HojasDeOro

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis eficazmente por la fe..."

Año XXXI, No. 8  AGOSTO   2001

Respuesta A Una Carta: 

Hace unos días recibí una carta con varias preguntas de un "hermano".  Le contesté y en parte aquí están mis respuestas a sus preguntas:   

(1) ¿Qué textos de la Biblia fundamentan su conclusión de que el don de lenguas dejó de ser a partir de la formación del Canon del N.T.?

      "No necesitamos "textos" par probar que el don de lenguas terminó.  Pablo era el único de los discípulos que usó lenguas.  No hay ninguna mención de su uso en las demás de las epístolas.  Además de las instrucciones dadas por Pablo a la asamblea de Corinto, una carta crítica de su abuso de lenguas, no hay mención de tal cosa en las demás de las Escrituras.  Leyendo la historia de la asamblea de Jesucristo desde el principio uno no puede encontrar ninguna mención del uso de lenguas".

(2) ¿Cree usted que un pentecostal es salvo?

      "Yo no sé quien es salvo, sea pentecostal, bautista, católico romano, etc.  Usted tampoco.  El corazón del hombre es muy engañoso".

(3) ¿Cree usted que un bautista es salvo?

      "Yo soy un bautista no conformista y yo soy salvo, pero los demás, ¿quién sabe?  Siendo "bautista" no le da ventaje con Dios.

(4) ¿Por qué sostiene que cuando un creyente redimido muere va al "tercer cielo"?

      "Bueno, ¿A dónde va si no hay un "tercer cielo"?  El alma sigue viva.  Quizá usted sigue las falsas doctrinas de una paisana mía, Ellen White, quien enseñó el "soul sleep" (el dormir del alma).

(5) ¿Cuántos cielos hay?

      "Si usted ha leído las lecciones "¿Dónde Están Los Muertos?" en esta revista durante los meses pasados, usted puede ver con claridad lo que las Escrituras dicen.

(6) ¿Por qué menosprecia a los hermanos Pentecostales?

      "Yo no menosprecio a nadie.  Yo predico la verdad.  Si las Escrituras condenan falsedades, esto no es problema mío.  Pero, aunque una persona es miembro de una denominación hecha por hombres (o mujeres), si tal persona ha arrepentido de sus pecados, ha recibido a Jesucristo como su Salvador, él es salvo, es hermano mío, una vez y por siempre.  No importa cual organización que pertenece.  Pero debe salir de aquella organización que enseña doctrina errónea.

(7) ¿Cree ético nombrar a hermanos para atropellarlos, aunque pudieran estar equivocados?

      "Pablo nos instruyó y dio ejemplos a nombrar aquellos que han pecado.  Es mi deber a instruirlos a dejar sus "equivocaciones" y entrar donde hay la verdad.

(8) ¿Quiénes conforman el "cuerpo de Cristo"?

      "El "cuerpo de Cristo" es hecho de cada persona redimida.  Siendo miembro de una "iglesia" no indica salvación.

(9) ¿No ha pensado que podría existir otra forma de enseñar eficazmente sus convicciones sin que para ello tenga que estropear la imagen de sus hermanos en la fe?

      "Hay docenas, si cientos de publicaciones en existencia que no toma estancia contra pecado.  Son publicaciones a vender.  Nuestra publicación no se vende y con esto puedo yo enseñar la verdad.  Nadie tiene que leer esta revista.  Es mi deber a llamar a la atención de la gente sus errores.

(10) En verdad, ya que tanto le molesta el error, ¿ama de corazón a los "Testigos de Jehová"?  ¿Los aborrece? ¿Dice que "los ama en Cristo"?

      "Yo amo a todo el mundo, sin excepción, pero esto no me da razón a no corregirlos en sus errores.  En mi 76 años de vivir nunca he encontrado un "testigo" que ha arrepentido de sus pecados y recibido a Jesucristo como su Salvador.  ¿Cómo es posible a amar, con amor cristiano, un incrédulo?.  Amigo, el tono de su carta muestra una ignorancia grande de las Escrituras.  Dime, por favor, ¿cuántos años ha estudiado las Escrituras?  ¿De qué creencia es?  Espero su contestación."  (fin)

 

Nota: Si usted puede recibir esta publicación vía el Internet, por favor, avísame a:  jnel@twinvalley.net   El porte postal es difícil estos días.

 

Sabatismo, VII

Por J. Candeas  (Un estudio sobre unos de los errores de los Adventistas del Séptimo Día)

TEMA: La Muerte

INTRO:  Los sabatistas, al enseñar que el hombre no tiene alma sino que es un alma, cuando éste muere se ven obligados a dejarlo muerto en el sepulcro.  Ellos dicen que el hombre "duerme" en el polvo.  Para el sabatismo, la vida fuera del cuerpo no es posible porque, como ellos creen, el hombre es un alma.  Por lo tanto, la enseñanza de esta secta para la muerte es que, cuando el hombre muere, queda en el sepulcro "reposando", "durmiendo", porque la vida aparte del cuerpo no es posible.  Nosotros veremos lo que dice la Palabra de Dios al respecto, recordando primero que los ángeles no tienen cuerpo y ellos viven, no están "reposando" ni "durmiendo" jamás.

La Muerte Según La Biblia.  Cuando nosotros escudriñamos en la Palabra de Dios acerca de la muerte, nos encontramos con que en sus páginas se nos enseña que el hombre inconverso muere tres veces, y el creyente dos.  Y también aprendemos que en ninguna de estas dos o tres muertes el hombre deja de estar consciente.  Pasemos, pues, a meditar en estas tres muertes de que habla la Palabra de Dios:

1. La muerte espiritual.  Cuando la Biblia habla de esto no enseña que ella es la inconsciencia en el sepulcro.  Esta muerte tiene que ver con todos los seres que pueblan a tierra.  Cuando un niño está en la placenta unido a la madre por el cordón umbilical, ese niño está y muerto espiritualmente.  Cuando acaba de nacer o oímos su primer llanto, ese niño sigue muerto espiritualmente.  Y esto es así desde Adán cayó en transgresión en el Edén.

      Dios le había dicho al hombre que no comiera del árbol de la ciencia del bien y del mal, porque el día que de él comiera, le dijo Dios: "De cierto morirás", Génesis 2:17.  Más adelante vemos que Adán y Eva comieron del fruto prohibido y no quedaron inconscientes en ese momento, ni "reposaron", ni "durmieron" en el polvo de la tierra.  ¿Había mentido Dios?  No.  Ellos, cuando comieron, murieron en el acto.  Murieron espiritualmente. Génesis 3:6-8.  En esos versículos vemos que ellos, cuando oyeron a Dios, se escondieron de Su Presencia, y más tarde fueron expulsados del Paraíso, fueron echados de la Presencia de Dios.  Y en esto consiste la muerte espiritual: por causa del pecado, el hombre está separado de Dios, es enemigo de Dios, no ama ni entiende a Dios.  Está muerto espiritualmente.  No tiene vida para con Dios.  Todos los inconversos, pues, están muertos espiritualmente.  Véase Mateo 8:22; Juan 5:25; 1 Timoteo 5:6; Apocalipsis 3:1.

      Los creyentes, como los demás, también estaban muertos espiritualmente, hasta que el Señor los resucitó; Lucas 15:24; Efesios 2:1, 5.

2. La muerte física.

      La muerte espiritual la padece el hombre por causa del pecado.  Su alma está muerta espiritualmente.  No tiene vida para con Dios, no se relaciona con Él, no le ama y está separado de Él, pero no están inconscientes.

      La muerte física la padece al hombre por causa del pecado también, Romanos 5:12.  Y esta muerte no es el "dormir" ni el "reposar" en el sepulcro.  Esta muerte consiste en la separación del cuerpo y el alma.

      Pablo, en 2 Corintios 5:1-8, nos habla de la muerte presentando un cuadro en el que el hombre abandona su casa.  Pablo desea estar ausente del cuerpo.  Véase Filipenses 1:22-24; 2 Pedro 1:13-15; 1 Tes. 4:13, 14;

      En Marcos 8:17-21 el Señor está disputando con los saduceos, los cuales no creían en la resurrección.  El Señor les dice aquí que el problema que ellos tienen no existirá en la resurrección, porque entonces no habrá, como ahora, casamientos.  Y les insiste en que hay resurrección, porque Dios no es Dios de muertos sino de vivos.  Ahora bien, si por un momento las cosas fueran como enseñan los sabatistas.  Si la persona es un alma y ésta muere.  Si por un momento tan siguiera la persona está muerta, entonces Dios sería Dios de muertos y no de vivos.

      Lucas 23:39-43.  Junto al Cristo agonizante también esperaban la muerte otros dos hombres.  Uno de ellos alcanzado por la Gracia de Dios recibió la Fe, nació de nuevo y puso la confianza en Jesucristo, y Le pidió que le recordara en Su Venida.  Nótese las palabras que Jesús le dijo en v. 43.  Como vemos por estas palabras aquel hombre que iba a morir.  Ese hombre (su alma) se iba para el Paraíso y su cuerpo a la tierra.  Aunque rabien y se rasquen las vestiduras romanistas, russellistas y sabatistas, la verdad es que aquel hombre, en aquel mismo día, no se iría a ningún purgatorio inexistente, ni a ningún sepulcro a "dormir la siesta".

      Tanto russellistas como sabatistas dicen: "Que la coma (,) está mal puesta" que debe leer: "...que te digo hoy, que estarás...." Eso es violentar el texto.  No, mis amigos, las copistas pusieron la coma (,) en el lugar debido y el texto es correcto cuando leemos"...te digo, hoy estarás conmigo en el Paraíso..."

      Lucas 16:19-31.  tanto los sabatistas como los russellistas esgrimen argumentos humanos y sentimentaloides para desdecir la clara enseñanza del texto, en donde el Señor enseña:

 

(1) No es parábola, sino historia siendo que Jesús menciona al mendigo por su nombre porque Él conoce a Sus ovejas, Juan 10:1-4.

(2) El Señor pone un cuadro sencillo que cualquiera puede entender, como es esta historia humana.

(3) En ella enseña que el cuerpo muere y es enterrado.  Que la persona que estaba dentro del cuerpo no se queda con él "durmiendo la siesta", sino que va a su lugar de destino, el Sheol-Hades, en donde hay dos departamentos: uno de gozo y otro de sufrimiento.

3. La muerte segunda.

      La muerte segunda es la total, definitiva e irrevocable separación de la persona de Dios.  Los creyentes están exentos de esta.

      Los inconversos no han querido creer en Cristo Jesús, han vivido ignorando al Señor y rehusando aceptarle como su Salvador.

      La muerte segunda está detallada: Apoc. 20:11-15;  21:8; 2 Tes. 1:6-10.

      Esta separación total de Dios es un sufrimiento eterno, Mateo 25:41;  Apoc. 14:11; Lucas 16:23-25; Juan 5:29;

3. Usando textos con pretextos.

      Tanto sabatistas como russellistas suelen usar textos que en apariencia dicen cosas que luego, cuando se busaca y rebusca en toda la Palabra, vemos que los han interpretado mal.

      Cuando el hombre se aleja de Dios y no está controlado por Su Espíritu Santo, es inconsistente y contradictorio en sus expresiones y conducta.  (Continuará)

 

Nuestra Fe Pre-milenial, Parte I

(Lo que sigue son  partes de las lecciones escritas por Edison Loaiza (edisonloaiza@cantv.net) acerca de los errores de los Adventistas del Séptimo Día (ASD). 

INTRO:  En vista de la diversidad de criterios en un foro de apología (defensa) de la Sana Exégesis, en cuanto a los eventos futuros, algunos de los cuales están plagados de errores doctrinales, como por ejemplo ubicar que los redimidos pasando por los siete años de tribulación señalada en la septuagésima semana de la profecía de Daniel, con el propósito de respaldar un sistema legalista, superado por el reinado de la Gracia, se hace necesario presentar las bases de nuestra Fe Pre-milenial con el sano propósito de indicar que no se puede mezclar a Israel con la EKKLESÍA en el programa que Dios ha dispuesto en el transcurso de los siglos.

I. El propósito soberano e ilimitado de Dios se ve en el ordenamiento de la sucesión de los tiempos o siglos.  Que Dios tiene un programa de los siglos se revela en muchos pasajes: Deut. 30:1-10; Daniel 2:31-45; 7:1-28; Oseas 3:4, 5; Mateo 23:37; 25:46; Hechos 15:13-18; Romanos 11:13-29; 2 Tes. 2:1-12; Apocalipsis (el Libro entero).

1. Asimismo hay períodos de tiempo bien definidos relacionados con el propósito divino:

(1) Pablo escribe del período entre Adán y Moisés, Romanos 5:14.

(2) Juan habla de que la ley por Moisés fue dada, pero que la gracia y la verdad vinieron por medio de Cristo, Juan 1:17.

(3) Cristo también habla de los tiempos de los gentiles (naciones), Lucas 21:24, que deben necesariamente distinguirse de los tiempos o las sazones judíos, Hechos 1:7; 1 Tesalonicenses 5:1.

(4) El Señor habó de un período no anunciado hasta ese momento entre Sus dos venidas y señaló sus rasgos distintivos, Mateo 13:1-51.

(5) Jesucristo predijo un tiempo aún futuro de Gran Tribulación y definió su carácter, Mateo 24:9-31.

(6) Hay lo último de los tiempos para la nación de Israel, Isaías 2:1-5.

(7) Así como unos últimos días para la EKKLESÍA , 2 Timoteo 3:1-5.

(8) Juan prevé un período de mil años y relaciona esto con el reino de Jesucristo, cuando los redimidos, Su esposa, reinará con Él, Apocalipsis 20:1-6.

(9) Durante aquel tiempo la Nación de Israel no reinará, será súbdito, Isaías 9:6, 7; 33:17, 22; 44:6; Jeremías 23:5; Miqueas 2:13; 4:7; Daniel  7:14, 22, 27.

(10) Que Jesucristo se sentará en el trono de David y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, Lucas 1:31.33.

(11) Que habrá un "cielo nuevo" y una "tierra nueva" y perdurable, se revela en Isaías 65:17; 66:22; 2 Pedro 3:13, Apocalipsis 21:1.

(12) En Hebreos 1:1, 2 se traza un marcado contraste entre el tiempo pasado cuando Dios habló a los padres por los profetas y estos "últimos días" cuando Él  está hablando por Su Hijo.

(13) Se revela claramente que hay "siglos pasados", Efesios 3:5; Colosenses 1:26, el "siglo presente", Romanos 12:2, Gálatas 1:4, y el siglo, o siglos "venideros", Efesios 2:7; 1:10; Hebreos 6:5 donde el "siglo futuro" se denomina la dispensacion de la cumplimiento de los tiempos.

II. La EKKLESÍA no es la nación de Israel.

1. Los de la nación de Israel y de los gentiles (naciones) se contrastan en el N. T. , Mateo 10:5; Hechos 4:27; 21:28; Romanos 10:1.

2. El hecho de que Israel es considerado como nación después del establecimiento de la EKKLESÍA y que el

 

término "judío" continúa usándose aparte de la asamblea está mostrado en 1 Corintios 10:32, que muestran que los gentiles no suplantan a Israel en el programa de Dios.

3. El "Israel natural" y la "asamblea de Jesucristo" se contrastan en el N.T., Romanos 11:1-25.

(1) En Romanos 11 aprendemos que Dios ha sacado a la nación de Israel fuera del lugar de bendición temporalmente, v. 15.  Pero la restaurará a ese lugar de bendición cuando su programa con Su EKKLESÍA haya terminado, v. 26.  Estas Escrituras indican que la asamblea no suplanta a Israel en el programa del pacto de Dios.

4. Los creyentes judíos, que serían una parte del "Israel espiritual", y los creyentes gentiles se contrastan en el N.T., Romanos 9:6; Gálatas 6:15-16.

(1) Es evidente por estas Escrituras que en el Programa Divino de los Siglos existe una diferencia que establece el mismo Señor, para que entendamos que los planes que Él tiene con Su pueblo Israel (la esposa infiel), son muy diferentes a aquellos que Él mismo ha trazado para su futura esposa, los redimidos

III. Nuestra postura ante los Adventistas del Séptimo Día.

1. Sobre la base de estas consideraciones de nuestra Fe Pre-milenial (anterior al milenario) no compartimos el método de interpretación de las Escrituras utilizado por ellas por considerarlo "viciado" de nulidades exegéticas que contradice el método literal Gramático Histórico, usado por nuestro Señor, pues es un hecho comprobado que existía un método uniforme comúnmente adoptado por todos los escritores del N.T. al interpretar y aplicar las Escrituras hebreas.

2. Evidencia uno: Los ASD coloca a la asamblea de Cristo pasando por la Gran Tribulación de Apocalipsis, de acuerdo:

(1)  Al artículo doce de su credo.

(2)  De acuerdo con uno de sus militantes quienes dijo: "No podemos concebir una "iglesia de Dios" que haya perseguido y perseguirá a aquellos que guardan los mandamientos de Dios y tienen fe en Jesús".

(3) De acuerdo con su profetiza (Ellen White): "En el tiempo de angustia, huimos todos de las ciudades y pueblos".

(4) De acuerdo con los defensores del traslado después de la tribulación: "La iglesia de Cristo no será removida de la tierra hasta la venida de Cristo en el fin preciso del presente siglo.  El traslado y la aparición sucederán durante la misma crisis, por tanto, los cristianos de esa generación estarán expuestos a la aflicción final en el tiempo del Anticristo".

(5) Bases esenciales de la teoría del traslado de los redimidos después de la Tribulación de siete años.

A. La teoría del rapto después de la Tribulación tiene que estar basada en una negación del dispensacionalismo  y todas las distinciones dispensacionales.  Sólo así pueden colocar a los redimidos en ese período, que particularmente es llamado "tiempo de angustia para Jacob", Jeremías 30:7.  Por consiguiente, esta posición descansa sobre una negación de las distinciones entre Israel y la EKKLESÍA.

(A) Esta posición tiene que descansar sobre una negación de la Enseñanza Escrituraria concerniente a la maturaleza y al propósito del Período de la Tribulación.  Mientras la Escritura usa tales términos como ira, juicio, indignación, prueba, angustia y destrucción, para describir este período, y declara que el propósito divino durante ese período de derramar juicio sobre el pecado, el defensor de esta posición tiene que negar esta enseñanza esencial de la Palabra, o admitirse es una "iglesia" apostata.

(B) El partidario de esta posición tiene que negar todas las distinciones observadas en las Escrituras entre el traslado y la Segunda Venida, haciendo de ellos uno y el mismo evento.  Para ellos no existe el rapto secreto.

(C) Tiene que negar la doctrina de la inminencia, que dice que el Señor puede venir en cualquier momento, y sustituye por la enseñanza de que deben cumplirse una multitud de señales antes que el Señor pueda venir.

(D) Niegan cualquier cumplimiento futuro de la profecía de Daniel 9:24-27, afirmando que ha tenido un cumplimiento histórico.

(E) Tiene que aplicar pasajes grandes de las Escrituras que trazan el programa de Dios para Israel, (Mateo cap.13; 24:24, 25; Apocalipsis capítulos 4 hasta 19) a la asamblea, para poder sostener sus puntos de vista.  En consecuencia, observemos que esta posición descansa sobre un sistema de negaciones de las interpretaciones sostenidas por el partidario del traslado antes de la tribulación, y no sobre una exposición positiva de la Escritura.

 

Porque Los Bautistas No Conformistas Adoran a Dios En El Día Domingo, III

TEXTOS: Hechos 20:7; 1 Corintios 16:2.

PROPÓSITO: Mostrar que desde de día de la resurrección de Jesucristo el día domingo fue adoptado por los apóstoles como el día de descanso, como el día dedicado para adorar a Dios y a Su Hijo Jesucristo.

I. Porque Jesús resucitó de la tumba temprano en el día domingo.

1. Hay la tendencia a olvidar que domingo debe ser un día de descanso, un día dedicado a Dios para Su adoración, no un día de placer, ni de trabajo.

2. Las Escrituras dicen que domingo es el día que Dios escogió para la resucitación de Su Hijo, Mateo 28:1.  En Marcos 16:1 dice "...cuando pasó el sábado..."  En estas palabras podemos aprender algo profundo: Indican el fin de una era.  Una vez que el Señor resucitó la era (tiempo) de la Ley, de las reglas del A.T., terminó, Colosenses 2:16, 17.

3. Poca gente sabe que el día domingo, durante el A.T., fue un día de adoración.  La fiesta de las primicias fue celebrada los domingos, no los sábados, Levítico 23:9-12; 1 Corintios 15:20.  El día cuando el Señor llegó a ser la Piedra Angular (Efesios 2:20, el día de Su resurrección), sería un día especial de regocijo porque Dios lo hizo así, Salmo 118:22-24; Hechos 4:8-11.

II. Porque de las apariencias de Jesucristo a Sus discípulos aquel día después de Su resurrección.  Casi todas de las apariencias del Señor, durante aquellos cuarenta días, sucedieron en el día domingo.

1. Apareció primeramente a María Magdalena, Juan 20:11-18.

2. Luego a las otras mujeres, Mateo 28:1-10.

3. A los dos discípulos, Lucas 24:13-15.

4. A los apóstoles, Tomás ausente, Lucas 24:36.

5. Después de ocho días, Tomás presente, Juan 20:26.

(1) Siendo que el Señor se reunió con Sus discípulos no menos que seis veces en el día de domingo, esto ha establecido una precedencia (prioridad) que Sus seguidores en las asambleas deben seguir.

III.  El Señor dio Su Gran Comisión a los representantes de las asambleas en el día domingo, Juan 20:19-21.

1. Con aquella Gran Comisión Jesucristo les dio a aquella gente el poder divino para llevarla a cabo, Lucas 24:49; Hechos 1:8, y aquella promesa fue cumplida en aquel día de festival cuando judíos, de todas partes de Palestino llegaron a Jerusalén; Hechos 2:1-4.

2. Nótese bien que aquel día festival tomó lugar en el día domingo, Levítico 23:15, 16 "...hasta el día siguiente del séptimo día de sábado (es decir domingo) contaréis cincuenta días...."  Por eso, el día de la fiesta se cayó en el día domingo.  Esto no fue un "accidente" que Dios escogió tal día para dar poder a Su EKKLESÍA.

IV.  Porque de los ejemplos dados en las páginas del N.T.

1. Los que adoran a Dios en el séptimo día insisten que Pablo observó el sábado.  Jesucristo también lo observó siendo que Él era judío como Pablo lo observó.  Pablo tomó ventaje de aquel día para alcanzar los judíos que se reúnan en las sinagogas, Romanos 9:1-3; 10:1.

2. Pablo nunca instruyó que creyentes tienen que observar el sábado, véase Colosenses 2:16.  Cuando él se reunió con los creyentes fue en el día domingo, Hechos 20:7.

3. Domingo fue el día aceptado comúnmente como el día de descanso y día de adoración por todas de las asambleas durante el primer siglo, y no podemos encontrar ninguna condenación de tal práctica en el N.T.

4. Pablo instruyó a las asambleas de Galacia y de Corintios que, "en el primer día de la semana" (domingo) deben entregar una ofrenda para los creyentes pobres de Jerusalén, 1 Corintios 16:2.  Esto indica que aquella asamblea tuvieron sus reuniones en el día domingo. (Estos estudios continuarán)

 

La Base Bíblica De Los Bautistas No Conformistas, IV

TEMA: Tenemos solamente dos mandatos.

TEXTO: Hechos 2:41, 42

INTRO:  Las denominaciones, inventadas por hombres y mujeres, han hecho mucha énfasis en el acto de "bautismo" y la "Santa Cena", y han convertido estos dos como "sacramentos" (algo que produce salvación).  Pero ¿qué dicen las Escrituras?

I. La inmersión del creyente es una identificación.  El acto significa algo.

1. Muchas "iglesias" no están de acuerdo.  Unas dicen "No importa su creencia, sea aspiración, derramiento o inmersión".  Ciertamente las Escrituras no permitan a escoger lo que es conveniente.  ¡Ten cuidado con "La Iglesia de Cristo" (una secta llena de errores y son identificadas porque no usan instrumentos musicales) que dice que la inmersión es esencial para obtener salvación!

2. En Hechos 2:41 leemos de tres mil personas, que después de oír Pedro predicar, se arrepintieron y recibieron a Jesucristo como su Salvador y en obediencia a la Palabra fueron sumergido para ser identificado con Jesucristo.

3. El arrepentimiento de los pecados y la fe salvadora en la obra final de Jesucristo en la cruz, tiene que ser antes de la inmersión, Hechos 8:12, 35-39; 9:17, 18; 10:44-48; 16:13-15, 30-34.

4. No hay nada en las Escrituras que habla del "bautismo" de infantes.

5.  El modo de inmersión.  Las Escrituras dicen que debe ser por inmersión total del cuerpo de un creyente porque el griego BAPTIZO siempre significa "inmersión".  La palabra no es traducida en nuestras Biblias, es una "transliteración" (dado letras en nuestro idioma).

6. El significado del acto es que el creyente obediente puede ser identificado con Jesucristo en Su muerte, sepultura y resurrección.  Otros modos no hacen esto.

7. Cada vez cuando hubo un "bautismo" en las Escrituras hay la mención de "mucho agua", Mateo 3:16; Juan 3:23; Hechos 8:38, 39.

8. La historia de las primeras asambleas muestra que todos practicaron inmersión por casi 300 años.  Aun la "iglesia católica" practicó la inmersión has el año 1311.

II. La Cena del Señor, una conmemoración. 

1. Este mandato fue instituido por el Señor la noche antes de Su crucifixión, Mateo 26:26-30.  En las asambleas la Cena sirve como un "servicio conmemorativo", 1 Corintios 11:25-26 y se constituye de tres partes:

(1) Adoración, 1 Corintios 11:23-26.

(2) Comunión, 1 Corintios 10:16, 17; 11:33, 34.

(3) Examen, 1 Corintios 11:27-32.

2. Los elementos usados son pan sin levadura y jugo de uva no fermentado y ellos son símbolos, nada más, del cuerpo roto y de la sangre derramada del Señor.

3. Cada asamblea tiene que decidir la frecuencia a tomar la Cena y quienes que pueden participar.  La clara enseñaza de las Escrituras es que solamente tales personas quienes han sido sumergidas por la autoridad de una asamblea bíblica y que viven la vida cristiana, pueden participar.

III. La relación de estos dos mandatos a la asamblea.

1. Son llamadas "ordenanzas" porque Jesucristo los "ordenó".  No son "sacramentos" porque este término significa que la gracia salvadora es impartida a los participantes.

2. Ni la inmersión ni la Cena ofrecen el perdón de pecados ni la salvación de su alma del tormento.  Ni son unos "ayudantes" para mantener su salvación.

3. La administración de esto dos "mandos" fue otorgada a la asamblea.  Ella es responsable a su Cabeza.  Ninguna individuo puede observar estos dos mandos aparte de la autoridad de una asamblea.  (Continuará)

 

Bosquejos Maestros, XXIII

TEMA: El Nacimiento Espiritual

LECTURA: Juan 3:1-21

TEXTO: Juan 3:7

INTRO: Las Escrituras enseñan claramente que hay solamente dos nacimientos, Juan 3:6, uno que nos da relación a la raza humana...la familia de Adán, cual es un nacimiento física.  El otro es espiritual y da relación a la raza espiritual, o sea, la familia de Dios.  El nacimiento espiritual es tan real como el nacimiento físico, 2 Corintios 4:18.

      Cuando Nicodemo, un judío preparado, vino a Jesucristo y dijo: "sabemos", es decir, que él ha aprendido de las Escrituras que aquel Jesús es el Dios-Hombre.  Por supuesto el Señor conoció bien el corazón de Nicodemo y en amor le salvo.

      En este capítulo de Juan 3 que habla del Nuevo Nacimiento encuentra:

(1) El milagro del Nuevo Nacimiento, vs. 1-7.

(2) El misterio, v. 8.

(3) El Mentor, vs. 9-13.

(4) El medio, v. 14.

(5) El mensaje, vs. 15, 16.

(6) La magnitud, vs. 17, 18.

(7) La manifestación, vs. 19-21.

I. El nacimiento espiritual, Juan 3:1-8.  El sujeto entre Jesucristo y Nicodemo fue "nacimiento".  Siendo que el Señor supo lo que había en el hombre, Juan 2:24, 25, Le causó de hablar de la necesidad de Nicodemo.  Luego Nicodemo Le preguntó ¿Cómo? (v. 4) y el Señor le contesto en los versículos de Juan 3:5-8.

1. ¿Qué quiso decir Jesús "...que el que no naciere de agua...?  Para contestar, tenemos que ver como la palabra "agua" es usada en las Escrituras:

(1) Agua representa el Espíritu Santo de Dios, Juan 7:37-39.

(2) Agua representa vida eterna, Juan 4:14.

(3) Agua representa la Palabra de Dios, Efesios 5:26, 27.  Véase Santiago 1:18; Romanos 10:17; I Pedro 1:23.

II. El nacimiento espiritual y el nacimiento natural, 1 Pedro 1:23.  Recuerda que hay una vasta diferencia:  uno es natural y el otro es sobrenatural.  Uno produce un cuerpo carnal y mortal y el otro produce un alma inmortal.

1. Si usted ha sido nacido solamente una vez usted va a morir dos veces: físicamente y espiritualmente, Apocalipsis 20:11-15.

2. Si usted ha sido nacido dos veces usted va a morir solamente una vez, físicamente, Filipenses 1:21-23.

3. El hombre carnal no puede comprender el nuevo nacimiento. Una vez que el Espíritu Santo hace la obra de regeneración luego el puede aceptarlo por fe, Juan 3:8, 14-18.

4. En 1 Pedro 1:23 tenemos:

(1) Dos simientes, uno corruptible de Adán, 1 Corintios 15:22; Salmo 51:5; Romanos 3:23; y el otro incorruptible del Espíritu Santo de Dios, 1 Corintios 15:22; 2 Pedro 1:4.

(2) Dos nacimientos, uno corruptible de la carne, Juan 3:6a que es pecaminoso.  El otro incorruptible de Dios,

Juan 3:6b, y el alma nacida de nuevo es sin pecado, 1 Juan 3:9.  (Nótese, el alma es sin pecado, no el cuerpo carnal)

(3) Dos naturalezas, una corruptible, Romanos 7:14, y la otra incorruptible, 1 Pedro 1:3-5.

5. Si usted ha sido nacido de nuevo estas dos naturalezas están en guerra, una contra la otra y esto sigue hasta la muerte, Gálatas 5:16, 17.

6. Pablo nos enseñó como el creyente puede ganar la victoria sobre los deseos de la carne, Efesios 6:10-18:

(1) "...ceñidos vuestros lomos con la verdad...", v. 14a.  Véase Juan 8:31, 32; 14:6.

(2) "...vestidos con la coraza de justicia...", v. 14b; 2 Corintios 5:21.

(3) "...calzados los pies con el apresto de las Buenas Noticias de paz...", v. 15; Romanos 1:16.

(4) "...tomad el escudo de la fe...", v. 16; Gálatas 2:20.

(5) "...tomad el yelmo de la salvación...", v. 17a; Hechos 4:12.

(6) "...y la espada del Espíritu....", la Palabra de Dios, Juan 1:4 que es la Palabra viva; y en Hebreos 4:12 es la Palabra escrita.

(7) "...orando en todo tiempo....", 1 Tesalonicenses 5:17.

III. El nacimiento espiritual es a ser lavado por la regeneración, Tito 3:5.  Aquella regeneración es de Dios, por medio de Su Espíritu Santo, es una obra sobrenatural.

1. El Espíritu Santo no obra aparte de las Escrituras.  Él lava el pecador con la Palabra y regenera el pecador por Su poder, Juan 16:8-11.  Hay que notar tres cosas "...convencerá al mundo...":

(1) De pecado,  porque el pecado de incredulidad produce condenación, Juan 3:18.

(2) De justicia (aquella posición correcta con Jesucristo).  Obtenemos aquella justicia solamente por Jesucristo, 2 Corintios 5:21.

(3) De juicio.  Todos de los incrédulos ya han sido juzgados porque son culpables y sin el arrepentimiento y fe en Jesucristo son condenados a pasar la eternidad con su padre el diablo, Juan 8:44.

2. La regeneración produce una creación nueva.  Hace un cambio drástico en nuestra naturaleza vieja, 2 Corintios 5:17.

(1) La regeneración nos hace un "hijo de Dios", Gálatas 3:26, 29.

(2) El renacido otra vez tiene todos de los privilegios de Dios, Efesios 3:14-21.

(3) Las cosas viejas pasan, Romanos 10:1-4; 1 Pedro 1:18, 19; Éxodo 20:3; Romanos 8:1-4.

(4) Todo es hecho nuevo, incluyendo:

  A. Una fe nueva, Romanos 1:17.

  B. Una vida nueva, Juan 10:10.

  C. Un nacimiento nuevo, Juan 3:1-8.

  D. Una familia nueva, Efesios 3:15.

  E. Un nombre nuevo, Apocalipsis 2:17.

  F. Una esperanza nueva, Hechos 1:8.

IV. La evidencia del nuevo nacimiento, 1 Juan 4:7-21.  Hay que recordar que el nuevo nacimiento es la obra de Dios el Espíritu Santo.  La persona renacida va a mostrar amor, 1 Juan 4:7a., y:

1. Porque tiene el amor de Dios en su corazón, Romanos 5:5; 2 Pedro 1:4; 1 Juan 4:7, 8.

2. Va a producir "los frutos" del Espíritu Santo en su vida, Gálatas 5:22, 23.

3. Va a amar a su hermano en cristo, 1 Juan 4:20, 21.

4. No va a tener temor, 1 Juan 4:17, 18, Romanos 8:1.

V. Más evidencia del Nuevo Nacimiento se encuentra en la verdad que uno puede entender las cuatros dimensiones del amor de Dios, Efesios 3:14-19.

1. La anchura, la cual es el mundo de los elegidos.

2. El largor, desde la eternidad pasada hasta la eternidad futura.

3. La profundidad, que Dios puso sobre Su Hijo todos de nuestros pecados, Isaías 53:6; 2 Corintios 5:21.

4. La altura, hasta el Tercer Cielo, donde Jesucristo está sentado a la derecha del Padre, Colosenses 3:1. (fin)

 

Bosquejos Maestros, XXIV

TEMA: ¿Qué Es Fe?

TEXTOS: Hebreos 11:1, 2 Corintios 4:18

INTRO: La fe llega más allá del reino natural de la habilidad del hombre a poseer, Efesios 3:17-20.  El amor de Jesucristo en su plenitud está más lejos de toda comprensión humana.  Es desconocido y inconocible a nuestras mentes.  Sin embargo, la persona más humilde, sin formación academia, por fe, puede conocer el amor de Dios dado por medio de Su Hijo, Jesucristo.

I. Personas de fe:

1. Los héroes en las páginas de la Biblia agradecieron a Dios por medio de su fe, Hebreos 11:2.

2. Sin fe uno fallará a ver el plan y propósito de Dios en Su creación, Hebreos 11:3; Romanos 1:20.  A rechazar la revelación de Dios en la creación del universo es a estar sin pretexto en aquel Día de Juicio, Salmos 19:1-3.

3. La sangre del sacrificio de Abel fue aceptable a Dios porque fue un tipo, o símbolo de la sangre derramada de Jesucristo, Hebreos 11:4; 12:24; Génesis 4:3-13.  Abel, por fe, miró adelante al día que Jesucristo, como nuestro Sumo Sacerdote, entraría el Lugar Santo para rociar Su sangre sobre aquel "propiciatorio", Hebreos 9:11, 15; 1 Pedro 1:18, 19.

4. Enoc realizó tres cosas, Hebreos 11:5, 6:

(1) Caminó con Dios, Génesis 5:24.

(2) Agradó a Dios, Hebreos 11:5.

(3) Fue traslado al Tercer Cielo en su cuerpo (Génesis 5:24), el cual es un tipo del creyente en el día del arrebatamiento, 1 Tesalonicenses 4:13-18.

5. Noé no tuvo la fe de un muerto, Hebreos 11:7, Santiago 2:20.  Si él no hubiera actuado, habría sido el fin de la raza humana.

6. Abraham salió de su hogar, sin saber a donde iría, Hebreos 11:8.  Véase también su fe en la ofrenda de su hijo, Hebreos 11:17-19.

7. Sara mostró gran fe y aceptó la voluntad de Dios en su vida, Hebreos 11:11, 12.

8. La fe de Isaac, Hebreos 11:20. 

9. La fe de Jacob, Hebreos 11:21.

10. La fe de José, Hebreos 11:22.  Véase Génesis 50:22-26; Éxodo 13:19; Josué 24:32.

11. La fe de los padres de Moisés, Hebreos 11:23.

12. La fe de Moisés, Hebreos 11:24-29.

13. La fe de Josué, Hebreos 11:30.

14. La fe de Rahab, Hebreos 11:31.

II. La fe es un "misterio", 1 Timoteo 3:9, "...el misterio de la fe..."  Un "misterio" en las Escrituras es una verdad que Dios todavía no ha revelado.  La salvación de los incrédulos fue un "misterio" hasta que fue revelada con el nacimiento de Jesús, el Cristo, 1 Corintios 15:1-4.  Y hoy en día tal salvación sigue siendo un "misterio" a los incrédulos.

1. Por eso, nosotros, los creyentes, somos llamados a compartir este "misterio" a los perdidos en todas partes del mundo, 2 Corintios 4:3; 5:21; Romanos 10:17; Juan 1:1, 14.

2. El pecador puede ser salvo confiando en la obra terminada de Jesucristo y, además,  puede tener la seguridad de su salvación, 2 Timoteo 1:12.

3. La seguridad del creyente es que él tiene una salvación que no puede perder y tiene un testimonio doble:

(1) La Palabra de Dios, Juan 3:36; 2 Corintios 5:17; 1 Juan 5:9; Efesios 1:13, 14.

(2) El Espíritu Santo de Dios que mora en cada creyente, Romanos 8:16.

III. "El justo (uno que ha sido declarado correcto con Dios) por la fe vivirá...", Gálatas 3:11b.  Ser justificado es más que a ser absuelto. Por la fe el "justo" está libre eternamente de la culpa y pena del pecado y tiene ahora la "justicia de Jesucristo", 2 Corintios 5:21.  Por eso, cada creyente, siendo  justificado, debe vivir su vida entera por la fe, Romanos 14:23; Colosenses 3:17.  Como hijo de Dios él debe:

1. Ora por fe, Santiago 1:5-7.

2. Anda por fe, 2 Corintios 5:7.

3. Entiende por fe, Hebreos 11:3.

4. Es llenado (controlado) por fe, Efesios 5:18b.

II. La fe se regocija en la tribulación, 2 Corintios 7:4, 5.  Pablo habló de sí mismo como de un "prisionero de Jesucristo", no de Roma, ni de los judíos, Efesios 3:1.  Él aprendió a estar satisfecho, sin importar su condición, Filipenses 4:11-13.  Véase Romanos 5:1-5.

1. Aquí hay que estudiar 2 Corintios 12:7-10; 4:7-9.

V. La fe sin obra es muerta, Santiago 2:14-26.

1.  Nótese bien que no hay ninguna diferencia entre las enseñanzas de Pablo y la de Santiago.  Santiago habló de una "fe muerta" mientras que Pablo habló de "obras muertas".

(1) ¿Qué es una "fe muerta"?  Hay cientos de religiones en el mundo.  ¿Cómo puedo yo saber que la fe mía es la correcta?  Hay solamente "una fe" que salva el pecador del Seol-Hades, y esta es confiando en la obra final de Jesucristo, y tal fe produce obras vivas, véase Romanos 3:28; 2 Corintios 5:17; Gálatas 2:15-21.  Una fe que salva el alma cambia la vida.

2. Santiago y Pablo estaban observando la misma verdad, la "justificación", que tiene dos caras:

(1) Pablo enseñó que la "fe" justifica (hace correcto con Dios) al pecador aparte de las obras, Romanos 4:3.

(2) Santiago vio las "obras" como una evidencia de la fe que justifica.  Si no hay obras, no hubo una fe salvadora, Santiago 2:18.

VI. La fe que salva en una fe en la obra terminada de Jesucristo, Hebreos 12:1, 2.  Él es:

1. El Autor de nuestra fe, Romanos 10:17.

2. El Consumador de nuestra fe, Juan 19:30

3. El Objeto de nuestra fe, Hebreos 13:8.

4. La Encarnación de nuestra fe...nació, vivió, murió y resucitó.

5. Él es el Camino de nuestra fe, Juan 14:6; Hechos 4:12.

6. Él es el Precursor de nuestra fe, Hebreos 4:14-16. (fin)

 

Bosquejos Maestros, XXV

TEMA: La Vida Cristiana

TEXTO: Hechos 11:26

INTRO: Durante el año que Bernabé y Pablo eran ministros de la asamblea de Antioquia el nombre de "cristiano" fue usado por primera vez.  Aquella palabra se encuentra solamente tres veces en las Escrituras, Hechos 11:26; 26:28; 1 Pedro 4:16.

      ¿Qué es un "cristiano"?  Seguro que no es una persona religiosa según Mateo 7:21-23

      El "cristiano" es un "milagro" porque:

(1) Ha nacido de arriba, Juan 3:1-8.

(2) Es una creación nueva, 2 Corintios 5:17.

(3) Ha sido hecho "justo" (correcto) ante Dios, 2 Corintios  5:21.

(4) Ha sido declarado "justo" por su vida de fe en Cristo Jesús, Romanos 5:1.

(5) Ha aceptado el regalo de Dios, la vida eterna, en Cristo Jesús y por esto Dios ha cancelado aquel "pago de pecado" que mereció, Romanos 6:23.

(6) Ya ha sido hecho un "hijo de Dios", 1 Juan 3:2.

(7) Ya es un embajador de Cristo, 2 Corintios 5:20.

(8) Ya es un "extranjero" aquí siendo su hogar final con Jesucristo, Hebreos 11:13.

I. La vida cristiana es una vida eterna, Romanos 6:23b.

1. El "cristianismo" no es una religión, es la vida de Jesucristo vivida en el creyente.  Cuando el creyente entrega su vida totalmente a Jesucristo, Éste vivirá Su vida en él.

2. Dios da el pecador dos opciones:

(1) Rechaza a Jesucristo como Salvador y sigue en la vida de pecado.

(2) Le recibe para obtener el perdón de pecados y la vida eterna.

3. Al creyente Dios le ha prometido:

(1) A echar sus pecados en lo profundo del mar, Miqueas 7:19.

(2) A alejar de Sí sus transgresiones, Salmo 103:12.

(3) A echar detrás de sus espaldas todos de sus pecados, Isaías 38:17.

(4) A deshacer como nube las rebeliones, Isaías 44:22.

(5) A no recordar sus pecados, Jeremías 31:34c.

4. Dios ofreció a Su Hijo, el Mesías, a la nación de Israel, pero ella Le rechazó, Juan 1:11.  Pero, un día en el futuro, aquella nación será salva, Romanos 11:25, 26; Jeremías 31:31, 34.

5. Mientras, Dios abrió una puerta por la que las "naciones" (gentiles) pueden ser salvas y Jesucristo llega a ser "El Buen Pastor", Juan 10:11, 27-30.

(1) Jesucristo Dio Su vida por las ovejas, Isaías 53:5.

(2) Sus ovejas oyen Su voz, Hebreos 3:7, 8.

(3) Él las conoce.

(4) Las ovejas Le siguen.

(5) Jesucristo las da vida eterna.

(6) Las ovejas no pueden perderse.

(7) El Padre es mayor que todos, Romanos 8:38, 39.

(8) Nadie los puede arrebatar de Su mano.

II. La vida cristiana es una vida de fe,  Véase Romanos 10:17.

1. El creyente es salvo por la fe, Efesios 2:8.

2. La fe nos ayuda a resistir el diablo, 1 Pedro 5:8, 9.

3. Vivimos la vida cristiana por la fe, Romanos 1:17; Gálatas 3:11; Hebreos 10:38.

4. Andamos por la fe, Romanos 4:12.

5. La fe puede mover montes, Mateo 21:21.

6. La fe edifica los creyentes, Judas 20.

7. La fe apaga los dardos de Satanás, Efesios 6:16.

8. La fe da victoria sobre el mundo, 1 Juan 5:4.

9. Hay dos cosas que la Biblia requiere de nuestra fe, Hebreos 11:6:

(1) Debemos creer que Dios es, Salmo 14:1.

(2) Debemos creer que Dios es el Galardonador de los que Le buscan, Apocalipsis 22:12, 13.

10. La fe cristiana:

(1) Guarda nuestra salvación, 1 Pedro 1:5.

(2) Tiene mas valor que el oro, 1 Pedro 1:6, 7.

11. Debido a nuestra fe, a veces hay pruebas, pero, véase  Santiago 1:2-4; Job 13:1-18.

12. El texto de Hebreos 11:1 es una definición abstracta y a la vez concreta de la fe y hay dos clases de operación:

(1) "....de lo que se espera.....", es decir, el reino material y físico.  Cuando el creyente tiene una necesidad puede obtenerla por la fe, Filipenses 4:13, 19; 1 Corintios 10:13; Salmo 23:1; 50:15.

(2) "...de lo que no se ve....",  Esto es el reino espiritual, lo que es invisible, Hebreos 11:27.

III. La vida cristiana es una vida de servicio, Colosenses 3:16, 17.

1. Hay cuatro cosas reveladas:

(1) "...la Palabra de Cristo more en abundancia en vosotros....".  Sus Palabras se encuentran en los cuatro Evangelios, Los Hechos, y Apocalipsis y están citadas en otros Libros del N.T.  La Palabra de Jesucristo hace el creyente rico en sabiduría espiritual y conocimiento, Romanos 11:33.

(2) "...enseñándoos y exhortándoos unos a otros...."  Cuando el Espíritu Santo da riquezas de la Palabra al creyente, el creyente debe compartirlas con otros, Mateo 28:19; Juan 3:15, 18.

(3) "...con salmos y himnos y cánticos espirituales....",  Esto habla de la adoración.  Nadie puede servir el Señor sin la adoración.

(4) "...y todo lo que hacéis..."

  A. En palabra, es decir, predicando enseñando, distribuyendo folletos, etc.

  B. De hecho, ayudando a los enfermos, etc.

  C. Haced todo en el Nombre de Jesucristo. Marcos 9:41.

  D. Dando gracias,

2. Cada creyente debe servir, de corazón, al Señor, Romanos 1:1, 1 Corintios 6:19, 20

3. La vida de servicio requiere un compromiso, una obligación, Romanos 12:1.  Véase Mateo 25:21.

IV. La vida cristiana es una vida llena de guerras, 2 Corintios 10:3-5.  Nuestro enemigo común es Satanás.

1. Hay solamente dos familias en este mundo, 1 Juan 3:10.   De Satanás, Juan 8:44; y de Dios, 1 Juan 3:1,2.

2. Cada ser humano es miembro de una familia o de la otra.  No hay "intermedio".

3. Satanás odia a Jesucristo y a cada creyente, 1 Juan 3:8.

4. Pero Jesucristo obtuvo victoria sobre el diablo aquel día en la cruz, Juan 19:30.

5.  Sí, Satanás ya es derrotado y su fin se ve en Apocalipsis 20:10.

6. Pablo explicó en 2 Corintios 10:4 que el creyente no milita contra la carne sino contra un sistema espiritual de Satanás, Efesios 2:1-3.

7. La única manera en que podemos vencer a Satanás y a sus muchos demonios es revelada en Efesios 6:10-18:

(1) Hay tres partes que requieren nuestra atención:

  A. El escudo de fe, v. 16a.  Véase Génesis 15:1; Salmo 5:12; 2 Samuel 22:2, 3.

  B. La espada del Espíritu, v. 17b.  Cuando Jesucristo fue probado usó aquella "espada", Mateo 4:4-11.

  C. Orando en todo tiempo, v. 18a.  Véase 1 Tesalonicenses 5:17.

V. La vida cristiana es una vida victoriosa, Josué 1:1-9.

1. La victoria cristiana, según la Palabra, es la opuesta de la victoria según este mundo, Hebreos 11:36-39.

2. Dios dio Josué una promesa condicional de cuatros partes:

(1) Prosperidad material, 1:3.

(2) Victoria en la batalla, 1:5a

(3) Éxito en su vida, 1:8.

(4) Recompensa para la obediencia, 1:5b.

3. Dios nos ha prometido al creyente lo mismo:

(1) A suplir cada necesidad, Mateo 6:25-34; Fil. 4:19.

(2) Bendiciones sobreabundantes, Malaquías 3:10.

(3) Véase Lucas 6:38.

4. La regla de seguir se encuentra en Mateo 6:19-24.

5. Dios puso a Josué una condición cuádruplo:

(1) "...pasa este Jordán...", Josué 1:2b.  Es decir, tenía  que poner su fe en acción.

(2) "...nunca se apartará de tu boca este Libro de la ley..."  Hay que conocer los contenidos de la Biblia.

(3) "...meditarás en (la Palabra)....", 1:8b.  Salmo 119:11.

(4) "...para que guardes y hagas conforme...", 1:8c.  I Samuel 15:22.   (fin)

 

Asociación Con Jesucristo

INTRO: "Asociación" = acción de dar a uno por compañero; reunirse, juntarse para algún fin.

      El destino eterno de cada ser humano descansa sobre recibir o rechazar a Jesucristo como Salvador.  Al pecador, Dios no le ha hecho ninguna promesa, solamente una oferta, perdón y salvación por medio de Su Hijo, Jesucristo. Pero, al creyente, Dios le ha ofrecido, no solamente Su Hijo, sino las promesas de asociación de:

1. Su cruz, "...con  Cristo estoy juntamente crucificado...", Gálatas 2:20.

2. Su muerte, "...y si morimos con Cristo..." Rom. 6:8.

3. Su vida, "...nos dio vida juntamente con Cristo....", Efesio 2:5.

4. Su resurrección, "...con Él....así también lo seremos en la resurrección...", Romanos 6:5.

5. Su posición, "...pues como Él es, así somos nosotros en este mundo....", 1 Juan 4:17.

6. Su aceptación, "...con la cual nos hizo aceptos en el Amado...", Efesio 1:6.

7. Su paz, "...la paz os dejo, mi paz os doy...", Juan 14:27.

8. Su gozo, "...para que tengan Mi gozo cumplido en sí mismos...", Juan 17:13.

9. Su amor, "...para que el amor con que Me has amado, esté en ellos, y yo en ellos...", Juan 17:26.

10. Su gloria, "...para que juntamente con Él seamos, glorificados...." ; Romanos 8:17.

11. Su reposo, "...la promesa de entrar en Su reposo...", Hebreos 4:1.

12. Su reino, "...también reinaremos con Él..." 2 Timoteo 2:12a.

13. Su trono, "..se siente conmigo  en Mi trono..." Apocalipsis 3:21.

14. Su paciencia, "...por cuanto has guardado la palabra de Mi paciencia...", Apocalipsis 3:10a.

15. Su autoridad, "...yo le daré autoridad sobre las naciones...", Apocalipsis 2:26, 27.

16. Su herencia, "...en Él asimismo tuvimos herencia...", Efesios 1:11a.

17. Su naturaleza, "... ser participantes de la naturaleza divina...", 2 Pedro 1:4b.

18. Su semejanza, "...seremos semejantes a Él...", 1 Juan 3:2.

19. Su mente, "...mas nosotros tenemos la mente de Cristo...", 1 Corintios 2:16c.

20. Su santificación, "...ellos sean santificados en la verdad...", Juan 17:19a.

21. Su misión, "...así también Yo os envío..",  Juan 20:21.

22. Su persecución, "...también a vosotros os perseguirán...", Juan 15:20c.

Página 11

23. Con el Padre, "...a Mi Dios y a vuestros Dios...", Juan 20:17c.

24. Su yugo, "...Llevad Mi yugo sobre vosotros...", Mateo 11:28.

25. Su vaso, "...de Mi vaso beberéis...",Mateo 20:23a.

26. Su Palabras, "...las palabras que Me diste, les ha dado...", Juan 17:8a.   (fin)

 

 

El Privilegio Del Discípulo

LECTURA: Filipenses 4:1-7

TEXTO: Efesios 6:18

INTRO: El privilegio mayor que un hijo de Dios puede poseer es el derecho, dado por Él, a comunicar con Él en oración.

      La "vida nueva" del creyente tiene su origen en la oración, el "crecimiento espiritual" pende sobre la oración, y la "última petición" del creyente debe ser las palabras de Esteban, "...Señor Jesús, recibe mi espíritu...".

      Cada falta en la vida del creyente es debido a la falta de oración.  Por eso vemos que la oración es:

(1) La que "mata" el pecado, 2 Reyes 23:1-9.  Hay que leer 22:19.  Josías quitó las abominaciones que han manchado y arruinado aquella nación.

(2) La "proveedora" de fuerza, 2 Corintios 12:8, 9.

(3) Un "ayudante" en tiempo de gran necesidad, Hechos 12:5.  Véase Hebreos 4:16.

(4) La "promotora" de una vida santa, separada, Colosenses 4:12.

(5) La "conductora" de poder de Dios, Hechos 1:14.

(6) Una "inspiradora" del amor, Hechos 4:33.  Véase 24-30, luego 31, 32.

(7) Lo que impulsó a Nehemías a poner una guardia, Nehemías 4:9.

I. La potencia de oración.

1. La respuesta que Dios dio a la petición de Abraham permitió a Ismael vivir y llegar a ser "una nación", Génesis 17:18, 20.

2. La súplica de Abraham calmó la mano de Dios en su plan de destruir aquellas ciudades males, Gén. 18:27-31.

3. Dios contestó la oración del siervo de Jacob y le dio una novia para Isaac, Génesis 24:12-14.

4. Los de la nación de Israel fueron librados de la mano de Faraón por la oración, Éxodo 2:23.

5. Por medio de la oración Dios quitó las plagas, Éxodo 9:28.

6. El Mar Rojo se abrió y dejó los judíos cruzar después de la oración, Éxodo 14:10-14.

7. Un antídoto fue provisto para sanar el agua por oración, Éxodo 15:24, 25.

8. La comida milagrosa llegó después de la oración, Éxodo 16:2-4.

9. Una petición a Dios produjo agua para aquella gente en momentos de gran necesidad, Éxodo 17:3, 4.

10. La victoria sobre el enemigo Amalec vino después de la oración, Éxodo 17:10-13.

11. Dios calmó Su ira contra Israel después de una petición a Él, Éxodo 32:11.

12. Los judíos, quienes habían pecado, orando encontraron alivio, Números 21:6, 7.

13. Josué oró y el pecado de Acán fue descubierto, Josué 7:7.

14. La oración produjo una gran victoria, Josué 10:12, 13.

15. Dios escuchó a la petición de Gedeón y le llamó a destruir los ídolos, Jueces 6:1-12, 24-27.

16. Sansón oró y encontró la fuerza para destruir a sus enemigos, Jueces 16:28-30.

17. A Ana le fue dado un niño en respuesta de su súplica a Dios, 1 Samuel 1:11, 20.

18. David oró y el gigante cayó, 1 Samuel 17:45-47.

19. Salomón pidió sabiduría y la encontró, 1 Rey. 3:5-14.

20. El profeta oró y la mano de Jeroboam fue restaurada, 1 Reyes 13:1-6.

21. Dios escuchó la petición de Elías y el niño fue resucitado, 1 Reyes 17:20-22.

22. Elías oró y Dios cerró el cielo por tres años y medio, 1 Reyes 17:1.  Véase Santiago 5:17.

23. Elías oró y el fuego de Dios cayó, 1 Reyes 18:36, 37.

24. La oración causó el aumento de la nube y las lluvias  cayeron, 1 Reyes 18:41-45.

25. Eliseo, orando, vio el poder de Dios al resucitar al niño, 2 Reyes 4:32-37.

26. Otra vez él oro y su sirviente, lleno de dudas, vio el ejército de Dios, 2 Reyes 6:17.

27. Él oró y Dios quitó la vista a los enemigos, 2 Reyes 6:18.

28. La petición de Joacaz produjo la liberación del enemigo, 2 Reyes 13:1-5.

29. Ezequías oró y Dios le dio la victoria, 2 Reyes 19:14-20, 35.

30. En respuesta a la súplica, Dios añadió quince años a la vida de Ezequías, 2 Reyes 20:1-11.

31. Jabes oró y Dios le bendijo ricamente, 1 Cron. 4:9.

32. La oración produjo la derrota de los enemigos, 2 Crónicas 14:9-15.

33. Otra vez, véase 2 Crónica 20:1-17.

34. La oración liberó a Manases, 2 Crónicas 33:10-13.

35. Orando, Nehemías encontró la fuerza para terminar el muro, Nehemías 4:9.

Página 12

36. La oración cerró las bocas de los leones, Daniel 6:22.

37. La oración libró a Jonás, Jonás 2:1, 10.

38. La oración produjo la limpieza del leproso, Mateo 8:2-4.

39. Bartimeo recibió su vida por su súplica, Mar. 10:47.

40. Una niña fue sanada por la oración, Mateo 15:22.

41. La oración consoló a las hermanas, Juan 11:32.

42. Jesucristo encontró descanso en la oración,  Mateo 14:23.

43. La oración dio alivio al padre al ver la curación de su hijo, Mateo 17:15.

44. La oración salvó a Pedro, Mateo 14:31.

45. Dios contestó la petición del padre, Mateo 9:18-25.

46. Una petición a Dios abrió las puertas de la cárcel,  Hechos 16;25, 26.

47. Las súplicas de los creyentes libraron a Pedro, Hechos 12:12.

48.  Véase Hechos 1:14; 4:31. (continuará)

 

Confianza

LECTURA: Salmo 37:1-11

TEXTO: Salmo 118:8, 9

INTRO: "Confianza" = esperanza firme que se tiene de una persona o cosa.

I. En quien no a confiar:

1. En nosotros mismos, 2 Corintios 1:8-11.

2. En nuestro corazón, Proverbios 28:26a.

3. En los hipócritas, Job 8:11-14.

4. En las riquezas, las cuales son inciertas, 1 Tim. 6:17.

5. En los bienes, Salmo 49:6, 7.

6. En las obras de la Ley, Gálatas 2:15, 16.

7. En nuestras propias obras, Efesios 2:8, 9.

8. En "carros", es decir, en las cosas hechas por el hombre, Isaías 31:1.

9. En los hombres, Salmo 146. 3.

II. En quien debemos confiar:

1. En Dios el Padre, Isaías 26:1-6.

2. En Dios el Hijo, Mateo 12:18-21.

III. Cuando debemos confiar en Dios:

1. En todo el tiempo, Salmo 62:8.

2. Cuando uno tiene temor, Salmo 56:3, 4.

3. En tiempo de dudas, Marcos 5:36.

4. Cuando todo es oscuridad, Isaías 50:10.

5. Cuando hay persecución, Job 13:15.

6. Durante el tiempo de tempestad, Mateo 8:23-27.

IV. Como debemos confiar en Dios:

1. Con todo el corazón, Proverbios 3:5, 6.

2. Por fe, Hebreos 11:6.

3. Por el saber y el ver, Salmo 34:8.

V. Resultados de confiar en el hombre:

1. Produce maldición, Jeremías 17:5, 6.

2. Recibimos el "ay" de Dios, Isaías 30:1, 2.

3. Su casa caerá, Mateo 7:24-27.

4. Su destino estará en el Hades, Lucas 16:22-24.

VI. Resultados de confiar en Dios:

1. Somos bendecidos, Jeremías 17: 7, 8.

2. Hay  bienaventuranza, Proverbios 16:20.

3. Somos los recipientes de la misericordia, Lu.18:13, 14.

4. Estamos en tierra sólida, Salmo 125:1, 2.

5. No nos falta nada, Salmo 37:3.

6. Seremos exaltados, Proverbios 29:25.

7. Seremos los poseedores de la tierra, Isaías 57:13.

 

La Biblia, El Libro Que Guía A Los Bautistas No Conformistas

(Adaptado de un libro escrito por Benjamín Bogard)

      Las Escrituras, los 66 Libros, son nuestra regla de fe y práctica.  Cuando el Señor dejó Su Gran Comisión a Su primera asamblea en la ciudad de Jerusalén (Mateo 28:18-20) dijo: "...enseñándoles (hablando de los discípulos nuevos) que guarden todas las cosas que os he mandado..."

      Ningún predicador ni ninguna denominación tienen el derecho ni la autoridad a enseñar sus propias opiniones, 2 Timoteo 3:16, 17.

      La gran diferencia entre los "católicos romanos" y los protestantes (nosotros no somos uno ni otro) y nosotros los Bautistas No Conformistas, es que decimos que la Biblia es nuestra única regla de fe y práctica, mientras los otros añaden cualquier doctrina que les place.

      Lástima que hoy muchos "bautistas" están ignorando las claras enseñanzas de la Biblia.  ¡Ten cuidado de ellos!

      Lo que sigue será la primera de varias lecciones:

TEMA: El Camino De Salvación, parte I

TEXTO: Efesios 2:8-10.

INTRO: La salvación del alma del Seol-Hades es nuestra doctrina fundamental.  Las "buenas obras" como diezmar, el ayuno, asistir al culto, ayudar a los vecinos, etc. no tienen nada que ver con la salvación de su alma. Por el  contrario, la salvación produce "buenas obras".

I. Llamo su atención a Romanos 11:6.  Este pasaje revela el error de que la salvación está resuelta con una mezcla de gracia y obras.  Nadie puede hacer bastantes "obras" para ganar la salvación.  Pero una fe verídica produce "buenas obras", Santiago 2:17.  Véase los ejemplos en Hebreos capítulo once.

1. Cada creyente es ordenado para hacer "buenas obras", Tito 3:8.

2. Una "fe" que no produce "buenas obras" no es una fe que salva.

II. La base de la salvación es el sufrimiento de Jesucristo en nuestro lugar, como nuestro Sustituto, Efesios 1:7.

1. Usted tiene que entender que no existe nada bueno en el ser humano, Isaías 64:6.

2. El pecador, quien merece el castigo justo de Dios, obtiene su salvación en el momento de reconocer su necesidad de dejar sus pecados (arrepentimiento) y recibir a Jesucristo como su Salvador, Lucas 23:39-43.

3. La fe en la obra final de Jesucristo produce:

(1) Salvo de condenación, Juan 3:18.

(2) Vida eterna, Juan 3:36.

(3) Justificación (posición correcta) con Dios, Rom. 5:1.

(4) Relación correcta con el Padre, Gálatas 3:26.

(5) Corazón vuelto puro, Hechos 15:8, 9.

(6) El nuevo nacimiento, 1 Juan 5:1. (sigue)

 

El Camino De La Inmersión, II

TEXTO: Romanos 6:3-5.

INTRO: Cuándo el Señor mandó a la asamblea en Jerusalén "sumergir" a los discípulos (Mateo 28:19, 20),  ¿qué quiso decir esto?  Él usó el griego        BAPTIZO que no fue traducida, sino transliterada en nuestras Biblia, cosa que ha producido gran confusión en el mundo cristiano.

      Nosotros, los Bautistas No Conformistas usamos la traducción correcta: meter en agua, sumergir en un líquido, bañar, hundir en un fluido.

I. Nótese el uso de BAPTIZO en las Escrituras:

1. El ejemplo de Juan el Sumergidor, Marcos 1:5.

2. El ejemplo de la inmersión de Jesús, Marcos 1:9, 10.

3. El ejemplo dado en Hechos 8:38, 39.

(1) La inmersión bíblica se llama "un entierro", en Romanos 6:3-5.

II. La inmersión en agua no tiene nada que ver con la salvación.

1. Nadie debe ser sumergido excepto aquella persona que ha confesado públicamente el arrepentimiento de sus pecados y que  ha recibido a Jesucristo como su Salvador.

2. Ananías fue instruido por el Espíritu Santo para que Saulo fuera sumergido, Hechos 9:18.  Cuando Pablo dio su testimonio, habló de la forma simbólica de su inmersión, Hechos 22:16.  Pablo entendió que la inmersión no quita los pecados.

3. Cuando Pedro mandó a los creyentes a "...arrepentios y sea sumergidos cada uno de vosotros....para (mejor: "a causa del" o "sobre la base de") perdón  de vuestros pecados...."  Es decir, que el creyente es sumergido "...a causa del perdón de sus pecados" y no para obtener el perdón de ellos.  Todo está claro en el v. 41.  Primero hubo salvación, y luego vino la inmersión.

4. Durante todo el tiempo de los apóstoles solamente creyentes, quienes habían confesado su fe abierta fueron sumergidos, y eso por la sola autoridad de la asamblea, Hechos 10:44-48.

(1) Hoy los falsos que dicen que el "bautismo" es esencial para salvación usan el caso de Cornelio.  Pero Pedro en Hechos 15:8, 9 (hablando de tal caso) dijo: "...y no hizo ninguna diferencia entre nosotros y (Cornelio y familia) ya que purificó por la fe sus corazones...." 

III. Solamente una asamblea que cumple los requisitos del Señor tiene la autoridad para practicar la inmersión.

1. Aquella Gran Comisión fue dada a la primera asamblea que Jesús edificó proveniente de los creyentes en la obra de Juan el Sumergidor.

2. Fue dada una promesa de que aquella asamblea (esparcida por crecimiento y persecución) va a continuar  hasta el regreso del Señor "...que las puertas del Hades (que representa los muertos) no prevalecerán contra ella..." Mateo 16:18.  Después de 2000 años y millones de creyentes muertos la EKKLESÍA que Jesús edificó y todavía está edificando existe en todas partes del mundo.

3. La Gran Comisión no fue dada exclusivamente a los apóstoles porque en unos años todos habían muerto.  La Gran Comisión fue dada a la EKKLESÍA que es viva y activa hasta hoy.

4. Si una asamblea cristiana no cumple con los requisitos dejados por Jesucristo y Sus apóstoles, no es una asamblea de Jesucristo, y sus así llamados "bautismos" no son válidos y nosotros no podemos aceptarlos. (sigue)

 

El Camino de la Cena del Señor, III

LECTURA: 1 Corintios 11:17-34

TEXTO: Mateo 26:26-28

INTRO:  La Cena del Señor es un mandamiento conmemorativo para ser observada por la asamblea de Jesucristo en memoria de Su cuerpo roto y de Su sangre derramada, véase 1 Corintios 11:24.

I. ¿Quién puede participar en la Cena?

1. Las Escrituras son claras:  Solamente creyentes, quienes cumplieron una inmersión correcta y  tienen un buen testimonio.

2. El modelo está dado en Mateo 28:19, 20 "...y enseñándolos (a los discípulos ya sumergidos) que guarden todas las cosas...." y esto incluye la participación de la Cena.

3. Cada discípulo nuevo debe ser sumergido tan pronto como sea posible (no para obtener salvación, sino como un acto de obediencia). Luego puede participar en la Cena.

4. Si uno es creyente y no ha sido sumergido correctamente, no debe participar.

5. Por eso nosotros no invitamos a "visitantes" y no miembros a participar en la Cena.

II. Instrucciones dadas, Hechos 2:41, 42.

1. Los que recibieron Su Palabra.  Discípulos nuevos.

2. Fueron sumergidos.  Discípulos obedientes.

3. Fueron añadidos.  Discípulos miembros.

4. Perseveraban en la doctrina. Discípulos enseñados.

5. En comunión.  Discípulos practicando el compañerismo.

6. Partimiento del pan.  Discípulos recordando.

7. En oración.  Discípulos en comunión con Dios.

(1) Hermanos, este es un orden divino y nadie tiene el derecho a cambiarlo.

III. Restricciones.

1. Las instrucciones que Pablo, bajo inspiración divina del Espíritu Santo, son también para nosotros hoy en día, 1 Corintios 11:17-22.

(1) Si hay divisiones, no es posible a observar la Cena.

(2) Si hay disensión (SCHIMA = desunir, dividir, cisma, secta), no es posible.

(3) Por eso no es posible a invitar a otra "iglesia" que no enseña la Biblia a participar.  Son falsas.

(4) Una "Cena Abierta" está en violación de la Palabra y es pecado y Dios no lo puede bendecir.

2. Hay otra restricción dada: pecados no confesados.

(1) Si usted tiene pecado no confesado, antes de participar hay que hacer como se dice en Mateo 5:23, 24. (sigue)

 

El Camino de la Forma de Gobierno, IV

INTRO: Hay tres formas de gobierno entres las "iglesias cristianas":

1. Episcopado, un conjunto de obispos (EPISKOPOS = sobrestante, capataz.

2. Presbiterianismo, donde la autoridad reside en el "sínodo" (concilio) o "presbiterio", (reunión de los ministros).  La palabra viene de PRESBÍTEROS, o sea, anciano, no de edad sino de posición.

3. Congregacional, donde todos de los miembros son iguales y todos tienen voz.

      Nosotros, los Bautistas No Conformistas, siempre hemos tenido la forma del gobierno "de congregación" que es la forma correcta, según las Escrituras.  Ninguna "iglesia" tiene el derecho a cambiar lo que dice la Biblia.

      Cada asamblea es independiente de otra asamblea.  No hay tal cosa como "La Asamblea Bautista No Conformista" como una denominación, pero hay miles de Asambleas Bautistas No Conformistas en todas partes del mundo.

      En las páginas del N.T. vemos:

I. Que la EKKLESÍA de Jerusalén recibió miembros, Hechos 2:41 y esto por votación de la congregación, no por la voz del pastor o de un comité.

II. La asamblea de Corinto excluyó un miembro por mala conducta, 1 Corintios 5:1-5.  Esto es el derecho y obligación de cada asamblea del Señor.

1.  Aquella acción fue una decisión de la asamblea, v. 4.

2. Aquella acción incluyó la autoridad de restauración 2 Corintios 2:5-11.

3. En caso de conflictos entre miembros, hay que usar Mateo 18:16-18.

III. Cada asamblea debe elegir sus propios oficiales, sea pastor (o pastores) o diáconos, Hechos 6:1-6; 14:23.  El deber del diácono es a cuidar de las cosas materiales, no  mandarle al pastor.

IV. La asamblea de Antioquia seleccionó sus propios evangelistas y misioneros, Hechos 11:22-24.

1. ¡Lástima! Pero hoy pocas asambleas que tengan sus propios evangelistas.  ¡Qué vergüenza!

V. Jesucristo dio Su Gran Comisión a Su EKKLESÍA y por eso es el deber de cada Asamblea Bautista No Conformista de llevar a cabo aquellas instrucciones. (fin de estos estudios)

 

Unas Palabras del Editor:

      Hermano mío:  Vivimos en tiempos muy difíciles.  Seguramente estos son los últimos de los últimos días.  Le pregunto: ¿Qué está predicando estos días?  ¿Está animando a los creyentes a estar listo a pasar en la presencia de nuestro Señor y Salvador?  Muchos creyentes viven como el mundo ha de continuar para siempre.  Yo no veo ninguna separación en sus vidas del mundo.  No están testificando a los perdidos.  No son fieles en los cultos.  No compartan sus bienes en la obra del Señor.

      Y peor:  La condición de los "pastores", los que dicen que son llamados a enseñar la Palabra de Dios.  Pasan mucho de su tiempo a su escritorio usando la computadora.  La computadora, como la televisión es una herramienta del diablo.  Tengo una computadora pero no soy su esclavo. Los pastores no están en las calles testificando a los inconversos.  Sus mensajes no son bien preparados y la congregación sale con hambre espiritual.

      ¡O, hermano mío!  Un día, quizás pronto, usted y yo tenemos que dar cuenta al Dueño del Universo para nuestro tiempo mal gastado.

      Por medio de estas páginas estoy tratando a darle algo a usar en sus mensajes para enseñar y animar sus congregaciones para cumplir la Gran Comisión.

      Es mi petición cada día a nuestro Padre Celestial que Él usa estas páginas para Su honra y Su gloria. James Alvino Nelson, con la ayuda de mi esposa, Janet Eva.

 

Hojas de Oro

304 Westfall Street, Beverly, Kansas  67423 EE.UU.

jnel@twinvalley.net