41 años de publicación gratis

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

“...que contendáis por la fe...” (Judas 3)

Año XXXXI, No. 2                          FEBRERO                                            2011

 


Índice:

…Los que siguen a Benny Hinn.

…Las muchas caras del “pillo” Benny Hinn.

…Los mormones. Errores doctrinales.

Bosquejos maestros de la Biblia (XII parte).

Bosquejos maestros de la Biblia (XIII parte).

Por qué soy Bautista No Conformista (IV parte, cont.).

Por qué soy Bautista No Conformista (V parte, final).

Lección 12: Tratando con el pecado.

Lección 13: La libertad en Cristo.

…La palabra “Jehová”.

…Los así llamados “Testigos de Jehová”.

…Algunos errores de los “Adventistas del Séptimo Día”.

…¿Es bíblico el movimiento carismático?

…Respuesta a una carta.

…La vida transformada (I parte).

…La vida transformada (II parte).

....El Infierno

 

Los que siguen a Benny Hinn son mentirosos, engañadores y fraudulentos.

    Estoy cansado de escuchar: “¿Has visto al hermano Benny Hinn haciendo sus milagros?” Sí, he visto, por curiosidad, el “show” que presenta tal hombre, lleno de decepción y engaños. No existen tales curaciones, todo es un fraude que ha sido demostrado una y otra vez. Pero, porque ese “show” recauda mucho dinero, y porque gente desconocedora de las Escrituras envían sus ofrendas, ese hombre muy rico sigue con sus engaños y se aprovecha de la ignorancia.

    Pero, no solo Hinn, sino que miles de predicadores pentecostales  tratan de hacer lo mismo, enseñando la mentira de que hay sanidad si se tiene “fe”.

    Estos predicadores pentecostales predican la mentira de que uno no puede estar seguro de su salvación, que hay que hablar en lenguas para mostrar que se ha recibido al Espíritu Santo, que hay sanidad disponible, que Dios no quiere que Sus hijos sigan en la pobreza, que hay salud y prosperidad en todo.

    Oh, mi hermano que predicas la verdad, ¿has tomado una posición firme contra tales mentiras? Un día tendrás que dar cuenta al Señor Jesús. Es tu deber alertar a tu congregación acerca de tales mentiras. ¡Algunos de ustedes tuvieron compañerismo con esa gente hasta el punto de invitarlos a predicar en su congregación! ¡Esto no debe ser! (Amós 3:3).

    Por las cadenas de televisión, día tras día y noche tras noche, la pantalla se llena con el “Obispo Fulano, un hombre ungido por el Espíritu Santo”,  el “reverendo” y “profeta” tal, o con mujeres que “predican” y prometen paz y prosperidad a los que envíen una “semilla”, es decir, una ofrenda que supuestamente te hará crecer y volverte rico.  Bueno, los ricos son los hombres y mujeres que prometen “riquezas” y viven en palacios, manejan lujosos automóviles y hasta tienen sus propios aviones, etc., todo a partir de personas ignorantes que han sucumbido a sus mentiras.

    En cada país de América Central, América del Sur, etc., están estos engañadores realizando sus campañas gigantes en los estadios, recibiendo miles y miles de ofrendas cada noche, vendiendo libros, discos, etc.

    ¡Escucha! Abre tus ojos y lee lo que la Palabra dice en Jeremías 5:31; 14:14; 23:16; Deuteronomio 13:5; 18:20-22; Ezequiel 13:1-8; 22:28; Mateo 7:15-20; 24:11; Marcos 13:22; 1 Timoteo 4:1-3; 6:3-5; 2 Timoteo 4:1-4; Tito 1:10-16; 2 Pedro 3:1-3. (Fin)

 

Las muchas caras del “pillo” Benny Hinn.

     Después de diferentes apariciones de la famosa payasada “matando en el Espíritu” del tele-evangelista Benny Hinn, durante las cuales muchedumbres de personas se caen, la pierna de una joven fue gravemente dañada y una anciana murió de complicaciones de una cadera rota. Su familia lo demandó por 15 millones de dólares, y Benny Hinn lo arregló fuera del tribunal por una cantidad sin revelar.

      Hinn ha engañado en más de una oportunidad durante sus cruzadas al usar actores contratados que pretendían ser impedidos físicos, y que luego aparentaron estar curados a pesar de las promesas anteriores de Hinn de no televisar las curaciones hasta que estas fueran confirmadas médicamente. Los que realmente estaban enfermos y habían sido declarados como curados fueron televisados. Los reporteros descubrieron, caso tras caso, que ninguno de ellos realmente había sido curado. Estos incluían media docena de pacientes de SIDA, varios niños sordos o ciegos, un adoles-   2.    cente cuadripléjico y una mujer con cáncer que dejó su quimioterapia y murió dos meses más tarde. Los reporteros no pudieron encontrar una sola curación verificable, aunque en una fría entrevista una mujer con esclerosis múltiple anunció con serenidad que había discontinuado su medicación porque creía, gracias a Hinn, que su sanidad llegaría en cualquier momento. (Fin)

 

Los mormones. Errores doctrinales.

Los mormones tienen sin duda cosas buenas. Suelen ser trabajadores, organizados, persistentes, educados en su trato y rechazan muchos vicios. Al analizar la doctrina de la secta no deseamos atacar a sus miembros, sino tan solo advertir sus errores para el bien de las almas de los verdaderos creyentes. No pretendemos enumerar aquí todos los errores sino tan solo los suficientes para que el lector comprenda la naturaleza de la secta.

Error #1: Dios se hizo a Sí mismo con su esfuerzo personal.

Error #2: Hay muchos dioses que organizan los cielos y la tierra.

Error #3: Los dioses tienen esposas celestiales con las que multiplican sus hijos en el otro mundo. 

Error #4: Para crear al hombre Dios vino a este mundo como Adán, con cuerpo celestial, y se trajo una de sus esposas, Eva.

Error #5: Adán es nuestro Padre y Dios. El único Dios con que tenemos que lidiar.

Error #6: Encima de Adán está Yahvé, y encima de Yahvé, Elohim, que es el más grande de todos los dioses. 

Error #7: El alma humana existe aún antes de que la persona sea engendrada. Al nacer se correría un velo que nos haría olvidar nuestra vida anterior junto a Dios.

Error #8: Los miembros de la raza negra son descendientes de Caín y llevan sobre sí la maldición. La esclavitud es institución divina. 

Error #9: Tanto el fundador como sus colaboradores enseñaban y practicaban la poligamia. Brigham Young tuvo por lo menos 21 esposas; Haber Kimbal: 46. 

Error #10: La doctrina puede ser cambiada según dicte el estado. Hinckley, líder actual (2004) de los mormones, explica el cambio de la doctrina de la poligamia: “Al final de la década de 1880, el Congreso (de USA) decretó varias medidas prohibiéndola. Cuando la Corte Suprema declaró estas leyes constitucionales, la iglesia indicó su voluntad de acceder. No podía hacer otra cosa en vista de su enseñanza básica sobre la necesidad de obedecer la ley del país. Eso fue en 1890. Desde entonces, los oficiales de la iglesia no han contraído matrimonios plurales y los miembros que han entrado en esas relaciones han sido excomulgados”.

    Antes del cambio, los mormones no solo toleraban la poligamia sino que enseñaban que era una “revelación” buena para los “de carácter más alto que habían demostrado ser capaces de mantener a más de una familia”. (La Sección 132 de Doctrina y Alianzas lleva como subtítulo oficial lo siguiente: “Revelación dada por medio de Joseph Smith el Profeta, en Nauvoo, Illinois, registrada el 12 de julio de 1843, en relación a la nueva y eterna alianza que incluye la eternidad de la alianza matrimonial, también pluralidad de esposas”).

      Sin embargo esta doctrina fue descartada cuando los Estados Unidos amenazaron con negarle a Utah entrar en la unión como estado. Del mismo modo, cuando el gobierno federal los presionó, los líderes mormones recibieron una “revelación” que le permitió la entrada a los negros en el sacerdocio mormón.    

Error #11: Prácticamente nadie se quedará en el infierno para siempre. Fuera de Satanás y sus demonios y quizás una media docena de pecadores notorios, toda la humanidad irá a la gloria celestial.

Error #12: Hay tres cielos.  El cielo inferior está poblado por adúlteros, asesinos, ladrones, mentirosos y otros malhechores. Estos comparten una gloria y felicidad imposible de imaginar. Sus pecados han sido perdonados.

      El cielo del medio contiene almas y cuerpos de los que no son mormones y de mormones que fueron deficientes en su obediencia a los mandamientos de la iglesia.

      El cielo superior es para los mormones devotos que se convertirán en dioses y gobernarán sus propios universos. Teniendo sus esposas e hijos “sellados” para ellos en una ceremonia de su templo, estos hombres dioses procrearán billones de espíritus y los pondrán en futuros cuerpos físicos. Estos hijos futuros adorarán a sus padres dioses, obedecerán los mandamientos mormones y eventualmente tendrán su lugar en la progresión eterna de su propia deidad.

Error #13: Desconocen la doctrina que recibimos de Jesucristo por medio de los Apóstoles.

¿Cómo se puede explicar que tantos sigan esta secta?

     Los errores de las sectas se multiplican por la oscuridad espiritual en que viven tantas personas y por el hambre de encontrar sentido a la vida.  Muchos también desean pertenecer a un grupo con relaciones fuertes. Los mormones han crecido mucho por su tenacidad proselitista que incluye tocar de puerta en puerta. 

     No podemos seguir indiferentes cuando que tantos van al abismo del error. Por la fe en Cristo somos llamados y capacitados para evangelizar y de ello se nos pedirá cuenta. (Fin)

 

Bosquejos maestros de la Biblia (XII parte).

TEMA: Satanás (parte final).

VII. Satanás, su morada presente y eterna (Job 1:6-12).

1. Las Escrituras enseñan que Satanás en su creación original fue puesto junto a los “querubines protectores” (Ezequiel 28:14) como un “ser espíritu”, un mensajero perfecto.  3.    Pero aquel mensajero pecó contra Dios y fue expulsado, v. 16. Véase Isaías 14:12; Lucas 10:18.

(1) Aunque no entendemos, Dios, en Su voluntad soberana, le permite a aquel mensajero acceso hasta Su misma presencia.

2. La morada presente de Satanás no está en el “infierno”, sino entre las estrellas o sobre esta tierra (Job 1:6-12). Al no ser omnipresente, no puede estar en más de un lugar a la vez, pero tiene millones de sus mensajeros caídos (demonios) que envía a cualquier lugar o persona a quien quiere tentar.

3. Satanás llegará a su morada eterna en tres etapas:

(1) Durante los siete años de la Gran Tribulación (que ha de venir todavía) él y sus demonios serán echados de su morada entre las estrellas y estarán aquí sobre esta tierra (Apocalipsis 12:7-12).

(2) Al terminar los siete años, y en el principio de los mil años del reino de Jesucristo sobre esta tierra, Satanás será prendido y arrojado al abismo en el mundo invisible (no el Gehenna, que es el Lago de Fuego) por mil años (Apocalipsis 20:1-3).

(3) Terminando los mil años, le es permitido salir por “poco tiempo” para captar a aquellos que han vivido durante el Reino de Justicia de Jesucristo, pero que nunca le recibieron como su Salvador.

A. Esta gente (nacida durante los mil años) no arrepentida, se decepcionarán por la obra del diablo y serán como “...la arena del mar...” en número, y van a seguir a Satanás en contra de la “...ciudad amada...” (Jerusalén) (Ap. 20:9).

B. Este será el último intento de Satanás para vencer a aquella ciudad y sentarse sobre el trono en el templo de Dios como un “rey”.  Pero, el fuego de Dios descenderá y lo consumirá con todos sus demonios, y serán echados al Lago de Fuego, el Gehenna (infierno) final y eterno, donde estarán “Aquel Hombre de Pecado” (el anticristo) y el Falso Profeta (los dos seres humanos que Satanás usó para cumplir su voluntad durante los siete años de la Gran Tribulación) (Apocalipsis 20:7-10).

VIII. Satanás y la muerte de Jesucristo (Juan 12:31).

1. Durante Su ministerio, Jesucristo habló de Su crucifixión y dijo: “...ahora el príncipe de este mundo será echado fuera...”. Aquí tenemos nuestra Declaración de Liberación.  Por medio de Su muerte Jesucristo derrotó a Satanás, el gran enemigo de los creyentes, y liberó a cada uno de nosotros de aquella esclavitud (1 Juan 5:18).

2. Por esta razón, desde la muerte de Jesucristo, el diablo no tiene poder para destruir al creyente, ni hacerle esclavo (Job 42:10).

3. En la cruz, cada cadena fue rota y todas las acusaciones del diablo contra nosotros son como “mentiras” ante nuestro Padre Celestial (1 Juan 3:8). (Continuará)

 

 

Bosquejos maestros de la Biblia (XIII parte).

TEMA: Los demonios.

INTRO: El tema “demonología” está bien explicado en las Escrituras. Jesús habló de los demonios y hasta los mandó a salir de Su presencia. Los demonios (griego DAIMON) son espíritus sin cuerpos, mensajeros caídos que pertenecen a Satanás quien es su rey.

    Hay solamente un diablo (Satanás) pero un sinnúmero de demonios, véase 2 Corintios 2:11.  Es verdad que Satanás y sus muchos demonios van a abofetearnos. Véase Efesios 6:11, 12.

    La defensa que el creyente tiene contra Satanás y sus muchos demonios es el conocimiento de Las Escrituras, y luego hacer como el Señor en Mateo 4:4.

    La identidad de los demonios, Judas 6. Son mensajeros creados perfectos por Jesús (Colosenses 1:16) con la habilidad de escoger entre lo bueno y lo malo. Ellos escogieron seguir a Satanás.

I. Hay dos divisiones de estos mensajeros caídos: (1) Aquellos que pecaron y ya están encarcelados (2 Pedro 2:4). (La palabra “infierno” no es la traducción correcta sino TARTAROS y que se usa solamente aquí, el lugar más profundo del “mundo invisible”, o sea, el Sheol o Hades. El Espíritu Santo motivó a Pedro a usar esta palabra para explicar que aquellos demonios están encarcelados esperando su juicio final (1 Corintios 6:3) para recibir su tormento final en el Lago de Fuego, es decir, el “infierno final”, Apocalipsis 20:10). (2) Y están los mensajeros que sirven a Satanás. No sabemos por qué, véase Deuteronomio 29:29.

(1) Aquellos demonios son “espíritus inmundos” y pueden poseer a los incrédulos (Mateo 12:43-45).

(2) Son seres inteligentes y pueden hablar por medio de las personas que han poseído (Lucas 4:31-37).

(3) Tienen fuerzas sobrenaturales (Marcos 5:1-4).

(4) El creyente no  puede pelear contra ellos, tiene que usar la Palabra (Efesios 6:11-17; 1 Juan 4:4; Stg. 4:7, 8).

II. Los demonios son los siervos de Satanás (Mateo 12:24).

1. Él es su “príncipe” (2 Corintios 4:4) y los usa para guardar a los incrédulos en incredulidad hasta que el Espíritu Santo haga una obra en sus corazones (Hebreos 1:3 “...con la palabra de poder...”)

2. Satanás y sus demonios son falsificadores. Pueden influir sobre los creyentes y usarlos para destruir la unidad de una asamblea. Véase lo que Pablo dijo en 1 Co. 10:20, 21.

3. Pablo le avisó a Timoteo sobre el poder tremendo de los demonios (1 Timoteo 4:1-5). Hermanos: hay que estudiar bien cada punto en estos versículos.

4. El fin de Satanás, de todos los demonios y los incrédulos será el Lago de Fuego, el “infierno” final (Ap. 21:8).

III. Los demonios y su obra (2 Corintios 12:7-10  “...aguijón... un mensajero de Satanás...”).

4.   1. Los espíritus inmundos no pueden entrar y poseer al creyente, pero pueden influir en sus vidas y hacerles difícil el permanecer en la voluntad de Dios.

2. Hay razones por las que Dios permite que el creyente sea atacado por los demonios. En el caso de Pablo él aprendió que no era el plan de Dios libertarlo del ataque, sino darle fuerzas para soportarlo, v. 9.

3. Pabló aprendió una lección valiosa, vs. 9, 10.

4. Sí, los demonios afligen al pueblo de Dios, Lc. 13:10-17.

5. Los demonios resisten a los siervos de Dios, Ef. 6:10-12.

6. Hacen milagros, Apocalipsis 16:13, 14.

7. Pueden, en ocasiones, poseer los cuerpos de los incrédulos y de los animales, Lucas 8:26-39.

VI. Los demonios: Su potencia, Marcos 5:1-20.

1. Aquel hombre tenía la fuerza de varios, v. 4, porque un montón de demonios lo había poseído, v. 9.

2. Satanás y sus demonios son “religiosos”, por esto ten cuidado en no relacionarte con grupos ocultos, religiones falsas, o aun los que se dicen ser “cristianos”: mormones, Testigos, etc.  Todos estos tienen una cosa en común: niegan la deidad de Jesús, véase 1 Juan 4:1-16. Tómate el tiempo para estudiar Deuteronomio 18:9-22. Ten cuidado con cada secta falsa (Luz de Mundo, La Ciencia Cristiana etc.), 2 Corintios 6:14-18.

3. El creyente no debe tener contacto con:

(1) Los que hacen adivinación, Ezequiel 13:6-8.

(2) Los brujos, 1 Samuel 28:7-20.

(3) Los médium, Deuteronomio 18:9-12.

V. Los demonios... su juicio futuro, 1 Corintios 6:3. Tú y yo, como creyentes, vamos a juzgarlos en el futuro.

1. Dios ha de juzgar a Satanás y a los mensajeros caídos, unos ya están en la prisión de las tinieblas, esperando su castigo final en el Lago de Fuego, Judas 6.

2. Otros, incluyendo a Satanás, les ha sido permitido el continuar su obra de maldad, acusando a los creyentes delante de Dios, peleando contra ellos y oponiéndose a la voluntad de Dios en sus vidas.

3. Satanás, el “dios” (objeto de adoración) de este sistema mundial, es el líder de los mensajeros caídos y ellos siempre hacen su voluntad, Mateo 12:24.

4. El acto final de Jesucristo, el cual terminará los juicios sobre Satanás y todos los demonios, será compartido con nosotros los redimidos, Mateo 25:41.

(1) ¿Cuándo será aquel día de juicio, el “...juicio del gran día...” Judas 6, “...El Día del Señor...” Isaías 2:12-22?

A. Será un día para establecer paz y justicia en todo el mundo, Mateo 25:31- 41.

B. Aquel día de juicio es el principio del juicio del gran día, ya que el fin del juicio no vendrá hasta que Jesucristo haya terminado Su reino terrenal de mil años sobre esta tierra.

C. Durante aquellos mil años (el reino terrenal de Jesús sobre esta tierra) Satanás y sus demonios estarán encadenados, pero al fin serán sueltos para captar a las miles de personas que hayan nacido sobre la tierra durante aquel tiempo, y hayan rechazado el mensaje de salvación a través del sacrificio de Jesucristo, Apocalipsis 20:1-3, 7-9.

D. A aquel juicio de los mensajeros caídos le precederá el Juicio del Gran Trono Blanco de los incrédulos al terminar los mil años, Apocalipsis 20:10.

E. Por eso concluimos que Satanás y todos sus mensajeros caídos serán juzgados por Jesucristo y los creyentes cuando termine Su reino de mil años, y antes del comienzo del Juicio del Gran Trono Banco para todos los incrédulos de todas las Edades desde Caín en adelante. (Fin)

 

Por qué soy Bautista No Conformista (IV parte, continuación).

(Adaptado del libro escrito por H. B. Taylor)

VII. El nombre “Bautista No Conformista” es un nombre exclusivo (que excluye o puede excluir). Jesucristo, que fundó la primera asamblea Bautista con los discípulos sumergidos por Juan, nunca abrió las puertas de Su asamblea para incluir a todo el mundo y a los perros (Apocalipsis 22:15 “perros” = no animales, sino gente de carácter malo).

1. Pablo instruyó la asamblea de Corinto a no participar en una Cena con los que causan disensiones (1 Corintios 11:18, 19). Dios nunca intentó que una asamblea Bautista fuera una “…multitud de toda clase de gente…” (Éxodo 12:38). Durante los siglos pasados cuando la asamblea le permitió a los inconversos ser miembros, pronto aquella asamblea dejó de ser una asamblea del Señor. Solo llegó a ser una “iglesia” llena de gente incrédula.

    Sí, el nombre “Bautista No Conformista” significa limpieza y separación. Limpieza en la vida diaria del creyente y separación del mundo.

      Conclusión: Hermanos, continuemos con la pura enseñanza de las Escrituras para mantener “la fe que fue entregada una vez a los santos”.

 

Por qué soy Bautista No Conformista (V parte, final).

TEMA: Peculiaridades bautistas.  

TEXTO: Tito 2:14.

INTRO: La palabra “propia” en el texto griego es PERI­OUSIOS y puede ser traducida como “especial” o “peculiar”, en el sentido de que el creyente en Cristo Jesús es una persona singular,  particular. Podemos decir que somos un pueblo seleccionado por Dios de las demás personas de este mundo para Su  po­sesión.

    El creyente es una persona escogida por Dios para ser diferente a los demás pueblos y naciones, una per­sona con hábitos especiales y con características distintas.    

    De veras, como pueblo de Dios somos muy dife­rentes de las demás personas del mundo. Por eso debemos vivir diferente, hablar diferente, tratar diferente (Lucas 12:51).

5.   I.  ¿Por qué somos “peculiares”?

1. Porque las Buenas Noticias que predicamos son algo único. Entendemos que somos salvos del infierno por la gracia de Dios y no por ningunas ob­ras que hayamos hecho. Hay poca gente en el cristi­anismo que cree esto. Casi todos dicen que uno tiene que cumplir con algo para agradar a Dios a fin de ser salvo.

1.  La predicación de las Buenas Noticias comenzó por el primer predicador bautista, Juan el Sumergidor (Mr. 1:1-4). El primer sermón “evangelístico” fue predica­do por un predicador bautista. Hasta hoy nosotros predicamos el mismo mensaje sin variación. Pablo dijo que hay una sola Buena Noticia y que la persona que no predica el mensaje de Juan el Sumergidor no está pre­dicando la verdad (Gá. 1:7, 8). Si Dios dio al mundo las Buenas Noticias por parte de un predicador bautista, es nuestro deber continuar predicando la pureza del mensaje de la gracia de Dios.

2. La inmersión en agua es una parte de las Buenas Noticias (1 Corintios 1:17). Oh sí, practicamos la inmer­sión para los que se han arrepentido y han recibido a Jesu­cristo como su Salvador, pero no practicarnos la inmer­sión con la idea de que hay algo salvador en el acto. Tene­mos que pelear día tras día con los falsos (y hay muchos) que dicen que uno tiene que ser “bautizado” para ser salvo. ¡Qué error!

II.  Porque nuestra asamblea es una asamblea “Única”.

1. Cuando Jesucristo fundó la EKKLESIA la llamó “...Mi asamblea...” (Mateo 16:18) y fue una asamblea bautista ya que todos los primeros miembros han sido su­mergidos por Juan el Sumergidor. En 1 Corintios 12:28 leemos que los Apóstoles eran los “primeros” en aquella asamblea en Jerusalén y se nombran en Lucas 6:13­-16. Luego en Hechos 1:22 encontramos que nadie puede ser un “apóstol” si no había sido sumergido por Juan el Sumer­gidor.

2. Por eso, la primera asamblea fue una asamblea bau­tista porque Jesucristo la comenzó, Él re­conoció a Juan el Sumergidor como uno “enviado de Di­os” y se identificó a Sí Mismo con Juan al ser sumergido por Juan.

(1) La primera asamblea bautista fue fundada en el ti­empo correcto: durante el ministerio de Jesucristo. Si su “iglesia” no tiene tal raíz, ¡NO ES DEL SEÑOR! Nosotros somos las únicas, entre todas  las “iglesias” y denominaciones, que podernos decir esto. Todas las  demás “iglesias” tuvieron su comienzo años más tarde siendo fundadas por hombres (o mujeres).

(2) La primera asamblea bautista fue fundada en el lu­gar correcto, es decir, en la tierra de Palestina. Las de­más “iglesias” tienen sus comienzos en varias partes del mundo, no en Palestina.

(3) La primera asamblea bautista fue fundada por la Persona correcta, el Señor Jesucristo. Todas las  “iglesias” se sienten orgullosas de decir: “Tal y tal es el fundador de nuestra iglesia”. No sucede así con nosotros.

(4) La primera asamblea bautista fue fundada con ma­terial correcto: gente salva, redimida, nacida de arriba, y luego sumergida por Juan el Sumergidor. Este es el modelo que hemos seguido durante casi dos mil años. No es así en las “iglesias” de las distintas denominaciones.

III. ¿Por qué somos peculiares? Porque enseñamos que antes de que una persona sea sumergida tiene que dar abierta­mente, públicamente, su testimonio de que se ha arre­pentido de sus pecados y ha recibido a Jesucristo como su Salvador.

1. Porque somos los únicos, entre muchas organi­zaciones religiosas, que decimos que el creyente tiene que dar testimonio abiertamente de Su salvación antes de ser su­mergido. Esta es la razón por la cual no practicamos la inmer­sión de niños. Siendo que la salvación no depende del acto de inmersión, no hay razón para sumergir a un niño. El niño tiene que tener edad suficiente para entender que la inmersión es un acto de obediencia, a fin de mostrar exteriormente lo que ha pasado en su interior.

2. Porque siempre hemos dicho: “Salvación ante in­mersión” y, sin el derramamiento de sangre, no hay salva­ción. En el A.T. podemos ver el tipo de redención mos­trada a través de la sangre (Éxodo 12:1-4). La sangre hizo dos cosas: Protegió a la gente de la ira de Dios, y las libertó de la esclavitud de Egipto, (1 Corintios 10: 1-11). Con esta ilustración podemos ver que el versículo en Hechos 2:38 debe ser traducido correctamente: “...arrepentíos y sean sumergidos cada uno de vosotros en el Nombre de Je­sucristo a causa del (sobre la base del) perdón de vuestros pecados”.

IV. ¿Por qué somos individualistas? Nunca sumergimos los niños por la fe de sus padres. Cada persona: ni­ño, joven o adulto, tiene que arrepentirse de sus pecados por sí mismo, tiene que creer en la obra final de Jesucristo en la cruz por sí mismo, y tiene que entrar en el agua para ser sumergido por su propia voluntad.

1. Jesucristo fue un individualista. Él enseñó que es me­jor  dividir un hogar que desobedecer las Escrituras (Mateo 10:32-39). Note Marcos 8:34-38; 10:29-32.

2. Creemos que cada persona tiene que obedecer a Je­sucristo sin importarle el costo (1 Samuel 15:22, 23).

V. Soy Bautista No Conformista porque creo que los 66 Libros de nuestra Biblia son la Palabra completa y final de Dios. Nosotros somos el pueblo del Libro. Las Escri­turas son las palabras finales de cada tema y no hay apelación (Juan 10:35; Mateo 5:17,19).

CONCLUSIÓN: Sí, de veras, los Bautistas No Confor­mistas son un pueblo peculiar porque los fundamentos de todas sus enseñanzas son tomados de las Escrituras. Por eso, ca­da creyente debe decirle a Satanás lo mismo que Jesús le dijo: “...escrito está...”. (Fin)

 

 

6.   LECCIÓN 12: TRATANDO CON EL PECADO.

(Por Alfonso Alvizú Cantera)

“¿Cómo puedo vencer al pecado en mi vida?”

INTRO: Un predicador dijo una vez que cuando una persona salva comienza a batallar con el pecado en su propia vida, entra en una lucha tan intensa que hace que la segunda guerra mundial parezca como un día de campo. Esta verdad no es tan evidente para el recién convertido, pero al ir creciendo, uno se da más cuenta de la intensidad de la lucha.

    Como vimos brevemente en la lección uno, cuando aceptaste a Cristo, empezaste a vivir dos personalidades. Tu viejo hombre a la imagen de Adán tiene una naturaleza pecaminosa, y tu nuevo hombre en Cristo Jesús tiene la imagen de Dios. Esta lección se ha diseñado para ayudarte a combatir la naturaleza de pecado de tu viejo hombre.

l. ¿Qué es el pecado?

A. Es quebrantar la ley de Dios, 1 Juan 3:4.

B. “Toda injustica es pecado”, 1 Juan 5:17.

C. Todo lo que no se hace con fe es pecado, Romanos 14:23.

D. “Al que sabe hacer lo bueno y no lo hace, le es pecado...”, Santiago 4:17.

II. ¿Por qué pecamos?

A. Pecamos porque hemos heredado la naturaleza pecaminosa de Adán, Romanos 5:12; 1 Corintios 15:45-49.

B. Pecamos porque la vieja naturaleza nos arrastra al pecado,  Santiago 1:13, 14; Romanos 7:14-25.

C. Pecamos como resultado de la tentación en tres áreas delineadas en 1 Juan 2:15, 16. Cristo también fue tentado (“probado”, siendo que Dios no puede ser tentado) en estas tres áreas, pero no pecó, como dice Hebreos 4:15.

1. Los deseos de la carne - En este punto fue tentada Eva en Génesis 3:6 cuando vio que el árbol era “bueno para comer. Cristo fue probado en este punto según Mateo 4:3 cuando el diablo trató de hacer que convirtiera las piedras en pan.

2. El deseo de los ojos - También en este punto fue tentada Eva cuando vio que el árbol era “agradable a la vista”.  Cristo fue probado de esta manera cuando el diablo le mostró todos los reinos del mundo y le prometió dárselos a cambio de adoración.

3. La vanagloria de la vida - Eva cedió a la tentación de querer ser como Dios sabiendo el bien y el mal. Cristo venció la tentación de arrojarse hacia abajo para probar que los ángeles lo cuidarían si se echaba.

III. ¿Cómo ve Dios al pecado?

A. Tu pecado ya ha sido juzgado en el Calvario por Dios, 2 Corintios 5:21.

B. Si sigues pecando te disciplinará como un padre disciplina a su hijo,  Hebreos 12:5-11.

C. Dios te permitirá cosechar lo que sembraste, Gá. 6:7, 8.

IV. ¿Qué puedo hacer para vencer el pecado?

A. Reconocer que tú pecado es de tu propia responsabilidad y de nadie más. Debes aceptar tu responsabilidad de tu pecado. Nunca podrás  corregir nada hasta que afrontes tu responsabilidad,  Proverbios 28:13.

B. No permitas que pensamientos sucios controlen tu mente, 2 Corintios 10:5; Filipenses 4:8, 9.

C. No des ocasión para la carne, Romanos 13:14.

D. Reconoce que has muerto al pecado en Jesucristo y los muertos no pueden pecar, Colosenses 3:1-10.

E. Juzga tu propio pecado. Concuerda con Dios en que es pecado, 1 Corintios 11:31, 32.

F. Confiesa tu pecado a Dios, 1 Juan 1:9. (Escrito a creyentes, no a los inconversos)

G. Atesora la palabra de Dios en tu corazón para combatir el pecado.

1. 1 Corintios 10:13 dice que Dios nos ha dado la salida a la tentación.

2. Esa salida se encuentra en el Salmo 119:9-11. Es la            palabra de Dios.

3. El Señor Jesucristo venció su tentación citando pasajes de la Escritura.

4. La única manera segura de vencer el pecado en tu vida es por medio del poder de la Palabra de Dios al atesorarla en tu corazón y aplicarla en tu vida.

H. Confía en las promesas de Dios de limpiarte de todo pecado y de pelear en tus luchas por ti, 2 Corintios 7:1; Hebreos 4:15, 16.

l. Anda en el poder del Espíritu Santo, Gálatas 5:16-25; Romanos 8:1-8.

V. Preguntas básicas:

A. ¿Cómo evitar que me afecten las influencias de este mundo pecaminoso?

1. No te involucres en actividades pecaminosas. Por supuesto, uno debe acercarse a los inconversos para tratar de ganarlos, pero no te involucres en su pecado, Ef. 5:5-12.

2. Sepárate de los caminos del mundo y sigue al Señor Jesucristo, 2 Corintios 6:14-18; Santiago 4:4.

3. Percátate de que la “separación” también es positiva. No solo te debes separar del mundo, sino que te debes separar hacia el Evangelio (Romanos 1:1).

 

LECCIÓN 13: LA LIBERTAD EN CRISTO.

(Por Alfonso Alvizú Cantera)

“Ya que todos mis pecados han sido perdonados, ¿puedo hacer lo que yo quiera?”

INTRO: El Nuevo Testamento es bastante claro cuando establece que los Cristianos ya no estamos sujetos a ninguna ley para agradar a Dios, sino que estamos bajo su gracia. No obstante, mucha gente toma esta oportunidad para pecar, pensando que son libres para hacer su voluntad. El propósito de esta lección es ayudar al individuo a entender cuáles son exactamente las libertades que hay en Cristo, y 9. qué limites se debe fijar en su vida en relación a sus actos como hijo de Dios.

I. ¿Soy libre para hacer lo que yo quiera?

A. Individualmente, dentro de nuestra propia vida, tenemos la libertad de tomar nuestras propias decisiones,  Juan 8:36; Romanos 14:22; Tito 1:15.

B. Estás completamente seguro en Cristo, no puedes perderse. Si has confiado de veras en Él como tu Salvador, no       puedes ir al infierno, Gálatas 2:16; Efesios 2:8-9.

C. La persona nacida de nuevo no está sujeto por ninguna ley, Romanos 8:2; Gálatas 3:24-25.

II.  No obstante:

A. La libertad que tienes en Cristo te permite hacer lo que está bien sin restricciones de ninguna ley, y no como una licencia para pecar o hacer lo que  quieras, Gálatas 5:13.

B. Tu libertad no es para que puedas alimentar tu carnalidad, Romanos 6:12-18.

C. Tu libertad es para que puedas servir a Dios, 1 Pedro 2:16.

III. ¿Cómo me afecta mi libertad en lo personal?

A. Tienes libertad de tomar tus propias decisiones.

B. Pero si decides pecar debes estar consciente de las consecuencias.        

1. No podrás llevar fruto, Juan 15:1-8.

2. Dios te castigará como hijo de Dios que eres, Hebreos 12:5-11.

3. Dios te permitirá que coseches lo que sembraste, Gálatas 6:7-8.

C. Dios tiene que recibir gloria en tu vida de una forma u otra, ya sea como un vaso de honra o de deshorna, la decisión es tuya, 2 Timoteo 2:20, 21.

IV. ¿Cómo afecta mi libertad a los que están a mi alrededor?

A. Tu vida será testimonio para bien o para mal aunque no lo quieras, Romanos 14:7.

B. Debes evitar todo lo que pueda hacer que un cristiano débil tropiece en su fe, Romanos 14:13-15; 1 Co.8:9-13.

C. Debes evitar inclusive aquello que es bueno, pero que parece malo, Romanos 14:16; 1 Tesalonicenses 5:22.

D. Debes tener un buen testimonio tanto con los inconversos como con los salvos, Romanos 14:18.     

1.  Con los salvos, Hechos 6:1-3; 16:1-2.

2.  Con los perdidos, Colosenses 4:5; 1 Timoteo 3:7.

3.  El propósito de esto es para influenciarlos para bien en el Señor Jesucristo, Hechos 11:22-24; 1 Co. 9:19-23.

V. ¿Cuáles  son los límites de mi libertad?  Existen muchas áreas “dudosas” cuando se consideran  ciertas cosas con las que uno se quiera o no involucrar. En esos casos, hazte las siguientes preguntas:

A. ¿Me estoy dejando controlar por algo indebido?, 1 Corintios 6:12.

B.  ¿Me estoy edificando a mí mismo o a otros?, 1 Corintios 10:23.

C. ¿Puedo pedirle a Dios su bendición con conciencia limpia?, Colosenses 3:17; Hechos 24:16.

D. Si el Señor regresara en este momento, ¿me avergonzaría?, 1 Corintios 1:8; 1 Tesalonicenses 5:23.

E. ¿Haría tropezar a algún hermano?, Romanos 14:13-15; 15:1-2.

F. ¿Haría que un inconverso rechazara al Señor como su Salvador?, 1Corintios 10:30-33.

G. ¿Me condenaría mi conciencia al hacerlo?, 1 Pedro 3:16; Hebreos 13:18; 1 Timoteo 1:5. (Fin)

 

El nombre “Jehová”.

      La palabra “Jehová” es una transliteración  (representar o escribir las letras de otra lengua), es decir, que la palabra “Jehová” es una palabra inventada, puesto que no existe en el hebreo ni el griego. No apareció sino hasta el Siglo VI cuando un traductor de las Escrituras comenzó a usarla. En el hebreo las palabras son YHWH, nombre del Dios de Israel, el Dios de la Creación. 

     El Diccionario VOX dice: Jehová, transcripción cristiana de las letras usadas en la Escritura hebraica.

       En Génesis 1:1  leemos: “En el principio creó Dios” (Elohim, palabra plural que índica más que uno). Este es el Dios de la creación, refiriéndose a Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo.

       En Génesis 2:4,  “el día que Jehová Dios”. (YHWH,  Yahvé Elohim, las palabras YHWH no pueden ser pronunciadas y en español se leen como “Yahvé”). El nombre “YHWH” significa: “el que existe en Sí mismo”.

      Siendo que la palabra “Jehová” no es bíblica, yo no puedo usarla. Esta es la razón por la que uso “Yahvé” en mis escritos, porque esta sí es una palabra Bíblica.

       Los “Testigos de Jehová” están usando un nombre no bíblico, entre sus muchos otros errores.

       Los publicadores de nuestras Biblias son negociantes para ganar dinero, y si usan la palabra “Yahvé” sus libros no se venden.

    Casi todos  los predicadores ignoran el origen de la palabra “Jehová” y siguen usándola.

    Tal palabra no se usa en el Nuevo Testamento. Se usó otra palabra para Dios: KURIOS, que significa Señor. (Fin)

 

Los así llamados “Testigos de Jehová”.

    La organización de los Testigos de Jehová cuenta con una membresía por encima de los 6 millones en más de 200 países. Se reconocen por muchas partes, ahora que se dedican con entusiasmo a predicar de casa en casa y a la venta de dos publicaciones principales: “El Atalaya” y “Despertad”. Los Testigos de Jehová derivan su nombre del texto:

“Vosotros sois mis testigos, dice Jehová, y mi siervo que yo escogí, para que me conozcáis y creáis, y entendáis que yo mismo soy; antes de mí no fue formado dios, ni lo será después de mí” (Isaías 43:10 RV1960).

10. En este estudio presentaremos para análisis que los Testigos de Jehová convierten la “humillación voluntaria” de Jesucristo, descrita en Filipenses 2:5-11, en “inferioridad” respecto al Padre, negando a Jesucristo, nuestro único Soberano y Señor (Judas 4).

I. Un resumen de sus doctrinas.

A. Características. Los Testigos de Jehová promueven tenazmente doctrinas que no enfatizaban Cristo ni sus apóstoles. Las peculiares doctrinas de los Testigos han venido desarrollándose a través de las décadas, pero ya forman un credo estable para ellos. Unas de las doctrinas que más resaltan son:

      El nombre “verdadero” de Dios. Los Testigos dicen que Jehová es el nombre del Dios verdadero, y que son los elegidos para restaurar este nombre divino. Afirman que Cristo tuvo dos tareas principales al venir: vindicar (últimamente han utilizado glorificar o santificar en lugar de vindicar) el nombre de Jehová y dar su vida en rescate.

      La Biblia. Los Testigos de Jehová crearon su propia traducción (El Nuevo Mundo) de la Biblia. Esta traducción tiene gran número de modificaciones para apoyar sus novedosas enseñanzas. El ejemplo resaltante es que cambiaron la palabra “Señor” en el NT por “Jehová” de manera arbitraria (solo cuando apoya sus ideas). Muchas de las modificaciones están encerradas entre corchetes (“[ ]”) en su biblia, alegando que son aclaraciones necesarias. Más adelante en este estudio veremos varios ejemplos.

    La Divinidad de Cristo. Los Testigos niegan que Jesús sea eterno y todopoderoso, igual al Padre, sino que tiene una naturaleza inferior y distinta a la de Jehová. Esto lo demuestran resaltando el lado humano de Jesús. En su biblia nombran a Cristo, “dios”, con minúscula (Jn. 1:1; 18).

    Otras enseñanzas sobre la persona de Cristo. A continuación lo que afirman los Testigos de Jehová acerca de la persona de Cristo:

Ÿ  Rechazan categóricamente la doctrina de la Trinidad.

Ÿ  Dicen que el Espíritu Santo es la “fuerza activa” de Dios, y no tiene características personalizadas como la de “Consolador”.

Ÿ  Cristo fue “la primera creación de Jehová” y un agente “usado por Jehová en la creación de todas las otras cosas”.

Ÿ  Cristo es el arcángel Miguel.

Ÿ  Cristo no es Dios, sino un hombre perfecto.

Ÿ  La adoración de Cristo es idolatría.

Ÿ  Cristo no resucitó en cuerpo físico sino espiritual.

Ÿ  Cristo regresó invisiblemente en 1914 (originalmente decían que 1874).

      El Regreso de Cristo. Los Testigos de Jehová tienen un origen doctrinal muy apegado a la profecía. Rechazan la Segunda Venida visible de Jesucristo y alegan que Cristo vino invisiblemente en 1914 para comenzar a reinar.

      Castigo Eterno y el Cielo. No creen en el infierno (los malos simplemente dejan de existir al morir). A continuación enseñan lo siguiente:

Ÿ  La Tierra nunca será destruida ni quedará despoblada.

Ÿ  Los malvados serán aniquilados (no existe el infierno, ya que simboliza la tumba).

Ÿ  Solo 144,000 irán al cielo y los demás fieles vivirán en esta tierra (Ap. 7:4-8).

B. Características adicionales. Los Testigos proclaman muchas doctrinas secundarias, desarrolladas afuera de las conclusiones de los apóstoles. Basándose en profecías, nuevos entendimientos y una biblia propia (editada para apoyar sus doctrinas), han llegado a las siguientes conclusiones:

Ÿ  No celebran los cumpleaños, ni la Navidad.

Ÿ  No aceptan transfusiones de sangre (Hch. 15:28, 29; Génesis 9:4).

Ÿ  Enfatizan que Jesús murió en un “madero” (poste) y no en una Cruz.

Ÿ  No saludan a la bandera y se niegan a hacer el servicio militar.

C. Historia. Su fundador, Carlos Taze Russell, nació en Pittsburgh, Pennsylvania, el 16 de Febrero de 1852 y llegó a ser propietario de una importante cadena de mercerías. Recibió instrucción religiosa dentro de las Iglesias Presbiteriana, Congregacional, y Adventista.

D. Estudios de profecía. En el año 1870 el joven Carlos, de 18 años de edad, organizó una clase bíblica con el propósito de estudiar la Biblia, y en 1879 comenzó a publicar “La Atalaya”. Expresaba mucha inquietud por comprender los misterios de las profecías bíblicas, y empezó a desarrollar un sistema de interpretación profética que llamó “El plan divino de las edades”. Comenzó a predecir fechas para eventos proféticos, como la venida de Cristo. Se apegó tenazmente a las tres fechas clave de 1799, 1874 y 1914, con 1914 siendo el regresó de Cristo (ahora aclaran que su regreso fue invisible). Sus escritos incluyen una obra de seis tomos titulada, “Estudios en las Escrituras”, en la cual desecha gran parte de las doctrinas básicas del cristianismo.

Se funda la organización en 1884. En 1881 Russell fundó Zion’s Watch Tower Tract Society, y después se cambió de nombre a Watch Tower Bible and Tract. (Fin)

 

Algunos errores de los “Adventistas del Séptimo Día”.

    Una de las más serias desviaciones de la doctrina adventista es su explicación acerca del sacrificio expiatorio de Cristo, que ya no sería la muerte del Señor en la Cruz, ni la intercesión del Resucitado en el cielo, sino el paso que, según ellos, dio Jesús en 1844 hasta el lugar santísimo, para “completar y perfeccionar así su expiación”.  Esta doctrina la basan en la visión de Hiram Edson al         9.   respecto, la cual no tiene ninguna relación con la Biblia ni con la Tradición de los Apóstoles.

    Los adventistas son asiduos lectores de las Sagradas Escrituras, lo cual es muy bueno. Pero ignoran totalmente los pasajes Bíblicos que no concuerdan con sus ideas. Por eso sostienen los siguientes errores:

1- No creen en la inmortalidad del alma.

2- No creen en el infierno.

3- Afirman que los muertos están en un estado de silencio e inactividad hasta que sean resucitados o aniquilados. Sobre esto ver: Lucas 16:22-30; Apocalipsis 6:9-10.

    Muchos de sus errores los transmitieron a los Testigos de Jehová, pues Russel, el fundador de los Testigos, decía que Miller era su precursor. (Fin)

 

¿Es bíblico el movimiento carismático?

    Si deseamos entender el error de los carismáticos tenemos que estudiar las Escrituras y dividirlas correctamente según 2 Timoteo 2:15.  Todo error viene por ser ignorantes de lo que dicen las Escrituras.  Hay una deshonestidad horrible entre los que enseñan este error.  Ellos usan cualquier texto para “probar” sus errores. Por ejemplo:

1. Los “romanistas” pervirtieron el texto de Lucas 12:3-5 para enseñar su mala doctrina de “penitencia”.

2. Los de la “Iglesia de Cristo” pervirtieron Hechos 2:38  enseñando que la regeneración viene por ser sumergidos.

3. Los “universalistas” que dicen que al final todo el mundo será salvo, pervirtieron Malaquías 2:10 para enseñar la “paternidad de Dios y la hermandad del hombre” (que Dios es Padre de todos y que todos somos her­manos, por eso todos serán salvos).

4. Los “arminianos”, que enseñan que uno puede perder­se después de ser salvo, pervirtieron muchas Escrituras para ensenar su mala doctrina.

5. Muchas denominaciones pervirtieron Mateo 16:18 para enseñar que hay una iglesia universal”.

6. Los “Pentecostalesy los carismáticospervirtieron muchos textos para enseñar su uso de “lenguas”, “mila­gros, y sanidades”. Nota: Ninguna doctrina es verdadera  citando un texto aislado. La Biblia es una unidad y si no hay armonía o concordancia entre toda la enseñanza sobre un tema ¡tal doctrina es falsa!

I. Los carismáticos practican una suposición” (lo que se supone) errónea.

II. Tal gente declara que el primer paso cuando uno es “bautizado CON el Espíritu Santo(¡son sus palabras porque la Biblia no dice así!) es hablar en lenguas. ¡No es verdad! Es una suposición porque no hay ninguna base bíblica para sostener esto.

III. Tenemos que examinar los textos que hablan de los dones de señales, dones de hablar en lenguas, y dones de servir ya que tales dones existieron en las primeras asambleas.

1. Los cuatro dones de señales son: lenguas, interpretación de lenguas, sanidades y milagros. Aquellos dones de señalfueron dados específicamente para convencer a la nación de Israel que Jesús, el Cristo prometido, de veras era el Mesías prometido del A. T. Véase 1 Corintios 1:22; Mateo 12:38; Juan 6:30; 4:48.

2. Los judíos en los días del A. T. requerían sales como prueba de que Dios estaba con ellos, Deuteronomio 6:22; 26:8; Josué 24:17; 1 Reyes 13:3; Isaías 7:11-14; Jeremías 44:29; Ezequiel 4:3; Salmo 74:9; 105:27; Daniel 4:3.

3. Por eso una vez que Jesús comenzó Su ministerio tenía que usar señales” para probarle a los judíos que Él era el Mesías prometido, Marcos 2: 1-10.

4. Igual que la primera asamblea cristiana en su princi­pio tuvo que usar salespara probar que ella era una institución de Dios”, y no un movimiento hecho por los hombres, 1 Corintios 14:22.

5. En cada lugar en el N. T. donde hay uso del don de lenguas(con excepción de 1 Corintios 12 a 14 donde el don ha sido mal usado y pervertido), la señal fue usada para convencer, persuadir a los judíos escépticos, tanto los ya creyentes como los incdulos, Hechos 2:4-11; 10:44-46; 11:15-17: 19:1-7.

6. Hay que recordar que en el o 70 los romanos destryeron la ciudad de Jerusalén con su templo y todos los judíos estaban esparcidos en varias partes del mundo. Por eso las lenguas, la interpretación de lenguas, las sanidades y los milagros cesaron. La nación de Israel ya no existía y las primeras asambleas de Jesucristo crecieron hasta ser maduras en la fe, ya con los 27 libros del N.T. dejaron a un lado las cosas para los niñosy anduvieron como “adultos” en la fe.

IV. Pasajes examinados:

1. Hechos 2:1-13. Los que estaban presentes aquel día oyeron las Buenas Nuevas en sus propias lenguas, no había confusión sino entendimiento.

2. Hechos 10:44-46. Con la salvación de Cornelio y su familia Dios le reveló a los creyentes judíos presentes que los gentiles podrían ser salvos igual que los judíos, y Corne­lio y su familia manifestaron su salvación al hablar en lenguas como una señal a los judíos presentes.

3. Hechos 11:15-17. Esta es una explicaci6n de los even­tos que sucedieron en Hechos 10:44-46.

4. Hechos 19:1-7. Aquí tenemos la última mención del uso de lenguas en el N. T. Aquellas personas habían sido sumergidas por alguien que no había entendido cómo ser salvos. Sí, fueron sumergidas pero no con el propósito de mostrar la salvación, sino para obtenerla. Una vez que oyeron las Buenas Nuevas, se arrepintieron, recibieron a Jesús como su Salvador, y Pablo, en su Oficio como após­tol, puso sus manos sobre ellos para la recepción de la manifestación de hablar en lenguas y “profetizar”, es decir, predicar.

12. 5. Vamos a 1 Corintios capítulos 12, 13, 14. Estos capí­tulos revelan un número de errores en la asamblea de Corinto. Los miembros habían puesto demasiado énfasis en la experiencia y no en la doctrina correcta. ¡Es exac­tamente lo que está pasando hoy! Aquella asamblea usó mal los dones de señal por mostrar su carnalidad.

Conclusión: Si eres honesto estudia 1 Co­rintios 14:38; 1 Juan 4:1; Juan 7:17; Salmo 119:105; 2 Timoteo 2:15.

Hermanos, en medio de tanta confusión causada por los Pentecostales y los carismáticos, hay que recordar el texto de Judas 3 y olvidar las falsas doctrinas inventadas por los hombres. (Fin)

 

Respuesta a una carta.

Contesto tu pregunta: ¿Hay apóstoles todavía hoy?

Apóstol (según el Diccionario Manual de la Biblia): uno enviado a; enviar en pos de sí; enviado de parte de; mensajero; persona elegida y enviada para una comisión especial como representante plenipotenciario (dícese de la persona que envían los gobiernos a los congresos o a otros esta­dos, con pleno poder y facultad de tratar, concluir y ajus­tar negocios de importancia) del que le envía.

Fue el nombre oficial de los doce discípulos escogi­dos por Jesús para acomparlo en Su ministerio, verlo después de Su resurrección y echar las bases de Su asamblea.

En una ocasión se le da a Jesús el Nombre de Apóstol, Hebreos 3:1, “el Enviado de Dios el Padre”. Las Escrituras nos dicen muy poco acerca de la obra misionera de la mayor parte de los apóstoles. En la asamblea primitiva ejercían  con absoluta autoridad para enseñar y poner las bases de las asambleas.  Su cargo no podía ser transmitido a otros. Era único en su género.

La selección de ellos se encuentra en Mateo 4:18-22; 9:9, 10; 10:2-4; Marcos 3:13-19; Lucas 6:13-16; Juan 1:43.

Su comisión: Mateo 10:1-42.

Eran hombres sin letras: Mateo 11:25; Hechos 4:13.

Les fue dado mucho poder: Mateo 10:1; Marcos 3:15; 6:7; 16:17; Lucas 9:1, 2; Hechos 2:4, 43; 5:12-16; 1 Corintios 14:18; 2 Corintios 12:12.

En ninguna parte de las Escrituras vemos una continuación de este oficio. Cuando los doce murieron, su oficio terminó. La gente de hoy que dice que son “apóstoles” son mentirosos, engañadores, etc. Ellos no han estudiado las Escrituras. Son personas ignorantes y sin entendimiento.

El texto clave de este asunto es: Hechos 1:21, 22. Para ser un “apóstol” uno tenía que haber estado en la presencia del Señor. Esto eliminaría a las personas de hoy que pretenden ser un apóstol.

El texto de Efesios 4:11 es de suma importancia porque explica exactamente la obra que el Señor dio para la edificación de Su asamblea: “constituyó a unos apóstoles, cuando ellos murieron, ¡no hubo más!; “a otros profetas”, personas para recibir y explicar las instrucciones de Dios hasta la revelación completa de las Escrituras, una vez que estas fueron reveladas no hubo más necesidad de la profecía porque desde aquel tiempo Dios no ha revelado nada más; “y otros evangelistas”, hombres para llevar  las Buenas Noticias; y “otros pastores-maestros”, como tenemos hoy en las asambleas.

El gran problema con los “carismáticos” es que no confrontan sus credos con las Escrituras, La Palabra de Dios. Por eso es imposible tratar con ellos porque han creído la mentira de Satanás y prefieren sus mentiras en vez de las Escrituras. (Fin)

 

La vida transformada (I parte).

LECTURA: Romanos 12:1 hasta 13:7.

TEXTO: Romanos 12:1, 2.

INTRO: “Transformar” significa hacer cambiar de forma a una persona o cosas, hacer mudar de porte o de costumbres a una persona.

    Hay mucha gente que dice hoy que han “recibido” a Jesucristo como su Salvador, pero no practican la piedad (virtud que inspira, por el amor a Dios, actos de abnegación y compasión), ni la devoción (manifestación externa del amor a Dios), ni la santidad (vida separada a Dios en sus vidas diarias). Tales personas son un descrédito a la causa del Señor. No siguen el ejemplo del Astol Pablo, quien nunca puso de lado la demanda moral sobre su propia vida.

    Pablo enseñó que por la gracia de Dios cada creyente puede obtener una victoria sobre las dudas en su  vida, sobre el desaliento, sobre los pecados.

    En nuestro texto Pablo nos da unas guías sencillas sobre cómo el creyente puede obtener una vida transformada en Cristo Jesús. Hay tres cosas indispensables:

I. La fuente de una vida transformada: la redención (acción y efecto de rescatar o sacar de la esclavitud al ca­utivo mediante un precio). Nadie puede obedecer las in­strucciones dadas en Romanos 12:1 si no ha sido re­dimido, note 1 Corintios 6:20.

1. Ser “redimido”, es decir, ser librado de:

(1) La maldición de la ley, Gálatas 3:13.

(2) Toda iniquidad, Tito 2:14.

(3) Ser tomado por Dios, Salmo 49:15.

(4) Nuestra vana manera de vivir, 1 Pedro 1:18.

(5) Librarnos del presente siglo malo, Gálatas 1:4.

2. La redención es producida por:

(1) La gracia de Dios, Romanos 3:24, 25. (2) La sangre de Jesucristo, Efesios 1:7.

II. La segunda .cosa indispensable es el estímulo, nu­estra gratitud a Dios.

1. Como personas redimidas debemos pensar con frecu­encia en las cosas que el Señor nos da dado:

(1) El perdón de nuestros pecados, pasados, presentes y futuros, Colosenses 2: 13.

(2) La libertad del juicio por venir, Romanos 8:1.

13. (3) El derecho de ser hijos de Dios, Gálatas 3:26.

(4) La seguridad de nuestra salvación del infierno, Juan 5:24.

(5) La morada del Espíritu Santo en nosotros, Juan 14:15-18; 1 Corintios 6:19.

III. Si el creyente ha de obtener una vida transformada, tiene que dedicarse (consagrarse con eficacia y ardor) a Dios (“que presentéis”).

1. Una vida transformada no es posible sin una entre­ga  completa de su ser” a Dios.

2. En el mo­mento de ser redimidos, debemos hacer como Pablo escribió en 1 Corintios 6:20,  “glorificad pues, a Dios en vuestro cuerpo”.

(1) Este cuerpo debe ser entregado a la disposición de Dios, Deuteronomio 6:5; Salmo 119:2; Proverbios 3:5; Jeremías 29:12, 13.

(2) Este cuerpo debe ser entregado a Dios como “sacrificio vivo”, Mateo 16:25; 19:21; Filipenses 2:4; 3:7, 8.

(3) Este cuerpo debe ser entregado a Dios para practicar una “adoración espiritual”.

    No importa dónde estemos o qué estemos haciendo, nuestro cuerpo debe ser usado para la honra y gloria del Señor Jesucristo, Salmo 119:2. (fin)

 

La vida transformada (II parte).

LECTURA: Colosenses 3:1-25. TEXTO: Romanos 12:1, 2.

INTRO: Hemos estudiado lo esencial para tener una vida transformada: (1) Su fuente: redención; (2) Su estímulo: gratitud, y (3) Su suma y substancia: dedicación. En este estudio seguimos con “La continuación de la vida transformada” usando Romanos 12:2.

I.  La prohibición, Romanos 12:2 a: “no os conforméis a este mundo” (Versión Actualizada); no vivan ya de acuerdo con las reglas de este mundo” (Versión Popular); no imiten a... y no os amoldéis a los criterios del mundo actual(Versión International).

1. La palabra “conformar” quiere decir: ajustar, con­cordar una cosa con otra, convenir en opiniones, adaptarse, acomodarse.

2. EI día cuando usted recibió a Jesucristo como su Sal­vador, se le prohibió hacer algunas cosas como cre­yente. ¿Por qué? Porque “la paga del pecado es muerte”, Romanos 6:23.

(1) Siendo que todo pecado viene del diablo es su deber luchar cada día contra sus ataques, 1 Pedro 5:8, 9.

(2) ¿Ha notado que ocho de los diez mandamientos dados en Éxodo capítulo 20 son negativos?

“No tendrás dioses delante de Mí”.

“No te harás imagen”.

“No tomarás en vano el nombre de Yahvé”.

“No cometerás homicidio”.

No cometerás adulterio”.

“No robarás”.

“No dirás falso testimonio”.

“No codiciarás”.

3. La clara enseñanza del N. T. es que cada creyente debe renunciar a cualquier maldad que haya en su vida. Esta enseñanza se conoce como la “separación” y tiene dos aspectos:

(1) El creyente debe separarse de todo lo que es contrario a la mente de Dios, 2 Corintios 6:17.

(2) El creyente debe separarse hacia a Dios, Isaías 55:7.  Aquella separación implica dos cosas:

A. Apartarse del sistema del mundo, sus deseos, sus motivos y sus hechos, 1 Juan 2:15.

B. Apartarse del sistema de los falsos maestros en las asambleas, 2 Juan 9-11.

II. La regla para obtener la vida transformada, Romanos 12:2b: “más bien transformaos por la renovación de vuestro entendimiento” (Versión Actualizada).

1. La palabra “transformar” quiere decir : hacer cambiar de forma a una persona o cosa, hacer mudar de porte o de costumbres.

2. Desde el día de tu salvación debes experimentar un cambio en el estilo de tu vida, 2 Corintios 5:17.  Ejemplos:

(1) Dorcas, Hechos 9:36.

(2) Lidia, Hechos 16:14, 15.

(3) El carcelero, Hechos 16:30-34.

3. Y, desde el momento de tu nuevo nacimiento, debes estar creciendo en la gracia de Dios, 2 Pedro 3:18.

III. El producto de una vida transformada: iluminación, Romanos 12:2 b. 

1. La palabra iluminar quiere decir: alumbrar, dar luz, bañar de resplandor, ilustrar el entendimiento con ciencias o estudios.

2. Desde tu conversión el Espíritu Santo está iluminando tu vida, Juan 16:13.

3. Aquí podemos ver la voluntad de Dios revelada en nuestras vidas:

(1) El creyente no debe conformarse con el estilo de este mundo, Santiago 4:4.

(2) El creyente aprenderá que los mandatos de Dios son buenos y todos son para su beneficio, Mateo 11:28-30; 1 Juan 5:3.

(3) El creyente aprenderá que la voluntad de Dios es “agradable”(que produce complacencia o agrado), Salmo 119:47, 48.

(4) El creyente aprenderá que la voluntad de Dios es “perfecta”, Salmo 19:7, 10.

Conclusión: El creyente transformado, iluminado y obediente aprenderá que la voluntad de Dios siempre es buena, provechosa y satisfactoria. Pero el creyente que vive una vida inactiva, sin fruto, que no ha presentado su cuerpo a

14.  Dios, que todavía está en conformidad con el mundo no tendrá las bendiciones de Él en su vida, Deuteronomio 30:19. (Continuará)

 

El Infierno

     ¿Cuándo fue la última vez a oír un sermón sobre “El Infierno”?  ¡Parece que es un tema olvidado!  Como predicadores de la verdad, es nuestro deber a predicar con frecuencia este tema.

     La pregunta siempre es: ¿Por qué Dios hizo el infierno?  La respuesta es sencilla: ¡La santidad de Dios!  I Samuel 2:2; Salmos 47:8; Isaías 6:3; 1 Pedro 1:15, 16. Hay que recordar que esta tierra y toda de la creación pertenece a Él.  Él lo hizo.  Cada planta, cada estrella, el sol, la luna, todo son posesiones de Él.  Cuando Dios hizo el primer hombre, lo hizo perfecta, santo, separado, y le di el orden a ser obediente a Sus mandos.  Pero, Adán violó Sus palabras y como Pablo dice, véase Romanos 5:12; Ezequiel 18:4.

     Por eso, siendo que el alma es eterna, una alma pecadora a morir no se puede estar en la presencia de Dios.

     Desde el principio de la Creación, Dios el Creador dio instrucciones a la raza humana como a vivir para agradarte.  Pero el hombre no Le escuchó....por eso tiene que sufrir  "...la paga del pecado es la muerte...".

     Dios no manda nadie al infierno.  Él ha provisto salvación.  Si el pecador quiere vivir sobre esta tierra que pertenece a Dios, pero no quiere obedecer Sus mandamientos???

     Es la responsabilidad de cada predicador a instruir cada persona en su alrededor de este gran cosas. Ezequiel 3:16-21; Isaías 58:1.      

     Clarificación: Hay dos palabras que se tienen que considerar: seol hebreo; hades griego y se refieren al mismo lugar, la de la habitación de las almas después de la muerte.

     En el A.T. a morir, todas almas, sean salvas o perdidos, entraran en aquel lugar, pero aquel lugar fue dividido en dos compartimientos, la "seno de Abraham", un lugar de consolación, denominado "Paraíso", la morada de los redimidos hasta la resurrección de Jesús, Efesios 4:8-10 cuando fueron transferidos al Tercer Cielo.  Los incrédulos se quedaron en tal lugar de tomento hasta hoy en día, y todos que rechazaron a Jesús como Salvador, a morir, se vaya ahí.  Aquel lugar es una prisión temporal hasta el juicio futuro del Gran Trono Blanco, Apocalipsis 20:11-15 donde va a recibir el grado de castigo en el "infierno final", o sea el "Lago de Fuego".  Recuerde que no hay nadie en el "infierno" todavía.  Los incrédulos, a morir, van todavía al hades, los redimidos, a morir, van directamente al Tercer Cielo.

    "Infierno" latino infernu = inferior, situado debajo otra cosas. En el griego el "infierno" es conocido por el uso de la palabra "gehenna" el nombre dado al valle de Hinom, cerca de Jerusalén, en el cual se arrojaba y quemada la basura. Jesús usó tal palabra como un símbolo del "lago de fuego".

     El carácter del infierno:

·        Un lugar de asociaciones no santas, Apocalipsis 21:8; 22:15.

·        De confinamiento y muerte, Apocalipsis 20:14.

·        Lugar de tristeza y desesperación, Lucas 13:28.

·        Lugar de miseria y tormento, Apocalipsis 20:10.

·        Lugar de oscuridad y degradación, Mateo 25:30; Apocalipsis 22:11.

    Los ocupantes del infierno:

·        Satanás y sus mensajeros, Mateo 25:41.

·        La bestia y el falso profeta, Apocalipsis 20:10.

·        Todos de los males e incrédulos, Apocalipsis 21:8.

      La duración eterna del infierno:

·        Establecida por la razón.  El alma nunca cese de existir.  Desde la concepción y adelante, sigue viviendo.

·        Establecida por la revelación, Mateo 25:46; Marcos 3:29, Juan 3:36; 2 Tesalonicenses 1:9.

¿Quién va a tal lugar?  Apocalipsis 21:8.

 

Palabras finales:

     Mis amados hermanos en Cristo Jesús: ¿Cuánto tiempo tenemos antes del regreso del Señor (primera etapa) a tomar los redimidos al Tercer Cielo para su seguridad durante los siete años de la Gran Tribulación?  Nadie sabe, ¡pero seguro aquel Día está más cerca que ayer!  Tú y yo tenemos que dar cuentas al Señor una vez que llegamos en Su presencia.  ¿Será día de gozo o de tristeza?  Vamos a trabajar mientras hay luz.  J. Alvino, editor

    

 

Esta revista es una obra de amor por parte de J. Alvino Nelson y su esposa Janet. Damos nuestro tiempo con amor sin recibir nada a cambio. Se envía gratis por correo postal o por internet. Si puedes recibirla por correo electrónico escríbenos a  jan23@cox.net y te la enviaremos.

      Los gastos de publicación son cubiertos por creyentes en los EE.UU. que tienen interés en que se predique la verdad en las asambleas. Las ediciones anteriores están disponibles en: www.hojasdeoro.com.

      Contamos con la ayuda de los Hermanos Gil de Cuba que hacen las correcciones.  !Gracias Hermanos!

      Gerentes de radioemisoras: Tenemos discos en formato mp3 disponibles con programas de 30 minutos.  ¡Gratis!

 

Hojas de Oro

660 South Front

Salina, Kansas, 67401

EE. UU.