121:5.

11. Cuando estoy ciego, Él es mi guía, Isaías 42:16.

12. Cuando estoy herido, Él es mi sanador, Mat. 8:10-13.

13. Cuando soy débil, Él es mi fuerza, 2 Cor. 12:9-10.

14. Cuando estoy confundido, Él es mi consejero, Salmo 73:24; Isaías 9:6.

15. Cuando estoy inseguro, Él es mi roca, 1 Cor. 10:4.

16. Cuando estoy cautivo, Él es mi libertador, Romanos 11:26.

17. Cuando soy injusto, Él es mi justicia, 1 Juan 1:9.

18. Cuando soy rechazado, Él es mi amigo, Juan 15:15.

19. Cuando estoy decaído, Él es mi esperanza, Salmo 71:5.

20. Cuando estoy triste, Él es mi gozo, 1 Pedro 1:8.

21. Cuando he sido sacudido, Él es mi fundación, 1 Corintios 3:11.

22. Cuando estoy llorando, Él es mi consuelo, Apo. 21:4.

23. Cuando estoy en la oscuridad, Él es mi luz, Miq. 7:8.

24. Cuando soy acusado, Él es mi defensa, Salmo 62:6.

25. Cuando soy condenado, Él es mi abogado, 1 Juan 2:1.

26. Cuando soy culpable, Él es mi perdón, Isaías 55:7.

27. Cuando soy rehén, Él es mi redentor, 1 Tim. 2:5-7.

28. Cuando estoy solo, él es mi consolador, Juan 14:16.

29. Cuando tengo necesidad, Él es mi provisión, Fil. 4:19.

30. Cuando estoy muerto, Él es mi vida eterna, Juan 3:16.

 

¡Cuidado Con…!

  1. Demasiado sueño, Proverbios 24:33.

  2. Mala compañía, Proverbios 4:14, 15.

  3. Olvida a Dios, Deuteronomio 6:10; 8:11.

  4. Aprobación del hombre, 2 Timoteo 2:15.

  5. Malos pensamientos, Filipenses 4:7-9.

  6. Bebidas alcohólicas, Proverbios 23:29.

  7. Dinero, 1 Timoteo 6:10.

  8. Falsos maestros, 2 Juan 9-12.

  9. Sexo opuesto, Proverbios 6:24-29; 7:5-27.

10. Malas palabras, Santiago 3:5 (tomando el Nombre de Dios en vano), Éxodo 20:7.

11. Ira de Dios, Juan 3:36.  (fin)

 

Tres Doctrinas Esenciales

INTRO: Las Escrituras declaran a estas doctrinas como esenciales para la salvación de un alma del infierno.  El verdaderamente regenerado puede ignorar hasta cierto punto una o más de ellas en el comienzo de su nueva vida, pero llegará a un conocimiento adecuado de las tres a medida que estudie la Palabra de Dios.  Una persona no regenerada o un sectario negará una o más de estas doctrinas básicas.

I. La Divinidad de Jesucristo.

1.  Jesucristo es Dios en la carne, Juan 8:58 con Éxodo 3:14.  Véase Juan 1:1, 14; 10:30-33; 1 Juan 4:2, 3.

2. Jesucristo es el objeto apropiado de la fe.  No es suficiente simplemente tener fe; la fe debe estar puesta en el objeto apropiado. La fe no es más fuerte que su objeto.

3. La doctrina de la Divinidad de Jesucristo incluye:

(1) El Trino en Uno, que hay Un Dios quien existe en tres Personas, Dios el Padre, Dios el Hijo, y Dios el Espíritu Santo.  Los Tres son co-iguales, co-eternos, y de la misma naturaleza.

(2) El Monoteismo, que hay un único Dios verdadero, Isaías 43:10; 44:6, 8; 44:5.

4. La unión hipostática.  Que Jesucristo es a la vez Dios y Hombre.

(1) La suficiencia del sacrificio de Jesucristo.  Es completamente suficiente para pagar por todos pecados del mundo.

(2) Jesucristo, como Dios el Hijo, debe ser Dios para ser capaz de ofrecer un sacrificio de valor mayor que el de un mero hombre.  Él tuvo que morir por los pecados del mundo, 1 Juan 2:2.

(3) Jesucristo, como Hombre.  Debe ser Hombre carnal para ser capaz de ser un sacrificio en beneficio del pecador.

II. Salvación de su alma del infierno por la gracia de Dios, Efesios 2:8, 9.  Véase Romanos 4:5; Gálatas 3:21; 5:4.

III. La resurrección de Jesucristo, 1 Corintios 15.  (fin)

 

Creemos:

1. Creemos que las Escrituras son inspiradas por Dios y están exentas de error en sus documentos hebreo-griegos originales, 2 Timoteo 3:16, 17; 2 Pedro 1:20, 21.

      Creemos que revelan adecuadamente la mente de Dios y Su voluntad para con el hombre, Salmo 119:130.

      Creemos que son la guía infalible y todo suficiente para que el hombre entienda y encuentre el camino de la salvación, Salmo 119:105; 2 Timoteo 3:15, aprenda a adorar a Dios correctamente, Juan 4:22-24, y vivir en amor en este amor, Efesios 5:1, 2 desplegando una conducta piadosa, Tito 2:11, 12.

2. Creemos en un solo Dios verdadero, infinitamente perfecto, Creador de todo lo existente.  Nuestro Dios tiene existencia propia y se ha manifestado eternamente en tres Personas divinas: Dios el Padre, Dios el Hijo, y Dios el Espíritu Santo.

      La Triunidad, esencia de la Deidad, es co-eterna en su ser, co-idéntica en naturaleza, co-igual en poder y gloria, y posee los mismos atributos y perfecciones, Deu-teronomio 6:4; 1 Corintios 8:6; Mateo 28:19; 2 Corintios 13:14; 1 Pedro 1:2.

3. Creemos que nuestro Señor Jesucristo es verdadero Dios, Isaías 9:6; Hebreos 1:8; 1 Juan 5:20 y verdadero Hombre, Romanos 9:5; 1 Timoteo 2:5; Juan 1:1, 14; Filipenses 2:6-8.

      Jesucristo, Dios el Hijo, nació sin pecado por inter-vención y genio de Dios el Espíritu Santo, Mateo 1:20, de aquella mujer virgen, Mateo 1:21-25.

      Por cuanto poseía una naturaleza libre de mancha Jesucristo vivió una vida inmaculada exenta de toda falta, Hebreos 7:26; 9:14; 1 Juan 3:5.

      Jesucristo ofrendó Su vida intachable sobre el altar de la cruz en holocausto supremo, fragancia de olor suave a Yavé, todo por causa de los pecados nuestros, Efe. 5:2.

4. Creemos en la resurrección corporal de Jesucristo, 1 Corintios 15:4, 14, 20, y en Su ascensión a la diestra de la Majestad en las alturas (Tercer Cielo), Hebreos 1:3.

      Jesucristo solo es nuestro Sumo Sacerdote, Hebreos 7:27, 28 y Abogado, 1 Juan 2:1.  Los servicios de "sacer-dotes" y "mediadores humanos" son por tanto inne-cesarios.

5. Creemos que el hombre existe en estado de total de-pravación, Isaías 1:4-6; Génesis 6:5; Salmo 51:5.

      Que si bien fue originalmente creado a la imagen de Dios, heredó la naturaleza pecaminosa introducida con la caída en el Jardín del Edén, Génesis 3:1-24; Romanos 3:10-18, 23.

      Creemos que como pecador sin arrepentimiento está irremediablemente perdido, Lucas 13:3; Romanos 2:5 y que es totalmente inhábil para salvarse haciendo todo el bien que pueda, o por cualquier otro medio, Juan 14:6; Hechos 4:12; Lucas 19:10.

      Para salvarse el hombre desesperadamente necesita arrepentirse de sus pecados y recibir por fe al Salvador Jesucristo, Hechos 20:21; Juan 1:12.

6. Creemos que la salvación es un don (regalo) de Dios, Romanos 5:15; 6:23; Tito 3:5 que se obtiene por sólo recibirla de Sus manos por la fe, Efesios 2:8, 9, sin tratar de añadir obras meritorias de nuestra parte.

      El arrepentimiento personal es un necesario elemento en esta transacción.

      Creemos en el poder y la toda suficiencia de la sangre de Jesucristo derramada en el Gólgata para la limpieza cabal y el perdón absoluto del pecador, Efesios 1:7; Hebreos 10:11-14; 1 Pedro 1:18, 19; 1 Juan 1:7 y en Su gloriosa resurrección para declarar al hombre justo (correcto) ante Dios, Romanos 4:25.

7. Creemos, sin embargo, que las buenas obras deben adornar constantemente la vida del creyente.  Si bien éste no se gana la salvación haciendo buenas obras, urge que demuestre mediante sus buenas obras la salvación que ya tiene.

      Las Escrituras enseñan inequívocamente que el cre-yente fue "creado en Cristo Jesús para (no por) buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas", Efesios 2:10.

      Los textos en Tito 3:8, 14 exhortan dos veces al cre-yente a "ocuparse" en buenas obras.  Tito 2:14 describe a la asamblea como un pueblo "celoso" de buenas obras.  Colosenses 1:10 dice que el creyente debe "llevar fruto en toda buena obra".

      Creemos que no somos salvos por fe más obras, sino que somos salvos por una fe que obra.

      Creemos que el Señor nos salva por gracias, y nos juzgará y recompensará por las obras, Romanos 2:6-11; Apocalipsis 20:12; 22:12.

      La condenación de los malvados se la acarreará sus obras "malas" mostrando cuán merecido se la tenían, Apocalipsis 20:11-15.

8. Consecuentemente, creemos que el pecador es justi-ficado ante Dios por la fe, Romanos 3:28; 4:1-3; 5:1 y ante los hombres por las obras, Santiago 2:21, 24.

      La fe sola es la que lo justifica, pero la fe que lo jus-tifica no se queda sola.

      Creemos que es en esta venía que el Apóstol Santiago recalca que la "…fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma…" 2:17.  A lo que también añade "…muéstrame tu fe sin tus obras (una imposibilidad) y yo te mostraré mi fe por mis obras", v. 18.

9. Concluimos, entonces, que el creyente en Jesucristo no hace buenas obras como moneda de trueque para adquirir (comprar) su salvación, sino que espontáneamente las exhibe en su vida y conducta como resultado inevitable de la salvación que ya ha experimentado. 

      La salvación por fe en la obra final de Jesucristo siendo una experiencia eminentemente subjetiva o in-visible, se hace objetiva o visible mediante las buenas obras.

10. Creemos que todos los que reciben por fe al Señor Jesucristo "nacen" en la familia de Dios por operación milagrosa o regeneración del Espíritu Santo, Juan 3:3; 1 Juan 5:1; Gálatas 3:26.

      El soberano Espíritu de Dios "sumerge" al creyente en Cristo, y lo "sella" desde el momento de la conversión hasta el día de la redención, Efesios 1:13, 14; lo "habita", Romanos 8:9, 11, y también lo "llena" (controla) en la medida y proporción en que el creyente se rinde al Espíritu de Gracia, Efesios 3:19; 5:18.

11. Creemos en la preservación milagrosa de los "santos" (creyentes) o sea en la seguridad eterna del creyente.  Creemos es imposible que el creyente en Jesucristo se pierda, Juan 10:27-29; 1 Juan 5:11-13.

12. Creemos que Jesucristo es el Señor y Cabeza exclusiva de la asamblea, Efesios 1:22, 23; Colosenses 1:18.  Esto a pesar de lo que pueda creerse el papa, o de lo que arbitrariamente practiquen algunos pastores pro-testantes.

13. Creemos que la asamblea primitiva se reunía para adorar, instruirse en la fe y estimularse al amor y las buenas obras, Hebreos 10:24.  Para tal fin "…per-severaban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones…", Hechos 2:42.

      Este debe ser el incambiable patrón que caracterice a la asamblea en el día presente, Hebreos 10:25.

14. Creemos que la asamblea no es una organización sin un organismo viviente, Romanos 12:4, 5; 1 Corintios 12:12-27 y que no es un edificio material hecho de madera o cemento, 1 Pedro 2:5 sino un compañerismo espiritual entre los que han alcanzado fe preciosa.

      Creemos que la asamblea no es un monumento sino un movimiento.

      Creemos que está en el mundo como testigo de su Cabeza, Hechos 1:8, y debe estar continua y agresi-vamente ocupada en hacer Su Nombre conocido a los perdidos, Mateo 28:18-20; 1 Pedro 2:9 y sirviendo de oasis a aquellos a quienes Cristo ha recibido, Rom. 15:7.

15. Creemos que es impropio para la mujer cristiana ejercer autoridad o liderazgo sobre el hombre en el ejercicio de la oración pública, la predicación, y las enseñanzas en los cultos mixtos de la asamblea, 1 Corintios 14:34, 35; 1 Timoteo 2:11, 12.

      Creemos que en la vida matrimonial la mujer tampoco debe asumir el liderazgo en lo referente a la conducción de los asuntos del hogar y de la familia, Efesios 5:22-24.

16. Creemos que el Señor Jesucristo regresará en el aire para llevar consigo a los Suyos.  Será un acto privado y exclusivo en el que participará sólo los redimidos, Juan 14:1-3; 1 Corintios 15:51, 52; 1 Tesalonicenses 4:13-17.

      Este evento es inminente (puede ocurrir en cualquier momento), y a esto llamamos el arrebatamiento.  Este arrebatamiento al Tercer Cielo tendrá efecto antes de los siete años de la Gran Tribulación, Apo. 3:10; Romanos 8:1; Lucas 21:36; 2 Tesalonicenses 2:1-10.

17. Creemos que Jesucristo regresará también a la tierra después de los siete años en un acto público a juzgar a las naciones, Mateo 25:31-46. 

      A este aspecto segundo de Su regreso llamamos La Manifestación, Mateo 24:30.  Este aspecto será personal, visible, audible y palpable a toda la humanidad irredenta, Hechos 1:11; Zacarías 14:4; Apocalipsis 1:7.

      Aquella Manifestación no tendrá efecto sin que antes "venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado…", 2 Tesalonicenses 2:3.

      Luego de manifestarse, Jesucristo establecerá sobre esta tierra Su Reino de mil años, Apocalipsis 20:4-6, un Reino de paz, Isaías 2:3, 4; Miqueas 4:3; de justicia social, Isaías 11:3-5; de abundancia económica, Miqueas 4:4; Isaías 30:23-25; 35:1,2, 7; Amós 9:13, 14; de salud, Isaías 35:5, 6; y de longevidad, Isaías 65:22.

18. Creemos en la resurrección corporal de ambos los justos (redimidos) y de los injustos (incrédulos) tales resurrecciónes serán separados por un tiempo de mil años.

      Creemos en la bienaventuranza eterna de los redimidos y en el castigo eterno y consciente de los incré-dulos, Mateo 25:46; Juan 5:28, 29; Apocalipsis 20:5, 6, 11-15; 1 Corintios 15:51-55; 1 Tesalonicenses 5:13-17.

19. Creemos en el momento del arrebatamiento habrá una resurrección primera: la de los redimidos.  Que después del Reino de mil años habrá una postrer resurrección de los incrédulos que culminará con el juicio del Gran Trono Blanco, Apocalipsis 20:11-15.

      Todos de los incrédulos pasarán la eternidad en el Lago de Fuego, excluidos de la presencia de Dios y de la gloria de Su poder, 2 Tesalonicenses 1:6-10.

20. Por tanto, creemos que es urgente que todo pecador se arrepienta ahora mientras hay tiempo, Hechos 3:19; 2 Corintios 6:2 y reciba por fe a Jesucristo como Señor y Salvador, Hechos 20:21; Juan 1:12.  (fin)

 

Bendiciones Del Creyente En Cristo

  1. Tiene la remisión (perdón) de todos de sus pecados, Mateo 26:28.

  2. Es sellado con el Espíritu Santo, Efesios 1:13.

  3. Tiene vida juntamente con Cristo, Efesios 2:5.

  4. Ha recibido la promesa de vida eterna, 1 Juan 5:11.

  5. Ha sido hecho cercano a Dios, Efesios 2:13.

  6. Es llamado a la comunión con Él, 1 Corintios 1:9.

  7. Es llamado "amigo", Juan 15:15.

  8. Sabe el plan futuro de Dios, Apocalipsis 1:1-3.

  9. Es un "hermano" de Él, Marcos 3:34, 35.

10. El un "hijo" de Dios, 1 Juan 3:1.

11. Es un "embajador" de Él, 2 Corintios 5:20.

12. Es una "atalaya", Ezequiel 33:1-7.

13. Tiene disponible toda la armadura de Dios, Efesios 6:11-17.

14. Es llevado en triunfo en Él, 2 Corintios 2:14.

15. Es más que vencedor, Romanos 8:37.

16. Está seguro en la Su mano, Juan 10:28.

17. Tiene a Él como Abogado, 1 Juan 2:1.

18. Está sentado en los lugares celestiales con Él, Efesios 2:6.

19. Será rey y sacerdote para Dios, Apocalipsis 1:6.

20. Es transformado de gloria a gloria (cada día está mejor en Cristo Jesús), 2 Corintios 3:18.

21. Su cuerpo será transformado en la semejante de Su cuerpo, Filipenses 3:21.

22. Estará siempre con Él, 1 Tesalonicenses 4:17.  (fin)

 

 

Desarrollando Una Vida Devocional

Dinámica

La prioridad, Mateo 6:33.

El principio, Éxodo 20:3  Dios debe tener el lugar supremo en nuestras vidas, días, recurso y afectos.

El problema, Mateo 6:31.

El Proveedor, Mateo 6:32.

La promesa, Mateo 6:33.

I. Dar a Dios la primera hora de cada día, Marcos 1:35; Mateo 26:40, 41.

1. El aspecto más importante de todas nuestras vidas es nuestra relación personal con Dios por medio de Jesucristo, y la clave es tiempo.  Es imperativo que Ud. dé su primera hora de cada día a Dios.

II. Dar a Dios el primer día de cada semana, 1 Corintios 16:2; Hebreos 10:25.

1. Para alimentar el alma oyendo la Palabra predicada.

2. Para fortalecer el espíritu contra los ataques de Satanás.

3. Para reposar el cuerpo como Dios ha mandado.

(1) Ud. pierde algo especial cada vez que deja de asistir con la asamblea.

(2) Nunca desprecie la importancia de la adoración y ministerio de la asamblea.

III. Dar a Dios la primera porción de toda ganancia, Proverbios 3:9, 10.

1. No hay manera que uno puede dar demasiado de nuestros ingresos a la obra de Dios.

IV. Dar a Dios la primera consideración en cada decisión, Mateo 6:33.

1. Habrá dificultades:  ¿Adónde voy?  ¿Qué hago?  ¿Quiénes deberán ser mis amigos?  ¿Cuáles son mis opciones?

2. La solución:

(1) La Palabra disponible, Salmo 119:105.

(2) La sabiduría disponible, Santiago 1:5-8.

(3) La paciencia disponible, Lucas 21:19.

V. Dar a Dios el primer lugar en su corazón, 2 Cor.  8:5. (fin)

 

El Necio

1. Su creencia, Salmo 14:1.

2. Su anda, Eclesiastés 2:14.

3. Su postura delante de Dios, Salmo 5:5.

4. Su alegría, Eclesiastés 7:4.

5. Su habla, Eclesiastés 10:12.

6. Su casa, Mateo 7:26.

7. Su fin, Lucas 12:20.

 

Jesucristo:

1. Es el Salvador. Recíbele, 2 Timoteo 1:10.

2. Es la Puerta. Entra y será salvo, Juan 10:9.

3. Es el Camino. Ande con Él, Juan 14:6.

4. Es la Luz,  Ande en aquella Luz, Juan 8:12.

5. Es el Pan de vida. Coma y estará satisfecho, Juan 6:35.

6. Es la Roca espiritual ya abierta.  Tome de Él, 1 Corintios 10:4.

7. Es nuestra Paz.  Descanse en Él, Efesios 2:14.

8. Es nuestro Pastor.  Oye Su voz, Juan 10:1.

9. Es nuestro Ejemplo.  Síguele, Juan 13:15.

10. Es nuestro Sumo Sacerdote. Mire a Él, Heb. 7:26.

11. Es nuestro Señor. Obedécelo, Juan 13:13.

12. Es el Rey de reyes. Espera en Su regreso, Apo. 19:16.

 

      Las HOJAS DE ORO es una obra de fe hecha por el Evangelista James Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Son enviadas gratis.  Si Ud. conoce un predicador que puede usarlas, envíanos su dirección postal o de su correo electrónico.

      Esta revista es una voz entre muchas voces de los Bautistas No Conformistas que no tienen ninguna organización sino han existida desde los días de los apóstoles enseñando exactamente lo que enseñaron ellos. El contenido es corregido por Salvador Lanza y familia, Zárate, Argentina.

      Vivimos en días tremendos.  Si vamos a cumplir con la Gran Comisión debemos comenzar hoy.  En su alrededor hay cientos de personas incrédulas, muchas no han oído las Buenas Noticias como a ser salva.  Entre su propia familia hay personas así.

      No pase su tiempo sentado a su escritorio cuando somos mandado a salir y testificar a los perdidos.

      Tengo temor que Uds. con computadoras gastan mucho tiempo con ellas.  Esto no es correcto.  Recuerde que un día, quizás pronto, tenemos que dar cuentas a nuestro Salvador.

 

Hojas de Oro

Ruta 2, Buzón 15, Beverly, Kansas 67423-9606

EE. UU. Por avión