Comenzando 42 Años de Publicación Gratis

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

“…que contendáis por la fe…” Judas 3

Año XXXXII, No. 1 ENERO 2012

Índice

Nota del editor

¿Cómo deberían ser sustentados los obreros?

.Jesucristo, Su Deidad, III

Los Bautistas y Su Obligación, IV

La Relación entre los Miembros-Pastor

Nada Sino La Verdad, V, VI, VII, VIII

Columnas, V, VI, VII

La Asamblea y el Reino, I, II

Creemos


Nota del editor: Janet y yo terminamos el año de 2011 enviando más de 1500 de estas revistas a los que nos enviaron su solicitud. Ahora estamos comenzando el año cuadragésimo y dos de publicación. Esta es un labor de amor….amor por el Señor Jesucristo Quien salvó mi alma del infierno en el mes de marzo, año 1944 cuando yo tenía la edad de 19 años. Pronto yo fui sumergido por la Asamblea Bautista de Salina, Estado de Kansas, EE. UU. y la edad de 24 sentí el llamado de Dios a predicar Su Palabra. Asistí en escuelas bíblicas bautistas por casi tres años, me casé con Janet, y fue llamado a ser el pastor de una asamblea Bautista. ¡Lo demás ya es historia! Después de ser pastor por varios años, pasamos a la Isla de Puerto Rico haciendo evangelismo casa a casa y formando nuevas asambleas Bautistas no conformistas. Después de siete años pasamos a la República de México donde hice la misma obra. Estuvimos allá por unos catorce años cuando regresamos a los EE. UU. donde yo predique en varias asambleas en la ausencia del pastor. Por veinte cuatro años gané la vida como técnico de pianos durante la semana y predicando los domingos. Ya hace tres años, dejé tal obra con los pianos y estoy dando todo de mi tiempo en la publicación de esta revista y haciendo programas radiales que pasan en varios países. Janet, mi esposa de 59 años, y yo damos nuestro tiempo a la obra. No recibimos ni un centavo. Es una obra de amor. Hay muchos gastos en esta publicación. Cada año hay un aumento en el costo postal. Tenemos que pagar más de $700 dólares cada mes por porte postal, más la compra de papel, etc. Pero, siendo que esta es una obra de Dios, no tenemos que hacer cuidado. Por esto cuarenta y un años pasados, Él ha provisto, y si es Su voluntad a continuar, Él ha de proveer.

Con la condición del mundo, lo aparece que nuestro Señor y Salvador ha de venir muy pronto. Por eso, tú y yo debemos dedicar nuestro tiempo, más que nunca, para cumplir con la Gran Comisión.

Hemos recibidos muchas cartas e e-mails pidiendo la revista por el año de 2012. Tus palabras son una bendición a Janet y yo. J. Alvino (James Alvin Nelson), editor y publicador


¿Cómo deberían ser sustentados los obreros del Señor? Parte II Por Carlos Knott

Circunstancias atenuantes. A veces hay circunstancias atenuantes que imposibilitan que una asamblea dé de una manera sustancial para sustentar sus obreros. En estos casos, el Señor puede multiplicar pequeños recursos, mover los corazones de otros para que den también, e cuervos que traigan pan. Nada es demasiado difícil para Él. Es ahí donde la Soberanía de Dios viene a tocar nuestras vidas. Pero no deberíamos emplear Su soberanía como excusa par abdicar de nuestra responsabilidad humana de compartir todas las cosas buenas, Gálatas 6:6, con los que nos ministran en lo espiritual.

A veces el Señor emplea tiempos de escasez (financiera) para enseñar a Sus obreros a “…vivir humildemente…a tener hambre…a padecer necesidad…” Filipenses 4:12. El carácter puede quedar reforzado en tiempos así. También puede fortalecerse la vida de oración. Su siervo tiene que ser capaz de “…sufrir penalidades como buen soldado de Jesucristo…” 2 Timoteo 2:3, y “…teniendo sustento y abrigo, estemos contentos con esto…”, 1 Timoteo 6:8. Sin embargo, tenemos que recordar dos cosas acerca de esto: En primero lugar que es sólo el Señor quien tiene la responsabilidad de enseñar lecciones como la de vivir humildemente, de padecer hambre, de suportar necesidades, y sufrir penalidades, y de estar contentos. Segundo, que tales lecciones no fueron nunca pensado solamente para los “apóstoles, profetas, evangelistas, pastores y maestro” sino para todos los verdaderos seguidores de Jesucristo ¿Y cómo aprenderemos esto algunos de nosotros, a no ser que aprendamos a dar sacrificialmente para la obra del Señor?

Haciendo tiendas. Hacer tiendas puede ser la única opción viable cuando se está haciendo obra entre personas pobres. Pablo habló a los tesalonicenses acerca de no querer ser una carga para ellos como apóstoles de Cristo, 1 Tesalonicenses 2:9. En algunas áreas de mundo hacer tiendas es la única manera en que los misioneros cristianos pueden entrar en su país en el día de hoy.

(2) Trabajar en alguna profesión para suplir las propias necesidades mientras uno se dedica simultáneamente el evangelismo o a la enseñanza de la Palaba de Dios ha sido una práctica muy (2) común. No es una opción degradante. El trabajo es honroso. El Señor Jesús se dedicó a trabajar con su padrastro hasta cumplir 30 años de edad. Tenemos todo el derecho a inquietarnos seriamente acerca de los aspirantes al púlpito que parecen tener alergia al trabajo común y cotidiano con sus manos. Por muchas causas, el mundo laboral es una mejor preparación para el servicio del Señor que el seminario.

Trabajar con las manos para proveer un sustento total o parcial para uno mismo es preferible a las prácticas no escriturales y mundanas de insinuar, de dar conocer las necesidades, de levantar sustento, y de mendigar dinero directamente. Pablo ejerció su opción de fabricar tiendas: 1. No queriendo agobiar a nuevas asambleas haciendo que la predicación dependiera de finanzas, 1 Corintios 9:18. 2. La asamblea estaba descuidando sus obligaciones de sustentarlo, 1 Corintios 4:10-12; 2 Corintios 11:7-9. 3. Como ejemplo a otros cristianos de una labor honrada y de un espíritu desprendido y generoso acerca del dinero, Los Hechos 20:33-35; 2 Tesalonicenses 3:7-9. (Estos estudios siguen)


III. JESUCRISTO, una continuación

Su Deidad (Romanos 9:5)
La segunda persona de la Divina Trinidad es Dios el Hijo, o sea el Señor Jesucristo. Él es el tema central de la Biblia. Hablaremos ahora de Su Deidad. Es de mucha importancia entender y creer que el Señor Jesucristo es Divino.

I. Jesucristo tiene los atributos que solamente Dios puede poseer. Veamos algunos de Sus Atributos.

A. Santo--Solamente Dios puede ser santo. El Señor Jesucristo es santo. (Hebreos 7:26; I Juan 3:5)

B. Omnipotente--Solamente Dios puede tener todo poder. Jesucristo tiene todo poder. (Mateo 28:18; Hebreos 1:3)

C. Omnipresente--Solamente Dios puede estar en todas partes al mismo tiempo. (Juan 3:13) Aún cuando estaba en cuerpo en la tierra, estaba también en el cielo.

D. Omnisciente--Solamente Dios puede saber todo. (Juan 2:24-25; Colosenses 2:2-3)

II. Jesucristo hace obras y funciones que solamente Dios puede hacer.

A. Creador--Solamente Dios puede crear algo de la nada. Jesucristo es llamado el creador y sustentador del universo. (Juan 1:3; Colosenses 1:16-17).

B. Perdona el pecado--Solamente Dios puede perdonar el pecado. Cristo tiene ese poder. (Mateo 9:1-8) ¿Ha perdonado sus pecados?

C. Tiene el poder de dar vida. Solamente Dios tiene ese poder. Jesucristo lo tiene. (Juan 5:21 y 26) Puede resucitar a los muertos. (Juan 6:39-40; 11:26) Da vida espiritual a las personas que lo reciben como Salvador. (Juan 5:24).

D. Ha de ser el juez de todos los hombres. Solamente Dios que sabe todas las cosas puede juzgar con justicia. (Juan 5:22; II Timoteo 4:1) Toda persona tiene que enfrentarse con el Señor Jesucristo. Es su Salvador o será su juez para sentenciarle al castigo en el lago de fuego.

III. Jesucristo recibe honores que pertenecen solamente a Dios.

A. Debe recibir la misma honra que el Padre. (Juan 5:22-23)

B. Recibe la adoración que solamente merece Dios. (Mato 4:10; 14:33; Lucas 24:52)

IV. Jesucristo es llamado por títulos Divinos.

A. Es llamado Dios:

1. Por Juan. (Juan 1:1-2)

2. Por Pablo. (Romanos 9:5)

3. Por Tomás. (Juan 20:28)

4. Por Dios mismo. (Hebreos 1:8)

B. Es llamado el Hijo de Dios cuarenta veces en las Escrituras. (Mt. 8:28-29; 16:16)

C. Es llamado el Santo. (Hechos 3:14)

D. Es llamado el Señor de gloria. (I Corintios 2:8)

Los bautistas creemos en definitiva que Jesucristo es Divino. (Romanos 9:5)

Humanidad de Jesucristo (Hebreos 2:14-15) 

Hemos hablado ya de la Deidad de Jesucristo. Sabemos que Él es Dios. Ahora vamos a estudiar su humanidad. Cristo tiene dos naturalezas perfectas, la divina y la humana. No es la mitad hombre y la mitad Dios (como una persona que tiene sangre de dos razas), pero en él se manifiesta la naturaleza divina completa y la naturaleza humana perfecta.

I. Tuvo un nacimiento humano.

A. Su nacimiento fue un milagro porque nació de una virgen. (Mat. 1:23)

B. Pero nació de una mujer y así se sujetó a todas las limitaciones de un cuerpo humano y de una vida humana (Gálatas 4:4).

II. Tiene nombres humanos.

A. Jesús. (Mateo 1:21)

B. El hijo de hombre. (Lucas 19:10)

C. Jesús de Nazaret. (Hechos 2:22)

D. El carpintero. (Marcos 6:3)

III. Limitaciones físicas e intelectuales.

A. Crecía. (Lucas 2:40 y 52) Hemos estudiado que es todopoderoso y que sabe todo. ¿Cómo es posible que pudiera crecer en estatura y sabiduría? Recuerden que ahora se trata de su naturaleza humana. Para ser un verdadero hombre tenía que experimentar y practicar la vida humana. Poseía todos los atributos Divinos pero no los usó todo el tiempo. Se limitó a sí mismo. Como humano creció en sabiduría porque sus padres le enseñaban y él estudiaba, y en estatura porque comía.

B. Apariencia. (Juan 4:9) La mujer samaritana pensaba que era cualquier otro judío.

C. Se cansó. (Juan 4:6)

D. Durmió. (Mateo 8:24)

E. Tuvo hambre. (Marcos 11:12)

(3) F. Tuvo sed. (Juan 19:28)

G. Sufrió. (Lucas 22:44)

(3) H. Murió. (Lucas 23:46)

IV. Limitaciones morales

Se sujetó a ser tentado. (Hebreos 2:18; 4:15-17) ¡Pero no pecó!

V. Limitaciones espirituales

A. Oraba. (Marcos 1:35) Dependía de la oración para el poder de seguir adelante.

B. Dependía del poder del Espíritu Santo para hacer la obra de Dios. (Hechos 10:38)

(3) C. Tenía una relación humana con Dios el padre. (Marcos 15:34). Lo llamó "Dios mío".

VI. La humillación voluntaria del Hijo de Dios.

(Filipenses 2:5-8) La única manera de ser igual a Dios es ser Dios. Cuando Cristo se despojó a sí mismo, no se despojó de ser Dios, sino de la forma de Dios, o sea la gloriosa manifestación como Dios. Siendo omnipotente tuvo el poder de no usar o no manifestar sus atributos Divinos, aunque siempre los tenía. Entonces pudo manifestarse como verdadero hombre.

VII. El propósito de la encarnación del Hijo de Dios.

Fue principalmente para poder sacrificarse a sí mismo por nuestros pecados. (Hebreos 9:26; Hebreos 2:14-15).

Después de haber estudiado todo esto, veamos la magnitud del sacrificio que hizo Cristo a favor nuestro. Es una necesidad obviamente haber recibido a Cristo como Señor y Salvador, como ya lo sabemos los bautistas. (Siguen)


Los Bautistas Y Su Obligación, IV

LECTURA: 1 Corintios 3:5-23

TEXTOS: Proverbios 13:11; 1 Corintios 15:58; 1 Timoteo 5:17; Hebreos 6:10; Gálatas 6:7-10.

PROPÓSITO: Que cada creyente reconozca y tome provecho de las oportunidades dadas para testificar a cada persona a su alrededor y de su necesidad de salvación.

I. Unos pensamientos sobre 1 Corintios 3:5-10.

1. Cada creyente, especialmente los miembros de una Asamblea Bautista No Conformista, es un socio con Dios en la gran obra de llevar el mensaje de las Buenas Noticias al mundo entero, Hechos 1:8.

2. "...somos colaboradores de Dios..." (v. 9). Hermanos, Ud. y yo somos compañeros en la obra, obreros, operarios, gente de trabajo y ayudantes. Aquellos que hacen la obra de Dios, según las Escrituras, tienen el privilegio bendito de ser llamados "... colaboradores de Dios...".

3. El Apóstol Pablo obró con Dios. Dios le llamó a ser un ministro de Jesucristo, Efesios 3:7. La palabra "ministro" viene del griego DIAKONOS y quiere decir: un asistente, ayudante, acompañante, siervo; que sirve a, o atiende a alguien; auxilia, sirve, servidumbre, empleo.

4. Pablo tuvo el corazón de siervo. Véase su obra descrita en sus epístolas. Hermano, si Dios le llamó a predicar, Él le llamó a servir, no a sentarse.

5. La obra de Dios puede ser entendida en término de "sembrando y segando". Pablo sembró la semilla de las Buenas Noticias en todas partes. Pablo no trabajó solo, siendo que él supo que Dios estaba con él. Aquellos que obran para Dios tienen la promesa de la presencia de Dios en sus vidas, véase Josué 1:9.

6. Apolos (un erudito y eminente judíos alejandrino, catequizado por Priscila y Aquila en la fe) trabajo con Dios en Éfeso, y después en Corinto y llegó a ser un predicador poderoso, véase Hechos 18:24-28.

7. Apolos, una vez que aprendió la Palabra de Dios, llegó a ser un obrero efectivo. Él recibió las instrucciones en las doctrinas correctas y se dedicó a ser un fiel testigo de Jesucristo.

8. Cada miembro de una Asamblea Bautista No Conformista debe saber cómo compartir las Buenas Noticias a su propia familia, a sus vecinos, y a todo el mundo.

II. Examinando el texto de Gálatas 6:7-10.

1. Sí, la obra de Dios es descrita en términos de "sembrar y recoger", una descripción bien conocida entre los judíos. Sin "sembrar" el grano, no habrá cosecha.

2. Pero, ante de sembrar la tierra tiene que ser preparada y esta es una obra dura, difícil, una obra que consume mucho tiempo, pero una obra esencial. Véase la ilustración usada por Jesucristo en Mateo 9:35-38.

3. Dios espera que cada creyente tenga una "cosecha", véase Salmo 126:5, 6; Daniel 12:3.

4. Dios se presenta a Sí Mismo como el Obrero que cuida la vida en Juan 15:1. Y Él da el fruto siendo que Él es el Único que puede salvar un alma del Seol-Hades, Jonás 2:9.

5. Pablo nos instruyó en Gálatas 6:9 "... no desmayamos...". En la obra del evangelismo personal, no hay tiempo para descansar, nótese Amós 6:1.

III. Comentario sobre la lección:

1. Dios ha dado a Su pueblo muchas oportunidades para alcanzar otros con las Buenas Noticias. Llamo su atención a Proverbios 13:11b y la palabra "recoge" (QUBATAS en el hebreo) que quiere decir: tomar o agarrar ansiosamente, asir, captar, agarrar ávidamente; juntar, reunir, acopiar, congregar, colectar.

2. Es el deber de cada miembro de esta asamblea a alcanzar a todos de los incrédulos que le sea posible a su alrededor y compartir con ellos las Buenas Noticias y luego a traerlos a un punto de decisión de recibir o rechazar a Jesucristo como su Salvador.

3. Sí, de veras, Dios nos ha prometido una gran cosecha, Isaías 55:11.

4. Las Buenas Noticias es para todo el mundo, Romanos 10:13. Cada Asamblea Bautista tiene que tener un programa de misión foránea. Si su asamblea no la tiene, Uds. no están cumpliendo con la Gran Comisión.

5. Dios ha dado la responsabilidad a Su pueblo de traer los incrédulos a Él, Juan 6:44.

6. Nótese las palabras de Pablo en 1 Corintios 15:58; Romanos 10:14, 15.

7. Aquellos conversos que responden a la obra del Espíritu Santo en sus vidas tienen que ser enseñados en la importancia de mostrar su fe al ser sumergidos por la

(4) autoridad de la asamblea, y esto tiene que ser una asamblea que llena todos de los requisitos dados en el N.T.

8. Pero, la obra del evangelismo no se para con el converso nuevo siendo sumergido. Luego él tiene que aprender la doctrina sólida. Hermanos, es un error de muchas asambleas: traer un incrédulo a conocer a Jesucristo, a ser sumergido. pero....¡no está instruido en la fe! Hemos fallado en enseñarle correctamente, véase 1 Timoteo 5:17b; 2 Timoteo 2:2. (Todos los cultos falsos gastan mucho tiempo en enseñar a sus conversos sus doctrinas falsas).

9. Hay muchas bendiciones y privilegios en ser recibidos por los que trabajan en la obra del evangelismo:

(4) (1) Hay una curación por los que tienen problemas de la ansiedad, Juan 14:1.

(2) Hay la esperanza bienvenida, Juan 14:3.

(3) Hay grandes oportunidades disponibles, Juan 14:11,12 (no obras en poder, sino en extensión... llevando las Buenas Noticias al mundo entero. ¿Qué valor es una persona sanada y salvada del Seol-Hades?

(4) Hay un Consolador personal, Juan 14:16.

(5) Hay paz, Juan 14:27.

CONCLUSIÓN: Dios recompensará a todos los que son fieles en cumplir la Gran Comisión, Hebreos 6:10. (Estos estudios continuarán)


La Relación entre los Miembros y su Pastor, David Cloud

I. Responsabilidades generales:

1. Respectar y amarlos, 1 Tesalonicenses 5:12, 13.

2. Obedecer sus enseñanzas de las Escrituras, Efesios 4:11, 12.

3. Sigue sus ejemplos, Hebreos 13:7; 1 Pedro 5:3.

4. Someter a su dirección, Hebreos 13:7.

5. Orad para ellos, 2 Tesalonicenses 3:1.

6. Proveer sus necesidades, 1 Timoteo 5:17, 18; 2 Corintios 9:6-11.

II. Sugestiones a los miembros:

Trata a ser obediente a sus enseñanzas, Hebreos 13:17.

Guardar tu corazón y su actitud, Efesios 4:15; Gálatas 6:1; 2 Timoteo 2:24, 25; Santiago 3:14-18.

Ten cuidado a no dejar un problema en la asamblea a envenenar tu actitud, 1 Corintios 1:4-9.

Enfocar tu vista a Cristo, no a los hombres, Hebreos 12:2.

Orar para los pastores y líderes.

Aprender a discernir entre lo que es importante y lo que no es importante, Mateo 23:23.

Si hay un problema va directamente al pastor o a la persona.

Recuerde que el pastor es responsable para la congregación.

No deja problemas a quitarle de la asamblea.


Nada Sino La Verdad, V

TEMA: La Fiabilidad de las Escrituras

LECTURA: Salmo 119:89-96

TEXTOS: Mateo 24:35; 1 Pedro 1:24, 25.

INTRO: Como creyentes sabemos que el Dios de esta creación tiene normas absolutas de moralidad, ética, y verdad, y que Él espera que cada uno de Sus criaturas las obedecen y que la única fuente de donde vienen Sus reglas son las Escrituras, nuestra Santa Biblia.

Una vez a tener aquel conocimiento uno ha de tener el deseo, guiado por el Espíritu Santo, a mostrarlas a otros con confianza.

I. Todas de nuestras Escrituras son las palabras inspiradas de Dios (los 66 Libros).

1. Nótese una definición: 2 Timoteo 3:16, "inspirada". El griego es THEOPNEUSTOS, palabra compuesta y quiere decir = "aspirada por Dios". Siendo que Dios "aspiró" este universo en existencia, Salmo 33:6, hace sentido que Él alentó las Escrituras en existencia, Gálatas 3:8, 22. Nótese bien que en estos textos las Escrituras hablan como "la voz de Dios", véase Éxodo 9:16.

2. Nótese el proceso: ¿Cómo es posible que las Escrituras sean la "Palabra de Dios" si están escritas por seres humanos? Hay que recordar que Dios el Espíritu Santo formó y guió los pensamientos de aquellos hombres que Él ha escogido a escribir, 2 Pedro 1:21.

3. Nótese el extenso: 2 Timoteo 3:16. La palabra "toda" es PASA y quiere decir "cada". Jesucristo implicó esto en Juan 10:35b; Mateo 5:18.

II. Las Escrituras: Considerando el producto final.

1. Son infalibles (que no puede engañar ni engañarse, son seguras, ciertas), Salmo 19:7a; Proverbios 30:5a.

2. Son inerrables (que no se puede errar, libre de toda falsedad o error). Es imposible que Dios puede hacer un error, Isaías 65:16; Jeremías 10:10; Juan 3:33; 17:3; 1 Juan 5:20. Ambos testamentos dan énfasis que Dios no mienta, Números 23:19; Tito 1:2; Hebreos 6:18. Véase Proverbios 30:5.

3. Las Escrituras son autoritarias. Siendo que son perfectas y sin error, debe ser el Libro con más autoridad en existencia....el único documento que contiene toda la verdad.

4. Las Escrituras son efectivas, Isaías 55:10, 11. Lo que Dios habla sucederá, véase 1 Tesalonicenses 1:5. Cuando la Palabra está proclamada sale con el poder de Dios y de Su Espíritu Santo.

III. Las Escrituras testifican de sí mismas.

1. El testimonio de los autores humanos. Aquellos hombres que Dios escogió a dar Su revelación al mundo vinieron de varios ambientes y escribieron durante un curso de 1600 años.

(1) Ellos trataron con muchas áreas de verdad: escribieron acerca de Hechos históricos, hicieron observaciones científicos correctos, Job 26:7; Levítico 17:11.

(2) Testifican que sí, estaban escribiendo las meras Palabras de Dios, Salmo 19:7; 119:81, 140, 142, 151, 152; Amós 3:7. Los autores del N.T. escribieron con un convencimiento que toda del A.T. es la Palabra de Dios, Rom. 15:4; 2 Pedro 1:21; Hebreos 1:1; 1 Timoteo 5:18.

(3) Aun Pedro atestó que las cartas escritas por Pablo fueron inspiradas por Dios, 2 Pedro 3:15, 16.

(5) 2. Nótese por favor el testimonio del Señor Jesucristo, Juan 5:39; Mateo 5:17.

(1) La primera manera en que Jesucristo vino para cumplir las Escrituras del A.T. está mostrada en Lucas 24:26, 27, 44-47.

(2) Cuando Él enseñó Él sostuvo las Escrituras del A.T, Juan 10:35.

3. El testimonio del Espíritu Santo acerca de las Escrituras.

(1) Como la Persona de la Deidad quien fue complicado en el proceso de inspiración, Su papel fue a confirmar el testimonio de los autores humanos y con esto declaró que todas de las Escrituras son la pura verdad.

(2) Nadie, por inteligencia humana, creería que las Escrituras son las Palabras inspiradas de Dios. Esta es una obra del Espíritu Santo a cambiar la mente de los incrédulos, Romanos 10:14

(5) (3) Si un incrédulo ha de recibir las Escrituras como la Palabra de Dios será por una obra sobrenatural en su corazón por Dios el Espíritu Santo, 1 Corintios 2:10-16.


Nada Sino La Verdad, VI

TEMA: Profecías Asombrosamente

LECTURA: Isaías 44:1-8

TEXTO: Isaías 44:6, 7

INTRO: Hemos estudiado la importancia de defender y proclamar las Escrituras como el único Libro inspirado divinamente. Pero, hay más: Las profecías cumplidas son otras pruebas que las Escrituras son la único revelación de Dios, el Creador de este universo.

I. Las características de la profecía:

1. Su definición. De veras, un hombre puede tener un discernimiento acerca de las cosas en el futuro, pero no puede predecir nada en detalle. Esta es la obra del Creador Divino, Isaías 46:9, 10.

2. Su norma divina. Jeremías 28:9; Isaías 41:21-23. Véase Deuteronomio 18:20-22.

(1) ¡Si una profecía bíblica falla, entonces todas de las Escrituras serán susceptibles de error!

3. La esfera de profecía. Las Escrituras contienen versos y pasajes proféticos comenzando con el Libro de Génesis 3:15.

(1) Muchas porciones contienen profecía. Por ejemplo en el Libro de Isaías hay veinte capítulos; en Jeremías hay diecisiete; nueve en Ezequiel y dos en Amós.

(2) De toda de la diversidad de la esfera de la profecía en las Escrituras el punto focal supremo es el cumplimiento de la encarnación del Mesías prometido, Jesús el Cristo, Mateo 11:2-6.

4. La claridad de la profecía. Aunque aquellos profetas predijeron muchos eventos, claro no entendieron como serán los resultados, 1 Pedro 1:10, 11; Isaías 44:28; 1 Reyes 13:2 con 2 Reyes 23:15-20; Miqueas 5:2.

II. Profecías con relación a las afirmaciones de Dios.

1. Isaías 46:9-13 contiene afirmaciones divinas y sobrenaturales. En la profecía encontramos la historia escrita de adelante.

2. Por eso, la Palabra de Dios es de confianza completa, Tito 1:2; Hebreos 6:18.

3. Las Escrituras no solamente son "hasta la fecha" sino "adelante de la fecha".

4. Todo esto es porque nuestro Dios es Omnisciente, Isaías 46:9c. Dios prueba Su conocimiento de todas de las cosas por declarando los eventos que han de venir. Por medio de Su profetas Dios nos reveló a nosotros eventos que van a suceder en el futuro. Nótese:

(1) Dios reveló a Adán la manera de la Primera Venida del Mesías: de la "semilla" de una mujer, Gén. 3:14, 15.

(2) Dios reveló a Abraham que el Mesías vendrá de una nación quien cabeza sería Abraham, Génesis 12:1-3.

(3) Dios reveló a Jacob que el Mesías sería del Tribu de Judá, Génesis 49:10.

(4) A David que el Cristo (el Mesías, el Prometido) sería de su semilla, 2 Samuel 7:12, 13.

(5) A Malaquías que el Cristo sería procedido por un precursor, Malaquías 3:1.

(6) A Miqueas que el Cristo sería nacido en Belén, Miqueas 5:2.

(7) A Daniel que el Mesías sería cortado por muerte al fin de la "semana" (de años) sexagésimo noveno de las sesenta "semanas" determinado sobre la nación de los judíos, Daniel 9:24-26.

(8) A Zacarías Él reveló que el Cristo sería entregado a las autoridades por el precio de un esclavo, Zac. 11:13.

(9) A Isaías Dios le reveló con claridad que el Mesías sería herido, Isaías 53:1-12.

III. La profecía con relación a las afirmaciones de la providencia de Dios, Isaías 46:11c.

1. En estas palabras Dios declara Su providencia siendo que Él es soberano en la creación, omnisciente en el gobierno, y tiene propósito en Su providencia, Romanos 5:6 "...a Su tiempo...". ¡Lo que Dios declara sucederá!

(1) "...a Su tiempo..." Dios dejó el agua a hundir el ejercito de Faraón, Éxodo 14:21-31.

(2) "...a Su tiempo..." Dios mandó que el sol se queda en su lugar, Josué 10:12-14. (etc. etc.)

IV. Dios siempre ha escogido "instrumentos" a usar en Sus obras, Daniel 2:14-23; Esdras 1:1-4.

1. Escogió a José para la preservación de la nación de Israel, Génesis 45: 1-8.

2. Escogió un bebé para guiar los judíos a la Tierra de Promesa, Éxodo 2:1-10.

3. Escogió a doce hombre comunes para llevar a cabo la Gran Comisión, Mateo 10:1-15.

V. Las afirmaciones de Dios con relación a la salvación, Isaías 46:13 "...Mi salvación no se tardará...".

1. En este texto el profeta habló de aquel tiempo (todavía en el futuro) cuando los judíos regresarán a su Propia Tierra.



Nada Sino La Verdad, VII

TEMA: La Realidad de Pecado

LECTURA: Romanos 3:9-20

(6) TEXTO: Romanos 6:23

INTRO: Si somos fieles en nuestro testimonio de las Buenas Noticias tenemos que predicar contra el pecado. En ninguna manera debemos pasar al lado de esto en nuestra predicación.

En Génesis capítulos 3 y 5 leemos que la maldición de pecado (desobediencia a Dios) interrumpió tres relaciones básicas: (1) Adán y Eva fueron separados de Dios, Génesis 3:6-13; (2) Ellos llegaron a ser desigual con la naturaleza, Génesis 3:17-19; (3) Ellos estaban separados como una familia, Génesis 4:3-15.

I. El pecado: su definición.

1. Es una infracción de la ley de Dios, 1 Juan 3:4.

2. Es una maldad, 1 Juan 5:17.

3. Es el fracaso de hacer lo que es bueno, Santiago 4:17.

II. El pecado: sus características.

1. Toda corrupción es pecado, Isaías 30:22; 1 Reyes 8:38 "...cada uno reconociendo la plaga de su corazón..."; Zacarías 3:3 donde el profeta fue vestido con "...vestiduras sucias..."; Ezequiel 20:43; 2 Corintios 7:1.

(6) 2. La rebelión de pecado.

(1) Los que caminan contra a Dios, Levítico 26:27. Véase Isaías 14:12-21.

(2) Pisando la ley de Dios, Hebreos 10:29.

3. La ingratitud de pecado.

(1) Cada uno de nosotros debemos a Dios por nuestra existencia, Hechos 17:28, pero miles de personas viven cada día mostrando ingratitud a Dios, Romanos 1:19, 20; Mateo 5:45; 2 Samuel 15:7 hasta 17:4.

4. La incurabilidad de pecado, Jer. 13:23; Isaías 1:4-6.

(1) Ningún ser humano puede sanar el pecado, Romanos 1:24-32; Tito 1:15.

(2) El pecado es una enfermedad profunda que solamente puede ser sanado por el Gran Médico, Heb. 10:11-14; 9:11-14.

(3) Aunque el pecado causa tanto dolor, mire cuanta gente están practicándolo, Salmo 7:14; Proverbios 4:16; Jeremías 9:5; Ezequiel 24:12. Nótese la oferta dada por Jesucristo, Mateo 11:28.

III. El pecado: su extensión.

1. Es universal, Romanos 3:9-12, 23; 5:12.

2. Nacemos como pecadores. Esta es nuestra naturaleza de Adán, Salmo 51:5. Véase Romanos 7:19, 23.

IV. El pecado: los resultados.

1. Controla la mente, la voluntad, las afecciones, hasta su ser entero. Las mentes de los incrédulos están dominadas por la maldad, Jeremías 17:9; Efesios 4:17-19, y porque de pecado nadie puede entender la verdad espiritual de Dios, 1 Cor. 2:14.

2. El pecado no solamente controla la mente sino controla las decisiones y las cosas que amamos, Jeremías 44:16, 17. Véase 1 Juan 2:15, 16; Juan 3:19.

3. Todos de los incrédulos están abajo la dominación de Satanás, Efesios 2:1, 2. Abajo su dominación no hay libertad de la esclavitud, Juan 8:44; Romanos 6:16; 1 Juan 5:19.

4. Pablo escribió diciendo que los incrédulos son "...hijos de ira...", Efesios 2:3. Véase Juan 3:36; 1 Corintios 16:22; Gálatas 3:10.

5. El único remedio por el pecado es Las Buenas Noticias, Mateo 3:7-12; 1 Tes. 1:10.

6. Es horrible que la caída de Adán sujetó la raza humana entera en la miseria, Génesis 3:8-24; Job 5:7; Ecl. 1:2; Romanos 8:18-22. Una miseria que guía cada alma directamente al infierno final, Apocalipsis 20:11-15.

Conclusión: Romanos 4:7, 8; Salmo 32:1, 2.


Nada Sino La Verdad, VIII

TEMA: El Nacimiento Virginal y la Deidad de Jesucristo

LECTURA: Lucas 1:26-36

TEXTO: Lucas 2:1-6

INTRO: Las Escrituras hablan de varios nacimientos milagrosos: (1) De Isaac a Abraham y a Sara en su vejez, Génesis 18:9-14; 21:1-3; (2) De Sansón a Manoa y su mujer estéril, Jueces 13:2-5; (3) De Samuel a Elcana y a Ana, cuya matriz ha sido cerrada, 1 Samuel 1:5-20; (4) De Juan el Sumergidor, nacido a padres ya viejos, Lucas 1:5-7, 57.

Aunque los eventos de estos nacimientos son asombrosos, ninguno de ellos compara con el nacimiento virginal de Dios el Hombre, Jesús el Cristo.

I. El fundamento de la Deidad de Jesús el Cristo: Su nacimiento virginal.

1. Mucha gente me han preguntado durante mi ministerio: ¿Uno tiene que creer en el nacimiento virginal de Jesús para obtener la salvación de su alma del infierno? y mi contestación nunca ha cambiado durante aquellos años: ¡Sí! Hermanos, aquí está una verdad que cada predicador tiene que creer y predicar.

2. La concepción virginal y nacimiento de Jesucristo fue un evento único y es crítica absolutamente en nuestra doctrina cristiana. Jesucristo tuvo que ser nacido de una virgen, por medio de una obra del Espíritu Santo, para ser Divino, y nacido por una mujer para ser un Ser Humano, véase Lucas 1:30-35.

II. El fundamento del A. T., Génesis 3:15.

1. Aquí tenemos Dios el Creador hablando al mensajero caído (ahora conocido como Satanás). Es una voz de juicio y la primera profecía que miró adelante a la redención del alma del Sheol-Hades.

2. En este texto, lo que se llama "la simiente suya", está hablando de aquella mujer que ha de dar a luz al Cristo quien ha de entregar un golpe fatal a Satanás en el futuro, Apocalipsis. 20:1-3.

3. ¡Oh sí! Mientras Satanás ha de herir el calcañar de Jesucristo (lo que sucedió en la cruz), pero....no fue un golpe fatal...al contrario...Jesucristo resucitó de aquella tumba.

4. La expresión "simiente suya" habla de la obra del Espíritu Santo con la mujer siendo que una mujer no produce "simiente".

5. En Salmo 2:7-9 encontramos otro fundamento por el nacimiento virginal y la Deidad de Jesucristo. En estos

(7) textos tenemos mostrado la relación entre Dios el Padre y Dios el Hijo.

6. Lástima que los judíos no entendieron aquel Salmo para realizar que Jesús, hijo de María, fue aquel "Hijo del Altísimo", véase Lucas 1:32.

7. Hay otra referencia fuerte en Isaías 7:14 que confirma la verdad del nacimiento virginal de Jesús el Cristo, véase también Mateo 1:21-23.

III. El fundamento de la Persona y la Obra del Mesías.

1. Hay que examinar Isaías 43:11 y 45:22. Luego hace una comparación con 1 Timoteo 2:3, 4; Tito 2:10, 13; 3:4. Con estos textos Ud. puede tener toda confianza que Dios el Padre es el único Salvador; que Jesús el Cristo es el único Salvador y por esto uno entiende que Jesús el Cristo es Dios, Hechos 4:12.

2. Ahora vamos a notar Isaías 43:14a. Dios es nuestro Redentor. Véase Oseas 13:14; Lucas 1:68; Gálatas 3:13a; 1 Pedro 1:18, 19.

3. Estos textos nos guía a una conclusión válida: Si Dios es el único Redentor, y si Jesús el Cristo nos redimió, luego entendemos que Jesucristo es Dios.

4. Todas de estas verdades acerca de la Persona y la Obra de Jesús el Cristo en los dos testamentos prueban una cosa: Que la Persona de Jesucristo solo es diga de adoración, siendo que Él es Dios, Deuteronomio 6:13. Véase Hebreos 1:6; Isaías 45:23; Filipenses 2:9-11.

(7) IV. El milagro del nacimiento virginal, Lucas 1:34-38. Hemos apuntado cinco hechos básicos:

1. La pregunta de María al mensajero, v. 34. Ella era una muchacha de edad trece o catorce (como la costumbre fue) y no ha tendido ninguna experiencia con "ángeles" ni "profetas" porque por más que 400 años Dios no ha hablado a la nación de Israel.

2. La estrategia omnipotente de Dios, v. 35. El Espíritu de Dios, el Agente original en la creación (Génesis 1:2) ha de venir sobre aquella muchacha como el Agente especial de Dios.

(1) "...el poder del Altísimo le cubrirá..." María ha de dar a luz a un Niño especial porque "...será llamado Hijo del Altísimo...".

(2) Aquel Hijo sería diferente de cualquier niño nacido porque Él ha de ser "santo" desde Su concepción.

(3) Siendo que Dios ha de ser el Padre, aquel Niño sería, por naturaleza, el Hijo de Dios, no el hijo de José. El Niño sería Dios en la carne, Salmo 2:7; Juan 1:1,2, 14; Hebreos 1:3.

3. La señal que Dios dio a María, Lucas 1:36.

4. La soberanía de Dios en aquel milagro, Lucas 1:37.

5. La sumisión de María a la voluntad de Dios, Lucas 1:38.

(Estos estudios van a continuar)



Columnas de Carácter Cristiano, V

TEMA: Unidad...Perseverancia En La Verdad

LECTURA: Romanos 12:1-16

TEXTO: 1 Corintios 3:1-4

INTRO: Nada es más peor en una familia donde hay discordia, desacuerdo. Tales cosas comenzaron con orgullo, egoísmo, enojo, amargura, envidia, y avaricia. Ya que estos pecados pueden arruinar una familia, un matrimonio, un negocio, una relación, y una amistad, pueden también destruir la unidad dentro de una asamblea cristiana.

Si cada creyente practica con diligencia su fe en Jesucristo, su obediencia a Él con humildad y amor...la unidad será automática. Pero, la obra de Satanás es causar discordia en cada hogar y en cada asamblea cristiana. Hay dos pasos:

I. La instrucción de Pablo sobre la unidad cristiana, Efesios 4:1-6. Nótese bien que la unidad de que Pablo habló no es hecha por una persona, ni creada por una "iglesia", ni es obra de una denominación cristiana. Aquí Pablo está hablando de una unidad interior que enlaza a todos de los creyentes verdaderos, Filipenses 2:1, 2; Col. 3:14.

1. Hay la unidad en "un solo cuerpo", Efesios 4:4a. "...hay un solo cuerpo..." y aquel cuerpo está compuesto de los miembros de una asamblea en un local:

(1) Véase el "un solo cuerpo" de la asamblea de Roma, Romanos 12:4, 5.

(2) Véase el "un solo cuerpo" de la asamblea de Corinto, 1 Corintios 10:16, 17; 12:12, 13, 14, 18, 20, 27.

(3) Véase el "un solo cuerpo" de la asamblea de Éfeso, Efesios 1:22, 23; 3:6; 4:12; 5:23, 30.

(4) Véase el "un solo cuerpo" de la asamblea de Colosas, Colosenses 1:18; 3:15.

A. Hermanos, el "un solo cuerpo" no habla de la cristiandad en todas partes del mundo, no es una "iglesia universal, invisible". Pablo estaba hablando de la EKKLESÍA, en un local que consistía de personas regeneradas, obedientes a ser sumergidas por la autoridad de aquella asamblea, que tuvieron el deseo a cumplir con la Gran Comisión. ¡Oh! Hemos dejado la verdad de la EKKLESÍA que Jesucristo fundó y todavía está edificando hasta que el último de los escogidos sea salvo.

B. Pastor, es su deber ver que su congregación sepa esta verdad. Ud. es responsable y un día Ud. tiene que dar respuestas a Jesucristo, no a un jefe de su denominación.

2. La segunda unidad es "...un solo Espíritu...", Efesios 4:4b. En el griego no hay letras mayúsculas y por esto el traductor tuvo que hacer una decisión cuando iba a poner la letra mayúscula en una palabra. Claro en este versículo Pablo estaba hablando del Espíritu Santo de Dios pero llamo a su atención que la palabra PNEUMA traducida "espíritu" puede decir:

(1) Personas apocadas, tímidas, como en Mateo 5:3 "...los pobres en espíritu...".

(2) Espíritus inmundos, como en Mateo 8:16 "...echó fuera a los espíritus...".

(3) Una disposición mental, como en Mateo 26:41 "...el espíritu a la verdad está dispuesto...".

(4) El alma, como en Hechos 7:59 "...recibe mi espíritu...".

(5) Valor, como en Hechos 18:25 "...y siendo ferviente de espíritu...".

(8) (6) Don sobrenatural, como en Hechos 16:16 "...que tenía espíritu de adivinación...".

3. Hay la unidad de "...una sola esperanza..." Efesios 4:4c. La palabra "esperanza" tiene dos significados:

(1) Confianza de lograr una cosa, de que la cosa deseada se realice; "dar esperanza a uno", darle a entender que puede lograr lo que solicita o desea.

(2) Virtud teologal por la cual aguardamos la Gracia de Dios este mundo y la gloria eterna en lo que ha de venir. Esta es la "esperanza" del creyente en Cristo. Esta "esperanza":

A. Ayudó a Abraham a llegar a ser el padre de muchas naciones, Romanos 4:18.

B. Es el elemento que nos salva, Romanos 8:24, 25.

C. Viene por la lectura de las Escrituras, Rom. 15:4.

D. Permanece para siempre, 1 Corintios 13:13.

E. Es lo que el creyente debe testificar, 1 Pedro 3:15.

F. Nos inspira a vivir una vida pura, 1 Juan 3:3

4. Hay unidad en "...un solo Señor...", Efesios 4:5a.

(1) "Señor" KURIOS = uno que es supremo en autoridad. Pablo está hablando de Dios el Hijo, el Mesías prometido, el único Salvador, nuestro Redentor, véase Romanos 10:12; Gálatas 1:3.

(2) En Él y por Él hay unidad. Dejando a Jesucristo el Señor afuera de su predicación Ud. no tiene el mensaje de la Biblia.

5. Hay unidad en "...una sola fe...", Efesios 4:5b.

(1) Aquí Pablo está hablando del "conjunto de la fe cristiana" como en Judas 3. No hay tal cosa como "la fe católica", etc.

(2) Los Bautistas No Conformistas durante todos los siglos pasados han sido fieles en predicar "una sola fe". Cuando la "iglesia católica" de Roma comenzó a desarrollarse en los siglos II, III, y IV los no conformistas lucharon para conservar el mensaje bíblico de que la salvación es por la pura gracia de Dios. Cuando los "protestantes" salieron de su madre (la (8)"católica"), los no conformistas continuaron fieles predicando una sola fe. Hoy los "evangélicos" que salieron de los protestantes, enseñan la necesidad de ser sumergido para ser salvo. ¡No es cierto! Hermanos, déjenos regresar a la enseñanza de los Apóstoles, a "una sola fe".

6. Hay "...un solo bautismo...", Efesios 4:5c.

(1) El griego aquí es BAPTISMOS del griego BAPTIZO = sumergir, anegar. El Espíritu Santo reveló a Pablo que él tenía que explicar bien claro el modo del "bautismo". Los que practican la aspersión o rociamiento no tienen base para tal enseñanza. ¡Enseñan doctrina falsa!

(2) La clara enseñanza del N.T. es que el acto de inmersión es la puerta para llegar a ser miembro de una asamblea del Señor Jesucristo, como en Hechos 2:41. Tal inmersión no tiene nada que ver con el perdón de sus pecados. Es un símbolo, nada más. El versículo 38 de Hechos 2 debe leer: "...arrepentíos y sea sumergido cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo a causa del perdón de vuestros pecados...." (Esto está en armonía con los demás textos sobre la salvación)

7. Hay la unidad de "...un solo Dios y Padre de todos...", Efesios 4:6.

(1) ¡Entienda una cosa! No hay "dioses" en el universo. Hay un solo Dios, el Creador de todas las cosas, Deuteronomio 4:35; 6:4; 32:39; 2 Samuel 7:22; 1 Crónicas 17:20; Salmo 83:18; 86:10; Isaías 43:10; 44:6; 45:18 etc.

II. Hermanos, nosotros los Bautistas No Conformistas no tratamos de dividir la obra de Jesucristo. Al contrario, tratamos de enseñar toda la verdad y la verdad produce unidad. Los que desean la verdad van a dejar las organizaciones hechas por los hombres y van a llegar a ser una asamblea autónoma.

1. Hay tres cosas que vemos en las "iglesias" hoy, que destruyen la unidad que los cristianos deben tener:

(1) El "movimiento ecuménico" (principio o prácticas de acercamiento entre las religiones cristianas). La palabra "ecuménica" quiere decir: la tierra habitada, universal, que se extiende a todo el orbe. Cada "iglesia" que tenga parte en este movimiento está practicando herejía, Amós 3:3. Ninguna de las asambleas bautistas no conformistas tienen parte en tal conjunto de doctrinas. Alguien tiene que estar firme en la verdad. Por esto Dios ha levantado muchas asambleas no conformistas alrededor del mundo para cumplir con esto, y no todas llevan el nombre "bautista" pero su doctrina es puramente bíblica.

(2) Las muchas doctrinas falsas que están siendo predicadas hoy. Pastor, Ud. es responsable ante Dios de ver que su congregación sepa lo que es correcto.

(3) El descuido, al no fijarse en el comportamiento pecaminoso de los miembros de las asambleas (1 Corintios 5:6) es el deber del pastor corregir, Tito 3:9-11; 2 Tesalonicenses 3:6.

CONCLUSIÓN: Cuando nuestro Señor oró en Juan 17:21 Él no pidió a Su Padre que sea una sola denominación, una "iglesia universal". ¡Oh no! Él oró que los creyentes "...todos sean una cosa...", es decir unidos como un testimonio poderoso de la realidad del amor de Dios al mundo perdido. Pero el diablo ha provocado que las "iglesias", por la ignorancia de las Escrituras, estén divididas. (Fin)


Columnas de Carácter Cristiana, VI

TEMA: No Hay Vida Real Sin Crecimiento:

LECTURA: Efesios 3:1-21

TEXTO: 1 Pedro 2:1,2

INTRO: La vida humana es un proceso de crecimiento. Cualquier cosa que tenga vida, crece. El principio del crecimiento es igual que con la vida animal, vegetal, humana, o la vida espiritual. Por eso una característica esencial en cada miembro de una asamblea es un "crecimiento espiritual" año tras año. Lástima que muchos creyentes nunca crecen, pero es el plan y propósito de Dios que el creyente deje de ser un "bebé" espiritual y que crezca para llegar a ser un creyente adulto, maduro.

(9) I. El crecimiento espiritual es obligatorio según 2 Pedro 3:17, 18.

1. No hay ninguna razón para que el creyente no pueda crecer ya que Dios le ha proveído, por medio de Su Palabra, cada recurso espiritual que sea necesario, Deuteronomio 8:1-3.

2. Esta fue la petición de Pablo a Dios, que los creyentes de la asamblea de Corinto fueran completos, 2 Corintios 13:9-11. Véase 1 Corintios 1:10.

II. En las Escrituras encontramos niveles de madurez, 1 Juan 2:12-14. El texto revela tres categorías básicas en el crecimiento espiritual. Todo comienza como "bebés" (hijitos) por esto existe la necesidad de crecer en las cosas del Señor.

1. Hay los "hijitos" de versículo 12, o sean infantes espirituales. Falta de discernimiento. No saben lo que es bueno o malo. El creyente es llamado a una vida madura y con discernimiento, Efesios 411-16.

2. Hay los "jóvenes", 1 Juan 2:13b. Son aquellos que todavía no han llegado a la madurez en la vida cristiana, pero han entendido doctrina sólida porque "...han vencido al maligno....". La única manera de vencer al diablo es ser fuerte en el conocimiento de las Escrituras, 1 Juan 2:14 c.

3. Hay los "padres", v. 13a. Aquí estamos hablando de "padres espirituales", gente que tiene un conocimiento profundo de las Escrituras y que tienen una relación íntima con Dios. Lástima que poca gente llega a este nivel.

III. La única manera de crecer espiritualmente es conocer las Escrituras, 2 Timoteo 3:15-17. Ud. notará que las Escrituras son la llave al crecimiento espiritual y tienen parte en:

1. La Salvación. ¡Ten cuidado aquí! El conocimiento de las Escrituras no produce salvación, Juan 5:39. Pero el conocimiento del Espíritu Santo trae al pecador a la salvación, Salmo 19:7a; Marcos 4:13-20; Juan 5:24; Santiago 1:18; 1 Pedro 1:23. Véase Romanos 10:14, 17.

2. Enseñanza, 2 Timoteo 3:16a. Véase Josué 1:8.

(1) Aparte de las Escrituras hay ciertas verdades que uno no puede conocer de Dios, 1 Corintios 2:9-16.

(2) Por eso, la única manera que podemos conocer de Dios es por la instrucción del Espíritu Santo como se revela en la Palabra, Juan 14:16, 17; 16:13; 1 Juan 2:20, 27. Véase Juan 17:17.

3. Reprensión, 2 Timoteo 3:16b (acción de amonestar a uno vituperando lo que ha dicho o hecho). Las Escrituras confrontan dos áreas: revelan pecado y refutan error.

(1) Las Escrituras tienen un ministerio negativo de destruir y eliminar cualquier cosa que sea pecaminosa o falsa, y un ministerio positivo de edificar y aumentar cualquier cosa que es justa, correcta y verdadera, Hechos 20:26-31. Véase Juan 15:2; Proverbios 6:23.

4. Corrección, 2 Timoteo 3:16c. (Acción de corregir, enmendar, rectificar lo errado. Advertir, templar, moderar la actividad de una cosa).

(1) La Palabra nos lleva a una posición correcta. Nos remedia, nos repara, nos compone. Cualquier cosa rota en la vida espiritual es rectificada por la Palabra, aunque a veces duele, Hebreos 12:5-11.

5. Las Escrituras tienen su parte en "...la instrucción en justicia...", 2 Timoteo 3:16d. Aquí estamos hablando de vivir una vida justa, correcta.

(1) La instrucción comienza con la primera vez de oír la Palabra predicada.

(2) La instrucción sigue cada vez que Ud. y yo encontramos pecado, error, o equivocación en la vida de uno que profesa la fe salvadora en Jesucristo.

(3) La instrucción sigue cuando Ud. y yo somos tentados a pecar. Nótese bien como nuestro Señor usó la Palabra en Mateo 4:3-10.

IV. Si el creyente ha de crecer espiritualmente, tiene que tener un deseo para la Palabra, 1 Pedro 2:1-3. Véase Salmo 19:7-10; 1:2.

1. Para "desear" las Escrituras, uno tiene que amar la verdad, 2 Tes. 2:9, 10. Véase Proverbios 2:1-6. (Siguen)


Columnas de Carácter Cristiano, VII

TEMA: Perdónense

LECTURA: Lucas 15:11.24

TEXTO: Mateo 6:15

INTRO: Una columna esencial de carácter cristiano, la cual puede ser descuidada fácilmente y causar gran daño en la asamblea, es la actitud de perdón (indulgencia, clemencia).  Todos los creyentes maduros deben sentir la necesidad de tener una actitud de perdón hacia a los demás hermanos.  Si no, habrá una falta de compañerismo y unidad, una pérdida de gozo y paz en la asamblea.  Hoy vivimos en un ambiente que burla el mero pensamiento de perdonar.

I. Perdonando a otras sus maldades es la acción más pía que el creyente puede hacer, ya que es la naturaleza de Dios perdonar.

1. Éxodo 34:6, 7.  Moisés había pedido ver la gloria de Dios (33:18).  La gloria de Dios es Su carácter, Su naturaleza, Su manera de relacionarse con Sus criaturas.  Su gloria se revela en Su misericordia, en Su gracia, en Su compasión, en Su fidelidad, en Su justicia, y en Su perdón.

2. Salmo 32:1, 2.  Dios desea perdonar a los pecadores.  El acto de perdonar ha sido siempre una parte de Su naturaleza amorosa, como hemos visto en Éxodo 34:7.  Dios reveló Su perdón a David, Salmos 32:1, 2, y le mostró Su perdón  al mundo entero en la muerte de Su Hijo en la cruz.  El Salmo 32 habla de varios aspectos del perdón de Dios: Él perdona trasgresión; Él cubre pecados; y Él no atribuye iniquidad a los creyentes.  Véase Salmo 85:1-3; 130:1-4.

3. Los profetas del A.T. proclamaron el perdón de Dios, véase Isaías 43:25.  Por nuestra parte es una tentación recordar cada pecado cometido en el pasado por una persona.  Pero, cuando Dios nos perdona, todos nuestros pecados son perdonados una vez y para siempre.  Nosotros no tenemos que temer que Dios vaya a rememorarlos más tarde. Ya que Dios perdona y olvida nuestros pecados, nosotros debemos hacer lo mismo con los pecados de otros, Isa. 55:6, 7; Jer. 33:8.

(10) 4. Hay muchas ilustraciones dadas en el N.T. del asunto de perdonar.  Ve nuestra lectura, Lucas 15:11-24.

(1)  Aquel hijo era como muchos hijos de hoy: tonto, codicioso, egoísta, listo para obtener dinero sin trabajar.

(2) Pero, al fin vio su condición miserable, Lucas 15:17 "...volviendo en sí...", y se puso a pensar ya que él había mal gastado toda su herencia e hizo la decisión de regresar a la casa de su padre.

(3) Aquí podemos ver exactamente cómo nosotros los creyentes debemos tratar a los hermanos que han pecado contra nosotros.  La gente amargada no tiene la voluntad de perdonar, Mateo 5:43-48.  El amor para el vecino debe extenderse hasta los vecinos que son nuestros enemigos, (v. 44).  Véase Efesios 4:31, 32.  Aquellos quienes han sido perdonados por Dios deben perdonar cualquiera ofensa cometida contra ellos, véase Colosenses 3:12, 13.

II. El mandato de perdonar, Mateo 18:23-35.

1. Aquel siervo debía tanto a su dueño que era imposible pagarle (la misma condición de cada pecador).  Él representa al incrédulo a quien le ha sido dada "vida" por Dios, pero que ha malgastado su vida viviendo en pecado.  Ahora, cara a cara con su dueño, pidió misericordia y fue perdonado.

2. Ahora, inmediatamente después de ser perdonado de una deuda tan grande, él fue a uno de los siervos que le debía un poco y le demandó su dinero.  La lección es clara... un creyente que ofende a otra persona, ofende a Dios, Mateo 18:35.  Ya que Dios nos ha perdonado todos nuestros pecados, debemos perdonar a otros de los pecados cometidos contra nosotros.  El que Jesucristo nos ha perdonado completamente debe producir una actitud generosa y de gracia hacia a los demás.  Cuando nosotros no perdonamos a otros, estamos tomando una posición más arriba que Dios.

III. Las bendiciones del perdón, Mateo 5:7; 6:15.

1. Esto no quiere decir que una actitud de no perdonar quite su salvación.  Pero tal actitud le roba su gozo, su paz, y del compañerismo con los otros, y quita su utilidad en la obra del Señor, Mateo 5:23, 24.

(1) Relaciones rotas entre amigos y familiares estorban nuestra relación con Dios.  Si Ud. tiene un problema con cualquier persona, debe resolver el problema tan pronto que es posible.

(2) Somos hipócritas si decimos "Amo a Dios" mientras odiamos al prójimo.

(3) Nuestra actitud hacia otros refleja nuestra relación con Dios, 1 Juan 4:20.  (Continuará)


La Asamblea y el Reino de Jesucristo, I

La EKKLESÍA que Jesucristo comenzó durante Su ministerio terrenal no es una continuación de la obra de Dios con la nación de Israel.

Siendo que la "Iglesia Romana" cree que su obra es la obra que Dios tuvo con los judíos, los Romanistas insisten en un ritual de ceremonias religiosas (como en el A.T.) y por eso retienen el sacerdocio con un altar, vestimentas y cosas "religiosas" aun con sacrificios (la misa) y sacramentos. La "Iglesia Romana" cree que la promesa de riquezas y gloria que Dios prometió a los judíos ha sido traslado a ella.

La EKKLESÍA que Jesucristo comenzó no debe ser confundida con el Reino de Cristo, que ha de venir todavía en el futuro.

Aunque la asamblea es comparada como "una casa", 1 Timoteo 3:15, con un "templo", 1 Corintios 3:16, 17, con un "cuerpo", 1 Corintios 12:27, nunca es comparada con un reino.

Aunque Jesucristo es la Cabeza de cada asamblea, Efesios 1:22; 4:15; Colosenses 1:18, nunca leemos que Él es el Rey de una asamblea.

La EKKLESÍA que Jesús formó fue un misterio (una verdad que en el pasado fue oculta, pero ahora ha sido divinamente revelada, pero en la cual, a pesar de una revelación existe todavía un elemento sobrenatural no revelado) escondido por Dios con el propósito divino de hacer, de los judíos y de los gentiles, una sola cosa nueva, la EKKLESÍA la cual es el cuerpo de Jesucristo aquí sobre esta tierra.

La explicación de este misterio, que fue predicho pero no aclarado por Jesucristo en Mateo 16:18, le fue encomendada a Pablo, Efe. 3:1-11.

El reino de Jesucristo (lo que ha de venir todavía) no fue un misterio siendo que los profetas le describieron en detalles en los Libros del A. T. Pero los profetas no entendieron los eventos que han de venir entre los sufrimientos del Cristo prometido y Su gloria, véase 1 Pedro 1:10-12.

Tampoco no fue un misterio que los gentiles han de ser salvo, Romanos 9:30.

El misterio era que Dios iba a forma una cosa nueva, compuesta de ambos judíos y gentiles, llamada Su EKKLESÍA.

El propósito de esta dispensación presente (dispensación = un lapso de duración variable, durante el cual Dios trata con la raza humana en una manera particular, acerca del pecado y la responsabilidad humana) es visto en el programa divina como revelada por Santiago en su discurso, Hechos 15:13-21, donde él declaró que Dios ha visitado a los gentiles para "...tomar de entre ellos un pueblo para Su Nombre...".

Por eso, el propósito de esta dispensación presente (de la asamblea, o de la gracia de Dios) no es para traer el reino en existencia para ver la conversión del mundo entero, sino a recoger de entre la humanidad gente para ser salva, y una vez sumergida con una inmersión correcta para formar EKKLESÍAS del Señor Jesucristo.

I. La EKKLESÍA que formó Jesucristo, Mateo 16:18.

1. Cada asamblea del Señor es compuesta de gente salva con una inmersión correcta. Es una parte del cuerpo de Cristo, Efesios 1:22, 23.

(11) 2. Los miembros de cada asamblea bíblica son la novia de Jesucristo y son "...una virgen pura...", 2 Corintios 11:2 esperando aquella boda en el futuro.

II. ¿Quién pertenece a una asamblea de Jesucristo?

1. Cuando Él formó Su primera asamblea Él estableció la regla como a llegar a ser miembro:

(1) Jesús ha llamado a Filipe, Juan 1:43, después Simón, Andrés, Jacob, y Juan, Mateo 4:18-22. Todos de estos han sido sumergidos con la autoridad de Juan el Sumergista.

(2) Cuando otros fueron salvos, tuvieron que ser sumergidos para unir con la asamblea, Hechos 2:41.

(3) Todos que unieron con aquella asamblea fueron salvos y han recibido una inmersión correcta por la autoridad de aquella asamblea.

2. Hay mucha gente que es salva por no tiene una inmersión correcta. Son desobedientes y sin una inmersión correcta no puede ser miembro de la asamblea que Jesucristo fundó.

3. Claro, uno no tiene que pertenecer a ninguna asamblea para ser salvo siendo que la EKKLESÍA es para esta dispensación presente y la EKKLESÍA no será reconocida después del arrebatamiento de los redimidos, 1 Tesalonicenses 4:17.

4. Pero, siendo que Jesucristo estableció Su EKKLESÍA y siendo que Él es su Cabeza cada creyente es mandado a ser sumergido correctamente por una asamblea que llena los requisitos dados en el N.T. Si no, tal persona es desobediente.

III. ¿Cuál es la misión, o la obra de una EKKLESÍA?

(10) 1. Una EKKLESÍA no es una organización sino un organismo (conjunto de personas que forman un cuerpo).

2. No es un club social para el beneficio de los miembros, ni una organización a dar ayuda a los enfermos, a los pobres, a proveer educación, etc.

3. La única misión que lo tiene está mostrada en Mateo 28:18-20.

4. El gran error de muchas de las "iglesias" de hoy día es a comprometerse con el mundo y por eso han perdido su propósito.

IV. Hay que recordar que la EKKLESÍA terminará aquel día cuando Jesucristo viene en el aire, 1 Tes. 4:16, 17.

1. Por ignorancia de las Escrituras muchos predicadores dicen que la "iglesia" será arrebatada, pero no hay ninguna mención de tal cosa. Solamente los redimidos serán arrebatados.

2. Por favor a recordar que cada asamblea es un organismo terrenal con un propósito terrenal y no tendrá continuación después del arrebatamiento de los redimidos.


La Asamblea y el Reino, II

1. Las Escrituras hacen clara que Dios trató a establecer un reino visible sobre esta tierra desde la creación de Adán, a quien Dios dio domino, Génesis 1:26-28. Pero, aquel "dominio" fue perdido en la caída y Satanás se puso a sí mismo como el "príncipe de este mundo", Mateo 4:8-10; Juan 14:30.

2. En Su llamado a Abraham Dios tomó el primero paso hacia el establecimiento de un reino visible, y luego con Moisés formó una comunidad judaica, pero toda esta fue perdida cuando los judíos fueron tomados por los Babilonios en el año 606 (antes de Cristo) y en aquel año comenzó lo que es conocido "Los Tiempos De Los Gentiles".

3. Cuando aquellos años terminaron Dios, otra vez, comenzó a establecer un reino visible, véase Lu. 1:26-33.

4. Después de treinta años el percusor del Mesías, Juan el Sumergidor, anunció: "...el reino de los cielos se ha acercado...", Mateo 3:2, y cuando el Rey se manifestó Él hizo el mismo anuncio, Mateo 4:17. Véase Mateo 10:5-8; Lucas 10:1-9. Pero, el Rey fue rechazado y crucificado y el reino visible fue propuesto y en tal momento el "reino" tomó su forma misteriosa y es conocido como "El Reino del Cielo", Mateo 13:24 (significa el gobierno mesiánico de Jesucristo, el Hijo de David, en este mundo. Se llama así porque es el domino de los cielos sobre esta tierra).

5. Hay los que objetan a la idea que el "reino" fue propuesto, diciendo que el "reino" que Juan y Jesucristo anunciaron fue algo espiritual, no visible, y se vista hoy en los creyentes "nacidos de nuevos". Pero, ¿cuáles son los hechos?

(11) (1) Que el A.T. enseña que ha de ser un reino terrenal y visible en lo cual Jesucristo ha de reinar, Daniel 7:13, 14; 2:34, 34, 44, 45; Jeremías 23:5; Zacarías 14:9. En el tiempo del nacimiento del Cristo hubo mucha anticipación del nacimiento del Mesías, Lucas 2:25-38; Mateo 2:1-11. Sí, Jesús el Cristo fue nacido a ser un Rey, Juan 1:49.

(2) Nótese el mensaje del Cristo a los judíos, Mateo 4:17.

(3) En Mateo 4:23-25 el Señor mostró Su poder (como Rey) sanando los enfermos. ¡La salvación de almas no fue predicada!

(4) Nótese lo que el Señor mandó a los Doce, Mateo 10:5-8. No hubo mención de "salvación". ¡Su obra fue a mostrar las señales del reino a los judíos!

(5) En Marcos 10:35-37 podemos ver que los discípulos esperan un reino.

(6) En Juan 6:14, 15 vemos que el Señor no negó que ha de ser un reino.

6. Ahora, ¿qué acerca de la EKKLESÍA? Hermanos, si fue el plan de Dios a formar Su EKKLESÍA, ¿cómo pudiera ser formada si no hubo un espacio entre la semana sexagésima (de Daniel) y la septuagésima?

(1) La presciencia de Dios le permitió a saber que la nación de Israel ha de rechazar el Mesías prometido, y siendo que la EKKLESÍA tuvo que ser comprada por la sangre de Jesús el Cristo (Hechos 20:28; 1 Pedro 1:18-21) fue necesario que Él a ser rechazado como Rey, y ser crucificado, según Zacarías 12:10.

7. Recuerde una cosa: En sus estudios de las Escrituras Ud. no debe tomar algo que pertenece al pasado y ponerlo en el presente. Esto ha presentado muchos problemas con el "reino":

(12) (1) La dispensación pasada y la que venir, el futuro ambos tienen que hacer con el reino. Pero la dispensación presente trata solamente con la EKKLESÍA, no el reino.

(2) El reino siempre es una organización visible y terrenal, Daniel 2:44, mientras que la EKKLESÍA es algo provisional (desde los Apóstoles hasta el arrebatamiento de los redimidos).

(3) El reino fue preparado desde la fundación del mundo, Mateo 25:34 pero la EKKLESÍA fue escogida en Cristo antes de la fundación del mundo, Efesios 1:4. No sea confundido: ¡La EKKLESÍA no es el reino!

8. Aquí tenemos que distinguir entre (1) el Reino de Dios; (2) El Reino del Cielo.

(1) El "reino de Dios" es Su reinado en el universo sobre todos de Sus criaturas e incluye tiempo y eternidad, el Tercer Cielo y esta tierra. Según Lucas 17:20, 21 es "espiritual" y la única entrada es por el nuevo nacimiento, Juan 3:5. Véase Romanos 14:17.

(2) El "reino del cielo" es un término encontrado solamente en el Libro de Mateo. Su carácter es descrito en Mateo 13:1-50; 18:23-35; 20:1-16; 22:1-14; 25; 1-30. En estas parábolas vemos que el "reino del cielo" es limitado a tiempo y esfera. Su tiempo es desde el nacimiento del Cristo hasta a Su venida en el futuro. Su esfera está sobre lo que llamamos "la cristiandad".

A. Después de la resurrección del Señor vemos que la esperanza del reino fue revivida, Hechos 1:6, 7, pero siendo que el Rey ha sido rechazado era imposible y el reino tomó otro aspecto y ya es conocido como "el reino en misterio", Mateo 13:10, 11, 35.

B. Las parábolas del "reino del cielo" no describen el "reino de mil años que ha de venir en el futuro", ni de un "reino espiritual". Describen el carácter de la dispensación presente en su aspecto terrenal durante la ausencia del Rey.

9. El reino en manifestación, Lucas 19:11-27.

(11) (1) Jesucristo es el "noble" quien partió a un país lejano (el tercer cielo) para tomar para sí un reino y volver (a esta tierra..evento todavía en el futuro).

(2) Una vez a regresar Él ha de recompensar a Sus siervos y darlos autoridad sobre las ciudades.

(3) Pero, hay que recordar que Jesucristo no ha recibido Su reino porque está ocupado en Su obra como nuestro Sumo Sacerdote y Mediador al lado del Su Padre Celestial.

(4) Hay que leer Daniel 7:13, 14 para ver una descripción de aquel reino que ha de venir después los siete año de la Gran Tribulación. (fin)


Creemos:

1. Creemos que las Escrituras son inspiradas por Dios y están exentas de error en sus documentos hebreo-griegos originales, 2 Timoteo 3:16, 17; 2 Pedro 1:20, 21.

Creemos que revelan adecuadamente la mente de Dios y Su voluntad para con el hombre, Salmo 119:130.

Creemos que son la guía infalible y todo suficiente para que el hombre entienda y encuentre el camino de la salvación, Salmo 119:105; 2 Timoteo 3:15, aprenda a adorar a Dios correctamente, Juan 4:22-24, y vivir en amor en este amor, Efesios 5:1, 2 desplegando una conducta piadosa, Tito 2:11, 12.

2. Creemos en un solo Dios verdadero, infinitamente perfecto, Creador de todo lo existente. Nuestro Dios tiene existencia propia y se ha manifestado eternamente en tres Personas divinas: Dios el Padre, Dios el Hijo, y Dios el Espíritu Santo.

La Triunidad, esencia de la Deidad, es co-eterna en su ser, co-idéntica en naturaleza, co-igual en poder y gloria, y posee los mismos atributos y perfecciones, Deuteronomio 6:4; 1 Corintios 8:6; Mateo 28:19; 2 Corintios 13:14; 1 Pedro 1:2.

3. Creemos que nuestro Señor Jesucristo es verdadero Dios, Isaías 9:6; Hebreos 1:8; 1 Juan 5:20 y verdadero Hombre, Romanos 9:5; 1 Timoteo 2:5; Juan 1:1, 14; Filipenses 2:6-8.

Jesucristo, Dios el Hijo, nació sin pecado por intervención y genio de Dios el Espíritu Santo, Mateo 1:20, de aquella mujer virgen, Mateo 1:21-25.

Por cuanto poseía una naturaleza libre de mancha Jesucristo vivió una vida inmaculada exenta de toda falta, Hebreos 7:26; 9:14; 1 Juan 3:5.

(12) Jesucristo ofrendó Su vida intachable sobre el altar de la cruz en holocausto supremo, fragancia de olor suave a Yahvé, todo por causa de los pecados nuestros, Efe. 5:2.

4. Creemos en la resurrección corporal de Jesucristo, 1 Corintios 15:4, 14, 20, y en Su ascensión a la diestra de la Majestad en las alturas (Tercer Cielo), Hebreos 1:3.

Jesucristo solo es nuestro Sumo Sacerdote, Hebreos 7:27, 28 y Abogado, 1 Juan 2:1. Los servicios de "sacerdotes" y "mediadores humanos" son por tanto innecesarios.

5. Creemos que el hombre existe en estado de total de-pravación, Isaías 1:4-6; Génesis 6:5; Salmo 51:5.

Que si bien fue originalmente creado a la imagen de Dios, heredó la naturaleza pecaminosa introducida con la caída en el Jardín del Edén, Génesis 3:1-24; Romanos 3:10-18, 23.

Creemos que como pecador sin arrepentimiento está irremediablemente perdido, Lucas 13:3; Romanos 2:5 y que es totalmente inhábil para salvarse haciendo todo el bien que pueda, o por cualquier otro medio, Juan 14:6; Hechos 4:12; Lucas 19:10.

Para salvarse el hombre desesperadamente necesita arrepentirse de sus pecados y recibir por fe al Salvador Jesucristo, Hechos 20:21; Juan 1:12.

(13) 6. Creemos que la salvación es un don (regalo) de Dios, Romanos 5:15; 6:23; Tito 3:5 que se obtiene por sólo recibirla de Sus manos por la fe, Efesios 2:8, 9, sin tratar de añadir obras meritorias de nuestra parte.

El arrepentimiento personal es un necesario elemento en esta transacción.

Creemos en el poder y la toda suficiencia de la sangre de Jesucristo derramada en el Gólgata para la limpieza cabal y el perdón absoluto del pecador, Efesios 1:7; Hebreos 10:11-(13) 14; 1 Pedro 1:18, 19; 1 Juan 1:7 y en Su gloriosa resurrección para declarar al hombre justo (correcto) ante Dios, Romanos 4:25.

7. Creemos, sin embargo, que las buenas obras deben adornar constantemente la vida del creyente. Si bien éste no se gana la salvación haciendo buenas obras, urge que demuestre mediante sus buenas obras la salvación que ya tiene.

Las Escrituras enseñan inequívocamente que el cre-yente fue "creado en Cristo Jesús para (no por) buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas", Efesios 2:10.

Los textos en Tito 3:8, 14 exhortan dos veces al cre-yente a "ocuparse" en buenas obras. Tito 2:14 describe a la asamblea como un pueblo "celoso" de buenas obras. Colosenses 1:10 dice que el creyente debe "llevar fruto en toda buena obra".

Creemos que no somos salvos por fe más obras, sino que somos salvos por una fe que obra.

Creemos que el Señor nos salva por gracias, y nos juzgará y recompensará por las obras, Romanos 2:6-11; Apocalipsis 20:12; 22:12.

La condenación de los malvados se la acarreará sus obras "malas" mostrando cuán merecido se la tenían, Apocalipsis 20:11-15.

8. Consecuentemente, creemos que el pecador es justificado ante Dios por la fe, Romanos 3:28; 4:1-3; 5:1 y ante los hombres por las obras, Santiago 2:21, 24.

La fe sola es la que lo justifica, pero la fe que lo justifica no se queda sola.

Creemos que es en esta venía que el Apóstol Santiago recalca que la "…fe, si no tiene obras, es muerta en sí misma…" 2:17. A lo que también añade "…muéstrame tu fe sin tus obras (una imposibilidad) y yo te mostraré mi fe por mis obras", v. 18.

9. Concluimos, entonces, que el creyente en Jesucristo no hace buenas obras como moneda de trueque para adquirir (comprar) su salvación, sino que espontáneamente las exhibe en su vida y conducta como resultado inevitable de la salvación que ya ha experimentado.

La salvación por fe en la obra final de Jesucristo siendo una experiencia eminentemente subjetiva o in-visible, se hace objetiva o visible mediante las buenas obras.

10. Creemos que todos los que reciben por fe al Señor Jesucristo "nacen" en la familia de Dios por operación milagrosa o regeneración del Espíritu Santo, Juan 3:3; 1 Juan 5:1; Gál 3:26.

El soberano Espíritu de Dios "sumerge" al creyente en Cristo, y lo "sella" desde el momento de la conversión hasta el día de la redención, Efesios 1:13, 14; lo "habita", Rom. 8:9, 11, y también lo "llena" (controla) en la medida y proporción en que el creyente se rinde al Espíritu de Gracia, Efe. 3:19; 5:18.

11. Creemos en la preservación milagrosa de los "santos" (creyentes) o sea en la seguridad eterna del creyente. Creemos es imposible que el creyente en Jesucristo se pierda, Juan 10:27-29; 1 Juan 5:11-13.

12. Creemos que Jesucristo es el Señor y Cabeza exclusiva de la asamblea, Efesios 1:22, 23; Colosenses 1:18. Esto a pesar de lo que pueda creerse el papa, o de lo que arbitrariamente practiquen algunos pastores pro-testantes.

13. Creemos que la asamblea primitiva se reunía para adorar, instruirse en la fe y estimularse al amor y las buenas obras, Hebreos 10:24. Para tal fin "…perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones…", Hechos 2:42.

Este debe ser el incambiable patrón que caracterice a la asamblea en el día presente, Hebreos 10:25.

14. Creemos que la asamblea no es una organización sin un organismo viviente, Romanos 12:4, 5; 1 Corintios 12:12-27 y que no es un edificio material hecho de madera o cemento, 1 Pedro 2:5 sino un compañerismo espiritual entre los que han alcanzado fe preciosa.

Creemos que la asamblea no es un monumento sino un movimiento.

Creemos que está en el mundo como testigo de su Cabeza, Hechos 1:8, y debe estar continua y agresivamente (13) ocupada en hacer Su Nombre conocido a los perdidos, Mateo 28:18-20; 1 Pedro 2:9 y sirviendo de oasis a aquellos a quienes Cristo ha recibido, Rom. 15:7.

15. Creemos que es impropio para la mujer cristiana ejercer autoridad o liderazgo sobre el hombre en el ejercicio de la oración pública, la predicación, y las enseñanzas en los cultos mixtos de la asamblea, 1 Cor. 14:34, 35; 1 Timoteo 2:11, 12.

Creemos que en la vida matrimonial la mujer tampoco debe asumir el liderazgo en lo referente a la conducción de los asuntos del hogar y de la familia, Efesios 5:22-24.

16. Creemos que el Señor Jesucristo regresará en el aire para llevar consigo a los Suyos. Será un acto privado y exclusivo en el que participará sólo los redimidos, Juan 14:1-3; 1 Corintios 15:51, 52; 1 Tesalonicenses 4:13-17.

Este evento es inminente (puede ocurrir en cualquier momento), y a esto llamamos el arrebatamiento. Este arrebatamiento al Tercer Cielo tendrá efecto antes de los siete años de la Gran Tribulación, Apo. 3:10; Romanos 8:1; Lucas 21:36; 2 Tesalonicenses 2:1-10.

17. Creemos que Jesucristo regresará también a la tierra después de los siete años en un acto público a juzgar a las naciones, Mateo 25:31-46.

A este aspecto segundo de Su regreso llamamos La Manifestación, Mateo 24:30. Este aspecto será personal, visible, audible y palpable a toda la humanidad irredenta, Hechos 1:11; Zacarías 14:4; Apocalipsis 1:7.

Aquella Manifestación no tendrá efecto sin que antes "venga la apostasía, y se manifieste el hombre de pecado…", 2 Tesalonicenses 2:3.

Luego de manifestarse, Jesucristo establecerá sobre esta tierra Su Reino de mil años, Apocalipsis 20:4-6, un Reino de paz, Isaías 2:3, 4; Miqueas 4:3; de justicia social, Isaías (14) 11:3-5; de abundancia económica, Miqueas 4:4; Isaías 30:23-25; 35:1,2, 7; Amós 9:13, 14; de salud, Isaías 35:5, 6; y de longevidad, Isaías 65:22.

18. Creemos en la resurrección corporal de ambos los justos (redimidos) y de los injustos (incrédulos) tales resurrecciones serán separados por un tiempo de mil años.

Creemos en la bienaventuranza eterna de los redimidos y en el castigo eterno y consciente de los incrédulos, Mateo 25:46; Juan 5:28, 29; Apocalipsis 20:5, 6, 11-15; 1 Corintios 15:51-55; 1 Tesalonicenses 5:13-17.

19. Creemos en el momento del arrebatamiento habrá una resurrección primera: la de los redimidos. Que después del Reino de mil años habrá una postrer resurrección de los incrédulos que culminará con el juicio del Gran Trono Blanco, Apocalipsis 20:11-15.

Todos de los incrédulos pasarán la eternidad en el Lago de Fuego, excluidos de la presencia de Dios y de la gloria de Su poder, 2 Tesalonicenses 1:6-10.

20. Por tanto, creemos que es urgente que todo pecador se arrepienta ahora mientras hay tiempo, Hechos 3:19; 2 Corintios 6:2 y reciba por fe a Jesucristo como Señor y Salvador, Hechos 20:21; Juan 1:12. (fin)


Como Estudiar La Biblia

TEMA: El Nuevo Testamento

INTRO: El N.T. es "....el libro de Jesucristo, Mateo 1:1, tal como el A.T. es "...el libro de Adán, Génesis 5:1.  Compárense Lucas capítulos 10 al 20; Apocalipsis 20:12-15; 21:27.  El A.T. es el pacto de las obras, y termina con una maldición, Malaquías 4:6, ver Gálatas 3:10;  El N.T. es el pacto de la gracia y termina con una bendición, Apocalipsis 22:14, 21.

I. Su Nombre.  "Nuevo Testamento" se deriva de las palabras de la institución de la Cena del Señor según se hallan en Lucas 22:20; Mateo 26:28; 1 Corintios 11:25.

      La palabra "pacto" transmite el significado del original mucho mejor que la palabra "testamento".  En consecuencia, el N.T. es llamado "el nuevo pacto", Hebreos 9:15; 2 Corintios 3:14.

      Hacia el fin del segundo siglo encontramos que éste es el nombre establecido y reconocido de las Escrituras cristianas.  Si el A.T. trata del testimonio del llamado e historia de la nación judía, y como tal es llamado apropiadamente el "Antiguo Pacto", entonces, con toda seguridad, el N.T. tratando la historia y aplicación de la redención obrada por el Señor Jesucristo, puede ser llamado de modo apropiado el "Nuevo Pacto".

II. El orden de los libros.  Debe observarse que no sólo hay armonía, sino también progreso en sus enseñanzas doctrinales, y que esta armonía y progreso hay que considerarlos como una evidencia de la mano guiadora de Dios en relación con el proceso.  Hay que estudiar los libros en su orden lógico:

      El orden de los cuatro Evangelios.

      El orden de las Epístolas Paulinas se puede disponer en cuatro grupos:

1. 1 y 2 Tesalonicenses.

2. 1 y 2 Corintios, Gálatas, Romanos.

3. Filipenses, Filemón, Colosenses, Efesios.

4. 1 Timoteo, Tito, 2 Timoteo, Hebreos.

      El orden de las Epístolas Generales: 1 Pedro, Judas, 2 Pedro, 1, 2, 3 Juan, Judas

      El Apocalipsis cierra el canon.

      El progreso en las enseñanzas del N.T. se ve cuando uno observa que "las verdades encontradas en germen en los evangelios se ilustran históricamente en los Hechos, desplegadas doctrinalmente, aplicadas en las Epístolas, y presentadas simbólicamente en el Apocalipsis.

      Los Evangelios y los Hechos, llamados los libros históricos del N.T., tratan de la Persona y obra del Fundador del cristianismo.  Mateo termina con el relato de la resurrección; Marcos, con la ascensión; Lucas, con la promesa del Espíritu; Juan, con la Segunda Venida.

      La división de las Epístolas del N.T. en Paulinas y Generales, pone delante de nosotros las dificultades y conflictos de las asambleas ya fundadas.

      Luego viene el libro de Apocalipsis, que presenta  el futuro de la asamblea: el objetivo final del creyente en Cristo; el premio, la recompensa por creer en Cristo (Evangelios) y el vivir para Cristo (Epístolas).  (Continuará)


Las Últimas Palabras

Terminamos esta edición pidiendo la gracia de nuestro Padre Celestial sea sobre cada uno de vosotros. Yo cuento un privilegio a ser el editor de esta revista. Tantos de vosotros hemos escrito y dijo que es una ayuda en la preparación de tus mensajes. Esta fue mi idea desde el principio, a dar a vosotros material útil, material que vosotros podéis usar a traer convicción a tus oyentes.

Nuestros hermanos Gil, de la Isla de Cuba, no pudieron ayudarnos este mes pero mi hijo Don Mario tomó tal posición e hizo la corrección.

Recuerden que vosotros podéis descargar esta edición y las ediciones por los últimos años a: http://hojasdeoro.com/index.php.


Escríbame a: jan23@cox.net o:


Hojas de Oro

660 South Front

Salina, Kansas 67401 EE. UU.