Hojas de Oro

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXXII, Número 8              AGOSTO                              2002

 


Índice:

-La Primera Ekklesía I, página 1

-La Primera Ekklesía II, página 2

-La Naturaleza de la Asamblea, IV, página 2

-La Naturaleza de la Asamblea, V, página 3

-La Naturaleza de la Asamblea, VI, página 5

-La Palabra de Dios, No. 5, página 6

-La Fe....Las Obras, III, página 7

-La Fe...Las Obras, IV, página 9

-Abominaciones, página 10

-Preguntas y Argumentos, página 12

-El Diccionario Dice, página 13

-El Sábado----El Domingo, página 13

 

La Primera EKKLESÍA, I

INTRO:  Una asamblea (griego EKKLESÍA) es una con-gregación  de personas nacidas de nuevo, sumergidas por la autoridad de una asamblea que llena todos de los requi-sitos del Nuevo Testamento y con el propósito a llevar a cabo la Gran Comisión como dada por el  Jesucristo.

      La EKKLESÍA que Jesucristo fundó tuvo su principio antes de aquel día festiva "Pentecostés".  En aquel día ella recibió su potencia, no su principio.

I.    Podemos entender esto a ver que antes del día "Pentecostés" (quincuagésimo día después de la "pascua", paso de encima) la EKKLESÍA tuvo:

1. Las Buenas Noticias; Mateo 4:23.

2. Gente siendo redimida, Lucas 19:10.

3. Conversos siendo sumergidos, Juan 4:1, 2.

4. Jesucristo como su Cabeza, Mateo 23:8.

5. Instrucción en doctrina, Mateo 18:15-20.

6. Un llamamiento para obedecer los mandos del Señor, Mateo 4:18-20.

7. Apóstoles, ordenados, dados autoridad por parte de Jesucristo, Mateo 10:1-5.

8. Una comisión, Mateo 28:18-20.

9. Un tesoro con fondos, Juan 13:29.

10. Programa de evangelización, Mateo 10:5-8.

11. Programa de enseñanza, Mateo 4:23.

12. Ministerio de curación, Lucas 9:1.

13. La promesa que la EKKLESÍA nunca cesará, Mateo 16:18.

14. Disciplina, Mateo 18:15-17.

15. Autoridad Divina, Mateo 28:18-20.

16. Democracia, Mateo 23:8.

17. Pastores, Juan 21:15-17.

18. La Cena, Mateo 26:26-28.

19. Poder divino para llevar a cabo la obra, Lucas 9:1.

20. Lista de miembros, Mateo 10:1-4.

21. La presencia del Espíritu Santo, Juan 20:22.

22. Reunión de oración, Hechos 1:14.

23. Reunión de negocios, Hechos 1:15-26.

24. Recepción de miembros, Hechos 2:41.

25. Jesucristo como su Piedra Angular, Mateo 16:18.

II. Han sido muchos cambios de las Escrituras durante esto casi 2,000 años en relación con la EKKLESÍA que Jesucristo comenzó durante Su ministerio terrenal y sigue edificando hasta Él regresa otra vez.

1. Miles de libros han sido escritos acerca de la EKKLESÍA que han producido mucha confusión siendo que usan las ideas de los hombres en vez a explicar lo que dicen las Escrituras.  Entre las muchas enseñanzas falsas en relación con la EKKLESÍA encontramos:

(1)  Que la "iglesia" incluye todos "cristianos".

(2)  Que la  "iglesia" es una "célula" sin organización ni ordenanzas.

(3)  Que la "iglesia" es cualquier grupo que tiene predicación y "sacramentos".

(4)  Que la "iglesia" es cualquier grupo que reconoce a Jesucristo como su Cabeza.

(5)  Que una "iglesia" es como "La Iglesia Luterana" de Alemania, etc. etc.

(6)  Que es "ecuménica" compuesta de todas de las denominaciones.

(7)   Que es "mundial" compuesta de cristianos de todas de las naciones.

(8)  Que incluye toda gente que profese Jesucristo como el Salvador, sea Romanistas, sectas falsas, etc.

(9) Que la "iglesia" incluye todos de los "santos" de ambos el A.T. y el N.T.

(10)  Que la "iglesia"  se compuesta de los redimidos aquí en la tierra y ellos que están en el Cielo.

(11)  Que la "iglesia" es el "Reino de Dios", etc. etc.

2. Como usted puede ver es imposible a reconciliar estos puntos arriba o a definir lo que es la EKKLESÍA por solamente citando autores humanos.

3. En las lecciones a continuar usted tendrá la oportunidad a ver, directamente de las Escrituras, lo que es la EKKLESÍA que Jesucristo fundó durante Su ministerio terrenal.   (Continuará)

 

La Primera EKKLESÍA, II

TEMA: Fue Una Asamblea Apostólica

TEXTO: 1 Corintios 12:28

INTRO:  Los nombres de los doce apóstoles (un enviado  de parte de otro, mensajeros) están encontrados en Mateo 10:2-4 y en Los Hechos 1:15-26.  Aunque Pablo y Bernebé fueron llamados "apóstoles" (Los Hechos 14:14), no estaban entre los originales.

      Jesucristo tomó los doce y formó la primera EKKLESÍA meses antes del día Pentecostés.  Cuando el Señor los llamó a seguirle, aquel doce llegaron a ser una entidad distinta, un cuerpo de creyentes llamados afuera de sus negocios con el propósito a servir el Hijo de Dios, el Mesías prometido, el Buen Pastor, Juan 10:14, Quien les dio una promesa, Mateo 18:20.

      Cuando Jesucristo dio instrucción acerca de la disciplina en la  EKKLESÍA, Mateo 18:15-20, Él habló directamente a aquellos doce.  Si la EKKLESÍA no ha sido en existencia Él no tuvo razón a darlos instrucción.  Por eso entendemos que la primera asamblea estaba en existencia aquel día.

I. Los doce apóstoles eran el cimiento de la primera asamblea, Efesios 2:20, 21 con Jesucristo como la Pierda Angular.

1. ¿Cuándo comenzaron los doce a seguir a Jesucristo?

(1) Antes del día de la fiesta de 50 días.  Han dejado sus negocios, Mateo 4:20; 9:9; su familiares, Mateo 4:22; sus casas, Mateo 19:27, 29.

2. Aquellos doce han sido preparado para seguir el Mesías prometido por el ministerio de Juan el Sumergidor, Juan 1:35-45. 

3. Un constructor siempre pone el cimiento del edificio mientras que él está.  Así hizo Jesucristo.  Él escogió los doce, les enseñó y les dio una promesa, Mateo 16:18.

II.  La necesidad a escoger una persona a tomar el lugar de Judas:

1. Calificaciones, Hechos 1:21, 22.

2. Después de orar, Hechos 1:14 tuvieron que escoger:

(1) Uno que ha visto a Jesucristo en Su obra terrenal.

(2)  Uno que ha sido sumergido por Juan el Sumergidor.

(3) Uno que  ha visto el Cristo después de Su resurrección.

(4)  Uno que fue testigo de Su ascensión.

3.  Por eso Pablo no calificó, pero Matías si, aunque él no es mencionado otra vez.

4. Y, ¿qué es eso acerca de una sucesión apostólica?  No hay ninguna palabra en el N.T. que habla de tal cosa.  Cuando los doce murieron terminaron aquel oficio.  Si hoy alguien dice que es un "apóstol", es mentiroso.

III. Los deberes de los doce, Juan 15:27.

1. Testificar del Mesías, Hechos 1:1.

2.  Producir fruto, Juan 15:16.

3.  Ser guiado por el Espíritu Santo, Juan 16:13.

4.  Ser fiel, Juan 16:33.

(1) Vemos que los doce tuvieron mucho éxito en su obra, Hechos 5:14; 12:24; 19:20.

(2)  Fueron testigos fieles, Hechos 4:20; 5:41.

IV.  El principio del evangelio, Marcos 1:1.

1. El principio de la predicación de las Buenas Noticias coincide con el ministerio de Juan el Sumergidor siendo que este fue su mensaje, Lucas 3:18 y ganó muchos conversos, Lucas 1:16.

2. El contenido de la predicación de Juan fue similar a la enseñanza del Señor y Sus apóstoles.

3. Hay que notar la inmersión practicada por Juan:  "...la inmersión de arrepentimiento para perdón de pecados....".  Mejor: "...la inmersión de arrepentimiento porque sus pecados han sido perdonados....".  Aquella inmersión mostró el corazón cambiado de los arrepentidos.

4.  Este fue el mismo mensaje que los seguidores de Jesucristo han predicado por casi 2000 años...primero salvación, luego obediencia.

5.  Siendo que Juan el Sumergidor fue llamado un "profeta", Mateo 21:26, él  puede ser incluido entre los que fueron el "cimiento" de la primera EKKLESÍA, 1 Corintios 12:28; Efesios 2:20; 3:5.

6.  Juan, como el primer mártir cristiano, es digno de gran honor, Mateo 11:11.

V.  El ministerio de Juan el Sumergidor, Juan 1:35, 36.

1.  Aquellos dos, Andrés y Juan (aunque Juan nunca usó su nombre en sus escritos), fueron los primer dos discípulos de Jesucristo.

2. Luego Andrés encontró su propio hermano, Simón Pedro, y lo "trajo a Jesús", Juan 1:42, pero recuerde que Pedro ya ha sido convertido.

3.  Cuando Jesús les dijo: "Sígueme" todos Le siguieron inmediatamente, Mateo 9:9; Lucas 5:27-29.

VI.  La invitación dada a servir, Mateo 4:19.

1. Aquel llamamiento dado mostró la como la obra del Señor fue practicada.

2. Debe ser así hoy en día.  El llamamiento a pecadores a arrepentirse y seguir a Jesucristo.

3. Seguir a Jesucristo es la "adoración verdadera".  Los apóstoles Le siguieron:

(1) En Su vida de oración.

(2) En Su obediencia a Su Padre.

(3) En buscando a los perdidos.

(4) En Su devoción a cuidar los creyentes.

4. A ser "pescador" de las almas perdidas debe ser la ambición, la obra de cada creyente.

VII. La Gran Comisión, Mateo 28:18-20.

1. Aquel mando fue una continuación de los deberes, que Jesucristo por Su propio ejemplo, ha mostrado a Sus apóstoles, y debe continuar hasta el fin de esta edad presente.

2.  Jesucristo lo repitió en Los Hechos 1:8 antes del día de la fiesta, y se queda como el orden para cada EKKLESÍA todavía.

3. Si la EKKLESÍA de Jesucristo no tuvo su principio antes del día de la fiesta de cincuenta días, entonces la asamblea no recibió una comisión, porque después no hay mención del Gran Comisión.

4. Pero, sí, Jesucristo dio a Su EKKLESÍA la comisión antes de aquel día y la obra de los apóstoles, después de aquel día, continuó la mismo como antes, con una diferencia:  ahora han recibido "potencia" del Espíritu Santo.

5. En aquel día ocurrió un "cambio" en la administración...una transición suave del Cristo visible a la presencia invisible del Espíritu Santo, Juan 16:7; 20:21, 22.

VIII. Conclusión:  Mucha gente, en su ignorancia de las Escrituras, usa 1 Corintios 12:13 para "probar" que la EKKLESÍA tuvo su principio en el día de la fiesta, pero la referencia "un cuerpo" haba de aquella asamblea de la ciudad de Corinto, véase 1 Corintios 1:2.  Y la palabra "espíritu" (Gr. "pneuma") debe ser traducida: Sentido, vigor natural, intento, designio, propósito, disposición natural.  En el griego no hay letras mayúsculas.   El uso es dejado al traductor.  El texto no habla de salvación sino de obediencia por parte de los conversos nuevos.

(Continuará)

 

La Naturaleza de la Asamblea del N.T. en la Tierra, IV

TEMA: El término "novia" no describe categóricamente una entidad exclusiva.

INTRO:  Tenemos que tener cuidado en no ver este término como si fuera usado para establecer una entidad  (lo que constituye la esencia y la unidad de un género, el valor o importancia de una cosa) exclusiva, que cada vez se use signifique la asamblea exclusivamente.  Es usado para mostrar una relación.   Un creyente, una asamblea, todas de las asambleas, todas personas con relación a Jesucristo puede compararse a aquella "novia" con su "novio".

      ¿Qué es la novia?  La pregunta tiene poca relevancia en la sana exégesis (interpretación) bíblica.  La unión final de los redimidos con Jesucristo puede compararse a una boda.

1. El término es usado simbólicamente en Isaías 61:10; 62:5; Juan 3:29; Apocalipsis 21:2, 9; Efesios 5:23-25.  Los términos "esposa" y "vírgenes" también son usados como en Mateo 25:1-13.

2. No hay sostén en las Escrituras que todos de los redimidos desde el día festival hasta el arrebatamiento son la novia.

3. No hay relación entre el término "novia" y "asamblea".  Una lectura de Apocalipsis 21 y 22 mostrará que el término "novia" incluye "...las naciones que hubieren sido salvas..." (21:24) y "...aquellos que están inscritos en el libro de la vida del Cordero..." (21:27).

4. El uso de la palabra en Apocalipsis 21 y 22 describe la "asamblea final", la "Jerusalén nueva".  Véase Hebreos 12:23.

5. La "novia" son los redimidos en su estado glorificado, 1 Corintios 15:24-26; 50-54.

6. Las bodas en Mateo 25:1-13 sin duda tienen referencia a esta unión final con Jesucristo.

7. Erramos el objetivo completamente si forzamos el término en el molde de una entidad exclusiva tal como "la asamblea" y no permitimos otra aplicación.

 

La Naturaleza de la Asamblea del N.T. en la Tierra, parte V

TEMA: Las Ordenanzas.

INTRO: Las ordenanzas, mandamientos sencillos dadas por Jesucristo a Su asamblea, son ampliamente debatidos.

I. La inmersión es quizá la doctrina clara más abusada en las Escrituras. Hay más de 115 referencias dadas.

1. Es el primer mandamiento y acto de obediencia de un nuevo creyente, Hechos 2:38; 41; 8:12, 36-38; 9:18; 10:47, 48; 16:33.

2. El significado del término griego BAPTIZO, transliterado a bautizar en nuestras Biblias.

(1)  Los traductores por causa de la costumbre de rociar y echar agua como "bautismo", no tradujeron la palabra griega.

(2) El significado primario de BAPTIZO es de sumergir o hundir.   La palabra tiene solo un significado.

3. BAPTIZO, como un entierro, puede significar sólo "inmersión", Romanos 6:3-5; Colosenses 2:12; 1 Corintios 15:29; 1 Pedro 3:21.

(1) Las implicaciones teológicas manifestadas en estos versículos se pierden totalmente en el acto del "bautismo", a menos que se practique la inmersión.

II. ¿Fue la inmersión de Juan el Sumergidor (Mateo 21:25) el verdadero inmersión cristiana?.

1. Los Católicos Romanos, los Protestantes (que salieron de los católicos) y los interdenominacionales, todos a una han procurado desacreditar y menospreciar el importante doctrina de la inmersión de Juan, que incluye su ministerio, enseñanza y obra.

(1) La inmersión de Juan fue sin duda de adultos quien habían mostrado frutos de arrepentimiento, Mateo 3:9, y fue recibido por Jesucristo y Sus apóstoles, y los datos que siguen muestran que es el verdadera inmersión  cristiana:

  A. El llamamiento de Juan fue el cumplimiento de la profecía del A.T., Isaías 40:3; Malaquías 3:1.

    (A) Para preparar un pueblo por el Mesías, Lucas 1:17, 76-80.

    (B) Para identificar a Jesucristo como el Cordero de Dios a la nación de Israel, Juan 1:29-34.

  B. Jesucristo mismo camino unos 100 KM para ser sumerdigo de Juan, Mato 3:13.

    (A) Este no era la inmersión judía de prosélitos, sino el enviado del cielo, de Dios, Mateo 21:25; Marcos 11:30; Lucas 20:4.

    (B) Esto fue hecho para que se cumpliese toda justicia, y así Cristo viniera a ser nuestro ejemplo, Mateo 3:15.

  C. La relación de Juan el Sumergidor a la asamblea.

  (A) Algunos de los discípulos de Juan, sumergidos por él, vinieron a ser el fundamento apostólico de la EKKLESÍA, Juan 1:35-37; 4:2; Hechos 1:21, 22; 1 Corintios 12:28; Efesios 2:20.

  (B) Los requisitos para el apostolado extendieron hacia atrás hasta la inmersión de Juan, hechos 1:22.

  (C) Jesucristo mismo continuó predicando el mismo mensaje básico de arrepentimiento y fe, predicado por Juan, después que éste fue echado en prisión, Mateo 3:2; Marcos 1:14, 15; Hechos 10:36-38; 13:23-26; 19:4.

  (D) El mensaje de salvación de Juan no difería en principio con el del apóstol Pablo, Hechos 19:4; 20:21.

  (E) En conclusión, Juan, como el precursor de Jesucristo, preparó un pueblo, del cual Jesucristo organizó su EKKLESÍA.  Esta EKKLESÍA proclama hoy el mismo evangelio, que tuvo su comienzo con la predicación de Juan el Sumergidor, Marcos 1:1 y adelante.  Administra la misma inmersión, la cual no es de los hombres, sino del cielo.  Ciertamente, la inmersión de Juan y su ministerio, pertenecen a la era cristiana, Mateo 11:13.

III. La autoridad bíblica del administrador es un elemento esencial en la inmersión cristiana.

1.  La autoridad institucional basada en la preferencia y sanción de Dios es un principio bíblico largamente establecido, véase Deuteronomio 12:5-14.

2. Dios identificó un agente autorizado por Él mismo, para instituir la inmersión cristiana, Marcos 1:1-5 y lo "envió" a  sumergir, Juan 1:33.  Toda autoridad tiene que proceder esencialmente de Dios, por tanto, Él envió a Juan el Sumergidor para hacer este trabajo.

3. Ya que Juan fue el agente autorizado de Dios, Jesucristo se sometió a él, Mateo 3:13.

4. Siendo que la inmersión de Juan tenía la autoridad del cielo en él, a los hombres se les tomará en cuenta la manera como lo traten, Mateo 21:23.27.  Ellos rechazaron el propio consejo de Dios cuando rechazaron la inmersión de Juan, Lucas 7:30, pero aquellos que lo recibieron, como hizo Jesucristo, vindicaron o justificaron a Dios, Lucas 7:29.

5. Aquellos que Juan había sumergidos y preparado para Jesucristo, éstos comenzaron a sumergir en el mismo modo, Juan 4:1, 2, y así continuaron hasta después de la ascensión de Jesucristo, Hechos 1:21, 22.  De éstos, Él había formado Su  EKKLESÍA y la había comisionado, Mateo 16:18, 19; 28:18-20.

6.  La autoridad para administrar los asuntos del reino de los cielos fue conferida a la asamblea por Jesucristo durante Su ministerio personal, Mateo 16:19; 18:17, 18; Lucas 12:32.  Esta asamblea estuvo compuesta al principio por los apóstoles, 1 Corintios 12:28; Efesios 2:20.

7. Dios autenticó la autoridad de la asamblea en forma milagrosa en el día de la fiesta de Pentecostés, Hechos 2:1-4.  Esta autoridad fue respaldada por Dios a través del ministerio de la asamblea primitiva, Hechos 8:14-17; 9:10-17; 19:1-6.

8. Esta autoridad una vez conferida, es perpetua, como es la asamblea.  Esta autoridad es perpetuada a través y por las asamblea que siguen las doctrinas de Jesucristo y Sus apóstoles.  La perpetuidad de las asambleas es una doctrina bíblica, mateo 16:18; 28:20; 2 Timoteo 2:2; Efesios 3:10, 11, 21.  La EKKLESÍA nunca ha dejado de existir, ni nunca ha apostatado como una institución.  Nunca lo hará.

9. Cualquier "bautismo" no administrado con la autoridad de una asamblea de Jesucristo,  no es válido.  Cualquier individuo u organización que presuma "bautizar", tiene sólo su propia autoridad, y ningún hombre viene obligado a reconocerla.  Cada asamblea de Jesucristo será responsable de preservar y enseñar este principio a los hombres.

10. La inmersión es un mandamiento....no una opción.

(1) Fue específicamente ordenado en la Gran Comisión dada a la asamblea para ser practicada hasta el fin de esta edad, Mateo 28:19, 20.

(2) La asamblea repitió consistentemente este mandamiento en el N.T., Hechos 2:38, 41; 8:12, 13, 36, 38; 9:18; 10:47, 48.

11.  El simbolismo en la inmersión:

(1) Como una marca de identificación con Jesucristo la inmersión es declarativa, no determinativa.

  A. La inmersión es en el Nombre de (con respecto a, no dentro de Jesucristo, Mateo 28:19, 20; compare 1 Corintios 1:15; Hechos 19:5; Romanos 6:3; Gálatas 3:27)

  B. La inmersión identifica con la asamblea de Jesucristo, Hechos 2:41.

(2) La inmersión bosqueja o retrata un entierro y una resurrección, Romanos 6:3-5; 1 Corintios 15:29; Colosenses 2:12; 1 Pedro 3:21.

(3) La inmersión simboliza una limpieza y es la respuesta a Dios de una conciencia esclarecida por la salvación, Hechos 22:16; 1 Pedro 3:21.

12. Los elementos en la inmersión bíblica:

(1) Un modo bíblico:  por inmersión.

(2) Un sujeto bíblico: un creyente, no un niño ni uno no creyente, Hechos 2:41.  La inmersión de niños, aparte de ser reprendido por las Escrituras, así como ser también usurpación de una autoridad no concedida por las Escrituras, y una práctica no sostenida por las Escrituras ni por la historia cristiana primitiva, ha servido para llenar las "iglesias" católicas y protestantes con miembros no regenerados, que desfigura el testimonio de cualquiera asamblea y hace difícil a traer a estos "miembros de iglesias" a Jesucristo.

(3) Una autoridad bíblica: una agencia autorizada por Dios.

  A. Juan el Sumergidor, Juan 1:33.

  B. Una asamblea que llena los requisitos de las Escrituras, Mateo 28:19, 20.

(4) Un propósito o diseño bíblico: simbólico y declarativo, no con la idea de obtener salvación, 1 Pedro 3:21.

 

La Naturaleza de la Asamblea del N.T., parte VI

TEMA: La Cena del Señor

 INTRO:  La Cena fue instituida por Jesucristo y servida por primera vez a los apóstoles, Mateo 26:26-28; Lucas 22:19, 20; Marcos 14:22, 23

1.  En 1 Corintios 11:26 vemos que la Cena es:

(1)  Un memorial.

(2)  Un símbolo de Su cuerpo y de Su sangre.

(3)  Una profecía de Su regreso.

2. ¿Quién puede participar en la Cena?

(1) Creyentes sumergidos por la autoridad de la asamblea, Hechos 2:41, 42, 46.  No hay un precedente en las Escrituras que permita invertir este orden.

(2) Aquellos que se examinen a sí mismos en cuanto a pecados abiertos y secretos, 1 Corintios 11:29, 31.

(3) Aquellos que están de acuerdo y en comunión los unos con los otros, 1 Corintios 10:16, 17; 11:18-20.

(4)  Aquellos que andan en obediencia.  Aquellos que no, no pueden participar, 1 Corintios 5:8, 11; 10:21; 11:29.

3. La Cena es verdaderamente del Señor, pero fue puesta en las manos de la EKKLESÍA, para que ésta la administrara y custodiara....para ser administrada como Él lo ordenó en Su Palabra.

(1) "Yo recibí del Señor", 1 Corintios 11:23a.

(2) "Lo que también os he entregado", 1 Corintios 11:23b.

(3) Jesucristo limitó la primera Cena a Sí mismo y a los apóstoles.  Su madre, parientes y amigos no fueron invitados,  Lucas 22:14, 15, 17.  Esto obviamente significaba la designación de la Cena a los instrumentos en la fundación de la primera EKKLESÍA, 1 Corintios 12:28; Efesios 2:20.  Jesucristo dijo a Sus apóstoles: "...haced esto en memoria de Mí...", Lucas 22.19.  Compare Hechos 2:42; I Corintios 11:23- 26.

(4) En conjunción con esta ordenanza, la asamblea tiene la grave responsabilidad de juzgar y disciplinar las vidas y doctrinas de aquellos en su membresía y comunión.  La disciplina de la asamblea es una doctrina claramente enseñada, y una muy vital y tristemente abandonada hay, 1 Corintios 5:12, 13; Romanos 16:17; 1 Tesalonicenses 5:14; 2 Tesalonicenses 3:6-15; 1 Timoteo 5:20, 21; 6:1-5; Tito 3:10; Mateo 18: 17, 18.

  A. A aquellos fuera de la comunión de la asamblea, Dios los juzgará, 1 Corintios 5:13; la asamblea no tiene responsabilidad....ningún derecho...de ofrecer la Cena a los herejes a al público en general.

  B.   La asamblea misma tiene que juzgar a aquellos dentro de su congregación en relación con su comportamiento público y su obediencia, 1 Corintios 5:12.  La asamblea es ordenada a no comer la Cena con los desobedientes, 1 Corintios 5:8-11.  Por tanto, la participación debe estar limitada a aquellos bajo la jurisdicción de una asamblea bíblica que mantenga los patrones de rectitud y doctrina propuestos por las Escrituras.  Algunos llaman a esto "La Cena Cerrada".

  C.  La sabiduría de Dios se advierte claramente en esto, que el testimonio de Su asamblea pueda permanecer claro "...para que seáis nueva masa, sin levadura, como lo sois...", 1 Corintios 5:7.

  D. Probablemente, algunos cristianos sinceros, debido a una visión limitada del propósito de Dios a través de la asamblea, véase Efesios 3:10, 21, deploran estas cosas como fanatismo o hipocresía.  Esto es muy penoso.  Algunos ponen la simpatía y su propio sentido personal de la bondad y espiritualidad por sobre el claro mandamiento en la Palabra de Dios, 1 Corintios 14:37, 38. (estos estudios continuarán)

 

LECCIÓN 5:  LA PALABRA DE DIOS

Por: Alfonso Alvizú Cantera

“¿Cuál es la importancia de la Biblia en mi vida?”

      Lo que separa al Cristianismo de las demás “religiones” del mundo es su afirmación de poseer una autoridad absoluta de Dios por escrito.

      Esta creencia es crucial para el crecimiento del Cristiano en la gracia y conocimiento de Jesucristo.

      Los estándares por los cuales el Cristiano ha de gobernar su vida en cualquier aspecto se encuentran en las páginas de la palabra de Dios.

      El propósito de esta lección es familiarizar al nuevo creyente con los conceptos básicos de la Biblia y cómo se relacionan con su vida diaria, para que pueda empezar a comprender cómo sus principios deben guiar todas las facetas de su andar con Jesucristo.

I. LA PALABRA DE DIOS ESTA ACTIVA EN LA SALVACIÓN

1.   1 PEDRO 1:23 MUESTRA QUE EL HOMBRE NACE DE NUEVO “POR LA PALABRA DE DIOS”.

      La palabra de Dios es el agente que produce el nuevo nacimiento.

2.   EFESIOS 2:8-9 MUESTRA QUE SOMOS SALVOS “POR MEDIO DE LA FE”. Romanos 10:17 dice: “la fe viene por el oír, y el oír por la Palabra de Dios”.

3.   SANTIAGO 1:21 DICE QUE LA PALABRA DE DIOS “PUEDE SALVAR VUESTRAS ALMAS”.

4.   EL RESUMEN DE PABLO DEL EVANGELIO CONTIENE TRES PARTES EN 1 CORINTIOS 15:1-4.

(1)  Jesucristo murió por nuestros pecados.

(2) Fué sepultado.

(3)  Se levantó de entre los muertos al tercer día.

(4)  CONFORME A LAS ESCRITURAS.

5.   USTED DEBE CREER LO QUE LA BIBLIA DICE SOBRE EL PECADO, SU CONDICIÓN, Y EL PLAN DE DIOS DE LA SALVACIÓN PARA SER SALVO.

II. YA QUE HAS SIDO SALVO POR LA PALABRA DE DIOS, ESTA DEBE SER TU GUÍA INFALIBLE QUE TE DIGA COMO VIVIR.

A manera de ilustración:

1.   TODO ARTICULO COSTOSO VIENE CON UN MANUAL QUE NOS DICE COMO OPERARLO.

      Si uno no se guía por el manual, tendrá problemas con el artículo.

2.   LA BIBLIA ES EL “MANUAL DE INSTRUCCIONES” DE DIOS PARA TU VIDA.

      Dios no te va a salvar y llamar a su servicio sin darte instrucciones claras, exactas; sino que te hará algo con lo que te puedas guiar. Pero debes “basarte en el libro”.

III. ¿CUÁL ES EL PROPÓSITO DE LA PALABRA DE DIOS PARA EL CRISTIANO?

1.   LA PALABRA DE DIOS LO EQUIPA PARA EL SERVICIO “PARA QUE EL HOMBRE DE DIOS SEA PERFECTO, ENTERAMENTE PREPARADO PARA TODA BUENA OBRA”.    2 Timoteo 3:16-17; Efesios 6:10-18.

2.   LA PALABRA DE DIOS LO NUTRE.

Esto se ilustra en la Biblia como “el alimento espiritual”. Nota Job 23:12 y Jeremías 15:16. Es una dieta completa y balanceada.

(1)  Leche,  1 Pedro 2:2

(2)  Miel, Salmo 119:103;   Pro. 16:24;        1 Samuel 14:29.

(3) Manzanas,        Proverbios 25:11

(4) Pan, Lucas 4:4

(5) Agua,   Isaías 55:10-11; Efesios 5:26          

(6) Carne, Hebreos 5:12-14; 1 Corintios 3:1-2

(7)  Cereal, Salmo 78:24

3.   LA PALABRA DE DIOS LO GUARDA LIMPIO PARA AGRADAR A DIOS. Salmo 119:9-11; Juan 15:3

IV. ¿ES COMPLETAMENTE CONFIABLE LA BIBLIA?

1.   ES MÁS SEGURA QUE LA VOZ AUDIBLE DE DIOS.

      Este es un punto muy crítico.   Debe entenderse que todaslas experiencias” deben juzgarse por un estándar infalible que sea mayor que toda experiencia.

      Pedro dijo que la Palabra de Dios fue MÁS SEGURA que las apariciones y la voz audible de Dios.

Veamos 2 Pedro 1:16-21 en contraste con Mateo 17:1-9.

2.   AUN EL UNIVERSO FUE CREADO POR LA PALABRA HABLADA DE DIOS.  Hebreos 11:3; Salmo 33:6; Génesis 1:3.

V. ¿CÓMO PUEDEN APRENDER LA BIBLIA?

1.   EL ESPÍRITU SANTO DE DIOS TE GUIARA A TODA LA VERDAD.       Juan 14:26; 16:13-15.

Dios puede utilizar otros medios para auxiliarte en la enseñanza (como predicadores, libros, cintas, etc.) pero primordialmente, la verdad es  revelada por el Espíritu Santo.

2.   LA BIBLIA APRENDE AL COMPARAR LA ESCRITURA CON LA ESCRITURA CONFIANDO EN EL ESPÍRITU DE DIOS PARA QUE TE ENSEÑE, EN VEZ DE CONFIAR EN TU PROPIO INTELECTO NATURAL.    1 Corintios 2:9-16 enseña que “el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu de Dios”.

VI. COMPENDIO BREVE DE LA BIBLIA.

1.   TIENEN UN TOTAL DE 66 LIBROS.

2.   FUE ESCRITA POR MAS DE 40 AUTORES.

3.   FUE ESCRITA DURANTE UN PERIODO DE TIEMPO DE 2,000 AÑOS APROXIMADAMENTE.

4.   ES TOTALMENTE EXACTA EN CUESTIONES DE HISTORIA Y PROFECÍA.

5.   NO HAY EN ELLA NI UNA SOLA CONTRADICCIÓN.

6.   EL VERSÍCULO CENTRAL DE LA BIBLIA ES SALMO 118:8. Mejor es confiar en Yahvé que confiar en el hombre”.

      El Señor es el centro de la Biblia. La palabra clave o central del versículo es “Yahvé”.

VIII. PREGUNTAS BÁSICAS

1.   ¿DÓNDE DEBO COMENZAR A LEERLA?  Como recién convertido, enfóquese primeramente a aquellos lugares que tratan con su nueva relación con su Padre Celestial. El Evangelio de Juan, la primera epístola de Juan, y el Salmo 119 son lugares excelentes para empezar.

(1) El evangelio de Juan fue escrito para que usted crea en el Señor Jesucristo. Juan 20:31.

(2) La Primera Epístola de Juan está escrita para que usted tenga completa seguridad de su salvación. 1 Juan 5:13.

(3)  El Salmo 119, la porción mayor de la Biblia, trata sobre el amor del hombre por la Palabra de Dios.

2.   ¿Y SI ENCUENTRO ALGO QUE NO ENTIENDA?

(1|) No se sienta molesto por ello, Dios se lo revelará a su tiempo, cuando usted esté listo. Juan 16:12.

(2)  Asegúrese de vivir lo que sí entienda. Dios no le dará más de lo que usted pueda recibir. Al poner en práctica las cosas que vaya aprendiendo, Dios le irá confiriendo más.  (Estas lecciones han de continuar)

 

La Fe....Las Obras, III

TEMA: La Gracia Barata

LECTURA: Efesios 2:l-10.

INTRO:  Los que sostienen la enseñanza popular de una "salvación fácil" (sin arrepentimiento ni cambio de vida) están confundiendo lo que las Escrituras dicen en relación con la salvación genuina, Tito 2:11.14.

I. ¿Qué quiere decir esta palabra "gracia"?  El quid del asunto es la idea de "un favor divino" como en Gén. 6:8.

1. Gracia no es una cualidad inactiva, sino un principio activo, Tito 2:11-13.

2. Gracia es el iniciativo soberano de Dios dado a los pecadores, Efesios 1:5, 6, no es un evento de solo una vez en la experiencia de los creyentes, Romanos 5:2.

3. La vida cristiana entera es motivada y habilitada por "gracia", Hebreos 13:9.  Véase 2 Pedro 3:18.

4. Gracia es la influencia libre de Dios operando en las vidas de pecadores inmerecidos.

5. Gracia es un atributo de Dios, Salmo 112:6.  Véase Joel 2:13; 1 Pedro 5:10; Juan 1:14; Hebreos 10:29.

6. Es un "don" o "regalo" de Dios, Sant. 4:6; Juan 1:16.

7. Pablo mostró la diferencia entre "gracia" y la "ley en Romanos 4:16; 5:20; 6:14, 15; Gálatas 2:21; 5:4.

8. Gracia no anula las demandas morales de la ley de Dios, sino cumple la rectitud de aquella ley, Romanos 3:31;  5:21; 6:1, 2, 14, 15.

9. Hay dos extremos a ser evitados en este asunto de la gracia de Dios:

(1) Ten cuidado a no anular la gracia por usando el legalismo, Gálatas 2:21.

(2) Ni a corromperla por desenfreno, Judas 4.

II. Hay dos clases de gracia:

1. Gracia "común", lo que es dado a la humanidad en general.  Lo que refrena la expresión llena de pecado, que impone represión en la conducta del hombre, Mateo 5:45.

2. Gracia "especial", o sea, la gracia salvadora, una obra irresistible de Dios que libra el pecador de la pena y poder de pecado por una obra interior hecha por el Espíritu Santo. (De adelante en esto estudio cuando usamos la palabra "gracia" estamos hablando de la "gracia especial" o sea, la "gracia salvadora")

(1) La gracia salvadora reine, Romanos 5:21.

(2) La gracia salvadora salva, Romanos 8:29, 20.

(3) Cada paso del proceso de salvación es controlado por aquella "gracia especial", 1 Corintios 1:4; 2 Corintios 6:1; Gálatas 2:21.

(4) La gracia es eficaz, que siempre produce el resulto entendido.

  A. La enseñanza de una "salvación fácil" niega aquella "gracia eficaz".  La "gracia" descrita por tal enseñanza no lleva a cabo su propósito siendo que las partes más importantes de salvación: el arrepentimiento, el rendir, y la santidad, aspectos opcionales de la experiencia cristiana, son dejado al individuos, no el Espíritu Santo.

III. Gracia soberna.  Claro el soberanía de Dios es el  punto principal en esta controversia porque, después de todo,  es Dios que ofrece la salvación.  Igual con la redención, es 100 por ciento Su obra.  Por eso Dios es soberano totalmente en el ejercicio de Su gracia.  Dios no es sujetado a la voluntad humana, Romanos 9:15, 16.

1.  ¡Entiéndame bien! Pecado no es inactivo en el proceso de salvación, ni la gracia soberana hace fuerza que el pecador ha de creer contra su voluntad.  La gracia no es una coerción, sino una transformación del corazón.  La gracia hace el pecado a confiar completamente en la obra final de Jesucristo y luego a obedecerle.

2. Las Escrituras hacen claro que cada aspecto de la gracia de Dios es soberano.

(1) Dios supo de antemano y predestinó quien será elegido, Romanos 8:29.

(2) Dios llama el pecador a Él, Romanos 8:30.

(3) Dios atrae aquella alma a Jesucristo, Juan 6:44.

(4)  Es Dios que realiza el nuevo nacimiento, Juan 1:13; Santiago 1:18.

(5) Es Dios que ortega el arrepentimiento, Hechos 11:18.

(6) Es Dios que ortega la fe salvadora, Romanos 12:3; Hechos 18:27.

(7) Es Dios que justifica (declara correcto) el pecador, Romanos 3:24; 8:30.

(8) Es Dios que causa los redimidos a hacer "buenas obras", Efesios 2:10.

(9)  Es Dios que glorifica el creyente, Romanos 8:30.

  A. En ninguna parte del proceso de salvación es la gracia de Dios frustrada por una falla humana, ni es dependiente en méritos humanos, ni es dominada por esfuerzos humanos, Romanos 8:30-32.

  B. No hay nada en el pecado que desea una relación con Dios o es capaz a responder en fe, Romanos 3:10-18.

IV. "Porque por gracia sois salvos", Efesios 2:8.

1. En el Libro escrito a la asamblea de Efeso el punto central de Pablo es la soberanía de Dios en la salvación de los elegidos.  En el capítulo uno:

(1) Dios los escogió, v. 4.

(2) Dios los predestinó, v. 5a.

(3) Dios garantizó su adopción, v. 5b.

(4) Dios los otorgó Su gracia, v. 6.

(5) Dios los redimió, v. 7a.

(6) Dios los perdonó, v. 7b.

(7) Dios los otorgó Sus riquezas de Su gracia, v. 7c, 8.

(8) Dios los reveló Su voluntad, v. 9.

(9) Dios los dio una inherencia, v. 11a.

(10) Dios los garantizó la glorificación, vs. 11b, 12.

  A. En suma véase Efesios 1:3.  Todo de esto es la obra de la gracia soberana de Dios, hecho, no porque hubo algo bueno en el pecador, sino "...según el puro afecto de Su voluntad....", vs. 5, 9, 11.

2. El foco en estos versículos es en la obra de Dios a salvar el pecador porque no hay obras humanas a ser consideradas, Efesios 2:8, 9.

3. Los versículos de Efesios 2:1-10 describen nuestro pasado, presente y futuro como creyentes en Cristo Jesús:

(1) Que éramos, vs. 1-3.

(2) Que somos, vs. 4-6, 8, 9.

(3) Que seremos, vs. 7, 10.

4. Este pasaje es como un folleto de salvación:

(1) La salvación es de pecado, Efesios 2:1-3.

(2) La salvación es por amor, v. 4.

(3) La salvación nos da vida, v. 5.

(4) La salvación es para la gloria de Dios, vs. 6, 7.

(5) La salvación es por fe, vs. 8, 9.

(6) El propósito de salvación es a producir "buenas obras, v. 10.

V.  Salvación es de pecado, Efesios 2:1-3.  Aquí podemos ver la depravación total y la condición perdida del pecador, Romanos 6:23.

1. Los que viven aparte de Dios son los ingratos muertos, son cadáveres espiritualmente, incapaces a entender la gravedad de su situación, son sin vida, 1 Timoteo 5:6.

2. La depravación total no quiere decir que cada persona es corrupta y mala.  Lo quiere decir que la raza humana es corrupta en cada manera y que el pecado ha tocado cada aspecto de su ser.  Por eso, todos son muertos espiritualmente, véase Efesios 2:2; 1 Juan 5:19.

(1)  Satanás es su príncipe, Juan 12:31.

(2)  Satanás es su padre, Juan 8:44.

(3)  Son hijos de ira, Efesios 2:3.

(4)  No son "hijos de Dios" hasta que han sido nacido de nuevo, Romanos 5:10; 8:7; Santiago 4:4.

3.  El propósito del Espíritu Santo en Efesios 2:1-3 no es a mostrar como viven los incrédulos, sino a recordarnos como el creyente vivió antes de su salvación.

4.  Salvación es por el amor de Dios, Efesios 2:4, 5.

(1)  Todo el mundo merece el castigo eterno en el Lago de Fuego, pero Dios ha elegido unos a ser salvos y nadie sería salvo aparte de la gracia soberano de Dios.

(2)  Lo que guarda el pecado a ser reconciliado a Dios, no es la falta de misericordia de Dios sino el pecado en su vida.

5.  Salvación da vida, Efesios 2:5.  La transacción salvadora comienza el momento que Dios da vida espiritual al pecador muerto.  Tal persona no puede hacer nada porque es pasiva, Juan 6:44.

(1)  Pero, a ser nacido de nuevo el creyente ya tiene vida de Dios, Romanos 6:4.

(2)  En tal momento el creyente desea cosas espirituales, 1 Corintios 2:10-16.

(3)  Ha llegado a ser participante de la naturaleza divina, 2 Pedro 1:4.

(4)  Busca las cosas de arriba, Colosenses 3:2.

6.  Pero, esta vida nueva, está en Cristo Jesús, Efe.2:6.

(1)  Él es nuestra vida, Colosenses 3:4.

(2)  Vivimos con Él, Romanos 6:8b.

(3) Vivimos en la semejanza de Su resurrección, Romanos 6:5.

(4)  Él vive en nosotros, Gálatas 2:20.

7.  Salvación es para la gloria de Dios, Efesios 2:6, 7.

(1)  Tiene un propósito, Romanos 9:23.

(2) Produce nuestra ciudadanía en los cielos, Filipenses 3:20; Efesios 2:19.

(3) Ya no somos hijos de ira, sino hijos de Dios, Juan 1:12; 1 Juan 3:1.

(4)  Como pecadores estuvimos bajo el reino de pecado y de la muerte, Efesios 5:2, pero ya somos seguidores de Jesucristo.

(5)  Fuimos "hijos de ira", Efesios 2:3, e "hijos de desobediencia", v. 2, pero ahora estamos vivos en Cristo Jesús, Efesios 2:5, 6.

(6) El último propósito de Dios en la salvación de pecadores es a exultar Su gracia soberana, Efesios 2:7.

VI.  Salvación es por fe, Efesios 2:8, 9.  La fe es nuestra respuesta, no la causa, de salvación siendo que salvación es un don de Dios.

1.  La fe es el don gracioso de Dios, Juan 6:65.  Véase Hechos 3:16; Filipenses 1:29; 2 Pedro 1:1.

2.  Salvación "no es por obras", Efesios 2:9.  No debe contrastar "fe" con "arrepentimiento", ni "fe" versus "compromiso", ni "fe" versus "entrega".  El contraste es entre gracia divina y el mérito humano.

3.  Es decir, que ninguna fuerza humana puede producir la salvación de su alma del infierno, Romanos 3:20; Gálatas 2:16.  Véase Rom. 3:27; 4:5; 1 Corintios 1:31.

VII. Salvación genuina producirá "buenas obras", Efesios 2:10.

1. Las obras humanas no tienen ninguna parte para ganar salvación, pero son esenciales si el creyente ha de vivir la vida cristiana, 2 Corintios 9:8; Tito 2:14.  (Continuará)

 

La Fe....Las Obras, IV

TEMA: La Necesidad A Predicar Arrepentimiento.

LECTURA:  Lucas 13:1-5

INTRO: ¿Sabe que la Gran Comisión demanda que predicamos el arrepentimiento?  Véase Lucas 24:47.  Leyendo el Libro de Los Hechos de los Apóstoles uno puede ver que el mensaje de la primera asamblea contenía arrepentimiento.  Las Escrituras son claras:  Arrepentimiento es el quid de las Buenas Noticias.  Si uno no está predicando el arrepentimiento, no es predicando el evangelio.  Hermanos, si fallamos a volver los pecadores de su pecado, no estamos comunicando las Buenas Noticias como los apóstoles hicieron.

      Hoy, en vez a exhortar el pecador a dejar su pecado, el llamamiento solamente es a "recibir a Jesucristo".  Tal llamamiento hace el pecador soberano y pone Jesucristo a su disposición.

I. Arrepentimiento es el debate entre salvación por la señoría de Jesucristo y una "salvación fácil".

1. El arrepentimiento es algo interior.  Si es genuino pida a Dios a perdonar el pecador y a entregarle del cargo de pecado y del juicio final, Lucas 18:13.

2. El arrepentimiento no es una reformación de su comportamiento; sino un cambio de corazón con propósito que resulta en un cambio de conducta.

3. Como la fe, el arrepentimiento tiene ramificaciones intelectual, emocional y volitivo:

(1) Intelectual:  un cambio de vista, una reconocimiento de pecado implicando culpa personal.

(2) Emocional: un cambio de sentimiento que manifiesta sí mismo con dolor para pecados cometidos contra el Dios Santo, Santo, Santo.

(3) Volitivo: un cambio a propósito, un volviendo interior de pecado, una disposición a buscar el perdón y la limpieza.

II. El arrepentimiento en las Escrituras:

1.  Una peña por sus pecados no produce el arrepentimiento, Mateo 27:3.  Tampoco es penitencia, una actividad hecha para obtener perdón.

2. El arrepentimiento no es solo un asunto intelectual.  Sí, Judas "cambió su mente" pero no dejó su pecado.  El arrepentimiento no es un cambio mental, sino un cambio de corazón.  Es una respuesta interior, no una actividad externa.  Si es genuino sus frutos serán evidente, Lucas 3:8.

3.  A veces se dice que el arrepentimiento y la fe son como los dos lados de una moneda, ya aquella moneda se llama "conversión".  La persona arrepentido deja el pecado y viene a Jesucristo y la fe le abraza como la única esperanza de salvación.

4.  La fe y el arrepentimiento son conceptos distintos, pero no pueden ocurrir independidamente uno del otro, no es posible a separarlos, Isaías 55:1-13.  En estos versículos podemos ver los dos "lados de la moneda":

(1)  La fe, v. 1.

(2)  La aceptación, v. 2.

(3)  La atención, v. 3.

(4)  La buscada, v. 6.

(5)  El arrepentimiento, v. 7.

III. El arrepentimiento en los cuatro Evangelios:

1. Los oponentes de la salvación que reconoce la soberanía de Jesucristo dicen que el arrepentimiento no se halla en los Evangelios.  Pero el tema del arrepentimiento está tejido en toda de la textura, aunque la palabra no se usa.

(1) Es sugerido en Juan 3:3, 5, 7.

(2) Es el punto de la ilustración del A.T. en Juan 3:14, 15.

(3) En Juan 4:28, 29 aquella mujer se arrepintió.

(4) Es implicado en Juan 3:14-21; 10:26-28; 12:24-26.

2. Decir que en el Evangelio de Juan la salvación llamó por una fe que excluyó el arrepentimiento es un error porque aunque Juan no usó la palabra como verbo, los verbos que él usó son aun más fuertes. Vamos a ver que aquel creyente verdadero:

(1)  Amó la luz, Juan 3:9.

(2)  Vino a la luz, 3:20, 21.

(3)  Obedeció la luz, 3:36.

(4)  Practicó la verdad, 3:21.

(5)  Adoró y el espíritu y en la verdad, 4:23, 24.

(6)  Honró a Dios, 5:22-24.

(7)  Hizo buenas obras, 5:29

(8)  Amó a Dios, 8:42.

(9)  Siguió a Jesús, 10:26-28.

(10)  Guardó los mandamientos, 14:15.

  A.  Todos de esto textos presuponen el arrepentimiento, el compromiso y la obediencia.  Juan tuvo cuidado en su descripción para mostrar que una conversión genuina era un cambio de posición completa.

3. El Evangelio de Juan muestra que es el ministerio del Espíritu Santo de Dios a convencer el pecador de su pecado, Juan 16:8-11.

4. El arrepentimiento es sostenido en todos de los escritos de Juan siendo que el sujeto es entendido, no explicado.  Juan mostró que Jesucristo es Dios, 1:1-18; 5:18; 12:37-41 y los lectores entienden esto.  Por eso, si Jesucristo es Dios, tenemos que recibirle como Dios, Juan 1:12 y nuestro primer deber es a venir a Él en el arrepentimiento, Lucas 5:8.

IV. El arrepentimiento fue el tema en la predicación de los apóstoles.

1. Pedro concluyó su mensaje aquel día de la fiesta con un llamamiento a arrepentirse, Hechos 2:36-38.  No hubo una mención de "fe" porque "la fe" fue implicada en el llamamiento, Hechos 10:41-48.

2.  Hay algo parecido en Los Hechos 3:19.

3. En Los Hechos 11:18 es obvio que aquella asamblea de Jerusalén entendió que el arrepentimiento es necesario para ser salvo.

4. En Los Hechos 16 no hay mención del arrepentimiento, pero nótese que el carcelero entendió el costo de ser creyente en el Mesías, 16:23, 24 y muy obviamente fue preparado a dejar su modo de vida.  Pero a oír las Buenas Noticias se arrepintió y aceptó a Jesucristo como su Salvador, vs. 33, 34.

5. No debemos olvidar la predicación de Pablo en Los Hechos 17:30; 20:20, 21; 26:19, 20.  (continuará)

Abominaciones

Por:Adda Velez

TEXTO: Levíticos 18:26

INTRO: Al leer la Palabra de Dios, -la Biblia- y apreciar cantidad impresionante de advertencias que Dios hace a su Pueblo, para que no se contaminen y sean arrojados delante de la presencia de Dios, y no sean vomitados de la boca de Jesucristo, me afirmo en la convicción que No es la voluntad de Dios que nosotros nos perdamos, su pueblo adquirido a precio de Sangre.  Dios nos dejó Su Palabra para no morir por falta de conocimiento.  Esa misma Palabra de Dios es la que Satanás usa para destruir a los hijos de Dios.  Es como si Satanás hubiera tomado las Escrituras que hablan de abominación para Dios, y las hubiera usado para elaborar un plan de destrucción en contra de la humanidad:

"Además, no tendrás acto carnal con la mujer de tu prójimo, contaminándote con ella" Levíticos 18:20

En esta escritura, como en muchas otras, Dios nos alerta en contra del adulterio. El adulterio es tener relaciones con personas fuera del matrimonio.

También se aplica a los solteros que tienen relaciones con mujeres casadas. Hoy en día está establecido por la sociedad el adulterio dentro del trabajo, entre compadres, entre amigos o entre hermanos. Ya mucha gente se ha acostumbrado tanto al pecado que no lo ven mal, el adulterio ya es permitido y aceptado por la sociedad moderna, pero No es aceptado por Dios. Es muy claro: el adúltero(a) se contamina, y el contaminado por el pecado es arrojado de la presencia de Dios. Satanás está detrás de todo adulterio.

"No te echarás con varón, como con mujer, es abominación" Levíticos  18:22-20

La Palabra de Dios nos dice que es abominación delante de Dios el homosexual. Dios es Claro: el homosexual es varón con varón sexualmente o mujer con mujer.  Las personas que creen que han nacido homosexuales, o que el ser "gay" o "lesbiana" es una opción aceptable para la sociedad moderna son víctimas del engaño evidente del enemigo de Dios: Detrás de la homosexualidad está Satanás el que siempre corrompe la creación de Dios, el que quisiera que todos  fuésemos abominables para Dios.  Si tu crees que naciste homosexual, o que tienes tendencias homosexuales, lee las escrituras: El Señor Dios del Universo no creó medias tintas.  La Palabra de Dios dice que varón y hembra nos creó.

"Ni con ningún animal tendrás ayuntamiento amancillándote con él, ni mujer alguna se pondré delante de animal para ayunarse con él; es perversión." Levíticos 18:23.

Ayuntar significa tener relaciones sexuales. Tenerlas con animales es cosa común en algunos lugares, en los que los varones a falta de mujer se echan con chivas, cabras u otro animal que está a la mano.  También dentro de la gran abominación que es la pornografía, explotan el sexo entre mujeres y animales, logrando el autor del engaño pervertir y separar a las personas de Dios, tanto el que lo practica, como el que por sus concupiscencias carnales recibe toda esa contaminación, para ambos su única esperanza de Salvación es Jesucristo.

Amancillar significa manchar, contaminar.  Detrás de esta abominación está Satanás, que siempre quiso y querrá separarnos de Dios por medio del pecado.

"No se volverán a ídolos, ni harán para ustedes dioses de fundición. Yo Yahvé vuestro Dios". Levíticos 19:4.

La idolatría es la adoración de los ídolos. Un ídolo es una imagen que por fe representa a una falsa divinidad. Antes de Cristo, la mayoría de las culturas eran idólatras.  Aún el pueblo hebreo, a quien van dirigidas todas las leyes de conducta y buenos principios en los libros del Pentateuco, cayeron en la tentación de adorar a un becerro de oro.  Todo esto fue luchado y combatido por siervos de Dios como Moisés, David y Salomón.  El idólatra no puede concebir la divinidad de Dios sin alguna representación física. Nuestro Dios no necesita representación física alguna, pues su poder y presencia en nuestra vida es manifiesto.  La idolatría es otra abominación de Dios, y detrás de todo ídolo hay un demonio, un representante de Satanás quien siempre ha querido reducir a Dios a un pedazo de madera, de yeso o de fundición.

"Y no harás rasguños en tu cuerpo por un muerto, ni imprimiréis en ustedes señal alguna". Levíticos 19:28

Otra de las obras de Satanás en contra de la creación de Dios, que es evidente y que muchos portan, es el tatuaje, según el diccionario: "Imprimir en la piel humana dibujos indelebles hechos con una aguja y una materia colorante".  Desde las épocas inmemoriales, los pueblos paganos se marcaban la piel con tatuajes o quemaduras que para ellos representaban la edad adulta, la madurez o la fortaleza física.  Ellos  por ignorantes hacían un tatuaje en su cuerpo, pero nosotros que contamos con la Biblia como lámpara de nuestros pies, no debemos tatuarnos, pues esto es abominación en contra de Dios, y también es una "idea" cuyo autor es Satanás para "marcarnos" tal y como dice la escritura que no hagamos. El tatuaje también es una señal de estos tiempos. Solo Jesucristo en nosotros puede "borrar" las consecuencias espirituales de los tatuajes, pero las consecuencias físicas son indelebles.

"Y no traerás cosa abominable a tu casa, para que no seas anatema; del todo la aborrecerás y la abominarás, porque es anatema". Deuteronomio 7:26

Todas las cosas que sabemos son abominables para Dios, no debemos meter en nuestra casa: un ejemplo sencillo, sabemos que Dios abomina los pecados sexuales, y nosotros metemos a nuestra casa pornografía, a manera de revistas o fotos. Si eso hacemos estamos contaminando nuestra casa, y estamos siendo anatemas delante de Dios. Y toda nuestra casa al contaminarse nos influye a nosotros en las decisiones, nos sentimos oprimidos y sentimos que Dios no nos escucha. Es cierto: hay algo que contamina y Dios no puede estar ahí pues es luz y pureza, no es contaminación: Satanás contaminará el corazón de la tercera parte de los ángeles, y esto fue lo que los apartó de Dios. Si tu, después de saber la verdad continúas contaminándote y contaminando a los demás puedes estar seguro(a) que vienen cosas terribles por haber permitido que Satanás te engañara y te separara de Dios.  Pero si te arrepientes y limpias tu casa de contaminaciones, Dios es grande y misericordioso para perdonarte y enderezar tu camino.

"No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero,  ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos. Porque es abominación para con Yahvé cualquiera que hace estas cosas" Deuteronomio 18:1-12, Levíticos 17:7

Satanismo se describe como maldad, perversidad satánica, y sabemos que todas las abominaciones provienen de Satanás:  El satanismo practica el sacrificio humano, la adivinación, el agorero es aquel que adivina por agoreros, señales de la naturaleza, agüeros, acuerdos.  Los sortilegios son adivinaciones por medios supersticiosos, maleficios o hechicerías, encantadores de "serpientes", adivinos o magos son abominación para Dios.  Hay corrientes "espiritualistas" que consultan a los muertos y creen que verdaderamente actúan en el nombre de "Jesús".  No se engañen. Dios no es hombre para arrepentirse de su propia ley, y Jesucristo no vino a romper la ley, sino a cumplirla. Todo el que practica estas cosas es satánica, y todo de Satanás está separado de Dios por medio de sus pecados.

"Porque la vida de la carne en la sangre está, y yo os la he dado para hacer expiación sobre el altar por sus almas; y la misma sangre hará expiación de la persona. Por tanto, he dicho a los hijos de Israel: Ninguna persona de ustedes comerá sangre, ni el extranjero que mora entre ustedes comerá sangre." Levíticos 17: 11 y 12

El vampirismo es una creencia popular en personas que "chupan" la sangre de los incautos. Pero la realidad terrible es que existen grupos que se denominan vampiros, reales, no imaginarios, que son una rama del satanismo, y que en realidad beben sangre, cosa que es prohibida por Dios, y que tiene su origen en la rebeldía superlativa que caracteriza a Satanás y todo aquel que practica el satanismo y el vampirismo; Solo la sangre de Jesucristo puede romper todo pacto satánico que se haya hecho por ignorancia. Y solo la Sangre de Jesús puede limpiarnos de todo lo malo, no para que la bebamos sino para que recurramos a la sangre siempre que necesitemos ser limpiados y expiados de nuestros pecados: No hay otro nombre: Solo por medio de la Sangre de Jesús.

"No vestirá la mujer traje de hombre, ni el hombre vestirá ropa de mujer; porque abominación es a Yahvé cualquiera que esto hace." Deuteronomio 22:5

Otro de los disfraces de Satanás, que llama a lo malo bueno, y a lo bueno malo, es el actualísimo "transvestita" o transvestismo.  Los hombres que se visten de mujeres,  los afeminados y las mujeres que se visten como hombres, los marimachos, son abominación para Dios.  Que quede claro: yo no estoy levantando juicio en contra de ellos: estas personas estarán delante del trono del juicio algún día y de todas estas abominaciones tendrán que dar cuenta.  La sociedad actual está en lucha tratando de que en el ámbito legal, sean aceptadas estas abominaciones, queriendo definir el género no como el sexo con el que naciste, sino lo que tu crees que eres, independientemente de la biología del cuerpo. Todo esto es parte de la abominación desoladora de la que hablan los profetas, y de la que nos habló Jesucristo: es realidad, lo estamos viviendo: JESUCRISTO ESTA A LAS PUERTAS.

"Santificaos, pues y sed santos, porque yo Yahvé soy vuestro Dios. Y guardad mis estatutos, y ponedlos por obra. Yo Yahvé que os santifico." Levíticos 20:7-8

"Si anduvieres en mis decretos y guardares mis mandamientos, y los pusieres por obra, yo daré tu lluvia a tiempo,  y la tierra rendirá sus productos, y el árbol del campo dará su fruto." Levíticos 26:3-4

Amados, estas promesas se aplican tanto al nivel económico, material, físico, como en el ámbito espiritual. Si tu sientes que tu ministerio está estancado, pero practicas algunas de estas cosas que son abominación para Dios, ahora ya sabes porque tu ministerio no da frutos: Arrepiéntete, di no a todas estas cosas, reprende a Satanás de tu vida y ministerio, y santifícate en la sangre de Jesús. Guarda todas las cosas que el Señor nos enseñará y que se confirman con la palabra de Dios, y no peques más.  Entonces, tu tierra rendirá sus productos, y tu árbol dará

frutos.  (fin)

 

Preguntas y Argumentos más Frecuentes sobre la Salvación

1. ¿Puedo salvarme por medio de mis buenas obras? Ef. 2:8-9; Tito 3:5; Ro:4:4-5.

2. ¿Qué consecuencia hay por no creer en Jesús? Juan 8:24; 2 Tes. 1:7-9

3. Otro día recibiré a Jesús como mi salvador,  Jn. 8:21; 2 Tes. 1:7-9; 2 Cor. 6:2.

4. Yo no soy tan malo,  Rom. 3:10-12; Rom. 3:23

5. Soy una buena persona. No hago mal a nadie. Rom. 3:10-12; Rom. 3:23

6. No soy pecador,  Rom. 3:23; 1 Juan 1:10.

7.  Dios no me ama, Jn. 3:16; Is. 53:5; Ga. 3:13; 1 Pe. 2:24.

8. Dios es amor. No manda a nadie al infierno. Heb. 9:27; Ap. 20:11-15; Ap. 21:8.

9. ¿Existe la reencarnación? Heb. 9:27.

10. No he cometido grandes pecados. Mt. 22:37-38; Santiago. 2:10.

11. Yo dejo mi pecado cuando quiera, Juan 8:34.

12. Estoy en paz con mi vida,  Isaías 57:21.

13. Estoy en paz con Dios,  Isaías 57:21; Heb 10:28-29; Jn. 3:36.

14.¿Qué debo hacer para ser salvo?  Mr. 1:15; Juan 14:6; Hechos 16:31.

15. ¿La salvación se pierde? Juan 10:28-29; 1 Cor. 3:15.

16.  Soy un gran pecador, 1 Tim. 1:15

17. Estoy perdido y no tengo remedio,  Lucas 19:10

18. He cometido homicidio y Dios no me perdonará.  Isaías 1:15-18; Mt. 9:12-13.

19. La vida cristiana es muy difícil de llevar y no permaneceré,  1 Pe 1:5; Jn.10:28-29; 2 Tim. 1:12; Judas 24

20. ¿Y si vuelvo ha ser tentado? 1 Cor. 10:13.

21. Soy muy débil y no podré mantenerme firme,  2 Cor. 12:9-10; Isaías 40:29-31.

22. No podré dejar las costumbres y los malos hábitos, Fil. 4:13; Juan 8:36.

23. ¿Necesito dejar mi pecado para recibir a Cristo? Mt. 9:12-13; Mr. 2:17.

24.  Si me hago cristiano, ¿seré perseguido? Mt. 5:11-12.

25. No puedo dejar mis negocios o empleo para ser cristiano Marcos 8:36; Mt 6:32-33.

26. No puedo dejar mi modo de vida para ser cristiano Marcos 8:36.

27. Para ser cristiano debo dejar demasiadas cosas,  Marcos 8:36; Fil. 3:7-8; Salmo 16:11.

28. Si me hago cristiano, ¿tengo que dejarlo todo? Salmo 84:11; Rom. 8:32.

29. Lo que tengo que dejar es de mucho valor,  1 Juan 2:16-17.

30. La vida cristiana es demasiada dura, Mt. 11:30; Prov. 3:17; Salm. 16:11; 1 Jn.5:3.

31. ¿Es más difícil la vida cristiana que la no cristiana? Jn. 10:10; Prov. 13:15; Mt.11:28.

32. Perderé a mis amigos si acepto a Cristo,  Pr 17:17; Pr.13:20; Jn. 15:13-15.

33. Tengo un corazón muy duro,  Ez. 11:19; Jer. 23:29.

34. No puedo creer,  Ef. 2:8; Rom. 10:17.

35. Dios no me recibirá. He pecado demasiado, Juan 6:37; Is. 1:18; Lc. 18:10-14.

36. He cometido el pecado imperdonable,  Hechos 7:51; Juan 16:7-11; Juan 3:16-18,36; Juan 6:37-40.

37. Ya es tarde para mí,  2 Cor. 6:2; Lc. 23:39-43.

38. Dios es injusto y cruel Rom. 9:20; Is. 55:8-9; Rom. 3:23-26.

39. ¿Me salvaré si cumplo los mandamientos? Gal. 2:16; Gal. 3:10-11; Gal. 2:21.

40. Debo guardar el sábado para salvarme, Tito 3:5; Col. 2:16; Gal. 2:16.

41. Debo dejar de comer ciertos alimentos para salvarme, Ef 2:8-9; 1 Tim. 4:1-5; Rom. 14:14; 1 Cor. 8:8; Col. 2:16.

42. He tratado de ser cristiano,  Ap. 3:20; 1 Ju. 5:11-13.

43. ¿Todos somos hijos de Dios? Juan 1:12.

44. ¿Existe otra manera para ir al cielo? Juan 14:6; Hechos 4:12; Ro 2:16.

45. Tengo otro mediador o intercesor para con Dios, 1 Timoteo 2:5.

46. Siento que soy salvo o que iré al cielo, Jeremías 17:9; Num. 23:19; Juan 5:24.

47. Es cierto que tengo una vida de pecado, pero sé que soy salvo,  1 Cor. 6:9-10; 1 Jn. 2:29; 1 Jn. 5:4-5; Jn. 8:36,47; 2 Jn. 9; Tito 1:16.

48. Tengo una religión y cumplo con ella. Esto me salvará,  Hech. 4:12; Jn.14:6; Jn.10:1;Tito 3:5.

49. Nadie sabe si irá al cielo cuando muera.  1 Juan 5:11-13; Jn.5:24.

50. El infierno no existe,  Ap 21:8; Lucas 16:19-31.

51. Dios no existe,  Salmo 14:1

52. ¿Por qué hay gente que no cree en el evangelio? 2 Cor. 4:3-4.

53.  Si Dios es bueno, ¿Por qué existen las guerras y las injusticias? Santiago 4:1; Gal. 6:7-8.

54. ¿Es Jesús el único y verdadero Dios? Jn. 1:1; 1 Jn.5:20.

55. ¿Existe la trinidad? 1 Juan 5:7.

56. ¿El Antiguo Testamento habla de Cristo? Isaías 53; Jn. 5:39.

57. ¿Hay alguna cita que hable en contra de la evolución? Gen.1:1; Salmo 100:3.

58. Si alguien viene del más allá, entonces creeré,  Lucas 16:31.

59. Si veo algún milagro o algo sobrenatural creeré, Lucas 16:31.

60.  Millones no pueden estar equivocados,  Mt. 7:13-14

61. Tengo muchas razones para no aceptar a Cristo,  Juan 5:40. (fin)

 

El Diccionario Dice:

Imputación: Atribuir a otro una culpa, delito o acción.  Algunos aspectos de esta doctrina en el N.T. son los siguientes: 

La imputación del pecado de Adán a su posteridad.

La imputación a Jesucristo de los pecados del hombre.

La imputación de la justicia de Jesucristo al creyente.

Véase Génesis 2:3; Romanos 3:24; 5:15, Gálatas 5:4; Tito 3:7; 1 Pedro 2:24. (fin)

 

El Sábado....El Domingo (adaptado)

      Jesús guardaba el sábado porque Él nació bajo la ley para cumplir las demandas de ella,  (Gálatas 4:4-5).  El Señor Jesucristo voluntariamente se hizo a sí mismo un siervo, nacido bajo la ley mosaica para que redimiera a los pecadores de la maldición y esclavitud de la ley, para que entraran la libertad eterna de ser un hijo. 

En Mateo 5:17-20, Jesús nos enseña que la demanda de la ley es la perfección.  Cristo vino no para abrogar la ley, sino para cumplirla, y lo hizo.  Jesús estuvo bajo la ley a fin de que nosotros no estuviéramos bajo ella.

Nadie puede probar que el apóstol Pablo ni las primeras asambleas guardaban el sábado.  Los Adventistas del Séptimo Día lo enseñan como un hecho, pero no es así.                                                     Es cierto que Pablo iba a las sinagogas en el sábado para predicar a los judíos allí reuniéndose, pero no significa que conscientemente guardaba le ley sabática de Moisés.         En cambio, Pablo testificó así sobre el sábado, (Colosenses 2:16).

Por lo tanto, el apóstol Pablo enseñaba que guardar el sábado no era obligatorio para los creyentes del Nuevo Testamento.  Guardar o no guardar los días santos es un asunto individual de la libertad cristiana. (Romanos 14:5).  Por supuesto, el apóstol inspirado no se hubiera contradicho en sus propias enseñanzas.

Según la Palabra de Dios, la razón por la que Pablo visitaba las sinagogas en el sábado era para predicar el evangelio.  Después de su conversión, el peso de su corazón era predicar sobre Cristo a su propio pueblo, a los israelitas.  Por lo tanto, iba a donde se reunían, (Hechos 13:14-44; Hechos 16:13-14; Hechos 17:2-4; Hechos 18:4).  "Y Pablo, como acostumbraba, fue a ellos, y por tres días de reposo discutió con ellos."

El hecho de que Pablo fuera a las sinagogas en el sábado no es una prueba de que guardaba el sábado conscientemente, así como el que el fuera a las fiestas no es una prueba de guardar las leyes de las fiestas.  No se sentía confinado porque era libre en Cristo.  Sin embargo, como el ganador de almas que era, iba a testificarles de la libertad que había encontrado en Cristo Jesús.

Hay mucha evidencia en la Palabra de Dios y en otros libros históricos de que los cristianos primitivos, desde el día de los apóstoles, se reunían y adoraban en el primer día de la semana y no en el sábado.

  1.   En domingo, Cristo resucitó de entre de los muertos el primer día de la   semana,  (Marcos 16:9)

  2.  En domingo, Cristo se les apareció a sus discípulos, (Marcos 16:9-14)

  3.  En domingo, Jesús bendijo a sus discípulos, (Juan 20:19)

  4. En domingo, Jesús les impartió a sus discípulos el Espíritu Santo,  (Juan   20:22)

  5.  En domingo, Jesús les dio a sus discípulos la Gran Comisión para predicar el evangelio al todo el mundo, (Juan 20:21; Marcos 16:9-15)

  6.  En domingo, Jesús ascendió al cielo,  (Juan 20:17, Lucas 24:36-39)

 7.  En domingo, los santos resucitaron de la tumba,  (Mateo 27:52-53; Efesios  4:8)

  8.  En domingo, por primera vez el evangelio del Señor resucitado fue  predicado,  (Lucas 24:34)

  9.  En domingo, nuestra salvación fue comprada y cumplida,  (Romanos 4:25)

10.  En domingo, descendió el Espíritu Santo,  (Hechos 2:1).  El día de  Pentecostés fue el día número cincuenta después del sábado que siguió a la  ofrenda mecida,  (Levítico 23:15-16).  Por eso, el día de Pentecostés era   siempre en domingo.

11.  En domingo, los cristianos se reunían a adorar a Dios,  (Hechos 20:6-7;   1Corintios 16:2).  El domingo es el día del Señor,  (Apocalipsis 1:10)

Desde aquellos días, la mayoría de los cristianos siempre se ha reunido el domingo, el día del Señor.  Lo han hecho en honor de la resurrección de su Salvador.  Cristo estaba en la tumba durante el sábado, y resucitó como el primogénito de los muertos en domingo. 

El sábado significa el último día de la creación vieja,  (Gen 2:2).  El domingo es el primer día de la creación nueva.

Evidencia Histórica Que Los Cristianos Primitivos Adoraban En Domingo:

    La Epístola de Bernabé (100 D.C.)--"Por lo tanto, también nosotros guardamos el octavo día con mucho gozo, es el día en que Jesús resucitó de la muerte."     

  La Epístola de Ignacio (107 D.C.)--"Y después de observar el sábado, que todo amigo de Cristo guarde el día del Señor como festivo, el día de resurrección,   el día más especial entre todos los días.  Los que antes se ocupaban de las cosas viejas han llegado a novedad de confianza, ya no más guardando los sábados, sino viviendo conforme al día del Señor, del cual depende nuestra  vida como resucitada a través de Él."

  Justino Mártir (145 D.C.)--"Pero el domingo es el día en que todos nosotros celebramos nuestra asamblea común, porque es el primer día de la semana y   Jesucristo, nuestro Salvador, en ese mismo día resucitó de la muerte."

  Orígenes (185-255 D.C.)--"El guardar el día del Señor es una de las señas de un cristiano perfecto."

  Clemente de Alejandría, Egipto (194 DC.)--"El, en cumplimiento del precepto,  según el evangelio, guarda el día del Señor...glorificando la resurrección del Señor en sí mismo."

  Tertuliano (200 D.C.)--"Nosotros dedicamos el domingo al regocijo.  Guardamos el día de la resurrección de nuestro Señor, dejando a un lado nuestros negocios mundanales."

  Irenaeus (155-202 D.C.)--"El misterio de la resurrección del Señor no puede ser celebrado en otro día que en el día del Señor..."

  Cipriano (250 D.C.)--"El octavo día, quiere decir, el primer día después del  sábado, y día del Señor."

  La Constitución Apostólica (250 D.C.)--"En el día de la resurrección del Señor, el día del Señor, se reúnen sin falla, dándole acción de gracias a Dios y alabándole por sus misericordias que les ha dado por medio del Señor  Jesucristo."

  Anatolio (270 D.C.)--"Nuestro honor es para la resurrección del Señor que sucedió en el día del Señor y que nos guía a celebrarlo."

  Victoriano (300 D.C.)--"En el día del Señor rompimos el pan, para no aparentar  guardar cualquier sábado con los judíos, el cual Cristo mismo, el Señor del   sábado, abolió."

  Pedro, Obispo de Alejandría (306 D.C.)--"Pero celebramos el día del Señor como un dia de gozo, porque en este, Cristo resucitó."  (fin)

 

      Esta revista es publicada como una obra de amor cristiano por los Nelson, James Alvino y su esposa de cincuenta años, Janet Eva.  Es enviada gratis cada mes a casi 2,000 predicadores en el mundo quien habla el español.  No hemos encontrado un corrector de pruebas. 

Hojas de Oro

304 Westfall Street, Beverly, Kansas 67423 EE.UU. (avión)

jnel@twinvalley.net