HOJAS DE ORO

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXXI,  Número 2              FEBRERO                                              2001


 

El Cristo del Arminianismo

Por: Steven Houck

      La Biblia nos advierte de que en los últimos días, en los cuales vivimos, habrá muchos falsos Cristos---aquellos que claman ser "El Cristo", pero son impostores.

Véase las palabras del Señor en Mateo 24:4,5.

      Nosotros que profesamos ser cristianos debemos prestar atención a no ser engañados.  Nuestro llamado es a confiar, amar y seguir al verdadero Jesucristo.

      Nosotros conocemos los "cristos" de los cultos y de otras religiones.  Él es un buen hombre, un profeta, la primera creación de Dios, un gran espíritu, o hasta un dios, pero él no es Dios eterno y verdadero.  Aquel "cristo" recibe su existencia de otro que es más grande que él.  Por esto tal "cristo" no es el Jesucristo de las Escrituras y nosotros no somos engañados por él porque es un "cristo" falso.

      También conocemos el "cristo" del catolicismo romano.  Ellos profesen que él es verdadero Dios, que él sufrió y murió por el perdón de los pecados, que resucitó, y ascendió al Tercer Cielo y ha de venir otra vez.  Pero aquel "cristo" no es un salvador completo.  El "cristo" de los católicos romanos no puede salvar a los pecadores sin las buenas obras de ellos y la intercesión de los sacerdotes.  Nosotros no somos engañados por este "cristo", es un "cristo" falso.

      Sin embargo hay otro "cristo" falso que es mucho más peligroso que el "cristo" de los cultos y el "cristo" del catolicismo romano.  Este "cristo" ha engañado a la gente por muchos años y continúa engañando a millones.  Este "cristo" es tan peligroso que, si no fuera imposible, engañaría a los mismos escogidos, Mateo 24:24.  Este "cristo" es el "cristo" del Arminianismo (los que siguen las enseñanzas de Jacobus Arminius,  un teólogo holandés quien murió en el año 1609).

      Este falso "cristo" es extremadamente peligroso porque aparenta ser el verdadero "cristo" de muchas maneras.   Sus seguidores dicen que él es verdadero Dios, que murió para salvar a los pecadores, por gracia, sin las obras de los hombres, que este "cristo" no tiene nada que

ver con los "cristos" de los cultos o del catolicismo romano.

      ¡Pero cuidado!  ¡Estén alertos!  El "cristo" del Arminianismo no es el Cristo de las Escrituras.  ¡No sean engañados!  Aquí vamos a mostrarles la diferencia:

1. El "cristo" del Arminianismo ama individualmente a todas las personas en el mundo entero y sinceramente desea su salvación pero es débil y no puede salvar a todas.  Mientras el Cristo de las Escrituras decididamente ama y desea solamente la salvación de aquellos a quienes Dios ha escogido incondicionalmente para salvación antes de la fundación del mundo, Salmo 5:5; 7:11; 11:5; Mateo 11:27; Juan 17:9, 10; Hechos 2:47; 13:48; Romanos 9:10-13, 21-23; Efesios 1:3, 4.

2. El "cristo" del Arminianismo ofrece salvación a todos los pecados y hace todo lo que está en su poder para salvarlos.  Su oferta y poder con frecuencia son frustrados, porque muchos se niegan a venir a él.  Pero el Cristo de las Escrituras eficazmente llama a los elegidos y soberanamente los salva y ninguno de ellos se perderán, Isaías 55:11; Juan 5:21; 6:37-40; 10:25-30; 17:2; Filipenses 2:13.

3. El "cristo" del Arminianismo no puede regenerar ni salvar a un pecador, si primero éste no elige a él con su propio "libre albedrío".  Dicen que todos tienen "libre albedrío" con el cual pueden aceptar o rechazar a él y que aquel "libre albedrío" no puede ser violado por él.  En contraste el Cristo de las Escrituras soberanamente regenera al pecador elegido al margen de su "libre albedrío" porque sin regeneración, el pecador es

 

muerto espiritualmente y no puede escoger a Él.  La fe no es una contribución del hombre en la salvación, es un regalo de Dios que Él soberanamente imparte en Su obra de regeneración, Juan 3:3; 6:44, 65; 15:16; Hechos 11:18; Romanos 9:16; Efesios 2:1, 8-10; Filipenses 1:29; Hebreos 12:2.

4. El "cristo" de los Arminianismo murió en la cruz por todo el mundo, y así hizo posible la salvación para cada persona.  Su muerte, a no ser por la elección por parte del hombre, no fue suficiente para salvar a nadie, porque muchos por que él murió están perdidos.  Mientras el Cristo de las Escrituras murió solamente por el pueblo elegido de Dios antes de la fundación del mundo, y así real y eficazmente obtuvo salvación para todos aquellos por lo cual Él murió.  Su muerte fue una satisfacción vicaria, la cual efectivamente quitó la culpa de Su pueblo elegido, Lucas 19:10; Juan 10:14, 15, 26; Hechos 20:28; Romanos 5:10; Efesios 5:25; Hebreos 9:12; 1 Pedro 3:18.

5. El "cristo" del Arminianismo pierde a muchos de los que "ha salvado" porque no continúan en la fe.  Aún cuando él les da "seguridad eterna" como algunos dicen, esa seguridad no se basa en Su voluntad o poder, sino en el elección que el pecador hizo cuando aceptó aquel "cristo".  Ahora debemos mirar al Cristo de las Escrituras, Uno que preserva a Su pueblo escogido de tal manera que ellos no pueden perder su salvación sino que perseverarán hasta el fin.  Él los preserva por la soberana Elección de la voluntad de Dios el Padre, el poder de Su propio muerte, y el grandioso trabajo de Su Espíritu Santo, Juan 5:24; 10:26-29; Romanos 8:29, 20, 35-39; 1 Pedro 1:2-5; Judas 24, 25.

      Como Ud. puede ver, aunque el "cristo" del Arminianismo y el Cristo de las Escrituras pueden parecer iguales a primera vista, ellos son muy diferentes.  Uno es falso y el otro es Verdadero.  Uno es débil y sin esperanza, se inclina ante el soberano "libre albedrío" del hombre perdido.  El otro es el Señor Jesucristo, Dios el Hijo reinante quien decide lo que a Él le complace y soberanamente cumple Su voluntad.

      Oh, amigo, si Ud. cree y sirve al "cristo" del Arminianismo, Ud. debe reconocer el hecho de que Ud. no está sirviendo al Cristo de las Escrituras.  ¡Ud. ha sido engañado!  Estudie las Escrituras y conozca al verdadero Cristo, Él que puede salvar su alma del infierno. (fin)

 

Bosquejos Maestros de la Biblia IV

 TEMA: Los Nombres de Dios.

 INTRO:  La palabra Yahvé (hebreo YHWA) es usada en unas versiones de la Biblia como "Jehová", una palabra que no fue usada hasta el año 1520 cuando un traductor de las Escrituras, Galatinas, la inventó, usando una combinación de las letras de YHWA y las vocales de AONAI (señor).  Es mejor usar Yahvé, pues la significación parece ser "El, Es", similar a "Yo Soy" de Éxodo 3:14.
 El Nombre Yahvé comunica el hecho que "Él es el Ser Eterno, Personal, Existente en Sí Mismo".  Además, las Escrituras revelan que Yahvé tiene los atributos de Santidad, Bondad, Justicia, Amor, Misericordia, y que Él es Omnipotente, tiene Omnisciencia, y es Omnipresente.
     El texto de Éxodo 6:2,3 se puede leer: "Yo Soy Yahvé. Y aparecí a Abraham, a Isaac y a Jacob como Elohim Omnipotente, más en mi Nombre Yahvé, no me di a  conocer a ellos".    

I. Los nombre combinados de Yahvé revelan Su Persona y muestran:
 1.
 Como Elohim (Dios) apareció para ayudar a Su pueblo en el A.T. en tiempo de necesidad.
 (1) Que Él, es el Autor de los "pactos" hechos con la nación de Israel y que hoy los creyentes reciben beneficios todavía de ellos.
 (2) Sus rasgos característicos son revelados en Jesucristo como el Yahvé eterno, quien salvaría a Su pueblo de pecado y hacer un pacto nuevo con él. 1ª Corintios 11:25.
2.  Yahvé-Jireh. Génesis 22:14, "Yahvé Proveerá". 

Dios había prometido a Abraham que había de llegar a ser una nación grande y le mandó a salir de su país (Ur. Génesis 12:1,2) Cuando tuvo 75 años de edad.  Abraham Le obedeció.
(1)  Unos veinticuatro años después, Yahvé prometió a Abraham un hijo, quien sería el heredero del pacto. Génesis 17:19.
(2)  Cuando Isaac tuvo unos doce años Yahvé probó a Abraham. Génesis 22:1-14.

Ahora, nótese bien que:
 A.  Abraham, confió y obedeció a Yahvé. Hebreos 11:19.
 B.  Yahvé no falló a Abraham y proveyó un sacrificio.
 C.
 Isaac, un símbolo de Jesucristo, sumiso a su padre, subió al monte por su propia voluntad.
 D.
 Jesucristo, es el Cordero Verdadero de Dios. Juan. 1:29, 36. Véase Juan 8:56; 1ª Pedro 1:18, 19.
E.  Aquel evento, nos enseña que el creyente puede confiar en Yahvé en cualquier situación, para proveer la necesidad en cada prueba de nuestra vida. Verdaderamente, Elohim (Dios) es el Yahvé Jirah, el Dios que provee.
III.  Yahvé-Ropheka. Éxodo 15:26.  "...yo soy Yahvé tu Sanador...".
 1. Después de muchos años en Egipto, Dios libró a los hijos de Israel y los llevó por el Mar Rojo destruyendo a sus enemigos en el agua. Éxodo 14:1-31. Luego, Israel entró en el desierto y no encontró agua.  Al fin llegó a "Mara" (amarga) pero no pudo beberla. Éxodo 15:22, 23.  Los hijos de Israel, comenzaron a quejarse contra Moisés, y Yahvé le mostró "un árbol" para que tiraran en el agua y el agua se  convirtió en potable. Éxodo15:25.  Allí, Dios reveló Su Nombre,,"Yahvé-Ropheka" (Yahvé tu Sanador). 

Hay unas lecciones:
 (1)Verdaderamente, Yahvé es el Gran Sanador y puede sanar el cuerpo, el alma y el espíritu quebrantado del hombre. Isaías 54:5; 1 Pedro 2:24.
 (2) El hombre puede herir a otra persona y aplicar remedios, pero la curación tiene que venir de Dios y Él usa muchos métodos, aun un árbol, para curar el agua.
 (3) Es importante notar que tal como Dios convirtió el agua amarga en agua dulce, también Jesucristo convirtió la "paga de muerte" en "vida eterna", usando un árbol (la cruz). Hechos 5:30.
 (4) Cuando Yahvé-Ropheka regresa a esta tierra otra vez, Él ha de sanar todas las "aguas amargas" en este mundo. 1ª Tesalonicenses 4:13-18.
 (5) Cuando el Señor convirtió el agua en vino (Juan 2:1-11) Él mostró la misma habilidad para obrar un cambio químico en líquidos.  Su habilidad para sanar a los enfermos mostró que el es el Gran Yahvé-Ropheka. Mateo 8:1-4.
IV.. Yahvé-Nisi. Éxodo 17:15.   "Yahvé es mi bandera". 

Después de ser librados de sus enemigos (Éxodo 17:8) Moisés edificó un altar y lo llamó "Yahvé-Nisi".  (Bandera, pendón, estandarte).

En aquel incidente podemos observar:
 1. Como Aarón y Hur, quienes sostuvieron los brazos cansados de Moisés, cada creyente debe sostener los brazos del pastor, el evangelista, el misionero, y cada persona que esté predicando las Buenas Noticias. 2ª Timoteo 4:1-8; Efesios 4:11, 12.
 2. Amalec es una ilustración de la carne en la vida del creyente....la naturaleza pecaminosa, el "hombre viejo".  La guerra de Amalec (la carne) en nuestra vida, es continua hasta el fin de la vida, pero día tras días podemos confiar en nuestro Yavé-Nisi.
 3. Isaías 11:12 habla del futuro, después del regreso de Jesucristo, y dice: "...y levantará pendón a las naciones, y juntará los desterrados...reunirá los esparcidos...".  Hermanos en Cristo, ¡Qué promesa!
 4. La cruz de nuestro Señor Jesucristo es nuestra "bandera" y nosotros debemos levantarla alta. Juan 12:32, 33; 1ª Corintios 2:2.
 5. Jesucristo se avergonzará de los "creyentes" que fallan, en levantarle como estandarte ante el mundo perdido. Marcos 8:38.
 V. Yahvé-Salom. Jueces 6:24.  "Yahvé es paz". 

Durante el período de los jueces, (gobernadores) los madianitas pusieron a Israel en sujeción y le robaron sus cosechas.  Yahvé llamó a Gedeón, para ser el gobernador de la nación en la lucha contra los enemigos. (Hay que estudiar, Jueces 6:11-40).  Gedeón hizo un altar a Yahvé y lo llamó "Yahvé-Salom", Yahvé de paz. 

En este capítulo podemos observar:
 1. La presencia Santa, Todopoderosa de Dios, era una vista temerosa para Gedeón al ver un ángel, (mensajero) una Teofanía, (manifestación patente de Dios) o sea Jesucristo.
 2. Pero cuando Yahvé dijo a Gedeón: "...paz a ti; no tengas temor..." esto lo animó.  Véase Juan 4:27; Romanos 5:1; 14:17; Filipenses 4:7.
 VI. Yahvé-Tsidkenu. Jeremías 23:6  "Yahvé-Justicia Nuestra". 

Jeremías proclamó que Dios ha de levantar al Mesías, (verso 5) y que "...Israel habitará confiado..." y que Su Nombre será "Yahvé-Tsidkenu".
 1. Pablo, escribió años después de la "justicia" de Dios. Romanos 10:1-4.
 2. En el futuro, durante el Reino de mil años, los judíos van a conocer a Jesucristo, quien será su Justicia. Romanos 11:25-27.
 3. El pecador no tiene ninguna justicia en sí mismo. Isaías 64:6; Salmo 14:2,3.
 VII. Yahvé-Rohi, es  "Yahvé, el Pastor". Salmo 23:1. 

En este Salmo David afirmó que Yahvé-Rohi, guardó sus ovejas en el campo.
 1. El creyente es una "oveja" de Dios, y por fe puede confiar en su cuidado. Juan 8:42, 44; 10:8, 11,16.  (Estos estudios, continuarán)

 

Bosquejos Maestros de la Biblia  V

TEMA: La Soberanía de Dios

INTRO:  La soberanía de Dios es un término teológico bien establecido en las Escrituras y confirmada en todas de Sus obras, Hechos 15:18.  La soberanía de Dios no-solo es un atributo, sino es Su prerrogativa (privilegio) fundada sobre Su Deidad eterna.  Es decir que nuestro Dios soberano tiene autoridad absoluta y derecho de dominio sobre toda de Su creación, porque Él es el Creador que existe en Sí mismo, Génesis 1:1.  Dios tiene el derecho soberano a hacer cualquiera cosa que La agrada, Salmo 115:3.  A veces no parece que Dios está en control de todas las naciones todo del tiempo pero Él es, y Él quedará en poder soberano durante el tiempo presente y durante la eternidad futura, Salmo 22:28; 50:1.  Dios es ambos el Creador soberano (Él hizo todo lo que existe) y el Sustentador (Él guarda todas de las cosas en función) de Su creación, Salmo 19:1, 2.  Nuestro Dios soberano nunca duerme.  Él está en control absoluto de todas de las cosas y de todo ser humano.  Por eso toda de la potestad de las tinieblas, pecado, Satanás, sus demonios y la maldad de la raza humana no puede alterar el propósito de Dios.

I. Su soberanía definida, Génesis 17:1.

1. Es imposible para nuestra mente finita a comprender completamente la soberanía de Dios.  Cuando Él apareció a Abram dijo: "Yo Soy el Elohim (todo suficiente)..."  Podemos conocer a Dios el "todo suficiente" como Él es revelado a nosotros en Su Palabra infalible, Deuteronomio 29:29.  Solamente en la eternidad futura tendremos bastante tiempo para entender todo lo que hay acerca del Dios soberano.  Hasta entonces tenemos que ser satisfecho con "las cosas que son reveladas" y esperar aquella revelación completa de Su gloria.

2. Por eso, tratando de explicar la soberanía de Dios es tratando a explicar algo que es inexplicable.  Mientras debemos buscar en las Escrituras para "las cosas cuales son reveladas" que nos ayudan a entender Su soberanía, que Él tiene autoridad suprema y poder sobre el universo.  Toda otra autoridad encontrada hoy es delegada, Mateo 28:18.

3. Hay que leer lo que Pablo, escribiendo sobre la soberanía de Dios dijo en Romanos 11:33, 34.

4. También lea lo que Isaías escribió cuando comparó la soberanía de las naciones con la soberanía de Dios, Isaías 40:15.

II. La soberanía de Dios trabajando, Habacuc 1:1-11

1. Como muchos de los hijos de Dios Habacuc no entendió como la soberanía de Dios obró.  Él fue frustrado y desconcertado  ¿Por qué Dios no ha corregido la corrupción en Judá? Y el profeta oró (véase el v. 2)  Luego él alistó las maldades de Judá:  violencia, iniquidad, opresión, tiranía, rivalidad, discordia, anarquía, y dijo (véase v. 4)

2. Luego Dios le contesto en el v. 5.  Sí, Dios es Soberano, Éxodo 3:13, 14.  Él no es obligado a revelar el "que" o el "¿por qué?" de Sus obras, aun cuando pensamos que Él no está obrando.

3. Pero Dios reveló a Habacuc lo que estaba haciendo en los vs. 6-11 usando la nación impía de los calderos para castigar a Judá.  El pueblo de Judá fueron escandalizado y rechazaron a creer y profeta y luego hay que leer la oración del profeta en 3:2.  Aquella oración fue llena de emoción porque él no pudo entender las acciones inusuales de Dios.

4. Cuando Ud. y yo gritamos: "¿Por qué, O Señor? la respuesta está encontrada en Salmo 135:6.  Véase 115:3.  Sí, la soberanía de Dios está libre de imperfecciones, es absoluta.

III. La soberanía de Dios ilustrada, Jeremías 18:1-12

1. En la hora más obscura del ministerio del profeta Jeremías, Dios le dio una visión de Su trono soberano, Jeremías 17:12.  Su trono es el lugar de adoración y refugio.  Sin esta verdad grande y consoladora, lo doctrina de la soberanía de Dios sería un hecho asombroso y espantoso y nosotros estaremos viviendo en un temor constante.  Pero ahora sabemos que aquel trono es "...el lugar del creyente, es un santuario, un refugio..." y un día, los creyentes pueden venir allá en sus cuerpos glorificados donde Jesucristo está sentado con el Padre, Apocalipsis 3:21.  También aquel lugar es llamado "...el trono de gracia..." en Hebreos 4:16 donde podemos encontrar protección de los poderes de Satanás, de sus demonios, de las tentaciones y deseos pecaminosos de la carne.  Sí, de verdad, aquel trono es un trono "alto y glorioso".

2. En Jeremías 18, con el fondo de la visión de trono soberano del capítulo 17, el profeta ahora pudo entender la soberanía de Dios como es ilustrada y interpretada en la casa del alfarero:

(1) Que Dios es soberano, que él tiene autoridad ilimitada sobre todas las cosas, y que Él creó todas de las cosas perfectas.

(2) Nótese el propósito de la soberanía de Dios:  El alfarero estaba formando una vasija.  Él tuvo mucha experiencia.  Tuvo propósito en su obra.  Supo bien lo que estaba haciendo, pero....su propósito fue impedido cuando el barro llegó a ser dañado en las manos del alfarero, no debo a su culpa, y tuvo que hacer otra, v. 4.

(3) Ahora la lección muestra la gracia soberanía de Dios, v. 6.  Dios, en Su gracia soberana ha de hacer Judá y Jerusalén otra vasija nueva, pero ellos Le rechazaron y Dios tuvo que enviarlos a cautiverio por setenta años.  Con esta experiencia Él los formó de nuevo como Él quiso.

3. Dios es soberano sobre todas de las naciones y individuales en el mundo.  Él dispensa uno u otro juicio soberano  o gracia soberana según Su naturalezaza justa.  Pero Dios nunca castiga o muestra gracia arbitrario....siempre tiene un propósito que es propio de Su carácter santo.

V. La soberanía de Dios y la salvación del alma del Lago de Fuego, Romanos 8:29, 30.

1. En esta porción profunda y difícil de las Escrituras encontramos cinco palabras que uno tiene que tomar en el orden dado por el Espíritu Santo si uno ha de entender la soberanía de Dios en el asunto de salvación.

(1) "...a los que antes conoció...", v. 28.  La presciencia de Dios no es como nuestra presciencia humana que quiere decir a "conocer previamente".  Pero con Dios, el curso entero de la historia, en cada detalle, es perfectamente claro.

A. Actualmente la presciencia de dios es aun más activo.  Las palabras usadas en el hebreo y griego "conocer y saber de antemano" tienen una significación profunda, Génesis 18:19.  Aquí Dios indica una relación especial que Él estableció entre Él y Abram, véase Jeremías 1:5.

B. Dios salva a nosotros por Su favor no merecido siendo que Él nos escogió antes de la fundación del mundo.

(2). "...también los predestinó..."  Las palabras "predestinación", "elección" y "escogido" tienen significación similar en las Escrituras porque la predestinación está en tres partes:  A. Dios predestina naciones según Su presciencia. Y escogió la nación de Israel para cumplir Su propósito soberano, Génesis 12:1-3; Isaías 41:8, 9; Mateo 24:21-24.

B. Dios predestina individuales para servicio según Su presciencia.  Él escogió a Moisés para guiar la nación de Israel, Su nación escogida, afuera de Egipto, Éxodo 3:1-14.  Cuando Dios tiene una obra para hacer Él escoge alguien para efectuar Su propósito soberano.

C. Dios predestina individuales a salvación eterna por el mismo principio.....según Su presciencia.  Esto quiere decir que Él, antes de la fundación del mundo, ha escogido, seleccionado, una cantidad cierta para ser salvo a ocupar la Tierra Nueva durante la eternidad y pasó por encima a los demás.

(3) "....también llamó...", v. 30.  Presciencia y predestinación preceden el llamamiento.  Dios, en eternidad pasada, llamó naciones, buenas y malas, para cumplir Su propósito soberano aquí sobre esta tierra.  También Él llama a los elegidos al arrepentimiento y fe para la salvación de sus almas según Su gracia soberanía, Efesios 1:4, 5; 2:6-10.  El pecador escogido, elegido, no tiene que decidir si Dios le escogió siendo que hasta que el Espíritu Santo le llama, es muerto, y no puede hacer nada, pero cuando el Espíritu Santo le habla, él va a responder al llamamiento.

(4) "...también justificó...".  La presciencia, predestinación y el llamamiento precedan la justificación.  Ser justificado es a ser declarado justo, correcto, derecho con Dios por fe en la muerte, sepultura y resurrección corporal de Dios el Hijo, Jesucristo, el Mesías prometido, 1 Corintios 15:1-4.  Dios, por medio de Su Espíritu llama el pecador a salvación y aquel pecador responde por una fe dada a él por el Espíritu Santo.  Luego Dios declara que aquel pecador, ya arrepentido,  ya por fe aceptando la obra final de Jesucristo en la cruz, es justificado, hecho correcto con Dios por la eternidad.

(5) "...también glorificó..."  No puede ser la glorificación hasta que hay presciencia, predestinación y llamamiento.  La glorificación de los elegidos completa la redención del creyente.  Nuestra salvación no será completa hasta el arrebatamiento del cuerpo, 1 Juan 3:1, 2.

VI. La soberanía de Dios y la responsabilidad del hombre, Romanos 9:1-24.

1. La pregunta es: ¿Cómo puede Dios ser soberano mientras que el pecador es responsable para sus decisiones y acciones?  Hemos mostrado que Dios no nos ha revelado Sus secretos y en el v. 16 leemos "...así que no depende (la misericordia de Dios) del que quiere, ni del que corre, sino de Dios que tiene misericordia...".  El pecador tiene que inclinar su corazón ante esta verdad y reconocer su inhabilidad a entender esto.

2. Porque el v. 18 dice: "...de manera que de quien quiere, (Dios) tiene misericordia, y al que (Dios) quiere endurecer, endurece..." y en el v. 20, "...quien eres tú, para alterques con Dios?¿Dirá el vaso de barro al que lo formó: ¿Por qué me has hecho así?...".  Pablo hace claro que Dios es verdadero soberano, y que nosotros somos responsables, pero siendo que nosotros no podemos entender esto tenemos que aceptar la invitación abierta dada a todo el mundo "Venid a Mi" y cada elegido vendrá.   (Estos estudios siguen)

 

Bosquejos Maestros de la Biblia

TEMA: Jesucristo, el Hombre Inimitable, VI

INTRO:  Cuando Jesucristo estable terminando Su ministerio los sacerdotes enviaron sus soldados a detenerle pero ellos regresaron sin Él, véase Juan 7:45, 46.

      Jesucristo tuvo cualidades de integridad moral y justicia divina que Le marcó como una Persona diferente.  Diferente de los demás hombres, diferente de los rabbis, diferente de los profetas de pasado.

      Sus afirmaciones sobrepasaron las de los rabbis.  Sus enseñanzas mostraron verdad y piedad.  Su santidad fue incesante.  Su compasión genuina.

      Su entendimiento de la Ley de Moisés, cuando Él tenía doce años de edad, asombró los rabbis, Lucas 2:42, 46, 47.  Él vivió una vida llena de oración.  Él hizo señales y milagros más allá de los de Elías y Eliseo.  Sin embargo fue un Hombre humilde.

      Aunque Él fue un Hombre, fue inimitable y separados de todos de los otros hombres.  Él sólo poseyó y mostró las credenciales del Mesías prometido.  Aquellos credenciales fueron mostrados por Su carácter moral perfecto.  Él fue el Mesías prometido y Sus palabras, hechos y manera de vida autenticaron Su misión divina y Su oficio, Juan 1:10, 12, 14; Marcos 1:22.

      Ahora vamos a examinar unas de las maneras en lo que Jesucristo fue inimitable, las cuales Le pusieron aparte y arriba de todos de los otros que dicen que ellos son "el mesías".

I. Jesucristo fue inimitable en Su Persona, Hebreos 1:1-13.  Estos versículos proclaman la unicidad de Jesucristo como el Hijo de Dios, el Mesías, el Dios-Hombre cuyo advenimiento ha sido profetizado por los profetas del A.T.  Los textos en Hebreos revelan la gloria de Su deidad por mostrando citas del A.T.  Muestran Su superioridad sobre aun los mensajeros (ángeles) de Dios, Hebreos 1:4, 5, 7, 13.

1. V. 1. Dios el Padre ya ha comunicado en el pasado con frecuencia con la raza humana en varias maneras.  Pero ahora, Jesucristo es el mensaje completo y final del Creador al mundo perdido, véase Mateo 17:5.

2. V. 2a.  Jesucristo, el Dios-Hombre, es el Heredero del universo entero, y cada creyente es un co-heredero con Él, véase Romanos 8:17.

3. V. 2b. Con Dios el Padre y con Dios el Espíritu Santo, Jesucristo fue el co-creador de todas de las cosas que existen, Juan 1:3; Col. 1:16.

4. V. 3a.  Jesucristo es la efusión de la gloriadle Padre y expresa el carácter perfecto de Dios.  Dios el Padre, Jesucristo el Hijo, y el Espíritu Santo son uno en esencia, Juan 10:30.

5. V. 3b.  Jesucristo, el Dios-Hombre, sostiene el universo entero utilizando todo de Su poder (autoridad) sobre la creación porque Él es soberano, Mateo 28:18.

6. V. 3c.  Jesucristo el Dios-Hombre, es el único Salvador de las almas del Lago de Fuego, Hechos 4:12, habiendo sufrido la pena de muerte para los pecados de todos de los elegidos, Isaías 53:1-3.

7. V. 3d.  Jesucristo, el Dios-Hombre, es el único Mediador entre Dios Santo, Santo, Santo y el hombre pecador, 1 Timoteo 2:5.  Jesucristo, como nuestro Sumo Sacerdote, intercede para el creyente siendo sentado a la mano derecha del Padre, Hebreos 4:14-16.

II. Jesucristo fue inimitable en Su nacimiento, Lucas 1:26-35.  Adán, el primer hombre, no fue nacido sino hecho del polvo de la tierra.  La primera mujer, Eva, no fue nacida, sino tomada de la carne del hombre.  Todos de los demás seres humanos fueron nacidos de padres humanos, con la excepción del Dios-Hombre, que no tuvo un padre humano.  Fue concebido aparte de la semilla de la raza humana pecaminosa, caída.  Él tuvo una naturaleza humana perfecta y sin pecado, Juan 1:14; 1 Timoteo 3:16.  No-solo Su concepción fue inimitable, sino las circunstancias de Su nacimiento fueron inimitables.

1. Fue nacido de una mujer virgen, como fue profetizado por Isaías 700 años antes, Isaías 7:14; Mateo 1:22,23.  Hay que notar que las palabras en Mateo 1:16 "...de la cual..." son femeninas singulares en el griego indicando que Jesús el Cristo fue el producto de María sola, y que José no tuvo parte.

2. Jesucristo es el Dios encarnado (nacido en carne), Isaías Le llamó "Emmanuel" (Dios con nosotros) que quiere decir que Él es Dios, pre-existente, eterno pero a ser nacido en cuerpo de un ser humano.

3. Él fue nacido en el pueblo de Belén, como profetizado por Miqueas 700 antes, véase  5:2; Mateo 2:4-6

4. Su nacimiento fue anunciado por mensajeros enviados del Tercer Cielo, Lucas 1:26; 2:9-11.

5. Su nacimiento ocurrió unas semanas después del nacimiento de Juan el Sumergidor, que ha sido anunciado por el mensajero Gabriel, como el precursor del Mesías, Lucas 1:11-19; Juan 1:6, 7, 23.

6. Él fue nacido un Hombre, compartiendo la suerte de los seres humanos.  Nació en pobreza, debajo de condiciones rústicas, Lucas 2:7, pero aunque nacido en humildad los astrólogos, hombres de renombre, vinieron a adorarle, Mateo 2:2, 9-11.

7. Su nacimiento fue indicado por un astro inimitable, el cual guió los astrólogos al lugar del nacimiento, Mateo 2:1-7.

8. Luego una multitud de mensajeros cantaron alabanzas de Su nacimiento, Lucas 2:8-16.

9. Satanás preparó un asesino para matar el Niño, Mateo 2:13-18.

10. Su nacimiento fue aclamado por dos personas santas, Simeón y Ana, Lucas 2:25-38.

11. Antes de Su nacimiento el mensajero dio Su nombre, "Jesús" (Yahvé salva), véase Mateo 1:21.  Esto anunció el propósito de Su primera vendida.

III. Jesucristo fue inimitable en Su ministerio, Marcos 1:21-28.  Él predicó con una autoridad absoluta y fue reconocido, ambos por Sus seguidores y los fariseos, como distinto de los rabbis.  Su ministerio fue inimitable:

1. Él fue el más grande Maestro que ha vivido.  Su "Sermón en el Monte" (Mateo 5-7); Su "Oración Modelo" (Mateo 6:9'13); Su "Discurso", (Mateo 24-25); y Sus "Parábolas", como la de Lucas 10:25-37 son sin par por cualquier maestro que ha vivido.

2. Él preformó milagros grandes, Marcos 6:35-44:

(1) Alimentó miles a la vez.

(2) Calmó el mar.

(3) Causó peces a entrar en la red.

(4) Sanó muchos enfermos.

(5) Anduvo sobre el mar.

(6) Quitó demonios.

(7) Resucitó a los muertos.

(8) Convirtió agua al jugo de uva.

3. Unos dijeron que Él fue el profeta Elías (Lucas 9:8) pero Él fue más grande que él.

4. Jesucristo fue el gran Sanador:

(1) Sanó los ciegos, Juan 9:30-33.

(2) Abrió los oídos del sordo.

(3) Causó los cojos a caminar.

(4) Limpió los leprosos, Mateo 11:5.

(5) Sanó el paralítico, Mateo 4:24.

5. Jesucristo dijo que Él fue el Mesías, una afirmación que nadie en el pasado ha hecha, Juan 5:19-30.

6. Dijo que como el Padre Él Sí mismo tuvo poder a dar vida y que Él ha de ser el Juez final sobre todo ser humano.

7. Fue Santo en absoluto y sin pecado en Su persona, en Sus acciones y en Sus normas, Juan 8:46; Mateo 27:24.

8. Él fue Amigo de los pecadores, ofreciéndolos salvación del tormento eterno, Lucas 7:44-50.  Nótese 7:31.

9. Su ministerio cumplió las profecías mesiánicas del A.T., Lucas 4:16.22.  Él declaró que por la predicación de las Buenas Noticias que Él cumplió la profecía de Isaías 61:1.  Véase Zac. 9:9, con Marcos 11:7-11.  Isaías 53:3.

IV. Jesucristo fue inimitable en Su muerte, Juan 19:16-30.  Aunque Él sufrió la más grande indignación pública, también sufrió las agonías físicas Su comportamiento en Su muerte testificó durante esto casi 2000 años que " ...verdadero este Hombre era justo..."; Lucas 23:47.

1. Como el Mesías Él murió por los pecados de los elegidos, Salmo 22; Isaías 52:13 hasta 53:12; Zacarías 12:10.

2. Él Sí mismo profetizó de Su propio muerte y el propósito de ella, Marcos 10:45; Mateo 16:21.

3. Él murió como el "Cordero del Paso por encima",  Su sangre inocente derramada para los pecados de los elegidos, Juan 1:29.  En el rompiente de Su cuerpo y en el derramamiento de Su sangre, Él cumplió la obra que aquel cordero, 1 Corintios 11:24, 25.

4.  Él murió voluntario, Juan 10:17, 18; Mateo 26:32-34.

5. Durante la muerte de Su Hijo, Dios el Padre tuvo que esconder Su cara, cuando el Inocente tuvo que cargar todos de los pecados de los elegidos sobre Su cuerpo, mateo 27:46; 2 Corintios 5:21.

6. En Su sufrimiento Jesucristo pidió al Su Padre que Él les perdone Sus enemigos, Lucas 23:34.

7. Su conducta en la cruz causó aquel ladrón a arrepentirse y aceptarle como su Salvador, Lucas 23:34-43.

V. Jesucristo fue inimitable en Su resurrección, Juan 20:1-31.  Véase Juan 10:17.

1. Entre todos de los "líderes" de las religiones del mundo, Jesucristo es el único que resucitó de Su tumba, Romanos 1:4.

2.  Él resucitó según las profecías del A.T., Salmo 16:10; Salmo 22; Isaías 52:13 hasta 53:12.

3. Él profetizó Su resurrección, Mateo 16:21.

4. Él resucitó de entre los muertos aunque Sus enemigos han sellado la puerta a la tumba y puesto una guardia, Mateo 27:62-66.

5. Después de Su resurrección apareció a una mujer, Juan 20:11-18, y apareció varias veces a los creyentes durante aquellos cuarenta días, Juan 20:19-29.  Véase 1 Corintios 15:3-9.

6. Él resucitó  en el primero día de la semana, y los creyentes han tomado aquel día como día de descanso y adoración.

VI. Jesucristo fue inimitable en Su ascensión, Hechos 1:1-9.  Enoc ascendió al Tercer Cielo sin morir.  Elías también.  Cuarenta días después de Su resurrección Jesucristo, por Su propio poder, ascendió al Tercer Cielo habiendo hecho la promesa que ha de regresar.

1. Su ascensión mostró el aprovecho del Padre del ministerio y muerte de Su Hijo.

2. Jesucristo no desapareció en el espacio sino entró en la presencia de Su Padre en el Tercer Cielo.

3. Antes de salir, Él mandó a Sus discípulos a llevar a cabo la obra que Él ha iniciada, Hechos 1:8; Mateo 28:18-20.

4. Él ascendió al Tercer Cielo para ser el Sumo Sacerdote para los creyentes, Hebreos 4:14-16, y para hacer intercesión para ellos, Hebreos 7:25; 8:1.

VII. Jesucristo será inimitable en Su regreso, Mateo 16:27.  Cuando vino la primera vez los mensajeros anunciaron Su nacimiento, Lucas 2:7-14; Heb. 1:6.  Pero cuando Él regresa (la segunda etapa) para establecer Su reino de mil años, los mensajeros estarán con Él, Mateo 24:29-31.

1. En Su regreso (la primera etapa) Él vendrá por los redimidos, 1 Tesalonicenses 4:16, 17.  Véase 1 Tesalonicenses 5:2; Mateo 24:36, 42-44.

2. En Su regreso (la segunda etapa) Él vendrá con los redimidos para comenzar Su reino terrenal de mil años para:

(1) Puesto al lado y destruir las fuerzas de maldad.

  A. El anticristo, 2 Tesalonicenses 2:8.

  B. El falso profeta, Apo. 13:1-18.

  C. Los ejercicios de los enemigos, Apo. 19:17-21.

  D. Los que hacen maldad, 2 Tes. 1:7-9.

  E. Satanás, Apo. 19:11 hasta 20:14.

(2) Recatar los que han sido redimidos durante los siete años de tribulación, Mateo 24:22, 29-31.

(3) Redimir los elegidos de la nación de Israel, Zacarías 12:9 hasta 13:1.

Conclusión: Lucas 21:26   (Continuarán)

 

Sabadismo

(Ud. puede obtener el libro completo escribiendo al autor, J. Candeas, Apdo. 2, 11300, La Línea (Cadiz), España)

TEMA: Doctrina del Santuario

INTRO:  Cuando Guillermo Miller fracasó en sus "profecías" acerca de la Segunda Venida del Señor el movimiento adventista quedó por los suelos.  Pero el verdadero padre de la secta, Satanás, se encargó de levantar otro portavoz, Elena White, la cual dio nuevos impulsos a sus seguidores.  Ella insistió que Miller no se había equivocado sino que en tal fecha Cristo entró en el "Santuario".  Esta doctrina es la que analizaremos a continuación.

I. Exposición de la doctrina.  Miller se equivocó cuando dijo que Cristo vendría a la tierra en 1844, pero White explicó la doctrina en su libro "El Conflicto de los Siglos", y en "La Gran Controversia":

1. Tomando como referencia para su doctrina Daniel 8:13, 14; Levítico 16, dice que en el cielo hay un tabernáculo literal y material y del mismo modo en que el sumo sacerdote ministraba todo el año en el Lugar Santo en la antigua dispensación, así Cristo ministraba en el mismo lugar del tabernáculo del cielo desde que ascendió hasta el año 1844.  En esa fecha y también del mismo modo en que el sumo sacerdote entraba una vez al año en el Lugar Santísimo terrenal, el Señor entró en el Lugar Santísimo del tabernáculo celestial.....para "completar Su obra expiatoria, y hasta que salga de allí no puede decirse que esa Obra se ha terminado".  En tal lugar Cristo está "borrando" los pecados de los creyentes.

2. Aquí se dio lugar a la doctrina llamada de "La Puerta Cerrada".  Durante los primeros años después de 1844 White decía que "...mientras Jesús estuviera en el Lugar Santísimo ...borrando...los pecados, la puerta estaba cerrada y nadie se podía salvar.  White creía que Cristo vendría en aquellos días, pero como pasada el tiempo sin venir, y aquella doctrina de "La Puerta Cerra" acabaría con el adventismo (nadie se podía hacer miembro de la secta), se fue dejando en el olvido poco a poco.  Los sabadistas modernos no hablan de ella en absoluto y hay pastores que ni siquiera conocen esta doctrina, y hoy puede hacerse sabadista todo aquel que lo desee.

II. Lo que dice la Biblia al respecto.

1. No hay en todo el Nuevo Testamento ni un solo versículo que diga, ni que apoye siguiera, la idea de que Cristo pasara del Lugar Santo al Lugar Santísimo en 1844.  Él no entró en 1844 en el Lugar Santísimo sino cuando ascendió a los cielos, Hebreos 9:12; 10:12.

2. Por eso, cada uno de los creyentes son invitados a entrar en el Lugar Santísimo del Trono, o Presencia de Dios, porque ya no tenemos el obstáculo del pecado, Hebreos 4:14-16; 10:19.  (Continuará)

 

¿Son Salvos Los Pentecostales?

(Tomado de un folleto escrito por J. Candeas)

I. ¿Son salvos los Pentecostales?  El verdadero Evangelio de la Gracia Soberana de Dios nos enseña que son salvos aquellos que el Padre eligió para salvación desde antes de la fundación del mundo y no hay otra alternativa, Efesios 1:4; 2 Tesalonicenses 2:13; Romanos 8:30.

      Pero ¿dónde están los elegidos antes de creer?  Están por todos los lugares de la tierra, cada uno de ellos militando en el ateísmo, en el agnosticismo, en la indiferencia religiosa, o en religiones y sectas  Y allí pasa el Señor y los llama.

      Es así, sin lugar a dudas, que cuando el Señor nos llama con Su Llamado Eficaz nos hace saltar del error.  Cada uno de nosotros ha oído Su voz "Salid de ella, pueblo Mío" (Apocalipsis 18:4) y si estábamos en la iglesia papista ¿podíamos permanecer dentro del paganismo?  No podíamos, porque el Espíritu del Señor nos impelía a salir de la sede del enemigo de Jesucristo, y el elegido, llamado en cualquier lugar de error, oye la Voz del Pastor y le sigue.

      De modo que, cuando el elegido nace de nuevo, se encuentra desde entonces "Sentado a los pies de Jesús, vestido y en su juicio cabal" (Lucas 8:35).

      ¿Puede un creyente verdadero militar en los grupos Pentecostales y carismáticos, donde se sirve al diablo con el engaño?  ¿Puede un creyente nacido de nuevo engañar al mundo con doctrinas de demonios, diciendo que sanan --- siendo mentira ---, que hablan en lenguas --- siendo mentira--- y otras doctrinas falsas ---- siendo mentira?  Un creyente verdadero no puede y por eso, dentro de los grupos Pentecostales y carismáticos no hay personas salvas.  Hay buenas personas (hablando humanamente) hay personas muy religiosas, hay personas que se esfuerzan en hacer el bien, pero nada de todo esto es ser salvo.

      Hablaba con un hermano que me decía que él pensaba que dentro de los grupos Pentecostales había verdaderos creyentes que estaban sinceramente convencidos de ser correctas sus enseñanzas.  Yo le insistía en que un creyente verdadero es cuidado por el Espíritu del Señor y no deja que esté "sinceramente convencido en el error".  Un creyente verdadero no puede militar --- ni siquiera sinceramente engañado --- donde se está en contra de la Palabra de Dios.  Yo le preguntaba: ¿Crees que los carismáticos romanistas, agarrados a sus imágenes, en el culto a María y los santos, en la misa, etc., son salvos?  ¡No! Me respondía raudo, pero hay Pentecostales que son creyentes aunque están equivocados sin ellos saberlo, y me citaba Mateo 7:22 diciendo: ¿vez cómo ellos creen que sus enseñanzas no son falsas sino verdaderas?  Yo le respondí:  Los Pentecostales y carismáticos que creen que sus enseñanzas son verdaderas es porque están cegados por el diablo, pero no son verdaderos creyentes, como el Señor enseña en este mismo texto.  ¿Cuál es la respuesta del Señor a esos "sinceramente engañados" que discutirán con Él en el Día Final?  Cuando ellos dicen: "Señor, Señor, ¿no profetizamos en Tu Nombre, y en Tu Nombre echamos fuera demonios, y en Tu Nombre hicimos muchos milagros?"  La respuesta del Señor será: "nunca os conocí, apartaos de mí, hacedores de maldad", Mateo 7:21-23.  ¡No eran creyentes!

2. ¿Predican el Evangelio de la gracia?

      Los que conocen el Evangelio de la Gracia Soberana de Dios saben que los grupos pentecostales y carismáticos no predican este Evangelio, sino otro espurio, antropocéntrico, arminiano.

      Las siguientes citas, son oídas en sus reuniones y en sus escritos:

      "Tu puedes venir a Cristo y serás salvo".  Esto es una mentira satánica, véase Juan 6:44.

      "Si tú quieres, puedes ser salvo" es otro engaño del evangelio falso que ellos predican, véase Juan 5:40.

      "Tu puedes abrir tu corazón a Cristo", véase Hechos 16:14.

      No hay ni un solo versículo en la Biblia en que veamos a Jesús o a los apóstoles decirles a los hombres el "tú puedes"

      No predican el Evangelio de la Gracia Soberana de Dios sin el falso evangelio del poder del hombre, que por un acto de su "libre" albedrío, "puede! Abrir su corazón, "recibir" a Cristo y "ser salvo".  Este evangelio de obras no es el genuino, véase Romanos 9:16.

      Concluimos, pues, creyendo que no son salvos los pentecostales o carismáticos, porque no han recibido el verdadero Evangelio de la Gracia Soberana de Dios y se dedican a engañar al mundo con enseñanzas falsas.  Cada vez que los "ungidos" se acercan a una ciudad a todo "bombo y platillo", prometiendo sanar a todos los enfermos, el diablo bate palmas de solidaridad.  No digo "palmas de gozo" porque el diablo y sus seguidores no conocen el gozo en sus corazones.  Digo "palmas de solidaridad" porque él está de acuerdo en que se engañen a las personas. (fin)

 

Porque Los Bautistas No Conformistas

Son Diferentes

TEMA: Porque Rechazan la Aspersión de Infantes, IV

TEXTO: Colosenses 2:12

PROPÓSITO: Mostrar que los requisitos para una inmersión bíblica evitan la aspersión.

I. La aspersión de un niño no es un "bautismo" bíblico porque solamente creyentes son elegibles para recibir inmersión.

1. Los infantes y niños no entienden la necesidad de ser salvos.  Muchos niños hacen una "profesión de fe" imitando los adultos pero no son capaces a arrepentirse para recibir a Jesucristo como su Salvador.  No hay ningún ejemplo en las Escrituras mostrando un "bautismo" de niños.

2. El modelo de inmersión se encuentra en los Hechos 18:8.  Nótese el orden:

(1) Hubo la aceptación de Jesucristo como su Salvador.

(2) Hubo la obediencia a él como el Dueño de sus vidas.  Cada creyente debe ser sumergido tan pronto que es posible después de ser salvo, para mostrar su fe salvadora en el Señor Jesucristo aunque no hay nada de salvación en el acto.

3. Hay que leer Juan 4:1 y notar:

(1) Hubo discípulos, es decir gente ya salva.

(2) Aquellos discípulos fueron sumergidos.  ¡Ningún niño puede ser un discípulo!

4. El hecho de inmersión del creyente evita la aspersión de los infantes porque la inmersión es una declaración de obediencia a Jesucristo, como es mandado en Mateo 28:19.  Es imposible que los infantes pueden ser obedientes a algo que no comprenden.

5. El acto de inmersión muestra las Buenas Noticias por lo cual el pecador es salvo, véase Romanos 6:3-5, y los niños no comprenden esto.

6. La inmersión del creyente es un reto para andar en "novedad de vida", Romanos 6:4.  ¿Puede un niño aceptar tal reto? ¡Claro qué no!

II. Tenemos que rechazar cien por ciento el "bautismo" de niños porque no son sumergidos.

1. Todas de las referencias en el N.T. con relación al "bautismo" hablan de una inmersión en agua.  No hay ninguna referencia de rociar.  Es un mal uso de palabras a decir que un niño "fue bautizado" porque muestra ignorancia de las Escrituras.

2. Nota:  La "Iglesia Griega Católica" practica la inmersión de niños con el propósito a quitar sus pecados.

3. Las asambleas en los primeros siglos todas practicaron la inmersión de creyentes, pero después de unos cientos de años, por conveniencia, unas comenzaron a rociar ambos bebés y adultos como es practicado hoy en día.

III. Nosotros rechazamos esta práctica de aspersión siendo que promueve la idea que hay salvación en el acto.

1.  ¿Por qué los falsos rocían los infantes?  ¡Para salvos sus almas!  Aquí están dos errores grandes:

(1) Dicen que los niños son pecadores.  ¡No es así!  Hasta a llegar a una edad de responsabilidad, son guardados en Cristo Jesús.

(2) Dicen que el agua quita los pecados.  ¡No es posible!  Solamente la sangre derramada puede hacer esto.

2. Para contestar el primer error las Escrituras dicen que el pecado  condena un alma al Lago de Fuego es la incredulidad, Juan 3:18. Niños no pueden cometer tal pecado.  La edad de responsabilidad depende de la instrucción bíblica dada al niño.

3. Para contestar el segundo error hay que leer 1 Juan 1:7.

4. La aspersión de un infante es un impedimento a las instrucciones bíblicas:

(1) Disminuye la necesidad de una profesión pública de fe en Jesucristo.

(2) Quita el gozo a ser creyente obediente al Salvador.

(3) Guía a la persona a no asistir en cultos cristianos porque piensen que por su "bautismo" ya son salvas.

(4) Produce "iglesias" llenas de inconversos.

(5) Pone la responsabilidad espiritual sobre los "padrinos", algo que ellos no pueden cumplir.

IV. La aspersión de niños no tiene ningún fundamento bíblico.

1. Por eso, es pecado, es rebelión, Romanos 14:23.

2. Viola las Escrituras cambiando el "modo", Efesios 4:5.

3. En el día de la fiesta hubo 3,000 personas sumergidas y todos tuvieron la edad de "... recibir su palabra...".  Esto va a eliminar todos de los niños.

4. Es un engaño siendo que no es bíblico.

5. Juan el Sumergidor no "bautizó" niños porque insistió que el pecador se debe arrepentir y mostrar frutos de una vida cambiada.  Ningún niño puede hacer esto.  (Continuará)

 

Los Juicios

TEMA:  El Juicio de los Muertos Incrédulos

LECTURA: Apocalipsis 20:1-15

INTRO: En este estudio vamos a contestar las preguntas: ¿Quién estará? Cada incrédulo desde Caín.  ¿Cuándo será? Después del reino de mil años.  ¿Dónde estará? Ante el Trono Blanco de Dios.  ¿Qué será la base? Las "obras" de los incrédulos.  ¿Cuales serán los resultados? Según sus "obras" van a recibir "grados" de castigo durante la eternidad en el Lago de Fuego.

I. Este juicio tomará lugar una vez que Jesucristo ha terminado Su reino terrenal de mil años, 2 Pedro 3:7b. Al terminar los mil años vendrá la segunda resurrección y los que serán salvos durante los siete años de la Tribulación y los que serán salvos durante los mil años y han muerto sus cuerpos serán resucitados en este tiempo, Apocalipsis 20:13, 15.

1. Aunque no hay escritura, seguro que todos de los redimidos serán quitados de esta tierra durante el tiempo cuando Dios ha de renovarla, 2 Pedro 3:10-13.

2.  Llamo su atención al "Día de Yahvé", Joel 1:15.  Aquel tiempo será un período cuando Yahvé intervenga abiertamente en los asuntos de los hombres y comenzará con el arrebatamiento de los redimidos, 1 Tes. 4:16, 17.

(1) Aquel "día" seguirá durante los siete años de la Tribulación, y los mil años del reino terrenal del Señor y termina con el Juicio del Gran Trono Blanco.

3. El orden de eventos parece ser:

(1) El arrebatamiento, la primera fase de la Segunda Venida, por los redimidos.

(2) El cumplimiento de la "semana septuagésima" de Daniel 9:27 (la última mitad será la "gran" tribulación), Mateo 24:21; Apocalipsis 7:14.

(3) El regreso de Jesucristo desde el Tercer Cielo a esta tierra para establecer Su reino de mil años (esto será la segunda fase de Su Segunda Venida, con los redimidos),. Mateo 24:29, 30.

(4) La destrucción del "anticristo" (el ser humano, la criatura de Apocalipsis 13:1, el dictador mundial) y el "falso profeta", otro ser humano, el líder religioso durante los siete años, y sus ejércitos, Apocalipsis 19:11-21.

(5) El juicio de los gentiles según su trato de los judíos durante la Tribulación, Zacarías 14:1-9; Mateo 25:31-46 y el juicio sobre la nación de Israel, Ezequiel 20:34-38.

(6) Luego el reino del Mesías por mil años, Apo. 20:4-6.

(7) La breve aparición de en libertad de Satanás para engañar a los incrédulos al fin de los mil años y su juicio final, Apo. 20:7-10.

(8) La segunda resurrección de los cuerpos de los incrédulos de todas de las edades y la de los creyentes salvos después de la primera resurrección, y el Juicio Final del Gran Trono Blanco de los incrédulos, Apo. 20:11-15.

(9) La renovación de la superficie de esta tierra y de la atmósfera, 2 Pedro 3:10-12.

(10) La eternidad futura con el cielo nuevo y la tierra nueva, Isaías 65:17-19; 66:22; 2 Pedro 3:13; Apo. 21:1.

II. Llamo a su atención a que ningún incrédulo será juzgado para ver si merece vida eterna sino para determinar el grado de castigo que merece en el Lago de Fuego, Lucas 12:47, 48.

1. Aquel grado de castigo incluye la "segunda muerte", Apo. 20:14, la cual es idéntica con el Lago de Fuego, o sea el estado eterno de los incrédulos, Mateo 5:20; 10:28; 25:46; Apo. 20:15.

2. Como tenemos una descripción gráfica de la morada eterna de los redimidos, también las Escrituras nos dan una descripción gráfica del estado final de los perdidos:

(1) Un lugar de compañeros impíos, Apo. 21:8; 22; 15,

(2) De encerramiento eterno, Apo. 20:14.

(3) De dolor y sin esperanza, Lucas 13:28a.

(4) De miseria y tormento sentido, Apo. 20:10.

(5) De tinieblas y degradación, Mateo 25:30.

3. ¿Quién estará en aquel lugar tan horrible?

(1) Satanás y los ángeles caídos, Mateo 25:41.

(2) El ser humano "anticristo" y su falso profeta, Apocalipsis 20:10.

(3) Todos de los incrédulos desde Caín, Apo. 21:8.

4. ¿Cuánto tiempo estarán en tal lugar?, Mateo 25:46; Marcos 3:29; Juan 3:36; 2 Tesalonicenses 1:9. (final de estos estudios)

 

¿Quién Decís Que Soy Yo?

LECTURA: Matero 16:13-20

TEXTO: Mateo 16:15

INTRO:  Con esta pregunta breve Jesucristo confrontó a Sus seguidores con la cuestión más importante que ellos han afrontado en sus vidas.  Y para Ud. ¿Quién es Jesucristo?  Su respuesta determinará sus valores en esta vida presente, su estilo de vida ahora, y su destino eterno.

      Considere conmigo lo que las Escrituras dicen acerca de Jesucristo:

I. Él es Dios.

1. Durante Su ministerio terrenal hubo mucha confusión en cuanto a quien era: ¿Un sabio? ¿Un profeta? ¿Un demente?  Pero Él declaró: véase Juan 10:30.  Véase el v. 38; 14:10; 17:11, 22.  Jesucristo fue nada menos que Dios manifestado en carne.

2. Mucha gente hoy no le recibe a Él como Dios.  Dice que Él fue un "gran maestro".  Pero los judíos entendieron exactamente Quien era y trataron de matarle, Juan 5:18; 10:33; 19:7.

II. Él es Santo.  Véase Hebreos 4:15c; Juan 8:46; Colosenses 2:9; Isaías 6:3; Salmo 99:9.

1. Siendo que Él es Santo, Sus discípulos deben ser santos, 1 Pedro 1:13-16.

III. Él es el Salvador, Hechos 5:29-31.  Véase Juan 4:42; 2 Timoteo 1:8-10.

1. ¿Por qué necesitamos un Salvador?  Rom. 1:18, 24-32.

(1) Por la naturaleza todos seres humanos están en rebelión contra el Creador, Efesios 2:1, 3.

(2) La raza humana entera es pecaminosa, 1 Reyes 8:46a; Salmo 53:3, 4; Isaías 64:6, 7.

2. La santidad y justicia de Dios demandan que toda clase de pecado y rebelión sean castigada por muerte, Eze 18:4.

3. Jesucristo es el único que puede perdonar nuestros pecados y transformar nuestras vidas, Hechos 4:12.  Véase 1 Pedro 3:18; Tito 2:13, 14.

IV. Jesucristo es el único objeto disponible en el plan de Dios de salvación, Juan 14:6.

V. Él es el Señor (Dueño) de todo lo que existe siendo que Él creó todo, Juan 1:3; Colosenses 1:16.

1. Él es el Dueño de todas de las cosas que existen, Salmo 103:19.  Él tiene autoridad sobre nuestras vidas y nosotros, como Sus criaturas, debemos a Él una alianza absoluta, una obediencia completa, y una adoración verdadera. 

2. Confesándole como nuestro Señor (Dueño) quiere decir a someternos a Su autoridad, Filipenses 2:9-11.

3. La fe verdadera en la salvación siempre es acompañada por los gemelos: El arrepentimiento y la fe, y estos dos son dones dados por Dios, Hechos 11:18; 2 Tim. 2:25; Romanos 12:3; 1 Corintios 12:6-9.

4. El pecador que se arrepiente guardará los mandamientos dados por su Dueño, Juan 14:13.

5. Una fe genuina siempre responde en obediencia, Efesios 2:10.

VI. Jesucristo será el Juez final, Hechos 17:30, 31.  Véase 2 Tesalonicenses 1:7-9.

CONCLUSIÓN:  Y Ud., ¿cómo va a responder?  (fin)

 

Tres Edades Distintas

      Las Escrituras hablan de tres "edades" distintas: la presente, la edad de gracia, o de la asamblea; la que ha de venir, la edad milenio, o sea durante el reino terrenal de Jesucristo sobre esta tierra; y la edad eterna, una vez que Dios haya concluido con la renovación de la superficie de este globo.

      Donde en sus Biblias lean "siglo", hay que cambiar la palabra a leer "edad".  “Siglo” significa “cien años”; “Edad” significa “cada uno de los períodos en que se considera dividida la vida humana, época”. 

1. El tiempo de la edad presente que ahora existe, Mateo 12:31, 32. "...en esta edad ni en la venidera...".  (A propósito: ¿qué significa estos dos versículos?  El Espíritu Santo es el último a testificar de Jesucristo siendo que Él nos dio las Escrituras.  Los que rechazan la Palabra de Dios, dada por el Espíritu Santo, rechazan el Espíritu Santo.  Los carismáticos están muy equivocados en el uso de estos versículos).

(1) Hay tiempo en la edad presente, la de la gracia, que tuvo su principio con la Primera Venida (el nacimiento) de Jesucristo y continuará hasta la Segunda Venida.

(2) Tiempo continuará durante los mil años del reino terrenal del Mesías sobre esta tierra.

(3) Pero no será tiempo en la edad de las edades.

2. La duración de la edad presente no es revelada,

(1) Esto es claro leyendo Mateo 24:36.

(2) El tiempo de la edad venidera, los mil años, es revelada en Apocalipsis 20:2-7.

(3) En la edad eterna, no hay duración porque será sin fin, Apocalipsis 22:5. ("....las edades de las edades...").

3. Hay eventos tremendos que preceden las tres edades.

(1) El A.T. esta lleno de los eventos que sucedieron antes el comienzo de la edad presente.

(2) La edad venidera, el reino de mil años, será precedida por muchos eventos que van a suceder durante los sietes años de la tribulación, Apo. capítulos 6 a 20

(3) El evento de todos los eventos (El Juicio del Gran Trono Blanco, Apo. 20:11-15) sucederá antes el principio de las Edades de las Edades.

4. Serán creyentes y incrédulos en las dos primera edades.

(1) En la edad presente, Mateo 13:25.

(2) En la edad venidera de mil años, estarán los vivos de gente redimida durante los siete años de tribulación y ellos van a reproducir niños, que crecen pero no todos serán redimidos durante los mil años.  Pues por eso serán ambos creyentes y incrédulos sobre esta tierra durante los mil años del reino terrenal de Jesucristo.

(3) Pero a terminar los mil años, los incrédulos van a pelear contra el Rey, y serán destruidos y en la edad de las edades, sobre la superficie de esta tierra renovada, serán solamente los redimidos.

5. Habrá el templo de Dios en la edad presente y en lo que viene, pero no en la edad de las edades.

(1) Los creyentes son el templo de Dios en la edad presente, 1 Corintios 3:16, 17.

(2) Será un templo magnífico en la edad venidera, de los mil años, Ezequiel 40 hasta 48.

(3) No habrá necesidad de un templo en la edad de las edades, Apocalipsis 21:22.

6. Las Buenas Noticias serán predicada en la edad presente solamente.

(1) Y ¿cuál es el propósito de las Buenas Noticias? A anunciar que hay un Mediador disponible entre el hombre pecador y el Dios tres veces santo, 1 Timoteo 2:5, 6.

(2) Pero, en la edad venidera, del reino, el Mediador estará y no hay necesidad de las Buenas Noticias.

(3) Las Buenas Noticias son para los pecadores, y no serán en la edad de las edades, porque solamente los redimidos estarán, Apo. 21:8, 27.

7. La persona de Satanás en las tres edades.

(1) Ahora él está buscando devorar a todo el mundo, 1 Pedro 5:8,9.

(2) Durante la edad venidera, el reino, él estará guardado en una cárcel, Apo. 20:1-3.

(3) Antes de comenzar la edad de las edades él será tirado en el Lago de Fuego, Apo. 20:10.

8. El "cristianismo" en cada edad.

(1) Ahora hay muchos que profesan ser "cristianos" pero no lo son, Mateo 7:21-23.

(2) Durante los mil años el Rey no va a tolerar la incredulidad, Isaías 42:1-4,

(3) Durante la edad de las edades habrá una adoración verdadera, Apocalipsis 22:3, 4.

9. Contiendas armadas.

(1) Durante esta edad habrá guerras, Mateo 24:6.

(2) Pero no será así durante los mil años del reino de Jesucristo, Isaías 65:25, aunque aquella edad terminará con una rebelión, Apocalipsis 20:7-9.

(3) No habrá guerras en las edades de las edades, Apocalipsis 21:4.

10.  Lenguas.

(1) En esta edad hay muchas lenguas.

(2) En la edad venidera habrá una sola, Sofonías 3:9.

(3) No es revelada la lengua usada durante la edad de las edades.

11. Cuerpos.

(1) Ahora hay cuerpos carnales, 1 Corintios 15:39.

(2) Durante los mil años, los redimidos de esta edad tendrán sus cuerpos glorificados, pero los que han entrado el reino por la tribulación tendrán todavía sus cuerpos carnales.

(3) Todos los redimidos tendrán sus cuerpos glorificados, 1 Corintios 15:42-44.

12. Muerte.

(1) En la edad presente estamos bajo la maldición y la muerte física, Hebreos 9:27.

(2) En la edad venidera, del reino, los que entraran con cuerpos físicos y los que van a ser nacidos físicamente, vivirán muchos años, pero verán la muerte, Isaías 65:20.

(3) No habrá muerte en la edad de las edades, Apo. 21:4.

13. Enfermedad.

(1) En la edad presente, hay y bastante, Filipenses 2:27.

(2) En la venidera, no habrá, Isaías 65:20.

(3) En la edad de las edades, no será,  Apocalipsis 21:4.

14. Como termina las edades

(1) Esta edad, con la venida de Jesucristo, Mt. 24:27-31.

(2) La edad del reino de mil años, con una guerra, Apo. 20:7-9.

(3) No habrá terminación de la edad de las edades, Apocalipsis 22:5.

14. Resurrección.

(1) En la edad presente, esperamos para la resurrección de los redimidos, Mateo 24:44.

(2) Al terminar la edad del reino de mil años, habrá de ocurrir la resurrección de los incrédulos, Apo. 20:5a, 12.

(3) En la edad de las edades, no habrá, Apo. 22:12-15.   (fin)

 

      Esta revista es una obra de amor por parte de James Alvino Nelson y su esposa, Janet Eva.  Es enviada gratis.  Los Nelson son miembros de la Asamblea Bautista "El Mesías" de Wichita, Kansas, EE.UU.  Si Ud. puede recibir esta revista por e-mail, avísenos, por favor.

      Los correctores este mes son Salvador Lanza y familia de Zárate, Argentina, y el hermano Rafael M., de España.

      Tenemos una dirección postal nueva:  Hojas de Oro, 304 Westfall St., Beverly, Kansas 67423-9108 EE.UU. (Avión)  La del e-mail es   jnel@twinvalley.net