Publicación Gratis

Hojas de Oro

Un Llamado A Regresar A Las Enseñanzas Bíblicas

"...que contendáis por la fe..."

Año XXXIX, No. 4                              ABRIL            2009

 


Índice:

...Del Escritorio Del Editor

...No Nombre Propio Dado A La EKKLESÍA Que Jesús Comenzó

...El Evangelio No Es:

...Las Denominaciones:  Un Pecado Mortal

...La Dispensación del Espíritu Santo

...¿Qué Ha De Venir?, V, VI, VII, VIII, IX, final.

...Textos Fuera De Contexto

...Amilenarismo

...Premilinarismo

...Postmilianarismo

...¿Quiénes Son Los Bautistas? I, II, III, IV y final

...Adventistas del Séptimo Día

...El Lugar de las Mujeres en las Asambleas

...¿Quién Soy Yo?

...Santificación

...Religión o Salvación.  ¿Qué Tienes Tú?

...La Limpieza del Hogar

...El "Juicio General"

...Cuidado con Benny Hinn

...El Día de Yahvé

...Salvación

 

El Libro de Oseas

      Oseas era un contemporáneo de Amós en Israel y de Isaías y Miqueas en Judá y su ministerio continuó después del primer cautiverio del reino del norte, o sea la cautividad asiria, 2 Reyes 15:29.  Su estilo es abrupto, metafórico y figurado.  Israel es la "esposa adúltera" y repudiada de Yahvé que, sin embargo, será finalmente purificada y restaurada.  Este es el mensaje distintivo de Oseas, y puede resumirse en dos palabras: "Lo-ammi" (no pueblo mío) y "Ammi" (pueblo mío).  Israel no es simplemente apóstata y pecador.  Se dice también que de ellos es culpable; pero es la elevada posición a que esta nación ha sido levantada lo que le da a su pecado un carácter especial. (Scofield)

 

Del Escritorio Del Editor:

      He vivido por 84 años.  Viví durante el tiempo de la "gran depresión" en los EE. UU. durante mi niñez.  He vivido durante varias guerras, pero nunca he visto el mundo entero en una condición como vemos hoy día.  Profecía tras profecía está siendo cumplida mientras estoy escribiendo.

      He estudiado y predicado la "profecía" por sesenta años y creo, con todo mi corazón, que hemos llegado a los últimos de los últimos días de la edad presente, la edad de gracia o de la asamblea.

      Hermano predicador: ¿Estás tú preparando los creyentes en tu congregación para estar preparado por aquel día cuando Jesús vendrá para arrebatar los redimidos al Tercer Cielo?  

      ¿Estás tú testificando a tu propia familia, tus vecinos de la gran necesidad de arrepentimiento, dejando la vida pecaminosa y recibiendo a Jesús como Salvador?

      ¿Has enseñado tu congregación a cumplir con la Gran Comisión?  Cada asamblea debe ser muy activo en esta obra dando sostén a la obra del evangelismo alrededor del mundo.  ¡Qué vergüenza si tú, como el pastor, no estás enseñando tu congregación a cumplir con este mando!

      Aquí en los EE. UU. tenemos un presidente nuevo.  Las Escrituras nos demanda que oramos para los que están en autoridad y estoy haciendo esto, pero él ha mostrado inmediatamente cosas que muestran que él no tiene lugar para Dios en su administración.

      Veo días muy malos en el futuro.  Nuestro país está en el borde de bancarrota.  Y entiendo que muchas otras naciones están en la misma condición.  ¿Porque?  ¡Porque como nación hemos olvidado a Dios!  Ninguna nación puede ser fuerte sin las bendiciones de Él.

      Por esto, hermanos, vamos a declarar la Verdad de la Palabra mientras que hay tiempo.

J. Alvino Nelson

 

No Nombre Propio Dado A La Ekklesía Que Jesús Comenzó (Tomado de una obra escrita por W. E. Best)

      El diccionario VOX da lo siguiente definición de la palabra "iglesia": griego: ekklesía, asamblea.  Congregación de fieles que siguen la religión de Jesucristo, etc.

      Hay muchas organizaciones en el mundo pero todas son diferentes de la EKKLESÍA porque son operado por seres humanos, mientras una       EKKLESÍA opera por el Espíritu Santo.

      Cuando Jesús habló de la EKKLESÍA, habló de algo que Él ha de comenzar y edificar, y todavía está edificando.  La EKKLESÍA no es una denominación de iglesias, sino es el morado de Dios de lo que Jesús es el Arquitecto, Piedra Angular, y Edificador, véase 1 Corintios 3:11; Efesios 2:14-22; 5:22-32; 1 Pedro 2:4-6.

      El nombre (gramática) EKKLESÍA quiere decir: "una congregación o una asamblea llamada con propósito".  Viene de dos palabras: "EK" fuera de, y "KALEO"  a llamar.

      Aquel nombre se usa así en el N. T.:

1. Había una asamblea de gente sin control, Los Hechos 19:32-41.

2. Lucas usó la palabra describiendo los hijos de Israel, Los Hechos 7:38.

3. La palabra se usa en el sentido de creyentes juntándose para adoración, 1 Corintios 11:18; 14:19, 35.

4. Se usa en Los Hechos 8:1-4 hablando de las asambleas bajo persecución.

5. Y en Mateo 16:18 se usa hablando de los creyentes escogidos, véase 1 Pedro 2:9; Apocalipsis 21:9.

      Jesús no dijo: "Edificaré mis iglesias", sino: "Edificaré Mi ekklesía" sobre la fundación, 1 Corintios 3:11, véase Efesios 2:21, 22.  O sea, aquella obra seguirá hasta que la "novia" es completada.

      Por eso la asamblea se refiere como:

1. "miembros de la familia de Dios", Efesios 2:19.

2. "la morada de Dios en el Espíritu", Efesios 2:22.

3. "el cuerpo de Cristo", Efesios 4:12.

4. "la iglesia de Dios", 1 Corintios 1:2.

5. "las iglesias de Galacia", Gálatas 1:2.

6. "la iglesia de los Tesalonicenses".1 Tesalonicenses 1:1.

7. "la iglesia que está en tu casa", Filemón 1:2.

8. "las siete iglesias" en Asia, Apocalipsis 1:11.

      Jesús no dio Su EKKLESÍA un nombre propio porque Él es la Cabeza de aquella asamblea que Él está edificando que incluye todas de las asambleas verdaderas.

      Jesús fue dado a ser la Cabeza sobre todas las cosas, incluyendo la EKKLESÍA, Juan 17:2; Efesios 1:22, 23; 5:22-33.

      Los oficiales de una EKKLESÍA estarán bajo la autoridad de Jesús, la Cabeza de la asamblea, y aquella autoridad nunca debe ser usada personalmente.

      Hay tres razones porque la EKKLESÍA no fue dado un nombre propio:

1. La asamblea que Jesús está edificando todavía no se completa.

2. Términos encontrados en Los Hechos 20:28; 1 Corintios 1:2;  Rom. 16:16 y 1 Timoteo 3:1 no son nombres propios.

3. Nombres propios dados a las "iglesias" son invenciones humanas, y no son de las Escrituras.

      La EKKLESÍA no es una organización humana: es la creación de Dios por el Espíritu Santo hecha por gente regenerada con Jesús como la Cabeza.

      No hay sostén en las Escrituras para el uso de nombres como "La Iglesia Católica", "Presbiteriana", Episcopal", "Metodista", "Luterana", "Bautista" (como se usa en las muchas denominaciones  de ellos); "Pentecostés", etc. etc.

      Juan el Sumergiste quiere decir el "medio de identificación" y él identificó la necesidad para arrepentimiento, Mateo 3:8.

      Jesús fue sumergido por Juan para identificar Sí mismo con la Obra que el Padre le ha dado, Mateo 3:13-17.

      Aunque hay denominaciones cristianas usando nombres que "parece" honrar las Escrituras, como "La Asamblea de Dios", "La Iglesia de Dios"; "La Iglesia de Cristo", etc. etc. no sea decepcionado porque su doctrina prueba que no son de Jesucristo. (fin)

 

El Evangelio no es:

Invitar a Jesús que entre en tu corazón.

Dios ayudando a los que se ayudan.

Aceptar a Jesús como tu Salvador (hay que recibirle)

Entregarle a Jesús tu corazón (está malo)

Hacer una "decisión" por Jesús.

Repetir la "oración del pecador".

Pedir a Dios que te perdone.

Dar a Dios tu vida (es corrupta)

Pasar al frente después de oír el sermón.

Alzar tu mano en respuesta a una invitación.

Hablar en "lenguas".

Recibir la sanidad.

Someterte al bautismo

Ser "bautizado en el Espíritu Santo".

Guardar los mandamientos de Dios.

Santificar el séptimo día.

Unirte con una iglesia.

Leer y estudiar la Biblia. (Tomado de una obra por Berto Craft)

 

Las Denominaciones: Un Pecado Mortal

(Tomado de una obra por J. Candeas)

      Los motes, sin duda alguna, han creado una gran confusión dentro del patio religioso evangélico.  Una gran confusión interior y de cara a la sociedad.  Las denominaciones son un "pecado mortal", para calibrarlo al estilo papista.  Las denominaciones son obra de las mentes infantiles, hombres inmaduros, que de una doctrina, o de algún siervo de Dios, se han hecho "un nombre", que se ha constituido en un gueto denominacional.  ¡Niños en la fe!  Y esto lo dice la misma Palabra de Dios, por boca de Pablo, que se horrorizó ante el nacimiento de los guetos, 1 Corintios 3:1-7; 1:11-13, y lo combatió con toda su alma.  Aquellos hombres habían puesto a un lado el nombre de Jesús para comenzar a llamarse cada uno de un nombre distinto, Génesis 11:4.

      No es apostólico el denominacionalismo, de modo que no es bíblico y está contra la Palabra de Dios.  ¿Vemos en el Evangelio que Jesús dijera alguna vez que Él era bautista, metodista, menonita, presbiteriano, luterano, calvinista, evangélico, reformado, etc. et.?  No lo vemos en absoluto.  Jesús es la cabeza de la       EKKLESÍA y en manera alguna podía identificarse, como cualquier ser humano, con ninguna denominación religiosa.  Pero ¿y los apóstoles?  Tal vez encontremos que algunos de ellos se despistaran de la fe verdadera y cayeron en algún mote humano y se llamará bautista, metodista, etc. etc. ¡En ninguna manera!  Ya hemos visto por la cita bíblica de más arriba que un Apóstol, en este caso, Pablo, se echó las manos a la cabeza cuando oyó a los inmaduros llamarse con apodos humanos y combatió este mal a fondo.  Los denominacionales han causado división y confusión con sus muchísimos motes humanos.  Algunos dicen que es para distinguirse de los demás, usando un argumento falaz, pues nos distinguimos de los demás, y de los demás, llamándonos simplemente "cristianos", así como se llamaban los creyentes apostólicos, Los Hechos 11:26; 26:28; 1 Pedro 4:16.

      Las diversas lenguas (Génesis 11:7) que el Señor introdujo a los hombres de Sinar causó la confusión entre ellos.  Ocurre lo mismo entre los denominacionales, que no se ponen de acuerdo entre ellos, cada uno discrepa de los demás.  Cada denominación ha creado su propia enseñanza, que son las mejores, las correctas, las que son verdaderas y con las que se combate a los demás, cuyas enseñanzas no valen para nada, son espurias, están fuera de la Biblia.  Cada denominación entiende su propia lengua y no entiende, ni se entiende con los demás. (fin)

 

La Dispensación del Espíritu Santo

(Libros CLIE, Terrassa, René Pache)

      El apóstol Pablo, estableciendo una comparación entre el Antiguo Pacto (basado en la ley), y el Nuevo (basado en la gracia), se expresa en los siguientes términos, véase 2 Corintios 3:6-8.  Nosotros estamos, pues ahora, después de Pentecostés, en la dispensación del Espíritu Santo.

      Esta nueva dispensación presenta las siguientes características:

1. La ley solamente revelaba al hombre la voluntad de Dios, sin proporcionarle fuerza alguna para ponerla en práctica.  Por el contrario, le condenaba a muerte, al hacerle conocer la maldición divina que pesaba sobre cualquiera que no observara todo lo que está escrito, Gálatas 3:10.  Es por eso que Pablo dice que la ley es "....la letra que mata..."

y el "...ministerio de la muerte...".  Al contrario, el Espíritu Santo regenera al pecador muerto en sus transgresiones y le libera de la ley del pecado al comunicarle su potencia de vida, Romanos 8:2.

2. Desde muchos puntos de vista, el Antiguo Pacto era

material y "carnal", véase Hebreos 7:16.  La presencia de Dios, la "Seguina", residía en un templo de piedra, y su ley estaba escrita en tablas de piedra.  Ahora, por medio del

Espíritu Santo, habita en el corazón de los creyentes y pone en ellos Su ley, 1 Corintios 3:16; 2 Corintios 3:3.

3. En el Antiguo Pacto, el signo del pertenecer a Dios era la circuncisión de la carne; en el Nuevo, es la circuncisión del corazón, es decir, la regeneración producida por el Espíritu Santo, Romanos 2:28, 29; Filipenses 3:3.

4. Es evidente que todo el ministerio del Espíritu Santo está basado sobre la obra de Jesús.  Su objetivo es glorificarle, Juan 16:13, 14. Para que podamos....véase Romanos 8:3, 4.

      Así, pues, sin Jesús, la salvación sería imposible.  Pero sin el ministerio del Espíritu Santo, esta salvación adquirida a tal costo y perfección no nos sería comunicada personalmente: no estaría "en" nosotros.

5. Al colocarnos en ese punto de vista podemos distinguir en el plan de Dios tres dispensaciones:

(1) Del Padre, que es la del Antiguo Testamento.  Es el Padre que se revela y que obra directamente.

(2) Del Hijo, la de los Evangelios.

(3) Del Espíritu Santo, que va desde Pentecostés  al retorno del Señor.  Durante este tiempo, el Espíritu Santo forma la EKKLESÍA y pasa a ser "Dios en nosotros".  (fin)

 

¿Qué Ha De Venir? V

TEMA: Dos Juicios Pavorosos

LECTURA: 2 Corintios 5:9-11

TEXTOS: Juan 5:22, 23; Romanos 2:12, 16.

INTRO: Poca gente considera que el Dios de la Creación es un Dios de justicia, Eclesiastés 3:17.  Dios es el Dueño del universo y cada ser humano pertenece a Él por creación.

      Sí, ¡Dios es un Dios de justicia!  Cuando Adán y Eva pecaron Dios los juzgó.  Cuando Caín pecó, Dios le juzgó. En los días de Noé cuando la gente pecó, Dios los juzgó.

      Siendo que Él es justo, tiene que administrar Su justicia, Sofonías 3:5.

      En este estudio vamos a tratar primero con el juicio del creyente, y después con el juicio del incrédulo.

I. El "Tribunal de Cristo" es un juicio que trata exclusivamente con creyentes y sucederá inmediatamente después del arrebatamiento, 1 Tesalonicenses 4:17.

1. Hay varios textos que hablan de aquel juicio, 1 Corintios 4:1-5; 2 Corintios 5:9-11; Romanos 14:10-13; 2 Timoteo 4:1; Mateo 25:14-30.

2. ¿Quién estará ahí? Cada creyente tiene que dar cuenta de su vida desde el día de su salvación hasta el día de su muerte, 2 Corintios 5:10.

3. En aquel día el creyente tendrá que dar cuenta de:

(1) Si ha recibido una inmersión correcta, bíblica por una asamblea de Jesucristo después de ser salvo.

(2) Si perteneció a una asamblea basada sobre el Nuevo Testamento o a una denominación hecha por los hombres.

(3) Qué cantidad dio de sus ingresos a la obra del Señor.

(4) Su trato con su propia familia, con sus vecinos.

(5) Qué tipo de testimonio presentó a los inconversos.

(6) Si cumplió con la Gran Comisión, etc. etc.

4. Hermano en Cristo Jesús: Durante la vida cristiana, cuando pecamos, tenemos la oportunidad de confesar aquellos pecados y recibir el perdón, 1 Juan 1:9. Pero los pecados no confesados serán revelados en aquel día de juicio.  ¡Qué horrible!  Por eso, no esperes, confiesa ahora tus pecados a Él.

5. El día de su salvación usted recibió el perdón de todos de los pecados cometidos antes.  Pero, desde aquel día usted es responsable de confesar sus pecados a Jesucristo y aceptar Su perdón.  En el juicio del Tribunal de Cristo el trato será con los pecados de comisión y de omisión durante su vida como creyente.

6. En aquel tribunal habrá recompensas recibidas y perdidas.  Muchos serán avergonzados, 1 Juan 2:28.  Muchos sufrirán pérdida de recompensas (no de salvación), 1 Corintios 2:10-15.

7. Aquellas recompensas son llamadas "coronas":

(1) De vida, Santiago 1:12; Apocalipsis 2:10.  Es dada a los que aman a Jesucristo.

(2) Incorruptible, 1 Corintios 9:24, 25, dada a los que tienen control de sí mismos.

(3) De regocijo, 1 Tesalonicenses 2:19, 20, para los que han testificado y han traído almas al Señor.

(4) De justicia, 2 Timoteo 4:6-8, dada a los que aman el regreso del Señor.

(5) De gloria, 1 Pedro 5:2-4, dada a los pastores fieles y a los que los sostienen.

II. Después de mil años del reino de Jesucristo sobre esta tierra, ha de venir el segundo juicio pavoroso, será el "juicio de todos juicios", el juicio final: Del Gran Trono Blanco.  Esto sucederá al final de los mil años del reino de Jesucristo sobre esta tierra, Apocalipsis 20:11-15 (Véase el estudio ¿Qué Ha de Venir? VIII adelante)

1. ¿Quién estará?  1 Corintios 6:9, 10; Apo. 21:8.

2. ¿Cuáles son los eventos?  Será el juicio final de todos los incrédulos.  Se basará sobre sus obras malas hechas durante su vida terrenal y el castigo será el que cada incrédulo merece.  Todos irán a Lago de Fuego, pero habrá diferentes grados de castigo allá.

3. En Juan 5:26-29 Jesucristo dijo que aquel juicio será como "....la resurrección de condenación...." (Sigue)

 

¿Qué Ha De Venir? VI

TEMA: La Batalla de Armagedón

INTRO: La palabra es "Har-Megiddon" = "har= una cuesta conocida en el A.T. como MEGUIDO, Jueces 5:19; 2 Reyes 23:29, etc. y significa "Monte de Meguido" y se encuentra solamente una vez en el N.T., Apo. 16:16 como el campo de la batalla final entre las fuerzas del bien y del mal.  Aquel monte está en el borde sur de la llanura de Esdrelón, Galilea, en la tierra de Israel y fue escenario de muchas batallas en la historia de la nación de Israel.

      El término usado para "batalla" en referencia a Armagedón puede ser usado para una compaña militar o una serie de batallas.  Las Escrituras dicen que los ejércitos de los enemigos de los judíos de todas partes del mundo vendrán contra Israel en aquel día.

I. Armagedón, el sitio de la batalla de todas las batallas en el futuro.

1. Según el A.T. las naciones enemigas de los judíos aparentemente entenderán que están peleando contra Yahvé, el Creador del universo, y Su Hijo, Jesucristo el Mesías y harán sus planes  para derrotarlos.

2. Pero hay que leer en Joel 3:9-17, que el juicio de Dios ha de caer sobre todos de los ejércitos de los enemigos.

II. La Batalla de Armagedón cumplirá el propósito de Dios en aquel día.

1. Los ejércitos de los enemigos serán "castigados", Isaías 26:21; "destruidos", Zacarías 12:9; "pisados", Jeremías 25:30.  Véase Apocalipsis 19:15.

(1) Los habitantes del mundo entero estarán esperando aquel juicio eventual de Dios.  Nada escapará a Su juicio justo.

(2) Jeremías preguntó: "... ¿por qué prospera el camino de los impíos?..."  (12:1)  La Batalla de Armagedón contestará aquella pregunta, Sofonías 1:14-18.

2. En aquel día aun los rebeldes entre los judíos serán cortados, Ezequiel 20:37, 38.  En aquel día muchos de los judíos no responderán a la invitación de Dios y dos terceras partes perderán sus vidas y sus almas, Zacarías 13:8.

3. En aquel tiempo Dios castigará a Su pueblo (los judíos), Jeremías 30:11; Zacarías 13:9; Ezequiel 20:33-38.

(1) Dios usará Su ira para motivar a los judíos a arrepentirse y confiar en el Mesías como Salvador.  Dos cosas:

  A. Jerusalén será tomada y destruida, Zacarías 14:1, 2.  Hay dos ocasiones en las cuales Dios trae a los judíos a la Tierra Prometida: (1) En el pasado con Moisés en incredulidad; (2) En el futuro, en arrepentimiento y fe.  Esta "segunda" ha de ocurrir en el "Día de Yahvé" (la Batalla de Armagedón).  Hoy los judíos viven en su tierra en incredulidad y la ciudad de Jerusalén tiene que caer bajo las manos de sus enemigos. (Esto puede ser muy pronto).

  B. Un "resto" (remanente) de los judíos han de escapar de aquella destrucción, Zacarías 14:2b.

4. Aquella batalla llevará a la nación de Israel a arrepentirse, Zac. 12:10,; Ezeq.20:41-44;  36:24-38; 39:21-29.

5. Cuando aquella batalla de Armagedón termine, los escogidos de los judíos van a recibir a Jesús como su Mesías.

6. Terminando aquella batalla todos los enemigos de Dios serán vencidos:

(1) El diablo (Satanás) será atado por mil años,Apo. 20:1-3.

(2) El anticristo (aquel ser humano) y el profeta falso (otro ser humano) será lanzado en el Lago de Fuego, Apo. 19:20.

(3) Los reyes (líderes de las naciones) y sus ejércitos serán destruidos, Apocalipsis 19:19- 21.

(4) Babilonia (un símbolo de oposición a Dios) será destruida, Apocalipsis 18:1-3, 20, 21.

III. La Batalla de Armagedón terminará el plan de Dios en lo que respecta a Su Hijo.

1. La Persona más prominente en aquella batalla será nuestro Señor, Apocalipsis 19:11-16.   

2. En aquel día, será cumplida la promesa que Él hizo en Mateo 24:29, 30.

3. En aquella hora todo el castigo contra Sus enemigos será cumplido, Apo. Apocalipsis 14:14-20; Rev. 14:14-20; 19:11-16; Isaías 34:1-8; 63:1-6.

(1) Jesucristo ha de venir primero a la ciudad de Bosra (ciudad principal de Jordán hoy día) donde los judíos piadosos han de estar.  Su protección está garantizada, Zacarías 12:7, 8.

4. Aquel día cuando Jesucristo llegue y ponga Sus pies sobre el Monte de los Olivos, será el principio de Su Reino de Mil Años. (Sigue)

 

¿Qué Ha de Venir? VII.

TEMA: El Milenio

INTRO: Milenio = espacio de mil años. La palabra alude al reino terrenal de Jesucristo sobre esta tierra en el futuro por mil años.  Actualmente el uso del término se encuentra solamente en Apocalipsis 20:1-10, pero el A.T. está lleno de referencias a tal evento.

      Hay cuatro enseñanzas con relación al milenio que cada creyente debe entender:

I. Hay mucha gente en las "iglesias" que dicen que no ha de ser  tal cosa.

1. Dicen que el "reino" es el período largo entre el nacimiento de Jesucristo hasta Su regreso, o sea es de hoy, la edad de la asamblea, o de la gracia de Dios.

2. Dicen que la atadura de Satanás (Apo. 20) sucedió en el pasado y que él no puede frustrar el progreso del evangelio.

3. Dicen que Jesucristo ahora reina sobre las almas de los creyentes que están en Su presencia en el Tercer Cielo y que todas de las promesas dadas a la nación de Israel y no cumplidas o han sido enajenados por falta de obediencia, serán cumplidas en las "iglesias".

II. Hay otros cristianos que creen que la venida del Señor ha de ser después del milenio, que el mundo entero será convertido y que vendrán mil años de paz y justicia, entonces el Señor ha de venir por Segunda vez.

1. Creen que el mundo está  mejorándose año tras año, que eventualmente habrá más gente salva que perdida y que Dios no tiene ningún propósito con Israel, que no debe haber distinción entre los judíos y la asamblea.

Nota: Esta vista no es muy popular en el año presente de 2003.  Antes, sí.

III. Hay unos que enseñan que el Señor ha de venir, sí, antes de los mil años, pero que todas las promesas dadas a los judíos ya son cumplidas en la asamblea y que Jesucristo ha de reinar sobre esta tierra por los mil años.

IV. Luego, están los que creen que Dios trata con el mundo en dispensaciones (un lapso de duración variable, durante el cual Dios trata con el hombre de una manera particular, tocante el pecado y la responsabilidad humana, que las Escrituras en el A.T. deben ser entendidas en forma literal, y que todas las promesas dadas a la Nación de Israel han de cumplirse un día.  Que ahora estamos en un período de tiempo entre la oferta del Mesías para establecer Su reino con los judíos, pero ellos Le rechazaron, también rechazaron Su Venida en el futuro. Según este punto de vista, Dios no ha terminado Su trato con la nación de Israel y Sus promesas serán cumplidas en el futuro, durante los mil años, y que los gentiles recibirán muchas bendiciones durante aquel tiempo.

 Para determinar cual de los cuatro puntos de  vista es más consistente con las Escrituras, necesitamos observar siete cosas acerca del milenio:

1. Será un tiempo cuando Dios Mismo, por medio de Su Hijo, será el Gobernador sobre toda la tierra.  En un sentido ya Dios es el Gobernador, Salmo 103:19, pero no directamente, siendo que el mundo está bajo del dominio de Satanás desde el día de la caída de Adán.

2. Qué Jesucristo Mismo será el Rey en persona. Unos dicen que ahora Él es el Rey en la vida del creyente, pero nótese bien lo que dice Zacarías 14:9. Véase Daniel 7:13, 14; Jeremías 23:5, 6; Isaías 9:6, 7; Apocalipsis 11:15.

3. Los mil años será el tiempo cuando todos los creyentes reinarán con el Señor aquí en la tierra, Apocalipsis 20:4-6; Daniel 12:2, 3; 2 Timoteo 2:12; Mateo 25:21, 23.

4. Durante aquellos mil años el diablo no puede obrar siendo que él será atado, Apocalipsis 20:1-3.

(1) Por mil años ha de haber una sociedad perfecta, Isaías 65:18-25.

(2) No ha de haber guerras, Isaías 2:4.

(3) Ni injusticia, Isaías 11:3-5; 42:1-4.

5. Será cuando Dios va a quitar la maldición de esta tierra. Cuando Satanás engañó a Adán en el Edén, vino la maldición.  Será quitada durante el reino de los mil años, Romanos 8:20, 21.

(1) Toda de la tierra será cambiada, Isaías 32:14, 15.

(2) Ha de haber cambio en el fruto, Isaías 4:2.

(3) He de haber un cambio en los animales, Isaías 11:6-9.

(4) Ha de haber un cambio en la luz del sol y de la luna, Isaías 30:26; 60:19, 20.

(5) Ha de haber un cambio físico, Isaías 35:5, 6.

(6) Ha de haber un cambio en las emociones, Isaías 35:10.

6. Los mil años serán un tiempo de adoración universal a Yahvé, Isaías 66:23.

(1) Jerusalén será el centro de adoración, Isaías 2:1-3.

(2) Un templo será construido, Ezequiel caps. 40 a 38.

(3)  Los días festivos del A.T. serán celebrados, Ez. 45:21.

(4) Serán ofrecidos Sacrificios (no para el perdón de pecados sino para expresar la fe), Ezequiel 43:18.

7. Pero, como todas las "dispensaciones" la de los mil años terminará con una demostración de la naturaleza adámica del hombre caído.   Miles de seres humanos nacerán durante aquellos mil años a los padres que entrarán siendo salvos durante los siete años de la Gran Tribulación, todos nacidos en depravación, como nosotros.  Cuando Satanás será suelto por un tiempo breve, aquellos, no convertidos, van a rebelarse contra Yahvé, Apocalipsis 20:7-10; 21:8; 22:15.

Conclusión: Así veremos que la necesidad del pecador no es "un nuevo mundo" sino una "naturaleza regenerada" para pasar la eternidad con las bendiciones de Dios. (Sigue)

 

 ¿Qué Ha de Venir? VIII

TEMA: La Segunda Resurrección y el Juicio Final

TEXTO: Apocalipsis 20:1-15

INTRO: Por miles de años la misericordia de Dios ha sido demostrada a la raza humana. Pero el "día de justicia" ha de llegar.  El Dios de la misericordia tiene que ser el Dios de justicia, o no puede ser Dios.

      Con la terminación de la prueba, los resultados de la conducta humana estarán completos, y la justicia del juicio de Dios será manifestada, Apocalipsis 20:11-15.

I. El Gran Trono Blanco, un símbolo de la justicia que ha de suceder.  Aunque horrible será aquel día al pecador, los resultados serán justos.

1.  El Juez, Juan 5:22. 

2. Los sujetos, todos incrédulos desde Caín en adelante. 

3. La evidencia, Apo. 20:12 "...los libros..."  Cada acto contrario a Dios ha sido grabado.

4. La pena, Apo. 20: 12 "...y fueron juzgados los muertos por las cosas que estaban escritas.....según sus obras...."

5. Cada cuerpo perdido en el mar, cada cuerpo de la tumba (muerte), con sus almas en el Seol-Hades será entregado ante el Gran Trono Blanco para recibir su sentencia, v. 13.

6.  Los cuerpos de la tumba y del mar con sus almas del Seol-Hades fueron lanzados al Lago de Fuego, v. 14.

7. "La Segunda Muerte", Apo. 20:14b.  Véase Romanos 6:23a.; Apocalipsis 21:8.

8. "El Lago de Fuego", el "infierno" final. El lugar de castigo eterno para todos incrédulos, angélicos o humanos.  Véase Mateo 13:40-42; 25:41; Marcos 9:43-48; etc. (Sigue)

 

¿Qué Ha de Venir? IX

TEMA: La Purificación De La Superficie De Esta Tierra

TEXTO: Apocalipsis 21:1

INTRO: Si acepta la interpretación literal de las Escrituras entenderá un día que la superficie de este globo será purificada por fuego, Isaías 51:6; Marcos 13:31 (la atmósfera y la superficie ya que este mundo no tendrá fin); 2 Pedro 3:10.

      En aquel día tendremos un atmósfera limpia y un superficie limpia para el uso de los redimidos durante la eternidad futura, Isaías 65:17; 2 Pedro 3:13; Apo. 21:1, 5.

      Debemos entender que esta tierra, globo, no será aniquilada, Eclesiastés 1:4; Salmo 119:90; 125:1.  ¡Ten cuidado  de no interpretar pasajes figurados a fin de tener conflicto con pasajes literales!   Véase 1 Corintios 7:31 ("orden", apariencia, condiciones externas, sistema económico, las obras hechas por los hombres).  Sí, un día la superficie de este globo será cambiada y hecha bella como en el principio, 1 Juan 2:16, 17a; 2 Pedro 3:5-7.

      Pedro explicó que el "mundo" (el sistema económico, las obras hechas por los hombres) fue destruido por agua en el pasado ( los días de Noé) y será destruido en el futuro.

I. ¿Cuándo será aquella purificación?

1. No será el tiempo cuando Jesucristo venga CON los redimidos (después de los siete años de Gran Tribulación) para establecer Su reino de mil años.  Pablo habla de "...llama de fuego...." en 2 Tesalonicenses 1:6-10.  Aquel fuego ha de destruir a los enemigos de Jesucristo es  término figurativo, no literal.  Jeremías 4:4; 5:14; Lamentaciones 2:3, 4; Amos 5:6; Nahum 1:6.

2. Es muy evidente que 2 Tesalonicenses 1:6-10 habla del juicio del Señor en Su regreso con Sus redimidos para establecer Su reino, y en el principio Él ha de juzgar a los individuos de todas de las naciones de su trato con los judíos durante los siete años de tribulación, Mateo 25:31-46. Los sujetos son gentiles (de las naciones) y habrá tres clases: "ovejas" (gentiles redimidos); "cabritos", (gentiles incrédulos);  y "hermanos" (los judíos).  El juicio es para ver como los gentiles trataron a los judíos durante los siete años de la Gran Tribulación.   Este juicio de las personas (de las naciones) debe ser distinguido de:

(1) El Juicio del Tribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10, que es un juicio de las obras hechas por los creyentes y no tiene nada que ver con el pecado.

(2) El Juicio de la Nación de Israel, Ezequiel 20:33-38, un juicio para ver quien de los judíos va a entrar en el reino de mil años.

(3) El Juicio del Gran Trono Blanco, Apocalipsis 20:11-15, para determinar el grado de castigo en el Lago de Fuego de los incrédulos.

II. Las Escrituras hacen claro que una vez que Jesucristo establezca Su reino de mil años, el Juicio de las naciones ocurrirá.  Que los judíos redimidos serán recogidos de todas partes del mundo y plantados en su propia tierra, Israel, durante los mil años.

III. ¿Cuándo será aquella purificación de este globo por el fuego?, Malaquías 3:1-4.

1. No hay detalles de aquel evento.  No sabemos dónde estarán los redimidos de todas las edades durante aquella purificación.  En los días de Noé cuando vino aquel juicio los redimidos estaban en la seguridad del Arca (Jesucristo)

2. Pero sabemos que la Palabra dice que este globo y esta atmósfera serán purificados  de todo efecto de pecado y serán librados de la maldición, Romanos 8:19-25. (Sigue)

 

 

 

¿Qué Ha De Venir? Final

TEMA: Esta Tierra Renovada Será el "Cielo", la Habitación Eterna de los Redimidos.

INTRO: Hablamos mucho del "cielo" como el destino final de los redimidos, pero ¿Dónde estará aquella habitación final?  El objeto de esta lección es  revelar claramente aquella habitación eterna, véase Juan 14:2, 3.  Aquí aprendemos tres cosas: (1) Es un lugar, no una condición; (2) Cuando el Señor habló de aquel lugar todavía no estaba preparado; (3) Será un lugar muy especial ya que será la habitación del Señor.

      Para preparar tal lugar Él tuvo que salir de esta tierra, una vez que Él ha hecho provisión para proveer salvación a los elegidos.

      Recuerde que las almas en el Tercer Cielo no tienen cuerpos, todavía están en la tumba.  En el "cielo final" todos los redimidos tendrán sus cuerpos resucitados.

I. ¿Dónde estará aquella habitación final de los redimidos? Será esta tierra, globo, renovada porque está prefigurado en el A.T.

1. El Jardín de Edén, con su Árbol de la Vida, con la presencia de Yahvé el Creador fue un tipo, símbolo del lugar final de los redimidos durante la eternidad futura.

2. Esta tierra, después del diluvio, hecha limpia y perfecta para Noé y su familia, otro tipo, símbolo.

3. La Tierra de la Promesa, Canaán, lleno de leche y miel, dada a los judíos, quienes no tuvieron que trabajar ni comprar.

4. La "restauración parcial" por parte de Jesucristo de esta tierra durante los mil años de Su reino personal.

II. Leyendo al Profeta Isaías uno puede entender acerca del "hogar" que Dios ha de dar a los judíos durante Su reino de mil años, antes que la maldición sea quitada:

1. Isaías 65:17-25 es una descripción del reino de los mil años lo cual es preliminar (introductoria, preparatoria) a la atmósfera nueva y a la superficie nueva de esta tierra, versículo 17.

2. Isaías 66:22-24 donde dice que la nación de Israel tendrá una existencia que nunca terminará comenzando con el reinado de Jesucristo.

3. Y en Isaías 4:2-6 leemos de la renovación de la nación de Israel.  Todo de esto ha de suceder antes de la creación del nuevo cielo y la nueva tierra, cuando toda la maldad será eliminada.

III. Hemos visto lo "típico" lo "simbólico" de aquel lugar, ahora vamos a considerar las enseñanzas positivas de la Palabra que habla acerca de aquel lugar que será la habitación eterna de los redimidos:

1. Salmo 37:9b,"... Porque los malignos serán destruidos,

Pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra..."

2. Salmo 37:11a, "...Pero los mansos heredarán la tierra,

Y se recrearán con abundancia de paz..."

3. Salmo 37:22a, "...Porque los benditos de él heredarán la tierra; Y los malditos de él serán destruidos..."

(1) Estos tres textos hablan solamente de un lugar donde habrá justicia.  Hoy la maldad y los malos todavía están.  Los redimidos son gobernados por los impíos y tienen que pagar impuestos para sostener la maldad de los incrédulos.

4. Salmo 37:29 "...Los justos heredarán la tierra, Y vivirán para siempre sobre ella..."

IV. Nótese lo que Jesucristo dijo del lugar: Mateo 5:5;    "...Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad...."  2 Pedro 3:13; Apo. 21:1.

1. En aquel "lugar" ni la atmósfera ni la superficie serán como son hoy bajo  la maldición, Génesis 3:16-19; Apocalipsis 21:5.

2.  ¿Por qué la promesa de tal cambio si esta superficie no será usada en el futuro?  ¡Porque será usada!, Apo. 21:3.

3. El capítulo 21 de Apocalipsis habla de las cosas en el futuro... el juicio del Gran Trono Blanco habrá pasado (20:11-15).  La atmósfera y la superficie habrán sido renovadas y por primera vez, desde la caída de Adán, esta tierra habrá de ser librada de todo pecado, y de todos los pecadores.

(1) En aquel día la obra de redención de Jesucristo habrá sido consumada, todos Sus enemigos habrán sido destruidos, la raza caída habrá sido restaurada.  Jesucristo, según las estipulaciones del pacto eterno hecho con Dios el Padre, ha de abrogar, revocar, anular todo gobierno, toda autoridad, todo poder, y habrá de entregar Su reino, que le fue dado a Él (Mateo 28:18) a Dios el Padre, 1 Corintios 15:24-28.

Conclusión: Hermanos, es mi convicción, basada sobre las Escrituras, que Jesucristo no solamente redimirá   esta tierra de la maldición causada por la caída, pero Él habrá de redimir a cierto número de los caídos de la raza humana para poblar esta tierra renovada, ni uno más, ni uno menos, por la eternidad futura. (Fin de estos estudios)

 

Textos Fuera De Contexto Por J. Candeas

TEXTO: 1 Pedro 3:21

      Las sectas falsas que tienen el rito de "bautismo", como el catolicismo romano, el campbelismo ("Iglesia de Cristo"), mormonismo, etc. suelen citar este texto, naturalmente fuera de contexto, para gritar metiéndonos el puño por los ojos; "¡Ves cómo la Biblia dice que el bautismo salva!"  Pero seguimos insistiendo en que la Biblia no dice que el bautismo salvo.

      Creemos, sin duda alguna, que hay un bautismo que salva, pero no es ese que se le aplica a los niños, ni a los muertos espirituales para hacerlos cristianos (como los mormones).  Ni siguiera salva el bautismo que en las iglesias evangélicas se aplica a los creyentes.  ¡Es otro el bautismo que sí salva!  Es, como dice Pedro, "El bautismo que corresponde a esto", y por el contexto vemos que se está refiriendo al Arca azotado por las aguas de arriba y de abajo, 1 Pedro 3:20, 21, que prefigura el sufrimiento de Jesús sobre la cruz a favor del creyente.  A este bautismo se refirió Jesús con angustia, cuando dijo: "...de un bautismo tengo que ser bautizado; y ¡cómo Me angustio hasta que se cumpla!", Lucas 12:50.  Bautismo de dolor y sufrimiento, tipificado por la fuerza de las aguas sobre el Arca, y que ya estaba profetizado también en Salmo 42:7.

      Jesús soportó el bautismo de las ondas de la ira de Dios contra el pecado para librarnos, para salvarnos de esa ira cuando padeció en la cruz, dejándonos perfectos para siempre, Hebreo 10:14.  Cuando creemos en Él y Le aceptamos como nuestro Único y Suficiente Salvador, participamos de ese mismo "bautismo", nos identificamos con Su muerte, sepultura y resurrección y somos salvados por ese bautismo, Romanos 6:4-8.

      Ni una gota de agua entró en el Arca (Jesús), ni mojó a los que estaban allí en ninguna especie de "bautismo ritual".  Todos se salvaron sin "remojón regenerador" de ninguna especie.  El sufrimiento de Jesús solamente salvó a los que estaban dentro de Él (el Arca) y nos salva ahora, los que estamos dentro de Él por la fe en Su sacrificio.  Ninguna obra, ningún rito, ninguna ceremonia salva:  Solamente Jesús, nuestro Arca, sí nos salva, Isaías 54:9. (fin)

 

Amilenarismo
     De a (privativo) y milenio. La enseñanza de que el período de mil años o milenio mencionado en Apocalipsis 20 no es literal, sino figurativo. Según el amilenarismo, el milenio es la presente era, y se extiende entre la primera y la segunda venida del Señor Jesucristo. Este período concluirá con el retorno de Cristo (1 Tes 4:16-5:2), cuando ocurrirá la resurrección general y el juicio universal y los cielos y tierra serán destruidos y hechos de nuevo (2 Ped 3:10). El amilenarismo fue formulado clásicamente por Agustín de Hipona (354-430), pero es probablemente tan antiguo como el premilenarismo.  (Matthew J. Slick)

Premilenarismo
     Es una interpretación de la relación entre el reino de mil años anunciado en Apocalipsis 20 y la Parusía o segunda venida del Señor; por tanto, concierne al campo de la Escatología. Afirma que el Milenio será inaugurado tras la Parusía. Cuando Cristo retorne, encadenará a Satanás y reinará sobre la tierra por mil años, durante los cuales habrá prosperidad, paz y justicia en todo el mundo. Al fin de los mil años, Satanás será desatado, para ser finalmente destruido. A esto le sigue un juicio y el estado eterno, con cielos y tierra nuevos. Existen actualmente dos variedades principales de premilenarismo. La más antigua, el premilenarismo histórico, fue enseñada por algunos autores cristianos primitivos (Ireneo de Lion, Lactancio, etc.) y se considera que el reino milenario será esencialmente para la Iglesia de Cristo. La más reciente es el premilenarismo dispensacional, originado con John Nelson Darby (1800-1882), que enseña que el milenio será un reino básicamente judío, en la cual se cumplirán literalmente las promesas hechas a la nación de Israel en las profecías del A.T.  (Matthew J. Slick)

Postmilenarismo
     Es una posición escatológica que sitúa el reino de mil años del que se habla en Apocalipsis 20 previamente a la segunda venida del Señor, pero a diferencia del Amilenarismo como algo diferente de la presente era. Es posible que el postmilenarismo date del siglo II (Justino Mártir, Diálogo con Trifón 80-81), aunque adquirió influencia en la Edad Media con Joaquín de Flora (siglo XIII) y, dentro del protestantismo, desde el siglo XVII con Thomas Brightman. Según el postmilenarismo, a través de la predicación del Evangelio, el mundo entero será convertido al cristianismo antes de que el Señor vuelva, estableciéndose así un reino terrenal de mil años (no necesariamente literales). Al fin de este período habrá una rebelión encabezada por Satanás y entonces retornará el Señor para destruir las fuerzas del mal, juzgar a vivos y muertos y establecer el reino eterno.
(Matthew J. Slick)

 

¿Quiénes Son Los Bautistas?

(Tomado de una obra publicada por Bogard Press, Texarkana, TX.)

INTRO: Les invito a leer dos versículos para comenzar estos estudios: Los Hechos 17:11; 2 Timoteo 2:15.

      ¡Un pensamiento sorprendente!  No hay "padres de la iglesia".  Jesucristo es la Cabeza de Su EKKLESÍA, y el único "Padre" que tenemos es Dios.  No debemos confiar en los escritos de los "padres de la iglesia"....no eran perfectos.  Debemos confiar en lo que dicen las Escrituras.

      Jesucristo estableció Su primera EKKLESÍA, durante Su ministerio terrenal.  Luego, los conversos del Apóstol Pablo tomaron la Palabra en varios países para cumplir con la Gran Comisión, comenzando "asambleas bautistas" en muchas partes del mundo.

      Hoy en día hay muchas "Iglesias Bautistas"  que no enseñan lo que dicen las Escrituras, o sea, no son asambleas del Señor Jesucristo.  ¡Qué confusión!  Pero, una vez, al estudiar La Palabra, podemos separar el error de la verdad, y este es nuestro propósito en estos estudios.

      Ninguna asamblea "cristiana" es verdadera si no tiene la verdad sobre: (1) La Salvación; (2) Lo que constituye una asamblea del Señor; (3) El acto de inmersión y la Cena del Señor; (4) Y una vista completa de las doctrinas encontradas en ambos el A.T. y el N.T.

 

¿Quiénes Son Los Bautistas?  I

TEMA: El Ministerio de Juan el Sumergiste

TEXTO: Mateo 3:1-17

INTRO: La profecía de Juan.  Al lado de lo que las Escrituras hablan de Jesucristo, hablan más de Juan que de otra persona.  Véase Isaías 40:3-5.  Nótese Mateo 3:3; Marcos 1:3; Lucas 3:4-6; Juan 1:23.

      Las palabras de Malaquías 3:1 son citadas en Mateo 11:10; Marcos 1:2 y en Lucas 7:27.

      Leemos en Malaquías 4:5, 6 de la profecía  de la venida de Elías y el Señor habló de estos textos en Mateo 11:14; 17:10-13; Marcos 9:11-13.

      Llamo su atención a las palabras del padre de Juan en Lucas 1:76-79.  Aquella profecía mostró varias cosas acerca de Juan:

(1) Que él vendría antes del Cristo.

(2) Que vendría predicando arrepentimiento y salvación.

(3) Para preparar un pueblo para el Mesías una vez que  llegara.

(4) Vendría con el poder y la osadía de Elías.

I.  Nacimiento y predicación de Juan el Sumergiste.

1. Juan comenzó su ministerio en el espíritu y poder del profeta del A.T.

(1) Comenzó sin anuncio, como en 1 Reyes 17:11.

(2) Apareció vestido como Elías.

(3) Su mensaje fue distinto: arrepentimiento.

(4) Dijo que él habría de cumplir con las profecías de Isaías y Malaquías.

(5) Insistió en que sus conversos mostraran una vida cambiada antes de ser sumergidos.

(6) La venida del Mesías fue el quid del asunto de la predicación de Juan, Mateo 3:11; Lucas 3:6; Juan 1:27.

II. La inmersión de Jesús el Cristo por las manos de Juan, Mateo 3:13-17.

1. No hay evidencia dada que Juan y Jesús (aunque eran parientes) se conocieran uno al otro.

2. Jesús, el Cristo prometido, reconoció a Juan y su obra cuando Él vino desde una distancia para ser sumergido por él.  Pero hay  dos preguntas:

(1) ¿Por qué Juan vaciló para sumergirle?  Juan supo lo que decían las profecías acerca de aquella Persona, y no se sentía digno.

(2) ¿Por qué Jesús vino a Juan para ser sumergido?  Juan era el único que tenía autoridad divina, Juan 1:31, 33.

  A.  Cuando el Señor llegó a Juan mostró las Buenas Noticias por Su inmersión e hizo el ejemplo para Sus seguidores.

III. La breve vida de Juan.

1. Sin duda, aquel día cuando Juan anunció: "He aquí el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo" fue un día lleno de satisfacción.

2. Luego, Jesucristo predicó el mismo mensaje que Juan predicó: "Arrepentíos, porque el reino de los cielos se ha acercado", Mateo 4:17.

3. Muy pronto los discípulos de Jesucristo estaban sumergiendo más conversos que Juan, véase Juan 3:25-30.

IV. Juan el Sumergiste y las verdades acerca de la EKKLESÍA.

1. Durante los siglos, los "bautistas", quienes han seguido las doctrinas dadas en el N.T. han atribuido a Juan el honor de que él preparó el material para la "Primera Asamblea Bautista" de Jerusalén, véase Mateo 4:18-25.

2. La inmersión practicada por Juan preparó personas aptas para ser miembros de aquella primera EKKLESÍA.  Es decir, que el Señor aceptó la inmersión practicada por Juan cuando invitó a aquellos hombres para ser miembros de Su asamblea.

3. El uso del nombre "Bautista" (mejor: sumergista) es un nombre honorable y bíblico.  Siendo que el acto de inmersión describe las Buenas Noticias, lo cual nosotros los bautistas predicamos, ¡qué nombre más apropiado sería  usado!

4. Juan el Sumergiste honró la EKKLESÍA y sus doctrinas por sus hechos y su predicación.

(1) Habló de los conversos sumergidos en el futuro como "la novia de Cristo".

(2) Enseñó la Deidad de Jesús, Juan 1:29, 34, 36.

(3) De Su preexistencia, Juan 1:15, 30, 36.

(4) Del Espíritu Santo, Mateo 3:11.

(5) El poder soberano de Dios, Mateo 3:9.

(6) El Reino del Cielo, Mateo 3:2.

(7) Del arrepentimiento, Mateo 4:7.

(8) De la confesión de pecado, Mateo 3:6.

(9) El propósito y ejemplo de inmersión, Mateo 3:6.

(10) Del juicio que ha de venir, Mateo 3:7, 12.

(11) La superioridad de Jesucristo, Mateo 3:11, 12.

(13) La responsabilidad del individuo hacia Dios, Mateo 3:9.

(14) El poder del Espíritu Santo para purificar, Mateo 3:11.

(15) Conducta moral, Lucas 3:8, 10-14.

(16) Fiel hasta la muerte, Mateo 14:1-10.

(17) Predicación basada sobre las Escrituras, Juan 1:15-36.

(18) La gracia de la humildad, Juan 3:27-30.

(19) La importancia de la oración, Lucas 11:1.

(20) La predicación de las Buenas Noticias, Lucas 3:18.

Conclusión:  De estas consideraciones es imposible separar el principio de la EKKLESÍA de Jesucristo del ministerio de Juan el Sumergiste.  Sí, los "católicos romanos" y los "protestantes" han tratado de hacerlo, pero nosotros, los bautistas no conformistas no debemos hacerlo.

 

¿Quiénes Son Los Bautistas?  II

TEMA: El Ministerio de Jesucristo

TEXTO: Mateo 16:17, 18    

INTRO:  Los Bautistas verdaderos creen que la primera EKKLESÍA fue llamada a existir por Dios el Hijo, Jesucristo durante Su ministerio público.  El griego EKKLESÍA quiere decir: llamar afuera de con un propósito.  Debemos recordar que la EKKLESÍA es una organización del Nuevo Testamento, y debe seguir lo que es enseñado en el Nuevo Testamento.

      Los Bautistas No Conformistas aceptan que Jesucristo es la Cabeza de Su EKKLESÍA, Mateo 16:18.  Si Él no lo hizo, Él no tiene derecho a reclamar autoridad sobre ella.  Si vamos aceptar las Escrituras como la autoridad final en este caso, entonces vemos que sí, Jesucristo fundó la primera EKKLESÍA y sigue en su edificación hasta que el último de  los escogidos sea salvo.

      Creemos que una asamblea que sigue fielmente las doctrinas dejadas por Jesucristo y Sus apóstoles es una asamblea de Cristo Jesús.

      Nosotros, los Bautistas No Conformistas, no deducimos su principio a un hombre o una mujer, como hacen algunas denominaciones.  Aunque el nombre "bautista" no se encuentra entre las asambleas de los primeros siglos, sus principios y prácticas han vivido desde el día que Jesús formó Su primera EKKLESÍA.

I. La asamblea llamada.

1. El Señor comenzó a llamar Su primea EKKLESÍA después de Su inmersión por las manos de Juan, Mat. 3:15, 16.

2. En Juan 1:35-51 leemos de la selección de los primeros miembros, todos convertidos por el ministerio de Juan el Sumergiste.  Véase Mateo 4:18-22; 9:9; Lucas 6:12-16, 1 Corintios 12:28.  Y leemos en Los Hechos que al final hubo 120 personas, 1:15.

3. Los dones, dados a los apóstoles, fueron puestos en las asamblea según 1 Corintios 12:28.

4. En Los Hechos 1:15 y adelante leemos de "una reunión de negocios".

5. Aquellas personas estaban presentes el Día de la Fiesta, Los Hechos 1:21---2:2.

6. A esta compañía fueron añadidos los 3,000 conversos, Los Hechos 2:41, véase 2:47.

II. La naturaleza de la primera EKKLESÍA.

1. Tenemos una descripción de la asamblea original, cuyos miembros todos fueron sumergidos por Juan el Sumergiste, Los Hechos 1:21, 11.

2. El Señor comenzó Su ministerio después de ser sumergido por Juan.  Por eso cada miembro de la primera EKKLESÍA había sido sumergido por Juan, a quien Dios, por la inspiración del Espíritu Santo, había dado el título de "Juan el Sumergiste", véase Mateo 3:1; 11:11, 12; 14:2; 16:14; 17:13; Marcos 6:14, 24, 25; 8:28; Lucas 7:20, 28, 33; 9:19. También Mateo 14:8.

3. Por eso, ninguna asamblea verdadera, basada sobre las doctrinas del Nuevo Testamento, tendría vergüenza para usar su nombre: "Bautista".

4. Aquella primera asamblea fue "local" y había estado con el Señor, Los Hechos 1:21.  Véase 1:4.

5. Los 3,000 conversos fueron añadidos a aquella asamblea, según Los Hechos 2:41, y después los otros convertidos, una vez sumergidos, fueron añadidos, Los Hechos 2:46, 47.

III. Las Enseñanzas de Jesucristo. Durante Su ministerio terrenal Él enseñó:

1. La igualdad de los miembros, Mateo 20:25-27.

2. La ley de la disciplina, Mateo 18:15-18.

3. Toda la autoridad está en la asamblea, sujeta a la Ley Divina, Mateo 16:18, 19; 28:18-20.

(1) Un "obispo" es igual que un anciano o un pastor.  No hay "clases" de ministros, véase Mateo 23:8.  Este texto elimina las "clases" de ministros entre los católicos, protestantes y los carismáticos.

4. Hablando de la autoridad de una asamblea, el texto de Mateo 16:19 pone poder extremo en las manos de cada asamblea. ¿Cómo podemos saber si la obra que estamos haciendo es reconocida por Dios?  Podemos saber si estamos conformados a las instrucciones dadas por Jesucristo y los apóstoles.

(1) "...las llaves del reino de los cielos...."  Aquellas llaves representan autoridad, y en este texto Jesucristo dio a Pedro (y por extensión a cada creyente) la autoridad para declarar qué es atado y qué es desatado en el Tercer Cielo.  Véase Juan 20:23 donde el Señor les dio a Sus discípulos autoridad para perdonar o no perdonar pecados.  Esto tiene que ser entendido en el contexto de Mateo 18:15-17 donde el Señor dio instrucciones específicas de cómo tratar con los pecados de los miembros.  La asamblea, en función de ser el cuerpo de Jesucristo, tiene la autoridad para declarar si un miembro es perdonado o no, basada sobre los principios de la Palabra de Dios.

5. Las asambleas basadas sobre las enseñanzas del N.T. son independientes y autónomas bajo las leyes de Dios dadas en el N.T.

(1) Ninguna persona tiene autoridad para gobernar una asamblea, ni otra asamblea tiene derecho para gobernar otra asamblea.

(2) La acción de una asamblea es final, Mateo 18:17.

(3) Es evidente que no existen poderes más altos que los de una asamblea del Señor, Los Hechos 1:15, 16.

(4) Es evidente que los miembros tienen la última voz en cualquier asunto, Los Hechos 6:1-6.

6. Jesucristo estableció las "ordenanzas"  (mandos) de Su asamblea:

(1) La inmersión, Mateo 28:18-20.

(2) La Cena, Mateo 26:20-28.  Véase 1 Cor. 11:23-26.

(Sigue)

 

¿Quiénes Son Los Bautistas? III

TEMA: La Asamblea Comisionada

TEXTO:  Mateo 28:19, 20

INTRO:  La distintiva enseñanza de los Bautistas No Conformistas es su creencia de que la Gran Comisión fue dada a la EKKLESÍA, no a una organización de hombres.

      Esto es una verdad que puede ser sostenida por las Escrituras siendo que hay solamente tres recipientes posibles: (1) Los Creyentes; (2) Los Apóstoles; (3) La EKKLESÍA,  fundada por Jesucristo durante Su ministerio terrenal.

      Es lógico pues, que la comisión fuera dada a las asambleas y fuera entregada tres veces después de la resurrección del Señor; (1) En Jerusalén en el día de Su resurrección, Lucas 24:46-48; (2) En Mateo 28:16-20; (3) En Los Hechos 1:8.

I. El contenido de la Gran Comisión.  Es un mandato sencillo para enseñar las Buenas Noticias a todo el mundo, no solamente para traer a los pecadores a conocer a Jesucristo como Salvador, sino para enseñar a aquellos discípulos como iban a vivir para Cristo Jesús.  Nótense siete puntos en el desarrollo de la vida de un converso:

1.  Ser sumergido por la autoridad de una asamblea bíblica y esto le hace un miembro.

2. Asistir con fidelidad, a todos los cultos.

3. Sostener la obra del Señor con una parte de sus ingresos.

4. Leer y estudiar las Escrituras cada día.

5.  Tomar tiempo para platicar con Dios, en el Nombre de Jesucristo, varias veces durante el día.

6. Testificar cada día a alguien.

7. Quedarse puro del mundo y de personas mundanas.

II. El alcance de la Gran Comisión.  Es una obra tremenda y mundial (Los Hechos 1:8)

1. Cada asamblea cristiana es responsable....no hay excepciones. 

2. En cada culto la Gran Comisión debe ser enfatizada, con informes de los hermanos misioneros, oraciones hechas para ellos, y una llamada a los jóvenes a entregar sus vidas en el servicio del Señor.

III. La autoridad de la Gran Comisión.  No sólo es la Comisión un mandato, lleva en sí una autoridad.

1. En los Libros del N.T. vemos que la Gran Comisión fue practicada por cada asamblea.  Ellos tuvieron el mandato  y la autoridad y salieron haciendo la obra.

IV. La promesa de la Gran Comisión.   Mientras que la autoridad de la Comisión es grande, y la responsabilidad es pavorosa, la promesa es perdurable: "...hasta el fin de la edad...".  (Sigue)

 

¿Quiénes Son Los Bautistas? IV

 TEMA: La Asamblea Perseguida

TEXTO: Los Hechos 8:1

      Desde el principio de creación ha habido persecución con Abel siendo la primera persona en sufrir así cuando su propio hermano le mató, véase 1 Juan 3:12.  José sufrió persecución, primero por sus propios hermanos, más tarde por la señora del primer ministro.  David sufrió persecución a manos de Saúl y las Escrituras dicen que todos los que viven piadosamente sufrirán persecución, 2 Timoteo 3:12.

Persecución en la primera asamblea

      Esteban fue el primero de los creyentes en morir por persecución, Los Hechos 7:54-60.

      Luego vino la "gran persecución" contra la asamblea, Hechos 8:1.  Pero Dios tenía un propósito al enviar tal persecución.  Aquella asamblea había llegado a estar satisfecha y había olvidada la Gran Comisión  Aquella persecución produjo:

1. Saulo el perseguidor llegó a ser Pablo el predicador.

2. Los hermanos salieron a muchas partes predicando la Palabra.

3. Felipe comenzó su trabajo como evangelista.

4. Una asamblea fue establecida en Antioquia.

      La historia nos enseña que cuando los cristianos no son perseguidos no llevan a cabo la Gran Comisión. (Sigue)

 

Bautistas y la Reforma,  V

      En Europa la "reforma" (el trato de reformar las muchas falsedades de la Iglesia Católica Romana) comenzó en 1517 cuando Martín Lutero, un sacerdote, se rebeló contra las muchas falsedades de aquella "iglesia".

      ¿Que es un "protestante"?  Aquel término tuvo su principio temprano durante los esfuerzos de tratar de cambiar la doctrina corrupta de los romanistas.  Unos piensen que todos aparte de la "Iglesia Romanista" son "protestantes", pero hay que recordar que los "Bautistas No Conformistas" no son protestantes porque nunca estuvieron adentro de aquella "iglesia" corrupta.

      Desde la fundación de la primera EKKLESÍA por Jesucristo, durante Su ministerio, hasta hoy día, nosotros, que llevamos este nombre, y miles de otros (unos no usan nombres) nunca estuvieron adentro de aquella "iglesia" con sus muchas doctrinas falsas.

      La historia prueba que durante aquellos años hubo miles de creyentes que siguieron la Palabra de Dios siendo instruidos por hombres que Dios levantó.

      La "iglesia romana" no tuvo su principio en un día, sino que fue un desarrollo de varios siglos con la doctrina llegando más y más corrupta cada año.

      Cuando los Bautistas (no había denominaciones bautistas en aquel tiempo....son modernas) oyeron de la obra de Lutero se gozaron al pensar que al fin iba a haber un cambio en la "iglesia romana", pero lástima, Lutero y sus seguidores llevaron con ellos muchas de las doctrinas falsas de los romanistas, especialmente la aspersión de los niños para su salvación y una "iglesia-estadal" .

      Pronto los creyentes verdaderos, sean Bautistas No Conformistas u otros creyentes, fueron perseguidos por ambos: los "católicos" y los "protestantes" porque rechazaron  permitir que sus niños fueran rociados. 

      Los Bautistas y otros tomaron la posición de que Las Escrituras eran la única regla de fe y rechazaron el "bautismo" de los "católicos" y los "protestantes" y fueron conocidos como los "anabaptistas"..

      Por esto, nosotros no somos "protestantes" siendo que nunca estuvimos adentro de la "iglesia falsa".  (Fin de esto estudios)

 

Adventistas del Séptimo Día

      Denominación "cristiana" fundada por seguidores de William Miller y otros.  Esperaban la inminente Segunda Vendida de Jesús.  Empezó formarse en 1844, pero debido a las predicciones incumplidas de Miller, se organizó oficial en 1863.  Su nombre revela el énfasis tanto en la Segunda Venida como en la observancia del sábado.

      Según los "Adventistas", la inmortalidad solo se otorga a los justos en ocasión del regreso de Jesús.  Afirman que los muertos están inconsciencia total.  También insisten en la purificación del santuario celestial, debido a que se inició  una obra de juicio en el año 1844 que durará hasta concluir el tiempo de la gracia.

      Enseña:

1. El sueño del alma tras la muerte, totalmente contrario a Lucas 16:22-30; Filipenses 1:23, 24; 2 Corintios 5:1-8; Salmo 73:24; Apocalipsis 6:9, 10.

2. La aniquilación de los impíos, contrario a Romanos 2:6-9; Apocalipsis 20:10, 13.

3. La expiación (cubrir, cancelar, satisfactoria reparación por una ofensa o una injuria. Cubrir los pecados por medio del derramamiento de sangre).  Los Adventistas dicen: "Disentimos de la idea de que la expiación fue hecha en la cruz.  Después de Su ascensión, Jesús debía comenzar Su obra, como Sumo Sacerdote....ahora estamos viviendo en el gran día de la expiación....".  Es decir que ellos no aceptan la obra final de Jesús en la cruz, que uno tiene que esperar para ver si tiene perdón o no.  Basan su error en Levítico 16:8 y dicen que AZAZEL (nombre hebreo) fue Satanás, que él llevó nuestros pecados.  Aquella palabra, traducida correctamente, quiere decir "chivo expiatorio para salir".

4. Los pecados de los "creyentes" estarán puestos sobre Satanás.

5. Jesús es el arcángel Miguel.

6. Hay que adorar a Dios solamente en el día de sábado.

7. El día 22 de octubre, 1844 Jesús comenzó Su obra de expiación.

8. Habrá un juicio de investigación que determinará el destino de cada persona.

9. El incrédulo, a morir, es aniquilado, los demás duerman.

10. Elena White fue un profeta de Dios.

11. No hay un "infierno". (fin)

 

El Lugar de las Mujeres en la Asamblea

      Las Escrituras hablen claramente sobre este tema.  El problema es que las asambleas están mirando al hombre en vez de las Escrituras para dirección.

      El N. T. afirma que el hombre es de ser el líder en la casa, en la asamblea, y en el estado civil.  Dios no hizo la mujer a reinar en estas tres instituciones, véase Isaías 3:12.

      En una asamblea cristiana ninguna mujer tiene las cualificaciones a ser un "pastor", u otra posición sobre el hombre, 1 Timoteo 2:11-14; 1 Corintios 14:32-35.

      ¿Cómo es posible que una mujer pudiera ser "pastor" cuando ella es prohibida de enseñar o de tener ninguna autoridad sobre el hombre?  Jesús no ordenó ninguna mujer como apóstol. Véase las instrucciones dadas en Tito 1:5-9.  ¿Fueron las instrucciones de Pablo aplicable hasta hoy día?  Sí, son. (fin)

 

¿Quién Soy Yo?

1. Soy aceptado, Juan 1:12; 15:15; Romanos 5:1; 1 Corintios 6:17, 19, 20; 12:27; Efesios 1:1, 5; 2:18; Colosenses 1:14; 2:10.

2. Estoy seguro, Romanos 8:1, 2; 8:35, 51; 2 Corintios 1:21, 22; Colosenses 3:3; Filipenses 1:6; 5:20; 2 Timoteo 1:7; Hebreos 4:16.

3. Soy significado, Mateo 5:13, 14; Juan 15;1, 5, 16; Los Hechos 1:8; 1 Corintios 3:16; 2 Corintios 5:17; 6:1; Efesios 2:6, 10; 3:12; Filipenses 4:13.  (fin)

 

El Creyente Debe Aborrecer:

I. El creyente debe aborrecer abandonando la esfuerza, Juan 6:66.  Véase Mateo 19:22; 1 Juan 2:19.

II. El creyente debe aborrecer cada camino falso, Salmo 119:104.  Véase Deuteronomio 5:20; Levítico 19:11-16; Proverbios 6:16-18.

3.  El creyente debe aborrecer cada ritual vacío, Amos 5:21, véase Isaías 1:13; 29:13; Mateo 23:23; Gálatas 4:10, 11; 2 Timoteo 3:5.

4. El creyente debe aborrecer maldad contra el vecino, Zacarías 8:17. Véase Lucas 10:25-37; Romanos 13:10; 15:2; Gálatas 6:10; Santiago 2:8.

5. El creyente debe aborrecer la mentira, Salmo 119:163. Véase Levítico 19:11; Salmo 5:6; 101:7; Proverbios 12:22; 21:6; Colosenses 3:9.

6. El creyente debe aborrecer la idolatría, Jeremías 44:4, 5. Véase Éxodo 20:4; Levítico 26:1; Deuteronomio 7:25; 11:16; Isaías 42:8; I Juan 5:21.

7. El creyente debe aborrecer pensamientos vano, Salmo 119:113. Véase Salmo 94:11; Proverbios 15:26; 23:7; 24:9; Jeremías 4:14; Mateo 9:4; 15:19. (fin)

 

Santificación

INTRO: La santificación trata casi por completo de nuestro estado, tal como la justificación lo hace con nuestra posición.  Con la justificación somos declarados rectos, correctos con Dios.  La justificación es lo que Dios hace por nosotros, mientras que la santificación es lo que Dios hace en nosotros.  La justificación nos pone en una relación correcta con Dios legalmente, mientras que la santificación exhibe experimentalmente el fruto de esa relación en una vida separada del mundo pecador.  La justificación nos hace seguros, la santificación nos hace santos. 

I. El significado de la santificación:

1. El proceso de ser puesto aparte para Dios, Levítico 27:14_16; 8:33-36; Números 8:17; 2 Crónicas 7:16; Jeremías 1:5; Mateo 23:17; Juan 10:36.

2. El proceso de ser puesto aparte de la contaminación ceremonial y moral, 2 Crónicas 29:5-18; Éxodo 19:20-22; Levítico 22:44; 20:7; 1 Crónicas 15:12, 14; 1 Tesalonicenses 4:3-7; 5:22, 23; Hebreos 9:13.

3. Se demuestra que Dios es Santo por la revelación de Su carácter, Ezequiel 16:23; 28:22; 38:16; 39;27.

II. El período de santificación.  Se puede ver como pasada, presente y futura, o instánia, progresiva y completa.

1. Etapa inicial, contemporánea en el momento de salvación, 1 Corintios 1:2.  Esta etapa tiene un doble aspecto: posicional y práctica.

  (1) Posicional, Hebreos 10:9, 10, 14; 1 Corintios 1:30, 31; Gálatas 6:14; Efesios 1:6; Colosenses 2:10; Hebreos 9:26.

  (2) Práctica: 1 Pedro 1:2; 2 Tes. 2:13; 1 Juan 3:9.

2. Etapa progresiva.  2 Corintios 7:1; 2 Corintios 3:18; Efesios 4:11-15; 1 Tes. 3:12; 4:1, 9, 10; 2 Pedro 3:18.

3. Etapa final, contemporánea con la venida de Jesús, 1 Tes. 3:12, 13; 5:23; Filipenses 3:12-14; 1 Juan 3:2.

III. El método de la santificación:

1. Por el lado Divino:

  (1) La obra de Dios el Padre, 1 Tesalonicenses 5:23, 24; Juan 17:17; Judas 1.

  (2) La obra de Dios el Hijo, Efesios 5:25, 26; 1 Corintios 1:30; Gálatas 6:14; Hebreos 10:10.

  (3) La obra de Dios el Espíritu Santo, 2 Tesalonicenses 2:13; Levítico 8:10-12; 1 Pedro 1:2.

2. Por el lado humano:

  (1) Mediante la fe en la obra redentora de Jesús, Los Hechos 26:18; 15:9; 1 Corintios 1:30; Gálatas 6:14; Hebreos 13:12, 13.

    A. Es por fe que:

      (A) Vivimos, Romanos 1:17.

      (B) Andamos, 2 Corintios 5:7.

      (C) Estamos firmes, 2 Corintios 1:24.

      (D) Peleamos, 1 Timoteo 6:12.

      (E) Vencemos, 1 Juan 5:4.

  (2) Por la Palabra de Dios, Juan 17:17; Salmo 119:11; Juan 15:3; Efesios 5:26.

  (3) Por medio de una completa dedicación de la vida, Romanos 12:1, 2; Juan 17:18, 19.

  (4) Mediante sumisión a la disciplina divina, Hebreos 12:10, 11; 1 Corintios 11:12.

  (5) Por renuncia al pecado y ejercicio de la santidad, Romanos 6:18, 19; 2 Corintios 7:1; Tito 2:11, 12.

Conclusión:  La santificación es efectuada en la medida en que el creyente se ocupa de su propia salvación en el conocimiento de la obra Divina, Filipenses 2:12, 13 (fin)

 

Religión O Salvación: ¿Qué Tienes Tú?

TEXTOS: Los Hechos 8:26-39; 4:12.

INTRO: La religión es muy popular, pero no la salvación.  Tú eres salvo solo por la obra de Jesús o tú no estás salvo.  El plan de salvación es claro y conciso.  No debe ser confusión ni contradicción.  Salvación se encuentra solamente en la obra final de Jesús en la cruz.  No hay salvación en pastores, iglesias, bautismos, santos ni oraciones, 1 Juan 5:11, 12.    Mucha gente confía en los preceptos morales de la Biblia pero reusa a arrepentirse y recibir a Jesús como su salvador.

      Vamos hacer un contraste entre "religión" y "salvación"

1. Religión es un mejoramiento de la naturaleza vieja.  Salvación es recibiendo una naturaleza nueva, Juan 1:12; 2 Corintios 5:17; 1 Tesalonicenses 1:5.

2. Religión nos viste con los trapos de nuestra justicia.  Salvación nos viste con la justicia perfecta de Jesús, Tito 3:5.

3. Religión es lo que el hombre hace para Dios.  Salvación es lo que Dios hace para el hombre, Isaías 53:6.

4. Religión es confiando en la obra que hacemos.  Salvación es confiando en una obra ya hecha, Efesios 2:8, 9; Hebreos 10:10.

5. Religión depende en nuestro comportamiento.  Salvación depende en nuestra fe, Los Hechos 16:31.

6.  Religión dice que debemos hacer lo mejor que podemos.  Salvación dice que debemos confiar en lo mejor que Dios ha provisto, Romanos 6:23.

7. Religión depende sobre el carácter.  Salvación depende en la obra final de Jesús, 1 Corintios 1:18.

8. Religión trata a proveer un sacrificio.  Salvación confía en un sacrifico terminado, Juan 19:30.

9. Religión trata obtener algo mejor.  Salvación se obtiene por un sacrificio perfecto, 1 Pedro 1:19, 19.

10. Religión trata de traernos de la oscuridad a la luz.  Salvación nos trae de muerte a vida, Juan 5:24.

11. Religión dice que debemos ser encontrado en la casa de Dios.  Salvación dice que debemos ser encontrado en Jesucristo, Filipenses 3:9.

12. Religión se base sobre ignorancia.  Salvación se base sobre conocimiento, Los Hechos 17:23; Efesios 4:18.

13. Religión condena el pecado al infierno final.  Salvación entrega el creyente a la mera presencia de Dios, 1 Juan 5:10, 12; Juan 3:36. (fin)

 

La Limpieza del Hogar

Textos: 2 Crónicas 29:16; Los Hechos 19:17-20.

I.  Limpiando el atmósfera.  ¿Tiene tu casa la apariencia de un hogar cristiano?  Proverbios 17:1; Gálatas 5:19-212.

II. Limpiando la apariencia.   ¿Qué clase de pinturas tienes tú sobre la pared?  Deut. 6:9; 11:20; Efesios 5:11, 12.

III. Limpiando la ropa.  Ropa inmodesta no tiene lugar en el hogar del creyente.  Proverbios 7:10; 1 Timoteo 2:9; Judas 18, 19.

IV. Limpiando la diversión.  La música, las revistas, la televisión, etc. Salmo 101.3; Marcos 9:47; Mateo 5:28: Efesios 5:19; Colosenses 3:16; Salmo 40:3.  (fin)

 

El "Juicio General"

      Unos, incluyendo unos así llamado "bautistas" falsamente creen que ha de ser una "resurrección general" y después un "juicio general" pero esto no se encuentra en las Escrituras.  En Apocalipsis 20:4-6 encontramos la enseñanza clara de la "primera resurrección" lo cual ocurrirá mil años antes del juicio final del "Gran Trono Banco" de Apocalipsis 20:11-15.

      Los primeros diez versículos de Apocalipsis 19 cubren los eventos en el Tercer Cielo inmediatamente antes la Segunda Venida de Jesús, lo cual sigue los versículos 11-21.  Después vemos el mil año reino de Jesús y Sus redimidos en 20:1-7.  Esto es el reino prometido en Isaías 2:1-4; Daniel 7:27.  Satanás está condenado en Apocalipsis 20:10.  Los incrédulos son juzgados al Gran Trono, versículos 11-15 y tirados en el Lago de Fuego.

      Las Escrituras son claras en decir que el reino de mil años será inmediatamente después de los siete años de Gran Tribulación.  No hay tal cosa como un "Juicio General".  (fin)

  Cuidado Con Benny Hinn!

      Aquel hombre dice que él recibió su poder de una mujer muerta por muchos años, Kathryn Kuhlman, quien fue la primera persona a practicar "ser matado por el Espíritu Santo" por visitar su tumba en el panteón.

      Dijo, en un programa por la tele el día 2 de abril, 2000 "Que Jesús, el Hijo de Dios, había de aparecer en un cuerpo físico en varias partes del mundo".  Véase Marcos 13:21, 22.

      Por la tele, 19 de octubre, 1999 él dijo que miles de muertos serían revividos si su familia los ponía en frente de un aparato televisor durante su predicación.

      Benny Hinn es un profeta falso, Mateo 24:24; 2 Tesalonicenses 2:7-10; Apocalipsis 13:13, 14.

      Mucha gente crédula está decepcionada por tales como él.  Un milagro no produce fe, la fe viene por la Palabra de Dios, Romanos 10:17.

      Sí, ten cuidado porque Benny Hinn es un hombre dirigido por Satanás.  (Fin)

El Día de Yahvé

      Es el día se llama también "aquel día" y "el gran día" y será (futuro) el largo período que comienza con el regreso del Señor en gloria a POR los creyentes vivos, y termina con la purificación de los cielos y la tierra por fuego, en preparación de la tierra y cielos nuevos, Isaías 65:17:19; 66:22; 2 Pedro 3:13; Apocalipsis 21:1.

I. El orden de los eventos parece ser el siguiente:

1. El regreso del Señor en gloria, Mateo 24:29, 20.

2. La destrucción de la Bestia (el anticristo) y sus huestes y el Falso Profeta (el líder mundial religioso) durante los siete años de la Gran Tribulación, Apocalipsis 19:11-21.

3. El juicio de las naciones, Zacarías 14:1-9; Mateo 25:31-46,

4. Los mil años del reino de Jesucristo sobre esta tierra, Apocalipsis 20:4-6.

5. La rebelión satánica y su fin, Apocalipsis 20:7-10.

6. La segunda resurrección de los incrédulos y su juicio final, Apocalipsis 20:11-15.

7. El "día de Dios", con la tierra purificada, 2 Ped 3:10-13

8. La eternidad futura, sobre esta tierra renovada, Apocalipsis capítulos 21, 22.

II. Hay siete señales que preceden el "día de Yahvé":

1. La venida de Elías, Malaquías 4:5; Apocalipsis 11:3-6.

2. Desórdenes cósmicos, Joel 2:1, 2; Mateo 24:29; Hechos 2:19, 20; Apocalipsis 6:12,17.

3. La insensibilidad de la "iglesia" profesante, 1 Tesalonicenses 5:1-3.

4. La apostasía de la "iglesia" profesante, que llega entonces a la condición de "Laodicea", 2 Tes. 2:3.

5. El traslado de los redimidos, 1 Tesalonicenses 4:17.

6. La manifestación del "hombre de pecado", la Bestia, 2 Tesalonicenses 2:1-3.

7. Los juicios apocalípticos, Apocalipsis capítulos 11 hasta 18. (Tomado de la Biblia de Scofield)

Salvación

      Las palabras originales, griega y hebrea traducidas "salvación", implican las ideas de liberación, seguridad, preservación, curación, salud.  Salvación es la gran palabra inclusiva de las Buenas Noticias; ella reúne y expresa en sí misma todos los actos y procesos redentores, tales como justificación, redención, gracia, propiciación, imputación, perdón, santificación y glorificación. 

      La salvación tiene tres tiempos o aspectos:

(1) El creyente ha sido ya salvo de la culpa y la pena del pecado, Lucas 7:50; 1 Corintios 1:18; 2 Corintios 2:15; Efesios 2:5, 8; 2 Timoteo 1:9, y está seguro en la salvación de su alma del infierno.

(2) Los creyentes están siendo salvos del hábito y dominio del pecado, Romanos 6:14; Filipenses 1:19; 2:12, 13; 2 Tesalonicenses 2:13; Romanos 8:2; Gálatas 2:19, 20; 2 Corintios 3:18. 

(3) El creyente será salvo en el sentido de ser conformado completamente a la imagen de Jesucristo, Romanos 13:11; Hebreos 10:36; 1 Pedro 1:5; 1 Juan 3:2.

      La salvación del alma del infierno es por gracia mediante la fe, es una dádiva gratuita, y completamente aparte de obras, Romanos 3:27, 28; 4:1-8; 6:23; Efesios 2:8.

      El orden divino es: primero la salvación, después las obras que muestran que uno es salvo, Efesios 2:9, 10; Tito 3:5-8.   (Scofield)

 

      Esta revista es enviada gratis.  Es una obra por el Evangelista J. Alvino Nelson y su esposa Janet.        Cuentan con la ayuda de su hijo Mario como corrector de pruebas.  Es disponible por: www.hojasdeoro.com  o  jan23@cox.net  o

 

Hojas de Oro, 660 S. Front, Salina, Kansas 67401, EE. UU.