Trigésimo Tercero Año de Publicación

HOJAS DE ORO

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

 Año XXXIII, Número 1                ENERO                                           2003

 


Hermano en la fe de nuestro Señor y Salvador Jesucristo:  Como usted ha notado, con esta impresión comenzamos el trigésimo tercer año de publicación.

      Por varios años Janet Eva tuvo una escuela bíblica por correo postal cuando vivimos en la República de México. Varios de los estudiantes nos escribieron pidiendo más estudios, especialmente material para usar en la predicación.  Comenzamos enviando unas hojas de material y Dios me dio la idea de publicar una revista especialmente para predicadores y el nombre "Hojas de Oro".  En aquel tiempo usamos papel de color (ahora es demasiado costoso).

      Desde el principio he tratado a enseñar la pura verdad de las Escrituras y desde este fecha no he cambiado.  Hay demasiado predicadores, debido a su ignorancia de las Escrituras, que enseñan puro error y un día tienen que dar cuenta antes del Señor Jesucristo.

      Soy "bautista" pero no de denominación.  Todas de las denominaciones son de hombres o mujeres.  Cuando yo  uso la palabra "bautista" (mejor "sumergiste") pienso de Juan el Sumergidor, de los discípulos, todos sumergidos por Juan, varón enviado de Dios; de Jesucristo, mostrando al mundo el papel de importancia que Dios ha dado a Juan, cuando Él sometió a Juan para ser sumergido.

      La historia nos muestra que desde aquel pequeño grupo de seguidores de Jesucristo hasta hoy en día, han sido personas con convicciones profundas que, siglo tras siglo, han continuado con la pura doctrina que Jesucristo dejó a Sus apóstoles.  No todos usaron la identificación de "bautista" pero ellas enseñaron lo que Juan, Jesucristo y Sus apóstoles enseñaron.  No hay ninguna enseñanza en las Escrituras que una asamblea de creyentes debe tener un nombre inventado por hombre.  ¡Somos la asamblea del Señor!

      Los Católicos Romanos dicen que ellos son la "iglesia" más antigua en el mundo.  ¡Mentira!  Una breve comparación entre sus enseñanzas y las enseñanzas de los Apóstoles muestra que, desde su principio (durante los siglos uno a cuarto....fue una caída poco a poco de la verdad por aquellos "predicadores" que no pudieron aceptar las Escrituras) ellos cambiaron las Escrituras a caber con sus muchas falsedades.

      Estoy orgulloso a decir que todavía, hoy día, alrededor del mundo, hay millones de creyentes que no han doblado sus rodillos a la enseñanza falsa sea de los "romanistas", ni los "protestantes", ni a los "evangélicos". Unos usan, como identificación el nombre "bautista", otros no usan ningún nombre de identificación, pero siguen enseñando la verdad de las escrituras.

      Durante estos treinta dos años, hemos enviados miles de reproducciones de esta revista gratis y vamos a continuar a hacerlo todo el tiempo que mis paisanos me enviaron sus ofrendas de amor para pagar para el papel, la tinta y el porte.  Janet Eva y yo, durante estos muchos años, no hemos recibido ningún centavo para la obra que hacemos.  Pasamos horas cada mes en la preparación y envío de esta revista.  Mis paisanos han gastos miles de dólares para ver que la verdad llega a sus manos.

      Yo gano nuestra vida predicando en la ausencia de pastores, y afinando y arreglando pianos.  El día 27 de enero voy a cumplir 78 años, pero Dios me ha dado buena salud, también a Janet Eva, y estamos dispuesto a continuar enviando estas Hojas de Oro hasta el regreso del Señor Jesucristo o el día cuando no hay fondos a hacerlo, o hasta el día de mi muerte.

      Vivimos en una villa que consta de 14 casas, cerca a la finca donde yo nací.  Nuestra casita es pequeña pero hay espacio para la imprenta y el otro equipo que necesitamos a tener para publicar la revista.  Vivimos una vida sencilla.  Nuestras vidas son dedicadas al Señor.  ¡Él es nuestro Señor!

      Nunca hemos pedido "ofrendas" ni ayuda de nadie.  Siendo que esta obra es de Dios, Él tiene que proveer las necesidades.  El porte solo nos cuesta más que $350 dólares cada mes.

      Muchos de ustedes nos han escrito notas o cartas expresando su agradecimiento para esta revista.  No es posible a contestar cada carta pero cada una nos muestra su amor a nosotros.

      Es mi deseo que cada persona que recibe esta publicación (enviamos casi 2,000 copias cada mes) va a sentir su responsabilidad a testificar a los perdidos.  Hay cientos de ustedes que nunca testifica de Jesucristo, aunque usted dice que Dios le llamó a predicar.  ¡Qué horrible a no tener cuidado de las almas de sus vecinos, quizás su propia familia!  Usted debe llevar folletos siempre para distribuir pero más importante es a hablar directamente a las personas mostrándolos como ser salvo su alma del infierno.  Hermano, un día usted y yo tenemos que dar "informes" a nuestro Salvador como hemos usado nuestro tiempo aquí sobre esta tierra.  Si Dios le salvó, Él la llamó a testificar y cumplir la Gran Comisión.  Sí Dios le llamó a predicar, seguramente con aquel llamamiento Él le llamó a testificar.  No hay algo pero que un "predicador" que no tiene interés en la salvación de sus vecinos, o en su propia familia.

      También es mi deseo que usted va a enseñar la asamblea donde Dios le llamó a cumplir con la Gran Comisión.  Hay cientos de asambleas que no dan ningún centavo a la obra misionera. La culpa es del pastor.  Es su responsabilidad a enseñar su asamblea a comenzar a contribuir cada semana algo para ser enviado para ayudar los misioneros en otros países.  ¡Hágalo, comenzando este domingo!  

      Por eso, vamos adelante con la verdad hasta nuestro Salvador regresa.  Vamos a testificar a cada persona que es posible que ellos van a entender que hay salvación disponible.  En la obra de nuestro Salvador Jesucristo, James Alvino Nelson y Janet Eva

 

Esperanza Eterna

LECTURA: Los Hechos 17:16-33

TEXTO: Efesios 1:17, 18.

INTRO:  La esperanza es lo que nos guarda vivos.  Los que viven sin esperanza no tienen propósito a vivir.  Pero la esperanza de un creyente en Cristo Jesús es muy diferente de la esperanza de un incrédulo.  Nótese bien nuestra lectura.  La esperanza de aquella gente fue en un "dios no conocido" y Pablo les mostró un Dios que cada persona puede conocer personalmente.  La condición de aquella gente religiosa era igual con la descripción que Pablo escribió a la asamblea en Efesios, véase 2:1, 12.

I. ¿Cómo es posible, como creyentes, a tener una esperanza?

1. Somos parte de una familia que tiene un Padre que nos ama y un Hermano mayor Quien abrió aquella puerta a la esperanza, Gálatas 3:26.

II. ¿Cuál es el base para la esperanza del creyente?

1. Hemos sido dada vida espiritual y somos librados del mano de Satanás, Efesios 2:1-17.

2. Hemos sido dada la presencia de Dios el Espíritu Santo que nos asegura que somos hijos de Dios, Romanos 8:14-17, y que nos garantía que nuestra adopción es eterna, Efesios 1:13, 14.

3. Tenemos el poder de Dios que nos capacita a vivir para Él, 2 Corintios 12:9; Efesios 1:15-21.

4. Tenemos la seguridad que nada nos separa del amor de Dios, Romanos 8:35-39.

5. Tenemos la confianza que todos de los eventos de esta vida, sean buenos o malos, tiene un propósito, Romanos 8:28, y que Dios está en control, Romanos 8:29-39.

6. Tenemos la promesa que, si caímos en pecado, que una vez a confesar aquel pecado podemos continuar en una relación intima con Jesucristo, 1 Juan 1:5-10.

7. Tenemos un Padre Celestial que oiga y contesta nuestras peticiones, Hebreos 4:14-16.

8. Tenemos la garantía del Padre de Su ayuda cuando vivimos para Él, Mateo 6:25-32.

9. Tenemos el estímulo que viene de nuestra relación a otros creyentes donde hay "dones"  dados para el uso de otros, Romanos 12:1-8.

10. Tenemos la promesa de una vida abundante, con significación, Juan 10:7-10.

(1) Gozo abundante, Salmo 36:8.

(2) Gracia abundante, 2 Corintios 9:8.

(3) Poder abundante, Efesios 3:20.

(4) Provisiones abundantes, Filipenses 4:19.

(5) Una entrada abundante, 2 Pedro 1:11.

11. Tenemos la Palabra de Dios a guiarnos y proveernos para cada tarea, 2 Timoteo 3:16, 17.

III. ¿Cuál es nuestra esperanza para la eternidad?

1. Anticipamos para una resurrección, Los Hechos 24:15; 1 Corintios 15:50-58.

2. Tenemos una "casa celestial" bien preparada para usar hasta que regresamos con Jesucristo a esta tierra renovada para vida eternamente, Juan 14:1-6.  Véase 2 Corintos 5:1.

3. Estaremos con Jesucristo Sí mismo, 1 Juan 3:2; 2 Corintios 5:6-9.  Véase Apocalipsis capítulos 21, 22.

4. Estaremos como Él, 1 Juan 3:2, con un cuerpo libre de los golpes de pecado, 2 Corintios 5:1-5.

5. Recibiremos una "herencia" más allá de nuestra expectación, Efesios 1:11, 14, 18; Col. 1:12, 1 Pedro 1:3, 4.

6. Cada sacrificio y servicio que hemos hecho para Jesucristo serán recompensados ricamente, 1 Corintios 3:9-15; 9:24-27; Colosenses 3:23, 24.

7. Vamos a experimentar un alivio de todos dolores de este mundo, Apocalipsis 21:4.

Conclusión:  ¿Tiene usted este tipo de esperanza?  (fin)

 

El Temor De Dios: Su Manifestación, Sus Causas, Sus Gozos

I. Donde el temor de Dios aparezca y como se manifiesta.

1. Es el odio de pecado, Proverbios 8:13.  Véase Romanos 12:9; Salmo 97:10; 119:113, 128; 139:21, 22; Proverbios 4:14, 15; 8:13. Eclesiastés 5:7; Romanos 7:15.

2. Se muestra por la salida de maldad, Proverbios 3:7; 16:6.  Véase Proverbios 4:14, 15; 14:16; Job 1:12; 8:28.

3. Se muestra cuando Dios no permite el hombre a hacer lo que él quiso hacer, Nehemías 5:15.

4. Se manifiesta cuando tenemos cuidado a no ofender sea Dios ni hombre, Levítico 19:14.

5. Se muestra cuando el hombre se da sí mismo en la adoración de Dios, con el deseo a estar en Su voluntad,  ej. Zacarías y su esposa Elizabeth.

6. Se manifiesta cuando el hombre no detiene nada de Dios, Génesis 22:12.

II. Las fuentes y las causas del temor de Dios.

1. No viene de la naturaleza ni es de la naturaleza del hombre, Romanos 3:18; Génesis 20:4; Salmo 36:1.

2. Viene de la gracia de Dios, es un don de Dios, Deuteronomio 5:29; Jeremías 32:39, 40.

3. Llega al corazón humano por el acto de regeneración, una obra del Espíritu Santo de Dios, Salmo 111:10; Proverbios 9:10.  Véase Job 28:28; Salmo 51:6.

4. Se obtiene por la lectura de la Palabra y por la oración, Salmo 34:11.  Véase Deuteronomio 4:10; 17:19; Salmo 19:7, 9; 86:11; Proverbios 2:3-5.

5. El temor de Dios es aumentado por el descubrimiento de la gracia y bondad de Dios, Oseas 3:5; Salmo 130:4.

III. La felicidad de aquellos que temen el Señor:

1. Con respecto a las cosas provisionales:

(1) La promesa dada que no falta nada, Salmo 34:9, 10; Isaías 41:17; 43:19, 20.

(2) Véase Proverbios 15:16; 16:8; Salmo 37:16.

(3) Aun riquezas son prometidas a los que temen el Señor, Salmo 112:1, 3; Proverbios 22:4; Isaías 33:6.

(3) Véase la promesa de Salmo 128:1-4.

(5) El temor del Señor produce seguridad, Proverbios 14:26; 19:13; Salmo 34:7.

(6) El temor del Señor aumenta la vida, Proverbios 10:27; Eclesiastés 8:12.

2. Con respecto a las cosas espirituales:

(1) Dios toma placer en la persona que Le teme, Salmo 147:11.

(2) Él que teme el Señor es aceptable, Hechos 10:34, 35.

(3) El corazón de Dios es inclinado a los que Le temen, Salmo 103:13.

(4) Su ojo está sobre ellos, Salmo 33:18; 103:11, 12; Lucas 1:50.

(5) Él provee las necesidades de los que Le temen, Salmo 111:5.

(6) Sus secretos son con los que Le teman, Salmo 25:13; 145:19; Malaquías 2:5.

(7) Son recordados por Él, Malaquías 3:16.

(8) Mire la promesa de Malaquías 4:2; Isaías 50:10.

(9) La promesa de salvación, Salmo 85:9.

Conclusión:  Salmo 31:19.

 

¿Cómo Fueron Llamados?

      Cuando echamos un vistazo sobre el patio religioso nos ponemos bizcos mirando el desorden denominacional.  Los motes puestos sobre las distintas congregaciones evangélicas se llaman legión.  Es innumerable.  Unos se llaman por el nombre de algún líder; otros, por el nombre de alguna doctrina en la que su denominación hace énfasis.  Cada una se llama del nombre de esto, o de aquello o de lo otro.  Esto es desorden por causa de los inmaduros, como nos dice Pablo en 1 Corintios 1:12; 3:1-4.

      ¿Cómo se llamaban a los que formaban, el principio, la asamblea de Jesucristo?  Echemos un breve vistazo al N.T., nuestra Regla de Fe única:

1. "Hermanos", Mateo 12:50; 23:8.  Si miramos una concordancia veremos que cantidad tan grande hay en el N.T.  Y aprenderemos que los seguidores de Jesucristo sabían que eran "hermanos", hermanos de verdad, más unidos entre sí que los hermanos en la carne.

2. "Creyentes", Romanos 4:11; 1 Corintios 7:12; 2 Corintios 6:15; Gálatas 3:9, 22.  Existen más citas en la Biblia que enseñan que los discípulos eran llamados "creyentes" porque entre ellos había unanimidad en la Fe.

3. "Discípulos", Mateo 5:1, 2; Marcos 4:34.  Así eran llamados porque seguían a Jesucristo y aprendían de Él.  Ellos no tenían otro maestro más que el Maestro.

4. "Santos", Hechos 9:13; 26:10; Romanos 15:25; Filipenses 4:22.  Llamados "santos" porque lo eren en Cristo, 1 Corintios 1:30.  Llamados "santos" porque habían sido hechos perfectos para siempre mediante la ofrenda de Jesucristo sobre la cruz.  Llamados "santos" porque, según su significado literal, estaban apartados del mundo para vivir la vida de Dios.  No eran llamados "santos" porque ellos fueran impecables.

5. "Cristianos".  Los que se ponen hinchados como pavos reales cuando dicen ser de este o de aquel mote llenos de orgullo, debían leer en oración las siguientes palabras:  "...y a los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquia..." Hechos 11:26.  No dice la Escritura que ellos se llamaron a sí mismo "cristianos".  "Se les llamó".  ¿Por qué? Porque el Tesoro de sus corazones era Jesús el Cristo.  No era una doctrina, ni un gobierno de asamblea, ni el nombre de ningún líder, ni ningún apodo denominacional.

      La historia de la asamblea narrada en Los Hechos se cerró con los seguidores de Jesucristo llamados "cristianos".  Las asambleas eran Las Asambleas de Jesucristo"  Por trescientos años, la historia siguió llamando a los fieles de Jesucristo "cristianos".  Y, si hemos de ser fundamentales hemos de dejar los motes denominacionales en el recipiente de la basura.  Los verdaderos creyentes, que sienten pasión por Jesucristo, jamás permitirán llamarse por otro nombre cualquiera que no sea el de Cristo.

(Tomado en parte de la revista "Jezreel", cuyo editor es el hermano J. Candeas, Apdo. No. 2, 11300, La Línea, España)

 

Del Libre Albedrío

J. Candeas

      Una doctrina arminiana es la del "libre albedrío". 
El hombre, dicen, está hecho a imagen y semejanza de Dios, y por eso está dotado de "libre albedrío".  El hombre, pues, siguen diciendo, es capaz de oír la llamada de Dios, es capaz de recibir esta llamada abriendo su corazón y el hombre puede, si quiere, decidir su futuro eterno, aceptando libremente, por un acto de su voluntad, salvarse o perderse, hacerse cristiano o rechazar a Jesucristo.  Acerca de esta doctrina antropocéntrica, Martín Lutero dijo: "Si cualquiera atribuye alguna parte de la salvación, aunque sea la más insignificante, al "libre albedrío" del hombre, el tal no sabe nada de la Gracia, y no ha asimilado a Jesucristo como es debido."  Veamos algunas contradicciones de esta doctrina en la Biblia:

      El arminianismo niega la Escritura.  Con esta doctrina que le dice al hombre "Depende de ti", el arminianismo niega la Escritura, porque la Biblia dice que no depende del hombre sino de Dios, Quien produce en nosotros el querer y el poder, Romanos 9:16; Filipenses 2:13.

      El arminianismo niega la Gracia de Dios.  Enseña una salvación por obras; el hombre decide, él hace la obra de aceptar esta salvación.  Pero el Evangelios consiste en lo que hizo Jesucristo y no en lo que hace el hombre.  En la cruz, Jesucristo lo hizo todo, Juan 19:30.  El hombre, pues, no contribuye en su salvación.  La salvación es un "favor inmerecido".  El hombre ni siguiera hace la obra de dejarse salvar, porque todo es de Dios.  En el Camino que conduce al perdón Jesucristo da todos los pasos.   Y esto es así desde antes de la fundación el mundo.  Y con esta salvación en la que el hombre con su libre albedrío no interviene para nada, la gloria es sólo para Él, compliendose la Escritura, 1 Cor. 1:30, 31; Efesios 2:8, 9.

      El arminianismo niega la caída.  No sabe nada acerca de la gravedad de la Caída del hombre en el Edén, porque si algo supiera, por mínimo que fuera, no hablaría del "libre" albedrío del hombre.  Para el arminianismo, cuando el hombre cayó, sólo se rompió la nariz o, a lo sumo, se quebró una pierna, y por eso, dicen ellos que el hombre aún tiene "libre" albedrío y puede decidir voluntariamente su destino eterno.  La Biblia dice otra cosa.

      Dice que el hombre cayó aparatosamente cuando desobedeció al Señor.  Quedó muerto espiritualmente y su naturaleza, ahora, es enemiga de Dios.  No ama a Dios y no quiere tener amistad con Él.  Es enemigo de Dios.  Está muerte espiritualmente y por eso, el hombre no puede ni quiere sujetarse a la voluntad divina.  Para ser salvo tiene que nacer de nuevo, necesita que Dios Mismo le dé Vida, Arrepentimiento y Fe, y que Él Mismo lo traiga a Jesucristo.  Esto es parte del Evangelio de la Gracia Soberana de Dios.  Véase Mateo 8:22; Lucas 15:24; Juan 3:3-7; Efesios 2:1-9; Los Hechos 11:18; Juan 5:40; Lucas 14:15-24; 19:14; 23:21; Juan 6:44, 65.

      El albedrío del hombre está preso en el cepo del pecado y es el pecado el amo de ese albedrío.  El albedrío siempre lleva al hombre a apartarse de Dios, como el "hijo pródigo".  Para hacer una decisión por Cristo Jesús, para levantarse e ir al Padre en demanda de perdón y salvación, hace falta que nazca de nuevo por la obra del Espíritu Santo, véase Juan 8:36. (fin)

 

El Propósito Eterno De Dios

1. Él propuso a salvar unos, 2 Timoteo 1:9.

2. Él propuso a redimir aquellos que Él prepuesto a salvar, 1 Pedro 1:18.

3.  Él propuso a regenerar aquellos que Él prepuesto a redimir, Juan 3:8.

4. Él propuso que aquellos que creen vivirán una vida    

separada, 1 Tesalonicenses 4:3-7; Hebreos 12:14.

5. Él propuso que aquellos que vivirán una vida separada preservarán, Hebreos 10:39.

6. Él propuso que aquellos que preservarán lo hacen porque es Dios que preserva, 1 Pedro 1:5. (fin)

 

La Primera EKKLESÍA, IV

TEMA: Evangelística

      ¿Comenzó la obra del evangelismo el día de Pentecostés?  No, porque aquel día el Señor fue vista por 500 hermanos, 2 Corintios 15:6.  Por eso, pecadores fueron salvos antes aquel día:

1. Tuvieron las Buenas Noticias predicada a ellos, Mateo 11:5.

2. Confiaron en Jesucristo como su Salvador, Lucas 2:11.

3. Crearon que Él fue el Cordero de Dios, Juan 1:29.

      No olviden que esta "salvación" fue planeada "...antes de la fundación  del mundo..." Efesios 1:4.  Véase Mateo 9:2, 5 (antes del día de Pentecostés).

      Una vista de la obra del evangelismo en la primera asamblea, como notado en los Evangelios, nos da una idea de la obra terrenal de Jesucristo y Sus Apóstoles antes del día de Pentecostés.  Véase Mateo 4:17 donde Jesús usó la palabra "arrepentios", la misma palabra que Pedro usó en Los Hechos 2:38.  Véase también Los Hechos 17:30; 26:20; Romanos 2:4, etc.

      La obra del evangelismo comenzó con el ministerio de Juan el Sumergiste.  Él no comenzó la asamblea, ni enseñó doctrina pero practicó la misma forma del evangelismo que fue usado más tarde por los predicadores, evangelistas y misioneros....la confesión de sus pecados seguido por la inmersión.  Juan fue el primero evangelista en el N.T.

      Lea las palabras del Señor en Mateo 10:7.  Él prometió un juicio tremendo sobre ellos que rechazaron aquel mensaje, Mateo 10:15. 

      Una confesión abierta de Jesucristo dio seguridad de salvación, Mateo 10:32.  Véase 10:40.

      La invitación de hoy debe ser igual como aquella invitación, Mateo 11:28-30.

      Pero, hay que recordar lo que dice Mateo 13:3-25 que muestra que no todo el mundo ha de ser salvo.

      Las palabras que el Señor usó en Mateo 18:3 dan énfasis en la necesidad de conversión, regeneración.

      Necesitamos hoy a entender las palabras del Señor en Lucas 24:45-47.  Aquel evangelización comenzó en los Evangelios y continuará hasta el regreso de Jesucristo.

      La obra del evangelismo puede ser descrita así:

      "Sumergido", Juan 3:22, 23, 26.  Siendo que nadie fue sumergido sin siendo regenerado y confesión abierta, Mateo 3:6-9, pues, todos de los hechos de conversión en los Evangelios primero fueron salvos.

      "A todo el mundo", Juan 4:4.  Jesús fue a los "no-judíos", véase Juan 4:42.

      Obsérvese los textos "evangelisticos" en el Evangelio de Juan:  1:12; 3:3, 7, 15; 4:10; 5:6; 6:35, 68; 7:37; 8:12.

      El Libro de Juan se declara a ser "evangelistico", 20:31.

      La Gran Comisión, como encontrada en Los Hechos 1:8, es una continuación de la obra que Jesucristo comenzó, Los Hechos 1:1, 2.

      La continuidad del Evangelio, desde Juan el Sumergiste al último predicador del N.T. se indicada por Pedro en Los Hechos 10:37 y por Pablo en Los hechos 13:24.

Conclusión.  El mensaje de las Buenas Noticias usado por los Apóstoles todavía es suficiente para nosotros hoy día.  El problema es nadie toma el tiempo a evangelizar...pasan demasiado tiempo al escritorio o la computadora.  ¡Qué vergüenza!  (continuará)

 

La Casa de Dios: Una Institución Perpetua, II.

TEMA: El Templo

      Así como Dios habló a Moisés, Él de igual manera habló a Salomón para que Le construyera una casa.  Y Salomón obedeció, 1 Reyes 7:51.

      Una "nueva casa" fue construida.  Ellos trajeron dentro y pusieron el arca del pacto de nuevo en la casa.  Cuando este templo que Salomón había edificado en toda su hermosura y toda su gloria estaba complemente terminado y todas las cosas estaban totalmente en su lugar, allí estaba....solamente una casa.

      ¿Estaba Dios en esta casa?  ¿Estaba Su Nombre allí?  ¿Había evidencia para la gente de que Dios había aceptado este lugar para Su Nombre?  Todo lo que tenían era la palabra de Salomón.  Pero cuando la casa fue terminada, de nuevo Dios autenticó y validó ante toda la gente la casa que Él había dicho a Salomón que construyera, 1 Reyes 8:10-13.

      La vieja tienda portátil quedaba ahora obsoleta, pero la "casa de Dios" continuaba como recuerdo del Nombre de Dios a "....todas las generaciones....", 1 Reyes 8:20.

      Había una forma nueva, una apariencia nueva para la misma institución....la casa de Dios.  Había un formato para la casa de Dios sirviendo a un mejor propósito, un propósito más permanente, un testimonio más estable.  Y una vez que la casa estaba terminada Dios vino y llenó la casa con Su gloria atestiguando el hecho que Él la había aceptado; confirmando que Él había entrado y que este era ahora el lugar oficial donde Su Nombre moraría.  Ya no más en el tabernáculo....no más sobre la tierra de los Filisteos....no en Egipto....sino que milagrosa y visiblemente autenticó este lugar....el templo...como el lugar donde Su Nombre moraría. Véase 1 Reyes 8:29.

      Así que el Nombre del Señor estaba allí; y cualquier cosa que hacían, lo hacían con respeto al lugar donde el Señor había puesto Su Nombre.  Si oraban, oraban hacía el templo donde Dios había dicho que Él pondría Su Nombre.  Si ofrecían sacrificio, lo ofrecían en el templo.  En su adoración, iban al templo.  Su diezmo iba al templo.  Esta era la institución de Dios....el templo, el pueblo, y la verdad de la Palabra de Dios.  En esta institución estaba el Nombre de Dios ante el resto del mundo, era el agente de Dios en el mundo, véase Salmo 40:1-5.

      Así como el templo reemplazó al tabernáculo, a su debido tiempo el templo quedó obsoleto, porque ya había servido a su propósito.  Todas las cosas en el templo eran proféticas en naturaleza:  el candelero de oro, el altar de bronce, el arca del pacto donde los sacerdotes rociaban sangre.  Todas estas cosas hablan de la venida del Mesías...la venida del Redentor y Su obra...en tipos y figuras.

      Así que cuando Jesucristo vino y cumplió los tipos del templo, el testimonio del Nombre de Dios en el templo quedó finiquitado.  El templo ya no era más la mejor forma de institución para llevar el Nombre del Señor.  Por esto, el día en que Jesucristo fue crucificado en la cruz, el velo del templo se rasgo en dos, y el camino al Santo de los Santos fue abierto y completado.  El típico sistema de testimonio una vez cumplido y obsoleto, Dios establecería otro testimonio, otra casa, un lugar más adecuado donde morar. (Continuará)

 

El Avivamiento de la Risa a la Luz de la Biblia, por Jorge Erdely

TEXTO: 1 Tesalonicenses 5:2

INTRO:  El "avivamiento de la riza", "risa santa", "borrachera espiritual" o "bendición de Toronto" es un movimiento espiritual que se ha extendido en los últimos años en muchas asambleas y denominaciones.  Entre sus manifestaciones más controversiales incluye el provocar a los participantes trances de risas y carcajadas que duran desde varió minutos hasta horas, rugidos e imitaciones de distintos tipos de animales y que se comporten como si estuvieron bajo los efectos de una borrachera.  Dichas experiencias pueden ocurrir espontáneamente durante el culto, al final del mismo, y especialmente cuando algún líder involucrado en este fenómeno impone las manos u ordena que suceda.

      Mucho se ha argumentado a favor y en contra de esas novedades y extrañas manifestaciones desde el punto de vista médico, psicológico e histórico y de la experiencia personal.  Como creyentes en Cristo Jesús, y con el respeto que nos merecen los diferentes campos de estudios especializados, nuestra máxima autoridad en todo asunto, tanto práctico como espiritual, sigue siendo La Biblia, 2 Pedro 1:3.  Veamos qué nos dicen las Escrituras acerca del tema:

1. El cristianismo está basado en las enseñanzas y ejemplos de Jesucristo y Él jamás habló acerca de un fenómeno parecido al "Avivamiento de la Risa".  Tampoco produjo ese tipo de experiencias en Sus reuniones, ni mandó a Sus apóstoles a hacerlas.

2. No hay un sólo pasaje en más de 31,000 versículos que tiene la Biblia en donde una persona caída al suelo riéndose a carcajadas o rugiendo como animal, como evidencia de haber recibido el Espíritu Santo.

3. Los promotores del "Avivamiento de la risa" dice que cada vez que la Biblia habla de gozo se refiere al fenómeno de la "Risa Santa".  Sin embargo, la palabra griega para referirse al gozo, es chara, significa: satisfecho, contento; no caer al piso en carcajadas ni gruñir como jabilí.  La palabra katagelao, es la palabra griega para "carcajadas", y nunca se traduce como "gozo".

4. El Apóstol Pablo cuando escribió la Epístola a los Filipenses, expresó en nuevo ocasiones que se encontraba en estado de gozo.  Si gozo hubiera sido reírse sin control, le hubiera sido imposible escribir, dictar u ordenar sus pensamientos para redactar la Epístola. 
Esto significa que "gozo" es compatible con "domino propio".

5. Los promotores del "Avivamiento de la Risa" atribuyen las manifestaciones al Espíritu Santo.  Sin embargo, al analizar las funciones del Espíritu Santo en los capítulos 14 y 17 de Juan, así como los dones espirituales descritos en 1 Corintios 12 y 14, en ninguna para encontramos los dones de gruñir como cerdo, ladrar, actuar como si se estuviera drogando o caer al piso en ataques histérico de carcajadas.

6. Al igual que los gurus de la Nueva Era y algunos líderes sectarios, los propagadores de la "Risa Santa" suelen pedir que la gente deje de usar su razón para poder entrar en la "experiencia" que les proponen.  En el cristianismo, por el contrario, el servicio y adoración al Dios verdadero incluye el buen uso de la razón, véase Mateo 22:37 "...amarás....con toda tu mente...."; Romanos 12:1.

7. En cuanto a los sonidos de animales que emiten algunas personas en los servicios donde se promueve al "avivamiento de la risa" podemos decir que Dios creó al hombre con sus sentidos de dignidad y valor, al haberlo hecho a Su imagen y semejanza, Génesis 1:27, superior a los animales y con capacidad de dominio sobre ellos.  Serían imposible imaginarnos que Dios degrade al hombre ahora, estimulándolo a actuar como las bestias.  La Biblia sí registra el caso de un hombre que se comportó como un animal en cierto período de su vida, véase Daniel 4.  La Biblia es clara: esto sucedió como resultado del juicio de Dios y no de su favor.  La Biblia nos invita a ser imitadores de Dios, Efesios 5:1, no de las bestias.

8. Los promotores del tal "avivamiento" usan pasajes como Hechos 2 y Efesios 5:18 para validar sus enseñanzas.  Hechos 2 no dice que los discípulos actuaron como ebrios.  Solo un sector de los asistentes los acusó burlonamente de estar ebrios.  Los acusadores no les entendieron por que solo hablaban arameo.  Obsérvese que aquí la única manifestación del Espíritu Santo son las idiomas, no la risa, las caías al suelo o los aullidos.

9. Analizando los 2220 pasajes de la Biblia que describe los efectos que produce el Espíritu Santo en contracto con seres humanos no encontramos ni una sola que respalde ninguna de tales experiencias de la llamada "Bendición de Toronto".  Por eso tenemos que decir que las experiencias de tal movimiento son opuestas totalmente a los principios establecidos en la Biblia.  Esto es prueba conclusa de que la experiencia no proviene del Espíritu Santo, pues Dios no es Dios de confusión, ni se contradice. (fin)

 

La Doctrina Del Pecado

      Hay dos grandes condiciones o principios morales que reciben énfasis en las Escrituras: la santidad y el pecado.

I. El Significado del pecado:

1. Aspectos negativos:

(1) No fue un hecho o acontecimiento fortuito o casual, Romanos 5:12.

(2) No es una mera debilidad de la criatura, Jeremías 17:9.

(3) No es una mera ausencia de lo bueno, Romanos 7:14.

(4) No es el bien que no ha crecido, 1 Juan 3:4.

2. Sus aspectos positivos:

(1) Fracaso en cumplir con la propia obligación hacia Dios:

  A. Destituidos de la gloria de Dios, Romanos 3:23.

  B. Omisión del deber, Santiago 4:17.

  C. Apartarse, Jeremías 14:7.

(2) Actitud equivocada hacia la persona de Dios:

  A. El pensamiento del necio, Proverbios 24:9.

  B. Práctica del orgullo y la arrogancia, Proverbios 21:4.

  C. Murmuraciones contra Dios, Números 21:7.

  C. Blasfemia contra el Espíritu Santo, Marcos 3:29.

3. Acción equivocada en relación con la voluntad de Dios:

(1) Indulgencia dudosa, Romanos 14:23.

(2) Rebelión y obstinación, 1 Samuel 15:23.

(3) Desobediencia, Jeremías 3:25.

(4) Infracción de la ley, 1 Juan 3:4.

4. Acción equivocada en relación con los hombres:

(1) Favoritismo, Santiago 2:9.

(2) Toda injusticia, 1 Juan 5:17.

(3) Despreciar al prójimo, Proverbios 14:21.

5. Actitud equivocada hacia Jesucristo:

(1) Incredulidad, Juan 16:8, 9.

6. Tendencia equivocada de la naturaleza, Rom. 7:15-17.

II. La realidad del pecado:

1. Una realidad de la revelación, Romanos 3:23.

2. Una realidad que se puede observar.  El pecado se manifiesta en todas partes para aquellos que tienen ojos para ver.

3. Una realidad de la experiencia humana, Isaías 6:5.

III. El alcance del pecado:

1. Hasta los cielos, Efesios 6:11, 12.  El pecado y caída de Satanás han afectado los cielos, infestando los espacios celestiales con seres caídos.

2. La tierra:

(1) El reino vegetal, Génesis 3:17, 18.

(2) El reino animal, Génesis 9:1-3.

(3) La raza de la humanidad, Eclesiastés 7:20.

  A. Todos han pecado, Romanos 3:10.

  B. Todos son culpables ante Dios, Rom. 3:19.

  C. Hijos de ira, Efesios 2:3.

  D. Apartados de Dios, Efesios 4:18.

  E.  Naturaleza corrupta y engañosa, Jer. 17:9.

  F. Esclavizados por el pecado y muerto en los pecados,  

       Romanos 6:17.

  G. Antagónicos para con Dios e identificados son Su       

       adversario, Romanos 8:7, 8.

  H. Cuerpos debilitados y muerte sentenciada, 2 Corin-

       tios 4:7.

  I.  Degradados en carácter y conducta, Tito 3:3. (Fundamentos de Teología Bíblica, Bancroft, Publicaciones Portavoz Evangélico)

 

La Consagración del Discípulo

INTRO: Hablando de la palabra "consagración" hay tres palabras usadas en el A.T.

1. "KADESH", 2 Crónicas 31:6 "puerto aparte", véase Génesis 2:3; Números 3:13; Éxodo 29:21; Josué 20:7; 2 Samuel 8:11.

2. "MAHLAH" , Éxodo 29:9 "llenar", Salmo 33:5; 104:24; 119:64.

3. "NAZAR" la consagración de una persona, como en Número 6.

      Tomando estas tres palabras obtenemos la significación de "consagrado": separación, dedicación, apropiación. 

I. Separación a Dios, Isaías 59:2.

1. La separación del creyente a Dios incluye tres cosas:

(1) Reconciliación, 1 Pedro 3:18.

(2) Redención, a ser comprado la segunda vez para dar libertad, Apocalipsis 5:9.

(3) Ocupación, sirviendo a Dios, Romanos 1:1.

II. Dedicación al Señor.

1. Como David dedicó al Señor lo que poseyó, 2 Samuel 8:11, así debe el creyente hacer.

2. Dedicación debe ser definida, véase el voto de Números 6:3-8.

3. Como el nazareo no uso vino así debe el creyente vivir...dejando los vicios del mundo, 2 Corintios 6:17.

4. El nazareo tuvo que dejar su pelo crecer para mostrar que él estaba abajo la sujeción de Dios.  Así nosotros debe estar abajo la sujeción de Dios:

(1) Mortificación del viejo hombre, Colosenses 3:5; Romanos 8:12, 13.

(2) Expulsión de todos hábitos malos, Col. 3:9; Gál. 5:24.

(3) Negación de si mismo, Lucas 9:23, 24.

(4) Entronización de Jesucristo en el corazón, Efesios 3:17; 1 Pedro 3:15.

(5) Satisfacción en Jesucristo sólo, Mateo 11:29; Salmo 73:25.

(6) Gozo en haciendo la voluntad de Dios, 1 Tes. 5:18; Salmo 40:8.

(7) Deseo a obtener la gloria de Dios, 1 Corintios 10:31.

5. Otra consideración importante: consagración, para obtener resultados, tiene que ser continua. 

6. Consagración tiene que ser entera, véase Los Hechos 5:3.

III. Apropiación de Jesucristo, Filipenses 3:8-12

1. "...para ganar a Cristo...".  Esto no habla de salvación sino de esclavitud, Los Hechos 27:23.

2. "...a fin de conocerle...".  Pablo conoció Jesucristo, véase 2 Timoteo 1:12.  En esto texto Pablo tuvo el deseo a conocerle en un sentido práctico, véase Salmo 9:10.

(1) Dios habló a la nación de Israel: Isaías 1:3.

  A. A conocer a Jesucristo como Salvador es a ser salvado por Él.

  B. A conocer a Jesucristo como el Rey Soberano es ser dominado por Él.

  C. A conocer a Jesucristo como el Santificador es a dejarle manifestar Su vida en nosotros.

  D. A conocer a Jesucristo como Satisfacción es a encontrar deleite en Él.

  E. A conocer a Jesucristo como Él UNO quien murió para nosotros es a morir a pecado con Él.

  F.  A conocer a Jesucristo en el poder de Su resurrección hay que vivir una vida separada.

  G. A conocer a Jesucristo como el que cargó la cruz, es a tomar nuestra cruz cada día y seguidle

3.  Aprehender a Cristo, Efesios 3:18, 19.  Véase 1:19 a 2:1. (fin)

 

LECCIÓN 14: MI TRABAJO Y MI PATRÓN

“¿Cuál debe ser mi actitud hacia mi trabajo y mi patrón?”

Ya que la Biblia es la autoridad final en todo con lo que te encontrarás en la vida, no debe sorprenderte que tenga mucho qué decir sobre cómo te debes conducir en tu trabajo. Pasamos como una cuarta parte de nuestra vida adulta en el trabajo, y es esencial en tu crecimiento saber cómo quiere Cristo que te conduzcas en esta área de responsabilidad. Si quieres ser un siervo efectivo de Dios, lo deberás hacer con toda tu vida, y no solamente con la tres cuartas partes.

      Esta lección se ha diseñado para ayudarte a ser el tipo de empleado (o patrón) que Dios quiere que seas.

I. TODOS LOS CRISTIANOS SON LLAMADOS AL“SERVICIO CRISTIANO DE TIEMPO COMPLETO”

A.  EFESIOS 4:1 DICE QUE TU VOCACIÓN ES SERVIR A CRISTO. Vrs. 11 y 12.

B.   LA BIBLIA ES MUY CLARA CUANDO DICE QUE TODO CRISTIANO FORMA PARTE INTEGRAL DEL CUERPO DE CRISTO Y QUE LA CONTRIBUCIÓN DE CADA UNO ES IMPORTANTE.

      Dios espera que cada cristiano se involucre en la obra del Señor.      1 Corintios 12:12-27; Efesios 4:11-16

C.   TU SERVICIO A DIOS DEBE DARSE TODO EL TIEMPO, Y NO SOLAMENTE CUANDO VAS A LA ASAMBLEA. 1 Pedro 3:15; 2 Timoteo 4:2.

II.   EL PROPÓSITO PRINCIPAL DE TU TRABAJO ES APOYAR TU MINISTERIO.

A.  POR SUPUESTO, TU PRIMER MINISTERIO ES A TU FAMILIA.       1 Timoteo 5:8; 3:5

B.   TU SEGUNDO MINISTERIO ES A TU FAMILIA ESPIRITUAL, LA IGLESIA.      Gálatas 6:10

C.   TU TERCER MINISTERIO ES ALCANZAR A LOS PERDIDOS.     2 Corintios 5:20

D.  COMO VIMOS EN UNA DE LAS LECCIONES PREVIAS, TUS RECURSOS DEBEN SER RENDIDOS AL SERVICIO DE DIOS.

      Esos recursos han de ser usados para la gloria de Dios en las tres áreas mencionadas     

III. ¿CUAL DEBE SER MI ACTITUD HACIA MI TRABAJO? Debes ver tu trabajo como una oportunidad de ministrar, y no solamente como un simple empleo.

A.  PARA LA MAYORÍA DE LOS CRISTIANOS SUS COMPAÑEROS DE TRABAJO SON LOS INCONVERSOS A LOS QUE ESTÁN MAS EXPUESTOS.

B.   TU VIDA PUEDE SER EL ÚNICO TESTIMONIO VERDADERO DE CRISTO QUE ELLOS TENDRÁN.

1.   Tú eres una luz       que representa a Cristo.      Mateo 5:14-16

2.   Tu vida debe ser un reflejo de la Biblia. 2 Cor. 3:2

C.   TENDRÁS UNA MAYOR INFLUENCIA SOBRE AQUELLOS CON LOS QUE PASAS LA MAYOR PARTE DEL TIEMPO.

      Aunque los que son del todo extraños representan una oportunidad para testificarles, aquellos que ven un testimonio consistente de la vida del cristiano son más fáciles de ganar.

IV. ¿QUE ACTITUDES DEBO TENER HACIA MIS SUPERIORES EN LA EMPRESA PARA LA QUE TRABAJO?

A.  DEBES SERVIR COMO SI CRISTO FUERA TU PATRÓN.        Efesios 6:5-8; Colonenses 3:22-24.

B.   RESPETA LA AUTORIDAD QUE LES CONFIERE SU POSICIÓN.       Obviamente, ningún patrón estará siempre en lo correcto, y puedes no estar de acuerdo con ellos; no obstante, te debes someter a su autoridad, y usarlo como oportunidad para darles testimonio del Señor Jesucristo. Tito 2:9-10

C.   RESPETA LA PROPIEDAD DE LA EMPRESA,  NO TE PERTENECE.       Levítico 19:11

D.  MANTÉN PRODUCTIVO EL TIEMPO DE LA COMPAÑÍA; HORA PAGADA, HORA TRABAJAD, Romanos 14:16

E.   DEBES HACER TODO LO QUE PUEDAS PARA AYUDAR AL ÉXITO DE TU COMPAÑÍA, Y DEBES HACER QUEDAR BIEN A TU PATRÓN. Romano 12:11; 1 Corintios 10:24; Proverbios 10:4, 18:9, 21:25, 22:29

      José es el mejor ejemplo de esto en la Biblia en Génesis 39-50

F.   OCÚPATE EN TUS PROPIOS ASUNTOS, Y NO PERMITAS QUE TE AFECTE LA HOLGAZANERÍA DE OTROS.     1 Tesalonicenses 4:11; 2 Tesalonicenses 3:10-13

V.   LA BIBLIA TAMBIÉN LES MUESTRA A LOS SUPERIORES COMO CONDUCIRSE CON LOS QUE ESTÁN BAJO SU MANDO.

A.  ¿TRATO JUSTAMENTE Y POR IGUAL A MIS SUBORDINADOS?

      ¿Les pongo estándares que me rehusó a observar yo mismo?     Colonenses 4:1; Efesios 6:9

B.   ¿ME CONSUMEN MIS PROPIOS INTERESES SIN CONSIDERAR LAS NECESIDADES DE LOS QUE ME RODEAN?  Filipenses 2:2-3

C.   ¿ESTOY TRATANDO SER UN LÍDER SOBRE DEMASIADAS COSAS?

      Recuerda considerar los siguientes puntos cuando se presente una oportunidad de ascenso o transferencia:

1.   Un gran principio Bíblico es “el que es fiel en lo poco, también lo es en lo más”. (Lucas 6:10) Asegúrate  que puedes con lo que ahora tienes.

2.   Percátate de que entre mayor responsabilidad tengas, mayor será el potencial de problemas que surjan. Santiago 3:1; Eclesiastés 8:9

3.   Percátate de que entre más responsabilidades tengas, más tiempo y energía te requerirá. 2 Timoteo 2:4

D.  AUN EN UN PUESTO DE LIDERATO, DEBES SIEMPRE MANTENER LA ACTITUD DE SERVIR, Marcos 10:42-45

VI.    PREGUNTAS BÁSICAS.

A.  ¿QUÉ SI MI TRABAJO INTERFIERE CON MI VIDA ESPIRITUAL?

1.   Siempre habrá conflictos de prioridades entre las actividades de la asamblea y tu horario de trabajo. No puedes dejar tu trabajo o ausentarte de él por conflictos menores. Recuerda que tu trabajo es una oportunidad de ministrar. Sin embargo, no debes usar tu trabajo como excusa para descuidar tus responsabilidades con tu iglesia. DEBES mantener un equilibrio en esta área.

2.   Cuando las responsabilidades de tu trabajo sean contrarias a los principios bíblicos, entonces debe ponerse un límite:

  a) Rehúsa mentir o robar por tu patrón o violar mandamientos expresos de Dios.

  b) Protégete contra las tentaciones en tu trabajo.

  c) No te dejes influenciar por las actividades pecaminosas que te rodean.

B.   ¿CÓMO MANEJAR “LA PERSECUCIÓN” EN EL TRABAJO?

1.   La mayor parte de “la persecución” en nuestra cultura es el resultado de la misma ignorancia del cristiano o falta de entrega personal al Señor. Si te sientes perseguido, es por una de dos razones: estas manteniendo un testimonio cristiano correcto, o tu comportamiento es impropio.    1 Pedro 3:16-17

2.   Espera cierta adversidad de parte del mundo si realmente estás sirviendo a Cristo. 2 Timoteo 3:12

3.   Aprende a encomendar esa adversidad al Señor. 1 Pedro 2:18-23

C.   ¿QUE DEBO TOMAR EN CONSIDERACIÓN AL BUSCAR TRABAJO?

1.   ¿Has llevado la cuestión a Dios en oración? Santiago 1:5; Filipenses 4:6, 7

2.   ¿Destruirá tu nueva responsabilidad lo que Dios está edificando en tu vida? Esta es una cuestión compleja. No temas buscar un consejo en esta área de un hermano en Cristo a quien respetes. Proverbios 11:14; 15:22; 19:21

3.   Si te piden mudarte a otra ciudad, ¿hay allá otra asamblea que pueda seguir satisfaciendo tus necesidades? ¡Este es un punto crucial!

4.   Al buscar oportunidades de trabajo, ¿Estas huyendo de algo que debas afrontar y tratar de corregir? (fin de estos estudios enviados por Alfonso Alvizú Cantera)

 

Los Juicios

INTRO:  En las Escrituras somos instruidos que debemos "...traza bien la Palabra de verdad...", 2 Timoteo 2:15.  Esto es esencial cuando uno está estudiando los juicios.  ¡Ten cuidado que no trata a hacer todos de los juicios a conformarse con la falsa doctrina de un "juicio general"!

      Las Escrituras revelan cinco juicios distintos que difieren en tiempo, en lugar, y en propósito, sin embargo todos tienen algo en común: que Jesucristo será el Juez, Juan 5:22.

      Todo el mundo, desde Adán hasta el último nacido, estará antes del Señor Jesucristo un día para ser juzgados en una forma u otra.

      En el primer juicio encontramos que los pecados de los creyentes ya han sido juzgados por Jesucristo en la cruz.

      En el segundo juicio vemos que cada creyente tiene que juzgar a sí mismo, o será juzgado por el Señor y disciplinado.

      En el tercer juicio todos de los creyentes tienen que comparecer ante del "Tribunal de Cristo" donde todas de sus obras hechas durante su vida cristiana serán juzgadas.

      En el cuarto juicio todas de las naciones (gentiles) serán juzgadas sobre la manera que trataron con los judíos durante los siete años de la Gran Tribulación que ha de venir en el futuro.

      En el quinto juicio los incrédulos serán juzgados antes del Gran Trono Blanco para recibir su grado de castigo en el Lago de Fuego, o sea, el "infierno final".

I. El juicio de los pecados de los creyentes en Cristo Jesús, Juan 5:24.

1. El Señor dijo que el creyente "...no viene a condenación...".  Por eso, los pecados de los ya creyentes fueron juzgados en Él en la cruz y cada creyentes "...ha pasado de muerte a vida...".  Esto se llama la salvación presente siendo que Jesucristo pagó la pena debido a cada creyente.  Él tomó nuestro castigo.  Por eso ningún creyente vendrá a un juicio para los pecados cometidos porque:

(1) El Señor ya pagó aquella pena, y la multa y sobre Su muerte, en lugar de otro, cada creyente ahora está separado del castigo de sus pecados una vez y para siempre, Salmo 103:12.

(2) Por Su obra en la cruz, todos de los pecados de cada creyente han sido borrados y Dios le prometió "...y no me acordaré de tus pecados...", Isaías 43:25.

(3) El Señor sufrió para los pecados de los creyentes "...el Justo por los injustos...", 1 Pedro 3:18.  Por eso el creyente es salvado y nunca vendrá a condenación.

(4) El creyente nunca será condenado con los incrédulos porque Jesucristo fue condenado en su lugar "...por nosotros Dios le (a Jesús) hizo pecado, para que nosotros fuéramos hechos justicia de Dios en Él..." 2 Corintios 5:21.  Jesucristo llegó a ser una maldición para nosotros y nos redimió de la maldición de la Ley, Gálatas 3:13.  En Hebreos 9:26 leemos "...Él (Jesús) se ha presentado una vez para siempre... para quitar el pecado..."   Ningún creyente vendrá a ser juzgado para sus pecado porque él ha sido purificado de todos de sus pecados, Hebreos 1:3.

II. El juicio del creyente de sí mismo, 1 Cor. 11:27-32.

1. Este juicio es más que juzgando las cosas en la vida.  Cuando el creyente juzga a sí mismo, lo bueno y lo malo vienen a la luz y uno va a confesar lo malo (1 Juan 1:9) y abandonar el pecado en su vida, Isaías 55:7.  Sin embargo, no es suficiente solo a juzgar los pecados en tu vida, hay que juzgar a sí mismo.  Pero ¿cómo?

(1) Para juzgar a sí mismo hay que practicar la abnegación (sacrificio de algo en beneficio de una persona, o en servicio a Dios.  Desinterés, generosidad).  Cuando el creyente ve a sí mismo como Dios le ve, va a renunciar los pecados de sí mismo.  Esto es a reemplazar la vida de "sí" con la vida de Jesucristo, Colosenses 3:4.  La vida de cada creyente debe ser centrada en el Señor Jesucristo.

(2) Para juzgar a sí mismo hay que negar a sí mismo muchas cosas de este mundo.  Pero esto es más que la abnegación.  La práctica de la abnegación es un trato de la síntoma y no la causa.  Pero, cuando el creyente niega a sí mismo, es atacando la causa porque en la carne "....no mora el bien...", Romanos 7:18.  Negar a sí mismo es a tomar la "cruz" (la responsabilidad de la vida cristiana) y sigue a Jesucristo, Marcos 8:34-38.

(3) Para juzgar a sí mismo es a perder la vida de "sí" y encontrar la vida de Jesucristo, Gálatas 2:20.

(4) Para juzgar a sí mismo el creyente ahora no es pensando de sí mismo, sino en Jesucristo, Mateo 28:20 "...que guarden todas las cosas que os he mandado..."

(5) Para juzgar a sí mismo, uno tiene que dejar el dominio de sí mismo y permitir que Jesucristo tomo todo el control, Hechos 9:6.

(6) Para juzgar a sí mismo, uno tiene que dejar el "amor propio" y estima a todo el mundo mejor que sí mismo, Filipenses 2:3.

III. El juicio de las obras del creyente hechas durante su vida cristiana, 2 Corintios 5:10.

1. Las "obras" (las actividades hechas desde el día de recibir a Jesucristo como Salvador hasta la entrada en la presencia del Señor) serán juzgadas antes del Tribunal de Cristo, Romanos 14:10-13; 1 Corintios 4:1-5; 2 Timoteo 4:1.

2. Nótese bien que solamente los redimidos estarán (porque es futuro) en aquel juicio y solamente sus obras, no sus pecados, serán juzgadas, Romanos 8:1.

(1) Aquel juicio sucederá en el Tercer Cielo después del arrebatamiento de los creyentes, 1 Tesalonicenses 4:14-18.  Mil años pasarán entre aquel evento y la Segunda Resurrección de los incrédulos, Apo. 20:4, 5, o sea será un tiempo de mil años entre el Tribunal de Cristo y el juicio del Gran Trono Blanco donde todos de los incrédulos aparecerán, Apo. 20:11-18.

(2) En el Tribunal de Cristo cada creyente dará cuenta de sus actividades hechas durante su vida cristiana.  Por eso debemos juzgar a sí mismos y no los demás, Romanos 14:10-13.

(3) De veras, un día tu y yo en Cristo Jesús tenemos que venir cara a cara con nuestro Salvador y dar cuenta de nuestra vida como creyentes.  Unos tendrán vergüenza, 1 Juan 2:28.  Otros sufrirán "pérdidas", no de salvación, sino de recompensas, 1 Corintios 3:11.15.  Por eso, cualquier cosa que hacemos, debemos hacerlo a la gloria de Dios, Colosenses 3:17.

IV. El juicio de las naciones (gentiles), Mateo 25:31-46.  Esto no es el juicio del Gran Trono Blanco de Apo. 20:11-15.  Una breve comparación ha de establecer la diferencias:

1. El "juicio de las naciones" sucederá "...cuando el Hijo del Hombre venga en Su gloria...", Mateo 25:31a y esto será después de los siete años de la Gran Tribulación y en el principio del reino de Jesucristo sobre esta tierra por mil años.

2. En aquel juicio el Señor ha de juzgar a las "naciones" o sea los habitantes (como individuales) de cada nación quien ha tratado bien a los judíos durante los siete años de la Gran Tribulación, Joel 3:11-16.

3. En aquel juicio hay tres clases de personas mencionadas:

(1) Las ovejas, gentiles, individuos que han de ser salvos durante aquellos siete años de tribulación por la predicación de las Buenas Noticias por los evangelistas de Dios.

(2) Los cabritos, gentiles, individuos que rechazan las Buenas Noticias en aquel tiempo.

(3) Los hermanos, judíos perseguidos durante los siete años.

4. La escena está sobre esta tierra. No hay "libros" abiertos y aquel juicio tratará con los "vivos" , no con los muertos.

5. La prueba de aquel juicio es como aquellos individuos han tratado a los judíos (los "hermanos" de Jesucristo) durante aquel tiempo cuando todo el mundo viene contra la nación de Israel y su persecución será horrible, como profetizado en el A.T.

6. Las "buenas obras" mencionadas en el texto son la prueba, no la base de fe y salvación.

V. El juicio final de los incrédulos, conocido como el juicio del Gran Trono Blanco, Apo. 20:11-15.

1. Aquel juicio vendrá al final de los mil años reino de Jesucristo sobre esta tierra.  Es el último de todos de los juicios y es para solamente los incrédulos, los que han rechazado a Jesucristo.

(1) Allá los incrédulos buscarán un lugar donde pueden esconderse, pero no hay lugar, Apo. 20:11.

(2) Los "muertos" (ambos físicamente y espiritualmente) estarán de pie antes del Señor Jesucristo.  Los "grandes y pequeños" serán iguales en aquel día.

(3) El "Libro de Vida" será abierto.  Los incrédulos tendrán la oportunidad a ver que sus nombres no están escritos.

(4) Serán juzgados según sus "obras" durante su vida.  Dios es justo y siendo que hay grados de tormento en aquel Lago de Fuego, los incrédulos más viles recibirán castigo más vil, Lucas 12:42-48.

(5) No será absolución en aquel juicio.  No habrá otra "oportunidad", no tribunal más alto para apelar.  Los que llegan allá son condenados una vez y para siempre al Lago de Fuego, sin esperanza durante toda de la eternidad futura. (Estos estudios han de continuar)

 

La Naturaleza Triple del Hombre

INTRO:  El hombre fue creado por Dios con ambos una naturaleza espiritual y física.

1. El cuerpo tiene que hacer con el mundo material por vista, olor, oír, sabor y tocar.

2. Las "puertas" al alma del hombre son la imaginación, conciencia, memoria, razón y afección.

3. El espíritu del hombre recibe impresiones de cosas visibles y materiales por su alma:  fe, esperanza, reverencia, oración y adoración.

4. Con esta información podemos entender porque el hombre natural no puede entender las cosas espirituales, véase 1 Corintios 2:14; Isaías 59:10; Mateo 6:23; 2 Corintios 4:3, 4; Efesios 4:17, 18.

5. Hasta que la voluntad del hombre cede al poder de la Palabra de Dios, el Espíritu Santo no puede habitar en su ser, Hebreos 4:12; Jeremías 23:29.

6. Cuando el hombre muere su alma y su espíritu salen de su cuerpo, pero su espíritu no se queda sin "cuerpo", Lucas 16:19-31.

7. De Lucas 16 tenemos una descripción, por el Señor Jesucristo, de los eventos que suceden en el mundo invisible de los espíritus.

(1) Ambos el pobre justificado y el rico inconverso se murieron.

(2) Los cuerpos de los dos fueron dejados aquí sobre esta tierra.

(3) Lo que sucedió a ellos en el mundo invisible nos da una descripción de lo que pasa en su "estado sin cuerpo humano".  En aquel "estado" son concientes.  El "rico"  reconoció al "pobre" sin su cuerpo de carne.  Por eso entendemos que la "persona" sigue viviendo después de la muerte del cuerpo.

(4) El "rico", in su "cuerpo espiritual" pudo ver, tocar, tener sed, hablar, y recordar mostrado que él tuvo todos de sus sentidos y no ha perdido su personalidad.  Esto es prueba que no hay una interrupción de vida entre la muerte del cuerpo carnal y el principio de la vida espiritual.  Esto es prueba que no hay tal cosa como el "dormir del alma" como es enseñado por los Adventistas del Séptimo Día y otros falsos.

8. Vamos a trazar la "vida" del alma y espíritu una vez que han dejado el cuerpo carnal.

(1) El "mundo invisible" fue (pasado) hecho de dos compartimientos, el "paraíso" (de consolación para los redimidos), y el "lugar de tormento" y no hubo pasaje entre los dos.

  A. Hay un lugar más profundo abajo el "mundo invisible" y se llama "el abismo" un lugar temporal para los demonios, véase Apo. 9:1-12; 17:8; 20:1-3.

(2) Antes de la resurrección de Jesucristo el alma y el espíritu de los redimidos se fueron al compartimiento de consolación, véase Lucas 23:39-43.

(3) En aquel día de Su resurrección el alma y el espíritu de Jesucristo salió del "mundo invisible" pero no solo (Efesios 4:7-10).  El Señor trajo con Él todos de los ocupados del "paraíso", lo cerró (Apo. 1:18).

  A. Nota de interés:  Unos de los resucitados recibieron sus cuerpos carnales y ascendido al Tercer Cielo con Él, Mateo 27:52-53.

  B. Jesucristo es el "...primogénito de entre los muertos...", Colosenses 1:18.

  C. Él es "la primicia" de los resucitados, 1 Corintios 15:20-28; Juan 12:24.

  D. Todos de los demás resucitados fueron tomados directamente al Tercer Cielo donde se quedan hasta hoy en día esperando a entrar en el Reino Terrenal con Jesucristo, 2 Corintios 12:1-4.

(3) Después  de la resurrección de Jesucristo del "mundo invisible" todos de los redimidos van directamente al "tercer cielo" en el momento de su muerte, Filipenses 1:23; 2 Corintios 5:8. 

9. Un hecho alarmante:

(1) Todas de las almas, espíritus de los incrédulos (desde Caín y adelante) están en el "lugar de tormento" y se queden allá hasta la Segunda Resurrección para estar antes el Gran Trono Blanco para recibir su grado de castigo en el Lago de Fuego, Apo. 20:11-15.

(2) La "muerte segunda" quiere decir que los incrédulos perderán sus "cuerpos resucitados" la segunda vez y como "espíritus" sin cuerpos carnales serán tirados en el Lago de Fuego.  Siendo que el "alma" y el "espíritu" son impenetrable a las llamas de fuego, esto explica como los incrédulos van a existir para siempre aun en medio de una fuego literal, véase Marcos 9:43-48; Apo. 20:15. (fin)

 

Comportándose Como Un Miembro De La Asamblea de Jesucristo

LECTURA: Efesios 4:1-4.

INTRO: Cuando uno se reúne con una organización mundana acepta sus objetivos y está de acuerdo a vivir según sus reglas.  Debe ser así con siendo miembro de una asamblea de Jesucristo.

      Para que los miembros saben lo que deben hacer, es el deber del pastor a enseñar doctrina, Los Hechos 20:27.  Sin doctrina el creyente falta motivo para vivir la vida cristiana, 2 Pedro 3:18; Colosenses 1:20c.  La conducta del creyente depende sobre su conocimiento de doctrina, Colosenses 3:1, 2.

      Este mensaje se divide en tres partes:

I. La llamada a un andar digno, Efesios 4:1-3.

1. Pablo entendió que el creyente debe ser leal a su llamamiento en Cristo Jesús no importa las circunstancias.  Por eso el pastor es responsable para enseñar doctrina en todos de sus mensajes, Colosenses 4:12.

2. La palabra "andar", Efesios 4:1, describe la conducta diaria del creyente, 1 Tes. 2:12; Filipenses 1:27; Colosenses 1:10.

3. ¿Porqué el creyente necesita tal "andar"?

(1) Tito 2:10  "...para que en todo adornen la doctrina de Dios...."  (a dar crédito a la doctrina).

(2) Filipenses 3:14 "...prosigo a la meta...." (esta vida no es todo....hay mucho más en el futuro).

(3) 2 Timoteo 1:9 "...y llamó con llamamiento santo..." (hablando de la llamada eficaz a salvación que resulta en:

  A. Viviendo una vida separada del mundo.

  B. Justificación (declarando correcto con Dios) como un don de Dios.

  C. Santificación impartida (dada por Dios al creyente)

  D. Glorificación futura).

(4) Hebreos 3:1 "...llamamiento celestial..." que produce el deseo a ir al lugar celestial, Hebreos 11:16; véase 12:22.

4. Por medio de nuestras vidas la "vida cristiana" llega a ser algo atractiva a los incrédulos y por nuestro "andar", otros pueden ver Cristo en nosotros.

II. Las características del "andar digno", Efesios 4:2, 3.

1. "...toda humildad..." v. 2a, que viene por un "andar" diario con Jesucristo, véase Filipenses 2:5; Los Hechos 20:19.

2. "...mansedumbre..." v. 2b.  El "andar" comienza con humildad, sigue con mansedumbre.

3. "...paciencia...", v. 2c.  No importa las pruebas en esta vida, el creyente puede persevere, Gálatas 1:11.

4. ""...la unidad....", v. 3, véase 1 Corintios 1:10.

III. Razones para el "andar digno", Efesios 4:4-6.

1. "...un cuerpo...".  Hablando de la asamblea.

2. " ...un Espíritu..." .  El Espíritu Santo es la fuente de toda unidad siendo que Él es el agente del nuevo nacimiento, Juan 3:3-8 y mora en cada creyente, Juan 14:16-17.

3. "...una misma esperanza....", véase 2 Corintios 5:5.

4. "...una fe...", el contenido de las Buenas Noticias, la fundación de la verdad cristiana.

5. "...una inmersión..." hablando del hecho de obediencia.

6. "...un Dios y Padre..." Él nos sostiene y nos guía.  ¡Qué fuente de seguridad! (fin)

 

      El corrector de pruebas es el  Hermano Enrique Frías Ramos.   ¡Gracias hermano!

 

Hojas de Oro

304 Westfall Street, Beverly, Kansas 67423 EE.UU. (Por Avión)

jnel@twinvalley.net

 

Publicación Gratuita