Hojas De Oro

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contengáis eficazmente por la fe..."

Año XXX, No. 2 Febrero    2000                

 

 

Escatología: La Doctrina De Las Últimas Cosas, I

TEMA: La Purgación De La Superficie De Esta Tierra

INTRO:  Si Ud. acepta la interpretación literal de las Escrituras Ud. entiende que un día, en el futuro,  la superficie entera de este globo (tierra) será purgada por fuego, véase Isaías 51:6; Marcos 13:31; 2 Pedro 3:10.

      Luego hay las promesas de cielos nuevos (nuestra atmósfera) y tierra nueva (la superficie de este globo) para la habitación eterna de los redimidos, Isaías 65:17; 2 Pedro 3:13; Apocalipsis 21:1, 5.

      Pero, hermanos, no debemos entender por estas referencias que este globo físico o esa atmósfera física serán aniquilados porque leemos en Eclesiastés 1:4 "...la tierra siempre permanece..."; Salmo 119:90 "...estableciste la tierra, y se mantiene firme...". Véase Salmo 125:1.  Ten cuidado a no interpretar pasajes figurados a fin de conflicto con pasajes literales.

      Pablo dijo en 1 Corintios 7:31 "...porque el orden presente de este mundo está pasando..." (orden, o apariencia, 1960 = condiciones externas, sistema económico, las obras hechas por los hombres), que un día la superficie de esta tierra será cambiada y hecha bella con en el principio, 1 Juan 2:16, 17a; 2 Pedro 3:5-7.

      Pedro explicó que el "mundo" (el sistema económico, las obras hechas por los hombres) fue destruido por agua en el pasado, en los días de Noé, y en futuro ambos la superficie y la atmósfera serán destruidos o cambiadas por fuego.

I. ¿Cuándo será aquella purgación por fuego?

1. No será aquel día cuando Jesucristo viene con Sus redimidos (después de los siete años de Gran Tribulación) para establecer Su reino de mil años.  Véase 2 Tesalonicenses 1:6-10 "...en llama de fuego...".  Aquel "fuego" ha de destruir los enemigos de Jesucristo y por eso es figurativo, véase Jeremías 4:4; 5:14; Lamentaciones 2:3, 4; Amos 5:6; Nahúm 1:6.

2. Es muy evidente de estos textos que Jesucristo tiene que regresar con Sus redimidos para establecer Su reino de mil años sobre esta tierra inmediatamente a terminar los siete años de la Gran Tribulación, y en el mero principio de Su reino Él ha de juzgar los individuales de todas de las naciones, Mateo 25:31-46.

3. Aquel juicio será de los gentiles y debe ser distinguido del:

(1) Juicio del Tribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10, cual es un juicio de las obras del creyente después de ser salvo y no tiene nada hacer con sus pecados.

(2) Juicio de la nación de Israel, Ezequiel 20:33-38, un juicio para ver quienes de los judíos van a entrar en el reino de mil años.

(3) Juicio del Gran Trono Blanco, Apocalipsis 2:11-15 para determinar el grado de castigo en el lago de fuego para los incrédulos.

4. El tiempo del juicio de las "naciones", Mateo 25:31-46, es cuando el Señor regresa a esta tierra con sus redimidos después de los siete años de Gran Tribulación

(1) Los sujetos de aquel juicio son gentiles individuales de todas de las naciones y habrá tres clases: "ovejas", gentiles redimidos; "cabritos", gentiles incrédulos; y su juicio es como han tratados los "hermanos" (judíos) de Jesucristo.

II. Es evidente de las Escrituras que una vez que Jesucristo establece Su reino de mil años aquí sobre esta tierra, inmediatamente después de los siete años de la Gran Tribulación, y inmediatamente después del Juicio de las Naciones (Mateo 25) que los judíos redimidos serán recogidos de entre todas de las naciones y plantados en su propia tierra, Israel, durante aquellos mil años.

III. ¿Cuándo será aquella purgación de esta tierra por fuego?  Véase Malaquías 3:1-4.

1. No hay detalles de aquel evento.  No sabemos dónde estarán los redimidos durante la purgación (en el día de Noé estaban en el arca) pero claro, sabemos por la Palabra de Dios que este globo y esta atmósfera serán purificados de todo efecto de pecado, y será librado de la maldición, Romanos 8:19-25.

 

La Consumación, II

TEMA: Esta Tierra Renovada Será el "Cielo", la Habitación Eterna Para Los Redimidos

INTRO: Hablamos mucho del "cielo" como el destino final de los salvos.  Pero ¿dónde estará aquella habitación final?  Unos dicen que los redimidos estarán en un "estado espiritual".  Otros dicen que vivirán en un "mundo celestial", etc.

      El objeto de esta lección será a revelar claramente la habitación eterna de los redimidos y comenzamos con las palabras familiares del Señor, Juan 14:2, 3.  De estas palabras aprendemos tres cosas:

(1) Que el hogar eterno será un "lugar", no una condición espiritual.

(2) Que cuando Jesucristo habló aquellas palabras aquel "lugar" no ha sido preparado.

(3) Que Él ha de hacer aquel "lugar" una habitación muy especial siendo que Él estará allá durante la eternidad futura.

      Para la preparación de aquel "lugar" fue necesario que Él sale de esta tierra.  Él tuvo que hacer la obra en la cruz para la salvación de los elegidos de Dios.  Luego Él tuvo que hacer las preparaciones de aquel "lugar".

I. ¿En qué parte del universo Jesucristo ha de escoger para la preparación de aquel "lugar"?  Veo que las Escrituras indican claramente que aquel "lugar" será esta tierra renovada porque esto es prefigurado en el A. T.

(1) El Jardín de Edén, con el Arbol de vida, con la presencia de Yavé el Creador fue un "tipo", o "símbolo" de aquel "lugar" en el futuro.

(2) Esta misma tierra, después de la Inundación, hecha limpia y perfecta para Noé y su familia es otro símbolo del "lugar" en el futuro.

(3) La Tierra de Promesa, Canaán, lleno de leche y miel, dada a los judíos, que no tuvieron que trabajar y comprarla es otro símbolo del "lugar".

(4) Una restauración parcial por Jesucristo durante Su reino de mil años es otro símbolo de aquel "lugar".

II. Hay que leer lo que dijo el profeta Isaías a la nación de Israel acerca de su "hogar" durante los mil años reino de Jesucristo antes de la maldición será quitada:

1. Isaías 65:17-25.  Aquí tenemos una descripción del reino de los mil años lo cual es preliminar (introductorio, preparatorio) a la atmósfera nueva y la superficie nueva de esta tierra, véase v. 17.

2. Isaías 66:22-24.  La nación de Israel tendrá una existencia que nunca termina comenzando con el reino de Cristo de los mil años.

3. Isaías 4:2-6.   Que habla de la renovación de la nación de Israel.

(1) Hermanos, todo del arriba ha de suceder antes de la renovación.  Si será así durante el reino de mil años ¿cómo será una vez de toda de la maldición es quitada?

III. Hemos visto lo "típico", lo "simbólico" acerca de aquel "lugar".  Ahora vamos a considerar las enseñanzas positivas de la Palabra de Dios que habla acerca de aquel "lugar" eterno como la habitación de los redimidos:

1. Salmo 37:9b, "...pero los que esperan en Yavé heredarán la tierra....".

2. Salmo 37:11a, "...pero los manos heredarán la tierra...".

3. Salmo 37:22a, "...los que Él bendiga heredarán la tierra...".

(1) Estos pasajes pueden hablar solamente de una atmósfera nueva y una superficie nueva en el futuro donde mora la justicia.

(2) Hoy la maldad y los malos no han sido quitados.  Hoy los redimidos no tienen ninguna herencia aquí.  Son gobernados por los impíos y tienen que pagar los impuestos para sostener los incrédulos.

4. Salmo 37:29, "...los justos heredarán la tierra y vivirán para siempre sobre ella...".

(1) Oye, los justos (salvos) hoy no morará aquí para siempre, van a morir, igual con los incrédulos.

IV. Vamos a notar, de los labios del Señor, lo que Él dijo acerca de aquel "lugar", Mateo 5:5.  Véase 2 Pedro 3:13; Apocalipsis 21:1.

1. En aquel "lugar" ni la atmósfera ni la superficie serán como hoy abajo de la maldición que Dios puso sobre la tierra, véase Génesis 3:16-19.

2. Nótese bien las palabras de Jesucristo en Apocalipsis 21:5, "...he aquí yo hago nuevas todas las cosas...".

3. Una pregunta: ¿Por qué hay la promesa que esta tierra será renovada hasta el estado de perfección sí no será usada durante la eternidad futura?  Véase Apocalipsis 21:3, "...he aquí el tabernáculo de Dios está con los hombres, y Él habitará con ellos; y ellos serán Su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios...".

(1) Ud. debe leer Apocalipsis 21:1-8.  Ya el juicio final de los incrédulos (El Gran Trono Blanco) ha pasado, 20:11-15.  Esta atmósfera y esta superficie han sido renovadas.

(2) En Apocalipsis 21:1-8 encontramos, por la primera vez desde la caída de Adán, que esta tierra entera es librado de pecado y de pecadores.  Al fin, la petición encontrado en la oración modela "...venga Tu reino..." será contestada.

(3) En aquel día, por la primera vez, la obra de redención de Jesucristo ha sido consumada; todos de Sus enemigos han sido destruidos; y la raza caída y arruinada ha sido restaurada. 

(4) En aquel día Jesucristo Hijo de Dios, como el Mesías, según las estipulaciones del pacto eterno con Dios el Padre, ha de abrogar, revocar, anular todo gobierno, toda autoridad, todo poder y ha de dejar Su reino, que fue dado a Él (Mateo 28:18) a Dios el Padre, 1 Corintios 15:24-28.

CONCLUSIÓN: Hermanos, es mi convicción, basada sobre las Escrituras, que Jesucristo no solamente redimirá esta tierra de la maldición de pecado, que Él ha de salvar un número cierto de la raza caída para poblar esta tierra renovada, ni uno demasiado, ni uno menos durante la eternidad futura.  (fin)

 

 

 

 

Un Antídoto Contra Los Arminianos, III

TEMA: Redención Universal

INTRO:  Redención universal (que Jesucristo murió para todos los hombres) no es cierta porque:

1. La elección por parte de Dios el Padre; la redención por parte de Dios el Hijo; y la santificación por parte de Dios el Espíritu Santo todos tienen que ser iguales en su extensión. Pero la doctrina de los Arminianos de "redención universal" lo hace la obra de Dios el Padre y de Dios el Espíritu Santo desigual, porque:

(1) Lo que el Padre escoge el Hijo redime y el Espíritu Santo santifica.

(2) Si hay una "redención universal" hay que tener una "elección universal" y una "santificación universal".

(3) Es evidente que el Hijo redime solamente los que el Padre escogió, Juan 5:23; 17:9, 10.

2. Los beneficios de la muerte y de la resurrección de Jesucristo son de extensión igual en sus objetos, pero el beneficio de la resurrección no es extendido a todo el mundo porque la ira de Dios descansa sobre unos, Juan 3:36c.

3. El beneficio de la muerte de Jesucristo y Su intercesión son de alcance igual en sus objetos, pero Él no hace intercesión para todo el mundo, Juan 17:9.

4. Aquellos, de quien Jesucristo murió, tienen a Él como una seguridad, pero no todo el mundo la tiene, Mateo 7:23.

5. Siendo que el "pacto de gracia" no es para todo el mundo, claro que el Señor no murió para todo el mundo, solamente para los elegidos.

6. Si Jesucristo murió solamente para las "ovejas", Él no murió para todo el mundo, Juan 10:11; 15.13.

7. La muerte de Jesucristo está aplicada a los elegidos, no a todo el mundo, véase capítulo 17 de Juan.

8. Si Jesucristo murió para todo el mundo, entonces todo el mundo tiene que ser reconciliado con Dios.  Pero, claro, una breve mirada prueba que todo el mundo no está reconciliado con Él.

9. Busca en todas de las páginas de las Escrituras y Ud. no puede encontrar ningún texto que Jesucristo murió para todo el mundo.

(1) Oh si, 1 Timoteo 2:4 dice: "...quien se dio a Sí mismo en recate por todos...."  pero el contexto muestra que el texto está hablando de los elegidos.  Hay que estudiar Mateo 20:28.

10. La doctrina que opone los atributos de Dios no debe ser recibida, y claro, la doctrina de los Arminianos los opone:

(1) Opone la justicia de Dios porque si Jesucristo murió por Judas Iscariote, entonces él fue condenado injustamente.

(2) Opone la sabiduría de Dios, véase Romanos 9:13-18.

(3) Opone el poder de Dios.  Si Jesucristo murió para todo el mundo las intenciones de Dios son frustradas siendo que no todo el mundo será salvo.  (Continuará)

 

La Primera Asamblea, final

TEMA: La Primera Asamblea Fue "Misionera"

TEXTO: Mateo 28:28-20

INTRO: Mucha gente piensa que la obra misionera de la asamblea que Jesucristo fundó tuvo principio en el Libro de Los Hechos.  No es así.  Aquel Libro habla de la expansión rápida de la obra misionera, pero la obra sí misma comenzó antes de los eventos descritos en Los Hechos y es explicada claramente en los Cuatro Evangelios donde los Doce fueron dados sus instrucciones como hacerla.

      Hay que recordar que la primera EKKLESÍA consistió puramente de judíos, quienes, como Jonás, no tuvieron interés en la salvación de los gentiles.  Pero Dios les escogió para ser una "nación misionera" al mundo de los gentiles, véase Éxodo 9:16; Números 14:21; Salmo 66:4.

      Ahora vamos a notar las instrucciones que el Señor dio a los Doce:

1. Mateo 5:13-16.  Para ser útil como la sal hay que ir donde hay gente necesitada.  Para brillar como luz hay que entrar donde hay obscuridad.

2. Mateo 10:5-8. Claro, aquella instrucción fue dada para alcanzar los judíos.  Más tarde los gentiles tuvieron la oportunidad a oír las Buenas Noticias.

3. Mateo 10:16.23. Aquí encontramos la promesa de persecución.  Esto indicó el campo de acción que Dios tuvo en Su mente.

4. Mateo 13:38 dice "...el campo es el mundo...".  Esto muestra que la obra misionera no es limitada a un sólo país.

5. Mateo 24:14.  Este fue el anuncio del plan misionero para las asambleas del Señor.  Pero por siglos hemos fallados a llevar a cabo la obra.  ¡Lástima!

6. Mateo 26:6-13.  Aquella mujer entendió que Jesucristo

tuvo que morir.  Ella le trajo "una ofrenda viva".  La cantidad que ella gastó fue tremenda, pero su ejemplo fue notado.  Si nosotros, como creyentes, podemos dar aquella cantidad a la obra misionera, pronto todo el mundo oiría las Buenas Noticias.

7. Mateo 28:18-20.  En estos versículos encontramos:

(1) Toda autoridad.  El Señor no envió Sus discípulos sin poder celestial.  Nuestra obra no es del hombre.

(2) El mundo entero.  Hemos olvidado los incrédulos en otros países.

(3) Haced discípulos.  La obra del evangelismo personal es dura, difícil.  No somos llamados a obtener "profesiones de fe" sino a producir seguidores fieles del Señor Jesucristo.

(4) La obra del evangelismo no es completa hasta que el converso nuevo ha sido sumergido.

(5) Una vez convertido y sumergido ahora es el tiempo de la enseñanza.

(6) Y, ¡la promesa!

8. Marcos 3:13-19.  Los Doce hicieron la obra del evangelismo con poderes especiales que nosotros no tenemos hoy día, véase Marcos 6:7-13.

9. Lucas 2:10, "...buenas nuevas...que será para todo el pueblo...".  Aquel mensaje fue a ser predicado a todo el pueblo en todas partes del mundo.

10. Lucas 9:1, 2. Con aquel poder especial, los Doce tuvieron gran éxito en su obra misionera.

11. Lucas 10:1-4. Ahora el Señor añadió a Sus obreros.  Hay setenta personas saliendo con aquel mensaje que el reino de Dios se ha acercado (todavía el Rey no ha sido rechazado).

12. Juan 1:29.  Nótese el uso de la palabra "mundo".  Las Buenas Noticias no fue a ser limitado a un sólo pueblo, véase Juan 3:16, 17.

13. Juan 4:41, 42. Vemos que las Buenas Noticias han llegado a los samaritanos (gente medio judíos).

14. Juan 6:32, 33, 51 la promesa de "vida eterna".

15. Juan 8:12.  ¡Qué alivio a salir de la oscuridad!

16. Juan 12:32.  ¡Una invitación abierta!

17. Juan 17:18.  El misionero es uno enviado.

18. Hechos 1:8.  ¡Qué claro el mando!  ¡No hay equivocación!   (fin de los estudios)

 

Porque Soy Un Bautista No Conformista, parte II

     En la introducción de su libro "Historia de los Bautistas" el autor dice: "El lector debe entender que yo no escribo una historia de los Bautistas en detalle sino escribo para demostrar por el testimonio de los católicos romanos y los protestantes (nuestros enemigos) que los Bautistas no conformistas han existido en cada sigo desde el día de Juan el Sumergidor.

      Por favor  recuerde  que usamos el nombre "bautista" como identificación, no-asociación.  Hay muchas asambleas conocidas como "cristianas" pero unas tienen una mezcla de doctrinas falsas.  Una vez a usar el nombre "bautista" somos identificados.

      Es un principio distintivo, creído y enseñado solamente por los Bautistas No Conformistas (BNC) que Juan el Sumergidor preparó todo del material que Jesucristo usó a organizar Su primera EKKLESÍA durante Su ministerio terrenal.

      En el Libro a los Hebreos el autor llama a nuestra atención la "casa" que el Señor edificó, Hebreos 3:1-4.  Él fue enviado por Dios el Padre para edificar Su casa y el Hijo le obedeció fielmente.

En 1 Corintios 3:16 el Apóstol Pablo habló de los miembros en aquella asamblea de Corinto como un templo de Dios, y en Efesios 2:20-21 él habló de aquella asamblea de Efesios como un templo santo en el Señor.

      Haciendo una comparación entre el templo que Salomón edificó durante su tiempo (A.T.) y la EKKLESÍA que Jesucristo todavía está edificando hoy unos puede encontrar unas semejanzas muy claras:

1. David preparó el material de lo cual su hijo Salomón construyó el templo, 1 Crónica 29:16.  Juan el Sumergidor preparó el material de lo cual Jesucristo edificó Su asamblea, Lucas 1:17 "...para preparar al Señor un pueblo apercibido..."; Marcos 1:2, 3.

2. Como Salomón edificó aquel templo de material que su padre David ha preparado, así el Señor edificó (y todavía está edificando) Su asamblea del material preparado por Juan el Sumergidor y los que le han seguido, Mateo 16:18; Hechos 1:21, 22.

3. Una vez terminado, el templo de Salomón fue dedicado con sacrificios, 1 Reyes 7:51 hasta 8:5.  Y después que Jesucristo terminó la "casa" que Dios le instruyó a edificar, Él la dedicó con el sacrificio de Sí mismo, Hebreos 3:2; Juan 17:4; Efesios 5:15.

4. Una vez que el templo fue terminado y dedicado, en el día de Salomón, Dios vino con Su presencia y lo llenó, 1 Reyes 8:10, 11.  Y después que Jesucristo terminó Su primera asamblea lo dio dones y aquellos creyentes recibieron la llenura del Espíritu Santo, 1 Corintios 12:28; Efesios 2:20-22.

      El templo de Salomón del A.T. no solamente es un tipo de la asamblea del N.T. pero nótese lo que Zacarías predicho con relación a Jesucristo y Su asamblea, Zacarías 6:12, 13.  Nótese el cumplimiento detallado de aquella profecía en la Persona de Jesucristo:

1. Jesucristo era el Retoño porque él creció afuera de Su lugar, el lugar de Belén.  Él creció en Nazaret.

      En Génesis 41:32 José dijo a Faraón que cuando Dios hace una cosa "dos veces" es bien establecida y podemos leer "dos veces" en Zacarías que él predijo que Jesucristo ha de edificar el templo de Yavé, 6:12, 13.  Eso fue el plan de Dios antes del nacimiento de Jesucristo, que Él ha de edificar Su asamblea.

2. Hoy casi todo el mundo religioso dice que la "iglesia" no tuvo principio hasta el día festivo de Pentecostés.  ¡No es cierto!  El profeta Zacarías dijo que el Señor ha de edificar Su propio templo, que Él ha de sentarse sobre Su trono y que Él ha de ser el Sacerdote, 6:13.

3. Nótese bien que el orden de aquella profecía fue el orden de su cumplimiento.

I. ¿Qué son los requisitos del N.T. para tener una asamblea como la que Jesucristo comenzó?

1. Tiene que tener su principio en un tiempo correcto, es decir durante el ministerio terrenal del Señor, 1 Corintios 12:28. ¿En qué año comenzó su "iglesia?"

(1) Aquí leemos que Dios puso "en la asamblea" primeramente apóstoles, véase Lucas 6:12-16, "escogió de entre ellos doce" y los llamó aparte de los demás.  Esta es una EKKLESÍA.

(2) Claro que Jesucristo fue el Fundador y la Cabeza, y los Doce (gente preparada por Juan) fueron los primeros miembros.

(3) Ninguna otra "iglesia" en existencia hoy puede declarar que ella tuvo su principio en aquel tiempo, antes del día festivo, porque todas tienen su historia escrita con las fechas cuando tuvieron sus principios.

2. Tiene que tener un lugar correcto, en la nación de Palestina (Israel), un país que Dios dedicó a Su propia gente, los judíos.  ¿De dónde comenzó su "iglesia?"

(1) Oye, nosotros, los BNC, tenemos las mismas doctrinas hoy como aquella EKKLESÍA que Jesucristo fundó; tenemos el mismo Libro; y tenemos el mismo propósito --- cumplir la Gran Comisión.  Todas de las "iglesias" de hoy día tuvieron su principio en Europa o en los EE. UU.   Por eso no pueden decir que son una asamblea fundada por Jesucristo.

(2) Nótese bien: que el Fundador y todos de los primeros miembros de aquella asamblea fueron sumergidos por Juan el Sumergidor, un hombre enviado por Dios.

3. Tiene que tener la Persona correcta. El Señor Jesucristo.  No Lutero, ni Wesley, ni Calvino, ni fulano.

(1) Jesucristo es la Cabeza, el Fundador, el Constructor, el Maestro, y el Dueño de Su asamblea.  No es así entre las muchas denominaciones de hoy día.

(2) Nótese, por favor, que Jesucristo llamó aquella asamblea "Mi Asamblea".  Hoy hay "la iglesia Metodista", "la iglesia Presbiteriana", etc.

(3) La asamblea que sigue los mandos del Señor será la Novia prometida a Él, 2 Corintios 11:2.

4. Tiene que ser hecha de material propio: gente salva y sumergida con una inmersión con autoridad.

(1) Juan el Sumergidor hizo y sumergido muchos discípulos en preparación de aquella primera EKKLESÍA.

(2) Nótese bien que Juan tuvo mucho cuidado a quien sumergió.  Hoy día no importa el testimonio del candidato y las "iglesias" están llenas de incrédulos.

5. Hay que tener dos clases de oficiales: pastor o pastores (obispos, ancianos), y siervos. Son puestos a estas posiciones, Marcos 3:13-19; Hechos 6:6.

6. Tiene que tener la misma forma de gobierno que fue dada por el Señor en Mateo 18:16-18, "dilo a la asamblea".  No hay una autoridad más alta que una asamblea bíblica.  Cada asamblea es autónoma.

(1) Las doctrinas fueron dadas por el Fundador e incluye la Gran Comisión (algo bien olvidado hoy).

(2) El N.T. es el Libro que gobierna una asamblea bíblica.  Si algo no se encuentro en las páginas, no es válido.

(3) En todos asuntos de disciplina y gobierno la palabra final descansa con la congregación, no el pastor, no con los siervos.

7. Tiene que predicar las Buenas Noticias correctamente.

(1) Las Buenas Noticias es Jesucristo, Marcos 1:1.

(2) Fue predicado primero por Juan, después por el Señor y Sus discípulos.

8. Tiene que ser "misionera". Hechos 1:8.  Si Ud. no tiene un programa misionera a todas partes del mundo, Ud. no es una asamblea del Señor.

CONCLUSIÓN: Lo que sigue son unas pruebas que la asamblea que Jesucristo fundó estaba en existencia antes del día de pentecostés:

1. Los Apóstoles estaban en aquellas asambleas, 1 Corintios 12:28.

2. Ella tuvo profetas y maestros, 1 Corintios 12:28.

3. Tuvo ministros ordenados, Marcos 3:14.

4. Tuvo las Buenas Noticias, Marcos 1:1.

5. Tuvo una comisión, Mateo 10:7.

6. Tuvo autoridad a sumergir, Juan 4:2.

7. Observó la Cena, Mateo 26:26-28.

8. Practicó la disciplina, Mateo 18:16-18.

9. Tuvo autoridad, Mateo 16:19.

10. Tuvo un registro de miembros, Hechos 1:15.

11. Tuvo un tesorero, Juan 13:39.

12. Recibió miembros, Hechos 2:41.

(Continuará)

 

La Historia de los Adventistas

del Séptimo Día, parte III

TEMA: Su doctrina falsa

Sigamos, al realizar la purificación del santuario y del lugar santísimo en el cielo (es decir que para los A.S.D., alrededor de Dios, en los cielos había pecado, expliquen como combinar esto con la Santidad de Dios, moraba el Trono del Dios tres veces santo en un lugar donde residía el pecado, pregunto), Jesús realizará la ultima fase de la expiación (pues, la expiación completa será cuando Él reine, es decir cuando deje el oficio de Sumo Sacerdote y sea constituido Rey), mientras tanto Él inició su "juicio investigador" en 1844, cuando lo termine Él dará a Dios el resultado de su fiscalización y le presentará los nombres de los que recibirán (deben recibir) completa expiación, estos nombres están contenidos en el "libro del testimonio", invención de la prolífica autora. Pero hay mas: Jesús con Su muerte y ofrenda solo realizó una "provisión", para satisfacer la justicia divina y finalmente todos los pecados serán cargados sobre Satanás, el Azazel de Levítico 16:8, 10 (nota bien que el hebreo AZAZEL quiere decir: chivo que desaparece y no tiene nada hacer con Satanás).  Hay que estudiar Hebreos 7:11-12, 26-28; 8:1; 9:11-14; 10:12-14. (continuará)

 

Los Dones Preciosos de Ministerio, VII

I. Los Dones de Sabiduría y Conocimiento. 

Si no olvidamos que el propósito primordial de la concesión de los dones del Espíritu es para provecho (1 Corintios 12:7) y edificación del Cuerpo de Cristo (Efesios 4:12), entonces resultará obvio que la moderna interpretación del don de sabiduría y de conocimiento por el Movimiento Carismática está completamente errada con sus absurdas aplicaciones a tener “palabra de conocimiento” o “sabiduría” sobre la enfermedad de alguien en la congregación que tiene que ser sanada o está siendo sanada al momento de hablar. Más bien, los dones de sabiduría y ciencia (o conocimiento) tienen que ver con el entendimiento de la voluntad de Dios y Su Palabra, con la correcta evaluación e interpretación de la sana doctrina, de la prueba de espíritus si son de Dios, y de correctas decisiones de juicio que afectan la obra de Dios en general.

Pablo le advierte a Timoteo que “vendrá tiempo cuando no sufrirán la sana doctrina, sino que teniendo comezón de oír, se amontonarán maestros conforme a sus propias concupiscencias, y apartarán de la verdad el oído y  se volverán a las fábulas” (2 Timoteo 4:3-4); a los tesalonicenses, en cuanto a la sana doctrina, los amonestó a examinarlo todo y retener lo bueno (1 Tesalonicenses 5:21); y Juan exhorta a la asamblea a probar los espíritus si son de Dios, por la proliferación de falsos maestros y profetas en los últimos tiempos. (1 Juan 4:1).

Vemos el ejercicio de estos dones en el Antiguo Testamento en el caso de Giezi, el criado de Eliseo, cuando indebidamente tomó regalos de Naamán; Eliseo le dijo: “¿No estaba también allí mi corazón, cuando el hombre volvió de su carro a recibirte?” (2 Reyes 5:26); y en la frustración del rey de Siria, que creía que había un espía de Israel entre su ejército, pero uno de sus siervos le dijo: “No, rey señor mío, sino que el profeta Eliseo está en Israel, el cual declara al rey de Israel las palabras que tú hablas en tu cámara más secreta.” (2 Reyes 6:12).

En el Nuevo Testamento, Cristo reconoció que el conocimiento que tenía Pedro de que Jesús era el Cristo, el Hijo del Dios viviente, era una revelación de Dios (Mateo 16:17). Vemos el ejercicio de este don en la Asamblea Primitiva en la elección del sucesor de Judas el traidor (Hechos 1:15-26); en el descubrimiento de la mentira de Ananías y Safira por Pedro (Hechos 5:1-12); en la elección de los siervos (Hechos 6:1-7); en la comprensión de que las Buenas Nuevas eran también para los gentiles (Hechos 11:1-18); en el Concilio de Jerusalén cuando trataron el asunto de si los gentiles convertidos debían guardar la ley de Moisés (Hechos 15), etc., etc., y como resultado invariable en estos ejemplos, hubo muchos convertidos y el nombre del Señor era glorificado. (Continuará)

 

Los dones de Condolencia del Corazón, VIII

En esta clasificación se incluyen los dones de tener misericordia, de exhortación y de dar porque, como se verá enseguida, hay una relación muy estrecha entre estos dones.  En Romanos 12:8 es donde se mencionan estos dones: “el que exhorta en la exhortación; el que reparte, con liberalidad; el que preside con solicitud; el que hace misericordia, con alegría”

En primer lugar, tanto la palabra "exhorta" como "exhortación" vienen del griego PARAKALEO, que significa, consolar,  confortar, a llamar a alguien al lado de otro para animarlo. El Espíritu Santo es llamado el Paracleto (Consolador) en Juan 14:16, al igual que Jesucristo en 1 Juan 2:1, en donde la palabra se traduce "abogado". En ambos casos, la función de un “paracleto”, es alguien llamado al lado de otro para  su bien, su consuelo y ánimo, y no necesariamente para regañar como comúnmente se ha mal interpretado el don de la exhortación.

En segundo lugar, "el don de misericordia", es el don de mostrar compasión y solidaridad en la aflicción. La palabra griega ELEOS (misericordia) es la raíz de la palabra castellana "limosna". Aunque la connotación que se le ha dado a tal palabra en la actualidad es dar lo que le sobra a uno por lástima, en realidad en la Biblia tiene un significado más sublime, véase Salmo 103:13. Si hay quién se conduele con compasión es nuestro Dios, Isaías 63:9.     

Si hay alguien que se duele con nosotros, ese es Dios. En la asamblea, algunos han sido dotados con este don en los momentos de angustia y dolor. Ciertamente este don quizá no es tan codiciado como otros dones públicos, pero ciertamente es muy necesario.

En tercer lugar, "el don de dar".  Pablo manda a los de dicho don: “el que reparte, con liberalidad” (Romanos 12:8). El verbo donde se traduce reparte METADIDOMI simplemente significa repartir, compartir o impartir; Pablo dice que tal acción debe ir caracterizada con liberalidad BAPLOTETI, que sencillamente significa con sencillez, pureza, sinceridad.; es la misma palabra que en Santiago 1:5 se traduce como “abundantemente”. Es un gozo saber que no todos en la asamblea son parásitos que viven de los demás, sino que Dios ha puesto a algunos para ser bendición a los demás, al compartir con ellos las ricas y abundantes bendiciones que reciben de lo alto. La obra de Dios avanza, y misioneros son enviados, gracias a hermanos dotados con este don. Yo doy gracias a Dios por hermanos así en mi congregación; éstos verdaderamente han aprendido que “más bienaventurado es dar que recibir” (Hechos 20:35).  (continuará)

 

 

Nada Sino La Verdad, IX

TEMA: La Muerte y la Resurrección de Jesucristo

LECTURA:

TEXTO:

INTRO: La muerte y la resurrección de Jesús el Cristo son la culminación de la historia de redención, los dos eventos primarios en el plan de Dios para la salvación de los elegidos del infierno.  Pero poca gente ha entendida estas dos grandes eventos y no ha comprendida como pueden cambiar la vida presente y durante la eternidad.  Por eso es muy esencial que estudiamos el tema.

I. La crucifixión, un fondo.

1. Se dice que durante la vida terrenal del Señor hubo unos 30,000 gente crucificada, mayormente judíos, gente que estaban contra el gobierno de Roma, pero de todos aquellos miles de personas, la historia recuerda solamente una, Jesús el Cristo.  Hay muchos detalles encontrado en las páginas de las Escrituras que nos da el fondo.

(1) Comenzamos con el pecado de desobediencia a Dios por parte de Adán, que causó toda de su descendencia a estar abajo la condenación y corrupción de aquel pecado.  Pero, inmediatamente Dios reveló Su plan de salvación, Génesis 3:15.

(2) Aquel sistema sacrifica  que Dios estableció con Adán es bien explicado en Levítico, donde aprendemos la necesidad del derramamiento de sangre para obtener el perdón de pecados.  Pero, la sangre de un animal no pudo quitar una vez para siempre el pecado del hombre.  Solamente la sangre pura de Dios el Hijo pudo hacer eso, Hebreos 10:4; 1 Juan 1:7.

(3) Los profetas del A.T. entendieron que la obra terrenal del Mesías que ha de venir fue a morir por los pecados de la gente, Isaías 53:11; 52:13 hasta 53:12; Zacarías 12:9, 10.

(4) Los Apóstoles, del N.T. explicaron claramente la importancia de la muerte de Jesús el Cristo:

  A. Que Él fue hecho maldición en nuestro lugar, Gálatas    3:13.

  B. Que Él tuvo que sufrir y morir, 1 Pedro 3:18.

  C. Que Él fue el último, final sacrificio que Dios mandado, Apocalipsis 5:9.

II. Hablando de la muerte y la resurrección del Señor, vamos a considerar los milagros de la cruz, Mateo 27:45-53.

1. La oscuridad sobre toda de la tierra, Mateo 27:45.  Durante aquel tiempo el Señor habló:

(1) A Sus enemigos, Lucas 23:34.

(2) Al ladrón arrepentido, Lucas 23:43.

(3) A Su madre, Juan 19:25-27.

2. Durante aquel tiempo la soberanía de Dios el Padre dejó Su Hijo, Mateo 27:45, 46.  Esto fue provisional porque Jesús el Hombre tomó sobre Sí los pecados de los pecadores, 2 Corintios 5:21.  Véase 1 Juan 4:10; Romanos 4:25; 1 Corintios 15:3; 1 Pedro 2:24; 2:18.

3. En aquella hora el Mesías dio Su propia vida, Mateo 27:50.  Véase Juan 10:18; 19:30; Marcos 15:43-45.

4. En aquella hora Dios rompió el velo grueso en el templo de los judíos, Mateo 27:51a.

(1) Aquel velo fue una cortina masiva que separó el lugar santísimo (la morada de Dios entre los judíos) y lo demás del templo.  Solamente una vez cada año el sumo sacerdote entró en aquel lugar y esparció sangre pidiendo que Dios perdona los pecados de Su pueblo.

(2) Pero, aquel día cuando Jesús el Cristo entregó Su espíritu a Dios, esto fue el último sacrificio que Dios requirió y por eso el velo fue roto abriendo el lugar santísimo a todo el mundo por medio del sacrificio final de Jesucristo en la cruz.

5. En aquella hora Dios envió un terremoto, Mateo 27:51b.  ¿Por qué?  Aquel acto fue una prevista para mostrar lo que Dios ha de hacer en el futuro, Apocalipsis 16:18.

6. En aquella hora Dios abrió muchas tumbas de los redimidos, Mateo 27:52, 53.  Aunque el terremoto fue un acto grande, la resurrección de los cuerpos de los muertos de sus tumbas fue el milagro más grande.  Pero, aquellos cuerpos de los redimidos no aparecieron en Jerusalén hasta el día de la resurrección de Jesucristo, Mateo 27:53.  Aquí hay que leer 1 Corintios 15:20.

(1) Una vez a ser revelado a los creyentes para verificar la realidad de la resurrección del Mesías, problamente ascendieron al Tercer Cielo.

III. La importancia de la resurrección de Jesucristo.

1. La distinción más grande entre el cristianismo y las otras religiones es que aquella muerte de su Fundador no terminó Su vida ni Su ministerio.

2. La resurrección de Jesucristo es la base de nuestra fe y sin aquella resurrección nada es importante. Tendremos otra religión, nada más.

3. Cada verdad que Jesucristo enseñó durante Su ministerio terrenal dio vuelta sobre Su resurrección.  Tuvo que suceder; Marcos 8:31; Juan 11:25; Hechos 2:14-36; 3:11-26.

4. Sin la resurrección el poder de las Buenas Noticias será anulado, 1 Corintios 15:19.  Véase Romanos 10:9 "...que Dios Le levantó de entre los muertos....".

IV. Evidencias que sostiene la resurrección, 1 Cor. 15.

1. El testimonio de los creyentes en la asamblea de Corintios, vs. 1, 2.

2. El testimonio de las Escrituras, vs. 3, 4.  Véase Lucas 24:25-27; Mateo 12:40; Hechos 26:22, 23.

3. El testimonio de los testigos, vs. 5-7.

4. El testimonio de Pablo, v. 8.

 

Nada Sino La Verdad, final

TEMA:  La Gran Comisión

LECTURA:

TEXTO:

INTRO:  La obra de rescatar los perdidos del tormento eterno es una tarea que Dios ha dado a Su asamblea.  Esta es una obra presente, de hoy día, de ahora mismo porque Ud. y yo no podemos hacerlo después de nuestra muerte.

      ¿Por qué hay tantos creyentes renuente hacerlo?  Es asunto de foco.  Ud. tiene que aprender lo que Dios dice acerca de Su pueblo y la responsabilidad a testificar a los incrédulos.

I. La Gran Comisión es una misión esencial.

1. ¿Qué es el propósito de una asamblea de Jesucristo?

(1) No es a tener un lugar para tener compañerismo, aunque esto es importante en la vida cristiana.

(2) No es a escuchar la Palabra de Dios, aunque esto también es importante.

(3) No es a dar alabanza a Dios, y esto importa también.

(4) Bueno, ¿qué es?  El propósito de una asamblea es a glorificar a Dios, Efesios 1:4-8; 3:20, 21.  Véase Juan 1:14; Hebreos 1:3.

2. La manera suprema que Dios escogió a glorificar a Sí mismo entre la humanidad fue por proveyendo redención para el hombre perdido.  Desde la caída de Adán Dios ha traído los escogidos a Él y cada vez a ser salvo un pecador esto glorifica a Dios.  ¿Por qué?  Porque Él tuvo que pagar un precio enorme (la vida de Su propio Hijo).

3. Por eso nosotros, los creyentes, podemos glorificar a Dios cuando estamos cumpliendo con la Gran Comisión, 2 Corintios 5:19, 20.

4. Nuestra misión en cada asamblea es a amar los perdidos con la idea a presentarles Jesucristo y una vida nueva.

5. Si el propósito primero de Dios es solamente el compañerismo en la asamblea, una vez salva mejor que Él lleva los creyentes a Su presencia.  Por eso, la única razón que Dios permite el creyente a vivir es a alcanzar los perdidos.  Esta fue la razón que Jesucristo vino, Lucas 19:10, pero nótese bien Juan 20:21.

6. Un creyente que no está testificando a los incrédulos es inútil y debe examinar su vida espiritual a ver si está en la fe o no.

II. La Gran Comisión es una llamada esencial, Mateo 4:18-22.

1. En el primer lugar Dios llama al pecador a ser salvo, luego Él le llama para servirle.  Podemos ver eso cuando Jesucristo llamó los cuatro pescadores a ser Su evangelistas, "...y os haré pescadores de hombres...".

2. Pero, no olvide, que aquel llamamiento está dado a cada creyente, no hay excepciones, 1 Pedro 2:9.  El llamamiento a testificar a los perdidos no es la obra de unos creyentes selectos.

III. Los elementos de la Gran Comisión.

1. El creyente tiene que ser disponible a servir, Mateo 4:20.

2. El creyente tiene que ser disponible a adorar a Dios, Mateo 28:17.

3. El creyente tiene que ser disponible a ser sumiso, Mateo 28:18.  El foco aquí es el señorío soberano del Señor Jesucristo.  Aquel señorío fue dado a Él por el Padre, Mateo 11:27; Juan 3:35 y es asunto absoluto y universal, Juan 5:17-29; 17:1, 2; 10:18; Apo. 19:20; 20:10.

4. El creyente tiene que ser obediente.  El verbo mayor en Mateo 28:19, 20 es "haced discípulos".  La Gran Comisión es un mando a cada creyente a testificar a los perdidos y a traerlos a los pies de Jesucristo.

(1) Hay tres requisitos dados:

  A. No debemos esperar hasta los incrédulos ven a nosotros.

  B. Una vez convertidos el creyente nuevo tiene que ser sumergido.  Esto acto no tiene nada hacer con salvación sino es una demostración pública de su fe nueva.

  C. Una vez salvo y sumergido es tiempo para la enseñanza de la doctrina....algo que falta en muchas asambleas hoy en día.

5. El creyente tiene que confiar en el poder de Dios, Mateo 28:20.

IV. Un ejemplo a seguir, el ejemplo del Señor:

1. Sea disponible que gente puede hablar con Ud. acerca de salvación.

2. No muestra favoritismo con cierta clase de gente.

3. Sea sensitivo a las necesidades de los incrédulos.

4. Obtiene una profesión de fe abierta.  Salvación no es algo a ser escogida.

5. Muestra amor a todo el mundo conociendo su necesidad de salvación.

6. Toma tiempo a hablar con los incrédulos.  Mañana quizás será tarde.   (Fin de estas lecciones)

 

El Crecimiento De Un Discípulo

LECTURA: 2 Pedro 3:1-18

TEXTO: 2 Pedro 3:18

INTRO: Como Pedro dijo, cada creyente es mandado a crecer.  Tenemos demasiados creyentes que no han crecido una vez a recibir a Jesucristo como su Salvador.

      En esta lección vamos a estudiar:

I. Que el crecimiento implica que hay vida.  Como creyentes nosotros regocijamos en tres verdades bendecidas:

1. Que somos salvos del infierno por la gracia de Dios, Efesios 2:8, 9.

2. Que tenemos una posición nueva, 2 Corintios 5:17.

3. Que hemos sido nacido de nuevo, 1 Juan 4:7.

II. Que el crecimiento implica progreso.  Encontramos cuatro ilustraciones acerca del progreso en el N.T.:

1. El crecimiento de una semilla, Marcos 4:26-28.  Como una semilla crece, así debe crecer el creyente.

(1) La "semilla" de la vida nueva está plantada por la Palabra de Dios y El Espíritu Santo de Dios.

(2) Luego hay el tallito.  Este es la confesión de fe en Jesucristo abiertamente.

(3) Después vienen las espigas, que muestra nuestra conducta correcta en la vida nueva.

(4) Al fin el "grano lleno" que muestra utilidad, comunión y alegría.

2. Nótese el crecimiento de una planta:

(1) Tiene que tener buena tierra, Efesios 3:17.

(2) Tiene que tener buena atmósfera, se decir a estar separado del mundo, 1 Juan 2:15-17.

(3) Tiene que tener el sol.  Sin la luz de Dios en la vida, no hay crecimiento, Colosenses 2:6, 7.

(4) Tiene que tener agua, Efesios 5:26.

3. Luego nótese el crecimiento del "niño" en Cristo Jesús:

(1) Como un bebé es el creyente nuevo, 1 Pedro 2:2.

(2) Como niño, debe entender que sus pecados ya han sido perdonados, 1 Juan 2:12.

(3) Como joven, debe entender que por el crecimiento que victoria sobre Satanás, 1 Juan 2:13b.

(4) Como padre, que ha llegado a ser creyentes maduro, 1 Juan 2:13a.

4. Después hay que notar el crecimiento de un edificio,  Efesios 2:21.  Véase 2 Pedro 1:5-8.

III. ¿En que cosas debemos crecer?

1. Debemos crecer en la gracia de Dios.  ¿Cómo? Por la palabra:

(1) Oyendo y entendiendo la Palabra.

(2) Oyendo y recibiendo la Palabra.

(3) Oyendo y guardando la Palabra.

(4) Oyendo y haciendo lo que dice la Palabra.

2. Debemos crecer en Cristo Jesús:

(1) Creciendo por confiando en Él, Filipenses 3:3.

(2) Creciendo por conociéndole, Fil. 3:8.

(3) Creciendo en nuestro alcance de Él, Fil. 3:12.

(4) Creciendo viendo Su llamamiento, Fil. 3:14.

(5) Creciendo viendo Su poder seguro, Fil. 4:6, 7.

(6) Creciendo en Él sabiendo que Él suplica cada necesidad, Fil. 4:19.

(7) Creciendo en Él viendo nuestra posición en Él y nuestra relación a otros, Fil. 4:21.

3. Debemos crecer en Él para ser una bendición "abundante" a otros:

(1) Abundante en la producción de frutos, Fil. 4:17.

(2) Abundante en amor, Fil. 1:9.

(3) Abundante en a ser contento, Fil. 4:12.

(4) Abundante en dando gracias, Colosenses 2:7.

(5) Abundante en el ministerio a otros, 2 Cor. 8:7, 8.

(6) Abundante en nuestro sufrimiento que otros pueden ver a Jesucristo, 2 Corintios 1:5.

(7) Abundante en obras que otros pueden ser bendecidos, 1 Corintios 15:58.  Tenemos que amplificar este texto. Hay un ruego a estar firmes:

  A. En nuestra fidelidad al Señor, Rut 1:18.

  B. En nuestra lealtad a Él, 1 Corintios 7:37.

  C. En nuestra confianza en Él, Hebreos 3:14.

  D. En nuestra esperanza en Él, Hechos 1:10.

  E. En nuestra mirando a Él, Hechos 7:55.

  F. En nuestra fe en Él, Colosenses 2:5.

  G. En nuestra resistencia a Satanás usando la Palabra, 1 Pedro 5:9.

  H. En nuestro crecimiento en la gracia, 2 Ped. 3:17, 18.

  I. En nuestra obra para Él, 1 Corintios 15:58.  Hay instrucciones dadas:  a ser constantes; abundando siempre; en la obra del Señor; sabiendo; obra (no es fácil); no en vano.

4. Creciendo en el conocimiento de Dios:

(1) Produce frutos, Colosenses 1:10.

(2) Uno aprende a ser como el Señor, Mateo 11:29, 30.

(3) Uno aprende como conocer la voluntad de Dios, Colosenses 1:9.

(4) Uno aprende como es el amor de Dios, Efesios 3:19.

(5) Uno aprende del poder de Dios, Filipenses 3:10.

(6) Uno aprende de la gloria de Dios, 2 Corintios 4:6.

(7) Uno aprende el propósito de Dios, Juan 16:13.

5. Debemos crecer en amor, 1 Corintios capítulo 13.

6. Debemos crecer en humildad, véase 1 Corintios 15:9; Efesios 3:8; 1 Timoteo 1:15; 2 Corintios 12:11.

7. Debemos crecer en fe, 2 Tesalonicenses 1:3.

IV. Como debemos crecer, 1 Pedro 2:1, 2. (Nótese bien: no "crezcáis para salvación" sino " crezcáis en salvación, algo que ya tenemos).

1. Para crecer hay que tener libertad, Juan 11:44.

2. Para crecer hay que tener comida, Lucas 8:55.

3. Para crecer hay que hacer el ejercicio, véase Hechos 24:16; 1 Timoteo 4:7; Hebreos 5:14.   (fin)

 

¿Es Cristiano El Mormonismo?

      Esta tal vez pueda ser una pregunta sorprendente para muchos mormones, al igual que para algunos cristianos.  Los mormones dirán que son cristianos evangélicos y que incluyen la Biblia in la lista de los cuatro libros que reconocen como Escritura.  Explicarán que su creencia en Jesucristo forma parte central de su fe, y que esto está indicado por su nombre oficial "La Iglesia de Jesucristo de los Santo de los Últimos Días".

      Para contestar esta pregunta tendremos que comprar las doctrinas del mormonismo con las doctrinas principales del cristianismo.  Para presentar la posición de los mormones, hemos utilizado sus propias Escrituras y libros normativos publicados por la iglesia mormona: "Principios Del Evangelio" (edición de 1988); "Como Lograr Un Matrimonio Celestial" (1992); "Enseñanzas del Profeta José Smith" (1982); "Artículos de Fe" (1980), y tres tomos de "Doctrina de Salvación" (1979).

I. ¿Hay más de un Dios verdadero?

      La Biblia enseña que hay sólo un Dios, y que aparte de Él no hay otros dioses, Deut. 6:4; Isaías 43:10, 11; 44:6, 8; 45:21, 22; 46:9; Marcos 12:29-34.

      Por los contrario, la iglesia mormona enseña que hay múltiples dioses, "La Perla De Gran Precio", "Libro de Abraham 4:3", y que los seres humanas, pueden llegar a ser dioses y diosas en el Reino Celestial, "Doctrinas Y Convenios" 132:19, 20; "Principios del Evangelio", páginas 230; "Como Lograr Un Matrimonio Celestial", páginas 130-132.  Enseña también que los que se convertirán en dioses tendrán hijos espirituales quienes los adorarán y les orarán a ellos así como nosotros adoramos a nuestro Padre Celestial y le oramos ("Principios del Evangelios", páginas 9, 11, 283).

II. ¿Fue Dios una vez un hombre como nosotros?

      La Biblia enseña que Dios es Espíritu, Juan 4:24, 1 Timoteo 6:15, 16, que no es un hombre, Números 23:19; Oseas 11:9; Romanos 1:22, 23, y que siempre (eternamente) ha existido como Dios omnipotente, omnipresente, y omnisciente, Salmo 90:2; 139:7-10; Isaías 40:28.

      Por los contrario, la Iglesia Mormona enseña que Dios el Padre fue un hombre como nosotros, que Él progresó hasta convertirse en un dios, y actualmente tiene un cuerpo de carne y hueso ("Doctrina y Convenios" 130:22).  José Smith dijo: "¡Dios una vez fue como nosotros ahora; es un hombre glorificado, y está sentado sobre su trono allá en los cielos!" ("Enseñanzas del Profeta José Smith", página 427; "Principios del Evangelio", página 6.  Además, la Iglesia Mormona enseña que Dios el Padre tiene un padre, y un abuelo, ("Enseñanzas del Profeta José Smith", página 464.

III. ¿Son Jesús y Satanás espíritus hermanos?

      La Biblia enseña que Jesús, como Hijo de Dios, el único; Él siempre ha existido como Dios y es co-eterna y co-igual con el Padre, Juan 1:1, 14; 10:30; Colosenses 2:9.  Aunque nunca ha sido menos que Dios, en el tiempo establecido puso a un lado la gloria que compartía con el Padre, Juan 17:4, 5; Filipenses 2:6-11, y fue hecho semejante a los hombres, para lograr nuestra salvación.  Su encarnación se hizo realidad cuando fue concebido sobrenaturalemente por obra del Espíritu Santo, y nació de aquella virgen.

      Por el contrario, la Iglesia Mormona enseña que Jesucristo es nuestro "hermano mayor", quien progresó hasta llegar a ser un dios.  El fue procreado en espíritu por medio del Padre Celestial y una madre celestial, y fue concebido físicamente por medio de relaciones sexuales entre el Padre Celestial y aquella virgen, "Como Lograr un Matrimonio Celestial", página 129; "Principios del Evangelio", páginas 9, 53.  La doctrina de la Iglesia Mormona afirma que Jesús y Satanás son hermanos, "Principios del Evangelio", páginas 15, 16.

IV. ¿Es Dios una "trinidad"?

      La Biblia enseña que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo no son Dioses distintos, sino que son Personas distintas dentro de la Deidad trina y una, constituyendo un solo Dios.  En todo el Nuevo Testamento el Hijo y el Espíritu Santo, al igual que el Padre, son identificados individualmente como Dios, y cada uno actúa como Dios: El Hijo, Marcos 2:5-12; Juan 20:28; Filipenses 2:10, 11; El Espíritu Santo, Hechos 5:3, 4; 2 Corintios 3:17, 18; 13:14; pero al mismo tiempo la Biblia enseña que hay solamente un Dios.

      Por el contrario, la Iglesia Mormona enseña que el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo constituyen tres personajes distintos y tres Dioses, "Enseñanzas del Profeta José Smith", página 460, y que el Hijo y el Espíritu Santo son ambos la prole literal del Padre Celestial y una esposa celestial, "Enciclopedia del Mormonismo", tomo 2, página 649.

V. El pecado de Adán y Eva, ¿fue una gran maldad o una gran bendición?

      La Biblia enseña que la desobediencia de nuestros primeros padres, Adán y Eva, fue un gran mal.  Por medio de su caída, el pecado entró al mundo, poniendo a todo hombre bajo la condenación y la muerte.  De este modo nacemos con una naturaleza pecaminosa, y seremos juzgados por los pecados que cometemos como individuos, Ezequiel 18:1-20; Romanos 5:12-21.

      Por el contrario, la Iglesia Mormona enseña que el pecado de Adán fue un "paso necesario" para el plan de vida y una "causa de grandes bendiciones" para toda la humanidad, "Principios del Evangelio", página 31; "Doctrina de Salvación", 1:108; "Libro de Mormón", 2 Nefi 2:25.

VI. ¿Podemos hacernos dignos ante Dios por nuestros méritos?

      La Biblia enseña que aparte de la obra redentora de Jesucristo en la cruz estamos espiritualmente "muertos en nuestros delitos y pecados", Efesios 2:1, 5, y somos incapaces de salvarnos a nosotros mismos.

      En Su misericordia, Dios nos perdona nuestros pecados y nos hace dignos solamente por medio de Su gracia, aparte de mérito humano u obras de justicias, Tito 3:5.

      A nosotros solo nos queda adherirnos a Cristo con fe de todo corazón.

      Por el contrario, la Iglesia Mormona enseña que la vida eterna en la presencia de Dios (lo que ellos llaman "exaltación en el reino celestial") debe ser ganado por medio de obedecer todos los mandamientos de la Iglesia Mormona, incluyendo los ritos exclusivos del templo mormón.  Las obras son un requisito indispensable para obtener la salvación.

 VII. ¿Beneficia la muerte expiatoria de Cristo a aquellos que lo rechazan?

      La Biblia enseña que el propósito principal de la expiación de Jesucristo es proveer la solución completa al problema del pecado.  Sin embargo, los que rechacen la gracia de Dios en esta vida no tendrán parte en esta salvación, sino que están bajo la condenación de Dios por toda la eternidad, Juan 3:36; Hebreos 9:27; 1 Juan 5:11, 12.

      Por el contrario, la Iglesia Mormona enseña que el propósito de la expiación de Jesucristo es de dar resurrección e inmortalidad a toda persona sin importar que tal persona reciba a Cristo por la fe o no lo haga.  La expiación obrada por Cristo es solamente una parte de lo que se requiere para ser digno y obtener la vida eterna; para esto es también imprescindible la obediencia a todos los mandamientos de la Iglesia Mormona, "Principios del Evangelios", páginas 66, 68, 346, 347.

VIII. ¿Es la Biblia la Palabra de Dios única y definitiva?

      La Biblia enseña que es la Palabra de Dios, única, definitiva e infalible, 2 Timoteo 3:16; Hebreos 1:1, 2; 2 Pedro 1:20, 21 y que permanecerá para siempre, 1 Pedro 1:23-25.

      Por los contrario, la Iglesia Mormona enseña que se han perdido muchas verdades de la Biblia, y que la Biblia es corrupta y no contiene la plenitud del evangelios "Libro de Mormón" 1 Nefi 13:24-29.

IX. ¿Cayó la asamblea primitiva en una apostasía total?

      La Biblia enseña que la asamblea verdadera fue establecida por Jesucristo y nunca pudo desaparecer, Mateo 16:18; Juan 17:11; 1 Corintios 3:11.

      Todos cristianos admiten que históricamente ha habido corrupción en las asambleas cristianas, pero creen que siempre ha existido un remanente de personas que han guardado los principios de las Buenas Nuevas (como las Asambleas Bautistas No Conformistas).

      Por lo contrario, la Iglesia Mormona enseña que poco después de la muerte de los apóstoles, hubo una gran y total apostasía, o abandono de la verdadera fe, en la asamblea establecida por Jesucristo; y que esto estado de apostasía continúa hasta hoy excepto entre aquellos que han llegado a un conocimiento del evangelio restaurado por la Iglesia Mormona, "Principios del Evangelios", páginas 97-100. (fin)

 

El Viaje De La Vida

TEXTO: Salmo 107:30

I. Un comienzo correcto es necesario para el viaje de la vida.

1. La predicación de las Buenas Noticias debe ser oído, Romanos 10:17.

2. El Reino de Dios debe ser buscado, Mateo 6:33.

3. El Señor Jesucristo debe ser recibido, Juan 3:36.

II. El acompañante correcto en el matrimonio es necesario para el viaje de la vida.

1. El plan de Dios es que el esposo y la esposa tengan la misma fe, 2 Corintios 6:14.

2. El plan de Dios es que el marido y la mujer vivan juntos, Mateo 19:6.

3. El plan de Dios es multiplicar sobre la tierra por medio del hombre y la mujer, Génesis 1:28.

III. El trabajo correcto debe ser elegido para el viaje de la vida.

1. Un trabajo que dé a Jesucristo la preeminencia, Colosenses 1:17, 18.

2. Un trabajo que dará gloria a Dios, 1 Corintios 10:31.

3. Un trabajo que proveerá una forma honesta de vivir, Efesios 4:28.

IV. Los amigos correctos deben ser elegidos para el viaje de la vida.

1. Amigos que no se preocupan con la ganancia propia, Proverbios 19:4.

2. Amigos con el cual puede compartir compañerismo cristiano, 1 Juan 1:7.

3. Amigos que son colaboradores en la obra del Señor, 1 Corintio 3:9.

V. El Libro correcto debe ser estudiado en la viaje de la vida.

1. La Biblia debe ser el Libro por el cual vivimos, Mateo 4:4.

2. Las Escrituras son inspiradas por Dios, 2 Timoteo 3:16, 17.

3. La Biblia es el Libro que produce una vida limpia, Salmo 119:9-11.

VI. El Líder correcto debe ser seguido en el viaje de la vida.

1. El Espíritu Santo nos guía en toda la verdad, Juan 16:13.

2. Él nos revela las cosas, 1 Corintios 10:12.

3. Él está siempre presente para guiarnos, Salmo 139:7-10.

VII. La conducta correcta es necesaria en el viaje de vida.

1. El creyente debe andar como es digno de Dios, 1Tesalonicenses  2:12.

2. El creyente debe manifestar la naturaleza de Dios, 2 Pedro 1:4.

3. El creyente debe manifestar la imagen de Dios, Colosenses 3:10 (fin....adaptado)

 

Nuestra Relación Al Mundo

TEXTO: Santiago 4:4

INTRO: El mundo "el sistema donde vivimos" no toma a Dios en cuenta, resienta Sus normas, reglas y mandamientos, y rechaza, rehusa Sus caminos y manera de vivir.

I. La relación correcta con el mundo.  El creyente es:

1. Escogido y llamado fuera del "mundo", Juan 15:18, 19.

2. Crucificado al "mundo" y el "mundo" a él, Gál. 6:14.

3. Separado del "mundo", 2 Corintios 6:14-18.

4. Mirando en las cosas de arriba, Colosenses 3:2.

5. Transformado de este "mundo", Romanos 12:2.

II. Cuatro pasos peligrosos para el creyente en su relación con el "mundo":

1. Amistad, Santiago 4:4.  Amistad es deleitarse en o anhelar algo, tener una disposición amable hacia algo, desear lo mejor para uno.

2. Amar, 1 Juan 2:15-17.

3. Conformarse, Romanos 12:1, 2.

4. Ser juzgado con el "mundo", 1 Corintios 11:32.

(1) La ilustración de Lot, Génesis 13:10-13, 19.

III. Resultados de la relación equivocada:

1. Ahoga la Palabra, Mateo 13:22.

2. Te causa alejar de Dios, 2 Timoteo 4:10.

3. Causa al día del Señor sorprenderte, Lucas 21:34; Mateo 24:38, 39.

4. Un estilo de vida equivocada, Efesios 2:2.

CONCLUSIÓN: ¿A qué vas a dedicar tu vida? (fin)

 

Tu Autoridad Final

TEXTOS: Jueces 17:6; 21:25

I. Parece bien en mi opinión, 1 Crónicas 13:4.

1. Como yo lo veo.

2. Así me parece.

3. Si me hace sentir tan bueno como puede ser malo.

4. Dios me entenderá.

5. Yo lo hice en mi manera.

6. Hacemos nuestras decisiones para nosotros mismos.

II. Los resultados de hacer lo que parece bien a uno, Proverbios 14:12; 16:25; 21:2.

1. Eva.

2. Cain.

3. Satanás.

4. Lot.

III. Nuestros pensamientos y caminos son contrarios a los de Dios, Isaías 53:6; 55:7-9; Romanos 3:12; 8:7.

IV. Nuestra preocupación debe ser lo que es correcto en los ojos de Dios, buscar y andar en Sus caminos, Oseas 14:9.

V. Necesitamos un Rey, alguien en liderazgo, alguien que puede hacer las decisiones correctas, algo que puede ser nuestra autoridad final, Deuteronomio 12:8; Efesios 5:10; Romanos 12:1, 2.  (fin)

 

      Las HOJAS DE ORO es una obra de fe y es publicada y enviada gratis cada mes por el Evangelista James Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Es una voz de los Bautistas No Conformistas.

      Damos gracias a Dios para la ayuda de la Familia Salvador Lanza de Zárate, Argentina en la obra de corrección.

      Dirección electrónica: jnel@midusa.net

Hojas de Oro, Ruta 2, Buzón 15, Beverly, Kansas 67423 EE. UU.