Publicación Gratis

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

“...que contendáis por la fe...” (Judas 3)

Año XXXX, No. 12                         DICIEMBRE                                     2010

 


Aviso: Si quieres recibir esta revista durante el año 2010 debes avisarnos ya sea por cupón o carta. Si no recibimos el cupón o cualquier otro tipo de comunicación antes del fin del año, la suscripción terminará con la edición de diciembre. La suscripción es gratis. Puedes suscribirte también escribiendo a: jan23@cox.net. Si te es posible  recibir la revista por correo electrónico en vez de por correo postal, avísanos, por favor, de esta forma ganamos en rapidez y ahorramos.

     Distribuidores: La revista no es un folleto. Es para pastores y maestros. El costo es demasiado para dársela a todo el mundo. Por favor, dinos la cantidad exacta que necesitas.

 

Índice:

…Respuesta a una pregunta.

…Acerca del uso de la palabra EKKLESÍA.

…Satanás y los demonios.

…La venida de Cristo.

…La navidad.

Por qué soy Bautista No Conformista (III parte).

Por qué soy Bautista No Conformista (IV parte).

Bosquejos maestros de la Biblia (X parte).

Bosquejos maestros de la Biblia (XI parte).

La fe y las obras (final).

Lección 8: La asamblea local.

Lección 9: La Palabra de Dios.

…Carta abierta del editor.

…Sanidad divina: ¿Verdad o mentira?

…Unas consideraciones sobre la “creencia fácil”.

…La doctrina del arrepentimiento.

…Cómo tomar decisiones sabias para permanecer en la voluntad de Dios.

…El movimiento carismático, primero parte

...Comentario sobre los Diez Mandamientos (final).

 

Respuesta a una pregunta.

(Por el editor)

     El Hermano Jorge de Costa Rica me pregunta: “¿Podría explicarme por qué usted usa el término Yahvé?”

     Éxodo 3:14, “Yo Soy El Que Soy”. Para el Dios de la creación este nombre tiene que ver con su auto existencia y eternidad y denota: “Yo Soy El Que Es Y El Que Será”. Decididamente esta es la mejor y más adecuada opción contextual dentro de una gran diversidad de teorías acerca del significado y origen etimológico de esta afirmación. Las consonantes del término hebreo YHWH, combinadas con las vocales del nombre divino ADONAI (Amo o Señor), dieron origen al nombre “Jehová”.  La palabra “Jehová” no apareció en las Biblias sino hasta el siglo XIII. No es una palabra bíblica sino una “invención” humana, mientras que el uso de la palabra Yahvé sí expresa exactamente quién es nuestro Creador: “Yo Soy El Que Soy”.

     En Génesis 1:1 leemos: “En el principio (…) Dios”.  Cuando “Dios” aparece en las Escrituras es la traducción del término hebreo ELOHIM, que es una palabra plural. Este nombre es un término general para la deidad y un nombre del Dios de la creación.

     En Génesis 2:7 vemos que: “Entonces Jehová (Yahvé) Dios (Elohim) formó al hombre”. (Fin)

 

Acerca del uso de la palabra EKKLESÍA.

    Según el Diccionario VOX  la palabra “iglesia” debe traducirse “asamblea”, siendo que en el griego es EK-KLESÍA.

     Según el Diccionario Strong la palara “iglesia” debe ser traducida “asamblea”, como en Hechos 19:32, 39, 41, donde los traductores tradujeron correctamente el griego.

     Según el Diccionario Unger la palabra “iglesia” viene del griego EKKLESÍA. Es una palabra compuesta a su vez por otras dos: “ek” (de entre) y “kaleo” (llamar).

La palabra “iglesia” es una palabra inventada por los traductores. Este término es una transliteración de otro, es decir, una representación de los sonidos de una lengua con las letras de otra. Los traductores tomaron el griego EK-KLESÍA y lo cambiaron a “iglesia” porque “suena” parecido.

     La “Iglesia Católica” tuvo mucha influencia sobre los traductores.  Como es sabido, no existe algo que se pueda llamar “iglesia universal”. Una asamblea del Señor se compone de gente convertida y sumergida que se reúne en un local, llamados fuera de sus casas y negocios, etc. Cuando salen no hay una EKKLESIA.

     Comúnmente “iglesia” hace referencia a un edificio. No hay tal indicación en las Escrituras. De veras, en el N. T. no hay instrucciones de que debamos tener “templos” ni “edificios”. La “asamblea” puede reunirse en casas, patios, aulas de reuniones, etc. Hoy se pone demasiado énfasis en la construcción de edificios costosos.

(2)     Llamar “iglesia” a un edificio demuestra ignorancia.  No hay una “asamblea” hasta que se reúna gente salva que ha sido sumergida.

     Somos esclavos de los publicadores de Biblias. Es una lástima que los que vendan Biblias lo hagan por ganancia y que no tengan cuidado de su contenido. (Fin)

 

Satanás y los demonios.

     No te confundas. Hay un solo Satanás, pero una gran  multitud de demonios. Todos fueron creados por Dios en la eternidad pasada y eran seres buenos.

     Satanás: Las Escrituras no relatan la historia de su origen, pero en un principio fue bueno y cayó debido al orgullo (1 Timoteo 3:6; Isaías 14:12:15).

     Los demonios: Son espíritus malignos, invisibles e incorpóreos. Hay dos clases: los que están libres (Ef. 2:2) y los que están en prisiones (Lucas 8:31; Ap. 9:1-11).

 

La venida de Cristo.

(Por Benedicto L. Alonso Diez)

      “La Venida del Señor” es una cosa tan cierta como lo es el amanecer. Antes de que Cristo fuera crucificado por la demanda de los judíos dijo que iba a resucitar de los muertos y... ¡resucitó! Dijo también que vendría otra vez y... lo hará. ¡Es ciertísimo! (Juan 14:3; véase Santiago 5:8).

     Su venida tiene dos aspectos: Primero Él ha de arrebatar a los Suyos, los cuerpos de los muertos y los vivos, los redimidos, y llevarnos a la Casa del Padre (1 Ts. 4:16, 17). Segundo, Él ha de venir “...con grande poder y gloria...” para juzgar el mundo por su incredulidad y maldad. Véase Mt. 24:27, 30; 1 Ts. 5:2, 3; 2 Ts. 1:7-9; Ap.1:7.

     Los que son salvos de sus pecados se regocijarán al ver venir a su Señor a buscarlos, pero los pecadores empedernidos se lamentarán al verle en juicio. ¿Dónde estarás tú? 

 

La navidad.

(Por J. Candeas, Apdo. 2, 11300, La Línea, España)

     El misterio de la encarnación no es sino el nacimiento en esta tierra del Hijo de Dios que se hizo Hombre en las entrañas de María. Este “misterio” significa “Dios con nosotros” (Mateo 1:23), porque al eterno Dios Hijo el hecho de ser igual al Dios Padre no Le fue un obstáculo para hacerse siervo, ser semejante a los hombres y humillarse a Sí Mismo, yendo con obediente humildad hasta la misma muerte, y muerte vergonzosa de cruz (Filipenses 2:6-8). Dios naciendo en la tierra es, pues, la navidad, navidad que se ha convertido con los años en la fiesta de los paganos católicos romanos, los comerciantes y el mundo en general. Los verdaderos creyentes les dejamos esta fiesta para ellos.

     Que la navidad es una fiesta pagana lo sabe hasta el mismo Juan Pablo, según nos cuenta la periodista Lola Galán en “El País” digital de fecha jueves, enero 14, 1999.  Ella dice que el papa, en su tradicional encuentro con los “fieles” de cada miércoles, admitía dos cosas en su parloteo: (1) Que la iconografía papista viene de la imaginería pagana, (2) Que hay muchas fiestas romanas que no tienen base bíblica, sino que son meras tradiciones antiquísimas copiadas del paganismo. En relación con estas fiestas paganas, Juan Pablo, adorador de imágenes y hombre amante de las tradiciones falsas, dijo aquel día: “La fiesta del Sol, el 25 de diciembre, se convirtió  en la Navidad cristiana y Las Ferias del 15 de agosto pasaron a ser la fiesta cristiana de la Asunción de María”.

     Bueno, eso de “navidad cristiana” y la “fiesta cristiana de la Asunción”, son cuentos del papa. Pero comprendemos que lo que quiere decir es: “navidad papista y fiesta papista de la asunción”. Los verdaderos cristianos rechazamos todo ese forraje pagano que copiaron los católicos romanos en los libros apócrifos.

     Son una legión las tradiciones que junto con la “navidad” se han venido acumulando con el paso de los años.  Papá Noel, los belenes, el arbolito, las tarjetas de felicitación, campanadas y uvas, todos ellos no son sino cosas que los hombres han creado, copiado y trasmitido por doquier con el curso de los años. Los comerciantes han alentado y fomentado los regalos de unos a otros por navidad, las comilonas regadas abundantemente con vinos y licores, etc.  La navidad es el “agosto” de los comerciantes.

     Pero la “navidad”, como les dijo el mensajero a los pastores aquella noche calurosa de la primavera o verano en tierra santa, fue que Jesucristo nación en Belén, lo cual era una noticia de gran gozo para el pueblo. Les había nacida un Salvador.

     Jesucristo vino al mundo para buscar a Sus ovejas, como Él mismo lo dice en Lucas 15:4; 19:10. En verdad Jesús es el Salvador, el Único Salvador que salva a Su pueblo. Él vino para salvar a Su Pueblo (Mateo 1:21). La “navidad, pues, está vinculada con nosotros los verdaderos creyentes en Cristo Jesús, porque Él, real y verdaderamente, nació en cada uno de nosotros, nos resucitó, nos dio vida, perdón y salvación, conforme a Su Oficio de Salvador (Efesios 2:1-7).

     ¿Qué “navidad” están celebrando los que no han nacido de nuevo? Los que no han experimentado el nacimiento de Jesucristo en sus vidas no celebran Su nacimiento. Están celebrando cada uno su propia navidad, su fiesta pagana, su comamos y bebamos porque mañana moriremos. De esta masa ciega han escapado algunos, hemos escapado por la misericordia de Dios. Y aunque tenemos derecho a celebrar la “navidad” no lo hacemos. ¿Por qué? Porque el Señor de nuestras vidas nos ha dejado una Fiesta a celebrar, solo una, el Pan y la Copa que nos recuerdan el Gran Amor con que nos amó a nosotros Sus ovejas. (Fin)

 

(3)  Por qué soy Bautista No Conformista (III parte).

TEMA: El Libro Bautista.

LECTURA: Mateo 15:1-9.

TEXTO: Mateo 15:9.

INTRO: ¡Qué ignorancia hay hoy con respecto a las Escrituras! Los falsos predicadores tienen una Biblia con el propósito de engañar a la gente, dicen que han recibido “nuevas relevaciones” además de las Escrituras. Jesucristo, en Su oración al Padre en Juan 17:17, dijo: “Tu palabra es verdad”. Por eso podemos decir que los 66 libros de nuestra Biblia son el compendio o sumario de toda la verdad revelada de Dios al mundo. Ningún nuevo convertido puede elegir qué creer  o a qué asamblea asistir porque todo está claro en las Escrituras (Mateo 15:6-9).

     Jesucristo llamó “hipócritas” a los que dijeron que no importa cuál sea tu creencia ni a la “iglesia” que vayas. Estas personas no son obedientes a  las claras instrucciones del N.T. Si tales personas son regeneradas tendrán vida eterna, pero no tendrán las recompensas que se les darán a los que sean obedientes a la clara instrucción de las Escrituras (1 Corintios 3:10-15).

     Aquí llamo tu atención sobre el Salmo 138:1, 2. David escribió que Yahvé  ha engrandecido Su Nombre y que Su Palabra es “sobre todas las cosas”. Hermanos, no existe nada en el mundo más alto y más santo que la verdad, y esa verdad se encuentra en este Libro.

     Satanás comenzó su obra malvada en el jardín al poner una duda en la mente de Eva en relación con la Palabra de Dios (Génesis 3:1). Todavía hoy día el diablo sigue con los mismos trucos. Cuando uno dice que “no importa” su creencia ni la “iglesia” a que asiste, es igual que decir que la mentira es tan buena como la verdad (Romanos 3:4).

     La nobleza de carácter está determinada por una sola cosa: Su actitud hacia la Biblia (1 Tesalonicenses 2:13).

     ¡Qué terrible son las palabras de 2 Tesalonicenses 2:10!  “Por cuanto no recibieron el amor de la verdad para ser salvos”.

     Amigo, tu creencia hace una diferencia. Se deben estudiar  2 y 3 de Juan notando especialmente que Diótrefes habló “con palabras maliciosas” y no con la verdad.

     Todas los 66 Libros de nuestra Biblia son verdad y toda la verdad que pertenece a la vida y a la piedad se encuentra en la Biblia. No hay ninguna contradicción en la Biblia. Es la verdad sin error puesto que es el Libro de Jesucristo quien es: “el Camino, la Verdad, y la Vida” (Juan 14:6).

     Al ser las Escrituras el Libro de Dios el Creador, podemos decir que es un Libro “bautista”, especialmente los Libros del N.T. La primera EKKLESÍA fue comenzada por Jesús durante Su ministerio con gente sumergida por Juan el Sumergidor. Jesús también fue sumergido por Juan.  Luego los apóstoles salieron con las Buenas Noticias, sumergiendo a los que confesaban a Jesús como su Salvador.  Es fácil declarar que Jesús, los Doce y Juan son el “tema” del N.T.  Nota bien lo siguiente:

I.  Los 27 Libros se escribieron en relación a la obra de los sumergidos:

1.  Hay una clara explicación del ministerio de Juan el Sumergidor en las páginas del N.T.

2.  Explica en detalle la inmersión de Jesús por las manos de Juan, varón enviado por Dios.

3.  Hablan en detalle de la primera asamblea que Jesús formó con los convertidos sumergidos por Juan.

4.  Hablan de la obra misionera, la obra de evangelismo hecha por aquella gente en varias partes del mundo.

5.  Hablan en relación a las doctrinas de la gente sumergida, doctrinas que son esenciales en cada asamblea. La razón por la cual hay tanta confusión en las “iglesias” de hoy es porque el pastor no conoce el Libro e ignora lo que dicen las Escrituras.  Pasa demasiado tiempo con el ordenador en vez del estudio de la Palabra.

III.    Una vez que los 27 Libros se escribieron, han sido el Libro de Instrucción de los sumergidos en cada siglo por los últimos 2000 años.  

1. Jesús prometió a Sus seguidores que Su EKKLESÍA habría de durar (Mateo 16:18),  “las puertas del Hades (...) no prevalecerán contra ella”. Las “puertas del Hades”  se refieren a los difuntos, los creyentes que ya han muerto (en este caso no tiene nada que ver con el castigo, es una expresión de los creyentes que han muerto). Es decir, que Él ha de continuar salvando almas siglo tras siglo y su EKKLESÍA ha de crecer.

2. Desde aquella primera asamblea en Jerusalén hasta hoy, ha habido y habrá asambleas bautistas no conformistas en todas partes del mundo.

Conclusión: Hermano, sí vas a ser fiel a las enseñanzas del N.T., llegarás a la conclusión de que la EKKLESÍA que Jesús fundó se conoce hoy como las Asambleas Bautistas No Conformistas.

 

Por qué soy Bautista No Conformista (IV parte).

TEMA: El nombre Bautista.

INTRO: Este nombre es tan divino como lo es “EKKLESÍA”, siendo que los dos vinieron de Dios el Creador del universo.  La palabra “bautista” debe ser traducida como “sumergidor” ya que viene del griego BAPTIZO que debe traducirse “sumersión”, pero por la influencia de los traductores de las “iglesias protestantes”, la palaba “bautista” se usa hoy en vez de “sumergidor”.

     Juan, hijo de Zacarías, recibió su nombre por revelación divina (Lucas 1:13), y fue llamado “Juan el Sumergidor” en Mateo 3:1 debido a la misión que Dios le había dado (Juan 1:6). Aquel título “Juan el Sumergidor” es divino pues Jesús lo llamó así en Mateo 11:11.

     Dios envió a Juan a sumergir solamente una clase de gente: aquellos a quienes se habían arrepentido de sus

(4) pecados y recibido a Jesús como su Salvador, véase Mateo 3:4-12 y Hechos 19:4. ¡Lástima que hoy no tenemos este estilo de predicación!

     Hemos visto cómo llegó el uso del nombre “Bautista”, puesto que Dios llamó a Juan a ser el PRECUSOR del Mesías prometido para preparar el material de lo que Jesús, al comenzar Su ministerio, habría de edificar: Su primera EKKLESÍA. Ahora vamos a ver cinco razones por las cuales Dios escogió el nombre “Bautista” (sumergidor) para como una identificación bíblica entre las verdaderas asambleas del Señor Jesús.

I.  El nombre “bautista” (sumergido) es el único nombre dado en todo del N. T. que representa a un discípulo sumergido por la autoridad de una asamblea de Jesucristo.  Dejemos algo bien claro:

1.  Cada persona que se ha arrepentido de sus pecados y ha recibido de corazón a Jesucristo como su Salvador es “salvo”, “redimido” y “nacido de nuevo”, sin excepción, y se llama un “hermano” (Mateo 23:8).

2. Todos los creyentes son “discípulos” porque el discipulado viene antes de ser sumergido (Juan 4:1, 2).

3. Todos los creyentes son llamados “hijos de Dios” (Juan 1:12; Gálatas 3:26).

4. Todos los creyentes fueron elegidos para ser salvos antes de la fundación del mundo (Efesios 1:40 y son llamados “ovejas” (Juan10:11). Antes de ser salvos se les llama  “ovejas perdidas” (Mateo 10:6).

5.  Cada creyente es “…santo…” (Hebreos 10:10), porque son “…santificados…” (puesto aparte; 1 Corintios 1:2).

6. Cada creyente es “…cristiano…” (Hechos11:26).

(1)     Ahora, cada uno de estos títulos pueden ser aplicados a cada creyente no sumergido por una “iglesia”, pero no sucede así con el nombre “bautista”. Vamos a ver:

II. ¿Quiénes son los “bautistas no conformistas”?

1. El diccionario VOX, dice en su segunda edición: “Bautista: que practica el bautismo por inmersión, y bautiza solo a los adultos”.

2. El nombre “bautista” es bíblico y es el único nombre dado para identificar a una asamblea de Jesús de las demás “iglesias” falsas, fundadas por hombres o mujeres. (Recuerde que los “bautistas” han estado en existencia desde el ministerio de Jesús.  Las demás “iglesias” han sido “inventadas” por hombres y mujeres que no quisieron seguir las instrucciones claras de las Escrituras).

3. El nombre “bautista” fue dado por Dios (Mateo 11:11), pero el nombre “cristiano” vino de los incrédulos (Hechos 11:26). El nombre “bautista no conformista” identifica una asamblea verdadera de Jesucristo que sigue al pie de la letra los mandamientos dados por el Señor. El nombre “cristiano” incluye a todos los que no son ateos, incluyendo los creyentes desobedientes al claro mandato de Jesús en la Gran Comisión de ser sumergidos.

4. Por eso, el único nombre dado en el N. T. que representa a un discípulo obediente, sumergido por la autoridad de una asamblea fundada por el Señor Jesús, es el nombre “bautista” y, siendo que hoy muchos “bautistas” se han salido del camino de las Escrituras, tenemos que identificarnos como “Bautistas No Conformistas”.

III.    El nombre “bautista” es el único nombre dado en el N. T. que está en conformidad con la Gran Comisión.  En Juan 4:1 leemos: “que Jesús hacía y sumergía más discípulos que Juan”. Aquí vemos que Juan hizo discípulos y los sumergió, que Jesús hizo discípulos y los sumergió, y los Doce hicieron lo mismo. Este fue el orden en el principio de la EKKLESÍA, pero es una lástima que los hombres infieles a las Escrituras lo hayan cambiado todo.

1. Al final de Su ministerio, Jesús le dejó una ordenanza final a Su asamblea (Mateo 28:18-20).

(1) Lo que Juan el Sumergidor comenzó, por mandato directo de Dios, Jesucristo lo continuó (después de la muerte de Juan) sin cambiar nada en el estilo de la predicación ni de la inmersión.

(2) Después de la ascensión de Jesús, Sus discípulos siguieron llevando a cabo la Gran Comisión. Hasta hoy hay asambleas verdaderas, como nosotros, los Bautistas No Conformistas, que obedecemos la Gran Comisión al pie de la letra. Las demás “iglesias” deberían cerrar sus puertas por su desobediencia a la Palabra.

2. El nombre “bautista” es el único que es un recordatorio constante de la Gran Comisión. Si una asamblea Bautista no cumple con la Gran Comisión es desobediente a su Cabeza, el Señor Jesús. Pero, qué pena, muchas no hacen caso de las almas que se pierden en otras naciones.

3. El nombre “bautista” es apropiado porque  representa el “programa” de la asamblea, es decir, el mismo “programa” que Jesús le dejó a las asambleas hasta que Él regrese. El nombre representa cómo un creyente puede llegar a ser miembro de una EKKLESIA de Jesús por una profesión abierta de fe y ser sumergido por la autoridad de aquella asamblea. Todas las demás “iglesias” que rocían  o sumergen a los incrédulos para “salvarlos” son discípulos de Satanás.

IV.    El nombre “Bautista No Conformista” es un nombre que distingue. Estas tres palabras hacen diferencia entre los creyentes verdaderos y los profesantes de las sectas y denominaciones humanas que enseñan errores. Nuestro nombre señala claramente a la gente que lo usa. Sí, de veras nosotros somos diferentes en nuestra creencia y práctica.  No seguimos las doctrinas erróneas hechas por hombres sino que continuamos practicando las doctrinas de Jesús y Sus discípulos como fueron reveladas en el N. T.

1. El nombre distingue entre los que son obedientes a la Gran Comisión y los que hacen caso omiso de la misma. El nombre distingue a los discípulos sumergidos en obediencia al Señor de los desobedientes. El nombre distingue        (5) entre los que rechazan el error de Roma (el rociamiento de niños) de los que lo practican (las “iglesias” protestantes).  Nosotros no somos protestantes porque existíamos antes de que hubiera una “iglesia universal”. (Continuará)

 

Bosquejos maestros de la Biblia (X parte).

TEMA: El Espíritu Santo y su ministerio.

INTRO: Los creyentes en Jesucristo tienen muchos y grandes privilegios como hijos de Dios por la obra del Espíritu Santo y lo que Él puede hacer en sus vidas. Él es Dios y Su deidad está declarada en las Escrituras:

…Por Pedro, Hechos 5:1-4.

…Por Pablo, 1 Corintios 3:16; 6:19, 20.

…Por los mismos atributos dados al Padre y al Hijo:

    Omnipresencia, Salmo 139:9, 10.

    Omnipotencia, Lucas 1:35.

    Omnisciencia, 1 Corintios 2:10, 11.

     Sí, el Espíritu Santo es Dios y cada creyente debe desear todo lo que Él tiene para él.

     Este estudio  te ayudará a reconocer la gran necesidad de tener la llenura del Espíritu Santo en tu vida (Juan 16:13, 14). Él vino a glorificar a Jesús y a morar, habitar  y controlar la vida de cada creyente.

     Él quiere el control de tu vida, y si Él no lo tiene es porque Él ha sido rechazado y contristado (Efesios 4:30).

     Él está contristado cuando hay pecado en nuestra vida.  Por eso, cada creyente debe poner al lado su viejo estilo de vida (Efesios 4:22-32).

     Debes examinar tu corazón y si encuentras tales pecados en tu vida, debes seguir las instrucciones dadas en 1 Juan 1:9 (Este texto es para creyentes, no sirve para los incrédulos).

I. El ministerio del Espíritu Santo antes de aquel día festivo (Pentecostés) (Jueces 14:5, 6).

1. Sansón fue una persona inexplicable. Antes de su nacimiento fue escogido por Dios para ser un “nazareo a Dios” (“nazareo”, palabra hebrea que quiere decir “separado, puesto al lado y dedicado a Dios [Números 6:1-8; Jueces 13:5]). Sansón estaría dedicado a Dios durante su vida.

(1) Falló en vivir una vida separada, dedicada a Dios. Sansón confió en Dalila y le reveló su secreto (Jueces 16:1, 17; véase v. 20), entonces el Espíritu Santo salió de Sansón (esto solamente ocurrió durante los días del A.T; en el N.T. Él se queda con el creyente hasta la muerte).

2. En los días del A.T. el Espíritu Santo venía sobre los siervos de Dios, pero cuando había desobediencia salía (1 Samuel 10:6-10 y 16:14).

3. Cuando David se arrepintió de su pecado, sabiendo que el Espíritu Santo había abandonado a Saúl, oró (Salmo 51:11). Este texto no se aplica a la edad de la gracia (Romanos 8:9c).

4. En aquel tiempo el Espíritu Santo llenó algunas personas para hacer obras especiales, Éxodo 51:1-11.

II. El ministerio del Espíritu Santo en aquel día de fiesta y después (Hechos 2:1-21). Cuando Él vino aquel día de Pentecostés (quincuagésimo, día anual festivo para celebrar la pascua judía [Éxodo 12:23-28]) hubo ciertas manifestaciones sobrenaturales que marcaron el principio del Espíritu Santo en las vidas de los creyentes. Sí, había una EKKLESÍA formada por Jesús pero sin poder.

1. Vino un “ruido”, v. 2.  Esto llamó la atención de la gente que estaba por aquel rumbo, muchos que habían venido a visitar la ciudad desde muchos lugares. Al oír aquel ruido, la curiosidad los llevó a la calle donde estaban los discípulos. Los once apóstoles (Hechos 1:26), no todo el mundo ni los ciento y veinte (1:15), fueron tocados por el Espíritu Santo y Él hizo posible que predicaran las “Buenas Noticias” en las lenguas de los visitantes, palabras comprensibles. La tontería de los “pentecostales” no tiene base bíblica.

III. El ministerio del Espíritu Santo como Evangelista (Hechos 5:29-32).

1. Inmediatamente, después de aquel día festivo, vino una persecución fuerte contra aquellos creyentes por parte de los judíos.  Los apóstoles (a propósito, después de su muerte no ha habido otros apóstoles; los que se dicen ser apóstoles hoy son unos mentiros y engañadores) fueron tomados y llevados al Sanedrín (el concilio de los judíos, su tribunal).

2. Pedro fue el vocero (Hechos 5:29-32). Él dijo: “Somos testigos de la crucifixión, la sepultura y la resurrección del Mesías y tenemos que predicar esta verdad”, véase Romanos 10:14-17. Hay cuatro preguntas:

(1) ¿Cómo invocarán a Aquel en el cual no han creído?

(2) ¿Cómo creerán en Aquel de quien no han oído?

(3) ¿Cómo oirán sin un predicador?

(4) ¿Cómo pueden predicar si no son enviados?

A. El Espíritu Santo vino aquel día a “sumergir” a los creyentes con Su poder, para darles la fuerza para testificarle a todo el mundo (Lucas 24:49).

B. Antes de Su muerte, el Señor Jesús instruyó a Sus discípulos (Mateo 9:38).

C.  Tal petición fue contestada en aquel día festivo, después de lo cual las Buenas Noticias han sido anunciadas en casi todas las partes del mundo.

IV. El ministerio del Espíritu Santo como nuestro Ayudante (Juan 14:15-17). El griego es PARAKLETOS: uno llamado a su lado. Durante Su ministerio terrenal Jesús fue el “Ayudante” del creyente. Cuando Él salió prometió otro Ayudante, el Espíritu Santo.

1. La promesa, “Para que esté con vosotros para siempre” v. 16b. El creyente no puede “perderse”.

2. El propósito, “Él os enseñará todas las cosas” Juan14:26.

3. Su obra, Juan 15:26, “Él dará testimonio de Mí”. La obra del Espíritu Santo se detalla en Juan 16:7-15.

(6) V. El ministerio del Espíritu Santo como el Dador de dones espirituales (1 Corinios12:1-31). Desde Génesis hasta al fin de Apocalipsis podemos ver esta obra. Por eso no debe sorprendernos encontrar el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo obrando en armonía en las primeras asambleas.

1. Pablo nos explicó cómo es la obra del Trino Santo en cada asamblea del Señor Jesús:

(1) Dios el Espíritu Santo, 1 Corintios 12:4.

A.  El creyente está instruido para procurar los “dones mejores” (1 Corintios 12:31), especialmente el don de la profecía (PREDICACIÓN), 1 Corintios 14:1-14.

B.  El Espíritu Santo concede dones a cada uno, “…como Él quiere….”, 1 Corintios 12:11.

(2) Dios el Hijo, Jesucristo (1 Corintios 12:5), “y el Señor, es el mismo”.  Hay varios ministerios en cada asamblea y bajo Jesús, quien es la Cabeza de cada asamblea (Colosenses 1:18, 19), el Espíritu Santo concede los dones.

(3) Dios el Padre, 1 Corintios 12:6.  En unión con el Hijo y el Espíritu Santo, Dios concede a aquellos a quienes han sido dados dones, el poder para usarlos para la honra y gloria del Trino Divino.

2. Pablo mencionó nueve dones en 1 Corintios 12:8-10:

(1) El don de la “palabra de sabiduría”, v. 8ª. Esta es la habilidad de entender las Escrituras, de entender cuál es la voluntad de Dios y cómo aplicarla (Proverbios 4:5-7).

(2) El don de la “palabra de ciencia”, v. 8b (conocimiento, comprensión). Antes de terminar el N.T. Dios le reveló a ciertas personas Su Palabra para que tuvieran la capacidad de predicar Su mensaje.

(3) El don de “fe”, v. 9ª.  No la “fe” que produce salvación, sino la “fe” que cada creyente posee, Mateo 17:20, 21.

(4) El don de “sanidad”, v. 9b. Este fue un don “provisional” usado por Jesús, Mateo 8:16, 17, y dado a los apóstoles, Mateo 10:1 (nótese: “toda enfermedad”, no las seleccionadas por el “sanador”); a los setenta, Lucas 10:1, 9; y a algunos asociados con los apóstoles, Hechos 8:5-7.

A. Aunque hoy ningún creyente tiene este don de Dios, hay instrucciones en Santiago 5:13-16 acerca de cómo tratar con creyentes enfermos en su casa, quienes deben llamar a los ancianos para que los visiten.

B. La curación física fue una cosa rara en el A.T. y solo se practicó durante la vida terrenal de Jesús y de Sus apóstoles, con el único propósito de declarar que Jesús fue aquel Mesías prometido.

C. Llamo tu atención acerca de que aquel “don” no se usó todo el tiempo: Pablo no fue sanado, 2 Corintios 12:7-9; ni Epafrodito, Filemón 2:25-27; Timoteo, 1 Timoteo 5:23; ni Trófimo, 2 Timoteo 4:20.

D. Pablo no usó corrientemente aquel don, pero en Malta sí lo usó para autenticar su posición como varón del Dios de la creación a aquellos paganos, Hechos 28:1-6.

(5) El don de “milagros”, 1 Corintios 12:10ª. Es un don provisional en el cual se hace uso de hechos divinos que van en contra de la naturaleza para mostrar el poder de Dios (Juan 2:11; Hechos 2:22). Ningún apóstol hizo tales milagros (cambiar el agua a jugo de uva; producir pan en abundancia; andar sobre el agua, como Pedro; ascender al Tercer Cielo como Pablo). Pero los apóstoles tuvieron poder, Lucas 9:1,2; 10:1, 9, 17-19; Hechos 6:8; 8:7; 12:6-12; 19:11, 12. Cuando el apóstol moría el “poder” terminaba, sin “pasar” a otra persona. ¿Por qué?  Porque los creyentes tenían la Palabra escrita, toda la revelación de Dios y los “milagros” ya no eran necesarios. Llegaron a vivir por “fe”, no por “vista”.

(6) El don de “profecía”, 1 Corintios 12:10b. La palabra es PROPHETEIA = afirmación, aseveración, predicación, hablando  o proclamando; y no PROPHETIKOS = habilidad de profetizar, predicar, preanunciar.

A. Una vez que los Libros del N.T. se completaron, no ha habido ninguna PROPHETIKOS para revelar la voluntad de Dios porque toda la revelación de Dios está en los 66 Libros.

B. Esta PROPHETEIA es la proclamación, la predicación de lo que ahora Dios nos ha dado en Su Palabra.

C. La superioridad de la predicación sobre los otros dones es el tema de 1 Corinitos 14.

(7) El don del “discernimiento de espíritus”, 1 Co. 12:10c.

A. Satanás es el gran engañador, Juan 8:44, y sus muchos demonios (hay un Satanás y muchos, muchos demonios) falsifican el mensaje y la obra de Dios por medio de los falsos predicadores, como en las “iglesias pentecostales” y todas las otras sectas falsas, infieles a la Palabra.

B. El creyente con el don de discernimiento tiene la capacidad de reconocer los “espíritus falsos” e identificar cuál es la doctrina falsa, Hechos 17:11; 1 Juan 4:1.

C. Pablo ilustró aquel don en Hechos 16:16-18.

D. Pedro usó aquel don en Hechos 5:3.

E. Cuando no se usó aquel don en la asamblea de Corinto ocurrieron graves distorsiones.

F. Hoy, es de vital importancia que tú y los miembros de tu asamblea conozcan lo que dicen las Escrituras y cómo usarlas para evitar caer en doctrinas falsas.

(8) El don de “diversos géneros de lenguas y su interpretación”, 1 Corintios 12:10d.

A. Cuando Pablo escribió aquella carta a esta asamblea aún no se había dado toda la revelación de Dios. Dios todavía estaba dando nuevas revelaciones a Su asamblea por PROPHETIKOS, pero con reglas: La persona que recibía una revelación nueva de Dios tenía que tener a su lado una persona apta para interpretar. Al tener las asambleas los 66 Libros, no había ni hay necesidad de tal don.

B. Recordemos:

(1) Los “dones” fueron regalos del Espíritu Santo. El creyente no puede pedir un regalo, 1Corintios 12:11.

(2) Aquellos “dones” no les fueron dados a todos los creyentes, 1 Corintios 12:29, 20.

(7) (3) ¿Están disponibles hoy estos dones? Bueno, siendo que Dios es soberano Él puede hacer cualquier cosa, Salmo 135:6. Si hubiera una necesidad tal vez, pero puesto que tenemos toda Su revelación no podemos esperar más.

Conclusión: Hermano pastor, no olvides 1 Corintios 12:31 y el capítulo 13.

 

Bosquejos maestros de la Biblia (XI parte).

TEMA: Los Mensajeros de Dios.

INTRO: La palabra hebrea MALAK en nuestras Biblias no está traducida, en su lugar se “escribió” ángel en el A.T.  La palabra quiere decir: mensajero, uno que lleva un mensaje. En el N.T. los traductores tomaron el griego AGGELOS y lo tradujeron “ángel”. El uso de la palabra “ángel” no expresa, en ninguna manera, el significado del griego y ha sembrado mucha confusión.

I. En primer lugar vamos a ver que nosotros, los seres humanos, no somos superiores a los mensajeros (Salmos 8:4, 5).

1. Los mensajeros son mayores en su poder y fuerza que nosotros, 2 Pedro 2:11.

2. Son superiores en sabiduría y conocimiento (2 S. 14:20).

3. Su conocimiento de eventos futuros, con frecuencia, excede lo que alcanza ver el hombre, Apocalipsis 21:9-27.

II. Los mensajeros son superiores al hombre en su estado caído, pero no son, en ninguna manera, iguales al Dios Hombre, Jesucristo, He. 1:4-14. Sí, Jesucristo es mejor en:

1. Su nombre, Apocalipsis 19:16; Hebreos 1:4.

2. Su relación con Dios el Padre, Hebreos 1:5.

3. Su orden, Hebreos 1:6.

4. Su posición. Los mensajeros son criaturas creadas, pero Jesucristo es el Dios Eterno, Hebreos 1:8.

III. Un estudio y entendimiento de la doctrina de los mensajeros de Dios le dará fuerza en su vida espiritual. Son prominentes en 59 de los 66 Libros de la Biblia. Un discernimiento de los mensajeros, de Satanás, y de los demonios (mensajeros caídos) le equipará con poder y conocimiento para salir adelante contra los muchos problemas personales en la vida cristiana.

1. Su identidad, Colosenses 1:16. Son seres espirituales creados con cuerpos espirituales, Hebreos 1:7.

(1) Son hechos superiores al hombre, Salmo 8:3-5, pero en la eternidad el hombre será exaltado sobre ellos, porque el creyente es un “coheredero” con Jesucristo, Romanos 8:17.

(2) Un día el creyente juzgará a los mensajeros, 1 Co. 6:3.

(3) Los mensajeros son una parte de las cosas creadas por Jesucristo y por eso están sujetos a Él, 1 Pedro 3:22.

(4) Los mensajeros ministran a Jesucristo y a los creyentes, Mateo 4:11; Salmo 103:19-22.

(5) Son parte del mundo invisible espiritual y perdurarán eternamente, 2 Corintios 4:18.

2. Su género y orden, Hebreos 12:22.  Son innumerables.  Todos eran creados como seres espirituales, santos, inteligentes y poderosos.  Hay tres mensajeros cuyos nombres son mencionados en las Escrituras:

(1) Miguel (“quién como Dios”), un ARCHAGGELOS, de ARCHO = un ser primero en orden o poder, 1 Tesalonicenses 4:16; Judas 9.  Véase Daniel 10:13, 21; 12:1; Apocalipsis 12:7. Miguel es un “general de guerra” y tiene una relación con la nación de Israel.

(2)  Gabriel (“varón de Dios”), un mensajero especial, mencionado tres veces:

A. Dios entregó mensajes a Daniel en relación con Israel, acerca de la Gran Tribulación, Daniel 8:15-27.

B. Gabriel anunció el nacimiento de Juan el Sumergidor, Lucas1:8-19.

C. Él anunció a María que ella habría de ser la madre del Mesías, Lucas 1:16-38.

(3) Lucero. En el hebreo es HELEL = estrella de la mañana y debe ser traducido “el brillante”. En Isaías 14:12 aquel título se le da al Rey de Babilonia, un represente de Satanás.  Satanás (adversario) es un mensajero creado perfecto y poderoso, se le dio una posición de prominencia en el reino de Dios, una posición más alta que los otros mensajeros, pero, por su orgullo, cayó y perdió aquella posición exaltada.

3. Hay dos otras clases de mensajeros:

(1) Serafines (abrasadores), Isaías 6:1-6. En muchas maneras los serafines se hallan en contraste con los querubines, aunque ambos expresan la “santidad divina”, la cual exige que el pecador tenga acceso a la divina presencia, solamente por medio de un sacrificio que vindique la justicia de Dios.

(2) Querubines (los que están cerca), Génesis 3:24.  Fueron puestos en el Jardín para guardar el Árbol de Vida. Ellos están cerca del Trono de Dios en el tercer cielo para cubrirlo y protegerlo, Ezequiel 28:14; Éxodo 25:17-22.

4. La naturaleza de los mensajeros, Salmo 103:19-21.

(1) Son seres espirituales creados. No terminan su vida y no tienen la habilidad de reproducirse, Mateo 22:30.

(2) En su naturaleza:

A. Bendecir a Yahvé y servirle en obediencia, Salmo 103:20.

B. Adorarle y alabarle, Salmo 148:1-6.

C. Pronunciar los juicios de Dios:

(A) Sobre ejércitos, Isaías 37:33-36.

(B) Sobre ciudades, Génesis 19:1-24.

(C) Sobre individuos, Hechos 12:22, 23.

(D) Para guardar y guiar a la nación de Israel, Éxodo          23: 20-23.  Aquellos mensajeros han sido:

a. Jesucristo, un Mensajero de Yahvé, Génesis  22:11, 12.

b. Miguel, Daniel 12:1.

5. Su ministerio en el Tercer Cielo y sobre esta tierra, Apocalipsis 5:11-14.

(1) Su ministerio en el Tercer Cielo, Apocalipsis 5:11.

(8) A. Los “seres vivientes” son los querubines de Ezequiel 1:4-12.

B. Su número, Apocalipsis 5:11b. Véase Isaías 6:1-4; Hebreos 1:6.  Son creados para adorar, alabar y servir a Dios Padre, Hijo y Espíritu Santo. 

(2) Su ministerio sobre esta tierra, Hebreos 1:13; 14.

A. Su ministerio sobre todos los creyentes, He. 1:13, 14.  

Génesis 18:1-33; 19: 1-29.

(A) En Génesis 18:1 “…apareció Yahvé…”, una teofanía, aparición o manifestación de Dios en forma humana.

B. Asisten a los siervos del Señor, Hechos 8:26-40; 10:1-48; 12:1-19; 27: 21-25.

6. La parte de los mensajeros en la Segunda Venida de Cristo Jesús, Marco 13:26, 27.

(1) Ellos tuvieron una parte en la vida y el ministerio de Jesucristo:

A. Fueron creados por Él, Colosenses 1:16.

B. Creados para adorarle, Hebreos 1:6.

C. Creados para servirle, Mateo 4:11.

D. Creados para batallar por Él, Apocalipsis 12:7.

(2) El mensajero Gabriel fue enviado a:

A. Zacarías para anunciar el nacimiento de Juan el Sumergiste, Lucas 1:13.

B. A María, Lucas 1:26-28.

(3) Los mensajeros quitaron la piedra, Mateo 28:1-8.

(4) Anunciarán el regreso del Señor, Hechos 1:10, 11.

(5) Tendrán parte en la Segunda Venida, la cual será en dos etapas:

A. Primero, en el aire POR los redimidos, 1 Tesalonicenses 4:13-18.

B. Segundo, después de siete años CON todos los redimidos para iniciar el reino de Cristo por mil años, Marcos 13:26, 27; Apocalipsis 19:11-16. (Continuará)

 

La fe y las obras (final).

TEMA: Guardado por el poder de Dios.

LECTURA: Juan 17:15:23.

INTRO: Simón Pedro tropezó varias veces en su vida después de su conversión. La vida de Pedro es una ilustración de cómo nosotros vamos a encontrar fallas también en nuestra vida cristiana.  Pero note Lucas 22:31, 32 anímese con estas palabras del Señor: “pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte”. Hay tres pasos en este estudio:

I. El creyente, una persona nacida de nuevo, salvada, redimida, comprada con la sangre de Jesús, etc., es salvo perpetuamente, Hebreos 7:25. Cada persona que se ha arrepentido de sus pecados y ha recibido a Jesucristo como su Salvador, es salvo una vez y por siempre del tormento del Lago de Fuego. Esta doctrina se conoce como “la perseverancia de los santos”.

1. Miremos la palabra “perseverancia”. Quiere decir: firmeza y constancia en la ejecución de los propósitos y en las resoluciones del ánimo; duración permanente o continua, Jeremías 32:40.

2. Muchos enseñan la “creencia fácil” (decir una oración) y dicen que es posible que uno se pueda perder,  para esto usan unos textos fuera de su contexto para “probar” su punto de vista, 1 Ti. 1:18, 19; 2 Ti. 2:16-18; He. 6:4-8.

3. Pero Dios el Espíritu Santo no se contradice. Aquellos textos no anulan las muchas promesas dadas a las personas nacidas de nuevo que dicen que no pueden perderse, Juan 4:14; 6:35; 1 Corintios 1:7-9; 1 Tesalonicenses 5:23, 24; 1 Juan 2:19; Judas 24, 25.

II. El creyente es salvo por la eternidad. Debes entender lo que la doctrina de la perseverancia NO quiere decir:

1. No quiere decir que la persona que ha recibido a Jesús puede continuar viviendo cualquier estilo de vida.

(1) Efesios 1:4, “para que fuésemos santos y sin mancha delante de Él”.

(2) Romanos 8:29, “conformes a la imagen de Su Hijo”.

(3) 1 Juan 3:2, “seremos semejantes a Él”.

(4) 1 Juan 3:3, “se purifica a sí mismo”.

2. La santidad de Dios requiere que perseveremos porque así es el mandamiento en Filipenses 3:14.  La vida cristiana es una lucha por todo el camino porque ocupamos un cuerpo carnal.

III. Los resultados de nuestra fe, 1 Pedro 1:3-9. Pedro escribió esta epístola para animar a los creyentes. Aquí podemos ver cómo Dios provee la liberación espiritual en la vida de cada creyente:

1.  “Nos hizo renacer para una esperanza viva”, 1:3, 4.  Véase 1 Corintios 15:19; Hebreos 6:19; Efesios 1:13, 14; 2 Corintios 1:22; 5:5.

2. “Que sois guardados por el poder de Dios”, 1:5.

(1) El creyente es protegido por el poder de Dios,  El verbo indica “una acción continua”, véase Ro. 8:38, 39.

3. El creyentes es protegido por su fe, 1:6, y aquella fe es un don de Dios que crece cuando hay pruebas, Santiago 1:2, 3; Hechos 5:41.

4. El creyente es preservado por Dios para la última gloria, 1 Pedro 1:7b, 2:20 y Mateo 25:21, 23.

5. El creyente es motivado por su amor hacia el Salvador, 1 Pedro 1:8; Romanos 8:28; Efesios 6:24; 1 Juan 4.19; 1 Corintios 16:22.

(1) Muchos “cristianos” no aman a Jesús.  Les ha sido dada la esperanza de “vida eterna” porque han hecho “una profesión de fe”, pero no se arrepintieron ni recibieron a Jesús como el Señor de sus vidas, Juan 14:15, 21, 24.

6. El creyente es salvo por una “fe que obra”, 1 Pedro 1:9.  Pedro está hablando de una liberación presente, es decir, una salvación que es el resultado de una fe real, una fe que obra, una fe viva.

(1) En términos prácticos quiere decir: una liberación ahora mismo de nuestros pecados, culpabilidades, condenación, (Página 9) ira, ignorancia, aflicción, confusión, desesperación, de lo que ensucia.

(2) Nuestra salvación es constante, en tiempo presente, Romanos 6:14ª.

Conclusión: Nótese bien la promesa dada en 1 Pedro 5:10.  (Fin)

 

LECCIÓN 8: LA ASAMBLEA LOCAL.

(Por Alfonso Alvizú Cantera)

“¿Cuál es el propósito de mi involucramiento en la asamblea local?”

     Dios ha establecido tres instituciones principales en la tierra: la familia, el gobierno civil, y la asamblea local. Esta última ha sido comisionada por Dios para llevar a cabo Sus propósitos de alcanzar a los perdidos y perfeccionar a los santos. Por lo tanto, el plan de Dios para el cristiano se realizará  siempre al máximo cuando este se encuentre conectado con la asamblea local.

I. ¿QUÉ ES LA ASAMBLEA LOCAL?

A. NO ES UN EDIFICIO.

l. Adoramos a Dios en espíritu y en verdad (Juan  4:24).

2. Nuestros cuerpos son el templo de Dios (1 Co. 6:19.

B. NO ES UN GRUPO DENOMINACIONAL DE CONGREGACIONES.

C. UNA ASAMBLEA LOCAL ES UN GRUPO DE HOMBRES Y MUJERES QUE HAN SIDO SALVOS Y LLAMADOS POR DIOS A SERVIRLE.

1. En 1 Corintios 12:27 Pablo declara refiriéndose a las personas salvas: “vosotros, pues, sois el cuerpo de Cristo”.

2. Pablo compara el cuerpo de la iglesia con el cuerpo humano en 1 Corintios 12:14-27.

a. Cada miembro tiene una función diferente, vs. 14-20.   b. Ningún miembro puede funcionar por sí solo, vs. 21.   c. La contribución de cada miembro es importante, vs. 25.

d. Un cuerpo que funciona correctamente opera como una unidad, vs. 25-27.

II ¿CUÁL ES LA FUNCIÓN DE LA ASAMBLEA LOCAL?

A.   LA PRIMERA ASAMBLEA LOCAL DE LA BIBLIA SE ORGANIZÓ EN JERUSALÉN (Hechos 2:41-47). Estos cristianos organizaron su asamblea con los siguientes propósitos:

1. La enseñanza de la Palabra de Dios, vs. 42.

2. El compañerismo con los creyentes.

3. La oración.

4. La observancia de las ordenanzas de la asamblea, vs. 42.

5. Ser testigos de la gracia y el poder de Dios, vs. 43.

6. Para la ayuda mutua y para ministrar, vs. 44-45.

7. Alcanzar a la comunidad, vs. 46.

8. Para glorificar a Dios, vs. 47.

B. LA PRIORIDAD MÁS IMPORTANTE DE LA ASAMBLEA LOCAL ES EDIFICAR (LEVANTAR, ENSEÑAR, FORTALECER) A LOS SANTOS (Ef. 4:11-16).

III. ¿CUÁL ES MI FUNCIÓN DENTRO DE LA ASAMBLEA LOCAL?  

A  DURANTE TU VIDA CRISTIANA DEBES CRECER PASANDO POR TRES VASTAS ETAPAS GENERALES 1. Observación y aprendizaje. Tu prioridad principal debe ser someterte a la enseñanza de la Palabra de Dios para aprender a ser el hombre o la mujer que Dios quiere que seas.

2. Participación. Con el tiempo crecerás hasta el punto de poder empezar a servir y realizar algunas funciones básicas por medio de los ministerios establecidos en la asamblea.

3. Dirección. Al continuar tu crecimiento, deberás alcanzar el punto en que puedas empezar a ministrar a otros de la misma manera en que has sido atendido (2 Timoteo 2:2).

B. ESTAS TRES ETAPAS SE PUEDEN COMPARAR  EN TÉRMINOS GENERALES CON LAS ETAPAS  DEL CRECIMIENTO FÍSICO: NIÑEZ,  JUVENTUD Y MADUREZ.

C. ¡TEN PACIENCIA!  ESTE PROCESO TOMA TIEMPO. Simplemente asegúrate de mantenerte fiel a la institución establecida por Dios: la asamblea local. 

IV. PREGUNTAS FUNDAMENTALES.

1. ¿Cómo puedo encontrar una asamblea local en la que Dios quiere que sirva?

(1) ¡Ora al respecto! pide a Dios que te dé sabiduría para que elijas bien con que asamblea asociarte. Santiago 1:5.

(2) Observa las cualidades de una asamblea en particular y compáralas con los requerimientos bíblicos de una buena asamblea.

a. ¿Hay evidencia de evangelismo personal? (Mateo 7:20).

b. ¿Creen y enseñan que la biblia es la infalible palabra de Dios y la guía para la vida?

c. ¿Se anima a los miembros a leer y estudiar la biblia al igual que a los líderes? (Hechos 17:10-12)

d. ¿Ministran las necesidades de la gente? (Hechos 6:1).

e. ¿Envían y sostienen misioneros? (Hechos 13:1-3)

 

LECCIÓN 9: LA PALABRA DE DIOS.

“¿Cuál es mi relación con otros cristianos?”

      Como aprendimos en la lección uno, al aceptar a Cristo pasaste a la familia de Dios. Espiritualmente hablando, ahora tienes muchos hermanos y hermanas en Cristo Jesús. Vimos cómo la asamblea se compara con el cuerpo humano en la lección anterior, y en esta lección vamos a estudiar la relación espiritual que tienes con tu familia espiritual. Esta lección está diseñada para darte un claro entendimiento de cómo opera el cuerpo de Cristo como unidad familiar.

I. ¿CUÁL ES MI RELACIÓN CON OTROS CRISTIANOS?

1. ELLOS SON TUS HERMANOS EN CRISTO JESÚS.  Procura comprender que solo aquellos que están en Cristo (Página 10) Jesús (los salvos) son tus hermanos, sin importar los demás factores (Romanos 8:29; 9:8; Hebreos 2:9-12; 1Juan 3:1-3).

2. ELLOS SON TUS COLABORADORES EN EL SER-VICIO A JESUCRISTO (1 Corintios 3: 5-10).

ll. ¿CUÁLES SON MIS RESPONSABILIDADES HA-CIA LOS OTROS CRISTIANOS?

1. DEBEMOS ORAR UNOS POR OTROS. Casi todas las cartas de Pablo empiezan con una oración por aquellos a los que les está escribiendo (1 Ts. 1:2-3; 2 Timoteo 1:3).

III. DEBEMOS MINISTRARNOS UNOS A OTROS.

1.  Físicamente, por aquellos de nuestra familia inmediata   (Gálatas 6:10; Ro. 12:13; 1 Timoteo 5:8).

2. Así como a todo el cuerpo de Cristo en otras áreas (Hechos 11: 27-30).

3. Espiritualmente (Gál. 6: 1-2; Rom. 15: 1-2; Heb. 13:3).

IV. DEBEMOS AMARNOS Y EDIFICARNOS UNOS A OTROS (1Tesalonicenses 5:11).

V. DEBEMOS SERVIRNOS UNOS A OTROS (Filipenses 2:3-4; Mateo 20: 25-28).

VI. ¿CUÁL DEBE SER MI ACTITUD HACIA OTROS CRISTIANOS?

1. LA ACTITUD PRINCIPAL DEBE SER DE AMOR HACIA ELLOS (1 Juan 3:14-16; 1 Pedro 4:8).

2. SER PACIENTE CON ELLOS (Romanos 15:5-7).

3. SER SENSIBLE A SUS NECESIDADES (1 Juan 3:17-18).

4. PERDONARNOS UNOS A OTROS (Efesios 4:32; Colosenses 3:13).

V. ¿QUÉ ES EL COMPAÑERISMO?

1. “COMPAÑERISMO” ES UN TÉRMINO USADO COMÚNMENTE POR CRISTIANOS REFIRIÉNDOSE GENERALMENTE A LAS REUNIONES PARA ACTIVIDADES O MOMENTOS PARA COMPARTIR INTERESES COMUNES. Sin embargo, esto es solamente una pequeña parte del compañerismo. Es cierto que tener compañerismo es compartir cosas, pero el verdadero compañerismo va MUCHO MÁS ALLÁ que una simple comida o actividad conjunta. Es compartir la vida con otros creyentes a través de la persona del Señor Jesucristo.

2. LOS ELEMENTOS ESENCIALES DEL VERDADERO COMPAÑERISMO NO SON CUESTIONES FÍSICAS COMO EL NIVEL SOCIAL, LA AMISTAD, INTERESES COMUNES, ETC. SINO MÁS BIEN SON LOS REQUERIMIENTOS ESPIRITUALES DE CARÁCTER PERSONAL.

(1) La humildad (Filipenses 2:3-8).

(2) La honradez (Efesios 4:25; 2 Corintios 4:2).

(3) El amor (Juan 13:35; Gálatas 5: 13-15).

(4) La hospitalidad (Tito 1:8; Hechos 2:42, 46-47).

3. LAS ÁREAS DEL VERDADERO COMPAÑERISMO INCLUYEN, ENTRE OTRAS:

(1)  La oración (2 Corintios 1:11).

(2) La fe (Romanos 1:12).

(3) El ministerio (2 Corintios 8:4; Gálatas 2:9).

(4) El sufrimiento (Filipenses 3:10; 1 Pedro 4:13, 5:1).

4. AUNQUE LAS CREENCIAS DOCTRINALES SON VITALMENTE IMPORTANTES, EL VERDADERO COMPAÑERISMO NO ESTÁ BASADO EN UN ACUERDO DOCTRINAL EXACTO, SINO EN LA PERSONA DE NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO. Debes aprender a tener compañerismo con Él personalmente antes de tener buen compañerismo con otros creyentes (1 Juan 1:3-7).

V. PREGUNTAS FUNDAMENTALES.     

1. ¿Y SI ME OFENDE OTRO CRISTIANO? Desafortunadamente, es probable que te vaya a pasar esto al pasar el tiempo con tus hermanos en Cristo. Va a haber momentos en que habrá ofensas, roces y desacuerdos dentro del cuerpo de Cristo, al igual que los hay en tu familia física. Cuando esto pase, si es bastante serio, la Biblia da una progresión definida de principios para tratar el problema. ¿Cómo debe uno contestar en tal caso?

(1) Trata la ofensa en privado directamente con la persona, y traten de arreglarla entre los dos (Mateo 18:15).

(2) Si el asunto no se resuelve en privado, trátalo con uno de los líderes de la iglesia para intentar que sirva de mediador en la situación (Mateo 18:16; 1 Corintios 6:1-5).

(3) No vayas con los incrédulos a arreglar el problema del cuerpo de Cristo (1 Corintios 6:6).

(4)  Si aún el problema no ha sido resuelto:

  A. Acepta la ofensa (1 Corintios 6:7-8).

  B. Encomienda el asunto al Señor. Él lo manejará en forma justa (1 Pedro 2:19-23).

  C. Perdona al hermano (Colosenses 3:13).

  D. Ora por tu hermano (Mateo 5:43-48; Romanos 12:14).

 (Continuará)

 

Carta abierta del editor.

TEMA: Una responsabilidad solemne para los que son llamados a servir al Señor.

      Amado hermano pastor: Cuando el Señor nos dejó la Gran Comisión no fue cosa ligera. Es una responsabilidad, la más enorme en todo el mundo. Yo veo que muchos que se llaman a sí mismos “pastor” o “evangelista” no han investigado lo que las Escrituras dicen acerca de tal oficio. Hay que leer y estudiar 2 Timoteo 4:1-5 una vez más.

     En las Escrituras vemos varias veces que los varones de Dios, los que Dios ha llamado para servirle, han recibo una “carga” para llevar a cabo Su obra, lea Dt. 29:1; 31:7.

     Mirando a 2 Timoteo 4 encontramos nueve imperativos (exhortaciones) dados a los que son llamados a servirle:

1. Predica la Palabra. Sin la predicción de las Escrituras la obra de Dios es nula. O sea, sin la predicación  la obra de Dios no tiene valor. Dar su testimonio está bien, pero se nos manda “predicar la Palabra”, Lc. 5:1; 1 Co. 15:1.

(Página 11)  2. Mantente dispuesto a servir a Dios a tiempo y fuera de tiempo. Estar listo, sea conveniente o no, a declarar el mensaje de Dios en cualquier tiempo, Hechos 13:5. No importa nuestra condición física, ni el lugar, ni la hora del día, hay que predicar el mensaje de salvación.

3. Convence (refuta, invalida). Versión 1977: “redarguye”; Versión Nueva: “Usa la Palabra de Dios para mostrar a la gente que está en el error”. La misma palabra griega se encuentra en Efesios 5:11, “no tengáis ninguna participación en las infructuosas obras de las tinieblas; sino más bien, denunciadlas”.

4. Reprende (censura, critica, reprueba). Nosotros que tenemos toda la verdad tenemos la obligación de reprender el mensaje falso de los pentecostales, etc.

5. Exhorta (invita, invoca, llama).  Es decir, inducir a uno con palabras fuertes, 1 Timoteo 6:2,  “esto enseña y exhorta”. La predicación debe ser con fuerza, no una plática suave.

6. Sé sobrio en todo.  N.V.I., “No pierdas la cabeza en ninguna circunstancia”.  La Paráfrasis, “Mantente despierto”. La Nueva Vida, “Debes tener cuidado con todas estas cosas”. Por eso leemos en 1 Tesalonicenses 5:6, “no durmamos como los demás, sino vigilemos y seamos sobrios”. Hermano, nuestra obra es una obra seria. No es una broma que los incrédulos van al Lago de Fuego a morir sin Jesucristo.

7. Soporta las aflicciones.  Nueva Vida: “…no temas sufrir por nuestro Señor…”; N.V.I., “…aguanta las dificultades…”.  En 2 Timoteo 2:3, “…sé participe de los sufrimientos como buen soldado de Cristo Jesús”.  Sí, tú y yo estamos en un campo de batalla y nuestro enemigo común es Satanás y sus demonios. Por supuesto, las aflicciones vienen, ninguna batalla se lucha sin pérdidas.

8. Haz obra de evangelista. N.V.I., “dedícate a la obra de proclamar las Buenas Noticias”. Nueva Vida: “…enseña las Buenas Nuevas de un lugar a otro”. Felipe fue un evangelista, Hechos 21:8. En Efesios 4:11 leemos que Jesucristo constituyó (ordenó) evangelistas. Aunque cada pastor debe servir como “evangelista”, su deber es distinto: es mayormente con su propia congregación, mientras el deber de un evangelista es que todo el mundo oiga cómo ser salvo.

9. Cumple tu ministerio.  N.V.I., “haz todo el trabajo que debes hacer como predicador”.  Paráfrasis: “cumple con tus deberes”. Véase Hechos 20:234.

     Hermano: nuestro llamamiento es superior a cualquier llamamiento en el mundo entero.  Dios nos ha encargado la proclamación del único mensaje que puede cambiar la vida y el destino del alma durante la eternidad.

      En la obra del Señor, ya por más de sesenta años, James Alvino Nelson.

      (Si Dios lo permite cumpliré 86 años en enero de 2011).

 

Sanidad divina: ¿Verdad o mentira?

TEXTO: 1 Tesalonicenses 5:21.

     ¿Qué dicen las Escrituras acerca de la “sanidad divina”?  Los términos “curativo” y “milagros se usan hoy sin pensar en sus significados. Cualquier acto sencillo hoy es llamado “un milagro”.

1. ¿Qué es un milagro?  Hay dos palabras griegas usadas en el N.T. SEMEION = indicar, significar, como se usa en Juan  2:11 y Hechos 6:8; 15:12.  DUNAMIS = poder, habilidad, abundancia, esfuerza, como en Hechos 2:22; 8:13; 19:11; 1 Corintios 12:10, 28, 29, etc.

1. Un milagro es un acontecimiento que provoca estupor.  En términos bíblicos es:

(1) Un suceso extraordinario que no puede explicarse en términos de fuerzas naturales ordinarias.

(2) Un acontecimiento que hace que los observadores lo atribuyan a una causa sobrehumana.

(3) Un suceso que provoca consecuencias que superan al acontecimiento mismo.

2. Los milagros en las Escrituras tuvieron por propósito la revelación y la edificación, Juan 20:30, 31.

3. Los milagros rebasan las leyes conocidas, Juan 4:48; Hechos 2:19; 2 Corintios 12:12.

4. En el sentido bíblico un milagro ocurre cuando el orden normal ha sido trastocado por un acto divino, Juan 2:1-11.

5. El concepto bíblico es hacer que el ciego vea inmediatamente, Juan 9:1-7; el cojo camine instantáneamente, Hechos 3:2-8; el leproso sea limpiado al momento, Lucas 5:12, 13; y los muertos resucitados a vida, Juan 11:43, 44.

II. ¿Cuál fue el propósito de los milagros?  Jesús le dio autoridad a los doce apóstoles sobre los espíritus inmundos (demonios) para sanar toda enfermedad y toda dolencia, Mateo 10:1-8.

1. Aquellos milagros eran aceptados y hechos durante los primeros días de la EKKLESÍA primitiva, durante el tiempo cuando todavía no estaban escritas las Escrituras.   Por eso, el propósito fue el de persuadir a los judíos que el mensaje de Jesús y Sus apóstoles provenía del Creador del mundo.

2. Jesús y Sus apóstoles usaron los milagros como credenciales ante los judíos. Véase Marcos 1:1-12; Juan 3:2; Hebreos 2:1-4.

III. ¿Cuándo terminó el uso de los milagros? Claro, las asambleas primitivas usaron milagros: el don de profecía (cuando Dios les reveló Su Palabra antes que fuera escrita), pero aquellos dones terminaron una vez que las Escrituras fueron escritas.  Pablo discutió esto en 1 Corintios capítulos 12-14.

1. Nótese bien 1 Corintios 13:10. Una vez que las asambleas recibieron todo el N. T. no hubo necesidad de milagros. Desde aquel tiempo no hay dones espirituales que revelen la voz de Dios.  No hay ninguna nueva revelación.

 (Página 12) ¡Todo está en el Libro! Hay tres “dones” para hoy: 1 Corintios 13:13.

2. La receta para tratar con los enfermos está en Santiago 5:13-16.  Nótese bien que el enfermo tiene que llamar a los ancianos a su casa.

IV. ¿Y los “milagros” que vemos hoy por la tele? Todo esto es un engaño, y cuando se hace un “milagro”, es por el poder de Satanás y no de Dios, Apocalipsis 13:13, 14; 16:14.  Nótese bien lo que Jesús dijo en Mateo 23:24.

1. Véase Hechos 8:9-11. Siendo que estamos terminando la Edad de la Asamblea, de la gracia, podemos esperar más y más de estas actividades de Satanás. Él está usando el radio y la televisión para engañar a los que son ignorantes de las Escrituras.

2. Para hacer su obra, Satanás viene como “un ministro de luz”, 2 Corintios 11:13-15.

V. ¿Qué hay acerca de los que confían hoy en la sanidad divina? Hay que estudiar bien Mateo 7:22, 23. Aunque aquella gente eran sincera Jesús los rechazó, Mt. 24:23, 24.

1. Los “milagros” y “sanidades” hechos hoy no son hechos según las Escrituras.  El texto “favorito” de los “sanadores” es Hebreos 13:8. Si vas a basar tu autoridad para sanar usando este texto, entonces vas a estar practicando la sanidad de todos los enfermos por toda la eternidad.

2. Las Escrituras no hablan de ninguna “campaña” de Jesús o Sus discípulos para sanar enfermos. Los milagros que ellos hicieron fueron incidentales.

3. Es interesante notar que los “sanadores” de hoy no pueden convertir agua en jugo de vino, resucitar a los muertos, etc.

Conclusión: Toda “sanidad divina” es un fraude organizado, un engaño para decepcionar a la gente ignorante. El objeto de estas campañas es vender sus libros, etc. Hoy día ninguna persona tiene el poder de sanar ni hacer milagros. ¡No se decepcionen, porque estas no son obras de Dios! (Fin)

 

Unas consideraciones sobre la “creencia fácil”.

     Muchos predicadores ignorantes han enseñado un plan erróneo de salvación diciendo que para ser salvo hay que “orar la oración del pecador”. Esto presenta un problema: ¿Cómo puede orar un incrédulo que está perdido? La única manera de venir a Dios es por Jesús el Cristo, Juan 14:6, y Él no está disponible para los perdidos. Por eso, una persona perdida no puede orar. Tenemos que recordar que la salvación del alma del infierno es un regalo, un don, Romanos 6:23, y es algo para ser recibido que no se pide, Juan 1:12. ¡Uno no tiene que pedir para recibir un regalo!

     También debemos recordar que sin el arrepentimiento no hay salvación. No, de veras, el Libro de Juan ni el de Romanos mencionan “arrepentimiento”, pero las Escrituras son claras de tal necesidad, Juan el Sumergidor, Mateo 3:2; Jesús, Mateo 4:17; Lucas 13:3; Los Doce, Marcos 6:12; La Gran Comisión, Lucas 24:47; Pedro, Hechos 2:38; 2 Pedro 3:9; Pablo, Hechos 26:20.

     Otra cosa es la expresión que no se basa en las Escrituras: “Dale tu corazón a Cristo”. ¿Qué dicen las Escrituras acerca el corazón de una persona no regenerada? Terco, Eclesiastés 8:11; Depravado, Jeremías 17:9; “del corazón del hombre, salen los malos pensamientos”, véase 2 Pedro 2:14. ¡Dios no quiere tal corazón!  Esta es la razón por la que hay que ser “nacido de nuevo”, para poder comunicarse con el Dios de la Creación.

     La “creencia fácil” enseña que el pecador “tiene que llamar al Señor para ser salvo” usando Romanos 10:13.  Aquí Pablo está citando a Joel 2:32 explicando que la salvación está disponible para todo el mundo.  Él le está hablando a los judíos, los escogidos de Dios, explicando los eventos que han de venir. Esta no es una “oración” sino una “invitación” a los judíos a confiar en el Dios de sus padres.

    Por eso la “oración” de Romanos 10:13 debe ser tratada como una “confianza” en el Dios de la Creación, al poner nuestra confianza en Jesús hay perdón de pecados y salvación del lago de fuego.

     Nuestros salones de reuniones están llenos de gente que han “orado la oración del pecador”, pero nunca se han arrepentido de sus pecados y siguen viviendo el mismo estilo de vida como antes. Están llenos de personas “bautizadas” que no son “nacidos de arriba” y son miembros no regenerados.  Esta es la razón por la cual no tenemos “cristianos” viviendo una vida santa, separados de las cosas del mundo.

    El plan entero de Dios en la salvación descansa sobre una palabra: “fe”, Romanos 10:9. Una fe genuina es “sobrenatural”, un don de la gracia de Dios, el Autor de nuestra salvación. (Fin)

 

La doctrina del arrepentimiento.

TEXTO: Marcos 1:14, 15.

1. Cuando Dios el Hijo, Jesucristo, apareció sobre esta tierra vino predicando una doctrina exclusiva acerca de la necesidad de arrepentirse de los pecados y de poner la fe en Él. Siendo que este fue el mensaje de Jesús, ¿no debe ser nuestro mensaje también? Cualquier “buena noticia” que no incluya “arrepentimiento y fe” no es de Dios y es “evangelio falso”.

 2.  La palabra: “arrepentimiento” se menciona más de cien veces en la Biblia. Cuando se usa en el contexto de la salvación quiere decir: “una mente cambiada con relación al pecado”, Hechos 3:19.

3.  El problema: Romanos 3:23. Esto es todo incluido.  Véase Efesios 2:1; 4:18. Romanos 3:10, 19; Isaías 64:6.

4.  La solución: Jesús, Juan 3:17, 18. 

5. El arrepentimiento incluye dos cosas: El hecho del pecado y el hecho de la gracia de Dios.  El arrepentimiento viene solamente del Creador, Romanos 2:4. Es un “don divino”, Hechos 5:31; 11:18; 2 Ti. 2:25.

(Página 13) 6. La naturaleza del arrepentimiento: Hay tres cosas que tienen que suceder:

(1) Convencimiento, donde el pecado es reconocido. Para ser salvo uno tiene que verse a sí mismo perdido, arruinado, sin esperanza, en peligro del lado de fuego. Por eso Pablo predicó en Hechos 20:21. En el acto del arrepentimiento hay una confesión de pecado a Dios, Salmo 32:5; 51:1-4.

(2) Contrición, donde el pecado es aborrecido, Salmos 38:18.

(3) Conversión, donde el pecado es abandonado, Isaías 55:7; Proverbios 28:13. Véase Hechos 26:18, 20.

7. Llamo tú atención sobre las palabras de Jesús en Mateo 9:13.

8. Todo el mundo es llamado a arrepentirse y creer en la obra final de Jesús en la cruz. Marcos 1:15; Hechos 20:21; 2 Timoteo 2:25; Hebreos 6:1.

(1) El arrepentimiento es dejar el pecado y confiar en la obra final de Jesús en la cruz.

(2) Pero un arrepentimiento sin fe salvadora no tiene valor.

9. Preguntas serias a considerar:

(1) ¿Es el arrepentimiento un asunto de importancia? ¡Sí! Juan el Sumergidor, Jesús y los Apóstoles lo predicaron.

(2) ¿Quién tiene que arrepentirse? (Hechos 17:30). Todo el mundo.

(3) ¿Qué sucede si uno no se arrepiente? (Lucas 13:35). ¡Vendrá el juicio final! (Fin)

 

Cómo tomar decisiones sabias para permanecer en la voluntad de Dios.

1. No confíes en tu propio entendimiento. Confía en el Señor (Proverbios 3:5; 28:26; Jeremías 17:9).

(1) Hay que estudiar la Palabra:

A. Para conocer la mente de Dios, 1 Corintios 2:16.

B. Para aprender la voluntad de Dios, Salmos 119:105.

C. Para obtener fe, Romanos 10:17.

2. Hay que andar en la luz, 1 Juan 1:5-1

(1) Andar en las tinieblas obstruye tus pensamientos espirituales, 1 Pedro 2:11; véase Proverbios 14:14.

3. Hay que deleitarse en el Señor, Salmo 37:4.  Véase Salmo 91:15; Isaías 58:9; 65:34; Zacarías 13:9; Lucas 11:9. Juan15:7.

4. No desobedecer las Escrituras, Juan 8:31, 32.

(1) No tener parte en la idolatría, 1 Corintios 15:33; Romanos 12:2, 3; 2 Corintios 6:14-18; Efesios 5:11.

(2) No descuidar la asamblea, Hebreos 10:25.

(3) No juntarse con los incrédulos, 2 Corintios 6:14.

(4) No tener parte con la doctrina falsa, Romanos 16:17; 2 Juan 10, 11.

5. Buscar el consejo sabio, Proverbios 12:15; 19:20.

(1) Véase el ejemplo en 1 Reyes 12:1-16.

(2) Mirar a Proverbios 24:6; 25:19; 1 Timoteo 3:15; Efesios 4:11, 12.

(3) Buscar el consejo de más de una persona, Proverbios 11:14; 24:6.

A. Busque el consejo de sus padres, Efesios 6:1-3.

B. Busque consejo de personas que estén andando con Dios, Jeremías 17:5-8.

6. No tema al hombre, Proverbios 29:25.

7. Honre a las autoridades, Romanos 13:1; 1 Corintios 11:3; Efesios 5:22; 6:1-3; 1 Timoteo 5:17; Tito 3:1; Hebreos 13:17; 1 Pedro 2:13-15, 18.

8. Mire al futuro, Hebreos 11:24-27.

(1) La ilustración de Moisés. Rechazó las riquezas del palacio para servir a Dios.

9. No haga decisiones cuando esté desanimado, Job 3:1, 2; 17:11.

10. Espera en Dios, Salmo 27:14.

(1) Josué 9:14, 15.

(2) Dos principios bíblicos:

A. Descansando en paz.

B. No a la confusión. Véase 1 Corintios 14:33.

a. La sabiduría que viene de Dios siempre es con paz, Santiago 3:17. Véase 2 Tesalonicenses 3:16. (Fin)

 

Comentario sobre los Diez Mandamientos.

(Pastor H. B. Pratt. Traductor de la Biblia conocida comúnmente como Versión Moderna que finalizó en 1893. Comentarista de los libros del Génesis, Éxodo y Levítico y autor de Noches de los Romanistas.)

X. EL DÉCIMO MANDAMIENTO.

    “No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna que sea de tu prójimo.” (Éxodo 20:17; Versión Moderna)

      El décimo mandamiento desciende hasta lo más íntimo del corazón, los escondrijos más ocultos del pecho humano, y pone su mano represiva sobre los más encubiertos móviles de la vida interior, escudriñando todo deseo reprensible de la carne y del espíritu, y dice: ¡No codiciarás!

      El deseo en sí es cosa buena; el apetito de adquirir es una cosa necesaria del que depende el espíritu de empresa y toda ocupación útil; pero el deseo desordenado, la apetencia inmoderada, la que pasa de los límites de la justicia, de la razón y el deber, aun cuando no pase por el terreno de los hechos, es de por sí malo.

      Dice Jesús: “Todo aquel que mira a una mujer para codiciarla, ya cometió adulterio con ella en su corazón” (Mt. 5:28).

      Si el deseo desordenado, el apetito de poseer, que pase de lo justo y razonable, es de por sí pecaminoso, ¡cuánto más si se fija en lo ajeno, deseando apropiárselo! Jesús dijo: “Mirad y guardaos de toda suerte de codicia; porque la vida del hombre no consiste en la abundancia de los bienes que posee” (Lc. 12:15).

 (Página 14)     El que tiene a Dios no tiene necesidad de codiciar el bien ajeno. Pero si alguno no cumple, ni quiere cumplir el primero y grande mandamiento: “Amarás al Señor tu Dios de todo tu corazón, de toda tu alma, de todas tus fuerzas, y de toda tu mente”, menos querrá cumplir el segundo que es semejante: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Mt. 22:37-39; Mr. 12:29-31). Aquel mandamiento primero y más necesario, es el gran regulador del corazón y de la vida: cúmplase este y se hará fácil lo demás. (Fin)

 

El movimiento carismático.

(Por E. Edward Schwartz, Iglesia Bautista Independiente de Murcia, España)

¿Existen los nueve dones del Espíritu en la asamblea hoy? Un análisis del movimiento.

      Todas las denominaciones cristianas, incluyendo la católica, tienen grupos de personas involucradas en el movimiento carismático moderno en el cual se da gran énfasis en hablar en lenguas. El movimiento es ecuménico y a la vez divide iglesias.

      Definiciones: “Carisma” (griego)  = gracia, gozo, don gratuito que concede Dios a una criatura. Son dones de gracia porque no se ganan ni se merecen.  Algunos usos de la palabra,  Romanos 1:11; 5:15, 16; 6:23; 11:29. En Romanos 12:6,7 hay una lista de siete dones básicos. Aquí la palabra significa que al creyente se da energía, ánimo para la obra. Todos los creyentes tienen algún don.

      Los nueve dones en cuestión (1 Corintios 12:8, 10; 28) se dividen en tres clases:

1. Manifestar: sanidades, milagros, lenguas.

2. Revelar: profecía, ciencia, sabiduría.

3. Ministrar: fe, administración, ayuda.

I. Errores del movimiento, antiguo y nuevo.  En el pentecostalismo, que tenía su principio a inicios del Siglo XIX, hallamos énfasis sobre los tres dones de manifestación.  En el movimiento moderno el énfasis está principalmente sobre las lenguas.

(1) Primer error: “Todos deben hablar en lenguas”.  Refutación bíblica, 1 Corintios 7:7; 12:1, 4-7, 11.  En la distribución de los dones el Espíritu Santo actúa en ejercicio de su libre y soberana voluntad. Los dones son dados para la edificación de la asamblea, no para llamarse la atención a uno mismo.

(2) Segundo error: Piensan que “las lenguas” son angélicas, basándose esto en 1 Co. 13:1; y dicen que por esto se necesita la interpretación, 14:13, etc.  Definiciones: “Farfullar”, hablar de prisa y mal; “Balbucir”, articular dificultosamente como niños; Galimatías, lenguaje obscuro y confuso.

A. Refutación bíblica: Dondequiera que se encuentre referencia en el N.T. a la palabra traducida “lenguas”, en el griego es GLOSSA, que quiere decir “lenguaje, o es HETEROGLOSSOS, otro lenguaje, y siempre se refiere a un verdadero idioma que se habla en alguna parte del mundo.  Así hablaron los apóstoles en el día festivo, Cornelio y los de su casa, los creyentes de Éfeso, los de la asamblea de Corintio, era un verdadero idioma.  En los tres casos registrados en Hechos, no se necesitaba de intérprete.  En Corinto, la persona que hablaba en lenguas debía orar para poder interpretar (14:13) o que otro interpretara, o no debía hablar, v. 28.

(3) Tercer error: Es ecuménico.  Aceptan a todos en el movimiento sin considerar su doctrina. Ignoran lo que enseña la Biblia y dan mayor importancia a la experiencia.

A. Refutación bíblica: Amamos al pecador y al hermano engañado, pero no podemos confraternizar con ellos.  Amós 3:3; Efesios 4:15. No es posible tener verdadera comunión sin estar de acuerdo con la doctrina.

(4) Cuarto error: Piensan que hablar en lenguas es para su propia edificación o para la de los hermanos.

A. Refutación bíblica: 1 Corintios 14:21, 22 dice que las lenguas eran por señal a los incrédulos, y en especial al pueblo judío.  El movimiento trata de convencer a otros creyentes y esto causa divisiones en las asambleas.

(5) Quinto error: La mayoría de los creyentes que se ocupan por hablar en lenguas son mujeres.

A. Refutación bíblica: 1 Corintios 14:32-35.

(6) Sexto error: En sus reuniones todos (o por lo menos, muchos) hablan, y a veces todos al mismo tiempo.

A. Refutación bíblica: 1 Corintios 14:27, 28.

(7) Séptimo error: Piensan que el hablar en lenguas es señal del “bautismo del Espíritu Santo”.

A. Refutación bíblica: 1 Corintios 12:13.  Al creer en Cristo el individuo está “bautizado, sellado y ungido” por el Espíritu Santo (se llama el “nuevo nacimiento”), 2 Co. 1:21,22; Efesios 1:13, 14; 4:30; 1 Juan 2:20, 27.

(8) Octavo error: Dicen: “¿Si Dios lo hizo para ellos, porque no lo hará para nosotros?

A. Refutación bíblica: Las verdades básicas son para todas las edades, pero no todas las enseñanzas.  La diferencia se conoce por las “leyes de interpretación” comparando Escrituras con Escrituras, como Mateo 10:22 y 24:13 y Efesios 4:30 y 2 Timoteo 2:15. (Espera la continuación)

 

      Esta revista es una obra de amor por parte de J. Alvino Nelson y su esposa Janet. Damos nuestro tiempo con amor sin recibir nada a cambio. Se envía gratis por correo postal o por internet. Si puedes recibirla por correo electrónico escríbenos a  jan23@cox.net y te la enviaremos.      Los gastos de publicación son cubiertos por creyentes en los EE. UU. que tienen interés en que se predique la verdad en las asambleas. Las ediciones anteriores están disponibles en: www.hojasdeoro.com.

 

Hojas de Oro, 660 South Front, Salina, Kansas 67401,  EE. UU.