Hojas De Oro

Una Llamada A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

"...que contendáis por la fe..."

Año XXXIII, No. 12                DICIEMBRE                              2003                                   

¡Si usted no me ha enviado el cupón o una carta, esta será la última revista!

 

Índice:

---25 Puntos Acerca de la Crianza de Niños

---Que Creemos De Jesús el Cristo

---Redención Limitada

---Juventud

---Tiempos Peligrosos

---El Regreso Del Redentor

---Estudios Sobre La Separación

---¿La Nueva Moralidad?

---¡Basta de la Corrupción!

---El Ocultismo, parte I

---Las Últimas Palabras

 

25 Puntos Acerca de la Crianza de Niños

TEXTOS: Proverbios 13:24; 22:6; Efesios 6:4

1.  No permita que el niño murmure, ni haga pucheros, ni llore porque no le gusta lo que usted le ha mandado.

2.  No permita que el niño responda con desafío a una orden, ni deje que él siga rogando y suplicando para que usted cambie lo que le ha dicho.

3.  Insista en que el niño lo obedezca pronto, totalmente, y de buena gana.

4.  No siga repitiendo una orden. Si el niño no obedece, tome las medidas necesarias para que obedezca.

5.  No permita que el niño ponga el pretexto: "se me olvidó" o "no lo oí", cuando se hubiera podido recordar y hubiera podido oír. Exija la obediencia y él aprenderá a recordar y oír.

6.  Alabe moderadamente el mejor esfuerzo del niño, y la buena intención, aunque el desa­rrollo no sea bueno.

7.  No alabe al niño de tal manera que se sienta superior a sus compañeros, ni más adelan­tado que ellos.

8.  No se regocije de qué el niño tenga capaci­dad e inteligencia sobresalientes. Regocíjese de que obedezca y aprenda la sabiduría de Dios.

9.  No permita que el niño le corrija a usted ni a otros adultos, a menos que lo haga con mansedumbre y humildad.

10.  Enseñe al niño a esperar su turno con paciencia. Quítele el espíritu de "yo primero".

11.  Nunca deje al niño seguir con lástima de sí mismo. Tiene que aprender que no todas las cosas en el mundo son justas.

12.  Nunca apoye al niño cuando esté en error.

13.  Nunca permita que el niño ponga pretextos por su mal comportamiento, ni que eche la culpa a otros. Enséñele que él mismo es responsable por lo que ha hecho.

14.  No exija que el niño cumpla con un deber que sea superior a su capacidad.

15.  Nunca castigue al niño por una ofensa hasta que usted esté seguro de su culpabilidad.

16. Nunca deje pasar la desobediencia sin la disciplina apropiada. Si el niño sabe que merece castigo, y si sabe que usted lo sabe, pero usted no tiene la fuerza moral para administrárselo, entonces él aprende a menospreciarlo a usted y vive bajo condena­ción. La disciplina, cuando es llevada a cabo propiamente, no hará que el niño sienta que usted lo rechaza o lo desprecia, sino que lo ama.

17.  No castigue al niño dos veces por la misma ofensa.

18.  No pida al niño hacer algo que usted mismo no quiere hacer.

19.  Enseñe al niño a trabajar, trabajando con gusto hasta terminar la tarea.

20.  Nunca amenace al niño con que Dios lo va a castigar.

21.  No permita que el niño deshonre a Dios, ni con palabra ni con acción.

22.  Con su ejemplo, enseñe al niño que las cosas espirituales y eternas son de más valor que las cosas materiales.

23.  Sea honrado con el niño sin excepción. No prometa lo que no va a cumplir.

24.  Si usted y su cónyuge no están de acuerdo en qué hacer con el niño en cualquier caso, no lo discutan en su presencia. El niño debe saber que ustedes están unidos, y que él nunca podrá ir a uno de los cónyuges para conseguir lo que el otro le prohibió.

25.  Dependa de Dios para hacer la obra en el corazón del niño que usted no puede hacer. Pídale a Dios cada día por el niño. --Compilado por Ernesto Strubhar (Publicadora Lámpara y Luz)

 

Que Creemos De Jesucristo, Parte III

TEMA: Las Creencias de los Bautistas No Conformistas de Jesús el Cristo (tomado de la Biblia Anotada de Ryrie)

INTRO: El nombre "Jesús" en el griego es IESOUS y en el hebreo es YEHOSUA.  El nombre "Cristo" en el griego es CHRISTOS (ungido) y en el hebreo es MASIAH (Mesías-Salvador).

I. La preexistencia de Jesús el Cristo.

1. Es probada por muchas referencias en el A.T., Isaías 9:6, Miqueas 5:2, etc.

2. Es probada en las páginas del N.T., Juan 1:1, 14.  Nótese Juan 8:58.

3. Es probada por las obras atribuidas a Jesucristo, las cuales requieren Su preexistencia, ejemplo. Su obra de creación, Colosenses 1:15-17.

4. Es probada por Su apariencia como el "Mensajero de Yahvé", Éxodo 3:2, 4, véanse las muchas referencias.

5. Es probada por los Nombres dados a Él:

(1) "El Verbo", griego LOGOS = la expresión Divina, como en Juan 1:1, 14.

(2) "Hijo de Dios", Efesios 4:13; Heb. 1:5.

(3) "Señor", griego KURIOS = supremo en autoridad, Lucas 6:5.

II. Su encarnación (unión de la naturaleza Divina con la humana en la Persona del Verbo por aquel nacimiento virginal), véase Lucas 1:26, 27, 35; 2:4-7.

1. Su encarnación fue profetizada, Isaías 7:14.

2. Su nacimiento virginal es probado por el uso del pronombre relativo femenino en Mateo 1:16: "José, marido de María, de la cual nació Jesús...." (hablando de María, no de parte de José).

3. ¿Por qué Jesucristo tuvo que aparecer en un cuerpo carnal?

(1) Para revelar a Dios a la raza humana, Juan 1:18.

(2) Para proveer un ejemplo de cómo vivir, 1 Pedro 2:21.

(3) Para proveer un sacrificio perfecto para el pecado, Hebreos 10:1-10.

(4) Para destruir las obras de Satanás, 1 Juan 3:8b.

(5) Para ser el Sumo Sacerdote, Hebreos 5:1-10.

(6) Para cumplir el pacto davídico, Lucas 1:31-33.

(7) Para ser exaltado hasta lo sumo, Filipenses 2:9-11.

4. La Persona de Jesucristo encarnada incluyó:

(1) La Deidad (Divinidad) completa, ya que Él es Dios.

(2) La Unidad perfecta ya que Él era un hombre, un ser humano.

(3) La Unidad de una Persona por la eternidad ya que Él se quedó con Su cuerpo humano en Su resurrección.

III. La humanidad de Jesús el Cristo, Lucas 2:1-7, 21, 39-52.

1. Jesucristo, como Hombre, tuvo un cuerpo humano, lo que recibió desde Su concepción, Gálatas 4:4.

(1) Aquel cuerpo creció, desde la concepción hasta ser un hombre maduro, Lucas 2:52.

(2) Aquel cuerpo fue tocado por otros, 1 Juan 1:1.

(3) Aquel cuerpo fue impecable, Hebreos 4:15; Juan 8:46; 2 Corintios 5:21; 1 Pedro 1:19; 2:22., Hebreos 4:15; Juan 8:46; 2 Corintios 5:21; 1 Pedro 1:19; 2:22.

2. Aquel cuerpo tuvo alma y espíritu, Mateo 26:38; Lucas 23:46.

3. Durante Su ministerio terrenal Él estuvo sujeto a las limitaciones de Su cuerpo carnal:

(1) Sufrió hambre, Mateo 4:2.

(2) Sed, Juan 19:28.

(3) Lloró, Juan 11:35.

(4) Cansado, Juan 4:6.

(5) Probado (no tentado), Hebreos 4:15.

4. Él aceptó y usó nombres como medio de identificación:

(1) "Hijo del Hombre", Lucas 19:10.  Con este título Él reconoció Su nacimiento de aquella mujer virgen.

(2) "Jesús", Mateo 1:21. (De Josué = socorro de Yahvé)

(3) "Hijo de David", Marcos 10:47.  Véase Mateo 1:1.  Aquel nombre vino por parte de su padrastro José.

(4) "Hombre", 1 Timoteo 2:5.

5. Su humanidad se nota en Su muerte, Juan 19:30.

IV. Deidad (Divinidad) que quiere decir que Jesús es Dios.

1. Es probada por Sus Nombres:

(1) Se llama "Dios" = Elohim = objeto de adoración, nombre plural en el hebreo.

(2) Se llama "Hijo de Dios", Mateo 16:16.

(3) Se llama "Señor", Mateo 22:41-46.

(4) Se llama "Rey de reyes y Señor de señores", Apocalipsis 19:16.

2. Su Deidad es probada por Sus características:

(1) Él es omnipotente ("omni" = totalidad).

  A. Es omnipotente para salvar, Isaías 63:1c.

  B.  Es omnipotente para perdonar, Mateo 9:6.

  C. Es omnipotente porque Él es infinito, Mateo 28:20b (no "fin del mundo" porque este planeta no termina, sino es "fin de la edad".

  D. Omnipotente sobre la naturaleza, Lucas 8:22-24.

  E. Omnipotente sobre Su propia vida, Juan 10:7-18.

  F. Omnipotente para dar vida eterna, Juan 17:1-3.

  G. Omnipotente para hacer buenas obras, Lucas 19:37; Juan 10:25; Hechos 10:38.

  H. Omnipotente para resucitar de la tumba, Romanos1:1-4.

(2) Jesucristo también posee omnisciencia (conocimiento de todas las cosas, pasadas, presentes y futuras), Juan 2:24; 16:30; 21:17; Hechos 1:24.

(3) Él es omnipresente.

  A. Con el creyente durante su vida, Génesis 28:15, véase Romanos 8:28, 29.

  B. Para dar ánimo en la batalla de la vida, Deut. 20:1.

  C. Para dar consolación en tiempo de pruebas, Isaías 43:2; Juan 14:18.

  D. Para estar con nosotros hasta el fin de esta edad, Mateo 28:20.

(4) Jesucristo es vida:

  A. Vida para ser vista en los hombres, Juan 1:4.

  B. Vida para darla en abundancia, Juan 10:10.

  C. Vida para darla a los muertos, Juan 11:25.

  D. Él es vida en Sí mismo, Juan 14:6.

  E. Él es vida y puede dar vida eterna, Rom. 5:20,21.

  F. Ya que Él es vida, un día Su vida ha de eliminar la muerte, 2 Timoteo 1:10.

  G. Jesucristo es la única fuente de Vida, 2 Juan 5:12.

(5) Jesucristo es la Verdad, Juan 1:14; 14:6.

(6) Él es inmutable, no puede cambiar, Salmo 102:25-27; Malaquías 3:6; Hebreos 13:8; Santiago 1:17.

3. La Deidad de Él es probada por Sus obras:

(1) Él es el Creador de todas las cosas, Juan 1:3; 1 Corintios 8:6; Efesios 3:9; Colosenses 1:15-17; Hebreos 1:1,2.

(2) Él sostiene todas las cosas, 1 Samuel 2:1-10; Hechos 17:22-28; Hebreos 1:3.

(3) Él perdona pecados, Mateo 26:26-28.

(4) Él resucita a los muertos, Mateo 9:23-25; Lucas 7:11-15; Juan 11:38-44.

(5) Él es el Juez de todo, Mateo 25:31; Juan 5:19-23; hechos 10:42; 17:31; Romanos 2:16; 14:10; 2 Tim. 4:1.

(6) Él envió el Espíritu Santo al mundo, Juan 15:26.

4. La Deidad de Jesucristo es probada por la adoración dada a Él durante Su vida terrenal:

(1) Por parte de los mensajeros, Hebreos 1:4-6.

(2) Por parte de los hombres, Mateo 14:22-33.

(3) Y un día, en el futuro, por parte de todo el mundo, Filipenses 2:9-11.

5. La Deidad de Él es probada por Su igualdad con Dios el Padre, y con Dios el Espíritu Santo:

(1) Jesucristo es igual con el Padre, Juan 14:23; 10:22-30.

(2) Jesucristo es igual con el Padre y con el Espíritu Santo, Mateo 28:19; Juan 14:26; 15:26; 2 Cor. 13:14; 1 Pedro 1:2.

V. La vida terrenal de Jesús el Cristo:

1. La preparación:

(1) De Su nacimiento, Lucas 2:1-7.

(2) De Su infancia, niñez y desarrollo, Lucas 2:39, 40.

(3) Su inmersión por Juan el Sumergista, Lucas 3:21.

(4) Su prueba (no tentación) por Satanás, Lucas 4:1-13.

2. Su predicación:

(1) Comenzó en Galilea, Juan 2:13 hasta 4:3.

(2) Después en Judea, Marcos 1:14 hasta 9:50.

(3) Terminando alrededor y en la ciudad de Jerusalén, Lucas 9:51 hasta 19:28.

3. Su sufrimiento: Su última semana en Jerusalén:

(1) Es arrestado, Juan 18:2-13.

(2) Compareció ante el tribunal de Anás, Juan 18:12-24.

(3) Compareció ante el tribunal del Sanedrín, Marcos 14:53 hasta 15:1.

(4) Compareció ante Pilatos, Mar. 15:1-5.

(5) Ante Herodes Antipas, Lucas 23:8-12.

(6) Ante Pilatos (segunda vez), Marcos 15:1-5.

(7) Su crucifixión, Lucas 23:33-49.

(8) Su entierro, Lucas 23:50:54.

(9) Su resurrección, Lucas 24:1-12.

4. Su ministerio después de Su resurrección, Lucas 24:36-49; Juan 20:19-29; Hechos 1:3-8; 1 Cor. 15:-17.

5. Su ascensión, Lucas 24:50, 51; hechos 1:9-12.

VI. Jesucristo, siendo Dios, se vació a Sí mismo para vivir sobre esta tierra, Filipenses 2:5-8.

1. La palabra "despojó" en el griego es KENOS y quiere decir = hacer vacío, rebajar, humillar, degradar, abatir, envilecer.  Por eso, en términos bíblicos hablamos del KENOS de Jesucristo que trata con sus limitaciones durante Su vida terrenal en aquel cuerpo humano.

2. La doctrina verdadera del KENOS incluye:

(1) Cubre Su gloria como Dios el Creador, Mateo 17:1-3.

(2) Su condescendencia (acomodarse por bondad al gusto y voluntad de otro) tomando carne pecaminosa para nacer, Juan 13:15 (aunque no pudo pecar, ya que Él es Dios).

(3) Que Él, como Dios, no usó algunos de Sus atributos durante Su vida terrenal. ejemplo: no usó Su omnipresencia.

VII. Jesucristo fue impecable (no pudo pecar) durante Su vida terrenal aunque tuvo un cuerpo carnal sujeto a las tentaciones carnales.  Es decir, que Él no pudo pecar, Isaías 53:9; Juan 8:46; 2 Cor. 5:21; Hebreos 4:15; 7:26; 1 Pedro 1:19; 2:22.

VIII. La muerte de Jesús el Cristo:

1. Su prominencia en las Escrituras:

(1) Es mencionada varias veces en el A.T.

(2) 175 veces en el N.T.

(3) En relación con Su encarnación, Su muerte fue el propósito, Mateo 20:28; Hebreos 2:14.

(4) En relación con las Buenas Nuevas, Su muerte es el "corazón" del mensaje, 1 Corintios 15:1-3.  Sin Su muerte no habría "Buenas Noticias".

2. Una descripción de Su muerte:

(1) Fue un rescate, Mateo 20:28; 1 Timoteo 2:6.

(2) Fue una reconciliación, 2 Corintios 5:18, 19.

(3) Fue una propiciación (borrar las culpas, cubrir, cancelar, acción que apacigua la ira de Dios contra el pecador), 1 Juan 2:2.

(4) Su muerte fue una sustitución, un reemplazo porque Dios murió en el lugar del pecador, 2 Cor. 5:21.

(5) Su muerte es la prueba del amor de Dios para el pecador, Romanos 5:8.

IX. La resurrección del cuerpo de Jesucristo:

1. La realidad:

(1) La tumba vacía, Lucas 24:1-3.

(2) Las apariciones de Él después, Lucas 24:15; véase 1 Corintios 15:3-8; Mateo 28:16-20.

(3) El cambio drástico en las vidas de Sus discípulos.  Antes de Su resurrección ellos no tuvieron ánimo, pero inmediatamente después todo cambió.

(4) La asamblea en Jerusalén recibió una potencia celestial, Hechos 2.

(5) El día domingo vino a ser el día de adoración.

2. La naturaleza de Su cuerpo:

(1) Fue real, Juan 20:20.

(2) Fue identificado, Juan 20:25-29.

(3) Pero en Su ascensión Su cuerpo fue cambiado, nunca para ser sujeto a la muerte y a las limitaciones de un cuerpo carnal.

3. El significado de Su resurrección:

(1) Jesucristo:

  A. Probó que Él es Dios el Hijo, Romanos 1:4.

  B. Confirmó que todo lo que Jesucristo dijo fue verdad, Mateo 28:6.

(2) A todo el mundo:

A. Aseguró que un día ha de ser la resurrección de todos de los cuerpos de las tumbas, 1 Corintios 15:20-22.

B. Aseguró que ha de haber un juicio venidero, Hechos 17:31.

(3) A los creyentes:

A. Aseguró una aceptación con Dios, Romanos 4:25.

B. Aseguró un poder para servirle, Efesios 1:19-21.

C. Aseguró al creyente su propia resurrección, 2 Corintios 4:14.

D. Puso a Jesucristo como la Cabeza de Su asamblea, Efesios 1:19-22

E. Nos asegura que ahora tenemos un Sumo Sacerdote en el Tercer Cielo, Hebreos 4:14-16.

X. La ascensión de Él hasta el Tercer Cielo, Hech 1:9-11.

1. Su significado:

(1) Terminó Su tiempo de limitación, en aquel cuerpo humano, como el Dios de esta creación.

(2) Le dio una exaltación, Efesios 1:20-23.

(3) Le hizo nuestro "precursor", Hebreos 6:20.

(4) Le hizo nuestro Gran Sumo Sacerdote, Heb. 4:14-16.

(5) Le dio derecho a cumplir Su promesa de Juan 14:2.

(6) Le dio Su posición como la Cabeza de Su asamblea, Col. 1:18.

XI. El ministerio presente de Jesucristo:

1. Él es el último Adán y la Creación nueva, 1 Corintios 15:45; 2 Corintios 5:17.  Esto significa que Él puede dar vida, vida nueva.

2. Él es el Pastor de Sus ovejas, Juan 10:11.  Significa que Él está guiando, cuidando a los creyentes.

3. Él es la Vid verdadera, Juan 15:1.  Significa que viviendo en Él uno puede producir fruto.

4. Él es la Piedra Viva, 1 Corintios 3:11; 1 Pedro 2:4-8.  Significa que en Él hay vida eterna, seguridad.

5. Él es el Sumo Sacerdote, 1 Pedro 2:5-9.  Significa que cada creyente es un "sacerdote" y tiene acceso a Dios en cualquier momento.

6. Él es el Novio, Efesios 5:25-27.  Significo que los creyentes que han sido fieles a la EKKLESÍA y sus doctrinas serán la "novia" en el futuro.  (Continuarán)

 

Redención Limitada

Por J. Candeas

INTRO: Cuando Juan el Sumergista se encontró con el Señor por vez primera, señalándolo con el dedo, dijo: "He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo", Juan 1:29.  Seguro que Juan, gran conocedor de la Escritura del A.T., al decir estas palabras estaba señalando Génesis 22:8.  Desde entonces, los hombres vienen discutiendo el significado de estas palabras y todavía no se ponen de acuerdo al respecto. ¿Por quiénes murió Jesús el Cristo?  ¿Por todo el mundo o solamente por Su pueblo?

I. Salvación universal.  En respuesta a esta pregunta, la teoría más extendida a lo largo y ancho del mundillo religioso es la conocida "redención universal".  Esta teoría enseña que Jesucristo Murió por todos los hombres, pero solamente se salva el que se apropia esta salvación, creyendo en Él.  Esta teoría es el embrión de la salvación por obras.  El romanismo, las sectas falsas y el arminianismo enseñan esta doctrina barata.  Prestemos atención a las siguientes razones que exponemos en contra de una "salvación universal".

1. Jesucristo no murió en lugar de todos.

1. Las Escrituras no dicen que Jesucristo hizo Su Obra en la cruz por todo el mundo.  Dice lo contrario: 

(1) No fue el rescate de todos los hombres sin excepción, porque hay seres encarcelados eternamente, 1 Pedro 3:19.  Si Él hubiera pagado el rescate de todos los seres no habría ninguno de ellos encarcelado.

(2) No llevó el pecado de todos los hombres, por cuanto los hay con su pecado permanente en sí, Juan 8:21; 9:41.

(3) No fue hecho maldición por todos, porque la Biblia dice que hay personas malditas eternamente, Mateo 25:41.

2. La cruz, banco de méritos.  Decir que Jesucristo derramó Su sangre por todos los hombres y que, cual medicina en la farmacia, está a la disposición de quien voluntariamente acuda a la cruz y se lave en ella, es decir lo mismo que la "iglesia papista", al enseñar que los méritos de Cristo y de todos los santos están depositados en la "iglesia" quien, a su vez, los aplica a cambio de ciertas obras.

3. La cruz, salvación por obras.  Esta enseñanza arminiana de la salvación universal es, en germen, una salvación por obras.  Cristo murió por todos pero...se salva quien crea...quien haga la obra de creer.  Si no hace esta acción de creer, aunque Cristo le salvó, ¡él no se salva!  No salva, pues, Cristo, sino el que obra, el que cree.  ¡Depende del hombre!  véase Romanos 9:16.

4. La cruz, obra vana.  Si Cristo salvó en la cruz a todos los hombres, pero solamente se salvan los que van a Cristo "....en vano murió Cristo..." pues ya hemos aprendido que "...nadie quiere ir a Cristo..." Juan 5:40; Lucas 19:14; Juan 19:15.

5. La cruz, medida por el hombre.  Otra conclusión que se desprende de esta enseñanza humana es que el valor del Sacrificio del Señor no es per se, sino que se la da el hombre.  Si éste cree y se salva, el Sacrificio ha tenido valor, pero si el hombre rechaza a Cristo, Su sacrificio ha sido en vano, no tiene valor alguno, ni fruto, no ha servido para nada.

6. La cruz niega la omnisciencia de Dios.  Si calamos hondo en que Jesucristo padeció en vano por todos aquellos que se pierden llegamos a la conclusión de que Dios no es Omnisciente, pues no supo ver que estaba castigando a Su Hijo en vano, por los pecados de quienes nunca iban a creer en Él y que no se beneficiarían de esos sufrimientos.  La Biblia dice que el Sacrificio del Señor fue algo predeterminado desde antes de la fundación del mundo, 1 Pedro 1:20.  Y cuando el Dios Trino decidió el Sacrificio de la Segunda Persona, fue con un propósito claro, definido y justificado.  La salvación "universal", pues, es una enseñanza falsa que nosotros rechazamos.

II. Hemos visto, en sentido negativo, la Muerte de Jesucristo en la cruz, ahora lo haremos en sentido positivo, es decir, en el verdadero alcance de la muerte del Cordero de Dios.

1. Aquella muerte es un sacrificio que propicia, 1 Juan 2:2; 4:10; Romanos 3:25; Hebreos 8:12.

2. Los que no interpretan la Biblia con el consabido "Escrito está, además", sin tener en cuenta para nada la analogía de la Fe, no conociendo tampoco el significado de las palabras y olvidando encajar un texto en su contexto, ante versículos como los que encabezan esta lección, dicen: "¡Está claro que Cristo, con Su Muerte, salvó a todo el mundo!"  Pero no es tan claro como a ellos les parece y seguimos sosteniendo que Cristo no salvó a todo el mundo con Su Muerte, sino solamente a Sus ovejas.  Porque propiciación no es, en ninguna manera, sinónima de salvación.

(1) Echemos un vistazo al Diccionario de la Lengua Española, en donde se nos da la siguiente definición de la palabra PROPICIAR: "Propiciación es una acción grata a Dios, con que se mueve Su misericordia".  De modo que, la acción de propiciar, es definida como "Aplacar la ira de uno, haciéndole favorable y propicio".  Como se ve, esto es distinto a salvar a uno de la condenación.

(2) Una ilustración de la palabra "propiciar" se encuentra en la historia de Jacob y Esaú.  Este último aborreció a su hermano por causa de la primogenitura, y juró matarlo, por lo que Jacob, asustado, huyó, Génesis 27:41-45.  Más adelante, cuando Jacob vuelve a su tierra y se entera de que su hermano viene hacia él con cuatrocientos hombres, se asusta de nuevo y piensa de qué modo puede apaciguar la ira de su hermano.  Y comienza a enviarle regalos, diciendo (véase Génesis 32:3-20).  Por el capítulo 33 vemos que Jacob consiguió propiciar a su hermano y, además, reconciliarse con él. La propiciación consistía en quitar a su hermano el deseo fratricida que tenía contra él.

(3) Del mismo modo, los pecados de todos los hombres, la continua transgresión de los Mandamientos de Dios por todos los seres humanos y, especialmente, el perenne rechazo de Su gracia mostrada en Jesucristo (Romano 3:9; 8:7; Juan 19:14, 15) provocan Su justa ira y da lugar a que Él, que odia el mal, destruya al hombre pecador y a la creación con él.

(4) Pero el sacrificio de Cristo en la cruz es de un valor tan extraordinario a los ojos de Dios, tiene tanto mérito y significa tanto para Él, que se aplaca en Su ira y no destruye nada, sino que deja que siga la vida, y las estrellas en los cielos, y hace descender Su lluvia y Su sol sobre malos y buenos.

(5) Jesucristo ha propiciado al Padre y Éste se aplaca para con todo el mundo.  Pero propiciación no es salvación de pecado y de perdición.  (continuará)

 

Juventud

INTRO: Juventud: un tiempo de vida cuando uno es joven; el período entre niñez y madurez; tiempo de crecimiento y desarrollo.  ¿Hablan las Escrituras de la juventud?  ¡Si, como no!

I. Unas verdades para ser guardadas en las mentes de los jóvenes:

1. Lo ideal de una vida limpia, Salmo 119:9-11.

(1) La memorización de la Palabra es el arma mejor para defenderse contra caer en pecado.

(2) El mundo entero está pervertido.  En cualquier lugar hay tentaciones carnales para guiarlo a vivir una vida fea.

(3) ¿Cómo es posible vivir una vida limpia en un medio ambiente?  Leyendo diariamente la Palabra y haciendo lo que dice.

(4) La memorización es buena, pero no lo cuida de caer en pecado.  El joven tiene que tomar la decisión de vivir según dicen las Escrituras.

2. La certeza de que un día ha de dar cuenta, Ecl. 11:9.

(1) Este texto habla de dos cosas: Alegría y juicio.

(2) Los dos términos parecen anular uno al otro.  ¿Cómo podemos explicarlo?  Sencillo:  Goce en esta vida sin practicar el pecado.  El joven puede experimentar placer viviendo por fe y obediencia a la Palabra de Dios.  No hay "placer" verdadero que no sea un regalo de Dios.

3. A veces oímos a los jóvenes decir: "No importa como vivo yo", pero muchas de sus selecciones serán irrevocables...se quedan con ustedes durante su vida.

(1) Lo que usted hace en su juventud hace caso durante la vida entera.  ¡Si, se goza en la vida ahora, pero no hace cosas que vayan a evitarle las bendiciones de Dios en su viaje!

4. El valor de practicar el freno, Lamentaciones 3:27.

(1) Esto habla del deber de Dios, incluyendo la educación de disciplina, la que Jeremías recibió durante su juventud, Jeremías 1:6, 7.

(2) "...llevar el yugo..." quiere decir aceptar la disciplina de Dios y aprender lo que Él quiere que usted debe saber.  Esto incluye no menos de cuatro factores:

  A. Reflexionar en silencio en lo que Dios quiere.

  B. Arrepentimiento con humildad.

  C. Control de sí mismo frente a la adversidad.

  D. Paciencia con confianza dependiendo del Maestro Divino para enseñarnos.

5. El poder influyendo en lo personal, 1 Timoteo 4:12.  La cultura de los griegos puso gran énfasis sobre "edad" y "experiencia".  Siendo que Timoteo era todavía joven él tuvo que aprender respecto a vivir bien su vida cristiana.  Hay cinco áreas:

(1) Discurso, su manera de hablar.

(2) Conducta, viviendo una vida santa.

(3) Amor, mostrado para otros.

(4) Fe, no de creencia sino de fidelidad a Dios.

(5) Pureza, especialmente en las cosas sexuales.

6. Que la moderación es mejor que frivolidad, Tito 2:6, 7.

(1) Pablo animó a Timoteo a ser reverente y vivir con propósito.  Viviendo en Jesucristo no debería ser fastidio.

(2) Debemos ser un buen ejemplo a aquellos en nuestro alrededor que van a ver nuestras vidas y que tengan el deseo de imitarnos.

  A. Siendo ejemplo por nuestras buenas obras.

  B. Siendo ejemplo por las enseñanzas de la Biblia:

  (A) Integridad.

  (B) Reverencia.

  (C) Incorruptibilidad.

  (D) Hablar bien, que otros no le condenen.

7. La fuerza moral es más potente que la física, Proverbios 20:29.

(1) "gloria" = ornamento, belleza.

(2) Tenemos una comparación:  Todos de los jóvenes les gusta a mostrar su fuerza.  Los viejos ya no tiene fuerza, pero tiene sabiduría, experiencia, consejos, etc. (fin)

 

Tiempos Peligrosos

LECTURA: Marcos 13:24-37

TEXTO: 2 Timoteo 3:1-5

INTRO: Mirando los eventos que suceden hoy, a la luz de la Palabra profética de Dios, debemos recordar que Él controla todo, Pro. 3:4, 5.

      ¿Por qué debemos estar preocupados de los eventos que han de venir?  Porque Dios nos ha instruido, Marcos 13:35-37.

      Nuestro texto habla de "tiempos peligrosos".  La palabra "peligrosa" quiere decir: difícil, comprometido.

      Somos instruidos a "velad" mientras que vivimos por los desarrollos que muestran el regreso de Jesucristo.

I. Hay  señales que nos revelan que Él puede regresar en cualquier momento:

1. Israel, una nación otra vez, nacida en un día, 1948.

2. Israel, nacido en medio de gran tumulto y batalla.

3. El avivamiento del Imperio Romano en la forma corriente de la Unión Europea.

4. Casi todo el mundo contra la pequeña nación de Israel.

5. Ahora mismo hay un "proceso de paz" entre Israel y sus enemigos.

6. Mucha atención enfocada sobre Babilonia.

7. Un plan para unificar el mundo como en los días del Imperio Babilónico.

8. Sucesos como en los días de Noé y Lot.

9. Decadencia moral, individualmente, nacionalmente con pensamientos y sucesos más bajos.

10. Desarrollos tecnológicos. 

11. Huelgas, rebeliones, etc.

12. Pestilencias, Lucas 21:11.

13. Desastres geofísicos:

(1) Volcanes.

(2) Terremotos.

(3) Inundaciones, calor intenso, fuegos en los bosques.

(4) Sequía y hambres.

II. ¿Qué dice la Biblia?  Hay unos veintidós textos que hablan del regreso inminente de Jesucristo: Mateo 24:36; 25:1-6; Romanos 13:11-12; 16:20; 1 Corintios 1:7; Filipenses 3:20; 4:5; 1 Tes.1:10; 5:6; 1 Timoteo 6:14; Tito 2:13; Hebreos 9:28; 10:24, 25, 37; Santiago 5:8, 9; 1 Pedro 1:13; Judas 21; Apo. 3:11; 22:7, 20.

III. Un incentivo para vivir una vida santa, 2 Pe 3:10-14.

1. El "día del Señor" es un término que hace referencia a un tiempo futuro de juicio, comenzando con el principio de los siete años de tribulación.

2. "¡Cómo no debéis vosotros andar....!  Este es un reto para cada creyente de vivir su vida conforme a las reglas hechas por Dios, pensando en la realidad del regreso de Jesucristo y la eternidad:

(1) En nuestra conducta, Filipenses 1:27.

(2) Ser ejemplo a los demás creyentes, 1 Timoteo 4:12.

(3) Sin ofensa, Filipenses 1:10.

(4) Con orden, 2 Tesalonicenses 3:7.

(5) Sin culpa, Filipenses 2:14-15.

(6) Sin mancha, Santiago 1:27.

(7) Puro, 1 Timoteo 5:22.

(8) Sin ídolos en la vida, 1 Juan 5:21.  Un predicador falso es un "ídolo", véase 1 Juan 2:19.  Un creyente verdadero no debe tener nada qué ver con los falsos. (Fin)

 

El Regreso Del Redentor

LECTURA: 1 Tesalonicenses 4:13-18

TEXTO:    Mateo 25:13

INTRO: ¿Qué ha de suceder en aquel día cuando Jesucristo vendrá por los redimidos?  No hay ninguna referencia que diga que Él vendrá para tomar "Su iglesia".

      Cada pregunta puede ser contestada por las Escrituras y hay siete pasos que vamos a explicar:

1. El descenso del Señor del Tercer Cielo.

2. La resurrección de los cuerpos de los redimidos.

3. La remoción de los cuerpos de los redimidos vivos.

4. La transformación de todos los redimidos a la imagen de Jesucristo.

5. El repaso de nuestra vida cristiana y recompensas dadas.

6. La presentación de los redimidos a Jesucristo.

7. La manifestación de los redimidos con Jesucristo en la gloria.

I. El primer evento está descrito en detalle en 1 Tesalonicenses 4:13-18.

1. Hay tres cosas de importancia:

(1) El descenso de Jesucristo del Tercer Cielo

(2) La resurrección de los cuerpos de los redimdos.

(3) El cambio de los cuerpos de los redimidos vivos.

2.  Déjennos recordar lo que el Señor dijo en Juan 14:1-3.

(1) Hay una correspondencia cuádruple entre las palabras de 1 Tesalonicenses 4 y de Juan 14.

  A. El Señor dijo: "vendré otra vez", Pablo escribió: "el Señor mismo...descenderá del  cielo".

  B.  El Señor dijo:  "y os tomaré a Mí mismo"; Pablo: "seremos arrebatados juntamente con ellos"

  C. Jesucristo dijo: "para que donde Yo estoy, vosotros también estéis".  Pablo: "y así estaremos siempre con el Señor".

   D. Jesucristo dijo: "no se turbe vuestro corazón", Pablo: "Alentaos los unos a los otros con estas palabras".

II. El descenso de Jesucristo desde el Tercer Cielo.

1. Él, que tuvo compasión de la multitud.

2. Que lloró al lado de la tumba de Lázaro.

3. Que lloró por la condición de Jerusalén.

4. Que sanó a los enfermos.

5. Limpió el leproso.

6. Resucitó a los muertos.

7. Clamó a las aguas.

8. Echó fuera a los demonios.

9. Libró a los cautivos de Satanás.

10. Fue rechazado por Su propia gente.

11. Condenado a muerte como un criminal.

12. Crucificado en la cruz.

13. Resucitó al tercer día de la tumba.

14. Ascendió al Tercer Cielo.

15. Tomó Su lugar propio a la diestra del Padre.

16.  Tiene un Nombre sobre todo nombre.

17. Y un día todo el mundo ha de inclinarse ante Él.

18. Sí, este mismo Jesús vendrá desde el Tercer Cielo con un grito.

(1) Por casi 2,000 años Él está esperando venir para la cosecha, Juan 12:24.

(2) Por casi 2,000 años Él está esperando hasta que el último de los escogidos sea salvo.

(3) Y, "...el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios...." 1 Tes. 4:16.  Preciosas son estas palabras a los creyentes.

III. La resurrección de los cuerpos de los creyentes, "...y los muertos en Cristo resucitarán primero".

1. Hay mucha ignorancia y confusión acerca de aquella resurrección.  ¡No habrá una resurrección general!  Han de ser dos, separadas por mil años, véanse Lucas 14:13, 14; Juan 5:28, 29; 1 Corintios 15:21-23.

(1) La resurrección de los cuerpos de los incrédulos no ha de ser hasta mil años más tarde, véase Apo. 20:4-6.

IV. La transformación de nuestros cuerpos a la imagen del Salvador glorificado.

1. Dios hizo a Adán a Su imagen, pero el pecado lo cambió, véase Salmos 33:11; Romanos 8:29.

(1) En aquel evento los redimidos serán cambiados, en un momento... este cuerpo de carne será convertido para ser un cuerpo incorruptible.  ¡Esto es la inmortalidad!

2. Nótese la pregunta de Pablo en Romanos 7:24 y vea su respuesta en Romanos 8:11.

3. La transformación física no es la única cosa que nos espera, véase 1 Juan 3:2; Colosenses 3:3, 4.

V. El examen de las obras del creyente hechas durante su vida cristiana y las recompensas dadas o negadas, Apocalipsis 22:12.

1. Es un error pensar que "al fin" todo el mundo va a estar ante de Dios y serán juzgados como "ovejas" o "cabritos".  ¡No hay tal enseñanza en las Escrituras!

2. Nuestro destino eterno fue establecido hace tiempo, véase Juan 5:24; Rom. 8:1.

3. Llamo su atención a 2 Corintios 5:10.  El propósito de nuestra apariencia ante el Tribunal de Cristo no es para ver si merecemos la gloria sino para juzgar nuestra vida cristiana, para ver que recompensas nos serán dadas, 1 Corintios 3:11-15.  Véase Mateo 25:23; Hebreos 6:10.

4. Las recompensas serán dadas por servicio fiel desde el día de nuestra salvación hasta el tiempo de nuestra muerte:

(1) Habrá disponible "Una corona incorruptible", 1 Cor. 9:24, 25 que celebre la victoria sobre la corrupción.

(2) "Corona de justicia", 2 Timoteo 4:8 para los que están esperando el regreso de Jesucristo, que celebra la victoria de salvación sobre la maldad.

(3) "Corona de vida" Santiago 1:12 para los que aman al Señor, que eran fieles aunque con muchas pruebas.

(4) "Corona de gloria", 1 Pedro 5:4, dada a los pastores fieles y a los hermanos quienes oraban por ellos, que celebra victoria sobre la contaminación.

(5) "Corona de regocijo", 1 Tesalonicenses 2:19, una corona de exaltación que celebra la victoria que la salvación trajo sobre Satanás y la persecución de los creyentes.

  A. Un aviso, Apocalipsis 3:11.

  B. ¿Qué hacemos con aquellas coronas?, Apo. 4:10, 11. (Fin)

 

Estudios Sobre La Separación

Tomado de: "Cristiano Primitivo)

TEXTO: 2 Corintios 6.17–18)

INTRO: Esta declaración de la Biblia nos da a entender que Dios no recibirá un pueblo que no está separado del mal.

La actitud misericordiosa de Dios hacia los pecadores y su llamamiento hacia ellos están basados en la provisión hecha por medio de la sangre derramada del Señor Jesucristo, Gálatas 1:4

Los detalles de la aplicación de esta doctrina bíblica tan fundamental tienen que ver con todo aspecto de la vida del cristiano. Los creyentes verdaderos siempre han vivido de acuerdo con la línea de separación que Dios ha trazado entre lo limpio y lo inmundo. Esta separación ha afectado sus hogares, sus trabajos, su educación y su manera de vestir. Además, esta misma separación ha influido mucho en sus conceptos del matrimonio, los gobiernos del mundo, las organizaciones fraternales y comerciales, así como también las diversiones mundanas. Por causa de esta separación bíblica a veces muchos creyentes han sido mofados y hasta han tenido que sufrir mucho en la vida.

Sin embargo, la separación de los creyentes de lo mundano e incrédulo siempre ha sido una confesión al mundo de que son “extranjeros y peregrinos sobre la tierra” (Hebreos 11.13). Esta separación ha testificado que ellos han puesto “la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra” (Colosenses 3.2).

En esta lección pueden encontrar un estudio bastante profundo acerca de la doctrina de la separación. Nosotros esperamos que el mismo sea una bendición para todos los cristianos en todas partes del mundo.

Lección 1, Introducción a la doctrina de la separación del mundo.

I.  Definición de palabras

1.  Doctrina: “Conjunto de ideas, particularmente religiosas, sociales o políticas, que unen en un grupo a las personas que las profesan”

2.  Separación: “Acción y efecto de separar[se]” (véase 2 Corintios 6.17–18; Romanos 12.2; 2 Corintios 6.17–18; Lucas 16.26)

3.  Mundo: “Sistema de vida material y físico controlado por Satanás que obra contra Dios y envuelve a la humanidad incrédula y desobediente” (véase 1 Juan 2.15–17)

II.  Algunas verdades establecidas que gobiernan la separación del mundo.

1.  Existe un orden establecido por Dios

  a.  En la creación del mundo (véase Génesis 1, 2, 3)

  b.  En su relación con el género humano (véase Gén. 3)

  c.  En su gobierno en el cielo

  d.  En su control sobre el universo (véase 2 Pedro 3.7)

  e.  En su control sobre la humanidad (véase Hechos 17.26; Deuteronomio 32.8)

  f.  En la revelación de su palabra (véase Mateo 5.18)  

 2.  El pecado trae separación de Dios

  a.  En el mundo de los espíritus (véase Isaías 14.12–15); hubo y habrá separación entre los ángeles porque ellos no se conformaron al orden establecido por Dios (véase Judas 6; 2 Pedro 2.4)

  b.  En el nivel humano (véase Génesis 3; Juan 15.19); ahora tenemos al pueblo de Dios y a los que pertenecen al mundo (los hijos de Caín y los hijos de Set —véase Génesis 6.2)

3.  Dios obra en la separación de su pueblo

  a. El pueblo de Dios está compuesto por los que han salido de las tinieblas a la luz (véase 1 Pedro 2.9; 2 Corintios 6.17–18)

  b. Cualquier persona se podrá salvar de esta perversa generación si cree de todo corazón al Señor y a su palabra (véase Hechos 2.40–41)

  c. Los cristianos se guardan sin mancha del mundo (véase Santiago 1.27)

III.  La separación en la historia bíblica

 1.  Noé (véase Gén. 7.7,16; Hebreos 11.7)

 2.  Abraham (véase Génesis 12.1–4; Hebreos 11.8)

 3.  El pueblo de Israel (Éxodo 8.23; 11.7)

 4.  Las varias separaciones de la ley.

Lección 2, Separado para Dios, una vida que satisface

I.  Vivir separado para Dios es una manera de vivir que es bíblica

1.  Una vida transformada (véase Romanos 12.2) es el resultado de la renovación del entendimiento.

2.  Una vida con amor a las cosas celestiales (véase Colosenses 3.1–2).

3.  Una vida que lleva el yugo de Jesús (véase Mateo 11.28–30).

4.  Una vida de servicio en las buenas obras (véase Tito 2.11–14; Efesios 2.10; Mateo 25.31–40).

5.  Una vida gozosa (véase 1 Pedro 1.8)

II.  Nuestra norma de vida debe ser distinta de la del mundo:

1.  No vivimos en casas lujosas.

2.  No manejamos carros de lujo.

3.  No buscamos amontonar riquezas.

4.  No nos vestimos de acuerdo a las modas mundanas y sensuales.

III.  Nuestra manera de hablar debe ser distinta a la del mundo.

1.  Siempre está de acuerdo con la verdad (véase Efesios 4.25; Colosenses 3.9).

2.  No surge de una mente envanecida (véase Efesios 4.17).

3.  Expresa la verdad con sencillez (véase Mateo 5.37).

4.  Condena a quienes se nos oponen (véase Tito 2.7–8).

5.  Ayuda a alcanzar la perfección (véase Santiago 3.2).

6.  Es pura; sin palabras profanas, inmundas y ociosas (véase Efesios 5.3–4; Mateo 5.33–37; 12.36–37).

IV.   No seguimos los excesos del mundo.

1.  Hemos sido libertados de ellos (véase 1 Pedro 4.3).

2.  Tenemos un equilibrio que nos ayuda a enfrentar los cuidados de la vida (véase Lucas 21.34).

3.  Buscamos ser sobrios (véase 1 Tesalonicenses 5.6).

4.  Evitamos la idolatría cuando comemos, bebemos y jugamos (véase 1 Corintios 10.7).

5.  Evitamos la competencia (véase Éxodo 20.17).

Lección 3, La separación del mundo en el trabajo

I.  Debemos trabajar en algo provechoso.

1.  Para que la tierra y todas las cosas creadas en ella se atiendan adecuadamente (véase Génesis 2.15); además, a causa del pecado que hay en el mundo es necesario que nuestros esfuerzos sean mayores (véase Génesis 3.19).

2.  Para satisfacer nuestras necesidades y las de la familia de una forma que agrade a Dios (véase 1 Timoteo 5.8; 2 Corintios 12.14).

3.  Para ayudar a los necesitados (véase Deuteronomio 15.7–8; Gálatas 6.10; 1 Corintios 16.1–3).

4.  Para contribuir al bienestar de la sociedad (véase Eclesiastés 9.10; Efesios 4.28; 1 Tesalonicenses 4.11–12; Proverbios 11.26).

II. Debemos escoger un trabajo que armonice con las enseñanzas de la palabra de Dios.

1.  Que contribuya a las necesidades de la humanidad (véase Tito 3.14; Efe. 4.28).

(1) En una manera directa o indirecta: comida, ropa y amparo, o cualquier otro oficio que glorifique a Dios y que sea parte del apoyo para la extensión de su reino.

(2) Negocios que debemos evitar: compra o venta de licores, tabaco, salón de belleza, teatros, taller de reparación y venta de televisores y radios, compra o venta de ropa indecente, joyería. e

2.  Que no obstaculice nuestro servicio cristiano (véase Mateo 6.33; Lucas 14.18–19).

3.  Que no viole el principio de la no resistencia (véase Mateo 5.40, 42; Hebreos 10.34).

4.  Que no nos involucre en un yugo desigual con los incrédulos (véase 2 Corintios 6.14).

5.  Que contribuya a la vida hogareña (Por ejemplo: se debe evitar trabajar como chofer de transportes de larga distancia).

6.  Que se encuentre siguiendo la dirección de Dios:

(1) Por medio de la providencia de Dios (véase Salmo 37.5; Proverbios 3.6.).

(2) Por medio del consejo de los hermanos (véase Proverbios 12.15).

(3) Por medio del llamamiento de la iglesia (Por ejemplo, maestro en la escuela cristiana, etc.)

(4)  Por medio de la aptitud personal.

III. Debemos buscar un trabajo que glorifique a Cristo.

1.  ¿Acaso ese trabajo sigue el principio de la honestidad? (véase Romanos l2.17; 13.8; 2 Corintios 8.21; Deuteronomio 25.15; Pro. 11.1).

2.  ¿Acaso ese trabajo hace que la persona se enriquezca rápidamente? (Véase Proverbios 28.20–22; 1 Timoteo 6.9; Pro. 20.21; 13.11).

3.  ¿Acaso ese trabajo se aprovecha de la ignorancia de otros? (Véase Proverbios 20.14).

4.  ¿Acaso ese trabajo sigue la “regla de oro”? (véase Mateo 7.12).

5.  ¿Acaso ese trabajo honra a Dios? (Continuará)

 

¿La Nueva Moralidad... o la Vieja Inmoralidad?

Habla el dueño de la ferretería de un pueblo pequeño, hombre de negocios y de respeto en la comunidad: Todos los hombres tienen mujeres además de su esposa. Todo el mundo lo hace. Todo el mundo lo sabe. Así somos los hombres. Realmente no es tan malo...

Habla el estudiante universitario, guapo e inteligente, de una familia de alta sociedad: La castidad. La virginidad. ¿Por qué me hablas de esas normas anticuadas? Ya nadie las practica. Los jóvenes todos queremos libertad sexual. Hoy hacemos lo que queremos. Nada a la fuerza. Si ambas personas quieren, ¿por qué no?

Habla el autor de varias novelas populares, uno que siente orgullo en llamarse filósofo liberado: Las viejas normas de moralidad han esclavizado a la gente. Esas normas las produjeron las religiones para mantener al pueblo bajo su control. Ya vamos avanzando hacia un mundo nuevo y mejor. No necesitamos más las religiones ni las restricciones sexuales.

Esta es la voz mentirosa de la nueva moralidad. Estas son las normas que gobiernan la generación actual.

Pero Dios no está callado. Él siempre habla, y siempre habla la verdad. Él no ha dejado de ser un Dios santo. No se ha dado por vencido ante los hombres impíos del siglo veintiuno. Y no ha anulado sus normas santas para la conducta sexual.

Dios siempre nos da su mensaje a través de la Biblia. Pero él está dando voces de una manera nueva hoy. El mensaje es el mismo; sólo el método es nuevo. El SIDA es la voz de Dios. Y la gente está prestando atención... al fin.

El mensaje de Dios es éste: "Esa nueva moralidad no es más que la vieja inmoralidad que siempre he aborrecido. Es pecado y trae muerte."

Ya nos estamos dando cuenta de que lo que Dios dice es cierto. El SIDA trae muerte. Todo el mundo lo cree ahora... y está atemorizado. Nadie sabe cuántos han contraído el SIDA. Más de 40 millones, por cierto. Y una vez infectada la persona, no hay escape. No hay remedio.

La nueva moralidad ha fracasado. La revista centroamericana Rumbo lo reconoció así: "La mejor vacuna contra el SIDA es la fidelidad". Y es cierto. Esto siempre ha sido el plan de Dios. Notemos lo que dice Dios de la inmoralidad en sus varias formas: Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia ... y cosas semejantes a éstas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios (Gálatas 5.19–21).

El adulterio es actividad sexual que no respeta el compromiso matrimonial, el casado, con alguien que no sea su cónyuge, véase Colosenses 3:5, 6.

      Fornicación es actividad sexual de los que no tienen compromiso matrimonial. La Biblia muchas veces usa este término para referirse a toda clase de inmoralidad, 1 Corintios 6:9, 10.

La homosexualidad es actividad sexual entre dos hombres. Dios la condena. Por ese pecado destruyó a Sodoma y Gomorra con fuego, Romanos 1.26–27.

El lesbianismo es actividad sexual entre dos mujeres,

La bestialidad es actividad sexual con algún animal,  Levítico 18:23.

Pasiones juveniles, 2 Timoteo 2:22, es un término general. Pudiera incluir muchas cosas. Sin embargo, sabemos que las pasiones más agudas para muchos jóvenes son las pasiones sexuales. Debemos huir de ellas en todas sus manifestaciones —sean los cuentos vulgares, la masturbación, las miradas indecentes, o las caricias. Muchos creen que estos pecados no son tan graves. Pero ante Dios son pecado de todos modos. Y muchas veces conducen a los pecados más graves.

El adulterio... la fornicación... la homosexualidad... el lesbianismo... la bestialidad... las pasiones juveniles... todos son pecado. Dios los ha juzgado ya en su palabra. Llevan a la muerte. Y el SIDA es la voz de Dios anunciándolo de nuevo y confirmándolo.

Pero el pecado no se manifiesta sólo en hechos. El pecado principia en los pensamientos. Escucha lo que dice Jesús, Mateo 5:28.

Codiciar es pecar. ¿Cómo es posible guardar la mente de la codicia en el siglo veintiuno?

¡Oh mundo insensato! La inmoralidad va en aumento y nuestras ciudades son Sodomas y Gomorras porque el mundo da rienda suelta a toda clase de lascivia. La música sensual, los programas del televisor y del cine, la ropa indecente, y la pornografía alimentan la inmoralidad. Estimulan la codicia. Y el que codicia, pronto peca en hecho. Y el que peca (sea en pensamiento o en hecho), morirá. La Biblia lo dice Ezequiel 18:4; Sant. 1:14-15.

¿Por qué es que el Dios santo condena la inmoralidad? Porque trae muerte. Él lo sabe. Y Dios no quiere que muramos. Quiere que vivamos... y que vivamos abundantemente. Dios nos ha hecho de manera que podamos vivir. No inventó la sexualidad sólo para ser una trampa.

Dios mismo ha hecho a cada hombre y mujer con la sexualidad. Guardada en su propio lugar, es buena y bella. Me gusta comparar la sexualidad de la persona con las cuerdas finas, tensadas del arpa. Tócalas sabiamente, con cuidado, y brotará una música muy fina y hermosa. Pero tócalas descuidadamente, bruscamente, locamente, y se reventarán. No habrá música sino un gran desastre y caos. Dios así hizo la sexualidad del hombre.

No hay nada más bello y sano en este mundo que la unión matrimonial. ¿Por qué? Porque Dios lo hizo así. Porque en el matrimonio gobierna un amor duradero vinculado con responsabilidad. Porque los cónyuges se aman y se comprometen a suplir la necesidad el uno del otro. Ese amor no admite egoísmo. Produce armonía y libertad, una música fina y agradable.

En los hechos inmorales cada persona busca satisfacerse, sin importarle la otra persona. El que se mete con una mujer ajena, por ejemplo, quiere placer pero no quiere responsabilidad. No la ama; la usa. Peca contra ella. Y ese pecado produce soledad... temor... inseguridad... y un sentido de inferioridad. Es una deshumanización cruda y cruel, una música sin armonía.

El hombre inmoral no sólo peca contra la mujer; peca contra sí mismo. La misma Biblia lo confirma en 1 Corintios 6:18

¿Será posible que en este versículo Dios pensara en el SIDA?

Aun antes que hubiera SIDA, la promiscuidad producía terribles enfermedades. Las produce aún. También produce vidas quebrantadas y familias rotas. Produce celos y pleitos. Y produce muerte. Muchas veces produce muerte física. Siempre produce muerte eterna... castigo eterno... separación de Dios. Por esta razón nuestro amante Padre nos ha prohibido los hechos inmorales, al igual que un padre no permite a su niño cargar un arma. Sin embargo, la gente que no teme a Dios sigue locamente jugando con la muerte. Siguen lejos de Dios, cargados de culpa, temor, y fastidio... y no saben por qué.

Amigo lector, nuestro Dios es un Dios santo. Es un Dios de ira justa, y habla fuertemente contra la inmoralidad. El SIDA muestra su indignación.

No es una nueva moralidad lo que se está practicando hoy. Es la vieja inmoralidad que Dios abomina. Escuchemos la Biblia. Ella nos habla con franqueza y claridad, Efesios 5:3-7; Apocalipsis 21:8.

Hay un escape si tú has vivido en la inmoralidad. Cristo ofrece esperanza. Cristo da vida. Él no quiere que nadie se pierda. Él nos ofrece la vida... vida nueva en Cristo. Nos ofrece una vida libre de la esclavitud del pecado y de la muerte. Si te arrepientes, dejando tus pecados, él te ofrece una vida sana, satisfactoria y hermosa. Oye su invitación, Mateo 11:28-30.

—Pablo Yoder

 

TEMA: ¡Basta de la Corrupción!

"¡Basta ya!" "¡Di no a la mordida!" "¡Fuera con los mentirosos!" "¡El cambio que el pueblo necesita!" "¡Acabemos de una vez con la corrupción!"

Muchos claman por justicia, lamentando la corrupción del gobierno. Los letreros insisten en que hay otras personas más capaces que podrían gobernar el país con justicia.

Pero cuando apenas terminan las próximas elecciones, o aun antes de concluirlas, se escucha los gritos nuevamente. "¡Corrupción! ¡Fraude!"

¿Por qué no se logra acabar con la corrupción? ¿Cómo podemos acabar con esta plaga?

¿Qué es la corrupción?

La mentira, el engaño, el fraude, y el robo son perjudicial. Pero la corrupción es más que solamente una cosa perjudicial o inconveniente. Es más que el desvío de los fondos públicos y la falta de dinero para reparar los caminos. Es más que el hecho de que algún agente policial es un bandido, pero mediante la ayuda de algunos amigos influyentes no pierde su oficio. Es más que el engaño que el presidente trama para mantener su puesto.

¿Qué, entonces, es la corrupción? ¡El corazón del hombre apartado de su Dios es la esencia de la corrupción! Y de tal corazón salen los hechos corruptos que tanto nos disgustan. Jesús dijo, Marcos 7:21-23

Hubo un tiempo cuando no existía ninguna corrupción en el corazón del hombre. Nuestros primeros padres fueron creados perfectos. Fueron creados a la imagen de Dios y gozaban de la comunión con él. A diferencia del resto de la creación, Dios les dio el libre albedrío —la capacidad de escoger a quién dar su lealtad.

Dios le encargó al hombre algunos trabajos agradables. También le dio la oportunidad para probar su lealtad a él; le mandó no comer del árbol de la ciencia del bien y del mal. Además, le advirtió de los resultados si escogía desobedecer este mandamiento. Iba a morir (Gén. 2.15–17).

¿Qué pasó luego? Génesis 3.1–5 nos dice que llegó el tentador, ofreciendo al hombre una alternativa a quién creer y a quién obedecer.

El tentador era astuto. Ofreció al hombre algo verdaderamente extraordinario, un adelanto, algo así como llegar a ser tan sabio como Dios. Adán y Eva escogieron hacerle caso a esta oferta del impostor. Comieron del fruto prohibido.

¿Y el resultado? La corrupción. Ya el hombre no era inocente, sin conocimiento del pecado. Ahora él conocía la emoción embriagadora de tomar su propio camino, sin importarle el mandamiento del Dios todopoderoso. ¡La corrupción! La muerte espiritual fue inmediata. Hubo separación entre el hombre y su Dios. También fue inmediato el inicio del proceso de la muerte física en los seres humanos. Empezó el dolor, la enfermedad, y la tristeza. ¡La corrupción!

¿Quién es culpable de la corrupción?

Cualquier persona que escoge desobedecer a Dios es culpable de pecado y corrupción. Dios ha puesto en nosotros la conciencia; el entendimiento de que existe lo bueno y lo malo. También nos ha dado la capacidad de escoger a cuál seguiremos. Escogemos o amar la verdad y seguir lo bueno, o aborrecer la verdad y seguir lo malo. Si escogemos amar la verdad y seguirla, somos libres de la corrupción. Pero si rechazamos lo que sabemos que Dios quiere que hagamos, ya somos culpables de la corrupción.

¿Amigo, sería posible que tú fueras una persona corrupta? Dios dice, Romanos 3:10-12, 18

La corrupción que existe en el corazón se manifiesta en cosas tan comunes como los pensamientos impuros, la mentira, el odio, y la codicia. La palabra de Dios explica cuán corruptas son estas cosas, Mateo 5:28; 1 Juan 3:15; Apocalipsis 21:8; Colosenses 3:5, 6.

Amigo, si tú no andas en santidad, eres una persona corrupta de corazón. Y no es correcto que culpes al gobierno de corrupción, cuando tu propio corazón está lleno de lo mismo.

No debes pensar que la corrupción que existe en el gobierno sea peor que la que hay dentro de tu corazón. Tampoco debes excusarte pensando que Dios va a pasar por alto tus faltas, a causa de las buenas obras que haces. "Todas nuestras justicias [son] como trapo de inmundicia" (Isaías 64.6).

Si eres honrado, vas a reconocer que has pecado delante de tu Creador. La corrupción del gobierno te molesta, pero la corrupción de tu propio corazón es lo que te condenará, a menos que te arrepientas. De tu propia corrupción tendrás que dar cuenta, no de la corrupción del gobierno, 2 Corintios 5.10.

¿Cómo puedes acabar con la corrupción?

¿Acaso hay algún remedio para este problema? Sí hay, pero no es un remedio sabroso, ni barato. Costó la vida del Hijo de Dios. Y para que este remedio te sane a ti, tú tienes que morir también —morir del todo a tu propia voluntad. No se puede acabar con esta corrupción con tan sólo votar por cierto partido político. La corrupción y su remedio es cosa de cada persona individualmente delante de su Creador. Sí, se necesita un cambio radical de gobierno... ¡pero es un cambio de quién gobierna en tu corazón!

Jesús mandó, Mateo 11:28. Esta promesa de descanso es para ti, si deseas una vida limpia y justa, pero no encuentras dentro de ti el poder para lograrlo (ya lo has intentado, ¿verdad?). No es para ti si buscas excusarte o si quieres guardar un poquito de corrupción.

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros (1 Juan 1.8).

Tú puedes ser rescatado de tu corrupción por medio de la fe en la sangre de Jesús. Jesús murió para rescatarte del poder de Satanás y darte vida nueva. Jesús dijo, Juan 3:7. Este nuevo nacimiento es el principio de una nueva vida, una vida de servicio a Dios.

La vida nueva es un regalo de Dios. No puedes comprarla ni merecerla. Tu parte es arrepentirte y entregarte completamente a Dios. Su parte es darte un corazón nuevo y el poder para vencer en cada tentación. Luego te toca a ti poner toda diligencia al leer y obedecer la palabra de Dios, y de esa manera añadir a tu fe el conocimiento para comprobar la voluntad de Dios, 2 Corintios 5:17.

Tú no puedes acabar con la corrupción del gobierno. ¡Pero Dios requiere que le dejes a él acabar con la corrupción que hay dentro de tu corazón! —Daniel Riehl

 

EL OCULTISMO

Por Victor Manzo, Piura, Perú.

En este estudio no se pretende profundizar en algunas prácticas ocultistas pero sí mencionarlas, dentro del ocultismo se encuentran otras muchas prácticas pero sólo mencionaré algunas de ellas. No quiero con esto causar algún terror o crear supersticiones en alguien, sólo deseo mostrar brevemente algunas de las armas que Satanás usa para esclavizar aun más al mundo. Algo que es muy importante es que no se toque este tipo de temas a la ligera. Les recomiendo un buen tiempo de oración antes de iniciar.

¿QUE ES EL OCULTISMO?

La palabra "ocultismo" viene de la palabra latina "occultus", y contiene la idea de cosas que están escondidas, y que son secretas y misteriosas. Podemos mencionar tres distintas características del ocultismo:

1. El ocultismo trata de cosas secretas o escondidas.

2. El ocultismo tiene que ver con operaciones o sucesos que parecen depender de poderes humanos más allá de los cinco sentidos.

3. El ocultismo tiene que ver con lo sobrenatural, con la presencia de fuerzas espirituales.

Dentro del ocultismo se pueden mencionar: la hechicería, magia, quiromancia, cartomancia, adivinación, tabla de escritura espiritista cartas de tarot, satanismo, espiritismo, demonismo y la utilización de las bolas de cristal. Sin duda alguna, a esta lista se le pueden añadir muchas otras más, pero veremos estas y otras más en este estudio.

¿EXISTE LO SOBRENATURAL?

Vivimos en una época en que la gente busca respuestas a las preguntas básicas de la vida: ¿Que propósito tiene la vida?; ¿Hay vida después de la muerte?; ¿Existen pruebas de la existencia de un Dios sobrenatural?.

Según la Biblia, hay un continuo conflicto sobrenatural (Ef.6:12) Esta presente batalla espiritual es entre el reino de Dios y el reino de Satanás.

Aunque las Escrituras ponen en claro que lo sobrenatural es real, y que la lucha espiritual está en pie, hay algunos a quienes les gustaría desmitificar lo que se dice del diablo, de los demonios y de la posesión demoníaca. Pero es evidente que existe lo sobrenatural pues si sacamos de la Biblia lo sobrenatural nos quedaríamos con un Evangelio vacío y carente de poder y transformador de vida. Algo que si debemos de tener bien en claro es que es una realidad todo lo sobrenatural y es muy peligroso tratar de infiltrarnos a este mundo totalmente espiritual. El que tengamos conocimiento de su existencia no debe de crear en nosotros un deseo de tener una experiencia espiritual.  Véase Efesios 6:12.

¿PORQUE HAY TANTO INTERÉS EN EL OCULTISMO? :

Por el alarmante número de personas que se involucra cada vez más en el ocultismo, surge la pregunta inevitable: ¿Por qué?

Por qué la gente de esta era de tanta educación, con todos los avances tan maravillosos de la ciencia y la tecnología, se implica en prácticas de ocultismo? Creo que son varios los factores que han contribuido al aumento de la popularidad del ocultismo.

La secularización del evangelio. En los últimos años ha habido una negación de las doctrinas fundamentales de la fe cristiana por parte de muchos de los que ocupan un puesto de liderato dentro de la iglesia.

Esto deja un gran vacío espiritual en el mundo, que hace que las personas que tienen necesidades espirituales busquen en otro lugar para satisfacerlas. Además, algunos de esos líderes eclesiásticos que han abandonado el evangelio se han convertido a su vez en practicantes del ocultismo, provocando una mentalidad de "siga al líder" en muchos creyentes.

Como estas prácticas ocultistas revelan algunas cosas asombrosas, el que las practica llega a creer que ha experimentado la máxima realidad y que ya no necesita continuar la búsqueda de la verdad.

El vacío espiritual se llena con una experiencia espiritual que no proviene de Dios, sino por lo general, de las poderosas fuerzas de Satanás y sus mensajeros.

Como estas prácticas ocultistas revelan algunas cosas asombrosas, el que las practica llega a creer que ha experimentado la máxima realidad y que ya no necesita continuar la búsqueda de la verdad.          

 LA BIBLIA Y EL OCULTISMO:

     La Biblia condena categóricamente, sin excepción, todas las prácticas del ocultismo. En Deuteronomio 18:9-14, nos muestra de una manera muy clara cómo Yahvé da un mandamiento a todo el pueblo de Israel de no practicar el ocultismo: como pasar a su hijo o a su hija por el fuego, la adivinación o la hechicería etc. pues dice claramente que es abominación a Él. Pero no solamente el Antiguo Testamento condena el ocultismo, sino también el Nuevo Testamento lo hace (Gálatas 5:20), en Efeso, muchos de los que practicaban el ocultismo se hicieron creyentes en Jesucristo y renunciaron a sus prácticas ocultistas. "Así mismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron sus libros y los quemaron delante de todos..." (Hch.19:19).

¿QUÉ ES LO QUE APARENTEMENTE OFRECE EL OCULTISMO?

El ocultismo ofrece varias cosas atractivas que cualquier persona desearía poseer que por lo mismo que son muy atractivas, muchas personas son envueltas en este mundo aterrador de lo oculto. Pero ¿qué es lo que trata de ofrecer el ocultismo?:

                        APARENTEMENTE:

1. OFRECE PODER: Lógicamente se refiere a un poder totalmente sobrenatural pues atraviesa las mismas leyes naturales, este aparente poder dado por fuerzas satánicas es capaz de afectar a otras personas, a los elementos físicos y así mismo.

2. OFRECE CONOCIMIENTO DE LO DESCONOCIDO: Principalmente de lo sobrenatural y de eventos futuros, les permiten (los demonios) comunicarse con los muertos y aun a veces ejercer autoridad sobre los mismos muertos que en realidad son demonios.

3. OFRECE CURAR ENFERMEDADES: Logran hacer curaciones verdaderamente sorprendentes como enfermedades psíquicas. Regularmente estas curaciones se llevan a cabo por medio de curanderos y de las famosas limpias sin mencionar otros tantos.

¿QUIÉN ESTÁ DETRÁS DEL OCULTISMO? :

Lo sobrenatural solamente puede provenir de dos fuentes de poder: Dios Trino o Satanás. Dios se manifiesta con poder para bendición y edificación del pueblo cristiano y para salvación de los perdidos, en contraste de esto Satanás hace prodigios para crear confusión, ignorancia y perdición del hombre. Satanás es engañador, se viste como Ángel de luz (2 Co.11:14) y trata de envolver en sus redes a todo tipo de personas aun cristianos en el ocultismo. En algunas ocasiones, lo inexplicable no quiere decir que sea sobrenatural, por ejemplo, los eclipses de Sol eran inexplicables para tribus antiguas y los catalogaban como sobrenaturales. Un ejemplo de los poderes de Dios y de Satanás se encuentra en Éxodo 7:8-12.

CUALES SON ALGUNAS PRÁCTICAS DEL OCULTISMO:  ADIVINACIÓN: EL PASADO

      La adivinación pretende conocer el pasado por métodos ocultos. El Diablo conoce el pasado de cada persona y utiliza a los adivinos para que la gente crea en él, le rinda adoración y acuda a sus poderes. Estas personas gracias a la inspiración satánica adivinan con gran exactitud el pasado de los clientes.

                                    EL PRESENTE

      Igualmente que el pasado, Satanás conoce la actualidad, es espíritu junto con sus demonios y está en diversas partes aunque no tiene omnipresencia, sus demonios le ayudan a enterarse de lo que pasa en el mundo, y utiliza a los adivinos para crear confusión.

                                     EL FUTURO

Sin duda la adivinación es inspirada por Satanás. Los adivinos pueden pronosticar muertes futuras que suceden con veracidad. Satanás tiene en ocasiones permiso de Dios para tomar vidas, por esto, el Diablo pretende asombrar por medio de los adivinos. Para un hijo de Dios no tiene sentido la adivinación futura porque, además de estar prohibida por Dios, nuestra vida está en manos de Él, el futuro para los hijos de Dios está seguro.

           MÉTODOS DE ADIVINACIÓN:

    1.. ASTROLOGÍA- Supuesta influencia de los astros sobre el destino. El Dr. Schramk, en su libro "psicología de Aberglaubens" dice que la Astrología paraliza la iniciativa de las personas y las hace de poco ánimo al considerarse meros juguetes del destino.

a) Un conocido obrero cristiano leyó por casualidad su horóscopo que decía tener cuidado al manejar su auto. Cuando conducía se dio cuenta que involuntariamente manejaba a menor velocidad que los otros días, dijo: "yo estaba influenciado por el horóscopo".

b) CARTOMANCIA- Adivinar el pasado, presente y futuro por medio de naipes. El tarot es un conjunto de cartas especiales para adivinación.

c) QUIROMANCIA- Adivinar la suerte por medio de la lectura de las manos, la quiromancia es parecida a la cartomancia pues el objetivo es adivinar el futuro pero de diferente forma.

d) CLARIOFTALOMANCIA- Adivinar algo acerca de la persona al oler objetos pertenecientes a él.

e)CLARIAUDIENCIA-Escuchar voces inexplicablemente para ser informado de lo que le pasa o le va a pasar a una persona.

f) CLARIVIDENCIA- Tener visiones para conocer el pasado, presente y futuro de una persona, la mayoría de las veces utilizan una bola de cristal.

g) NECROMANCIA- Adivinar con la ayuda de espíritus de muertos.

h) ONIROMANCIA- Adivinar por medio de sueños. Dios dio el don de interpretar sueños a José y a Daniel como casos especiales y particulares para mostrar el poder de Dios. Satanás pretende valerse de esto para engañarnos. Los adivinos han creado un diccionario donde cada tipo de sueño tiene su significado. (Soñar con: inundación;  mala suerte, lechuzas: accidente de muerte, lluvia; buena suerte).

i) ORÁCULOS- Aquellos adivinos que interpretan los vuelos y cantos de los pájaros o señales astronómicas.

j) OUIJA- La tabla ouija es vendida en las jugueterías como un simple "juguete", pero es tan peligrosa que los mismos ocultistas no recomiendan usarla a cualquier persona por peligro a ser poseídos por los espíritus invocados.

Consiste en una tabla de 61 por 46 cm. y 6 mm. De espesor que contiene las letras del alfabeto, dígitos del 0 al 9, los signos zodiacales y las palabras "si", "no" y "adiós". Con un indicador en forma de corazón. Se van señalando las letras para deletrear el mensaje del espíritu que está siendo interrogado.

k) PSICOMETRÍA- Adivinar poseyendo objetos personales de la persona interesada.

l) VARA Y PÉNDULO- Adivinar según el movimiento que hacen dichos objetos. Actualmente es considerada como Ciencia con el nombre de Radiestesia.

m) Lectura de asientos de café, té, arena, movimientos del agua, etc. (Continuará)

 

Las Últimas Palabras....

      Con esta impresión terminamos otro año de publicación.  ¡Treinta y tres años!  Con la ayuda de nuestro Padre Celestial y sus santos aquí en los EE.UU. tenemos planes para continuar publicando esta revista en el año que entra.

      Por todos de estos años hemos enviado gratis esta revista y vamos a continuar haciéndolo.  Janet Eva y yo damos nuestro tiempo sin recibir ningún centavo de nadie (gano nuestra vida por ser técnico de pianos y predicando en la ausencia de los pastores) pero no estamos trabajando para alguien, estamos trabajando para nuestro Salvador, Jesucristo. Voy a cumplir 79 años en enero, 2004.

      Tenemos varios paisanos nuestros que dan cada mes para la compra del papel, tinta, porte postal, etc.  Terminamos el año enviando unos 1,600 ejemplares a aquella cantidad de predicadores en el mundo donde se habla el español. Y otro 700 por el Internet.  Si usted puede recibirla por el Internet, notifíqueme.

      Le pide enviarme el cupón o una carta indicando su deseo de recibir esta revista durante el año 2004.  Si no recibo su confirmación, esta será la última copia que usted va a recibir.  Con el costo del porte postal no podemos enviarla a personas que no tienen interés.

      Por mucho tiempo el Hermano Enrique Frías Ramos ha servido como el corrector de pruebas.  Esta es una obra tediosa y el hermano lo hace sin recompensa.  Damos gracias a Dios por la contribución del Hermano Frías.  J. Alvino Nelson y Janet Eva

Hojas de Oro

304 Westfall Street, Beverly, Kansas

67523, EE. UU. (Aéreo)

jnel@twinvalley.net