Hojas De Oro

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXXIV, No. 2  FEBRERO    2004                        

 

¡Ayúdame! ¿Conoce usted un predicador que pueda usar esta revista gratis en su ministerio? Envíame su nombre y dirección postal correcta, con código, por favor.  El Editor

Hojas de Oro, Beverly, Kansas 67423 EE.UU.

 

Índice:

...La Asamblea Del N.T., I, II, III, IV

...Eventos Futuros

...¿Qué Podemos Saber Sobre Los Tiempos Del Fin?

...Los Dones Del Espíritu Santo, II

...Estudios Sobre La Separación, VI, VII, VIII, IX

...Las Creencias De Los Bautistas No Conformistas Acerca de     los Mensajeros, V

...Las Siete Marcas De Un Verdadero Cristiano

...La Redención Limitada, parte final

...La Salvación.

...El Viaje De La Vida

...La Razón De Porqué Somos Como Somos

...Por Favor, No Nos Confunda.

 

La Asamblea del Nuevo Testamento:

Un Cuerpo Local, parte I

TEMA: Ideas Falsas Acerca de La Asamblea

Leemos en Efesios 3:21: "...a Él (Dios) sea la gloria en la asamblea y en Cristo Jesús, por todas las generaciones de todas las edades, para siempre...".  Seguramente, que Dios debe ser glorificado en cada edad y para siempre, debe ser muy importante para cada creyente.

Ideas Falsas

       No hay otro tema en las Escrituras que los hombres hayan descuidado más que la EKKLESÍA que Jesucristo fundó (y todavía está edificando).  Mucha gente dice: “Una Iglesia es tan buena como otra”, pero Jesucristo estableció una sola asamblea, y le dio normas, principios, reglas para su organización, para su obra.  Para ser la asamblea del Señor Jesucristo, hay que cumplir Sus requisitos, no los de los hombres.

      Otro error es la idea de que "la iglesia" es algo invisible, universal, espiritual, y que todos los redimidos están incluidos en ella.  ¡No hay tal enseñanza en las Escrituras!

Ideas Falsas Basadas En la Ignorancia

La idea de una "iglesia universal", sin duda, tuvo su principio con la "Iglesia Católica Romana" que dijo, que si uno no es miembro de su "iglesia" no hay salvación.  Tal "iglesia" fue establecida durante el tiempo cuando pocas personas poseían conocimiento, era un tiempo de mucha ignorancia.  No había Biblias, como tenemos hoy y era muy fácil para los "católicos" decepcionar a la gente. Por más de mil años aquella falsa "iglesia" engañó a  miles de personas.

Las Asambleas de la Reforma

      Una vez que las Escrituras fueron traducidas en las lenguas de la gente común, inmediatamente las personas empezaron a ver  los muchos errores de la "Iglesia Católica" y comenzaron a pedir un cambio.  Hombre tras hombre, trató de "reformar" a la "iglesia" pero sin éxito.  En vez de ir a las Páginas del N. T., aquellos hombres salieron de la "iglesia romana" y establecieron otras "iglesias" adoptando muchos de los errores de la "iglesia madre".  Aquellas "iglesias" son llamadas "iglesias de la reforma" o "protestantes".  Gracias a Dios, había asambleas no conformistas desde el tiempo de Jesucristo y los Apóstoles que mantuvieron los principios, normas, y reglas dejadas por el Señor.  Desde el día cuando Él dijo "... edificaré mi asamblea..." ha habido, y todavía hay asambleas en todas partes del mundo, que nunca estuvieron en el sistema "romano".  Llevan varios nombres de identificación pero todas siguen fieles a las enseñanzas del N. T. y no de alguna denominación.

La Asamblea No Es La Familia De Dios

      Muchas personas piensan que la "familia de Dios" y la "asamblea de Jesucristo" son la misma cosa.  Piensan que cuando uno es salvo, ya pertenece a la "iglesia". No!, cuando uno es redimido es nacido en la familia de Dios, pero no todos los redimidos son miembros de la asamblea de Jesucristo... la entrada aquí es por inmersión.

 

La Asamblea Del N.T., parte II

TEMA: el significado de la Palabra

      Para entender la palabra griega traducida "iglesia" en nuestras Biblias debemos ir a la lengua griega EKKLESÍA, una palabra formada de dos palabras "EK" = de afuera; y "KALEO" = llamar.  O sea: una asamblea de personas llamadas con un propósito.

      La palabra "iglesia" no es una traducción del griego sino una palabra inventada por los traductores y nosotros no debemos usarla sino cambiarla cada vez a "asamblea".

      La palabra EKKLESÍA se usa en Los Hechos 19:25-41 tres veces: v. 32 "concurrencia" (1960); v. 39 "asamblea"; y v. 41 "asamblea".

      Esteban usó EKKLESÍA en Los Hechos 7:38 "congregación" hablando de la Nación de Israel.

      Siendo que una EKKLESÍA es una asamblea, concurrencia, congregación de personas reunidas en un local, es imposible tener una "iglesia universal" o "invisible".

I. El significado de una EKKLESÍA de Jesucristo.

1. Es un cuerpo de personas salvas, sumergidas por la autoridad de dicha asamblea, quienes han elegido a uno o más ancianos, pastores o obispos para la enseñanza de la Palabra y el cuidado espiritual, y sirvientes (diáconos) para cuidado de las cosas materiales de la congregación.

2. Aquel cuerpo tiene reglas obtenidas del Nuevo Testamento para guiarlo.

3. Entre las reglas hay dos que sobresalen:

(1) La inmersión de los creyentes después de confesar públicamente su fe salvadora en Jesucristo.

(2) La participación de la Cena Del Señor.  Solamente los obedientes a la inmersión tienen derecho de participar.

3. Cada asamblea tiene una comisión, la cual está en efecto hasta hoy día, Mateo 28:18-20.

4. Desde aquella primera asamblea, formada por Jesucristo antes del día de la fiesta en Jerusalén, han salido miles, sobre miles de asambleas, unas siguiendo las instrucciones del N.T. y otras no.  Esta es la razón de que haya tanta confusión hoy, con denominaciones, "iglesias" hechas por hombres, etc.

5. Como un "cuerpo" de gente salva, sumergida, puede ser "despedida"  o "unida" con cierta frecuencia.

6. A veces las Escrituras hablan de la EKKLESÍA en el sentido de una institución y no hace referencia a ninguna asamblea en particular, sino está hablando de todas las asambleas de Jesucristo, véase Efesios 3:21.  Estas referencias no hablan de una "iglesia universal", "invisible", Véase Efesios 5:23, 25.

7. Por eso cuando el N.T. habla de la EKKLESÍA en el sentido institucional ("la asamblea"; "el cuerpo", "la casa de Dios") está hablando de la institución u organización local.

La Asamblea del N.T., parte III

TEMA: Las Asambleas eran Congregaciones Locales.

INTRO: No hay ninguna enseñanza en el N.T. de que la EKKLESÍA fuera "universal", "invisible" porque Jesucristo dijo en Mateo 16:18 "...edificaré Mi EKKLESÍA..."  porque en 18:17 el Señor dijo: "...dilo a la EKKLESÍA..."   ¿Cómo es posible decir algo a una "iglesia invisible"?

I. ¿Dónde estaba situada la primera EKKLESÍA?  Donde Jesucristo estaba, véase Los Hechos 1:21, 22.  Nótese algunas cosas de estos textos:

(1) Estos fueron los creyentes, sumergidos desde los días de Juan el Sumergista.

(2) Ellos han seguido al Señor,  Marcos 1:16-20, etc.

(3) Ellos estaban con Él en el día de Su ascensión,  Los Hechos 1:4.

(4) Ellos tuvieron una "reunión de negocios", Los Hechos 1:15-26.

(5) Allá en tal reunión había no menos de 120, (1:15) y eligieron un "apóstol".  Véase las calificaciones en Los hechos 1:21, 22.  Nótese bien: No hay "apóstoles" hoy en día.

(6) Aquella congregación fue llamada...la EKKLESÍA...", Los Hechos 2:47; 11:22.

II. La EKKLESÍA en Jerusalén.  Debemos entender que ella fue la "asamblea madre" y todas las asambleas han de salir de ella.  ver:

1. Felipe se fue a Samaria y organizó una EKKLESÍA, Los Hechos 8:4-12.

2. Pablo fue sumergido por la EKKLESÍA de Damasco, Los Hechos 9:1-9.

3. Pedro comenzó una EKKLESÍA en Cesárea, Los Hechos 10:23-48.

4. Pablo y Bernabé se fueron a Antioquia y formaron una EKKLESÍA allá, Los Hechos 11:19-26.

(1) Pues, vemos que aquí encontramos no menos de cuatro asambleas locales.

III. La obra de una EKKLESÍA.  Usando la asamblea de Antioquia, una asamblea local, no universal, no invisible, vemos que era una asamblea fuerte y cumplió con la Gran Comisión.  "...la EKKLESÍA que estaba en Antioquia..."

1. Aquella congregación estaba en un local, la ciudad de Antioquía, no algo "invisible".

2. Ella envió a Pablo  y Bernabé como "misioneros". 

3. La obra de estos dos fue ordenar "ancianos", obispos, pastores, en cada EKKLESÍA; Los Hechos 14:23.

4. Aquellas EKKLESÍAS (plural) eran confirmadas en la fe, Los Hechos 15:41; 16:5.

Conclusión: Y así podemos continuar mostrando las páginas del N.T. que no había tal cosa como una "iglesia universal" ni "invisible".  Una EKKLESÍA en el N.T. siempre es una congregación local. (Fin de estos estudios)

 

Eventos Futuros

      Todo el mundo tiene interés en el futuro.  En las páginas de las Escrituras podemos encontrar todos los detalles que necesitamos saber.

      Hoy (año presente, 2004) vivimos en la "Edad de la Asamblea" o la "Edad de Gracia" y esta edad puede terminar en cualquier momento, cuando Jesucristo venga en las nubes para arrebatar a todos los redimidos de esta tierra y llevarlos hasta el Tercer Cielo. (No hay tal enseñanza que Él vendrá a "arrebatar Su iglesia")

      Inmediatamente habrá un período de Siete Años conocido como "La Gran Tribulación" el cual terminará con el regreso de Jesucristo CON los redimidos para establecer Su reino de 1,000 años sobre esta tierra.

      Aquel Reino terminará con una rebelión por parte de Satanás y el juicio de Dios caerá sobre la faz de la tierra con una renovación de la superficie de este planeta.

      Aunque no hay indicaciones en las Escrituras de dónde estarán los redimidos durante el tiempo de la renovación, claro que estaremos seguros en el cuidado del Señor.

      Llamo su atención a tres textos que hablan de la destrucción de la superficie de la tierra y una limpieza de la atmósfera: Isaías 51:6; Marcos 13:31; 2 Pedro 3:10.

      Luego están las promesas de un "cielo" (atmósfera) nuevo, y una nueva superficie de esta tierra: Isaías 65:17; 2 Pedro 3:13; Apocalipsis 21:1-5.

      ¡Esta tierra presente no será eliminada sino reno-vada! Véase Eclesiastés 1:4; Salmo 119:90 "... se mantiene firme..." (Ver. Actualizada.); Salmo 125:1.

      ¡Sí! Este sistema del "mundo" pasará, 1 Juan 2:16, 17; Hebreos 1:10-12; 2 Pedro 3:7.  Ahora la pregunta es: ¿Cuándo?  Pedro lo explica en 2 Pedro 3:7 "... para el fuego en el día del juicio y de la perdición de los hom-bres impíos...".  Esto tiene que ser al final del reino fu-turo.

      No tenemos idea de por cuanto tiempo el fuego quemará y los vendrán cambios, pero una cosa sabemos, que esta tierra será purificada de todos los efectos del pecado, y será librada de la maldición, véase Romanos 8:18.25.

El destino de los redimidos

      Poca gente ha estudiado las Escrituras para saber qué pasa con el alma del creyente en el momento de la muerte.  Muchos piensan que el alma va al "cielo" y allá estará para siempre.  De veras, el alma, en el momento de la muerte del cuerpo, va al Tercer Cielo y es una persona espiritual hasta que tiene su cuerpo resucitado del panteón en el futuro.

      Las "calles de oro" no serán hasta después de la renovación de esta tierra en el futuro.  Las Escrituras dicen: "...que para con el Señor un día es como mil años, y mil años como un día..." 2 Pedro 3:8.

      Desde Adán, unos 5,000 años han pasado.  Esto, en la presencia de Dios es como cinco días.  Claro que Dios no está limitado por el tiempo, y, al morir el alma, tampoco el hombre.

      Durante su presencia en el Tercer Cielo, las almas están simplemente esperando a regresar (después de los siete años de la Gran Tribulación) a esta tierra, para reinar con Jesucristo durante Su reinado de 1,000 años (recuerde que los redimidos van a recibir sus cuerpos resucitados y glorificados antes de la Gran Tribulación).  Aquellos siete años en la presencia de Dios, pasarán con rapidez (será el tiempo del Tribunal de Cristo) y luego regresarán a esta tierra para reinar con Jesucristo.

      Las "calles de oro" vienen después de la renovación de esta tierra y estarán aquí sobre esta misma tierra.

      Vamos a ver Juan 14:1-3.  Jesucristo prometió a los creyentes tres cosas:

(1)  Un "lugar", no un estado espiritual.

(2) Un "lugar preparado" (la tierra renovada en el fu-turo).

(3)  Un lugar donde Él estará.

      Ahora la pregunta es:

 ¿"En qué parte del universo será aquel lugar?”

(1) El jardín de Edén ciertamente fue un símbolo de aquel "lugar".

(2) La tierra, después de la inundación fue un símbolo de aquel "lugar".

(3) La Tierra de Canaán fue un símbolo de aquel "lugar".

(4) Esta tierra durante los mil años del reinado de Jesucristo será un símbolo de aquel "lugar". Lea, por favor Salmo 37:9, 22, 29, 34; 2 Pedro 3:13.

      Sí, Pedro entendió que esta tierra renovada será el "lugar preparado" donde los redimidos pasarán la eter-nidad, Apocalipsis 21:1-8.

      Ahí por primera vez desde la caída de Adán en-contramos la tierra entera libre de la maldición del pe-cado y de los pecadores.  Ahí, por primera vez, será contestada la petición "Venga tu reino.  Hágase tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra... ".

      Ahí, por primera vez serán destruidos todos de los enemigos de Jesucristo.  Luego Él, como el Mesías, en-tregará toda la autoridad que Él tiene a Dios el Padre, 1 Corintios 15:24-28.

      Entiendo yo, según las Escrituras, que Jesucristo no solamente tomó la responsabilidad de redimir esta tierra de la maldición de pecado, al mismo tiempo tomó la responsabilidad de redimir bastantes seres humanos, no demasiados, para poblar la tierra renovada durante la eternidad, la cual no tendrá fin.  (Fin)

 

¿Qué Podemos Saber Acerca De Los Tiempos Del Fin?

      No hay nada que pueda detener el reloj de la his-toria.  Cada día que pasa nos acerca más a los dra-máticos acontecimientos profetizados en las Escrituras.  ¿Qué nos espera?  ¿Cuánto podemos saber de los tiempos del fin?  Sí, las Escrituras nos explican:

I. Verdad número uno: Cristo regresará en el aire a sa-car a los redimidos, 1 Tes. 4:16, 17; 1 Cor. 15: 51, 52.

1. ¿Cuándo sucederá esto? Mateo 24:44.  Véase Lucas 12:35-40, 42-48.  El regreso de Jesucristo podría ocurrir en cualquier momento y esto es conocido como el "arre-batamiento de los redimidos". (No el "arrebatamiento de la iglesia".  No hay tal cosa mencionada en las Es-crituras).

2. Inmediatamente los redimidos aparecerán ante Jesu-cristo en Su Tribunal, 2 Corintios 5:10, que no trata con la salvación, ya que solamente estarán los redimidos.  Trata con el grado de recompensa que cada creyente va a recibir para usar durante la eternidad.

II. Verdad número dos: El anticristo (un hombre muy reconocido en el mundo) asumirá el poder, como dic-tador, sobre todas las naciones.

1. Este reunirá a un gran séquito, engañará a la nación de Israel para que firme un tratado de paz falso, y será causa de un sufrimiento indecible en le mundo.  Aquel hombre (el anticristo):

(1) Recibirá poder, trono, y autoridad de Satanás, Apo-calipsis 13:2.

(2) Será un gobernante con el propósito de vencer, Apo-calipis 6:2.

(3) Será culpable de horribles blasfemias, Apoc. 13:5.

(4) Firmará un tratado de paz con Israel y luego lo quebrantará, Daniel 9:27.

(5) Se colocará a sí mismo sobre todo y sobre todos, Daniel 11:37.

(6) Afirmará que es "Dios", 2 Tes. 2:4.

(7) Escenificará una resurrección "milagrosa", Apocalipsis  13:3.

(8) Hará guerra a los creyentes, y tendrá poder y auto-ridad sobre las naciones, Apoc. 13:7.

(9) Su número es el 666, Apoc. 13:18.

(10) Matará a millones de creyentes, Apocalipsis  6:9.11; 7:9.13.

(11) Será servido por un "falso profeta" (un hombre religioso), Apoc. 19:20.

(12) Exigirá que adoren su imagen, Apoc. 13:14.

2. El anticristo es la imitación de Satanás.  De la misma manera que Jesucristo fue enviado por el Padre, así este falso Cristo será enviado por Satanás y se le llama:

(1) El cuerno pequeño, Dan. 7:7-28.

(2) El rey altivo de rostro, Dan. 8:23-25.

(3) El príncipe que ha de venir, Dan. 9:26, 27.

(4) El rey voluntarioso, Dan. 11:16, 36-38.

(5) El hombre de pecado, 2 Tes. 2:3, 4.

(6) El hijo de perdición, 2 Tes. 2:3, 4.

(7) La bestia, Apoc. 13:1-10.

III. Verdad número tres: Habrá en la tierra aflicciones sin par.  Cuando el anticristo sea revelado, estará listo el escenario para los horripilantes sucesos de la tribu-lación.  Después de que este líder, con poder satánico, surja al poder, estará listo el escenario para que tenga lugar el período más angustioso de toda la historia.  El anticristo encabezará un reino de terror durante tres años y medio, causando la muerte a multitudes, tanto judíos como gentiles.  Pero además de este reino de terror, la tierra experimentará aflicciones sin par, cuando la ira de Dios sea derramada sobre la humanidad, Isaías 13:6.11.

1. Las naciones serán afligidas y no quedarán sin el cas-tigo de Dios.  Vivirán para aborrecer el día en que com-partieron su suerte con el archienemigo de Dios.  Por ge-neraciones enteras, sus líderes habrán rechazado a Dios, y se habrán burlado de Su Hijo.  Les sobrevendrá un justo castigo en el período de siete años conocido como "La Gran Tribulación".

2. Dos secciones del N.T. describen los acontecimientos de estos siete años: Mateo 24 y Apocalipsis 6 a 16.  Es-tos detalles proféticos indican cuánto sufrirá la huma-nidad durante esta temible época.

3. El sufrimiento y la muerte que sobrevendrán a las na-ciones durante la tribulación son un horror indes-criptible, no obstante, la mayor parte no se arrepentirá.  Sin embargo, habrá una gran muchedumbre de gentiles que se volverán a Dios durante aquellos siete años, véase Apocalipsis 7:9.

4. Israel en angustia.  Los siete años de tribulación tendrán dos propósitos: Castigar a las naciones, y colocar a la nación de Israel en un estado en el que pueda ser restaurada a la posición de privilegio espiritual que una vez disfrutó ante los ojos de Dios.  Israel sufrirá con las naciones, pero más intensamente y aquel tiempo se menciona en Jeremías 30:7.

5. La tribulación será una época de sufrimiento y muerte para toda la humanidad, pero los judíos serán los más afligidos, véase Zacarías 13:8, 9, pero tal sufrimiento producirá arrepentimiento a aquella nación, véase Ezequiel 36:24-28; cap. 37; Zacarías 12:10, 11.

6. Como nación, la restauración espiritual de Israel ten-drá lugar con el regreso de Jesucristo a esta tierra al final de los siete años de la Gran Tribulación.  Cuando Él vuelva para rescatarlos de la aniquilación por el anticristo, lo aceptarán a nivel de nación como Mesías y Salvador, aunque a nivel individual ya se habrá convertido un gran número de judíos según Apoc. 7:1-8.

7. Después de cientos de generaciones de incrédulos pro-ducto del endurecimiento de corazón, el pueblo de Israel confiará en Jesucristo como su verdadero Mesías.  En medio de una terrible agonía, infligida por el anticristo, se volverán en fe al Señor Jesucristo.  Esto nos lleva al próximo acontecimiento en el programa de Dios para los tiempos del fin: El regreso de Jesucristo a la tierra.

IV. Verdad número cuatro: Jesucristo regresará a la tierra.  Mientras más se acerque el final del período de la tribulación de siete años, mayor será la confusión y la aflicción.  Millones habrán muerto en guerras o a causa de sus terribles consecuencias.  El odio del anticristo hacia Dios se centrará en los judíos a medida que la tribulación se acerque al final.

      Con oposición por las naciones del norte y el este (Daniel 11:44, 45), el anticristo hará marchar a sus ejér-citos hacia Palestina (la Nación de Israel) en preparación para una enfrentamiento decisivo.  Espíritus malignos re-unirán a las naciones para pelear una batalla final en las llanuras de Meguido, Apocalipsis 16:12-16.

      Los ejércitos reunidos en Israel estarán compuestos por hombres sanguinarios que habrán resistido a Dios durante los años de la Gran Tribulación. Pelearán una feroz batalla en Armagedón y la batalla llegará hasta la ciudad de Jerusalén, y los judíos sufrirán horriblemente, Zacarías 14:1, 2.

      De pronto, cuando parezca que ya no hay esperanza para los judíos, cambiará el panorama.  Jesucristo mismo aparecerá en toda Su gloria y descenderá al monte de los Olivos.  Cuando Sus pies toquen el monte, éste se partirá por el medio formando un amplio valle nuevo que se extenderá desde el río Jordán hasta el mar Mediterráneo, Zacarías 14:3-9.  Los creyentes judíos recibirán una fortaleza sobrehumana para luchar contra los enemigos del Señor, Zacarías 12:6-9; Dios enviará una plaga contra los enemigos, Zacarías 14:12, 15; y las tropas extranjeras serán presa del pánico, lo que hará que se ataquen mutuamente, Zacarías 14:13.

      En Apocalipsis 19:11-21, Juan nos da una hermosa descripción de la Segunda Venida de Jesucristo con los redimidos.  El anticristo (un hombre) y sus secuaces serán lanzados al lago de fuego.  El mismo Satanás será atado  y el Cristo victorioso estará entonces listo para as-cender a Su trono en Jerusalén con el fin de gobernar en absoluta paz por un período de mil años.

      Jesucristo celebrará dos juicios especiales al final de los siete años de la tribulación:

1. Para juzgar a los judíos que sobrevivan aquellos terribles días, véase Ezequiel 20:33-44.

2. Se celebrará un juicio similar para los gentiles que sobrevivan los siete años de tribulación, véase Mateo 25:31-46.  Los creyentes (ovejas) podrán disfrutar del rei-nado milenario; los incrédulos (cabritos) morirán y esperarán el juicio del Gran Trono Blanco.

V. Verdad número cinco: Jesucristo gobernará la tierra por 1,000 años.

      La batalla al fin de los siete años de tribulación ha terminado.  Las multitudes armadas de la tierra han sido derrotadas.  Precisamente en el momento en que todo parecía perdido, Jesucristo aparecerá en gloria ganando la batalla de Armagedón.  Pero la tierra quedará en ruinas.

      Jesucristo levantará Su trono en Jerusalén como la Ciudad Capital del mundo, restablecerá a los judíos como Su pueblo, y gobernará toda la tierra por mil años, véase Apocalipsis 20:4-6.

Las profecías del A.T. dan muchos detalles:

1. Jesucristo será el Rey del mundo entero.

(1) La raíz de David gobernará, Jeremías 23:5.

(2) Jesucristo ejecutará Su profetizado gobierno, Lucas 1:32, 33.

(3) Los creyentes de la era (tiempo) de la asamblea reinarán con Él, Apocalipsis 20:4, 6.

2. Israel será una nación destacada.

(1) Será la nación favorecida, Isaías 2:1-3.

(2) Jerusalén será la capital, Isaías 60:10-14.

(3) El trono de David será restablecido, Lucas 1:32.

3. El gobierno de Jesucristo reflejará Su carácter.

(1) Habrá justicia para todos, Isaías 2:4.

(2) Todos prosperarán, Miqueas 4:4.

(3) Cristo regirá con justicia, Jeremías 23:5.

(4) La tierra disfrutará de paz, Zacarías 8:4, 5.

(5) Los pueblos tendrán seguridad, Jeremías 23:5, 6.

4. El mundo natural será transformado.

(1) El clima será ideal, Isaías 30:23.26.

(2) Los animales salvajes serán inocuos, Isaías 11:6-8.

(3) La pesca será abundante, Ezequiel 47:9, 10.

(4) La gente gozará de buena salud, Isaías 35:5, 6.

(5) La vida será prolongada, Isaías 65:1-22.

(6) Los árboles servirán para fines alimentarios y medicinales, Ezequiel 47:12.

5. El Dios de la creación recibirá adoración.

(1) Su Nombre será conocido por todo el mundo, Malaquías 1:11.

(2)  El templo de Jerusalén será el centro de adoración, Ezequiel capítulos 40-48.

(3) Habrá representantes de todas partes, Zacarías 14:16.

(4) Toda la humanidad estará presente, Isaías 66:23.

(5) Los judíos conducirán la adoración, Isaías 60:10-14.

      Cuando Jesucristo gobierne en el reino milenario, Su amor, Su justicia, Su misericordia, Su probidad y Su paz serán patentes en toda la tierra.

VI. Verdad número seis: Jesucristo eliminará la re-beldía y juzgará a los incrédulos.

      Al final de los mil años del reinado de Jesucristo en esta tierra, Satanás, que habrá permanecido atado duran-te todo este tiempo, será librado.  Acto seguido, pro-cederá a reunir un gigantesco ejército de incrédulos (de los mil años) y los dirigirá en una batalla contra el Señor, pero este será su último acto de rebeldía, véase Apocalipsis 20:7-10.

1. Todo comenzó en algún momento de la eternidad pasada cuando aquel mensajero (ángel) sintió envidia y celos del trono de Dios.  En su orgullo, organizó y dirigió un acto de rebeldía contra Dios y fue echado de los cielos, Isaías 14:12-14; Ezequiel 28:12-15.

2. Desde el momento de su engaño en el Jardín del Edén hasta que sea arrojado en el pozo del abismo, producirá un sufrimiento inconmensurable a la humanidad.  Luego de mil años de encierro, su odio hacia Dios se habrá intensificado.  Hará un último y desesperado intento de destituir al Señor de Su trono.  Pero a pesar de todo su poder, su destino será el lago de fuego para él y sus perversos subordinados, los mensajeros, el anticristo y el falso profeta.

3. Cuando se haya aplastado la rebelión de Satanás será el momento del juicio final.  Pronto aparecerán una atmósfera nueva y una superficie nueva de esta tierra, y habrá que arreglar los últimos asuntos terrenales.  Este juicio tendrá lugar en el Gran Trono Blanco, Apocalipsis 20:11-15.  Nadie escapará.

VII. Verdad número siete: Una habitación nueva  será creada.

      Ahora, llegamos al acontecimiento final del plan profético de Dios.  Los Libros proféticos del A.T. están llenos de información sobre el reinado milenario, pero nos dicen muy poco del glorioso mundo del futuro.  Para estaohay que leer Apocalipsis  capítulos 21 y 22. (Esta ha sido adaptada de un artículo escrito por Martín R. De Hann II)  (fin)

 

Los Dones Del Espíritu Santo, Parte II

TEMA: Significado Etimológico de “Don” 

I. En 1 Corintios 12:1 leemos: “No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales.”  A la frase “dones espirituales” (TA PNEUMÁTIKA) Pablo le da en el Nuevo Testamento un uso teológico. Mejor traducida: “los dones pertenecientes al Espíritu”, “los dones provenientes del Espíritu,” o más brevemente “los dones del Espíritu"; es aplicada específicamente a los dones que el Espíritu Santo ha conferido a cada persona redimida para su mutua edificación, y para la propagación de las Buenas Noticias de Jesucristo. No son arbitrarios ni indefinidos. Son un conjunto bien definido de dones, perfectamente diferenciados de otros “dones” que también provienen de Dios, y que también pueden ser de carácter espiritual.

II. El Significado de la palabra.

1. La palabra "carísmata" (dones) viene de la palabra griega carisma, que a su vez viene de "caris".  "Caris",  que significa “lo que deleita,” es un estado que produce, o es acompañado de gozo. Se traduce en el Nuevo Testamento como “gracia”, o “favor inmerecido mostrado o recibido.”

2. Pablo lo utiliza en sus salutaciones: Romanos 1:7; 1 Tesalonicenses 5:28, etc.

3. Somos salvos por gracia (CARIS) solamente, Ef. 2:8,9.

4. La gracia es mostrada a todos los pecadores, Romanos 3:23-24. A esa “gracia solamente” encontrada en Cristo, corresponde “fe solamente” de parte del creyente, Romanos 3:24 en adelante; lo cual excluye La Ley (buenas obras) como medio de salvación.

5. La gracia es la base de la justificación y también en ésta se halla manifestada - Romanos 5:20-21. De allí que gracia es “estado” en un sentido (5:2); y es también una dádiva que no podemos nosotros exigir, en otro.

III. El significado de "carisma"

1. Es una acción; o sea, la prueba de un favor, beneficio, o don. La acción de mostrar gracia. Toma forma de “don” en Romanos 12:6 y 1 Corintios 12:11. Está relacionado con eucaristeo  (dar gracias). Todo el don de la salvación es carisma, Romanos 6:23; 2 Corintios 1:11;  y toma el sentido de don espiritual (no confundirlo con 'del Espíritu') en Romanos 1:11 y 1 Corintios 7:7 donde, en el contexto, se refiere al don del celibato.

IV. El significado de "carísmata".

1. Los dones a los que se refiere Pablo tanto en 1 Corintios 12 como en Romanos 12, carísmata, son las operaciones del Espíritu Santo relacionadas con la adoración y el servicio en las asambleas. Estas operaciones son sobrenaturales, pero no mágicas.  Calificadas por "pneumática" (del Espíritu) deja fuera cualquier falsa suposición en cuanto al origen y la naturaleza de los dones. Estos dones ("carísmata") son, pues, aquellas manifestaciones del Espíritu conferidas a los redimidos para la mutua edificación. De ahí que el término “carismático” se aplique en general a la persona que tiene el “don” de atraer a otros, o agradarle a otros; y en sentido más particular, cuando se aplica a quienes hacen de los “dones” y al Espíritu Santo el centro de la vida cristiana.

V. Su raíz.  ("caris") pone en relieve el atributo divino de la Gracia, puesto que esos dones son recibidos aparte de cualquier mérito del que lo recibe; Y no con el propósito de la auto-elevación, sino el del fortalecimiento y enriquecimiento espiritual de los demás. El entendimiento del correcto significado de los dones, no da lugar a la vanagloria o a la jactancia.

VI. El significado de "pneumátika"

1. Como ya se citó arriba, Pablo escribe a los corintios acerca de los dones espirituales: “No quiero, hermanos, que ignoréis acerca de los dones espirituales” (1 Corintios 12:1). La frase “dones espirituales” es traducida de una sola palabra griega, pneumátika. (De pneumatos, espíritu), que literalmente significa “espirituales”, pero que por el contexto los traductores han suplido con razón la palabra “dones”. Aquí la gramática exige que el término se utilice como un adjetivo, pero aun así, claramente se sugiere la naturaleza y origen de dichos dones.

2.  Como ya se explicó arriba, estos dones específicos de los que habla Pablo, son un grupo especial diferente a otros dones que también son de carácter espiritual. Estos PNEUMÁTIKA obviamente son también de carácter espiritual, y por lo tanto pueden propiamente ser llamados “espirituales”; pero el término habla más de su origen que de su naturaleza, ya que por su origen, necesariamente los dones tienen que ser espirituales, pues vienen del Espíritu. Más bien, estos PNEUMÁTIKA denotan más su origen, que es del Espíritu. ¿Cómo pues puede nadie gloriarse de poseer tal o cual don? Eso es robarle a Dios la gloria que solo le corresponde a Él.  (Continuará)

 

Estudios Sobre La Separación, VI

(Tomado de "Cristiano Primitivo)

TEMA: La separación de las organizaciones del mundo

1.  Reconocemos la importancia de la unidad para realizar cualquier cosa que se desea hacer

2.  Podemos negociar con las personas en el mundo sin ser parte del mundo (véase 1 Corintios 5.9–10)

3.  Es necesario que nos guardemos de no tener un yugo desigual con los incrédulos (véase 2 Corintios 6.14–18)

4.  Algunas asociaciones que el cristiano evitará son:

      (1)  Hacerse miembro de sociedades secretas (véase Juan 18.20; Santiago 5.12; 2 Corintios 6.14); las logias son organizaciones secretas las cuales requieren un juramento para unirse a las mismas; estas organizaciones violan los principios de no tener nada en secreto y del yugo desigual.

     (2)  Hacerse miembro de gremios o sindicatos, uniones obreras; todas estas uniones violan los principios del yugo desigual y de la no resistencia (véase 2 Cor. 6.14)

    (3) Hacerse miembro de clubes: Club rotario, etc. (véase 2 Corintios 6.14)

   (4)  Hacerse miembro de fraternidades, asociaciones de estudiantes y profesionales

 

Estudios Sobre La Separación, VII

TEMA: La separación del entretenimiento mundano

I.  Notemos algunos principios que nos deben dirigir:

1.  Debemos examinar nuestros motivos (véase 1 Corintios 10.31)

2. Los momentos en que estamos desocupados y las horas libres se deben emplear en cosas que edifican a la persona (véase Colosenses 4.5.)

3.  Los placeres mundanos acaban en tristeza (véase 1 Timoteo 5.6)

4.  Las personas que tienen al Señor Jesucristo en sus corazones no necesitan nada más que los entretenga (véase 1 Timoteo 6.6)

II.  Algunas cosas que nos separan del mundo

1.  Dios no aprueba que juguemos, comamos o bebamos demasiado; estas cosas conducen a la idolatría (véase Lucas 21.34; 1 Pedro 4.3; 1 Corintios 10.7)

  2.  La vida santa reprende el entretenimiento mundano (véase 1 Pedro 4.3–4; Efesios 5.11–12)

  3.  Con el tiempo, la tibieza espiritual alcanzará a los buscadores de placeres (véase Lucas 8.14)

III.  Algunos tipos de entretenimiento que son del mundo

  1.  Cualquier cosa que tiene como único objetivo entretener a las personas

  2. El negocio de espectáculos: cine, teatro, representación de obras dramáticas, comedias, etc.

  3.  Ejercicio sensual del cuerpo, como bailar o bañarse en lugares públicos donde los incrédulos exponen sus cuerpos en una forma indecente

  4.  Deportes comerciales organizados: baloncesto, fútbol, etc.

  5. Juegos de naipes

  6. Música mundana

  7.  Ferias, fiestas mundanas y procesiones públicas

 

Estudios Sobre La Separación, VIII

TEMA: La separación del mundo en el vestir

I. El tema sobre el vestir se menciona primeramente después que el pecado entró en el mundo (véase Gén.3.7, 21)

(1) Lo que el hombre escogió para vestirse no le agradó a Dios

(2) Dios hizo una vestidura adecuada para Adán y Eva

(3) Dios hizo que se escribiera su voluntad para nosotros sobre este asunto; la mayoría de los libros de la Biblia dicen algo sobre la forma en que debemos vestirnos

II. Cómo vestirse es una de las cosas de mayor interés en el mundo

(1) ¿Con qué nos vestiremos? (véase Mateo 6.24–34)

(2) El dios de este mundo gobierna en este asunto por medio de las modas sensuales y pecaminosas

(3) En todas las sociedades, la ropa muestra el carácter de la persona

(4) Vestirse de una manera indecente para llamar la atención es parte del programa del mundo y del diablo

(5) Se gastan miles de millones cada año para cambiar el estilo de la moda y en semejantes vanidades

III.  Algunas enseñanzas bíblicas sobre la manera de vestirse

1. La forma de vestirse debe ser decorosa y decente; la ropa indecorosa e indecente es condenada (véase 1 Timoteo 2.9)

2. Vestirse de acuerdo con las modas mundanas está prohibido para el que quiera glorificar a Dios en su manera de vestir (véase 1 Pedro 3.3)

3. El propósito principal de nuestra ropa debe ser para cubrir el cuerpo (véase Génesis 3.7, 21)

IV. La persona se separa del mundo en su manera de vestir porque ha recibido un corazón renovado (véase Romanos 12.1–2)

1. La persona con una mente renovada se viste con decencia (véase 1 Pedro 3.1–8)

2. Vestirse con decencia es una expresión de una piedad genuina (véase 1 Timoteo 2.9–10)

3. Vestirse con decencia armoniza con una conducta casta y respetuosa y produce un testimonio que convence al mundo acerca del amor de Dios en el corazón de la persona (véase 1 Pedro 3.1–4)

Preguntas de estudio

1. ¿Qué clase de vestido se hicieron Adán y Eva para sí? 

2.  En su opinión, ¿por qué no agradó a Dios la forma que ellos se vistieron? 

3. ¿Qué clase de vestido les hizo Dios? 

4. ¿Dónde podemos encontrar la voluntad de Dios en cuanto a la manera de vestirnos? 

5. ¿Quién gobierna a los mundanos e incrédulos en su manera de vestir? 

6. ¿Cuáles pudieran ser los motivos para querer usar la ropa que está de moda, que es indecente y costosa?  

7. ¿Por qué esos motivos no pueden ser parte en nuestra vida?

 8.  ¿Cuál es la posición cristiana frente a la tendencia del mundo de no hacer distinción entre los sexos en el vestir? 

9.  ¿Cuál es la base espiritual y práctica para la separación del mundo en el vestir? 

 

Estudios Sobre La Separación, IX

TEMA: La separación del mundo y la ausencia de resistencia

I. La doctrina de la ausencia de resistencia se fundamenta en el Nuevo Testamento (véase Hebreos 7.12; Mateo 5.38–45; Romanos 12.17–21)

II.   Esta doctrina también tiene su naturaleza en el Antiguo Testamento cuando vemos su práctica por medio de algunos ejemplos

1.  Isaac no peleó por los pozos (véase Génesis 26)

2.  José no se vengó de sus hermanos (véase Génesis 45)

III.  La ausencia de resistencia en la vida diaria:

1.  Devolver bien por mal (véase Romanos 12.17, 20–21)

 2.  Obedecer las leyes mientras las mismas no se opongan a la palabra de Dios; si se oponen entonces escogemos los sufrimientos antes que desobedecer a Dios (véase Romanos 13.2; Hechos 5.29)

3. No ofrecer resistencia cuando los hombres malos nos traten mal o nos ofendan (véase Mateo 5.39)

4. No insultar ni amenazar (véase 1 Pedro 2.21–23)

5. Sufrir los maltratos con gozo (véase 1 Pedro 2.20)

6. No pedir en contra de quienes nos maltratan y nos ofenden (véase Romanos 12.19; 1 Pedro 2.23)

7.  Sufrir el agravio de perder nuestras posesiones (véase Hebreos 10.34)

8.  No tomar parte en la milicia o el ejército (véase Mateo 5.38–48)

Preguntas de estudio

1. ¿De quién viene la enseñanza de la ausencia de resistencia?

2. ¿Dónde podemos encontrar tal enseñanza?

3 ¿De qué manera vemos la naturaleza de esta doctrina en el Antiguo Testamento? 

4. ¿Cuáles son algunas aplicaciones prácticas de la ausencia de resistencia?

5.  ¿Cómo es diferente la ausencia de resistencia de la práctica del mundo?  (Estos estudios continuarán)

 

Las Creencias De Los Bautistas No Con-

formistas Acerca De Los Mensajeros, V.

(Adaptado de un estudio por Charles Ryrie)

I. La existencia de los mensajeros (ángeles).

1. Las enseñanzas de las Escrituras.  La existencia de los mensajeros (ángeles) es enseñada  en 34 Libros de la Biblia.  La palabra "ángel" aparece unas 275 veces y es usada en siete Libros del A.T. y por cada autor en el N.T.

2. La enseñanza de Jesucristo.  Él supo de y enseñó la existencia de los mensajeros, Mateo 18:10; 26:53.

3. En el A.T. la palabra hebrea es MALAK = un enviado  como un delegado; un mensajero de Dios, véase Génesis 16:7; Éxodo 3:2; Jueces 2:1.

4. En el N.T. la palabra griega es AGGELOS = un enviado a traer noticias, mensajero.

5. Un mensajero es un "ser sobrenatural", o sea, celestial, y es mayor en dignidad que el hombre.  Todos son creaciones de Dios, Salmo 148:1-6; son espíritus (no tienen cuerpos carnales pero pueden ocupar cuerpos), Hebreos 1:14; no se casan, Lucas 20:34-36; fueron creados sin pecado, como el hombre, Génesis 1:31; pero unos se cayeron de su estado de inocencia, 2 Pedro 2:4, y de estos algunos están encadenados hasta hoy, pero los demás son libres (demonios) y se oponen a la obra de Dios.

6. Ambos Testamentos hablan mucho acerca de los mensajeros.  Hay "buenos", que adoran a Dios y Le ayudan, protegen y libran el pueblo de Dios, Génesis 19:1, 11.  Hay los "demonios" que se oponen a Dios y procuran anular Su voluntad y frustrar Sus planes, Daniel 10:12, 13; Mateo 4:3.

II. El hecho de la creación de los mensajeros se encuentra en Colosenses 1:16, y el tiempo de su creación fue antes de la creación del universo, según Job 38:6, 7, y fueron creados en santidad, Judas 6.

III. La personalidad de los mensajeros:

1. Intelectual, 1 Pedro 1:12 "...cosas que hasta los ángeles anhelan contemplar..."

2. Emocional, Lucas 2:13 "...que alababan a Dios..."

3. Voluntad, Judas 6 "...que no guardaron su primer estado..."

IV. La naturaleza de los mensajeros:

1. Son seres espirituales, Hebreos 1:14.

2. No se pueden reproducir, Marcos 12:25.

3. Son conocidos como "masculinos", Génesis 18:1, 2.

4. No se pueden morir, Lucas 20:36.

5. Son distintos de los seres humanos, Salmo 8:4, 5.

6. Tienen gran poder, 2 Pedro 2:11.

V. Son sin número, Hebreos 12:22.

VI. Tienen una organización:

1. Uno se llama "Miguel" (o jefe), Judas 9.

2. Hubo no menos de uno que fue conocido como "príncipe", una criatura sobrenatural, Daniel 10:10-14.

3. Hay otros que gobiernan, Efesios 3:10.

4.  Hay "serafines", seres celestiales de aspecto humano y animal, Isaías 6:1-3.

5. Hay "querubines" que deben guardar la santidad de Dios, Génesis 3:24; Éxodo 25:18-22; 26:1; Números 7:89; 1 Samuel 4:4; 2 Samuel 22:11; 1 Reyes 6:23-28; Apocalipsis 4:6, 9.

6. Hay mensajeros "escogidos", 1 Timoteo 5:21.

VII. El ministerio de los mensajeros:

1. A Jesucristo, el Mesías:

(1) Hablaron de Su nacimiento, Lucas 1:26-35.

(2) Anunciaron Su nacimiento, Lucas 2:13.

(3) Protegieron al Niño, Mateo 2:13.

(4) Dieron fuerza a Jesucristo después de Su prueba, Mateo 4:11.

(5) Fueron preparados para defender a Jesucristo, Mateo 26:53.

(6) Le dieron fuerza a Él en el huerto, Lucas 22:43.

(7) Quitaron la piedra de la tumba, Mateo 28:2.

(8) Anunciaron Su resurrección, Mateo 28:6.

2. Al creyente:

(1) Un ministerio general para ayudarnos, Hebreos 1:14.

(2) Son implicados en dar respuestas a las peticiones hechas a Dios, Hechos 12:7.

(3) Están observando las experiencias de los creyentes, 1 Corintios 4:9; 1 Timoteo 5:21.

(4) Dan ánimo en tiempo de peligro, Hechos 27:23, 24.

(5) Tienen interés en los esfuerzos del evangelismo, Lucas 15:10; hechos 8:26.

(6) Cuidan a los justos en su muerte, Lu. 16:22; Judas 9.

3. Tienen un ministerio a las naciones:

(1) Parece que Miguel tiene una relación especial con la nación de Israel, Daniel 12:1.

(2) Son los agentes de Dios en la ejecución de Su providencia, Daniel 10:21.

(3) Serán implicados en los juicios durante los siete años de la Gran Tribulación, Apo. caps. 8, 9 y 16.

4, Los mensajeros tienen una relación con los incrédulos:

(1) Anuncian los juicios que han de venir, Génesis 19:13; Apocalipsis 14:6, 7.

(2) Infligen castigo, Hechos 12:23.

(3) Toman la parte de ser "separadores" en el juicio final de esta edad presente, mateo 13:39.  (Estos estudios continuarán)

 

Las Siete Marcas De Un Verdadero Cristiano

(por Alcides Molina)

TEXTO: 1 Juan 4:7-10.

INTRO: Hay una serie de evidencias, actitudes y señales que identifican a un cristiano verdadero.

I. La marca de la salvación, 1 Pedro 1:23; 2 Corintios 5:17.  Se puede observar esta señal: "...las cosas viejas pasaron, he aquí todas son hechas nuevas...".  El cristiano verdadero ha nacido de nuevo, ha experimentado un cambio genuino en su vida que la hace diferente en su carácter, en su estilo de vida.  Lo contrario es sólo "una experiencia emocional pasajera"  ¿Tienes esta marca?

II. La marca de gracia.  El creyente genuino, no está buscando la salvación por medio de las obras.  Apoya su fe en la Gracia.  Buscar intermediación de algunos "santos" o "la virgen" es una señal evidente de no comprender la salvación gratuita de Dios, Efesios 2:8, 9; Romanos 3:20; 4:6; 11:6; Gálatas 2:16; 2 Timoteo 1:9.  ¿Tienes esta marca?

III. La marca de las obras, Tito 2:14; 1 Juan 2:6; Santiago 2:14-20.  Dice la Escritura: "...celoso de buenas obras..."  Santiago explica que nuestra fe en Dios, debe ser mostrada a través de las obras y esas obras se reflejan en el servicio hacia nuestros semejantes.  ¿Tienes esta marca?

IV. La marca del constructor.  1 Corintios 3:9-11; Efesios 2:20.  Aquí Pablo explica que nuestra vida cristiana tiene similitudes con un "edificio".  El perito arquitecto puso el fundamento sobre Cristo Jesús.  ¿Tienes esta marca?

V. La marca del testimonio, Romanos 10:9, 10; Lucas 12:8; Hechos 19:18.  La Palabra dice que evidentemente se puede creer con el corazón para justicia; pero tenemos que "confesar" que Jesucristo es nuestro Salvador.  El creyente genuino confiesa a Jesucristo delante de los hombres.  ¿Tienes esta marca?

VI. La marca de servicio.  1 Tesalonicenses 1:9, 10; Juan 12:36; Romanos 12:11; Efesios 6:7.  Hay un conocido refrán que dice: "El que no vive para servir, no sirve para vivir".  El servicio a Dios es un imperativo en la vida de todo creyente genuino.  Pablo les dice a los hermanos de Tesalónica que se "...convirtieron de los ídolos a Dios, para servir al Dios vivo y verdadero..."  No es suficiente asistir a una asamblea, orar, ayunar, leer las Escrituras.  ¡Hay una necesidad de involucrarse en el servicio a Dios!  ¿Tienes esta marca?

VII. La marca del carácter.  Mateo 5:3-11; Salmo 147:6; Filipenses 2:3-8; 1 Pedro 5:5; Gálatas 5:22-25.  El sermón de las bienaventuranzas predicado por Jesucristo, muestra las virtudes en el carácter de un verdadero creyente.  Luego Pablo explica otras virtudes cristianas relacionadas con los frutos del Espíritu Santo en nuestras vidas.  ¿Tienes esta marca?  (Fin)

 

Redención Limitada, parte final

(Por J. Candeas. Parte I se encuentra en diciembre, 2003)

      Ahora estudiaremos el alcance de la muerte del Señor que se extiende hasta salvar a Su Pueblo, solamente a Su Pueblo, de sus pecados conscientes y voluntarios.

I. La muerte del Cordero de Dios por Sus ovejas.  Cuando el Señor vino a la tierra, lo hizo con el fin concreto de salvar a Sus ovejas.  Él vino para hacer la Obra que el Padre Le había encomendado desde antes de la fundación del mundo.  Él vino para hacer Su parte en el Pacto de la Redención.  Los Profetas anunciaron esta "Muerte Vicaria" y el mismo Señor y Sus apóstoles basaron su predicación en esta Muerte a favor de Su Pueblo, Isaías 53:4-6, 11.

      Como vemos, Isaías, al hablar de la muerte del Siervo de Dios, dice que es una Muerte Vicaria, es decir, en lugar de otros y estos otros no son el mundo sino que Cristo murió por nosotros, por nuestros pecados, por la rebelión de Mi pueblo, por muchos.

      En el N.T., tanto Jesucristo como los escritores nos dictan la misma enseñanza: Una Muerte Vicaria, pero no por todo el mundo sino por nosotros, por muchos, por Su pueblo, por las ovejas y nunca por los cabritos, Mateo 1:21; 20:28; Juan 10:11; hechos 20:28: Tito 2:13, 14; 1 Pedro 2:24; Gálatas 3:13.

      En la Ley, una vez al año, el Sumo Sacerdote entraba en el Lugar Santísimo para interceder por el pueblo de Dios, cuyos nombres estaban grabados en el pectoral que llevada puesto. Del mismo modo, Jesucristo, nuestro Sumo Sacerdote ante el Padre, intercede solamente por quienes Él murió en la cruz.  Veamos cómo el Señor intercede solamente por los que el Padre Le dio para que los salvara, Juan 6:39; 13:1; 17:2, 6, 9; Romanos 8:31-34.

II. Textos fuera de contexto.

      Cuando el diablo, astutamente, probó a Jesucristo citándole la Escritura, fue respondido con infinita Sabiduría por el Señor de la Escritura, diciéndole "Escrito está..." Mateo 4:7.

      El arminianismo suele esgrimir también una serie de textos bíblicos para enseñar la "muerte universal" de Cristo. No podemos tratar con todos los textos que ellos usan, pero algunos:

1. Juan 12:31, 32.  Se hace énfasis en "...a todos..." pero no se refiere a todos los habitantes de la tierra, pues no todos son salvos.

2. Hechos 13:48.  Solamente los destinados para salvación.  Este "...a todos...” que Jesús pronunció, a raíz de la venida e interés mostrado por unos griegos hacia Su Persona, hay que entenderlo a la luz de Juan 10:16.  Jesucristo enseña aquí que Su muerte será para salvación no solamente para el redil judío sino también para todos los gentiles que entrarían a formar parte de los redimidos, véase Juan 17:9, 20.

3. Hebreos 2:9.  El mismo énfasis que el anterior "todos" hablando a creyentes y "...gustar la muerte por todos..." no se refiere a "todo el mundo" sino a los hijos de Dios por quienes Cristo padeció en la cruz, véase Hebreos 2:10, 13-17.

4. 1 Timoteo 1:15.  Estos pecadores no son todos sin excepción, sino los creyentes, los elegidos, como Pablo aclara en el versículo siguiente, v. 16.

5. 2 Pedro 3:9.  Aquí, el arminianismo subraya las palabras siguientes: “...no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento..."   Se manipula la Palabra y se saca de su contexto.  Pedro sale al paso de los que se burlaban de la "Venida del Señor", que siempre se hablaba de ella y nunca su efectuaba, como decían los paganos.  Pedro se dirige en esta Carta a creyentes y a éstos, solamente a éstos, les explica que el Señor aún no ha venido porque es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno de nosotros, los elegidos, quedemos sin ser salvos y pacientemente espera que nazca el último de los elegidos para venir por los redimidos.

6. 2 Corintios 5:14, 15.  Son palabras dirigidas a creyentes y se refiere a ellos solamente.  Todos estaban judicialmente muertos y Cristo murió por ellos, para darles vida.  En el v. 21 particulariza la redención al decir: "...al que no conoció pecado, por nosotros lo hizo pecado, para que nosotros fuésemos hechos justicia de Dios en Él...".

7. 1 Corintios 15:22.  Se refieren estas palabras a la resurrección y no a la muerte de Cristo, porque no todos los seres de este mundo han sido vivificados.

8. 1 Timoteo 2:4-6.  Al arminianismo, con la palabra todos, les pasa como a los romanistas con la palabra agua, que enseguida la conectan con el "bautismo".  No distingue, al leer "todos", entre todos sin excepción y todos sin distinción.  Pero la Biblia sí hace esta distinción en numerosos pasajes, véase Marcos 1:5; Lucas 3:21.  Veremos que estos todos y todas no eran bautizados, véase Lucas 7:30.  Veamos los siguientes textos para ver que no se pueden interpretar como "todos sin excepción o sin distinción": Juan 8:2; Hechos 22:15; 1 Juan 5:9.

      Estos textos, pues, significan todos sin distinción, como indica el texto al mencionar las diversas clases: los hombres, Los gobernantes, los que están en eminencia, etc.

9. Tito 2:10, 11.  Aquí no se habla de la muerte de Cristo sino de la llamada general que se hace a todos los hombres.  En el v. 14 sí se habla de la redención, y se dice que es limitada, al decir "...por nosotros..."

10. Juan 3:14-19; 6:33, 51.  Jesucristo, en esta porción primera, recuerda la serpiente levantada por Moisés en el desierto, para dar vida ¿a quiénes?  Al pueblo.  En la segunda, Él habla de Sí mismo como "la Vida del mundo".  Y en realidad, eso es Él, Juan 1:4.  Pero Él no dice en estos versos que salvó a todo el mundo.  Dice que Él es la Vida y Su Carne la dio para que tengan vida los que comieren o creen, no los que crean.  ¿Quiénes creen?, Juan 6:35, 37, 44.

Conclusión: Jesucristo vino a salvar a Su pueblo, a Sus ovejas, y cuando venga otra vez, separará las ovejas de los cabritos, véase Mateo 25:31.34, 41.

      Los arminianos le dirían al Señor: "Tú dijiste que moriste por todos y ¿ahora nos condenas?"   El Señor les diría: "Nunca dije que Yo morí por los que no conocí jamás.  Yo dije siempre que con una ofrenda hice perfectos para siempre a los santificados", Hebreos 10:14 (fin)

 

La Salvación

(Autor no conocido)

INTRO: Generalmente, cuando dialogo con aquellas personas que han experimentado un cambio radical en sus vidas luego de haber aceptado a Jesucristo como su Salvador personal, muchas veces quedo un tanto desilusionado al darme cuenta de que en realidad, no han comprendido el enorme contenido de lo que por la fe han recibido al haber dado un paso tan grande, tan acertado.  ¡Aún les falta tanto por conocer!

      La salvación es mucho más que el perdón de los pecados, mucho más que la limpieza del corazón y de la conciencia, mucho más que la sangre de Cristo purificando, mucho más que la participación activa del Espíritu Santo, mucho más que tener a Jesús el Cristo como Salvador, mucho más que obtener una nueva vida, una nueva esperanza, mucho más que "evitar" el infierno, mucho más que ir al cielo.

      ¿Qué más es entonces la Salvación?  Tratar de contestar dicha pregunta es el motivo del estudio de ésta materia.  Intentar penetrar algo más en los misterios eternos de la Salvación ya que:

(1) La Salvación es el acto jurídico Divino--sin precedentes--que nos absuelve siendo aún delincuentes.

(2) La Salvación es una demostración de la bondad, misericordia y la gracia de Dios, pero también de Su justicia perfecta, y por lo tanto, inapelable.

(3) La Salvación es Jesucristo muriendo, condena impuesta por Dios al pecado.

(4) La Salvación es perdonar por haber cumplido la sentencia.

(5) La Salvación es justificar.

(6) La Salvación es crear vida nueva, no reparar.

(7) La Salvación es nacer de nuevo.

(8) La Salvación es devolver al ser humano a su estado original.

(9) La Salvación es regenerar.

(10) La Salvación es dejar de ser lo que somos para ser lo que seremos.

(11) La Salvación es ser---aquí y ahora---santos y perfectos.

(12) La Salvación es ser iguales a Jesucristo.

(13) La Salvación es santificar.

      Al estudiar esta materia, habremos de utilizar muchos términos que son comunes en el lenguaje "evangélico", y otros no tanto.  Pero tenemos que comenzar con el porqué de la redención y cómo de su realidad por medio de la propiciación.

I. El ¿Por qué? de la redención.

1. Redención: liberar mediante el pago de un precio. 

2. Porque todos somos pecadores frente a un Dios Santo, Santo, Santo, Romanos 3:23.

3. Porque la paga (consecuencia) del pecado es la muerte eterna en el Lago de Fuego, Romanos 6:23.

II. La manera de la redención.

1. Dios proveyó un sustituto (Su Hijo) para morir en el lugar del pecador, 1 Pedro 2:24.

2. Los tres aspectos de la Salvación:

(1) Justificación por el juez, Romanos 3:20; 5:2.

  A. Cancelación de la deuda, Colosenses 2:12-15.

(2) Regeneración, Tito 3:5; Gálatas 4:4-7.

  A. La vida desordenada debe ser cambiada, 2 Cor. 5:17.

(3) Santificación, 1 Tesalonicenses 4:1-8.

  A. Somos separados para vivir una vida santa de servicio a Dios, 1 Pedro 2:9.

3. Pero las tres experiencias son simultáneas en el sentido de que no pueden separarse.

(1) Las tres constituyen la Salvación plena.  No puede existir Salvación plena y completa sin las tres experiencias.

(2) Notemos, a través del estudio de los textos bíblicos, que las tres bendiciones a las que estamos haciendo referencia, nacen de nuestra unión con Jesucristo:

  A. El creyente es uno con Él.  En virtud de la muerte expiatoria de Él y de Su Espíritu Santo que nos imparte la vida, nos hemos convertido en "justicia de Dios", 2 Corintios 5:2.

  B. Por medio de Él tenemos el perdón de los pecados, Efesios 1:7.  Somos "hoy y ahora" nuevas criaturas, nacidas a una nueva vida.

  C. Somos "hoy y ahora" santificados en Él, 1 Corintios 1:2.  Él ha sido hecho santificación para nosotros, 1 Corintios 1:30.

III. La Salvación es tanto interna (subjetiva) como externa (objetiva).

1. La justificación es, primero que nada, un cambio de posición, y es luego seguida de un cambio de condición.  La justicia es atribuida o imputada por Jesucristo e impartida por el Espíritu Santo.

2. La adopción se refiere al hecho de conferir la dignidad de hijo de Dios.

3. La regeneración es la vida interior que corresponde a nuestro llamado y nos hace participantes de la naturaleza divina.

4. La santificación es tanto interna como externa.  En lo interno, demanda la purificación del pecado.  En lo externo, es la separación del pecado y sus prácticas, además de la dedicación a Dios.

IV. El N.T. usan tres palabras griegas para redención:

(1) AGORAZO = comprar en el mercado de esclavos.

(2) EXAGORAZO = comprar y sacar del mercado de esclavos.

(3) LUTROO = poner en libertad (soltar) mediante el pago de un precio.

V. La palabra expiación quiere decir "cubrir" en el A.T., Salmo 85:2; Romanos 4:7; Hebreos 10:4, y "quitar" en el N.T., Hebreos 9:23-26.

VI. la palabra propiciación (el lugar del sacrificio) = poner una base para que Dios mostrara misericordia en conformidad con Su justicia.

VI. Sacrificio.  Según se prefigura en los tipos del A.T. y se explica en el N.T. el sacrificio de Jesucristo es:

1. Expiatorio, Gálatas 3:13.

2. Vicario, 2 Corintios 5:21.

3. Voluntario, Juan 10:18.

4. Redentor, Efesios 1:7.

5. Propiciatorio, Romanos 3:25.

6. Reconciliador, Colosenses 1:21, 22.

7. Eficaz, Romanos 5>9, 10.

8. Revelador, 1 Juan 4>9, 10.

VII. Adopción "colocar como a un hijo".  La expresión en el griego indica no tanto relación como posición. 

1. la adopción es el acto de Dios por el cual uno que ya ha nacido en la familia de Él, alcanza, mediante la redención del yugo de la ley, la posición de un hijo adulto, Gálatas 4:1-5. (Continuará)

 

El Viaje De La Vida

(Tomado de: Literatura Bautista)

TEXTO: Salmo 107:30

I. Un comienzo correcto es necesario para el viaje de la vida.

1. La predicación del evangelio debe ser oída, Romanos 10:17.

2. El Reino de Dios debe ser buscado, Mateo 6:33.

3. Jesucristo debe ser recibido como el único Salvador, Juan 3:36.

II. El acompañante correcto en el matrimonio es necesario para el viaje de la vida.

1. El plan de Dios es que el esposo y la esposa tengan la misma fe, 2 Corintios 6:14.

2. El plan de Dios es que el marido y la mujer vivan juntos, Mateo 19:6.

3. El plan de Dios es multiplicar sobre la tierra por medio del hombre y la mujer, Génesis 1:28.

III. El trabajo correcto debe ser elegido para el viaje de la vida.

1. Un trabajo que de a Jesucristo la preeminencia, Colosenses 1:17, 18.

2. Un trabajo que dará gloria a Dios, 1 Corintios 10:31.

3. Un trabajo que proveerá una forma honesta de vivir, Efesios 4:28.

IV. Los amigos correctos deben ser elegidos para el viaje de la vida.

1. Amigos que no se preocupan con la ganancia propia, Proverbios 19:4.

2. Amigos con el cual puede compartir compañerismo cristiano, 1 Juan 1:7.

3. Amigos que son colaboradores en la obra del Señor, 1 Corintios 3:9.

V. El Libro correcto debe ser estudiado en el viaje de la vida.

1. La Biblia debe ser el Libro por el cual vivimos, Mateo 4:4.

2. Las Escrituras son inspiradas por Dios, 2 Timoteo 3:16, 17.

3. La Biblia es el Libro que produce una vida limpia, Salmo 119:9-11.

VI. El Líder correcto debe ser seguido en el viaje de la vida.

1. El Espíritu Santo nos guía a toda la verdad, Juan 16:13.

2. El Espíritu Santo nos revela todas las cosas, 1 Corintios 2:10-12.

3. El Espíritu Santo está siempre presente para guiarnos, Salmo 139:7-10.

VII. La conducta correcta es necesaria en el viaje de la vida.

1. El creyente debe andar como es digno de Dios, 1 Tesalonicenses 2:12.

2. El creyente debe manifestar la naturaleza de Dios, 2 Pedro 1:4.

3. El creyente debe manifestar la imagen de Dios, Colosenses 3:10   (fin)

 

La Razón De Porqué Somos Como Somos

LECTURA: Deuteronomio 11:26-32

INTRO: Una mirada breve a las noticias muestra que la condición de este mundo es peor cada día.  Para el creyente esto quiere decir que el regreso de Jesucristo será pronto.

      Pensando en Su regreso, vamos a tomar un "inventario espiritual" de nuestra vida para ver cómo estamos con Jesucristo.

      En la lectura vemos que los hijos de Israel han estado en el desierto por unos cuarenta años y cientos han muerto por su incredulidad.  Luego Dios revela a Moisés que su vida ha de terminar y debe instruir el pueblo para arreglar sus vidas o sufrir las consecuencias.

      Hoy muchos creyentes son exactamente como el pueblo de Israel en aquel tiempo...viviendo en un desierto espiritual sin las bendiciones de Dios en sus vidas.  ¿Por qué?

I. Por su poco conocimiento de Dios.

1. El profeta Jeremías, predicando a los judíos indiferentes dijo: "...pues no conocen el camino de Yahvé, el juicio de Dios..." 5:4b.  ¡Estas palabras hablan de ignorancia espiritual!  Véase Isaías 59:8; Amós 3:10; Romanos 10:3.

2. Con toda la educación que tenemos hoy, hay poco conocimiento de quién es Jesucristo.  Él es:

(1) Él es el "Postrer Adán" de Quien vamos recibir nuestros cuerpos espirituales, 1 Corintios 15:44, 45.

(2) Él es nuestro "Abogado", Uno llamado a su lado, 1 Juan 2:1.

(3) Él es el "Alfa y el Omega", principio y fin, el "Todopoderoso", Apocalipsis 1:8.

(4) Él es el "Amén", una expresión que significa certeza, el "Testigo Fiel", el "Principio de la Creación de Dios", Apocalipsis 3:14.

(5) Jacob Le llamó "...el Mensajero que me liberta de todo mal...", Génesis 48:16.

(6) Isaías Le habló como "...el Mensajero de Su faz los salvó...", 63:9.

(7) En Salmo 2:2 David describió a Jesucristo como "...el Ungido de Yahvé...".

(8) En Hebreos 3:1 leemos que Jesucristo es el "...Apóstol y Sumo Sacerdote de nuestra profesión...".

(9) Isaías, en 51:9, Le habló que Jesucristo es el "...Brazo de Yahvé..."   "Brazo" = habla de la intervención sobrenatural de Dios para entregar a Su pueblo.

(10) En Hebreos 12:2 leemos que Jesucristo " es el Autor y Consumador de la fe..."  Uno que puede cumplir.

(11) En Efesios 1:6 Pablo escribió de Jesucristo como "...el Amado...", véase Mateo 3:17.

(12) En 1 Pedro 2:25 leemos que Jesucristo es: “...el Pastor y Obispo de vuestras almas..."

(13) Pablo, en 1 Timoteo 6:13 escribió que Jesucristo es "...el solo Soberano, Rey de reyes, y Señor de señores..." 

II. Somos lo que somos por la poca fe que ponemos en Dios el Padre, Salmo 118:8, 9.  La fe:

1.  Nos da seguridad de éxito en la vida cristiana, 2 Crónicas 20:20.

2. Es un deber fundamental, Juan 6:28, 29.

3. Es un arma defensiva, Efesios 6:16.

4. Un elemento esencial en la vida cristiana, Heb. 11:6.

5. Esencial en oración, Santiago 1:5.

6. Debe ser unida con amor, 1 Juan 3:23.

III. Somos lo que somos por la falta de un amor sincero a Jesucristo y a Su pueblo, Juan 14:23.

1. La fe verdadera que salva se manifiesta por obras que son las expresiones del amor de lo que nos da el Espíritu Santo.  Véase Gálatas 5:22.

IV.  Somos lo que somos por la falta de entender el lugar propio de cada creyente, 1 Corintios 12:18-20.

V. Somos lo que somos porque no estudiamos la Palabra de Dios, no sabemos las doctrinas fundamentales.

1. El creyente es mandado a estudiar la Palabra, véase Deuteronomio 17:18-20.

VI. Somos lo que somos porque faltamos a la fe en las promesas  preciosas de Dios que serán cumplidas en los últimos Días, 2 Pedro 1:2-4.

1. El pronto regreso de Jesucristo Para los redimidos.

2. Los cuerpos de los creyentes serán resucitados y transformados.

3. Será el Tribunal de Cristo.

4. Aquí sobre esta tierra, siete años de Tribulación.

5. El regreso de Jesucristo Con los redimidos para establecer el Reino de mil años.

6. A terminar los mil años, todos los enemigos de Jesucristo vendrán contra Él, y Él ha de destruirlos.

7. La superficie de esta tierra será renovada, y la atmósfera será limpiada.

8. La "Nueva Jerusalén" descenderá desde el Tercero Cielo.

9. Luego: Eternidad Futura.

VII. Somos lo que somos por nuestra falta de interés  de correr bien la carrera de la vida cristiana, véase Filipenses 3:14.

VIII. Somos lo que somos por nuestro amor a las cosas del mundo, Mateo 16:26; Colosenses 3:2.

IX. Somos lo que somos por nuestra falta de oración.

X. Somos lo que somos porque no sentimos el pecado en nuestras vidas, Proverbios 28:13.  (Fin)

 

Por Favor, No Nos Confunda

Por Benedicto L. Alfonso Díez

      Estimado amigo, no nos confunda con los que engañan al mundo, ya que somos seguidores de Jesucristo, que es la verdad, Juan 14:6.

      No nos confunda con los que pretenden curar al prójimo de manera ridícula e irreverente, al grito de "Aleluya" o de "Jesús sana".  Sólo Dios sana las dolencias espirituales y físicas, y Jesucristo es nuestro Señor.  Todo el que habla por Espíritu Santo "...llama a Jesús Señor..." 1 Corintios 12:3.

      No nos confunda con los seguidores del iluso José Smith, fundador de la secta de "los mormones".  Sólo la Santa Biblia es de origen Divino.  El "Libro de Mormón" procede del diablo, Apocalipsis 22:18, 19.

      No nos confunda con los que dicen "guardar el sábado" y quieren reimplantar la Ley, Gálatas 2:21.

      No nos confunda con los que edifican grandes templos a expensas de la credulidad del pueblo, Hechos 17:24.

      No nos confunda con los que explotan la ignorancia de muchos pidiendo el "diezmo" de sueldos, jornales o de otras "entradas".  La obra del Señor no se hace por medio de la "simonía" (compra o venta de cosas espirituales) sino por los medios que Dios provee.  ¡No somos mercenarios ni obreros asalariados! 1 Pedro 5:2.

      No nos confunda con los que, llamándose "evangélicos" intervienen en política, sueñan con tener partido político propio y quisieran "convertir" al pueblo en "evangélicos" desde arriba (o sea, desde el gobierno), Juan 18:36.

      No nos confunda con los grupos irresponsables que se aglomeran en carpas, plazas o salones para hablar todos a un mismo tiempo, saltar o gesticular y gritar o arrojarse al suelo pretendiendo así comunicarse con Dios, 1 Corintios 14:33, 40.

      No nos confunda con gente irresponsable, inmoral, viciosa o idólatra, tampoco con los "masones" o "espiritistas", 1 Corintios 6:9; Isaías 8:19.

      No nos confunda con las que sugieren el pensamiento absurdo de que el Señor Jesucristo no tuvo madre o que no hayan existido los "santos" hombres de Dios del pasado, Lucas 1:26-31; Romanos 1:7.

      No nos confunda con los que se arrogan nombres denominacionales o títulos altisonantes por "ordenación humana" con imposición de manos o de otra manera.  Los creyentes del primer siglo se llamaban "cristianos", se congregaban en el "Nombre del Señor", y los que predicaban o ministraban la Palabra se llamaban a sí mismos "siervos de Jesucristo", Hechos 11:26; mateo 18:20; Romanos 1:1.

Conclusión: La causa de tanta confusión es que muchos han "invalidado" las Escrituras por seguir tradiciones y mandamientos de hombres, Mateo 15:6-9.   (Fin)

 

      Esta revista es enviada gratis y es una obra de amor por parte de J. Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Contamos con la ayuda del Hermano Frías como corrector de pruebas.  Si usted puede recibir esta revista vía el Internet, notifíqueme a:  jnel@twinvalley.net

      Por favor  envíeme los nombres y direcciones correctas de otros predicadores que necesiten esta revista.

 

Hojas de Oro

Beverly, Kansas 67423 EE. UU.