Hojas de Oro

Una Llamada A Regresar A La Enseñaza Bíblica

“...que contendáis eficazmente por la fe...”

Año XXXIV, No. 6  JUNIO    2004                                      

 

Índice:

...El Arrebatamiento

...¿Promete Dios Prosperidad y Salud?

...¿Cuáles Son Los Fundamentales?

...El Poder de Dios para la Salvación

...Haciendo Leña de Agag

...Brujería, II

...Consejos Para Jóvenes

...Los Cuatro Evangelios

...Los Dones, VIII

...¿Bajo Qué Ley? III

...Las Creencias de Los B.N.C.  “Pecado”

...Cinco Condiciones

...Doce Condiciones

...Doce Medidas

 

El Arrebatamiento Antes De La Tribulación

(Adaptado de Fundamental Baptist Information Service, fbns@wayoflife.org )

(Nota del editor: Hermanos, en las condiciones en que se encuentra el mundo entero en este tiempo, año 2004, necesitamos, como predicadores de la Palabra de Dios, preparar nuestras asambleas para el evento que se describe en este artículo escrito por David Cloud)

INTRO: La palabra “arrebatamiento” no aparece en las Escrituras, es un término usado para describir los eventos escritos en 1 Tesalonicenses 4:12-18.

1. El arrebatamiento es: (1) la resurrección de los redimidos, vs. 14-16; (2) transformando los cuerpos de los creyentes vivos y tomándolos al Tercer Cielo, v. 17.

2. El arrebatamiento es la “esperanza” del creyente, v. 13.

Aquella “esperanza”:

(1) Da gozo en la hora de la muerte, Proverbios 14:32.

(2) Asegura la inmortalidad, Hechos 24:15.

(3) Es un tesoro celestial, Colosenses 1:5.

(4) Anticipa el regreso de Jesucristo, Tito 2:13.

(5) Es el ancla del alma, Hebreos 6:18.

(6) Se basa en la resurrección de Jesucristo, 1 Pedro 1:3.

3. El arrebatamiento es tan seguro como la resurrección de Jesucristo, v. 14, porque es la “Palabra del Señor”, v. 15, véase 1 Reyes 8:56; Salmo 111:7; Ezequiel 12:25; Mateo 5:18; Lucas 21:33.

4. El arrebatamiento es una consolación, v. 18.  Nota 1 Tesalonicenses 5:11; Juan 14:1.

 

Dios”, 1 Tesalonicenses 5:1-5, 9.

6. El arrebatamiento se describe también en 1 Corintios 15:51-58.

I. El arrebatamiento es un “misterio” que no fue revelado en el A. T.   En las Escrituras, un “misterio” es una verdad que habiéndose hallado oculta, ahora está ya divinamente revelada, pero en la cual, a pesar de su revelación, existe todavía un elemento sobrenatural.  Los profetas del A. T. enseñaron de una resurrección, pero no fue revelado a ellos que los redimidos serían tomados sin morir.

1. Hay tres puntos de vista del tiempo del arrebatamiento:

(1) Antes de  los siete años de la Gran Tribulación.

(2) En medio de la Gran Tribulación.

(3) Después de la Gran Tribulación.

2. Estamos convencidos de que las Escrituras enseñan el arrebatamiento antes de la Gran Tribulación porque:

(1) A Los redimidos de la edad presente se les ha prometido la liberación de la ira, 1Tesalonicenses 1:9, 10; 5:1-9; Romanos 5:9; Apocalipsis 3:10.

(2) El Espíritu Santo será quitado antes de la Gran Tribulación, 2 Tesalonicenses 2:6-8. Es obra del Espíritu Santo "detener" a Satanás, y cuando los creyentes sean quitados, ya que Él mora en ellos, Él será quitado de la tierra también. Esto no quiere decir que Él no estará presente, ya que Él es Dios, está omnipresente  en todas partes, en todo tiempo.

(3) A los creyentes de la edad presente se les ha prometido un "lugar" seguro en el Tercer Cielo, Juan 14:1-3.

(4) El arrebatamiento puede ocurrir en cualquier momento, Mateo 24:42- 44; 25:13; Marcos 13:33.  Recuerde que en el tiempo del arrebatamiento, Jesucristo no tocará la tierra.  Su regreso será al fin de los siete años y ha de ser señal de esto (la segunda etapa de Su primera venida).

(5) La EKKLESÍA es un "misterio" no revelado en las páginas del A. T., Efesios 3:1-11.  Entre el nacimiento de Cristo y Su regreso para arrebatar a los redimidos, ha de haber una "separación" de años no determinados.  Esta es la "edad presente" o la "edad de la gracia" de hoy.  Los profetas no vieron que la nación de Israel sería puesta de lado provisionalmente mientras Jesucristo llamaba un pueblo para Sí mismo, la EKKLESÍA.  Una vez que Su pueblo esté seguro en Su presencia, otra vez Dios ha de tratar con la nación de Israel, véase Romanos 11:25.  Por eso la Gran Tribulación trata con la nación de Israel, no con los creyentes de la edad de la gracia, o sea la edad presente.  Al terminar los siete años de la Gran Tribulación, Dios tratará con Su pueblo durante el reinado de Jesucristo, por  mil años, sobre la tierra.

(6) En Mateo 25:31-46 leemos de la salvación de gentiles durante los siete años de la Gran Tribulación, gente que entra en aquel período que no ha escuchado como ser salvo, y con la predicación de los 144,000 evangelistas, durante la G. T., los elegidos serán redimidos.

(7) El Libro de Apocalipsis muestra que la EKKLESÍA no estará sobra la tierra durante los siete años de la G. T. (fin)

 

Lo que sigue son  lecciones tomadas del libro escrito por John McArthur

¿Promete Dios Salud y Prosperidad? V

INTRO: En años pasados el movimiento “carismático” ha fundado muchas organizaciones con enseñanzas falsas, como la “Palabra-Fe” movimiento con Kenneth Hagin, Kenneth y Gloria Copeland, Robert Tilton, Fred Price, etc. etc. cada uno prometiendo a sus seguidores prosperidad y salud perfecta.  Dicen que esto es la voluntad de Dios en la vida de cada creyente.

I. Religión, falsa y verdadera.  La enseñanza de la “Palabra-Fe” ha convertido al cristianismo en un sistema que trata de forzar a Dios a hacer lo que los líderes dicen.  En el movimiento la “Palabra-Fe” el creyente usa a Dios, mientras la Biblia dice que Dios usa al creyente.  La “Palabra-Fe” ve el Espíritu Santo como un “poder” para ser usado para el beneficio del creyente.  Pero las Escrituras dicen que Él es una Persona que capacita al creyente a hacer la voluntad de Dios.

1. No tengo tolerancia para decepciones ni las corrupciones de las Escrituras, ni las reclamaciones falsas del movimiento “Palabra-Fe”.  Sus doctrinas parecen como aquellas encontradas en las primeras asambleas, véase 2 Timoteo 6:9-11; Judas 11-13, 16; 2 Pedro 2:1-3, 18, 19.

2. Pablo dijo que la codicia es idolatría, Efesios 5:5 y no permitió a los creyentes a tener parte con tales personas, vs. 6, 7.

3. Yo veo que el movimiento “Palabra-Fe” es un culto de avaricia porque ha corrompido, torcido, mal entendido, o borrado las doctrinas cruciales de nuestra fe.

II. El movimiento “Palabra-Fe” tiene un “dios” equivocado.  Su “dios” no es el Dios de la Biblia porque sus enseñanzas colocan a sus seguidores encima de Dios y hacen de Dios un sirviente que debe estar a la orden de sus demandas.

1. Sus enseñanzas no tienen ningún concepto de la Soberanía de Dios, véase Salmo 103:19; 1 Timoteo 6:15. 

2. Dicen que Jesucristo no tiene autoridad habiendo delegado toda su autoridad a las “iglesias”

3. Dicen que Dios está ligado por leyes espirituales que gobiernan la salud y la prosperidad.   Diga las “palabras apropiadas” y Dios tiene que responder a nuestras necesidades.

4. En el sistema de “Palabra-Fe” Dios no es el Señor.  Él no puede hacer nada hasta que el creyente en Él lo desee.

5. ¿Por qué enseñan que “salud-prosperidad” es el derecho de cada creyente?  Porque en su sistema los cristianos son “dioses” que merecen todas las cosas buenas, que el cristiano es “soberano”, más poderoso que Dios.  Ellos practican la mentira de Satanás, véase Génesis 3:4, 5   que el hombre puede ser como Dios, véase Isaías 14:14.

6. Tal movimiento usa dos “textos de prueba” para sostener su doctrina falsa:

(1) Salmo 82:6, pero aquellas palabras fueron habladas a los gobernadores impíos listos para ser juzgados, véase el versículo 7.

(2) Juan 10:33, 34 (una cita de Salmo 82:6) donde el Señor usó la ironía con aquella gente, véase Isaías 29:16.  Según el movimiento “Palabra-Fe” la respuesta es “sí”, pero según las Escrituras, hay solamente un Dios y fuera de Él no hay otro, Deut 4:35, 39; 32:39; 2 Samuel 7:22; Isaías 43:10; 44:6; 45:5, 6, 21,22; 1 Corintios 8:4.

III. El movimiento “Palabra-Fe” tiene un “Jesús” equivocado.

1. Kenneth Copeland dice que Jesús rindió Su divinidad y tomó la naturaleza de Satanás para morir por nuestros pecados.

2. Kenneth Hagin dice que Jesús tenía que ser “nacido de nuevo”.

3. Por eso, la teología del movimiento la “Palabra-Fe” hace “dioses” a los pecadores y requiere que Jesús tenía que ser “nacido de nuevo”.  Esto es completamente falso.  Jesucristo no tenía que obtener “vida eterna” ya que Él es la VIDA, Juan 1:4; 5:26; 11:25.

4. Copeland dice que Jesucristo tenía que entrar en el “infierno” para ganar nuestra salvación.  ¡No, No, un millón veces no!  Véase Juan 19:30; 1 Pedro 2:24, Colosenses 2:13, 14; Efesios 1:7.  Nótese por favor: Mateo 26:28; Hechos 20:28; Romanos 3:25; 5:9; Efesios 2:13; Colosenses 1:20; Hebreos 9:22; 13:12; 1 Pedro 1:19; 1 Juan 1:7; Apocalipsis 1:5; 5:9.

5. Jesucristo prometió salvación al ladrón mostrando que Él no tenía planes de entrar en el “infierno” para comprarla.

IV. El movimiento “Palabra-Fe” tiene una fe equivocada.

1. Pat Robertson contestó a la pregunta: “¿Las leyes del reino sirven para los incrédulos?”  “Sí, las leyes de Dios sirven para cualquiera”.  Fe, según ellos, no es la confianza en Dios, es una fórmula por la cual uno puede manipular las leyes espirituales que gobiernan el universo.

2. Como el término “Palabra-Fe” implica, aquel movimiento enseña que la “fe” es un asunto del que decimos más de lo que en quien confiamos.  Usan el término “Confesión Positiva”....que las “palabras” tienen poder creativo.  Lo que usted diga determinará lo que suceda en su vida.  Por eso, usted puede “mandar” a Dios en una “confesión positiva” y Dios tiene que responder.

3. Además la “Palabra-Fe” niega enfermedades, diciendo que son “síntomas de la mentira” de Satanás.  Su doctrina hace al “sanador” un “héroe” cuando uno es “sanado”, pero si no hay una curación, la culpa es la “falta de fe por parte del enfermo”.  Recuerde que cuando la “confesión positiva” diga que las palabras de una persona son determinantes,  Dios no es el objeto de fe.  Los que siguen las doctrinas de “Palabra-Fe” ponen “su fe” en “sus propias palabras”.

4. Tal doctrina lleva a la gente ignorante de las Escrituras a pensar que todo el mundo debe ser “rico”, pero note, por favor:

(1) El aviso contra las riquezas, especialmente entre los líderes de las asambleas, 1 Timoteo 3:3.

(2) Los Creyentes no deben tener “amor” por el dinero, Hebreos 13:5.

(3) El amor a las riquezas guía a toda clase de maldad, 1 Timoteo 6:10.

(4) Véase las palabras del Señor en Lucas 12:15; Mateo 6:19, 24.

Conclusión: La triste verdad es que el “evangelio” proclamado por el movimiento de la “Palabra-Fe” no es el del Nuevo Testamento.  Su doctrina es un sistema de mezcla de las enseñanzas de varios cultos falsos.  Su enseñanza pervertida ha hecho mucho daño en las asambleas. Es, en las palabras de Pedro (2 Pedro 2:1) “herejías destructivas”.  Con razón está lleno de avaricia y materialismo. 

 

¿Cuáles Son Los Fundamentales Del Cristianismo?, VI

TEXTO: Proverbios 16:25; Mateo 7:13.

INTRO: Satanás no se cuida lo que usted cree mientras sea un error.  Si creemos en las Escrituras, tenemos que rechazar todas las otras religiones.  Si Jesucristo es el único Salvador, no debemos considerar otras religiones, véase 1 Corintios 16:22; Juan 14:6; Hechos 4:12; Romanos 3:4.  El gozo de nuestra fe es crucial.  La Sinceridad no es suficiente.

      Hoy muchos "creyentes" no tienen ninguna idea de en qué creen.  Muchos piensan que no hay maldad en la doctrina de la "Iglesia Romana Católica" la cual dice que la salvación es por la fe más las obras, o como el culto falso de "Palabra-Fe" que corrompe las doctrinas del N.T. y ponen énfasis sobre la prosperidad y salud.

      No es cortés condenar las muchas "iglesias" falsas de hoy.

I. El principio y la caída del fundamentalismo.  Por más de cien años ha habido una lucha sobre las doctrinas del N.T.  Muchos maestros en las universidades comenzaron a enseñar que la “Biblia” es un libro de fábulas y que no hay tal cosa como un “dios” personal.  Esta doctrina fue nombrada “liberalismo” y entró en las denominaciones protestantes (como la Presbiteriana y el Metodista)  y pronto sus “pastores” descontinuaron la enseñanza de la Biblia, y usted ya sabe los resultados. 

      Pero Dios levantó algunos hombres de fe en los EE.UU. y en Inglaterra quienes comenzaron a publicar una revista “Los Fundamentales” que contiene artículos sobre las doctrinas esenciales para combatir el liberalismo que ha entrado en las “iglesias”.

      Salió de esto un movimiento fuerte usando la Biblia como su único texto, pero, lástima, en unos años había una desviación hacia el liberalismo otra vez y muchas de aquellas “iglesias” rechazaron el título de “fundamentalistas”.

      Pero ahora todo está cambiando: bajo la bandera del “movimiento carismático”, especialmente por medio de la televisión, ha habido un “avivamiento” del “fundamentalismo”, pero, con mucha doctrina falsa siendo enseñada. 

      ¿Dónde está la base para que el creyente aprenda la verdad?  Por supuesto, en nuestra Biblia, Judas 3.  Todos los “cristianos” deben recordar que las doctrinas de las Escrituras son claras, pero algunos hombres han tratado de cambiarlas con sus propias ideas, y no debemos tener comunión con ellos, 2 Corintios 6:14-18.

      Nótese lo que escribió Pablo, en Gálatas 1:8, 9.  También 1 Juan 4:1, 2 Juan 9-11.  Estos textos nos mandan a hacer una distinción clara entre la doctrina bíblica y las enseñanzas falsas que están saliendo entre los carismáticos hoy en día.

II. ¿Cómo podemos decir cuales doctrinas son verdaderas y fundamentales?

      Todos los artículos de fe tienen que venir directamente de las Escrituras, no por tradición,  ni por la “Iglesia Católica”, tal y tal, véase Salmo 19:7.

      Tal doctrina debe ser mostrada claramente en las Escrituras, Mateo 11:25.

      Tal doctrina debe ser considerada fundamental si la salvación de su alma dependió de ella, Hebreos 11:6.

      La Vida eterna depende de lo que dicen las Escrituras, Juan 17:3.

      La verdad de que Jesús es el Hijo de Dios y el Mesías prometido se revelan en las Escrituras, Juan 20:31.

      La resurrección corporal de Jesús es una doctrina fundamental, 1 Corintios 15:14.

      La justificación (declarar correcto con Dios) es doctrina fundamental también, Romanos 4:4, 5.  Solamente aquellos quienes confían en Dios que Él ha imputado (puesto a su cuenta) la justicia perfecta de Su Hijo, tienen la seguridad de su salvación.

III. No debemos negar ninguna doctrina fundamental.

1. La doctrina de pecado, 1 Juan 1:6, 8, 10.

2. La doctrina del amor a Dios, 1 Corintios 16:22.

3. La doctrina de la encarnación de Jesucristo, 1 Juan 4:2, 3; 2 Juan 7.

4. La doctrina de la pureza de las Escrituras, 2 Pedro 3:16.

IV. Las doctrinas fundamentalistas son sumadas en la Persona y la Obra de Jesucristo, 1 Corintios 3:11.  Si uno rechaza cualquier de las doctrinas fundamentales de la fe, no tiene salvación de su alma del infierno.

1. Con respecto a Su estimación de la inspiración y autoridad de las Escrituras, Mateo 5:18, véase Marcos 7:6-9.

2. Con respecto a Su estimación de la doctrina de justificación por la fe, que Él mismo llegó a ser nuestra justicia, Jeremías 23:6; 33:16; Romanos 10:4; 1 Corintios 1:30.

3. Véase lo que Juan escribió en 2 Juan 9.

Conclusión: Debemos recordar que el error serio puede ser engañoso, 2 Corintios 11:13-15.  Lo  que cada asamblea de Jesucristo debe tener ahora mismo es un movimiento interno de poner énfasis en las doctrinas fundamentales de la fe.  (Sigue)

 

El Poder De Dios Para Salvación, VII

INTRO: ¿Qué mensaje está siendo predicado hoy en las asambleas?  Parece que muchos predicadores están predicando para agradar a la congregación.  No oímos sermones contra el pecado.  Los pecados no se mencionan.  Los oyentes no escuchan mensajes que traigan convicción a sus corazones.  Los sermones de hoy están llenos de bromas, e ilustraciones, pero no tienen potencia porque no están basados en las Escrituras.

      El Apóstol Pablo fue el ejemplo para nosotros, los que predicamos la Palabra de Dios.  Vamos a ver:

I. Pablo: apartado para el evangelio de Dios, Rom. 1:1.

1. Su epístola a la asamblea de Romanos es una exposición de las Buenas Nuevas.

2. Las Buenas Nuevas fueron la fundación de su ministerio.  Él no usaba bromas e ilustraciones, él predicó únicamente la Palabra de Dios.

(1) Él escribió del pecado y la ira de Dios, capítulos 1-3.

(2) Él escribió de la justificación y su imputación, 3-5.

(3) Él escribió de la santificación y justicia práctica, 6-8.

(4) Él escribió de la elección y el rechazo de Jesucristo por parte de la nación de Israel, 9-11.

(5) Él hizo aplicaciones prácticas de las verdades de las Buenas Nuevas desde 12 al fin del libro.

3. Cuando hablamos del “evangelio” (Buenas Nuevas) pensamos en un mensaje “evangélico”, un mensaje lleno de las “Buenas Nuevas”.  Pero el “evangelio”, en el sentido de Pablo y los otros apóstoles, incluye toda la verdad acerca de Jesucristo, Romanos 1:1-6.  Tal mensaje no termina una vez que el pecador es salvo pero debe seguir enseñando la santificación hasta la glorificación.  El “evangelio” no es solamente un mensaje de salvación sino de la vida entera del creyente.

4. Toda la predicación en las primeras asambleas giraba alrededor del “evangelio”.  No había discusiones acerca de la política, etc.

II. Pablo servía a Dios por predicando las “Buenas Nuevas”, Romanos 1:8-10.  Hay una cantidad grande de verdad espiritual en estos versículos.

1. Para Pablo, la predicación era un acto de adoración espiritual, v. 9.  Véase 1 Corintios 9:16; Romanos 1:15

2. Su deseo de predicar salió de su espíritu desde el momento de su salvación, Hechos 22:10.

3. Su preocupación era el bienestar espiritual de aquella gente, Romanos 1:11, 12.

III. Pablo estaba bajo la “obligación” de predicar las Buenas Nuevas a todo el mundo, Romanos 1:14.  Él no predicaba para razones personales, él predicaba porque Dios le había llamado.

1. En el día de su conversión él era enemigo de los cristianos, véase Hechos 8:1-3.

2. Pero, ¡qué cambio!  Después de ser salvo, su celo era más fuerte para Cristo del que sentía contra los seguidores del Señor, véase 1 Timoteo 1:15.

(1) Cada uno de nosotros, como creyentes, tenemos la misma obligación:

  A. Somos mandados a predicar las Buenas Nuevas, Hechos 1:9.

  B. Si sabemos el camino a la vida eterna, estamos obligados a compartir el mensaje a los incrédulos, judíos y gentiles, véase Romanos 2:11; Santiago 2:1, 5, 9.

IV. Pablo tenía un deseo fuerte de predicar las Buenas Nuevas, Romanos 1:15.

1. Estudiando su vida, vemos que él sufrió mucho, pero siempre era fiel en su mensaje de las Buenas Nuevas.

2. Por eso, al terminar su vida él pudo decir, 2 Tim. 4:7.

V. Pablo no tenía vergüenza a predicar las Buenas Nuevas, Romanos 1:16.  ¡Estas palabras son potentes!  ¡El “evangelio” el poder de Dios!

1. Pablo aun lo llamó “mi evangelio”, Romanos 2:16; 16:25; 2 Timoteo 2:8.

2. Pablo supo el costo de predicar tal mensaje, pero a él, esto no le importaba.  Habiendo recibido las Buenas Nuevas directamente de Jesucristo él tenía el deseo de predicarlo, Hechos 20:24; 1 Corintios 11:23; 15:3.

VI. El evangelio es el “poder” de Dios, Romanos 1:16.

1. Inherente en tal mensaje està el poder de un Dios omnipotente.  Aquel poder puede salvar al pecador más vil.  Lo que el hombre no puede hacer (Jeremías 13:23) Dios puede, véase 1 Corintios 1:18.

2. La verdad objetiva del evangelio es inherente y poderosa por la transformación de vidas cuando es aplicada por el Espíritu Santo, 1 Pedro 1:23.

3. El evangelio es el único mensaje que Dios usa para la salvación.  Si la verdad clara del evangelio no hace la obra de regeneración, ninguna cantidad de persuasión va a hacerlo.

4. Hay que notar que el evangelio es”...poder de Dios para salvación a todo aquel que cree....”, Romanos 1:16.  Unos, al oír tal mensaje, no son afectados.  Aunque el mensaje es poderoso, no tiene efecto en el incrédulo, o sea a los no elegidos.  ¡Todos nosotros hemos experimentado esto!

5. Cuando Pablo dijo que el evangelio es poder de Dios para salvación, afirmó que aquel “evangelio” es el único camino para llegar ante  la presencia de Dios, Juan 14:6; Hechos 4:12; 2 Corintios 4:5.

VII. Las Buenas Nuevas Revelan La Justicia De Dios.

1. El término “evangelio” es abusado mucho hoy en día.  Muchos de los “evangélicos” han redefinido el evangelio en términos hechos por los hombres.  En lugar de declarar a Jesucristo crucificado y enfocarse en la justicia de Dios, hablan mucho de las necesidades de los seres humanos...salud, prosperidad, éxito en la vida, etc. etc.  Pero el “evangelio” es antes de todo un mensaje de la justicia de Dios, Romanos 1:17. (“Justicia” = atributo de Dios. Como consecuencia de la caída el hombre está corrompido y carece de justificación y es incapaz de justificarse a sí mismo.  Mediante el acto de la justificación el hombre es declarado justo, por la fe, por medio de la imputada justicia de Jesucristo, 2 Cor. 5:21)

2. La palabra “justicia” aparece no menos de 35 veces en el Libro de Romanos.  La justicia de Dios es el punto de comienzo y el tema del mensaje del evangelio.  La justicia de Dios, pervertida por el hombre caído, fue cumplida perfectamente por la obra de Jesucristo y es imputada al pecador quien se arrepiente y cree en el Señor Jesucristo, y será manifestada en maneras prácticas en la vida del cristiano.

3. “La justicia de Dios” implica dos connotaciones: 

(1) Habla de la santa ira de Dios contra el pecado, Salmo 69:24; Jeremías 10:10.

(2) “...pero el justo vivirá por la fe...” (Romanos 1:17) y esto habla de la justicia perfecta de Jesucristo, la cual es imputada al pecador, Romanos 4:22, 24.

4. Siendo que Jesucristo fue un sacrificio perfecto  para los pecados de los elegidos, Dios puede “justificar” (declarar correcto) a los pecadores sin comprometer Su propia justicia, Romanos 3:26.

VIII. Las Buenas Nuevas revelan la ira de Dios.

El evangelio no es todo “buenas nuevas”.  De veras, no es buenas nuevas a los que rechazan a Jesucristo.  Pablo comenzó con estas palabras: “Pues la ira  de Dios...” y usa dos capítulos para probar que toda la humanidad es pecaminosa y está bajo la ira de Dios.

2. Pero hoy en día, la ira de Dios no se menciona.  El “evangelismo moderno” comienza con el tema “El amor de Dios”, “Qué Dios le quiere contento, gozoso”.

3. Para Pablo, su primer punto en su mensaje es que la ira eterna del Dios Santo, Santo, Santo, véase Éxodo 15:11; Salmo 99:9; Isaías 6:3, etc. etc.

4. La ira de Dios es crucial de Quien Él es.  Todos Sus atributos están balanceados en su perfección divina.  Si Él no tuviera ira, no sería Dios.  Aparte de Su ira, el concepto de Su amor no tendría significado, véase Salmo 45:7.

5. Con frecuencia el énfasis de la ira y de la misericordia de Dios están lado a lado, Juan 3:36.

6. La ira de Dios no es un tema secundario en las Escrituras.

(1) Se nota en el A.T. como en el N.T. , véase Salmo 7:11, 12; Jueces 2:14, 20; 3:8; 10:7; 2 Samuel 6:7; 24:1; 2 Reyes 13:3; Salmo 106:40. 

(2) En el N.T.: Romanos 2:5; 3:5; Efesios 5:6; Colosenses 3:6; Hebreos 12:29; Apo. 14:10.

7. Estos textos no están dados para dar comodidad, sino para producir temor, Proverbios 9:10.

8. Solamente cuando el evangelio causa temor de Dios podemos decir que son “Buenas Nuevas”, véase Proverbios 14:26, 27; 15:33; 19:23.

IX. Un mensaje diferente para un tiempo diferente.

1. Las Buenas Nuevas que predicamos hoy deben ser lo mismo que predicó Pablo.  Él avisó a la asamblea en Gálatas de no cambiar el evangelio en ninguna manera, Gálatas 1:6-9.

2. La historia de las asambleas está llena de ejemplos de aquellos que pensaron que ellos pudieron cambiar el mensaje para su tiempo....pero todo llegó a ser un fracaso. 

3. Las asambleas que tratan de ser “una asamblea amable” no tienen planes de convencer pecadores de su mal camino.

4. Hermanos, ¡Debemos predicar la pura Palabra de Dios!  (Sigue)

 

 

Haciendo Leña de Agag

LECTURA: 1 Samuel 15:1-35

INTRO: ¿Si el pecado es un enemigo derrotado por qué nos da tantos problemas?  Cada creyente honesto testificará que la tendencia a pecar no se  borra el día de ser salvo.  ¿Por qué sucede esto si el dominio de pecado está roto?

I. La ira de Dios contra Amalec.  Hay una ilustración en 1 Samuel 15 que puede ayudarnos a contestar la pregunta.  Samuel, el varón de Dios, ha elegido a Saúl para ser el gobernador de la nación de Israel y le dio instrucciones a destruir el pueblo de Amalec.  El mandato de Dios eraclaro. Destruir todo, v. 3.  ¿Por qué pudiera un Dios de amor tratar tan drásticamente con aquella gente?  Era un enemigo del pueblo de Dios, véase Deuteronomio 25:17, 19.  Por eso la ira de Dios se quemó contra su maldad.

II. La locura de una obediencia parcial.  Aunque Saúl ganó la victoria sobre aquella gente, desobedeció el mandato de Dios permitiendo al rey enemigo, Agag, a vivir y aquel pecado fue tan serio que Dios quitó a Saúl y sus descendientes una vez y para siempre de gobernar aquella nación de Israel.

1. Entonces entró el profeta de Dios, Samuel, y quitó la vida de Agag.

2. Hay que recordar que Dios mandó esto.  Fue un acto de juicio divino contra aquel enemigo del pueblo de Dios.

3. Los de Amalec son una ilustración perfecta del pecado que se queda en la vida del creyente.  Aquel pecado debe ser destruido o ha de revivir y continuar quitando su testimonio, véase Colosenses 3:5, 6.

III. Vida en el Espíritu Santo

1. Hay que leer Romanos 8:13. Después de declarar victoria sobre el pecado en el capítulo seis, luego de describir la lucha contra el pecado en el capítulo siete, Pablo describe su experiencia triunfante de vida en el Espíritu en el capítulo ocho, diciendo que el comportamiento distintivo de los que dejan al Espíritu Santo guiarlos es que día tras día matan los pecados en su vida.

2. El capítulo ocho muestra el Espíritu Santo como el Agente Divino quien nos libra de pecado y de muerte (8:2, 3); que nos da la habilidad de vivir rectamente, (8:4-13); nos asegura y nos conforta en nuestras aflicciones, (8:14-19); nos preserva y sostiene en Cristo, (8:20-28); y nos garantiza la victoria final en la gloria eterna, (8:29-39).

3. En medio de esta enseñanza Pablo habló de la mortificación del pecado en la vida del creyente, 8:3-11)

(1) Dice que la vida en el Espíritu es diferente que la vida del incrédulo porque todos creyentes verdaderos están “en el Espíritu”, véase 8:9, 14.

(2) Es decir que hay solamente dos clases de personas en este mundo: Aquellas que están “en el Espíritu” y aquellas que están en la carne....no hay nadie en medio.

4. En el momento de la conversión el Espíritu Santo cambia nuestra disposición básica:

(1) Él mora en nosotros, Romanos 8:9-11.

(2) Llegamos a ser participantes de la naturaleza divina, 2 Pedro 1:4.

(3) Nuestra orientación cambia. Donde había enemistad ahora hay amor, Romanos 8:28.

(4) En la carne no podemos agradar a Dios, Rom. 8:8.

(5) Pero ahora los requisitos justos de la ley se cumplen en nosotros, Romanos 8:4. 

(6) Central a todo esto es la realidad de que nuestros pensamientos son nuevos.  Mientras que la mente carnal guía a la “muerte”, la mente controlada por el Espíritu Santo resulta en vida y paz, Romanos 8:6.

5. Si su entendimiento de las cosas de Dios no cambió cuando hizo aquella “profesión de fe”, hay algo muy mal porque nuestros pensamientos hacia Dios, pecado y justicia deben ser muy diferentes.  Debemos tener afecciones nuevas, santas, con un deseo de servir a Dios, Santiago 4:4.

(1) No debemos vivir para los deseos carnales, 2 Pedro 2:10.

(2) No debemos tener nada en común con aquellos cuyos pensamientos están siempre en el “mundo”, Filipenses 3:17-20.

(3) El creyente pone su mente en las cosas espirituales, Romanos 8:5.

6. En contraste, la “...intención de la carne es muerte...” Romanos 8:6.   No: “causa la muerte”, sino “es muerte”, Efesios 2:1, y esta no es una descripción del creyente.

IV. Muerte en el cuerpo físico.  Todavía el creyente está en su cuerpo carnal, y desde el día del nacimiento comenzamos a morir

1. Pero, para el creyente, hay más en esta vida terrenal que la muerte, véase Romanos 8:10.  Aun nuestro cuerpo está muriéndose, nuestro espíritu, el alma está viva en Cristo Jesús.

2. En el versículo 10 la palabra “cuerpo” se refiere a nuestro cuerpo carnal, y “muerte” habla de la muerte física, véase 2 Corintios 4:16.  Nota Romanos 8:11.

V. ¿Qué es la mortificación?  Como creyentes tenemos una obligación diferente, no a la carne, sino a un principio nuevo de justicia que nos capacita en el Espíritu Santo, Romanos 8:13

1. Pablo no está diciendo que el creyente puede obtener vida o mérito de Dios por el proceso de mortificación.  El creyente “...guiados por el Espíritu Santo...” Romanos 8:14, ha de mortificar sus pecados.  Esta es la expresión de la naturaleza nueva.  Esto es lo que esperamos del creyente nuevo.

2. O sea, el creyente verdadero no es como Saúl, quien quiso tratar bien con el enemigo Agag.  Debemos, como el Profeta Samuel, destruir al enemigo, véase Mateo 5:29, 30 (La mortificación de los hechos del cuerpo, Romanos 8:12, 13).

(1) Al fin llegamos al asunto de aplicación práctica.  Hemos tenido, hasta aquí, una descripción general de un cristiano: su carácter, su posición.  Pero ahora, Pablo comienza a enseñar la doctrina de la “santificación” y cómo el creyente puede combatir al diablo en la lucha de la carne.

(2) Pablo no llamó al creyente a negarse de las cosas necesarias para mantener la vida.  Él habló de la lucha con el pecado, donde estamos “matando” el cuerpo con sus hechos carnales.

VI. ¿Cómo podemos mortificar el pecado?  Mortificación tiene que ver con el cultivo de hábitos nuevos de piedad, combinados con la eliminación de los hábitos viejos pecaminosos en nuestra vida.  Es una lucha continua.

1. Claro, la mortificación es una obra de los creyentes solamente.  Aquellos, quienes están esclavizados del pecado, no tienen recursos para hacerlo.

2. El creyente puede mortificar los pecados en su vida.  El crecimiento en gracia depende de nuestra obediencia a estos deberes.  No son actividades religiosas, ni rituales de una “iglesia”

3. El pecado no puede ser eliminado por el legalismo, etc., solamente por la obra del Espíritu Santo.  Las maneras de mortificación son mandatos sencillos de las Escrituras:

(1)  “...que os abstengáis de las pasiones carnales...”, 1 Pedro 2:11.  Véase 1 Corintios 6:18, Santiago 4:7.

(2) “...y no hagáis provisión para satisfacer los malos deseos de la carne...”, Romanos 13:14.

(3) Mire a Jesucristo, 1 Juan 3:2, 3, véase Salmo 135:15-18.

(4) Meditad en la Palabra de Dios, Salmo 1:2; 119:11, 105; Josué 1:8.  Recuerde la oración de Jesucristo al Padre Celestial en Juan 17:17, véase Filipenses 4:8; Colosenses 3:16; Efesios 6:17.

(5) “...Orad sin cesar...” 1 Tes. 5:17.  Véase Lucas 22:40;  Mateo 26:41.  Nótese bien la petición de David, Salmo 19:12-14.  Aquella oración tiene que ir acompañada de arrepentimiento y confesión, 1 Juan 1:9.  Véase también Hebreos 4:16.

(6) Ejercite el control de sí mismo, Gálatas 5:23, véase 1 Corintios 9:25-27.

(7) Sea controlado por el Espíritu Santo, Efesios 5:18.  El creyente tiene que estar rendido completamente al control de Dios el Espíritu Santo, Romanos 8:13.

A.       Someterse con humildad, 1 Pedro 5:5.

B.       Tengan la misma manera de pensar que tuvo Cristo Jesús, Filipenses 2:5.

C.      Apártense de todo..., Efesios 4:31, 32.

D.      Protéjanse con toda la armadura, Efesios 6:11-17.

E.       Dejen todas estas cosas, Colosenses 3:8, 9.

F.       Añadir a su fe, 2 Pedro 1:5-7.

G.      Andad en el Espíritu, Gál. 5:16; véase 2 Cor. 7:1.

(8) Golpea el pecado en su cabeza.  Ceda un metro y el pecado ha de tomar un kilómetro.  Cada  pensamiento sucio puede producir el adulterio, etc. etc.  No somos ignorantes de los propósitos de Satanás, 2 Cor. 2:11.  Cuando el enemigo viene y dice: “Ciertamente ya pasó la amargura de la muerte” (1 Samuel 15:32), ¡Tenga cuidado!  Debemos destruirle inmediatamente.

(9) El Pecado no es mortificado por ponerlo bajo de una cubierta, Proverbios 28:13.

(10) El Pecado no es mortificado cuando se guarda en su mente, y no abandonado, Mateo 5:21-28.

(11) El Pecado no es mortificado cuando se cambia por otro pecado. Uno puede dejar el robo pero continuar con la codicia.

(12) El Pecado no es mortificado hasta que la conciencia haya sido apaciguada, 1 Pedro 3:15, 16; 2 Corintios 7:10.

(13) El Pecado no es mortificado cuando es solamente reprimido.  Muchos tratan de olvidar sus pecados cometiendo otros pecados, véase Romanos 6:14; Filipenses 2:13; 1:6. (Estos estudios van a continuar en la próxima edición) 

 

Brujería, ¿Cómo Afecta A Los Cristianos, parte II (tomado en parte de “Cristianos-Unidos”)

I. RECREACION Y ENTRETENIMIENTO

Juegos de influencia demoníaca (pokemón, yugi-oh), dragones y calabozos, tablas ouija, y otras fuentes disfrazadas pueden ser muñecas, muñecos de peluche, juguetes, que han sido "tratados" para causar daño espiritual. Libros de "magia blanca", magia negra, y de terror, entre otros.

II. NEGOCIOS

Promociones y promesas basadas en brujerías, adivinaciones basadas en lecturas astrológicas, ventas de poder (poder del alma) poder piramidal de origen egipcio, (ventas masivas como AMWAY), venta de artículos de nueva era, etc.

III. DÍAS FESTIVOS

Halloween, Pascua (especialmente en Norteamérica, conejos y chocolates de pascua), Navidad (Árboles, Santa Claus, etc.) y todo lo relacionado a navidad que no tiene que ver con el nacimiento del Mesías, día de reyes, día de muertos, solsticios, días internacionales de la "madre tierra", del sol, de la luna y las estrellas etc.

IV. CONTROL MENTAL:

El control mental se da en seminarios, los cuales enseñan el poder que el control (de la carne) para restaurar  matrimonios, para construir congregaciones, y para resolver problemas, y terminan funcionando como una gran organización de servicios no bíblicos. Cuando en las iglesias se presiona a la gente para que de fondos, repetitivamente citando un verso de la Biblia que habla de "robar a Dios" por ejemplo, obligando a la gente a dar;  Presionando a la gente para que todos levanten sus manos al mismo tiempo, etc.

Es como querer CONTROLAR al Espíritu Santo, el cual se manifiesta como Él quiere a quien quiere y cuando quiere. Esto puede degenerar en abiertas prácticas de control mental, sobre hombres, mujeres y niños dentro de algunas iglesias en las cuales los pastores deciden quienes, cuando y con quien han de casarse, como donde y porqué, y tratan de controlar lo que se lee, lo que se ve, lo que se canta, lo que se escucha. Todo lo anterior  por citar sólo unos ejemplos.

La gran mayoría de la iglesia cristiana actual vive constantemente en la carne, deseando la prosperidad económica como cosa a qué aferrarse, pero todos los vencedores debemos saber que nuestra guerra es en el mundo espiritual, y la carne se opone, 2 Corintios 10:4.

IV. CONTROL MENTAL A TRAVES DE TELENOVELAS, CINE Y TELEVISION

Las telenovelas (o culebrones) tienen agarradas las mentes de millones de personas en todo el mundo.  Control mental, manipulación del alma, brujerías y hechicerías, encantamientos y entrada a espíritus inmundos, son algunas de las contaminaciones que entran a los hogares de millones de personas cada día.  Emocionalismo, violencias, pasiones, iras, contiendas, maldiciones, libido, perversidades, sexo fuera del matrimonio, odio, adulterio,  y miles de otras enseñanzas negativas más, las cuales entran a la persona a manera de espíritus inmundos cuando esta persona por estar hipnotizada viendo la televisión, baja la guardia. 

El cine con su alta carga de sexualidad, violencia, drogadicción, alcoholismo, tabaquismo y otros males promovidos a niveles masivos, así como anorexia, bulimia y otros desórdenes alimenticios, sin pasar por alto la alta carga de pornografías brujería, hechicería y satanismo en la mayoría de las producciones actuales. Las películas de horror, terror, misterio abren puertas inimaginables en la vida de los creyentes, muchos de los cuales se creen "superhombres" y no sólo las ven sino que dejan a sus hijos verlas, PASANDO por alto la escritura que nos PROHIBE participar de todas las prácticas anteriores. Tarde o temprano, Satanás cobrará su factura.

V.  SERVICIOS MEDICOS ALTERNATIVOS:

Una de las ramas de la brujería más ampliamente aceptada es el de la medicina "alternativa", herbolaria, medicina espiritual, santería y remedios brujeriles.  Acupuntura, acupresión, masajes "energéticos", son transferencia de espíritus inmundos de una persona a otra. Drogas para todo tipo de males han eliminado casi completamente el principio de la sana alimentación y la vida no sedentaria como fuentes de salud y larga vida.  Mientras más drogada la gente, mas baja su guardia, y más fácil que sea afectada por las actividades ocultistas detalladas anteriormente.

VI. BRUJERIA DENTRO DE LAS IGLESIAS CRISTIANAS: Hechos 20:29; 2 Corintios 11:14.

 Las iglesias cristianas han sido infiltradas con emisarios de Satanás (brujos, hechiceros, chamanes, etc.) y la gente es demasiado ingenua, pasando por alto las escrituras que nos alertan que habría lobos rapaces que NO PERDONARIAN al rebaño. Personas entran a las iglesias haciéndose pasar por cristianos nacidos de nuevo. Pero muy pronto, comienzan a esparcir rumores, chismes, mentiras para tumbar a uno o varios ministerios de las iglesias. Son personas influenciadas por brujería las que causan las grandes divisiones en las iglesias, y todos los que ceden a las tentaciones también participan de ello.  No es lo mismo que de la iglesia salgan semilleros de nuevos ministerios, y se planten nuevas iglesias con nuevos pastores, a que de la iglesia se produzcan rebeliones que irán como torbellinos de iglesia en iglesia destruyéndolo todo. Algunas iglesias cristianas han caído en la seducción de espíritus de adivinación a los que llaman profecía, espíritus de falsas lenguas a los que llaman Don de lenguas, control de las masas a lo que llaman unidad, y falsas doctrinas legalistas a lo que llaman enseñanzas bíblicas. Brujas disfrazadas de mujeres "respetables" coquetean con los pastores, los diáconos y ujieres y levantan chismes y contiendas contra las esposas de los mismos, y a estas mujeres se les llama profetas. Brujos, emisarios de Satanás, van a los pastores y les dicen que dios -su dios- dice que deben divorciarse para seguir en el llamado, y muchos de estos pastores caen en la seducción de Satanás. ¿Porque? Porque nunca probaron los espíritus que les hablaban, y bajaron la guardia, desconocen las escrituras, y por ello perecen espiritualmente, véase Mateo 7:15; Apo. 2:9.

No olvidemos que JESÚS vino a deshacer todas las obras del diablo, 1 Juan 3:8.  (Continuará)

 

 

Consejos Para Los Jóvenes, II

(Adaptado de una obra por Marcos Richards)

TEMA: AMOR EROS Y ÁGAPE

INTRO: Alfredo y Liliana estaban enamorados. Se hicieron novios y pronto estaban pensando y soñando en casarse. Al fin habían encontrado la pareja que tanto habían buscado. Fue de gran sorpresa para todos cuando, después de sólo dos meses de formalizar su relación, terminaron su noviazgo. No habían tenido un gran pleito. No habían cometido fornicación. Simplemente ya no estaban enamorados.

¿Por qué crees que terminó esta relación si los dos estaban tan enamorados? ¿Has conocido algún caso similar? (Confundieron el amor con la atracción y emoción del romance).

Existe una gran variedad de tipos de amor. Puedes amar a tu novio o novia y a la vez amar en una manera muy diferente a un padre y en otra manera un deporte. En español sólo tenemos la palabra "amor" para describir todos estos sentimientos. Los antiguos griegos con sus famosos pensadores, tenían varias distintas palabras para describir las diferentes formas del amor. Vamos a considerar dos de ellas: Eros y Ágape.

¿Qué cosas amas, aparte de Dios y otras personas?  El amor “eros” es apasionado y emocional por alguna cosa.  Eros, incluyendo la pasión sexual, es un regalo fuerte de nuestro Padre celestial. Regalos grandes usados con responsabilidad provocan mucho gozo, pero usados egoístamente destruyen.

Como Eros es pasión o deseo por una cosa o un sentimiento, cuando esa cosa ya no te llena, te quieres deshacer de ella. Eros es condicional.

No hay seguridad en un noviazgo basado en puro Eros porque depende de lo que dices y como lo ves en ese momento. Siempre hay una presión por agradar a la otra persona de tal manera que no pueden ser honestos y vulnerables y realmente conocerse ampliamente.

II. El amor “ágape” es una decisión de entregarte a alguien sin importar que recibirás a cambio.  1 Corintios capítulo describe este amor.

"El amor es sufrido, es benigno..." v. 4 Amor ágape está dispuesto a sufrir. En otras palabras, es paciente. No exige perfección de su pareja. Ama a la persona, no por lo que hace, sino por quien es.

¿En alguna ocasión has sentido que alguien te amaba solamente cuando hacías algo bueno en vez de amarte siempre por quién eres? ¿Cómo te sentiste? ¿Crees que este tipo de amor sea una buena base para una relación de larga duración?

"El amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece" v.4  Amor ágape no es celoso y posesivo. Se goza en la felicidad de su pareja y desea su prosperidad como persona. No trata de detener ni dominar sus actividades y amistades sanas.

     ¿Has visto un noviazgo celoso y posesivo? ¿Qué consecuencias está provocando?  "(El amor)... no hace nada indebido, no busca lo suyo" v.5

En 1996, dos jóvenes norteamericanos de familias muy respetadas en la sociedad, tuvieron que hacer una espeluznante confesión: habían matado al bebé que ella tuvo secretamente. Posteriormente los recolectores de basura hicieron el terrible descubrimiento, envuelto en una bolsa. Ahora estos jóvenes enfrentan juicio por homicidio, con la posibilidad de pasar el resto de sus vidas en la cárcel o aun ser ejecutados.

Aunque este es un ejemplo extremista de los resultados de fornicación, el pecado sexual SIEMPRE provoca consecuencias.

¿Conoces algún caso donde hubo embarazo o enfermedad venérea en su noviazgo? ¿Cómo les ha afectado?

Véase 1 Corintios 6:18-20.

Todo pecado es serio y provoca consecuencias. Sin embargo este pasaje nos indica que la fornicación, una palabra que significa todo tipo de pecado sexual, incluyendo sexo prematrimonial, tiene un aspecto diferente a otros pecados. La fornicación destruye tu propio cuerpo, el cual fue comprado por la sangre de Jesucristo y transformado en el templo del Espíritu Santo. ¡Qué gran responsabilidad tenemos de mantener Su templo, nuestro cuerpo, puro! las relaciones sexuales fuera del matrimonio traerán graves consecuencias a nuestra vida, incluyendo consecuencias físicas.

Las relaciones sexuales antes del matrimonio pueden causar un embarazazo no deseado. El tener un bebé fuera del matrimonio acabará con muchos sueños y planes tanto de estudiar o de ejercer una carrera como de la misma boda.

El tener un bebé fuera del matrimonio provocará mucha humillación y sacrificio. Tendrás que enfrentar la vergüenza ante tus amigos y familia junto con la responsabilidad y trabajo de cuidar a un recién nacido.

El aborto NO es una opción que podemos considerar, ya que la Biblia nos dice que Dios conoce y está formando a los bebés desde el vientre de su madre. El aborto es homicidio. Es matar a una pequeña persona que Dios ya conoce y ama. Además, el aborto también puede provocar consecuencias fuertes en la madre.

¿Cómo crees que afectaría tu vida si tú (si eres mujer) o tu novia (si eres hombre), quedaras embarazada?

El SIDA es un peligro muy real para cualquier persona que practica relaciones sexuales fuera de un matrimonio fiel. El virus que causa SIDA, el VIH (virus de inmunodeficiencia humana), destruye las defensas naturales del cuerpo. Cuando están destruidas las defensas, una sencilla gripa se puede convertir en neumonía, la cual puede resultar en la misma muerte.

El VIH toma desde 8 meses hasta 6 años desde que infecta a la persona, para desarrollar los primeros síntomas.

Esto significa que a pesar de los millones de casos reportados, hay multiplicadas veces más personas ya infectadas que todavía no se han dado cuenta.

Durante este lapso, como la persona no sabe que tiene el virus, no se abstiene de relaciones sexuales, puede estar infectando a muchos otros.

La edad con más casos de SIDA es de personas en sus veintes, que significa que la gran mayoría fueron infectados antes de cumplir los 20 años.

      México es el número dos, después de Brasil, en casos de SIDA en Latinoamérica.

Los preservativos NO proveen una protección segura contra el SIDA.

Para empezar, muchos estudios han demostrado que los preservativos principalmente por el uso incorrecto, no son efectivos para detener el embarazo. Estudios enfocados en jóvenes han terminado con hasta un 30% de falla en el uso de preservativos contra el embarazo.

Es un hecho que la mayoría de jóvenes, en un momento de pasión y fuertes emociones, tarde o temprano fallarán en utilizar el preservativo correctamente y a tiempo.

IV. La familia de Lot fue destruida por el pecado sexual.

El libro de Génesis narra la triste historia de como Lot y su familia se fueron involucrando en las ciudades pecaminosas de Sodoma y Gomorra. En vez de alejarse de la maldad, se acercaron a ella.

Aunque lograron huir antes de que las ciudades fueran destruidas, su familia ya había sido contaminada y finalmente destruida.

Génesis 19:26 nos describe como la esposa de Lot voltearía hacia las ciudades y murió instantáneamente. Su corazón había abandonado a Dios al anhelar el pecado en

el cual había vivido. El pecado es como una adicción no fácil de romper.

Al final del capítulo 19 leemos que las hijas de Lot, obviamente contaminadas por el ambiente de las ciudades, emborracharon a su padre y mientras él estaba embriagado, tuvieron relaciones sexuales con él. Las dos quedaron embarazadas y los hijos de estas relaciones pecaminosas fueron los padres de los moabitas y amonitas, pueblos que llegaron a ser terribles enemigos de Israel.

El pecado sexual de Sodoma y Gomorra se manifestaba especialmente en la homosexualidad. Dios demostró su ira contra este pecado al destruir totalmente las ciudades.

Aunque el riesgo del SIDA es grande en relaciones heterosexuales casuales, es multiplicado veces más grande en relaciones homosexuales. Por eso la mayoría de casos de SIDA siguen siendo entre los homosexuales.  Romanos 1:26 juntamente con otros pasajes, condena la homosexualidad y el lesbianismo. I Corintios 6:9-10 menciona a los afeminados y los que se echan con varones en una lista de pecadores que no heredarán el reino de Dios. (Continuará)

 

Los Cuatro Evangelios

(Tomado del libro por Clarence Larkin)

INTRO: La palabra griega EUANGELION es traducida”evangelio” y significa: “Buenas Nuevas”.  En el N.T. hay la mención del: Evangelio del Reino; Evangelio de la Gracia de Dios; Evangelio Glorioso y el Evangelio Eterno.  ¡No son iguales!

I. El Evangelio del Reino, Mateo 24:14.  Este es la “buena nueva” que Dios propuso para establecer, aquí sobre la tierra, un Reino, donde Su Hijo Jesucristo, Hijo de David, ha de reinar como se predijo en Lucas 1:32, 33.

1. Dos veces vemos la proclamación de este “evangelio”:

(1) En el pasado, comenzando con el ministerio de Juan el Sumergista y continuado por Jesucristo y Sus discípulos.  Pero, aquel reino fue terminado aquel día cuando los representantes de la nación de Israel rechazaron a Jesucristo como el Mesías prometido, véase Juan 19:15.

(2) En el futuro, al final de esta edad presente (de la gracia, de la EKKLESÍA) y después del arrebatamiento de los redimidos en la primera fase de la Segunda Venida de Jesucristo, un cumplimiento de Mateo 24:14.

  A. Nótese bien que aquel “evangelio” no tiene nada que ver con el “evangelio” que estamos predicando hoy.  Hoy predicamos las “Buenas Nuevas” del alma del infierno, no las “Buenas Nuevas” de un reino de mil años todavía en el futuro.

  B. Aquel “Evangelio del Reino” será predicado, en el futuro, por medio de Eliseo, Malaquías 4:5, 6 y por otros a todas las naciones, proclamando que “El Rey viene” para ocupar el Trono de David, en Jerusalén y con el propósito de recoger a todos los judíos a su Tierra Prometida.

II. El “Evangelio de la Gracia de Dios”, Hechos 20:24.

1. Esto son las “Buenas Nuevas” que estamos predicando hoy, que Jesucristo, el rechazado, murió en la cruz para proporcionar salvación para los que Dios escogió antes de la fundación del mundo, Efesios 1:4.

2. La forma de este “evangelio” se describe de varias maneras:

(1) Se llama el “evangelio de Dios”, Romanos 1:1 porque tiene como su fuente el amor de Dios, Juan 3:16.

(2) Su sujeto es Jesucristo, 2 Corintios 10:14.

(3) Su “poder” es de Dios, para salvar, Romanos 1:16.

(4) Su carácter es la “gracia”, Hechos 20:24.

(5) Es el “evangelio” de paz, Efesios 6:15.

III. El “Evangelio de la gloria de Cristo”, 2 Corintios 4:4; 1 Timoteo 1:11.

1. Esta es aquella fase de las “Buenas Nuevas” que hablan del Señor Jesucristo, Quien es la gloria (bienaventuranza, reputación, fama y honor, gusto y placer vehemente, majestad, esplendor) que ha sido glorificado, y Quien está llevando muchas almas a la vida eterna, Hebreos 2:10.

2. El uso del “Evangelio de la gloria de Cristo” tiene referencia especial a la Segunda Venida de Jesucristo y la consolación, especialmente para aquellos que esperan Su regreso, Tito 2:13.

3. Este es el evangelio que Satanás, el “dios de esta edad” no quiere que la gente crea: que el regreso del Señor es eminente, 2 Corintios 4:3, 4.

IV. El “Evangelio Eterno”, Apocalipsis 14:6.

1. Este será proclamado inmediatamente antes de los “Juicios de las Copas” (Apo. 16:1) por un mensajero y es el único “evangelio” encargado a un mensajero de Dios.

2. El “Evangelio Eterno”  no será el “Evangelio del Reino”, ni el “Evangelio de Gracia”, ni el “Evangelio de la gloria de Cristo”.  ¿Por qué?  Porque el mensaje será, no de salvación, sino de juicio. Apocalipsis 14:7

3. Pero, aquel “Evangelio Eterno” será “Buenas Nuevas” a la nación de Israel y para todos los que estarán pasando por los “fuegos de juicio” porque aquel mensaje proclamará que muy pronto las “pruebas” terminarán y que el anticristo y sus seguidores serán juzgados.

4. En aquel tiempo, en el futuro, aquel mensaje será una llamada a todo el mundo a adorar a Dios como el Creador, y no como el Salvador.

5. Aquel mensaje será “eterno” porque ha sido proclamado desde el Jardín de Edén en adelante, por medio de los patriarcas y los profetas.

6. Pero, no es “eterno” en el sentido que contiene el mensaje de salvación porque el mensaje no será “arrepiéntete” sino: Temed a Dios y dadle gloria porque ha llegado la hora de Su juicio”, Apocalipsis 14:7.

Conclusión: Ahora podemos ver la importancia de distinguir un “evangelio” de otro, no solamente su mensaje es diferente sino el período también.  Si uno no toma en cuenta las diferencias, hay confusión y enseñanza falsa.  Uno puede ver esto leyendo Gálatas 1:6-12, y 2 Corintios 11:4 que nos dicen que aquel mensaje no es “buenas nuevas” ya que es una perversión del mensaje verdadero   y que habrá una anatema sobre todos los que lo predican, Gálatas 1:8, 9.  (Estos estudios continuarán)

 

Los dones de Condolencia del Corazón, VIII

En esta clasificación se incluyen los dones de tener misericordia, de exhortación y de dar porque, como se verá enseguida, hay una relación muy estrecha entre estos dones. Véase Romanos 12:8.

En primer lugar, tanto la palabra "exhorta" como "exhortación" vienen del griego PARAKALEO, que significa, consolar,  confortar,  llamar a alguien al lado de otro para animarlo. El Espíritu Santo es llamado el Paracleto (Consolador) en Juan 14:16, al igual que Jesucristo en 1 Juan 2:1, en donde la palabra se traduce "abogado". En ambos casos, la función de un “paracleto”, es alguien llamado al lado de otro para  su bien, su consuelo y ánimo, y no necesariamente para regañar como comúnmente se ha mal interpretado el don de la exhortación.

En segundo lugar, "el don de la misericordia", es el don de mostrar compasión y solidaridad en la aflicción. La palabra griega ELEOS (misericordia) es la raíz de la palabra castellana "limosna". Aunque la connotación que se le ha dado a tal palabra en la actualidad es dar lo que le sobra a uno por lástima, en realidad en la Biblia tiene un significado más sublime, véase Salmo 103:13. Si hay quién se conduele con compasión es nuestro Dios, Isaías 63:9.     

Si hay alguien que se duele con nosotros, ese es Dios. En la asamblea, algunos han sido dotados con este don en los momentos de angustia y dolor. Ciertamente este don quizá no es tan codiciado como otros dones públicos, pero ciertamente es muy necesario.

En tercer lugar, "el don de dar".  Pablo manda a los de dicho don: “el que reparte, con liberalidad” (Romanos 12:8). El verbo donde se traduce reparte METADIDOMI simplemente significa repartir, compartir o impartir; Pablo dice que tal acción debe ir caracterizada con liberalidad BAPLOTETI, que sencillamente significa con sencillez, pureza, sinceridad.; es la misma palabra que en Santiago 1:5 se traduce como “abundantemente”. Es un gozo saber que no todos en la asamblea son parásitos que viven de los demás, sino que Dios ha puesto a algunos para ser bendición a los demás, al compartir con ellos las ricas y abundantes bendiciones que reciben de lo alto. La obra de Dios avanza, y los misioneros son enviados, gracias a hermanos dotados con este don. Yo doy gracias a Dios por hermanos así en mi congregación; éstos verdaderamente han aprendido que “más bienaventurado es dar que recibir” (Hechos 20:35).  (continuará)

 

¿Bajo Qué Ley Están Los Cristianos? III

Proposición 12. La ley Mosaica se funda en esta ley original más alta. Jesús afirma abiertamente esto en Mateo 22.40, “De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas”. Los principios de esta gran ley estaban entretejidos a lo largo de toda la ley del Sinaí, eran la vida, el “espíritu” o “justicia” de “la ley”. Romanos 2.26-29; 8.4. Aquellos que hacen de la letra de la ley Judía una regla de hierro y contienden por cada palabra contenida en ella bajo toda circunstancia, y en todas las épocas, no comprenden cuál es el espíritu del evangelio, y son esclavos de un sistema anticuado. Gálatas 3.19-25; 4.21-25; 5.1-3,13,14; 2 Corintios 3.3-15. (Continuará)

 

Las Creencias De Los B.N.C.

(Adaptado de la Biblia de Estudio, Ryrie)

TEMA: La Doctrina de Pecado

INTRO. Todo aquello que no expresa o es contrario a la santa naturaleza del Creador es pecado.  El primer pecado fue el pecado de libre albedrío de Adán, que, en una forma deliberadamente, en una forma responsable y con una adecuada comprensión de lo que hacía, escogió corromper el Santo y Piadoso carácter con que Dios, al principio, invistió a Su creación.

      El pecado, en la raza humana, tuvo su origen en Adán y Eva, según Génesis 3, pero el pecado en el universo tuvo su origen en la rebelión de algunos de los seres creados (mensajeros-ángeles) que se rebelaron contra su Creador y como resultado, su naturaleza se inclinó hacia la maldad.

      Adán y Eva fueron creados con una naturaleza santa y piadosa, en comunión plena con su Creador y como consecuencia de su pecado, se corrompió aquella naturaleza santa, se hicieron hostiles a Dios y culpables como pecadores ante de Él.  En su corrupción y culpabilidad comprometieron a toda la raza humana, Rom. 5:12.

      En esencia, el pecado consiste en vivir independientemente de Dios, Quién es el Dueño del universo.  La solución al problema es dada por la obra redentora de Dios el Hijo, Jesucristo, Romanos 3:21 hasta 8:39.

I. El origen del pecado:

1. Con relación a Dios, el Creador.  Dios no puede pecar, Santiago 1:13, sin embargo el plan eterno de Dios tuvo que incluir el permiso que un día el pecado (rebelión contra el Creador) había de entrar en la raza humana, porque en Su plan eterno, Dios incluyó un Salvador para el pecador, antes de la fundación del universo.

2. Con relación al mensajero (ángel) caído, aquel “lucero del alba”, Isaías 34:12, quien es conocido como “Satanás” (adversario), véase Ezequiel 28:16b.  Además de esto las Escrituras no revelan nada más acerca del principio de pecado.

3. Con relación a los mensajeros (ángeles caídos, demonios).  Unos escogieron seguir aquel “lucero del alba” en su rebelión y por eso, cayeron con él, véase su castigo final en Mateo 25:41; 2 Pedro 2:4; Judas 6; Apocalipsis 12:9.

4. Con relación al hombre.  Adán entró en el pecado (rebelión contra a Dios) cuando no hizo caso al claro mandamiento que Dios le había dado, Génesis 3:6.

II. Una definición de pecado:

1. No es lo que dicen los predicadores falsos que es “una ilusión, un pensamiento de la mente, o es el “egoísmo”.

2. Otros dicen que el pecado es una “violación de las Leyes de Dios”, y es verdad, pero hay más involucrado porque las Escrituras dicen que pecado es cualquiera cosa contraria al carácter perfecto de Dios,  quien es Santo, Santo, Santo.  Por eso vemos que el pecado es:

(1) Palabras vanas, Proverbios 10:19.

(2) Desdén a otros, Proverbios 14:21ª.

(3) Pensamientos necios, Proverbios 24:9ª

(4) Incredulidad, Romanos 14:23.

(5) Negligencia de oportunidades, Santiago 4:17.

(6) Violación de la ley de Dios, 1 Juan 5:17.

III. Pecados cometidos:

1. Pueden ser cometidos intencionalmente: Salmos 52:2; Pro. 2:14; Jeremías 14:10.

2. Pueden ser cometidos en ignorancia, Levítico 4:2; 5:17; Lucas 12:48; Hechos 3:17.

(1) La pena: Génesis 3:14-19; 1 Crónicas 10:13; Proverbios 11:19; Ezequiel 18:4; Romanos 5:12; 6:23.

IV. La naturaleza de pecado.

1. Significado: Aquella naturaleza es la capacidad e inclinación a hacer cosas que en ninguna manera pueden agradar a Dios, 2 Corintios 4:4; Efesios 4:17-19; Romanos 1:18-3:20.

2. Los resueltos:

(1) Depravación total de cada criatura nacida en la raza humana, Génesis 6:5-7, 12, 13; 8:21; Job 14:4; 15:14-16; Salmo 5:8, 9; 14:1-4; Proverbios 20:6, 9; Eclesiastés 7:20, 29; Isaías 1:5, 6; 53:6; 64:6; Jeremías 2:22, 29; 13:23; 16:12; 17:9.

(2) Muerte espiritual, Génesis 2:17; Ezequiel 18:20; Romanos 8:6; Santiago 1:15.

3. La naturaleza del pecado pasa del padre al hijo, Salmo 51:5 (El acto matrimonial no es pecado, véase Hebreos 13:4)  Véase Éxodo 34:6, 7; Números 14:18, 33;  Isaías 14:21; Jeremías 32:17, 18.

4. El remedio: Redención (rescatar, recobrar una cosa perdida, liberación de la esclavitud del pecado y goce de una nueva libertad por el sacrificio del Redentor Jesucristo)

(1) La muerte de Jesucristo es el precio del rescate.  El vocablo “redención” contiene tanto la idea de la liberación como del precio del rescate, Marcos 10:45;  Romanos 3:21-26; 1 Corintios 1:30; 6:20; 7:23; Gálatas 1:3, 4;  4:4, 5; Efesios 1:6, 7; Colosenses 1:13, 14; 1 Timoteo 2:5, 6; Tito 2:14; 1 Pedro 1:18, 19, Apocalipsis 5:9, 10.

(2) La redención produce una “naturaleza nueva” en la persona redimida, salva, o sea una capacidad nueva con la cual uno puede servir a Dios y a Su Hijo Jesucristo, Juan 12:26; 1 Corintios 7:22; Efesios 6:5, 6; Filipenses 1:1; Colosenses 3:23, 24.

(3) La presencia del Espíritu Santo morando en la vida de cada creyente le da la victoria sobre aquella naturaleza vieja que todavía existe, Romanos 8:1-4, 9, 11, 12-17, 26, 27; 1 Corintios 3:16; 6:19, 20; Gálatas 5:5, 16-18, 22-25.

V. El pecado es “imputado” (atribuir a uno la culpa, la responsabilidad de un delito) a cada miembro de la raza humana, Romanos 5:12; 1 Corintios 15:21.

1. Toda la raza humana estaba en Adán, participando en aquel pecado de rebelión contra el Creador aquel día en el jardín.  Por eso, toda la raza humana tiene que sufrir la consecuencia de aquel pecado aquel día, Génesis 3:19.

2. Ya que la semilla (de donde vinimos nosotros) de Adán estuvo corrompida, aquel pecado ha pasado de generación a generación, Salmo 53:3.

3. Por eso, el único remedio para quitar aquel pecado que hemos heredado de nuestro padre es de ser redimido, Gálatas 3:13.

VI. ¿Cómo debemos tratar con el pecado en un creyente?

1. Es un hecho de que el creyente puede pecar, 1 Juan 1:8-10.

2. Por eso el creyente, cada día, debe examinar su corazón y luego confesar los pecados que ha cometido, 1 Juan 1:9.

3. Nótese bien que Dios ha dado al creyente “preventivos” para evitar caer en pecado:

(1) Tiene la Palabra del Padre escrita, Salmo 119:11.

(2) Tiene la intercesión por parte del Hijo, Juan 17:15.

(3) Tiene la presencia moradora del Espíritu Santo, 1 Corintios 6:19.

VII. La pena, el castigo para el pecado en la vida del creyente:

1. La pérdida de comunión con el Padre, 1 Juan 1:6.

2. Hasta ser quitado de la asamblea, 1 Corintios 5:2-5.

3. Castigado por parte de Dios, Hebreos 12:4-8.

4. A veces, la muerte física, 1 Corintios 11:30.  (Estos estudios continuarán)

 

¿Quiénes Son?

(Tomado de “Jezreel”, J. Candeas, editor, La Línea (Cádiz) España)

TEMA: El “Russellismo”: El Nombre

      Los miembros de esta secta suelen ir, al estilo mormón, de dos en dos.  Uno de ellos va aprendiendo y el otro sirve de maestro.  Cuando se les llama “russellistas” se enfurecen, porque les recuerda el inicio funesto de la secta, lleno de engaños, mentiras y profecías falsas.  Suelen responder con altivez: “Somos testigos de Jehová”.  Eso creen ellos, pero no es así.  Vamos a analizar un poco el nombre que ahora ostentan, desde el año 1931.

      La secta ha cambiado el apodo, en el curso de su poca vida de existencia, tantas veces.  Cuando surgieron en América se llamaron “La Aurora Del Milenio”, porque el Sr. Russell afirmaba rotundamente que el mundo estaba en los albores del reino milenial.  Luego se llamaron “Sociedad de Biblias y Tratados de la Torre del Vigía”.  Más tarde cambiaron otra vez y se apodaron “Asociación del Púlpito del Pueblo”, luego “Asociación Internacional de Estudiantes de la Biblia”, etc.  En el año 1931 adoptaron el nombre actual, porque el “siervo fiel y prudente”, Calos Russell, atronó el mundo con otra de sus múltiples mentiras, diciendo: “En la convención de Columbus, Ohio, en 1931, Jehová reveló a Su pueblo (que eran los russellistas), que le había dado un nombre nuevo a y que lo había constituido en Sus testigos” (El libro “Jehová”, página 281)

      Como ellos no creen que Jesucristo es el Eterno Hijo de Dios, sino un “dios creado”, no toman Su Nombre sino el de Jehová (Yahvé), que para ellos es el Único Dios que existe usando Isaías 43:10.

      Cuando estudiamos la Persona de Jesucristo veremos que este “Jehová” (Yahvé) es Jesucristo Mismo, véase Isaías 43:15 con Juan 1:49)

      Volviendo al capítulo 43 de Isaías, versículo 10, de donde ellos toman el nombre de “Testigos de Jehová”, vemos que, efectivamente, los israelitas podían ser testigos de Yahvé con propiedad, porque ellos sabían que eran salvos y que su salud o salvación, de que Dios, Yahvé, era un Dios Salvador.

      Los russellistas no pueden ser, ni son “testigos de Jehová”, porque ninguno de ellos puede decir que es salvo.  Preguntémosle al mejor de todos los russellistas si tiene seguridad de que Dios le ha salvado y veremos que no es capaz de responder afirmativamente.  Ellos creen, interpretando muy mal las Escrituras, como siempre suelen hacer, que la persona es la que tiene que salvarse a sí misma perseverando, trabajando en mantenerse como creyente.  Ningún russellista dice jamás: “Jehová me ha salvado eternamente”.  No son, pues, testigos del Dios Salvador,  porque ellos no son salvos.

      El Yahvé del A. T., que es Yahvé Salvador, es el Mismo Jesucristo del N. T., y por eso Ambos dicen las mismas cosas, ayer y hoy.  En Isaías 43:10, dice Yahvé “Vosotros sois Mis testigos”, y este Mismo Yahvé, que es Jesucristo, dice lo mismo a Su pueblo “...y Me seréis testigos”, Hechos 1:8.  Como vemos, no dice Jesucristo que seremos “testigos de Yahvé”, sino que seremos “testigos Suyos”, que es igual, porque Él es el Mismo Yahvé.

      Ni una sola vez, en todo el N. T., se les llama a los creyentes “testigos de Jehová”, y si los cristianos se debían de llamar así, se habrían llamado así a los primeros discípulos.

      Los creyentes neotestamentarios, que habían mamado la Verdad de Jesús y los apóstoles (no de Russell ni de Rutherford), tenían en el centro del corazón a Jesús, al que consideraban y acataban como Dios, Señor y Rey, véase Juan 1:49; 20:28.  Así, de este modo, se sometían a las enseñanzas de la Palabra de Dios, dando a Jesucristo la misma honra que al Padre, como así lo exige la Escritura en Juan 5:23.  Pero está visto y comprobado que los russellistas no honran al Hijo, ni al Padre sino a Russell, que los tiene engañados y atados al lazo del diablo, 2 Timoteo 2:26.

      Ellos, los verdaderos creyentes, solamente hablaban de Jesucristo y era Su Nombre Salvador el que tenían siempre en sus labios.  Y es por ello que fueron llamados por este Nombre, Hechos 11:26, véase Hechos 26:28.

      Véase 1 Pedro 4:14, 16.  ¿Somos vituperados y padecemos como “testigos de Jehová” o como cristianos?

      Por eso yo los llamo “russellistas”, porque no son otra cosa.  Nosotros, los que somos “Obra del Espíritu Santo”, somos los verdaderos testigos de Yahvé-Jesús.  Este Yahvé Eterno se nos ha encarnado en la Persona de Jesucristo y porque amamos a Jesucristo, y adoramos a Jesucristo, y servimos a Jesucristo y es Jesucristo el Tesoro de nuestros corazones, nos chalamos por llamarnos como los primeros verdaderos creyentes: ¡Cristianos!

Cinco Condiciones Para Vivir En El Propósito Y La Bendición De Dios

Por: Peter Neuhaus, editor “Firmes Hasta El Fin”, Apdo. 268, 46870 Ontinyent (Vcia), España

TEXTO: 2 Crónicas 16:9

I. Lamentaciones 3:40-43; Salmo 26:1, 2.  Revisar las actitudes íntimas del corazón, los propósitos, deseos y las motivaciones de todo mi creer y vivir.

II. Números 28:1-8, 10, 15, 23, 24, 31. Éxodo 29:38-46; Romanos 12:1.  ¿Cuántas veces debemos presentar nuestros cuerpos como “sacrificio vivo”?  Preferentemente por la mañana y por la tarde de cada día que Dios nos da.  Debemos ser un “holocausto continuo” sobre el “altar de la cruz”.

III. Hebreos 4:1, 9-13; Gálatas 5:19-21; Efesios 5:3, 4; Colosenses 3:5-9; Marcos 7:21-23. La Palabra de Dios actúa como “Espada del Espíritu”.  Esta me promete la victoria sobre los enemigos de la carne.

IV. Juan 15:1-5, 9, 10; 1 Juan 3:14-16; 4:11.  Permaneced en Mí” nos amonesta Jesucristo todos los días, teniendo en cuenta nuestra inclinación natural hacia las cosas que impiden dar fruto.  Permanecer en Su amor es además guardar Su Palabra.

V. Deuteronomio 28:2-6.  Tal “lluvia” no producirá un avivamiento en la asamblea, sino en nuestra vida.  Seremos fructíferos como el mártir Esteban o bien como el Evangelista Felipe. (Fin)

 

Doce Medidas Y Actitudes Para Una Buena Restauración Espiritual

(Por Peter Neuhaus)

TEXTO: Nehemías capítulos 8 y 9

1. Reunión unánime “como un solo hombre”, 8:1a

2. La Palabra de Dios presente como única referencia, 8:1c y 3ª.

3. Prestar atención a lo expuesto con gran reverencia, y con la confirmación del “amén” de parte de los presentes, 8:3e, 5c, 6b, 9e.

4. Humillarse ante Yahvé y adorarle, 8:6c,d.

5. Hacer entender a los oyentes los párrafos leídos, 8:7-9b.

6. Comer juntos y compartir con “los que no tienen nada preparado”, 8:10, 12.

7. Convocar una reunión especial para los responsables del pueblo, 8:13.

8. Obediencia inmediata a lo que se acaba de leer u oír (en este caso fue celebrar la fiesta de los Tabernáculos”) 8:14-17.

9. Lectura y estudio de la Palabra “cada día”, 8:18.

10. Ayuno con arrepentimiento y compunción (según necesidad e indicación del Espíritu Santo), 9:1.

11. Confesión pública de pecados tras la lectura de la Palabra, y confesión unánime de parte de los pastores, 9:2b hasta 37.

12. Hacer “fiel promesa” escrita, renovando el Pacto con Dios, 9:38. (fin)

 

Unas Palabras del Editor:

      Hermanos, con anticipación dame su cambio de dirección postal antes a mudarse.  Cada mes hay sobres y bultos que regresaron.  ¡Esto es una pérdida de mucho dinero!

      Sí, esta revista es enviada gratis, pero hay muchos gastos envueltos para producirla cada mes.  Mis paisanos han sido muy fieles durante todos  estos años al proveer el dinero que necesitamos para comprar el papel y Janet Eva y yo damos de nuestro tiempo sin cobrar.  Igual con el Hermano Enrique Frías, nuestro corrector de pruebas.

      Todavía estoy pidiéndoles  enviarme las direcciones postales de otros predicadores quienes necesitan esta publicación.  Está disponible por el Internet a: jnel@twinvalley.net

Hojas de Oro

304 Westfall Street, Beverly, Kansas 67423 EE. UU.