Publicación Gratuita

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

“...que contendáis por la fe…”

Año XXXIX, No.2                                     FEBRERO                                         2009


 

Índice:

...El Libro de Ezequiel

...El Regreso Inminente de Jesús

...Creencia Fácil

...Como Tratar Con el Pecador

...Respuesta a Una Carta

...Espiritualidad Contemplativa

...Arminianismo

...Calvinismo

...Terminología de los Mormones, "Testigos"

...Como Conducirse Durante la Predicación

...Fidelidad A La Asamblea

...La Segunda Venida, II

...La Segunda Venida, final

...La Obra del Espíritu Santo en Jesús, III

...El Infierno

...Cosas Que Vendrán

...La Verdad de la "Segunda Bendición"

...Diferencias Entre Sectas e Iglesias Sectarias

...La Verdad  de la "Segunda Bendición"

...Programa Divino Para Esta Edad

...La Palabra "Apóstol"

...Evidencia de Salvación

...Los Falsos Profetas de Hoy Día

...La Obligación del Creyente

 

El Libro de Ezequiel

     El Profeta Ezequiel fue llevado a Babilonia en el inter­valo entre la primera y la última deportación de Judá, 2 Reyes 24:11-16.  Como en el caso de Daniel y el Após­tol Juan, él profetizó fuera de Palestina, y su profecía, seme­jante a la de ellos, emplea el método de símbolos y visio­nes.  En contraste con los profetas del tiempo previo al cautiverio, cuyo minis­terio se relacionaba primordialmente con Judá o con el cautiverio, cuyo ministerio se relacionaba primordial­mente con Judá o con el reino de las diez tribus, Ezequiel es la voz de Yahvé para toda la casa de Israel.

     Hablando en términos generales, el propósito de su ministerio era mantener ante los ojos de la generación nacida en el destierro los pecados nacionales que habían degradado tanto a Israel (véase Ezequiel 14:23), y sostener la fe de los desterrados por medio de las predic­ciones tocante a la restauración nacional, la ejecución de la justicia

 

 

 

divina sobre los opresores del pueblo, y la gloria nacional bajo la monarquía davídica.

     El Libro consiste en siete grandes temas proféticos que se indican por medio de la expresión: "...la mano del Señor

vino sobre mí...", 1:3; 3.14, 22; 8:1; 33:22; 37:1; 40:1.  Las subdivisiones se indican con las palabras "Vino a mí pala­bra de Yahvé". (Scofield)

 

El Regreso Inminente de Jesús:   

     Mientras estoy escribiendo estas palabras escucho las noticias nacionales por medio de un radioe­misora cristiana y cada hora está dando una descripción del ataque de los de la nación de Israel contra su enemigo común, los de la "Hamas", un grupo de Palestinos, mu­salmanes que han declarado que la nación de Israel no debe existir. 

     Tú debes entender que las Escrituras dicen que Dios dio a los judíos la tierra conocida como Palestina.  Es la herencia de los judíos hasta hoy día y ellos tienen derecho a luchar para obtenerlo.

     Esta lucha ha seguido por muchos años, pero hoy, en el principio del año de 2009, parece que más naciones se están levantando contra los judíos, y esto indica que el regreso de Jesús, para arrebatar a los redimidos, se cerca.

     Se nos manda "....pedid  por la paz de Jerusa­lén..." Salmo 122:6.

     Hermano, si tú no estás preparando tu congregación para el día del regreso del Señor, ¡Avergüénzate! 

     Muchos creyentes serán sorprendidos cuando el Señor venga, no estarán preparados espiritualmente para entrar en la presencia del Señor Jesús y para estar ante Su Tribunal, 2 Corintios 5:10.

I. Hay que entender que Su Segundo Regreso será en dos etapas:

1. Según 1 Tesalonicenses 4:13-18, POR los redimidos, y siete años des­pués CON los redimidos para establecer Su reino sobre la tierra por mil años. Veamos lo que dicen las Escrituras:

(1) Su venida será personal y corporal, Los Hechos 1:11.

(2)     La venida del Señor es doble....no son dos veni­das...sino dos etapas de la misma venida.

A. Primera etapa (en el aire), POR los redimidos, 1 Tesa­lonicenses 4:16, 17; Juan 14:3.

2.  B. Segunda etapa (a la tierra) CON los redimidos, 2 Te­salonicenses 1:7-9.  Es esta etapa del retorno de Jesús la que señalará el comienzo de Sus tratos con la nación de Israel y las naciones como Mesías y Rey.

2. La segunda etapa será:

(1)     Visible, Hebreos 9:28 (...sin relación con el pe­cado...”.  Mejor: "...aparte de la cuestión del pecado..."  En la cruz Jesús trató de una vez y para siempre con el pe­cado.

(2)     Repentina, Apocalipsis 22:20.

(3)     Inminente,  Tito 2:13.

(4)     Cercano, Lucas 21:28

(5)     Señales en los cielos, Lucas 21:25a.

(6)     Señales en la tierra, Lucas 21:25, 26.

A. Guerra, Mateo 24:7.

B.      Hambre, Mateo 24:7.

C.      Terremotos, Mateo 24:7.

D.      Inquietud y desorden industrial.

E. Medios de comunicación multiplicados, Daniel 12:4; Nahum  2:4

F. Apostasía e interés demoniaco, 1 Timoteo 4:1.

G. Señales comerciales, Apocalipsis 13; 16, 17.

H. Señales políticas, Daniel capítulos 2 y 7.

I.  Señales judías, Mateo 24:32-34.

II. El valor práctico de la segunda venido del Señor Jesús:

1. Una doctrina de consuelo para los creyentes entristeci­dos,  1 Tesaloni­censes. 4:13-18.

2. Una esperanza bienaventurada para los receptores de la gracia de Dios, Tito 2:11-13.

3. Un incentivo para una vida santa:

(1) Vigilancia, Mateo 24:42-44.

(2) Sobriedad, 1 Pedro 1:13.

(3) Paciencia, Hebreos 10:35-37.

(4) Hacer morir las pasiones carnales, Colosenses 3:3-5.

(5) Constancia en la prueba, 1 Pedro 1:6, 7.

(6) Comunión permanente, 1 Juan 2:28.

(7) Amor fraternal, 1 Tesalonicenses 3:12, 13.

4. Un motivo para una vida de servicio fiel:

(1) Fidelidad, Lucas 12:41-48

(2) Constancia en el ministerio, 2 Timoteo 4:1, 2.

(3) Celo para ganar las almas perdidas, 1 Tes. 1:5-10. (Fin)

 

Creencia Fácil

     Nuestras asambleas se llenan con personas que han "profesado" fe salvadora en Jesús, pero mirando sus vidas, rápidamente uno puede ver que no hay ningún cambio. Esto no debe ser!  Con el deseo de llenar las bancas, los pastores han olvidado predicar lo que Jesús, Juan el Sumer­giste y los apóstoles predicaron !El arre­pentimiento!

     El arrepentimiento es el primer aspecto de la experi-encia inicial de salvación: la conversión.

I. La importancia del arrepentimiento:

1. Fue predicado por:

(1) Juan el Sumergiste, Mateo 3:1-12.

(2) Por Jesús el Cristo, Mateo 4:17.

(3) Los Doce, Marcos 6:12.

(4) Mando en la Gran Comisión, Lucas 24:47.

(5) Predicado por Pedro, Los Hechos 2:38; por Pablo, Los Hechos 26:20.

2. Es la expresión del deseo y voluntad de Dios para todos, 2 Pedro 3:9.

3. Es una parte como obtener salvación, Lucas 13:3.

II. El significado del arrepentimiento:

1. En cuanto al intelecto.  Es un cambio de idea o de opinión, Mateo 21:29; Lucas 15:18; 18:13.

2. En cuanto a las emociones;

(1) Debe ser un odio al pecado, Salmo 97:10.

(2) Debe ser tristeza por el pecado, 2 Corintios 7:9; Salmo 38:18.

3. En cuanto a la voluntad, Lucas 15:189-20; Mateo 21:29; 1 Tesalonicenses 1:9.

III. Las manifestaciones del arrepentimiento:  Aunque es una acción interna, se manifiesto en el exterior:

1. En la confesión de pecado:

(1) A Dios, Salmo 32:3-5; 38:18; Lucas 15:21; 18:13.

(2) Al hombre, Sant. 5:16; Mateo 5:23, 24; Lucas 19:8, 9.

  A. La confesión al hombre debe ser tan pública como el daño.  La restitución debe seguir al arrepentimiento.

2. En el apartarse del pecado, Proverbios 28:13; Isaías 55:7; Mateo 3:8, 10; Los Hechos 26:18.

3. Cuando el arrepentimiento en genuino, los hombres se tornan de la oscuridad a la luz, y del poder de Satanás a Dios; abandonan aquello que Dios perdona, y renuncian a lo que Él remite.

IV.  Cómo se produce el arrepentimiento:

1. Por el lado divino, otorgado por Dios, Los Hechos 11:18; 3:26; 5:30, 31.

2. Por el lado humano, llevado a cabo a través de medios:

(1) El ministerio de la Palabra, Los Hechos 2:37, 38, 41; 26:19, 20; 1 Tes.1:5, 6, 9, 10; 2 Timoteo 2:24, 25.  Véase Jonás 3:5-10; 1 Tes. 1:5, 9.

(2) La bondad de Dios, Romanos 2:4.  Véase Lucas 6:35; Efesios 4:32; 1 Pedro 2:3.

(3) La reprobación y el castigo, Apocalipsis 3:19; véase Hebreos 12:6, 10, 11.

(4) La tristeza piadosa, 2 Corintios 7:8-11.

(5) La comprensión de la santidad de Dios, Job 42:5, 6.

V. Los resultados del arrepentimiento:  Desde el momento en que la fe y el arrepentimiento son inseparables, sus resultados son difíciles de ser identificados separadamente.  Ciertos resultados, sin embargo, son atribuidos al arre-pentimiento en las Escrituras.

1. Gozo en el cielo, Lucas 15:7, 10; 2 Pedro 3:9.

2. Perdón, Isaías 55:7; Marcos 1:4; Lucas 24:47; Los Hechos 2:28; 3:19.

3. La recepción del Espíritu Santo, Los Hechos 2:39; Efesios 1:13. 

3. Conclusión: Hermano predicador, es tú deber predicar el arrepenti­miento para obtener el perdón.  La sangre de los perdidos estará en tus manos a no hacerlo.  En estos últi­mos días de esta edad tenemos la respon­sabilidad de ser fieles en la predicación.  No estamos aquí para agradar a la gente, sino para traerla al arrepentimiento de sus pecados y una fe salvadora en Jesús el Cristo.  (Fin)

 

Como A Tratar Con El Pecador Que Indica De­sea A Ser Salvo.

     Satanás ha engañado a los cristianos por años enseñán­dolos al pedir repetir una oración como: "Dios, yo soy pecador,  Entiendo que Jesús murió por mi.  Te Acepto ahora en mi corazón".

     ¡No hay salvación en una oración!  Pero miles de personas han hecho una oración así, fueron sumergidas, y ya son miembros de la "igle­sia".  Y....¡vea los resulta­dos!!!!!!!!!!!!!!!!!1

     Es la misma cosa en las logias secretas o cualquier organización hecha por los hombres: “Hay que decir" algo"  "Hay que hacer algo" para ser admitido.  Hermano: ¡Todo ha sido hecho!  "Consumado es".  La única cosa que el pecador tiene que hacer es recibir, aceptar, confiar en la obra final y completa del Señor Jesús.

     Esta es la razón por la que no vemos fidelidad entre los miembros, no vemos lealtad, no vemos dedicación, no vemos interés en la lectura de las Escrituras, no vemos interés en el sostén de la obra local, ni en la obra foránea, etc.

     ¿Qué debe hacer para mostrar al pecador el camino de la salvación?  La Biblia nos muestra:

I. La persona interesada debe oír la Palabra de Dios, Hechos 16:25; 8:26-38.

1. Mucha gente no entiende que son pecadores, perdidos, condenados al infierno.  Si uno no sabe que es pecador perdido, no tendrá interés en la salvación.  ¡Ten cuidado aquí con el trato con niños!  Es fácil obtener una "profesión de fe" de las bocas de los niños.

2. Es el deber de la persona que trata con los interesados explicar en detalles su condición perdida y la consecuen­cia de tal condición... una separación eterna de Dios, es decir el infierno.

3. Uno debe explicar la obra que Jesús hizo, en el lugar del pecador.

4. Tiene que explicar la santidad de Dios, que cualquier pecado es horrible a Su vista, Hebreos 12:14.

5. Debe enfatizar la necesidad de dejar el pecado, y cam­biar la manera de vivir.

6. Si tal persona muestra interés, entonces dile: "¿tu cora­zón entiende tu condición perdida y que solamente Jesús  puede salvar tu alma del infierno?  Si tal persona dice "Sí", luego dice: "¿En este momento tienes la volun­tad de dejar el pecado en tu vida y recibir a Jesús como tu Sal-vador?  Si la contestación es "sí", entonces mués­tral unos textos que hablen de la seguridad de la salvación, dando instruc­ción acerca de ser sumer­gido, etc.  (Fin)

 

Contesto una Carta:

     Una persona me escribió diciendo que él no cree que Jesús es Dios.  Por eso le contesté:

       "Normalmente no contesto cartas como la tuya pero voy a tomar tiempo hoy para hacerlo para evitar tu futuro en el Lago de Fuego.  Si Jesús no es Dios, entonces no tene­mos medio de salvación, porque "...y en nin­gún otro hay salvación, porque no hay otro nombre debajo del cielo, dado a los hombres, en que podemos ser salvos...". Hechos 4:12.

1. El hombre Jesús es Yahvé, como Él dijo en Lucas 22:69,70; Juan 10:30, 37, 38; 12:45; 14:7-10; 16:15.

2. El testimonio de los apóstoles: Mateo 16:16; Juan 1:1,2; Romanos 1:4; 9:5; Colosenses 2:9; 1 Timoteo 3:16; Hebreos 1:3.

3. El testimonio del Padre, Mateo 3:17; 17:5; Juan 8:18; 1 Juan 5:9.

4. Siete testigos de Su Deidad: 

(1) Juan el Sumergiste, Juan 1:34.

(2) Las obras de Jesús, Juan 5:36.

(3) El Padre, Juan 5:37.

(4) El Antiguo Testamento, Juan 5:39.

(5) Jesús mismo, Juan 8:14.

(6) El Espíritu Santo, Juan 15:26.

(7) Creyentes, Juan 15:27.

5. Espíritus malos confiesan Su deidad: Mateo 8:29; Mar­cos 1:24; 3:11; Lucas 4:41; Los Hechos 19:15.

6. Nombres divino dados a Jesús:

(1) "Mi hijo amado", Mateo 3:17; 12:18; 17:5; Marcos 1:11; Efesios 1:6; Colosenses 1:13; Hebreos 5:5; 1 Pedro 1:17.

(2) "Hijo de Dios", Mateo 2:15; 3:17; 8:29; 14:33; 17:5; Marcos 1:1; Lucas 1:35; Juan 1:34; 3:18; 9:35; 10:36; 11:27; Hechos 9:20; Hebreos 10:29; 1 Juan 4:15.

(3)  "Rey de Reyes", 1 Timoteo 6:15; Apocalipsis 1:5; 17:14; 19:16

7. Marcas especiales de Su deidad:

(1) Su existencia previa, Miqueas 5:2, Juan 8:58; 17:5, 24; Hebreos 7:3; Apocalipsis 22:13.

(2) Su autoridad, Mateo 7:29; 28:18; Marcos 1:27; Juan 5:27.

(3) Su conocimiento de cosas previas; Juan 6:64; 13:1, 11; 18:4; 19:28.

8. Predice Sus propios sufrimientos: Marcos 8:31; Lucas 9:22; 12:50; 23:37; Juan 3:14.

9. Predice Su salida: Juan 7:33; 13:33; 14:28; 16:5; 17:11.

10. Su señorío: Lucas 6:5; Hechos 2:36; 1 Corintios 8:6; 12:3.

4. 11. Su preeminencia: Juan 3:31; Romanos 14:9; Colosen­ses 1:18; Hebreos 1:4; 3:3; Apocalipsis 1:11.

12. Su dominio:

(1) Eterno, Isaías 9:6, 7.

(2) Universal, Zacarías 9:10.

(3) Sobre la naturaleza, Mateo 8:27.

(4) Sobre Su EKKLSÍA, Efesios 1:22.

(5) Sobre poderes celestiales, 1 Pedro 3:22.

(6) Su exaltación; Marcos 16:19; Lucas 22:69; Efesios 1:20; Filipenses 2:9; Apocalipsis 5:21.

13. Su humanidad, Mateo 1:1; Gálatas 4:4; Filipenses 2:8; 1 Timoteo 2:5.

14: Su deidad manifestada en Su nacimiento; Isaías 7:14; 9:6; Lucas 1:31; Juan 1:14; Romanos 8:3; Filipenses 2:7; 1 Timoteo 3:16; 1 Juan 4:2.

     Tu conocimiento de otras lenguas no te da ventaja sobre la verdad.

      Estoy pidiendo a nuestro Padre Celestial que Su Espí­ritu Santo te convenza de tu pecado al dudar que Jesús es Dios, que tú hayas de arre­pentirte de aquel pecado horrible, y recibas a Jesús como Dios el Salva­dor".  (Fin)

 

Espiritualidad Contemplativa

(Tomado del libro escrito por David Cloud)

     Las Escrituras, vez tras vez, avisan del peligro de la desilusión espiritual y exhortan a los creyentes a tener cui­dado, véase Mateo 7:15; 24:4, 5, 24; 2 Corintios 11:3, 4; 2 Corintios 11:13-15; Efesios 4:14; Colosenses 2:8; 1 Tesa­lonicenses 5:6; 1 Timoteo 4:1; 2 Timoteo 3:13; 1 Pedro 5:8; 1 Juan 4:11.

     Las Escrituras avisan que  los demonios pueden ser transformados a ser "ángeles (mensajeros) de luz,  2 Co­rintios 11:13-15, y avisan de los "cristos falsos" y "espí­ritus falsos", Mateo 24:4, 5; 2 Corintios 11:3, 4.

     Cuando los "emergentes" (las personas que dicen que ellos pueden "ver" a Jesús), pueden estar ciertos de que él no es el Jesús de la Biblia sino es un demonio, y la única manera de estar seguros es tomando la Biblia como la única autori­dad y por "probar" cada cosa por las Es­crituras, por­que el misticismo no prueba nada.

     En las Escrituras, error, con frecuencia, se refiere en términos de decepción, Mateo 24:11, 24; 2 Corintios 4:2; 11:12; Efesios 4:14; Colo­senses 2:4, 8; 2 Tesalonicenses 2:9, 10; 2 Timoteo 3:13.

     En la luz de estos avisos vemos el gran peligro y tonte­ría de las "prácti­cas contemplativas" (viendo imáge­nes de personas y hablando con ellas).

     Una de estas "prácticas" es "cerrar la mente",  "bo­rrando todos pensa­mientos" tratar de entrar en una medita­ción sin sentido para co­municarse con Dios.  En el libro "The Cloud of Unknowing" (La Nube Inescruta­ble)  el autor dice: "...quita cada pensamiento de tu mente y cubre todos pensamientos con una nube de olvi­do....escoge una palabra sencilla repitiéndola vez tras vez hasta que no haya ningún pensamiento en tu mente...".

     Hermanos: esta es una invitación a Satanás para entrar y tomar el control de tu mente, véase 2 Corintios 11:14-16.  ¡Ten cuidado!  (Fin)

 

Arminianismo
    Es un sistema doctrinal concerniente a la salvación, cuyo nombre deriva del teólogo reformado holandés Jacobo Arminio (1560-1609). El sistema arminiano insiste en que la soberanía divina es compatible con un verda­dero y libre albedrío del hombre. El arminianismo tiene cinco proposi­ciones principales: 1) Dios elige o reprueba sobre la base de su conocimiento anticipado (presciencia) de fe o incre­dulidad en cada hombre; 2) Cristo murió por todos los hombres, y no sólo por los elegidos, aunque solamente estos últimos se salven; 3) el hombre es tan depravado que la gracia divina es imprescindible para la fe o cualquier obra buena; 4) esta gracia divina puede ser resistida por el hombre; y 5) hasta qué punto todos los que han sido verda­deramente regenerados perseverarán hasta el fin es un asunto que requiere más investigación.

 

Calvinismo
Es un sistema de interpretación cristiana concerniente a la salvación for­mulado por el teólogo protestante Juan Cal­vino (1509-1564). Subraya la predestinación y la salva­ción. Los cinco puntos característicos del calvi­nismo fueron desarrollados en respuesta a la doctrina de Armi­nio. El calvinismo enseña: 1) La depravación total: el hombre está afectado por el pecado en todo su ser, cuerpo, alma, mente y emociones; 2) La elección incondicional: El favor de Dios hacia el hombre se debe por completo a la libre elec­ción divina y no tiene que ver con nada que el hombre haga. Es completamente inmerecido y no se basa en nada bueno que Dios vea en el hombre; 3) La expiación limi­tada: Cristo no llevó los pecados de cada hombre que jamás haya vivido, sino sólo los de aquellos que fueron elegi­dos para salvación (Juan 10:11,15); 4) La gracia irresistible : El llamado que Dios hace a alguien para su salvación no puede ser resistido; 5) La perseve­rancia de los santos: No es posible que alguien salvado una vez pierda su salvación.

 

Terminología de los Mormones y Testigos de Je­hová

     Las herramientas del evangelismo son las palabras. Cuando se trata de sectas, conocer las definiciones que ellas le dan a las palabras son las herramientas que usted necesi­tará afilar. Es de importancia vital, en parti­cular con los mormones, conocer el significado que le dan a las palabras que emplean. Un mormón puede decir que cree en la Trini­dad y en la salvación por gracia, pero lo que quiere decir es que cree en una divinidad como un oficio desem­peñado por 5. tres dioses y que la resurrección es un don gratuito para todos. Para los Testigos de Jehová, por ejem­plo, el Espí­ritu Santo no es una persona sino una fuerza, como la radiación electro­magnética. De modo que, si usted no conoce las definiciones, perderá tiempo dando vueltas en círculos.
     Conozca sus definiciones y será un testigo de Jesu­cristo mucho más efectivo.

     SUD = Santos de los Últimos Días (mormones); TJ = Testigos de Jehová;  Biblia = definición bíblico.

1. LA BIBLIA: SUD – La Biblia es correcta sólo en la medida en que está bien traducida. Es básicamente confia­ble, aunque tiene errores de traduc­ción y material supri­mido. Además, la Biblia es solamente una de las cuatro obras normativas (las otras son el Libro de Mormón, Doc­trina y Pactos y la Perla de Gran Precio). No la consideran infalible. TJ – La Biblia es la Palabra infalible de Dios, dictada directamente por Dios a sus autores humanos como un gerente le dicta a su secretario. A pesar de que la orga­nización de los Testigos de Jehová considera a la Biblia con inspi­ración divina, dice que copistas malinten­cionados quitaron el nombre de Jehová del N.T. Además, han produ­cido una "traducción" de la Biblia que tergiversa pasajes claves para que apoyen sus doctrinas. Biblia – La Biblia es la Palabra de Dios, inspirada e inerrante (2 Ti­mothy 3:16).

2. LA SALVACION: SUD – Significa lisa y llanamente la resurrección corporal, no el perdón de los pecados. Jesús murió para que todos pudie­sen resucitar. TJ – Es la restau­ración de nuestra comunión con Dios, que se ob­tiene por buenas obras, teniendo el sacrificio de Jesús solamente como una base, pero insuficiente por sí mismo. Biblia – Es el perdón de los pecados y la reconciliación con Dios con el resultado de una presente nueva vida y en el futuro, la vida eterna con Dios. Se obtiene solamente por gracia, sin obras (1 Cor. 15:1-4; Rom. 6:23; Rom. 10:9-10).

3. EL CIELO: SUD – Es un ámbito dividido en tres re­inos, llamados celestial, terrestre y telestial. El primero es para los mormones perfectos, el terrestre para los mormo­nes tibios y la gente decente, y el último para todos los demás (excepto los homicidas y los mormones apóstatas). TJ – El lugar donde mora Dios. Los creyentes no van al cielo, excepto los 144000 ungidos seleccionados de entre todos los TJ. Bible – La morada de Dios (1 Rey. 8:30) y el lugar a donde van los cristianos que fallecen.

4. EL REINO DE DIOS; SUD – El cielo celestial (véase "El cielo", más arriba). TJ – El gobierno teocrático de Dios sobre la tierra, el "sistema de cosas" divino. Biblia – El conjunto de los creyentes en Cristo (Mat. 13:41-43).

5. EL ESPIRITU SANTO: SUD - "Un hombre espíritu. Sólo puede estar en un lugar a la vez... “(Doctrina Mor­mona, por Bruce McConkie, p. 359.) Diferencian el "Espí­ritu Santo" del "Santo Espíritu", que sería la influencia de la divinidad que llena la inmensidad del espacio y le per­mite a Dios saber todo lo que ocurre. TJ – La fuerza activa de Dios. No es un ser personal, sino una fuerza o energía, como el radar. Biblia – La tercera persona de la Trinidad. Es Dios y es personal (Hech. 5:3-4).

6. LA VIDA ETERNA; SUD – Equivale a la exaltación (que para un mormón significa llegar a ser un dios) en el reino celestial. TJ – Vida eterna en un paraíso terrenal, sólo para Testigos de Jehová (excepto los 144000 que reinan con Dios en el cielo). Biblia – El perdón de los peca­dos y la morada eterna en presencia de Dios (Juan 17:3; Rom. 6:23).

7. LA DIVINIDAD; SUD – Es un oficio desempeñado por tres Dioses diferentes: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. TJ – Es una sola persona: el Padre. Biblia – Es Dios mismo, no un oficio. Tres personas divinas que constituyen un único Dios; la Trinidad, Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo (Mat 28: 19; 2 Cor 3:14; 1 Ped 1:2).

8. JESUS; SUD – Un espíritu, hermano de Satanás. Un dios en la Deidad. Es el Jehová del A.T., en contraste con Elohim que sería el Padre. Fue el primer espíritu hijo en nacer de Dios el Padre y Dios la madre.  TJ – Jesús no es Dios, sino el arcángel Miguel que se hizo hombre y luego de la crucifixión dejó de ser hombre, fue resucitado como un espíritu y se hizo nuevamente un ángel. Biblia – Jesús es Dios, la segunda persona de la Trinidad (Juan 1:1,14; Col. 2:9; Heb 1:8).

9. LA EXPIACION; SUD – Es el sacrificio de Cristo, que hizo la resu­rrección posible para todos, junto con la posibi­lidad de que ganemos el perdón de los pecados. TJ – Un sacrificio que saldó exactamente la deuda de Adán (un hombre perfecto por un hombre perfecto) y que hace posi­ble que ganemos la salvación. Biblia – El sacrificio susti­tutivo de Jesús por nosotros. El murió por nuestros peca­dos. La expiación de Cristo es causa necesaria y suficiente para la salvación de todo el que cree en El ; no ganamos la salvación, la recibimos por gracia (Rom 5:1; Efe. 2:8-9; 1 Ped. 2:24; 1 Juan 2:2).

10. PREEXISTENCIA; SUD – Antes de hacernos huma­nos, preexisti­mos como almas en el cielo, con Dios como nuestro Padre literal. TJ - No hay preexistencia. Biblia – No existíamos antes de ser engendrados (1 Cor. 15:46).

11. EL EVANGELIO; SUD – Las leyes y ordenanzas de la iglesia mor­mona. TJ – Las enseñanzas de Jesús, el reino y la obra del reino (son muy vagos al respecto). Biblia – La muerte, sepultura y resurrección de Jesu­cristo por nuestros pecados (1 Cor. 15:1-4).

     Como puede ver, algunas definiciones son muy dife­rentes. Otras son muy semejantes. Cuanto mejor las co­nozca mejor preparado estará para "dar razón a todo el que os pida razón de la esperanza que hay en voso­tros" (1 Ped. 3:15).

·         Propiedad intelectual de Matthew J. Slick - 1998. Todos los derechos reservados.

 

6.  Como Conducirse Durante La Predicación

(Por David Cloud)

TEXTO: 1 Timoteo 3:15.

1. Siéntese con respeto y esté alerta.

2. No distraer a otros.

3. Escuchar bien:

(1) Escuchar orando, Romanos 12:12; Efesios 6:18; Colo­senses 4:2; 1 Tesalonicenses 5:17.  Orad para ti mismo, para el predicador, para los otros que están en asistencia.

(2) Escucha con atención, 1 Pedro 4:11.

(3) Escucha con un corazón abierto.  Deja que la Palabra te hable.

(4) Escucha  con fe, Hebreos 4:1-2.

(5) Escucha juiciosamente,  Jeremías 17:5.  Debemos "pro-bar" lo que dice el predicador, Los Hechos 17:11; 1 Corin-tios 14:29; 1 Tes.  5:21.

(6) Escucha estudiosamente, 2 Timoteo 2:15.

4. Trata con mucha atención la invitación:

(1) Responde si tienes una necesidad.

(2) Orad para otros.

(3) Ten cuidado de distraer a otros durante aquel tiempo.

 

Fidelidad A La Asamblea

(David Cloud)

TEXTO: Hebreos 10:23-29.

INTRO: La "..no dejemos de congregarnos..." es, clara­mente una referen­cia a la EKKLESÍA que Jesús comenzó durante Su ministerio, es un mandato a cada creyente a ser un miembro fiel.

     Hay ejemplos dados comenzando con Hechos 2:41-42. 

     La Asamblea es "...columna y fundamento de la ver­dad...", 1 Timoteo 3:15.

     Fue dada la comisión para cumplir con la Gran Comi­sión, Mateo 28:18-20.

     Una obra de este tamaño requiere obreros fieles, y si el creyente la descuida está descuidando su deber espiritual como creyente.

     Ninguna institución humana puede tener éxito aparte del personal fiel.  Es igual en la asamblea, 1 Corintios 4:2.

     Porque el creyente tiene que ser fiel a su asamblea:

1. Fidelidad es necesaria para continuar firmes en la fe, Hebreos 10:23.

2. Fidelidad es necesaria para compañerismo cristiano, Heb. 10:24, 25.

(1) La asamblea se llama la "casa de Dios", 1 Timoteo 3:15.  Es una fami­lia "espiritual".  Cada uno debe conside­rar al otro ayudando en tiempos de necesidad.  No debe asistir como espectador sino para contribuir con algo.  Debe estar para exhortar (invitar, invocar, consolar. como en Lucas 15:25;  Hechos 8:31; 13:42; 16:40; 28:20; 16:9.

3. Fidelidad a la asamblea es una responsabilidad, Hebreos 10:25.

(1) Una responsabilidad ante Dios a ser fiel.  Tenemos un ejemplo de esto en la asamblea en Jerusalén, Hechos 2:42.

4. Fidelidad a la asamblea es necesaria para recibir ins­trucción, Hebreos 10:25 "...exhortémonos..."

(1) El creyente necesita la predicación de los pastores, Efesios 4:11-14; Colosenses 3:15.

5. Fidelidad a la asamblea es necesaria por "seguridad espiritual", Hebreos 10:25 "...y con mayor razón cuando veis que el día se acerca".

(1) Descuidar la asamblea es un peligro espiritual.  La asamblea necesita a cada miembro y cada miembro necesita a la asamblea.

(2) Es asunto de sabiduría espiritual.  Como el niño nece­sita a sus padres, así los creyentes necesitan a la asamblea.

(3) Cada creyente necesita al pastor y a los otros miembros ya que la asamblea  es la manifestación de la familia de Dios.  

(4) La asamblea es donde el creyente puede encontrar re-fugio y ayuda.

(5) ser fiel a la asamblea será más importante ya que el regreso del Señor se acerca, Hebreos 10:25  "...cuando veis que el día se acerca..."

6.   Somos avisados de que la apostasía será peor antes del regreso del Señor, 2 Timoteo 3:5.  Véase Mateo 13:24-30; 33; 2 Timoteo 4:3, 4.

7. Fidelidad a la asamblea es una evidencia que uno es salvo,   (fin)

 

La Segunda Venida, II

Lectura: Mateo 13:24-30, 36-43

Texto: Hebreos 9:27, 28

Intro: Ningún hecho en la historia del hombre está estable­cido con más claridad que el Primer Advenimiento de Jesús el Cristo (el Prometido) como un bebé en Belén.  Pero, ya que Su primera venida no cumplió todas de las profe­cías del A. T. claro que ha de haber una segunda ven­dida.

     Durante Su ministerio terrenal los líderes religiosos de la nación de Israel no distinguieron entre las profecías que hablaron de Su Primero Advenimiento como Cordero y las muchas profecías las cuales hablaron de Su Segundo Adve­nimiento como el Reyes de Reyes.

     Debido a su ignorancia de las Escrituras del A. T. la nación de Israel  rechazó al Mesías prometido.

     Si el pecado había de ser redimido el Primer Adveni­miento era algo Divino que sucedería y el Primer Adveni­miento demandaba que se cumpliera  el Segundo y com­pletar la obra mediadora de Jesús como Profeta, Sacerdote y Rey.

     Sin embargo el Primer Advenimiento y el Segundo Advenimiento están separa­dos por un tiempo indefinido llamado la "Edad de la Asamblea" o la "Edad de la Gracia de Dios".

9.  En la primera lección estudiamos que hay dos vistas erróneas con relación a la Segunda Venida y una vista Bíblica.  También vemos que la Segunda Venida se cum­plirá en dos etapas.

I. La primera etapa del segundo Advenimiento es para arrebatar a los redimidos y esto puede suceder en cualquier mo­mento y será antes del principio de los siete años de la Gran Tribulación.

II. La segunda etapa vendrá al terminar los siete años de la Gran Tribula­ción.  Será el tiempo cuando Jesús esta­blezca Su reino terrenal por mil años aquí sobre la tierra como está prometido en las Escrituras.

1.  Será imposible tener los siete años de la Gran Tribu­lación hasta que Jesús haya venido en las nubes y haya quitado a los redimidos.  Aquel acto sucederá durante la primera etapa de Su segundo Advenimiento, 1 Tesalonicen­ses 4:16, 17.

2.  Después  de los siete años de tribulación sobre toda la tierra, Jesús vendrá (la segunda etapa del segundo Adveni­miento) para establecer Su reino de mil años aquí sobre la tierra.

3. Una vez aquí sobre la tierra, Jesús tiene que separar la cizaña (los incrédulos) de la "buena semilla" (los redimi­dos salvos durante los siete años de la Gran Tribulación), véase Mateo 13:36-43.

4. No habrá paz mundial hasta que Jesús venga en Su segunda etapa en Su segunda venida  para atar a Satanás en el "abismo", Apocalipsis 20:1-3.

5. No habrá reino de mil años hasta que todos los judíos hayan sido restaurado a su propia tierra, Palestina, conocida hoy como "Israel".

III.  Hoy día, los predicadores ignorantes de las Escritu­ras, han confun­dido a la gente enseñando una contradicción entre dos textos: 1 Tesaloni­censes 5:1-4, 9 y 2 Pedro 3:10.

1. Aquellos predicadores falsos dicen que "el día del Señor" en los dos textos hablan del mismo evento.  ¡Oh no!

(1) El "día del Señor" en 1 Tesalonicenses 5:2 habla de la Primera Etapa del Segundo Advenimiento  antes de la Gran Tribulación.

(2) El "día del Señor" en 2 Pedro habla de la Segunda Eta-pa del Segunda Advenimiento después de los siete años de la Gran Tribulación. 
Véase Apocalipsis 1:7 y Zacarías 14:1-9.

IV. Por eso, el próximo evento en el plan de Dios será el arrebatamiento de los redimidos, y esto puede suceder en cualquier momento, 1 Tesaloni­censes 4:15-17.

1. Por supuesto hay gente que no cree en una resurrec­ción corporal sin embargo las Escrituras hacen claro que la fe en una resurrección corpo­ral es esencial para la salvación del alma del infierno, 1 Corintios 15:12-19; Romanos 10:9.

2. Pablo enseñó que el "espíritu" (alma, ser, persona) del creyente, al morir, va directamente al Tercer Cielo.  No hay tal cosa en las Escrituras como el "sueño del alma" en la tumba, (como enseñan los del Séptimo Día) 2 Corintios 5:6-8; Filipenses 1:21-23

V. Habrá dos resurrecciones en el futuro separados por mil años (el reino terrenal de Jesús).

1. No hay en las Escrituras ninguna enseñanza que hable de "una resurrec­ción general" ni de "un juicio general".  Tal confusión viene por la igno­rancia y se basa sobre una mala interpretación de Juan 5:28, 39 y Daniel 12:3.  Mu­chos predicadores son tan perezosos que no quieren estudiar la Biblia, simplemente toman lo que dice fulano.

2. La primera resurrección de los redimidos se describe en Apocalipsis 20:4-6.  Nota: La última parte del versículo cinco pertenece a la parte final del versículo seis.

3. La segunda resurrección de los incrédulos se describe en Apocalipsis 20:12.

VI. Todavía ha de haber tres juicios más, hablando de hoy día:

1. El "Tribunal de Cristo", 2 Corintios 5:10, para los redi­midos inmedia­tamente después del arrebatamiento para dar al creyente la oportunidad de confesar pecados cometidos durante su vida cristiana y no confesados.

2. El "Juicio de las naciones" que será efectuado después de los siete años de la Gran Tribulación., Mateo 25:32.  La base de esto será como los gentiles, durante los siete años de la gran tribulación, trataron a los judíos.

3. El "Gran Trono Blanco" para los incrédulos para de­terminar el grado del tormento en la Lago de Fuego, el "infierno" final, Apocalipsis 20:11, 12. (sigue)

 

La Segunda Venida de Jesús, final

Lectura: Mateo 24:1-31

Intro: Aunque hay dos vistas erróneas enseñadas con relación a la Se­gunda Vendida de Jesús, en este estudio tomaremos una vista clara, bíblico, que Jesús, en la Primera Etapa de Su Segundo Advenimiento vendrá en el aire para tomar a Sus redimidos de la tierra antes de los siete años de la Gran Tribulación.

     Una vez que los siete años de tribulación hayan pasado, Jesús vendrá CON Sus redimidos para establecer Su reino terrenal de mil años como fue prometido a la Casa de Da­vid en el A. T.

I. Este será el próximo evento como se describe en 1 Tesaloniceses 4:13-17.

1. En la parte II de estos estudios llamé tu atención que unos predicado­res, sin estudiar las Escrituras, han en-tendido mal el término "el día del Señor" como se men­ciona en 1 Tesalonicenses 5:2 y 2 Pedro 3:10.  Vamos a estudiar esto textos en más detalle:

(1) En estos versículos la palabra "día" en el griego es HEMERA y quiere decir "el tiempo entre el amanecer y la oscuridad de la noche; o un pe­riodo; una edad; para siem­pre; tiempo o años.

10.  (2) Por eso "el día del Señor" es un "período de tiempo" cuando Dios interviene abiertamente en los asuntos de la raza humana, sea con juicios o con bendiciones.

(3) Aquel "día" comenzará con la Primera Etapa de la Segunda Venida y terminará con la renovación de la at­mósfera y la superficie de la tierra.

(4) En 1 Tesalonicenses 5:1-4 se habla de la Primera Etapa de la Segunda Venida de Jesús POR los redimidos.

(5) En 2 Pedro 3:10 se habla de aquel tiempo cuando Jesús  renovará los cielos y la tierra.

II.  Inmediatamente después de la Primera Resurrección, 1 Tesalonicenses 4;13.18, habrá un evento en el Tercer Cielo conocido como el "Tribunal de Cristo", 2 Corintios 5:10 donde cada creyente (este es solo para creyentes) tendrá la oportunidad de confesar los pecados no confesados después de ser salvo, a dar cuenta de todo lo que él haya hecho desde el día de su salvación hasta el día de su muerte.

1. Aquel "juicio" tratará con las obras en la vida del cre­yente, de los peca­dos no confesados, 1 Juan 1:9.  Aquel juicio no toca salvación ya que solamente estarán los salvos estarán.

(1) Oye, somos salvos para hacer buenas obras.  ¡No somos salvos por buenas obras!   Mateo 12:36; Rom. 14:10-13; Gál- 6:7-10; Efesios 6:5-9.

3. El resultado será premios dados o pérdida de pre­mios, 1 Corintios 3:11-17.

4. Los redimidos serán recompensados por su mayor-domía.  Unos recibirán una recompensa llena, otros una recompensa parcial y otros no van a recibir nada.....pero son salvos por la gracia de Dios, 1 Cor, 3:11-15 otra vez.

5. Los redimidos serán recompensados según sus obras, Colosenses 3:23-25.

(1) Cada creyente tendrá que dar cuenta de todos los hechos de injusti­cia que él no haya confesado, Lucas 12:45-48; 19:11-27.

(2) El creyente "descuidado" verá sus "obras" quemadas, 1 Corintios 3:13-15.

(3) Mayordomos fieles tendrán lugares especiales en aquel reino de mil años, Mateo 5:19.

(4) Los creyentes que hayan vivido una vida pura, una vida separada, una vida sin culpa, ganarán premios, Filipenses 3:14.  Pero el creyente descui­dado en su vida cristiana no será aprobado, 2 Timoteo 2:5, sino salvo, por la gracia de Dios sin recompensas durante la eternidad.

(5) El creyente fiel tendrá valentía aquel día, 1 Juan 4:17, pero los otros tendrán vergüenza, 1 Juan 2:28.

(6) Cada creyente recibirá la recompensa justa y debida, Hebreos 6:10.

(7) Redención del alma del infierno es un don de Dios, pero las recompen­sas son determinadas por la mayordo­mía fiel.  Jesús vendrá y Su recom­pensa estará con Él, Apoca­lipsis 22:12.

III. Inmediatamente después de la Segunda Resurrección (al terminar el reino de mil años) vendrá el última juicio "El Gran Trono Blanco", Apocalipsis 20:11-15.

1. Los sujetos son los incrédulos, los "muertos".  Todos los que hayan rechazado el amor de Dios.

2. Habrá "grados" de castigo en el "Lago de Fuego", el infierno final, Lucas 12:47, 48.

3. El "Libro de la Vida" estará para mostrar al incrédulo que por sus "muchas buenas obras", él no ganó la salva­ción, Mateo 7:21-23  (fin de estos lec­ciones)

 

La Obra del Espíritu Santo en Jesucristo

(Una continuación)

     Jesús fue ayudado por el Espíritu Santo a lo largo de toda su carrera terrenal.

1. Él nació del Espíritu Santo, Lucas 1:35; Mateo 1:20.

2. Fue ungido por el Espíritu Santo, Juan 5:19; Lucas 4:18.

3. Fue sellado por el Espíritu Santo, Juan 6:27.

4. El Espíritu Santo habitaba en Él, Juan 2:19, véase Juan 1:33

5. El estaba lleno del Espíritu Santo, Juan 3:34; Lucas 4:1.

6. Él estaba revestido de la potencia del Espíritu Santo, Juan 7:38;  Mateo 12:28; Juan 4:10; Los Hechos 1:2; Juan 1:3, 10.

7. Él era guiado por el Espíritu Santo, Lucas 4:1, 2; Juan 8:28, 29.

8. En Él abundaba el fruto del Espíritu Santo, Gálatas 5:22.

9. Es por el Espíritu Santo que se ofrece en sacrificio, Hebreos 9:14.

10. Él resucitó por el Espíritu Santo, Romanos 8:11.

Conclusión: Desde antes de Su nacimiento y hasta des-pués de Su muerte, o sea, durante toda Su carrera terrenal, Jesús se puso en la situación de tener necesidad de la ayuda y poder del Espíritu Santo. (Continuará)

 

El Infierno

     La palabra "infierno", en uso común, indica un lugar futuro del castigo para los incrédulos.

     Hay tres palabras en las Escrituras que debemos usar para entender el asunto:

1. Sheol, palabra hebrea "el lugar de los muertos", los justos como los injustos:

(1) De los justos: Salmo 16:10; 30:3; Isaías 38:10, etc.

(2) De los injustos: Números 15:33; Job 24:19; Salmo 9:17, etc.

II. Hades, palabra griega.  Siempre habla del lugar de los muertos, el estado intermedio entre la muerte y la resu­rrección, véase Mateo 11:23; 16:18; Lucas 10:15; 16:23;  Hechos 11:27, 31; 1 Corintios 15:55; Apocalipsis 1:18; 5:8; 20:13, 14.

(1) Había dos compartimientos en el "mundo invisible", el Sheol y el Hades, Lucas 16:19-31.

11.  (2) Cuando Jesús resucitó vació el compartimiento de consolación y los llevó al Tercer Cielo,  Efesios 4:9, 10.

  A. Versículo 9, "...descendido también a las partes más bajas de la tierra..." que el día de Su muerte, Jesús entró al Paraíso, véase Lucas 23:43.

  B. Versículo 10, "...ascendió por encima de todos los cielos (el tercer cielo)..."

  C. Al morir aquel día, Jesús, como Él había prometido el ladrón arrepentido entró en el "mundo invisible",  al com­partimiento de consolación, y para cumplir la profe­cía, después de tres días salió, tomando con Él todos los espíri­tus, almas, seres de los redimidos y los llevó hasta el Tercer Cielo.  Hoy, al morir, el alma del creyente va directamente al Tercer Cielo.

  D. Aunque el lado de consolación en el Hades se vació, todavía el lado de sufrimiento, de tormento se queda para recibir las almas de los incrédulos.

III. Gehena, el valle de Hinom, el basurero de la ciudad de Jerusalén que Jesús usó como un símbolo del estado de los incrédulos después de la segunda resurrección, Apo­calipsis 20:10, el "lago de fuego", el "infierno final", Mateo 5:22, 29, 30; 10:28; 18:9, 23:15, 33; marcos 9:43, 45, 47; Lucas 12:5; Santiago 3:6.

1. No hay nadie en el Gehena todavía.  Tal lugar espera para recibir a los incrédulos después del Juicio del Gran Trono Blanco, Apo. 20:11-15.

IV. El carácter del "infierno".  Es un lugar y tiene una ubicación definida.  Sus habitantes no sólo poseen almas, sino cuerpos.

1. Un lugar de asociaciones no santas, Apo. 21:8; 22:15

2. Un lugar de confinamiento y muerte, Apocalipsis 20:14, véase Mateo 5:24, 25; Apocalipsis 20:15.

3. Un lugar de tristeza y desesperación, Lucas 13:28;

Mateo 22:13; 24:51; 25;30; Juan 3:36.

4. Un lugar de miseria y tormento conscientes, Apocalipsis 20:10; Lucas 16:24, 25, Apocalipsis 14:11.

5. Un lugar de oscuridad y degradación, Mateo 25:30; Apo. 22:11.

V. Los ocupantes del "infierno" final:

1. Satanás y sus mensajeros, Mateo 25:41.

2. La bestia (el anticristo) y el falso profeta (el gran evan­gelista falso durante los siete años de tribulación), Apo. 20:10.

3. Los hombres (mujeres) malos e incrédulos, Apo. 21:8.

VI. La duración eterna del "infierno":

1. Establecida por la razón:

(1) El argumento de la existencia infinita del alma, Mar­cos 3:29.

(2) El argumento del sacrificio infinito de Jesús.  No hay necesidad de un sacrificio infinito para un castigo tempo­ral.

2. Establecido por la revelación, Mateo 25:46; Marcos 3:29; Juan 3:36; 2 Tesalonicenses 1:9. (fin)

 

Cosas Que Vendrán

1. ¿Está el fin del mundo cerca?

1. Según las Escrituras este globo continuará para siempre, Salmo 104:5.  Sin embargo su superficie y la atmósfera serán renovadas, 2 Pedro 3:10-13.

2, Esto eventos esperan pot el regreso del Señor, Hechos 1:11 y nadie sabe aquella fecha, Mateo 25:13, 

3.  Pero habrá señales de Su regreso, Marcos 13:39.

II. ¿Cuáles son las señales de que el regreso de Jesús se acerca?

1.  Una declinación en la moralidad, Lucas 17:26.

2. Una declinación en la fe, Lucas 18:8; 2 Timoteo 3:1-5.

3. La enseñanza de evolución en las escuelas, 2 Ped. 3:3, 4

4. Rebelión por parte de la juventud, 2 Timoteo 5:13.

5. Conflicto entre los ricos y los pobres, Santiago 5:1-7.

6. El levantamiento de predicadores falsos, 1 Juan 2:18.

7. Infiltración de profetas falsos en las asambleas, Judas 4, 16-18.

8. Guerra tras guerra, Mateo 24:3, 6; Lucas 21:10.

9. Temor y confusión en todas partes, Lucas 21:25, 26.

10. Restauración de Israel a su propia tierra, Ezequiel 37:21, 22; Lucas 21:24; Romanos 11:25, 26.

11. La predicación del Evangelio en todas partes del mundo, Mateo 24:14.

 

La Verdad de la "Segunda Bendición"

     Una idea muy popular entre los Pentecostés es que la salvación es el "primer paso" en la vida del cre­yente, y debe ser seguido con la "segunda bendi­ción".  Lástima mucha gente está bien confundida de esto.  Aquí déjame explicar lo que las Escrituras dicen:

     Cuando el pecador, en el arrepentimiento y fe, recibe a Jesús como su Salvador, es "nacido de nuevo", una obra del Espíritu Santo que "nace" uno a Jesús, Juan 3:5-8  (Nota: "agua y del Espíritu”....”Agua habla de la Palabra de Dios, véase Juan 4:10, 14; 15;3; Efesios 5:15, 26; 1 Pedro 1:23; Santiago 1:18, 21).

     En tal momento el Espíritu Santo viene a habitar en nuestro cuerpo, produciendo la "naturaleza nueva", 1 Juan 4:13, y aquella "naturaleza nueva" no puede pecar, pero ya que tenemos todavía la "naturaleza vieja", esta si puede pecar.

     La enseñanza entre los "Pentecostés" es que el cre­yente puede recibir "la segunda obra de gracia" y con esto se puede erradicar completamente la "naturaleza vieja", pero todavía pecar, y si no se arrepiente, al morir, va al infierno.

     A ver: La clara enseñanza de las Escrituras es que la naturaleza vieja no puede ser erradicada, véase Roma­nos 7:7-25.

     Por esto: El creyente en Jesús tiene dos naturalezas.  Esto es claro en Gálatas 5:16, 17.

     ¡No hay enseñanza en las Escrituras que diga que uno  puede erradicar la naturaleza vieja!  Hasta la muerte del 12. cuerpo habrá una batalla entre las dos naturalezas, pero tenemos prometida la victoria!    

I. ¿Debe el creyente buscar la "segunda bendición?

1. No hay textos bíblicos que sostengan tal idea.  El cre­yente está "completos en Él.." Col, 2:10; véase 2 Pedro 1:3.  

2. Debe ser "...llenos del Espíritu...", Efesios 5:18.  Es decir que ya Él tiene, pero es su deber a dejarle "llenar" su ser, "controlar" su persona.

3. Estamos llamados a ser "santos" porque somos "santos" en Jesús, 1 Pedro 1:2, 15, 16.

4. Estamos llamados a andar en el Espíritu porque ya vivi­mos en Él, Gálatas 5:25.

II. ¿Qué de los eventos en Hechos?

1.  Esto fue un evento "una vez y para siempre" y no hay instrucción de que deba repetirse.

III. ¿Puede el creyente ser santo perfectamente?

1. La doctrina de "ser perfecto" es una parte de la doctrina de los Pentecostés, "santificación completa".  Tal doctrina no se enseña en las Escrituras.

2. Las Escrituras describen la vida del creyente como una lucha, un conflicto, una batalla, Gálatas 5:16, 17; Romanos 7:14; Efesios 4:22-24; 1 Juan 1:8-10.

IV. ¿Cuál debe ser la naturaleza del gozo cristiano?

1. Con los Pentecostés es la exuberancia,  palmadas, gritos, cantando, etc. que deben "mostrar"  la evidencia de que son "controlados" por el Espíritu. Unos aun practican la "risa santa".

2. Ellos hablan mucho de la "prosperidad" en la vida; que no es la voluntad para un creyente sufrir o estar enfermo, etc.

3. Pero, debemos tomar excepción a todo esto:   Recha-zamos su concepto y su aplicación a la vida cristina.  Lo que ellos hacen no se basa en las Escrituras.

4. Según la Biblia el gozo en la vida cristiana no son cosas externas, no se basa sobre nuestras circunstancias, no es una experiencia emocional. 

(1) Estamos en un estado de gracia.

(2) Es una condición del corazón.

(3) Es el gozo personal de saber que todo está bien con nuestra alma. (fin)

 

Similitudes Entre las Sectas Destructives y las "Iglesias Sectarias".   (Ocho puntos de coincidencia, desde una perspectiva cristiana)

Texto: Juan 8:32.

Lectura: Jeremías 23:1, 2.

Intro: Secta; doctrina particular enseñada por un maestro.  Sectaria: que profesa o sigue una secta.

     ¿Cómo diferenciar a una asamblea cristiana de una iglesia sectaria?  Difícil tarea, ya que las diferencias entre una vida de santidad y compromiso con las Buenas Noti­cias de Jesús y el fanatismo, fariseísmo, legalismo o em­bobamiento religioso pueden ser muy tenues.

     Por esto, tratar con personas que han caído en las redes de una "iglesia sectaria" no es cosa fácil.  Los argu­mentos con los que como cristiano te vas a encontrar no son ideas mundanas, sino versículos de la Biblia mal entendidos o manipulados por ideas de hombres.

     Parece difícil, pero no lo es, véase Mateo 7:15, no por sus "obras" sino por sus frutos: falta de carácter, doblez, cobardía, hipocresía, maniqueísmo, farisaísmo,  holga-zanería, fatalismo, borreguísmo, deseos de agradar al líder de su congregación más que a Jesús, deseos, deseos de ser reconocidos, abandono de las obligaciones con su familia, deshonra a los padres, analfabetismo escritural,  herejías, etc.

     Pero, ¿qué es una secta? ¿Cómo es una secta destruc­tiva y en que se parece o qué tiene en común a ella una iglesia sectaria?

1. Proselitismo,  Mateo 23:15.  Es una secta destructiva, para captar a un nuevo prosélito se le mostrará la secta como un nuevo hogar, un refugio, una vía de escape.  El objetivo de captar prosélitos no es otro que tener máqui­nas de hacer dinero para la propia secta.

2. Victimismo,  2 Timoteo 1:7.  Se caracteriza por el victi­mismo.  El resto del mundo les persigue, no les com­prende.

3. Maniqueísmo, Lucas 18:9.  Una secta destructiva es maniquea por naturaleza esto es, ellos son los buenos ab­solutos y los únicos poseedores de la verdad, mientras que el resto del mundo es malo.

4. Liderazgo indiscutido, Mateo 7:15, 16.  Este es uno de los más fuertes indicios: la presencia de uno o varios gurús a los que los adeptos a la secta consideran como "mesías" o "escogidos".  Se convierte en un sustituto de los padres, amigos, marido o mujer.

5. "Lavado" de cerebro, 1 Corintios 7:23.  Toda iniciativa propia, todo atisbo de personalidad, espíritu crítico, ló­gica, razón, moral, la capacidad de reflexión, criterio y sentido común son borrados de la mente del adepto.

6. Economía, Filipenses 3:19.  Esta es una de los princi­pales motivaciones del gurú: la obtención de beneficio económico.

7. Salud, Mateo 4:7.  La salud y las sanidades milagrosas suelen ser uno de los temas fuertes..  La sustitución de los métodos de la medicina tradicional por la meditación, medicinas alternativas, dietas especiales, curanderismo, imposición de manos del gurú y cosas semejantes han llevado a muchas personas a un deterioro grave de su salud e incluso a la muerte.

8. Abandono del grupo, Hebreos 12:2.  El tratar de aban­donar el grupo puede estar castigado con la muerte.  Sa­lida del grupo se prohíbe. (fin)

 

Programa Divina Para Este Sigo

Texto: Hechos 15:13-18

13.  Intro: Desde el punto de vista de las dispensaciones, éste es el pasaje más importante del N. T.  En él se presenta el propósito divino para la edad actual y para el principio de la venidera:

1. El hecho de que Dios toma de entre los gentiles un pue­blo para gloria de Su Nombre, es la obra distintiva de la presente edad, o sea la edad de la asamblea, de la gracia.  La asamblea es la EKKLESÍA, la asamblea llamada fuera de...."  Y precisamente, ha estado desarrollándose desde el día que Jesús la comenzó.  El Evangelio no ha convertido nunca a todos los hombres en ninguna parte, pero ha sal­vado a algunos en todo lugar.

2. "Después de esto (es decir, el llamamiento de la EKKLESIA) volveré".  Santiago (Jacobo) está citando Amós 9:11,12.  Los versículos que siguen en ese capítulo de Amós describen la reunión final de Israel, la cual los otros profetas relacionan invariablemente con el cumpli­miento del Pacto Davídico, véase Isaías 11:1, 10-12; Jere­mías 23:5-8.

3. "Y reedificaré el tabernáculo de David", esto es, el resta­blecimiento del dominio davídico sobre Israel, 2 Samuel 7:8-17; Lucas 1:31-33.

4. "Para que el resto de los hombres (israelitas) busque al Señor", véase Zacarías 12:7, 8; 13:, 2.

5. "Y todos los gentiles....." véase Miqueas 4:2; Zacarías 8:21, 22.

     Este es también el orden en Romanos 11:24-27.  (Sco­field)

 

La Palabra "Apóstol"

Texto: Mateo 10:1-8

     La palabra "apóstol" (uno que es enviado) se usa en cuanto a nuestro Señor, Hechos 3:1.  En todos los demás pasajes, este término se aplica a los doce que fueron llama­dos al oficio apostólico por Jesús durante Su ministerio.  También se usa con referencia a Pablo y con Bernabé y  Matías.

     Los "señales de un apóstol" eran:

1.  Eran escogidos directamente por Jesús, o por el Espíritu Santo, Mateo 10:1,2; Marcos 3:13, 14; Lucas 6:13; Los Hechos 9:6, 15; 13;2; 22:10, 14, 15; Romanos 1:1.

2.  Les eran concedidos dones especiales, poderes milagro­sos que servían como credenciales divinas de su oficio apostólico, Mateo 10:1; Los Hechos 5:15, 16; 16;16-18; 28:8, 9.

3. Su posición en el reino era la de heraldos que anunciaban a Israel solamente, Mateo 10:5, 6, la proximidad del reino, Mateo 4:17, y manifestaban los poderes característicos del reino en Su ministerio, Mateo 10:7, 8.

4.  A uno de ellos, Pedro, le fueron entregadas las "llaves del reino", Mateo 16:19, que se considera como la esfera de profesión de la fe cristiana, a la manera de Mateo 13.

5. La posición futura de los apóstoles en el reino será la de jueces sobre las doce tribus de Israel, Mateo 19:28.

6. Como consecuencia del rechazo del reino y de la revelación del misterio escondido en Dios, Mateo 16:18; Efesios 3:1-12, "la asamblea", al oficio apostólico le fue conferido un nuevo don, el bautismo del Espíritu Santo, Hechos 2:1-4; un nuevo poder, el de impartir el Espíritu Santo a los creyentes, una nueva posición, la de ser piedras de fundamento en el nuevo templo, Efesios 2:20-22, y una nueva función, la de predicar a judíos y a gentiles por igual las Buenas Noticias de salvación en el crucificado y resucitado Señor.

7. El requisito indispensable para ser un apóstol era el haber sido un testigo ocular de la resurrección, Hechos 1:22; 1 Corintios 9:1.  (Scofield)  (fin)   

 

Evidencia de Salvación

Lectura: 2 Corintios 5:14-21

Texto: 2 Corintios 5:17

Intro: ¿Hay evidencias en la vida de la persona que muestran que es salva?  Si tal persona ha sido regenerada, si, porque es poseedor de una naturaleza divina, 2 Pedro 1:4.  Ha nacido de arriba, Juan 3:6.

I. La primera evidencia:  Una actitud nueva hacia Dios.

1. Sumisión a Su voluntad,  Hechos 9:6; 1 Juan 2:3-5.

2. Deleite en Su Persona, Filipenses 3:10.

3. Deleite en Su presencia, Marcos 5:18, 19.

II. Hay una actitud nueva hacia a Su Palabra:

1. Alegría a "comerla", Jeremías 15:16.

2. Hambre y sed para la Palabra, Mateo 5:6.

3. Deseo por la "leche de la Palabra", 1 Pedro 2:2.

III. Hay una actitud nueva hacia la gente de Dios:

1. Amor por los otros creyentes, 1 Juan 5:1;  3:14; Gál.6:1.

IV. Hay una actitud nueva hacia la casa de Dios, Hebreos 10:25; Salmo 122:1; Los Hechos 20:7.

V. Hay una actitud nueva hacia el mundo:

1. Separación, 1 Juan 2:15-17.

2. Rechazo, 1 Juan 3:1.

VI. Hay una actitud nueva hacia los perdidos,

1. Compasión, Juan 1:40-42.

VII. Hay una actitud nueva haciaa sí mismo y el pecado en tu vida:

1. A sí mismo, Romanos 7:18.

2. Al pecado, a no practicarlo, 1 Juan 3:8-10. (fin)

 

Los Falsos Profetas De Hoy Día

Lectura: 2 Pedro 2:1-22

Texto: 2 Pedro 2:1

Intro:  Estaremos estudiando acerca de la doctrina falsa enseñada por los "evangélicos" que un puede pederse después de ser salvo.  Aquella doctrina salió en el siglo XVI por un holandés, Jacobus Arminio, quien enseñó que las buenas obras son necesarias para producir salvación y que la experiencia y la razón humana son esenciales en la vida cristiana.

     Los "evangélicos" pongan el énfasis en la experiencia y en la razón humana, dicen que Dios está sin poder para guardar a sus hijos y ellos usan mal la Biblia porque no saben como a tratar bien con las edades y las dispensaciones. 

14. I. Ellos no entienden como a usar los textos que hablan de las experiencias humanas:

1. Lucas 11:24-26 que habla de una vida "reformada", no convertida.

2. Mateo 13:5-7.  No todas de las semillas llegaron a madurar en ser "trigo" (salvación).

3. I Corintios 15:1, 2 "...si retenéis la palabra....sois salvos".  La fe personal del pecador no es suficiente a producir salvación, pero la fe, basada sobre la Palabra, es.  Creyentes verdaderos confían en la Palabra,  Juan 8:31; 2 Corintios 13:5; 1 Juan 2:24;  2 Juan 9.

II. Los "arminianos" dicen que la salvación se prueba por la vida y usan textos como:

1. Juan 8:31, "...si permaneciereis...".  Pero esto texto está hablando del discipulado, no de salvación.

2. Santiago 2:17-26.  Hay que entender que la salvación se queda en las manos de Dios.  Los hombres están mirando a ver si uno es salvo o no, véase el versículos 24.

3. Juan 15:6.  Este texto habla de comunión, no de salvación.

III. Los "arminianos" no entienden como tratar con los textos que hablan de los judíos:

1. Mateo 25:1-13.  Este es una despedida por parte de Jesús a la nación de Israel. Habiéndoles hablado de la Gran Tribulación, se las amonestó a estar en vela para el retorno del Mesías, al fin de los siete años de Gran Tribulación, cuando solo una porción de los judíos elegidos entrarán en el Reino de mil años.  Estos textos no tienen nada hacer con la salvación de un individual. 

2. Hebreos 6:4-9.  Este texto presenta el caso de judíos, que profesando ser creyentes, se habían apartado de la fe en Jesucristo después de haber llegado hasta el mismo umbral de salvación y experimentado la obra de iluminación y convicción realizada por el Espíritu Santo.  No hay ninguna mención que ellos tuvieron una fe que salva.

(1) Oh si, los elementos que aparecen en los vs. 4 y 5 son una descripción de uno salvo, pero los judíos no han creídos hasta el grado de recibir la muerte de Jesús como el cumplimiento y terminación de los sacrificios del A. T.

IV. Ellos no entienden lo que dice Apocalipsis 22:19.  Di-cen que esto es una prueba que uno puede perderse, pero:

1. La advertencia habla de una sola cosa:  El añadir o sus-traer el las Escrituras.  Es evidente que ningún creyente ha hecho tal cosa.

V. Hay tres cosas que el creyente se puede hacer:

1. Perder las recompensas, 1 Corintios 9:27; Colosenses 1:21-23.

2. Se puede experimentar una falta de comunión con el Señor, Juan 13:8; 15:2; 1 Corintios 11:29-32; 1 Juan 5:16.

3. Se puede caerse de la gracia de Dios después de haber sido libertado de la ley con su sistema de méritos si vuelve otra vez a tal sistema, Gálatas 5:4, pero esto no habla de salvación....habla de posición.   (fin)

Obligación del Creyente

Lectura: Filipenses 2:12-18

Intro:  A los creyentes en la ciudad de Filipo, en este capítulo dos Pablo nombró tres señales de la vida cristiana:  la humildad, la perseverancia y el optimismo.

I. Cada creyente en el Señor debe procurar hacer todas de las cosas en su vida como corresponde a los savlos, v, 12, "...ocupaos en vuestra salvación con temor y temblor...." o como dice otra versión: "continuad trabajando en vuestra salvación..."

1. El creyente no está sólo en su vida como cristiano, v. 13.

(1) Dios está ahí ayudándolo y desea la obediencia, Hebreos 13:6.

(2) Él está para poner en práctica estos deseos a hacer Su voluntad, Isaías 41:10.

II. Los creyentes deben evitar las quejas y las discusiones, v. 14.   Véase Proverbios 3:30; 20:3; 26:17; 1 Corintios 3:3; 6:6; 2 Corintios 12:20.

1. Hay tres razones dadas:

(1) Para que nadie encuentre en ti ninguna culpa ni falta, Filipenses 2:15 "...para que seáis irreprensibles y sencillos...", véase Colosenses 1:21, 22; 1 Tes. 3:12, 13.

(2) De llevar una vida pura, inocente en este mundo tan feo.

(3) De brillar como entorchas en el mundo, Mateo 5:14.

III. Los creyentes deben mantener el alcance de su vida, la Palabra de vida, Filipenses 2:16.  ¿Porqué?

1. Cuando Jesús viene, el Apóstol pudo sentir una gran satisfacción para ellos  "...sabiendo que no he corrido la carrera en vano....";  "...ni he trabajado de balde...".

2. El apóstol era listo a morir para que los conversos tendrían una vida llena de bendiciones, Filipenses 2:17. (fin)

 

     Esta revista es publicada mensual por el Evangelista-Misionero J. Alvino Nelson y su esposa de 57 años, Janet.

     Ellos dan de su tiempo gratuitamente.  Su recompensa son las cartas recibidos por los recipientes de la revista.     Los Nelson cuentan con la ayuda de unos creyentes de los EE. UU. quienes pagan el costo del papel y el porte.

     Por años el Hermano Enrique Frías ha servido como correcto de pruebas.

     Esta revista se encuentra por el Internet a:   www.hojasdeoro.com.

     Nuestra dirección electrónica es:  jan23@cox.net

     La dirección Correo Postal es:

Hojas de Oro, 660 S. Front, Salina, Kansas 67401  EE. UU.