Trigésimo Segundo Año de Publicación

Hojas De Oro

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXXII, No. 1 ENERO 2002  

                               

Índice:

--¿Qué Dice El Diccionario? Pág. 1

--El Sabatismo, Pág. 2

--La Casa de Dios, Pág. 3

--Seguridad Eterna, Pág. 4

--Base Bíblica de los B.N.C., Pág. 5

--Dibujo: La Historia de la Asamblea, Págs. 6 y 9

--Cómo Debemos Contestar....Pág. 7

--Bosquejos Maestros, No. 37, Pág. 7

--Bosquejos Maestros, No. 38, Pág. 10

--Principio de la Discriminación, Pág. 11

--Una Carta, Pág. 12.

--Adoración Modernista...., Pág. 13

--De La Muerte, Pág. 14

--Nuestra Identidad Con Cristo, Pág. 14

--Apostasía, Pág. 14

 

Del Editor:

      Aquí estamos comenzando nuestro trigésimo segundo año de publicación.  Cuando Janet Eva y yo comenzamos esta obra, fue debido a las peticiones de los alumnos de estudios por correspondencia.  Terminando el año 2001 estuvimos enviándola a casi 2,000 predicadores cada mes, todo gratis porque tenemos hermanos en Cristo Jesús que nos ayuda con el porte postal, la compra de papel y tinta, etc.  Janet Eva y yo damos nuestro tiempo a esta obra, gratis.  Dios nos ha dado el equipo, computadora,  imprenta "offset", doblador, engrapador, etc. y tenemos un lugar en nuestra casa para usarlos.

      ¿Por qué todo esta esfuerzo?  Hace muchos años yo aprendí la verdad de las Escrituras y es mi deseo compartir aquella verdad con ustedes.  Hay tanto error en lo que está enseñado en las asambleas hoy en día, porque los predicadores son ignorantes de lo que las Escrituras dicen.

      Esta es la razón por la que tenemos movimientos tales como los "Pentecostales", "Mormones", "Adventistas del Séptimo Día",  "Testigos" etc. etc.

      Mucha gente, durante estos años pasados ha aprendido, por medio de esta revista,  la verdad de las Escrituras y han salido de aquel error.  Por esto doy gracias a Dios.

      No sabemos nada del futuro.  En este mes de enero voy a cumplir setenta siete años de vida.  Dios me ha dado buena salud.  En los últimos catorce meses estoy predicando en una asamblea en Salina, Kansas, en la ausencia de un pastor.  Todavía trabajo en lo material, con la afinación y arreglo de pianos para ganarme la vida.  Hemos vivido por fe y Dios siempre nos ha provisto en cada necesidad.  He predicado la Buenas Noticias por más que cincuenta y dos años.

      Janet Eva y yo vivimos en el campo, en una villa que se llama Westfall, que consta de 30 personas.  Yo nací aquí.  Tenemos una casita de madera, muy pequeña, pero cómoda.  Vivimos una vida sencilla, dando nuestro tiempo al Señor Jesucristo.

      Hemos recibido muchas cartas de ustedes durante el mes pasado.  Cada carta es una bendición en nuestras vidas y es nuestro "pago" por la obra que estamos haciendo.

      Es nuestra petición a nuestro Padre Celestial que Él continúe dándoles a ustedes muchas bendiciones durante este año 2002 en sus ministerios predicando la verdad. .

En la obra del Señor Jesucristo,

James Alvino y Janet Eva Nelson

 

¿Qué Dice El Diccionario?

Fe:  En la Biblia figura con un sentido activo y un sentido pasivo.  La primera acepción es la lealtad hacia una persona o fidelidad a una promesa.  La segunda, confianza en la palabra o en la seguridad dada por otro.

      En el A.T. la palabra "fe" figura tres veces, Números 35:30; Isaías 57:11; Habacuc 2:4, y la palabra "creer" 43 veces.

      Los siervos de Dios enseñaban la fe por medio de su ejemplo, siervos que entregaron sus vidas al Señor en inalterable confianza y obediencia.

      La "fe", en el A.T. no se reduce a un mero asentimiento, a un juego de doctrinas, a una aceptación exterior de los principios establecidos por la ley, sino absoluta y total confianza en la fidelidad de Dios y una amante obediencia a Su voluntad.

      En el N.T. "fe" y "creer" se repiten alrededor de 450 veces.  El N.T. afirma que ya vino el Mesías prometido y que el Mesías fue Jesús de Nazaret.  El creer en Él significaba hacerse "cristiano" y era de capital importancia en la experiencia del individuo.  Jesucristo se ofreció como el objeto de la fe y dejó claramente sentado que era necesario tener fe en Él para contar con la vida eterna.

      Los primeros cristianos se denominaron entre ellos "creyentes", Hechos 2:44 y lograron persuadir a otros para que creyeran en Jesucristo, Hechos 6:7; 28:34.

      En las epístolas de Pablo se establece el contraste entre la "fe" y las "obras" como medio de salvación, Romanos 3:20-22.  Tener "fe" es confiar en la persona de Jesucristo, la verdad de Su enseñanza y la obra redentora que realizó en el Calvario.

      También "fe" puede referirse al fe al cuerpo de doctrinas que conforman la totalidad del mensaje cristiano, Judas 3.   (fin)

 

El Sabatismo, Final

TEMA: El Sábado

      El señor Irvine, un escritor de los Adventistas del Séptimo Día, cuenta una de las visiones de Elena White, la cual fue llevada al cielo, en donde se le mostró el Santuario y todo su mobiliario.  Jesucristo le enseñó el Arca del Pacto y le levantó la cubierta.  Y allí, en el Arca, ella vio las Tablas de la Ley.  Pero quedó maravillada al ver que el mandamiento cuarto se hallaba en el centro mismo de los Diez Mandamientos y un halo de luz suave lo rodeaba!!!!!!!!

      La verdad es que, para aquella gente, el sábado constituye la piedra de toque para decidir si uno es siervo de Dios o no. Para ellos, guardar el domingo significa "...tener la marca de la bestia...", alegan que el "domingo" es de origen papista.

      ¿Qué dice la Palabra de Dios?

El Sábado En El N.T.

      Cuando leemos en el N.T. vemos un significativo silencio en cuanto a que el cristiano deba guardar el sábado.  No encontramos en él ni un solo mandamiento, ni una exhortación a que el cristiano guarde el último día de la semana.  En todas las páginas podemos ver reflejado el espíritu del Decálogo excepto el cuarto mandamiento.  ¿Por qué este silencio? ¿Por qué se sabía que había que guardarlo y no era preciso insistir en su observancia?  No, en ninguna manera. ¿Porque se sabía que no había que robar y, sin embargo, se insiste en el N.T. que no se debe robar?.  Por eso, ¿por qué no se menciona en el N.T. la observancia del sábado, si tantísima importancia tiene su observancia?

      Los judaizantes de los tiempos apostólicos (los sabatistas de nuestro tiempo) solían inquietar a los creyentes gentiles apremiándoles a ser circuncidados y guardar la Ley.  Este hecho dio lugar a que la asamblea celebrara un "Concilio" en Jerusalén en el que se decretó lo que los cristianos gentiles debían de guardar.  ¿Se decretó la observancia del sábado?  ¡Claro que no! (Véase Hechos 15:1-33).

      Otro dato interesante es saber que, a pesar de la importancia que los "adventistas del séptimo día" dan a la observancia del sábado, éste no es mencionado nada más que una vez a partir de Hechos 18:4, y esta única vez es para reprender a las personas que hacían énfasis en él, como puede verse en Colosenses 2:16.

      En el N.T., lo que sí se observa es que se opone fuertemente a la quisquilla en cuanto a la observancia de días, Romanos 14:5; Gálatas 4:9, 10; Colosenses 2:16, 17; Hebreos 10:1.

El Domingo En Las Escrituras

      En el A.T. vemos que ya se anticipaba, en tipo, el primer día de la semana, esto es, el domingo, Levítico 23:7, 10, 11 con 1 Corintios 15:20.  Véase Levítico 23:16, 39.

      Jesucristo resucitó en domingo, apareció a Sus discípulos siempre en domingo, ascendió al Tercer Cielo en domingo y el Espíritu Santo bajó a la tierra en domingo, Lucas 23:54-56; 24:1-6, 13-15; Juan 20:19; Hechos 2:1.

      Por esta razón, los cristianos comenzaron a reunirse, para adorar al Señor, tomar la Cena, dar ofrendas, etc. cada primer día de la semana, Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2; Apocalipsis 1:10.

Contestando a Objeciones

      Los del Séptimo Día dicen que el sábado fue instituido al principio por Dios para toda la humanidad, citando Génesis 2:2, 3.  Pero si leemos estos versos, veremos que ahí no se da mandamiento a nadie para guardar el sábado.

      Añaden que el sábado fue guardado por Adán, Abel, Noé, Abel, Noé, Abraham, etc.  Pedimos que señalen un solo texto que diga tal cosa.

      El sábado comenzó como mandamiento con Moisés y era un memorial de la esclavitud y una señal entre Dios e Israel, Deuteronomio 5:1-6; Ezequiel 20:12.

      Jesús el Cristo guardó el sábado, dicen, y por eso debemos de guardarlo también nosotros. Contestamos que el Señor guardó toda la Ley y vino para redimirnos de ella, Gálatas 4:4-5.

      También afirman que Pablo guardaba el sábado y citan esos versículos que en Los Hechos nos dicen que Pablo visitaba las sinagogas.  La respuesta es que Pablo no guardada el sábado.  Él iba los sábados a las sinagogas, pero a predicar a los judíos. (fin de estos estudios)

 

La Casa De Dios, V

TEMA: La Autoridad de la Asamblea

      Cada cristiano debe someterse a la institución a la cual Dios le ha dado autoridad y responsabilidad para ejecutar los asuntos del reino de los cielos.

Autoridad institucional versus autoridad individual

      Véase Deuteronomio 12:5-13.  Esto establece en el A.T. el principio de la autoridad institucional, es decir, que Dios pondría Su Nombre en cierto lugar.  Cuando Él  pone Su Nombre en cierto lugar, designando y autorizando ese lugar para que sea el lugar donde esté Su Nombre, entonces un individuo está fuera de contexto al establecer su propia institución, o ir a otro lugar, a otra institución donde Dios no ha puesto Su Nombre.

      Dios, hoy día, ha puesto Su Nombre en la asamblea del N.T.  Esta es la casa del Dios viviente, 1 Timoteo 3:15.

Fundamentos neo testamentarios para la autoridad institucional.

      Marcos introduce la primera señal de la era del evangelio y el efectivo comienzo de aquellos cosas que se profetizaron en el A.T. concerniente a la primera vendida de Cristo, Marcos 1:1.

      El A.T. anunciaba una "nueva era", prediciendo que Dios derramaría de Su Espíritu sobre toda carne, incluyendo los gentiles.

      La profecía que Marcos usa para introducir la "era del evangelio", fue la venida del mensajero que prepararía el camino del Señor, Juan el Sumergidor, Marcos 1:2, 3.  Véase Isaías 40:3; Malaquías 3:1.

La negación contemporánea de la inmersión de Juan

      En la actualidad las posiciones católicas y protestantes no aceptan  la inmersión de Juan como verdadero inmersión cristiana.  Dicen que era un "bautismo" del A.T.

      La inmersión, practicada por Juan el Sumergidor, revela tres errores de los católicos y los protestantes:

(1) ...condena el "bautismo" infantil.

(2)...condena el hecho de rociar y verter agua.

(3)...condena "regeneración bautismal".

      Juan exigía arrepentimiento, que es algo que un infante no puede hacer.

El desarrollo y continuidad de la autoridad institucional en el  N.T.

      La inmersión de Juan es el signo de autoridad para identificar los agentes (Jesucristo y Sus apóstoles) que Dios usaría en la fundación de la asamblea del N.T.  La inmersión de Juan era del cielo, y puesto que los apóstoles lo recibieron, era el propósito de Dios que los apóstoles fueran los agentes autorizados de Dios para proseguir esta inmersión bajo la tutela de Jesucristo.

      Por lo tanto, la autoridad institucional tiene continuidad. Desde la inmersión de Juan llegó a ser una de las marcas de autenticidad y requisito apostólico.  Hubo una línea continua de autoridad, comenzando con la inmersión de Juan, y continuando hasta el día de Pentecostés.

      Juan preparó gente para el Señor y Jesucristo mismo edificó Su asamblea de esta gente ya preparada.  Por lo tanto, la obra tiene un curso perpetuo de acuerdo con el propósito de Dios.

      Las Escrituras dicen que primeramente fueron puestos los apóstoles en la asamblea, 1 Corintios 12:28, véase Marcos 3:13, 14.  Este era el nacimiento de la asamblea.  Por esto, la gente preparada por Juan, incluyendo los apóstoles, llegaron a ser los primeros miembros de la asamblea, y el Cristo del cielo puso la autoridad del cielo en aquella asamblea.

La custodia de las llaves

      Mateo 16:19.  El lenguaje obviamente habla de algún tipo de autoridad y responsabilidad delegada a alguna persona o institución. 

Nótese el versículo 16.  En respuesta a Pedro, Jesucristo habló acerca de Sí mismo como una Roca maciza en donde Su asamblea está fundada, y Él se refiere a Pedro como una piedra pequeña.

Jesucristo estaba hablando a todos de los apóstoles en el versículo 19.  Debemos concluir también, que las llaves se quedaron en la asamblea, después que los apóstoles salieron de la escena.

Cualquiera que tenga las llaves de algo es una autoridad.  Jesucristo dio las llaves del reino de los cielos a la asamblea y la asamblea ha llegado a ser la custodia terrenal de los asuntos del reino del cielo bajo la autoridad de Jesucristo, véase Mateo 18:17, 18.  Las llaves hacen a las asambleas representantes terrenales del reino de los cielos .autorizadas por Jesucristo

La continuidad de autoridad institucional desde Juan el Sumergidor hasta Pentecostés

      Véase Mateo 21:23.  Ellos demandaban una "autoridad". La contestación del Señor....v. 25 donde Él les explicó: "Yo estoy trabajando bajo la autoridad de Dios y ustedes deberían saber esto, porque Yo me sometí a la inmersión de Juan, el cual es del cielo".  El Señor se puso en las manos del agente que Dios había mandado a predicar y sumergir.  Aunque era Dios, igual se sometió a la autoridad terrenal que procedía del cielo.

La perpetuidad de la autoridad institucional después de Pentecostés

      La obra y ministerio de cada asamblea legítima debe tener su descendencia de la asamblea de Jerusalén, la cual recibió la milagrosa validación del Espíritu Santo.

      Felipe descendió a Samaria y predicó las Buenas Noticias en ese lugar, bastante gente fue salvada y él sumergió a muchos.  Felipe era miembro de la asamblea de Jerusalén. Luego Pedro y Juan llegaron, impusieron las manos y aquellos conversos recibieron el poder y demostración del Espíritu Santo.

      Véase Hechos 9:17, la conversión y llamado de Pablo.  Dios envió hermanos a poner las manos sobre él....una autoridad de Dios no conferida a individuos, sino a la institución de la asamblea.

      Véase Hechos 19:1-6 donde podemos ver la autoridad de la asamblea

      Ahora en estos tres casos vemos la confirmación especial de autoridad.

      En aquel tiempo no existían cristianos que trabajaran por su propia cuenta.  No había asambleas "creadas" por individuos.

La autoridad vista como una responsabilidad

      Véase Mateo 16:19.  Esto es una verdad sorprendente...que Dios mismo se haya atado a una promesa en la actividad de Sus asambleas.  Las transacciones de las asambleas de Jesucristo tienen que ser atadas en los cielos de acuerdo a lo que ellas aten en la tierra.

      Este principio hace un contacto personal entre la asamblea y el Señor.  Si somos una de Sus asambleas, y si Él va a atar en los cielos de acuerdo a lo que nosotros atemos en la tierra, entonces tenemos una inmensa responsabilidad de atar solamente lo que Él ataría.

      No podemos ir y establecer otra entidad que haga el trabajo del reino de Dios.  No podemos establecer una "convención" para que haga el trabajo de la asamblea.  No tenemos derecho a establecer una "junta misionera" para que haga el trabajo misionera de la asamblea.  No pedemos establecer asociaciones evangelísticas para que hagan el trabajo de la asamblea.

      La asamblea no puede delegar su trabajo o responsabilidad a otra entidad. (fin de estos estudios)

 

Seguridad Eterna, Según Las Escrituras, Parte II

I. ¿La seguridad eterna quiere decir que todos los que profesan fe son salvos?

1. ¡No! Salvación demanda arrepentimiento, Lucas 13:3-5; Hechos 17:30, 31; 2 Corintios 7:8-11.  La persona que nunca ha cambiada su mente acerca de Dios, pecado, Jesucristo o la Biblia y nunca ha evidenciada una vida cambiada, no se ha arrepentido.

2. ¡No!  La Salvación requiere el "Nuevo Nacimiento", y el "Nuevo Nacimiento" siempre cambia la vida, 2 Corintios 5:17-21; Mateo 18:3, 4; Juan 3:1-18; 1 Juan 3:7-10; 3 Juan 11.

3. ¡No! La Salvación se evidencia por constancia, Juan 10:27, 28; Mateo 7:17; Romanos 8:13-14; Colosenses 1:21-23; Hebreos 3:12-14; 1 Juan 2:19; 3:3.

4. ¡No!  Una fe que salva siempre produce obras, Romanos 4:18-21; Hebreos capítulo once; Santiago 2:14-26.  Si uno dice que tiene fe en Cristo pero su vida no refleja la obras de Cristo, aquella persona no tiene una fe bíblica.

II. ¿Esta doctrina induce a los creyentes a vivir descuidadamente?

1. ¡No! Es lo opuesto.  Véase Romanos 2:4; Efesios 3:14-19; Tito 2:11-14.

III. ¿Quién tiene la seguridad eterna de su alma?

1. La doctrina no da promesa de "seguridad" a los que solamente "profesan" una fe en Cristo Jesús.  Esta doctrina se aplica solamente a los que han arrepentido de sus pecados y desde el corazón han recibido a Jesucristo.  O sea, si el Espíritu Santo no ha hecho una obra, no hay salvación, y si no hay salvación no hay seguridad.  Por eso los que tienen seguridad son:

(1)  Aquellos que han sido nacido de nuevo, 2 Corintios 5:17; Efesios 2:10; Gálatas 6:15.

(2) Aquellos que siguen a Jesucristo, Juan 10:17, 28.

(3) Aquellos que aman a los hermanos, 1 Juan 3:15.

(4) Aquellos que se purifican a sí mismos, 1 Juan 3:1-3.

(5) Aquellos que tienen una fe sólida, Hebreos 4:10, 11.

(6) Aquellos que están en la verdad y siguen la verdad, 1 Juan 2:19-21; 2 Juan 1, 2.

(7) Aquellos que siguen en la Palabra, Juan 8:31, 32.

(8) Aquellos que son constantes aunque sufren tribulaciones, Hebreos 10:35-39.

(9) Aquellos que dan evidencia de salvación, Hebreos 6:9-12.

(10) Aquellos que mantienen su confianza en Cristo Jesús, Hebreos 3:14.

(11) Aquellos que son guiados por el Espíritu Santo, Romanos 8:14, 15.

(12) Aquellos que son santificados de una vida impía, 1 Corintios 6:9-11.

(13) Aquellos que han demostrado su llamamiento, 1 Tesalonicenses 1:4-10.

(14) Aquellos que han crucificado la carne, Gál. 5:19-24.

(15) Aquellos que están mirando para el regreso del Señor, Hebreos 9:28.

(16) Aquellos que han sido renovados por el Espíritu Santo, Tito 3:5-7.

(17) Aquellos que han salido de la iniquidad, 2 Tim. 2:19.

(18) Aquellos que producen fruto, Col. 1:7, 8; Juan 15:2; Lucas 3:9.

III. ¿Quién no tiene la seguridad?

1. Los que profesan pero no han arrepentido, Lucas 3:7-14.

2. Los que han creído con la cabeza pero no de corazón, Juan 2:23-25.

3. Los que creen lo que quieren creer  pero no el testimonio de las Escrituras, Juan 6:60-66.

4. Los que tienen celo religioso aparte de las Escrituras, Romanos 10:1-4.

IV. Si el creyente que vive en pecado no puede perderse, ¿qué pasa con él?

1. Está fuera de compañerismo con el Señor, 1 Juan 1.

2. Tiene ayuda disponible del Señor, 1 Juan 2:1, 2.

3. Ha de recibir castigo, Hebreos 12.

4. Pierde oportunidades para servir, Efesios 5:14-17, Mateo 9:36-38; 1 Tesalonicenses 5:4-10.

5. Ha de comparecer ante el Tribunal de Cristo, 2 Corinto 5; 1 Corintios 3:11-15; 1 Timoteo 6:17-19; 1 Juan 2:28.

 

La Base Bíblica de los Bautistas N.C. IX

TEMA:  La Asamblea Tendrá Solamente Dos Oficialidades

TEXTO: Filipenses 1:1.

INTRO: Las Escrituras reconocen solamente dos oficialidades: pastor y sirviente.  Ambos serán escogidos por votación por cada miembro de la asamblea.

      Por la operación de una asamblea ella tiene que tener otras personas elegidos también pero de otro nivel.

1. La función del pastor.  Nosotros, los B.N.C. aceptamos lo que dicen las Escrituras.

(1) Hay tres títulos dados con referencia al líder de una asamblea:

  A. Pastor, que significa uno que provee nutrición espiritual a la congregación.

  B. Obispo, que significa uno que administra y vigila la congregación.

  C. Anciano, que significa un hombre maduro y que tiene sabiduría para guiar la congregación.

(2) Estos tres títulos expresan las áreas principales del ministerio del líder:

  A. Pastor, el que predica la Palabra.

  B. Obispo, el que administra los asuntos de la asamblea.

  C. Anciano, el que da consejo por su experiencia.

(3) Las Escrituras enseñan que estos tres títulos se refieren a la misma persona, véase 1 Pedro 5:1-4; Tito 1:5-7; Hechos 20:28.

2. Los requisitos del pastor, obispo, anciano:

(1) Características, 1 Timoteo 3:17; Tito 1:6-9.

(2) Actitud, 2 Timoteo 3:16, 17; Tito 1:9.

(3) Entrenamiento, 2 Timoteo 3:16, 17, Tito 1:9.

(4) Ordenación, 1 Timoteo 4:15; 5:22; Tito 1:5.

3. Sus responsabilidades:

(1) Predicar, Hechos 20:28; 2 Tim. 4:2; 1 Ped. 5:1-4.

(2) Enseñar, Efesios 4:11 (traducción correcta: "pastores aun maestros")

(3) Gobernar, 1 Timoteo 5:17; Hebreos 13:17.

(4) Trabajar, 1 Tesalonicenses 5:12, 13.

(5) Orar, Hechos 6:4; Santiago 5:14-16.

(6) Entrenar, Efesios 4:12.

(7) Evangelizar, 2 Timoteo 4:5.

II. La función del sirviente.  En 1 Timoteo 3:8-13 el griego es DIAKONEO (asistente, servir a otro).  En Filipenses 1:1 y 1 Timoteo 3:8-12 el griego es DIAKONOS (hacer mandados, mozo, camarero).  Los traductores de nuestra Biblia no tradujeron estas palabras y por tradición un "diácono" es un "jefe" de la asamblea hasta a dirigir al pastor.  Eso no es correcto.  La función de un diácono es de servir la asamblea en necesidades físicas y materiales.

1. Sus requisitos, Hechos 6:2-7; 1 Timoteo 3:8-13.

2. Sus responsabilidades. Son de servicio, ayudando al pastor para aliviarle de muchos detalles y aconsejarle sobre problemas y normas del programa de la asamblea.  Nota que dos de los líderes más sobresalientes en la primera asamblea fueron DIAKONEOS, Hechos 6:8 hasta 7:60; 8:5-40.

III. ¿Quién escoge a los líderes?

1. En el principio de la asamblea Dios dio dones especiales a individuos selectos para que guiaran y establecieron la naciente organización.  Hombres con los dones de apóstol, profeta, obras milagrosas, sanidades y lenguas, todos tenían su propósito en aquella edad apostólica, pero cuando ellos murieron, aquellos dones terminaron.  Una vez que los Libros del N.T. fueron escritos Dios no tuvo necesidad a utilizar tales personas y las Escrituras llegaron a ser la única autoridad en lugar de los apóstoles.

2. Cuando los apóstoles aún vivían, ellos mismos gobernaban las asambleas y los miembros aceptaron su autoridad, dada por Dios. Y una vez que ellos murieron, también murió su autoridad y se quedó la autoridad de las Escrituras.  Así aquella autoridad fue pasada a las asambleas para determinar la doctrina correcta basada en los escritos de los apóstoles, y cada asamblea, usando las Escrituras, pueden establecer sus propios oficialidades.  Sí, la asamblea, por votación popular, tiene la autoridad final en el llamamiento del pastor y de los sirvientes.  Aun durante la vida de aquellos apóstoles ellos trataron con las asambleas como congregaciones autónomas, capaces de tomar sus propias decisiones, véanse Filipenses 4:15, 16; 1 Corintios 5:4, 5, 12, 13; 6:5; 11:2.

3. Se ha sugerido que aun cuando los apóstoles vivieron, las asambleas todavía seleccionaban sus propios pastores o por lo menos expresaban su voto y lo aprobaron.  En los Hechos 14:23 una traducción literal es: "...por lo demás nombrando para si por voto en cada asamblea ancianos, orando con ayunos, los encomendaron al Señor en quien habían creído....". Véase Hechos 6:3-5 cuando la asamblea escogió, por votación popular, los primeros sirvientes.

4. En ninguna parte de las Escrituras hay evidencia que ha de ser un "obispo" o una junta directiva o una "sola iglesia" que tendrá autoridad para controlar otras asambleas.  La autoridad final en la selección de las oficialidades se queda en las Escrituras. (continuará)   

 

Cómo Deberíamos Contestar: ¿Ha Recibido el Bautismo del Espíritu Santo?  Parte II.

Repaso: Hemos notado las teorías de los hombres; la naturaleza de aquel evento; la asamblea local. ¿Debería aquel evento ser reproducido hoy?; ¿Que propósito se ha logrado con el "bautismo" del Espíritu Santo aquel día? I. Hoy continuamos:

1. Los creyentes de hoy deben evitar el error de creer que aquel día "Pentecostal" fue el día cuando Jesucristo fundó Su asamblea.  Él la fundó durante Su ministerio terrenal.  Usted puede ver que aquella asamblea de Jerusalén, que Él había fundado, añadió 3,000 miembros en aquel día de fiesta, Hechos 2:41.  Usted no puede añadir a algo que no tiene existencia.

2.  En los Hechos 2, antes del día festivo, había una reunión de la asamblea para escoger a Matías mostrando que la asamblea estaba en existencia.

3. En Mateo 18:17, mientras el Señor vivió, dio instrucciones a la asamblea de como tratar con la disciplina.  Si no había asamblea, no había necesidad de esta instrucción.

II. La última cita del "bautismo" (inmersión) "con" (en) el Espíritu se encuentra en Los Hechos 11:16 donde Pedro, defendiendo su decisión de recibir gentiles como miembros dijo: "...entonces me acordé de lo dicho por el Señor, cuando dijo: Juan ciertamente sumergió EN agua, mas vosotros seréis sumergidos EN el Espíritu Santo.."

1. Si Pedro estaba declarando que el dar el Espíritu Santo a Cornelio y sus compañeros en Hechos 10:44,45 era otro caso del bautismo (inmersión) en el Espíritu Santo, o meramente comparando este evento a lo que él experimentó en el día de la fiesta, no se hace claro aquí.  Lo que es claro es que el Espíritu Santo cayó sobre los gentiles convertidos (los primeros históricamente) con el fin de demostrar públicamente la aceptación divina de ellos en la familia de Dios, para que así los creyentes entre los judíos puedan aceptarlos también.

2. Aquel evento, como lo del día festival, era un evento histórico de una sola vez que no necesita, ni puede ser reduplicado por las asambleas de hoy día.

3. Algunos han identificado el episodio de Hechos 19:1-7 como un caso  del "bautismo con" el Espíritu Santo, pero deberíamos proceder con precaución, ya que tal término no se usa en el pasaje.  En vez de argumentar sobre que término a aplicar para esta manifestación del poder del Espíritu Santo, nosotros haremos bien en considerar la lección principal de este pasaje: la importancia de una inmersión apropiada porque para ser válida tiene que cumplir cuatro requisitos:

(1) El modo apropiado, por inmersión.

(2) El sujeto apropiado, un creyente.

(3) El propósito apropiado, a mostrar obediencia como un discípulo del Señor....no para obtener salvación.

(4) El administrador apropiado, un representante de una asamblea basada en las Escrituras (una persona escogida por la asamblea, sea el pastor u otra persona).

4. Nótese bien que aquella inmersión de los discípulos de Efeso no fue correcta porque ellos no supieron nada del Espíritu Santo. Ellos tuvieron en la "religión" de Juan, pero no entendieron lo que salvación es. (continuará)

 

Bosquejos Maestros, XXXVII

TEMA: El Principio de la Asamblea Cristiana

INTRO: Cuando el Profeta Malaquías terminó su profecía, unos 420 años antes del nacimiento de Jesucristo, Dios cerró Su revelaciones a la nación de Israel y la Tierra de Promesa fue invadida por los de persas, griegos, sirios y finalmente los romanos.

      Luego, de repente, después de 450 años de silencio Dios levanto entre los judíos a Juan el Sumergidor, Mateo 3:1-12.  Con su llegada comenzó un período llamado "la edad de la gracia" o "la edad de la EKKLESÍA" y por casi cien años el Espíritu Santo habló con hombres y ellos escribieron los Libros que tenemos en el N.T.  En el principio de aquel tiempo Jesucristo fundó Su EKKLESÍA durante Su ministerio terrenal y le dio la Gran Comisión.

I. El nacimiento del Mesías que ha sido prometido a los judíos, Mateo 2:1-12.  El Gran Regalo de Dios a la raza humana caída, perdida, condenada.  Sí, Jesucristo llegó en el momento oportuno, Gálatas 4:4.

1. Su nacimiento había sido profetizado, Mateo 2:3-6.  Véase Miqueas 5:2 desde unos 700 antes, como en Isaías 7:14.

2. La niñez de Jesús el Cristo.  Dios permitió que la niñez de Su Hijo pasara sin noticias y solo hay una sola referencia en Lucas 2:41-52 que nos muestra que, aunque Niño, Él fue consiente de Su relación única con Dios el Padre, y que Él entendió Su misión.

3. En aquellos días los judíos usaban la lengua griega, ya que era la "lengua universal".  Augusto César comenzó su reinado unos 31 años antes del nacimiento del Cristo y continuó hasta el año 14 d. de c. Fue un reino de paz que permitió a los creyentes a viajar a todas partes del imperio romano predicando las Buenas Noticias.

4. El judaísmo, en aquel tiempo, se dividió en cuatro partidos:

(1) Los fariseos (separados) que buscaron salvación por sus muchos obras, véase Mateo 23:2, 3.

(2) Los saduceos, los liberales entre los judíos, que aceptaron solamente los cinco libros escritos por Moisés, Véase Hechos 23:8.

(3) Los de Herodes, que dieron apoyo al rey para mantener la paz del país.

(4) Los sacerdotes, con su sumo sacerdote, los líderes religiosos de los judíos.  El "sumo sacerdote" tuvo gran poder en ambas leyes, civiles y religiosas.

II. El ministerio terrenal de Jesús el Cristo, Mar. 11:7-11.

1. Cuando Él entró en Jerusalén entró como el Mesías, prometido en Zacarías 9:9 (véase Salmo 118:25, 26.  Él vino para vivir y morir como el Cristo, el Mesías, el Prometido, el Salvador para proveer el perdón de pecados y a redimir pecadores, Marcos 10:45.

2. Su misión puede ser dividida:

(1) Su nacimiento y niñez, Lucas 1:26-38; 2:7; Mateo 2:1-23; Lucas 2:41-47.

(2) El ministerio de Juan el Sumergidor, Mateo 14:1-12; véase Isaías 40:2-5.

(3) El año de "introducción", Su inmersión por Juan, Sus pruebas y Sus primeras enseñanzas.

(4) El año de popularidad, Su ministerio en Galilea; el escogimiento de los Doce, el Sermón del Monte, los milagros.

(5) El año de oposición.  Después de alimentar a la multitud, Él rechazó la oferta de ser un "Rey Político" en oposición a Roma  y muchos de Sus seguidores Le dejaron, Juan 6:66.  Luego Él comenzó a enseñar en Cesárea de Filipo para edificar la fe de Sus discípulos, Mateo 16:13-16.  Ahora los líderes religiosos de Jerusalén estaban contra Él, Juan 7:1.

(6) Los meses finales.  Él continuó Su ministerio al oeste del Río Jordán, mostrando Su gloria, Juan 11:1-44.

(7) La semana final...Su entrada a Jerusalén, Su censura a los fariseos, y a los escribas, Mateo 23:1-36, Su discurso del Olivar, Mateo 24:3-51; la Cena, Su traición, Su captura, los tribunales y al fin Su crucifixión, Mateo 26:47-68.

(8) Su ministerio después de Su resurrección, Hechos 1:3.

III.  La EKKLESÍA: su principio y desarrollo, Hechos 8:1-8.

1. Durante Su ministerio terrenal el Señor comenzó Su asamblea y todavía está edificándola, Marcos 1:14-20, pero aquellos hombres se quedaron sin potencia.

2. Pero pronto esto cambió.  Él les ha prometido "poder" (Hechos 1:8) y aquel "poder" (la presencia del Espíritu Santo) en aquel día festivo (la fiesta del día cuadragésimo), Hechos 2:1-4.

3. La primera asamblea que el Señor edificó fue con los discípulos en Jerusalén y fue:

(1) Comisionada, Hechos 1:8, "....todas partes....".

(2) Dada potencia, Hechos 1:15.

(3) Enviada a testificar, Hechos 3 hasta 5.

(4) Escogida para servir a otros, Hechos 6.

(5) Preparada para morir, Hechos 7.

(6) Perseguida y esparcida, Hechos 8 y 9.

(7) Dada un miembro nuevo, Saulo, Hechos 9.

(8) Dada puertas abiertas con  gentiles, Hechos 10 y 11.

(9) Libertada, Hechos 12.

4. La asamblea estaba establecida entre los gentiles:

(1) Por el evangelismo, Hechos 13:2.

(2) Por liberación de los legalistas, Hechos 15.

(3) Por testimonio a todo el mundo, Hechos 16---18.

(4) Por ser edificada con conversos nuevos, Hechos 19--21.

(5) Por el encarcelamiento de Pablo, Hechos 22--26.

(6) Por los viajes de Pablo, Hechos  27.

(7) Por puertas abiertas por Dios, Hechos 28.

IV. Los viajes evangelísticos de Pablo, Hechos 13:1-3.

1. Los primeros misioneros fueron enviados por aquella asamblea y recibieron su sostén de ella.  Pablo y sus compañeros sufrieron mucho.  Vamos a ver algo acerca de aquella vida:

(1) Su llamamiento y comisión, Hechos 13:1-4, con Bernabé  para evangelizar a los gentiles.

(2) El primer viaje, Hechos 13 y 14.

(3) El concilio de los hermanos en Jerusalén, Hechos 15.

(4) El segundo viaje, Hechos 16:1 hasta 18:22.

(5) El tercer viaje, Hechos 18:23 hasta 21:16.

(6) La oportunidad de testificar en Jerusalén, Hechos 21:17 hasta 22:32.

(7) En la cárcel en Cesárea, Hechos 23:31 hasta 26:32.   

(8) El viaje a Roma, Hechos 27.

(9) Su encarcelamiento en Roma, Hechos 28:16-31.

(10) Sus planes finales, Romanos 15:24.

(11) Su encarcelado otra vez y su muerte en Roma (testificado por los escritos de hombres en aquel tiempo)

V. La caída de Jerusalén y el fin del Siglo I, Hebreos 3:12-19.

1. Este pasaje habla de aquellos quienes vagaban cuarenta años en el desierto y por su falta de fe, no entraron en la Tierra de Promesa.  De igual manera, después del rechazamiento del Mesías por los líderes de los judíos, Dios les dio cuarenta años de gracia y de la predicación por los apóstoles, bastante tiempo para arrepentirse y recibirle como su Mesías, pero no, la mayoría no le quisieron como Salvador y cuarenta años después de la crucifixión Dios envió a los romanos a destruir la ciudad de Jerusalén.  (Estos estudios continuarán)

 

Bosquejos Maestros, XXXVIII

TEMA: La Naturaleza de la EKKLESÍA

INTRO: Los profetas del A.T. no supieron nada de la EKKLESÍA, que había de venir.  Fue un "misterio" para ellos.  Pero, en el principio de la dispensación de la edad de la gracia, aquel "misterio" fue revelado, Efesios 3:3-6.  Primero a los apóstoles, Mateo 28:19, 20; luego a Pedro, Hechos 10:1-48; entonces a Pablo y Bernabé (con su comisión a los gentiles), Hechos 13:46-48.

      El "misterio" que el Espíritu Santo le reveló a Pablo fue que los gentiles no tuvieron que llegar a ser "judíos" para ser salvos y una parte de la asamblea, Gál. 3:28.

I. Para ayudarnos a entender las doctrinas de la EKKLESÍA, el Espíritu Santo, el Autor de la Palabra (2 Pedro 1:21; 2 Timoteo 3:16, 17) nos ha dado siete ilustraciones para ayudarnos a entender la relación de Jesucristo y Su asamblea.

1. Jesucristo es el Novio y la asamblea la novia (todos de los redimidos están en el "cuerpo de Cristo", pero solamente los que son sumergidos con una inmersión correcta por la autoridad de una asamblea bíblica son miembros de una asamblea).  La "novia" (los redimidos) en la resurrección tendrá sus cuerpos glorificados e incorruptibles, 1 Corintios 15:51-58; 2 Corintios 11:2; Efesios 5:25-27.

2. Jesucristo es el Buen Pastor de la asamblea.  Es el deber del pastor a guiar, proteger y alimentar las ovejas, Salmo 23:-16.

3. Jesucristo es la Cabeza de la asamblea, Col. 1:18.

4. Jesucristo es el Fundamento de la asamblea, Efesios 2:19, 20.

5. Jesucristo es el Sumo Sacerdote de la asamblea,  Hebreos 2:17.

6. Jesucristo es la Vid, Juan 15:5.

7. Jesucristo es el último Adán, 1 Corintios 15:45.

II. La asamblea (son los miembros que hacen una asamblea) es un templo santo, Efesios 2:19-22.

1. El templo de Salomón fue construido 966 años a. de c. Y fue destruido en el año 586 a. de c.  El segundo templo fue dedicado en el año 516 a. de c. Y se queda el centro para adoración judaica por 600 años cuando fue destruido por los romanos en 70 d. De c.  Los templos fueron el lugar donde Dios manifestó Su presencia, donde los sacrificios fueron ofrecidos y donde adoración fue dada a Dios.

2. Pablo llamó la asamblea de Efeso "un templo santo", Efesios 2:21.  Nótense unas lecciones acerca de la asamblea como un templo santo de Dios:

(1) Se llama "una habitación de Dios", Efesios 2:22.

(2) Es el lugar donde mora Dios el Espíritu Santo en cada creyente, 1 Corintios 6:19.

(3) Jesucristo dijo que Él ha de edificar (y todavía está edificando) Su asamblea, Mateo 16:16-18.  Él la principió durante Su ministerio terrenal, pero no le dio potencia hasta el día festivo, Hechos 2:1-13.

(4) Las asambleas son hechas de ambos, judíos y gentiles.

(5) Jesucristo es la Piedra Angular, Efesios 2:20.

(6) Es una congregación en armonía, uno con el otro, Efesios 2:21 "...bien coordinado...".

(7) Es un "templo santo".  Por esto cada miembro debe vivir una vida separada.

(8) La asamblea debe ser un lugar de oración y de enseñanza.

III. La asamblea es un cuerpo, 1 Cor. 12:12-31.  Por eso:

1. Ningún miembro debe pensar de sí mismo como más importante que otro, Romanos 12:3.

2. Cada miembro tiene su propia función, 1 Corintios 12:15-18.

3. Todos de los miembros pertenecen uno al otro, 1 Corintios 12:19-23.

4. Cada miembro tiene habilidades distintas.

5. Los miembros tienen el deber de cuidar de los demás, 1 Corintios 12:25, 26.

IV. La asamblea de Jesucristo: su misión, Mat. 28:16-20.

1. Es mandada para hacer discípulos de todas las naciones, v. 19.

2. Se le manda sumergir a  los discípulos.

3. Se le manda enseñarlos.

V. La asamblea....un misterio, Efesios 3:1-11.  En el N.T. un "misterio" significa un secreto de una organización cuyos miembros son los únicos a entenderlo, pero Pablo nos revela aquel "misterio":

1. Que los gentiles pueden encontrar descanso y salvación en el Mesías de los judíos, Isaías 11:10.

2. Por su fe en aquel Mesías, los gentiles llegan a ser herederos con los judíos de las bendiciones eternas de Dios.

3. Las "...inescrutables riquezas de Cristo...", Efesios 3:8, serán la posesión de todos los que son miembros de la asamblea.

4. Que ha de haber compañerismo en la asamblea entre los gentiles y los judíos.

5. Que la asamblea ha sido planeada por Dios desde la eternidad pasada, Efesios 3:9, 11.

6. Que la sabiduría de Dios es mostrada por Su plan maravilloso de salvación por que medio de ambos tanto los judíos como los gentiles son redimidos por la gracia de Dios por su fe en la obra terminada de Jesucristo, Efesios 2:8, 9.

(7) Que el mensaje de salvación es la manera de crecer (en número) las asambleas y ningún creyente debe avergonzarse de este mensaje, Romanos 1:16.

VI. La asamblea de Jesucristo:  Su  obra maestra, Mateo 16:13-20.

1. En los vs. 13, 14 el Señor les hizo dos preguntas a Sus discípulos, y luego otra, v. 15.  Nótese bien que la respuesta dada fue por revelación divina, v. 17.

(1) La encarnación del Hijo de Dios fue una revelación completa del plan de salvación, Juan 1:14....Dios el Hijo tomó una naturaleza humana completa pero sin pecado.

(2) Luego Dios reveló que Su Hijo tuvo que ser hecho pecado por nosotros, 2 Corintios 5:21.

(3) Para ser salvo, tiene que arrepentirse del pecado y creer que Jesucristo nació de una virgen, Lucas 1:26-38 y que Él murió como Substituto por nuestros pecados, que Él fue sepultado, resucitado y ascendió al Tercer Cielo con la promesa a regresar otra vez, 1 Corintios 15:1-14; Hechos 1:6-9.

2. Un texto de importancia: Mateo 16:18.

(1) Este es el Creador que tiene toda potestad, Mateo 28:18.

(2) Este es el Creador que anduvo sobre el agua, Mateo 14:22-36.

(3) Este es el Creador que reprendió el viento, Lucas 8:22-25.

(4) Este es el Creador que habló como nadie ha hablado, Juan 7:46.  Véase Mateo 16:18 "...tu eres PETROS (una piedra pequeña) y sobre esta PETRA (peña grande) edificaré mi EKKLESÍA...."  No fue Pedro, sino Jesucristo que está edificando todavía Su asamblea hoy día.

3. No solamente es Jesucristo el Cimiento sino Él es el Arquitecto, el Constructor.  Cada asamblea es un "templo santo", la habitación de Dios, en los cuerpos de los creyentes, 1 Corintios 6:19, 20.

(1) Jesucristo está edificando Su asamblea, Efesios 2:19-22.

(2) Él es el Cimiento y la Piedra Angular, 1 Corintios 3:11.

(3)  Jesucristo sigue edificando Sus asambleas usando los creyentes, como "piedras vivas" para hacerlo.

(Estos estudios continuarán)

 

El Principio de la Discriminación, II

(Nota: En marzo, 2001 comencé este estudio pero no lo continué.   Ahora voy a continuarlo)

INTRO:  Este es el principio por el cual se usa bien la Palabra de verdad, haciendo una distinción entre las cosas que Dios distingue como diferentes.  No usar la discriminación, conduce a la confusión.

IV. La diferencia entre la salvación y el galardón.  A estos se los podría llamar bendición presente y bendición futura.  El pecador se salva, y el creyente es premiado.  El pecador no es premiado, porque Dios no aprueba las obras del pecador.  Nada le espera, sino juicio, condenación y muerte.  La salvación trae liberación del pecado y de la ira de Dios.  El galardón es premio por la fidelidad, el trabajo y los sufrimientos.  La salvación es don gratuito de Dios. El galardón se gana.  La salvación es regalo presente, y el galardón se obtendrá en el futuro.

1. Resumen de la enseñanza tocante a la salvación:

(1) Es del Señor.  Dios es su fuente; Jesucristo, el Salvador.

(2) Es todo de gracia, amor y misericordia de Dios, 2 Timoteo 1:9; Tito 2:11.

(3) Se recibe por la fe, Hechos 16:31; Romanos 1:16; Efesios 2:8, 9.

(4) Es posesión presente, poseída ahora por el creyente, Juan 3:16; 5:24; 6:47; 2 Timoteo 1:9; 1 Juan 5:13.

2. Resumen de la enseñanza tocante a los galardones:

(1) Se ganan por las obras y el fiel servicio, 1 Corintios 3:11-13; 9:24, 25.

(2) Se puede sufrir pérdida de ellos por causa del descuido y la infidelidad, 1 Corintios 3:12-15.

(3) Serán repartidos cuando Jesucristo regrese, 1 Corintios 3:14; Mateo 16:27; Apocalipsis 22:12.

(4) Dios los promete para alentar a los creyentes, Romanos 8:18.

(5) Son prometidos para quitar la vista del creyente de las riquezas y los placeres terrenales, y fijarla en las cosas espirituales, Colosenses 3:1-4; 1 Timoteo 6:17-19.

(6) Para animarnos a un servicio de amor, alentarnos en el sufrimiento y la persecución e incitarnos a ser fieles en el deber, Colosenses 3:17-25; 2 Timoteo 4:8.

(7) "Las Coronas" prometidas son símbolos de las bendiciones espirituales:

A. De regocijo, para los que testifican, 1 Tes. 2:19.

B. De incorruptible, para el que sujeta su cuerpo y su vida natural a la voluntad divina, y a una vida templada, 1 Corintios 9:25.

C. De justicia, para los que aman la venida de Jesucristo, 2 Timoteo 4:8.

D. De gloria, por la fidelidad en ministrar, 1 Pedro 5:24.

E. De la vida, para el que sufre pruebas aun hasta la muerte, como mártir, Santiago 1:12; Apo. 2:10.

V. La diferencia entre la posición y la conducta del creyente.  No hay nada que aumente más el gozo en la vida y el servicio del cristiano que la comprensión de su posición en Cristo, y de la relación que esta posición tiene con su conducta, o en un término bíblico, su andar diario.

1. La posición del creyente delante de Dios.  Es la de la perfección absoluta en Cristo Jesús.  Somos aceptos en el amado Hijo.  Nada se le puede añadir o quitar a esta posición en Él.  Por más santamente que viva el hombre, nada añade a su posición en Cristo, que es invariable, irrevocable, permanente, continua y eterna.  Cuando Dios nos mira en Su Hijo, ve toda la perfección de Él en nosotros.  Nosotros vemos a Dios en Cristo, y Dios nos ve a nosotros en Cristo.  Esta perfección no es de nosotros, sino de Él, Efesios 1:4.

(1) El "justo" aprecio de esta gran verdad obrará poderosamente en nuestra vida, dándonos el ardiente deseo de ser perfectos delante de los hombres así como también delante de Dios, y hará que cuidemos más nuestra vida y conducta diaria.

2. El "andar", o sea la conducta del creyente.  Con respecto a la posición no hay diferencia entre los creyentes, mas puede haber una inmensa diferencia en su "andar".  El "andar", o sea, la conducta del creyente, es la consecuencia de su estado espiritual.  Si le domina la carne, su vida será carnal y no gozará la plena comunión con Cristo Jesús.  Pero su posición es el resultado de la obra de Cristo, el carácter y mérito de Él.

3. Resumen de la verdad tocante a la conducta, o sea, el "andar" del creyente:

(1) Andar en el Espíritu, Gálatas 5:16, 25.

(2) Andar "en vida nueva", Romanos 6:4.  Desechar la pasada manera de vivir, con sus antiguos hábitos pecaminosos, y vivir con el poder de la resurrección de Cristo, de modo que la naturaleza espiritual se manifieste en la conducta, Efesios 4:22-24.

  A. "Saber", "considerar" y "presentar", Rom 6:6, 11, 12.

  (A) "Saber" cuál es su posición en Cristo.

  (B) "Considerar" que está muerto al pecado y vivo para    Dios en Cristo Jesús.

  (C) "Presentar" todos sus miembros al que mora en Él y no al "viejo hombre".

(3) Andar mirando con diligencia, Efesios 5:15 (activa y cuidadosamente)

4. Andar como es digno del Señor, agradándole en todo, para no traer reproche sobre el Nombre del Señor, ni ser causa de que los impíos Le menosprecien, Col. 1:10.

5. Andar en amor, Efesios 5:2.  Ser gobernado por el amor a Dios y al hombre.  Si el amor de Dios es supremo en nuestra vida, también amaremos al prójimo.

6. Andar sabia y prudentemente, de tal manera que ningún inconverso tropiece por nuestra causa, Colosenses 4:5.  Evitar todo lo que podría impedirles a los hombres venir a Cristo.  Ser ejemplo y manifestar la gracia y el poder de Cristo a los perdidos, 1 Pedro 2:12.

7. Andar en la verdad; conforme a la Palabra, no conforme al mundo y el propio pensar, 3 Juan 4.

8. Andar "en Cristo", Colosenses 2:6.  Como Él anduvo, 1 Juan 2:6.  Si habla de Él, ande como Él anduvo; y si no, no hable de Él.  Ande como Él, dependiendo de Dios.

9. Andar (caminar) con Dios, Génesis 5:24; 6:9.  Esto demanda separación del mundo y comunión con Dios.  No podemos andar con Dios y con el mundo, Amós 3:3.  La comunión y el compañerismo exigen que haya reciprocidad.  Dios le ama, y usted le ama.  Él se preocupa por usted, y usted se preocupa por Él.  Usted anhela hacer algo por Él, y Él desea hacer todas las cosas por usted.

10. Andar delante de Dios, Génesis 17:1.  Dios es "Todopoderoso" o sea "Todo suficiente".  Si desea ardientemente una vida perfecta, hallará que Él es suficiente para usted.  Andará en el conocimiento de que Él le ve, Génesis 16:13.

11. Andar en pos de Dios, Deuteronomio 13:4.  Andar en Su voluntad, gozar en Su camino, andar en Sus pasos, fijar la vista en Él, nuestro Ejemplo.

12. Andar en luz, 1 Juan 1:7.  En el conocimiento de Su voluntad; buscando, entendiendo y cumpliendo Su voluntad.

13. Andar en buenas obras, Efesios 2:10; Tito 3:8, 14.  Hacer constantemente las obras que nos han sido deparadas.

14. Andar honestamente, Romanos 13:13; 1 Tesalonicenses 5:5.  A la luz del día.

15. Andar por fe, 2 Corintios 5:7; Hebreos 11:1.  Por la fe, no por la vista, desechando el interés propio y el propio pensamiento.

16. Andar como es digno de nuestra vocación, Efesios 4:1; Colosenses 1:10. (Estos estudios continuarán)

 

Una Carta Enviada por el Editor

      "El catolicismo no tuvo su principio de repente.  Es cosa de varios cientos de años.  No hay fechas en la historia para mostrar el principio de tal movimiento.  Yo creo que podemos usar 1 Juan 2:19 para mostrar la razón  de tal organización.

      "Durante aquellos tres o cuatro siglos había hombres fieles a las Escrituras que los apóstoles dejaron para pastores de asambleas.  Usaron varios nombres de identificación, a veces usando el nombre de su líder, pero ellas siguieron fieles a las enseñanzas del N.T., como nosotros, los Bautistas No Conformistas hacemos hoy en día..

      "En aquel movimiento que dejaron las enseñanzas del N.T. (conocido como la "iglesia universal") hubo hombres (sacerdotes) que tuvieron preocupación por los  muchos errores que estaban siendo enseñados a la gente ignorante y aquellos hombres comenzaron a tratar de "reformar" la "iglesia".  Pero como todo el mundo sabe, no tuvieron éxito y al fin tuvieron que salir o perder la vida.

      "Los que salieron formaron lo que es conocido hoy "iglesias protestantes", llevando con ellos muchas de las doctrinas falsas (que están enseñada hasta hoy en día).

      "Hace cien años, aquí en los EE.UU. comenzó una organización fuerte que salió de las "iglesias protestantes" por causa de su frialdad, y tomaron el nombre de "evangélicos".

      "(Hay que recordar que desde el día en que Jesucristo fundó Su asamblea hubo y todavía hay en cada siglo asambleas que siguen enseñando la misma doctrina que Él dejó, como nosotros, los Bautistas No Conformistas).

      "Aquellas  asambleas que salieron de los "protestantes" son conocidas como "Pentecostales" y cuarenta años más tarde, de los "Pentecostales" comenzaron los "Carismáticos" ambos con un montón de errores doctrinales que siguen sembrando confusión entre la gente de Dios.

      "En los últimos años de 1800 el diablo levantó tres movimientos que crecieron muy rápida y de alcance mundial: Los "Testigos de Jehová", por un hombre que no aceptó la doctrina bíblica del "infierno"; Los "Adventistas del Séptimo Día" por dos personas, uno que trató a establecer una fecha para el regreso de Jesucristo y una mujer que puso énfasis en el guardar el día de sábado; el tercero, "Los Santos de los Últimos Días" por un hombre que creyó que todas de las "iglesias" fueran "católicas", "protestantes" o "evangélicas" estaban en error y que Dios le llamó a establecer una "iglesia" nueva, conocida hoy como los "Mormones".

    "Hay muchas asambleas en el mundo que no son "católicas", "protestantes", ni "evangélicas" que,  bajo  varios nombres siguen enseñando la doctrina correcta de las Escrituras.  No son conocidas mundialmente porque su obra es espiritual y no material.  No tienen organizaciones, ni denominaciones.

      "Si usted, amigo, pertenece a una "organización" o "denominación" hecha por los hombres, usted está en error, y no está siguiendo las doctrinas dejada por Jesucristo porque Él no fundó tal cosa". (fin de la carta)

 

Adoración Modernista Versus Adoración Bíblica (Adaptado)

INTRO: "Modernista" = que pertenece a la edad moderna,  que existe desde hace poco tiempo.

      Hay un gran énfasis hoy en día en muchas asambleas cristianas en usar música "cristiana" moderna, con orquesta en vez de los himnos antiguos.  La idea es que con la música fuerte las emociones de la gente serán movidas.  En vez de dejar el Espíritu Santo mover la gente por la predicación de la Palabra, usan la música.

      No podemos encontrar nada escrito en el N.T.  sobre como debemos usar música en los cultos.  Hay que pasar al A.T.

      La única vez que la palabra "adoración" se usa en el N.T. se encuentra en 1 Corintios 14:25 hablando de la individual, no de la asamblea.

      Las palabras "alabanza" o "glorificar" no se encuentran en el N.T. para ser usadas en el culto público, sino para el individuo a alabar a Dios en gratitud personal y viviendo una vida piadosa, Hechos 2:47; Romanos 15:5-6; 1 Corintios 6:20; Filipenses 1:11; Hebreos 13:15; 1 Pedro 4:16.

      No es malo para la asamblea "adorar" a Dios en el culto con himnos bíblicos cantados con ánimo, con unos coritos basados en las Escrituras, pero a poner tanto énfasis en la música para despertar las emociones, es un error.

I. ¿Qué diferencia hay entre "adoración modernista" y "adoración según las Escrituras"?     

1. La adoración bíblica no pone énfasis en el uso de música.  Hay dos menciones de música en el N.T., Efesios 5:19 y Colosenses 3:16 y tratan con la edificación de los creyentes.

2. La adoración bíblica debe ser hecha según las Escrituras, 1 Corintios 11:2; 14:40.  es decir, que casi todo que pasa en los cultos de los carismáticos no es bíblico.

3. La adoración bíblica pone énfasis en el entendimiento más que en la emoción, 1 Corintios 14:15.  No debemos "sentir" Dios sino entender Su Palabra.  La adoración moderna pone demasiado énfasis en la emoción.

4. La adoración bíblica pone énfasis en la unidad de fe más que en el concepto ecuménico de unidad en la diversidad, Romanos 15:6; Mateo 15:9; Juan 4:24.

5. La adoración bíblica requiere pureza moral y separación del mundo, Romanos 12:1, 2; Filipenses 1:11.  En contraste, la adoración modernista ignora la separación usando los "artistas" mundanas.

6. La adoración bíblica está vigilando contra peligros espirituales, 1 Pedro 5:8; 2 Corintios 11:14.  No menos que once veces los apóstoles dan advertencia a los creyentes de esto.  Debemos tener sobriedad, véase Tito 1:8; 2:2, 5, 6; 1 Timoteo 3:11, 1 Tesalonicenses 5:6; 1 Pedro 5:8.

Conclusión: La adoración modernista enseña la gente  a "abrirse" para expresar sus emociones, y esto abre "una lata de gusanos", lo que usted puede ver si usted ha visitado tales cultos.  ¡Tenga cuidado con la adoración! (fin)

 

De la Muerte a la Vida

      Las Escrituras usan muchas ilustraciones para enseñar lo que pasa cuando el pecador recibe a Jesucristo como su Salvador y para ser el Señor en la vida.

1. Porque como Jesucristo murió para nosotros, nosotros hemos sido "crucificados" con Él, Romanos 6:2-13; 7:4-6; 2 Corintios 5:14; Gálatas 2:20; 5:24; 6:14; Colosenses 2:20; 3:3-5; 1 Pedro 2:24.

2. Nuestra naturaleza vieja, rebelde, murió con Él, Romanos 6:6; 7:4-6; Colosenses 3:9, 10.

3. La resurrección del Señor nos garantiza una vida nueva ahora y para la eternidad, Romanos 6:4, 11; Colosenses 2:12, 13; 3:1, 3.

4. Este proceso se muestra en la inmersión del creyente por la autoridad de una asamblea bíblica, Colosenses 2:12.

(1) La inmersión simboliza la muerte de nuestra naturaleza pecaminosa.

(2) La inmersión simboliza que el cuerpo, ya muerto, está listo para vivir una vida nueva.

(3) La inmersión simboliza que, al ser resucitado del agua, estamos listos para vivir la vida nueva.  (fin)

 

Nuestra Identidad Verdadera En Cristo

1. Somos justificados, Romanos 3:24.

2. No hay condenación, Romanos 8:1.

3. Somos librados de la ley de pecado y muerte, Rom.8:2

4. Somos santificados y hechos aceptos, 1 Cor. 1:2.

5. Somos justos y santos en Cristo, 1 Cor. 1:30.

6. Seremos hechos vivos en la resurrección, 1 Cor. 15:22.

7. Somos una nueva creación, 2 Cor. 5:17.

8. Hemos recibido la justicia de Dios, 2 Cor. 5:21.

9. Somos uno en Cristo, Gálatas 3:28.

10. Somos bendecidos con toda bendición, Efe. 1:3.

11. Somos santos, sin culpa, y cubiertos con el amor de Dios, Efesios 1:4.

12. Somos adoptados, Efesios 1:5, 6.

13. Nuestros pecados han sido quitados, Efe. 1:7.

14. Seremos traídos bajo de la jefatura de Cristo, Efesios 1:10, 11.

15. Somos señalados como propiedad de Dios por el Espíritu Santo, Efesios 1:13.

16. Somos resucitados para sentarnos con Cristo en gloria, Efesios 2:6.

17. Somos "hechura" de Dios, Efesios 2:10.

18. Hemos hechos "cercanos", Efesios 2:13.

19. Somos "coherederos", Efesios 3:6.

20. Tenemos entrada libre a la presencia de Dios, Efesios 3:12

21. Somos miembros de Su cuerpo, Efesios 5:29, 30.

22. Estamos completos en Él, Colosenses 2:10.

23. Hemos sido librados, Colosenses 2:11.

24. Tendremos gloria eterna, 2 Timoteo 2:10 (fin)

 

Apostasía

      Esta habla del apartarse de la fe, es el acto por el cual una persona que ha profesado creer en Cristo rechaza de una manera deliberada la verdad revelada en cuanto a:

1. La Deidad de Jesucristo.

2. La redención que Él efectuó por medio de Su sacrifico expiatorio, 1 Juan 4:1-13; Filipenses 3:18; 2 Pedro 2:1.

3. La apostasía difiere, por lo tanto, del error tocante a la verdad, que puede ser el resultado de ignorancia, Hechos 19:1-6, y de la herejía, que puede tener como causa el lazo del diablo, 2 Timoteo 2:25, 26.

4. Tanto dicho error como la herejía puede aparecer al lado de la fe verdadera.  En 2 Timoteo 4:3, 4 se hace una perfecta descripción del apóstata.

5. Los apóstatas se aparten de la fe pero no abandonan la práctica externa del cristianismo, 2 Timoteo 3:5.

6. Los maestros apóstatas son descritos en 2 Timoteo 4:3, 2 Pedro 2:1-19; Judas 4, 8, 11-13; 16.

7. Como en el caso de Israel, Isaías 1:5, 6; 5:5-7, la apostasía es sin remedio en las asambleas y a los apóstatas les espera el juicio, 2 Tesalonicenses 2:10-12; 2 Pedro 2:17, 21; Judas 11-15; Apocalipsis 3:14-16.  (Scofield)

 

      Las Hojas de Oro son publicadas cada mes por James Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Esta es una obra de amor por parte de los Nelson.  Ellos son miembros de la Asamblea Bautista "El Mesías" de Wichita, Kansas, EE. UU.

      El corrector de pruebas es el hermano Rafael Marañón Barrio, de España.

      Si usted puede recibir esta revista por e-mail, avísenos a:   jnel@twinvalley.net

      Nuestra dirección postal es:

Hojas de Oro

302 Westfall Street, Beverly, Kansas 67423 EE.UU.

(Por avión)