Hojas De Oro

Una Llamada A Regresar A La Enseñanza Bíblica

"...que contendáis por la fe..."

  Año XXXIII, Número 4 ABRIL  2003                       

 

Índice:

-Disciplina En La Asamblea, Pág. 1

-La Casa De Dios, V, Pág. 3

-La Doctrina de Salvación, Fe, III, Pág. 3

-¿Dónde Están Los Muertos? III, Pág. 4

-La Primera Asamblea, Santa, VIII, 5

-Distintivos Bautistas, VII, Pág. 7

-¿Qué Ha De Venir? V, Pág.

-¿Qué Ha de Venir? VI

-¿Qué Ha de Venir? VII

-¿Qué Ha de Venir? VIII

-¿Qué Ha de Venir? IX

-¿Qué Ha de Venir? Final

-Israel Y El Plan De Dios

-¿Será Reedificado el Templo?

-El Derecho de Israel a la Tierra

-El Futuro de Israel

 

Disciplina En La Asamblea

El significado de Disciplina

(Tomado de una obra por Walker y Gillentine)

Traducida por Dione Rivera Solís

La palabra “Disciplina” significa: (1) Regular la moral y el entrenamiento mental de acuerdo a reglas estrictas. (2) Desarrollar el carácter. (3) Hacer rendir estricta obediencia a las enseñanzas de la Palabra de Dios. (4) Dar un castigo por desobediencia.

La doctrina de la disciplina de la asamblea

La Doctrina de la asamblea está fundada en la categórica Palabra de Dios. De que eso es cierto, no puede haber duda. Jesús dijo a su asamblea: “....Todo lo que atares en la tierra será atado en los cielos, y  todo lo que desatares en la tierra, será desatado en los cielos” Mateo 16:19.  El escritor de este tratado tiene una urgencia en su corazón por ver que

todas las asambleas bautistas puedan hacer y realizar más por la causa de nuestro querido Maestro. Las Asambleas indisciplinadas son despojadas de su poder para observar efectivamente por el Señor, debido al pecado en sus integrantes. Con esto, ellas están disolviendo su relación con el Señor. Él no bendecirá a una asamblea en pecado. En su Palabra leemos: “....y al que sabe hacer lo bueno, y no lo hace, le es pecado” (Santiago 4:17). Una asamblea que no disciplina a sus miembros es ignorante o está desobedeciendo conscientemente la Palabra de Dios. Si Dios no hubiera dispuesto que sus asambleas ejercieran disciplina sobre sus miembros, Él no hubiera inspirado a Sus Escritores para que lo plasmaran en su Palabra.

La razón o sentido de la Disciplina en la Asamblea

Ofrecemos diferentes razones para la disciplina en la asamblea:

1. Ayudará a la asamblea a deshacerse de sus miembros no renovados. Por supuesto, ninguna asamblea debería, en realidad, tener miembros no renovados, sin embargo, muchas de ellas, tal vez la mayoría, tienen a algunas personas en su congregación que no son salvas. Ciertamente, una persona no salva no puede vivir una vida cristiana. Esta persona no tiene un trasfondo espiritual. Su vida está construida sobre la arena, no sobre la Roca Eterna de las Edades, Jesucristo, la única fuente verdadera de salvación. (1ra Corintios 3:11). Por lo tanto, ejercer estricta disciplina en la asamblea ayudará a mantener a ésta libre de este tipo de miembros.

2. Ayudará en la purificación de los errados Hijos de Dios en las asambleas. Les ayudará a arrepentirse de sus pecados y debilidades de la carne.

3. Será un constante recordatorio para la asamblea y el mundo, que la justicia de Dios en el juicio, encontrará a los inicuos en cualquier condición, estado o sociedad en la que busquen vivir.

4. Ayudará a aumentar la congregación entre aquellos que busquen un ambiente espiritual limpio, completo para vivir. Hay ocasiones en que algunas asambleas no ejercen su autoridad en materia de disciplina por miedo a ofender a alguien. En este punto razonemos un poco. ¿Qué hay de ofender a Dios y a su asamblea? ¿Es correcto ofender a su asamblea? ¿Debemos considerar los sentimientos personales de un individuo y negar nuestra responsabilidad sobre la disciplina de la asamblea? ¿O debemos hacer nuestra tarea ante Dios sin importar los sentimientos del individuo en la materia? ¿Piensa que debemos tener un mal compañerismo con tal de tener más miembros? El Señor dice, “Y no participéis en las obras infructuosas de las tinieblas, sino más bien reprendedlas” (Efesios 5:11).  Nosotros no somos responsables por la falta, pero somos responsables por asociarnos con quien las comete, cuando está en nuestro poder alejarnos de él. Dios no hace distinción entre las personas, y Él nos enseña en su palabra a no hacerlo, Santiago 2:1-4. Cuando un miembro sigue un camino equivocado, vive una existencia sin Dios, y trae el reproche sobre la asamblea, él debe ser tratado de acuerdo con las enseñanzas de la palabra de Dios. Esto se debe hacer sin importar  la posición económica o social de la persona. Cuando una asamblea logre tratar de esta manera a sus miembros, ganará la confianza y el respeto de todas las personas salvas dentro y fuera de la congregación. Por supuesto, la discreción y la prudencia siempre deben de ejercerse.

5. Los miembros débiles deben de ser ayudados. Muchas asambleas tienen miembros débiles que tienen miedo de ejercer la disciplina sobre ésta, tienen miedo de la crítica y la persecución. A estos miembros se les debe enseñar la verdad de la Palabra de Dios en el tema, y con esto, se volverán más fuertes. Muchas veces los miembros débiles, los cuales no están dispuestos a ayudar a ejercer la disciplina de la asamblea,  le dicen a la asamblea cómo debe ejercerse. Como regla, cuando llega el tiempo para trabajar, estos miembros no pueden ser hallados.

6. Se puede ayudar a los ignorantes espiritualmente.  Muchas veces las asambleas tienen como líderes a personas no salvas y con una mente carnal.  Una estricta disciplina de la asamblea será reprimenda e instructiva para ellos.  Tal liderazgo en muchas asambleas es probablemente la mayor de las razones por lo que no se tiene disciplina ahí.  Dios no bendecirá tal procedimiento no acorde a las escrituras en nada, no importa qué tan sinceras parezcan ser.  Dios sólo tiene el compromiso de mantener y bendecir Su Palabra.

La doctrina de la disciplina de las asambleas es tremendamente importante, como estarán de acuerdo todos los estudiantes de la Biblia.  De igual manera, todos los que entienden la condición prevaleciente de las asambleas estarán de acuerdo que muy pocos ejercen aunque sea un poco de disciplina. Que Dios ayude a Su gente a empezar a elevar el nivel de vida en nuestras asambleas, para que ellos no sean piedra de tropiezo para el mundo.

El diablo ha impuesto muchas cosas sobre las asambleas del Señor para robarles su influencia hacia el mundo de pecadores perdidos.  Muchas de nuestras asambleas tienen la maldición de contar con líderes mundanos y con pensamiento carnal.  Bajo tal liderazgo se cometen las más viles ofensas contra las asambleas y contra Dios y Su Palabra.  Estas ofensas viles se cometen en el nombre del Cristianismo. Estas cosas se han vuelto una ofensa en la presencia de Dios.  Debido a esto, muchas asambleas se han vuelto frías y desanimadas, indiferentes y sin responder a la verdad; éstas tienen una forma de la divinidad pero niegan el poder de tal, Pablo dijo, “Aléjense.”    Muchas asambleas se han alejado tanto por este camino tan amplio que permiten que Satanás se siente en ellas hoy.

En esta doctrina en particular, hemos pecado y algunos han llegado al punto de mostrar un terrible desprecio por la Palabra de Dios.  Tal desprecio por la instrucción divina es una evidencia contundente del éxodo del Señor de Sus asambleas y la entrada de Satanás a los asientos de liderazgo en muchas congregaciones en el nombre de Cristo.  Sin duda, estamos viviendo en los días de la época de la Asamblea de Laodicea de la que se habla en Apocalipsis 3:14-21.  Necesitamos dejar a un lado todas las costumbres, formas, tradiciones e ideas preconcebidas y opiniones propias, para entrar en el plan que está trazado en la Palabra de Dios.  Ciertamente, debemos obedecer a Dios antes que a los hombres. (Continuará)

 

La Casa De Dios, V

TEMA: Una Asamblea Estructurada

INTRO: En la milagrosa autorización de judíos y gentiles, Dios efectivamente unió Su casa para que judíos y gentiles Le sirvieran igualmente.  En Jesucristo, Dios había hecho de ambos uno solo, y ahora Él debía enseñarles que esta era una unión literal en cuerpos locales... no una unión mística, teórica.  Es la voluntad  de Dios que todos los creyentes trabajen unidos en asambleas... no divididos intrínsecamente en la mezcolanza de denominaciones cismáticas,  véase Juan 17:21, 23.

      Una asamblea es una reunión local.  Este nuevo tipo de casa estaba para tomar la forma de asambleas locales de creyentes sumergidos y obedientes.  La idea de que la asamblea de Dios está compuesta de toda persona salva en la "iglesia católica", otra en la "iglesia presbiteriana", y otra en la "iglesia metodista", y otra en la "iglesia bautista", o de personas salvas aquí y allá en todas las diferentes "iglesias" no es un concepto bíblico de la Asamblea de Dios.

      Dios autenticó una clase de asamblea, local en naturaleza, que incluya todo tipo de personas que crean en Él y que uniformemente obedezcan Su Palabra.  Él los edificó en cuerpos unificados locales como están ejemplificados en el Nuevo Testamento.  Este es la única clase de "casa" que Dios autenticó... la única clase de casa en la cual Dios morará.  Él no morará en ningún otro tipo de casa, Véase Efesios 2:11, 12.

      Aquí hay una descripción de la posición de los gentiles antes de la salvación.  Esto no significa que los gentiles no eran salvos antes de que Cristo viniera.  El A.T. abunda en ejemplos de gentiles salvos.  Ni antes, ni ahora, se ha predicado que la membresía en la casa de Dios tiene que ver con la salvación.

      Pablo simplemente quiso decir que como una clase de gente, los gentiles no eran parte de la "nación de Israel", la casa de Dios.  El Nombre de Dios nunca antes se había identificado con los gentiles.  Como una clase de personas sabían muy poco de las grandes promesas y pactos que Dios había hecho, incluyendo aquellas promesas concernientes a los gentiles.

      Pero ahora, en el formato de la casa de Dios esto cambiaría.  Los gentiles, como una clase, tenían ahora acceso a la casa de Dios, siendo autorizados como representantes oficiales de Su Nombre en la misma condición que los judíos como clase.  Pero para que esto funcionara, la regeneración era un requisito, véase Efesios 2:13-18

      Pablo aquí estaba discutiendo el trabajo de regeneración y reconciliación a través de la sangre de Jesucristo, y aunque estos grupos habían estado enemistados, todos debían reconciliarse.   Como Pablo muestra, la naturaleza regenerada es un prerrequisito esencial para la unión de diversos grupos en el cuerpo unificado, viviendo y trabajando juntos armónicamente en una comunidad unida, literal, visible en comunión en la familia de Dios, 1 Corintios capítulo 12.  Véase Efesios 2:19

      El principio es este: sobre la base de una naturaleza regenerada, el gentil puede llegar a ser "conciudadano" de la nueva casa que Jesucristo estableció.  Bajo el formato del A.T. de la casa de Dios, un gentil regenerado aún no podía, oficialmente, ser parte de la casa de Dios sin la circuncisión, pero ahora, por primera vez, Dios se propuso incluir  a los gentiles regenerados como representantes oficiales de Su Nombre, juntamente con los judíos regenerados, pero sólo si ambos se sometían a Jesucristo y a obediencia por medio de esta nueva institución que Dios había sancionado, como se estableció en otro lugar de la Escritura.  Pero, aparte de tal sumisión y obediencia, ninguna persona, regenerada o no regenerada, tenía parte en "la casa de Dios".

      Pablo no dice que la regeneración sola automáticamente nos hace parte de la asamblea, o la casa de Dios.  En una lectura casual, el lenguaje puede parecer que en este pasaje específico se presupone tal cosa.  Esto es porque Pablo estaba escribiendo a la asamblea de los Efesios... ellos ya eran creyentes.  Además, en la mente de los escritores del N.T., aquellos que no recibían inmersión y no se unían a congregaciones locales y a estar en sumisión a ellas y en obediencia a sus ordenanzas y enseñanzas no eran considerados regenerados o salvos.

      Esta era una asunción natural que cualquier persona regenerada podría seguirla y ser parte de la familia de Dios por medio de la obediencia a las ordenanzas y comunión en la asamblea.  Pablo no estaba escribiendo a creyentes independientes en general, sin a una asamblea local, y eso explica el lenguaje.

      Muchos creyentes han caído en un serio error concerniente a la naturaleza de la asamblea por falta de cuidado, y han intentado reinterpretar el resto de la Escritura a la luz de este error  y por esto tenemos el cisma y la división que vemos hoy.  Pero lo anterior es asumido por todas partes en el N.T. en la que el lápiz de inspiración no reconoce a ningún creyente aparte de la asamblea, excepto como un hermano en error... si es que hermano del todo.

      Jesucristo ordenó que si alguno no oyere a la asamblea: “...tenle por gentil y publicano...", Mateo 18:17.  Esto está de acuerdo con los antiguos principios que gobernaban a los miembros constituyentes de la casa de Dios: "...no haréis...cada uno lo que bien le parece...", Deuteronomio 12:8, 13, 14.

      Uzías es un ejemplo de esta presuntuosa actitud hacia la casa del Señor y los principios que la gobernaban, 2 Crónicas 26:16-21.  Él fue "excluido de la casa del Señor".  Todos aquellos que verdaderamente están en la casa del Señor son regenerados.  Pero, no se da el caso de que todos los que son regenerados son automáticamente parte de la casa del Señor.  Se requiere obediencia, Hechos 2:41, 42.  Dios no permitirá que, aún gente regenerada, represente Su Nombre oficialmente, a menos que también obedezcan Sus mandamientos.

      Más adelante, Pablo observa que aquellos gentiles regenerados, que se habían sometido a Jesucristo y a los principios de Su casa, estaban edificados en la fundación apostólica.  Como en Los Hechos, ellos "...perseveraban en la doctrina de los apóstoles...", 2:42.  Ellos estaban apta y apropiadamente "...unidos entre sí..."  Esta armazón forma una casa, una morada de Dios.  Nótese bien que están unidos entre sí, no separados entre sí.  La casa de Dios es una asamblea estructurada,  Efe. 2:20, 21.

 

La Doctrina De la Salvación, III

(Bancroft, Portavoz Evangélico)

TEMA: Fe

INTRO: La fe es el aspecto positivo de la verdadera conversión, el lado humano de la regeneración.  Mediante el arrepentimiento, el pecador se aleja del pecado; por la fe se dirige hacia Cristo.  Ambos son inseparables.  El arrepentimiento verdadero no puede existir aparte de la fe, ni la fe sin el arrepentimiento.

      Junto a la acción inicial de la fe salvadora, también hay otros aspectos del tema que merecen atención:

I. La importancia de la fe.

  1. Es esencial para una relación correcta con Dios, Heb. 11:6.  Esta relación se perdió a causa de la incredulidad, y sólo se puede volver a ganar a través de la fe. 

2. Es esencial como el requisito supremo en los tratos de Jesucristo con el hombre, como se ve en el caso de:

(1) La mujer sirofenicia, Mateo 15:21-28.  Esta mujer tenía constancia, pero Jesucristo alabó su fe.

(2) El centurión, Mateo 8:5-10.  Este hombre poseía un alto grado de humildad, pero Jesucristo se maravilló de su fe.

(3) Bartimeo, Marcos 10:46/52.  El ciego estaba encendido con el puro ardor de un anhelo inextinguible, pero Jesucristo lo curó sobre la base de su fe.

(4) El paralítico, Marcos 2:1-5.  Los cuatro que llevaban al paralítico mostraron gran ingenuidad y coraje, pero Jesucristo vio la fe de ellos.

3. Es esencial para salvar al hombre de la condenación y asegurarle su destino supremo, Juan 3:36; 16:8, 9; Apocalipsis 21:8.

4. Es esencial para una vida cristiana normal, Romanos 1:17; 2 Pedro 1:5-7.

5. Es esencial como fundamento en el "temple" (calidad o estado del genio y natural de cada individuo) del carácter y como el medio para una vida fructífera, 2 Ped 1:5-7.

6. Es esencial como la base de las tres gracias cardinales, 1 Corintios 13:13.

II. El significado de la fe.

1. Fe natural: la poseen todos.  Es esa confianza o creencia, que poseen todos en diferentes grados.  Es insuficiente para suplir las necesidades morales y espirituales del hombre o los requerimientos de Dios.

2. Fe espiritual: solamente la poseen los creyentes.  Es esa creencia o confianza que poseen las personas regeneradas en diferentes grados, la cual descansa sobre el conocimiento de Dios y Su voluntad, obtenido a través de la revelación y la experiencia personal.

(1) En relación con la salvación:

  A. Creyendo las Buenas Nuevas de Jesucristo, Romanos 1:16; 1 Juan 5:10, 11.

  B. Recibiendo al Cristo de las Buenas Nuevas, Juan 1:12.

(2) En relación con Dios. 

  A. Para creer a Dios o confiar en Su Palabra, Juan 5:24; Los Hechos 27:22-25; Romanos 4:3, 19-21.

  B. Creer en Dios o confiar en Él, 2 Crónicas 20:20; Salmo 37:3-5; Juan 14:1.

(3) En relación con la oración.  La fe, en relación con ella, es la aceptación de la provisión de Dios a través del cumplimiento de Sus promesas:

  A.  Seguridad en el poder de Dios para cumplir Su Palabra, Jeremías 32:17.

  B. Seguridad en la voluntad de Dios, tal como se revela en Su Palabra, Juan 15:7.

  C. Seguridad en la respuesta de Dios, tal como es prometida en Su Palabra, 1 Juan 5:14, 15.

(4) En relación con las obras.  La fe es la raíz y el árbol del cual las obras son el fruto.  No somos salvos por la fe y por las obras, sino por una fe que obra.

  A. Fe, la causa; obras, el efecto, Santiago 2:20-22; Romanos 4:1-12; 11:6.

  B. Fe, la proclama; obras, la evidencia, Santiago 2:14, 18; Efesios 2:8, 9.

(5) En relación con su poseedor: La fe debe ser consistente, debe ser la expresión de su vida interior. Comprende tres elementos:

  A. Intelectual, incluyendo el consentimiento de la mente, Romanos 10:14-17

  B. Emocional, incluyendo la respuesta del corazón, Romanos 10:9, 10.

  C. Volitivo, incluyendo el consentimiento de la voluntad, Juan 1:12.

  (A) Ni uno, ni dos de estos elementos son suficientes.  Los tres son necesarios para la posesión y la expresión de una fe genuina.  (Continuará)

 

¿Dónde Están Los Muertos? III

TEMA: La Revelación Bíblica de las Almas Salvas en el Paraíso Presente.

LECTURA: 2 Corintios 5:1-13

TEXTO: 2 Corintios 5:6-8.

INTRO: Poca gente piensa en la condición o destino del alma de los redimidos después de la muerte.  ¿Adónde van?  ¿Qué hacen? ¿Cómo son?

I. Hay una explicación clara dada en 2 Corintios 5:1-8.

1. Es una explicación aceptable porque Pablo usó la expresión "sabemos", en el v. 1.

(1) Gracias a Dios que para el creyente no hay dudas.  Son los maestros falsos, los que andan sin seguridad.

(2) Gracias a Dios que esta es una explicación dada por Dios, el Espíritu Santo, no las ideas de los hombres.

(3) Esta enseñanza no es una teoría, ¡es la verdad!

(4) Es una revelación directamente de Dios, en quien podemos confiar.

2. También es una explicación que revela lo que tendremos, v. 1. (1) Es segura porque la enseñanza bíblica es que este cuerpo carnal es provisional, Salmo 89:48a; 1 Corintios 15:53.

(2) Pablo explicó que este cuerpo provisional será desmantelado, disuelto, descompuesto, desagregado, desintegrado.

(3) Luego, Pablo escribió: "...tenemos un edificio de parte de Dios, una casa no hecha de manos..."   Otra vez tenemos seguridad... tenemos... no algo en el futuro, sino ahora mismo.  Es cierto que cada creyente, en el momento de morir, ya tiene una casa (habitación) para su alma en la presencia de Dios, una casa para usar hasta el tiempo de la resurrección de su cuerpo de la tumba.

3. Esta es una explicación con expectación, 2 Cor. 5: 2.  "..Y por esto (cuerpo carnal, provisional, temporal) también gemimos..."  El creyente tiene que sufrir en este cuerpo mortal.  Por eso debe ser el anhelo de cada creyente decir con Pablo: "...deseando ser revestidos de aquella nuestra habitación celestial...."   

4. Es una explicación que nos da seguridad, 2 Cor. 5:3 "...así seremos hallados vestidos.....", 1 Cor. 15:52, 54.

(1) Como Adán y Eva estaban vestidos con las túnicas que Dios proveyó, así los creyentes serán vestidos con la gloria de Dios mientras esperan la resurrección de su cuerpo de la tumba.

5. Es una explicación deseable, 2 Cor. 5:8.  Véase Filipenses 3:20, 21; Hebreos 11:12; 13:14.

(1) "...estar ausentes del cuerpo, y presentes al Señor...", véase Salmo 17:15; Mateo 25:21, 23; Juan 14:3; 17:24; 1 Tesalonicenses 4:17.

II. Siempre existe la pregunta: ¿Sería posible reconocerse uno y otro en el Tercer Cielo?  Dejemos que las Escrituras nos expliquen:

1. El testimonio de David, 2 Samuel 12:23.

2. El testimonio de los tres apóstoles, Mateo 17:1-4.

3. La explicación de Pablo, 1 Corintios 13:12.

4. La enseñanza de Jesucristo, Lucas 16:19-31.  (Continuará)

 

La Primera Asamblea: Santa, VIII

      La palabra "santo" usada en las Escrituras viene del griego HAGIOIS y quiere decir: poner aparte para un uso sagrado, hablando de lugares, cosas, o personas asociadas con el ministerio de Jesucristo, como en Mateo 4:5.

      Juan el Sumergista fue considerado un hombre "santo", Marcos 6:20.  Él preparó a doce hombres para el Señor y los enseñó como vivir una vida santa, separada.

      En Mateo 5:48 Jesucristo dijo: "...sed pues vosotros perfectos, como vuestro Padre...".  La palabra "perfecto" es TELEIOI y quiere decir: completo, entero.  No habla de una erradicación de vieja la naturaleza o de que el creyente pueda vivir sin pecar.  El Señor estaba hablando de la norma que Dios espera de Sus criaturas, Mateo 19:21; Efesios 4:13; Filipenses 3:15; Colosenses 1:28; 4:12; Hebreos 10:14; Santiago 1:4; 3:2

      La asamblea que Jesucristo fundó es llamada a ser "santa" y sesenta veces en el N.T. leemos que los creyentes son llamados "santos".  ¿Podemos decir esto con nuestra congregación?

I. La santidad tiene muchas caras:

1. No es una sola cualidad, como una actitud piadosa durante la oración, sino que la santidad involucra asuntos prácticos en la conducta cristiana diaria.

2. La prueba de que la asamblea es santa no es meramente una profesión exterior, sino una demostración por sus acciones.

3. Jesucristo enseñó a los que Le seguían a no estar enojado sin causa, Mateo 5:22. 

4. Él aplicó el Séptimo Mandamiento a la persona que mira con codicia, Mateo 5:28.

5. La santidad toca hasta las maldiciones, Mateo 5:33, 37.

6. Una "vida santa" requiere sumisión, Mateo 5:39.

7. Jesucristo demandó una cualidad alta de la santidad, Mateo 5:44, y aquella norma no ha sido abolida.

8. En Mateo 6:1 la santidad es practicada en las ofrendas, véase los versos 19, 21.

9. Aquella santidad guía el creyente a "...buscad primeramente el reino de Dios..." Mateo 6:33.

II. En contraste, los seres inmundos y la gente malvada se juntaron a decir a Jesucristo: "... ¿Qué tienes con nosotros, Hijo de Dios....?  Mateo 8:29.

1. Aquí podemos ver una diferencia entre los inmundos y los santos siendo que los santos construyen sus casas (vidas) sobre la Roca, Mateo 7:24-27 y cuando vienen las pruebas de esta vida, sus casas siguen sobre un fundamento sólido.

2. Es igual con el fundamento de una asamblea del Señor: debe ser sólido y sagrado, Mateo 16:18; 1 Pedro 2:6-8.

3. Los doce apóstoles recibieron poder para echar fuera espíritus inmundos; para sanar toda enfermedad y dolencia, Mateo 10:1.  Ellos usaron aquel poder como "una asamblea santa", bajo del control de una Cabeza Santa, el Señor Jesucristo.

4. Hoy no vemos nada de santidad entre los que profesan fe salvadora en Jesucristo.  Casi todos los "creyentes" viven exactamente como los incrédulos.

5. Jesucristo entró en aquel templo de Jerusalén y lo limpió de toda inmundicia, Juan 2:13-16.  ¡Hermanos, debemos hacer lo mismo hoy!

6. La santidad de una asamblea del Señor es vista en Juan 3:5 donde la palabra "agua" habla de la Palabra de Dios, Juan 4:10-15; 15:3.  Aquella "agua" no tiene nada que ver con un "bautismo".

7. Los miembros de la primera asamblea fueron "limpiados" por la Palabra predicada, Juan 15:3.  Hoy pocos creyentes leen las Escrituras, ni tampoco escuchan a la predicación.  ¡Con razón no hay santidad en ellos!

8. Jesucristo oró a Su Padre en Juan 17:17 "...santifícalos en tu verdad; Tu Palabra es verdad....". (Continuará)

 

Distintivos Bautistas, VII

TEMA: La Institución de la Asamblea en Tres Fases

(Por L. M. Branch, Bogard Press)

INTRO: Al usar las palabras "tres fases" no estamos hablando de tres clases de asamblea, o tres clases de fe, ni tres clases de sistemas religiosos.  Quiero decir que una vez que Jesucristo estableció Su EKKLESÍA:

(1) Él personalmente enseñó y dirigió a aquella asamblea hasta Su salida.

(2) Una vez que Él salió, el cuidado de la asamblea estaba en las manos de los apóstoles mientras que los Libros del N.T. se escribían.

(3) Una vez que las asambleas tuvieron su Libro de Instrucción no hubo necesidad de los Apóstoles.

      Ahora, los detalles:

I. La asamblea baja la dirección personal de su Fundador, Jesucristo:

1. Él, en Persona, enseñó a Su asamblea, Los Hechos 1:1, 2; Mateo 5:1-16.

2. Durante aquel tiempo la asamblea estuvo limitada a ministrar solamente a los judíos, Mateo 10:5-8.

3. Los "dones espirituales" (Mateo 10:8) fueron dados  solamente a los apóstoles y no iban a ser confundidos con la obra de la asamblea después de la muerte de los apóstoles.

4. Durante aquel tiempo todas de las peticiones fueron dirigidas directamente a Jesucristo, no como oramos hoy.  Ejemplos:

(1) Los apóstoles no tuvieron la necesidad de los "dones espirituales" ya que Jesucristo estaba con ellos.  Por eso los "dones" de 1 Corintios 12:4-11 no fueron dados hasta más tarde.

 (2) Ya que su ministerio fue a los judíos solamente, no había necesidad de hablar en otras lenguas.

5. Jesucristo prometió a Su asamblea que ella había de recibir la habilidad sobrenatural para proclamar las Buenas Nuevas al mundo entero, Juan 14:15-19, 25, 26; 16:5-13; Los Hechos 1:4-8.

II. La asamblea bajo de la dirección de los apóstoles y los "dones espirituales".

1.  Jesucristo puso a los apóstoles en Su asamblea para cuidarla y edificarla, una vez que Él salió.  Véase 1 Corintios 12:28.

2. Los apóstoles, con los dones espirituales que les habían sido dados, establecieron asambleas en muchas partes, Efesios 4:11-16.  Toda instrucción a las asambleas nuevas fue recibida de las bocas de los apóstoles.

3.  No como los así llamados "obispos" o "apóstoles" de hoy, 1 Cor. 16:1; 2 Tesalonicenses 3:6, 14.  Véase 1 Corintios 9:14, 15.   

4. Aquellos apóstoles fueron enseñados y probados por Jesucristo.  Fueron hombres fieles, Los Hechos 4:33.

5. Una vez que llegó el día de la fiesta judaica los apóstoles estaban listos para cumplir la Gran Comisión.

(1) Hubo unidad entre ellos, no era como hoy, Los Hechos 2:1.

(2) Vino como "un viento recio... el cual llenó toda la casa..." donde estaban los apóstoles, véase Los Hechos 1:26.

(3) "...y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego...".  Recuerde que esto pasó solamente con los once apóstoles, no con los 120 (Hechos 1:15) y claro, tampoco sobre la multitud en las calles.

(4) El Espíritu Santo dio a los doce, aquel día, la habilidad para predicar las Buenas Nuevas a la gran multitud que se había reunido en las calles alrededor de aquella casa. 

(5) Véase el resultado, Los Hechos 2:41.

III. Desde la muerte de los apóstoles, cada asamblea cristiana está obligada a obedecer la Palabra escrita, los 66 Libros de nuestra Biblia.

1. Todos los "dones espirituales" han sido eliminados con la excepción de "fe, esperanza, y amor", 1 Corintios 13:13.   Hay que estudiar bien los capítulos doce a catorce de 1 Corintios donde está la explicación del propósito de aquellos dones durante los primeros años de las asambleas.

2. Desde aquel tiempo (después de la muerte de los apóstoles) las Escrituras son para ser creídas, predicadas, enseñadas, y practicadas.  Son la única fuente de información para el creyente, 2 Timoteo 3:16, 17.  Véase bien 1 Juan 4:6; Romanos 16:17; 1 Timoteo 6:3-5; Juan 12:48;  Lucas 6:47-49; 1 Pedro 1:24, 25.

3. Si uno no acepta esta verdad por fe, sería imposible  creerla por ver una señal, etc, Mateo 12:38, 39.

4. el Señor Jesucristo dijo A Su EKKLESÍA en Mateo 28:20: "... enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado; y he aquí yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo (edad). Amén..."  (Continuará)

 

¿Qué Ha De Venir? V

TEMA: Dos Juicios Pavorosos

LECTURA: 2 Corintios 5:9-11

TEXTOS: Juan 5:22, 23; Romanos 2:12, 16.

INTRO: Poca gente considera que el Dios de la Creación es un Dios de justicia, Eclesiastés 3:17.  Dios es el Dueño del universo y cada ser humano pertenece a Él por creación.

      Sí, ¡Dios es un Dios de justicia!  Cuando Adán y Eva pecaron Dios los juzgó.  Cuando Caín pecó, Dios le juzgó. En los días de Noé cuando la gente pecó, Dios la juzgó.

      Siendo que Él es justo, tiene que administrar Su justicia, Sofonías 3:5.

      En este estudio vamos a tratar primero con el juicio del creyente, y después con el juicio del incrédulo.

I. El "Tribunal de Cristo" es un juicio que trata exclusivamente con creyentes y sucederá inmediatamente después del arrebatamiento, 1 Tesalonicenses 4:17.

1. Hay varios textos que hablan de aquel juicio, 1 Corintios 4:1-5; 2 Corintios 5:9-11; Romanos 14:10-13; 2 Timoteo 4:1; Mateo 25:14-30.

2. ¿Quién estará ahí? Cada creyente tiene que dar cuenta de su vida desde el día de su salvación hasta el día de su muerte, 2 Corintios 5:10.

3. En aquel día el creyente tendrá que dar cuenta de:

(1) Si ha recibido una inmersión correcta, bíblica por una asamblea de Jesucristo después de ser salvo.

(2) Si perteneció a una asamblea basada sobre el Nuevo Testamento o a una denominación hecha por los hombres.

(3) Qué cantidad dio de sus ingresos a la obra del Señor.

(4) Su trato con su propia familia, con sus vecinos.

(5) Qué tipo de testimonio presentó a los inconversos.

(6) Si cumplió con la Gran Comisión, etc. etc.

4. Hermano en Cristo Jesús: Durante la vida cristiana, cuando pecamos, tenemos la oportunidad de confesar aquellos pecados y recibir el perdón, 1 Juan 1:9. Pero los pecados no confesados serán revelados en aquel día de juicio.  ¡Qué horrible!  Por eso, no esperes, confiesa ahora tus pecados a Él.

5. El día de su salvación usted recibió el perdón de todos de los pecados cometidos antes.  Pero, desde aquel día usted es responsable de confesar sus pecados a Jesucristo y aceptar Su perdón.  En el juicio del Tribunal de Cristo el trato será con los pecados de comisión y de omisión durante su vida como creyente.

6. En aquel tribunal habrá recompensas recibidas y perdidas.  Muchos serán avergonzados, 1 Juan 2:28.  Muchos sufrirán pérdida de recompensas (no de salvación), 1 Corintios 2:10-15.

7. Aquellas recompensas son llamadas "coronas":

(1) De vida, Santiago 1:12; Apocalipsis 2:10.  Es dada a los que aman a Jesucristo.

(2) Incorruptible, 1 Corintios 9:24, 25, dada a los que tienen control de sí mismos.

(3) De regocijo, 1 Tesalonicenses 2:19, 20, para los que han testificado y han traído almas al Señor.

(4) De justicia, 2 Timoteo 4:6-8, dada a los que aman el regreso del Señor.

(5) De gloria, 1 Pedro 5:2-4, dada a los pastores fieles y a los que los sostienen.

II. Después de mil años del reino de Jesucristo sobre esta tierra, ha de venir el segundo juicio pavoroso, será el "juicio de todos juicios", el juicio final: Del Gran Trono Blanco.  Esto sucederá al final de los mil años del reino de Jesucristo sobre esta tierra, Apocalipsis 20:11-15 (Véase el estudio ¿Qué Ha de Venir? VIII adelante)

1. ¿Quién estará?  1 Corintios 6:9, 10; Apo. 21:8.

2. ¿Cuáles son los eventos?  Será el juicio final de todos los incrédulos.  Se basará sobre sus obras malas hechas durante su vida terrenal y el castigo será el que cada incrédulo merece.  Todos irán a Lago de Fuego, pero habrá diferentes grados de castigo allá.

3. En Juan 5:26-29 Jesucristo dijo que aquel juicio será como "....la resurrección de condenación...." (Continuará)

 

¿Qué Ha De Venir?

TEMA: La Batalla de Armagedón

INTRO: La palabra es "Har-Megiddon" = "har= una cuesta conocida en el A.T. como MEGUIDO, Jueces 5:19; 2 Reyes 23:29, etc. y significa "Monte de Meguido" y se encuentra solamente una vez en el N.T., Apo. 16:16 como el campo de la batalla final entre las fuerzas del bien y del mal.  Aquel monte está en el borde sur de la llanura de Esdrelón, Galilea, en la tierra de Israel y fue escenario de muchas batallas en la historia de la nación de Israel.

      El término usado para "batalla" en referencia a Armagedón puede ser usado para una compaña militar o una serie de batallas.  Las Escrituras dicen que los ejércitos de los enemigos de los judíos de todas partes del mundo vendrán contra Israel en aquel día.

I. Armagedón, el sitio de la batalla de todas las batallas en el futuro.

1. Según el A.T. las naciones enemigas de los judíos aparentemente entenderán que están peleando contra Yavé, el Creador del universo, y Su Hijo, Jesucristo el Mesías y harán sus planes  para derrotarlos.

2. Pero hay que leer en Joel 3:9-17, que el juicio de Dios ha de caer sobre todos de los ejércitos de los enemigos.

II. La Batalla de Armagedón cumplirá el propósito de Dios en aquel día.

1. Los ejércitos de los enemigos serán "castigados", Isaías 26:21; "destruidos", Zacarías 12:9; "pisados", Jeremías 25:30.  Véase Apocalipsis 19:15.

(1) Los habitantes del mundo entero estarán esperando aquel juicio eventual de Dios.  Nada escapará a Su juicio justo.

(2) Jeremías preguntó: "... ¿por qué prospera el camino de los impíos?..."  (12:1)  La Batalla de Armagedón contestará aquella pregunta, Sofonías 1:14-18.

2. En aquel día aun los rebeldes entre los judíos serán cortados, Ezequiel 20:37, 38.  En aquel día muchos de los judíos no responderán a la invitación de Dios y dos terceras partes perderán sus vidas y sus almas, Zacarías 13:8.

3. En aquel tiempo Dios castigará a Su pueblo (los judíos), Jeremías 30:11; Zacarías 13:9; Ezequiel 20:33-38.

(1) Dios usará Su ira para motivar a los judíos a arrepentirse y confiar en el Mesías como Salvador.  Dos cosas:

  A. Jerusalén será tomada y destruida, Zacarías 14:1, 2.  Hay dos ocasiones en las cuales Dios trae a los judíos a la Tierra Prometida: (1) En el pasado con Moisés en incredulidad; (2) En el futuro, en arrepentimiento y fe.  Esta "segunda" ha de ocurrir en el "Día de Yavé" (la Batalla de Armagedón).  Hoy los judíos viven en su tierra en incredulidad y la ciudad de Jerusalén tiene que caer bajo las manos de sus enemigos. (Esto podía ser muy pronto).

  B. Un "resto" (remanente) de los judíos ha de escapar de aquella destrucción, Zacarías 14:2b.

4. Aquella batalla llevará a la nación de Israel a arrepentirse, Zac. 12:10,; Ezeq.20:41-44;  36:24-38; 39:21-29.

5. Cuando aquella batalla de Armagedón termine los escogidos de los judíos van a recibir a Jesús como su Mesías.

6. Terminando aquella batalla todos los enemigos de Dios serán vencidos:

(1) El diablo (Satanás) será atado por mil años, Apocalipsis 20:1-3.

(2) El anticristo (aquel ser humano) y el profeta falso (otro ser humano) será lanzado en el Lago de Fuego, Apocalipsis 19:20.

(3) Los reyes (líderes de las naciones) y sus ejércitos serán destruidos, Apocalipsis 19:19- 21.

(4) Babilonia (un símbolo de oposición a Dios) será destruida, Apocalipsis 18:1-3, 20, 21.

III. La Batalla de Armagedón terminará el plan de Dios en lo que respecta a Su Hijo.

1. La Persona más prominente en aquella batalla será nuestro Señor, Apocalipsis 19:11-16.   

2. En aquel día, será cumplida la promesa que Él hizo en Mateo 24:29, 30.

3. En aquella hora todo el castigo contra Sus enemigos será cumplido, Apo. Apocalipsis 14:14-20; Rev. 14:14-20; 19:11-16; Isaías 34:1-8; 63:1-6.

(1) Jesucristo ha de venir primero a la ciudad de Bosra (ciudad principal de Jordán hoy día) donde los judíos piadosos han de estar.  Su protección está garantizada, Zacarías 12:7, 8.

4. Aquel día cuando Jesucristo llegue y ponga Sus pies sobre el Monte de los Olivos, será el principio de Su Reino de Mil Años.

 

¿Qué Ha de Venir? VII.

TEMA: El Milenio

INTRO: Milenio = espacio de mil años. La palabra alude al reino terrenal de Jesucristo sobre esta tierra en el futuro por mil años.  Actualmente el uso del término se encuentra solamente en Apocalipsis 20:1-10, pero el A.T. está lleno de referencias a tal evento.

      Hay cuatro enseñanzas con relación al milenio que cada creyente debe entender:

I. Hay mucha gente en las "iglesias" que dicen que no ha de ser  tal cosa.

1. Dicen que el "reino" es el período largo entre el nacimiento de Jesucristo hasta Su regreso, o sea es de hoy, la edad de la asamblea, o de la gracia de Dios.

2. Dicen que la atadura de Satanás (Apo. 20) sucedió en el pasado y que él no puede frustrar el progreso del evangelio.

3. Dicen que Jesucristo ahora reina sobre las almas de los creyentes que están en Su presencia en el Tercer Cielo y que todas de las promesas dadas a la nación de Israel y no cumplidas o han sido enajenados por falta de obediencia, serán cumplidas en las "iglesias".

II. Hay otros cristianos que creen que la venida del Señor ha de ser después del milenio, que el mundo entero será convertido y que vendrán mil años de paz y justicia, entonces el Señor ha de venir por Segunda vez.

1. Creen que el mundo está  mejorándose año tras año, que eventualmente habrá más gente salva que perdida y que Dios no tiene ningún propósito con Israel, que no debe haber distinción entre los judíos y la asamblea.

Nota: Esta vista no es muy popular en el año presente de 2003.  Antes, sí.

III. Hay unos que enseñan que el Señor ha de venir, sí, antes de los mil años, pero que todas las promesas dadas a los judíos ya son cumplidas en la asamblea y que Jesucristo ha de reinar sobre esta tierra por los mil años.

IV. Luego, están los que creen que Dios trata con el mundo en dispensaciones (un lapso de duración variable, durante el cual Dios trata con el hombre de una manera particular, tocante el pecado y la responsabilidad humana, que las Escrituras en el A.T. deben ser entendidas en forma literal, y que todas las promesas dadas a la Nación de Israel han de cumplirse un día.  Que ahora estamos en un período de tiempo entre la oferta del Mesías para establecer Su reino con los judíos, pero ellos Le rechazaron, también rechazaron Su Venida en el futuro. Según este punto de vista, Dios no ha terminado Su trato con la nación de Israel y Sus promesas serán cumplidas en el futuro, durante los mil años, y que los gentiles recibirán muchas bendiciones durante aquel tiempo.

 Para determinar cual de los cuatro puntos de  vista es más consistente con las Escrituras, necesitamos observar siete cosas acerca del milenio:

1. Será un tiempo cuando Dios Mismo, por medio de Su Hijo, será el Gobernador sobre toda la tierra.  En un sentido ya Dios es el Gobernador, Salmo 103:19, pero no directamente, siendo que el mundo está bajo del dominio de Satanás desde el día de la caída de Adán.

2. Qué Jesucristo Mismo será el Rey en persona. Unos dicen que ahora Él es el Rey en la vida del creyente, pero nótese bien lo que dice Zacarías 14:9. Véase Daniel 7:13, 14; Jeremías 23:5, 6; Isaías 9:6, 7; Apocalipsis 11:15.

3. Los mil años será el tiempo cuando todos los creyentes reinarán con el Señor aquí en la tierra, Apocalipsis 20:4-6; Daniel 12:2, 3; 2 Timoteo 2:12; Mateo 25:21, 23.

4. Durante aquellos mil años el diablo no puede obrar siendo que él será atado, Apocalipsis 20:1-3.

(1) Por mil años ha de haber una sociedad perfecta, Isaías 65:18-25.

(2) No ha de haber guerras, Isaías 2:4.

(3) Ni injusticia, Isaías 11:3-5; 42:1-4.

5. Será cuando Dios va a quitar la maldición de esta tierra. Cuando Satanás engañó a Adán en el Edén, vino la maldición.  Será quitada durante el reino de los mil años, Romanos 8:20, 21.

(1) Toda de la tierra será cambiada, Isaías 32:14, 15.

(2) Ha de haber cambio en el fruto, Isaías 4:2.

(3) He de haber un cambio en los animales, Isaías 11:6-9.

(4) Ha de haber un cambio en la luz del sol y de la luna, Isaías 30:26; 60:19, 20.

(5) Ha de haber un cambio físico, Isaías 35:5, 6.

(6) Ha de haber un cambio en las emociones, Isaías 35:10.

6. Los mil años serán tiempo de adoración universal a Yavé, Isaías 66:23.

(1) Jerusalén será el centro de adoración, Isaías 2:1-3.

(2) Un templo será construido, Ezequiel caps. 40 a 38.

(3)  Los días festivos del A.T. serán celebrados, Ezequiel 45:21.

(4) Serán ofrecidos Sacrificios (no para el perdón de pecados sino para expresar la fe), Ezequiel 43:18.

7. Pero, como todas las "dispensaciones" la de los mil años terminará con una demostración de la naturaleza adámica del hombre caído.   Miles de seres humanos nacerán durante aquellos mil años a los padres que entrarán siendo salvos durante los siete años de la Gran Tribulación, todos nacidos en depravación, como nosotros.  Cuando Satanás será suelto por un tiempo breve, aquellos, no convertidos, van a rebelarse contra Yavé, Apocalipsis 20:7-10; 21:8; 22:15.

Conclusión: Así veremos que la necesidad del pecador no es "un nuevo mundo" sino una "naturaleza regenerada" para pasar la eternidad con las bendiciones de Dios.

 

¿Qué Ha de Venir? VIII

TEMA: La Segunda Resurrección y el Juicio Final

TEXTO: Apocalipsis 20:1-15

INTRO: Por miles de años la misericordia de Dios ha sido demostrada a la raza humana. Pero el "día de justicia" ha de llegar.  El Dios de la misericordia tiene que ser el Dios de justicia, o no puede ser Dios.

      Con la terminación de la prueba, los resultados de la conducta humana estarán completos, y la justicia del juicio de Dios será manifestada, Apocalipsis 20:11-15.

I. El Gran Trono Blanco, un símbolo de la justicia que ha de suceder.  Aunque horrible será aquel día al pecador, los resultados serán justos.

1.  El Juez, Juan 5:22. 

2. Los sujetos, todos incrédulos desde Caín en adelante. 

3. La evidencia, Apo. 20:12 "...los libros..."  Cada acto contrario a Dios ha sido grabado.

4. La pena, Apo. 20: 12 "...y fueron juzgado los muertos por las cosas que estaban escritas.....según sus obras...."

5. Cada cuerpo perdido en el mar, cada cuerpo de la tumba (muerte), con sus almas en el Seol-Hades será entregado ante el Gran Trono Blanco para recibir su sentencia, v. 13.

6.  Los cuerpos de la tumba y del mar con sus almas del Seol-Hades fueron lanzados al Lago de Fuego, v. 14.

7. "La Segunda Muerte", Apo. 20:14b.  Véase Romanos 6:23a.; Apocalipsis 21:8.

8. "El Lago de Fuego", el "infierno" final. El lugar de castigo eterno para todos incrédulos, angélicos o humanos.  Véase Mateo 13:40-42; 25:41; Marcos 9:43-48; etc.

 

¿Qué Ha de Venir? IX

TEMA: La Purificación De La Superficie De Esta Tierra

TEXTO: Apocalipsis 21:1

INTRO: Si acepta la interpretación literal de las Escrituras entenderá un día que la superficie de este globo será purificada por fuego, Isaías 51:6; Marcos 13:31 (la atmósfera y la superficie ya que este mundo no tendrá fin); 2 Pedro 3:10.

      En aquel día tendremos un atmósfera limpia y un superficie limpia para el uso de los redimidos durante la eternidad futura, Isaías 65:17; 2 Pedro 3:13; Apo. 21:1, 5.

      Debemos entender que esta tierra, globo, no será aniquilada, Eclesiastés 1:4; Salmo 119:90; 125:1.  ¡Ten cuidado  de no interpretar pasajes figurados a fin de tener conflicto con pasajes literales!   Véase 1 Corintios 7:31 ("orden", apariencia, condiciones externas, sistema económico, las obras hechas por los hombres).  Sí, un día la superficie de este globo será cambiada y hecha bella como en el principio, 1 Juan 2:16, 17a; 2 Pedro 3:5-7.

      Pedro explicó que el "mundo" (el sistema económico, las obras hechas por los hombres) fue destruido por agua en el pasado (en los días de Noé) y será destruido en el futuro.

I. ¿Cuándo será aquella purificación?

1. No será el tiempo cuando Jesucristo venga CON los redimidos (después de los siete años de Gran Tribulación) para establecer Su reino de mil años.  Pablo habla de "...llama de fuego...." en 2 Tesalonicenses 1:6-10.  Aquel fuego ha de destruir a los enemigos de Jesucristo es  término figurativo, no literal.  Jeremías 4:4; 5:14; Lamentaciones 2:3, 4; Amos 5:6; Nahum 1:6.

2. Es muy evidente que 2 Tesalonicenses 1:6-10 habla del juicio del Señor en Su regreso con Sus redimidos para establecer Su reino, y en el principio Él ha de juzgar a los individuos de todas de las naciones de su trato con los judíos durante los siete años de tribulación, Mateo 25:31-46. Los sujetos son gentiles (de las naciones) y habrá tres clases: "ovejas" (gentiles redimidos); "cabritos", (gentiles incrédulos);  y "hermanos" (los judíos).  El juicio es para ver como los gentiles trataron a los judíos durante los siete años de la Gran Tribulación.   Este juicio de las personas (de las naciones) debe ser distinguido de:

(1) El Juicio del Tribunal de Cristo, 2 Corintios 5:10, que es un juicio de las obras hechas por los creyentes y no tiene nada que ver con el pecado.

(2) El Juicio de la Nación de Israel, Ezequiel 20:33-38, un juicio para ver quien de los judíos va a entrar en el reino de mil años.

(3) El Juicio del Gran Trono Blanco, Apocalipsis 20:11-15, para determinar el grado de castigo en el Lago de Fuego de los incrédulos.

II. Las Escrituras hacen claro que una vez que Jesucristo establezca Su reino de mil años, el Juicio de las naciones ocurrirá.  Que los judíos redimidos serán recogidos de todas partes del mundo y plantados en su propia tierra, Israel, durante los mil años.

III. ¿Cuándo será aquella purificación de este globo por el fuego?, Malaquías 3:1-4.

1. No hay detalles de aquel evento.  No sabemos donde estarán los redimidos de todas las edades durante aquella purificación.  En los días de Noé cuando vino aquel juicio los redimidos estaban en la seguridad del Arca (Jesucristo)

2. Pero sabemos que la Palabra dice que este globo y esta atmósfera serán purificados  de todo efecto de pecado y serán librados de la maldición, Romanos 8:19-25.

 

¿Qué Ha De Venir? final

TEMA: Esta Tierra Renovada Será el "Cielo", la Habitación Eterna de los Redimidos.

INTRO: Hablamos mucho del "cielo" como el destino final de los redimidos, pero ¿Dónde estará aquella habitación final?  El objeto de esta lección es  revelar claramente aquella habitación eterna, véase Juan 14:2, 3.  Aquí aprendemos tres cosas: (1) Es un lugar, no una condición; (2) Cuando el Señor habló de aquel lugar todavía no estaba preparado; (3) Será un lugar muy especial ya que será la habitación del Señor.

      Para preparar tal lugar Él tuvo que salir de esta tierra, una vez que Él ha hecho provisión para proveer salvación a los elegidos.

      Recuerde que las almas en el Tercer Cielo no tienen cuerpos, todavía están en la tumba.  En el "cielo final" todos los redimidos tendrán sus cuerpos resucitados.

I. ¿Dónde estará aquella habitación final de los redimidos? Será esta tierra, globo, renovada porque está prefigurado en el A.T.

1. El Jardín de Edén, con su Árbol de la Vida, con la presencia de Yavé el Creador fue un tipo, símbolo del lugar final de los redimidos durante la eternidad futura.

2. Esta tierra, después del diluvio, hecha limpia y perfecta para Noé y su familia, otro tipo, símbolo.

3. La Tierra de la Promesa, Canaán, lleno de leche y miel, dada a los judíos, quienes no tuvieron que trabajar ni comprar.

4. La "restauración parcial" por parte de Jesucristo de esta tierra durante los mil años de Su reino personal.

II. Leyendo al Profeta Isaías uno puede entender acerca del "hogar" que Dios ha de dar a los judíos durante Su reino de mil años, antes que la maldición sea quitada:

1. Isaías 65:17-25 es una descripción del reino de los mil años lo cual es preliminar (introductoria, preparatoria) a la atmósfera nueva y a la superficie nueva de esta tierra, versículo 17.

2. Isaías 66:22-24 donde dice que la nación de Israel tendrá una existencia que nunca terminará comenzando con el reinado de Jesucristo.

3. Y en Isaías 4:2-6 leemos de la renovación de la nación de Israel.  Todo de esto ha de suceder antes de la creación del nuevo cielo y la nueva tierra, cuando toda la maldad será eliminada.

III. Hemos visto lo "típico" lo "simbólico" de aquel lugar, ahora vamos a considerar las enseñanzas positivas de la Palabra que habla acerca de aquel lugar que será la habitación eterna de los redimidos:

1. Salmo 37:9b,"... Porque los malignos serán destruidos,

Pero los que esperan en Jehová, ellos heredarán la tierra..."

2. Salmo 37:11a, "...Pero los mansos heredarán la tierra,

Y se recrearán con abundancia de paz..."

3. Salmo 37:22a, "...Porque los benditos de él heredarán la tierra; Y los malditos de él serán destruidos..."

(1) Estos tres textos hablan solamente de un lugar donde habrá justicia.  Hoy la maldad y los malos todavía están.  Los redimidos son gobernados por los impíos y tienen que pagar impuestos para sostener la maldad de los incrédulos.

4. Salmo 37:29 "...Los justos heredarán la tierra, Y vivirán para siempre sobre ella..."

IV. Nótese lo que Jesucristo dijo del lugar: Mateo 5:5;    "...Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad...."  2 Pedro 3:13; Apo. 21:1.

1. En aquel "lugar" ni la atmósfera ni la superficie serán como son hoy bajo  la maldición, Génesis 3:16-19; Apocalipsis 21:5.

2.  ¿Por qué la promesa de tal cambio si esta superficie no será usada en el futuro?  ¡Porque será usada!, Apo. 21:3.

3. El capítulo 21 de Apocalipsis habla de las cosas en el futuro... el juicio del Gran Trono Blanco habrá pasado (20:11-15).  La atmósfera y la superficie habrán sido renovadas y por primera vez, desde la caída de Adán, esta tierra habrá de ser librada de todo pecado, y de todos los pecadores.

(1) En aquel día la obra de redención de Jesucristo habrá sido consumada, todos Sus enemigos habrán sido destruidos, la raza caída habrá sido restaurada.  Jesucristo, según las estipulaciones del pacto eterno hecho con Dios el Padre, ha de abrogar, revocar, anular todo gobierno, toda autoridad, todo poder, y habrá de entregar Su reino, que le fue dado a Él (Mateo 28:18) a Dios el Padre, 1 Corintios 15:24-28.

Conclusión: Hermanos, es mi convicción, basada sobre las Escrituras, que Jesucristo no solamente redimirá   esta tierra de la maldición causada por la caída, pero Él habrá de redimir a cierto número de los caídos de la raza humana para poblar esta tierra renovada, ni uno más, ni uno menos, por la eternidad futura. (Fin de estos estudios)

 

Israel Y El Plan De Dios, I

(Tomado del libro escrito por David Hocking)

INTRO: Los eventos del mundo y la incertidumbre del futuro han puesto a aquella pequeña nación en prominencia.  Según las Escrituras Israel jugará una papel prominente en el plan profético de Dios.  En estos estudios veremos lo que las Escrituras dicen de tal nación de su pasado, presente y futuro.   Dios no ha terminado con Israel y todas las promesas dadas en el A.T. un día serán cumplidas.  Según las Escrituras Dios tiene que hacer cinco cosas con aquella nación:

 I. Su plan incluye Su pacto, el convenio hecho con Abraham, Isaac, y Jacobo.  Son incondicionales (no pueden cambiar)

1. El pacto con Abraham, Génesis 12:1-3; luego Génesis 15:18 (véase el contexto); 17:19.

2. Que la nación de Israel será superior a cualquier nación, Deuteronomio 7:6-8. Salmo 78:67-71.

3. Su pacto incluye Su compasión a los judíos, Lamentaciones 3:22.24, 31-33, 40, 41.

4. Incluye su promesa de restaurar Israel a su Tierra de la Promesa.  Ezequiel 37:11-14, 24-28;  39:21-29; Amos 9:14, 15; Isaías 62:1-5. La nación verá problemas grandes, hasta  ser casi destruida, pero Jesucristo ha de regresar y salvarla.

5. Su plan incluye Su promesa de redimirla.  Mire  las promesas que Él ha hecho: Isaías 53:1-6, 11; 59:20; Zacarías 12:10; 13:1; Romanos 11:25, 26.  Por Su gracia Él salvó los gentiles hoy y por Su gracia Él ha de salvar un remanente de la nación de Israel.

 

¿Será Reedificado El Templo En Jerusalén?  II

INTRO: Para entender lo que las Escrituras dicen del templo, necesitamos observar su desarrollo en el pasado y ver cuatro cosas:

I. La presencia de los templos en el pasado.

1. El templo de Salomón. Por años, los judíos estaban viajando y Dios les dio un "Tabernáculo", una tienda portátil que servía como su lugar de adoración.  Al final ellos llegaron a Silo y allá se quedaron.  David quiso construir un templo de material pero Dios no le permitió ya que él era varón de guerra, y más tarde su hijo, Salomón lo hizo, 480 años después de la salida de Egipto.  Tomó siete años para su construcción y fue destruido por Nabucodonosor en el año 586 antes de Cristo (2 Crónicas 36:17-21)

2. Después de la cautividad, los judíos comenzaron a regresar a su tierra (2 Crónicas 36:22,23; Esdras 1; Hageo 2:1-9) y Dios les mandó a construir otro templo, pero pensaron primero en sus propias casas y olvidaron de la casa de Dios. Al fin edificaron un lugar inferior.

3. el templo de Herodes fue construido en el mismo sitio, durante el ministerio del Señor, tomando 46 años para edificarlo y fue destruido por Tito en el año 70, como Jesucristo había dicho, y no será reedificado hasta que "los tiempos de los gentiles sean cumplidos" (Los "tiempos de los gentiles" comenzaron con el cautiverio de Judá bajo Nabucodonosor, 2 Crónicas 36:1-21, tiempo desde el cual Jerusalén ha estado bajo el dominio gentil).

II. La posibilidad de la construcción de un templo durante los siete años de tribulación.

1. Hay rumores saliendo de Jerusalén de que tienen el material para construir un templo.  Hay mucha discusión entre los judíos.

2. Según las Escrituras ha de ser un templo en existencia durante los años de la Gran Tribulación, quizás construido antes del principio, quizás construido durante los primeros años.  Pero hasta esta fecha (2003) no hay un templo en Jerusalén.

3. La promesa de un templo durante los mil años del reino de Jesucristo.

(1) Los profetas dijeron que el Mesías habría de construir aquel templo, Zacarías 15:16-21; Hageo 2:7-9; Joel 3:18; Isaías 2:1-5; 56; 7; 60:12-13.  Será mayor, más bello que el de Salomón.

(2) Ha de ser el sacerdocio durante los mil años y ellos necesitarán un templo para ofrecer sus sacrificios.

(3) Los planes para tal templo están dados en Ezequiel capítulos 40 a 48.

III. ¿Qué propósito habrá para tener un templo durante el reino milenial?

1. Un lugar donde Dios ha de manifestar Su gloria, Hageo 2:7, 9; Ezequiel 43:4, 5; 44:4.

2. Un lugar donde los creyentes adorarán al Salvador.

3. Un lugar desde donde el Mesías reinará el mundo entero como Profeta, Sacerdote y Rey.

Conclusión: Hermanos, estas cosas van a suceder, quizá pronto.

 

El Derecho de Israel a la Tierra, III

INTRO: Dios habló con claridad de la tierra llamada "Palestina".  Por eso, eventualmente, aquella tierra será posesión de los judíos:

1. Aquella tierra pertenece a Dios, Levítico 25:23.

2. Fue dada por Dios a los descendientes de Abraham, Génesis 12:7; 13:15; 15:18.

3. Fue dada en base a un "pacto incondicional" de Dios  mismo, Génesis 17:7, 8; Deuteronomio 7:7-9; Salmo 89:30-37.

4. La tierra fue dada a los descendientes de Isaac, no de Ismael, Génesis 17:18, 19; Hebreos 11:18.

5. Abraham dio aquella tierra a su hijo, por parte de Sara, Génesis 25:5, 6; 26:3.

6. La tierra fue dada a los descendientes de Jacob, no a los de Esaú, Génesis 28:1-4, 13-15; 35:9-15; 46:1-4; 48:1-4.

7. Dios continúa llamando la atención a la nación de Israel hacia Su pacto hecho con ellos durante su tiempo en Egipto y en el desierto, Éxodo 3:6-8, 15-17; 6:1-8, etc.

8. Dios mandó los judíos a tomar aquella tierra de sus enemigos. Deuteronomio 1:8, etc.

9. El pecado de los judíos y su cautiverio no cambió su derecho divino a la tierra, Levítico 26:40-46; Deuteronomio 30:1-5, etc.

10. La promesa de Dios a Israel de que ellos tendrían aquélla tierra es tan cierta como el orden del universo, Jeremías 31:35-37.

11. El nombre de aquella tierra no es Palestina, sino Israel, Ezequiel 37:11, 12; Mateo 2:21.

12. La restauración completa de los judíos a su tierra Israel con paz y seguridad tiene que esperar al regreso del Señor Jesucristo, el Mesías. Zacarías 13:1; 14:3, 4; Jeremías 31:34-34; Isaías 59:20, 21; Ezequiel 39:25:29; Salmo 122:6-9.

Conclusión: Hasta el regreso del Señor los judíos no tendrán paz ni la posesión de su tierra. (Continuará) 

 

El Futuro de Israel, IV

INTRO: En Mateo 24 Jesucristo dijo que aquel templo (De Herodes) sería destruido y les avisó a Sus discípulos que habían de venir guerras, etc.  En este texto el Señor estaba hablando a la Nación de Israel, no a Su asamblea.  Hay seis cosas:

1. Israel sobrevivirá a todos los ataques contra ella.  Hoy muchas naciones están contra Israel, pero véase Mateo 24:21,22; Amos 9:13-15; Jeremías 31:35-37.

2.  Ella sufrirá muchos de los ataques de Satanás, Ezequiel 38:14-23; Daniel 11:40-45; Zacarías 13:8, 9; 14:1, 2, Apocalipsis 12:13-17.

3. Ella ha de firmar un pacto de paz que será roto, Daniel 9:24-27.

4. Israel será salvo de sus pecados, Jeremías 312:31-34; Zacarías 13:1; Romanos 11:25-27.

5. Ella ha de regresar a su Mesías, Zacarías 12:10; 14:3-9. Isaías 59:20; 60:3.

6. Israel va a compartir su tierra y sus bendiciones a todas de las naciones, Isaías 19:23-25; Zacarías 14:9, 16. (Estos estudios continuarán)

 

Tetragrama
      Se denomina tetragrama, que en griego significa "cuatro letras", a la palabra formada por las cuatro consonantes hebreas hwhy (de derecha a izquierda, yod, he, waw, he) que forman el nombre de Dios (Exo. 6:3). Aparece completo cerca de 5300 veces en el A.T., y 1500 veces en forma abreviada. En español, el tetragrama equivale aproximadamente a YHWH. Saber cómo se pronunciaba este nombre es difícil porque el hebreo carece de letras vocales y los judíos hace tiempo dejaron de pronunciarlo por temor a "tomar en vano" el nombre divino (vea Exo. 20:7). Ya en la era cristiana empleaban circunloquios como "el cielo" o "el trono" o "el nombre" o "el santo", para referirse a Dios. Probablemente se decía "Yavé" ( Encyclopedia Judaica 7:680). La forma Jehová, común en nuestras versiones modernas, proviene de una confusión. Cuando los judíos leían la Biblia en voz alta, donde decía YHWH pronunciaban por respeto Adonai
, nuestro Señor. En la Edad Media adoptaron un sistema de puntos que indicaban las vocales, y colocaron debajo del tetragrama las vocales de Adonai que, leídas como propias del tetragrama, suenan como "Jehová". Cuando se realizaron las primeras versiones de la Biblia a partir de manuscritos hebreos, los traductores cristianos introdujeron este extraño nombre híbrido en el uso de la Iglesia.

     

Esta revista es enviada gratis cada mes.  Es una obra de amor por parte de James Alvino Nelson y su esposa Janet Eva, quienes son miembros de la Asamblea Bautista "El Mesías" de Wichita, Kansas, EE.UU.  El corrector de pruebas es Enrique Frías Ramos.

Hojas de Oro, 304 Westfall Street, Beverly, Kansas 67423 EE. UU.   (Avión)    jnel@twinvalley.net