Hojas de Oro, No. 7, Julio 2001

Una Llamada A Regresar A La Enseñaza Bíblica

Año XXXI, No. 7, Julio,  2001

 

¿Dónde Están Los Muertos? Final

TEMA: La Teoría que No Hay Existencia Después De La Muerte

LECTURA: Juan 11:1-44

TEXTO: Eclesiastés 3:19-21

INTRO: En los estudios pasados hemos aprendido que el hombre consiste de dos naturalezas, la carne y el espíritu, y que la muerte es simplemente una separación de los dos.  También estudiamos de la morada de los espíritus ausentes del cuerpo.

      Muchos predicadores falsos caminan casa a casa enseñando la mentira que: "...no hay vida después de la muerte...", pero, ¿Qué dicen las Escrituras?  Dicen con claridad que en el momento de  la muerte la persona, su ser, su alma, su espíritu sale del cuerpo y es completamente consciente sea en el "Seol-hades" del tormento o en el "Tercer Cielo" en la presencia del Señor.

I. Por supuesto los predicadores falsos tratan de usar la Biblia para "probar" sus mentiras.

1. Su texto favorito es Salmo 115:17.  Para entender el versículo hay que leer el contexto, especialmente el versículo 18.  ¡Ten cuidado a no sacar un versículo de su contexto porque siempre confusión!

2. Otro texto que usan es Eclesiastés 9:5, 10.  La palabra traducida en el versículo 10 es el hebreo SHEOL (el mundo invisible de los muertos en el corazón de esta tierra) y no tiene ninguna referencia a una "tumba" o "depósito" de un cuerpo muerto.  Hay que recordar que Dios no ha dado a Salomón una revelación completa como Ud. y yo tenemos hoy con la Biblia completa.  Por eso, estos dos versículos no son la revelación final del estado de los muertos siendo que hay una existencia consciente continua entre la separación del espíritu, el alma, del cuerpo y la resurrección del cuerpo.

3. Los predicadores falsos reclaman que las palabras "muerto" (que está sin vida), y "muerte" (cesación o tér-

mino de vida) quisieron decir inconsciencia o no en existencia pero esto no es verdad.

(1) Hay que leer Efesios 2:1 donde leemos que los redimidos de la asamblea de Efeso estaban muertos antes de ser salvos.  No estaban "sin vida" sino estaban "muertos en pecados". 

(2) En Lucas 15:24 el hijo pródigo no estaba "sin existencia" pero "muerto" en su pecado.

(3) En 1 Timoteo 5:6 Pablo habló de las viudas dando sus vidas al placer y que eran "muertas", pero "no incon-scientes", inútiles en la vida cristiana.

4. Los predicadores falsos dicen que la palabra dormir también quiere decir "inconsciencia", pero leyendo Juan 11:11-14 podemos ver que el cuerpo de Lázaro estaba "dormido" (un término usado en el N.T. en relación del cuerpo del muerto redimido) pero que su alma está viva.

(1) Véase Mateo 27:52.

(2) Véase Hechos 7:54-60.  El cuerpo de Esteban "durmió", pero no su alma.

(3) Véase 1 Corintios 15:20.

II. Jesucristo enseñó con claridad que el alma es siempre consciente después del muerto del cuerpo, Lu. 16:19-31.

1. Aunque los dos cuerpos de aquellos dos hombres estaban enterrados, sus almas están vivas, Mateo 10:28.

2. En la transfiguración los discípulos vieron las dos personas, Moisés y Elías, y con sus personas sus almas, Mateo 17:3.  Aquí está otra prueba bíblica que las almas viven después de la muerte del cuerpo.  Moisés apareció en su espíritu, su alma, su ser, su persona, y con su cuerpo que ha sido sepultado hace 1,483 años, Deut. 34:5-7.

3. Hay otra ilustración dada en Hebreos 12:1 donde leemos que los "testigos" (no los falsos de hoy) tienen inteligencia y son conscientes.

(1) En Lucas 23:43 leemos que el Señor prometió el ladrón arrepentido una presencia con él aquel mismo día.

(2) Hay que estudiar 1 Corintios 5:6-8; Filipenses 1:21.

III. La morada eterna de los redimidos.  Ninguna personas redimida durante las edades pasadas ha entrado en la "gloria final" o sea el "cielo", el estado eterno de los salvos. Poca gente entiende esto porque no estudian las Escrituras. Muchos predicadores, en su ignorancia de las Escrituras, hablan que el "cielo" es el lugar final para la eternidad.  Aquí será nuestro deber a enseñar lo correcto de las Escrituras.

1. Tenemos que discernir entre la morada presente de los redimidos muertos y la nueva tierra que será preparado para ellos en el futuro, después del reino de mil años de Jesucristo sobre esta tierra.

2. Hoy, a morir un creyente, su espíritu, alma, persona, ser, va directo al Tercer Cielo, el paraíso presente en la mera presencia del Señor esperando aquel día a regresar con Él para recibir sus cuerpos redimidos de la tumba, 1 Tesalonicenses 4:13-17.

3. En el Tercer Cielo:

(1) Dios el Padre está, Mateo 5:34.

(2) Jesucristo el Hijo está, Romanos 8:34.

(3) Todos de los redimidos desde Adán están, aunque sus cuerpos están todavía en la tumba, 2 Corintios 5:6-8.

(4) Es un lugar de gozo, Lucas 15:7.

(5) Es el lugar donde estará el Tribunal de Cristo, inmediatamente después del arrebatamiento de los redimidos de esta tierra, 2 Corintios 5:10.

4. Nótese esta tierra donde vivimos:

(1) Fue formada de agua, 2 Pedro 3:5; Salmo 24:1, 2.

(2) La superficie fue destruida con agua, 2 Pedro 3:6, véase Génesis 7:21-24.

(3) Por la misma Palabra que la formó de agua, y la destruyó con agua, aquella Palabra ha de destruirla otra vez, pero no con agua, sin con fuego, 2 Pedro 3:7.  Esto será aquel "día de juicio" descrito en Mateo 10:15; 2 Tesalonicenses 1:6-8; Hebreo 12:29.

(4) Los cielos (la atmósfera) pasarán, 2 Pedro 3:10.  Véase Mateo 24:35; Apocalipsis 21:1.

(5) "...y los elementos ardiendo serán deshechos..." 2 Pedro 3:10.  Véase Isaías 24:19, 20; 34:1-8.

(6) "...y la tierra y las obras....serán quemados..." 2 Pedro 3:10, 12.

5. Nótese bien lo que dice Pedro de la tierra nueva y la atmósfera nueva, 2 Pedro 3:13.

(1) Los redimidos vivirán en una atmósfera sin contaminación, Apocalipsis 21:1.

(2) Tendrán un globo, superficie, perfecto como era en el principio con el Jardín de Edén, véase Isaías 65:17-25.

(3) Sobre esta tierra renovada ha de descender la "Santa Ciudad", la "Nueva Jerusalén", Apo. 21:1-27.

(4) Aquella Ciudad será el Tabernáculo de Dios, Apocalipsis 21:3.

(5) Pero, y lástima, muchos de los habitantes de esta tierra no estarán allá, Apocalipsis 21:8.   (Fin)

 

Sabatismo, VI

Por: J. Candeas, Apdo. 2, 11300, La Líneas, Cadiz, España.  Una continuación de las doctrinas falsas de los Adventistas del Séptimo Día

La Inmortalidad

      El sabatismo, al enseñar que el hombre no tiene alma sino que es un alma, se ve obligado a enseñar también, porque el hombre muere, que el alma no es inmortal.  Dicen que solamente Dios es inmortal y que la inmortalidad es condicionada, es decir, que Dios la concede solamente a aquellos que creen en Cristo.  Veremos lo que la Biblia dice acerca de todo esto.

A Imagen Y Semejanza

      Hemos visto que Dios creó a los seres vivientes que pueblan los aires, la tierra y la mar de modo indirecto.  Pero al hombre lo creó directamente, Génesis 1:20-27.

      También aprendimos que la "imagen y semejanza" de Dios en el hombre consistía en que éste, con el "soplo de vida" que Dios puso en Él, recibió un alma racional e inmortal, dotada de conocimiento, justicia y santidad verdadera, de acuerdo a la imagen y semejanza de Dios.  La frase "...en el día que comieres de él, de seguro morirás..." no se refería a la pérdida de la inmortalidad, como veremos al estudiar "La Muerte Según la Biblia".

      La inmortalidad del alma es una idea innata en el corazón del hombre en todos las épocas.  Todas las religiones del mundo, y las tradiciones más antiguas de la tierra nos hablan de la inmortalidad del alma.  En Eclesiastés 3:11 se nos dice eso mismo, es decir, que es Dios quien ha puesto el conocimiento de la inmortalidad en el corazón del hombre.

En El Antiguo Testamento

      La idea de la vida más allá de la tumba la tenían los patriarcas, los profetas y creyentes del A.T.  Los creyentes del A.T. sabían que cuando alguien descendía al sepulcro, allí iba su cuerpo pero el alma era conducida a un lugar del más allá llamado SHEOL.

En El Nuevo Testamento

      En esta parte se nos habla con más claridad que en la primera acerca de la inmortalidad del alma.  Aquí es el mismo Señor quien nos habla y enseña acerca de este tema.

Dicen Que Solo Dios Tiene Inmortalidad

      Para apoyar bíblicamente esta falsa enseñanza, los sabatistas citan 1 Timoteo 6:16 "...Dios...el único que tiene inmortalidad..."

      Los sabatistas, del mismo modo que el progenitor de la secta, citan las Escrituras a capricho, sin tener en cuenta para nada el contexto.  Si leemos Lucas 4:10, 11 comparando esta Escritura con el Salmo 91:11, 12 veremos que el diablo citó liberalmente.  Pero no era esa la interpretación verdadera de la Palabra de Dios, pues había que tener en cuenta a toda la Escritura, como el Señor le hizo ver al decirle "....escrito está además...", Mateo 4:7.

      Esta cita de 1 Timoteo 6:16 citada por los sabatistas no quiere decir que las almas no son inmortales, Lucas 20:26.  Ellos son inmortales desde su creación por Dios.  Y son inmortales porque Dios los hizo así.  Dios fue Quien les concedió esta inmortalidad.  Del mismo modo, las almas de los hombres son inmortales porque Dios las hizo "...a Su imagen y semejanza", y Él es Inmortal.

      ¿Qué significa, pues, este texto que dice que solamente Dios es "el único que tiene inmortalidad"?  Significa que solamente Él tiene inherentemente, como algo propio de Su personalidad, como algo que reside en Él eternamente, desde siempre y para siempre.  Esto es lo que nos enseña el Salmo 90:2.  Sí, solamente Dios es omnipotente, omnipresente, omnisciente.  Solamente Él es inmortal sin que ninguno de estos atributos los haya recibido de nadie.  Todos ellos son parte de Su Persona eterna.  Pero los ángeles son inmortales---desde que fueron creados por Él...y, del mismo modo, las almas de los hombres también son inmortales, porque así lo quiso Dios al crearlas "a Su imagen y semejanza".

Inmortalidad Condicionada

      Los sabatistas confunden los términos.  Ellos citan otra vez mal 1 Juan 5:11, 12 para decir que la inmortalidad es condicionada, es decir, que Dios la concede solamente a aquellos que creen en Cristo. 

      Antes de pasar a refutar esta enseñanza falsa sabatistas hagamos una pregunta a la secta:  Si estas palabras de Juan se refieren a la inmortalidad, y el texto dice que el creyente ya la tiene, entonces ¿por qué mueren?  Porque si los creyentes, en cuerpo y alma ya han recibido la inmortalidad, no deben de morir.  Aquí hay algo que no nos cuadra.  Veamos qué es.

Dos Cosas Distintas

      1 Juan 5:11,12 no menciona para nada la palabra inmortalidad sino que dice que el creyente en Cristo tiene vida eterna.  Inmortalidad y vida eterna son dos términos distintos.

      La inmortalidad la poseen todas las personas de este mundo.  Todas fueron creadas en Adán, por un acto personal y directo de Dios, a Su imagen y semejanza y por ello, todos son inmortales.  Después de la tumba, pues, en donde se ha depositado el cuerpo muerto, su alma sigue viviendo en la presencia de Dios porque es inmortal.

      La vida eterna solamente la tienen los creyentes en Jesucristo.  Es una vida que cada uno ha recibido del Señor en el momento de regeneración, Efesios 2:1-5.  Sin esta vida, nosotros no podíamos ni entender, ni ver, ni entrar en el Reino de Dios, Juan 3:3-8; 1 Cor. 2:9-16.

      La inmortalidad, pues, es la vida sin fin que tiene cada alma humana.  Pero la vida eterna es otra cosa distinta, véase Juan 17:1-3.  Como vemos, la vida eterna es el conocimiento, amor y comunión con Dios por medio de Jesucristo.

      El inconverso, a la inversa del creyente, tendrá como castigo eterno la muerte segunda, que es la eterna separación del conocimiento, amor y comunión de Dios.

En otras partes del N.T. se usa la palabra mortal e inmortal, 1 Corintios 15:53,54; 1 Corintios 4:11; 5:4, Romanos 6:12.  Cuando hemos leído estas citas enseguida hemos notado algo interesante, como es el hecho de que en ninguna de ellas la palabra "mortal" está relacionada con el alma.  ¿Por qué? Porque el alma es inmortal.

(Continuará)

 

La Base Bíblica De Los Bautistas No Conformistas, parte III

TEMA: La Autonomía de la Asamblea Local

TEXTO: 1 Timoteo 3:15

INTRO: La autonomía de una asamblea significa que ella es soberana y no puede ser controlada por ninguna junta directiva, sistema de jerarquía ni ninguna otra asamblea.

I. ¿Qué es lo que constituye una Asamblea Bautista No Conformista?

1. Es una asamblea neo-testamentaria en un local compuesta de creyentes sumergidos, después de demostrar una confesión de fe verídica en Jesucristo.

2. Tiene pastor o pastores, obispos, ancianos, y sirvientes.

3. Es soberana en práctica y es unida para trabajar, adorar, observar los mandos de Jesucristo (la inmersión de creyentes y la Cena del Señor), y cumple con la Gran Comisión.

II. Formas de gobernar las "iglesias":

1. Papel.  Sistema jerárquico de autoridad totalitaria como practicado por la "Iglesia Católica Romana".

2. Episcopal.  Que significa "obispo", o sea que la autoridad para gobernar las "iglesias" la tienen los obispos. Ambas las "iglesias" episcopales y metodistas practican este sistema.

3. Presbiteriana.  Esta palabra significa "anciano".  Este sistema podría ser llamado un tipo de gobierno representativo.  Los ancianos son escogidos para gobernar tanto su denominación como sus "iglesias".

4. Congregacional.  En este tipo de gobierno la autoridad máxima está mantenida por los mismos miembros.  Ciertas responsabilidades son otorgadas a individuos y a comités, pero son los miembros que son los propietarios, que llaman el pastor y controlan la asamblea.  No hay "junta directiva".  Las Asambleas Bautistas No Conformistas siempre han practicada esta forma de gobierno.  Los "diáconos" (sirvientes) no tienen más voz que cualquier miembro.

III. La importancia de una asamblea no conformista.

1. No hay ningún control denominacional.  Hablando técnicamente, no hay tal cosa como "La Asamblea Bautista No Conformista" porque cada asamblea es autónoma.  Comúnmente, varias asambleas comparten una con otra en programas mutuos pero siempre retienen su independencia.

2. Autoridad máxima en desacuerdos.  En cualquier desacuerdo la asamblea tiene la palabra final, véase Hechos 15:7, 12, 22, 25.

3. Cada asamblea elige sus propios oficiales, ambos el pastor, o pastores, y los ayudantes o sirvientes, Hechos 6:5.

4. Cada asamblea debe enviar misioneros o si es pequeña a cooperar con otras asambleas a enviar el misionero, Hechos 13:1-4.  Véase Hechos 14:26, 27.

5. Cada asamblea debe practicar la disciplina, Mateo 18:15-17; 2 Tes. 3:14, 15.  (Continuará)

 

Porque Los B.N.C. Rechazan Todos Credos, parte II

TEXTO: 2 Timoteo 3:16, 17.

PROPÓSITO: Mostrar que las Escrituras constituyeron la regla suficiente de la fe y la práctica en asuntos del cristianismo.

I. Aceptamos que la Biblia de 66 Libros es la única revelación dada al hombre por el Creador.

1. Nuestro "credo" es la Biblia.

2. Dios, el Creador, usó unos 40 hombres dirigidos por el Espíritu Santo para escribir los Libros, 2 Pedro 1:21.  Por eso todos de las Escrituras son inspirados por Dios Sí mismo y en los manuscritos originales en el hebreo y en el griego, no hubo ningún error.  (Hay errores de traducción en nuestras versiones hechos por los hombres).

3. Nosotros no hacemos caso a las "iglesias" que dicen que ellas tienen "más revelaciones" de Dios porque dicen:

(1) Que aquella "revelación" vino en forma espectacular.

(2)  Que cuando estaban buscando la "verdad" tales revelaciones llegaron.  Amigo, usted no puede añadir a la verdad que ya tenemos.

(3) Aquellos falsos tienen un ministerio "superior" a los demás que usamos solamente las Escrituras.

(4) Tales falsos rechazan la EKKLESÍA que Jesucristo fundó y todavía está edificando siendo que tienen sus propias "iglesias" fundadas por mero hombres y mujeres.

(5) Ellos ridiculizaron los B.N.C. siendo que aceptamos solamente lo que dice las Escrituras.

4. Por eso, nosotros no debemos comprar ni leer las revistas publicadas por aquellos falsos.

5. También hay que tener cuidado con cual versión de la Biblia a comprar y usar.  Yo recomiendo la Versión 1960.  Nunca debe usar un "paráfrasis".

II. Porque solamente la Biblia provee perfectamente las doctrinas verdaderas.

1. Nuestro texto dice: "...toda la Escrituras es útil...".  Esto quiere decir que las Escrituras son valiosas, benéficas.

2. A veces los libros escritos por autores humanos tienen algo de valor, pero nada en comparación a las Escrituras.

3. Las Escrituras son útiles para enseñar doctrina.  Para el creyente la Biblia es el único Libro que uno debe usar para basar sus creencias....no algo que uno puede sacar de una revista.  Cualquiera doctrina que no se base en las Escrituras es falsa, 2 Timoteo 4:2, 3.

III. Solamente la Biblia provee perfectamente el reproche (acción de reconvenir, echar en cara).

1. Reproche es la reprensión con el propósito a traer al hermano a la confesión de sus pecados cometidos.

2. Predicando las Escrituras es útil siendo que tal predicación revela el pecado, refuta el error y contraarresta la herejía.

(1) Si, la Biblia revela pecado, 1 Juan 3:4.

  A. Pecado es la negación del derecho de Dios para gobernar la vida, 1 Juan 1:8.

  B. Cualquier pecado es feo y repulsivo.

  C. Dios aborrece el pecado, Proverbios 6:16-19.

  D. Pecado es una ofensa seria, Romanos 6:23 b.

(2) Sí, la Biblia refuta el error.  Cualquier error de enseñanza o práctica  pueden ser refutado con usando las Escrituras.

(3) Sí, la Biblia contrarresta le herejía.  Cualquier herejía puede ser contrarrestada por usando las Escrituras.  Hermano, ¿por qué no estamos haciéndolo?

IV. Solamente la Biblia provee perfectamente la corrección (acción y efecto de enmendar lo errado, advertir, reprender, mejorar de conducta).

1. Una vez que el pecado ha sido revelado, hay un remedio dado, Proverbios 28:13.

2. La Biblia enseña que el creyente quien ha caído en pecado puede ser restaurado con Dios, 1 Juan 1:9.  Confesión tiene que ser hecho a Dios quien está ofendido y tiene la autoridad a perdonar, Salmo 51:1-12.

V. Solamente la Biblia provee instrucción en justicia (la vida justa que es el fruto de salvación).

1. Cada creyente debe desear ser maduro espiritualmente y ser equipado para servir a Dios.

2. Dios espera que Sus hijos viven una vida que Le agrada.

3. La Biblia instruye el creyente como vivir una vida piadosa.

Conclusión: Los B.N.C. no necesitan credos de denominaciones ni versiones moderas de la Biblia y así llamadas "revelaciones nuevas".  Tienen la Biblia que da todas de las instrucciones para vivir correctamente, Tito 2:12.  Que instruye contra el pecado, Salmo 119:11, que instruye el creyente como debe caminar en esta vida, Salmo 119:105. (Continuará)

 

Bosques Maestros, XX

TEMA:  La Sangre de Jesucristo Desde Génesis Hasta Apocalipsis

TEXTO: Levítico 17:11

INTRO:  Siendo que "....la vida de la carne en la sangre está...", así la "vida" del cristianismo es la sangre derramada del Señor Jesucristo, Juan 14:6   "....Yo Soy....la vida...".  Sí, Jesucristo es la vida de Dios hecho vivo en cada creyente, Gálatas 2:20.  El Espíritu Santo de Dios vive en cada creyente porque el creyente, por fe dada por Dios, es un participante de la sangre de Jesucristo que le da vida.

      Si la sangre de Jesucristo está rechazada, Hebreos 10:26-28 nos dice que "...ya no queda más sacrificio por los pecados....".

      Jesucristo murió para nuestros pecados.  Si uno rechaza tal salvación provista por la sangre de Él, es culpable de tres pecados:

(1) "...pisoteare al Hijo de Dios...", Hebreo 10:29 a.

(2)  "...tuviere por inmundo la sangre....", Heb.10:29 b.

(3)  "...afrenta al Espíritu de gracia....", Heb. 10:29 c.

      Este pecado triple está cometido por muchos miembros de las "iglesias" quienes profesan a conocer a Jesucristo como su Salvador, pero niegan la salvación por medio de Su sangre derramada, Mateo 7:21.

      En el día de juicio para los incrédulos, aquella gente va a declarar que era miembros de la "iglesia", "bautizado", participó en la Cena, vivió una vida recta, etc, véase Mateo 7:23.

      Antes de continuar con este estudio debemos leer el consejo que Dios dio a aquellos que niegan la necesidad de la sangre derramada del Señor, Hebreos 10:26-31. 

      Ahora el estudio:

I. La primera vez que la sangre fue derramada, Génesis 3:21.

1. Cuando Adán y Eva pecaron Dios no los forzó del huerto hasta que los juzgó y hizo un sacrificio para ellos, lo cual es una ilustración de la obra del Jesucristo en la cruz, 1 Pedro 2:24.  Véase 1 Pedro 1:18, 19.

2. Muy seguro que Adán y Eva observaron aquel sacrificio sabiendo bien que fue para su pecado, 1 Corintios 15:45-49.

3. Los dos observando aprendieron que Dios ha provisto un cubierto para sus pecados por medio del derramamiento de sangre de los animales.

4. El versículo 21 de Génesis 3 nos da un "retrato" de la salvación provista por la gracia de Dios aparte de todas obras, Efesios 2:8, 9.  Como la sangre derramada del animal provisto una cubierta para sus cuerpos desnudos, así la sangre de Jesucristo cubra los pecados de los creyentes y les da la "justicia" (posición correcta) con Él, Romanos 10:1-4.

II. Ahora, vamos a observar la ofrenda de Abel, Génesis 4:3-7.

1. ¿Por qué Dios rechazó la ofrenda de Caín y aceptó la de Abel?

(1) La de Caín no fue hecha con una fe que salva.  Él creyó que Dios existió y vino a darle adoración, pero en vez de obedecer la voz de Dios trajo una ofrenda equivocada, con una actitud equivocada, y un motivo equivocado, véase Mateo 7:21-23.

(2) Caín no hizo la voluntad de Dios sino hizo según su propia voluntad, véase 2 Timoteo 3:5.

(3) La ofrenda de Abel fue hecha con una fe que salva, Efesios 2:8, 9; Hebreos 11:4.

(4) La ofrenda de Caín fue una sin sangre, Hebreos 9:22.  La de Abel fue con sangre, la cual es un tipo del Cordero de Dios Quien derramó Su sangre en la cruz para redimir nuestras almas perdidas, 1 Pedro 1:18, 19.

(5) La ofrenda que Dios ofreció es un tipo de "salvación por obras", Tito 3:5.  La de Abel fue un tipo de salvación por la gracia de Dios, siendo que Dios provisto el sacrificio, Efesios 1:7.

(6) La ofrenda a Caín es un tipo de la "religión muerte", mientras la de Abel es un tipo de "vida", Levítico 17:11.

(7) La ofrenda de Caín, sin sangre, fue rechazada por Dios, mientras la de Abel fue aceptada y Abel fue declarado "justo" (posición correcta) con Dios por la obra que Jesucristo ha he hacer en la cruz, 2 Corintios 5:21.

III. Ahora vamos a observar la ofrenda que Abraham hizo con Isaac, Génesis 22:1-19.  Hermanos, este capítulo es un tesoro de ricos espirituales y pavoroso en muchas maneras.  Aquí podemos discernir el propósito de Dios en este retrato inimitable del Señor Jesucristo, Quien es nuestro Substituto.  Abraham llamó aquel lugar "Yahvé proveerá", Génesis 22:14.  Cuando Abraham y Isaac salieron de su hogar y después de ver como Dios ha provisto el carnero a tomar el lugar de Isaac, Abraham supo que "...el eterno Dios es tu refugio...." Deut. 33:27.  Y en Génesis 22:1 leemos que "...probó Dios a Abraham..." (no le tentó sin le probó, véase Santiago 1:13.  Dios le "probó" para ver su cualidad.

1. Abraham es un tipo de:

(1) Todos los que son justificados (declarado correcto con Dios) por fe, Romanos 5:1.

  A.  Él vivió por fe, Gálatas 3:11.

  B. Su fe fue le contada por justicia, Génesis 15:6; Gálatas 3:6, 7.

(2) Dios probó la fe de Abraham con cuatro crisis.  Cada vez Dios le llamó a ceder algo o alguien que él amó:

  A. Dios le llamó a salir de su país y de su familia, Génesis 12:1; Hebreos 11:8.

  B. Dios le llamó a separarse de su sobrino Lot, Génesis 13:1-18.

  C. Dios le llamó a abandonar sus planes para su hijo, Ismael, Génesis 17:18, 19.

  D. Dios le mandó que ofrece su hijo Isaac, Hebreos 11:17-19.

(3) Abraham fue un tipo de Dios el Padre, Juan 3:16.  Véase 2 Corintios 5:21.

(4) Isaac fue un tipo:

  A. Del Señor Jesucristo, el unigénito Hijo de Padre, véase Filipenses 2:8.

  B. De la raza humana, cual nació en pecado, Salmo 51:5; Romanos 3:23-25.  Isaac necesitó un Sustituto para tomar su lugar en aquel altar y Dios lo provisto.  Por eso aquel animal es un tipo de Jesucristo Quien llegó a ser nuestro Sustituto, Romanos 8:1-3.

IV. La sangre del "paso de encima", Éxodo 12:1-36.  Aquí tenemos uno de los mayor capítulos de la Biblia entera.  Nos muestro la liberación de la esclavizad por parte de los judíos y juicio para Faraón y su pueblo, Éxodo 11:1.  Aquella plaga produjo la muerte a cada primogenitito done no había sangre aplicada.

1. Aquel cordero del "paso de encima" (la palabra "pascua" es el hebreo PESACH y no fue traducida) es un tipo de Jesucristo, quien redime, no con plata y oro, sino con Su propia sangre, 1 Pedro 1:18, 19.  Véase 1 Cor. 5:7.  (1) Aquel cordero tuvo que ser "sin defecto", Éxodo 12:5 y esto lo hecho un tipo de Jesucristo, 2 Corintios 5:21, véase Juan 8:46.

(2) Aquel cordero tuvo que ser separado de los demás para ser examinado para ver que no hubo defectos en su cuerpo, véase Hebreos 7:25-28.

(3) Aquel cordero tuvo que ser sacrificado y su sangre aplicada al dintel.  Aquella sangre es un tipo de la sangre derramada del Señor, Juan 19:28-37.

2. Nótese lo que Dios dijo a aquel pueblo en Éxodo 12:13.  Véase Hebreos 9:22.

V. El día de la expiación, Levítico 16:1-34.  Este capítulo es rico en tipología con Jesucristo cumpliendo cada tipo.  Él es nuestra expiación (cubrir, cancelar, satisfactoria reparación por una ofensa o una injuria; lo que produce reconciliación).  Una vez que el pecador tiene aquella "expiación"  recibe perdón de sus pecados y tiene paz con Dios, 2 Corintios 5:18.

1. El día de expiación tuvo que ser repetido año tras año, véase Levítico 4:1-35.

2. Aquí tenemos que hacer una comparación entre el Sumo Sacerdote de Levítico con el Señor Jesucristo.

(1) Él es un tipo del Señor en su oficio como mediador, Levítico 16:16, 34.  Véase Hebreos 9:12-15; 1 Tim. 2:5.

(2) Sus vestidos fueron un tipo del Señor, Éxodo 28:1-5.  Jesucristo cumplió el tipo de los vestidos santos, véase Lucas 1:35; Hebreos 7:26.

  A. El hilo de oro habla de Su deidad.

  B. La azul habla de Su carácter celestial.

  C. La púrpura habla de Su soberanía real.

  D. El lino fino habla de Su justicia.

(3) El Sumo Sacerdote tuvo que ofrecer la sangre de un animal para hacer "expiación" de sus propios pecados, pero Jesucristo no tuvo que hacer así siendo que Él fue sin pecado, Hebreos 7:27, 28; 1 Pedro 2:22; 1 Juan 3:5; 2 Corintios 5:21.

(4) Dos machos cabrios fueron presentados.  Uno a ser sacrificado, el otro para salir.  La palabra AZAZEL es hebrea, no es nombre propio.  Traducida quiere decir: "chivo expiatorio", Levítico 16:6-10.

  A. La sangre expiatoria del cabrio sacrificado es un tipo de Jesucristo nuestro Sumo Sacerdote, Hebreos 9:11-14.

  B. El "chivo expiatorio" también es un tipo del Señor.  Aarón, después de ofrecer la sangre del animal sacrificado, puso sus manos sobre el "chivo expiatorio", confesando todos de los pecados del pueblo, y luego lo envió al desierto (vs 20-22) para que aquellos pecados, ya confesados, fueren olvidados para siempre.

(5) En aquel día de expiación, el Sumo Sacerdote quitó su ropa, se bañó, y puso ropa limpia de lino llegando a ser un sirviente humilde, véase Filipenses 2:5-8; 2 Cor. 8:9.

IV. El Día de Expiación en el N.T., Juan 20:17.

1. María Magdalena fue la primera persona a ver el Señor resucitado antes de Su ascensión al Tercer Cielo.

2. Una vez que Él ha derramado Su sangre, haciendo la expiación para nuestros pecados, Él entró en la presencia de Dios el Padre como el Sumo Sacerdote para cada creyente.

3. Aquel sacrificio del Cordero de Dios fue:

(1) Volitivo (relativo a la voluntad propia).

  A. Jesucristo voluntariamente escogió a ser el Cordero Sacrifica de Dios par quitar los pecados de los elegidos, Juan 1:29.

  B. Ninguno de los sacrificios del A.T. pudieron producir una redención eterna. Todos eran "provisionales", Levítico 16:12-16.  Véase Hebreos 9:11-14.

(2) Motivado por amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Juan  3:16.

(3) Un acto de obediencia, Filipenses 2:5-8.

(4) Hecho para terminar todos sacrificios animales, Hebreos 10:26-29; Romanos 10:4.

4. Fue necesario para Jesucristo, nuestro Sumo Sacerdote, a entrar en el Lugar Santo en el Tercer Cielo, después de Su resurrección, rociar Su sangre sobre el "propiciatorio" para hacer expiación para los creyentes, Heb. 9:11, 12.

VII. Sin el derramiento de sangre........Hebreos 9:22:

1. No hay justificación (ser declarado justo ante Dios), Romanos 3:24-26.

2. No hay redención (comprar con precio), Efesios 1:7.

3. No hay perdón, Colosenses 1:14.

4. No hay limpieza, 1 Juan 1:7.

5. No hay expiación, Levítico 17:11.

6. No hay santificación, Hebreos 13:12.

7. No hay victoria, Apocalipsis 12:11. (fin)

 

Bosquejos Maestros, XXI

TEMA:   Una Salvación Tan Grande

INTRO: Jesucristo comenzó Su ministerio con las palabras de Mateo 4:17.  En Hebreos 2:3 hay una pregunta que es imposible de contestar.  El carcelero de Filipos preguntó los discípulos como ser salvo y véase su contestación en Hechos 16:30, 31.

      La salvación del alma del Lago de Fuego no es solamente algo "grande" sino "tan grande" porque:

(1) Fue predicada primero por Jesucristo, Lucas 19:9, 10.

(2) Después de Su resurrección Él envió el Espíritu Santo a proclamar las Buenas Noticias a los perdidos por medio de Sus discípulos, Juan 16:7-15; Los Hechos 1:8.

(3) Esta "salvación" es la "única salvación" disponible para los perdidos, Los Hechos 4:12.

      En Su cuerpo carnal Jesús el Cristo fue clavado a la cruz para proveer nuestra salvación.  Luego Él resucitó, le fue dado un Nombre por encima de todos nombres, y cuando Él venga otra vez, cada persona, sin excepción, Le conocerá, Filipenses 2:5-11.

I.  Esta salvación es tan grande en su amor, 1 Juan 4:8.

1. Amor es la esencia (substancia, naturaleza intrínseca) de Dios.

2. Él no nos ama porque somos dignos de su amor, sino porque Él es Dios, y el amor es parte de Su naturaleza, Jeremías 31:3.

3. El amor de Dios trae los elegidos a Él, Juan 6:44; 12:32.

II. Esta salvación es tan grande en su manera de dar, 2 Corintios 8:9.

1. El precio para tal salvación fue pagado por Dios el Hijo, Jesucristo, y fue el precio mayor pagado para cualquiera cosa en el mundo entero, 2 Corintios 8:9.  Este versículo revela a:

(1) Dios el Padre demostrando Su gracia, Juan 3:16.

(2) Dios el Hijo demostrando Su gracia, Juan 1:12.

(3) Dios el Espíritu Santo demostrando Su gracia en Su obra de convencer el hombre de:

  A. Pecado, Juan 16:9.

  B. Justicia, Juan 16:10.  Véase Romanos 10:4.

  C. Juicio, Juan 16:11.  Véase Juan 3:18.

2. Uno puede conocer la gracia de Dios basado en los hechos, pero uno no puede comprender la gracia de Dios hasta que acepta aquel don de salvación.  Esto produce una vida nueva, 2 Corintios 5:17.

3. Para conocer la gracia del Señor uno debe entender lo que Pablo escribió en 2 Corintios 8:9:

(1) Que el Señor fue rico en la eternidad pasada pero lo dejó para venir a este mundo pecaminoso, Heb. 12:2; Isaías 52:14; 53:3-6; Mateo 27:46.  Véase 1 Pedro 2:24.

(2) Que Él sufrió por nosotros para que nosotros podemos ser ricos espiritualmente en esta vida y en la vida que ha de venir, Juan 20:30, 31.

III. Esta salvación es tan grande por su poder, Hechos 4:12.

1. El poder de las Buenas Noticias está concentrado en la muerte, la sepultura y la resurrección de Jesucristo, 1 Corintios 1:18.

2. La salvación de su alma del Lago de Fuego es la doctrina más profunda en las Escrituras, 1 Pedro 1:18, 19.

3. Los incrédulos no pueden comprender las Buenas Noticias porque vienen de la Mente Infalible de Dios, 1 Corintios 2:14-16.

4. Pablo escribió lo que sigue acerca de las Buenas Noticias en Romanos 1:16-18:

(1) Que él no tuvo vergüenza a predicarlas.

(2) Que son un mensaje poderoso que puede cambiar la vida presente y futura. 

5. Hay tres cosas en esta doctrina:

(1) Que Jesucristo murió en la cruz llevando nuestros pecados en Su propio cuerpo, 1 Pedro 2:24.

(2) Que Él estuvo en la tumba tres días y tres noches (para probar sin duda Su muerte), Mateo 12:40.

(3) Que Él resucitó al tercer día con cuerpo glorificado, Juan 20:24-31.

6. Jesucristo es la justicia de Dios y el creyente es hecho "justo" (posición correcta con Dios) con la justicia de Dios mostrada en Cristo Jesús, 2 Corintios 5:21.

7. Que la ira de Dios es revelada contra toda impiedad, Romanos 1:18.

IV. Esta salvación es tan grande por su gracia, Efesios 2:8, 9.

1. La salvación del alma por la gracia de Dios descarta todo esfuerzo humano.

2. La fe que salva, es dada por Dios cuando el pecador oye la Palabra.

3. La gracia de Dios es rica, inagotable en su poder para salvar el alma y guardarla de perdición.

4. Los pecados del pecador pueden ser muchos y grandes pero la gracia de Dios es mucho mayor, Rom. 5:20.

5. La gracia salvadora de Dios es sin límite, inagotable y eterna.

6. Jesucristo resolvió la cuestión del pecado por Su obra en la cruz.  Ahora usted tiene que arreglar la cuestión con respecto a Él.  ¿Qué haría usted con Jesucristo?

7. Juan, el amado, describió la grandeza de esta gracia en 1 Juan 3:1, 2.

V. Esta salvación es tan grande por su invitación, Apocalipsis 22:17.

1. El tiempo vendrá cuando Dios, en Su amor, extenderá la última invitación a los perdidos que vengan y reciban a Jesucristo por Su gracia.

(1) El Espíritu Santo invitará a los incrédulos que vengan.

(2) Los creyentes los invitarán a venir.

(3) Los que tienen "sed" espiritual, van a venir, véase Juan 7:37; 4:13, 14.

(4) La salvación de su alma es gratis, pero no es barata ya  que costó a Jesucristo Su vida, 1 Pedro 1:18, 19.

(5) La sangre derramada del Señor es preciosa porque:

  A. La limpia todos pecados del pecador, 1 Juan 1:7.

  B. Sin la sangre no hay perdón, Hebreos 9:22.

VI.  Esta salvación es tan grande por su promesa, 2 Timoteo 1:12.

1. ¿Sabe usted en quien ha creído?  ¿Es su "fe" en Jesucristo o en ser miembro de una "iglesia", o porque usted ha sido "bautizado", o ha participado en la Cena, ha hecho "buenas obras", "guardó la ley", la vivido una vida "moral"?

2. Ahora, sí, el creyente va a guardar tales cosas, no para ganar la salvación sino porque ya es salvo.

3. Jesucristo puede conservar su salvación porque a Él es dado "...todo poder...", Mateo 28:18.

4. Aquel "poder" es mayor que el poder de Satanás, de los muchos demonios, de cualquier pecado, o aún del sistema malo de este mundo.

5. La seguridad del creyente en Cristo Jesús se base en:

(1) El testimonio de la Palabra de Dios, 1 Juan 5:9.  Véase 1 Juan 5:13.   Dios quiere que usted sea salvo y que lo sepa.

(2) El testimonio del Espíritu Santo que mora en cada creyente, Romanos 8:16.   (fin)

Bosquejos Maestros, XXII

TEMA:  El Arrepentimiento

TEXTOS: Pro. 28:13; Salmo 51:6; Los Hechos 17:30.

INTRO: El pecador tiene que arrepentirse antes que él  puede recibir el perdón de sus pecados.  Una simple fe en la obra de Jesucristo  no es suficiente para salvar su alma del Lago de Fuego.

      Luego, día tras día, el creyente tiene que examinar los pecados en su vida y dejarlos para tener compañerismo con su Padre Celestial, Job 42:1-6.

      El arrepentimiento es un don de Dios, Los Hechos 5:31; Romanos 2:4, que produce un cambio interior por la obra del Espíritu Santo cuando las Palabra es predicada,  Los Hechos 2:37, 38; Juan 16:7, 11.  Los resueltos son vistos en Los hechos 20:21.

      Nótese bien que el arrepentimiento solo no habilita al pecador para la salvación de su alma ya que la fe es necesaria también; la fe en la obra final de Jesucristo en la cruz.  Es imposible a obtener salvación sin el arrepentimiento.

      Una "fe sencilla" sin el arrepentimiento es  hipocresía.  El arrepentimiento sin fe en la obra final de Jesucristo es fútil.

I. El arrepentimiento definido, 2 Pedro 3:9.

1. No es:

(1) Un mero dolor, pesar, pena por los pecados que uno ha cometido. Eso es remordimiento.

(2) La penitencia, un acto por parte del culpable para pagar por sus pecados.

  A.  Jesucristo no dijo: "Haz penitencia y cree" sino dijo "Arrepentíos, y creed las Buenas Noticias", Marco 1:15.

  B. Pedro no dijo: "Haz penitencia y sé bautizado", sino....véase Hechos 2:38.

  C. Pablo no dijo: "Dios...manda a todos los hombres que hagan penitencia" sino...véase Hechos 17:30.

(3) No es reforma (un cambio traído por los esfuerzos del hombre para su propia glorificación")  Mat.12: 43-45.

  A.  Dejando ciertos pecados.

  B. Dejando hábitos malos.

  C. Tratando a reformar la naturalezas vieja.

  D.  Tratando a comenzar "una vida nueva".

  E. Haciendo restauración.

2. El arrepentimiento es:

(1) Un cambio. Siempre evidenciado, por tres elementos:

  A. Intelectual, de la mente.

  B. Emocional, del corazón.

  C. Volitivo, de la voluntad, "...me levantaré...."

II. El arrepentimiento predicado, Marcos 1:1-4.

1. La doctrina de arrepentimiento (un cambio de la mente y del corazón respecto del pecado, de modo de apartarse del mismo, es indispensable para la salvación del alma del Lago de Fuego) fue predicada en el A.T.; durante la vida y ministerio de Jesucristo; en aquel día festivo, (Los Hechos 2:1); en el Libro de los Hechos; en las Epístolas; y aun en el último Libro de la Biblia.  Es una doctrina predicada y practicada en todas de las dispensaciones y edades pasadas.

2. Juan el Sumergidor lo predicó, Lucas 3:3.

(1) El "simbolismo" de la inmersión practicada por Juan tuvo sus raíces en los ritos de purificación del A.T.  La significación de la inmersión de Juan es diferente de la que está practicada por las asambleas después de la Gran Comisión, lo cual es un símbolo de identificación del creyente con Jesucristo en Su muerte, sepultura y resurrección.

(2) El arrepentimiento tiene dos lados: "dejando el pecado" y "volviendo a Dios".

(3) La predicación de Juan exaltó a Jesucristo, denunció el pecado, avisó del juicio venidero, y le costó su cabeza.

3. Jesucristo predicó el arrepentimiento, Marcos 1:14, 15.  Véase Lucas 13:1-5.

4. Pedro lo predicó, Los Hechos 2:38.  Véase 2 Ped. 3:9.

5. Pablo lo predicó, Los Hechos 17:30.

III. El arrepentimiento de las "obras muertas", Heb. 6:1.

1. Esta forma de arrepentimiento del A.T. fue para evidenciar los hechos malos que produjeron muerte a los judíos (Ezequiel 18:4) y la vuelta a Dios.

2. Para el creyente hoy, hay dos categorías de "obras":

(1) "Buenas obras", que solamente un creyente puede hacer para agradecer a Dios, Mateo 5:16.  Los incrédulos no pueden hacerlas, Salmo 14:1-3.

(2) "Malas obras", Colosenses 1:20, 21, que son hechas por los incrédulos, 1 Corintios 2:14; Efesios 2:1-3.

3. Las "obras muertas" de Hebreos 6:1 pueden ser llamadas "obras religiosas" hechas con el propósito de ganar la vida eterna, véase Romanos 3:20; 10:1-4.

4. Véase lo que Pablo dijo de las "obras muertas" de la carne en Filipenses 3:1-9.

IV. El arrepentimiento y Dios, Hebreos 7:21.  Véase Número 23:19; Génesis 6:5-7.

1. Hermanos, no hay contradicción.  Con el hombre un cambio es real, pero con Dios es solamente aparente, porque Dios es inmutable, Número 23:19; Malaquías 3:6.

2. La palabra griega usada aquí es METAMÉLOMAI y se encuentra solamente en Marcos 21:30, 32; 27:3; 2 Corintios 7:8; y aquí.  Sería mejor traducida: lamentar, deplorar, pena, pesar, o remordimiento.

3. Dios hace dos clases de pactos o  convenios, con el hombre:

(1) Incondicional, o sea, permanente, que no puede cambiar, como con Abraham en Génesis 12:1-3.  Véase Salmo 110:4; Romanos 11:25-36.

(2) Condicional, que puede cambiar, como en Génesis 6:3.  En aquel tiempo Dios dio la raza humana 120 años para arrepentirse, pero solamente Noé y su familia lo hicieron.

V. El "arrepentimiento que es imposible renovar", Hebreos 6:4-6.  La llave que abre nuestro entendimiento a esto es la palabra "imposible" en el versículo 4.

1. El contexto presenta el caso de los judíos que han profesado ser creyentes en el Mesías, y se han apartado de aquella fe aunque han llegado abajo del umbral de salvación y han experimentado la obra de iluminación  y convicción hecha por el Espíritu Santo.  Todo pareció bien, pero, no dice nada que aquellos tuvieron "fe salvadora".

2. Amigo, siendo "religioso" no es bastante para salvar su alma, Mateo 7:21-23.

3. Tales personas no puede ser restauradas, porque nunca se han arrepentido, véase Génesis 25:27-34 con Hebreos 12:16, 17.

VI. El arrepentimiento: Su importancia, Los Hechos 17:30. 

1. Cada incrédulo, si espera la salvación, tiene que arrepentirse, Mateo 9:13; Lucas 13:3-5.

2. Las reincidentes tienen que arrepentirse, 2 Cor. 7:9.

3. Los miembros de las asambleas deben arrepentirse, según Apocalipsis capítulos 2 y 3:

(1) Los de Efeso, porque han abandonado su primer amor de  testificar a los incrédulos.

(2) Los de Pérgamo, porque han permitido la doctrina de Balaam (que corrompió a los hijos de Israel).

(3) Los de Tiatira, porque han permitido "Jezabel" que seduce los siervos de Dios a cometieron fornicación.

(4) Los de Sardis, porque han muerto espiritualmente.

(5) Los de Laodicea, porque eran ricos en lo material y pobres en el espiritual.

VIII. El arrepentimiento: Su evidencia, Los Hechos 26:19, 20.

1. Tomás lo mostró, Juan 20:24-29.

2. Los tres mil, lo mostraron, Los Hechos 2:41-47.

3. Saúl lo mostró, Los Hechos 9:1-22.

4. Cornelio y su familia lo mostraron, Los Hec. 10:24-28.

5. El carcelero de Filipos y su familia lo mostraron, Los Hechos 16:26-34.

VIII. La prueba de una vida arrepentida:

1. Ha dejado todo pecado en su vida, Ezequiel 18:30.

2. Ha  vuelto a Dios.

3. Está produciendo buenas obras.  (fin)

 

Vence A Tu Adversario

(Adaptado de "Cristianos Unidos")

      Muchos cristianos estamos viviendo, hoy por hoy, batallas tremendas contra el enemigo. Tenemos que aprender a defendernos y vencer al enemigo confiando en Jesucristo que mora en nosotros, y quien va delante de todas nuestras batallas.  Dios no nos dejo desarmados, más bien, no sabemos usar las armas espirituales que nos dejó en Su Palabra:

1. Ponte la armadura.  No salgas a la calle sin ella, Efesios 6:11, 12.

(1) La armadura de Efesios es un arma espiritual, y tenemos que pedirle a Dios que nos la ponga cada día.  Si le pedimos la armadura de Efesios 6:13-18, estamos tomando en nuestras manos nuestra salvación, y la espada del Espíritu, con la que venceremos toda tentación de Satanás contra nosotros..

2. Sométete a Dios. Muchos creyentes dicen tener problemas porque Dios no los escucha.  Esa es una mentira del diablo.  Dios siempre nos escucha., véase Santiago 4:7, 8.

3. Se sobrio y vela.  Ser sobrio significa ser moderado, templado.  Dios nos pide que seamos sobrios y velemos.  Esto significa no abrirle la puerta al pecado, velar, estar  pendientes, alertas.  Nuestro enemigo es tan real como tú y como yo, pero Dios nos ha dado las armas para vencerle, 1 Pedro 5:8-10.

4. Enójate, pero no peques.  Muchos creyentes tienen problemas con el carácter y, además, sienten que están en el derecho de enojarse cuando las cosas o las personas no son como ellos desean.  Muchas veces anteponemos nuestro ser y caemos en el pecado, juzgando a los demás, y buscando culpables siempre de toda situación que nos acontece.  Nos rebelamos ante Dios y finalmente nos apartamos de Él, queriendo resolver nuestros problemas a nuestro modo, Efesios 4:26.

5. Confía en el Señor Jesucristo.  Muchos cristianos flaqueamos en la fe, y dejamos de confiar en Jesucristo.  Tenemos que poner toda nuestra fe y atención en Él, no en el diablo.  Él es pequeñito y huye cuando usamos la autoridad de Jesucristo en nuestra vida.  Jesucristo le venció y a todos sus demonios, 2 Tesalonicenses 3:3; 2 Timoteo 4:18.

6. Perdona.  Muchos cristianos tienen problemas con el perdón.  Pedimos perdón a Dios por nuestras ofensas pero no podemos perdonar a los que nos ofenden.  Esto es una puerta abierta al diablo para que venga y nos zarandee como al trigo.  Tenemos que aprender a perdonar a nuestros semejantes porque todos tenemos muchos defectos.  No juzgues para que no seas juzgado.  Perdona a todos los que te han ofendido.  2 Corintios 2:10, 11.

7. Reconoce las tentaciones.  Satanás es el que nos tienta.  Tentar significa ofrecernos el pecado en bandeja de plata.  Tenemos que aprender a reconocer la tentación que siempre viene a la mente como un primer pensamiento: "Nadie me esta viendo, voy a tomar este dinero", etc. etc.  Todos padecemos de tentaciones, pero tenemos que aprender a reconocerlas y no permitir que bajen al corazón.   Reprende a tu enemigo.  Tenemos que cuidar nuestro corazón, porque de él emana la vida.  Confía en Aquél que venció las tentaciones y nos salvó con Su muerte y Su resurrección, Hebreos 2:18.

8. No peques más.  La mayoría de los problemas que padecemos son producto del pecado.  No hay pecaditos o pecadotes, solo hay pecados.  El pecado, como al principio de la creación,  es lo que nos separa de Dios.  Arrepiéntete de tus pecados y no peques más, 1 Juan 3:8.

9. Si habitas al abrigo del altísimo, morarás bajo la sombra del omnipotente.  ¡Qué hermosa promesa!  Solo tienes que buscar a Dios y habitar, vivir bajo Su sombra, y Él se encarga de tí, Salmo 91:3-10.

10. Confía en Dios:  Mayor es Él.  ¡Qué hermano es Dios que nos cuida!  Confía en Él, obedece Su Palabra, y Él tomará el control de toda situación.  No importa todo lo grande que se vea el ataque de Satanás en tu vida, la verdad es que es solo una parodia mentirosa más.   Satanás está vencido, aprópiate de la libertad que Jesucristo vino a traerte.  Sé obediente de la Palabra de Dios hasta la muerte y Él te dará la corona de la vida, Salmo 121:7, 8.  (fin)

 

Semillas De La Desintegración Familiar

Por S. M. Davis, adaptado por Martín Howell.

TEXTO: Romanos 12:1, 2

I.  Razones por la doctrina de la separación de un creyente en Cristo del mundo:

1. Sin separación no serás efectivo para con Dios.

2.  Sin separación no tendrás un buen testimonio

3. Sin separación no tendrás el poder de Dios.

II. Rango de la doctrina de la separación:

.1 Las gentes del mundo que viven y practican lo malo ante Dios.

2. Los lugares mundanos.

3. Las filosofías mundanas.

4. Los principios del mundo.

5. Los placeres del mundo.

6. Las prácticas del mundo.

III. Recompensas por practicar la doctrina de la separación:

1. Comunión íntima con Dios y Su verdadero pueblo.

2. Tiempo en la vida para hacer las mejores cosas, porque no hay tiempo en esta vida para hacer todas las cosas.  Entonces, cuando estás separado del mundo, hay más tiempo.

3. Una mente y un corazón sin confusión.  El creyente que no se separa del mundo es un creyente confundido.

4. Una vida pura, limpia.

5. Ojos que brillan por la gloria de Dios.

IV. Si hay sabiduría o conocimiento que no es de Cristo, es falso, Colosenses 2:6-8.

1. Hay filosofías basadas en la tradición.  Son lobos vestidos como ovejas.  Parecen buenos.  El mundo tiene una filosofía para cada cosa, pero está equivocado.

(1) Dicen: Si un embarazo no era planeado ¡mata al feto!

(2) Dicen que la práctica del homosexualidad o lesbianismo está bien.

(3) Dicen que muchos niños son una molestia.

(4) Dicen que la solución al crimen es construir más cárceles.

(5) Dicen que necesitan maestros con educación especial para enseñar nuestros hijos, pero Dios dice que los padres son los más responsables.

(6) Dicen que nuestros hijos deben tener muchos amigos para ser sociales.  Dios dice que tiene que tener cuidado con la selección de tales.

(7) Dicen que la música moderna es sin peligro.  Usted. y yo sabemos que es diferente..

(8) Dicen que está bien para solteros practicar la coquetería.  Esto es una práctica inmoral.

V. Conclusión:  Tradiciones que no son separadas del mundo y centrados en Cristo Jesús son tradiciones que no debemos practicar.  (fin)

 

El Movimiento Carismático Es Peligroso.  ¡Vigila!

      A principios de siglo, el movimiento Pentecostal empezó a enfatizar el "hablar en lenguas" y la "sanidad Divina".  Su fracaso en "....trazar bien la Palabra de verdad..." le llevó a muchas enseñanzas falsas respecto al ministerio del Espíritu Santo y produjo confusión tanto en las mentes de los creyentes como de aquellos que eran simplemente religiosos.  Este movimiento Pentecostal surgió en medio de diferentes Iglesias Protestantes, pero aquellos que proponían este movimiento fueron muy pronto forzados a salir de dichas iglesias tanto por sus extrañas creencias y prácticas como porque, en algunos casos, ellos mismos empezaron a sentirse descontentos dentro de las iglesias. Estas empezaban a exponer teología liberal y se convertían cada vez más en "iglesias mundanas", tanto en sus prácticas como en su posición.  Hay dos cosas al menos que pueden ser dichas a favor de estos primeros Pentecostalistas:  repudiaban al máximo el liberalismo del movimiento ecuménico y no permitían que se mezclara la iglesia con el mundo.

      En 1960 un nuevo movimiento, que compartía las doctrinas básicas del Pentecostalismo tomó forma pero eran partidarios de la política de "permanecer dentro" en vez de "salir fuera" de las afiliaciones eclesiásticas.  Este movimiento normalmente se conoce como el "Movimiento Carismático".  Involucra no solo a varias Iglesias Protestantes  sino también a la Católico-Romana.  De hecho, si uno puede "hablar en lenguas" o si ha experimentado un milagro de "sanidades" es aceptado por los carismáticos sin importar su afiliación eclesiástica o desviación doctrinal.  Cuando oyes a los Católico-Romanos decir como su "bautismo en el Espíritu Santo" les ha dado un gran amor por la misa, entonces puede saber que esto no puede ser atribuido al Espíritu Santo, sino más bien a un espíritu falso.  

      Durante los años 80, apareció otro movimiento en la escena religiosa.  Este movimiento hizo a las falsas enseñanzas del movimiento Pentecostal-Carismático mucho más atrayentes y peligrosas.  ¿Por qué?  Porque este movimiento promovía lo mismo que el movimiento Pentecostal y Carismático, las mismas doctrinas falsas sin fundamento en las Escrituras, pero además ellos desde sus inicios negaban tener ninguna relación con estos movimientos, haciéndose así muy atractivo para aquellos evangélicos y fundamentalistas que no querían llevan la etiqueta de ninguno de estos grupos debido a sus pervertidas doctrinas y prácticas.

      La fuerza de este nuevo movimiento vino principalmente de la influencia de diferentes libros que estaban circulando ampliamente y de las muchas conferencias que John Wimber, fundador de la Comunión Cristiana de la Viña, y Peter Wager, del Seminario Teológico de Fuller, y del Instituto del Crecimiento de la Iglesia, habían dado a diferentes grupos evangélicos alrededor del mundo.  Estos dos hombres se influenciaron mucho el uno al otro, y mientras experimentaban con diferentes enseñazas y prácticas relativas a "sanidades, milagros, señales y maravillas", fueron muy pronto más allá de los errores pentecostales y carismáticos.  Según manifestaban el exorcismo de los así llamados "espíritus territoriales" era esencial para poder asumir la tarea de la evangelización mundial; y que Dios había restablecido los oficios de profeta y apóstol y que aquellos que supuestamente tenían estos oficios estaban recibiendo mensajes directos de parte de Dios para la iglesia, y que ejercían autoridad directa sobre ella.  A esto nuevo movimiento se le conoce como "Evangelismo poderoso", "Evangelismo de Sanidad, Señales, Maravillas y Milagros", o "La Tercera Ola del Espíritu Santo".  Pentecostales, Carismáticos y maestros del "Evangelismo Poderoso" se han fundido ahora en una poderosa coalición que se está diseminado con gran rapidez.  Este movimiento representa un gran peligro para la pureza de la iglesia y del evangelio.

      Muchos otros han tratado ampliamente los peligros del movimiento Carismático y lo erróneo que es bíblicamente.  Nuestro propósito en este tratado es hacer notar de una manera muy breve algunos de los verdaderos peligros de este movimiento para que así el pueblo de Dios pueda ser advertido y alertado de antemano.  Nos damos cuenta que hay muchos creyentes verdaderos de este movimiento.  Pero este hecho no hace menguar de ninguna forma los peligros inherentes que involucra.  Es muy importante que observemos sus principios, doctrinas, y posiciones y no que nos fijemos solamente en los individuos que componen este movimiento.  La Palabra de Dios debe ser la única base para extraer conclusiones no podemos juzgar por relaciones personales o por prejuicios.

I El Movimiento Carismático es peligroso porque:

1. Acepta el uso de lenguas, interpretación de lenguas, visiones, sueños, profecías, etc. como si estos fueron mensajes de Dios a Sus hijos.  Esto es un grave peligro.  Una vez que has aceptado "mensajes extra-bíblicos" no tardarás mucho en empezar a aceptar "mensajes anti-bíblicos".

2. Anima a sus seguidores a permanecer dentro de iglesias protestantes apostatas, al igual que dentro de la Católico-Romanos u otras iglesias que predican y enseñan un falso evangelio, sosteniendo que si el supuesto "don del Espíritu" está presente en falsos sistemas religiosos entonces unirse a ellos es un esfuerzo evangelístico, en adoración, servicio, etc.

3. Vende y fomenta la mayoría de las nuevas versiones y traducciones de la Biblia.

4. Establece un énfasis no bíblica e indebido en la sanidad física.  Cuando oramos por nuestra sanidad no debemos olvidar nunca que dicha sanidad es la prerrogativa de Dios basado sobre aquello que Él sabe que es lo mejor para cada uno de Sus hijos, no basada sobre la "demanda" o "petición" tal y como son las sanidades de los carismáticos.

5. El Carismatismo, al contrario que su predecesor el Pentecostalismo, promueve y anima un espíritu de mundanalidad en la iglesia y en el creyente individual.  En vez de esforzarse para alcanzar verdadera santidad y piedad en la manera de hablar, de vestir, de llevar el pelo, en la música, en las diversiones, etc. el Movimiento Carismático se auto-enorgullece de usar medios mundanos para entretener a los suyos y para atraer a los perdidos.

6. Anima a las mujeres a abandonar el lugar que Dios les ha dado en el hogar y en la iglesia.  Esto produce hogares desordenados y turbulentas iglesias donde las mujeres asumen lugares de liderato en una directa violación a la Palabra de Dios.

7. Fomenta y anima lo que ha sido llamado como "caer bajo el poder", una práctica peligrosa donde ciertos líderes "imponen las manos" a personas causándoles "desmayos y desvanecimientos bruscos para así experimentar el poder".

8. Se gloria en los "milagros", y a veces usan un "milagro" como la base para validar el mensaje de una persona o sus prácticas, a pesar de que ese mensaje o esa práctica no sea Escritura. 

9. Confunde y engaña a los creyentes en cuanto a las enseñanzas de las Escrituras sobre la oración.  Usan Mateo 18:19 como base para las sanidades, bendiciones económicas o soluciones a cualquier problema, pero ignoran lo que Dios dice en 1 Juan 5:14, 15.

10. Promueve peligrosas enseñanzas contrarias a las Escrituras respecto al poder presente de Satanás y la actitud del creyentes hacia este "príncipe de la potestad del aire".  Los líderes carismáticos azotan a sus audiencias con un verdadero delirio cuando hablan de atar a Satanás.

Conclusión:  creemos que el don de "hablar en lenguas" cesó cuando el Canon (regla) de las Escrituras estuvo completo.  Creemos que es erróneo enseñar a los creyentes a esperar o buscar el "bautismo" del Espíritu  Santo.  Creemos que las erróneas enseñanzas del Movimiento Carismático han oscurecido muchas verdaderas y benditas enseñanzas respecto al ministerio del Espíritu Santo.

      Alguien puede preguntar: "¿y qué pasa si el Movimiento Carismático está en lo cierto y es usted el equivocado respecto al hecho de hablar en lenguas? 

      La respuesta es clara:  Si "el hablar en lenguas" es para nuestros días, entonces debe ser practicada y usada según las Escrituras.

      También, los hombres eran los responsables de tener el liderazgo en la iglesia y las mujeres debían someterse a este ministerio capacitado por el Espíritu Santo: ninguna mujer podía hablar en lenguas en las Iglesias.

      Si el movimiento carismático fuera del Espíritu Santo, entonces estuviese ejercitando discernimiento espiritual y llamando a la separación de profetas falsos, iglesias apostatas y prácticas no Bíblicas. (Tomado en parte de un folletos publicado por Ediciones Cristianes Bibliques, Apartat 10.053, 08080 Barcelona-Catalunya, España)

 

 

Creyentes Afligidos

LECTURA: Job 1:1-22

TEXTO: Salmo 46:1-7; Isaías 43:1, 2.

INTRO: Afligimiento, aflicción, afligir:  Causa molestia o sufrimiento físico, angustia moral.  Véase Sant. 5:7-11.

I. Los afligidos:

1. Dios es su:

(1) Refugio, Salmo 27:5, 6; Isaías 25:4; Jeremías 16:19; Nahum 1:7.

(2) Consolación, Isaías 49:13; Mateo 5:4; 2 Cor. 1:3-7.

(3) Protección, Salmo 34:19-22.

(4) Libertador, Salmo 34:4; Proverbios 12:13.

2. Jesucristo:

(1) Está con ellos, Juan 14:15-18.

(2) Los sostiene, 2 Timoteo 4:17; Hebreos 2:14-18.

(3) Da consolación, Mateo 11:28-30.

(4) Los protege, Lucas 21:8-19.

(5) Los libra, Apocalipsis 3:10.

II. Los afligidos deben:

1. Alabar a Dios, Salmo 13:5, 6.

2. Imitar a Jesucristo, Hebreos 12:1-3.

3. Imitar a los profetas, Santiago 5:10.

4. Ser paciente, Romanos 12:9-16.

5. Ser resignado, 1 Samuel 3:15-18.

6. Reconocer la justicia de sus aflicciones, Nehemías 9:31-33.

7. Evitar el pecado, Juan 5:8-14.

8. Confiar en la bondad de Dios, Job 13:15; Sal 71:20, 21

9. Dedicarse a Dios, Salmo 116:5-10.

10. Orar con frecuencia, Salmo 50:7-15.

III. Ejemplos de aflicción:

1. José, Génesis 39:20.

2. Moisés, Hebreos 11:24-26.

3. Job, Job 1:20-22.

4. David, 2 Samuel 12:13-23.

5. Pablo, Hechos 21:13.

6. Los Apóstoles, 1 Corintios 4:13 (fin)

 

¿Es Jesucristo El Señor De Su Vida?

TEXTO: Los Hechos 9:1-6

INTRO: Mucha gente no acepta lo que la Biblia dice. Especialmente acerca de la posición de Jesucristo en la vida del creyente.  Los "mormones" dicen que Él fue "un gran hombre"; los "testigos" dicen que Él fue "un ser creado".  Pero, ¿Qué dicen las Escrituras?

I. Dicen que Él debe ser el Señor (Dueño, el que tiene dominio y propiedad sobra una cosa) de nuestras vidas, Los Hechos 9:1-6; 2:36.

1. El testimonio de tres personas quienes dijeron que Él es el Señor:

(1) La madre de Juan el Sumergidor, Lucas 1:43.

(2) Tomás, Juan 20:28.

(3) Pablo, Filipenses 3:8.

2. El testimonio del mismo Señor.:

(1) Lo declaró a Sus discípulos, Juan 13:13-15.

(2) Lo declaró a Sus críticos, Juan 10:24-26.

II. ¿Es Jesucristo el Dueño de su vida?

1. Si Él es, usted debe confesarle así, Romanos 10:9, 10.

2. Si Él es, usted será guiado por Su Espíritu Santo a confesarle así, 1 Corintios 12:3.

3. Si Él es, usted será guiado por Él, Filipenses 3:8.

III. Si Jesucristo es el Dueño de su vida ¿por qué usted tiene tantos problemas con:

1. El uso de tabaco o drogas.

2. La glotonería.

3. La pornografía.

4. No contribuyendo a la obra del Señor.

5. Hablando exactamente como los incrédulos.

6. No testificando de Él.

7. No tiene tiempo para Él en su vida.

8. Dificultad a perdonar a otros.

9. Resistirse a a ser sumergido, o ser miembro de la asamblea.   (fin)

 

El Carácter Genuino De Una Fe Que Salva

TEXTO: 2 Corintios 13:5

INTRO: Nadie puede juzgar el corazón de otra persona.  Esta es la obra de Jesucristo.  Por eso las Escrituras nos animan a examinar nuestro corazón para probar nuestra fe.  Las cualidades dadas en la primera parte son, con frecuencia, equivocadas como la prueba de salvación.  En realidad, no son pruebas sólidas.

I. Evidencias que no prueban ni refutan la fe de uno:

1. Moralidad visible, Mateo 19:16-21.

2. Conocimiento intelectual de las Escrituras, Romanos 1:21; 2:17-24.

3. Envolvimiento religioso, Mateo 25:1-13.

4. Ministerio activo, Mateo 7:21-23.

5. Convencimiento de pecado, Los Hechos 24:25.

6. Certidumbre, Mateo 23:13-23

7. Fecha de decisión, Lucas 8:13, 14.

II. La prueba del fruto producido muestra una salvación genuina:

1. Amor a Dios, Salmo 42:1-11; 73:25; Lucas 10:27.

2. Arrepentimiento de pecado, Salmo 32:5; Proverbios 28:13; Romanos 7:14-25; 1 Juan 1:8-10.

3. Humildad genuina, Salmo 51:7; Mateo 5:1-12; Santiago 4:6-10.

4. Devoción a la gloria de Dios, Salmo 105:3, 115:1; Isaías 43:7; 48:10, 11; Jeremías 9:23, 24; 1 Cor. 10:31.

5. Una vida dada a la oración, Lucas 18:1; Efesios 6:18; Filipenses 4:6-9.; 1 Timoteo 2:1-4; Santiago 5:16-18.

6. Amor desinteresado, 1 Juan 2:9-17; 3:4; 4:7-21.

7. Separación del mundo, 1 Corintios 2:12; Santiago 4:4-17; 1 Juan 2:15-17; 5:5.

8. Crecimiento espiritual, Lucas 8:15; Juan 15:1-6; Efesios 4:12-16.

9. Viviendo una vida de obediencia, Mateo 7:21; Juan 15:14-27; 1 Pedro 2:21,22; 1 Juan 2:3-5.

Conclusión: Las cualidades dadas en la lista segunda son evidencia verdadera, conclusiva de una fe cristiana.  Si la primera lista es verdad en una persona, pero la segunda es falsa, hay que cuestionar la validez de su profesión.  Si la lista segunda es verdadera, entonces la primera lista será verdad también. (fin)

 

Promesas

TEXTO: 2 Pedro 1:3, 4

INTRO: Lo que sigue son algunas de las promesas dadas al creyente por nuestro Padre Eterno para dar consolación, estabilidad y seguridad a todos los que creen en Él para obtener vida eterna, Juan 5:24.  Nótese que todas de estas promesas son eternas.

1. Amor eterno, Jeremías 31:3.

2. Salvación eterna, Isaías 45:17.

3. Justicia (posición correcta con Dios) eterna, Salmo 119:142.

4. Pacto eterno, Isaías 55:3.

5. Misericordia eterna, Isaías 54:8.

6. Alegría perpetua, Isaías 35:10.

7. Consuelo eterno, 2 Tesalonicenses 2:16.

8. Camino eterno, Salmo 139:24.

9. Memoria eterna, Salmo 112:6.

10.  Señal eterna, Isaías 55:13.

11. Vida eterna, Juan 6:47.

12. Luz eterna, Isaías 60:19, 20.

13. Brazos eternos, Deut. 33:27.

14. Roca eterna, Isaías 26:4.

15. Reino eterno, 2 Pedro 1:11.

16. Testimonios eternos, Salmo 119:144.

17. Palabra eterna, Isaías 40:8.

18. Dios eterno, Salmo 90:2  (fin)

 

Cosas Que Tienen Valor

1. Fe en Dios, Marcos 11:22.

2. Vida eterna, Juan 3:36.

3. La luz de vida, Juan 8:12.

4. Los mandamientos del Señor, Juan 14:21.

5. Gozo de Jesucristo, Juan 17:13.

6. Esperanza en Dios, Los Hechos 24:15.

7. Conciencia sin remordimiento, Los Hechos 24:16.

8. Paz con Dios, Romanos 5:1.

9. Acceso por fe, Romanos 5:2.

10. Las primicias del Espíritu Santo, Rom. 8:23.

11. El Espíritu Santo, 1 Corintios 6:19.

12. Una casa no hecha de manos, 2 Cor. 5:1.

13. Las promesas de Dios, 2 Corintios 7:1.

14. Todas las cosas, 2 Corintios 9:8.

15. Redención por medio de la sangre, Efe. 1:7.

16.Acceso al Padre, Efesios 2:18.

17. El deseo de partir y estar con el Señor, Fili. 1:23.

18. El mismo amor, Filipenses 2:2.

19. Promesa para la vida presente y la venidera, 1 Timoteo 4:8.

20. Un gran Sumo Sacerdote, Hebreos 4:14.

21.  Un fortísimo consuelo, Hebreos 6:18.

22. Esperanza como ancla del alma, Heb. 6:19.

23. Confianza para entrar en el Lugar Santísimo, Hebreos 10:19.

24. Comunión con Jesucristo, 1 Juan 1:6.

25. Comunión unos con otros, 1 Juan 1:7.

26. Abogado para con el Padre, 1 Juan 2:1.

27. Confianza en el día de juicio, 1 Juan 4:17.

28. Las peticiones que le hayamos hechos a Dios, 1 Juan 5:15  (fin)

 

Nuestro Estado Por Nuestra Naturaleza

1. Somos pecadores, Romanos 3:9-23.

2. Somos muertos por el pecado, Romanos 5:12.

3. Todos estamos bajo el pecado, Gálatas 3:22.

4. Somos hijos de ira, Efesios 2:1-3.

5. Todos somos inmundos, Job. 14:4.

6. Todos somos sucios, Isaías 64:6.

7.  Somos concebidos en pecado, Salmo 51:5.

8.  Continuamos en la maldad, Génesis 6:5.

9.  Somos perversos, Jeremías 17:9.  (fin)

 

      Esta revista es una obra de amor por parte de James Alvino Nelson y su esposa  Janet Eva. Son miembros de la Asamblea Bautista "El Mesías" de Wichita, Kansas  EE. UU. Es enviada gratis cada mes.  Usted puede recibirla por e-mail:  jnel@twinvalley.net

     

Hojas de Oro

304 Westfall Street

Beverly, Ks. 67423 EE.UU