Hojas de Oro, Diciembre  2001

 

 

Eventos Futuros Descritos en Mateo 24

LECTURA: Matero 24:1-14

TEXTO: Mateo 24:3.

INTRO: Hermanos, estamos viviendo en los últimos días de la Edad de Gracia, o sea, la Edad de la Asamblea, véase 2 Timoteo 3:1; Santiago 5:3; 1 Pedro 1:5; 2 Pedro 3:3.  Pero, según las Escrituras usted y yo podemos saber lo que ha de venir.

      Los capítulos 24 y 25 de Mateo son conocidos como el "Discurso Del Monte De Los Olivos" y sus contenidos son puramente proféticos.  El capítulo 24 se divide en varias partes comenzando con:

I. La destrucción del templo, el centro de adoración de los judíos a Dios, vs. 1, 2.

1. Aquel templo, durante la vida terrenal de Jesucristo, fue construido por Herodes el Grande unos veinte años antes del nacimiento del Señor.

II. Sus discípulos Le preguntaron, v. 3:

1. ¿Cuándo serán estas cosas?  Véase Lucas 21:20.  Nótese bien que hay mencionados dos asedios:

(1) El primero que tuvo lugar en el año 70, por los romanos de Tito unos 35 años después de la crucifixión del Señor.

(2) El segundo no se cumplirá hasta el fin de la edad presente, la de gracia, o sea, de la asamblea.

2. ¿Qué señal habrá de Tu venida?

3. ¿Qué señal habrá del "fin del siglo?".. ("siglo" en el griego es KOMOS = el arreglo de las cosas en este mundo, lo que uno puede ver).

(1) La respuesta se encuentra en los vs. 4-33 pero nótese bien que en los vs. 4-14 hay una interpretación doble:

 A. El característico de la edad presente, de hoy día: Guerras, naciones, contra naciones, etc.  Hermanos:  Esto no es una descripción de un mundo convertido, como

dicen los protestantes, etc., los que siguen la falsa enseñanza de "a-milenio" (que no habrá uno).

B.   La respuesta del Señor se refiere también específicamente a la Semana Septuagésima de Daniel 9:24-27.

4. El v. 2 introduce la Gran Tribulación, véase Salmo 2:1-5, la cual será los últimos tres años y medio de los siete y que terminará en la Batalla de Armagedón, Apocalipsis

19:17-19.  (Armagedón = Monte de Meguido, palabra que figura únicamente en este texto como campo de la batalla final entre las fuerzas del bien y del mal)  En aquel día Jesucristo llegará como la "Piedra" de destrucción de Daniel 2:35.

III. En Mateo 24:15-18 encuentran muchos detalles de las cosas que han de venir.

1. La "abominación" (el anticristo) va a entrar en el templo que ha de ser construido por los judíos, Daniel 9:27.

2. La advertencia a los judíos creyentes que estarán viviendo en aquel tiempo, vs. 16-20.

3. La Gran Tribulación y la advertencia reiterada en cuanto a los falsos cristos, vs. 21.26.

4. La repentina destrucción del poder mundial de los gentiles que han llegado contra la nación de Israel, vs. 27, 28.

5. La gloriosa manifestación del Jesucristo, visible a todas de las naciones, y la llegada de los judíos de todas partes del mundo, vs. 29-31.

6. La Señal de la higuera, vs. 32, 33.

7. Advertencias aplicables a la edad presente, en la que estos acontecimientos son siempre inminentes, vs. 34-51; Filipenses 4:5.

Conclusión: Hermanos, ustedes tienen que estudiar bien Daniel capítulos 2, 7, y 9, y Apocalipsis 13.  (fin)

 

La Verdad Acerca De La Navidad

Por Charles Halff.

Aunque yo viví con mis padres judaicos ellos tuvieron un "árbol de navidad" y muchos judíos celebran los festivales como una tradición.  Ya por muchos años mi propia familia no celebra la "navidad" porque Dios me reveló que es una fiesta pagana que no tiene nada que ver con el nacimiento de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, ni tiene base de las Escrituras.

      De veras, usted no puede encontrar nada en la Biblia que sostenga tal celebración.  Si Dios quiso que celebráramos la fecha del nacimiento de Su Hijo, Él había nos habría dado instrucciones.  Como usted sabe, nadie conoce la fecha del nacimiento.

      Hay muchas tradiciones enseñadas en las "iglesias" católicas romanas, y en sus hijas los protestantes, y en sus nietos los evangélicos. 

      Muchos creen que los "magos" y los pastores estaban en Belén al mismo tiempo.  No es verdad ya que los pastores llegaron a Belén para ver al Bebé en un pesebre, Lucas 2:8-16.  Los "magos" llegaron a ver al Niño en una casa, después de muchos meses de Su nacimiento, Mateo 2:1-11; Lucas 2:21-39.

      Leyendo con cuidado Mateo 2:7-11 uno puede ver que la estrella no guió los "magos" al establo, sino a una casa.

      El Rey Herodes supo que el Niño ya tuvo quizá dos años cuando él envió a sus soldados a matar el "Rey de los judíos", Mateo 2:16.

      No hay ninguna evidencia que de hubo "tres magos".  Las Escrituras dicen "....unos magos...." (sabios de una secta dedicada a la astrología y la adivinación y interpretación de sueños.

      Una cosa es clara:  Jesucristo no nació durante el invierno, Lucas 2:8, porque ese tiempo es lluvioso y los animales fueron guardados en los establos, no en el campo.  Parece que el Niño nació en la primera parte de Octubre, pero la fecha de Su nacimiento no es importante

      La celebración de la "navidad" tiene su origen en los paganos, no en los cristianos.  Cualquier enciclopedia revela que la "navidad" no fue celebrada durantes los primeros cien de años de la asamblea cristiana, pero la historia escrita nos revela que en el Siglo IV, cuando los "cristianos" habían dejado las enseñanzas de los apóstoles, y comenzado su propia "iglesia" (ahora conocida como la Iglesia Católica Apostólica) ellos instauraron una "fiesta" para celebrar el nacimiento de Jesucristo porque todos de los demás "santos" tuvieron su fecha de nacimiento.  Después de casi cien años aquella "iglesia" mandó que el día 25 de diciembre debía usarse para recordar la fecha del nacimiento de Jesucristo, y escogieron aquella fecha porque fue el día de la celebración del "nacimiento del sol" y un día de fiestas paganas.

      Dejemos a los católicos, los protestantes y los evangélicos que celebren un día de festival pagano, pero nosotros no vamos a celebrar nada para recordar el nacimiento de nuestro Señor.  Véase I Juan 2:15; Gálatas 4:10, 11; Romanos 14:5-8.  (fin)

 

¿Qué Dice El Diccionario?

Pacto:  Acuerdo mutuo entre dos o más personas para hacer o dejar de hacer ciertos actos; a veces el compromiso es de una de las partes.  En la Biblia se considera a Dios como Testigo de ese pacto, Génesis 31:50; 1 Samuel 20:8.  En el A.T., figuran tres tipos de pactos:

1. Un pacto "bipartito" entre dos personas, según el cual las dos, voluntariamente, aceptan las cláusulas contractuales, 1 Samuel 18:3; Malaquías 2:13.

2. Una disposición "unipartita" impuesta por un superior, Ezequiel 17:13, 14.  En esta forma de pacto Dios le impone el pacto al hombre y el hombre, el siervo, debe obedecer, Josué 23:16.

3. La obligación auto impuesta por Dios, para que los pecadores puedan reconciliarse con Él, Deuteronomio 7:6-8; Salmo 89:3, 4.

4.Citamos los siguientes pactos de Dios:

(1) Edénico y la promesa de redención de Dios, Génesis 3:15.

(2) Noéico para la preservación de la raza humana, Génesis 9:9.

(3) Abrahámico, por el cual imparte bendiciones por medio de la familia de Abraham, Génesis 15:18.

(4) Sinaítico, por el cual designa a Israel como el pueblo escogido de Dios, Éxodo 19:5, 6.

(5) Levítico, garantizando la reconciliación por medio de la expiación sacerdotal, Números 25:12, 13.

(6) Davídico, pacto de salvación mesiánica prometida a través de la dinastía de David, 2 Samuel 23:5.

5. Los profetas predijeron un Nuevo Pacto, Jeremías 31:31-34, que estaría centrado en una Persona, Isaías 42:6; 49:8.  Por el Nuevo Pacto el hombre logra colocarse en una correcta relación con Dios por medio de Jesucristo, Hebreos 7:22; 8:6-13; 2 Corintios 3:6-18. (Diccionario Manual de la Biblia)

 

El Sacerdocio Neotestamentario

      Antes de la proclamación de la ley, el que era cabeza de la familia ejercía también las funciones de sacerdote para los suyos, Génesis 8:20; 26:25; 31:54.

      Cuando la ley fue propuesta, la promesa divina para la perfecta obediencia a dicha ley fue que Israel sería para Dios "un reino de sacerdotes", Éxodo 19:6; pero Israel violó la ley, y Dios limitó el oficio sacerdotal a la familia de Aarón, designó a la tribu de Leví (levitas) para que asistiera a los sacerdotes Aarónicos e instituyó de esta manera un sacerdocio que es tipo del sacerdocio que ejerce el cristiano, Éxodo 28:1.

      Durante esta presente dispensación de la gracia, de la asamblea, todos los creyentes son incondicionalmente constituidos "reyes y sacerdotes", 1 Pedro 2:9; Apocalipsis 1:6, una distinción que Israel no logró obtener por medio de obras.  El sacerdocio del creyente es, por lo tanto, un derecho de nacimiento, así como cada descendiente de Aarón nacía para ser un sacerdote, Hebreos 5:1.

      El principal privilegio de un sacerdote es el tener acceso a Dios.  Bajo la ley sólo el Sumo Sacerdote podía entrar en el "lugar santísimo" y esto una sola vez al año, Hebreos 9:7.  Pero cuando Jesucristo murió, el velo, que es un tipo del cuerpo de Cristo, Hebreos 10:20, fue roto, de modo que ahora los sacerdotes neotestamentarios, que son todos los creyentes, tienen acceso a Dios en el lugar santísimo, al igual que Cristo, el Sumo Sacerdote, Hebreos 10:19-22.  El Sumo Sacerdote está corporalmente allí, Hebreos 4:14-16; 9:24; 10:19-22.

      En el ejercicio de su función sacerdotal, el sacerdote neotestamentario es:

      Un sacrificador que ofrece un triple sacrificio:

             Su propio cuerpo, Romanos 12:1; Filipenses 2:17; 2 Timoteo 4:6; 1 Juan 3:16; Santiago 1:27.

             Alabanza a Dios "el fruto de labios que confiesan Su Nombre", que ha de presentarse a Él "de continuo", Hebreos 13:15; Éxodo 25:22

             Sus bienes, Hebreos 13:16; Romanos 12:13; Gálatas 6:6; 3 Juan 5-8; Heb. 13:2; Gálatas 6:10; Tito 3:14.

             El sacerdote neotestamentario es también un intercesor, 1 Timoteo 2:1; Colosenses 4:12. (Biblia Anotada de Scofield) (fin)

 

El Sabatismo, VII

TEMA: Toda La Ley Fue Abolida Por Cristo

      Jesucristo cumplió la Ley por el creyente y libertó a éste de su yugo.  Desde entonces, el creyente no está sujeto a la Ley, Juan 15:25.  Leyendo este texto atentamente veremos que aquí, el Señor les dice a Sus discípulos, acerca de los judíos, "Su Ley".  Los discípulos eran también judíos, pero no les dice "vuestra Ley" sino "Su Ley".  ¿Por qué?  Porque ellos, los discípulos, eran creyentes y ya no estaban bajo la Ley.  Por esta razón, era "su Ley, la ley del pueblo judío, no la de los creyentes, Malaquías 4:4; Rom. 9:4; Juan 18:31; 15:25; Rom. 6:14.

      Jesucristo, en la cruz, hizo cesar para siempre la Ley, toda la Ley, Mateo 11:13; Gálatas 3:19, 24, 25; Efesios 2:15; Colosenses 2:14.

      El propósito de la Ley era convencer al hombre de pecado y llevarle a los pies de Jesucristo, 1 Timoteo 1:9, 10; Rom. 3:20; 4:15; 5:20; 7:5, 7-9, 13; Gálatas 3:19-25.

      Cuando una persona va a Jesucristo y deposita su confianza en Él y en la Obra que hizo a su favor en la cruz, esta persona es hecha perfecta para siempre, por lo que ya no hay para ella condenación ninguna y no está bajo la Ley sino bajo la Gracia de Dios, Hebreos 10:14; Romanos 8:1, 28, 39; 6:14.

      El creyente, para su santificación, no está sujeto a la Ley sino que el Espíritu Santo, con Su Palabra, le lleva a andar tras Jesucristo como Ejemplo, haciéndole crecer cada día en la santidad, Romanos 6:22; Juan 13:34; 14:15-17, 26; 15:4, 12; 16:12-15; 1 Juan3:23; 4:21; 2 Juan 5.

      De este modo, el creyente, guiado por el Espíritu Santo, no practica el pecado, aunque en esta tierra no llega a ser impecable.  Pero el mismo Espíritu Santo le guía cuando peca, a ir al trono de la Gracia, en donde confiese y halla el oportuno socorro, 1 Juan 3:5-9; 1:5-10; Hebreos 4:16; Juan 13:8; 1 Juan 2:1.  Cuando venga Jesucristo, entonces el creyente será transformado a Su imagen y en ese cuerpo nuevo ya no habrá pecado y hará siempre Su voluntad, Salmo 17:5; Filipenses 3:20,21; 1 Juan 3:2; 1 Corintios capítulo 15; 2 Corintios 3:17, 18.

 

La Casa de Dios, IV

TEMA: La Naturaleza De La Asamblea En La Tierra

TEXTO: 1 Timoteo 3:15

INTRO: ¿Qué significa "...la asamblea de Dios viviente..."?

La visión popular de la asamblea

      Pienso que la visión contemporánea de la asamblea puede ser mejor ilustrada, prestándole atención a la Biblia Anotada Por Scofield.  Allá usted puede encontrar dos o tres tipos diferentes de "iglesias".  Él distingue una entidad que llama la "iglesia visible", compuesta, según él, por el cuerpo agregado de todos los "creyentes profesantes".  Él también ve otra entidad que llama la "iglesia verdadera" o la "iglesia universal invisible" compuesta de todos los creyentes verdaderos desde Pentecostés hasta el arrebatamiento.  Luego, él distingue la "iglesia local",  la cual considera que es la asamblea de "creyentes profesantes" en una localidad.

      No creo que esto es exactamente lo que encontraremos enseñado en las Escrituras.  Cuando Jesucristo vino y edificó Su EKKLESÍA, ¿edificó dos o tres tipos?

La asamblea verdadera

      Pienso que tendremos que admitir que Pablo está hablando de la "asamblea verdadera" en nuestro texto.  Ahora bien, ¿hay algunos otros tipos de asambleas?  Por supuesto que no.  Por esto, en este estudio cuando usamos el término "asamblea" queremos que signifique la única asamblea verdadera del Dios viviente.

      Veamos la primera mención de la palabra EKKLESÍA, Mateo 16:18.  Ahora bien, la frase que va a ser examinada es "Mi asamblea".  Yo pienso que Jesucristo tenía en mente la misma cosa que Pablo.  Pablo envió esta carta a "la asamblea de Dios que está en Corinto".  Con esto podemos ver que la "asamblea verdadera" es local en naturaleza.

Tres líneas de información, pero una verdad

      En primer lugar, existe la información lingüística concerniente a la palabra "iglesia"....es el Griego EKKLESÍA.

      La segunda línea de información que tenemos de donde poder trazar es contextual o de como es usada esta palabra en cada lugar donde la encontremos.

      Luego, la tercera línea de información que tenemos para poder trazar y poder determinar qué es la "asamblea verdadera" es doctrinal o teológica.

Información lingüística

      La palabra Griega EKKLESÍA es traducida "iglesia" y quiere decir: gente llamada fuera como asamblea en calidad oficial, véase Hechos 19:32, 39, 41.  Si hubiera habido una traducción consistente a lo largo del N.T. en todos los lugares donde la palabra EKKLESÍA es traducida "iglesia", debió haber sido traducida "asamblea".

Información contextual

      ¿Era ésta, verdaderamente, una asamblea que se podía reunir en la tierra?  En Mateo 18:17 veremos allí un contexto que arrojará más luz acerca de la naturaleza de la asamblea; se refiere de la disciplina.  Este contexto hace claramente comprensible lo que estaba en la mente de Jesucristo, cuando Él usó la palabra EKKLESÍA.  La asamblea que Él edificó es un lugar donde uno puede llevar sus quejas para que sean oídas.  Es una entidad que se puede reunir, que puede oír, deliberar, y tomar una decisión concerniente a los asuntos de la asamblea.

Información teológica

      A medida que veamos más ampliamente las implicaciones de la naturaleza de la asamblea, encontraremos que la asamblea que Jesucristo personalmente fundó durante Su ministerio terrenal, se reunía, y desde entonces ataba y desataba los asuntos del Señor.

      La asamblea no tuvo su origen en el día de Pentecostés, pero en ese día recibió su visible y milagrosa autorización.

      Esta asamblea tenía ordenanzas, Hechos 2:41, 42, contaba a sus miembros, tenía oficiales, y estaba llevando a cabo la Gran Comisión, y enseñando a los nuevos convertidos.

Conclusión: Ahora hay "iglesias" que son interdenominacionales en sus creencias fundamentales.  Dicen que "no importa cuales sean tus creencias en doctrinas...no te preocupes mucho acerca de materias doctrinales"  Pero cuando hay una "iglesia" como esta, tarde o temprano habrá cisma.  Muchos Bautistas han tomado una posición doctrinal interdenominacional acerca de la asamblea.  Muchos han sido llevados por "todo viento de doctrina".  ¡Tened cuidado hermanos con la doctrina!  (Continuará)

 

¿Dónde Están Los Redimidos Hoy?

      Podemos decir, usando solamente las Escrituras, que todos los redimidos, desde Adán en adelante, están en la presencia de Dios el Padre, Dios el Hijo y Dios el Espíritu Santo en el "cielo", Hechos 1:10, 11 con Juan 14:3 y Filipenses 1:23.  Aquel "lugar" es el Tercer Cielo, según 2 Corintios 12:2-4, llamado también, después de la resurrección de Jesucristo, el "Paraíso", véase Lucas 23:43.  Aun podemos saber la locación: Job 26:7; Efe. 1:20, 21.

      Aquel "Paraíso", antes de la resurrección de Jesucristo, estaba en el "Mundo Invisible", o sea el "Seol-Hades" y conocido por los judíos como "el seno de Abraham", es decir "lugar de consolación", "de descanso" para los redimidos, véase Lucas 16:19-23.

      Jesucristo, cuya alma y espíritu estaba en el "Mundo Invisible", el "Paraíso", el "Lugar de Consolación", cuando Su cuerpo fue resucitado de la tumba, llevó a todos los habitantes con Él del "lugar de consolación" en el "Mundo Invisible" hasta el Tercer Cielo, Efesio 4:8-10.

      Pero el día vendrá, y quizás pronto, que Jesucristo vendrá en el aire, en la primera fase de Su Segunda Venida a POR Sus santos, para resucitar los cuerpos de los redimidos desde Adán y reunirlos a sus almas;  a cambiar los cuerpos de los creyentes vivos para llevaros al Tercer Cielo, 1 Tesalonicenses 4:13-18.

      En aquel día, en el Tercer Cielo, el "Paraíso Presente", cada creyente en Cristo Jesús, dará cuenta de todas  sus actividades hechas aquí sobre esta tierra desde el día de su salvación, 2 Corintios 5:10.  Aquel "Tribunal de Cristo" no tocará el asunto de salvación porque solo los salvos estarán allá.

      En aquel "Tribunal" los redimidos recibirán "recompensas" o serán informados de la "pérdida de recompensas"  ¿Por qué?  Porque al terminar los siete años de la Gran Tribulación, Jesucristo ha de regresar CON Sus redimidos, en la Segunda Fase de Su Segunda Venida.

       Establecerá Su Reino de mil años, un reino de justicia, y los creyentes, que recibieron las "recompensas" reinarán con Él sobre esta tierra, según Apocalipsis 20:4 (última parte) y 6 (última parte).

      Terminando aquel reino de mil años, mostrando el mundo entero como a vivir abajo la justicia de Dios, los redimidos serán puesto en "un arca de seguridad" (no descrito en las Escrituras), mientras que la superficie de esta tierra, y la atmósfera serán limpias y esta tierra será preparada para la habitación de Dios y Sus redimidos durante la eternidad futura.  Véase Apo. 21 y 22. (fin)

 

La Base Bíblica De Los B.N.C. VIII

TEMA: Todos Tienen Libertad de Conciencia

TEXTO: 1 Juan 2:27

INTRO: Cada persona tiene el derecho de interpretar las Escrituras, de acogerse a ellas y de profesar y adorar en la manera que él cree que la Biblia enseña.  Nadie puede obligar a uno en cuanto a esto.  Pero, cada persona tiene que dar cuenta a Jesucristo quien es el Señor de la conciencia y el Soberano del alma.

I. Dios nos ha creado como individuos. Se ha comprobado que no hay dos seres que sean exactamente iguales.  Cuando Dios creó a Adán le dio su inteligencia, su voluntad y sus emociones.  El hombre no es un títere o un robot, sino una persona que posee una conciencia propia y una determinación propia.  Es por eso que Adán, pudo escoger la desobediencia, la cual llevó a él y a la raza entera a caer, Génesis 3:6, 7; Rom. 5:12-14; 1 Tim. 2:14.

1. Las Escrituras dicen que Dios obra en los creyentes como individuos:

(1) En cuanto a la gracia, Efesios 4:7.

(2) En cuanto a los dones, 1 Corintios 12:7.

(3) En cuanto al servicio, Romanos 12:3-8.

II. Cada persona escoge lo que desea.  El hombre, con frecuencia, se encuentra en circunstancias que no puede evitar o escapar.  Sin embargo, la mayoría de las decisiones dentro de estas circunstancias las tiene que hacer cada individuo.  La decisión más importante es recibir a Jesucristo como Salvador, y después tiene que decidir  servirle, Romanos 12:1, 2.

1. Las Escrituras enseñan que el creyente no debe seguir ciegamente a un líder o una denominación hasta el punto de tener una conducta estereotipada según el patrón del líder, debe estar alerta y comparar todas las enseñanzas con las Escrituras, Hechos 17:11.

III. Dios enseña a cada persona.  1 Juan 2:27 dice que el Espíritu Santo enseña todos aquellos que tienen sus mentes y sus corazones abiertos.  Cada creyente debe ser un estudiante de las Escrituras, 2 Tim. 2:15; Hebreos 5:11-14. Véase Juan 16:12, 13.

IV. Dios trata con cada persona, Hechos 10:34, 35.  Véase Gálatas 3:28; Colosenses 3:11.  Llegamos a la conclusión que Dios mira a todos nosotros como pecadores, Romanos 3:9-12, 23, pero recibe a los que vienen en  arrepentimiento y confianza en la obra final de Su Hijo, Romanos 10:9-13.

1. Nosotros, los Bautistas No Conformistas (sin organización ninguna) hemos sido perseguidos, pero nosotros no perseguimos a nadie porque creemos que cada persona tiene el derecho a creer lo que quiere creer en relación con la salvación de su alma, a que asamblea a asistir, y que doctrina  seguir.

V. Dios juzgará a cada persona.  Cada persona tiene el derecho a escoger su senda, esto es su responsabilidad, comprendiendo que un día tiene que dar cuenta a Dios, el Creador.

1. Los incrédulos, en el juicio del Gran Trono Blanco, Apocalipsis 20:11-15.

2. Los creyentes en el Tribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10.

Conclusión:  Por eso nosotros no tratamos a forzar nuestras creencias en otras personas.  Tenemos la pura verdad y si otras la quieren, muy bien.  Si no, muy bien. (Continuará)

 

¿Quiénes Son Los Bautistas No Conformistas?

      Con frecuencia recibo cartas preguntándome esto.  Déjame a explicar brevemente.

      Somos "bautistas" (mejor: sumergidores) como Juan el Sumergidor.  No tenemos ninguna organización ni denominación.  Cada asamblea es autónoma.

      Desde los Apóstoles habían asambleas que siguieron las doctrinas de Jesucristo.  Por años usaron el nombre "cristiano" (dado a ellos por sus enemigos).  Más tarde fueron identificadas por el nombre de su líder.

      Cuando los falsos comenzaron sus "iglesias" falsas, enseñando doctrina falsa, los creyentes fieles a las Escrituras, para ser reconocidos como los fieles seguidores de Jesucristo, usaron el "apodo" que sus enemigos les dieron: "anabaptistas" (los que bautizan otra vez).

      Por favor nótese que ninguno de los "bautistas" estaba en la "Iglesia Romana" y por eso no son protestantes.  Los "protestantes" estaban en la "iglesia" y salieron porque no pudieron reformarla.  Después los "evangélicos" salieron de los "protestantes", y como madre a hija, llevaron varios errores en sus doctrinas.

      Alrededor del mundo hay "bautistas no conformistas" que no tienen nada que ver con las denominaciones "bautistas", ni ninguna otra organización religiosa.

      Esta pequeña publicación no es la "voz" de una denominación titulada "Los Bautistas No Conformistas" porque no hay tal cosa.  Es la "voz" del editor, James Alvino Nelson y es enviada gratis a los que necesitan los estudios bíblicos. (fin)

 

Cómo Deberíamos Contestar: ¿Ha Recibido El Bautismo del Espíritu Santo? Parte I

      En el primer lugar uno debe entender de donde vino aquella expresión.  No es de las Escrituras, es una invención del hombre pervertido, personas ignorantes de la Biblia.

      Hay cinco lugares donde encontramos la expresión "...bautizado EN el Espíritu Santo...":

(1) Mateo 3:11, "...Él bautizara EN el Espíritu Santo y fuego...".

(2) Marcos 1:8, "... Yo (Juan) os he bautizado EN agua, pero Él (Jesucristo) os bautizará EN el Espíritu Santo..."

(3) Lucas 3:16, "...Él os bautizará EN el Espíritu Santo y fuego...".

(4) Juan 1:33, "...Éste es el que bautiza EN el Espíritu Santo...".

(5) Los Hechos 1:5,"...Juan...bautizó EN agua, pero vosotros seréis bautizados EN el Espíritu Santo después de no muchos días...".

Nótese bien:  No hubo cinco diferentes ocasiones.  ¡Hubo una sola ocasión!  Los falsos dicen que hay muchos textos que hablan del "bautismo", pero están equivocados. 

      Tenemos que tratar con el griego.  La palabra "EN" en el griego es escrita exactamente como en el español y significa lo mismo.  La razón por la que uno encuentra tal palabra traducida "con" es debido a un error de los traductores.

      Ahora, una vez aclarado el error podemos explicar el asunto.

I.  Las teorías de los hombres por la expresión "...bau-tizado CON el Espíritu Santo...".  Déjanos examinar las referencias que hablan de la inmersión EN el Espíritu Santo.  La palabra griega BAPTIZO siempre se refiere a una inmersión, sea en agua o en un sentido figurativo, Marcos 10:38.

      Aquella sumersión EN el Espíritu Santo fue profetizada por Juan el Sumergidor como un evento futuro en Mateo 3:11. 

      La cita que sigue, Los Hechos 1:5, no nos deja en duda de cuando este evento prometido tomaría lugar.  Jesucristo, antes de Su ascensión dijo: "...porque Juan ciertamente bautizó EN agua, mas vosotros seréis bautizados EN el Espíritu Santo....".  Y en diez días aquel acto tomó lugar en la fiesta anual de los judíos, la "fiesta de la siega, que se festejaba el quincuagésimo día (griego: PENTEKOSTE) después de la fiesta "El Pasar Por Encima".

II. La naturaleza de aquel evento.  Hemos identificado el tiempo cuando aquel prometido "bautismo" EN el Espíritu Santo tomó lugar.  Ahora la naturaleza.

      Juan profetizó que aquel evento será asociado con fuego, no un fuego literal, sino "...lenguas repartidas como de fuego...", Hechos 2:3.

      Aquel día hubo un "estruendo" como de un viento recio, Hechos 2:2 y mucha gente llegó a ver lo que estaba pasando en aquella calle.  Habiendo gente de varias lenguas, Dios dio los apóstoles la facultad de predicar en aquellos idiomas, Los Hechos 2:8-11.

III.  Ahora, la gran pregunta:  ¿Debería este gran evento ser reproducido por las asambleas hoy?  No hay mención en las Escrituras ni en la historia de las asambleas de tal repetición, ni ningún mandamiento de Dios para que nosotros debiéramos reproducir aquel evento.

      Cualquier asamblea que profesa "reproducir" el "Pentecostés" debería verificar y probar para ver si todas las señales pueden ser repetidas:

      El estruendo...

      Las lenguas de fuego....

      La proclamación de las Buenas Noticias en los idiomas actuales no comprendidas por los que hablan.....

      Hermanos, aquel "Pentecostés" nunca ha sido reproducido.  Fue un evento en el pasado y no requiere reproducción.  ¡No esperemos la reproducción de la separación de las aguas del Mar Rojo!, etc.

IV. ¿Qué Gran Propósito Histórico Se Ha Logrado Con el "Bautismo" EN el Espíritu Santo Aquel Día?

      Los discípulos recibieron el poder para su ministerio, Hechos 1:8, pero el Espíritu Santo nos reviste hoy día a nosotros los creyentes con poder para testificar sin ninguna manifestación visible.

      El propósito aquel día fue a dar un sello público de aprobación sobre la institución nueva que Dios ha ordenado, la EKKLESÍA, la Asamblea de Su Hijo, Jesús.

      Había dos instituciones previas que Dios había establecido con la intención de que toda de la adoración y servicio del pueblo de Dios fuera conducido a través de ellas: El tabernáculo de Moisés, y el templo de Salomón.  El Espíritu Santo apareció pública y visiblemente en la inauguración del tabernáculo, Éxodo 40:34, 35; y del templo, 1 Reyes 8:10, 11 para mostrar a todo el mundo que Dios aprobaba y endosó estas instituciones, y una manifestación del Espíritu Santo era suficiente en cada caso, sin repetición tras repetición.

      No debería sorprendernos que el Espíritu Santo endosó el principio de la EKKLESÍA públicamente. (Continuará)

 

Fuerte En El Señor

LECTURA: Josué 1:1-11

TEXTOS: 1 Corintios 16:13; Efesios 6:10; 2 Tim. 2:1.

INTRO: Aunque muchos de nosotros somos débiles en nuestros cuerpos, pero podemos ser fuertes en el Señor. (Fuerte: que tiene fuerza, dotado de medios poderosos, en abundancia, con intensidad)  Para ser fuerte en el Señor:

I. Tenemos que tener una fe sencilla, no limitada ni restringida.

1. La persona con poca fe ha de fallar, Mateo 14:22-32.

2. La fe grande ha de prevalecer, Marcos 11:11-14, 20:26; Lucas 18:35-43.

3. Nótese las instrucciones que Jesucristo dio al padre del niño enfermo, Marcos 9:23.  Véase los vs. 14-27.

4. El testimonio de Daniel, 3:16, 17; 6:23.

II. El creyente debe entender su unidad, entereza, con Jesucristo:

1. Salmo 87:7 "...todas mis fuentes están en Ti...".  "Fuente" es una metáfora (alegoría en que unas palabras se toman en sentido figurado) para el "manantial" de bendiciones.

2. Debe permanecer en la "vid", Ju. 15:4, 5; Col. 2:9, 10.

3. Debe agarrar la "Cabeza" para crecer espiritualmente, Colosenses 2:18, 19; Efesios 4:15, 16.

III. El creyente debe buscar fuerza frecuentando a Dios con la oración.

1. Véase Isaías 40:31; Salmo 27:14.

2. Nuestro Señor nos dio el ejemplo, Hebreos 5:5-8.

3. Hay que estudiar Su mandato en Mateo 7:7, 8.  Véase Santiago 1:5.

Conclusión: De veras ¡Nuestro Dios es fiel!, 1 Corintios. 10:12, 13.    (fin)

 

Bosquejos Maestros XXXVI

TEMA: Los Sacrificios del A.T.

INTRO:  El orden para hacer sacrificio fue instituido por Dios el Creador como un medio, según el cual, Él:

(1) Preservaría Su Santidad absoluta, la cual demanda castigo de cada pecado cometido por el ser humano.

(2) Mostraría Su misericordia al pecador una vez tal sacrifico es hecho.

      En aquel orden del A.T. Dios hizo del "derramamiento de sangre de un animal" un símbolo de aquella obra del Señor Jesucristo en el N.T. para el "pago de pecado".  Solamente aquel sacrificio de Jesucristo sería suficiente para pagar la pena para los pecados de todos los que van a confiar en Él, Hebreos 9:11-14.

      Después del pecado cometido por Adán y Eva, ello se hicieron "delantales" de hojas para cubrir su desnudez, Génesis 3:7, véase Gálatas 6:7.  Sin embargo, Dios reemplazó aquellos delantales con la piel de un animal sacrificado, Génesis 3:21, mostrando que las "obras" del hombre no son aceptables para cubrir el pecado.  Por eso, la sangre de animales tuvo que ser derramada hasta el sacrificio de Jesucristo en la cruz.

      Caín y Abel trajeron sus ofrendas a Dios, pero la de Caín fue algo que él ha hecho y no fue aceptable.  Mientras la de Abel, un animal sacrificado, fue aceptado, Génesis 4:1-7.

      Aquellos tipos, símbolos, modelos, indicaron la Venida del Mesías quien dará Su vida por el derramamiento de Su sangre para cubrir todos de los pecados de los elegidos.  Juan el Sumergidor entendió esto, véase Juan 1:29.

      Las leyes de Dios del A.T. tocantes a las ofrendas tienen muchas lecciones espirituales para el creyente.  Muestran al Mesías, Jesucristo, en Su ofrenda de Su propio cuerpo en la cruz, 1 Pedro 1:18-20.

I. Las ofrendas a Yahvé, Levítico 17:1-12.

1. Observando el orden de los sacrificios que Dios demandó debajo de la Ley del A.T., debemos caer sobre nuestras rodillas para adorarle, rogar Su perdón, buscar Su aprobación, y esperar la oportunidad de servirle, esperando Sus bendiciones.

(1) Las regulaciones de Dios para Su adoración por medio de los sacrificios fueron aplicables a cada judío, Levítico 17:1, 2, sin excepción, incluyendo hasta el Sumo Sacerdote.

(2) La adoración ceremonial fue conectada a la llamada de Dios para la obediencia a Su Ley, con ambas leyes: la Ley Ceremonial, Levítico 17, y la Ley Moral, Levítico 18.  Aquellos sacrificios, conectados con fe por parte del ofrecedor, proveían la expiación  (cubrir, cancelar.  Satisfactoria reparación por una ofensa o una injuria; lo que produce reconciliación; cubrir los pecados del hombre por medio del derramamiento de sangre, compensación, satisfacción, redención)  para la Ley de Dios que ha sido quebrantada.

(3) Los sacrificios tuvieron que ser hechos frente al tabernáculo, Levítico 17:3, 4, 8, 9.  Dios quiso que toda la adoración fuera enmarcada en Sus requisitos para el perdón de pecado.

(4) Aquel sistema de adoración produjo paz para el pecador, Levítico 17:5.

(5) Aquellos pecadores que vinieron a Yahvé vinieron por medio del Sacerdote, Levítico 17:6, quien ha sido nombrado para hacer el sacrificio.

(6) La adoración de ídolos fue prohibida, Levítico 17:7.

(7) La sangre derramada hizo la expiación para el pecador, Levítico 17:10-12.

II. Las ofrendas del "olor suave", Levítico 1:3-17.  Se llaman "holocausto" = una ofrenda dedicada completamente a Dios y es un tipo del Señor Jesucristo en el acto de ofrecerse a Sí mismo sin mancha a Dios para cumplir así Su voluntad.  El "holocausto" fue un acto propiciatorio (acción que apacigua la ira de Dios, a fin de que Su justicia y santidad sean satisfechas y pueda perdonar el pecado.  Aquella ofrenda fue un acto vicario (que substituye) porque Jesucristo lo realizó en lugar del pecador.   Aquella ofrenda representó una devoción completa a Dios.

1. Dios prescribió, con claridad, que aquella ofrenda debía ser ofrecida solamente en Su tabernáculo, por Su sacerdote, y siguiendo las instrucciones dadas en los vs. 3-9.  La adoración pura a Dios no puede ser hecha siguiendo las instrucciones del hombre caído.

2. Aquella ofrenda debe ser de un macho sin defecto (tipo de Jesucristo).  El creyente debe dar su "mejor" al Señor.

3. El oferente ponía sus manos sobre la cabeza del animal inocente y aquel animal llegaba a ser una expiación en el lugar del pecador, v. 4.  Véase 2 Corintios 5:21.

4. La sangre fue ofrecida a Dios rociándola alrededor y sobre el altar, v. 5.  Véase Levítico 17:11; 1 Cor. 11:25.

5. Aquella ofrenda, una vez consumida, mostró que el oferente quiso concentrarla y dedicarla completamente a Dios, vs. 7-9.  Véase Romanos 12:1, 2.  Hermanos, ¡necesitamos esto hoy en día!

6. Cada mañana y cada tarde una ofrenda era ofrecida a Dios para el beneficio de la congregación, Núm. 28:1-4.  Tal ofrenda simbolizó la necesidad del creyente de tener una relación diaria con Jesucristo.

7. El oferente podía ofrecer cinco clases de ofrendas, vs. 2, 5, 10, 14.  No importa si uno era rico o pobre, todo el mundo podía traer una ofrenda a Dios.

III. La ofrenda de la oblación (acción de ofrecer algo a Dios), Levítico 2:1-16.  Aquellas ofrendas expresaron gratitud a Dios por Sus provisiones.  Fue un tipo de las perfecciones humanas de Jesucristo, puestas a prueba en Sus sufrimientos.

1. La harina fina representó la uniformidad y el balance perfecto del carácter de Jesucristo.

2. El fuego simbolizó la prueba a la que Él fue sometido por medio del sufrimiento.

3. El incienso significó el "olor suave" de Su vida antes de Dios.

4. La ausencia de levadura indicó el carácter sin pecado de Jesucristo quien es "La Verdad".

5. La ausencia de miel sugiere que la dulzura de Jesucristo no es aquella que puede existir aparte de Su gracia.

6. El aceite mezclado con la ofrenda es un tipo del Jesucristo que fue nacido por obra del Espíritu Santo, Mateo 1:18-23.

7. El aceite sobre la ofrenda, representa la inmersión de Jesucristo por el Espíritu Santo, Juan 1:32; 6:27.

8. El horno representa los sufrimientos invisibles del Señor, Su agonía interna, Hebreos 2:18; Mateo 27:45, 46.

9. El sartén tipificó Sus sufrimientos visibles, Mateo 27:27-31.

10. La sal señaló la fuerza de la verdad divina que neutralizó la acción de la levadura.

IV. La ofrenda de paz, Levítico 3:1-17.

1. Toda de la obra de Jesucristo en relación con la paz del creyente se encuentra representada aquí.

(1) Él hizo la paz, Colosenses 1:20.

(2) Él proclamó la paz, Efesios 2:17.

(3) Él es nuestra paz, Efesios 1:14.

2. En Jesucristo Dios y el pecador se encuentran en paz; porque Dios es hecho propicio (satisfecho) y el pecador reconciliado, y ambos se sienten satisfechos con lo que Jesucristo hizo en la cruz.

3. Todo esto llegó a ser una realidad con el costo tremendo de sangre y fuego.

4. Los detalles en cuanto a la ofrenda hablan de comunión.  Comunión con Dios por medio de Su Hijo Jesús.

V. La ofrenda por el pecado.  Jesucristo hizo la obra de expiar la culpa del pecado, Levítico 4:1-35.

1. Aunque la "ofrenda para el pecado" representa al mismo Jesucristo que las otras ofrendas simbolizan, aquí Él se contempla llevando sobre Sí mismo el pecado del creyente, ocupando de manera absoluta el lugar del pecador, y no como en las ofrendas de olor suave, donde Él manifiesta Sus propias perfecciones.

2. En esta ofrenda, por el pecado, se contempla la muerte de Jesucristo, tal como está descrito en Isaías 53; Salmo 22; Mateo 26:28; 1 Pedro 2:24; 3:18.

3. Pero nótese en Levítico 6:24-30 como fue protegida la santidad esencial de Aquel que "...fue hecho pecado..." por nosotros, 2 Corintios 5:21.

4. Las ofrendas para los pecados son: (Lev. 4:12, 29, 35)

(1) Expiatoria, que cubre.

(2) Vicaria, en lugar de.

(3) Eficaces, poderosas para cubrir.

5. En ellas se sugiere la vindicación de la ley por medio del sacrificio vicario.

VI. La ofrenda de expiación y restitución, Levítico 6:1-7.

1. Estas ofrendas trataron con pecados cometidos contra el vecino y contra Dios: hurtos, fraude, desfalco, robo, extorsión, y el engaño del próximo, 6:2, 6.

2. Para ser efectivo, el perdón tuvo que ser buscado y hecha la restitución, 6:4, 5.

3. Una conversión verdadera se expresó por un esfuerzo para corregir la maldad, Lucas 19:8-10.

4. Una vez hecha la restitución y obtenido el perdón, hay que aceptarlo y no sentirse culpable, Efesios 1:7; 4:32.

5. Hoy, por el sacrificio de Jesucristo, el perdón de cualquier pecado está disponible sin ofrenda, Romanos 4:5-8; Salmo 32:1, 2.

VII. Ofrendas especiales, Levítico 12:6-8. (Estos estudios continuarán) 

 

Seguridad Eterna, Según Las Escrituras, Parte I

      Debido a la ignorancia de las Escrituras, poca gente que confiesa que Jesucristo es su Salvador sabe que una vez salva, redimida, regenerada, nacida de nuevo, su alma está eternalmente segura en Cristo Jesús.  Tal ignorancia es la culpa de los pastores, que no estudian la Biblia.  Ninguno de los Pentecostales o carismáticos creen en la seguridad de la salvación.  ¡Qué ignorancia de las Escrituras!  En el momento de regeneración (una obra del Espíritu Santo) el creyente recibe una salvación de su alma del mundo invisible de tormento, y más tarde el Lago de Fuego, una salvación perfecta, completa y eterna.  ¡No es un proceso!  I Juan 5:10-13.

I. ¿Cómo se puede estar seguro de su salvación?

1. Los términos usados para describirla:

(1) "Vida eterna", Juan 3:16; 1 Juan 5:11.

(2) "Plena certeza", Hebreos 6:11; Colosenses 2:2.

(3) "Fortísimo consuelo", Hebreos 6:18.

(4) "Segura y firme ancla del alma", Hebreos 6:19.

2. Lo que somos, después de ser salvos:

(1) "Perdonados", Romanos 4:7; 1 Juan 2:12.

(2) "Justificados" (hecho correcto con Dios), Romanos 5:1, 9; Tito 3:7.

(3) "Resucitado con Cristo", Romanos 6:3-6; Col. 3:1, 2.

(4) "Reconciliados", Romanos 5:10.

(5) "Aceptos", Efesios 1:6.

(6) "Salvos", Efesios 2:8, 9; 2 Timoteo 1:9.

(7) "Ciudadanos del cielo", Filipenses 3:20.

(8) "Hijos de luz", 1 Tesalonicenses 5:5.

(9) "No somos de este mundo", Juan 17:16

(10) "Elegidos", 1 Pedro 1: 2.

(11) "Renacidos", 1 Pedro 1:23.

(12) "Nueva creación", 2 Corintios 5:17.

(13) "Completos en Él", Colosenses 2:10.

(14) "Santificados" (puesto aparte), Hebreos 10:10.

(15) "Perfectos para siempre", Hebreos 10:14.

(16) "Pasado de muerte a vida", 1 Juan 3:14.

(17) "Santificados en Cristo Jesús", 1 Corintios 1:2.

(18) "Somos luz en el Señor", Efesios 5:8.

(19) "Hijos de Dios", Rom. 8:16; Gál. 4:4-7; 1 Ju. 3:1.

(20) "Hechos aptos para participar", Colosenses 1:12.

3. Somos salvos eternamente porque estamos:

(1) "En los lugares celestiales", Efesios 2:5, 6.

(2) "En la familia de Dios", Gálatas 3:26; 1 Juan 3:2.

(3) "Trasladado al reino", Colosenses 1:13.

(4) "Hechos cercanos", Efesios 2:13.

4. Somos salvos eternamente porque tenemos:

(1) "Paz con Dios", Romanos 5:1.

(2) " Vida eterna", Juan 3:16.

(3) "Sellados con el Espíritu Santo", Efesios 1:12-14.

(4) "Bendecidos con toda bendición espiritual", Efe. 1:3.

(5)  "Acceso a Dios", Efesios 2:18.

(6) "Abogado para con el Padre", 1 Ju. 2:1, 2.

(7) "Eterna redención", Hebreos 9:12.

(8) "Perdón de pecados", Efesios 1:7; Col. 1:14; 2:13.

(9) "Misericordia", 1 Pedro 2:10.

(10) "Gloria eterna", 2 Timoteo 2:10.

(11) "Consolación eterna", 2 Tes. 2:16.

(12) "Un Intercesor", Romanos 8:34.

5. Somos salvos eternamente porque ha pasado:

(1) "La Ley de pecado y muerte", Romanos 8:2.

(2) "La muerte y la ira", Rom. 6:11; 1 Tes. 5:9.

(3) "Condenación", Juan 5:24.

(4) "La noche y las tinieblas", 1 Tes. 5:5.

6. Somos salvos eternamente por las promesas:

(1) "La gloria de Dios", Romanos 5:2.

(2) "Redención de nuestro cuerpo", Rom. 8:23, 24.

(3) "No perecerán jamás", Juan 10:27, 28.

(4) "Predestinados para que fuesen hechos conformes a la imagen de Su Hijo", Romanos 8:29.

(5) "Seréis manifestados con Él en gloria", Col. 3:4.

(6) "No nos ha puesto Dios para ira", 1 Tes. 5:9.

(7) "Quien nos libra de la ira venidera", 1 Tes. 1:10.

(8) "Una herencia incorruptible", 1 Pedro 1:4.

(9) "Que el que comenzó...la buena obra, la perfeccionará", Fil.1:6.

(10) "No morirá eternamente", Juan 11:26.

(11) "Será libertada de la esclavitud", Romanos 8:21.

(12) "Os confirmará hasta el fin", 1 Corintios 1:8.

(13) "La promesa de la herencia eterna", Hebreos 9:15.

(14) "Seremos salvos de la ira", Romanos 5:9.

(15) "No puede ser separado", Romanos 8:31-39.

II. ¿Cómo podemos saber que estas bendiciones no se pierden?

1. No es posible porque la naturaleza de la salvación del alma.

(1) Es por imputación (atribuir a otro una culpa, delito o acción) y por substitución (en el lugar de otro), 2 Corintios 5:17; Gálatas 2:20; Romanos 3:24.

(2) Salvación es de posición (acción de poner, que depende en otro).  Jesucristo es el Salvador.  El pecador es el recipiente.  El creyente es "completo en Él", Colosenses 3:1-4.

(3) Salvación es una posesión presente, Romanos 5:1; 1 Pedro 2:24, 25.

(4) Salvación es eterna, Juan 3:36.

(5) La salvación no es por méritos humanos.  Es un don gratuito, Efesios 2:8, 9; Tito 3:3-7; Romanos 3:19-28; 4:4, 5; 11:6.

2. Las bendiciones de salvación no pueden perderse por causa de los resultados:

(1) Somos justificados (absolver, rectificados, hechos justos, correctos con Dios), Romanos 5:1; 3:19-28.

(2) Tenemos paz con Dios, Romanos 5:1.

(3) Tenemos la posesión segura del futuro, Romanos 5:2; Colosenses 3:1-4.

(4) Tenemos la promesa a escapar la ira venidera, Romanos 5:9.

(5) Somos sellados en el Espíritu Santo, Efesios 4:30.

(6) Somos resucitados con Cristo, Romanos 6:4.

(7)  Hemos pasado de las tinieblas a la luz, Col. 1:12-14.   

(8) Somos bendecidos con bendiciones espirituales, Efesios 1:3   

3. Las bendiciones de salvación no se pierden porque es la enseñanza de la elección divina, Romanos 8:28-39; Efesios 1:4; 1 Pedro 1:2-7.

4. Las bendiciones de salvación no se pierden porque la falta de buenas obras en la vida del creyente envuelve "pérdida de recompensas", no la perdida de su relación con Jesucristo, 1 Corintios 3:15; 2 Juan 8.

5. Las bendiciones de salvación no se pierden por la Persona y de la Obra del Salvador, Jesucristo.  El creyente está puesto en Cristo, Col. 1:14; Efe. 1:11; 1 Ped. 1:18-23; 2: 24,25.  (Continuará)

 

Cinco Reglas Para Usar Bien La Palabra

     Hay declaraciones en las Escrituras que aparentemente se contradicen.  Para evitar esta confusión se deben observar las siguientes reglas:

I. Interpretación y distinción.  Se debe interpretar cada declaración según la dispensación (un lapso de duración variable, durante el cual Dios trata con el hombre de una manera particular, tocante al pecado y a la responsabilidad humana.  Significa: administración, mayordomía) a la que se refiere, y también distinguir las cosas que difieren dentro de la misma dispensación.

1. Ejemplo No. 1: Comp. Mateo 10:5, 6 con Marcos 16:15.  El Señor dio la primera orden antes que fuera evidente que los judíos Le rechazarían; la segunda, después de Su resurrección.

2. Ejemplo No. 2: Comp. Lucas 9:3 y Mateo 10:9, 10 con Lucas 22:36.  Las palabras "...pues ahora..." señalan la diferencia.

3. Ejemplo No. 3: Comp. Joel 3:10 con Isaías 2:4 y con Romanos 12:18. Son diferentes porque se refieren a la dispensación de Juicio, del Reino, y de la Gracia, respectivamente.

4. Ejemplo No. 4: Comp. Salmo 58:10 con Romanos 12:17, 21.  Pertenecen a la dispensación de La Ley y de La Gracia, respectivamente.

5. Ejemplo No. 5: Comp. 2 Corintios 5:10 con Apocalipsis 20:12.  El primero se refiere al galardón disponible, y el segundo del Gran Trono Blanco, los grados de castigo en el Lago de Fuego.

II. No se debe aplicar la enseñanza de una dispensación pasada (de la Ley) a la dispensación presente (de gracia).

1. El Catolicismo Romano, que es una mezcla del paganismo, del cristianismo y el judaísmo, junta el sacerdocio de la Ley con la dispensación presente de la gracia.

2. El Adventismo del Séptimo Día mezcla con la dispensación de gracia las demandas de la Ley, véase Romanos  6:14; 7:4-6; Gálatas 3:1-4;; Colosenses 2:16.

3. Los llamados "Testigos de Jehová" y varias otras sectas falsas tratan de imponer en el presente edad de gracia el gobierno teocrático del A.T.

4. Los legalistas y ritualistas entre las "iglesias" evangélicas constantemente mezclan las cosas de las otras dispensaciones con las de la dispensación presente de gracia.

III. No se debe anteponer a ninguna dispensación la enseñanza particular de una dispensación que todavía es futura.

1.  Los "Testigos" sacan de la dispensación del futuro de juicio los 144,000  lo que causa gran confusión.

2. La asamblea de Jesucristo, la EKKLESÍA, pertenece a esta presente dispensación, y los del A.T. no son de la asamblea.

IV. No se pueden acomodar las declaraciones pertenecientes a ninguna otra dispensación a la dispensación presente.

1. El texto de Génesis 6:3 es de la dispensación de conciencia.

2. El texto de Romanos 8:9 es de la dispensación de la gracia. Etc, etc.

V. No se apliquen las cosas de la dispensación presente a una dispensación futura.  Los redimidos no entrarán en la Tribulación, etc. etc. (fin)

 

¡¡No Queremos!!

Breve tratado sobre la incapacidad, la elección y la llamada eficaz, por J. Candeas

LECTURA: Lucas 14:15-24.

INTRO: El hombre a quien el Señor no ha abierto su entendimiento para comprender Su Palabra suele decir que somos capaces de elegir libremente el ser cristiano.  Esto es dogma del pelagianismo que dice: "...con una ayudita del Espíritu Santo, el hombre puede decidir ser cristiano....."

      Pero ¿qué dice al respecto el Señor?  ¿Piensa Él como Pelagio, como Arminio, como el hombre en esta parábola?

I. "Un Hombre hizo......" Lucas 14:16.  La salvación del alma del Lago de Fuego es de Dios, Jonás 2:9.  El Señor Jesucristo nos enseña aquí lo mismo al decir, refiriéndose al Padre "...un Hombre hizo...".  Jamás el hombre podrá salvar al hombre, ni siquiera podrá colaborar en la salvación en ninguna forma, porque el ser salvo no depende del hombre, sino de Dios.  El Arminianismo insiste enseñar que el hombre puede colaborar en su propia salvación, y por ende, el ser salvo depende de él, pero véase lo que dice Romanos 9:16; Juan 1:13.

II. Un Hombre hizo una gran cena, Lucas 14:16. Esta gran cena se refiere a la salvación de Dios.  Dios hizo la salvación y fue hecha antes de la fundación del mundo.  Cuando nada existía aún, el Eterno Dios Trino hizo el Pacto de la Redención y en este Pacto, cada Una de las Tres Personas tomó parte en la salvación del hombre.  Dios el Padre elige a aquellos que en Su Misericordia quiso predestinar para Vida Eterna.  Dios el Espíritu Santo implanta la Vida en estos elegidos y Dios el Hijo entrega Su Vida como pago del rescate de Sus ovejas, 1 Pedro 1:18-20.

III. La llamada eficaz, Lucas 14:16, 17.  Hemos visto que:

1. Dios el Padre eligió a los que Él quiso predestinar para Vida Eterna, Efesios 1:3-7; 2 Tes. 2:13.

2. Dios el Hijo muere por estas ovejas que el Padre Le dio, a fin de limpiarlas de todo pecado, 1 Pedro 1:18-20; Isaías 53:5, 6; Juan 10:14-16; 17:9.

3. Dios el Espíritu Santo es Quien trae a la Vida a estas ovejas, haciéndolas nacer de nuevo.  Y en esta Parábola vemos a Este Espíritu de Dios como Intérprete de la Llamada Eficaz que Dios hace a cada uno de Su elegidos para que vengan a participar de la Gran Cena de la salvación, véase Lucas 14:17; Juan 3:8; Efesios 2:1.

(1) La Llamada Eficaz va dirigida solamente a los predestinados a la salvación, Romanos 8:30.   

(2) Y esta Llamada, por medio de la predicación de las Buenas Noticias de la Gracia Soberana de Dios, es hecha Eficaz en los elegidos por el Espíritu Santo, dándoles Vida, abriendo sus corazones y dándoles el arrepentimiento y la fe para que sean salvos eternamente, véase Mateo 16:17; Efesios 2:1-5, 8; Hechos 5:31; 11:18; 16:14; Tito 1:1, Judas 3.

IV. No queremos, Lucas 14:18-20. A tenor de lo dicho en el párrafo anterior, el "...fuérzalos a entrar.." del v. 23 es el modo figurado de la obra del Espíritu Santo en los elegidos para que éstos, una vez nacidos de nuevo, corran voluntariamente tras el Señor Jesucristo, Juan 10:27.

1. Pero he aquí que nos dicen que muchos que oyen la invitación no quieren ir....solamente van a quienes el Espíritu Santo "fuerza" mediante el nuevo nacimiento, quedando así capacitados para oír al Señor y seguirle.

2. El error arminiano vomita desde la letra impresa y sus púlpitos que el hombre de buena voluntad puede, quiere y viene al Señor, y por un acto de su libre albedrío, decide hacerse cristiano.   

3. Un "testigo de Jehová" me dijo que el "hijo pródigo" es una demostración palpable del uso que el hombre hace de su "libre albedrío".  Cuando él quiso se fue de la casa del padre y cuando quiso voluntariamente volvió a ella.  Pero aquel "testigo" no oye la Palabra, sino a los "estudios" de los "testigos".  Es verdad que el hijo pródigo se marchó voluntariamente, en un acto de su libre albedrío, de la casa del padre, pero para volver tuvo que suceder un milagro, que solamente puede hacer el Espíritu Santo de Dios, el milagro del nuevo nacimiento.  Véase Lucas 15:17.  Es decir, que él nació de nuevo por una obra del Espíritu Santo, Salmo 65:4. 

4. Sin la Elección y Llamada Eficaz de Dios en el hombre, éste jamás iría a Él.

5. El tema principal de esta Parábola es enseñar la incapacidad  humana, es enseñar que el hombre no quiere ir a Jesucristo, que el hombre aborrece Su reinado, que el hombre, por causa y amor de su pecado, no puede ir a Él, ni quiere,  véase Salmo 14:2, 3; Lucas 19:14; Juan 5:40; 6:44, 65; 19:14, 15.

6. El hombre pecador siempre responde a la Llamada de Dios diciendo: "No queremos, no queremos".  De modo que, cuando se predica el Evangelio de la Gracia Soberana de Dios ante el hombre, éste siempre responde a él negativamente,  excepto aquellos en quienes, por ser elegidos, el Espíritu Santo obra eficazmente haciéndoles nacer de nuevo, Hechos 13:48.

V. Excluidos de la salvación, Lucas 14:24.  Fueron invitados y despreciaron la invitación.  La mesa se había dispuesto, todo estaba preparado y ellos, haciendo uso de su libre albedrío lo que el impío suele hacer dijeron:"No Queremos".

1. Jesucristo termina la Parábola diciendo que ninguno de ellos gustaría de la Cena.  Y este fin del rebelde contra Dios es el que se esperaba de la actitud de ellos.  Su condenación es justa, porque ellos, haciendo uso de su libre albedrío, dijeron que no querían ser salvos.  La responsabilidad de los impíos es evidente y su condenación justa.  Son responsables porque este rechaza de Jesucristo es debido a que ellos aman más el pecado, aman más la vana manera de vivir, aman más lo terrenal que lo espiritual, y por eso, solamente por eso, rechazan la salvación, y por ende, su condenación es justa, Juan 3:19, 20.

2. Amigo, si no eres creyente, escucha al Señor que te llama a la Vida y a la salvación.  Si vas a
Él, no serás jamás rechazado, Juan 6:37.  ¿Vendrás? (fin)

 

La Segunda Venida De Jesucristo

I. Sus aspectos positivos:

1. Personal y corporal, Hechos 1:11.

2. Doble...no dos venidas, sino dos etapas de la misma venida.

(1) Primera etapa, en el aire, para recoger los redimidos, es conocida como el arrebatamiento, 1 Tes. 4:16, 17

(2) Segunda etapa, a la tierra,  con los redimidos, y es conocida como la revelación, 2 Tes. 1:7-9.

  A. Es esta etapa del retorno de Jesucristo la que señalará el comienzo de Sus tratos con Israel y las naciones como Mesías y Rey (el Reino de los mil años).

3. Visible, Hebreos 9:28; Mateo 24:26, 27; 1 Juan 3:2, 3: Apocalipsis 1:7.  En Su Segunda Venida, Jesucristo será visto por los redimidos en el arrebatamiento, y por el mundo en Su revelación.

4. Repentina, Apocalipsis 22:20.  Según el testimonio de los Evangelios, Jesucristo puso énfasis en la necesidad de velar por causa de la condición de repentino, que iba a caracterizar Su retorno.

5. Inminente, Tito 2:13.  Véase Romanos 13:11; 1 Tes. 1:9, 10; Hebreos 9:28.

(1) Mediante el término inminencia en relación con la Segunda Venida de Jesucristo, nos referimos al punto de vista profético (en el futuro), no al histórico.

6. Cercana, Lucas 21:28.  Véase Mateo 16:2; 24:3, 33.

(1) Habrá señales en los cielos, Lucas 21:25a.

(2) Habrá señales en la tierra, Lucas 21:25b, 26.  Véase Mateo 24:6-8.

  A.  Guerra, Mateo 24:7a.

  B. Hambre, Mateo 24:7b.

  C. Terremotos, Mateo 24:7c.

  D. Inquietud y desorden industrial.

  E. Medios de comunicación multiplicados, Dan. 4.

  F. Apostasía e interés demoníaco, 1 Tes. 4:1.

  G. Señales comerciales, Apocalipsis 13:16, 17.

  H. Señales políticas, Daniel 2 y 7.

  I.  Señales judías, Mateo 24:32-34.

7. En la gloria y esplendor del Hijo de Dios, Mateo 24:30.  Jesucristo vendrá en las nubes del cielo con toda la gloria de Su Padre y de los santos mensajeros. (fin)

 

Lo Que Es Dado al Que Cree y Vence

LECTURA: 1 Corintios 15:50-58

1. Un "nombre nuevo", Apo. 2:17.  Esta es un mensaje personal de Jesucristo a aquellos que Él ama.  El "nombre nuevo" es su "paso de entrar" a la gloria eterna.  Es tan personal que solamente la persona que lo recibe, sabe lo que es.

2. La "estrella de la mañana", Apo. 2:28.  Jesucristo será nuestra "Estrella de la mañana".  Un día se Le verá en su Plenitud, 2 Pedro 1:19. Véase Apo. 22:16.

3. Una "vestidura blanca", Apo. 6:11.  Aquella vestidura blanca habla de santidad y pureza. Véase Apo. 3:5, 18; 4:4; 7:9; 19:8.

4. Un "nuevo cántico", Apo. 5:9.  Hay muchas referencias en el A.T. acerca de "cánticos nuevos" que salen de los corazones que aquellos quienes han sido librados de pecado. Véase Salmo 33:3; 40:3; 144:9; 149:1; Isa. 42:10; Apo. 14:3; 15:3.

5. Una "corona de vida", Apo. 2:10.  Esta "corona" es la vida misma, no una corona para llevar sobre la cabeza.

No es una "recompensa" para ser ganada.

6. "Palmas en las manos", Apo. 7:9. En siglos pasados "palmas" estaban usadas  para saludar personas de renombre.  ¿Quién es más renombrado que nuestro Señor Jesucristo?

7. "Fuentes de aguas de vida", Apo. 7:17.  Véase 22:17.  También Eze. 47:1; Zar. 14:8; Juan 4:10; 7:37, 38;

8. " Vestiduras de Salvación", Isaías 61:10. Véase Lucas 15:22.

9. "Poder", Salmo 18:32. Véase Sal. 91:2;  2 Samuel 22:40; Isaías 28:5, 6; 40:31; 41:10; Efesios 3:16.

10. "Todo gozo", Romanos 15:13.  Véase 12:12; 14:17.

11. "Sabiduría", 1 Corintios 1:30.  A los redimidos les es  dada salvación más sabiduría.

12. "Un lugar, una morada", Juan 14:2.

13. "Vida Eternal", Juan 10:28.

14. "Un sello", Apo. 7:3.

15. "Pan de vida", Juan 6:35.

16. "Victoria", 1 Corintios 15:57.

17. "Paz", Juan 14:27   (fin)

 

      Las Hojas de Oro son publicadas cada mes por James Alvino Nelson y su esposa Janet Eva.  Es una obra de amor y fe y son enviadas gratis.  Los Nelson son miembros de la Asamblea Bautista "El Mesías" de Wichita, Kansas, EE.UU.

      El corrector de pruebas es el hermano Rafael Marañón Barrio, de España.

      Si usted puede recibir esta revista por e-mail, avísanos a   jnel@twinvalley.net

      Nuestra dirección postal es:

Hojas de Oro

302 Westfall Street, Beverly, Kansas 67423 EE.UU.

(Por Avión)