LAS HOJAS DE ORO

Año XXIX, No. 2, Febrero, 1999

La Naturaleza de la Ekklesía del Nuevo Testamento en la Tierra

INTRO: Griego: EKKLESÍA; Latino: ECCLESÍA, palabra no traducida, sino transliterada (representando los sonidos de una lengua con las letras de otra). La traducción correcta del griego es: asamblea.

Para obtener un concepto claro de la EKKLESÍA, es necesario considerar a ésta en relación con el Reino De Dios.  Un exámen de todas las ocasiones en que las Escrituras usan el término Reino (de Dios o de los cielos)  al compararse con el uso del término asamblea, se verá claramente que estos términos (EKKLESÍA y reino) son usados por el Espíritu Santo para expresar dos conceptos diferentes.  El fracaso en distinguir estos conceptos introduce confusión.  Del reino de Dios se dice expresamente que es imperceptible, Lucas 17:20, 21, y en este sentido, es "invisible".  Pero la asamblea es consistente, localizada, y visible.  Si alguien quiere describir el número total de los creyentes, bien haría en usar el término  "el reino de los cielos". Si uno quiere describir el número total de las congregaciones cristianas, debe usar el término asamblea en el sentido genérico, como Jesucristo y Pablo frecuentemente lo hicieron, véase Mateo 16:18; Efesios 1:22; 3:10, 21; 5:23-25.  Esto evitaría mucha confusión.

I. La naturaleza general del reino de Dios puede ser entendida si consideramos:

1. Los términos reino de Dios y reino de los cielos son usados alternativamente y recíprocamente, véase Mt. 13:11 y Mr. 4:11; Mt. 13:31 y Mr. 4:30.

2. Todos de los redimidos están en el reino de Dios, pero no todos están en una asamblea del Señor Jesucristo.  Muchos creyentes son miembros de una "iglesia" hecha por los hombres y que siguen las tradiciones de los hombres.  Para estar en una asamblea de Jesucristo, hay requisitos que seguir:

(1) Todos los redimidos, de todas las edades están en el reino de Dios, Lucas 13:28, 29.

(2) El principio de las Buenas Noticias de Jesucristo comenzó con la predicación de Juan el Bautista, Marcos 1:1.  Su mensaje era el reino de Dios, Mateo 3:2, que contiene las Buenas Noticias de la gracia de Dios, del arrepentimiento y la fe en el Mesías prometido, véase Hechos 19:4.  Compare Mateo 11:12.

(3) Jesucristo predicó el mismo mensaje que Juan, las Buenas Noticias del reino de Dios, Marcos 1:14, 15; Mateo 4:17, 23; 9:35; Lucas 4:43.

(4) Los hombres entraban al reino de Dios en los días de Cristo Jesús, Mateo 12:28.  Nótese bien que el reino de Dios no era para una edad futura, es cosa presente. (El reino milenio, del futuro, es algo distinto).

(5) Pablo siguió adelante predicando el reino de Dios en sus días, igualando éste con las Buenas Noticias de la gracia de Dios, Hechos 20:24, 25; 28:23, 31.

(6) La misma Buenas Noticias del reino será predicado a todo el mundo antes el fin de esta edad presente, Mateo 24:14.  La asamblea de Jesucristo solamente ha sido comisionada para hacer esto, Mateo 16:19; 28:19, 20; Efesios 3:10.

(7) Todos los creyentes están ahora en el reino de Dios por el nuevo nacimiento, Juan 3:3, 5; Colosenses 1:13-14; Mateo 18:3.

(8) Y, el reino de Dios no vendrá con advertencia (demostraciones visibles), Lucas 17:20, 21.

3. Por lo tanto, vemos el reino de Dios como una entidad invisible, espiritual, indistinta, inobservable, compuesta por todos los redimidos, los que correspondería a lo que muchos, erróneamente, llaman "la iglesia invisible", Lc. 17:20, 21; Ro. 14:17; véase  las parábolas de Mateo 13.  Estas parábolas nos enseñan que los incrédulos están (o pertenecen) al reino, sino que los no redimidos están "entre" los creyentes y serán recogidos para ser sacados fuera, separados, de en medio de sus ciudadanos, Mt. 13:41, 49.

4. Una entidad invisible, espiritual, inobservable (Lucas 17:20, 21) nunca puede funcionar como un cuerpo para llevar a cabo la Gran Comisión o para mantener en alto la luz de las Buenas Noticias, para que el mundo los vea, como candeleros, Ap. 1:12, 13, 20, y para mantener perpetuamente la pureza de la doctrina y la verdad a través de los siglos, Ef. 4:11-16; 1 Timoteo 3:15; 2 Timoteo 2:2.

II. Por razón de esta naturaleza inherente, indistinta del reino, Jesucristo estableció otra entidad y  una sola visible, literal, distinta, definida y localizada, a la cual pudiera llamarle "... Mi asamblea...", Mateo 16:18.

1. La asamblea tiene que trabajar dentro y para la promoción y adelanto del reino de Dios, Hechos 19:8; 20:25; Colosenses 4:11; 1 Tesalonicenses 2:12; 2 Tesalonicenses 1:4, 5.

2. La asamblea es una unidad visible, funcional, dentro del reino, con las llaves para abrir la puerta del reino de Dios por medio de la predicación de las Buenas Nuevas, y también para mantener la disciplina, el orden y la fe, Mateo 16:19; 18:17; Lucas 24:49; Hechos 1:8; 20:24, 25; Lucas 12:32.

(1) Las llaves hablan de la autoridad o la custodia conferida a la asamblea por Jesucristo.  Esto autoriza a la asamblea para ser el medio para "... atar y desatar...", Mateo 16:19; 18:17, 18.  De ahí que Dios haya depositado sobre cada asamblea Suya una autoridad única, y es la custodia, la administradora visible, de los asuntos del reino.

3. Contrario a la asamblea, ni el reino de Dios, ni la así llamada "iglesia invisible verdadera" jamás se ha reunido ni podrán reunirse en este mundo.  El reino no tiene organización, ni oficiales, ni ordenanzas, aparte de una asamblea del Señor.  Este será una asamblea sólo en el Tercer Cielo, Juan 18:36; Mateo 8:11; 25:34; 1 Corintios 15:24; 50; Hebreos 12:23.   (Continuará)

 

La Asamblea del Nuevo Testamento:

Un Cuerpo Local, parte I

TEMA: Ideas Falsas Acerca de La Asamblea

En esta disertación propongo discutir cinco pensamientos:

(1)   Ideas falsas acerca de la asamblea;

(2)   El significado de la palabra "asamblea";

(3)   Las asambleas del NT. fueron congregaciones locales;

(4)   El NT. habla de la pluralidad de las asambleas;

(5)   El significado de la "Esposa de Cristo".

Leemos en Efesios 3:21: "...a Él (Dios) sea la gloria en la asamblea y en Cristo Jesús, por todas las generaciones de todas las edades, para siempre...".  Seguramente, que Dios debe ser glorificado en cada edad y para siempre debe ser muy importante para cada creyente.

Ideas Falsas

       No hay otro tema en las Escrituras que los hombres han descuidado más que la EKKLESÍA que Jesucristo fundó (y todavía está edificando).  Mucha gente dice: “Una Iglesia  es tan buena como otra”.  Jesucristo estableció una sola asamblea, y dio normas, principios, reglas para su organización, para su obra.  Para ser la asamblea del Señor Jesucristo, hay que cumplir Sus requisitos, no los de los hombres.

      Otro error es la idea que "la iglesia" es algo invisible, universal, espiritual, y que todos los redimidos están incluidos en ella.  ¡No hay tal enseñanza en las Escrituras!

Ideas Falsas Basadas En Ignorancia

La idea de una "iglesia universal", sin duda, tuvo su principio con la "Iglesia Católica Romana" que dijo, que si uno no es miembro de su "iglesia" no hay salvación.  Tal "iglesia" fue establecida durante el tiempo que  cuando pocas personas poseían conocimiento, era un tiempo de mucha ignorancia.  No hubo Biblias, como tenemos hoy y fue muy fácil para los "católicos" decepcionar a la gente. Por más de mil años aquella falsa "iglesia" engañó a  miles de personas.

Las Asambleas de la Reforma

      Una vez que las Escrituras fueron traducidas en las lenguas de la gente común, inmediatamente las personas empezaron a ver  los muchos errores de la "Iglesia Católica" y comenzaron a pedir un cambio.  Hombre tras hombre trataron de "reformar" la "iglesia" pero sin éxito.  En vez de ir a las páginas del NT., aquellos hombres salieron de la "iglesia romana" y establecieron otras "iglesias" adoptando muchos de los errores de la "iglesia madre".  Aquellas "iglesias" son llamadas "iglesias de la reforma" o "protestantes".  Gracias a Dios, hubo asambleas no conformistas desde el tiempo de Jesucristo y los Apóstoles que mantubieron los principios, normas, y reglas dejados por el Señor.  Desde el día cuando Él dijo "... edificaré mi asamblea..." ha sido, y todavía hay asambleas en todas partes del mundo, que nunca estuvieron en el sistema "romano".  Llevan varios nombres de identificación pero todas siguen fieles a las enseñanzas del NT. y no de ninguna denominación.

La Asamblea No Es La Familia De Dios

      Muchas personas piensan que la "familia de Dios" y la "asamblea de Jesucristo" es la misma cosa.  Piensan que cuando uno es salvo, ya pertenece a la "iglesia".  No, cuando uno es redimido es nace en la familia de Dios, pero no todos los redimidos son miembros de la asamblea de Jesucristo... la entrada aquí es por inmersión. (Continuará)

La Primera Ekklesía, parte I

      Una asamblea de Jesucristo es una congregación de gente salva, sumergida por la autoridad de aquella asamblea, con el propósito de llevar a cabo la Gran Comisión.  Tal asamblea se encuentra en las páginas del Nuevo Testamento.

      La EKKLESÍA del Señor tuvo su principio mucho tiempo antes del día festival de "pentecostés".  Ella recibió su potencia aquel día, no su principio.

      Antes del día de la fiesta judaica la asamblea que Jesucristo fundó, tuvo:

1.     Las Buenas Noticias, Mateo 4:23.

2.     Hubo gente salva, Lucas 19:10.

3.     Hubo gente sumergida, Juan 4:1, 2.

4.     Tuvo a Jesucristo como su Cabeza, Mt. 23:8.

5.     Habian recibido instrucción en doctrina, Mt. 18:15-20.

6.     Fueron llamados para obedecer los mandatos de Jesucristo, Mateo 4:18-20.

7.     Los apóstoles fueron ordenados confiriendoles la autoridad el Señor, Mateo 10:1-5.

8.     Tuvieron una comisión, Mateo 28:18-20.

9.     Tuvieron una tesoreria con fondos para usar, Juan 13:29.

10.   Tuvieron un programa de evangelización, Mateo 10:5-8.

11.   Tuvieron un programa de enseñanza, Mt. 4:23.

12.   Tuvieron un ministerio de curación, Lc. 9:1.

13.   Tuvieron la promesa que la asamblea nunca cesará, Mateo 16:18.

14.   Tuvieron disciplina en la asamblea, Mt. 18:15-17.

15.   Tuvieron autoridad divina, Mateo 28:18-20.

16.   Tuvieron democracia verdadera, Mateo 23:8.

17.   Tuvieron pastores, Juan 21:15-17.

18.   Celebraron la Cena del Señor, Mt. 26:26-28.

19.   Tuvieron poder divino para hacer la obra de Jesucristo, Lucas 9:1.

  20.   Tuvieron listas de miembros, Mt. 10:1-4, etc.

Muchos errores acerca de la asamblea se  han acumulado durante esto diecinueve siglos, como:

1. Es una cosa invisible, universal, sin organización

2. Cualquier grupo que predica la Palabra y sirve la Cena.

3. Una organización religiosa de un Estado.

4. Todos de los que profesan fe en Cristo Jesús, etc.

Ahora, la asamblea del Señor Jesucristo es:

I. Apostólica, 1 Co. 12:28.  Véase Mateo 10:2-4.

1. Aquellos doce estaban en la EKKLESÍA desde su comienzo, véase Marcos 3:13-21.

2. Los Doce fueron el fundamento de la primera EKKLESÍA, Efesios 2:20, 21, y Jesucristo fue la Piedra Angular.

3.  Todos ellos habian dejado sus tareas, Mateo 4:20; 9:9;  sus familias, Mateo 4:22; y sus hogares, Mateo 19:27, 29 para seguir a Jesucristo.

4.  Todos habian sido preparados para seguirle a Él por Juan el Bautista, Hechos 1:21, 22.

5. Y ¿qué de una sucesión apostólica?  No hay ninguna palabra en el N.T. acerca de esto.  La "iglesia" de Roma, y los "evangélicos" que enseñan tal cosa no tienen Escrituras para probarlo.

6. Cuando el Señor dejó su EKKLESÍA en las manos de  doce hombres falibles, Él les habia instruido con mucho cuidado y las asambleas tuvieron gran éxito, Hechos 5:14; 6:7; 12:24; 19:20.

7. Los Doce fueron seguidores del Señor, Mt. 4:19 e hicieron el modelo para todos los creyentes desde ese día en adelante para ser "... pescadores de hombres...".  Esto debe buscar reproducir cada creyente.  Lástima que esto, no se está enseñando hoy en las asambleas.

8. Los Doce fueron los recipientes de la Gran Comisión, Mt. 28:18-20.  Aquella Comisión mandó que los Apóstoles, y sus conversos, tuvieran que continuar con la obra que Jesucristo, ha comenzado durante Su ministerio terrenal, véase Hch. 1:8.  (Continuará)

 

Confesión Bautista de Fe, Año 1689 IX

EL LIBRO ALBEDRÍO

1.     Dios ha dotado a la voluntad del hombre de una libertad natural para poder para actuar basándose en decisiones propias, las cuales no son forzadas ni obligadas ni hacia el bien o al mal, por ninguna necesidad de la naturaleza.

2.     El hombre en su estado de inocencia, tenía libertad y poder para querer y hacer lo que era bueno o agradable a Dios, Eclesiastés 7:29, pero era mutable y podía caer de dicho estado.

3.     El hombre, por su caía a un estado de pecado, perdió completamente toda capacidad para querer algún bien espiritual que acompañe a la salvación.  Así es que como hombre natural que está enteramente opuesto a ese bien y muerto en el pecado, Efesios 2:1, 5; Tito 3:3-5; Juan 6:44, no puede por su propia fuerza convertirse a sí mismo o prepararse para ello.

4.     Cuando Dios convierte a un pecador y le pone en el estado de gracia, le libra de su estado de servidumbre natural bajo el pecado, Colosenses 1:13; Juan 8:36, y por Su gracia solamente lo capacita para querer y obrar libremente hacia lo que es bueno en lo espiritual, Filipenses 2:13, sin embargo, por razón de la corrupción que aún queda, el convertido no puede ser perfecto , porque no hace solamente lo bueno, sino también lo malo, Ro. 7:15, 18, 19, 21, 23.

5.     El libre albedrío del hombre será perfecto e inmutablemente libre para querer tan sólo lo que es bueno, únicamente en el futuro, en el estado de la gloria, Efesios 4:13.  (Continuará)

La Fábula del Libre Albedrío

      La libre voluntad del hombre es pensada de como el poder grande de un ser humano que tiene libertad completa para dirigir su propia vida.  Pero: ¿De qué es libre?  ¿Cuál es su poder?

La Fábula De Libertad Circunstancial

      Nadie niega que el hombre tiene una voluntad, pero ¿ha pensado en la flaqueza de tal voluntad?  Aunque Ud. tiene la habilidad de tomar decisiones, Ud. no tiene la potencia a llevar a cabo su propósito, Proverbios 16:9.  Antes de exaltar la voluntad libre del ser humano, debemos decir como Jeremías dijo en 10:23.

      Si Ud. puede escoger cualquier cosa que quiere, pero su voluntad no tiene libertad para hacer cualquier cosa que es contraria a la voluntad de Dios, Lucas 12:18-21.

La Fábula De Libertad Ética, Moral

      Dice que la voluntad del hombre es libre para escoger entre lo que es bueno y lo que es malo.  Que el puede escoger entre alternativas (derechos para ejecutar alguna cosa o gozar de ellas alternando con otra; opción entre dos cosas).  Dicen que sus decisiones no son formadas por una fuerza exterior, que su voluntad guía sus acciones, pero aquel poder puede ser influenciado por otros.

      Bueno, amigo, por eso la voluntad del hombre no es libre de hacer lo que es bueno porque su corazón es malo, Génesis 6:5; Ro. 1:21; 3:11, 12.  Su apetito desea el pecado y por eso el hombre no escoge a Dios porque es contrario a la naturaleza humana a escoger lo que es bueno, Jeremías 13:23.

La Fábula de La Libertad Espiritual

      Muchos dicen que la voluntad humana escoge última entre la vida espiritual o la muerte espiritual.  Dicen que uno puede recibir, por su propia voluntad, o rechazar la salvación de su alma del infierno.

      De veras, recibir a Jesucristo como el Señor y Salvador de su alma es un hecho de voluntad humana llamada "fe", pero hay un problema: ¿Cómo puede una persona muerta espiritualmente ejercer tal fe?  Oh, muchos contestan: "Por su poder de su voluntad libre", pero ¿cómo sería esto posible siendo que Jesucristo es un:

1. Profeta.  Para recibirle uno tiene que creer todo lo que dijo, véase Jn. 8:41-45.  Él dijo que cada miembro de la raza humana es nacido de Satanás.  ¿Puede la voluntad humana de un hijo del diablo tener deseo de recibir a Jesucristo como su Salvador y Señor?  ¡Claro que no!

2. Sacerdote.  Para recibirle uno tiene que depender de Él para que haya paz con Dios el Padre, siendo que Dios es tres veces Santo y el hombre esta muerto en pecado, véase Romanos 8:7 "... la mente carnal es enemistad contra Dios...".

3. Rey.  Como Rey, los sujetos tienen que obedecer cada mandato; tienen que aceptar Su derecho a reinar en sus vidas; tienen que adorarle.  Pero hay un problema, una persona muerta espiritualmente, hijo del diablo, no quiere a Jesucristo como el Rey de su vida, véase Lucas 19:14 "... no queremos que éste reine sobre nosotros...".

      Amigo, no es la voluntad libre del ser humano que trae el pecado a Jesucristo sino Su gracia, que por el Espíritu Santo cambia el corazón muerto con regeneración; que crea un espíritu nuevo de paz verdadera; que crea un espíritu de sumisión a Dios.  Sin un corazón hecho nuevo, no hay salvación, véase Juan 3:7, y esto es una obra de arriba, de Dios, por el Espíritu Santo.

Todo esto se demuestra en Juan 1:12, 13: "...los cuales no son engendrados de sangre (salvación no viene de parte de sus padres), ni de voluntad de carne (el hombre muerto espiritualmente no tiene voluntad de acercarse a Dios), ni de voluntad de varón (sus amigos, el predicador no pueden salvar su alma), sino de Dios... ".

      Oiga, su voluntad no fue responsable de su nacimiento carnal (Ud. no tuvo parte en esto), tampoco será responsable para el "nuevo nacimiento",   "... aun estando nosotros muertos en pecados, (Dios) nos dio vida juntamente con Cristo... ",  Efesios 2:5.   

      Una fe que salva es la obra primera realizada en una voluntad nueva por la obra de regeneración.  Recibiendo a Jesucristo como su Salvador y Señor es un acto por parte del hombre, exactamente como la respiración a un bebé recién nacido, pero primero Dios tiene que darle vida. (fin)

 

Acepta a Jesucristo

Con frecuencia oímos un creyente testificando a un incrédulo diciendo: "Tú tienes que aceptar a Jesucristo como tu Salvador personal, si no tú vas al infierno a morir".  Aquel creyente no ha entendido que tal persona perdida es un esclavo, un cautivo, un hijo de Satanás y en sí mismo no tiene ningún deseo a cambiar su vida.

      Por eso tal invitación presenta una forma falsa de salvación y la persona testificando a los incrédulos no debe usarla.  Igual con las palabras: "Hay que dar su corazón a Jesús", "Hay que tomar a Jesucristo como tu Salvador".

      Tales expresiones fallan a considerar el hecho triste que cada persona de la raza humana es caída, Romanos 3:23; Efesios 4:18 y tiene un corazón muy duro contras las cosas de Dios.  Jesucristo dijo a los incrédulos en Juan 5:40 "... y no queréis venir a mí para que tengáis vida...".  Hasta el poder divino de Dios el Espíritu Santo vence tal hostilidad y hace dispuesto el corazón del incrédulo, no hay salvación porque la naturaleza carnal de la mente del pecador es enemistad contra Dios, Romanos 8:7, y solamente el poder divino de Dios puede vencerla, Colosenses 2:12.

      Un reino espiritual en su vida requiere una naturaleza espiritual y el hombre natural tiene que ser regenerado de arriba, de Dios, porque él está  muerto espiritualmente.

      La regeneración no es una reformación, ni educación, ni religión.  La regeneración consiste en un cambio radical de corazón, una transformación de carácter, el deseo a seguir principios nuevos santos, los cuales producen deseos nuevos, capacidades nuevas, y una vida nueva.  Todo de esto es conocido en las Escrituras como "el nuevo nacimiento", lo que es imperativo, Juan 3:7.  Aceptando a Jesucristo, dando su corazón a Él, haciendo una profesión de fe... todo es inútil sin la obra de regeneración del Espíritu Santo de Dios.

      El nuevo nacimiento es mucho más que un remordimiento provisional para sus pecados; dando un asentimiento mental a aceptar a Jesucristo; caminado la dirección moral de su vida; dejando hábitos viles; o comenzando hábitos buenos (leyendo las Escrituras, asistiendo en los cultos, dando en las ofrendas, etc.).  El nuevo nacimiento es un cambio radical, revolucionario, eterno y es el resultado de una operación sobrenatural de Dios, Jonás 2:9.

      Claro que el hombre natural tiene que ser nacido otra vez porque es depravado totalmente, esclavo de pecado, e  hijo de Satanás, falta de Dios, y sin habilidad de  hacer algo espiritual, Romanos 5:16; Juan 6:44.

      Solamente aquellos quienes han hecho "... aptos para participar de la herencia de los santos..." y hechos santos pueden entrar en aquel "... lugar preparado", Juan 14:2 porque "... sin (santidad) la cual nadie verá al Señor..." Hebreos 12:14, véase Mateo 5:8.

      Por su caída el hombre perdió su santidad, y desde Adán es corrupto enteramente y bajo el domino de disposiciones y lascivia, los cuales están en oposición directa a Dios.  La corrupción del hombre caído es tan grande y total que por sí mismo nunca ha de arrepentirse y recibir a Jesucristo como su Salvador y Señor hasta que Dios el Espíritu Santo haga tal obra de regeneración en su corazón.  Porque, para tener a Jesucristo como su Salvador, primero tiene que tenerle como su Señor, Colosenses 2:6.

      Mucha gente piensa,  que al "dar su corazón a Jesús" que son salvos, pero ¡no es así!  El pecador es muerto, Efesios 2:1, 2 y por eso un "muerto" no puede dar nada a Jesucristo.

      Es un concepto falso triste a pensar que el hombre natural tiene una "fe sencilla" y por eso puede creer en el Señor y será salvo.  Hasta que el Espíritu Santo ha hecho una obra de regeneración aquella persona se queda muerta espiritualmente y no tiene fe salvadora.  Exhortando al pecador a "aceptar a Jesucristo como su Salvador" sin explicarle la necesidad del arrepentimiento no es honesto, Lucas 17:3. Por eso, una profesión de fe sin arrepentimiento no vale. 

      Muchas personas piensan  que son "salvos" porque han sido bautizado, son miembros de una iglesia, toma la Cena, etc.

      El pecador, en su estado natural, muerto espiritualmente, no tiene poder en sí mismo para aceptar a Jesucristo, tampoco tiene el deseo a hacerlo porque su mente carnal es enemistad contra a Dios, Romanos 8:7; él es un esclavo de pecado, Romanos 6:20, y tiene que ser hecho "libre de pecado", Romanos 6:22.  Véase Jeremías 13:23.

      Cuando predicamos  las Buenas Noticias, no debemos llamar la atención solamente a la obra de Jesucristo, sino  a la Persona­­  Él es el Salvador.  No leemos en Juan 1:12 "... a todos los que Le recibieron. como su Salvador...", ni en Juan 3:16 "...todo aquel que en Él cree....como su Salvador...".  Amigos, es la Persona, Jesucristo, Dios el Hijo, el Creador del mundo Quien murió por nuestros pecados.  Demasiada gente "acepta" a Jesucristo como su Salvador sin entender la necesidad primero a recibirle como el Dueño (Señor) de su vida.  Por esta razón las asambleas cristianas de hoy están llenas de incrédulos, porque aquellas personas no han sido renacidas de arriba.

 

Libros Apócrifos

      Apócrifo: griego APOKRYPHOS: oculto, secreto.  "Libros apócrifos" es el título dado a ciertos libros antiguos encontrados en la Versión LXX (obra por setenta hombres quienes tradujeron el A.T. de hebreo a griego antes del nacimiento de Jesucristo) y de la Versión Vulgata (texto comúnmente aceptado) del A.T., pero el contenido de aquellos "libros apócrifos" no fueron inspirados por el Espíritu Santo, y una vez al leerlos Ud. va a comprender esto.

      Ninguno texto de todos aquellos libros es citado en el N.T.  Fueron escritos en griego durante aquel período de silencio por parte de Dios desde el ministerio del profeta Malaquías hasta el nacimiento del Mesías, unos 400 años.

      Todas de las Biblias usadas por la Iglesia Católica Romana contienen aquellos libros y muchos de las doctrinas falsas de los Católicos se basan sobre sus errores.

      El mundo cristiano ha tenido muchas sectas y muchas denominaciones desde el tiempo del Apóstol Juan (el amado) cuando él escribió en 1 Juan 2:19 "... salieron de nosotros, pero no eran de nosotros...".  Durante aquel tiempo fue el principio de la formación de la organización conocida

 Hoy como La Iglesia Católica Romana, tuvo un crecimiento rápido (siendo que es una obra de Satanás).

      Pero, durante aquel tiempo tan horrible, Dios levantó gente, conocida hoy como los "no conformistas" para estar firmes en la Palabra revelada de Dios.  Hoy, yo, el editor de esta revista, soy uno de ellos sin ninguna conexión con una organización religiosa y uso el nombre "bautista" (mejor "sumergista") como identificación, no como una asociación con un movimiento de hombres.

      Por eso, cada uno de Uds. tienen que hacer su propia decisión a seguir las Escrituras, o a seguir una obra que se base sobre las doctrinas de los hombres.   (fin)

 

Errores En Las Doctrinas De Los

Carismáticos, IV

TEMA: Su Doctrina de Posterioridad o Suceso Subsiguiente. Parte II

INTRO:  ¿Qué es la doctrina de posterioridad?  Los carismáticos enseñan que cuando uno recibe a Jesucristo, recibe el Espíritu Santo en forma limitada, y más tarde, tiene que tener otra experiencia (posterior) para recibir la llenura y tal experiencia es probada por la habilidad de hablar en "lenguas".

III. El tercer caso donde no hubo un "subsiguiente" se encuentra en Hechos 19:1-6, con los discípulos de Juan el Sumergidor.

1. Los carismáticos hacen dos reclamos aquí:

(1) Que el hablar en lenguas es la experiencia inicial del "bautismo con el Espíritu Santo".

(2) Que a poner las manos imparte el Espíritu Santo, y usan esto a sostener el fenómeno "a ser matado por el Espíritu".

2. Ambos de estos reclamos son falsos en que la imposición de manos y el hablar en lenguas tuvieron razón:

(1) El hablar en lenguas fue necesario para avisar a los judíos que el programa de Dios ha cambiado, y ahora los  judíos, para ser salvos, tuvieron  que arrepentirse y recibir a Jesucristo como el Mesías prometido.  Muchos judíos vivieron en Efeso porque:

  A. Los discípulos de Juan el Sumergidor fueron judíos, 19:3.

  B. Pablo predicó a los judíos por tres meses y ellos rechazaron su mensaje, 19:8-10.

  C. Unos de los judíos trataron de quitar espíritus malos, 19:12, etc.

(2)  Siendo que habían muchos judíos en aquella región, Dios usó "lenguas" para avisarles, según las instrucciones dadas en 1 Corintios 14:21, 22.  Nótese bien: Cada vez cuando las  "lenguas" fueron usadas, habían judíos presentes mostrándoles que su salvación era posible solamente en el Señor Jesucristo y no en guardar la Ley.

(3) Recuerde que aquellos doce discípulos de Juan el Sumergidor no fueron salvos, sino "discípulos"

(4) El Libro de los Hechos no es la norma para las asambleas, sino una historia de un tiempo de transición. (continuará)

 

La Herejía de los "Solo Jesús", VII

TEMA: Dicen que El Padre Es Jesús

INTRO: Ningún texto dice que el Padre Celestial sea Jesucristo.  Los unicitarios dicen que esto sale por deducción.  ¿Cuál son algunas de estas?

·      De Isaías 9:6 deducen que, dado que el texto habla de Jesucristo, y ahí mismo se le llama "Padre eterno", Jesús tiene que ser el Padre.

·      Los unicitarios, aprovechando que para los cristianos Jesús e Hijo son términos intercambiables, escriben haciendo un juego de palabras.  Para ellos, Jesús es Dios, pero el Hijo no es Dios.

·      De Juan 14:18 deducen que, al decir Jesús a Sus discípulos "... no os dejaré huérfanos..." Él (Jesús) tiene que ser el Padre, pero el mismo contexto explica: "...en aquel día (Pentecostés) vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí, y yo en vosotros. y vendremos a él, y haremos morada con él...".

·      Pero el hecho de que el Padre estuviera en Jesús, no significa que Jesús fuera el Padre.  Dios está también en cada creyente, 2 Co. 6:16; no obstante, cada creyente no es Dios.

·      A la luz de esto ¿qué pueden pensar los unicitarios que afirman la existencia de una sola Persona?  (Continuará)

 

La Escalera de Dios Hacia la Madurez Espiritual, IX

TEMA: El Creyente y la Separación

TEXTOS: 2 Corintios 6:17; 1 Juan 2:15-17

INTRO:  La doctrina de separación no es una enseñanza popular entre los creyentes de hoy.  Sin embargo, no debemos predicar sobre temas "populares" sino sobre ¿qué dice Dios?

I. ¿Qué dice las Escrituras acerca de la separación? 2 Corintios 5:17

1. En 1 Juan 2:15-17 hay una referencia al "mundo", lo que es una sociedad que ha olvidado a Dios  lejos de sus vidas, pero véase Santiago 4:4.

(1) Hay tres aspectos del "mundo":

  A. Deseos de la carne.

  B. Deseos de los ojos.

  C. La vanagloria de la vida.

(2) En Mateo 4:1-11 Jesucristo fue ofrecido estas tres cosas, pero ¿qué hizo?

  A.  Véase la promesa dada en Salmo 1:1-3.

  B.   Véase el aviso dado en Isaías 59:1, 2.

  C.   Instrucciones dadas al creyente en Ro.12:1, 2.

II. El creyente no debe ser conformado al mundo, pués debe haber una diferencia entre la vida del creyente y la vida de un incrédulo.  Las Escrituras hablan acerca de la relación que debemos tener:

1. Dentro de sí mismo:

(1)   Nuestro cuerpo: 1Ti. 5:22; 1Co. 3:17; Ro. 13:14.

(2)   Nuestra alma: 1 Pedro 2:11.

(3)   Nuestra mente y conciencia: 1 Corintios 10:4, 6, 23; 14:26; Romanos 14:12-14, 22, 23.

(4)   Nuestra mayordomia:

  A. De nuestro tiempo, Efesios 5:14-17.

  B. De nuestro dinero, 1 Co. 4:2; 1 Timoteo 6:10.

  C. De nuestro talento, Mateo 25:14.30.

  D. Nuestra responsabilidad, Tito 3:8.

2.     Nuestra relación con otros: Romanos 14:7; Tito 2:9, 10; Efesios 4:1-3.

(1) Preguntese a sí mismo acerca que lo que hace: Tito 2:7; 1 Ts. 1:6-8; 5:22; Fil. 2:14,15. Col. 4:5, 6.

3.     ¿Cuál es el efecto sobre otros? : Ro. 15:2; He. 10:24; 1Co. 10:32; 1Co. 6:3; Ro. 14; 13, 21.

4.     Sumisión a la autoridad espiritual: Colosenses 3:23; 1 Pedro 2:13-15; 5:5, 6; Hebreos 13:17.

(5)   Hacia a Dios:

A.    ¿Es lo que estoy haciendo, dando gloria a Él? 1 Corintios 6:20; 10:31.

B.    ¿Es digno de Dios? 1Ts. 2:12; 2 Ts. 1:5; Colosenses 1:10.

CONCLUSIÓN: ¿Qué es la razón bíblica para la vida separada? 2 Tesalonicenses 3:6, 14, 15.   (Continuará)

 

Columnas del  Carácter Cristiano, XI

TEMA: Autodisciplina, La Llave para Una Vida Victoriosa 

LECTURA: 1 Corintios 9:19-27

TEXTO: 1 Corintios 9:25

INTRO: Para mucha gente, el jugar y observar el deporte es la pasión de su vida.  ¿Qué le da al atleta el éxito?  Hay tres cosas:

·      Habilidad natural;

·      entrenamiento bueno;

·      cooperación con su equipo.

      En el tiempo del Apóstol Pablo la gente entendía la relación entre el deporte y la autodisciplina.  Por eso Pablo, con frecuencia, usó la competencia de los deportes como una ilustración de la vida cristiana, véase Hechos 20:24; Gálatas 5:7; Filipenses 2:14-16; 2 Timoteo 4:7; He. 12:1, 2.

      La autodisciplina (dominio de sí mismo) puede ser definida como la habilidad para controlar la conducta de sí mismo por principios correctos y con juicio sano, más bien que por ímpetu, deseo, o costumbre social.

      Bíblicamente la autodisciplina puede ser definida en una sola palabra: obediencia, véase Dt. 26:16; Josué 1:8; 1 S. 15:22; Mt. 7:21; Hch. 5:29.

I. Como es posible  desarrollar el dominio de sí mismo:

1.     Comenzar con cosas pequeñas que pueden ayudarles en su vida como la lectura de las Escrituras cada día.

2.     Organice sus actividades para no perder tiempo.

3.     No busque ser divertido.

4.     Sea puntual en todas sus actividades.

5.     Cumpla la palabra, ser honesto.

6.     Termine lo que comienza.

7.     Sea abierto a recibir correcciones.

8.     Haga lo que es más difícil primero.

9.     Practique la abnegación.

10.  Tome responsabilidad.

II. La motivación para desarrollar la autodisciplinado, 1 Pedro 1:13-16.

1.     Debe que tener una mente preparada, disciplinada.  Tal mente evita las atracciones del mundo, Romanos 13:12.14; 1 Corintios 2:16; 1 Tesalonicenses 5:6, 8; 1 Pedro 5:8.

2.     Debe ser sobrio, Filipenses 4:8, 9.

III. Las prioridades bíblicas de una persona que tiene dominio de sí mismo:

Recuerda quien es su Dueño.  Siendo que Dios es nuestro Padre Celestial (Mt. 5:16) debemos obedecerle, 1 Pedro 1:14.  Véase Mal. 1:6-8.

Cada creyente pertenece a Dios porque es comprado con un costo tremendo... la muerte de Su Hijo, véase 1 Co. 6:19, 20; 1 Pedro 1:18, 19; Hch. 20:28; Gálatas 3:13; 2 Co. 5:21.

Una vez que comprenda que Ud. no es el dueño de sí mismo, esto ha de motivarle para llegar a ser una persona autodisplinada.

VI. La persona que tiene domino de sí mismo va a recordar el pacto (acuerdo en que se convienen dos o más personas o entidades que se obligan a su observancia) de salvación.

1. Que la salvación de su alma del infierno es cien por ciento obra de Dios, Jonás 2:9b.

(1) Pecadores, gente no regenerada, están muertos en sus pecados, Efesios 2:1.  De veras, son desvalidos para salvar a sí mismo, Romanos 5:6.

(2) Si Dios no hubiese escogido un pueblo para ser salvo antes de la fundación del universo; sino hubiera enviado a Jesucristo a morir en nuestro lugar, y sino hubiese hecho la obra de regeneración por Su Espíritu Santo, nadie salvaría su alma del infierno, véase Ef. 1:4; 2 Ts. 2:13; Ro. 5:8, 9; Tito 3:5.

2. Pero, hay que notar algo:  la soberanía de Dios no quita la responsabilidad del hombre pecador.

(1) Cuando el Espíritu Santo habla al corazón del pecador, Él le da al pecador la habilidad para arrepentirse, y recibir a Jesucristo como su Salvador.

3. La salvación del alma del infierno no solo es un hecho de obediencia a la llamada de Dios, sino debe resultar en una vida obediente a Dios, Ef. 2:10; Stg. 21:26.

4. Un creyente que tiene dominio de sí mismo es uno que recuerda el voto que hizo el día que  recibió a Jesucristo como el Señor (Dueño) de su vida.

V. La persona auto disciplinada tiene que reconocer que cualquier pecado hecho en su vida viola su relación con el Señor Jesucristo.

1.     Pecado es más que una violación de unas reglas, Salmo 51:4.  Véase Fil. 2:3, 4, 12-18.

VI. La persona con dominio de sí mismo debe controlar su imaginación, su mente, porque el diablo está listo para pervertirla o emplearla poniéndole  pensamientos pecaminosos, Stg. 1:14, 15; Pr. 4:23.

VII. La persona autodisciplinada tiene que enfocar su vista en las causas de Dios.

1.     Tiene que dejar de mirarse a sí mismo y comenzar a mirar a Jesucristo.  Una vez que deje de     vivir para sí mismo, el creyente ha de ver las bendiciones de Dios en su vida.

2.     Demasiada gente cristiana piensa que la meta de la vida cristiana es: buena salud; prosperidad; y gozo.  Pero, Pablo nunca encontró estas cosas en su vida cristiana, véase Hch. 20:22-24.

CONCLUSIÓN:  Cuando Ud. recuerda quien es su Dueño, cuando Ud. recuerde el pacto de obediencia que Ud. hizo aquel día al recibir a Jesucristo como su Señor; cuando reconozca que cualquier pecado es una violación de su relación con Dios, cuando Ud. aprenda a controlar su mente entonces vivirá para el progreso de la obra de Dios. Ud. ha de llegar a ser una persona auto disciplinada.

 

Columnas de Carácter Cristiano, XII

TEMA: Adorando a Dios

LECTURA: Juan 4:1-26

TEXTO: Juan 4:24

INTRO: Poca gente sabe como a adorar a Dios hoy.  Casi toda predicación esta dirigida a los incrédulos y al creyente que tiene hambre espiritual.

I. En primer lugar tenemos que dar una definición de la palabra "adorar": viene del latino "adorare": reverenciar y honrar a Dios con el culto religioso, véase Juan 4:19-24.

1. Él termino Adoración puede ser descrito como un honor dado a un ser superior.  La palabra usada en esta referencia en el griego es PROSKUNE: besar a uno, inclinarse ante un ser supremo.

2. La Adoración debe ser distinguida del ministerio.  El ministerio es una acción de Dios por nosotros hacia otros, mientras que la adoración es de nosotros hacia Dios.

3. El ministerio tiene relación con la adoración.  Escuchando la Palabra aumenta nuestra capacidad para adorar a Dios.  Si asistimos en una asamblea solamente a recibir hemos perdido el punto.  Las Escrituras dicen que acciones como actitudes constituyen adoración, véase Romanos 15:15, 16; Filipenses 1:9-11; 4:18.

4. Adoración está dando a Dios el honor que Él merece.  Sale de un corazón lleno con gratitud a Dios  por Su poder para salvar y por Sus muchas bondades, Salmo 45:1.  Véase Ro. 11:33-36; 16:25-27; Gálatas 1:3-5; 1Ti. 1:12-17; 2 Ti. 4:18.

II. En Su plática con aquella mujer Jesucristo nos dio  3 verdades fundamentales acerca la adoración:

1. Su fuente.  ¿Cuál es su origen? Juan 4:23

(1)   Las personas llegan a ser adoradores verdaderos de Dios porque Él les busca, véase Lc. 19:10.

(2)   El hombre caído, muerto en pecado (Efesios 2:1) no es capaz de buscar a Dios, véase Ro. 3:10-12.

(3)   Para aquella razón Jesucristo dijo en Jn. 6:44.  El hombre está perdido.  Dios es el Buscador.  Por eso, la fuente de una adoración verdadera es Dios Sí mismo.  Desde el momento del nuevo nacimiento el hombre puede adorar a Dios.

(4)   La meta del plan redentor de Dios en el A.T. fue  traer a Su pueblo para adorarle.

A.    El A.T. revela el carácter de Dios en Sus obras: Su grandeza, Su majestad, Sus maravillas, Su santidad.

B.    El A.T. pronuncia bendiciones sobre aquellos quienes adoran y obedecen a Dios, Salmo 112:1.

C.    El A.T. pronuncia maldiciones sobre aquellos quienes desobedecieron y no adoran a Dios, Deuteronomio 28:15.20.

D.    El A.T. enseña  la necesidad para un Sacrificio último para cubrir los pecados de la raza humana, Levítico 17:11.

E.     El A.T. enseña que el Mesías, un día, establecerá Su Reino Milenio aquí sobre esta tierra.  Todas estas cosas deben producir el deseo de adorar a Dios.

(5)   Adoración en el N.T.

A.    Cuando el Señor llegó a esta tierra fue adorado, Hebreos 1:6; Lucas 2:8-20; Mateo 2:1, 2, 11.

B.    Él recibió adoración de:

(A)  Un enfermo, Mateo 8:2.

(B)  También de un oficial de los judíos, Mateo 9:18.

(C)  Sus discípulos, Mateo 14:33, 28:17.

(D)  Ciego ya sanado, Juan 9:38.

(E)   Un hombre poseído con un espíritu inmundo, Marcos 5:6.

(F)   Las mujeres después de Su resurrección, Mateo 28:9.

3.     El Libro de Apocalipsis termina con unas vistas de adoración que tomará lugar en el Tercer Cielo, 4:10; 5:14; 7:11; 11:15; 19:4.

4.     Por eso, desde el principio hasta el fin, el N.T. revela el plan redentor de Dios a traer a Él a los que le adoran en espíritu y verdad, Romanos 12:1; Filipenses 3:3; Hebreos 12:28.

(6)   III. El objeto de adoración.  En Su plática con aquella mujer extraña Jesucristo reveló dos realidades acerca de Dios que son esenciales a una adoración verdadera:

1.     Hay que adorarle como un Espíritu siendo que Dios es invisible, Colosenses 1:15; 1 Timoteo 1:17.

(1)   En los días del A.T. Dios se reveló a Sí mismo por Su presencia en fuego, nubes, 2 Crónicas 7:1-3.

(2)   El N.T. presenta la última revelación de Dios en Su Hijo, Jesucristo, pero Dios  mismo no puede ser visto en Su naturaleza esencial, Jn. 1:18.

(3)   Como un Espíritu, Dios es eterno, inmortal, Hechos 17:29; Isaías 46:5.11.

(4)   Para adorar a Dios propiamente debemos adorarle como "Espíritu" dándole alabanza y honor por Sus "atributos invisibles", Ro. 1:20.

2. Hay que adorarle como Dios el Padre.  Los judíos pensaron de Dios como "Padre" en el sentido de creación, no en términos de intimidad, Jn. 5:17; 10:30.

(1)   Adoración verdadera tiene que mirar a Dios como siendo Uno en esencia con Jesucristo.

IV. La naturaleza de adoración.  Adoración verdadera no solamente mira a Dios como su fuente y objeto, también evita dos extremos peligrosos: herejía y ortodoxia sin vida.

1.     La adoración de los samaritanos fue vital, con vida, pero marcada con ignorancia, la cual siempre guía a la herejía.  Ellos aceptaron solamente los primeros cinco Libros del A.T.

2.     Mientras los judíos aceptaron todos de Libros del A.T. han llegado a ser fríos, sin vida espiritual, Mt. 6:1, 2.  Fue "una demostración emocional, de experiencia" y no del corazón.  Podemos ver esto entre todos  los carismáticos hoy día.

3.     Para adorar a Dios en espíritu hay cuatro requisitos básicos:

(1)   Uno debe ser vivo espiritualmente, 1 Co. 2:14.

(2)   Su corazón tiene que ser enfocado en Dios, Salmo 16:8.

(3)   Su corazón tiene que ser afirmado en Dios, Salmo 86:11, 12; 66:18.

(4)   Su vida tiene que ser controlada por el Espíritu Santo, Filipenses 3:3; Colosenses 3:16, 17.

CONCLUSIÓN: Preparando su corazón para adorar a Dios, Hebreos 10:22:

1.     ¿Soy sincero en mi adoración a Él?

2.     ¿Vengo a Él en fe verdadera?

3.     ¿Soy yo humilde?

4.     ¿Soy yo puro?

(1) Véase Santiago 4:8.   (Continuará)

 

Columnas de Carácter Cristiano, XIII

TEMA: Esperanza... Nuestro Futuro Esta Garantizado

LECTURA: 1 Juan 2:24 hasta 3:3

TEXTO: Proverbios 14:32

INTRO:  El futuro, una vez que el cuerpo muere, siempre es el pensamiento de mucha gente.  Por eso aceptan cualquier "religión" tratando de  recibir una consolación.

      Unos confían en sus habilidades para acumular riquezas, o en sus talentos en el campo de medicina, o la ciencia, etc., mientras otros no hacen caso diciendo que con la muerte termina todo.

      No importa si el incrédulo es religioso o no, está separado de Jesucristo y esta condenado al infierno, Ef. 2:11, 12; Job 27:8: Proverbios 10:28.

      Hay solamente dos destinos eternos para el alma, el espíritu, la persona, el ser humano después de la muerte: Estará en la presencia de Dios para siempre; o estará en compañía con Satanás y los demonios para siempre en un tormento eterno.

I. Una definición de esperanza.  El uso en las Escrituras no es de un deseo, es de una realidad.  Es un hecho todavía no realizado.  La esperanza es la columna final del carácter cristiano.  ¿Por qué?

1.     La esperanza es segura, He. 6:17:20; 1 P. 1:3-10.

2.     La esperanza es una parte esencial de las Buenas Noticias, Col. 1:3-8.  Las Buenas Noticias incluye la promesa de una esperanza eterna, el gozo que un día vamos a entrar en una vida eterna con Dios.  ¡Esto es una promesa fiel!

(1)   Los tres aspectos de nuestra salvación de nuestra alma del infierno pasado, presente, y futuro están incluidos en las Buenas Noticias, Tito 1:1-3.

A.    Pablo predicó las Buenas Noticias a los elegidos de Dios para ser salvos.  Este es el aspecto pasado es decir nuestra justificación (a ser declarado correcto con Dios).  Aquellos quienes Dios escoge oye las Buenas Noticias, hace caso a las Buenas Noticias, y por eso están justificados  por Él.

B.    El aspecto presente de las Buenas Noticias es "... el conocimiento de la verdad que es según la piedad..." (Tito 1:1) el cual es nuestra santificación (estar puesto aparte de).

C.    El aspecto futuro de nuestra esperanza es "... la esperanza de la vida eterna..." (Tito 1:2) la cual habla de nuestra glorificación.

3.     La esperanza nos hace a perseverar, Ro. 8:22-30.

II. Las Escrituras muestran la esperanza en varias maneras:

1.     Viene de Dios, Salmo 43:5.

2.     Es un don de gracias, 2 Ts. 2:16, 17.

3.     Es definida por las Escrituras, Romanos 15:4.

4.     Es razonable, 1 Pedro 3:15.

5.     Es un hecho seguro por la resurrección del Señor Jesucristo, 1 Pedro 1:3.

6.     Es confirmada por el Espíritu Santo, Ro. 15:13.

7.     Es una defensa contra los ataques de Satanás, 1 Ts. 5:8. Véase Jn. 6:37-39; 10:27-30; Ro. 5:10; 8:31-39; Fil. 1:6; 1 P. 1:3-5.

8.     Tiene más fuerza por pruebas, Santiago 1:12.

9.     Produce alegría, Salmo 146:5.

10.  Será cumplida en el regreso de Jesucristo, 1 Tesalonicenses 4:16, 17.

III. Practicando la esperanza.  ¿Cómo afecta nuestra esperanza hoy día?  1 Juan 2:28 hasta 3:3.

1.     Se garantiza por ser constante, 2:28.  Véase Juan 15:4; 8:31.

2. Se realiza por justicia, 2:29.  Véase Mateo 5:48.

3. Se establece en amor, 3:1.  Véase 1 Juan 4:9.

4. Se cumple, en siendo como Jesucristo, 3:2.   Tito 2:13.

4.     Se garantiza por la pureza, 3:3. Véase 1 Corintios 3:10-15; 2 Juan 8.  (Fin de estos estudios)

 

La Escalera de Dios Hacia La Madurez Espiritual, X

TEMA: Testificando

LECTURA: Romanos 10:1-4

TEXTO: Hechos 1:8

INTRO:  Como el Apóstol Pablo, cada creyente debe tener el deseo en su corazón y una oración a Dios para la salvación de su propia familia, sus vecinos, y los demás del mundo.  ¿Cómo van a oír las Buenas Noticias aquella gente si alguien no les habla y explica como ser salvo?

      Cuando Dios salvó su alma, no fue solamente para el propósito de tener vida eterna, sino que podamos hacer Su obra cumpliendo la Gran Comisión.  Hay que recordar que el creyente debe ser luz en medio de las tinieblas, una luz que muestre al pecador como llegar a Dios.  Si Ud. no está brillando para Jesucristo, hay algo defectuoso con su salvación.

      Claro, Ud. y yo no podemos salvar un alma, pero somos mandados a testificar a todo el mundo, sin excepción, y dejar la obra de salvación en las manos de Dios el Espíritu Santo, Jonás 2:9.

      Hay mucha confusión en la traducción en Proverbios 11:30 que dice en la 1960: "...y el que gana almas es sabio...". La palabra hebreo "gana" es LAQACH y quiere decir: tomar, aceptar, traer, comprar, llevar, y no "ganar" (lograr, adquirir o aumentar algo, conquistar).  Podemos usar la palabra "rescatar" en vez de "ganar".

I. ¿Porqué debemos testificar?

1. Esto está escrito claramente en muchos textos: Mt. 28:18-20; Jn. 14:21; 15:16; 20:19-23; Hch. 1:8.

II. ¿Cuál es la promesa de Dios al que testifica?

1.     Sabiduría, Proverbios 11:30.

2.     Resplandecer como estrellas,  Daniel 12:3.

3.     Regocijo, Salmo 126:6, véase Sant. 5:19, 20; Juan 15:1-8.

III. Los ejemplares de las primeras asambleas:

1.     Hubo un aumento cada día, porque los creyentes salieron a testificar a todo el mundo.

(1)   En Los Hechos 1:15 hubo como 120 personas.

(2)   En Los Hechos 2:41 fueron añadidas como tres mil personas.

(3)   En Los Hechos 2:47 "... y el Señor añadía diariamente a su número...".

(4)   En Los Hechos 4:4 "... y el número... llego a ser como cinco mil...".

(5)   En Los Hechos 5:14 "... los que creían en el Señor aumentaban cada vez más, gran número... ".

(6)   En Los Hechos 9:35, después de la curación del paralítico "... todos los que habitaban en Lida y en Sarón, los cuales se convirtieron al Señor...".

(7)   En Los Hechos 9:42, "... y muchos creyeron en el Señor...".

  A.  Hermanos: ¿Qué pasó?  En unas asambleas no hay salvación año tras año.  ¡Esto no es el plan de Dios!  El problema es que el pastor es demasiado perezoso en visitar casa a casa, y no ha enseñado a la congregación a hacerlo tampoco.  Si el pastor tiene su docena que asiste, ¡no importa si los demás en su rumbo van al infierno o no!

(1)   IV. ¿Dónde, cuándo, y a quién debemos testificar?

1.     Hechos 1:8.  Jesucristo dijo: "...y me seréis testigos en (la ciudad donde Ud. vive), en toda (el estado donde Ud. vive), en (la nación donde Ud. vive) y hasta lo último de la tierra (el mundo entero).

2.     Hay que comenzar a testificar a aquellos en su propia casa, a sus vecinos, etc.

3.     Si su asamblea no tiene un plan para sostener misioneros en otros países, Uds. son muy desobedientes a la Gran Comisión y no pueden esperar las bendiciones de Dios.

V. El mensaje es sencillo, no es difícil.  Las Buenas Noticias es que aunque somos pecadores, Dios el Hijo, Jesucristo murió en lugar de nuestros pecados, y una vez al reconocer que Ud. es pecador, y arrepentirse de su vida pecaminosa, hay perdón de sus pecados, y al morir,  tiene vida eterna, véase 1 Corintios 15:1-4.  (fin)

 

VEN A CRISTO (Adaptado)

TEXTO: 1 Tesalonicenses 1:9-10

INTRO:  Hay una invitación abierta a todo el mundo a "venir a Jesucristo".  ¡Qué invitación!  ¡Qué salvación!  ¡Qué oportunidad a obtener el perdón de pecados y vida eterna!  Todo es disponible por medio de la obra final de Jesucristo en la cruz.

I. VEN A ÉL PARA NACER DE NUEVO

1.     Es necesario nacer de nuevo para entrar en la gloria, Juan 3:3.

2.     Al nacer de nuevo nos convertimos en hijos de Dios, Juan 1:12.

3.     Por nacer de nuevo podemos participar en la naturaleza divina de Dios. 2 Pedro 1:4.

II. VEN A ÉL PARA SUPERAR EL TEMOR A LA MUERTE.

1.     El Señor Jesucristo venció la muerte. 2 Ti. 1:10.

2.     El Señor Jesucristo ha prometido que la muerte es ganancia para el creyente, Filipenses 1:21.

3.     Cristo nos promete victoria sobre la muerte, 1 Co. 15:54.

III. VEN A ÉL PARA REFUGIARTE DE LA CONDENACIÓN DEL PECADO

1.     Su refugio es fiel, 2 Tesalonicenses 3:3.

2.     Su refugio nos consuela, Isaías 51:12.

3.     Su refugio satisface, Jeremías 31:25.

IV. VEN A ÉL PARA RECIBIR EL TESORO MÁS GRANDE QUE HAY EN EL MUNDO

1.     Este gran tesoro no es dinero, Ec. 5:10, 11.

2.     Este gran tesoro no consiste en tener riquezas continuamente,  Lucas 16:19-23.

3.     La gracia de Dios es el tesoro más grande. 2 Corintios 8:9.

Ilustración: EL DINERO COMPRARÁ:

·      Una cama pero no el sueño,

·      Libros pero no sabiduría,    

·      Comida pero no apetito,

·      Adornos pero no belleza,

·      Atención pero no amor,

·      Una casa pero no un hogar,

·      Un reloj pero no tiempo,

·      Medicina pero no salud,

·      Lujo pero no cultura,

·      Asombro pero no respeto,

·      Póliza de seguros pero no paz,

·      Diversión pero no felicidad,

·      Un crucifijo pero no un Salvador.

V. VEN A ÉL PARA TENER UNA FUNDACIÓN SEGURA EN TU VIDA.

1.     El creyente puede recibir la dirección de Dios en su vida. Proverbios 3:6.

2.     El creyente es guardado por el poder de Dios. 1 Pedro 1:5.

3.     El creyente tiene una esperanza viva. 1 P. 1:3.

VI.  VEN A ÉL PARA SENTIR LA PAZ Y EL GOZO QUE ÉL SOLO PUEDE OFRECERTE.

1.     El verdadero gozo viene por tener paz con Dios,  Romanos 5:1.

2.     Cristo te ofrece una paz que el mundo no conoce, Filipenses 4:7.

3.     Cristo promete gozo al creyente que sirve y obedece a Dios, Juan 15:11.

Ilustración:

¿DÓNDE SE HALLA LA FELICIDAD?

      NO EN EL DINERO. Jay Gould, el millonario norteamericano, al morir dijo: "Supongo que soy el hombre más miserable sobre la tierra."

      NO EN EL PLACER. Lord Byron, quien vivió una vida de placeres y comodidad, escribió: "El gusano, el cáncer y la pena son sólo míos."

      NO EN EL PODER MILITAR. Después de que Alejandro el Grande había conquistado el mundo entonces conocido, lloró en frustración porque no había mas mundos para conquistar.

      NO EN LA INCREDULIDAD. Voltaire, el notorio incrédulo, escribió: "Desearía no haber nacido nunca."

      NO EN LA POSICIÓN Y EN LA FAMA. Lord Baconsfield disfrutó de las dos cosas en muy buena proporción, pero escribió: "La juventud es una equivocación; la adultez  es una lucha; la vejez es una pena."

¿DÓNDE ESTÁ LA FELICIDAD? La respuesta es simple: Solamente en Cristo. Él dijo: "...y se gozará vuestro corazón, y nadie os quitará vuestro gozo." Juan 16:22.

VII. VEN A ÉL AHORA, MIENTRAS HAY TIEMPO.

1.     La Biblia nos dice que no debemos jactarnos del día de mañana,  Proverbios 27:1.

2.     La vida es corta. Santiago 4:13-14.

3.     Hoy es el día de salvación. 2 Co. 6:2. (fin)

 

El Budismo

    Buda (el esclarecedor, instructor) nació en Nepal (país situado entre la India y el Tíbet) unos 500 años antes del nacimiento de Jesucristo.

      Sus enseñanzas contrastan mucho y gravemente con las enseñanzas de la Palabra de Dios.  Buda dijo que había encontrado un camino, mientras que Jesucristo dijo que Él es el camino.

      Buda decía que es inevitable sufrir, pero no encontró la causa del sufrimiento (el pecado).

      Él creía que el hombre podía evitar el sufrimiento alejando sus deseos de las cosas materiales.      Dijo que cada uno debe llevar su propia carga, que cada uno había de proveer para su propia salvación.

      El budismo de hoy dice que Jesucristo era un maestro de menor importancia que Buda. (fin)

 

Leer El Horóscopo ¿Es Pecado?

    Su origen: Los primeros astrólogos fueron sacerdotes caldeos y de los asirios.  Estos dividieron el "cielo" en doce "casas" (el Zodiaco).

      Astronomía Versus Astrología: La astronomía niega el valor de la astrología, por no ser científica.  La primera es una ciencia que estudia los fenómenos celestes, la segunda, es la interpretación de los astros, pudiendo adivinar con ellos la suerte y el destino de las personas.

      La Gran Industria:  Esta creíble pero falsa industria funciona de esta manera: Cuando dos planetas se encuentran en una línea recta o separada por un pequeño ángulo se dice que están en "conjunción".  El astrólogo, en base a esto, indicara si es o no favorable para la persona de acuerdo a los planetas que participen.  Luego confeccionará una carta astrológica teniendo en cuenta la fecha de nacimiento y la situación de los planetas, determinando así el carácter y el futuro de la persona.  Los que preparan los horóscopos tienen en cuenta las posiciones de las estrellas y los planetas.  ¡Qué ilusos! ¿Pero quiénes?  ¿Los qué creen y alimentan el negocio o los que logran vivir de él?

      ¿Qué Dice Las Escrituras?  Las hechiceras y los adivinos son citados en las Escrituras como "... abominación de Dios...".  En el A.T. Dios ordena a Su pueblo no mezclarse con los hechiceros y alejarse de la superstición y las ciencias ocultas, Levítico 19:31, 20:6; 1 Samuel 28:3-25; Isaías 44:25; Jeremías 29:8; Zacarías 10:2.

      Algunos creyentes creen que no les afecta a su vida espiritual hacerse leer la mano o ir a un curandero.  ¡Guarda! que eso es peligroso.

      ¡Ojo!, con juguetear con el diablo, diría alguien por ahí.  Mejor ocupémonos de investigar la Palabra de Dios, porque confiando en el Creador de las estrellas, constelaciones y la tierra, no necesitarás de astrólogos, brujos, ni tablas ouijas.

      Si volves a preguntarte ¿Leer el horóscopo... es pecado?, creo que ya tienes la respuesta.  (fin)

 

¿Cuál Es El Nombre De Dios?

y ¿Cómo Se Pronuncia?

INTRO:  Esto es una aclaración del Tetragrametron (palabra compuesta de cuatro letras), o sea las letras Y H V H.

      El Nombre de Dios se encuentra alrededor de 5300 veces en el A.T. y casi 6700 si se cuentan también las formas abreviadas del mismo.

      El Hebreo antiguo carecía de símbolos vocálicos, es decir, se escribió todo el A.T. en letras hebreas, que podemos leer en hebreo, que son consonantes, por lo tal, la pronunciación del tetragrametron no se puede asegurar con certeza absoluta hasta la fecha, es decir, que se desconoce el Nombre de Dios.

      Debemos comprender que el Hebreo antiguo no tiene vocales y cada palabra se la interpreta conforme a su ubicación, conforme a su simbología literal y conforme a su simbología numérica.

      El pueblo de Israel, al dar lectura a estas cuatro letras, decía dos palabras: ADONAI (mi Señor), o ASHEIN (el Nombre).  Ya que el Nombre de Dios es impronunciable.

      Ante esta dificultad, los masoretas (estudiosos judíos) intercalaron dentro del tetragrametron las vocales de las palabras ADONAI (a-e-o-a) para que el pueblo de Israel se cuidara de pronunciar el Santo Nombre, al llegar a esa palabra, no dijera el Nombre impronunciable, sino dijera ADONAI.

      Sin embargo, con el tiempo, los lectores cristianos no entendieron este tipo de "contraseña" y unieron las vocales a las consonantes, formando el nombre de: YeHoVaH que se pronuncia Iehováh.  Esta forma se fue generalizando, hasta que Casiodoro de Reina la castellanizó en el año 1569 como "Jehová".

      Y llegamos, entonces, a una conclusión: que el Nombre de Dios es "impronunciable".  Tenemos, por supuesto, la traducción castellanizada de Jehová o de Yavé, pero ninguna de las dos son el Nombre de Dios.

      Nótese Apocalipsis 19:12 "... y Su Nombre es llamado EL VERBO DE DIOS...".  No es Jehová, ni Yavé, esas son latinizaciones y transformaciones al castellano.  El Nombre de Dios es impronunciable, nadie lo conoce, sólo el Santo de Israel, el Mesías, el Cristo.  Cuando nosotros estemos transformados en gloria y llevados a la presencia del Señor, también conoceremos Su Nombre y también glorificaremos Su Nombre.  (fin)

 

JESUCRISTO ES DIOS

TEXTO: Isaías 43:10

INTRO:  Hay tanta gente que ha caído en el error de pensar que Jesucristo no es Dios.  Sino es Dios, entonces no tenemos un Salvador.  Lo que sigue muestra, claramente, que sí, Jesucristo es Dios:

Jesucristo es:

·      Dios Juan 1:3                        

·      Creador  Job 33:4; Colosenses 1:16, 17; Isaías 40:28; Apocalipsis 1:17        

·      Primero  Is. 41:4; Ap. 2:8; Is. 44:6; Ap. 22:13

·      Último  Isaías 48:12; Juan 8:24; "Yo Soy" Ex. 3:14; Jn. 8:58, 13:19; Is. 43:10; 2Timoteo 4:1

·      Juez  Joel 3:12; 2Co. 5:10; Ro.14:10; Mt. 2:2;

·      Rey  Jer. 10:10; Luc. 23:3; Is. 44:6-8; Jn. 8:12

·      Luz  Sal. 27:1; Luc. 2:32; Is. 60:20; 1Co. 10:4

·      Roca  Deut. 32:4; Juan 4:42

·      Salvador  Is. 43:3; 1 Jn. 4:14; 10:11; Is. 45:21

·      Pastor  Sal. 23:1; Hebreos 13:20; Isaías 40:11

 

Ten Cuidado Con Los Preteristas!

    Hay muchos predicadores que no entendieron la profecía y siempre están tratando de confundir a los demás creyentes.  Unos se llaman "Preteristas".  En los términos más básicos, un "preterista" cree que se cumplieron todas las profecías de la Biblia a finales del primer siglo (para el año 70), y esas profecías tuvieron resultados (efectos) que continúan hasta hoy.

      Dicen que su punto de vista escatológico (profético) es consistente con las Escrituras, pero un estudio breve muestra ¡qué no!  Están bien confundidos.

      Dicen que los creyentes de hoy pueden experimentar la alegría de haber recibido todas las promesas que los redimidos del A.T. esperaban, que hoy vivimos en el reino prometido a los judíos.  ¡No es cierto!

      Dicen que este mundo ha de mejorase.  ¡Qué engaño!  Las Escrituras dicen que será peor y peor.

      Dicen que las Buenas Noticias van a ganar al mundo entero algún día.  ¡Imposible en la luz de las Escrituras!

      Hermanos míos, tengan mucho cuidado de no caer en tales doctrinas falsas.  (fin)

 

Del Mormonismo a Jesucristo

POR: Brendan Terry

Crecí en un hogar "mormón" y a llegar de edad pasé dos años como "misionero" de aquella iglesia.  Durante aquel tiempo encontré creyentes en Cristo que dijeron que ya eran salvos, que ya tenian la seguridad de tener vida eterna.  Me pregunté: "Si las respuestas mormonas a la vida no eran ciertas, entonces, ¿qué?  ¿Quién era yo? ¿Cómo encontrar la verdad? ¿Cómo ser libre de mis pecados y de mi tristeza? ¿Dónde hallar vida eterna y paz de Dios?

      Comencé a estudiar la Biblia y esto me llevó a ciertas conclusiones en cuanto a la verdad.  Estas contradecían al mormonismo en lo más esencial:

·      La Biblia es un documento fidedigno transmitido con precisión a través de muchos siglos, y exhibe unidad interna y suficiencia doctrinal.

·      En verdad, sólo hay un Dios que siempre ha sido Dios.  Es un Ser infinito, perfecto en amor, en justicia, en misericordia, en sabiduría.

·      Jesucristo era, y es Dios hecho carne,  venido a la tierra en forma de hombre para llevar a cabo la redención del hombre, y ahora está exaltado a una posición de poder y autoridad suprema en el Tercer Cielo.

·      El hombre es un ser creado por Dios, no "coeterno" con Dios.  Dicho de otro modo, hubo un tiempo en que ni tú ni yo existíamos.  Dios nos creó para que tuviésemos una relación de amor con Él.

·      Cualquier ser humano que desobedece a Dios demuestra su enemistad hacia Él.  La raza humana toda está bajo la ira de Dios y merece el castigo eterno; todos necesitamos ser salvos, y volver a una relación de amistad con Dios.

·      La salvación del alma del infierno es posible sólo por medio de la obra acabada de Jesucristo y por la gracia divina, sin agregar obras humanas de cualquier tipo.

Cuando la confianza en mis propios esfuerzos religiosos y el efecto cegador de las creencias erradas se habían desprendido de mis ojos como la cáscara de una cebolla, advertí que yo también necesitaba ser salvo.

Hoy puedo decir que Dios ha obrado un cambio en mi vida.

Muy estimado lector, ya sea Ud. mormón o de cualquier otra religión o filosofía, le ruego que confiese su pecado y su necesidad espiritual delante del Dios vivo, reciba a Jesucristo como el que manda en todos los aspectos de su vida.  (fin)

 

      Las HOJAS DE ORO es una obra de amor de Cristo Jesús por el Evangelista James Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Son enviadas gratis.

      El Hermano Salvador Lanza y su familia, dan su ayuda en la corrección.

HOJAS DE ORO

Ruta 2, Buzón 15, Beverly, Kansas  67423-9606 EE. UU.

E-mail:    jnel(a)midusa.net