Nuestro Trigésimo Y Sexto Año de Publicación

Hojas De Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

Año XXXVI, No. 1  ENERO  2006    

 

Índice:

...¡Cuidado Con Los Muchos Errores De Los Adventistas del Séptimo Día

...El Origen de los Adventistas del Séptimo Día

...Errores de Los Adventistas del Séptimo Día

...Nueces Duras Para Los Adventistas del Séptimo Día

...Sabatismo

...Doctrinas Falsas

...Seguridad Eternal, parte final

...La Primera Asamblea,, VI, VII

...Bosquejos Maestros, XXIV, XXV

...Cómo Estudiar La Biblia

...Gráfico: La Historia de la EKKLESÍA

...La Última Palabra, el editor

 

¡Cuidado Con Los Muchos Errores De Los Adventistas del Séptimo Día!

      Ya que ellos enseñan algunas doctrinas correctas, como el regreso inminente de Jesucristo, mucha gente es engañada y piensan que es una denominación que debe ser aceptada.  Al contrario, sus muchos errores invalidan lo poco que tiene de doctrina verdadera.  

      ¡No se decepcione de aquella gente!  Hacen muchas buenas obras, tienen hospitales, dan servicio a los pobres, viven vidas muy limpias, son ciudadanos  muy correctos en sus comunidades....pero.... ¡están equivocados en su doctrina!  ¡las buenas obras no salvan el alma de la condenación del infierno!

      Su doctrina entera está construida sobre "buenas obras", tratando de agradecer a Dios para obtener Su misericordia.   

 

El Origen De La A.S.D

      El principio de este movimiento puede ser trazado al "Movimiento de Miller" del Siglo XIX.  Miller, del Estado de Nueva York, EE. UU. Fue un deísta (creencia de que Dios hizo el universo pero no tuvo nada que ver con la creación).  Por dos años él estudió las Escrituras y se convirtió al "cristianismo" y comenzó a predicar entre los Bautistas.

      Miller estaba convencido de que las Escrituras contienen información en códigos del "fin del mundo" y la "segunda venida de Jesucristo".  En 1831 comenzó a predicar,  en 1833 comenzó a escribir y en 1836 publicó el libro "Evidencias de las Escrituras e Historia de la Segunda Venida de Cristo".

      Miller usó el Libro de Daniel 8:14 "Hasta dos mil trescientas tardes y mañanas; luego el santuario será purificado".  Él creyó que los "días" eran "años" y concluyó que el Cristo vendrá entre el 21 de marzo, 1843 y el 21 de marzo, 1844.  El evento no sucedió.  Pero Samuel Snow, un discípulo, encontró un "error" en los cálculos de Miller y dijo que el evento sería el 22 de octubre, 1844.  Otra vez nada sucedió.

      Miller era un profeta falso, Deuteronomio 18:20-22; Isaías 8:20; Romanos 3:4.

      Elena Harmon de White y su marido, Santiago, comenzaron una asamblea de personas de varias denominaciones y la llamaron "La Iglesia De los Adventistas del Séptimo Día" en mayo, 1863.  Ella llegó a ser la "profeta" de tal movimiento y creyó que la profecía, hecha por Miller era correcta, pero que lo refirió, no a la Segunda Venida de Jesucristo, sino a la fecha cuando habría de comenzar un "Juicio Investigador" cuando Jesucristo habría de juzgar quien tendrá parte en la "Primera Resurrección" 

 

Errores de los Adventistas del Séptimo Día

Introducción: Muchos de los ASD (Adventistas del Séptimo Día) tratan de ganar aceptación en la comunidad cristiana, pero un examen de sus doc­trinas muestra que ellos no tienen la "fe" de Judas 3.

1. Están equivocados acerca del sábado.  Dicen que los cristianos tienen que adorar a Dios en el día sábado, pero:

(1) El N.T. nunca manda al creyente adorar o tener reu­niones en el día sábado.  Al contrario: véase 1 Corintios 16:1, 2; Hechos 20:7; Juan 20:19, 26; Romanos 14:5, 6; Col. 2:16, 17.

(2) Dicen que la "iglesia romana", en el año 320, cambió el día de adoración del sábado al domingo.  Pero esto es falso según los historiadores. No hay ningu­na evidencia en la historia pasada de que los cristianos tu­vieran sus reuniones en el día sábado.

2. Están equivocados en su doctrina de que el alma duerme en la tumba después de la muerte.  Niegan que el alma del creyente vaya al Tercer Cielo en el momento de morir el cuerpo.  Dicen que el alma sigue en la tumba hasta el día de la resurrección, pero véase lo que dicen las Escri­turas: Filipenses 1:23; 2 Corintios 5:8; Hebreos 12:1; 1 Tesalonicenses 4:18; Apocalipsis 6:9, 10; Isaías 14:9, 10; Ezequiel 32:21, 30, 31; Lucas 16:19-31.

3. Los del ASD consideran que Elena White (1825 - 1915) fue una profetisa de Dios, que ella recibió más de 2.000 mensajes directamente de Dios, que ella era una maestra, véase 1 Timoteo 2:12.

4. Están equivocados en sus enseñanzas de Jesu­cristo.  La Señora White escribió: "...Cristo tomó sobre Su naturaleza sin pecado nuestra naturaleza pecami­nosa...".  ¡Falso!  Seguro que Él tomó nuestros pecados, pero no nuestra naturaleza pecaminosa.

5. Están equivocados diciendo que el creyente puede perder su salvación.  Dicen que aunque somos salvos por gracia, uno tiene que guardar la Ley para ser preservado.

6. Están equivocados en su doctrina de un "juicio inves­tigador".  Dicen que Jesucristo no comenzó la fase del juicio hasta el día 22 de octubre, 1844 cuando Él quitó los pecados.  Pero, ¿qué dicen las Escrituras?

(1) Véase Hebreos 9:12, 25, 26 que habla de Su ascensión al Lugar Santo donde nuestra salvación fue hecha inmediatamente.

(2) Dicen que los pecados del los creyentes no serán quitados hasta que el "juicio investigador" esté terminado.  Por esto, ninguno de ellos tiene la seguridad de la salva­ción.  Nótese la promesa de perdón: 2 Timoteo 2:19; Juan 10:14; 1 Juan 1:9; Hebreos 1:3; Colosenses 1:21; 2:13.

(3)  Ya que Jesucristo es Dios, Él sabe todas las cosas.  No hay ninguna razón para investigar nada.

7. Están equivocados en su doctrina extraña de que Satanás es el "chivo expiatorio" y que él llevó nuestros pecados.  La Señora White escribió: "Cuando Cristo, por medio de Su sangre, quitó los pecados de Su pueblo del santuario celestial al terminar Su ministerio sobre la tierra, Él los pondrá sobre Satanás, quien, en la persecución del jui­cio, tiene que cargar la pena final..." usando Levíti­co 16:7.10.  (Recuerde que la palabra hebrea "azazel" no es un nombre propio.  Debe ser traducida "el chivo que desa­parece").

8.     Según el Apóstol Pablo, las doctrinas del "juicio in­vestigador" y del "chivo expiatorio" son otro evangelio, Gálatas 1:8, 9.

9.     Están equivocados en su doctrina de "la marca de la bestia".  Según ellos la marca estará sobre cada persona que no adore a Dios en el día sábado.  La Se­ñora White escribió: "...en los últimos días la prueba del sábado será hecha clara.  Los que no guarden el sábado recibirán la marca de la bestia y serán quitados del Ter­cer Cielo...".  Es obvio que los ASD no se tratan bien con las Escrituras, 2 Tim 2:15.

10.   Están equivocados acerca de la profecía de la Bi-blia.  Dicen que Dios ha terminado su trato con la nación de Israel, y esto es falso.  Dicen que casi todas las pro­fecías del Libro de Apocalipsis se han cumplido antes del año 500.  Claro, ellos no entienden nada de la profecía de Daniel 9:24-27.  (Fin)

 

Nueces Duras Para Los Adventistas Del Séptimo Día.

Por: Benedicto L. Alonso Díez

        En casi todas partes del mundo la falsa doctrina de los Adventistas del Séptimo Día está aceptada como "la verdad" de las Escrituras.  Cada pastor tiene la responsabilidad de exponer sus doctrinas falsas.  Lo que sigue son preguntas honestas para usar con los que han caído en tal movimiento hecho por hombre:

1. ¿Dónde está la prueba de que hombre alguno haya guardado el séptimo día al no ser mandato especial, antes de la promulgación de los Diez Mandamientos?  Génesis 2:2, 3; Éxodo 16:1-6; 20:1-8.

2. Si fuera verdad que los cristianos tienen obligación de observar el séptimo día, ¿por qué los del tal movimiento salen de sus habitaciones el sábado que la Ley lo prohíbe?, Éxodo 16:29.

3. Si guardáis uno de los sábados, el séptimo día, ¿por qué no guardáis todos de los sábados: el Año Séptimo y el de Jubileo?  ¿Quién ha autorizado para hacer distinción?, Levítico 25.

4. Si se requiriese que los cristianos observaran el séptimo día, ¿cómo vivirían en climas fríos, ya que la Ley prohíbe encender fuego en tal día? Éxodo 35:1-3.

5. ¿Es deber de cada cristiano matar a los que no observan el sábado? Números 15:32-36.  Si lo afirmáis, pues ¿quién sería el ejecutor? Y si lo negáis, ¿para qué sirve entonces la Ley?, Éxodo 35:2.  Y si decís que las penas están abolidas, yo os responderé con el mismo texto que utilicéis para establecerlo; probaría que la Ley está abolida.  O si dijerais, que la Ley está aún en vigor, no habría un solo sabatista que pudiera escapar de la Ley violada.

6. Si los cristianos estuviéramos obligados a guardar el séptimo día, ¿por qué declaró el Señor que "...toda la Ley y los Profetas, dependen del amor", y no de la observancia del sábado, como los sabatistas exigen? Mateo 22:34-40; Romanos 13:8-10.7. ¿Por qué no requirió nuestro Señor la observancia del sábado al joven rico, al enumerarle los mandamientos?, Mateo 18:16-20.

8. Si los cristianos deben guardar la Ley de Moisés, o el sábado, ¿por qué los apóstoles y ancianos lo omitieron en Jerusalén, en sus recomendaciones a las asambleas de los gentiles?, Hechos 15:1-29.

9. Si los sabatistas guardan el séptimo día porque piensan que existió antes que la Ley de Moisés, ¿por qué no practican la circuncisión, que existió también antes que la Ley? Génesis 17:1-4; Gálatas 5:6; 6:15.  Y puesto que el sábado y la circuncisión fueron dados para durar el mismo tiempo, ¿por qué los sabatistas guardan silencio, al olvidar la práctica de la circuncisión?

10. ¿Cuándo algún patriarca, profeta o apóstol mandaron que los gentiles guardaran la Ley de Moisés?  ¡Oye, quiero pruebas y no evasivas!

11. Pablo afirma que el "ministerio de muerte", que fue grabado en piedras, fue abolido, Éxodo 20:1-17; 31:18; 32:15, 16; 34:1-28; 2 Corintios 3:1-18.  ¿Cuándo, dónde y por qué y por quién sé reestableció?  Por favor mencione el día o la época, con que autoridad y la prueba de las Escrituras.  Por lo tanto... si el sabatismo es verdad, ¿Pablo estaría convicto de error?

12. Si los primeros creyentes observaron el séptimo día, ¿por qué partían el pan el primer día? Hechos 20:7-12.  ¿Cómo explicar que los apóstoles predicaron las Buenas Nuevas en Jerusalén, en Samaria, tanto a Cornelio el gentil, como a muchos otros, sin ordenarles que guardaran tal día?  ¿Descuidaron sus obligaciones, siendo inspirados por el Espíritu Santo? Hechos 2:1-47; 8:1-10; 10:1-48; 16:1-40.

13. Comprobad en los Hechos que lo que se hacía era más importante que el día, Hechos 20:7.

14. ¿Es que guardáis el sábado efectivamente?  ¿Descansáis o gastáis vuestros "sábados" propalando vuestras doctrinas casa a casa?  ¿Acaso no coméis alimento que ha sido preparado en sábado por medio del trabajo, sobre un  fuego encendido en tal día?  La Ley lo prohibía, Éxodo 20:8-11; 35:1-3. ¿Ofrecéis el holocausto que la Ley requiere? Número 28:9, 10.  ¿Permanecéis dentro de vuestras casas durante el día? Éxodo 16:29.  Amigo, de no hacerlo así, según la Ley, no lo guardáis.  Y si admitís que alguna parte relativa al sábado, como que ha sido abrogada, convenís en que toda le Ley lo ha sido.  O en caso contrario, ¡os condenáis a vosotros mismos al no guardarla!

15. ¿Por qué insistir sobre observar el sábado si ya el A. T. profetiza el cese de los mismos? Oseas 2:11.

16. ¿Por qué no observáis las otras festividades judaicas, que  cesan también el sábado?, Oseas 2:11.

17. ¿Qué día hizo el Señor sino el día del Señor?  Salmo 118:24.  ¿Y no fue el "primer día del Señor" el primer día de la semana en el que resucitó?  Salmo 118:24; Apo. 1:10.  Véase Lucas 24:31-41; Juan 20:26-28.

18. ¿No fue inmediato el cambio del séptimo por el primer día, de parte de Yahvé?  Salmo 118:23, 24: El séptimo día es la adoración de un pueblo enemigo y maldito, sin esperanza, vacíos, Gálatas 3:10; Mateo 23:38.

       

 

En 2 Corintios 3:6-16 encontramos una comparación entre el Antiguo Pacto y el Nuevo Pacto:

        Decálogo                              Buenas Nuevas

Mediador, Moisés                             Jesucristo

Es de letra, vs. 6, 7                          Es de Espíritu, vs. 3,4

Mata, v. 6                                          Vivifica, v. 6

Pone un velo, vs. 13-15                  Quita el velo, vs.14-16

Fue con gloria, 7-11                    Con mayor gloria, 8-11

Había de terminar, 7, 10, 11           Permanece, v. 11.

Conclusión: En el N.T. no se menciona el cuarto mandamiento aunque los demás sí se mencionan.  ¿Serías capaz de encontrar un pasaje en el N.T. que repita o hable de "guardar el sábado"? (fin)

 

Sabatismo

(Ud. puede obtener el libro completo escribiendo al autor, J. Candeas, Apdo. 2, 11300, La Línea (Cadiz), España)

TEMA: Doctrina del Santuario

INTRO: Cuando Guillermo Miller fracasó en sus "profecías" de la Segunda Venida del Señor el movimiento adventista quedó por los suelos.  Pero el verdadero padre de la secta, Satanás, se encargó de levantar otro portavoz, Elena White, la cual dio nuevos impulsos a sus seguidores.  Ella insistió que Miller no se había equivocado sino que en tal fecha Cristo entró en el "Santuario".  Esta doctrina es la que analizaremos a continuación.

I. Exposición de la doctrina.  Miller se equivocó cuando dijo que Cristo vendría a la tierra en 1844, pero White explicó la doctrina en su libro "El Conflicto de los Siglos", y en "La Gran Controversia":

1. Tomando como referencia para su doctrina Daniel 8:13, 14; Levítico 16, dice que en el cielo hay un tabernáculo literal y material y del mismo modo en que el sumo sacerdote ministraba todo el año en el Lugar Santo en la antigua dispensación, así Cristo ministraba en el mismo lugar del tabernáculo del cielo desde que ascendió hasta el año 1844.  En esa fecha y también del mismo modo en que el sumo sacerdote entraba una vez al año en el Lugar Santísimo terrenal, el Señor entró en el Lugar Santísimo del tabernáculo celestial... para "completar Su obra expiatoria, y hasta que salga de allí no puede decirse que esa Obra se ha terminado".  En ese lugar Cristo está "borrando" los pecados de los creyentes.

2. Aquí se dio lugar a la doctrina llamada de "La Puerta Cerrada".  Durante los primeros años después de 1844 White decía que "...mientras Jesús estuviera en el Lugar Santísimo...borrando...los pecados, la puerta estaba cerrada y nadie se podía salvar.  White creía que Cristo vendría en aquellos días, pero como pasaba el tiempo y no venía, y aquella doctrina de "La Puerta Cerrada" acabaría con el adventismo (nadie se podía hacer miembro de la secta), se fue dejando en el olvido poco a poco.  Los sabatistas modernos no hablan de ella en absoluto y hay pastores que ni siquiera conocen esta doctrina, y hoy puede hacerse sabatista todo aquel que lo desee.

II. Lo que dice la Biblia al respecto.

1. No hay en todo el Nuevo Testamento ni un solo versículo que diga, ni que apoye siguiera, la idea de que Cristo pasara del Lugar Santo al Lugar Santísimo en 1844.  Él no entró en 1844 en el Lugar Santísimo sino cuando ascendió a los cielos, Hebreos 9:12; 10:12.

2. Por eso, cada uno de los creyentes es invitado a entrar en el Lugar Santísimo del Trono, o Presencia de Dios, porque ya no tenemos el obstáculo del pecado, Hebreos 4:14-16; 10:19.  (Continuará)

 

Doctrinas Falsas Que Son Un Peligro para Las Asambleas de Hoy

(Adaptado de un artículo escrito por David Cloud)

I. Lo que dicen las Escrituras de los maestros falsos:

1. Jesús advirtió avisó contra ellos, Mateo 7:15-17.

2. Pablo advirtió contra ellos, Hechos 20:29, 30; 2 Timoteo 3:13; 4:3, 4.

3. Pedro advirtió contra ellos, 2 Pedro 2:1, 2.

4. Juan advirtió contra ellos, 1 Juan 2:18-20.

5. Judas advirtió contra ellos, Judas vs. 3, 4.

II. Lo que dicen las Escrituras acerca de doctrina:

1. Son dadas para enseñar, 2 Timoteo 3:16, 17.

2. Debemos continuar en tales enseñanzas, Hechos 2:42.

3. El predicador debe someterse a ella, 1 Timoteo 4:13.

4. Ninguna doctrina falsa está permitida, 1 Timoteo 1:3.

5. Nuestra doctrina debe ser pura, Tito 2:10.

6. Debemos separarnos de toda doctrina falsa, Romanos 16:17.

III. Unas de las doctrinas falsas que enfrentamos hoy:

1.  Que la salvación del alma del Lago de Fuego es por gracia más obras.  Esta es la enseñanza de los Adventistas del Séptimo Día, los Testigos de Jehová, la Iglesia de Cristo, la Iglesia Católica Romana, etc.

(1) Lo que dicen las Escrituras:

  A. Que la salvación del alma es por gracia pura, sin obras, y que las obras siguen después de ser salvo, Romanos 4:1-6; Efesios 2:8-10; Tito 3:4-8.

  B.  Que gracia y obras son dos cosas distintas y no deben ser unidas, Romanos 11:6.

  C.  Que la palabra "gracia" quiere decir "favor no merecido" o sea un "regalo".

2.  Que Jesucristo no es Dios (la doctrina favorita de los "Testigos".)

(1) Lo que dicen las Escrituras:

  A. Dicen claramente que Él es Dios (Elohim, Yahvé), Isaías 7:14; 9:6; Mateo 1:23; Juan 5:17, 18; 8:58, 59; 10:30-33; Apocalipsis 1:8; Juan 1:1; 1 Juan 3:16; 5:20; Juan 20:28; Hechos 20:28; Filipenses 2:5, 6; 1 Timoteo 3:16; Tito 2:13; Hebreos 1:8-10.

  B. Su encarnación no quitó Su deidad, Filipenses 2:6, 7.

3. Que Dios no es un Trino en Uno.

(1) Aunque la palabra "trinidad" no se encuentra en las Escrituras pero la doctrina está: Mateo 28:19; Juan 14:16, 26; 16:7-15; 2 Cor. 13:14; Efesios 4:4-6; 1 Juan 5:7.

(2) El A. T.  Enseña que Dios es Uno de una pluralidad.  La Palabra hebrea ELOHIM es una palabra plural, Génesis 1:1; 11:6, 7; Deuteronomio 6:4; Salmo 45:6, 7 (véase Hebreos 1:8, 9).

4. Que el acto de inmersión es necesario para recibir el perdón de los pecados, según la "Iglesia de Cristo" y muchas otras.

(1) ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. El acto de inmersión es un símbolo de la muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo, Romanos 6:3, 4.  Es la sangre derramada en la cruz que nos salva, no el agua ni ningún otro rito religioso.

  B. La clara enseñanza de Los Hechos es que la inmersión sigue de la salvación, Hechos 8:36-38; 16:30-33; 18:8.

  C. Hechos 2:38 no enseña que la inmersión es una parte de la salvación.  Nótese lo que Pedro dijo en 1 Pedro 3:21.  Hechos 2:38 dice que somos sumergidos porque ya hemos sido salvos.

5. La doctrina falsa de que los niños deben ser rociados como enseñan los Católicos, Luteranos, Presbiterianos, Metodistas y otras.

(1) Qué dicen las Escrituras:

  A. El acto de inmersión es solamente para los que tienen edad para arrepentirse y recibir a Jesucristo como Señor y Salvador.  No hay ningún texto bíblico que indica la inmersión o el rociamiento de un niño.  Es una doctrina comenzada por los Católicos Romanos.

6. Las enseñanzas falsas de los Pentecostés Carismáticos con relación al "hablar en lenguas".

(1) Qué dicen las Escrituras:

  A. En primer lugar las "lenguas" usadas en el N.T. eran lenguas entendidas, Hechos 2:3-11.

  B. Que fueron dadas como señal a los judíos incrédulos, 1 Corintios 14:21. 22. 

  C. Lenguas, cuando fueron usadas (hasta la revelación final de Dios de Su palabra) tuvieron que seguir reglas:

    a. Mujeres no son permitidas a hablar, 1 Cor. 14:34.

    b. El uso de lenguas debe ser por turno, 1 Cor. 14:27.

    c. Debe haber un intérprete,  1 Cor. 14:2.

    d. No debe haber confusión,  1 Cor. 14:35.

    e. Debe ser hecho con orden, 1 Cor. 14:40.

  D. Lenguas no fueron usadas por todo el mundo, 1 Corintios 12:28-30.

  E. Lenguas "bíblicas" (revelación de Dios) no fueron buscadas sino dadas por Dios cuando una revelación de Dios era necesaria, 1 Corintios 12:11.

  G. No hay mención de "instrucción" como aprender a hablar en lenguas, como hoy día.

  H. Una vez que la revelación de Dios fue cumplida, no hubo uso para lenguas, 1 Corintios 13:8.

6. La doctrina falsa de que hay "sanidad" en la obra de Jesús en la cruz.

(1)  ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. Que no todas las enfermedades van a ser curadas, 2 Corintios 12:7-10; 1 Timoteo 5:23; 2 Timoteo 4:20.

  B. Que la parte física de nuestra salvación estará en el futuro, Romanos 8:17-25.

  C. Pedro dice que Isaías 53:5 habla de la curación del alma, 1 Pedro 2:24-25.

7. La doctrina falsa que uno debe buscar "milagros".

(1) ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. El Señor dijo que no es bueno buscar milagros, Mateo 12:39.

  B. Los milagros hechos por los apóstoles eran especiales, es decir fueron limitados a ellos, 2 Corintios 12:12.

  C. La "fe" no viene de observar milagros sino de escuchar la Palabra de Dios, Romanos 10:17.  Mucha gente vio los milagros de Jesús pero no se convirtieron.

8. La doctrina falsa que a "el bautismo por el Espíritu Santo" sigue una profesión de fe.

(1) ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. El Señor prometió la "inmersión en el Espíritu Santo" (Hechos 1:5) y esto se cumplió en Hechos 2 para los judíos y en Hechos 10:44-47 para los gentiles.  Después cada creyente, en el momento de arrepentirse y recibir a Jesucristo como su Salvador, es "sumergido en el Espíritu Santo" (el nuevo nacimiento), Efesios 1:12-14.

  B. El Libro de los Hechos de los Apóstoles es un libro de transición.  No debe ser usado para edificar doctrina.  La doctrina se encuentra en Romanos y adelante.  En las epístolas la recepción del Espíritu Santo siempre es narrada en "tiempo pasado", como en Rom. 8:9, 10, etc.

9. La doctrina falsa que el creyente debe exaltar al Espíritu Santo.

(1) ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. El texto cardinal se encuentra en Juan 16:13-15.

  B. No hay referencia en el N.T. de orar "al Espíritu Santo".  Pablo escribió (Romano 1:8; 7:25) que el creyente debe orar a Dios en el Nombre de Jesucristo y por el Espíritu Santo.

  C. No hay ejemplo en el N.T.  de invitar al Espíritu Santo a hacer obras.

10.  La doctrina falsa que no debemos probar el Espíritu Santo con las Escrituras. Una doctrina favorita de los carismáticos.

(1) ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. Que hay muchos espíritus falsos (2 Corintios 11:4; 1 Juan 4:1) tratando de decepcionar al creyente.  Por eso debemos "probar" cada espíritu por medio de la Palabra escrita, 1 Tesalonicenses 5:21; Los Hechos 17:11.

11. La doctrina falsa de que el creyente puede eliminar su naturaleza pecaminosa... la doctrina de perfección sin pecado.

(1) ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. La clara enseñanza del N.T. es que el creyente, hasta la muerte, tendrá una lucha contra sus deseos carnales, Romanos 7:14-12; Gálatas 5:16, 17; 1 Juan 1:8, 10.

12. La doctrina falsa de que la "victoria" en la vida cristiana viene por parte del "bautismo por el Espíritu Santo" y de "experiencias".

(1) ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. No hay mención de "brincar" en el crecimiento espiritual sino de "crecer", 1 Pedro 2:1, 2; 2 Pedro 3:18.

  B. No hay instrucción dada en las Epístolas de buscar "el segundo bautismo", u otra experiencia sobrenatural.

13. La doctrina falsa de que "visiones" y "profecías" son para hoy día.

(1) ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. Que la "fe" fue completada en los días de los apóstoles, Judas v. 3.

  B. Que las Escrituras son suficientes, 2 Tim. 3:16, 17.

  C. Que las Escrituras son más seguras que las visiones, 2 Pedro 1:16-21.

  D. Que las "profecías" cesarán, 1 Corintios 13:8.

14. La doctrina falsa de los Adventistas del Séptima Día de que la muerte es un "sueño", que el alma se queda en la tumba.

(1) ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. Que en el momento cuando el espíritu sale del cuerpo, el alma, el espíritu, de la persona sale también, Génesis 25:8, 35; Números 27:13; 2 Samuel 12:23; 1 Reyes 17:21, 22.

  B.  La misma cosa se enseña en el N. T. Lucas 16:19-23; 23:42, 43; 2 Corintios 5:6, 7; Filipenses 1:23; 2 Timoteo 4:6; 2 Pedro 1:13-15; 1 Tesalonicenses 4:14.

  C. En Apocalipsis 6:9.11 vemos que los redimidos están conscientes en el Tercer Cielo antes de la primera resurrección.  Véase Mateo 17:1-3; Lucas 9:30-31.

  D. Cuando las Escrituras hablan del "sueño", no es del alma sino del cuerpo, Santiago 2:26.

  E.  No puede usar Eclesiastés ya que fue escrito desde la perspectiva del hombre "bajo el sol" no de una inspiración espiritual, pero al final del Libro habla de la muerte como un "viaje", 12:7.

15. La doctrina falsa de que el Lago de Fuego no es un tormento eterno (de los Adventistas del Séptimo Día, los Testigos de Jehová, etc.)

(1)  ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. La doctrina de la muerte y del tormento eterno no están reveladas en las páginas del A. T. pero son reveladas en detalles en el N.T. que la GEHENNA (traducido "infierno" y el Lago de Fuego son lo mismo.  No hay nadie en la       GEHENNA todavía, los incrédulos muertos están en el SEOL-HADES, el lugar de los muertos, en el lugar de tormento, ya que el lugar de consolación se vació el día cuando Jesús resucitó de la tumba y tomó las almas, los espíritus, las personas con Él hasta el Tercer Cielo donde están esperando para regresar con el Señor para recibir sus cuerpos resucitados.

  B.  Hay mucha confusión ya que los traductores no trataron bien con el hebreo SHEOL (lugar de los espíritus de los muertos) y el griego HADES  (lugar de los espíritus de los muertos), ni con el griego GEHENNA que es el Lago de Fuego.  Antes de la resurrección del Señor, todas las almas, de los redimidos y los incrédulos, fueron al SHEOL-HADES.  Repito: no hay nadie en la GEHENNA (el lago de fuego) todavía.

  C. Ni el SHEOL-HADES o la GEHENNA son lugares de aniquilación ya que no será el fin del alma: los redimidos vivirán para siempre sobre la faz de la tierra renovada. Los incrédulos vivirán para siempre en el Lago de Fuego.  Dios es SANTO, SANTO, SANTO, y Él no puede soportar pecado en ningún grado.  ¡El pecador tiene que ser castigado!

16. La doctrina falsa de que el día sábado es el único día para adorar a Dios.

(1) ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. El sábado, como día de descanso, aunque mencionado en Génesis 2:2, 3, no fue dado al hombre hasta que la nación de Israel estaba en el desierto, y no fue dado a la raza humana en general, sino solamente a los judíos, Éxodo 31:13, 17.

  B. Jesús, siendo nacido bajo aquella ley, guardó tal día, Gálatas 4:4, 5.

  C. Los apóstoles y todas las primeras asambleas se reunían el día domingo, Hechos 20:6, 7; 1 Corintios 16:2, etc.

17. La doctrina falsa de que las profecías de Mateo 24 y Apocalipsis no son para el futuro sino que han sido cumplidas, la doctrina de los Católicos Romanos, Presbiterianos, Metodistas, etc.

(1)  ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. El Señor dijo que la profecía en Mateo 24 pertenece al fin de la edad presente y al tiempo de Su regreso.  Esto incluye el reino del anti-cristo, y la Gran Tribulación.

  B. Los juicios de Apocalipsis mostrarán la ira de Dios contra un mundo de incrédulos, pero Pablo escribió que los creyentes serán quitados antes de tal tiempo, 1 Tesalonicenses 5:8, 10.

18. La doctrina falsa de que Dios ha terminado su trato con los judíos, la nación de Israel.

(1) ¿Qué dicen las Escrituras?

  A. Los tratos de Dios con Israel son eternos, Jeremías 31:31-37.

  B. Que Israel ha sido "puesto al lado" provisionalmente, pero que Dios ha de cumplir Su promesa, Romanos 11:25-29. (Fin)

 

Seguridad Eterna, Según Las Escrituras, final

I. ¿La seguridad eterna quiere decir que todos los que profesan fe son salvos?

1. ¡No! Salvación demanda arrepentimiento, Lucas 13:3-5; Hechos 17:30, 31; 2 Corintios 7:8-11.  La persona que nunca ha cambiada su mente acerca de Dios, el pecado, Jesucristo o la Biblia y nunca ha dado evidencia de una vida cambiada, no se ha arrepentido.

2. ¡No!  La Salvación requiere el "Nuevo Nacimiento", y el "Nuevo Nacimiento" siempre cambia la vida, 2 Corintios 5:17-21; Mateo 18:3, 4; Juan 3:1-18; 1 Juan 3:7-10; 3 Juan 11.

3. ¡No! La Salvación se evidencia por constancia, Juan 10:27, 28; Mateo 7:17; Romanos 8:13-14; Colosenses 1:21-23; Hebreos 3:12-14; 1 Juan 2:19; 3:3.

4. ¡No!  Una fe que salva siempre produce obras, Romanos 4:18-21; Hebreos capítulo once; Santiago 2:14-26.  Si uno dice que tiene fe en Cristo pero su vida no refleja las obras de Cristo, aquella persona no tiene una fe bíblica.

II. ¿Esta doctrina induce a los creyentes a vivir descuidadamente?

1. ¡No! Es lo opuesto. Véase Romanos 2:4; Efesios 3:14-19; Tito 2:11-14.

III. ¿Quién tiene la seguridad eterna de su alma?

1. La doctrina no da promesa de "seguridad" a los que solamente "profesan" una fe en Cristo Jesús. Esta doctrina se aplica solamente a los que se han arrepentido de sus pecados y desde el corazón han recibido a Jesucristo.  O sea, si el Espíritu Santo no ha hecho una obra, no hay salvación, y si no hay salvación no hay seguridad.  Por eso los que tienen seguridad son:

(1)  Aquellos que han nacido de nuevo, 2 Corintios 5:17; Efesios 2:10; Gálatas 6:15.

(2) Aquellos que siguen a Jesucristo, Juan 10:17, 28.

(3) Aquellos que aman a los hermanos, 1 Juan 3:15.

(4) Aquellos que se purifican a sí mismos, 1 Juan 3:1-3.

(5) Aquellos que tienen una fe sólida, Hebreos 4:10, 11.

(6) Aquellos que están en la verdad y siguen la verdad, 1 Juan 2:19-21; 2 Juan 1, 2.

(7) Aquellos que siguen la Palabra, Juan 8:31, 32.

(8) Aquellos que son constantes aunque sufren tribulaciones, Hebreos 10:35-39.

(9) Aquellos que dan evidencia de salvación, Hebreos 6:9-12.

(10) Aquellos que mantienen su confianza en Cristo Jesús, Hebreos 3:14.

(11) Aquellos que son guiados por el Espíritu Santo, Romanos 8:14, 15.

(12) Aquellos que son santificados de una vida impía, 1 Corintios 6:9-11.

(13) Aquellos que han demostrado su llamamiento, 1 Tesalonicenses 1:4-10.

(14) Aquellos que han crucificado la carne, Gál. 5:19-24.

(15) Aquellos que están mirando por el regreso del Señor, Hebreos 9:28.

(16) Aquellos que han sido renovados por el Espíritu Santo, Tito 3:5-7.

(17) Aquellos que han salido de la iniquidad, 2 Tim. 2:19.

(18) Aquellos que producen fruto, Col. 1:7, 8; Juan 15:2; Lucas 3:9.

III. ¿Quién no tiene la seguridad?

1. Los que profesan pero no se han arrepentido, Lucas 3:7-14.

2. Los que han creído con la cabeza pero no de corazón, Juan 2:23-25.

3. Los que creen lo que quieren creer  pero no el testimonio de las Escrituras, Juan 6:60-66.

4. Los que tienen celo religioso aparte de las Escrituras, Romanos 10:1-4.

IV. Si el creyente que vive en pecado no puede perderse, ¿qué pasa con él?

1. Está fuera de compañerismo con el Señor, 1 Juan 1.

2. Tiene ayuda disponible del Señor, 1 Juan 2:1, 2.

3. Recibirá  castigo, Hebreos 12.

4. Pierde las oportunidades para servir, Efesios 5:14-17, Mateo 9:36-38; 1 Tesalonicenses 5:4-10.

5. Comparecerá ante el Tribunal de Cristo, 2 Corinto 5; 1 Corintios 3:11-15; 1 Tim. 6:17-19; 1 Juan 2:28. (fin)

 

La Primera Asamblea, VI

TEMA: Gente Recogida

INTRO: La palabra "recogida" o "reunida", como se usa aquí, habla de los que componen una EKKLSÍA del Señor Jesucristo; gente que se ha arrepentido, ha sido redimida, salvada, convertida, regenerada, cambiada, y por su propia voluntad, ha entrado al agua de inmersión bajo de la autoridad de una asamblea que está basada sobre las Escrituras.

I. Una asamblea "recogida" debe enseñar lo mismo que la EKKLESÍA que Jesucristo fundó durante Su ministerio terrenal (no la doctrina de asamblea una fundada por un hombre años después) y tal asamblea no tiene nada en relación con la nación de Israel ya que Dios, durante la edad presente, ha puesto al lado a los judíos y no va a tratar con ellos hasta el fin de esta edad presente de gracia.

1. Lo que sigue muestra la gran diferencia entre una EKKLESÍA y la nación de Israel.

(1) Israel es una organización nacional, mientras que una asamblea del Señor es una organización hecha por individuos, gente convertida y sumergida.

(2) Israel es una nación hecha puramente de judíos, mientras que una asamblea está compuesta de personas de todas las raíces. 

(3) Israel es una nación en que uno tiene que ser nacido "judío", pero uno entra en una asamblea por confesión de su fe y inmersión.

(4) Israel se compone de varones circuncidados pero en una asamblea de Jesucristo el único requisito es la inmersión después de la confesión de fe.

(5) Israel es un "estado", pero una asamblea es una congregación de creyentes que no pertenece a ningún "estado".

(6) Israel vive por sus recursos materiales, una asamblea vive sobre los recursos espirituales.

(7) Israel se acercó a Dios por animales sacrificados, la asamblea se acerca por medio de la sangre derramada de Jesucristo.

(8) Israel, en el pasado, repitió los sacrificios día tras día.  Nosotros confiamos en "un solo sacrificio"... el de Jesucristo.

(9) Israel tuvo que tener "sacerdotes" (plural).  En una asamblea cada creyente es su propio sacerdote.

(10) Cuando el Mesías prometido apareció a Israel, Le rechazaron, y le crucificaron.  Luego Jesús formó un "Pacto Nuevo" con Su asamblea.

(11) Israel es una nación terrenal.  Una asamblea se compone de gente "ciudadanos del cielo".

(12) Israel se compone de los descendientes de Abraham.  En una asamblea todos son hijos de Dios por su fe en el Señor Jesucristo.

(13) Israel tuvo un líder... un sacerdote, pero en la asamblea, no hay sacerdote ya que cada persona es su propio sacerdote.

II. Los requisitos para ser miembro de una asamblea de gente recogida: Los candidatos tienen que ser personas:

1. Que están convencidas de su vida pecaminosa, se han arrepentido de tal vida, han recibido a Jesucristo como su Señor y Salvador.

2. Que están listos, después de dar evidencia de su salvación y por una votación por voz de la asamblea, a ser sumergido por la autoridad de tal asamblea.

(1) Es un gran error pensar que bebés tienen que ser "bautizados" y tal error ha llenado las "iglesias" de los protestantes y los católicos romanos con inconversos.

(2) Los que vinieron a Juan tuvieron que confesar que eran pecadores, Mateo 3:6.

(3) Hermano pastor: ¡Ten cuidado de no sumergir a aquellos que no pueden mostrar evidencia de una vida cambiada!  No debe sumergir a un niño hasta que puede dar un testimonio claro de salvación.

(4) Antes de sumergir a uno debe preguntarle:

  A. ¿En qué estás basando la salvación de tu alma del infierno?

 B. ¿Has recibido el perdón de tus pecados pasados, presentes y del futuro por recibir a Jesucristo como tu Señor y Salvador?

(5) Luego, después del testimonio, si los miembros de la asamblea están de acuerdo, tu puedes hacer la obra.

(6) Es el deber de cada miembro de una asamblea vivir una vida transformada.

  A. Debe renunciar a toda afirmación de "auto justicia".

  B. Debe entender que es inútil a tratar a obtener la vida eterna por su propia justicia.

  C. Debe declarar que sí, es pecador, que merece el castigo eterno de un Dios tres veces santo, y sin la salvación provista por Jesucristo, pasará la eternidad en el Lago de Fuego.

  D. Debe prometer vivir una vida de obediencia a Jesucristo, el Señor, el Dueño de su vida.

3. Ya que es la costumbre de las "iglesias" recibir a cualquier persona que venga para ser "bautizada", debe tener mucho cuidado de no aceptar a uno cuyo testimonio de conversión no sea claro.

III. Es deber de los miembros de una asamblea compuesta de gente "recogida" para ser fiel en su asistencia en todas las reuniones.  Hay no menos de tres razones:

1. Es mandado en las Escrituras.

2. Es para aprender la Palabra de Dios.

3. Es para tener compañerismo cristiano.

  (1) Si no hay una asamblea fuerte, es casi imposible llevar a cabo la Gran Comisión.  Si una asamblea es pequeña debe cooperar con otras asambleas para cumplir con aquella orden dada por Jesucristo.

  (2) El único requisito de Jesucristo a una asamblea es "crecer" para que aquellos miembros pueden sostener más obras misioneras alrededor el mundo.

Conclusión: Pablo habló de dar gloria "a la asamblea", no a una persona.  (Continuará)

 

La Primera Asamblea: Santa, VII

      La palabra "santo" usada en las Escrituras viene del griego HAGIOIS y quiere decir: poner aparte para un uso sagrado, hablando de lugares, cosas, o personas asociadas en el ministerio de Jesucristo, como en Mateo 4:5.

      Juan el Sumergista fue considerado un hombre "santo", Marcos 6:20.  Él preparó doce hombres para el Señor y los enseñó como vivir una vida santa, separada.

      En Mateo 5:48 Jesucristo dijo: "...sed pues vosotros perfectos, como vuestro Padre...".  La palabra "perfecto" es TELEIOI y quiere decir: completo, entero.  No habla de una erradicación de la naturaleza vieja o de que el creyente puede vivir sin pecar.  El Señor estaba hablando de la norma que Dios espera de Sus criaturas, Mateo 19:21; Efesios 4:13; Filipenses 3:15; Colosenses 1:28; 4:12; Hebreos 10:14; Santiago 1:4; 3:2

      La asamblea que Jesucristo fundó es llamada a ser "santa" y sesenta veces en el N.T. leemos que los creyentes son llamados "santos".  ¿Podemos decir esto con nuestra congregación?

I. La santidad tiene muchas caras:

1. No es una sola cualidad, como una actitud piadosa durante la oración, sino la santidad involucra asuntos prácticos en la conducta cristiana diaria.

2. La prueba de que la asamblea es santa no es meramente una profesión exterior, sino una demostración por sus acciones.

3. Jesucristo avisó a los que Le seguían a no estar enojados sin causa, Mateo 5:22. 

4. Él aplicó el Séptimo Mandamiento a la persona que mira con codicia, Mateo 5:28.

5. La santidad toca hasta las maldiciones, Mateo 5:33, 37.

6. Una "vida santa" requiere sumisión, Mateo 5:39.

7. Jesucristo demandó una calidad alta de la santidad, Mateo 5:44, y aquella norma no ha sido abolida.

8. En Mateo 6:1 la santidad se practica en las ofrendas, véase los versos 19, 21.

9. Aquella santidad guía al creyente a "...buscad primeramente el reino de Dios..." Mateo 6:33.

II. En contraste, los seres inmundos y la gente malvada se juntaron para decir a Jesucristo: "...¿Qué tienes con nosotros, Hijo de Dios....?  Mateo 8:29.

1. Aquí podemos ver una diferencia entre los inmundos y los santos ya que los santos construyen sus casas (vidas) sobre la Roca, Mateo 7:24-27 y cuando vienen las pruebas de esta vida sus casas siguen sobre un fundamento sólido.

2. Es igual con el fundamento de una asamblea del Señor: debe ser sólido y sagrado, Mateo 16:18; 1 Pedro 2:6-8.

3. Los doce apóstoles recibieron potencia para echar fuera espíritus inmundos; para sanar toda enfermedad y dolencia, Mateo 10:1. Ellos usaron aquella potencia como "una asamblea santa" bajo el control de una Cabeza Santa, el Señor Jesucristo.

4. Hoy en día no vemos nada de santidad entre los que profesa fe salvadora en Jesucristo.  Casi todos los "creyentes" viven exactamente como los incrédulos.

5. Jesucristo entró en aquel templo de Jerusalén y lo limpió de toda inmundicia, Juan 2:13-16.  ¡Hermanos, debemos hacer lo mismo hoy día!

6. La santidad de una asamblea del Señor se ve en Juan 3:5 donde la palabra "agua" habla de la Palabra de Dios, Juan 4:10-15; 15:3.  Aquella "agua" no tiene nada que ver con un "bautismo".

7. Los miembros de la primera asamblea fueron "limpiados" por la Palabra predicada, Juan 15:3.  Hoy pocos creyentes leen las Escrituras, ni escuchan la predicación.  ¡Con razón no hay santidad entre ellos!

8. Jesucristo oró a Su Padre en Juan 17:17 "...santifícalos en la verdad; Tu Palabra es verdad....". (Continuará)

 

Bosquejos Maestros, XXIV

TEMA: ¿Qué Es la Fe?

TEXTOS: Hebreos 11:1, 2 Corintios 4:18

INTRO: La fe llega más allá del reino natural de la habilidad del hombre a poseer, Efesios 3:17-20.  El amor de Jesucristo en su plenitud está más lejos de toda comprensión humana.  Es desconocido y inconocible a nuestras mentes.  Sin embargo, la persona más humilde, sin formación academia, por fe, puede conocer el amor de Dios dado por medio de Su Hijo, Jesucristo.

I. Personas de fe:

1. Los héroes en las páginas de la Biblia agradecieron a Dios por medio de su fe, Hebreos 11:2.

2. Sin fe uno fallará a ver el plan y propósito de Dios en Su creación, Hebreos 11:3; Romanos 1:20.  A rechazar la revelación de Dios en la creación del universo es a estar sin pretexto en aquel Día de Juicio, Salmos 19:1-3.

3. La sangre del sacrificio de Abel fue aceptable a Dios porque fue un tipo, o símbolo de la sangre derramada de Jesucristo, Hebreos 11:4; 12:24; Génesis 4:3-13.  Abel, por fe, miró adelante al día que Jesucristo, como nuestro Sumo Sacerdote, entraría el Lugar Santo para rociar Su sangre sobre aquel "propiciatorio", Hebreos 9:11, 15; 1 Pedro 1:18, 19.

4. Enoc realizó tres cosas, Hebreos 11:5, 6:

(1) Caminó con Dios, Génesis 5:24.

(2) Agradó a Dios, Hebreos 11:5.

(3) Fue trasladado al Tercer Cielo en su cuerpo (Génesis 5:24), el cual es un tipo del creyente en el día del arrebatamiento, 1 Tesalonicenses 4:13-18.

5. Noé no tuvo la fe de un muerto, Hebreos 11:7, Santiago 2:20.  Si él no hubiera actuado, habría sido el fin de la raza humana.

6. Abraham salió de su hogar, sin saber a donde iría, Hebreos 11:8.  Véase también su fe en la ofrenda de su hijo, Hebreos 11:17-19.

7. Sara mostró gran fe y aceptó la voluntad de Dios en su vida, Hebreos 11:11, 12.

8. La fe de Isaac, Hebreos 11:20. 

9. La fe de Jacob, Hebreos 11:21.

10. La fe de José, Hebreos 11:22.  Véase Génesis 50:22-26; Éxodo 13:19; Josué 24:32.

11. La fe de los padres de Moisés, Hebreos 11:23.

12. La fe de Moisés, Hebreos 11:24-29.

13. La fe de Josué, Hebreos 11:30.

14. La fe de Rahab, Hebreos 11:31.

II. La fe es un "misterio", 1 Timoteo 3:9, "...el misterio de la fe..."  Un "misterio" en las Escrituras es una verdad que Dios todavía no ha revelado.  La salvación de los incrédulos fue un "misterio" hasta que fue revelada con el nacimiento de Jesús, el Cristo, 1 Corintios 15:1-4.  Y hoy en día tal salvación sigue siendo un "misterio" para los incrédulos.

1. Por eso, los creyentes, somos llamados a compartir este "misterio" a los perdidos en todas partes del mundo, 2 Corintios 4:3; 5:21; Romanos 10:17; Juan 1:1, 14.

2. El pecador puede ser salvo confiando en la obra terminada de Jesucristo y, además,  puede tener la seguridad de su salvación, 2 Timoteo 1:12.

3. La seguridad del creyente es que él tiene una salvación que no puede perder y tiene un testimonio doble:

(1) La Palabra de Dios, Juan 3:36; 2 Corintios 5:17; 1 Juan 5:9; Efesios 1:13, 14.

(2) El Espíritu Santo de Dios que mora en cada creyente, Romanos 8:16.

III. "El justo (uno que ha sido declarado correcto con Dios) por la fe vivirá...", Gálatas 3:11b.  Ser justificado es más que ser absuelto. Por la fe el "justo" está libre eternamente de la culpa y pena del pecado y tiene ahora la "justicia de Jesucristo", 2 Corintios 5:21.  Por eso, cada creyente, siendo  justificado, debe vivir su vida entera por la fe, Romanos 14:23; Colosenses 3:17.  Como hijo de Dios él debe:

1. Orar por fe, Santiago 1:5-7.

2. Andar por fe, 2 Corintios 5:7.

3. Entiende por fe, Hebreos 11:3.

4. Es lleno (controlado) por fe, Efesios 5:18b.

II. La fe se regocija en la tribulación, 2 Corintios 7:4, 5.  Pablo habló de sí mismo como de un "prisionero de Jesucristo", no de Roma, ni de los judíos, Efesios 3:1.  Él aprendió a estar satisfecho, sin importar su condición, Filipenses 4:11-13.  Véase Romanos 5:1-5.

1. Aquí hay que estudiar 2 Corintios 12:7-10; 4:7-9.

V. La fe sin obra es muerta, Santiago 2:14-26.

1.  Nótese bien que no hay ninguna diferencia entre las enseñanzas de Pablo y la de Santiago.  Santiago habló de una "fe muerta" mientras que Pablo habló de "obras muertas".

(1) ¿Qué es una "fe muerta"?  Hay cientos de religiones en el mundo.  ¿Cómo puedo yo saber que mi fe es la correcta?  Hay solamente "una fe" que salva al pecador del Seol-Hades, y esta es confiando en la obra final de Jesucristo, y tal fe produce obras vivas, véase Romanos 3:28; 2 Corintios 5:17; Gálatas 2:15-21.  Una fe que salva el alma cambia la vida.

2. Santiago y Pablo estaban observando la misma verdad, la "justificación", que tiene dos caras:

(1) Pablo enseñó que la "fe" justifica (hace correcto con Dios) al pecador aparte de las obras, Romanos 4:3.

(2) Santiago vio las "obras" como una evidencia de la fe que justifica.  Si no hay obras, no fue una fe salvadora, Santiago 2:18.

VI. La fe que salva es una fe en la obra terminada de Jesucristo, Hebreos 12:1, 2.  Él es:

1. El Autor de nuestra fe, Romanos 10:17.

2. El Consumador de nuestra fe, Juan 19:30

3. El Objeto de nuestra fe, Hebreos 13:8.

4. La Encarnación de nuestra fe...nació, vivió, murió y resucitó.

5. Él es el Camino de nuestra fe, Juan 14:6; Hechos 4:12.

6. Él es el Precursor de nuestra fe, Hebreos 4:14-16. (Fin)

 

Bosquejos Maestros, XXV

TEMA: La Vida Cristiana

TEXTO: Hechos 11:26

INTRO: Durante el año que Bernabé y Pablo eran ministros de la asamblea de Antioquia el nombre de "cristiano" fue usado por primera vez.  Aquella palabra se encuentra solamente tres veces en las Escrituras, Hechos 11:26; 26:28; 1 Pedro 4:16.

      ¿Qué es un "cristiano"?  Seguro que no es una persona religiosa según Mateo 7:21-23

      El "cristiano" es un "milagro" porque:

(1) Ha nacido de arriba, Juan 3:1-8.

(2) Es una creación nueva, 2 Corintios 5:17.

(3) Ha sido hecho "justo" (correcto) ante Dios, 2 Corintios  5:21.

(4) Ha sido declarado "justo" por su vida de fe en Cristo Jesús, Romanos 5:1.

(5) Ha aceptado el regalo de Dios, la vida eterna, en Cristo Jesús y por esto Dios ha cancelado aquel "pago de pecado" que mereció, Romanos 6:23.

(6) Ya ha sido hecho un "hijo de Dios", 1 Juan 3:2.

(7) Ya es un embajador de Cristo, 2 Corintios 5:20.

(8) Ya es un "extranjero" aquí siendo su hogar final con Jesucristo, Hebreos 11:13.

I. La vida cristiana es una vida eterna, Romanos 6:23b.

1. El "cristianismo" no es una religión, es la vida de Jesucristo vivida en el creyente.  Cuando el creyente entrega su vida totalmente a Jesucristo, Éste vivirá Su vida en él.

2. Dios da el pecador dos opciones:

(1) Rechazar a Jesucristo como Salvador y seguir en la vida de pecado.

(2) Le recibe para obtener el perdón de pecados y la vida eterna.

3. Dios ha prometido al creyente:

(1) Echar sus pecados en lo profundo del mar, Miqueas 7:19.

(2) Alejar de Sí sus transgresiones, Salmo 103:12.

(3) Echar detrás de sus espaldas todos sus pecados, Isaías 38:17.

(4) Deshacer como nube las rebeliones, Isaías 44:22.

(5) No recordar sus pecados, Jeremías 31:34c.

4. Dios ofreció a Su Hijo, el Mesías, a la nación de Israel, pero Le rechazó, Juan 1:11.  Pero, un día en el futuro, aquella nación será salva, Romanos 11:25, 26; Jeremías 31:31, 34.

5. Mientras, Dios abrió una puerta por la que las "naciones" (gentiles) puedan ser salvas y Jesucristo llegara a ser "El Buen Pastor", Juan 10:11, 27-30.

(1) Jesucristo Dio Su vida por las ovejas, Isaías 53:5.

(2) Sus ovejas oyen Su voz, Hebreos 3:7, 8.

(3) Él las conoce.

(4) Las ovejas Le siguen.

(5) Jesucristo las da vida eterna.

(6) Las ovejas no pueden perderse.

(7) El Padre es mayor que todos, Romanos 8:38, 39.

(8) Nadie los puede arrebatar de Su mano.

II. La vida cristiana es una vida de fe,  Véase Romanos 10:17.

1. El creyente es salvo por la fe, Efesios 2:8.

2. La fe nos ayuda a resistir el diablo, 1 Pedro 5:8, 9.

3. Vivimos la vida cristiana por la fe, Romanos 1:17; Gálatas 3:11; Hebreos 10:38.

4. Andamos por la fe, Romanos 4:12.

5. La fe puede mover montes, Mateo 21:21.

6. La fe edifica los creyentes, Judas 20.

7. La fe apaga los dardos de Satanás, Efesios 6:16.

8. La fe da victoria sobre el mundo, 1 Juan 5:4.

9. Hay dos cosas que la Biblia requiere de nuestra fe, Hebreos 11:6:

(1) Debemos creer que Dios es, Salmo 14:1.

(2) Debemos creer que Dios es el Galardonador de los que Le buscan, Apocalipsis 22:12, 13.

10. La fe cristiana:

(1) Guarda nuestra salvación, 1 Pedro 1:5.

(2) Tiene más valor que el oro, 1 Pedro 1:6, 7.

11. Debido a nuestra fe, a veces hay pruebas, pero, véase  Santiago 1:2-4; Job 13:1-18.

12. El texto de Hebreos 11:1 es una definición abstracta y a la vez concreta de la fe y hay dos clases de operación:

(1) "....de lo que se espera.....", es decir, el reino material y físico.  Cuando el creyente tiene una necesidad puede obtenerla por la fe, Filipenses 4:13, 19; 1 Corintios 10:13; Salmo 23:1; 50:15.

(2) "...de lo que no se ve....",  Esto es el reino espiritual, lo que es invisible, Hebreos 11:27.

III. La vida cristiana es una vida de servicio, Colosenses 3:16, 17.

1. Hay cuatro cosas reveladas:

(1) "...la Palabra de Cristo more en abundancia en vosotros....".  Sus Palabras se encuentran en los cuatro Evangelios, Los Hechos, y Apocalipsis y están citadas en otros Libros del N.T.  La Palabra de Jesucristo hace al creyente rico en sabiduría espiritual y conocimiento, Romanos 11:33.

(2) "...enseñándoos y exhortándoos unos a otros...."  Cuando el Espíritu Santo da riquezas de la Palabra al creyente, el creyente debe compartirlas con otros, Mateo 28:19; Juan 3:15, 18.

(3) "...con salmos e himnos y cánticos espirituales....",  Esto habla de la adoración.  Nadie puede servir al Señor sin la adoración.

(4) "...y todo lo que hacéis..."

  A. En palabra, es decir, predicando enseñando, distribuyendo folletos, etc.

  B. De hecho, ayudando a los enfermos, etc.

  C. Haced todo en el Nombre de Jesucristo. Marcos 9:41.

  D. Dando gracias,

2. Cada creyente debe servir, de corazón, al Señor, Romanos 1:1, 1 Corintios 6:19, 20

3. La vida de servicio requiere un compromiso, una obligación, Romanos 12:1.  Véase Mateo 25:21.

IV. La vida cristiana es una vida llena de guerras, 2 Corintios 10:3-5.  Nuestro enemigo común es Satanás.

1. Hay solamente dos familias en este mundo, 1 Juan 3:10.   De Satanás, Juan 8:44; y de Dios, 1 Juan 3:1,2.

2. Cada ser humano es miembro de una familia o de la otra.  No hay "intermedio".

3. Satanás odia a Jesucristo y a cada creyente, 1 Juan 3:8.

4. Pero Jesucristo obtuvo victoria sobre el diablo aquel día en la cruz, Juan 19:30.

5.  Sí, Satanás ya fue derrotado y su fin se ve en Apocalipsis 20:10.

6. Pablo explicó en 2 Corintios 10:4 que el creyente no milita contra la carne sino contra un sistema espiritual de Satanás, Efesios 2:1-3.

7. La única manera en que podemos vencer a Satanás y a sus muchos demonios es revelada en Efesios 6:10-18:

(1) Hay tres partes que requieren nuestra atención:

  A. El escudo de fe, v. 16a.  Véase Génesis 15:1; Salmo 5:12; 2 Samuel 22:2, 3.

  B. La espada del Espíritu, v. 17b.  Cuando Jesucristo fue probado usó aquella "espada", Mateo 4:4-11.

  C. Orando en todo tiempo, v. 18a.  Véase 1 Tesalonicenses 5:17.

V. La vida cristiana es una vida victoriosa, Josué 1:1-9.

1. La victoria cristiana, según la Palabra, es la opuesta de la victoria según este mundo, Hebreos 11:36-39.

2. Dios dio a Josué una promesa condicional de cuatro partes:

(1) Prosperidad material, 1:3.

(2) Victoria en la batalla, 1:5a

(3) Éxito en su vida, 1:8.

(4) Recompensa para la obediencia, 1:5b.

3. Dios ha prometido al creyente lo mismo:

(1) A suplir cada necesidad, Mateo 6:25-34; Fil. 4:19.

(2) Bendiciones sobreabundantes, Malaquías 3:10.

(3) Véase Lucas 6:38.

4. La regla de seguir se encuentra en Mateo 6:19-24.

5. Dios puso a Josué una condición cuádruple:

(1) "...pasa este Jordán...", Josué 1:2b.  Es decir, tenía  que poner su fe en acción.

(2) "...nunca se apartará de tu boca este Libro de la ley..."  Hay que conocer los contenidos de la Biblia.

(3) "...meditarás en (la Palabra)....", 1:8b.  Salmo 119:11.

(4) "...para que guardes y hagas conforme...", 1:8c.  I Samuel 15:22.   (Fin)

 

Como Estudiar La Biblia

TEMA: El retrato del Mesías Dado En Los Evangelios

      El retrato del Mesías que nos dan los profetas presenta un cuadro completo del Mesías y Libertador venidero.  Se describen en detalle sesenta nombres y títulos de Su Persona y obra.  Todos estos nombres y títulos, sin embargo, pueden resumirse bajo cuatro títulos:

I. El de Rey, Isaías 32:1; Jeremías 23:5; Zacarías 9:9.  El Libro de Mateo.

      Este título incluye los detalles del reino: Su naturaleza, extensión, crecimiento, súbditos, gloria, fuerza.  Esto está en pleno acuerdo con el Evangelio de Mateo, cuyo objeto es presentar a Jesucristo como el Rey de Israel, el fundador del reino de los cielos.  Así la genealogía de Jesucristo en Mateo es seguida hasta la línea real de David.  El "reino de los cielos" se menciona dieciséis veces en Mateo.  Esta frase "el reino de los cielos" es peculiar de Mateo y significa el gobierno mesiánico de Jesucristo, el Hijo de David, en este mundo.  Se le llama "el reino de los cielos" porque es el dominio de los cielos sobre la tierra.

      Hay tres aspectos del reino:

(1) El reino está "cerca" desde el principio del ministerio de Juan el Sumergista (Mateo 3:2) hasta el rechazo virtual del Rey y el anuncio de la nueva fraternidad de Sus seguidores, Mateo12:46-50.

(2) El reino aparece en los siete "misterios del reino de los cielos" que han de cumplirse durante la época actual, Mateo 13:1-52. 

(3) El aspecto profético: el reino que se establecerá después del regreso del Rey en Gloria, Mateo 24:29 hasta 25:46.

II. El de Siervo de Yahvé, Isaías 42:1-7; capitulo 53; Ezequiel 34:23.  El Evangelio de Marcos.

      Jesús el Cristo es presentado aquí como el Siervo de Dios, el que hace el servicio y la voluntad de Dios.  Él es la víctima propiciatoria del pecado, el sacrificio, el que guarda la ley, el Profeta, el Sacerdote, el Maestro.  Esto concuerda con el propósito del Evangelio de Marcos, la nota clave el cual es el servicio, y que se caracteriza por las palabras "inmediatamente", "en seguida".  De aquí que no se presta atención a las genealogías, porque no interesa el linaje de un "siervo".  Marcos se hunde inmediatamente en las actividades de la vida de Jesús.

III. El de Hijo del Hombre... humanidad, Isaías 7.14: 9:6; Daniel 7:13.  El Evangelio de Lucas.   

      En estos pasajes, el Mesías es presentado como un Hombre genuino, cuya naturaleza humana es como la nuestra, con la excepción, naturalmente del pecado, que, de paso, no es parte integral de la naturaleza humana tal como fue creada originalmente.  La corrupción no es natural, sino que es innatural.  ¡Con qué hermosura concuerda esto con el propósito del Evangelio de Lucas, en el que Jesús el Cristo se ve de modo preeminente como el Hijo del Hombre, el Hombre ideal!  Así, la genealogía se sigue hasta Adán.  "Palpad, y ved" es la característica de este evangelio.

IV. La de Hijo de Dios...Su deidad, divinidad, Daniel 3:25; Isaías 9:6; 47:4.  El Evangelio de Juan.

      En estas escrituras proféticas el Mesías es presentado como el mismo Yahvé.  Es igual a Dios, uno con Dios, realmente Dios.  No puede haber duda de que el hecho de ser así está en armonía con el Evangelio de Juan.  Tenemos su propia afirmación al efecto: "Pero estas cosas están escritas para que podamos creer que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios"¸ Juan 20:31.

      Estos pensamientos son grandes e instructivos; nos dan un hermoso cuadro de Jesús el Cristo.  Miramos en el álbum de Mateo, en el álbum de Marcos, en el álbum de Lucas, en el álbum de Juan y vemos el retrato de Aquel que ha sido la maravilla y admiración de las edades.  Sin embargo, aun esta cuádruple vista de Cristo está por necesidad incompleta.  No será hasta el momento que apartemos el último sueño de nuestros ojos en el río de la vida que le veremos como Él es realmente; entonces exclamaremos con Isaías: ¡Admirable, Admirable, Admirable!  (Continuará)

 

La Última Palabra:

      Con esta edición Janet Eva y yo hemos completado treinta y cinco años de labor en la publicación de esta revista.  Hemos dado nuestro tiempo gratis para que usted pueda saber la Verdad de la Palabra de Dios.

      La ignorancia de las Escrituras se manifiesta entre casi todos los que están predicando la Biblia.  Predican lo que no entienden.  Son gente ignorante porque no quiere estudiar.  No hay pretexto para esta ignorancia.  Si Dios le llamó a predicar, lo menos que usted puede hacer es prepararse y esto cuesta tiempo y esfuerzo.

      Unos usan el pretexto: "No pudo asistir a una escuela bíblica o seminario".  Aunque ellos pueden ayudarle en muchas maneras, el fin es esto: ¡Usted tiene que estudiar la Biblia!  ¡No revistas de denominaciones!  ¡No libros de denominaciones!

      Esta es la razón que Janet Eva y yo continuamos con esta publicación: con bosquejos que le fuerzan a usted a abrir las Escrituras y estudiar cada texto dado.  Si usted está llevando una hoja de esta publicación al púlpito sin estudiar los contenidos: ¡Qué vergüenza!  Esto indica que usted es perezoso y no es digno a ser llamado "pastor".

      ¿Cómo obtenemos los fondos para enviar esta revista cada mes?  Siendo que esta es una obra ordenada por Dios, Él ha provisto el dinero (el porte postal en el mes pasado fue más que $700 dólares) por creyentes en Cristo aquí en los EE.UU. quienes tienen interés en presentar la Verdad alrededor del mundo que habla español.  Nuestro hermano Enrique Frías Ramos sigue siendo nuestro fiel corrector de pruebas.  ¡Muchas gracias Hermano Enrique!

      Usted puede ver esta publicación y las ediciones pasadas en el Internet: www.hojasdeoro.com    También puede escribirnos a: jan@twinvalley.net   J. Alvino Nelson, editor

Hojas de Oro

Beverly, Kansas 67423 EE. UU.