HOJAS DE ORO

Una Llamada a Regresar a la Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

 Año XXIX, Número 6                   JUNIO                                         1999

 

La Eternidad Es Un Rato Largo De Ser Equivocado"

Eventos Futuros

      Todo el mundo tiene interés en el futuro.  En las páginas de las Escrituras podemos encontrar todos los detalles que necesitamos saber.

      Hoy (año presente, 1999) vivimos en la "Edad de la Asamblea" o la "Edad de Gracia" y esta edad puede terminar en cualquier momento cuando Jesucristo venga en las nubes para arrebatar a todos de los redimidos de esta tierra y llevarlos hasta el Tercer Cielo.

      Inmediatamente será un período de Siete Años conocido como "La Gran Tribulación" lo cual terminará con el regreso de Jesucristo CON los redimidos para establecer Su reino de 1,000 años sobre esta tierra.

      Aquel Reino terminará con una rebelión por parte de Satanás y el juicio de Dios caerá sobre la faz de la tierra con una renovación de la superficie de esta planta.

      Aunque no hay indicaciones en las Escrituras donde estarán los redimidos durante el tiempo de la reno-vación, claro que estaremos seguros en el cuidado del Señor.

      Le llamo su atención a tres textos que hablan de la destrucción de la superficie de la tierra y una limpieza de la atmósfera: Isaías 51:6; Marcos 13:31; 2 Pedro 3:10.

      Luego están las promesas de un "cielo" (atmósfera) nuevo, y una nueva superficie de esta tierra: Isaías 65:17; 2 Pedro 3:13; Apocalipsis 21:1-5.

      ¡Esta tierra presente no será eliminada sino reno-vada! Véase Eclesiastés 1:4; Salmo 119:90 "... se mantiene firme..." (Ver. Actualizada.); Salmo 125:1.

      ¡Sí! Este sistema del "mundo" pasará, 1 Juan 2:16, 17; Hebreos 1:10-12; 2 Pedro 3:7.  Ahora la pregunta es: ¿Cuándo?  Pedro lo explica en 2 Pedro 3:7 "... para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hom-bres impíos...".  Esto tiene que ser al final del reino fu-turo.

      No tenemos idea cuanto tiempo el fuego quemará y los cambios vendrán, pero una cosa sabemos que esta tierra será purificada de todos efectos de pecados, y será librada de la maldición, véase Romanos 8:18.25.

El destino de los redimidos

      Poca gente ha estudiado las Escrituras para saber que pasa con el alma del creyente en el momento de la muerte.  Muchos piensan que el alma va al "cielo" y allá estará para siempre.  De veras, el alma, en el momento de la muerte del cuerpo, va al Tercer Cielo y es una persona espiritual hasta que tiene su cuerpo resucitado del panteón en el futuro.

      Las "calles de oro" no serán hasta después de la renovación de esta tierra en el futuro.  Las Escrituras dicen: "...que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día..." 2 Pedro 3:8.

      Desde Adán, unos 5,000 años han pasados.  Esto, en la presencia de Dios es como cinco días.  Claro que Dios no es limitado con tiempo, y al morir el alma el hombre tampoco.

      Durante su presencia en el Tercer Cielo, las almas están simplemente esperando a regresar (después de los siete años de la Gran Tribulación) a esta tierra para reinar con Jesucristo durante Su reino de 1,000 años (recuerde que los redimidos van a recibir sus cuerpos resucitados y glorificados antes de la Gran Tribulación).  Aquellos siete años en la presencia de Dios pasarán con rapidez (será el tiempo del Tribunal de Cristo) y luego a regresar a esta tierra para reinar con Jesucristo.

      Las "calles de oro" vienen después de la renovación de esta tierra y estarán aquí sobre esta misma tierra.

      Vamos a ver Juan 14:1-3.  Jesucristo prometió a los creyentes tres cosas:

(1)  Un "lugar", no un estado espiritual.

(2) Un "lugar preparado" (la tierra renovada en el fu-turo).

(3)  Un lugar donde Él estará.

      Ahora la pregunta es:

 ¿"En qué parte del universo será aquel lugar?”

(1) El jardín de Edén ciertamente fue un símbolo de aquel "lugar".

(2) La tierra, después de la inundación fue un símbolo de aquel "lugar".

(3) La Tierra de Canaán fue un símbolo de aquel "lugar".

(4) Esta tierra durante los mil años reino de Jesucristo será un símbolo de aquel "lugar". Lea, por favor Salmo 37:9, 22, 29, 34; 2 Pedro 3:13.

      Sí, Pedro entendió que esta tierra renovada será el "lugar preparado" donde los redimidos pasarán la eter-nidad, Apocalipsis 21:1-8.

      Ahí por la primera vez desde la caída de Adán en-contramos la tierra entera libre de la maldición de pe-cado y pecadores.  Ahí por la primera vez será contes-tada la petición "Venga tu reino.  Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra... ".

      Ahí, por la primera vez serán todos de los enemigos de Jesucristo destruidos.  Luego Él, como el Mesías, en-trega toda autoridad que Él tiene al Dios el Padre, 1 Corintio 15:24-28.

      Entiendo yo, según las Escrituras, que Jesucristo no solamente tomó la responsabilidad de redimir esta tierra de la maldición de pecado, pero al mismo tiempo tomó la responsabilidad de redimir bastante seres humanos, no uno demasiado, a poblar la tierra renovada durante la eternidad, la cual no tendrá fin.  (fin)

 

¿Qué Podemos Saber Sobre Los Tiempos Del Fin?

      No hay nada que pueda detener el reloj de la his-toria.  Cada día que pasa nos acercan más a los dra-máticos acontecimientos profetizados en las Escrituras.  ¿Qué nos espera?  ¿Cuánto podemos saber los tiempos del fin?  Sí, las Escrituras nos explica:

I. Verdad número uno: Cristo regresará en el aire a sa-car a los redimidos, 1 Tes. 4:16, 17; 1 Cor. 15: 51, 52.

1. ¿Cuándo sucederá esto? Mateo 24:44.  Véase Lucas 12:35-40, 42-48.  El regreso de Jesucristo podría ocurrir en cualquier momento y esto es conocido como el "arre-batamiento de los redimidos". (No el "arrebatamiento de la iglesia".  No hay tal cosa mencionada en las Es-crituras).

2. Inmediatamente los redimidos aparecerán antes Jesu-cristo en Su Tribunal, 2 Corintios 5:10, que no trata con salvación siendo que solamente los redimidos estarán.  Trata con el grado de recompensa que cada creyente va a recibir para usar durante la eternidad.

II. Verdad número dos: El anticristo (un hombre muy reconocido en el mundo) asumirá el poder, como dic-tador, sobre todas de las naciones.

1. Este reunirá a un gran séquito, engañará a la nación de Israel para que firme un tratado de paz falso, y será causa de un sufrimiento indecible en le mundo.  Aquel hombre (el anticristo):

(1) Recibirá poder, trono, y autoridad de Satanás, Apo-calipsis 13:2.

(2) Será un gobernante con propósito a vencer, Apo-calipis 6:2.

(3) Será culpable de horribles blasfemias, Apoc. 13:5.

(4) Firmará un tratado de paz con Israel y luego lo quebrantará, Daniel 9:27.

(5) Se colocará a sí mismo sobre todo y todos, Daniel 11:37.

(6) Afirmará que es "Dios", 2 Tes. 2:4.

(7) Escenificará una resurrección "milagrosa", Apocalipsis  13:3.

(8) Hará guerra a los creyentes, y tendrá poder y auto-ridad sobre las naciones, Apoc. 13:7.

(9) Su número es el 666, Apoc. 13:18.

(10) Matará a millones de creyentes, Apocalipsis  6:9.11; 7:9.13.

(11) Será servido por un "falso profeta" (un hombre religioso), Apoc. 19:20.

(12) Exigirá que adoren su imagen, Apoc. 13:14.

2. El anticristo es la imitación de Satanás.  De la misma manera que Jesucristo fue enviado por el Padre, así este falso Cristo será enviado por Satanás y se le llama:

(1) El cuerno pequeño, Dan. 7:7-28.

(2) El rey altivo de rostro, Dan. 8:23-25.

(3) El príncipe que ha de venir, Dan. 9:26, 27.

(4) El rey voluntarioso, Dan. 11:16, 36-38.

(5) El hombre de pecado, 2 Tes. 2:3, 4.

(6) El hijo de perdición, 2 Tes. 2:3, 4.

(7) La bestia, Apoc. 13:1-10.

III. Verdad número tres: Habrá en la tierra aflicciones sin par.  Cuando el anticristo sea revelado, estará listo el escenario para los horripilantes sucesos de la tribu-lación.  Después de que este líder, con poder satánico, surja al poder, estará listo el escenario para que tenga lugar el período más angustioso de toda la historia.  El anticristo encabezará un reino de terror durante tres años y medio, causando la muerte a multitudes, tanto judíos como gentiles.  Pero además de este reino de terror, la tierra experimentará aflicciones sin par, cuando la ira de Dios sea derramada sobre la humanidad, Isaías 13:6.11.

1. Las naciones serán afligidas y no quedarán sin el cas-tigo de Dios.  Vivirán para aborrecer el día en que com-partieron su suerte con el archienemigo de Dios.  En ge-neraciones enteras, sus líderes habrán rechazado a Dios, y se habrán burlado de Su Hijo.  Les sobrevendrá un justo castigo en el período de siete años conocido como "La Gran Tribulación".

2. Dos secciones del N.T. describen los acontecimientos de estos siete años: Mateo 24 y Apocalipsis 6 a 16.  Es-tos detalles proféticos indican cuánto sufrirá la huma-nidad durante esta temible época.

3. El sufrimiento y la muerte que sobrevendrán a las na-ciones durante la tribulación son un horror indes-criptible, no obstante, la mayor parte no se arrepentirá.  Sin embargo, habrá una gran muchedumbre de gentiles que se volverán a Dios durante aquellos siete años, vé-ase Apocalipsis 7:9.

4. Israel en angustiada.  Los siete años de tribulación tendrán dos propósitos: Castigar a las naciones, y colocar a la nación de Israel en un estado en el que pueda ser restaurada a la posición de privilegio espiritual que una vez disfrutó ante los ojos de Dios.  Israel sufrirá con las naciones, pero más intensamente y aquel tiempo es mencionado en Jeremías 30:7.

5. La tribulación será una época de sufrimiento y muerte para toda la humanidad, pero los judíos serán los más afligidos, véase Zacarías 13:8, 9, pero tal sufrimiento producirá arrepentimiento a aquella nación, véase Ezequiel 36:24-28; cap. 37; Zacarías 12:10, 11.

6. Como nación, la restauración espiritual de Israel ten-drá lugar con el regreso de Jesucristo a esta tierra al final de los siete años de la Gran Tribulación.  Cuando Él vuelva para rescatarlos de la aniquilación por el anticristo, lo aceptarán a nivel de nación como Mesías y Salvador, aunque a nivel individual ya se habrá convertido un gran número de judíos según Apoc. 7:1-8.

7. Después de cientos de generaciones de incrédulos pro-ducto de endurecimiento de corazón, el pueblo de Israel confiará en Jesucristo como su verdadero Mesías.  En medio de una terrible agonía, infligida por el anticristo, se volverán en fe al Señor Jesucristo.  Esto nos lleva al próximo acontecimiento en el programa de Dios para los tiempos del fin: El regreso de Jesucristo a la tierra.

IV. Verdad número cuatro: Jesucristo regresará a la tierra.  Mientras más se acerque el final del período de la tribulación de siete años, mayor será la confusión y la aflicción.  Millones habrán muerto en guerras o a causa de sus terribles consecuencias.  El odio del anticristo hacia Dios se centrará en los judíos a medida que la tribulación se acerque al final.

      Con oposición por las naciones del norte y el este (Daniel 11:44, 45), el anticristo hará marchar a sus ejér-citos hacia Palestina (la Nación de Israel) en preparación para una confrontación decisiva.  Espíritus malignos reu-nirán a las naciones para pelear una batalla final en las llanuras de Meguido, Apocalipsis 16:12-16.

      Los ejércitos reunidos en Israel estarán compuestos por hombres sanguinarios que habrán resistido a Dios durante los años de la Gran Tribulación. Pelearán una feroz batalla en Armagedón y la batalla llegará hasta la ciudad de Jerusalén, y los judíos sufrirán horriblemente, Zacarías 14:1, 2.

      De pronto, cuando parezca que ya no hay esperanza para los judíos, cambiará el panorama.  Jesucristo Sí mismo aparecerá en toda Su gloria y descenderá al mon-te de los Olivos.  Cuando Sus pies toquen el monte, éste se partirá por el medio formando un amplio valle nuevo que se extenderá desde el río Jordán hasta el mar Me-diterráneo, Zacarías 14:3-9.  Los creyentes judíos reci-birán una fortaleza sobrehumana para luchar contra del enemigos del Señor, Zacarías 12:6-9; Dios enviará una plaga contra los enemigos, Zacarías 14:12, 15; y las tro-pas extranjeras serán presa del pánico, lo que hará que se ataquen mutuamente, Zacarías 14:13.

      En Apocalipsis 19:11-21, Juan nos da una hermosa descripción de la Segunda Venida de Jesucristo con los redimidos.  El anticristo (un hombre) y sus secuaces serán lanzados al lago de fuego.  El mismo Satanás será atado  y el Cristo victorioso estará entonces listo para as-cender a Su trono en Jerusalén con el fin de gobernar en absoluta paz por un período de mil años.

      Jesucristo celebrará dos juicios especiales al final de los siete años de la tribulación:

1. Para juzgar a los judíos que sobrevivan aquellos terribles días, véase Ezequiel 20:33-44.

2. Se celebrará un juicio similar para los gentiles que sobrevivan los siete años de tribulación, véase Mateo 25:31-46.  Los creyentes (ovejas) podrán disfrutar del re-inado milenario; los incrédulos (cabritos) morirán y espinarán el juicio del Gran Trono Blanco.

V. Verdad número cinco: Jesucristo gobernará la tierra por 1,000 años.

      La batalla al fin de los siete años de tribulación ha terminado.  Las multitudes armadas de la tierra han sido derrotadas.  Precisamente en el momento en que todo parecía perdido, Jesucristo aparecerá en gloria ganando la batalla de Armagedón.  Pero la tierra quedará en ruinas.

      Jesucristo levantará Su trono en Jerusalén como la Ciudad Capital del mundo, restablecerá a los judíos como Su pueblo, y gobernará toda la tierra por mil años, véase Apocalipsis 20:4-6.

Las profecías del A.T. dan muchos detalles:

1. Jesucristo será el Rey del mundo entero.

(1) La raíz de David gobernará, Jeremías 23:5.

(2) Jesucristo ejecutará Su profetizado gobierno, Lucas 1:32, 33.

(3) Los creyentes de la era de la asamblea reinarán con Él, Apocalipsis 20:4, 6.

2. Israel será una nación destacada.

(1) Será la nación favorecida, Isaías 2:1-3.

(2) Jerusalén será la capital, Isaías 60:10-14.

(3) El trono de David será restablecido, Lucas 1:32.

3. El gobierno de Jesucristo reflejará Su carácter.

(1) Habrá justicia para todos, Isaías 2:4.

(2) Todos prosperarán, Miqueas 4:4.

(3) Cristo regirá con justicia, Jeremías 23:5.

(4) La tierra disfrutará de paz, Zacarías 8:4, 5.

(5) Los pueblos tendrán seguridad, Jeremías 23:5, 6.

4. El mundo natural será transformado.

(1) El clima será ideal, Isaías 30:23.26.

(2) Los animales salvajes serán inocuos, Isaías 11:6-8.

(3) La pesca será abundante, Ezequiel 47:9, 10.

(4) La gente gozará de buena salud, Isaías 35:5, 6.

(5) La vida será prolongada, Isaías 65:1-22.

(6) Los árboles servirán para fines alimentarios y medicinales, Ezequiel 47:12.

5. El Dios de la creación recibirá adoración.

(1) Su Nombre será conocido por todo el mundo, Malaquías 1:11.

(2)  El templo de Jerusalén será el centro de adoración, Ezequiel capítulos 40-48.

(3) Habrá representantes de todas partes, Zacarías 14:16.

(4) Toda la humanidad estará presente, Isaías 66:23.

(5) Los judíos conducirán la adoración, Isaías 60:10-14.

      Cuando Jesucristo gobierne en el reino milenario, Su amor, Su justicia, Su misericordia, Su probidad y Su paz serán patentes en toda la tierra.

VI. Verdad número seis: Jesucristo eliminará la re-beldía y juzgará a los incrédulos.

      Al final de los mil años del reinado de Jesucristo en esta tierra, Satanás, que habrá permanecido atado dur-ante todo este tiempo, será librado.  Acto seguido, pro-cederá a reunir un gigantesco ejército de incrédulos (de los mil años) y los dirigirá en una batalla contra el Señor, pero este será su último acto de rebeldía, véase Apocalipsis 20:7-10.

1. Todo comenzó en algún momento de la eternidad pasada cuando aquel mensajero (ángel) sintió envidia y celos del trono de Dios.  En su orgullo, organizó y dirigió un acto de rebeldía contra Dios y fue echado de los cielos, Isaías 14:12-14; Ezequiel 28:12-15.

2. Desde el momento de su engaño en el Jardín del Edén hasta que sea arrojado en el pozo del abismo, producirá un sufrimiento inconmensurable a la humanidad.  Luego de mil años de encierro, su odio hacia Dios se habrá intensificado.  Hará un último y desesperado intento de destituir al Señor de Su trono.  Pero a pesar de todo su poder, su destino será el lago de fuego para él y sus perversos subordinados, los mensajeros, el anticristo y el falso profeta.

3. Cuando se haya aplastado la rebelión de Satanás será el momento del juicio final.  Pronto aparecerán una atmósfera nueva y una superficie de esta tierra nueva, y habrá que arreglar los últimos asuntos terrenales.  Este juicio tendrá lugar en el Gran Trono Blanco, Apocalipsis 20:11-15.  Nadie escapará.

VII. Verdad número siete:  Una habitación nueva  será creada.

      Ahora, llegamos al acontecimiento final del plan profético de Dios.  Los Libros proféticos del A.T. están llenos de información sobre el reinado milenario, pero nos dicen muy poco del glorioso mundo del futuro.  Para esta hay que leer Apocalipsis  capítulos 21 y 22. (Esta ha sido adaptada de un artículo escrito por Martín R. De Hann II)  (fin)

 

La Naturaleza De La Ekklesía Del N.T.  En La Tierra, parte V

      Las ordenanzas (mandatos, órdenes) son manda-mientos sencillos dadas a la asamblea, sin embargo, son ampliamente debatidos.

I. La inmersión es quizás la doctrina clara más abusada.  Es una doctrina mayor presentado más de 115 veces en el N.T. y el primer mandamiento y acto de obediencia de un nuevo convertido.

1. Los traductores de nuestras Biblias, por causa de la costumbre prevaleciente de rociar y echar agua como "bautismo", no tradujeron el griego BAUTIZO, que significa "sumergir o hundir".

2. El acto, como un entierro, puede significar sólo in-mersión, Romanos 6:3-5; Colosenses 2:12; 1 Corintios 15:29; 1 Pedro 3:21.  La inmersión era practicada por toda la Cristiandad por más de mil años.

3. ¿Fue la inmersión de Juan el Sumergidor en Mateo 21:25 una inmersión "cristiana"?

(1) Los católicos romanos, los protestantes pseu-dobautistas (los que rocían niños) y las "iglesias inter-denominacionales" desacreditar y menospreciar el im-porte doctrinal de la inmersión de Juan, que incluye su ministerio, enseñanza y obra.

(2) La inmersión de Juan fue sin duda la inmersión de adultos que habían mostrado frutos de arrepentimiento y fue la inmersión recibido por Jesucristo y Sus apóstoles.  Por eso la inmersión de Juan fue "cristiano" porque:

A. El llamamiento de Juan fue en cumplimiento de la profecía del A.T., Isaías 40:3; Malaquías 3:1 para:

(A) Preparar un pueblo para Jesús, Lucas 1:17, 76-80.

(B) Identificar a Jesús como el Cordero de Dios a la nación de Israel, Juan 1:29-34.

(C) Entregar a Jesús, el Cristo, un pueblo preparado, Juan 3:26-30.

B. La relación de Juan el Sumergidor con la asamblea.  Algunos de los discípulos de Juan, sumergidos por él, vi-nieron a ser el fundamento apostólico de la primera asamblea, Juan 1:35-37; 4:2; Hechos 1:21, 22; 1 Corin-tios 12:28; Efesios 2:20.  Véase Hechos 1:22 para ver los requisitos para ser apóstol.

C. Jesucristo continuó predicando el mismo mensaje bá-sico de arrepentimiento y fe, predicado por Juan, Mateo 3:2.

D. El mensaje de salvación de Juan no difería en prin-cipio con el de Pablo, Hechos 19:4; 20:21.

E. En conclusión, Juan, como el precursor de Jesucristo, preparó un pueblo, del cual el Señor organizó Su pri-mera asamblea y hasta hoy día Sus asambleas proclaman la misma Buenas Noticias, y administran la misma in-mersión.

4. La autoridad Biblia del administrador es un ele-mento esencial en la inmersión bíblica.

(1) Dios identificó a un agente autorizado por Él mismo, para instituir la inmersión "cristiana", Marcos 1:1-5, y lo envió a sumergir, Juan 1:33.  Toda autoridad tiene que proceder esencialmente de Dios, y solamente una asam-blea que cumple los requisitos dados en el N. T. puede practicar una inmersión bíblica, que tiene valor con Dios.  Siendo que Juan el Sumergidor fue autorizado de Dios, Jesús se sometió a él, Mateo 3:13.

(2) Siendo que la inmersión de Juan tenía la autoridad de Dios, a los hombres se les tomará en cuenta la ma-nera como lo traten, Mateo 21:23-27.  Ellos rechazaron el propio consejo de Dios cuando rechazaron la in-mersión de Juan, Lucas 7:30, pero ellos que lo re-cibieron, como hizo Jesús, vindicaron a Dios, Lucas 7:29.

(3) Aquellos que Juan había sumergido comenzaron a sumergir en el mismo modo, Jn 4:1, 2, y así continuaron hasta después de la ascensión del Cristo, Hechos 1:21, 22.  De éstos Jesucristo había formado Su asamblea y la había comisionado, Mt 16:18, 19; 28:18-20.

(4) Esta autoridad, una vez conferida, es perpetua siendo que la perpetuidad de las asambleas es una doctrina bíblica, Mateo 16:18.

(5) Cualquier "bautismo" no administrado con la au-toridad de una asamblea basada sobres las reglas dadas en el N.T., no es válido.  Cualquier individuo u or-ganización que presuma "bautizar", tiene sólo su propia autoridad, y ningún hombre viene obligado a reco-nocerla.

5. La inmersión es un mandamiento, no una opción.  El creyente que rehusa a ser sumergido es ignorante de las Escrituras o tiene problema con su salvación.

6. El simbolismo en la inmersión.  Como una marca de identificación con Jesucristo, la inmersión es decla-rativo, no determinativo.

(1) Retrata un entierro y una resurrección del Señor, Rom. 6:3-5; 1 Cor. 15:29; Colosenses 2:12; 1 P.3:21.

(2) Simboliza una limpieza y es la respuesta a Dios de una conciencia esclarecida por la salvación, Hechos 22:16; 1 Pedro 3:21.

7. Hay cuatro elementos en una inmersión bíblica:

(1) El modo propio, sumergido abajo del agua.

(2) Un sujeto bíblico, una persona que tiene bastante edad para arrepentirse de sus pecados y a recibir a Je-sucristo como su Salvador.  No hay base en las Es-crituras a sumergir niños.

(3) Una autoridad bíblica, una asamblea que base sus enseñanzas en las Escrituras, no en lo que de una denominación.

(4) Un propósito bíblico: simbólico y declarativo, no con la idea de obtener salvación.  (continuará)

 

La Primera Ekklesía, parte V

TEMA: La Primera Asamblea Practicó El Evangelismo

INTRO:  Claro que la asamblea que Jesucristo fundó practicó el evangelismo porque Pablo dijo en 1 Corintios 15:6 que el Cristo resucitado fue visto por "... más de quinientos hermanos..." y la palabra "hermanos" es la misma usada unas 240 veces para creyentes en Jesu-cristo desde Los Hechos a final de las Escrituras.

      Por eso entendemos que los pecadores fueron salvos antes del día de Pentecostés:

1.  Tuvieron las Buenas Noticias predicada, Mateo 11:5.

2.  Confiaron en Jesucristo como su Salvador, Juan 4:42.

3. Creyeron que Él fue el cordero de sacrificio, Juan 1:29.

4. Nótese el mensaje de Jesucristo,  Mateo 4:17.

5. El mensaje de las Buenas Noticias actualmente co-menzó con el ministerio de Juan el Sumergidor, Mateo 3:6.  Juan fue el primer Evangelista encontrado en las páginas del N.T.

6.   Jesucristo mandó a Sus discípulos a predicar que el reino de los cielos se ha acercado, Mateo 10:7; del juicio venidero, Mateo 10:15; la necesidad de confesar a Él como el único Salvador, Mateo 10:32; y la seguridad de salvación, Mateo 10:40

7.   La invitación a ser salvo, dada en Mateo 11:28-30 muestra que el evangelismo fue practicada ante del día de Pentecostés.

8.   Luego la parábola del sembrador, Mateo 13:3-25, ilustra el éxito y el fallo en la obra del evangelismo.

9.   En Mateo 16:19 el Señor prometió "... las llaves del reino de los cielos..."  a Pedro y los demás de los após-toles que por la predicación de las Buenas Noticias, sus pecados serán perdonados, véase Juan 20:23.

10. Jesucristo, en Mateo 18:3  llamó a la gente a arre-pentirse.  Lástima que hoy día no oímos este mensaje y las asambleas se llenan con gente incrédula.

11. En Lucas leemos del ministerio del evangelismo del Señor en Lucas 8:1; 9:1, 2; 10:17, 20.

12. Un ejemplo del evangelismo a un individuo se encu-entra en Lucas 19:1-10.

13. Luego la Gran Comisión como es dada en Lucas 24:45-47.

14. La obra del evangelismo puede ser descrita en varias maneras:

(1) En Juan 3:22, 23, 26 encontramos la palabra "in-mersión". Siendo que nadie fue sumergido sin ser salvo, sabemos que las Buenas Noticias han sido predicada.

(2) Las palabras "... le era necesario pasar por Sa-maria..." muestran la obra del evangelismo del Señor a personas además que a los judíos, Juan 4:4.

(3) Los textos evangelisticos en el Libro de Juan; 1:12; 3:3, 7, 15; 4:10; 5:6; 6:35, 68; 7:37; 8:12.

(4) El Libro de Juan fue escrito como un "libro de texto" sobre evangelismo, Juan 20:31.

CONCLUSIÓN:  Desde el ministerio de Juan el Su-mergidor hasta el último predicador en las páginas del N.T. fueron "testigos" para Jesucristo con la intención a mostrar a cada persona como ser salvo su alma del infierno.  Y Ud. hermano ¿está haciendo la misma obra?  Si no, Ud. no está cumpliendo la obra que Dios nos ha llamado hacer.  ¡Qué vergüenza!   (Continuará)

 

El Movimiento de la Nueva Era

INTRO: El MNE es un conjunto de sistemas de pen-samientos metafísicos (disciplina filosófica que trata de la esencia de la realidad total y entraña una concepción total de la vida y del universo) influenciados por las fi-losofías del Lejano Oriente, un conglomerado de teo-logías, esperanzas y expectativas reunidas con una en-señanza ecléctica (método que consiste en reunir, pro-curando conciliarlas, opiniones sacadas de sistemas di-versos y aun opuestos) acerca de la salvación, de "pen-samiento correcto" y "conocimiento correcto".

      El "hombre" está en el centro del MNE y es con-siderado divino, como un co-creador, como la esperanza para una futura paz y armonía.

      El MNE dicen: "Yo soy afectado solamente por mis pensamientos.  Todo lo que se necesita es dejar que esta salvación alcance a todo el mundo, pues en esto único pensamiento, todos son librados finalmente del temor".

      El MNE es difícil de definir porque en el "no hay jerarquía, dogma, doctrina, ni membresía".

      El término "Nueva Eva" se refiere a la "Era de Acu-ario" (undécimo signo o parte del Zodiaco), la cual, según los seguidores del MNE, está comenzando.  Se su-pone que traerá paz e iluminación y reunirá al hombre con Dios.  El hombre es visto como actualmente sepa-rado de Dios no por causa del pecado sino por su falta de entendimiento y conocimiento con respecto a la na-turaleza propia, a la naturaleza de Dios y a la naturaleza de la realidad.

      El MNE es un sistema religioso con dos creencias básicas:

1. El endiosamiento (suspensión) evolutivo que dice que la evolución humana no será física, sino espiritual; que la humanidad pronto se verá a sí misma como dios, como "el principio Cristo", que la naturaleza básica del hombre es buena y divina; Como dios, el hombre puede crear su propia realidad.

2. Una Unidad Global con tres aspectos principales:

(1) Unidad del hombre con hombre, que todos apren-deremos nuestra adecuada relación divina unos con otros y lograremos la armonía, el amor y la aceptación mu-tuos; que esperan que un  "líder" reúna al mundo en una unidad espiritual, una única religión mundial.

      Dicen que Dios es impersonal; y que no hay abso-lutos morales.

      El MNE es una esponja que intenta absorber todas las culturas, religiones y gobiernos, que pretende uni-ficar todos los sistemas y gobiernos en una unidad es-piritual y socioeconómica. (Adaptado de una obra del "Ministerio de Apologética E Investigación Cristiana")

 

Las Doctrinas Falsas Del Mormonismo

1. No basan su fe en la Santa Biblia.  Dicen que creen la Biblia hasta donde se ha conservado la traducción correcta.  Afirman que la "iglesia apóstata" (la católica, los protestantes, y los evangélicos) la ha corrompido gra-vemente, quitando muchas partes y agregando otras.  Han publicado su propia versión de la Biblia.  Pero véase 1 Timoteo 3:16, 17.

2. No tienen la Biblia como su única regla de fe y prác-tica.  Dicen que la Biblia es insuficiente, que no con-tiene toda la verdad que Dios desea dar a Su pueblo.  Por lo tanto Él ha dado otras revelaciones a José Smith que están en el mismo nivel de la Biblia.  Estas se hallen en sus libros: "El Libro de Mormón"; "La Perla de Gran Precio" y "La Doctrina y Los Pactos".  Estos libros son la guía suprema para su organización.  Además dicen que Dios habla por medio del sacerdocio, que los "Oráculos Vivos" valen más que la Santa Biblia, pero véase Salmo 138:2; Filipenses 3:16.

3. No creen que hay un solo Dios.  Enseñan que hay muchos dioses, que todos los dioses, inclusive Jesucristo y Su Padre, tienen cuerpos gloriosos de carne y hueso, que los dioses han sido seres humanos, que tienen muchas esposas y procrean hijos, que los hijos de estas uniones celestiales son espíritus que esperan la opor-tunidad de nacer en el mundo, que si uno oye la "doctrina mormona" la aceptan y cumplen fielmente con todas las obligaciones de la "iglesia", después de la muerte serán dioses, pero véase 1 Timoteo 2:5.

4. No creen en la Deidad de Jesucristo.  Dicen que Él fue el Hijo de Dios-Adán y María.  No fue engendrado por el Espíritu Santo, sino por generación natural.  Dicen que Jesús tuvo varias esposas, entre ellas Marta y María y que de esta manera que pudo "ver su linaje" prometido, pero véase Juan 1:1-3; 10:30.

5. No creen en la relación directa de Dios para con los hombres.  Dicen que el sacerdocio mormón reparte los dones del Espíritu Santo a Su voluntad.  Pero la Biblia enseña claramente que Dios ahora se relaciona y trata directamente con cada individuo, 1 Timoteo 2:5; 1 Pedro 2:9; Hebreos 4:14-16.

6. No creen en las leyes absolutas de Dios.  Dicen que Adán se vio en  necesidad de desobedecer uno de los mandamientos de Yavé para poder cumplir con otro más importante, el de poblar la tierra.  Por la desobediencia de Eva, ella había sido condenada a la mortalidad.  Para poder retenerla por esposa y poblar la tierra, él también tendría que hacerse mortal.  Sabiamente desobedeció también para que pudiera nacer la raza humana, pero véase Santiago 1:13, 14.

7. No creen en la obra perfecta de Jesucristo.  El mormonismo enseña que Jesucristo expió solamente el pecado de Su Padre, Dios-Adán.  Esto hizo posible la liberación de la humanidad de los efectos de la caída, pero no era para redimir al hombre de los pecados individuales, pero véase Juan 19:30; Hebreos 10:10-12.

8. No creen en la salvación del alma del infierno por gracia.  Se enseña que los que han muerto sin ser bautizados en la iglesia de los mormones tendrán una oportunidad de oír la predicación de la verdad en el mundo de los espíritus.   Muchos creerán pero no tienen allí la oportunidad de bautizarse para ser salvos.  Por lo tanto, los fieles que aún viven deben bautizarse en lugar de cada difunto cuya conversión desea.  Así pueden tomar parte, cuantas veces deseen, en la salvación de las almas.

      Enseñan que el estado eterno de la mujer depende de haber dado a luz a hijos en esta vida y basan su idea de la salvación por medio de la maternidad usando 1 Timoteo 2:15.  Pero véase Hechos 10:11; Efesios 2:5-9; 2 Timoteo 1:9.

9. No creen en la monogamia.  Según ellos los fieles llegarán a ser dioses, como Adán-Dios.  Si los esposos son "sellados" en un templo mormón, el matrimonio es eterno.  El hombre, con su esposa o esposas como reinas, reinarán sobre el planeta que sea su responsabilidad continuarán procreando hijos espirituales eternamente.  Las solteras tendrán que servir en una capacidad inferior en el mundo venidero.

10. No creen en el juicio absoluto después de la muerte. Creen que los paganos resucitarán con los justos y tendrán la oportunidad de oír la verdad.  Si la aceptan serán salvos, si la rechazan serán condenados, pero véase Hebreos 9:27; Apocalipsis 20:11-15. (Adaptado de una obra por el Instituto Educativo Cristiano).

 

El Arrepentimiento Verdadero

INTRO: En círculos religiosos y eclesiásticos del mundo moderno, el tema del arrepentimiento ha causado mucha polémica.

I. ¿Por qué arrepentirse?  Hoy día muchos dicen que se han arrepentido, pero siguen pecando; dicen que Jesu-cristo es su Señor y Salvador sin ninguna evidencia de ello en su vida.

      A muchos no les parece el vocablo "arrepentimiento" hoy día.  Es mucho más fácil decir: "Dios te ama y que tiene un plan fabuloso para tu vida" en vez de decir: "Arrepiéntete o perecerás".

      Sin embargo, las Buenas Noticias son una espada de dos filos.  Un filo es "creer" y el otro es "arrepentirse".  Por cierto, la salvación de su alma del infierno es sola-mente por fe, por la fe genuina siempre se hace acompañar del arrepentimiento, Lucas 24:47; Hechos 17; 39; 20:21.

II. ¿Qué es el arrepentimiento?  Es más que una con-fesión, y mucho más que lamentar o sentirse culpable.  Es un hecho de la voluntad; es estar dispuesto a dar la espalda al pecado, Proverbios 28:13.

      En las Escrituras hallamos a muchos que dijeron: "He pecado" pero no se arrepintieron, véase Joel 2:13.

      Veamos por los siguientes casos bíblicos que el arrepentimiento verdadero es una cosa poco común:

1. El arrepentimiento desesperado.  Cuando Dios con-vence a muchos de sus pecados, se arrepienten sólo por desesperación, ej: Faraón.

2. El arrepentimiento dudoso.  Algunos se arrepienten simplemente para tomar ventaja de la situación.

(1) Una mujer creyente estaba siendo cortejada por un hombre incrédulo que sabía que ella no se iba a casar con él mientras siguiera en su incredulidad.  Hizo pro-fesión de fe, se casaron, y después vivió a su estilo de vida no regenerado.

(2) Algunos pueden arrepentirse cuando se les halla con las manos en la masa del pecado por cuanto no hay otra opción sino "arrepentirse".

(3) Aun otros son los que negocian con Dios por su vida en algún peligro inminente.

3. El arrepentimiento desesperanzado.  Judas Iscariote se arrepintió.  Es posible sentir lástima o pena por los pecados sin volver a Dios.

4. El arrepentimiento demorado.  Las consecuencias pueden ser costosas, véase la vida de David  Al no arrepentirse David tuvo que pagar un precio alto.

5. El arrepentimiento verdadero.  Véase Lucas 15, el hijo pródigo.

III. Un arrepentimiento genuino requiere tres factores

1. La renuncia del pecado, Prov. 28:13; Isaías 55:6, 7.

2. La reconciliación del pecado.  Sin esto, no hay arrepentimiento; es decir, no es posible estar bien con Dios sin estar reconciliado con otros, Mateo 5:23, 24.

3. La restitución del pecado. Tampoco puede haber arrepentimiento si hace falta restitución por el pecado, Lucas 19:8, 9.  (Adaptado de una obra publicada por el Instituto Educativo Cristiano).  (fin)

 

La Ley y Las Buenas Noticias

INTRO:  La Ley es los "haz" y "no hagas" del com-portamiento moral.  Dios dio la Ley de modo que la gente tuviese una guía para vivir y una norma por la cual pudiesen reconocer su propia pecaminosidad y la pureza de Dios.

      La Ley refleja el carácter de Dios.  La Ley manda ser perfecto, pero le demuestra que Ud. no lo es.  Ya que no nos es posible cumplir con la Ley y ganar así nuestro lugar con Dios, necesitamos que la santidad de Dios nos sea dada, simplemente porque no hay forma en que por nosotros mismos estemos a la altura de Dios.  Por tanto, véase Gálatas 3:24.

I. La Ley revela nuestra pecaminosidad, Rom.  3:20; 7:7.

II. La Ley es para quienes no están bajo la gracia, Ro-manos 3:19; 6:14.

III. Nadie se justifica por la Ley, Romanos 3:20.

IV. La Ley no hace concesiones, sino que exige, Gálatas 3:10.

V. La Ley es espiritual, obra en el espíritu, no en el cuerpo, Romanos 7:14.

VI. Somos hechos justos ante la vista de Dios por gra-cia, aparte de la Ley, Romanos 3:28; 5:1; Gálatas 2:16.

VII. La Ley trae juicio, Romanos 4:15.

VIII. La Ley nos prepara para las Buenas Noticias para mostrándonos que el don gratuito de las Buenas Noticias es la única forma de alcanzar la justicia, Gálatas 3:24.  La salvación de un alma del infierno por gracia a través de la fe solamente se encuentra en la religión cristiana.

IX. La Ley es para el impío, 1 Timoteo 1:8-11.

X. La ley difiere de las Buenas Noticias en:

1. La forma de revelación:

(1) La Ley se revela en el corazón del hombre, Romanos 2:14, 15.

  A. Sería imposible convertir a nadie si la Ley no hubiese sido escrita en su corazón, porque la Ley es la que revela el pecado, Romanos 3:20.

(2) Las Buenas Noticias vienen por revelación directa, no está escrito en el corazón, 1 Corintios 15:1.

2. El contenido:

(1) La Ley dice lo que la gente tiene que hacer (nuestras obras); tiene exigencias, Deuteronomio 27:26.

(2) Las Buenas Noticias revela lo que Dios está haci-endo (la obra de Dios).  Por tanto, no exige de nosotros nada excepto la fe, Romanos 6:23.

(3) La Ley es la lista de "Haz" y "No hagas", Éxodo 20.

(4) Las Buenas Noticias enseñan la muerte, entierro y la resurrección de Jesucristo por los pecados, 1 Corintios 15:1-4; y contiene gracia y verdad, Juan 1:17, porque las Buenas Noticias son acerca de Jesucristo.

3. Sus promesas.  Tanto la Ley como las Buenas Noti-cias prometen vida eterna:

(1) La ley por obediencia completa a todos los man-damientos de Dios, Levítico 18:5; Lucas 10:26.

(2) Las Buenas Noticias por gracia, incondicionalmente, Romanos 3:22.24; Efesios 2:8, 9.  No exige nada ni pro-fiere amenazas, sino que quita del pecador el deseo de pecar.

XI. Los efectos de predicar la Ley:

1. La Ley nos dice que debemos hacer, pero no nos ca-pacita para hacerlo.  Esto puede producir confusión, ¡porque no podemos cumplirla!

2. La Ley le revela al hombre su pecado.  No ofrece ayuda para que se libre de él, arroja al hombre a la desesperación, Romanos 7:7.

3. La Ley trae conciencia de maldición, el infierno y la desesperación, Isaías 59:2; Gálatas 3:13.

XII. Los efectos de predicar las Buenas Noticias:

1. Exigen fe y nos la otorga, Romanos 10:17.

2. No condenan al pecador, Romanos 8:1.

3. No exigen que el hombre haga nada bueno, ni en su corazón, mente o cuerpo, porque es un don gratuito, Romanos 6:23.

XIII. A quiénes se le predican la Ley y las Buenas No-ticias:

1. La Ley es predicada a los pecadores, aquellos obsti-nados en su pecado, 1 Timoteo 1:8-10.

2. Las Buenas Noticias se les predican a quienes están alarmados, atemorizados, heridos por la Ley, a aquellos que tienen sed por el mensaje de las Buenas Noticias, Romanos 3:20; Gálatas 3:24. (Adaptado de una obra del Ministerio de Apologética E Investigación Cristiana)

 

Doctrina Cristiana

TEMA: El Espíritu Santo, La Salvación; La Santi-ficación, y La Asamblea que Jesucristo formó.

I. El Espíritu Santo.  Con la ascensión de Jesucristo te-nemos la llegada del Espíritu Santo para dar potencia a los creyentes, Juan 14:26; Hechos 2.  El Espíritu Santo ministra a los creyentes a través de la mediación de Jesucristo, 1 Timoteo 2:5, y de las Escrituras.  Él es plenamente Dios.  El Espíritu Santo no es una fuerza, siendo que Él es la Tercera Persona de la Trinidad.  Esto se muestra:

  1. Tiene voluntad, 1 Corintios 12:11.

  2. Habla, Hechos 13:2.

  3. Ama, Romanos 15:30.

  4. Puede ser entristecido, Efesios 4:30.

  5. Convence de pecado, Juan 16:8.

  6. Crea, Génesis 1:2; Job 33:4.

  7. Reparta dones, 1 Corintios 12:8-11.

  8. Intercede, Romanos 8:26.

  9. Enseña, Juan 14:26.

10. Testifica de Jesucristo, Juan 15:26.

11. Guía, Juan 16:13.

12. Alienta, Hechos 9:31.

13. Fortalece, Miqueas 3:8.

14. Da gozo, Romanos 14:17.

15. Reconforta, Juan 14:16-26.

(1) Él habita en cada creyente, Rom. 8:11, y continua obrando en él para producir la santificación, Rom. 15:16.

(2) Él ilumina la mente del creyente, 1 Cor. 2:12, 13; y le revela las cosas de Dios, 1 Cor.  2:10, 13; 1 Juan 2:27.

II. La salvación de un alma del infierno.

1. Es la liberación de juicio de Dios sobre el pecador.  Dios, por Su Santidad, tiene que arrojar a los incrédulos al Lago de Fuego.  Mientras los creyentes van a tener vida eterna, siempre con el Señor.

2. Dios es el único Agente de la salvación, Efesios 2:8, 9; Juan 1:12, 13; Hechos 13:48.  El hombre no coopera con Dios para merecer o mantener la salvación.  Si una persona pudiese hacer algo para salvarse, entonces Jesucristo murió innecesariamente, Gálatas 2:21.

3. Es por fe, y no por obras, Romanos 3:21; 4:5; Gálatas 3:21.  Es un don gratuito, un regalo de Dios, Romanos 6:23; Efesios 2:8, 9.

4. En la salvación, los pecados del creyente son llevados   por Cristo Jesús en la cruz, y se cuentan a favor del creyente los méritos de Él.

5. Existen diversos puntos de vista acerca de la sal-vación con respecto a la elección del hombre.  Dos opiniones son:

(1) Que el hombre tiene libre voluntad, es capaz de aceptar a Dios o rechazarle.

(2) Que la salvación de unos fue predestinada antes de la fundación de la tierra.  Siendo que el hombre es mu-erto espiritualmente, Dios el Espíritu Santo tiene que traer vida.

III. La Santificación.  Esto significa ser apartado para uso santo; significa consagrarse.

1. Mientras que la justificación es la posición de ser de-clarado justo delante de Dios, Romanos 4:5; 5:9, la santificación es el crecimiento en santidad del creyente en su entendimiento, intención, pensamiento y acción, 1 Tesalonicenses 4:3-7.

2. La santificación es una transformación del creyente producida por el Espíritu Santo, Gálatas 5:22, 23, en la cual el fruto de santidad es el resultado.

3. La santificación del creyente está vinculada a Jesu-cristo, Gálatas 2:20.  Véase Romanos 6:1-23; Gálatas 5:10; 6:10; Efesios 4:17; 6:18.

IV. La Asamblea (EKKLESÍA) que Jesucristo formó y todavía está edificando hasta Su regreso.

1. No hay tal cosa como una "iglesia universal o in-visible".  La mera palabra EKKLESÍA demanda una asamblea local de gente en una reunión con un pro-pósito.

2. Cada asamblea es el "cuerpo" de Jesucristo, Efesios 1:22, 23, y tiene a Jesucristo por Cabeza, Efesios 5:23.

3. Cada asamblea tiene que ser unida, Efesios 4:1-16, bajo el único Dios, Efesios 4:5.

4. Cada asamblea debe ser santa (no como las asam-bleas de hoy día), 1 Corintios 1:1, 2; Efesios 5:27; 1 Pedro 2:9.

5. Cada asamblea debe ser abierta a todo el mundo por-que es llamada a predicar las Buenas Noticias a todo el mundo, Mateo 28:18-20.

V. La Resurrección.  Esta es el acontecimiento en el cual los cuerpos de los muertos en Cristo serán levantados in-corruptible, 1 Corintios 15:42, 52-54.

1. Ha de ocurrir cuando Jesucristo retorne personalmente en la primera etapa de Su Segunda Venida, 1 Tesa-lonicenses 4:16, 17.

2. Tal resurrección será física según Daniel 12:1, 2; Juan 5:28, 29; 1 Corintios 15; Apocalipsis 20:11-15.

(1) Jesucristo es llamado la "primicia de la resur-rección", 1 Corintios 15:20, 23; y el "primogénito" de entre los muertos, Colosenses 1:18; Apocalipsis 1:5; Fue resucitado en el mismo cuerpo en el que murió, Juan 2:19-21; Lucas 24:39.  Por tanto, nosotros también sere-mos resucitados físicamente, como Él fue.

(2) No sabemos exactamente cómo han de ser nuestros cuerpos, pero creemos que serán como el cuerpo re-sucitado del Señor, Filipenses 3:21; 1 Corintios 15:42-54, no en cuanto a Su Divinidad, sino en el estado in-corruptible de Su resurrección.

3. Habrá dos resurrecciones en el futuro, Hechos 24:15.

(1) De los redimidos cuando el Señor viene (en cual-quier momento) en el aire, 1 Tesalonicenses 4:16.

(2) De los incrédulos, mil años después de la primera resurrección, Apocalipsis 20: 13.

VI. El milenio... un período de mil años.  Hay tres puntos de vista principales con respecto al milenio que se menciona en Apocalipsis 20:1-7:

1. El amilenialismo que enseña que nos hallamos ac-tualmente hoy día en el reino milenario de Jesucristo.  Esta opinión afirma que Satanás fue atado en la Primera Venida de Cristo (Su nacimiento) a la Tierra.  Sostiene que cuando Él retorne ocurría el "rapto" (el arre-batamiento) de los creyentes, tendrá lugar el juicio de los incrédulos, y serán creados los nuevos cielos y tierra.

2. El premilenarismo enseña que el Reino Milenario de Jesucristo  todavía no ha comenzado.  Esta opinión dice que Él retornará en cualquier momento para arrebatar los redimidos, que serán siete años de la Gran Tri-bulación, que Él regresará con los redimidos para establecer Su reino de mil años, etc.

3. El postmilenarismo sostiene que el cristianismo dará comienzo al milenio a través de la predicación de las Buenas Noticias y la conversión de la población del mundo, que la rebelión de Satanás ocurrirá al final de este período.  Luego el Señor retornará visiblemente y lo destruirá, entonces le sigue el juicio final y la nueva creación.

Nota:  Las claras enseñanzas de las Escrituras sostienen la vista premilenarismo.  ¡Ten cuidado a no caerse en las doctrinas falsas de las otras dos vistas!

VII. El arrebatamiento de los redimidos.  Recuerde que no hay tal enseñanza del "rapto de la iglesia" en las Escrituras.

1. Cuando el Señor venga en la primera etapa de Su Se-gunda Venida para resucitar los cuerpos de los re-dimidos de la tumba, inmediatamente ocurrirá el arre-batamiento de los creyentes vivos, 1 Tesalonicenses 4:15-17 y juntamente con los cuerpos resucitados de la tumba van al Tercer Cielo para aparecer ante el Tribunal de Cristo.

2. Hay otras vistas como la de "pretribulación"; de "mediotribulación" y de "postribulación" pero no tiene Escrituras para sostenerlas.

VIII. El juicio final de los incrédulos, Apoc. 20: 11-15.

1. Como el creyente tiene que dar cuenta de su vida cristiana, desde el día de su salvación hasta el día de su muerte, así los incrédulos tienen que dar cuenta al Dios Vivo de su vida.  Cada incrédulos tendrá la oportunidad a explicar porque él rechazó el amor de Dios, y serán juzgado según su vida.  Sí, habrá grados de castigo en el Lago de Fuego, y tal castigo será eterno.  ¡No sea decepcionado con los que enseñan que el castigo será provisional, por unos momentos!

IX. La nueva atmósfera y la nueva superficie de esta tierra presente.

1. En la consumación de todas las cosas presente, Dios tiene que limpiar la atmósfera y la superficie de esta planeta, porque esta planeta será el "lugar preparado" para los redimidos, desde Adán hasta el último que ser salvo.

2. Hay una descripción vívida en Apocalipsis  capítulos 21, 22 de esto. (Adaptado) (fin)

 

Lo Mas Importante De Las Escrituras

INTRO:  Las Escrituras son una trata de Dios el Hijo, Jesucristo.  En los cuatro Libros de Mateo, Marcos, Lucas, y Juan Él es el Profeta para Su pueblo, los judíos.  En Los Hechos y en las Epístolas, Él es el Sacerdote de los judíos.  En el Libro de Apocalipsis Él es el Rey de Su pueblo.

      Durante Su ministerio cinco veces Jesucristo dijo que lo más importante de las Escrituras (hablando de los Libros del A.T.) es que lo anunciaba a Él: Mateo 5:17; Lc. 24:27, 44; Jn 5:39; Hebreos 10:7.

I. Tanto el Antiguo como el N.T. hablan de Jesucristo:

Antiguo Testamento

Nuevo  Testamento

Anticipación de Él.

Realización de Él.

Símbolos de Él.

La Persona real.

Lleno de tipología.

Registra Su realidad.

La promesa de Su venida.

Él llegó.

Se profetiza de Él  

Él fue manifestado.

Él está velado.

Él es revelado. 

2. En los primero cinco Libros del A.T. (Pentateuco) se establece el cimiento para la Venida de Cristo.

(1) En Génesis, Él elige a Su pueblo.

(2) En Éxodo, Él redime a Su pueblo.

(3) En Levítico, Él lo santifica a Su pueblo.

(4) En Números, Él guía a Su pueblo.

(5) En Deuteronomio, lo instruye.

II. La historia de la raza judía se encuentra en doce Libros del A.T.:

  1. Josué: Los hebreos obtienen victoria al conquistar la Tierra Prometida.

  2. Jueces: El pueblo permanece inestable, mostrando la necesidad de un Salvador.

  3. Rut: Muestra un familiar redentor, tipo de Jesucristo.

  4. 1 Samuel: La nación se establece bajo el rey que ellos eligieron.

  5. 2 Samuel: La nación se extiende bajo David, el rey que Dios eligió.

  6. 1 Reyes: Decadencia de la nación por razones de: inmoralidad; desunión, y idolatría.

  7. 2 Reyes: La nación es llevada a cautividad, las diez tribus del norte por los asirios en 721 a. C. y las tribus del sur (Judá) por Nabucodonosor en 587 a. c.

  8. 1 Crónicas: Trata de la historia de Judá, Saúl, y David.

  9. 2 Crónicas: Trata de la historia de Judá y Salomón.

10.  Esdras: Trata de los cautivos vuelven a su tierra.

11. Nehemías: La nación de Israel es reconstruida.

12. Ester: Los hebreos son protegidos.

  (1) La Ley (Génesis hasta Deuteronomio) se ocupa de la vida moral del pueblo.

  (2) La Historia (Josué hasta Ester) se ocupa de su vida de los judíos como nación.

  (3) Los Libros poéticos hablaron de la vida espiritual de los judíos:

      A.  Job: "Yo sé que mi Redentor vive".

      B.  Salmos: "Como puedo tener comunión con                          Dios".

      C.  Proverbios: "Como debo conducirme en este                 mundo".

      D. Eclesiastés: "¿Cuál es el mayor bien?  ¡Temer a                   Dios!.

      E. Cantar de los Cantares: Jesucristo, el Amante            de nuestras almas".

      F. Los Profetas miraron anticipadamente al Mesías,           Jesucristo nuestro Salvador.

III. Los Cuatro Libros de Mateo, Marcos, Lucas y Juan:  La manifestación de Jesucristo.

 1. Mateo: Jesucristo como Rey, hablando de Su señorío.

 2. Marcos: Jesucristo como Siervo, hablando de Su hu-mildad.

 3. Lucas: Jesucristo como Hombre Perfecto, hablando de Su humanidad.

 4. Juan: Jesucristo como Hijo de Dios, mostrando Su plena Divinidad.

IV. Los Hechos de Los Apóstoles: Como creció la asamblea una vez que recibió potencia.

V. Las Epístolas:  Las doctrinas de Jesucristo para ser enseñada en las asambleas:

   1. Romanos:  Justificación y redención en Cristo Je-sús.

   2. 1 Corintios: Santificación en Cristo Jesús.

   3. 2 Corintios: Júbilo en Cristo Jesús.

   4. Gálatas: Libertad en Cristo Jesús.

   5. Efesios: Exaltación en Cristo Jesús.

   6. Filipenses: Gozo en Cristo Jesús.

   7. Colosenses: Plenitud en Cristo Jesús.

   8. 1Tesalonicenses: Expectación en Cristo Jesús.

   9. 2Tesalonicenses: Glorificación en Cristo Jesús.

10. 1Timoteo: Cuidado pastoral en Cristo Jesús.

11. 2Timoteo: Un soldado en Cristo Jesús.

12. Tito: Sana doctrina en Cristo Jesús.

13. Filemón: Misericordia y perdón en Cristo Jesús.

14. Hebreos: Sumo sacerdocio en Cristo Jesús.

15. Santiago: Hacer lo justo en Cristo.

16. 1 Pedro: Santidad en Cristo Jesús.

17. 2 Pedro: Nuestro crecimiento y esperanza en Cristo Jesús.

18. 1, 2, y 3 Juan: Nuestra fraternidad, amor y permanencia en Cristo Jesús.

19. Judas: Perseverancia en Cristo Jesús.

20. Apocalipsis: El Alfa y la Omega, la consumación de todo en Cristo Jesús.  El Libro de Apocalipsis:

(1) Cap. 1, La Persona de Jesucristo.

(2) Caps. 2, 3, La Asamblea, posesión de Jesucristo.

(3) Caps. 4, 5, El programa de Jesucristo en el Tercer Cielo.

(4) Cap. 5, Alabanza a Dios por Su salvación.

(5) Caps. 6 hasta 19, Los programas de Jesucristo en esta tierra; el juicio justo contra la incredulidad.

(6) Caps, 20 hasta 22, La bendición final... la eternidad.

  A. Aunque Satanás triunfó en Génesis, será derrotado        en Apocalipsis.

  B. Hubo dos árboles en Génesis (del bien y del mal, y       de la vida), habrá un árbol en Apocalipsis, de la       vida.

  C.  Como Génesis muestra el principio de todas las     cosas, Apocalipsis mostrará la conclusión de todas        las cosas. (Continuará.  Adaptado de una obra por

      Matthew J. Slick)

 

¿Qué Es Ser Carismático?

      Este movimiento está causando un tremendo impacto en la sociedad latinoamericana.  Para los "bautistas" ha sido preocupante porque el carismatismo está sedu-ciendo a sus asambleas y llevando gente ignorante a sus filas.

      En este artículo sólo se señalan los rasgos distintivos de su movimiento.

      Con el nombre "Movimiento Carismático" se de-signa a la entrada de las creencias y prácticas pen-tecosteses en asambleas y denominaciones no pente-costeses.

      El "Movimiento Carismático" es una nueva forma del antiguo pentecostalismo que tuvo su principio en el año 1900 en el Estado de Kansas, EE.UU. pero ahora se encuentra entre casi todas denominaciones.

      Sus prácticas son:

1. "Bautismo" del Espíritu Santo.

2. Hablar en lenguas desconocidas.

3. Sanidades, milagros, liberaciones, profecía, etc.

      El "carismatismo" es pues, prácticas pentecosteses en asambleas no pentecosteses y tuvo su principio en el año 1960 en California, EE.UU.

      Vamos a considerar los rasgos distintivos del mo-vimiento:

1. El ser "carismático" es creer y practicar un asunto que no tiene base bíblica: "el bautismo del Espíritu Santo" como una segunda bendición.  Esto es su doctrina fundamental y sin este no habría movimiento caris-mático.

(1) Ellos creen que aquel "bautismo del Espíritu Santo" es una experiencia posterior, es una segunda ben-dición.  Según ellos, este encuentro da poder a los creyentes para servir al Señor.

2. El ser "carismático" es el "hablar en lenguas".

(1) Para ellos esta es una señal visible o física de haber sido "bautizado don el Espíritu Santo".  Hablar lenguas es la evidencia irrefutable de haber recibido tal "bau-tismo".  Quien no habla  no ha recibido el "poder".

3. Ponen un énfasis excesivo en los "dones extra-ordinarios" o "dones milagrosos" que Pablo menciona. 

(1) De hecho, de allí les viene el nombre "carismáticos" una palabra griega que quiere decir "dones".

(2) Ellos creen y practican el "don" de lenguas, profecía, sanidades, milagros, revelación, liberación de espíritus demoníacos, discernimiento de espíritu, etc.  Sus cultos están llenos de todas estas cosas y aún la vida diaria se caracteriza por estos elementos, que ellos llaman "sobrenaturales" y que atribuyen al poder del Espíritu Santo en sus vidas.

4. La alabanza bulliciosa.  No es solo una alabanza ale-gre, sino que son gritos y porras, aplausos prolongados y chiflidos en medio de cantos, con "danzas" o "bailes santos".  Sus cultos son una especie de "pachangas sa-gradas", una especie de "discoteque cristiana".

5. Practican la "unción", la "presencia especial" del Es-píritu Santo.  La "unción" también da poder a los cre-yentes para realizar actos milagrosos o espectaculares.

(1) Se puede ver en sus cultos a personas en "éxtasis" o en trances y tales personas tienen visiones o re-velaciones.

(2) Se incluye también en sus cultos la "carcajada san-ta", o "óleo de gozo".

6. Otro punto distintivo es el autoritarismo del pastor.  El es la máxima autoridad y los miembros conocen la "voluntad de Dios" solo a través del pastor.

      ¿Qué veríamos si asistiéramos a un culto caris-mático? Hay una palabra que describe bien:  Exceso. 

(1) Veríamos una reunión que tiene más tintes de "pa-changa" que de culto cristiano.

(2) Veríamos una alabanza bulliciosa y efervescente, con bailes y danzas, con gritos y porras y chiflidos y aplausos.

(3) Veríamos las oraciones en voz alta y al unísono, que casi no se entiende nada.

(4) Veríamos personas tiradas en el suelo, haciendo gestos y ademanes.

(5) Escucharíamos a personas "hablar en lenguas", que más bien son balbuceos incoherentes que no se entienden.

(6) Seríamos testigos de liberaciones de endemoniados.

(7) Veríamos a personas ungiendo con aceite a otras, y a estas personas entrar en períodos de éxtasis, dejarse caer o ser "tumbadas" por el Espíritu (¿cuál espíritu?).

(8) Escucharíamos a hombres y mujeres dan mensajes improvisados que ellos llaman "profecías".

(9) Veríamos oraciones por sanidad, algunos avientan el Espíritu con la mano, otros dan el Espíritu soplando, otros pasan la "unción" a la congregación agitando su saco por los aires.

(10) Veríamos un grupo selecto de señoritas en la plataforma tocando el pandero con bailes y ritmos sensuales.

(11) Veríamos fuerte insistencia al momento de recoger las ofrendas.

7. Otro de los rasgos distintivos es su manera de interpretar las Escrituras.

(1) Creen sinceramente que son bíblicos en todo lo que hacen, pero es necesario decir que ellos tienen una norma fundamental a partir de la cual interpreta las Escrituras:  la norma de la experiencia.  Se interpreta las Escrituras a la luz de la experiencia, y no las experiencias a la luz de las Escrituras.  Se manipula la Biblia.  Se le usa para defender "mis ideas" y "mis prácticas".  Manipular y usar la Biblia para defender "mis propios intereses religiosos"

Conclusión: ¿Qué podemos hacer?  El mejor remedio contra este error es la enseñanza profunda y vigorosa de la Palabra de Dios, véase Mateo 22:29.

      Hay que enseñar las riquezas de nuestra herencia como Bautistas No Conformistas.  Nosotros sabemos de donde vinimos (de la primera asamblea que Jesucristo fundó. no de los "protestantes" que salieron de los "católicos romanos").  (Adaptado de una obra hecha por Armando Díaz Salazar).  (fin)

 

¿Por Qué Esperar Hasta El Matrimonio?

INTRO: Dios nos da leyes positivas para nuestra pro-tección y nuestra provisión; Jeremías 28:11; Deu-teronomio 10:12-13.

      El contacto sexual afuera del matrimonio siempre es pecado en la vista de Dios. 

I. Hay razones bíblicas por las cuales esperar:

1. Dios quiere protegernos de dañar nuestra relación con Él.  La fornicación es prohibida.

2. Dios quiere protegernos de Su juicio, Isaias 1:15, 16.  Nuestras vidas sexuales no pueden ser separadas de nuestras vidas espirituales.  Dios se interesa en lo que yo hago con mi cuerpo, pues es el templo del Espíritu Santo.

3. Dios quiere protegernos de ser una influencia ne-gativa para otros.  El propósito de las citas entre jóvenes cristianos  es de edificarnos unos a los otros en el Señor Jesucristo.

4. Dios quiere proveer para nosotros la bendición que viene como resultado de mantenernos puros, a través de la paciencia y de la confianza en el Señor.

5. Dios quiere que nosotros busquemos primero una relación con Jesucristo, el cual sí llenará el vacío existente en el hombre.  Entonces sabremos esperar en Él, 2 Corintios 5:17.

II. Razones emocionales por las cuales esperar:

1. Dios quiere protegernos de ser valorados por lo que hacemos y no por aquellos que somos.

2. Dios quiere protegernos de posteriores problemas emocionales y de culpabilidad.

3. Dios quiere proveernos con el gran tesoro de esa única primera vez.  No habrá otra.

III. Razones Relacionales por las cuales esperar:

1. Dios quiere protegernos de destruir la comunicación con Él.

2. Dios quiere protegernos de ser comparados invo-luntariamente con el compañero anterior.

3. La manera en que vivimos nuestra vida diaria, tendrá un impacto directo en la manera en que viviremos nuestra vida en el futuro.

4. Dios quiere proveernos con una relación especial en-contrada solamente en el matrimonio.

IV. Razones físicas por las cuales esperar:

1. Dios quiere protegernos de pecar contra tu propio cu-erpo, 1 Corintios 6:12-20.

2. Dios quiere protegernos de las enfermedades sex-ualmente transmisibles.

3. Dios quiere proveernos con la salud de la relación ma-trimonial.  El sexo dentro del matrimonio trae aun más unidad a la pareja, y la oportunidad de dar y recibir placer con el cónyuge.  No hay ninguna necesidad de entregarse por pedazos; entréguese solamente a su cónyuge. (Adaptado de unos artículos escrito por Daniel y Lorena Castro).  (fin)

 

Editorial

      Hermanos, parece que estamos en los últimos días de los últimos días.  ¿Está cumpliendo la Gran Comi-sión?  ¿Está testificando a los perdidos cada día? O ¿Es Ud. tan ocupado a su computadora o estudios que no tiene tiempo a salir a la calle y hablar con personas acer-ca la salvación de su alma por una fe personal en Jesucristo?

      Seguramente Ud. entiende que un día (quizás pron-to) que Ud. y yo tenemos que estar delante del Señor Je-sucristo para ser juzgado de las cosas que hemos hecho (o no hemos hecho) desde el día de nuestra salvación hasta el día de nuestra muerte.  ¡Oh qué día de vergüenza lo que será por muchos predicadores!

      Nosotros, los Bautistas No Conformistas, sin nin-guna relación a una denominación hecha por hombre, te-nemos una responsabilidad tremenda, especialmente en estos días, cuando el mundo ha convertido loco por falta de la enseñanza correcta de las Escrituras.  De veras, no tenemos organización porque el Señor no estableció una organización para llevar a cabo Su obra, solamente la EKKLESÍA.

      Si cada EKKLESÍA  ha de cumplir con la Gran Co-misión, ¡qué resultados tendremos!  Pero, cuando el pas-tor está satisfecho a sentirse día tras día a su escritorio, no podemos ver almas salvas.  ¡El día de cuentas llegará pronto!

 

      Seguimos adelante con esta publicación enviándolo casa mes gratis a ellos que quieren recibirla.  Gracias a la Familia Lanza, de Zárate, Argentina por su fidelidad cada mes en hacer las correcciones.

      Esta es una voz, de muchas publicaciones de las Asambleas Bautistas No Conformistas.  Siendo que cada asamblea es autónoma, no tenemos organizaciones hechas por hombre.

      Por 29 años hemos publicado y enviado esta revista gratis.  Si Ud. desea una copia, escríbanos:

      Evangelista James Alvino Nelson y esposa Janet Eva. Nuestra dirección es: HOJAS DE ORO, Ruta 2, Buzón 15, Beverly, Kansas  67423-9606 EE.UU. Avión, por e-mail:   jnel@midusa.net