Hojas De Oro

Una Llamada A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

"...que contendáis por la fe..."

Año XXXV, No. 8  AGOSTO     2005                                

Índice:

...Bosquejos Maestros XVI "La Consecuencia del Pecado"

...Bosquejos Maestros XVII "El Cielo, El Infierno"

...La Necesidad de la Salvación

...La Sinceridad No Puede Salvar

...La Justicia Propia No Puede Salvar

...¿Por Qué los Cristianos Buscan Señales? (fin)

...Cómo Se Formó La Biblia

...Columnas de Carácter Cristiano, III, IV, V, VI

...¿Cinco Señores?

...Comentario por el editor

...La Escalera de Dios Hacia la Madurez Espiritual, I, II

...La Palabra Final

 

Mi Respuesta A Una Pregunta:

Mi amado hermano en la fe:

      Mi esposa y yo no somos de ninguna denominación porque todas han sido hechas por hombres, no por Dios. Somos miembros de la asamblea bautista autónoma "El Mesías" de Wichita, Kansas EE.UU.  Somos "no conformistas", es decir que no estamos de acuerdo con ninguna de las doctrinas hechas por hombres en las denominaciones y en las "iglesias" denominacionales.  Somos "bautistas" (sumergidos) como Juan el Sumergista.  No somos "bautistas" por ser miembros de una denominación de bautistas (y hay muchas) sino que somos "bautistas" porque seguimos las enseñanzas de Juan el Sumergista, de Jesucristo y de Sus apóstoles.

      Desde el tiempo de los apóstoles ha habido asambleas "bautistas" porque todos los apóstoles fueron sumergidos por Juan (incluyendo el Señor) y todas las asambleas practicaron por muchos años la inmersión como la única forma para entrar como miembro de la asamblea.

      Pero muy pronto, el diablo entró con sus doctrinas de "obras" enseñada  por los que han salido de la verdad, 1 Juan 2:19.  Sin embargo, la historia nos muestra que hubo fieles (no conformistas) durante cada siglo y hasta hoy.  No somos populares porque quedamos con el Libro.  No hay lugar para comprometerse.  En todas partes del mundo donde haya cristianos uno puede encontrar asambleas no conformistas, unas usando el nombre de "bautista" otras, con otros nombres, pero todos enseñando la misma doctrina de Juan, de Jesucristo y de los apóstoles.

     

 

No usamos literatura hecha por las denominaciones, solamente las Escrituras.  Publicamos la revista "Hojas de

Oro" para ayudar a los que no han tenido la oportunidad de estudiar en una escuela bíblica. J. Alvino Nelson, editor

 

Bosquejos Maestros XVI

TEMA: La Consecuencia del Pecado

TEXTO: Romanos 6:23a

INTRO: Hay mucha confusión en qué clase de pecado guía a la "muerte" como se menciona en 1 Juan 5:16, 17.  Recuerde que Juan el Amado escribió su epístola a los creyentes y el creyente que peca debe confesar su pecado y recibir perdón, 1 Juan 1:9.  Pero, si aquel pecado es uno que produce la muerte física, aunque será perdonado, tal creyente perderá su vida física.

      El día que Adán comió del fruto prohibido él murió espiritualmente. Cometió aquel "pecado de muerte", Génesis 2:16, 17.  Cuando Adán, la cabeza de la raza humana pecó contra su Creador, esto causó la muerte espiritual de todos sus descendientes, porque su semilla fue corrompida, 1 Pedro 1:23; 1 Corintios 15:22.

      Desde el día de la caída de Adán, toda la raza humana, con una sola excepción, nació pecadora, Salmo 51:5.  La excepción fue Jesús, el Dios-Hombre, nacido sin pecado.

      En el Primer Adán toda la raza humana murió, pero en el Último Adán, los de la raza que se arrepintieron de sus pecados y Le recibieron como su Salvador, les es dada vida eterna, 1 Corintios 15:45-49.

      Las Escrituras hablan de la consecuencia del pecado:

I. En los días de Noé, Génesis capítulos 6 a 8.

1. Aquellas personas cometieron el pecado de incredulidad que produjo la muerte física y murieron prematuramente.

2. Dios, en Su gracia, les dio 120 años para arrepentirse, pero no, rechazaron el mensaje y el mensajero y llegaron a ser "...sin excusa...", Romanos 1:20.  Cometieron el pecado que produjo separación eterna de la gracia de Dios, 1 Pedro 3:18-20.

3. El propósito soberano de Dios en los días de Noé fue visto con claridad:

(1) Juicio sobre los que después de oír cómo ser salvos, siguieron en su propio camino.

(2) Salvación para Noé y su familia que confiaron en el mensaje de Dios.  Observamos:

  A. Lo que Dios vio en los días de Noé:

  (A) La maldad del hombre, Génesis 6:5.

  (B) La corrupción de la tierra, Génesis 6:11.

  (C) La corrupción de la carne, Génesis 6:12, véase Mateo 24:38, 39.

  B. Lo que Dios sintió en los días de Noé, Génesis 6:6.

  C. Lo que Dios dijo en los días de Noé, Génesis 6:7.

  (A) "...no contenderá mi espíritu con el hombre para siempre...", Génesis 6:3.

  (B) "...raeré de sobre la faz de la tierra...", Génesis 6:7.

  (C) "...he decidido el fin de todo ser...", Génesis 6:13.

  (D) "...Entra tú y toda tu casa en el arca...", Gen. 7:1.

  D. Lo que Dios hizo:

  (A) Dio un plan a Noé, Génesis 6:14-16.

  (B) Estableció un pacto con Noé, Génesis 6:18.  Para cumplir Su voluntad perfecta, Dios siempre escoge a una persona y por aquella persona obra para beneficio de todo el mundo.

  (C) Llenó aquella arca con los animales, Génesis 7:1-3.

  (D) Una vez que Noé y su familia estuvieron dentro, cerró la puerta, Génesis 7:16 (los incrédulos estaban encerrados afuera y Noé y su familia encerrados adentro).

  (E) Envió la inundación, Génesis 7:17-24.

  (F) Recordó a Noé, Génesis 8:1. Los creyentes nunca son olvidados.

II. La consecuencia del pecado cometido en Cades-barnea, Números 32:6-13.

1. Después de dos años caminando en el desierto, los de Israel habían llegado a Cades-barnea y pecaron contra Dios y Él los juzgó, Números 14:26-35. Su pecado les guió a la muerte y por 38 años cada adulto, de veinte años para arriba, con la excepción de Josué y Caleb, murieron prematuramente.

2. Por dos años la nación había visto la mano de provisión del Señor.  Sí, tuvo fe al salir de Egipto, pero no tuvo fe al entrar en la Tierra de la Promesa.  Así son los creyentes todavía hoy. Véase Hebreos 3:7-12.

III. La consecuencia del pecado de hablar contra Dios, Números 21:4-9

1. Por casi cuarenta años los israelitas caminaron en el desierto, y otra vez pecaron contra Dios quien guió a la muerte a mucha gente. Su pecado fue en tres partes:

(1) Contra Dios, Números 21:5a.

(2) Contra Moisés su líder, Números 21:5b.

(3) Contra las provisiones, Números 21:5c

2. Muchos murieron aquel día prematuramente cometiendo el pecado que guía a la muerte.  Luego se arrepintieron, Números 21:7.

3. La "serpiente de bronce" habla del sacrificio costoso que Jesucristo hizo en la cruz.

IV. La consecuencia del pecado cometido por Nadab y Abiú, Levítico 10:1-10. Estos hijos de Aarón ofrecieron "fuego extraño" que Dios no había mandado.  ¡Tengan cuidado hermanos de lo que Uds. están predicando!  Estos dos hombres eran:

1. Sacerdotes privilegiados, pero su carnalidad causó su muerte.

2. Sacerdotes vanidosos, inestables en cosas espirituales, sin excusa.  Mucha de la llamada "adoración" en los cultos hoy, es "fuego extraño" lleno de vanidad y orgullo y es un insulto a Dios.

3. Sacerdotes perecederos, 1 Corintios 10:12.  Si Ud. está predicando, tiene que examinar su motivo para predicar.

V. La consecuencia del pecado contra Moisés y Aarón, Números 20:1-13.  Aunque Moisés había guiado a la nación por muchos años, no estuvo exento del juicio de Dios porque había recibido instrucción clara.  Por eso su pecado fue "de muerte" por no menos de tres cosas:

1. Presunción.  Carnalmente Moisés dijo: "¿Sacaremos para vosotros agua?"  Ausencia de mención del Nombre de Yahvé.

2. Desobediencia.  Dios dijo "háblale" pero Moisés "la golpeó".

3. Incredulidad, v. 12.

(1) Los detalles de la muerte prematura de Moisés se encuentran en Deuteronomio 34:1-12, y de Aarón, Números 20:23-29.

VI. La consecuencia del pecado de Ananías y Safira, Hechos 5:1-11.  Su pecado consistió en:

1. Decepción, Gálatas 6:7, 8.

2. Codicia. No confiar en las provisiones de Dios.

3. Doble ánimo, Santiago 1:8.  Querían las bendiciones de Dios y las comodidades del mundo, 2 Corintios 4:4; Romanos 14:17.

4. Hipocresía, Mateo 23:13-15.

5. Mentira.

VII. La consecuencia del pecado de la asamblea de Corintios, 1 Corintios 11:17-34.  ¿Por qué algunos murieron?

1. Hubo divisiones, vs. 11-13.

2. Hubo disensiones, vs. 18, 19.

3. Hubo embriaguez, v. 21.

4. Hubo discriminación, v. 22.

5. Hubo desviación, fallando en proclamar la muerte del Señor, vs. 26-30.

6. Compartiendo los elementos en forma indigna, v. 27.

 

Bosquejos Maestros, XVII

TEMA: El Cielo y El Infierno

INTRO: Según las Escrituras hay tres "cielos", 2 Corintios 12:2-4.  Ya que se menciona un "tercer cielo" es razonable que haya el primero y el segundo.  La palabra "cielo" se usa más de cien veces en las Escrituras.

      El "primer cielo" es esta atmósfera, Génesis 2:1.  El "segundo cielo" es el espacio entre el primero y el tercero, o sea, los celestiales.  En el Paraíso es igual (después de la resurrección de Jesucristo) al Tercer Cielo y se menciona tres veces: (1) Por Pablo, en 2 Corintios 12:2-4; (2) Por Jesucristo, en Lucas 23:43; y (2) otra vez por el Señor en Apocalipsis 2:7.  Aunque la palabra no se usa, hay una referencia al Paraíso en 1 Reyes 8:27 que habla de tal lugar.

      Las Escrituras hablan más del "infierno" que del cielo. Negar el hecho de que hay un "infierno" es negar que las Escrituras sean la palabra infalible de Dios.  La existencia del "infierno" es un hecho bíblico.

      Hay tres palabras en las Escrituras que se traducen "infierno":

(1) Seol (hebreo), la morada provisional de las almas de los incrédulos, como en Salmo 9:17.

  A. Antes de la resurrección del Señor, los creyentes y los incrédulos, al morir, sus almas, espíritus, personas, seres humanos, entraron al Seol, el mundo invisible de los muertos, en la profundidad de la tierra.

  B. El Sheol es un lugar temporal ya que en la segunda resurrección será vaciado, Apocalipsis 20:5a, 13.

(2) Hades (griego) que tiene el mismo significado que el Sheol, véase Lucas 16:23. Es el mismo lugar.

(3) Gehenna (griego) es el "infierno final", o sea el Lago de Fuego, la morada eterna en el futuro de todos los cuerpos y las almas de los incrédulos, 1 Corintios 15:26; Apocalipsis 20:13, 14.

  A. Durante la vida terrenal de Jesucristo había un basurero afuera de la ciudad de Jerusalén en el Valle del hijo de Hinom (Jeremías 32:35) donde el fuego ardía día y noche.  El Señor usó este lugar como una ilustración del Lago de Fuego futuro.  No hay nadie en el "infierno" todavía y no será hasta aquel día en que el anticristo y su profeta falso sean lanzados allí.

I. El Tercer Cielo, o sea, el Paraíso presente, es un lugar, Juan 14:1-6; Isaías 6:1-8; 2 Cor. 12:1-4; Apo. 4:1-11.

1. Ahora el Tercer Cielo está muy arriba de la tierra, 1 Reyes 8:23.

2. Es la morada de Dios, Mateo 5:16.

3. Es el trono de Dios, Mateo 5:34.

4. Jesucristo está allá, 1 Pedro 3:22.

5. Es la habitación de todos los redimidos cuyos cuerpos carnales están aquí en las tumbas, Juan 14:2a.

6. Es una habitación preparada, Juan 14:2b.

7. Es un lugar con recepción, Juan 14:3b.

8. Es imposible estar allá sin Jesucristo, Juan 14:6; Hechos 4:12.

II. Es un lugar para gente redimida, Colosenses 3:1-4.

1. Uno es redimido y santificado (puesto aparte) cuando se arrepiente de sus pecados y recibe, por fe, la obra final de Jesucristo en la cruz, Gálatas 3:26; 1 Juan 1:7; Hebreos 13:12.

2. En sus cartas a las asambleas Pablo les aconsejó:

(1) "...buscad las cosas de arriba..." Colosenses 3:1b; Hebreos. 10:19.

(2) Que "... tenemos entrada por un mismo Espíritu al Padre..." Efesios 2:18.

(3) "...poned la mira en las cosas arriba...", Col. 3:2; 2 Corintios 4:18; Santiago 1:8; Mateo 6:24.

3. Los creyentes tienen no menos de dos cosas que dan seguridad:

(1) "...vuestra vida está escondida con Cristo..."¸ Colosenses. 3:3.

(2) "...fuisteis sellado con el Espíritu Santo..." Efesios. 1:13, 14.  Véase Juan 10:27-29; Romanos 8:35-39.

4. Una promesa grande, Colosenses 3:4.  Esto habla de eventos futuros:

(1) El arrebatamiento de los redimidos, 1 Tes. 4:13-17 (la primera etapa de la segunda venida POR los creyentes).

(2) Los siete años de la tribulación, Jeremías 30:7; Daniel 9:27; Mateo 24:8-31.

(3) La conversión de los de la nación de Israel, Ezequiel 20:34-38.

(4) El Tribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10.

(5) Las Bodas del Cordero, Apocalipsis 19:6-9.

(6) La segunda etapa de la Segunda Venida de Jesucristo CON los redimidos para terminar la Batalla de Armagedón, Apocalipsis 16:13-16

(7) El castigo del anticristo (un ser humano) y el profeta falso (otro ser humano), Apocalipsis 19:20.

(8) Satanás atado en el abismo por mil años, Apo. 20:2, 3.

(9) El juicio de las naciones al principio del reino de mil años, Mateo 25:31-46.

(10) El reino del Señor sobre esta tierra por mil años, Apocalipsis 20:6.

(11) Satanás será suelto del abismo por un rato al fin de los mil años para decepcionar a los muchos incrédulos que hayan nacido durante aquellos años, Apo. 20:7-9.

(12) Satanás será lanzado en el Lago de Fuego, el infierno final, y allá con el anticristo y el profeta falso, serán atormentados eternamente, Apo. 20:10.

(13) El Gran Trono Blanco, lugar del juicio final de los incrédulos desde Caín en adelante, Apo. 20:11-15.

(14) La renovación de la superficie de la tierra, 2 Pedro 3:10-12.  Véase Apo. 21:1c.

(15) Los redimidos van a habitar la tierra renovada para siempre, Apo. 21:1, 2.

III. El "cielo" del futuro estará aquí sobre la tierra y será eterno, Isaías 65:17.

1. Después de los mil años, Dios hará el nuevo cielo (atmósfera) y la nueva tierra y la nueva Jerusalén y esto será el principio del reino eterno de Jesucristo durante la eternidad futura, que no tendrá fin, Apo. 20:5 y es conocida como "la edad de las edades".  Los capítulos 21 y 22 de Apocalipsis no hablan del reino de mil años.  Hablan de un orden nuevo y eterno.

2. En tal lugar no estará el diablo, ni sus demonios, ni tentaciones, ni enfermedades, ni muerte.  Será el "cielo".

IV. El "infierno final", el Lago de Fuego, estará durante la eternidad futura, Mateo 25:41.

1. Al final de los mil años del reino terrenal de Cristo las almas de los incrédulos serán traídas del Seol-Hades, sus cuerpos resucitados de las tumbas, para estar delante del

Gran Trono Blanco para recibir su grado de castigo en el Lago de Fuego, Apo. 20:11-15

2. Dios no preparó tal lugar para la raza humana, sino para el diablo y sus mensajeros rebeldes.  Pero si una persona rechaza el amor de Dios y muere sin el perdón de sus pecados, no hay otro lugar para su ser, su persona, con su cuerpo resucitado habitará allí durante la eternidad.  (Estos bosquejos continuarán)

 

TEMA: La Necesidad De la Salvación

TEXTO: Romanos 10:1

INTRO: En la gran obra de salvar a los perdidos de la ruina eterna, es la obra del Espíritu Santo producir convicción en sus corazones.  Sin esta obra están como dice  el Salmo 58:3-5.  Los perdidos están como Pablo escribió en Efesios 2:12.  Hay multitudes que están como dice Filipenses 3:18, 19.  Por eso el primer paso para la salvación de su alma del infierno (GEHENNA, el "lago de fuego", Apocalipsis 20:11-15) es cuando el Espíritu Santo hace su obra, Juan 16:8.  Y ¿qué medio usa? Hebreos 4:12, véase Romanos 10:17.

I. Las Escrituras declaran que todo el mundo necesita salvación, sea judío o gentil y la único fuente de información de la salvación es la Santa Biblia y el plan de Dios en la salvación de un alma del Lago de Fuego se encuentra con claridad en Juan 3:18; 5:24; 6:28, 29; 6:47; 8:24; 10:7, 26; 12:39,40; 16:9.

1. Es imperativo pues, que el incrédulo vaya a refugiarse a la cruz de Jesucristo, Efesios 2:16.

II. La incredulidad viene de la naturaleza corrupta del hombre y por eso es imposible para él hacer algo por sí mismo.  Esta ha sido la condición del mundo desde el principio, Génesis 6:5, 12; Salmo 14:1-3; Isaías 14-6; Jeremías 17:9.

1. Además de estos textos del A.T. nótese bien lo que el Espíritu Santo le inspiró escribir a Pablo en el N.T.: Romanos 3:9-18; 7:18; 8:7; Efesios 2:1-3.

2. El hombre, después de la caída, siempre ha fallado en sus esfuerzos de acercarse a Dios:

(1) En el Edén, Génesis 3:8.

(2) Antes que la Ley fuera dada, Romanos 5:13.

(3) Bajo la Ley, falló también, Romanos 3:19, 20.

(4) Bajo la Gracia de Dios, igual, Juan 3:19.

3. Nótese bien lo que las Escrituras dicen de la condición pecaminosa del hombre, 1 Corintios 15:22; Romanos 5:15, 19; Job 14:4; Salmo 51:5.

III. De aquella naturaleza corrompida salen todas las clases de pecado contra Dios, Mateo 7:15-18.

1. Pecado es la "infracción de la ley", 1 Juan 3:4.

2. ¿Qué dice la Ley? Marcos 12:29-31.

3. Las Escrituras dicen que la Ley es:

(1) Santa, Romanos 7:12.

(2) Inmutable, Santiago 1:17.

(3) Para siempre, Mateo 5:18.

(4) Lleva una pena, Gálatas 3:10; Romanos 6:23; Ezequiel 18:4.

IV. La consecuencia de rechazar el amor de Dios, Juan 3:36; Mateo 25:46; Apocalipsis 21:8.

Conclusión: Por eso, escucha el aviso, huye de la ira que vendrá.

 

TEMA: La Sinceridad No Puede Salvar

TEXTO: Romanos 10:1-4

INTRO: La opinión común es que si una persona es sincera en su creencia, todo saldrá bien.  La pregunta es: ¿Dios acepta la sinceridad como base para la salvación?

I. Vemos en nuestro texto que los judíos eran muy sinceros en sus creencias, pero ignorantes de la justicia de Dios, véase Mateo 23:15. Véase Juan 8:39-47; Hechos 3:12-15.

1. Nótese la voz del profeta en Oseas 4:6.

2. Muchos dicen: "No importa su creencia si uno es sincero" pero Dios dice: Romanos 3:1-4; 1 Juan 2:22; 5:10.

3. La obra de la salvación de un alma del infierno es cien por ciento la obra de Dios... el hombre no tiene parte en esta, véase Efesios 4:17, 18; 2 Tesalonicenses 1:6- 8; Romanos 1:18-20; 2:11-16.

4. Las acciones humanas de carácter moral son los resultados de opiniones y no cuentan para Dios.

II. Cada persona es responsable de su propia creencia y esta es la razón por la que el Espíritu Santo tiene que hacer una obra en tal corazón, Juan 16:8,9.

1. Nótese el testimonio de Pablo, Hechos 26:9, 10; Gálatas 1:13, 14.

2. Al fin, el Espíritu Santo hizo una obra en su corazón, y el resultado: 1 Corintios  15:9, 10.

 

TEMA: La Justicia Propia No Puede Salvar

TEXTO: Romanos 10:1.3

INTRO: “Justicia"... ¿qué quiere decir?  Es un atributo de Dios.  Como consecuencia de la caída, el hombre está corrompido y carece de justificación (posición correcta con Dios), y es incapaz de justificarse a sí mismo.  Mediante el acto de la justificación, el hombre es declarado justo (correcto con Dios) por fe, por medio de la justicia imputada de Jesucristo, 2 Corintios 5:21.

      La frase "la justicia de Dios" aparece muchas veces en las Escrituras, como en Romanos 1:16, 17; 3:21, 22; Filipenses 3:9. 2 Pedro 1:1.

I. La ignorancia de la justicia de Dios sería fatal, Mateo 5:20.

1. Aquellos judíos tenían 613 preceptos obligados sobre sus vidas día tras día.  Leyeron cada día las Escrituras del A.T.; oraron con frecuencia; guardaron el día sábado, tal y tal, pero nótese lo que Pablo escribió de sí mismo en 1 Timoteo 1:12,13.

2. Una lectura del A. T. revela dónde se encuentra la justicia de Dios, Salmo 71:16; 24:3-5; 85:10-13.

3. El A. T. muestra la condición pecaminosa del hombre, Isaías 64:6; Proverbios 28:26.

4.  Es igual en las páginas del N.T.: Romanos 5:17, 18; 9:30-32.

II. Recuerde que la "justicia", como se aplica al hombre, significa el estado o condición de estar bien con Dios, véase Gálatas 3:10.  Si uno espera ser salvo por sí mismo,  tiene que cumplir con cada regla escrita en la Ley, véase Lucas 10:25-28; Romanos 3:10, 20, 23.

III. La obra de Jesucristo en la cruz muestra que el hombre necesita una "justicia" mejor que la que tiene, Gálatas 3:21.

IV. Por eso, antes de llegar el día de su muerte hay que arrepentirse de sus pecados y recibir a Jesucristo como su Salvador de su alma del infierno. (Fin de estos estudios)

 

¿Porqué los Cristianos Buscan Señales? final

10.  La plataforma creíble de Dios es la Biblia. El antiguo y nuevo testamento están completos y son suficiente plataforma para suplir toda la información divina que necesitamos. No hay más revelación de Dios que debamos esperar. Si un ángel del cielo o un profeta moderno o un apóstol calcado te cambian el sentido del evangelio, es una anatema, es un falso, y eres un discípulo apóstata de ellos. La Biblia es suficiente.

11. Dios no está dando hoy ninguna revelación adicional a través de profetas ni de apóstoles. Dios, a nadie, fuera de Pablo, ha llevado al tercer cielo. Los que te predican eso, te están lavando el cerebro. Te están embrujando y persuadiendo a que creas lo que sus mentes pretenciosas se inventaron en una noche de divagación e imaginación religiosa, porque buscan lo suyo y no lo de Cristo. 

12. ¿Y qué es lo suyo? Una cantidad de gente que los aplauda, los siga, los venere, los adule, y llene las arcas de su propia empresa, que jamás es la empresa de Dios. Proverbios 9:6 dice "Dejad las simplezas, y vivid, y andad por el camino de la inteligencia" y el V:13 dice "…el simple es ignorante".

13. La frase "Así dice el Señor", ya pasó, porque Dios ya habló y escribió su voluntad preceptiva y revelada en la Biblia. No busques cultos de señales y filosofía religiosa, porque eso destruirá en ti el fundamento de la confianza en la Escritura.

14. Pablo dijo en Gálatas 1:15,16: ¡Te das cuenta! La misión, la carrera y el ministerio de Pablo fueron revelar al Hijo.

15. Revelar al Hijo, echa por el suelo la nueva época de revelación en que están sumidas las asambleas. Hebreos 1:2 dice que "en estos postreros días nos ha hablado por el Hijo". No hay más revelación del Hijo, no hay nuevos mensajes del Hijo. La revelación de estos postreros días ya nos vino por el Hijo. Cristo es la terminación de sueños, visiones, profecías personales, y revelaciones. Es más, Romanos 10:4 dice que "el fin de la ley es Cristo".

16. Todo velo de ignorancia fue removido. Las tinieblas ya cayeron. El diablo ya fue destruido. El pecado de condenación ya fue quitado de enmedio. Los ángeles ya cumplieron su misión. Los profetas ya dijeron. Los apóstoles por llamado directo de Dios no existen. El viejo pacto de la ley ya caducó y estamos en la era de la gracia o de los regalos de Dios. Todo está consumado.

17. Ya llegamos a Canaán. En gracia, ya tenemos la palabra que fluye leche y miel. Ya dejamos Egipto. Ya no hay gigantes que combatir. Ya no hay murallas que derribar. No es tiempo de señales adicionales. No es tiempo de hacer sino de ser. No es tiempo de obrar sino de disfrutar a Jesucristo.

18. Ahora, toda la Escritura es inspirada por Dios. Ya hubo uno que dijo "Yo soy el camino, yo soy la verdad y yo soy la vida". Cristo es el camino, la vida y la verdad absoluta. En Cristo, tienes camino para toda la vida, tienes vida para toda la vida y tienes verdad para toda la vida. No procures ni busques nada más. El Cristo resucitado y toda la Escritura inspirada es más que suficiente, porque estamos completos en El y no hay que buscar adicionales al evangelio. (Pastor Reynaldo Estrada)

 

TEMA: Como Se Formó La Biblia, final

Citas del N. T. en los escritos de los "padres" o sea los primeros pastores de las asambleas cristianas.  Sin duda alguna, los escritos de los llamados "padres" nos pueden ser de utilidad en esta ocasión para convencernos de que siglos antes de nacer la "iglesia" romana, ellos, en sus escritos, habían citado todos los Libros que componen nuestro Canon de la Escritura Sagrada.

Clemente de Roma: En su epístola a los corintios (95 D. C.) cita o hace referencia a Mateo, Lucas, Romanos, Corintios, Hebreos, 1 Timoteo y 1 Pedro.

Policarpo: En su carta a los filipenses (110 D. C.), cita la Epístola a los Filipenses y reproduce frases de nueve Epístolas de Pablo y de 1 Pedro.

Ignacio: En sus siete cartas que escribió durante el camino al martirio, cerca del 110 D. C., cita de Mateo, 1 Pedro y 1 Juan.  Menciona nueva Epístolas de Pablo y hay huellas de los otros tres Evangelios.

Papías: fue alumno de Juan el Apóstol, escribió una "Explicación de los Discursos del Señor", y en ese escrito cita a su maestro, Juan, y relata tradiciones del origen de Mateo y Marcos.

La "Didaché" fue escrita entre los años 80 y 120 D. C.  Contiene veintidós citas de Mateo y hace referencias a Lucas, Juan, Hechos, Romanos, Tesalonicenses, 1 Pedro  habla del Evangelio como de un documento escrito.

Bernabé: 90-120 D.C. cita de Mateo, Juan, Hechos, 2 Pedro y refiriéndose a estas Escrituras dice: "Escrito está", expresión que solamente se aplica a la Escritura Sagrada.

El Pastor de Hermas, 100-140 D. C., libro que fue "El Peregrino" de las primeras asambleas, usa Santiago y contiene abundantes ecos de otros Libros del N.T.

Taciano: 160 D. C. hizo una "Armonía de los Cuatro Evangelios" conocida como el "Diatessaron", clara demostración de que entonces, las asambleas, sólo reconocían cuatro Evangelios no más, como está en el Canon.

Justino Mártir, en sus "Apologías" escritas sobre el año 140 D. C. menciona Apocalipsis, y muestra conocimientos de Hechos y ocho Epístolas.  Llama a los Evangelios "Las Memorias de los Apóstoles" y dice que se leían en las asambleas cristianas alternándose con los "Profetas"

      Hay muchos otros "padres", que antes de que naciera la "iglesia" romana, ya conocían y citaban los Libros del N. T. que formaban el Canon.

      Traeremos aquí a un par de herejes de los primeros siglos, que también citaron todos los Libros del N.T., antes de dar por finalizado este trabajo breve de "cómo nos vino la Biblia".

      Los herejes, con sus correspondientes herejías, han atacado a la Asambleas de Jesucristo desde sus inicios.  Son:

Basílides de Alejandría.  Un hereje gnóstico que enseñó durante el reinado de Adriano (117-138), y pretendía tener conocimientos de tradiciones secretas transmitidas por los apóstoles.  Una enseñanza peculiar de los gnósticos es que ellos poseían conocimientos de que carecían los otros cristianos y, por eso, eran superiores a los demás y formaban un gheto.  En sus escritos, con la intención de torcer las enseñanzas cristianas, cita ya en aquella temprana fecha a Mateo, Lucas, Juan, Romanos 1 Corintios, Efesios, y Colosenses como Escritura inspirada y ya reconocida.

Marción, otro bien conocido sectario del siglo segundo (140 D. C.) para apoyar sus heréticas enseñanzas hizo un canon propio que constaba solamente de Lucas, Romanos, 1 y 2 Corintios, Gálatas, Efesios, Filipenses, 1 y 2 Tesalonicenses y Filemón.

      Vamos a terminar esta apelación constante a los primeros cristianos como demostración de que el canon se hizo antes que existiera la "iglesia" papista:

Eusebio de Cesarea (264-340 D. C.)  Este fue obispo (pastor, anciano) de Cesarea y el primer historiador de la Asamblea Cristiana.  Sufrió persecución por el Nombre de Jesucristo.  Eusebio, una vez que Constantino entró en la "iglesia", fue encargado por éste para que hiciera cincuenta Biblias para las "iglesias".  ¿Cuáles Libros formaban aquel N.T. de Eusebio?  ¡Exactamente los mismos Libros que nuestro N. T. incluidos en el Canon!

      Por todo esto podemos ver con claridad que antes de que viniera a existir la "iglesia papista", ya los pastores habían investigado los "libros religiosos", habían hecho una separación entre ellos, los clasificaron y fijaron el Canon que hoy tenemos. (Por J. Candeas)

 

Como Estudiar La Biblia

TEMA: Relación Entre El Antiguo Y El Nuevo Testamento

      Una comprensión concienzuda e inteligente de la Biblia es imposible sin entender de modo claro y definido la relación existente entre los dos Testamentos.  El que exista una relación lógica entre estas dos principales divisiones de la Biblia no puede dudarlo ningún estudiante de las Escrituras.  Se da cuenta constantemente de la interdependencia de los dos Testamentos, y del carácter incompleto de uno sin el otro.

      El A. T. es para el N. T. lo que la bellota para el roble.  El N.T. crece a partir del A. T. en el sentido de un desarrollo más elevado de cada organismo contenido en germen y tipo en sus estadios inferiores y anteriores.  Los dos Testamentos no difieren en el terreno que cubren, sino simplemente en los aspectos de este terreno.  El N.T. crece el A. T. por lo que está en el A. T.  El testimonio De Jesucristo es el espíritu de la profecía.

      La relación existente entre los Testamentos ha sido presentada de la siguiente manera: El N. T. está escondido en el A. T.; el A. T. es revelado en el N.T.  El N. T. está contenido en el A. T.; el A. T. es explicado en el N.T.  El N. T. está doblado en el A. T.; el A.T. es desplegado en el N. T.

I. Una relación de dependencia.  Si se separa el N.T. cada uno de los capítulos que tienen una cita o alusión o referencia al A. T., se quedan veinte de los doscientos sesenta capítulos contenidos en el N. T.

      Se estima que el A. T. es mencionado seiscientas treinta y nueva veces en el N. T.  Tan íntimamente relacionados y entretejidos están los Testamentos, que no se puede destruir al uno sin destruir al otro.

      La relación cristológica orgánica de dependencia entre los Testamentos... según la cual el A. T. es la preparación para el N. T., así como su introducción y crecimiento, mientras que este último es el cumplimiento, la abrogación y la terminación del A. T... viene indicada en el mismo A.T. y ampliamente confirmada en el N. T., según muestran los siguientes textos: Deut. 18:18; Jere. 31.31, 32; Ezeq. 36:25; Dan. 2:44; 2° Corintios 3:7; Mateo 5:17; 12:40-42; Juan 1:17, 18; 8:56; Gálatas 3:25; Hebreos 8:7; Lucas 24:27, 44; Hechos 26:22, 23.

II. Una relación de identidad.  La relación entre los dos Testamentos es de identidad, como la que las raíces del árbol tienen con la parte que está encima del suelo, siendo ambas saturadas de la misma savia.  Los dos Testamentos son dos volúmenes de un libro; cada uno incompleto sin el otro; cada uno es esencial para la comprensión adecuada del otro. 

1. Hay una identidad de tema.  Esto es particularmente cierto cuando consideramos la Persona y Obra de Jesucristo.  Es el que aplasta la cabeza de la serpiente en el Génesis, y "...el Cordero como inmolado..." en el Apocalipsis.  Jesucristo es el "cordero pascual" del Éxodo y el "Cordero de Dios que quita el pecado del mundo" de Juan.

2. Hay una unidad e identidad de esquema, o de construcción.  La identidad existente entre los dos Testamentos toca no sólo los grandes temas comunes a los dos, sino su esquema también.  Ambos Testamentos son capaces de:

                     La misma quíntuple división

El Pentateuco                             Los Evangelios

Libros históricos                        Los Hechos

Libros poéticos                                Epístolas de Pablo

Profetas mayores                       Epístolas generales

Profetas menores                       Apocalipsis

                     Una misma triple división

Históricos                  Didácticos                  Proféticos

A.T. Pentateuco  A.T. Los Escritos     A.T.   Los profetas

N.T. Evangelios, N.T. Las Epístolas   N.T. Apocalipsis

Hechos

              La misma cuádruple estructura

1. La estructura general del A. T.:

(1) El fundamento general del pacto: El Pentateuco.

(2) El desarrollo histórico externo del pacto: los Libros

      Históricos.

(3) El desarrollo espiritual interno del pacto: los Libros

      poéticos.

(4) Los designios últimos del pacto: los Libros proféticos.

2. La estructura general del N. T.:

(1) El fundamento general del pacto: los Evangelios.

(2) El desarrollo histórico externo del pacto: Los Hechos

(3) El desarrollo espiritual interno del pacto: Las Epístolas

(4) El designio último del pacto: el Apocalipsis.

III. Revelación y Realización.  Se ha dicho que dos palabras pueden resumir todo el material y temas de los dos Testamentos, a saber: revelación y realización.  Se puede ver fácilmente en la forma en que estas dos fases del pensamiento caracterizan el contenido de la Biblia:

El A. T.:                                    El N. T.:

Revelación: Dios a Su pueblo,  Revelación: Cristo a Su

El Pentateuco                              Asamblea, Evangelios

Realización: Dios en Su           Realización: Cristo en Su

Pueblo                                         asamblea

El resto del A. T.:                      El resto del N.T:

1. En la expresión externa:   1. En la expresión interna:

Libros Históricos.                    Evangelios y Hechos

2. En la experiencia externa: 2. En la experiencia interna:

Libros Poéticos.                        Doctrina, las Epístolas

3. En la expectativa externa: 3. En la expectativa interna:

Libros Proféticos.                      Profecía, Apocalipsis

III. Una relación de contrastes.  Nos ayudará en nuestro esfuerzo por entender las relaciones entre los dos Testamentos, considerar el elemento de contraste en el método de la verdad presente:

El A. T.:                                            El N. T.:

1. Contiene las tinieblas              Contiene la luz

2. Contiene la servidumbre          Contiene la libertad

3. Contiene la lepra                    Contiene el espíritu

4. Contiene lo temporal              Contiene lo eterno

5. Contiene instituciones externas,    Contiene principios espiri-

     carnales y ceremonias.                 tuales e internos

6. Busca, mediante observancias y   Busca con diligencia, medi-

    órdenes, gobernar y controlar      ante  principios, gobernar y

    principios internos                       controlar hacia fuera las

                                                  acciones y la vida.                   

7. La trascendencia de Dios encima  La inmanencia de Dios:

    de nosotros.                            Dios con nosotros

8. Introducción del pecado                Remedio para el pecado

9. Paraíso perdido.                      Paraíso ganado otra vez

10. Profecías                                     Cumplimiento

11. Tipos                                    Antitipos

12. Sombras                                      Sustancia

13. Muerte                                  Vida e inmortalidad

14. Reunido a los padres              Desaparecido para estar

                                                   con Cristo

15. La ley, nuestro ayo               Cristo, hermano mayor

16. Trata principalmente de la ley   Trata principalmente de la

                                                          gracia

17. Ley dada por Moisés.                  La gracia vino de Jesucristo

18. Dios busca al hombre, Gén. 3:9  El hombre en busca de Dios

19. Las genealogías de Adán             La genealogía de Jesús.

20. Presenta a Jesús como el Mesías Revela a Cristo como Sal-

                                                     vador.

21. Caracterizado por comienzos.      Caracterizado por fines

22. Preparatorio, profético, típico.     Completo, histórico, doctri-

                                                            nal

(Este estudio continuará)

 

 

Columnas De Carácter Cristiano, III

TEMA: Los Pobres En Espíritu...Humildad

LECTURA: Mateo 23:1-12

TEXTO: Mateo 5:3

INTRO: Una espiritualidad verdadera siempre se caracteriza por una fe bíblica y una obediencia según lo que dicen las Escrituras.  Aquella actitud es el mero centro de una vida cristiana. Tal actitud es fundamental a toda gracia (favor no merecido).  Hoy no vemos los "pobres en espíritu" entre los miembros de las asambleas.  Al contrario: hay mucho orgullo y amor propia... exactamente como los fariseos (secta prominente de los judíos en el tiempo de Jesús, se opusieron a Él y a Sus enseñanzas).

I. Lo que enseñó Jesucristo en referencia a la humildad (virtud de reconocer nuestra bajeza y miseria y obrar conforme a ello...sumisión, rendimiento).

1. Él comenzó Su sermón diciendo: "...bienaventurados (que goza de Dios en el cielo, afortunado, feliz.  Dícese de la persona muy sencilla o cándida) los pobres en espíritu..." ("...felices los que reconocen su necesidad espiritual..." (Dios Llega Al Hombre); "... ¡Dichosos los que reconocen humildemente sus necesidades espirituales.....!

(Paráfrasis); "...Felices los pobres en espíritu..."  (N.V.I.)

(1) La salvación de un alma del infierno pertenece solamente a los se que han encontrado a sí mismos insolventes (Que no tiene con que pagar) espiritualmente.  Tal persona no tiene nada que ofrecer a Dios para salvar su alma del tormento eterno, véase el grito del publicano (colector de impuestos...ladrón), Lucas 18:13.

(2) El orgullo es peligroso: Mucha gente confía en lo que ha hecho para ganar la salvación: “Soy bautizado"; "Soy miembro de una iglesia"; "He hecho profesión de Fe"; "He tomado la Cena", etc. Todo esto no tiene valor porque consiste en "obras".

2. Cuando el incrédulo llega a una posición de ser quebrantado espiritualmente, se lamenta de su condición como pecador y busca ayuda de arriba, 2 Corintios 7:10 "...en efecto, el pesar que es según Dios produce un arrepentimiento que conduce a la salvación y no deja huellas de pesadumbre, pero el pesar mundano produce la muerte".  (N.V.I.)

(1) En Mateo 5:4 encuentra una actitud de mansedumbre, suavidad, benignidad. No vemos un arrepentimiento genuino en estos días.  La palabra griega "llorar"  significa: pesar, aflicción, pena, pesadumbre.

(2) Es el deseo de Dios que Su pueblo sea manso, no orgulloso, Job 5:11.  Véase Números 12:3; Proverbios 16:32; 25:28; Efesios 4:1, 2; Tito 3:1, 2.

3. Un "pobre de espíritu" tendrá hambre y sed por justicia (lo que es correcto, recto) con Dios, Mateo 5:6. Véase Isaías 26:9.

(1) La actitud de hambre y sed espiritual no es condicional.  Uno tiene que aceptar la justicia de Dios no importa cómo llega a su vida.  No sea como el joven en Marcos 10:17-22.  Véase 1 Pedro 5:5, 6.

II. El aguijón de Pablo, 2 Corintios 12:1-10.

1. En estos versículos vemos como Pablo aprendió a ser "humilde".  No sabemos qué era su "aguijón" pero Dios lo usó para poner a Pablo en una posición de humildad.  ¿Tiene un "aguijón" en su vida?

III. Señales de una persona humilde, Filipenses 2:3, 4.

1. Usted ha de ver sus propios pecados antes que ver los pecados del vecino, 1 Timoteo 1:15c.

2. Uno no va a vivir la vida de modo egoísta, Fil. 2:4.

Conclusión: Mateo 18:1-4.

 

Columnas De Carácter Cristiano, IV

TEMA: La Naturaleza Desinteresada Del Amor

LECTURA: 1 Corintios 13:1-13

TEXTO: Efesios 5:1, 2

INTRO: El amor cristiano es conocido correctamente como "el reino de toda gracia cristiana", 1 Timoteo 1:5.  El concepto del amor cristiano ha sido muy mal entendido, malamente torcido y definido erróneamente debido a nuestra cultura de hoy.  Uno debe ignorar el "amor" que sale en el cine o en la tele, en la revista barata.  Hay que pensar en el amor verdadero ÁGAPE de las Escrituras.

I. Una definición de amor, Efesios 5:1, 2.

1. Si uno quiere imitar a Dios y ser conocido como Su hijo, hay que andar en "amor", 1 Juan 4:8.

2. Esto solamente es posible cuando permitimos a Jesucristo vivir Su vida perfecta en nosotros y depender completamente de Su Espíritu Santo que mora en cada creyente, Romanos 5:5; Efesios 3:14-19.

3. Como un niño que trata a imitar las acciones de sus padres, el "hijo espiritual" tiene que hacer lo mismo con su Padre, siendo que somos "hijos de Dios" por la regeneración, Gálatas 3:26; Efesios 1:5.

II. La perversión del amor en el mundo.  Satanás siempre ha copiado las cosas buenas de Dios y las tuerce para causar los incrédulos a pecar.  Por eso, todo amor de Satanás guía a la inmoralidad y a la impureza, 1 Juan 2:15-17.

III. Un amor falso corrompe nuestra cultura.  El conflicto abierto hoy es exclusivamente el sexo, la promiscuidad (mezcla, confusión. unión sexual carnal que se efectúa indistintamente entre un grupo de individuos) sexual; heterosexual (manifestación sexual del sexo opuesto...esto es normal entre esposos); homosexual (manifestación y deseo sexual con su propio sexo...esto es puro pecado y condenado en las Escrituras); divorcio; el aborto, el feminismo (movimiento a favor de los derechos de la mujer ignorando lo que dicen las Escrituras).  Todos estos pecados están asaltando el amor bíblico.

1. En su guerra contra Jesucristo, el diablo, Satanás, usa no menos de seis pasos para atraer a los incrédulos a su lado:

(1) Es la meta del diablo influenciar almas para sostener su agenda, no la agenda de Dios.

(2) Cuando uno sigue a Satanás la sociedad se corrompe.

(3) El resultado: Una sociedad corrompida destruye la familia.

(4) La familia es destruida por el divorcio.

(5) La familia es destruida por falta de fidelidad sexual entre el matrimonio.

(6) La infidelidad sexual vino ya hace años cuando Satanás usó el cine, la tele, las revistas para destruir el hogar y encima de esto: ¡la falta de predicación fuerte contra tales cosas!

IV. Nuestro Señor nos dejó un ejemplo práctico de amor cristiano en Juan 13:1-17.

V. La aplicación del amor genuino, Juan 13:34, 35. 

 

Columnas de Carácter Cristiano, V

TEMA: Unidad...Perseverancia En La Verdad

LECTURA: Romanos 12:1-16

TEXTO: 1 Corintios 3:1-4

INTRO: Nada es más peor en una familia donde hay discordia, desacuerdo.  Tales cosas comenzaron con orgullo, egoísmo, enojo, amargura, envidia, y avaricia.  Ya que estos pecados pueden arruinar una familia, un matrimonio, un negocio, una relación, y una amistad, pueden también destruir la unidad dentro de una asamblea cristiana.

      Si cada creyente practica con diligencia su fe en Jesucristo, su obediencia a Él con humildad y amor...la unidad será automática.  Pero, la obra de Satanás es  causar discordia en cada hogar y en cada asamblea cristiana.  Hay dos pasos:

I. La instrucción de Pablo sobre la unidad cristiana, Efesios 4:1-6.  Nótese bien que la unidad de que Pablo habló no es hecha por una persona, ni creada por una "iglesia", ni es obra de una denominación cristiana.  Aquí Pablo está hablando de una unidad interior que enlaza a todos de los creyentes verdaderos, Filipenses 2:1, 2; Col. 3:14.

1. Hay la unidad en "un solo cuerpo", Efesios 4:4a. "...hay un solo cuerpo..." y aquel cuerpo está compuesto de los miembros de una asamblea en un local:

(1) Véase el  "un solo cuerpo" de la asamblea de Roma, Romanos 12:4, 5.

(2) Véase el "un solo cuerpo" de la asamblea de Corinto, 1 Corintios 10:16, 17; 12:12, 13, 14, 18, 20, 27.

(3) Véase el "un solo cuerpo" de la asamblea de Efeso, Efesios 1:22, 23; 3:6; 4:12; 5:23, 30.

(4) Véase el "un solo cuerpo" de la asamblea de Colosas, Colosenses 1:18; 3:15.

  A. Hermanos, el "un solo cuerpo" no habla de la cristiandad en todas partes del mundo, no es una "iglesia universal, invisible".  Pablo estaba hablando de la EKKLESÍA, en un local que consistía de personas regeneradas, obedientes a ser sumergidas por la autoridad de aquella asamblea, que tuvieron el deseo a cumplir con la Gran Comisión.  ¡Oh! Hemos dejado la verdad de la EKKLESÍA que Jesucristo fundó y todavía está edificando hasta que el último de los escogidos sea salvo.

  B. Pastor, es su deber ver que su congregación sepa esta verdad.  Ud. es responsable y un día Ud. tiene que dar respuestas a Jesucristo, no a un jefe de su denominación.

2. La segunda unidad es "...un solo Espíritu...", Efesios 4:4b.  En el griego no hay letras mayúsculas y por esto el traductor tuvo que hacer una decisión cuando iba a poner la letra mayúscula en una palabra.  Claro en este versículo Pablo estaba hablando del Espíritu Santo de Dios pero llamo a su atención que la palabra PNEUMA traducida "espíritu" puede decir:

(1) Personas apocadas, tímidas, como en Mateo 5:3 "...los pobres en espíritu...".

(2) Espíritus inmundos, como en Mateo 8:16 "...echó fuera a los espíritus...".

(3) Una disposición mental, como en Mateo 26:41 "...el espíritu a la verdad está dispuesto...".

(4) El alma, como en Hechos 7:59 "...recibe mi espíritu...".

(5) Valor, como en Hechos 18:25 "...y siendo ferviente de espíritu...".

 (6) Don sobrenatural, como en Hechos 16:16 "...que tenía espíritu de adivinación...".

3. Hay la unidad de "...una sola esperanza..." Efesios 4:4c.  La palabra "esperanza" tiene dos significados:

(1) Confianza de lograr una cosa, de que la cosa deseada se realice; "dar esperanza a uno", darle a entender que puede lograr lo que solicita o desea.

(2) Virtud teologal por la cual aguardamos la Gracia de Dios este mundo y la gloria eterna en lo que ha de venir.  Esta es la "esperanza" del creyente en Cristo.  Esta "esperanza":

  A. Ayudó a Abraham a llegar a ser el padre de muchas naciones, Romanos 4:18.

  B. Es el elemento que nos salva, Romanos 8:24, 25.

  C. Viene por la lectura de las Escrituras, Rom. 15:4.

  D. Permanece para siempre, 1 Corintios 13:13.

  E. Es lo que el creyente debe testificar, 1 Pedro 3:15.

  F. Nos inspira a vivir una vida pura, 1 Juan 3:3

4. Hay unidad en "...un solo Señor...", Efesios 4:5a.

(1) "Señor" KURIOS = uno que es supremo en autoridad.  Pablo está hablando de Dios el Hijo, el Mesías prometido, el único Salvador, nuestro Redentor, véase  Romanos 10:12; Gálatas 1:3.

(2) En Él y por Él hay unidad.  Dejando a Jesucristo el Señor afuera de su predicación Ud. no tiene el mensaje de la Biblia.

5. Hay unidad en "...una sola fe...", Efesios 4:5b.

(1) Aquí Pablo está hablando del "conjunto de la fe cristiana" como en Judas 3.  No hay tal cosa como "la fe católica", etc.

(2) Los Bautistas No Conformistas durante todos los siglos pasados han sido fieles en predicar "una sola fe".  Cuando la "iglesia católica" de Roma comenzó a desarrollarse en los siglos II, III, y IV los no conformistas lucharon para conservar el mensaje bíblico de que la salvación es por la pura gracia de Dios.  Cuando los "protestantes" salieron de su madre (la "católica"), los no conformistas continuaron fieles predicando una sola fe.  Hoy los "evangélicos" que salieron de los protestantes, enseñan la necesidad de ser sumergido para ser salvo.  ¡No es cierto!  Hermanos, déjenos regresar a la enseñanza de los Apóstoles, a "una sola fe".

6. Hay "...un solo bautismo...", Efesios 4:5c.

(1) El griego aquí es BAPTISMOS del griego BAPTIZO = sumergir, anegar.  El Espíritu Santo reveló a Pablo que él tenía que explicar bien claro el modo del "bautismo".  Los que practican la aspersión o rociamiento no tienen base para tal enseñanza.  ¡Enseñan doctrina falsa!

(2) La clara enseñanza del N.T. es que el acto de inmersión es la puerta para llegar a ser miembro de una asamblea del Señor Jesucristo, como en Hechos 2:41.  Tal inmersión no tiene nada que ver con el perdón de sus pecados.  Es un símbolo, nada más.  El versículo 38 de Hechos 2 debe leer: "...arrepentios y sea sumergido cada uno de vosotros en el Nombre de Jesucristo a causa del perdón de vuestros pecados...." (Esto está en armonía con los demás textos sobre la salvación)

7. Hay la unidad de "...un solo Dios y Padre de todos...", Efesios 4:6.

(1) ¡Entienda una cosa!   No hay "dioses" en el universo.  Hay un solo Dios, el Creador de todas las cosas, Deuteronomio 4:35; 6:4; 32:39; 2 Samuel 7:22; 1 Crónicas 17:20; Salmo 83:18; 86:10; Isaías 43:10; 44:6; 45:18 etc.

II. Hermanos, nosotros los Bautistas No Conformistas no tratamos de dividir la obra de Jesucristo.  Al contrario, tratamos de enseñar toda la verdad y la verdad produce unidad.  Los que desean la verdad van a dejar las organizaciones hechas por los hombres y van a llegar a ser una asamblea autónoma.

1. Hay tres cosas que vemos en las "iglesias" hoy, que destruyen la unidad que los cristianos deben tener:

(1)  El "movimiento ecuménico" (principio o prácticas de acercamiento entre las religiones cristianas).  La palabra "ecuménica" quiere decir: la tierra habitada, universal, que se extiende a todo el orbe.  Cada "iglesia" que tenga parte en este movimiento está practicando herejía, Amós 3:3.  Ninguna de las asambleas bautistas no conformistas tienen parte en tal conjunto de doctrinas.  Alguien tiene que estar firme en la verdad.  Por esto Dios ha levantado muchas asambleas no conformistas alrededor del mundo para cumplir con esto, y no todas llevan el nombre "bautista" pero su doctrina es puramente bíblica.

(2) Las muchas doctrinas falsas que están siendo predicadas hoy.  Pastor, Ud. es responsable ante Dios de ver que su congregación sepa lo que es correcto.

(3) El descuido, al no fijarse en el comportamiento pecaminoso de los miembros de las asambleas (1 Corintios 5:6) es el deber del pastor corregir, Tito 3:9-11; 2 Tesalonicenses 3:6.

CONCLUSIÓN: Cuando nuestro Señor oró en Juan 17:21 Él no pidió a Su Padre que sea una sola denominación, una "iglesia universal".  ¡Oh no!  Él oró que los creyentes "...todos sean una cosa...", es decir unidos como un testimonio poderoso de la realidad del amor de Dios al mundo perdido.  Pero el diablo ha provocado que las "iglesias", por la ignorancia de las Escrituras, estén divididas.  (Fin)

 

Columnas de Carácter Cristiana, VI

TEMA: No Hay Vida Real Sin Crecimiento:

LECTURA: Efesios 3:1-21

TEXTO: 1 Pedro 2:1,2

INTRO: La vida humana es un proceso de crecimiento.  Cualquier cosa que tenga vida, crece.  El principio del crecimiento es igual que con la vida animal, vegetal, huma­na, o la vida espiritual.  Por eso una característica esen­cial en cada miembro de una asamblea es un "crecimiento espiritual" año tras año.  Lástima que mu­chos creyentes nunca crecen, pero es el plan y propósito de Dios que el creyente deje de ser un "bebé" espiritual y que crezca para llegar a ser un creyente adulto, maduro.

I. El crecimiento espiritual es obligatorio según 2 Pedro 3:17, 18.

1. No hay ninguna razón para que el creyente no pueda crecer ya que Dios le ha proveído, por medio de Su Palabra, cada recurso espiritual que sea necesario, Deuteronomio 8:1-3.

2. Esta fue la petición de Pablo a Dios, que los creyentes de la asamblea de Corinto fueran completos, 2 Corintios 13:9-11.  Véase 1 Corintios 1:10.

II. En las Escrituras encontramos niveles de madurez, 1 Juan 2:12-14.  El texto revela tres categorías básicas en el crecimiento espiritual.  Todo comienza como "bebés" (hijitos) por esto existe la necesidad de crecer en las cosas del Señor.

1. Hay los "hijitos" de versículo 12, o sean infantes espiri­tuales.  Falta de discernimiento.  No saben lo que es bueno o malo.  El creyente es llamado a una vida madu­ra y con discernimiento, Efesios 411-16.

2. Hay los "jóvenes", 1 Juan 2:13b.  Son aquellos que to­davía no han llegado a la madurez en la vida cristiana, pero han entendido doctrina sólida porque "...han venci­do al maligno....".  La única manera de vencer al diablo es ser fuerte en el conocimiento de las Escrituras, 1 Juan 2:14 c.

3. Hay los "padres", v. 13a.  Aquí estamos hablando de "padres espirituales", gente que tiene un conocimiento profundo de las Escrituras y que tienen una relación íntima con Dios.  Lástima que poca gente llega a este nivel.

III. La única manera de crecer espiritualmente es co­nocer las Escrituras, 2 Timoteo 3:15-17.  Ud. notará que las Escrituras son la llave al crecimiento espiritual y tienen parte en:

1. La Salvación.  ¡Ten cuidado aquí!  El conocimiento de las Escrituras no produce salvación, Juan 5:39.  Pero el conocimiento del Espíritu Santo trae al pecador a la salvación, Salmo 19:7a; Marcos 4:13-20; Juan 5:24; Santiago 1:18; 1 Pedro 1:23.  Véase Romanos 10:14, 17.

2. Enseñanza, 2 Timoteo 3:16a.  Véase Josué 1:8.

(1) Aparte de las Escrituras hay ciertas verdades que uno no puede conocer de Dios, 1 Corintios 2:9-16.

(2) Por eso, la única manera que podemos conocer de Dios es por la instrucción del Espíritu Santo como se revela en la Palabra, Juan 14:16, 17; 16:13; 1 Juan 2:20, 27.  Véase Juan 17:17.

3. Reprensión, 2 Timoteo 3:16b (acción de amonestar a uno vituperando lo que ha dicho o hecho).  Las Escrituras confrontan dos áreas: revelan pecado y refu­tan error.

(1) Las Escrituras tienen un ministerio negativo de des­truir y eliminar cualquier cosa que sea pecami­nosa o falsa, y un ministerio positivo de edificar y aumentar cualquier cosa que es justa, correcta y ver­dadera, Hechos 20:26-31.  Véase Juan 15:2; Proverbios 6:23.

4. Corrección, 2 Timoteo 3:16c. (Acción de corregir, en­mendar, rectificar lo errado.  Advertir, templar, moderar la actividad de una cosa).

(1)  La Palabra nos lleva a una posición correcta.  Nos remedia, nos repara, nos compone.  Cualquier cosa rota en la vida espiritual es rectificada por la Palabra, aunque a veces duele, Hebreos 12:5-11.

5. Las Escrituras tienen su parte en "...la instrucción en justicia...", 2 Timoteo 3:16d.  Aquí estamos hablando de vivir una vida justa, correcta.

(1) La instrucción comienza con la primera vez de oír la Palabra predicada.

(2) La instrucción sigue cada vez que Ud. y yo encon­tramos pecado, error, o equivocación en la vida de uno que profesa la fe salvadora en Jesucristo.

(3) La instrucción sigue cuando Ud. y yo somos tentados a pecar.  Nótese bien como nuestro Señor usó la Palabra en Mateo 4:3-10.

IV. Si el creyente ha de crecer espiritualmente, tiene que tener un deseo para la Palabra, 1 Pedro 2:1-3.  Véase Salmo 19:7-10; 1:2.

1. Para "desear" las Escrituras, uno tiene que amar la verdad, 2 Tes. 2:9, 10.  Véase Proverbios 2:1-6. (Siguen)

 

¿"Cinco Señores" o "Un Señor"?

Adaptado de un artículo escrito por Francisco Javier Domínguez González.  Para recibir el artículo entero escribe: Calle Aquiles Sedán 117, Bo. San Rafael, Tamazunchale, S.L.P. 77961, MÉXICO.

      En el pueblo de Santander Jiménez, Tamaulipas, México circula una hojita que se titula "Devotísima Oración A Los Cinco Señores": Jesús, María, José, Joaquín y Ana.  Estos son venerados en la Iglesia Católica.

      Ahora nos proponemos analizar esta oración.

      María fue la mujer escogida por Dios para ser la madre de Jesús, Lucas 1:26-38.  José era el padrastro de Jesús.  Las Escrituras desconocen la existencia de Joaquín y Ana.  Según la tradición fueron los padres de María.

      Va contra el sentido común dirigir una plegaria a "Cinco Señores" de los cuales solamente tres sí existen.

      "Debajo de vuestro amparo nos acogemos, oh Familia Sacratísima....." Las Escrituras no autorizan a que nos pongamos bajo el amparo de María y José, mucho menos de Joaquín y Ana.

      "Protégenos, defiéndenos, enséñanos, alúmbranos, guárdanos, rígenos, gobiérnanos, vivifícanos". Nunca en el N.T. vemos que los cristianos oraran a ellos porque no tienen ningún poder.  El único que puede hacer esto es Dios:

      Él protege, Salmo 83:3; Él defiende, Salmo 68:5; Él enseña, Salmo 25:9; Él alumbra, Efesios 1:18; Él guarda, Salmo 121:5; Él rige, Salmo 22:28; Él gobierna, Salmo 59:13; Él vivífica, Nehemías 9:6.  Si Él es todopoderoso entonces no necesitamos pedirle en rezos y oraciones a nada ni a nadie más.

      "¡Oh Beatísima Trinidad, Jesús, María y José!"  La única trinidad que las Escrituras reconocen es la del Padre, Hijo y Espíritu Santo.

      "Tú nos sustentas, tú nos miras, tú nos haces que solo lo recto y santo pensemos y veamos en esta vida.....".  Estoy de acuerdo en que Jesucristo puede hacer todo esto y aun más.  Pero: ¿María, José, Joaquín y Ana?  ¡Claro que no!

      "...no desperdicies nuestros ruegos en nuestras necesidades....".  Es un error grave llevar nuestras necesidades a María, José, Joaquín y Ana.

      "...sino que siempre nos liberes de todos los peligros, y de todos los enemigos del alma y cuerpo".  ¿Podrán María, José, Joaquín y Ana responder a esta petición?

      "¡Oh Jesús, Hijo del Eterno Padre!"    Pero lo que lo echa a perder todo, sigue el rezo "¡Oh, María, Madre Santísima de Dios hecho hombre!".  ¿Quién os autorizó a dirigir oraciones, ruegos, peticiones y plegarías a María?  Debemos orar al Padre, en el Nombre de Su Hijo, dirigidos por el Espíritu Santo.

      "¡Oh José, dignísimo Esposo de la que es Virgen y Madre de Dios!"  ¿Podrá José ayudar a aquellos que no escucha?

      "¡Oh Bienaventurado Señor San Joaquín, dichosísimo Padre de la que es verdadera Madre de Jesús!".  Esto es el colmo del error.  Si él no existió, ¿para qué dirigir ese rezo a él?

      "¡Oh felicísima Señora Santa Ana....!"  ¿Cómo puede ser "felicísima" una persona que no existe?

      "...Santa Ana, legítima Madre de la Esposa del Espíritu Santo..."  ¿Qué?  Sí, el rezo apoya la doctrina falsa que María es la esposa del Espíritu Santo.

      "...vuestros nombres sean benditos por toda la eternidad..."  Joaquín y Ana no existieron.  ¿Cómo pueden ser benditos por toda la eternidad?

      "Rogad por nosotros al Padre Eterno, Santísimos cinco Señores".  ¡No hay "cinco señores"!

      "Para que seamos dignos de las divinas promesas".  Las promesas de Dios se encuentran en la Biblia.  ¿Recibimos estas gratuitamente o por el mérito de la "dignidad"?  Las promesas se reciben por fe, no por oraciones.

      Así son los contenidos de aquella "oración".  Para ver la falsedad de la doctrina de la "Iglesia" Católica Romana, Apostólica, véase 1 Corintios 8:5, 6.  (Fin)

 

Comentario, por el editor

      Estudiando Los Hechos 20:17 leemos "...Pablo envió a Efeso e hizo llamar a los ancianos de la asamblea...".  Llamo su atención a la pluralidad de la palabra "ancianos".  Véase Hechos 11:30; 14:23; 15:2, 4, 6, 22, 23; 16:4; 20:18; 1 Timoteo 5:17; Tito 1:5; Santiago 5:14; 1 Pedro 5:1.

      "Anciano" (PRESBUTEROS = uno entrado en años, uno de edad avanzada, un viejo, uno de mayor edad) y "Obispo" (EPÍSCOPOS = inspector, supervisor, superintendente, capataz, Hechos 20:28; Filipenses 1:1; 1 Timoteo 3:2; Tito 1:7; 1 Pedro 2:25) designan el mismo oficio (Tito 1:7; Hechos 20:17).  El primer término se refiere al que desempeña dicho oficio, y el último a la función del mismo.  En las primeras asambleas había siempre más de un anciano.  No hay ejemplo de un solo anciano en una asamblea en el N.T.

      Las funciones de los ancianos son:

1. Gobernar, 1 Timoteo 3:4, 5; 5:17.

2. Guardar de perversión y error, Tito 1:9.

3. Velar por la asamblea, Hechos 20:28; Juan 21:16; Hebreos 13:17; 1 Pedro 5:2.

      Los ancianos son hechos tales o "puestos" en las asambleas por el Espíritu Santo, Hechos 20:28, pero se da gran importancia al hecho de su debido nombramiento, Hechos 14:23; Tito 1:5.

      Al principio ellos eran ordenados por un apóstol, pero en Tito y 1 Timoteo las instrucciones en cuanto a las cualidades de los ancianos llegan a ser parte de las Escrituras para servir de guía a las asambleas en dicha designación, 1 Timoteo 3:1-7.        

      "Pastores" (POIMEN = persona que guarda, guía y apacienta el ganado, Efesios 4:11.  Véase Juan 10:11; Hebreos 13:20; 1 Pedro 2:25)

      Dejando la clara instrucción del N.T. hoy decimos "pastor" en vez de "anciano" u "obispo".

      En nuestras asambleas el pastor es ambos, el "anciano" y el "obispo".  En las primeras asambleas los "pastores" no recibían salario, daban su tiempo gratis en el servicio del Señor, confiando en Él para su sostén.  Véase Mateo 10:10; 1 Corintios 9:14; Gálatas 6:6; Filipenses 4:14-17; 1 Timoteo 5:17, 18.  El pastor tiene que recibir lo suficiente para mantener a su propia familia, 1 Timoteo 5:8.

      Hoy, el pastor es un "niñero" dando casi todo su tiempo cuidando de las cosas materiales de sus miembros en vez de dejar tal obra en las manos de los sirvientes.  Esta es la razón por la que sus sermones no tienen profundidad porque no tienen tiempo de estudiar la Palabra.

      El pastor es un servidor de la asamblea en las cosas espirituales...no el jefe, ni un dictador.  La última palabra en una asamblea viene de voz de todos los miembros, ya sea en el llamamiento de un pastor o en la selección de los servidores.

      "Diácono" (DIAKONEO = uno que hace mandados, asistente, ayudante).  La idea de tal posición está explicada en Hechos 6:1-4.  La palabra "diácono" no es una traducción, es una trasliteración (representar los sonidos de una lengua con las letras de otra).  El griego está traducido "servidor", como en Mateo 20:26; "siervo", como en Mateo 22:3; "siervos", como en Juan 2:9; "ministros" como en 2 Corintios 3:6.  El oficio de un "diácono" no es mandar al pastor, ni a la asamblea.  Al contrario, él es un servidor de la asamblea en las cosas materiales.

      Cada asamblea debe tener, dependiendo de la necesidad, algunos hombres y mujeres escogidos según 1 Timoteo 3:8-13.  Las mujeres tienen un papel de mucha importancia en la obra del Señor, véase Hechos 18:26; Romanos 16:1-3.

      Una vez que una asamblea comienza  a seguir las instrucciones del N.T. el pastor tendrá tiempo para estudiar y preparar mensajes que serán una bendición para edificar a los miembros, porque casi toda predicación de hoy no tiene profundidad.  Con razón los miembros no asisten con fidelidad ni aprenden casi nada.

      La razón por la que una asamblea no practica las instrucciones dadas en el N.T. es porque hay demasiados miembros incrédulos que tienen derecho de votar.  ¡Tenga cuidado al recibir miembros en su asamblea!  Toma tiempo ver si de veras son gente regenerada. (Fin)

 

La Escalera de Dios Hacia La Madurez Espiritual, Parte I

TEMA: La Seguridad de la Salvación

LECTURA: 1 Juan 5: 1-14

TEXTO: 1 Juan 5:11-13

INTRO: En el mero momento cuando el pecador se arrepiente y recibe a Jesucristo como su Salvador, él es nacido de arriba, y declarado justo (correcto) con Dios.  Por eso, tal salvación es segura y uno no puede perderla.

Pero ¿es posible saber esto?  Sí, porque las Escrituras hablan de:

I. Una salvación verdadera.

1. La necesidad de tal salvación, Romanos 3:9-23; Juan 3:3, 18, 36.

2. Una vez que Adán se rebeló contra Dios, su pecado (ya que él era la cabeza de la raza humana) pasó a todo el mundo, Romanos 5:12.  Aquel pecado está demostrado claramente en dos maneras... la falta de amor a Dios y la falta de amor al prójimo, Lucas 10:27.

3. Es imposible que el hombre se salve a sí mismo porque:

(1) La Salvación es disponible solamente de Dios, Jonás 2:9   Véase Salmo 37:39; Isaías 12:2.

(2) La Salvación se obtiene solamente por la gracia (favor no merecido) de Dios, Efesios 2:8, 9; Tito 3:5; Gálatas 2:16.

(3) La Salvación se obtiene solamente por medio de Jesucristo, Juan 14:6; Hechos 4:12.

4. Dios ha dado un "nombre" como el precio que uno tiene que pagar viviendo en pecado: "muerte", Romanos 5:12; 6:23; Apocalipsis 20:14; 21:8.

5. Pero, por medio de la obra final de Jesucristo en la cruz, Dios ha proveído una salvación amplia, Juan 3:16.  Véase Gálatas 1:4; Efesios 5:2; Tito 2:14; 1 Juan 3:16.

6. ¿Quién puede ser salvo?  Está bien claro escrito en Juan 1:12:  "...todos los que Le recibieron, a los que creen en Su Nombre....".

(1) La puerta de la salvación está abierta para cada pecador, pero tal persona tiene que reconocer su necesidad; tiene que arrepentirse de sus pecados, y tiene que recibir, aceptar de corazón a Jesucristo como su único Salvador, Romanos 10:13; Hechos 16:31; Juan 5:24.

7. El pecador, arrepentido, que viene a Jesucristo como su Salvador, nunca será rechazado, Juan 6:37.

8. Amigo, ¿has reconocido tu condición pecaminosa?  ¿Te has arrepentido de tus pecados?  ¿Has recibido a Jesucristo como tu Salvador?  Si no, ¡hazlo en este momento!

II. ¿Qué pasa en el momento de recibir a Jesucristo como el Salvador de su alma del infierno?

1. Todos sus pecados cometidos desde su niñez son perdonados, Colosenses 1:13, 14.  Véase Romanos 4:4-8.

2. Ud. es justificado (declarado correcto con Dios), 2 Corintios 5:21; Romanos 5:9.

3. Ud. Es aceptado por Dios, Efesios 1:6 (ver. 1960).

4. Ud. es sellado eternamente, Efesios 1:13.

5. Ud. es completo en Jesucristo, Colosenses 2:9, 10.

6. Ud. está en la familia de Dios, Gálatas 3:26.

III. ¿Es posible que una persona ya salva pueda pecar?  Sí, porque cuando Dios nos salvó, Él salvó nuestra alma, no nuestro cuerpo.  Por esto el creyente tiene que tomar control de su mente, su lengua, sus acciones.

1. Aunque podemos pecar, no podemos perdernos, Hebreos 7:25; Judas 24, 25.

IV. Si el creyente ha caído en pecado ¿qué debe hacer?

1. Reconocer que él ha pecado, Salmo 51:3; Isaías 55:7.

2. Confesar sus pecados a Dios en el Nombre de Jesucristo, 1 Juan 1:9; Proverbios 28:13.

3. Ningún hijo de Dios tendrá tranquilidad sin la confesión de sus pecados, Salmo 32:1-5.

4. Haga el hábito de examinar su corazón cada noche y cuando el Espíritu Santo le revele pecado en su vida, confiéselo. 

 

La Escalera de Dios Hacia La Madurez Espiritual, parte II

TEMA: Bautismo Bíblico

LECTURA: Romanos 6:1-14

TEXTO: Hechos 2:41

INTRO: En nuestras Biblias la palabra griega BAPTIZO no fue traducido, solamente transliterada (representar los sonidos de una lengua con las letras de otra).  Para traducir la palabra el resultado será: inmersión, sepultar, sepultura.  El rociamiento y la aspersión como se practica por muchas "iglesias" no es conocido en las Escrituras.  El modo fue cambiado, después de unos cientos de años, para conveniencia de predicadores falsos.

      Aunque el hecho de ser sumergido no tiene nada que ver con la salvación de su alma, tiene mucho que ver con la obediencia.  El creyente no sumergido por la autoridad de una asamblea es un rebelde y no muestra la gracia de Dios en su vida.  Por eso, tan pronto como sea conveniente, el nuevo creyente debe ser sumergido por la autoridad de una asamblea que llene los requisitos del N.T.

I. ¿Quién debe ser sumergido?

1. Todas las personas que reciben la Palabra de Dios, que hayan recibido a Jesucristo como su Salvador, Hechos 2:41; 8:35-39.

(1) Por eso, los bebés, niños e incrédulos no tienen derecho a ser sumergidos (ni rociado).

II. ¿Por qué uno tiene que ser sumergido?

1. Esto es mandado por el Señor mismo en Mateo 28:19, 20.

2. Luego, Él nos dio el ejemplo, Mateo 3:13.17.  Todos los apóstoles fueron sumergidos; todos los creyentes en todas de las asambleas por varios cientos de años todos fueron sumergidos.

3. La inmersión en agua es un retrato para mostrar a todo el mundo nuestra posición en Jesucristo, Romanos 6:3-5.

4. También es para mostrar nuestra confianza en Él como nuestro Salvador, Mateo 10:32.

5. Es hecho para tener una buena conciencia hacia a Dios, 1 Pedro 3:21.

III. ¿Cuándo debe uno ser sumergido?

1. Usando los muchos pasajes en el N.T. como instrucción, tan pronto como sea posible después de ser salvo, Hechos 8:12; 16:32, 33, etc.

2. La decisión de ser sumergido no será dejada con el converso.  Él es ignorante de las Escrituras.  No es algo para pedir dirección divina ya que las instrucciones son dadas.

IV. ¿En qué modo debe uno ser "bautizado"?

1. Regresamos otra vez a Romanos 6:3-5.  Aquí podemos ver que la inmersión representa la sepultura y la resurrección de Jesucristo.  Nótese bien Hechos 8:38, 39:  "...descendieron al agua... subieron del agua...".

V. ¿Qué resultado habrá si un creyente rechaza la inmersión cristiana?

1. Muestra pura desobediencia a Dios, Santiago 4:17.

2. Hay una pérdida de su testimonio, Juan 8:31.  Uno que rechaza la inmersión no "permanece" en la Palabra.

3. Hay una pérdida de compañerismo con los demás creyentes y una inhabilidad para producir "fruto" en la vida cristiana, Juan 15:4.

VI. ¿Qué más dicen las Escrituras de la inmersión?

1. Claro, tal acto no tiene nada que ver con la salvación, ni el perdón de pecado, Efesios 2:8, 9, etc.  Véase bien Efesios 1:7; Colosenses 1:20; Hebreos 9:14, 22.

VII. ¿Quién tiene la autoridad para sumergir a un creyente?

1. Solamente la EKKLESÍA que Jesucristo comenzó y todavía está edificando.  Él dio a Su asamblea la autoridad para sumergir a los nuevos creyentes y para servir la Cena del Señor.

2. Ya que la inmersión y la Cena son ordenanzas de la asamblea, ninguna persona como individuo tiene derecho de sumergir, ni de servir la Cena.  Las dos cosas deben ser hechas bajo de la autoridad de la asamblea. (Fin)

 

 

 

Siete Solemnes Certidumbres Para El Pecador

LECTURA: Mateo 7:24-29

TEXTO: Hebreos 9:27

INTRO: Las Escrituras están llenas de certidumbres.  Para la persona ya perdonada existe la certidumbre del perdón de Dios, el compañerismo con otros creyentes y la promesa de la vida eterna.

      Pero para el pecador no arrepentido, hay la certidumbre de ver:

1.  El descubrimiento de sus pecados, Números 32:23; Job 20:27; Proverbios 26:26; Eclesiastés 12:14; Lucas 12:2; 1 Corintios 4:5.

2. El desengaño,  Deuteronomio 32:32; Eclesiastés 12:14; Isaías 44:20.

3. Que tú has de dejar todos de sus posesiones en el día de tu muerte, 1 Tim. 6:7; Salmo 49:10; Jeremías 17:11.

4. Que, sí, tú vas a morir, Eclesiastés 8:8; 2 Samuel 14:14a; Hebreos 9:27a.

5. Que hay un juicio después de la muerte, Hebreos 9:27b; 2 Pedro 3:7b; Judas 14, 15.

6. Que hay una separación eterna de los salvos, Mateo 13:30; Salmo 92:7; Proverbios 5:22.

7. Que tú serás expulsado de la presencia de Dios, 2 Tesalonicenses 1:9; Isaías 66:24; Mateo 13:42; 25:41; Apocalipsis 20:11-15; 21:8. (Fin)

 

La Palabra Final............

      La situación del mundo entero es peor cada día. Estoy escribiendo a ustedes que reciben esta publicación para llamar su atención de que hay gente en su pueblo, o ciudad que no han oído el mensaje de las Buenas Nuevas.  Usted, hermano pastor, sirviente, debe acercarse a ellas y explicarles cómo ser salvo.  ¡Mañana quizás sea tarde!

      Y, ¿Qué está predicando a sus congregaciones?  ¿Está dándolas la pura Palabra o tiene la tendencia de hacerla agradable, no predicando demasiado fuerte?  ¡Hoy no es el tiempo de predicar sermones suaves!

      En esta revista estoy tratando de presentar una variedad de temas bíblicos que serán una bendición para usted, como el pastor, y para su congregación.

      El mes pasado Janet Eva y yo enviamos más de 1,200 de estas revistas por Correo Postal y otro 550 por el Internet.  Si usted tiene acceso al Internet vaya a: www.hojasdeoro.com  para ver las revistas pasadas entre otras cosas de interés.

      Si es posible para usted a recibir esta revista por el Internet, será un ahorro en el porte.  Escríbame a: jan@twinvalley.net

      Sus escritos por Correo Postal deben ser enviados a:

                           HOJAS DE ORO

304 Westfall Street, Beverly, Kansas 67423 (Aero) EE. UU.