Hojas de Oro

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXXI, No. 6, JUNIO      2001

 

¿Dónde Están Los Muertos? I

TEMA: La Naturaleza Material Y Espiritual del Hombre

LECTURA: Eclesiastés 12:1-14

TEXTO: Eclesiastés 12:7

INTRO:  Casi todo el mundo tiene interés en la morada eterna de los muertos.  Preguntan: ¿Están en la tumba? ¿Están flotando en el espacio?  ¿Hay un lugar especial más allá de la tumba?

      Esta será la primera de varias lecciones sobre este tema.  De vez en cuando voy a usar un gráfico para ilustrar los temas.

      Pero, ¿Dónde podemos encontrar la respuesta a estas preguntas?  Las religiones falsas tienen muchos libros que explican, pero ¿Son de confianza?  ¡Claro que no!  Tenemos que ir a la única autoridad sobre el tema: Las Escrituras, la Santa Biblia.  Allí podemos encontrar "toda la verdad".

I. El ser humano (hombre o mujer) tiene dos naturalezas: un cuerpo carnal y un alma espiritual.  El cuerpo es provisional mientras que el alma (espíritu, persona, ser) es eterna.

1. El cuerpo y el alma son tan distintos como una casa y la persona que vive allá, véase Job 32:8; Zacarías 12:1; Hechos 7:59.  Hay que estudiar Génesis 2:7; 3:19; Eclesiastés 12:7: Job 14:22; 1 Corintios 6:20.

2. Este cuerpo carnal tiene, como posesión, un "espíritu" (alma, persona, ser), 1 Corintios 2:11.

3. Jesucristo dijo que uno puede matar el cuerpo, pero no el espíritu del hombre, Mateo 10:28.

4. En Génesis 2:7 leemos que Dios formó el primer hombre del polvo y hizo un cuerpo de material natural, pero aquel cuerpo no tuvo vida. Dios tuvo que soplar Su vida en aquel cuerpo y Adán llegó a ser un hombre con ambos cuerpo y alma y espíritu.  Véase 1 Tesalonicenses 5:23; Hebreos 4:12.

5. El alma, espíritu, ser, persona, tiene la habilidad de "conocer", según 1 Corintios 2:11.

6. El término "alma" implica la posesión de una vida consciente, muy diferente de la vida vegetal, lo que es inconsciente.  Por eso nuestra alma es el asiento de las emociones, de los deseos y de los afectos, Salmo 42:1-6.

(1) Nótese que el corazón es casi un sinónimo del alma, Proverbios 4:23; Romanos 10:10.

7. Este cuerpo carnal es la casa donde moran el espíritu, el alma, la persona, el ser humano, Santiago 2:26a.

8. Los maestros falsos enseñan el error que el "espíritu" del hombre es un aliento o soplo, pero hay que notar que las Escrituras dicen que el espíritu y el aliento son dos cosas distintas, Job 34:14.

II. Las Escrituras dicen que la muerte física es la separación del espíritu, alma, persona, ser humano, del cuerpo carnal.

1. Nuestra vida comenzó con la unión entre la naturaleza carnal con la naturaleza espiritual.  Nuestra vida termina cuando la naturaleza espiritual se separa de la naturaleza carnal, Eclesiastés 12:7.  Nótese Génesis 25:8; 35:29; 49:33; Lucas 23:46; Hechos 5:10.

2. Por eso la muerte física es simplemente la salida del espíritu, alma, persona, ser humana, del cuerpo, 1 Reyes 17:17:22; Lucas 8:49-55; 2 Cor. 5:8; 2 Pedro 1:13, 14.

III. ¿Qué sucede con el espíritu, el alma, la persona, el ser humano en el momento de la muerte?  Todo está bien explicado en las Escrituras, pero tenemos que considerar y discernir entre tres moradas de los espíritus del hombre:

(1) La morada en el pasado, antes de la resurrección de Jesucristo.

(2) La morada en el presente, hoy día.

(3) La morada en el futuro.

      Para entender esta enseñanza hay que usar la versión 1960 la cual tiene la traducción correcta de las palabras en el hebreo y en el griego.

1. Tenemos que comenzar estudiando el lugar conocido como el Seol-Hades.  "Seol", palabra hebrea, se encuentra 65 veces en el A.T.  y siempre quiere decir: "un estado invisible" como en Génesis 37:35; Números 16:30, 33.  "Hades", palabra griega, es usado once veces en el N.T. como en Mateo 11:23; Lucas 16:23.

2. El Seol del A.T. y el Hades del N.T. son el mismo lugar, Compara Salmo 16:10 con Hechos 2:27.

3. Seol-Hades nunca habla de una tumba siendo que la tumba es un depósito para el cuerpo carnal y el Seol-Hades es un depósito para el espíritu, alma, persona, ser humana.

4. La palabra "tumba" en el hebreo es QUEBER y en el griego es MNENCION y las dos palabras no tienen ninguna relación con el Seol-Hades.

5. Las palabras Seol-Hades no pueden ser usadas en forma plural siendo que es solo un lugar, pero con frecuencia encontramos el uso plural de la palabra "tumba", porque hay muchas.

6. El Seol-Hades no es una posesión, pero una tumba es.

7. No hay mención que el cuerpo estará en el Seol-Hades, sino dicen que hay cuerpos en las tumbas.

8. No dice nada de cavando un Seol-Hades sino hay varias referencias de hombres cavando tumbas.

9. Nótese la gran diferencia entre el Seol-Hades y la tumba en Apocalipsis 1:18c y 20:13 (la "muerte" hablando de las tumbas con los cuerpos).

10. Cuando Jesucristo murió Su espíritu no se quedó en el Seol-Hades, tampoco Su cuerpo en la tumba, Hechos 2:27 (dos lugares muy distintas).

11. Hay una diferencia muy clara entre el Seol-Hades y la tumba leyendo Génesis 49:33 y 50:13, 14.  En la primera referencia el alma de Jacob fue reunida con sus padres en el Seol-Hades, y en la última su cuerpo, después de 89 días, fue sepultado.

12. El Seol-Hades siempre es mencionado como "abajo", o "en la profundidad", Deuteronomio 32:22; Job 11:8; Mateo 11:23.

IV. ¿Qué clase de lugar es el Seol-Hades?

1. Es un lugar de tristeza, Salmo 116:3.

2. Es la habitación de los impíos, Salmo 9:17.

3. Es lugar de tormento y llama, Lucas 16:23-28.

V. Nótese bien las enseñanzas del Señor Jesucristo con relación al Seol-Hades en Lucas 16:19-31.

1. Es un lugar, no un "estado" o "condición". Antes de la resurrección del Señor el Seol-Hades tenia dos compartimientos, uno de consolación (el seno de Abraham o el Paraíso) y el otro de tormento.

2. Antes de la resurrección del Señor cada espíritu (alma, persona, ser humana) al morir descendía al Seol-Hades, pero después de Su resurrección los espíritus de los redimidos subían al Tercer Cielo, o sea, el Paraíso presente.

(1) ¿Qué sucedió para hacer esto posible?  La explicación es hecha clara en Efesios 4:8-10.  Hay que estudiar 2 Corintios 12:1-4; 5:5-8; Filipenses 1:23.

(2) Pero, nótese bien, que la habitación de los espíritus de los incrédulos no ha cambiada, y todavía hoy en día, al morir, los incrédulos van directamente al Seol-Hades.

VI. Las Escrituras hablan de tres cielos, 2 Cor. 12:1-4.

1. Hay el cielo de las nubes, Hechos 14:17.

2. Hay el cielo de las estrellas, la habitación de Satanás y sus muchos demonios, Efesios 6:12.

3. Hay el Tercer Cielo, la morada de Dios, Nehemías 9:6; Lucas 15:7; Hebreos 8:1.

(1) Por favor no confundir el Paraíso presente (en el Tercer Cielo) con el Paraíso del futuro, lo cual será esta tierra renovada en el futuro.

VII. ¿Qué dicen las Escrituras acerca de la locación del Tercer Cielo?

1. Una vez que Jesucristo ascendió al Tercer Cielo Él llevo consigo el Paraíso, del Seol-Hades, con todos sus habitantes, los redimidos desde Adán y adelante, Efesios 4:8-10.  Véase Lucas 24:51; Hechos 1:9-11.

2. Ahora Él está sentado a la diestra de Su Padre, Hebreos 8:1; 9:24.  Véase Hechos 7:55, 56.

3. Sí, el Tercer Cielo, el Paraíso presente, está "arriba", véase Isaías 14:13a.; en los "... lados del norte...", Isaías 14:13c.  Compara con Job 26:6, 7.

VIII. Dos textos mal entendidos.

1. Juan 3:13.  Los "testigos" usan este texto para "probar" que las almas se queden en la tumba con el cuerpo hasta el día de la "resurrección general".  Nótese bien que cuando Jesucristo estaba hablando aquel día que nadie de la raza humana ha ascendido al Tercer Cielo... que todavía (en aquel día) todos de los espíritus, almas, personas, seres humanos de los redimidos estaban en el Paraíso en el mundo invisible, el Seol-Hades, en la profundidad de esta tierra.

2. Hechos 2:34.  Hay que leer el contexto, los versículos 25-36.  Otra vez los maestros falsos usan este texto para "probar" que el alma todavía está en la tumba porque dice "... porque David no subió a los cielos...".  ¡De veras! Pedro lo explicó en Salmo 16:8-11.  Nótese Hechos 2:29-35.  El cuerpo de David todavía estaba en la tumba (y está hasta hoy día), versículo 29, pero en el futuro el cuerpo resucitado de David estará en el Tercer Cielo, y después aquí sobre esta tierra durante los mil años del reino de Jesucristo.

IX. Lo que las Escrituras dicen acerca de las almas de los redimidos que están en el Paraíso presente, o sea, el Tercer Cielo, 2 Corintios 5:1-13.

1. Poca gente piense de la condición o el destino de las almas salvas en el momento a salir del cuerpo.  En este pasaje el Espíritu Santo lo hico claro.

(1) Es una explicación clara que podemos aceptar porque Pablo dijo "sabemos", v. 1a.

  A. ¡No hay dudas a nosotros en Cristo Jesús!  Los que han caído en las enseñanzas de los falsos no tienen esperanza.

  B. Esta explicación es de Dios el Espíritu Santo, no de los libros de los hombres.

  C. Esto no es una teoría, es un hecho.

  D. Es una revelación de Dios que podemos aceptar.

  E. Es una explicación que revela exactamente lo que pasa en el momento de la muerte., v. 1.

(2) Es una explicación segura porque las Escrituras dicen que este cuerpo carnal siempre es provisional, Salmo 89:48a.; 1 Corintios 15:53.

  A. Pablo habló de este cuerpo provisional que "... se deshace..." (desmantele).  La palabra griega es KATA-LUO y quiere decir: descomponer, desagregar, desintegrar.

  B. Luego él dijo "... tenemos de Dios un edificio... ".  Nótese la seguridad en la palabra "tenemos".  Es cierto que el creyente en el momento de morir ya tiene "una casa" en la cual vive en el Tercer Cielo hasta aquel día de la resurrección de su cuerpo de la tumba.

(3) Es una explicación con expectación, 2 Corintios 5:2 "... y por esto también gemimos...".  Este cuerpo carnal tiene que sufrir.  Por eso debe ser el anhelo de cada creyente a decir con Pablo: "...desando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial..."  La palabra "revestidos" quiere decir: "poner encima de".

(4) Es una explicación que da seguridad, 2 Corintios 5:3, "... seremos hallados vestidos...", véase 1 Corintios 15:53, 54.  Como Adán y Eva usaron las túnicas que Dios les ha provisto, así nosotros seremos vestidos con la gloria de Dios mientras que esperamos nuestro cuerpo de resurrección.

(5) Es una explicación deseable, v. 8.  Véase Filipenses 3:20, 21; Hebreos 11:13; 13:14.  "...y estar presentes delante del Señor...", véase Salmo 17:15; Mateo 25:21, 23; Juan 14:3; 17:24; 1 Tesalonicenses 4:17.

IX. ¿Será posible  conocerse uno al otro en el Tercer Cielo?

1. El testimonio de David, 2 Samuel 12:23.

2. La experiencia de los tres apóstoles, Mateo 17:1-4.

3. La explicación de Pablo, 1 Corintios 13:12.

4. Tenemos la enseñanza del Señor en Lucas 16:19-31.   (Continuará)

 

Bosquejos Maestros, XVII

TEMA: El Cielo y El Infierno

INTRO: Según las Escrituras hay tres "cielos", 2 Corintios 12:2-4.  Siendo que hay la mención de un "tercer cielo" es razonable que hay el primero y el segundo.  La palabra "cielo" se usa más de cien veces en las Escrituras.

      El "primer cielo" es esta atmósfera, Génesis 2:1.  El "segundo cielo" es el espacio entre el primero y el tercero, o sea, los celestiales.  En Paraíso es igual (después de la resurrección de Jesucristo) al Tercer Cielo y se menciona tres veces: (1) Por Pablo, en 2 Corintios 12:2-4; (2) Por Jesucristo, en Lucas 23:43; y (2) otra vez por el Señor en Apocalipsis 2:7.  Aunque la palabra no se usa hay una referencia al Paraíso en 1 Reyes 8:27 que habla de tal lugar.

      Las Escrituras hablan más acerca del "infierno" que el cielo. Negar el hecho que hay un "infierno" es a negar que las Escrituras son la palabra infalible de Dios.  La existencia de un "infierno" es un hecho bíblico.

      Hay tres palabras en las Escrituras que son traducidas "infierno":

(1) Seol (hebreo), la morada provisional de las almas de los incrédulos, como en Salmo 9:17.

  A. Antes de la resurrección del Señor ambos los creyentes como también los incrédulos, al morir, sus almas, espíritus, personas, seres humanos, entraron al Seol, el mundo invisible de los muertos, en la profundidad de esta tierra.

  B. El Seol es un lugar temporal siendo que en la segunda resurrección será vaciado, Apocalipsis 20:5a, 13.

(2) Hades (griego) que tiene la misma significación como el Seol, véase Lucas 16:23. Es el mismo lugar.

(3) Gehenna (griego) es el "infierno final", o sea el Lago de Fuego, la morada eterna en el futuro de todas los cuerpos y sus almas de los incrédulos, 1 Corintios 15:26; Apocalipsis 20:13, 14.

  A. Durante la vida terrenal de Jesucristo hubo un basurero fuera de la ciudad de Jerusalén en el Valle del hijo de Hinom (Jeremías 32:35) donde el fuego quemaba día y noche.  El Señor usó este lugar como una ilustración del Lago de Fuego futuro.  No hay nadie en el "infierno" todavía y no será hasta que aquel día cuando el anticristo y su profeta falso serán tirados allí.

I. El Tercer Cielo, o sea, el Paraíso presente, es un lugar, Juan 14:1-6; Isaías 6:1-8; 2 Cor. 12:1-4; Apo. 4:1-11.

1. Ahora el Tercer Cielo está muy arriba de esta tierra, 1 Reyes 8:23.

2. Es la morada de Dios, Mateo 5:16.

3. Es el trono de Dios, Mateo 5:34.

4. Jesucristo está allá, 1 Pedro 3:22.

5. Es la habitación de todos de los redimidos cuyos cuerpos carnales están aquí en las tumbas, Juan 14:2a.

6. Es una habitación preparada, Juan 14:2b.

7. Es un lugar con recepción, Juan 14:3b.

8. Es imposible a estar allá sin Jesucristo, Juan 14:6; Hechos 4:12.

II. Es un lugar para gente redimida, Colosenses 3:1-4.

1. Uno es redimido y santificado (puesto aparte) cuando se arrepiente de sus pecados y recibe, por fe, la obra final de Jesucristo en la cruz, Gálatas 3:26; 1 Juan 1:7; Hebreos 13:12.

2. En sus cartas a las asambleas Pablo les aconsejó:

(1) "...buscad las cosas de arriba..." Col. 3:1b; Hebreos. 10:19.

(2) Que "... tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre..." Efesios 2:18.

(3) "...poned la mira en las cosas arriba...", Col. 3:2; 2 Corintios 4:18; Santiago 1:8; Mateo 6:24.

3. Los creyentes tienen no menos que dos cosas que dan seguridad:

(1) "...vuestra vida está escondida con Cristo..."¸ Colosenses. 3:3.

(2) "...fuisteis sellado con el Espíritu Santo..." Efesios. 1:13, 14.  Véase Juan 10:27-29; Romanos 8:35-39.

4. Una promesa grande, Colosenses 3:4.  Esto hable de eventos futuros:

(1) El arrebatamiento de los redimidos, 1 Tes. 4:13-17 (la primera etapa de la segunda venida POR los creyentes).

(2) Los siete años de la tribulación, Jeremías 30:7; Daniel 9:27; Mateo 24:8-31.

(3) La conversión de los de la nación de Israel, Ezequiel 20:34-38.

(4) El Tribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10.

(5) La Boda del Cordero, Apocalipsis 19:6-9.

(6) La segunda etapa de la Segunda Venida de Jesucristo CON los redimidos para terminar la Batalla de Armagedón, Apocalipsis 16:13-16

(7) El castigo del anticristo (un ser humano) y el profeta falsa (otro ser humano), Apocalipsis 19:20.

(8) Satanás atado en el abismo por mil años, Apo. 20:2, 3.

(9) El juicio de las naciones en el principio del reino de mil años, Mateo 25:31-46.

(10) El reino del Señor sobre esta tierra por mil años, Apocalipsis 20:6.

(11) Satanás será suelto del abismo por un rato al fin de los mil años para decepcionar los muchos incrédulos que han sido nacidos durante aquellos años, Apo. 20:7-9.

(12) Satanás será tirado en el Lago de Fuego, el infierno final, y allá con el anticristo y el profeta falso, serán atormentados para siempre sin fin, Apo. 20:10.

(13) El Gran Trono Blanco, lugar del juicio final de los incrédulos desde Caín y adelante, Apo. 20:11-15.

(14) La renovación de la superficie de esta tierra, 2 Pedro 3:10-12.  Véase Apo. 21:1c.

(15) Los redimidos van a habitar esta tierra renovada para siempre, Apo. 21:1, 2.

III. El "cielo" del futuro estará aquí sobre esta tierra y será eterno, Isaías 65:17.

1. Después de los mil años, Dios ha de hacer el nuevo cielo (atmósfera) y la nueva tierra y el nuevo Jerusalén y esto serán el principio del reino eterno de Jesucristo durante la eternidad futura, que no tendrá fin, Apo. 20:5 y es conocida como "la edad de las edades".  Los capítulos 21 y 22 de Apocalipsis no hablan del reino de mil años.  Hablen de un orden nuevo y eterno.

2. En tal lugar no habrán el diablo, ni sus demonios, ni tentaciones, ni enfermedades, ni muerte.  Será el "cielo".

IV. El "infierno final", el Lago de Fuego, estará durante la eternidad futura, Mateo 25:41.

1. Al final de los mil años reino terrenal de Cristo las almas de los incrédulos serán traídas del Seol-Hades, sus cuerpos resucitados de las tumbas, para estar delante del Gran Trono Blanco a recibir su grado de castigo en el Lago de Fuego, Apo. 20:11-15

2. Dios no preparó tal lugar para la raza humana, sino para el diablo y sus mensajeros rebeldes.  Pero si una persona va a rechazar el amor de Dios y morir sin el perdón de sus pecados, no hay otro lugar para su ser, su persona, con su cuerpo resucitado habitara allí durante la eternidad.  (Estos bosquejos continuarán)

 

Bosquejos Maestros, XVIII

TEMA: Los Juicios

INTRO: En las Escrituras somos instruidos a "... usa bien la palabra de verdad...", 2 Timoteo 2:15 (1960) o "... que traza bien..." (1602), o "... que maneja correctamente..." (NVI).  Hermanos:  ¡No trate de hacer todos de los juicios se conformen con la teoría de una "juicio general" porque no hay tal cosa.

      Hay no menos que cinco juicios revelados en las Escrituras, y cada uno es diferente en cuanto a tiempo, lugar y propósito, pero todos tienen una cosa en común:  que Jesucristo es el Juez, Juan 5:22.

      Cada persona, desde Adán hasta la última a ser nacido sobre esta tierra, tiene que ser juzgado por el Dueño de esta planeta.  En el primer juicio los pecados de los creyentes ya han sido juzgados por la obra de Jesucristo en la cruz.  En el segundo el creyente tiene que juzgarse a sí mismo, y si no será disciplinado por el Señor.  En el tercero, todos los creyentes tienen que comparecer ante el Tribunal de Cristo donde sus obras hechas durante la vida cristiana serán juzgadas.  En el cuarto, todas las naciones individualmente serán juzgadas en cuanto al trato dado a los judíos y a la nación de Israel durante los siete años de la Gran Tribulación.  En el quinto, los incrédulos, desde Caín en adelante, serán juzgados en cuanto a su grado de castigo en el Lago de Fuego (el "infierno" final)

I. El juicio de los pecados de los que han recibido a Jesucristo como su Salvador, Juan 5:24 "... y no vendrá a condenación...".  Todos nuestros pecados fueron juzgados en Cristo Jesús aquel día en la cruz y cada creyentes ha "... pasado de muerte a vida...".  Esto se llama la salvación presente.  Jesucristo pagó la pena para nuestros pecados.  Él fue juzgado, por Su Padre Celestial, en lugar del pecador que viene a Él con arrepentimiento (un don de Dios) y fe (otro don de Dios)

1. Ningún creyente vendrá a juicio tocante a su estado eterno en cuanto a los pecados cometidos después de ser salvo porque:

(1) Jesucristo pagó la pena.  Sobre el hecho de Su muerte  de sustitución, el creyente está separado de la pena del pecado una vez y para siempre, Salmo 103:12.

(2) Los pecados del creyentes han sido borrados y no serán recordados, Isaías 43:25.

(3) Jesucristo sufrió para nuestros pecados "... el justo por los injustos...", 1 Pedro 3:18.

(4) Los creyentes nunca serán condenados con los incrédulos porque Jesucristo fue condenado en su lugar, 2 Corintios 5:11.  Véase Gálatas 3:13; Hebreos 9:26; Hebreos 1:3  "... efectuado la purificación de nuestros pecados..."

II. El juicio del creyente de "sí mismo", 1 Corintios 11:31, 32.  Este juicio significa más que juzgando "lo malo" en su vida.  Cuando el creyente es convencido de pecado en la vida, hay que confesarlo, 1 Juan 1:9, e inmediatamente dejarlo, Isaías 55:7.  No es bastante el juzgar solamente el pecado en su vida, hay que juzgarse a sí mismo.  ¿Cómo?

1. Practicando la abnegación de sí.  Cuando uno se ve a sí como Dios le ve, va a renunciar a sí mismo, y comenzar una vida que agrade a Jesucristo, Colosenses 3:4.

2. Practicando la renunciamiento de la carne, Romanos 7:8.  El renunciamiento es tomar nuestra cruz y seguir a Jesucristo, Marcos 8:34-38.  Esto quiere decir perder la vida egoísta y encontrar la vida del Señor, Gálatas. 2:20.

3. Es ser menos cohibido consigo y más consciente de la presencia del Señor, Mateo 28:20  "... yo estoy con vosotros...".

4. Es ser controlado por Él, Hechos 9:6.

5. Es estimar a otros más que a sí mismo, Fil. 2:3, 4.

III. El juicio de las obras del creyente que práctico después de ser salvo, 2 Corintios 5:10 y Romanos 14:10.  Este será un tribunal solamente para creyentes.

1. Aquel tribunal sucederá "en el aire" después de la Primera Resurrección de los cuerpos de los redimidos, 1 Tesalonicenses 4:14:18.  Mil años más tarde será la resurrección de los cuerpos de los incrédulos, Apo. 20:4, 5.  Por eso, ha de pasar mil años entre el Tribunal de Cristo y el Juicio del Gran Trono Blanco, Apo. 20:11 es solamente para los incrédulos.

2. En el Tribunal de Cristo, cada creyentes tiene que dar cuenta de la vida vivida después de ser salvo, no la vida de otras personas, Romanos 14:10-13.

3. Debemos ser humillados sabiendo que un día tenemos que aparecer cara a cara con lo que hemos hecho, o dejado de hacer, en nuestra vida cristiana.  Esto no tiene nada que ver con la salvación, sino con las recompensas eternas, 1 Corintios 3:11-15.  Véase Colosenses 3:17.

IV. El juicio de las naciones individualmente, Mateo 25:31-46.  Este juicio no tendrá nada que ver con el del Gran Trono Blanco de Apo. 20:11-15.  Nótese una comparación entre los dos:

1. El de las naciones sucederá cuando Jesucristo regrese, del Tercer Cielo, con los redimidos para establecer Su reino de mil años sobre esta tierra presente, Mateo 25:31.  Dice "trono de gloria", o "el Gran Trono Blanco".

2. En tal tiempo Jesucristo ha de juzgar individualmente a las naciones por el modo en que han tratado a los judíos durante los siete años de la Gran Tribulación, Joel 3:11-16.  En el Gran Trono Blanco Él ha de juzgar a los incrédulos según los pecados cometidos durante su vida.

3. En este juicio no hay mención de una resurrección.  Aquella gente ha salida de los siete años de tribulación.  En el del Gran Trono Blanco, los sujetos han sido resucitados, sus almas del Seol-Hades y sus cuerpos de las tumbas, Apocalipsis 20:13.

4. En este juicio no serán "libros" pero en el del Gran Trono habrá "libros", Apocalipsis 20:12.

5. En este el Juez será el Rey, Mateo 25:34.  En el Gran Trono el Juez será el Creador del universo.

6. En este juicio hay tres clases de personas juzgadas:

(1) "Ovejas", v. 33, los que han sido salvos durante los siete años de la Gran Tribulación y han tratado bien los judíos, Apo. 7:9-17.

(2) "Cabritos" los incrédulos, 2 Tesalonicenses 1:7-10.

(3) "Hermanos", v. 40, los judíos, Apo. 7:1-8.

7. En este juicio el Rey dará entrada al reino de mil años a aquellos creyentes.

V. El juicio final de los incrédulos, El Gran Trono Blanco, Apo. 20:11-15.  Inmediatamente después del reino de los mil años, ha de ser la Segunda Resurrección (de las almas de los incrédulos del Seol-Hades y sus cuerpos de las tumbas)  Esto es donde los incrédulos  serán juzgados según sus pecados para recibir su grado de castigo en el Lago de Fuego (el "infierno" final)

1. Los incrédulos han de buscar un lugar a esconderse,... pero no habrá.

2. Estarán los incrédulos "grandes"  (personas de renombre) y "pequeños" (personas no conocidas)

3. El "Libro de Vida" será abierto para mostrar que no hay ninguna equivocación... que sin la sangre derramada de Jesucristo no hay perdón.

4. Serán juzgados "según sus obras".  Sí, Dios es justo, y les dará el "grado" de castigo que cada persona merece.  Unos van a sufrir más, durante la eternidad, otros menos, Lucas 12:42:48.

5. En tal juicio no habrá ninguna absolución.  (fin)

 

Bosquejos Maestros, XIX

TEMA: La Ruina del Hombre... El Remedio de Dios

INTRO:  De los millones de libros en existencia hay solamente uno, la Santa Biblia, que es la Palabra de Dios, 2 Timoteo 3:16; Tito 1:2.  Por eso las Escrituras es el único Libro que revela el remedio de Dios para el pecador.

      Uno tiene que ser ciego y mudo espiritualmente para no reconocer la condición pecaminosa de este mundo, 1 Juan 5:19b.  Podemos ver dos clases de personas:  los creyentes y los incrédulos, véase Juan 8:44.

      Todo el mundo, sin excepción, esta arruinado porque todos son contaminados con el pecado de Adán y tiene una herencia común:  "...la paga del pecado es la muerte...", Romanos 6:23.

I. La ruina de la raza humana, Romanos 5:12-14.  Todos nosotros tenemos algo en común... la muerte.

1. Todos pecaron cuando Adán pecó, porque somos de él.

2. Todos se cayeron cuando Adán se cayó, porque somos de él.

3. Todos fueron arruinados cuando Adán fue arruinado.

4. Aquella caída de Adán causó una separación entre el Creador y el creado y si uno no nace de nuevo, no puede escapar de "la paga del pecado".

5. Hay dos Adán mencionados, 1 Cor. 15:45.  El primero se cayó escuchando la voz de Satanás.  El Segundo fue probado (no tentado) y ganó la victoria sobre Satanás usando la Palabra de Dios.

(1) Por el primero Adán vino la ruina de la raza humana.

Por el último Adán vino salvación, 2 Corintios 5:21.

(2) Por el primero la muerte entró, por el Segundo, vida eterna, Juan 3:36.

(3) Por el primero vino la maldad, por el Segundo una naturaleza incorruptible, 1 Pedro 1:23.

II. La naturaleza de la ruina de la raza humana, Romanos 1:18-32.

1. Cuando Adán (la cabeza de la raza humana) se cayó, todos de nosotros nos cayeron con él, Salmo 51:5. (Esto no enseña que el acto carnal es pecado sino que sus padres ya eran pecadores).

2. Hay dos maneras en lo cual el hombre muestra su naturaleza caída:

(1)  Depravación espiritual:

  A: Romanos 1:18 Los hombres "... detienen con injusticia la verdad...".

  B. Gálatas 1:6-9  Predican "... otro evangelio...".

  C. Romanos 1:22, niegan la existencia de Dios.

  D. Romanos 1:18-23, son humanísticos proclaman la supremacía del hombre y niegan a Dios.

(2) Depravación moral:  Romanos 1:24-32.

III. El resuelto de la ruina de la raza humana, 1 Corintios 15:22.

1. Adán fue la "cabeza" de la raza humana y por nacimiento somos sus decientes.  Cuando él pecó su semilla fue corrompida  y nosotros somos de él, Romanos 5:12.

2. Cuando Dios hizo a Adán, lo hizo perfecto y le dio dos mandos:

(1) Cultivar y cuidar el huerto.

(2) Alimentarse del huerto con la excepción de un árbol, Génesis 2:15-17.

3. Pero... Adán desobedeció a Dios y esto produjo la caída, la ruina de la raza entera y produjo la muerte, primero la espiritual, y luego la física, y al fin producirá la segunda muerte... el Lago de Fuego.

(1) Adán pecó y murió espiritualmente y fue separado de Dios, Génesis 3:22-24.  Véase Efesios 2:1-5.

(2) Caín, hijo depravado de Adán, mató su hermano, causando la primera muerte física, Génesis 4:8.

(3) Luego, antes del Gran Trono Blanco, Caín ha de morir otra vez, la segunda muerte, Apo. 20:14, 15.

IV. El remedio de Dios para curar la ruina del hombre, Marcos 10:45.  El remedio inimitable de Dios para la ruina de la raza humana fue Su Hijo, Jesús, Juan 3:16.

1. Él nació sin pecado, Lucas 1:26-38.

2. Él vivió sin pecar, Hebreos 4:15 "... fue tentado..." no es correcto.  Debe leer: "...fue probado...", Véase Santiago 1:13; 2 Corintios 5:21; 1 Pedro 2:22; 1 Juan 3:5.

3. Dios el Padre Le envió a este mundo lleno de pecado para hacer dos cosas, Marcos 10:45:

(1) Sirvió a la gente, Juan 2:1-4; 6:1-14.

(2) Dio Su vida en rescate por muchos (no todos), Marcos 10:45.  Él vino a pagar la deuda del pecado que la raza humana debía al Creador, Juan 1:29.

4. En Adán toda la raza humana murió, espiritualmente y físicamente, pero en Jesucristo los creyentes son hechos vivos, Efesios 2:5.  Véase 1 Corintios 15:20-23.

5. En Adán todo fue arruinado pero en Jesucristo los creyentes son hechos nuevas criaturas, 2 Corintios 5:17.

6. En Adán todos fueron separados de Dios, Isaías 59:1, 2, pero en Jesucristo los creyentes son redimidos de aquella separación, Gálatas 3:13.

V. El resuelto del remedio de Dios para la ruina del hombre, 1 Pedro 1:18, 19.  Los efectos del remedio son:

1. Redención por medio de la sangre derramada de Jesucristo, Mateo 26:28; Hechos 20:28; Romanos 5:9; Hebreos 9:14; 1 Juan 1:7; Apocalipsis 1:5.

(1) Sí, Jesucristo es nuestro Redentor.  Su sangre pagó el precio para obtener la redención, Isaías 53:6.  Véase Hebreos 9:22; 9:11-15.

2. Que el creyente es hecho una criatura nueva, 2 Corintios 5:17.  (fin)

 

Sabatismo, V

Por: J. Candeas

(Unas de las doctrinas erróneas enseñadas por los Adventistas del Séptimo Día)

Acerca del hombre

      Los sabatistas ---como los russellistas--- enseñan que el hombre no tiene alma sino que es un alma.  Suelen usar algunos textos bíblicos en que se utiliza el tropo sinécdoque (topo que consiste en extender, restringir o alterar la significación de las palabras tomando el  todo por la parte, o viceversa o al contrario.  p. ej: "el hombre" por "el género humano"), como por ejemplo Ezequiel 18:4 "... el alma que pecare, esa morirá...".

      El sabadismo enseña, pues, que el hombre es un alma y cuando muere no va a ningún lugar en el más allá, sino que queda en el sepulcro "durmiendo" hasta el día de la resurrección.  Si el sabatismo quiere igualar al hombre con el animal es problema suyo.  La Iglesia de Jesucristo ha creído sempiternamente otra cosa más elevada con respecto al hombre y su destino eterno.  Pero vamos a ver ahora lo que la Biblia enseña acerca del hombre.  Su destino, después de la muerte, lo estudiaremos más adelante.

Lo Que La Biblia Enseña Acerca Del Hombre

      La Biblia nos habla de la creación de todas las cosas.  Nos dice que " Dios creó al principio los cielos y la tierra".  Nos dice que Dios creó todo lo que tiene vida en Su creación.  Dios crea directa e indirectamente a los seres vivos.  Las plantas y los animales son creados por Dios de modo indirecto: "Produzca la tierra hierba verde..."  "Produzcan las aguas seres vivientes"   "Produzca la tierra seres vivientes", Génesis 1:11, 20, 24.

      Cuando Dios quiso crear al hombre lo hizo de modo directo, colaborando en su creación la Misma Trinidad.  Así lo dice el relato sagrado: "Entonces dijo Dios: hagamos al hombre", Génesis 1:26.

El Hombre Creado A La Imagen De Dios

      La voluntad de Dios, al crear al hombre, fue que éste fuera hecho "... a Su imagen...".  Entonces dijo Dios: (véase Génesis 1:26, 27).

      En la creación del hombre Dios usó dos elementos básicos que fueron el polvo de la tierra, para hacer el cuerpo o habitación de la personalidad.  Y Su soplo de vida.  Cuando solamente estaba hecho el cuerpo, éste estaba sin vida, muerto, inerte.  Como dice el Espíritu Santo por medio de Santiago, "El cuerpo sin el espíritu está muerto" (2:26).  Pero cuando Dios puso Su Imagen en este cuerpo inerte, que fue "Su aliento de Vida", Génesis 2:7, "Fue el hombre un ser viviente", Génesis 2:7.

La Imagen de Dios

      El hombre fue creado con la Imagen de Dios.  Esto significa que el hombre, cuando salió de las Manos divinas, tenía un alma racional e inmortal, y estaba dotado de conocimiento, justicia y santidad verdadera, de acuerdo a la Imagen y Semejanza de Dios.

Material E Inmaterial

      El hombre, pues, según la Biblia, consta de dos partes: una inmaterial y otro material.  Esta última se trata del cuerpo, de la cáscara, la habitación de la parte inmaterial del hombre, que es un ser compuesto: cuerpo y alma.

 Palabras de la Biblia Para Cuerpo, Alma Y Espíritu

      Tanto en el hebreo como en el griego la Biblia tiene distintas palabras para definir al hombre.  Son las siguientes:

A.T.:  NEPHESH (alma); RUACH (espíritu); BASAR (carne).

N.T.: PSUCHE (alma); PNEUMA (espíritu); SARX (carne).

      ¿Quiere decir todo esto que el hombre está compuesto de cuerpo, alma y espíritu?

Dicotomía y Tricotomía

      Los estudiantes de la Biblia están divididos en dos escuelas o teorías distintas:  la tricotomía y la dicotomía.  Los primeros dicen que el hombre es un ser compuesto de cuerpo, alma y espíritu.  Los segundos insisten en que el hombre consta de dos partes, que son el cuerpo y el alma.  Cada una de estas escuelas citan los siguientes textos para apoyar sus teorías:

Dicotomía: Éstos enseñan que cuando la Biblia habla del alma y del espíritu siempre se refiere a la misma cosa.  El alma y el espíritu no son dos cosas sino la misma, que unas veces es llamada alma y otro espíritu.  Los siguientes textos lo confirman:

      Aquí, la parte inmaterial del hombre es llamada "espíritu", 1 Corintios 5:3; 6:2; Santiago 2:26.

      En los siguientes textos, a la parte inmaterial, del hombre, se le llama "alma"; Mateo 10:28; Hechos 2:31; 1 Pedro 2:11, 1 Reyes 17:21.

      Por lo tanto, dicen ellos, no hay dos cosas como alma y espíritu, sino que las dos son la misma cosa.

Tricotomía: Los partidarios de esta teoría insisten en que el hombre tiene, aparte de su cuerpo, dos cosas distintas, que son el alma y el espíritu.  Para enseñar esto citan los siguientes versos: 1 Tes. 5:23; Hebreos 4:12.

Sin embargo, mi opinión particular es que los textos citadas por la tricotomía enseñan también la dicotomía, es decir: que el hombre es un ser compuesto por cuerpo y alma espiritual.

      El tabernáculo tenía dos departamentos: el Lugar Santo y el Lugar Santísimo.  En el primero ministraban los sacerdotes diariamente con el pueblo.  En el segundo, solamente el sumo sacerdote entraba una vez al año para ministrar con el Señor.  En el Lugar Santo se comunicaba con el pueblo.  En el Lugar Santísimo con Dios.  Y estos dos lugares, en verdad, eran solamente uno, pues el Lugar Santo y el Lugar Santísimo era una sola habitación partida en dos por una cortina.

      Creemos que el hombre tiene un alma espiritual.  Es decir, que con una parta de ella expresa sus sentimientos, sus alegrías, sus tristezas, sus amores, sus odios.  Todo esto en relación con su prójimo.  Con la parte espiritual de su alma se comunica con Dios.  El ser inconverso "Está muerto en delitos y pecados" (Efesios 2:1)  Por eso no se comunica con Dios sino que es rebelde hacia Él.  Y por esta razón, tiene que experimentar la primera resurrección, tiene que nacer de nuevo para "ver", para "entender" las cosas de Dios, Juan 3:5, 5, 8; 1 Corintios 2:11-16.

      Esto mismo lo vemos en el hecho de que Dios se refiere a Su parte inmaterial llamándola espíritu y alma; Isaías 42:1; 53:10-12; Jeremías 9:9; Mateo 12:18; Juan 4:24; Hebreos 10:38.

      Las mismas funciones se atribuyen al alma y al espíritu en Marcos 8:12;  Juan 11:33; 13:21  con Mateo 26:38; Juan 12:27 y véase 2 Corintios 7:13; 1 Corintios 16:18 con Mateo 11:29, y véase 2 Corintios 7:1 con 1 Pedro 2:11; Tesalonicenses 5:23; Hebreos 10:39.

      Los muertos, en la Biblia, son llamados almas y espíritus, Génesis 35:18; 1 Reyes 17:21; Mateo 27:50; Juan 19:30; Hechos 2:27, 31; 7:59; Hebreos 12:23; 1 Pedro 3:18.

      Hemos dicho antes que los inconversos tienen la parte espiritual de sus almas muerta y por eso tienen que nacer de nuevo.  Del mismo modo, el creyente tiene la parte espiritual viva, porque ha sido hecho participante de la primera resurrección.  Y por esta razón, Pablo, a los resucitados dijo en Colosenses 3:1, 2.

      Creemos lo que dice la Palabra de Dios, por medio de Job y de Pablo: "Ciertamente, espíritu hay en el hombre", Job 32:8; "Porque ¿quién de los hombres sabe las cosas del hombre, sino el espíritu del hombre que está en él?", 1 Corintios 2:11. (Continuará)

 (1) Verdaderamente Jesucristo es nuestro Redentor.  Su sangre pagó el precio para obtener la redención, Isaías 53:6.  Véase Hebreos 9:22; 9:11-15.

2. Que el creyente es hecho una nueva criatura, 2 Corintios 5:17.  (fin)

 

La Base Bíblica De Los Bautistas No Conformistas, II

POR: L. Duane Brown

INTRO:  Autoridad bíblica significa que los B.N.C. creen que los  66 Libros, conocidos como la Santa Biblia, son la única y suficiente autoridad para nuestra fe y práctica.

I. ¿En qué se diferencian los B.N.C. de las demás "iglesias"?

1. Considerando las demás denominaciones "protestantes" ¿En qué manera se diferencian los B.N.C.?

(1) Los "luteranos" usan aquel nombre porque consideran que Martín Lutero fue el fundador de su denominación.

(2) Los "metodistas" usan aquel nombre por el "método" que Juan Wesley usó en su evangelismo.

(3) Los "presbiterianos" siguen las enseñanzas de Juan Calvino, que enseñó que el gobierno de la asamblea debe ser controlado por el presbiterio.  Etc. etc.

2. Los B.N.C. son diferentes.  No tienen ningún hombre a seguir, ya que quien fundó la asamblea fue el Señor Jesucristo y que las Escrituras son la única regla de fe y práctica.

II. ¿Cuáles son las diversas autoridades para las "iglesias"?

1. La tradición...las creencias o prácticas que se han venido pasando a través del tiempo y normalmente no están escritas ni anotadas.  Esto significa que la autoridad de la "iglesia" está basada en las decisiones y las enseñanzas de los hombres, no de Dios.

(1) Aunque dicen que creen a la Biblia, están influidas por sus tradiciones. Lutero nunca quiso separarse de la Iglesia Romana y una vez fuera, llevó muchas de sus doctrinas, el "bautismo" infantil, los ritos, etc.

(2) El grupo más notorio son los "Católicos Romanos" cuya jerarquía dice que ella produjo el Nuevo Testamento y por eso puede añadir y quitar de él.

2. Luego hay el razonamiento.  El modernista y el liberal cree que las Escrituras no son la autoridad completa y suficiente para la fe y la práctica.  Niegan ciertas porciones y rechazan lo sobrenatural, muy especialmente las profecías sobre el futuro.

(1) Cuándo el razonamiento humano llega a ser la autoridad, no hay límites.  ¡No hay normas absolutas!  Con razón los modernistas no pueden ayudar el mundo pecaminoso porque no saben lo que es pecado.

III. Las Escrituras.  Sólo por medio de una revelación divina podemos entender los propósitos y las demandas de Dios para el hombre en esta vida y después de la muerte. 

1. Las Escrituras han perdurado superando las pruebas del tiempo, la verdad de la experiencia, los hechos de la historia y la satisfacción de la necesidad humana.

2. Solamente las Escrituras existen sin error o contradicción.

IV. ¿Qué dicen las Escrituras acerca de sí mismas?

1. Afirma ser inspirada sobrenaturalmente, 2 Timo. 3:16; 2 Pedro 1:20-21.

2. Afirma ser libre de error, Salmo 119:89; Mateo 5:18; Juan 10:35; Apocalipsis 22:18, 19.

3. Afirma ser el origen de la salvación que lleva al hombre a Jesucristo, Juan 5:39; 20:30, 31; Romanos 1:16; 20:17; 2 Timoteo 3:15.

4. Afirma ser suficiente para toda fe y práctica, 2 Timoteo 3:16, 17.

5. Afirma ser la norma para la conducta de las asambleas, 1 Timoteo 3:14, 15; 2 Timoteo 4:1-14.  (Continuará)

 

Las Herejías En Colosas

POR: Carlos Cruz Porras (hageo50@hotmail.com)

INTRO: Pablo contestó a los diversos errores  de la herejía de Colosas que amenazaban a la asamblea.  Esta herejía era "una bolsa mixta" que contenía elementos de diferentes herejías, algunas de las cuales se contradecían entre sí (como muestra lo siguiente).

1. Herejía: "El espíritu es bueno, la materia es mala", Repuesta, Colosenses 1:15-20 que Dios creó los cielos y la tierra para Su gloria.

2. Herejía:  Se debe cumplir con ceremonias, ritos y restricciones para poder ser salvo o perfeccionarse.  Respuesta, Colosenses 2:11, 16-23; 3:ll.  Estos eran sombras que desaparecieron cuando Cristo vino.  Él es todo lo que usted necesita para salvarse.

3. Herejía: Se debe negar el cuerpo y vivir en ascetismo total.  Repuesta, Colosenses 2:20-23.  El ascetismo no ayuda a derrotar los malos pensamientos y deseos; al contrario, conduce al orgullo.

4. Herejía:  Los mensajeros (ángeles) deben ser adorados. Respuesta, Colosenses 2:18.  No se debe adorar a los mensajeros, solo Cristo es digno de adoración.

5. Herejía: Cristo no pudo ser humano y divino.  Respuesta, Colosenses 1:15-20; 2:2, 3.  Cristo es Dios hecho carne.  Él es el único eterno, Cabeza del cuerpo, el que tiene la supremacía en todo.

6. Herejía: Se debe obtener "conocimiento secreto" para ser salvo o perfecto, y esto no estaba al alcance de todos.  Repuesta, Colosenses 2:2, 18.  El secreto de Dios es Cristo, y se ha revelado a todos.

7. Herejía: Se debe adherir a la sabiduría, tradición y filosofías humanas.  Respuesta Colosenses 2:4, 8-10; 3:15-17.  Por sí mismas, estas pueden ser engañosas y triviales porque tienen origen humano; en cambio, debiéramos recordar lo que Cristo enseñó y seguir Sus palabras como nuestra autoridad definitiva.

8. Herejía: Se deben combinar aspectos de varias religiones.  Respuesta, Colosenses 2:10.  Usted tiene todo cuando tiene a Cristo.  Él es todo suficiente.

9. Herejía: No hay nada malo con la inmoralidad.  Respuesta, Colosenses 3:1-11. Huya del pecado y lo malo, porque usted ha sido escogido por Dios y debe llevar una vida nueva como representante del Señor Jesucristo. Fin

 

Herejías y Herejes

(Recibido de Carlos Cruz Porras y adaptado)

      ¿Qué es una herejía?  Para nosotros es toda doctrina en materia de fe que sustenta opiniones contrarias a las de la Palabra de Dios.  En el estudio de la heresiología (tratado sobre las herejías) procuramos presentar una descripción sintética de las principales religiones y sectas, dando una noción general de la historia, literatura, doctrina y otros conocimientos que las caracterizan, refutándolas con las verdades incontrovertibles de las Sagradas Escrituras.

      Muchos creyentes juzgan innecesario el estudio de esa materia.  Afirman que no nos interesa estudiar las herejías, sino tan sólo la Palabra de Dios.  Sin querer criticar a los que piensan de esa manera, juzgamos que los motivos siguientes son suficientes para llevarnos a estudiar las religiones y sectas falsas.

I. El estudio de las mismas:

1. Nos capacita para combatirlas.  Es preciso que conozcamos al enemigo.

2. Nos auxilia en la evangelización.  No sabemos qué clases de personas nos vamos a encontrar.

3. Aumenta nuestra fe. Cuando nos tropezamos con las doctrinas de las sectas falsas tenemos más seguridad en lo que hemos creído.

4. Aumenta nuestra responsabilidad.  El creyente es responsable de buscar la verdad y combatir la mentira.

II. Cómo identificar una herejía.  Existen algunos aspectos básicos:

1. Desacuerdo con las Escrituras.  Con respecto a las doctrinas de la Biblia, podemos dividir los argumentos:

(1) Argumento bíblico....es el que se saca de la Biblia, dándole una interpretación correcta y lógica.

(2) Argumento extra-bíblico....es el que no tiene base en la Biblia, pero no choca con sus enseñanzas.

(3) Argumento opuestos a la Biblia...es el que combate, tuerce, sustrae o aumenta las  verdades enunciadas en la Palabra de Dios, o bien choca con ellas.

2. Unilateralidad de apreciación doctrinaria.  En muchos casos la herejía se caracteriza por el hecho de "escoger" una doctrina para centrar en ella toda su atención en detrimento de las otras doctrinas. Se afirma, por ejemplo, la divinidad de Cristo y se abandona Su humanidad, o viceversa.

3. Contradicción con los hechos.  Historias y doctrinas basadas en hechos que en realidad no proporcionan una base para ellas, incredulidad para con enseñanzas basadas en hechos reales, bíblicos o de raíces bíblicas.

4. Incoherencia lógica.  Nada impide que el buen sentido y la razón sean usados en materia de religión.  La mayoría de las herejías no resisten un enfrentamiento lógico con la historia, la ciencia, la Biblia o con la religión propiamente dicha..

III. Cómo identificar una secta falsa.

1. Jesús no es el centro de atención.

2. Tienen otras fuentes doctrinarias además de la Biblia.

3. Afirman ser las únicas que están en lo cierto.

4. Hacen uso de falsas interpretaciones..  Las interpretaciones del texto bíblico son hechas sin tener en cuenta los principios auxiliares de la hermenéutica.

5. Enseñan al hombre a conseguir su propia salvación.

6. Son proselitistas.

IV. Los "ismos" del pensamiento humano.  La búsqueda del saber de parte del hombre es conocida teóricamente como filosofía.  La predicación apostólica combate la filosofía y enseña que la verdadera sabiduría viene de Dios y no de los esfuerzos humanos.

1. Reunimos aquí las escuelas de pensamiento filosófico más conocidas y sus falsas filosofías.

(1) Agnosticismo, "angostos" = ignorante, incognoscible.  Es un sistema que enseña que no sabemos, ni podemos saber si Dios existe o no.

(2) Animismo, es la doctrina de índole espiritualista.

(3) Ascetismo, la práctica de la abstinencia o mortificación de los sentidos.

(4) Ateísmo, que niega la existencia de un Dios personal.

(5) Deísmo, que Dios es el autor del mundo, es una entidad personal revelada a los hombres por su actuación en la historia.  Dios es el principio o causa del mundo.

(6) Dualismo, la doctrina filosófica que admite la existencia de dos substancias, de dos principios o de dos realidades como explicación posible del mundo y de la vida.

(7) Eclecticismo, sistema que trata de conciliar las tesis de diversos sistemas conforme a determinados criterios de verdad.  Procura aprovechar lo que hay de mejor en todos los sistemas.

(8) Empirismo, es la posición filosófica según la cual todo el conocimiento humano es resultado de la experiencia y no de la razón ni del intelecto.  "Ver para creer".

(9) Epicureismo, que sostiene el principio del placer como valor supremo y finalidad del hombre.

(10) Escepticismo, que trata de hacer evidente la carencia de solidez de cualquier posición.

(11) Esoterismo, una doctrina secreta, sólo comunicada a los iniciados.

(12) Espiritualismo, afirma que el espíritu es el centro de todas las actividades humanas.  Acepta la reencarnación y la evolución del espíritu.

(13) Estoicismo, afirma que la sabiduría y la felicidad se derivan de la virtud; hay que vivir conforme a la razón.

(14) Evolucionismo, que enseña que el Cosmos se desarrolló por sí mismo.

(15) Gnosticismo, el conocimiento místico de los secretos divinos por vía de una revelación.

(16) Humanismo, que el hombre es el centro de todas las cosas.

(17) Liberalismo, que el hombre en sí mismo es bueno, puro y justo.  No existe el infierno, que nuestro futuro es incierto, la Biblia es falible y Dios es el Padre universal de Todos.  Por eso todos somos hijos Suyos y tenemos así nuestra felicidad garantizada.

(18) Materialismo, enseña que la materia es la substancia de la cual se componen todas las cosas, y a la cual todas ellas se reducen.  Que el alma forma parte de la naturaleza, que el hombre sería también materia.

(19) Monismo, es la reducción de todas las cosas y de todos los principios a la unidad.  La sustancia es "dios".

(20) Panteísmo, que Dios y el mundo forman una unidad.

(21) Pietismo, que interpreta las doctrinas del cristianismo tan sólo a la luz de la experiencia sentimental de cada individuo.

(22) Pluralismo, que acepta la existencia de varios mundos o planos habitados.

(23) Politeísmo, que hay más de un dios.

(24) Positivismo, que enseña la "religión de la humanidad".  Que nada es sobrenatural.

(25) Racionalismo, es la filosofía que sustenta la primacía de la razón, de la capacidad de pensar. Que no se puede creer en lo que la razón desconoce.

(26) Unitarismo, niega la divinidad de Jesucristo. Afirma que todos serán salvos.

(27) Universalismo, que concedía la salvación a todo el género humano.  (fin del estudio)

 

La Esperanza De Las Buenas Noticias

LECTURA: Hebreos 11:1-6

TEXTO: 1 Tesalonicenses 2:19.

INTRO: Esperanza: Confianza de lograr una cosa, de que la cosa deseada se realice.

I. La esperanza es el deseo y expectación de bienes en el futuro, Jeremías 17:7.

1. La fuente de esperanza es:

(1) La resurrección de Jesucristo, 1 Pedro 1:3-5.

(2) La verdad de las Buenas Noticias, Col. 1:3-6.

(3) La revelación entera de las Escrituras, Romanos. 15:4.

2. El valor de esperanza, Col. 1:21-23; Romanos 8:24, 25; 1 Tesalonicenses 5:8.

3. Solamente el creyente tiene esperanza, Efesios 2:11, 12; 1 Tesalonicenses 4:13; Job 11:20.

4. Esperanza es algo a esperar, 1 Tesalonicenses 1:2-4.

II. Como a usar nuestra esperanza:

1. No con vergüenza, Romanos 5:5.

2. Debemos defenderla, 1 Pedro 3:15.

3. Por andar en el Espíritu, Romanos 15:13.

4. Cultivándola, 1 Corintios 13:13.

5. Usándola con valentía, 2 Corintios 3:12.

6. Hasta el final, 1 Pedro 1:13-15.}

III. Los redimidos, cuyos cuerpos están en la tumba, están en el Tercer Cielo y descansan en aquella esperanza, Salmo 16:8, 9.

IV. El objeto de la esperanza, 1 Corintios 2:9.   (fin)

 

Cosas Que Tienen Valor A Saber

LECTURA: Salmo 39:1-13

TEXTO: 2 Timoteo 1:12

INTRO: Saber:  Tener conocimiento o noticia de algo.

1. Nuestra condición por naturaleza, Romanos 7:18.

2. El propósito de porqué Jesucristo fue manifestado, 1 Juan 3:5.

3. Jesucristo en Sí mismo, Juan 6:68, 69; 10:14; 2 Timoteo. 1:12.

4. El Espíritu Santo de Dios, Juan 14:16, 17.

5. Dios el Padre, Juan 17:1-13.

6. La gracia del Señor, 2 Corintios 8:8, 9.

7. El amor del Señor, Efesios 3:14-19.

8. El Cristo resucitado, Juan 21:12; Romanos 6:8, 9; 2 Corintios 4:13, 14.

9. El camino de la justificación, Gálatas 2:15, 16.

10. Que hemos pasado de la muerte a la vida, 1 Ju. 3:14.

11. Nuestra elección de Dios, 1 Tesalonicenses 1:2-4.

12. Que tenemos vida eterna, 1 Juan 5:13.

13. Que todas las cosas ayudan a bien, Romanos 8:28.

14. Que nuestro "viejo hombre" fue crucificado con Cristo, Romanos 6:5-8.

15. Que la tribulación guía a la paciencia, Rom. 5:3-5.

16. Que tendremos la resurrección de nuestros cuerpos, Juan 11:23-27.

17. Que han de venir tiempos peligrosos, 2 Tim. 3:1-5.

18. Que tenemos "una casa" preparada, 2 Cor. 5:1-6.

19. Que aquel "Día del Señor" vendrá como ladrón en la noche, 1 Tesalonicenses 5:1-3.

20. Que Jesucristo, Quien es nuestra Vida, aparecerá, 1 Juan 3:1-3.

21. Que estar en la presencia de Dios será mejor que  vivir aquí, Hebreos 10:34.  (fin)

 

El Juicio Venidero Para Cada Creyente

LECTURA: 2 Corintios 5:1-11

TEXTO: 2 Corintios 5:10; Romanos 14:10.

INTRO: Hay nombres y títulos dados a los creyentes.  En ellos podemos ver nuestros privilegios y responsabilidades.  Por ejemplo el creyente se llama:

(1) "Hijos" ya que tenemos una relación familiar con Dios, Juan 1:12.

(2) "Piedras vivas".  Muchas piedras hacen una casa.  Aquí vemos nuestra "unidad" con Jesucristo,1 Ped. 2:4-7.

(3) "Ovejas".  El oveja sigue su pastor, Juan 10:27.

(4) "Extranjeros y peregrinos".  Este mundo no es nuestro hogar, 1 Pedro 2:11.

(5) "Administradores".  Tenemos la responsabilidad de cumplir con nuestro Señor, 1 Corintios 4:2.

(6) "Soldados".  Somos llamados a pelear contra Satanás, 2 Timoteo 4:7.

(7) "Sirvientes" Somos responsables de obedecer a nuestro Amo, Juan 13:14.

      Nótese bien: Que el juicio del creyente (el Tribunal de Cristo) no debe ser confundido con el juicio de las naciones, Mateo 25:31-46, ni con el Gran Trono Blanco, Apocalipsis 20:11-5.

I. ¿Quién estará en aquel Tribunal de Cristo?

1. Todos de los redimidos desde Adán, 1 Corintios 1:10.

2. Todos de los santificados (puestos aparte), 1 Cor. 1:2.

3. Todos de los sellados, 2 Corintios 1:22.

II. ¿Dónde vamos, los creyentes?

1. Tenemos que comparecer ante la BEMA (griego), una plataforma elevada.  Aquella palabra se usa en Mateo 27:19; Juan 19:13; Hechos 12:21; 18:12 etc.

III. ¿Cuándo seremos manifestados en aquel juicio?

1. Después de la venida de Jesucristo en el aire a por los redimidos, 1 Tesalonicenses 4:13-18 y antes de Su regreso con ellos, Judas 14.

IV. ¿Cómo seremos manifestados?

1. En nuestros cuerpos glorificados, 1 Juan 3:2; Fil. 3:21.

V. ¿Quién será el juez?  Será nuestro Salvador, Jesucristo y será visto como:

1. Un Varón de guerra que viene a destruir a Sus enemigos, Isaías 63:1-6; Apocalipsis 19:11-26.

2. El Rey de reyes, y Señor de señores, como el Juez de las naciones, Salmo 2; Mateo 25:31-46; Zacarías 14.

3. El Salvador, el Sacerdote, Zacarías 12:10; Salmo 110.

4. El Rey para reinar sobre esta tierra por mil años, Isaías 32; Salmo 8; Hebreos 2:6-9.

5. El Novio, que viene para Su novia, Efesios 5:25-32; Apocalipsis 19:7.

6. El Hijo del Hombre, viniendo para juzgar el mundo, Juan 5:27.

7. El Redentor, que viene para completar nuestra salvación, Romanos 8:23; Filipenses 3:20, 21; Hebreos 9:28.

8. El Dueño que viene para recompensar a Sus sirvientes, Lucas 19:11-24; 1 Corintios 4:5.

VI. ¿Qué será juzgado?

1. No nuestra vida antes de ser salvo, Hebreos 10:17.

2. No nuestros pecados confesados después de ser salvo, 1 Juan 1:9.

3. Nuestras obras que hicimos durante nuestra vida cristiana, 1 Corintios 4:3-5.  ¿Cuáles son?

(1) Ambiciones carnales; (2) Amargura contra otros; (3) Codicia; (4) Falsedades; (5) Envidia; (6) Critica de otros; (7) Quejas; (8) Descarriarse de la verdad; (9) Indulgencia con la carne; (10) Egoísmo; (11) Juzgando a otros sin razón; (12) Amor al dinero; (13) Oportunidades perdidas; (14) Perversidad de corazón; (15) Placeres no de Dios; (16) Pendencias; (17) Calumnias; (18) Enojo; (19) Malicia; (20) Rebelión contra la voluntad de Dios; (21) Difamación;  (22) Obstinación, (23) Impureza de corazón; (24) Complacencia de sí mismo.

4. Cada creyente tiene que dar cuenta de sí mismo ante el Señor, en aquel día, en cuanto a su conducta hacia los otros creyentes, Romanos 14:10.

5. Tendrá juzgadas la cualidad de sus obras, 1 Corintios 3:11-15.  (fin)

 

Jesucristo: El Salvador De Los Que En Él Creen

LECTURA: Juan 5:24-27

TEXTO: Romanos 10:4

INTRO: Mucha gente sabe la necesidad de salvación, pero depende de su religión, o sus buenas obras. De vez en cuando alguien me pregunta: ¿Cómo puedo yo ser salvo?  Nuestro texto dice: "...porque el fin de la ley es Cristo, para justicia a todo aquel que cree...".

I. Llamo su atención a la palabra "fin".  En el griego es TELOS y quiere decir: concluir, terminar.

1. En la cruz Jesucristo terminó todo lo que fue necesario para la salvación del alma del Lago de Fuego.

2. La Ley de Moisés demanda justicia, y Jesucristo es nuestra "justicia" porque Él llevó sobre Sí nuestros pecados.

II. El uso del término "Cristo".  Viene del griego CRISTOS y quiere decir "el ungido", "persona consagrada a Dios".  Por esto entendemos que Jesús el Cristo es el Ungido, el Prometido, el Mesías del A.T.

1. Desde Génesis 3:15 Dios habló de aquella Persona y luego los profetas escribieron de Él.

2. Los judíos Le esperaban, pero cuando vino, Le rechazaron.

3. El Cristo está presentado en las Escrituras con muchos nombres incluyendo: Abogado; el Alfa y Omega; el Todopoderoso; el Amén; el Ángel del Pacto; el Ángel de Yahvé, etc.

III. Realmente, Jesucristo es el Salvador de los que en Él confían porque Él es:

1. Eterno, Juan 1:1; 8:58; 17:5.

2. Inmutable, Hebreos 1:10-12.

3. Omnipotente, Mateo 28:18; Apo. 1:8.

4. Omnipresente, Mateo 18:20; 28:20.

5. Tiene todo conocimiento, Juan 2:24, 25; 21:17; Apocalipsis 2:23.

IV. Jesús el Cristo aceptó la adoración que solamente Dios debe aceptar, mostrando que Él es Dios,  Mateo 28:17; Juan 20:28; Apo.  22:8, 9.

1. Si Él no es Dios, no hay salvación del alma del Lago de Fuego.

(1) Jesucristo tiene Nombres Divinos, títulos Divinos, posee atributos Divinos, hizo obras Divinas, y recibió adoración Divina.

IV. Amigo, si usted va a ser salvo, no hay otra persona que puede ser  "...el fin de la ley..."

1. Como pecador, usted necesita la justicia, el poder, y la inmutabilidad de un Redentor Divino, cual es Jesucristo.

2. Las Buenas Noticias incluyen todo esto en la Persona y en la obra de Él, Filipenses 2:5-8.

3. Usted, amigo, ya está condenado al Lago de Fuego, pero una vez se arrepienta de sus pecados y  ponga su fe,

de corazón, en la obra terminada de Jesucristo en la cruz, se produce el perdón de sus pecados, y usted quedará redimido, salvo, Gálatas 4:4, 5.

4. Cuidado con el pastor que dice que usted tiene que hacer algo para ser salvo, porque está equivocado.  Usted no tiene que hacer nada.  ¡Ya está hecho!  Véase Hechos 13:38, 39.  (fin)

 

 

 

 

Porque Los Bautistas No Conformistas No Tienen Compañerismo Con Las Demás Denominaciones, parte I

TEXTO: 2 Juan 7-11

PROPÓSITO: Mostrar lo que es la posición de los B.N.C. en relación con la EKKLESÍA que Jesucristo comenzó y todavía está edificando.  No es posible para nosotros tener compañerismo con las "iglesias" falsas que no siguen rectamente, a la letra, las enseñanzas de Jesucristo y Sus apóstoles.

INTRO:  Hay una palabra muy importante que Ud. debe conocer la significación:  ecuménico del griego OIKOU-MENIKOS que quiere decir: la tierra habitada, universal, o que se extiende a todo el orbe.

      Hoy leemos de los "concilios ecuménicos", de los "movimientos ecuménicos" y de las "iglesias ecuménicas".  Esto habla del principio, y de la práctica de un acercamiento entre las religiones "cristianas"....el cual es un compromiso, puesto que no hay unidad en sus creencias.

I. Nosotros, los B.N.C. no podemos tener compañerismo con ellos porque casi todos son modernistas (de tendencias modernas en su rechazamiento de las Escrituras como la única revelación verdadera de Dios).

1. El movimiento ecuménico convoca a las organizaciones "progresistas" para promover una unión mundial de todas de las religiones "cristianas" dentro de una "iglesia universal, mundial", y bajo el mando de un gran líder.

2. Todos de los ecuménicos son modernistas y ninguna asamblea verdadera del Señor debe tomar parte con ellos.

3. Aceptan todas las denominaciones como iguales a pesar de sus variadas y falsas doctrinas.

4. Ignoran la doctrina verdadera de las Escrituras y no rechazan ni tienen en cuenta los muchos "errores" practicados entre las "iglesias".

II. No podemos tener compañerismo con ellos, dada su posición sobre la existencia de una "iglesia universal, invisible".

1. Dicen que hay una sola "iglesia" en el mundo. Cuando Jesucristo estableció Su EKKLESÍA la hizo como un modelo que cada asamblea debe seguir a la letra y durante años han sido miles las asambleas que cumplieron así.  Fueron separadas, democráticas y autónomas, siempre con Jesucristo como su cabeza y no un hombre.

2. Los apóstoles no hicieron ningún esfuerzo para unir aquellas asambleas primeras, en una organización bajo la dirección de una sola persona.

III. Todos de los "ecuménicos" son seguidores de Satanás.

1. Aunque representan las "denominaciones" más grandes en el mundo, siguen  a su "líder", el diablo, el autor de cada doctrina falsa en las asambleas hoy día.

2. Su propósito es a unir todos los "protestantes" (nosotros no somos protestantes porque nunca estuvimos en la "iglesia romana") para formar una "iglesia" con los católicos romanos.

3. La naturaleza de tal movimiento es revelada como un sistema inspirado, dirigido y armado de poder por el mismo diablo.

4. No predican la Deidad de Jesucristo, ni Su nacimiento virginal, ni Su vida sin pecado, ni Su muerte vicaria, ni Su resurrección corporal, ni Su regreso en el futuro.

IV. Porque los ecuménicos quieren a destruir las doctrinas verdaderas del Nuevo Testamento tal y como nosotros, los B.N.C. creemos y practicamos:

1. Siendo así que tenemos la pura verdad, no podemos permitir ninguna corrupción, y todo su movimiento está corrompido.

2. Ellos rechazan el mensaje de las Buenas Noticias, y enseñan un "evangelio" de buenas obras, dando servicios sociales, educación, medicina, etc.  Pero estas cosas no pueden ofrecer el perdón de pecados ni dan vida eterna.  Ellos no creen en la depravación total del hombre.

CONCLUSIÓN: Por eso, nosotros no debemos invitar un pastor de una "iglesia" ecuménica a predicar en nuestras reuniones, ni debemos irnos a predicar en sus "iglesias".

(Continuará)

 

 

 

      Esta revista es una obra de amor por parte de James Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Se envía gratis.  Si usted puede recibir esta revista por dirección electrónica (e-mail) por favor envíela a  jan@twinvalley.net

      Tenemos la cooperación de la Familia Lanza de Zárate, Argentina y el Hermano Rafael Marañón Barrio, de España, en las correcciones.

      El costo del papel y porte es pagado por creyentes en Jesucristo aquí en los EE.UU. quienes tienen interés a propagar la verdad de las Escrituras.  Los Nelson dan su tiempo sin recompensa en la elaboración y el envío de las revistas.

Hojas de Oro

304 Westfall Street, Beverly, Kansas

67423 EE.UU. (Avión)